Historia del S-21 SS-126 - Historia

Historia del S-21 SS-126 - Historia

Vuela-Salto-21 SS-126

Vuela-Salto-21

(SS-126: dp. 854 (surf.) 1,062 (subm.), 1. 219'3 "b. 20'8"; dr. 15'11 "s. Li.5 k. (Surf.), 11 k. (subm.) cpl. 42; a. 4 21 "tt. 1 4"; cl. S-1)

El S-21 (SS-126) fue establecido el 19 de diciembre de 1918 por la Corporación de Construcción Naval de Bethlehem, Quincy, Massachusetts, lanzado el 18 de agosto de 1920; patrocinado por la Sra. Thomas Baxter; y comisionado el 24 de agosto de 1921, el teniente R. P. Luker al mando.

Después de las operaciones desde New London Conn., El S-21 fue dado de baja y devuelto a su constructor el 31 de marzo de 1922. Después de ser readquirido por la Armada, el S-21 volvió a poner en servicio en Groton, Connecticut, el 14 de septiembre de 1923, el Teniente Comandante. Palmer H. Dunbar, Jr., al mando. Desde 1923 hasta 1930, el S-21 operó frente a la costa noreste de los Estados Unidos. De enero a abril de 1924 visitó el Canal de Panamá, Santo Tomás y Trinidad. Partiendo de New London el 25 de noviembre, visitó Hawai, del 27 de abril al 25 de mayo de 1925, antes de regresar a New London en julio. Después de trabajar en el área del Canal de Panamá, de febrero a abril de 1926, visitó Kingston, Jamaica del 20 al 28 de marzo de 1927. Después de operar en el área del Canal de Panamá, de febrero a abril de 1928 visitó St. Thomas del 10 al 15 de noviembre. .

El S-21 sirvió nuevamente en el área del Canal de Panamá desde marzo hasta abril de 1929, y desde enero hasta febrero de 1930. Saliendo de New London el 22 de octubre de ese año, el S-21 navegó por el Canal de Panamá y California hasta Pearl Harbor, llegando el 7 de diciembre. . Desde 1931 hasta 1938, el S-21 operó desde Pearl Harbor, con el período del 18 de noviembre de 1932 al 24 de enero de 1934 en reserva.

Partiendo de Pearl Harbor el 15 de octubre de 1938, navegó a través de California y el Canal de Panamá hasta Filadelfia, llegando el 11 de diciembre. Después de la revisión, llegó a New London el 25 de marzo de 1939. Permaneció en New London con una tripulación parcial desde el 1 de junio de ese año hasta el 1 de septiembre de 1940, cuando regresó al servicio completo.

El 9 de diciembre, dos días después del ataque a Pearl Harbor, el S-21 se puso en marcha hacia la Zona del Canal de Panamá. Al llegar diez días después, llevó a cabo patrullas defensivas en los accesos del Pacífico al canal hasta mayo de 1942. Su segunda patrulla de este tipo, del 24 de enero al 7 de febrero, fue cancelada para permitirle participar en las operaciones de búsqueda y rescate del S-26 que había sido embestido por PC-460 el primer día de patrulla.

En junio de 1942, el S-21 regresó a New London. El 14 de septiembre fue dada de baja y trasladada al Reino Unido. Como HMS P. 551, sirvió en la Royal Navy hasta que regresó a la Marina de los Estados Unidos, en Filadelfia, el 11 de julio de 1944. Posteriormente, fue utilizada como objetivo y fue hundida frente al norte de Nueva Inglaterra el 23 de marzo de 1945.


Archivo: SS-126, USS S-21, Secciones - NARA - 70646212.jpg

No sobrescriba este archivo: cualquier trabajo de restauración debe cargarse con un nuevo nombre y vincularse en el parámetro "otras versiones =" de esta página, de modo que este archivo represente el exacto archivo que se encuentra en el registro del catálogo de NARA al que se vincula. Los metadatos de esta página se importaron directamente del registro del catálogo de NARA. Los wikimedianos pueden agregar texto descriptivo adicional a la plantilla a continuación con el parámetro "description =", pero no modifique los otros campos.


Haga clic en una fecha / hora para ver el archivo tal como apareció en ese momento.

Fecha y horaMiniaturaDimensionesUsuarioComentario
Actual00:46, 20 de julio de 201918,151 × 3,552 (19,99 MB) Bot de los Archivos Nacionales de EE. UU. (Charla | contribuciones) Carga asistida por bot del identificador de archivos nacionales de EE. UU. 70646210.

No puede sobrescribir este archivo.


Un hallazgo de significado pirata

, los restos del Cara Merchant había permanecido inmóvil durante más de tres siglos. 1 Aunque su lugar de descanso se encuentra en aguas poco profundas, el sitio tiene una gran importancia: es el único naufragio pirata descubierto en el Caribe y uno de los tres únicos que se han encontrado en las Américas hasta la fecha. 2 A este hallazgo de profunda importancia histórica siempre se le atribuirá el nombre "Indiana", no Indiana Jones, en este caso, sino Universidad de Indiana.

Si bien una institución de educación superior sin salida al mar instalada en el corazón del Medio Oeste podría no conjurar automáticamente las palabras "arqueología subacuática", la Universidad de Indiana de hecho tiene uno de los programas más antiguos y más grandes del país en este campo. Durante los últimos 12 años, los intrépidos buzos-eruditos de los programas académicos de buceo y ciencias subacuáticas de la escuela han estado realizando investigaciones con la cooperación de la Oficina Nacional de Patrimonio Cultural Subacuático de la República Dominicana. Entonces, cuando un buceador informó haber visto una serie de cañones con percebes incrustados a solo 70 pies de la costa de la Isla Catalina de la República Dominicana, los funcionarios del gobierno naturalmente alertaron al equipo de Indiana.

La ubicación de los restos del naufragio y el tamaño y la disposición de los cañones sugirieron fuertemente que allí, de hecho, estaba la tumba del barco del capitán Kidd. Charles Beeker, director de los programas de arqueología subacuática de IU, reconoció rápidamente el valor del descubrimiento y la necesidad inmediata de protegerlo de los saqueadores. Como un ataque preventivo contra el boca a boca de incendios forestales y el enjambre subsiguiente de buzos como tiburones enloquecidos por la sangre, el descubrimiento se anunció oficialmente en una conferencia de prensa en diciembre de 2007, el sitio fue declarado temporalmente fuera de los límites y la República Dominicana obtuvo la licencia. El equipo de Beeker para proteger, preservar e investigar los restos del naufragio.

A medida que avanzó el trabajo durante 2008, la "pistola humeante" de la identificación positiva se reveló. Después de mover con cuidado y esmero uno de los cañones, los arqueólogos quedaron gratamente aturdidos al descubrir que la quilla del barco aún se conservaba debajo. Los resultados del análisis de madera en septiembre de 2008 explicaron por qué: la quilla había sobrevivido porque estaba hecha de teca resistente a la descomposición.

El mero hecho de que fuera teca fue la clave del misterio de que este barco, claramente, era una anomalía absoluta en las aguas del Caribe a finales del siglo XVII. Simplemente, "la madera de teca no pertenece al Caribe en este período de tiempo", dijo Beeker.

La teca se utilizaba en los astilleros de la costa occidental de la India, y en ese momento no existía ningún comercio entre las rutas marítimas de Mogul y el Caribe. "Los comerciantes indios comerciaban con Inglaterra, pero no en el hemisferio occidental", dijo Fritz Hanselmann, director de investigación de campo de IU. Un barco así habría parecido tremendamente exótico y totalmente fuera de lugar navegando —hacia la costa de Hispaniola en 1699— que es exactamente lo que hizo el capitán Kidd. Él y una tripulación desaliñada habían cruzado el Atlántico en una embarcación capturada construida en la India, un tres maestro de 400 toneladas con extravagantes y arremolinados adornos orientales en la talla, un barco premiado cargado de botín que huía del poder combinado de la nave. Royal Navy y East India Company.

"Es un caso raro en el registro histórico de que un barco construido en India haya estado en el Caribe", dijo Hanselmann. "Si combina la documentación histórica que hemos estudiado con el registro arqueológico del lugar del naufragio y la madera de teca, eso nos permite completar las piezas del rompecabezas".

William Kidd es la mancha de Rorschach de la historia de los piratas. Su historial ofrece abundantes argumentos tanto para sus ardientes defensores (fue acusado, desafortunado, un chivo expiatorio) como para sus detractores (cometió un asesinato, cruzó la línea corsario-pirata). En algún lugar entre las escuelas de pensamiento rivales está la idea de que alguien puede ser víctima de las circunstancias y, sin embargo, tener cierto grado de culpabilidad. Al final, Kidd parece más digno de lástima que de condena, sean cuales sean sus transgresiones. Acosado abajo por una tripulación poco confiable y arriba por inconstantes patrocinadores financieros, trazó un camino estrecho y traicionero que lo llevó, indignado hasta su último aliento, a Execution Dock, el infame lugar colgante del Almirantazgo a lo largo del río Támesis.

Nacido alrededor de 1645, era un escocés imponente, de anchos hombros, lujurioso y de mal genio. El mar lo llamó temprano, y en 1689 era capitán del Beato Guillermo, un corsario caribeño. Kidd unió su barco a un escuadrón de la Royal Navy en la incursión en la isla de Marie-Galante, en las Indias Occidentales, una feroz pelea naval con buques de guerra franceses siguió en St. Martin. Anclado en St. Nevis después, perdió el Beato Guillermo a su tripulación rapscallion, que robó el barco y zarpó hacia la piratería. Los recientes actos heroicos de Kidd, sin embargo, le valieron un barco de premio francés cortesía del agradecido gobernador de Nevis. Kidd se encaminó hacia nuevos horizontes, atracando en Nueva York en 1691. El matrimonio con una viuda adinerada, la vida en una casa señorial, los florecientes intereses comerciales a lo largo de la costa y los amigos en círculos influyentes pronto fueron suyos. Pero el corso permaneció en la sangre de Kidd, y 1695 lo encontró embarcando de nuevo para obtener ganancias en alta mar. 3

En Londres se las arregló para asegurarse el respaldo del gobernador recién nombrado de Massachusetts, el conde de Bellomont. Un prominente parlamentario whig, el conde pronto incorporó a un poderoso cuarteto al plan: Sir John Somers, el duque de Shrewsbury, el barón de Romney y el conde de Orford, como Bellomont, todos y cada uno de los whigs influyentes. Pero el suscriptor más impresionante de la última aventura de Kidd fue nada menos que el propio rey Guillermo III. Con el rey a bordo (por una suma de un 10 por ciento del botín) y una carta de marca recién emitida de la Royal Navy, Kidd estaba auspiciosamente listo.

Pero esta sería una expedición de corsario con una diferencia: además de asaltar legalmente el transporte marítimo francés (Francia e Inglaterra estaban entonces en guerra), Kidd cazaría y capturaría a los piratas que actualmente asolan el Océano Índico. Él y su noble sindicato se repartirían el botín de los piratas. En esencia, se trataba de robar a los ladrones y luego reclamar los bienes robados como propios. Una logística tan resbaladiza requeriría una nueva patente del Gran Sello de Inglaterra y la firma del Lord Guardián del Gran Sello, quien afortunadamente y convenientemente era Somers, uno de los patrocinadores de Kidd. 4

El Capitán Kidd partió por el Támesis con una tripulación elegida a dedo en el Adventure Galley de 34 cañones en abril de 1696 (tenía 70 hombres contratados hasta ahora y todavía necesitaba 80 más, a quienes tenía la intención de reclutar en Nueva York). Buque de la Armada en su camino río abajo, Kidd se olvidó de mojar sus colores, una costumbre importante que marca la deferencia y el respeto de un corsario por la auténtica armada. La insolencia de Kidd (tal vez debido a tener patrocinadores tan elevados) le valió una bala de cañón que cruzaba la proa del Adventure Galley. Su tripulación respondió aumentando el nivel de falta de respeto: se volvieron y dieron una palmada en el trasero al buque de la Armada. 5

Incluso antes de despejar el Támesis, el capitán Kidd había logrado provocar la ira de la Royal Navy. Una banda de prensa abordó el Adventure Galley y se escapó con 20 de sus mejores hombres. Furioso, agitando su comisión oficial, Kidd bajó a tierra para protestar. La marina le devolvió 20 hombres, no sus 20, sino un grupo de maleantes irascibles y alborotadores. Con un mal comienzo, Kidd navegó a Nueva York para completar su tripulación. La ciudad era en ese momento un próspero nido de piratas, asesinos y diversos tipos de marineros desagradables. Kidd se las arregló para llenar las filas de Adventure Galley, pero era la tripulación heterogénea del libro de texto, de hecho: "hombres de fortunas desesperadas", como los describió el gobernador Benjamin Fletcher cuando Kidd se embarcó desde Nueva York en septiembre de 1696. 6

De Nueva York a Madeira, de Madeira a Madagascar, de Madagascar a las islas Comoras, la Adventure Galley llegó a los terrenos de caza a principios de 1697. Las enfermedades tropicales se cobraron la vida de 30 tripulantes y Kidd eliminó a más reclutas a lo largo de los muelles de su Océano Índico. puertos de escala. Las nuevas incorporaciones incluyeron numerosos veteranos de tripulaciones piratas. El viaje hasta el momento había sido un fracaso, y desde el castillo de proa amenazaban gruñidos inquietos.

Preocupado por algún botín, cualquier botín, Kidd puso su mirada en el Mar Rojo y los ricos premios de la ruta de peregrinación musulmana. "Vamos, muchachos", según los informes, el capitán dijo, "haré suficiente dinero con esa flota". 7 La comisión de Kidd no especificó tal acción, y cuando atacó un convoy de Mogul el 14 de agosto de 1697, Kidd estaba enarbolando la bandera carmesí. Significaba "Rendirse. Sin cuartel", en esencia, piratería. Edward Barlow, el capitán inglés del 36-gun Cetro, uno de los tres barcos europeos que protegían el convoy, hizo disparos de advertencia e izó los colores de la Compañía de las Indias Orientales, y Kidd retrocedió. Si bien no había recibido premios, había demostrado su voluntad de exceder los parámetros de su comisión.

Los hombres de Kidd se volvieron más hoscos, sus suministros se hicieron más cortos y su desesperación se intensificó hasta el punto de que incluso intimidó a un barco mercante que volaba con los colores ingleses frente a Malabar. Sus hombres violaron y saquearon las islas Laquedivas. El mal boca a boca sobre el Capitán Kidd comenzó a extenderse por la región, a medida que su tripulación delgada y hambrienta se volvía más rebelde. El punto de ebullición se alcanzó el 30 de octubre, cuando Kidd tuvo palabras de enojo con un descontento, William Moore, antes de aplastarle la cabeza al tripulante con un balde. Después de la muerte de Moore al día siguiente, Kidd, sin remordimientos y todavía enojado, declaró que no temía las repercusiones legales del asesinato, porque tenía "buenos amigos en Inglaterra". 8

La fortuna brilló finalmente en el Adventure Galley el 30 de enero de 1698, con la captura del Cara Merchant frente a la costa de Malabar. Aquí estaba el premio, por fin, un mercader de propiedad armenia construido en la India procedente de Bengala con un generoso cargamento de sedas, azúcar, opio, hierro, salitre, oro y plata. Kidd había disparado un tiro a través de su arco y enarbolado los colores franceses: camuflaje para cazar presas francesas. El capitán de la Cara MerchantEl inglés John Wright intentó una artimaña similar él mismo para proteger su barco. Él también alzó los colores franceses y envió a un artillero francés disfrazado de capitán del barco con el papeleo para jugar.

El francés le entregó a Kidd un salvoconducto francés. Una vez que tuvo el pase en la mano, Kidd tuvo la verificación que necesitaba. Esto, sin duda, fue una captura corsaria legítima, y ​​además rica. Solo después de reclamar el premio, Kidd se dio cuenta de que gran parte del cargamento pertenecía a la Compañía de las Indias Orientales, que el verdadero capitán del barco era inglés, y la evasión francesa había sido simplemente una medida de seguridad que resultó contraproducente. Cara Merchant.

Pero por el momento, la inquieta tripulación de Kidd tuvo por fin un botín. Kidd llegó al puerto, vendió parte del cargamento, repartió el botín y se dirigió a la guarida de los piratas en Madagascar. También anclado allí estaba el barco pirata Robert Culliford, el Resolución. Culliford era el mismo bribón que había robado el barco corsario de Kidd debajo de él en sus días caribeños. A nivel personal y profesional, ahora era la oportunidad de oro para que Kidd cumpliera con su mandato de caza de piratas. Había superado a Culliford en armamento y personal, o más bien, lo habría hecho, si la mayor parte de la tripulación del Adventure Galley no se hubiera levantado y desertado sobre él, prefiriendo el camino pirata puro que representaba ponerse del lado de Culliford. En lugar de intentar atrapar a Culliford, Kidd se encontró discutiendo los términos con él en una atmósfera tensa de falsa bonhomie y ron.

La situación de Madagascar volvería a atormentar a Kidd. Argumentaría (y sus defensores actuales se repetirán) que fue víctima de una tripulación amotinada y luego desertora. Sus fiscales afirmarían (y sus detractores aún se hacen eco) que, si se suponía que estaba cazando piratas, ¿por qué en cambio se involucró en la distensión junto al surf con uno, sin mencionar dejarlo escapar? 9

La Adventure Galley, mientras tanto, se estaba pudriendo y ratas con fugas tanto de la variedad humana como de los rodentoides la abandonaban en gran número. El Capitán Kidd la dejó ahora también, haciendo que el Cara Merchant su nave principal (y renombrándola como la Premio Aventura). Con poco más de 20 tripulantes restantes, zarpó hacia las Indias Occidentales, para vender más de las sedas capturadas mientras regresaba su premio a casa. Pero cuando llegó a Anguila en abril de 1699, Kidd se enteró de la terrible noticia: era un hombre buscado.

los Cara Merchant, por suerte, había sido cedido a Muklis Khan, un miembro destacado del círculo íntimo del propio emperador Mogul Aurangzeb. Los inversores en el barco y su rico cargamento pertenecían a los más altos escalones. La reputación de la Compañía de las Indias Orientales y su capacidad para continuar con su lucrativa empresa se vieron amenazadas por la captura de un solo barco que se había convertido en un incidente internacional. La Compañía era la institución económica más poderosa de Inglaterra, y para restablecerse a sí misma, alguien necesitaba ser ahorcado por el Cara Merchant Indignacion. "Kidd", señaló el historiador Robert C. Ritchie, "nunca permitió la implacable malevolencia de la Compañía de las Indias Orientales". 10

Impulsado por la Compañía, el gobierno británico declaró pirata a Kidd. La alarma general sonaba dondequiera que volara el alférez de la Royal Navy. Se estaba llevando a cabo una persecución total y no habría perdón para Kidd. Era una información angustiosa para averiguar sobre uno mismo mientras estaba de pie en el puente de un barco grande, descarado, de aspecto extranjero que era inevitablemente un captador de atención. Kidd creía que era inocente y tenía el pase francés para demostrarlo. En la desembocadura del río Higu ey en el extremo oriental de la isla Hispaniola, amarró el Cara Merchant a los árboles en la orilla del río. Adquirió un balandro y corrió a Nueva York para limpiar su nombre. Después de todo, tenía amigos influyentes.

Que el aristocrático consorcio que respaldaba a Kidd lo dejara caer como una papa caliente es una de las tragedias más destacadas de su historia. Mientras tanto, los Whigs habían perdido el control del Parlamento. Los conservadores vieron la oportunidad de avergonzar a sus enemigos políticos, y esos enemigos no querían arriesgarse por un hombre perseguido. Ofreciéndose para dejar las cosas claras, Kidd fue encarcelado, primero en Nueva York y luego en Inglaterra. Para cuando finalmente fue a juicio, era un naufragio apestoso y desaliñado. El pase francés, que justificaba claramente su toma del Cara Merchant bajo su carta de marca, estaba convenientemente fuera de lugar. No resurgió hasta principios del siglo XX. 11

El Tribunal Superior del Almirantazgo declaró a Kidd culpable de piratería y del asesinato de William Moore. El 23 de mayo de 1701, lo llevaron al muelle de ejecución de Londres a lo largo de las marismas de Wapping. Su ahorcamiento no salió bien, la cuerda se rompió y sus verdugos tuvieron que colgarlo dos veces. Una vez muerto, lo ataron a un poste hasta que la marea alta del Támesis lo arrasó tres veces (según la tradición del Almirantazgo). Posteriormente, el cadáver empapado del capitán Kidd fue llevado río abajo hasta Tilbury Point, donde el Támesis se encuentra con el mar. Después de sumergir el cuerpo en alquitrán, lo envolvieron con cadenas y lo metieron en una jaula que colgaba de una horca. Durante muchos años, mucho después de que el alquitrán se desvaneciera y la carne se pudriera, permaneció en una exhibición mórbida, una advertencia para todos los que contemplaban la piratería. El historiador Ralph D. Paine ofreció un resumen conciso que podría servir como epitafio del capitán Kidd: "Así vivió y murió un hombre que, cualesquiera que hayan sido sus fallas, fue tratado injustamente por sus patrocinadores, mal utilizado por su bribona tripulación, y calumniado por la crédula posteridad ". 12

La búsqueda del Cara Merchant comenzó mientras Kidd aún languidecía en prisión. Su antiguo patrón convertido en arrestador, Lord Bellomont (a quien Kidd había maldecido desde la horca), envió un barco a las Indias Occidentales para rastrear el premio. Fue el primero de muchos intentos infructuosos a lo largo de los siglos. Los cohermanos caribeños de Kidd vaciaron el barco de objetos de valor, apilaron cañones en la bodega de carga, desatronaron el barco, lo incendiaron y lo hundieron. Y ahí el Cara Merchant permaneció, en los bajíos, sin descubrir hasta 2007.

Su elusividad fue uno de los cabos sueltos que alimentó el mito del Capitán Kidd a lo largo de los años. "¿Qué pasó con su barco?" mezclado con "¿Qué pasó con su tesoro?" para generar un cuerpo de leyenda pirata que se negó a morir. Kidd se había llevado parte del botín en su último viaje a Nueva York. Sin duda, gran parte de ella también se dispersó entre los que quemaron el Cara Merchant.

los Cara Merchant ella misma se convirtió en uno de los famosos barcos perdidos de la historia de los piratas, su mística realzada por el valor de la marquesina de su notorio capitán de nombre familiar. Hasta hace poco, entidades privadas de búsqueda de tesoros la habían estado buscando durante años, a veces a solo millas de donde se escondía a plena vista.

Al final, el destino entregó los secretos del naufragio a los académicos en lugar de a los buscadores de tesoros. Y las radiografías preliminares de conglomerados de muestra (grupos de materiales biológicamente concretados tanto orgánicos como de origen humano) indican una abundancia de artefactos, que ofrecen posibilidades prometedoras en las próximas temporadas de investigación de 2009. Los 26 cañones todavía están en su mayor parte apilados cuidadosamente en dos montones como habían sido por la tripulación del barco. Las partes del ancla también son visibles. Y hay más madera para muestrear y estudiar, es posible que la construcción del barco haya involucrado juntas rebajadas (una metodología de construcción similar a la de machihembrado). Si es así, este será el único naufragio del siglo XVII encontrado hasta ahora con este tipo de unión, lo que aumentará la singularidad e importancia del sitio, señaló Beeker.

Si bien la investigación continuará durante 2009 y más allá, el naufragio del capitán Kidd no se mantendrá indefinidamente fuera del alcance del público. El plan es abrir el sitio a las visitas antes de diciembre de 2009. Supervisado y apoyado por el gobierno de la República Dominicana e impulsado por un premio de $ 200,000 anunciado por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional en noviembre de 2008, la Universidad de Indiana hará que el sitio del naufragio de Kidd (y tres otros sitios submarinos dominicanos de interés histórico y / o biológico) un "museo viviente", donde la política será la de "no anclar, no tomar". Los paneles interpretativos subacuáticos en cinco idiomas mejorarán el lugar del naufragio. Como parque público de naufragios, Captain Kidd Preserve permitirá a los visitantes experimentar un roce con el pasado pirata mientras continúan los esfuerzos de investigación y preservación.

Se espera que las visitas sean altas, ¿cómo no podría serlo? Allí, en 10 pies de azul caribeño, se encuentran vestigios de la salvaje e infame carrera del Capitán Kidd. Un descubrimiento arqueológico de tal resonancia es un imán de gran poder. Como observó Fritz Hanselmann, "la arqueología permite que la historia se vuelva tangible".

"Todo el mundo quiere saber si hay un tesoro en el barco de Kidd", dijo Charles Beeker, "pero el verdadero tesoro es el barco en sí y la historia que representa. Devolver la historia a la vida, a través de la creación de la Reserva del Capitán Kidd, es la verdadera recompensa por descubrir la identidad del barco. En lugar de ser destruido para la recuperación de cañones y anclas, el sitio estará protegido para las generaciones futuras ".


1. El barco ha sido conocido por varios nombres a lo largo de los años, Comerciante de Quedah siendo el que aparece con más frecuencia. La investigación de archivos ha identificado Cara Merchant como el nombre correcto.

2. Los otros dos naufragios piratas del Nuevo Mundo descubiertos hasta ahora son los de Edward "Blackbeard" Teach. La Venganza de la Reina Anne y Samuel Bellamy's Whydah.

3. La descripción general de la carrera de Kidd que se presenta aquí se basa en: David Cordingly, Bajo la bandera negra: el romance y la realidad de la vida entre los piratas (Nueva York: Harcourt Brace & amp Company, 1995), págs. 179-190 Robert C. Ritchie, Capitán Kidd y la guerra contra los piratas (Cambridge, Mass .: Harvard University Press, 1986) Frank Sherry, Raiders and Rebels: La edad de oro de la piratería (Nueva York: Hearst Marine Books, 1986), págs. 148-195 y Richard Zacks, El cazador de piratas: la verdadera historia del capitán Kidd (Nueva York: Hyperion Books, 2002).

4. En consecuencia, Bajo la bandera negra, pag. 181.

5. Jerez, Raiders y rebeldes, pag. 164.

6. En consecuencia, Bajo la bandera negra, pag. 182.

8. Jerez, Raiders y rebeldes, pag. 174.

9. Para obtener vistas contrastantes, consulte Zacks, El cazador de piratas, págs. 181-189, y consecuentemente, Bajo la bandera negra, págs. 184-185.

10. Ritchie, Capitán Kidd, pag. 128.

11. La supresión del paso francés, señala Charles Beeker, ayuda a explicar por qué el nombre del barco de premio, Cara Merchant, fue referido erróneamente como Comerciante de Quedah, un nombre erróneo que surgió en las referencias judiciales y que ha sobrevivido incluso hasta la literatura reciente.

12. Ralph D. Paine, El libro del tesoro enterrado: una verdadera historia del oro, las joyas y la placa de piratas, galeones, etc., que se buscan hasta el día de hoy (Nueva York: Sturgis & amp Walton, 1911), pág. 128.

Más hallazgos del cementerio de las profundidades

Además de Cara Merchant, aquí hay algunos otros descubrimientos notables de naufragios desde 2007:

El Cisne negro
El Cisne Negro es el nombre en código del proyecto que Odyssey Marine Exploration (alguien debe ser un fanático de Rafael Sabatini) le ha dado a lo que puede ser un sitio de naufragio del siglo XVII descubierto frente a la costa de Cornualles a principios de 2007. El equipo de Odyssey se ha recuperado más más de 500.000 monedas de plata (por valor de más de 17 toneladas) del sitio, además de cientos de monedas de oro, piezas de oro y varios artefactos. El barco aún no se ha identificado, pero las primeras especulaciones sobre el HMS Sussex Ha sido refutada por Odyssey. Los principales contendientes parecen ser el Merchant Royal y Nuestra Señora de las Mercedes. Habiendo arrojado unos $ 500 millones en objetos de valor hasta ahora, el sitio podría ser el tesoro hundido más rico jamás encontrado. Los derechos sobre el hallazgo se están debatiendo actualmente entre España, Reino Unido y Odyssey.

SRA Encuentro y HMS Exeter
los Encuentro, un destructor clase E de la Royal Navy, y el Exeter, un crucero pesado de la Royal Navy clase York, ambos se hundieron el mismo día, el 1 de marzo de 1942, y ambos naufragios fueron descubiertos el mismo día, el 21 de febrero de 2007. Víctimas de la Segunda Batalla del Mar de Java, Encuentro estaba escoltando Exeter al estrecho de Sunda cuando fueron interceptados por los japoneses al norte de la isla de Bawean. El fuego enemigo de crucero y destructor los hundió a ambos. Los descubrimientos de los restos del naufragio fueron los últimos de una impresionante serie de hallazgos en el mar de Java realizados desde 2002 por el equipo de buceo del MV. Emperatriz, patroneado por Vidar Skoglie.

HMS Ontario
Este buque de guerra británico de 1780, un bergantín balandro de 80 pies, se hundió en un vendaval del lago Ontario el 31 de octubre de 1780 después de haber entregado tropas, exploradores iroqueses, canoas y suministros a Fort Niagara. Utilizando un sonar de barrido lateral y un vehículo operado a distancia (ROV), los detectives de naufragios Jim Kennard y Dan Scoville localizaron el naufragio en junio de 2008. Según Shipwreck World (www.shipwreckworld.com), es "el naufragio confirmado más antiguo y el único buque de guerra británico completamente intacto que jamás se haya encontrado en los Grandes Lagos ".

Un cuarteto del lago Michigan
El descubrimiento simultáneo de cuatro naufragios en el lago Michigan fue anunciado por la reserva submarina del paso de Manitou el 15 de septiembre de 2008. Además del vapor de carga de madera Redfern, se encontraron un remolcador de acero, un pequeño vapor y una embarcación no identificada.

Tipo raro de goleta
Los cazadores de naufragios Jim Kennard y Dan Scoville tuvieron un buen año. Además de descubrir HMS Ontario, también localizaron una rara goleta de orza (un barco de poco calado con una quilla realzada por paneles de madera extensibles) en las aguas profundas del lago Ontario frente a Oak Orchard, Nueva York, en diciembre de 2008. Que data de principios del siglo XIX y Se cree que es la única goleta de orza descubierta hasta ahora en los Grandes Lagos, pero el barco fue identificado por un sonar de barrido lateral remolcado profundamente.

Naufragio de la Costa de los Esqueletos
Los geólogos que buceaban en la costa de Namibia en nombre de Namdeb Diamond Corporation se encontraron con un naufragio portugués cargado de tesoros en abril de 2008. El naufragio era una cápsula del tiempo completamente cargada: miles de monedas de oro de los siglos XV y XVI, más de 50 colmillos de elefante, seis cañones de bronce y una vertiginosa variedad de artefactos que van desde lingotes hasta armas, instrumentos de navegación y artículos de peltre. Es posible que el barco se haya hundido en las infernales corrientes de la llamada Costa de los Esqueletos, y se cree que el descubrimiento es el naufragio más antiguo jamás encontrado en el África subsahariana.

Submarino estadounidense S-21 (SS-126)
Este submarino de la Armada de 220 pies, encargado en 1921, sirvió en la patrulla de la costa este hasta la Segunda Guerra Mundial. Luego protegió los accesos del Pacífico al Canal de Panamá. Desarmado en 1942, se convirtió durante un tiempo en el HMS P553, pero regresó a la Marina de los EE. UU. En 1944. En marzo de 1945, fue utilizada para prácticas de tiro y hundida. Los buzos de investigación Joe Cushing y Bill Lussier redujeron el área de búsqueda y luego trajeron al hombre de sonar de barrido lateral superior Garry Kozak, el naufragio del submarino se encontró el 5 de octubre de 2008.

los Trajano
Una corteza de 125 pies construida en Maine, la Trajano se hundió en las afueras de Newport Harbor, Rhode Island, el 17 de agosto de 1867. Se dirigía a Nueva Orleans con barriles de cal, un cargamento volátil y combustible que ardía, se incendiaba y selló la ruina del barco mercante. Las búsquedas anteriores de los restos del naufragio se habían realizado con las manos vacías. Después de prometedores preliminares con magnetómetro y escaneo lateral, fue descubierta por los buzos John Stanford y Mark Munro el 6 de diciembre de 2008.


Saludos cordiales desde lejos,

Es un grupo de edificios de tres pisos bastante feos con la arquitectura típica de los años 1960 y # 8217 que rodean un patio central. La escuela secundaria Chao Ponhea Yat fue construida en 1962 en el sur de Phnom Penh, Camboya. Pero el 17 de abril de 1975, cuando marchó sobre Phnom Penh con sus tropas del Khmer Rouge, Pol Pot convirtió esta escuela secundaria en la prisión S-21, también conocida como Tuol Sleng, la más grande de Kampuchea Democratic donde fueron encarceladas unas 20 000 personas. y torturado antes de ser exterminado en los campos de exterminio cercanos.

Después de casi un siglo de protectorado francés, el reino de Camboya fue restaurado en 1953. A la sombra de la guerra de Vietnam (1955-1975), la monarquía aparentemente neutral permitió que las fuerzas comunistas del Viet Cong de Vietnam del Norte usaran Camboya como santuario y para sus líneas de suministro, lo que provocó el bombardeo del país por parte de Estados Unidos. La gente del campo huyó a las ciudades para escapar de las bombas. La población de Phnom Penh se redujo a varios millones de habitantes. En 1970, Lon Nol, respaldado por Estados Unidos, tomó el poder después de un golpe. Como consecuencia, Vietnam del Norte respaldó a los rebeldes Khmer Rouge, una formación comunista liderada por Pol Pot. Incapaz de asegurar el país, Lon Nol fue derrocado cuando los Jemeres Rojos pisaron Phnom Penh el 17 de abril de 1975. Pol Pot no tardó mucho en convertir Camboya en Kampuchea Democrática, lo que él veía como un país comunista utópico. La ideología del Khmer Rouge se aplicó de inmediato:

  • Autosuficiencia,
  • Dictadura del proletariado,
  • Revolución económica total,
  • Transformación completa de los valores sociales jemer.

En tres días, Phnom Penh se vació: la gente se vio obligada a abandonar la ciudad para caminar a sus pueblos nativos solo con su ropa y un cuenco de arroz. Muchos murieron en el camino durante el caluroso mes de abril de 1975. Los que llegaron a su destino se vieron obligados a trabajar en granjas colectivas de arroz durante 12 horas al día o más, sin descansos y con solo un poco de arroz hervido para sobrevivir. sobre. La producción de arroz tuvo que triplicarse de inmediato para que Kampuchea Democratic se volviera autosuficiente. Muchos fueron trabajados hasta la muerte, especialmente los de la ciudad que no tenían experiencia en la agricultura.

Se impuso al pueblo camboyano una devoción pura al régimen comunista: hubo que dejar atrás los valores familiares, las creencias, la educación, la religión y la cultura jemer, y Camboya se transformó en una sociedad rural sin clases. Las familias se separaron. Se produjeron matrimonios forzados para disparar la población para lograr el esquema de autosostenibilidad de Pol Pot. Espiados durante su noche de bodas, si el matrimonio no se consumía, la pena de muerte esperaba a los recién casados.

La paranoia de Kampuchea Democratic condujo a muchos arrestos, a menudo por traición. Urban, intellectual and educated people were targeted by the Khmer Rouge: wearing glasses, having soft hands or speaking a different language was sufficient to send one to S-21 or another of the 195 prisons operated during the regime. Victims were tortured and forced to confess having done something against the revolution. The Khmer Rouge stated that education was not important, but only hard work and revolution. School buildings were turned into warehouses or prisons, classrooms into cells for individual or mass detention, school desks were replaced by metal bed frames to torture prisoners with electric shocks or searing hot metal, gym equipment was adapted to hang victims. Gruesome classic torture techniques such as sleep deprivation, pulling finger nails out, waterboarding, and depriving one from one’s dignity by forcing prisoners to eat their own excrements were also conducted along with carefully documented “medical research” such as extracting organs without anaesthetic and draining one’s blood. Many were innocent and made up stories of collaborating with the CIA or KGB to put an end to the unbearable suffering. Starting in 1978, the regime started to collapse because of impossible expectations and mismanagement: Khmer Rouge soldiers themselves started being jailed, tortured and exterminated.

With a knot in my stomach and feeling nauseous, I meet the eyes of the sentenced victims whose black and white ID photographs were taken methodically as they were brought in. In their eyes, I read despair, pain, anger, fear, emptiness, confusion, bewilderment, or numbness. I am walking out of the former classroom of S-21, also known as Tuol Sleng Genocide Museum, which used to be a mass-detention cell. Beyond the stares of these thousands of photographs, instruments of torture, lists of victims, clothes, belongings, skulls and pictures of tortured bodies lying lifeless on the yellow and white tiled floor I am walking on, have left a deep and dark impression on me. Paintings by surviving prisoner Vann Nath, who could save himself thanks to his drawing skills, describe the gruesome imprisonment conditions and sheer cruelty of the executioners. I am standing by the barbwire on the third floor that was preventing victims from committing suicide.

Torn between running away from this horrific place and lingering around to commemorate these victims, I contemplate the city. Tuk-tuks are honking the horn covering the engines of the thousands of mopeds roaming the city. Cranes are shaping the future of dynamic Phnom Penh with new high-rise buildings. The frangipani tree is blooming in the courtyard of S-21 as an homage to the several thousands of victims who were imprisoned and tortured before being slaughtered in the killing fields.

Marcella van Alphen & Claire Lessiau (text & photographs)

  • The estimated number of casualties of the Khmer Rouge regime is 2 million people, or about a fourth of the country at the time of events, killed by its own.
  • After the fall of the Khmer Rouge, Pol Pot fled to Thailand and remained the head of the Khmer Rouge who were still representing Cambodia and seating at the UN in New York City and receiving international financial aid, while the new Cambodian government was ignored.
  • The Extraordinary Chambers in the Courts of Cambodia (ECCC) is special court that was put in place to try the senior leaders of the Khmer Rouge. At the time of publishing, three of the top leaders recently received a life imprisonment sentence.
  • For an excellent documentary about the forced weddings of the Khmer Rouge regime, refer to the Red Wedding.
  • As travelers, we strongly believe that we have a duty to try and understand the history of the countries we visit. Understanding history, and its darkest moments, is a way of commemorating victims while keeping a critical mind on our present. While writing this article, we cannot help but thinking about the alarming events that have been taking place in Syria and bear horrific similarities.

Travel tips:

  • If you want to visit S-21, refer to Tuol Sleng Genocide Museum.
  • You can visit the Vann Nath’s gallery where some of his paintings are displayed. Vann Nath passed away in 2011 and kept painting until his last day for the world not to forget what happened in S21 and under the Khmer Rouge. The gallery is run by Vann Nath’s family. Refer to the pin on the interactive map below for the specific location.
  • Check out this interactive map for the specific details to help you plan your trip and more articles and photos (zoom out) about the area!

Like it? Pin it!

Don’t know where to start? Get inspired:


"It is Chandler&rsquos persistent effort to get as close as possible to the minds and experiences of both the captives and captors that elevates his work."

&mdashJapan Times

"The Khmer Rouge terror constitutes one of the most horrific instances of mass murder in the twentieth century, and Chandler has immersed himself in a unique and largely unexplored collection of primary sources from hell. This will be a very important and enduring work. . . . Moreover, no scholar is better situated to undertake this project than David Chandler."—Craig Etcheson, Director, Cambodian Genocide Project, Yale University

"A truly impressive book that clearly transcends the realm of Cambodian and South Asian studies. Not only has Chandler worked through a massive amount of material, he has also situated his analysis within a knowledge of Khmer history that is without equal."—Charles Keyes, University of Washington


50 states, 50 different ways of teaching America's past

As part of a two-month-long investigation into how black history is taught in the U.S., CBS News took a look at the social studies standards in all 50 states and the District of Columbia. The analysis uncovered problematic lessons, varying interpretations of history and recommendations for what students should learn.

There are no national social studies standards to mandate what topics or historical figures students must learn about. The state social studies standards are a document or documents that detail what public school students are expected to know in specific states.

During the state standards analysis, CBS News found that seven states do not directly mention slavery in their state standards and eight states do not mention the civil rights movement. Only two states mention white supremacy, while 16 states list states' rights as a cause of the Civil War.

Here's a closer look at CBS News' findings:

Slavery and civil rights movement

While most state standards do directly mention the teaching of two defining moments in American history, slavery and the civil rights movement, what states expect their students to learn about these topics can vary drastically.

In Massachusetts, the social studies standards mention slavery and enslaved people more than 60 times. In 3rd grade, students are expected to learn "that colonial Massachusetts had both free and enslaved Africans in its population." Two grades later, students are asked to grapple with slavery, the legacy of the Civil War, and the struggle for Civil Rights for all.

Honoring Black History

But in neighboring New Hampshire, the state standards simply mention the words "slavery" and "racism" as part of a thematic lesson about social and race relations.

States also reference slavery in some problematic contexts within their standards. In West Virginia's state standards, slavery is listed as an example in a lesson on "explaining the concept of supply and demand in specific historic" situations. In North Carolina's state standards, "immigration of Africans to the American South" is mentioned as part of a lesson on why people move from place to place.

CBS News contributor and author of "How to Be An Antiracist," Dr. Ibram X. Kendi, said referring to Africans as immigrants or as immigrating to the United States is not accurate because they were brought by force.

"And certainly did not want to come to the United States in chains," he said.

Kendi is also the founding director of the Anti-Racist Research and Policy Center at American University.

As for the states that do not&mdashor only briefly mention&mdashslavery or the civil rights movement, Dr. Tina Heafner, president of the National Council for the Social Studies, said this does not necessarily mean students are not learning about these topics.

Some state standards focus on the process of learning and development of skills, leaving it to the local school districts to determine what specific historical figures and topics are taught.

For example, while New York's social studies state standards span more than 150 pages and offers details on teaching "the development of slavery as a racial institution," Delaware's social studies standards are just five pages and focus on developing skills like comparing "competing historical narratives."

But Heafner, a professor at the University of North Carolina at Charlotte, said having topics like slavery and the civil rights movement in standards makes it more likely to be taught in the classroom.

"When teachers think about what they have to teach, they turn to the curriculum standards as their guideline," she said. "So the fact that they are not there could give a perception that is not something that is absolutely essential that they have to address."

Cause of the Civil War

CBS News looked at each states' standards to see how they describe the cause of the Civil War, and again found, it greatly varies.

Utah's state standards assert that, "The Civil War era and Reconstruction are important aspects of U.S. history, essential to understanding modern America, including race relations and inequality." Many states, including Oklahoma, correctly list slavery as the "principal cause" of the Civil War.

Yet, CBS News found many other states offer different&mdashand often inaccurate&mdashreasons for the cause of the war. The 16 states that still list "states' rights" as one of the causes often do so alongside other issues like sectionalism, tariffs and economic disagreements.

Kendi took issue with the term states' rights.

"This was the term that the confederate states, that later segregationists, and even some slaveholders, utilized to hide that they were really fighting for the rights of slaveholders," he said.

In their secession documents, Mississippi, Texas and South Carolina each said slavery was their reason for leaving the Union. And as Kendi points out, Confederate Vice President Alexander H. Stephens declared in his "Cornerstone Speech" of 1861 that the new government is formed "upon the great truth that the negro is not equal to the white man that slavery subordination to the superior race is his natural and normal condition."

Historians have said it is only after the war when the institution of slavery was abolished that southerners began listing "states' rights" as a cause for the Civil War.

Keven Ellis, the chair of the Texas State Board of Education, defended including "states' rights" in Texas' social studies standard, but pointed out it's in a different context than it previously was.

"I think that even when you look at states' rights it focused around slavery," he said. "So what we are doing now is just being clear, that those states' rights that the South was fighting over, was states' rights for them to have slavery."

In 2018, Texas reviewed its state social studies standards, leading to heated debates over whether states' rights should be considered as a cause of the Civil War&mdashand whether defenders of the Alamo should be considered "heroic." Language around states' rights changed in the state standards, but calling defenders of the Alamo heroic remained.

Racism and white supremacy

Recent movements like Black Lives Matter and the attack in Charlottesville helped jumpstart conversations about race and racism in America, but those conversations appear to be happening less frequently in the nation's classrooms. Less than half of the states in their social studies standards directly ask students to learn about racism.

In some state standards, like in Pennsylvania, teachings on racial discrimination are introduced in elementary school. Students learn about "racial relations" and the "treatment of minority groups in history" in third grade.

Meanwhile, Texas expects students taking a high school sociology elective course to be able to "explain instances of institutional racism in American society." But it does not directly mention institutional racism in its mandatory U.S. history classes.

Just Massachusetts and Maryland mention the word "white supremacy," in their state standards, even though Kendi said it's important students learn about the issue.

"That's American history," he said.

Politics and other challenges

There is no national curriculum for teaching United States history. And Heafner said the process for adopting state standards, especially in a field like social studies that wrestles with the history of racism or white supremacy, can be politicized.

"There are ideologies and beliefs that tend to guide the decisions that are made at the policy level in states to determine what can be included and what cannot be included in standards," she said. "Given that nature it does not surprise me that the language is not present because many policy makers are unwilling to tackle those hard issues."

When asked why change has been slow when it comes to textbooks and the state standards in Texas, Ellis, the chair of the Texas State Board of Education said: "I think (Texas), as well as a lot of states in the South, were behind the times in coming to change that process," he said.

Ellis told CBS News as the board has changed and new people have been elected, more progress has been made. He pointed to changes the board has made in recent years, including adding the teaching of Jim Crow laws and Ku Klux Klan to the state standards, and making sure slavery is listed as the central cause of the Civil War. The state is also poised to add a high school African American studies elective this year, which Ellis has been publicly pushing for. Ellis told CBS News he feels it's important all children are able to see themselves reflected in what they are learning, and the board strives to do that.

"I think that we are in a much better place than we were 10 years ago, 20 years ago and I'm optimistic that even five years from now we are going to be in an even better place than we are even today," he said.

Still Dan Quinn, a researcher and press secretary for the Texas Freedom Network, a progressive advocacy group, argues more must be done.

"For many decades, we haven't done a very good job teaching about the contributions of people of color in our history and our culture. We're finally seeing some progress toward that," said Quinn. "But you need to see more of that progress toward that in the core courses, rather than just relegating those to courses in ethnic studies that are not taken by most students in the classroom."

Some school districts, including Philadelphia, have made a yearlong African American studies course a requirement for high school graduation. States including Florida, New Jersey and New York mandate black history be taught in public schools, but some critics fear those mandates aren't being enforced.

Overall, studies show classroom time devoted to social studies education continues to decline&mdashand there are questions about what that continued decline means for black history education. A 2016 survey conducted by the Smithsonian National Museum of African American History and Culture estimated that under 10% of total class time is devoted to teaching African American history.

"If students don't have access to social studies&mdashlearning civics to learning history&mdashthen they are certainly not going to be prepared for the jobs and responsibilities they have as engaged citizens," said Heafner. "(History) does help us understand the world in which we live and the complexity of that world and the issues that we are grappling with and the various perspectives that we are trying to find some compromise on."

Role of teachers

And while states set expectations for what students learn, experts say in the end, it is up to individual districts to decide what and how students are taught&mdashand up to teachers to bring those lessons to life.

That can be a problem, too. The Smithsonian National Museum of African American History and Culture report found that teachers often lack "content knowledge" and "confidence in the information they currently know" when it comes to teaching topics like slavery.

Heafner said her organization provides resources and professional development to help.

"Teachers want to understand and learn the complexity of the history that many of them did not learn in their own education experience because the curriculum that was taught to them while they were in school was distinctly different&mdashvery whitewashed curriculum&mdashthat has changed and transformed over time," she said.

After reviewing the state standards data collected by CBS News, Kendi said he would like to see some changes to how history is taught in schools.

"I do think every state should have the ability to write its own history, but there's the nation history and then the state history," he said. "Certainly it should be historians who are gathered at a national level to set national history standards that should be taught to all American children."

Curious what students are expected to learn in your state? Click below to be directed to the state social studies standards.


Lesson 1: Introduction to Epidemiology

Natural history of disease refers to the progression of a disease process in an individual over time, in the absence of treatment. For example, untreated infection with HIV causes a spectrum of clinical problems beginning at the time of seroconversion (primary HIV) and terminating with AIDS and usually death. It is now recognized that it may take 10 years or more for AIDS to develop after seroconversion.(43) Many, if not most, diseases have a characteristic natural history, although the time frame and specific manifestations of disease may vary from individual to individual and are influenced by preventive and therapeutic measures.

Figure 1.18 Natural History of Disease Timeline

Source: Centers for Disease Control and Prevention. Principles of epidemiology, 2nd ed. Atlanta: U.S. Department of Health and Human Services1992.

The process begins with the appropriate exposure to or accumulation of factors sufficient for the disease process to begin in a susceptible host. For an infectious disease, the exposure is a microorganism. For cancer, the exposure may be a factor that initiates the process, such as asbestos fibers or components in tobacco smoke (for lung cancer), or one that promotes the process, such as estrogen (for endometrial cancer).

After the disease process has been triggered, pathological changes then occur without the individual being aware of them. This stage of subclinical disease, extending from the time of exposure to onset of disease symptoms, is usually called the incubation period for infectious diseases, and the latency period for chronic diseases. During this stage, disease is said to be asymptomatic (no symptoms) or inapparent. This period may be as brief as seconds for hypersensitivity and toxic reactions to as long as decades for certain chronic diseases. Even for a single disease, the characteristic incubation period has a range. For example, the typical incubation period for hepatitis A is as long as 7 weeks. The latency period for leukemia to become evident among survivors of the atomic bomb blast in Hiroshima ranged from 2 to 12 years, peaking at 6&ndash7 years.(44) Incubation periods of selected exposures and diseases varying from minutes to decades are displayed in Table 1.7.

Table 1.7 Incubation Periods of Selected Exposures and Diseases

Table 1.7 Incubation Periods of Selected Exposures and Diseases

Although disease is not apparent during the incubation period, some pathologic changes may be detectable with laboratory, radiographic, or other screening methods. Most screening programs attempt to identify the disease process during this phase of its natural history, since intervention at this early stage is likely to be more effective than treatment given after the disease has progressed and become symptomatic.

The onset of symptoms marks the transition from subclinical to clinical disease. Most diagnoses are made during the stage of clinical disease. In some people, however, the disease process may never progress to clinically apparent illness. In others, the disease process may result in illness that ranges from mild to severe or fatal. This range is called the spectrum of disease. Ultimately, the disease process ends either in recovery, disability or death.

For an infectious agent, infectivity refers to the proportion of exposed persons who become infected. Pathogenicity refers to the proportion of infected individuals who develop clinically apparent disease. Virulence refers to the proportion of clinically apparent cases that are severe or fatal.

Because the spectrum of disease can include asymptomatic and mild cases, the cases of illness diagnosed by clinicians in the community often represent only the tip of the iceberg. Many additional cases may be too early to diagnose or may never progress to the clinical stage. Unfortunately, persons with inapparent or undiagnosed infections may nonetheless be able to transmit infection to others. Such persons who are infectious but have subclinical disease are called portadores. Frequently, carriers are persons with incubating disease or inapparent infection. Persons with measles, hepatitis A, and several other diseases become infectious a few days before the onset of symptoms. However carriers may also be persons who appear to have recovered from their clinical illness but remain infectious, such as chronic carriers of hepatitis B virus, or persons who never exhibited symptoms. The challenge to public health workers is that these carriers, unaware that they are infected and infectious to others, are sometimes more likely to unwittingly spread infection than are people with obvious illness.


Brown shirts

Under the tile Hugo Boss, 1924-1945, the book recounts the history of the man who founded a clothes factory in Metzingen, Baden-Wuerttemberg in 1924.

One of his first big contracts was to supply brown shirts to the early Nazi party.

After the war Boss, who died in 1948, sought to argue that he had joined the party in order to save his company.

"That may have been the case, but one may not interpret Hugo F Boss' remarks to mean that he was personally far from National Socialism," said Mr Koester, his words quoted by The Local Germany news website.

"That was certainly not the case."

By 1938, the firm was producing army uniforms, and eventually it manufactured for the Waffen SS too - though it did not, apparently, design the SS uniform.

From April 1940, Hugo Boss was using forced labourers, mostly women.

A camp was built in the area of the factory to house the workers and, according to the abridged English version of Mr Koester's report, "hygiene levels and food supplies were extremely uncertain at times".

Mr Koester notes that Boss tried to improve conditions in 1944, a year before the war ended, by asking to house his workers himself, and attempting to improve their food situation.

"We can only repeat that the behaviour towards the forced labourers was at times harsh and involved coercion, but that concern for their welfare was also displayed, rendering simplistic characterisations impossible," he writes.

The company said on its website it wished to "express its profound regret to those who suffered harm or hardship at the factory run by Hugo Ferdinand Boss under National Socialist rule".

After the war Boss was tried and fined for his involvement in Nazi structures.


Samsung continues to tease the Galaxy S21 with a rundown of Galaxy S-series history

Samsung is all set to launch the Galaxy S21 series on January 14 at its UnPacked event. However, ahead of the launch, almost everything, from the camera details to the stylus-equipped covers has already leaked online. The latest leak also claimed that the Galaxy S21 Ultra is likely to have support for a 120Hz refresh rate at QHD+ resolution. Now, ahead of the big reveal, Samsung is looking back at how far they’ve come with the Galaxy S-series. Here is a rundown of the history of the flagship lineup.

You’re going to want all the details. Galaxy Unpacked on January 14, 2021.
Visit https://t.co/D6nxwskptt to watch #SamsungUnpacked pic.twitter.com/MdQ5YCYBAZ

&mdash Samsung Mobile (@SamsungMobile) January 4, 2021

2010 – Hello, Smartphones! – Galaxy S was launched in 2010 with the first 4-inch (10 cm) 480×800 pixel Super AMOLED capacitive touchscreen display, a PowerVR graphics processor, Wi-Fi connectivity, a 5-megapixel primary camera and a 0.3-megapixel secondary front-facing camera.

2011 – Size Zero of Smartphones – With thickness of just 8.49mm, Galaxy SII was introduced as the size zero of smartphones. It was one of the first devices to offer a Mobile High-definition Link which allows up to 1080p uncompressed video output to an MHL enabled TV or to an MHL to HDMI adapter, while charging the device at the same time.

2012 – Bestselling Device of the Year – The Galaxy SIII was the first to have a HD screen. With this smartphone, Samsung launched Multi Window (Android 4.1), Ambient Light, Smart Stay, S Voice, and S Beam (NFC). It employed an intelligent personal assistant (S Voice), eye-tracking ability, and increased storage.

2013 – Sophisticated Software – Galaxy S4 focused on features like IR Blaster (phone could double as a universal remote), Smart Program, Smart Rotation, Smart Scroll, and Story Album. The phone’s ability was enhanced to detect a finger hovering over the screen. It also had an expanded eye tracking functionality.

2014 – High Resistance – The fifth generation Galaxy S model brought fingerprint scanner on the home button and a heart rate sensor near the primary camera. Galaxy S5 was IP67 Dust and Water Resistant. The dust rating 6 is the highest level of protection, and the rating 7 in water resistance meant water-resistance up to 1 meter for up to 30 minutes.

2015 – New Curves! – Samsung launched Galaxy S6 & S6 edge with unique Wireless Charging and Curved Edge Screen features. While wireless charging gave consumers more flexibility to charge their phones, Curved Edge Screen Display didn’t just offer them a gorgeous design but a brand new way to interact with their device with edge functionality.

2016 – Redefining the Phone Camera – Galaxy S7 and S7 edge were the first phones to offer a Dual Pixel Autofocus camera that ensured good image quality regardless of lighting conditions.

2017 – Infinity Display – With Galaxy S8 and S8+, Samsung raised the bar of smartphone design by introducing the Infinity Display. It came with Samsung Pay for India.

2018 – New Audio & Augmented Reality Experience – Galaxy S9 & Galaxy S9+ came with industry-first features such as Dolby Atmos Surround Sound, Dual Aperture, and AR Emoji etc.

2019 – The Ultra Wide Lens debuted on Galaxy S10, letting users capture more than the usual. Both front and rear cameras could shoot in up to UHD quality, which was an industry-first.

2020 – Galaxy S20 series was Samsung’s first, full 5G flagship lineup, featured 5G and AI camera technologies.


Ver el vídeo: Η ιστορία ενός ξυλοκόπου..