¿Por qué la Unión Soviética levantó el bloqueo de Berlín?

¿Por qué la Unión Soviética levantó el bloqueo de Berlín?

Entre el 24 de junio de 1948 y el 12 de mayo de 1949 las rutas terrestres hacia Berlín Occidental fueron bloqueadas por las fuerzas soviéticas y los berlineses occidentales fueron abastecidos completamente por aire (el famoso Puente Aéreo de Berlín).

Nadie relacionado con las autoridades soviéticas había pensado que Berlín podría abastecerse de esta manera. Pero contrariamente a las expectativas, el puente aéreo fue un éxito logístico asombroso, y finalmente trajo suministros a un ritmo que excedió lo que habían proporcionado las carreteras y los ferrocarriles antes de la crisis.

Entonces, aunque "porque no estaba funcionando" es la respuesta frívola a mi pregunta, eso no explica el pensamiento soviético. Si bien el bloqueo fue claramente un fracaso desde el punto de vista soviético, al mismo tiempo (aparentemente) no costó nada mantenerlo. Fue un éxito para los aliados occidentales y glorioso, pero sus costos fueron altos. El artículo de Wikipedia solo sugiere que la "humillación" obligó a los soviéticos a levantar el bloqueo, pero seguramente poner fin al bloqueo y admitir su derrota fue humillante en sí mismo.

¿Por qué no simplemente imponer el bloqueo indefinidamente? Puente aéreo o sin puente aéreo.

¿El bloqueo impuso costos al Bloque del Este que no son evidentes de inmediato? ¿Daño a la buena voluntad (tanto dentro de Alemania como en el resto del mundo)? ¿Costos comerciales? ¿Hubo palancas económicas que los aliados occidentales pudieron aplicar silenciosamente para ayudar a poner fin al bloqueo?


Esta es una buena pregunta. Tantas entradas de enciclopedias, menciones de paso en libros, etc. pasan por alto la cuestión de poner fin al bloqueo, como si la motivación para abandonarlo fuera obvia. Daniel Harrington, a mediados de la década de 1980, resume y revisa los argumentos sobre la crisis, da un ejemplo típico de esto ".A mediados de marzo, con lo peor del invierno a sus espaldas, Stalin se dio cuenta de que cualquier palanca que ofreciera el bloqueo se estaba reduciendo rápidamente " [3: 110] Esto es cierto incluso en relatos muy recientes. El libro de Ted Hopf sobre la guerra fría temprana, escribe: "Después de que el puente aéreo demostró su capacidad durante el invierno, Stalin abandonó sus demandas de divisas ..." [2: 141] que fueron el último obstáculo para llegar a una resolución.

Por lo general, no hay muchos intentos de explicar por qué no pudo continuar el bloqueo un año más, dos años, etc. El suposición Creo que mucha gente hace, incluso cuando las obras en realidad no muestran ninguna evidencia de que los soviéticos pensaran de esta manera, es que la costo político en términos de pérdida de reputación internacional fue alta, y no valía la pena prolongar la crisis. Sin embargo, mi rápido vistazo a la literatura no dijo mucho en detalle sobre esto, pero tal vez alguien pueda intervenir. Parte del problema, creo, es que el abrumador predominio de la literatura sobre este tema parece utilizar casi exclusivamente fuentes occidentales ( Sería genial si alguien pudiera señalar un trabajo reciente que hace uso de fuentes de archivo soviéticas).

Encontré una excepción importante a lo anterior en forma de un artículo de 1997 de William Stivers 1 en Historia diplomática que se cita con frecuencia en trabajos posteriores y entradas de enciclopedia sobre el tema del bloqueo de Berlín. Estoy francamente sorprendido de no ver ninguna integración de sus hallazgos en la entrada de Wikipedia sobre el bloqueo.

Vi tres conclusiones importantes del artículo de Stivers que pueden ayudarnos a responder su pregunta:

  1. La literatura distorsiona fundamentalmente los hechos sobre el terreno durante el conflicto al describir (como hicieron los aliados en ese momento) la situación en Berlín como la creación de una ciudad completamente aislada. Como dice Stivers y argumenta en detalle en el artículo, "el bloqueo soviético ni intentó ni logró el aislamiento de Berlín Occidental" [1: 569]

    Sin embargo, no se hizo ningún esfuerzo, ni al comienzo del bloqueo ni durante el transcurso del mismo, para aislar los sectores occidentales de Berlín Oriental o del campo circundante. Como resultado, una avalancha de bienes, aproximadamente medio millón de toneladas, para tomar la media de varias estimaciones, ingresó a los sectores occidentales desde fuentes del área soviética durante el período de diez meses y medio de "restricciones". [1:570]

    Muchos trabajos, incluida la entrada de Wikipedia, notan que se ofrecía comida del este, pero, "Lo hacen principalmente para enfatizar que la gran mayoría de los residentes del sector occidental lo rechazaron". [1:571]

  2. Hablando de su sugerencia de que los soviéticos podrían haber continuado indefinidamente, Stivers sugiere aún más enérgicamente:

    Los objetivos de Alemania Oriental y la Unión Soviética, que alguna vez fueron afirmados con certeza por los historiadores occidentales, se vuelven repentinamente esquivos. En particular, el hecho de que los soviéticos impusieran el bloqueo, pero luego dejaran que se socavara de una manera que ayudó a Occidente a la victoria, es una contradicción en busca de una explicación. Los soviéticos probablemente podrían haber "ganado" el conflicto en cualquier número de puntos. Si hubieran impuesto un bloqueo absoluto al comienzo de la crisis (reduciendo así el colchón de tiempo de los Aliados), o hubieran seguido adelante indefinidamente… habrían tensado la moral hasta el límite. [1:595]

    Él responde a este acertijo enfatizando el hecho de que no era el aislamiento de Berlín lo que querían, sino una mayor integración de este en una economía que tenía un gran beneficio para la interacción con él [1: 595] Mientras que todos los ojos están puestos en el simbolismo de el transporte aéreo para aliviar Berlín Occidental, se presta menos atención al poderoso impacto del contrabloqueo en Alemania Oriental:

    La economía de Alemania Oriental sufrió gravemente por el contrabloqueo aliado impuesto ... contra los envíos de la zona occidental al este. El comercio con las empresas del sector occidental de Berlín ayudó a reducir el daño de las interdependencias destrozadas y a evitar el colapso en ciertos sectores clave. [1: 587]

    En esta perspectiva, Stivers había un costo tanto económico como político - pero aquí el costo político no es solo internacional, sino también en términos de su reputación dentro del bloque:

    Tal como estaban las cosas, el bloqueo fue un gran error. A los ojos de los alemanes, la Unión Soviética no solo parecía un "amigo" de lo más inverosímil, sino que la necesidad de buscar la seguridad con Occidente parecía demostrada de manera concluyente. Dejando de lado las consideraciones económicas, el suministro y las ofertas comerciales soviéticas, comenzando con la oferta de leche cinco días después de que comenzara el bloqueo, parecen esfuerzos para reducir la crisis a fin de reparar el daño político. [5: 596]

  3. Finalmente, Stivers hace un argumento complejo, no considerado aquí en detalle, que la conclusión de la crisis, que dependió de la caída soviética de sus demandas, especialmente con respecto a la moneda en Berlín Occidental, se debió en parte a la resistencia británica a ciertos aspectos. de las demandas estadounidenses, y el estancamiento de las acciones de los británicos y franceses hasta un punto en el que la demanda ya tenía poco sentido, facilitando así el camino para una resolución de la crisis. El período del bloqueo provocó cambios en el entorno económico y disminuyó la interdependencia de las dos partes hasta un punto en el que la restauración del estado anterior a la crisis era cada vez más improbable. [1: 602]

En conclusión, argumenta Stivers, reproducido por otros que lo citan en trabajos posteriores, es que el bloqueo vino con un costo para los soviéticos que fue tanto político como económico en forma de contrabloqueo de los aliados en Alemania Oriental, y durante su curso, ayudó a producir cambios económicos en la relación entre Alemania Oriental y Alemania Occidental que hicieron difícil la restauración del statu quo anterior a la crisis y, por lo tanto, no valió la pena. continuación del bloqueo.

Fuentes mencionadas anteriormente como [Número de fuente: Número de página]

Fuentes

  1. William Stivers, “El bloqueo incompleto: suministro de la zona soviética de Berlín Occidental, 1948-49”, Historia diplomática 21, no. 4 (1 de octubre de 1997): 569-602. Wiley en línea

  2. Ted Hopf, Reconstrucción de la guerra fría: los primeros años, 1945-1958 (Oxford University Press, 2012). Gbooks

  3. Daniel F. Harrington, "El bloqueo de Berlín revisitado", The International History Review 6, no. 1 (1 de febrero de 1984): 88-112. Jstor


El artículo de history.com dice:

en abril de 1949, los aviones aterrizaban en la ciudad cada minuto. Las tensiones fueron altas durante el puente aéreo, y tres grupos de bombarderos estratégicos estadounidenses fueron enviados como refuerzos a Gran Bretaña, mientras que la presencia del ejército soviético en el este de Alemania aumentó dramáticamente. Los soviéticos no hicieron ningún esfuerzo importante para interrumpir el puente aéreo. Como contramedida contra el bloqueo soviético, las potencias occidentales también lanzaron un embargo comercial contra el este de Alemania y otros países del bloque soviético.

Probablemente también obtuvieron algo para ellos (fuente):

Al darse cuenta de que el bloqueo estaba fallando, los soviéticos intentaron negociar. El 4 de mayo, los soviéticos se reunieron con los tres aliados occidentales en Berlín y acordaron poner fin al bloqueo, a partir del 12 de mayo.

Una cosa más es que los soviéticos realmente perdieron esta pelea (fuente):

El bloqueo no solo resultó ser totalmente ineficaz, sino que terminó fracasando en los soviéticos de otras formas. Provocó verdaderos temores de guerra en Occidente. Y en lugar de impedir el establecimiento de una Alemania Occidental independiente, aceleró los planes de los Aliados para establecer el estado. También aceleró la creación de la Organización del Tratado del Atlántico Norte, una alianza militar entre Estados Unidos y Europa Occidental. En mayo de 1949, Stalin no tuvo más remedio que levantar el bloqueo.

Mantener el bloqueo podría unir más a Occidente, lo que no deseaba Stalin.

Tenga en cuenta también que en Berlín Occidental no solo había civiles, sino también fuerzas militares de EE. UU., Reino Unido y Francia. Desautorizar su suministro podría haberse considerado un acto, tal vez no una guerra, sino una agresión. Estados Unidos tenía la bomba atómica y nadie estaba 100% seguro de que no se volvería a utilizar. Esto podría explicar por qué "tres grupos de bombarderos estratégicos estadounidenses" causaron tanto miedo.


Me sorprende que nadie mencione una de las principales razones del bloqueo (lo que podría ayudar a explicar por qué finalmente se levantó). El 20 de junio de 1948, las potencias occidentales decidieron unilateralmente cambiar al nuevo dinero (nuevo marco alemán) en sus zonas de ocupación, mientras que la zona soviética seguía utilizando proyectos de ley de reichsmark anteriores cuya emisión estaba controlada colectivamente por las potencias aliadas. La URSS se opuso a ese paso porque resultó en una clara separación económica de las tres zonas "occidentales" de la "oriental", que fue (en opinión soviética) contra el acuerdo de Potsdam sobre la soberanía colectiva de las cuatro potencias aliadas sobre Alemania.

A las personas de las zonas occidentales se les permitió cambiar el dinero antiguo por el nuevo de forma muy gradual y, naturalmente, las tasas empezaron a subir. Pero en la zona oriental todavía podían usar el dinero antiguo para comprar los bienes, y se puede imaginar que en 1948, en el país en ruinas, eso era enorme. Así que los alemanes, y sobre todo los que vivían cerca de la zona este, abarrotaron los sectores orientales, arrasando con todo lo que se ofrecía en las tiendas.

Entonces, la administración soviética decidió detener el flujo, simplemente no podían permitírselo financieramente, por lo que comenzó el bloqueo y luego se extendió lentamente de los vehículos automotores a los trenes y luego al transporte aéreo.

Parece que nadie quería dar marcha atrás, sin mencionar que la guerra fría ya comenzó, los aliados ya no eran aliados, por lo que en el futuro las cosas empeoraron y la situación se deterioró cada vez más. En solo 4 días el bloqueo se volvió absoluto.

Lo "gracioso" es que durante algún tiempo después de que el bloqueo comenzara, los soviéticos enviaron algunos alimentos y bienes a Berlín occidental, obviamente usándolo como una herramienta de propaganda, pero para los berlineses que se beneficiaron probablemente ese no era el punto principal, solo querían sobrevivir. Y luego el gobierno de Berlín Occidental ... prohibió obtener la comida del este de Berlín. Por ejemplo, los trabajadores del gobierno eran despedidos de sus trabajos si se descubría que habían estado obteniendo alimentos y suministros de Berlín Oriental ... una especie de prueba de lealtad, supongo. En agosto de 1949, el gobierno de Berlín Occidental hizo barricadas frente a Postdammerplatz, donde se había organizado el mayor intercambio de bienes entre los sectores, etc. La URSS también utilizó algunas tácticas encubiertas para intentar socavar los esfuerzos occidentales.

Ambos bandos persiguieron sus objetivos políticos, y la URSS tampoco era un osito de peluche mullido, de ninguna manera. Sin embargo, el bloqueo no fue algo que Stalin simplemente decidió hacer solo porque era este súper villano empeñado en dominar el mundo comunista. De hecho, fue más bien una reacción instintiva a acciones (probablemente) poco esperadas por parte del bloque Estados Unidos-Reino Unido-Francia.

Resultado: la división de Alemania en RFA y RDA en octubre de 1949. Entonces, mi explicación: los soviéticos dejaron de preocuparse por el bloqueo a mediados de 1949 porque tomaron la decisión sobre la división. El bloqueo no tenía más sentido, ya que Alemania pronto se convertiría en dos países de todos modos, con fronteras reales, etc. Y eso es exactamente lo que sucedió.

Fuentes:

  1. Keiderling G. Die Berliner Krise 1948/49. Berlín (Oeste), 1982

  2. Беспалов В. А. "Блокада Берлина" y продовольственный вопрос: забытые аспекты, Вестник РГУ им. И. Канта, 2007 (en ruso)

  3. Resumen de la primera ley de reforma monetaria promulgada por los tres gobernadores militares occidentales, en vigor el 20 de junio de 1948, Departamento de Estado de los Estados Unidos. Documentos sobre Alemania 1944-1985. Washington: Departamento de Estado

  4. Declaración tripartita anunciando la extensión del "marco alemán" occidental como moneda en los sectores occidentales de Berlín, vigente desde el 24 de junio de 1948, Departamento de Estado de los Estados Unidos. Documentos sobre Alemania 1944-1985. Washington: Departamento de Estado

Las fechas y los hechos simples (como la división de Alemania, la creación de la OTAN) no necesitan una cita, estoy seguro.


Cómo los aliados derrotaron el bloqueo soviético de Berlín En la guerra fría

El Puente Aéreo de Berlín fue el primer gran enfrentamiento entre Oriente y Occidente durante la Guerra Fría. Fue conocida como Operación 'Plainfare' por los británicos y Operación 'Vittles' por los estadounidenses.

La ciudad dividida de Berlín se encontraba en las profundidades del territorio soviético y estaba conectada con Alemania Occidental mediante "corredores" de carreteras, ferrocarriles, vías fluviales y aéreos acordados formalmente. Ansiosos por expulsar a sus antiguos aliados estadounidenses, británicos y franceses, los soviéticos se embarcaron en un estrangulamiento progresivo de la ciudad a partir de enero de 1948.

Las reformas monetarias, a las que se opusieron los rusos, se introdujeron en Alemania Occidental en junio de 1948 y serían el catalizador que desencadenó en serio el bloqueo de Berlín. El acceso entre Berlín Occidental y Alemania Occidental estaba prohibido en tierra.

Dos millones y medio de berlineses, así como las guarniciones aliadas, debían recibir alimentos, combustible y los medios para continuar la producción y la exportación. La única forma de abastecer a la ciudad era a través de los tres corredores aéreos hacia Berlín desde Hamburgo, Hannover y Frankfurt. Gran Bretaña, Estados Unidos y otros aliados occidentales volaron aviones con suministros a los aeropuertos de Tempelhof, Gatow y Tegal de Berlín.


Cómo los rusos tomaron Berlín solos

El Ejército Rojo en las calles de Berlín, abril de 1945. / Foto: DPA / Global Look Press

La Batalla de Berlín fue una de las batallas más grandes de la historia de la humanidad. Comenzó el 16 de abril en las afueras de la ciudad. Para el 25 de abril, las tropas soviéticas habían entrado en la capital del Tercer Reich. Cerca de 3,5 millones de soldados de ambos bandos participaron en la lucha con más de 50.000 armas y 10.000 tanques.

¿Por qué no& rsquo¿Las otras fuerzas aliadas luchan en Berlín?

Las tropas soviéticas irrumpieron en Berlín, mientras que el resto del ejército aliado permaneció a más de 100 kilómetros de la capital alemana. En 1943, el presidente estadounidense Franklin Roosevelt declaró que "Estados Unidos debe obtener Berlín". El primer ministro británico Winston Churchill estuvo de acuerdo en que la capital nazi no debe caer en manos soviéticas. Sin embargo, en la primavera de 1945, estas fuerzas aliadas no hicieron ningún esfuerzo por tomar posesión de la ciudad. El historiador británico John Fuller lo llamó "una de las decisiones más extrañas jamás tomadas en la historia militar".

Conferencia de Yalta 1945: Churchill, Stalin, Roosevelt. / Foto: dominio público

Sin embargo, esta decisión tuvo sus motivos. En una entrevista con RBTH, el historiador ruso Andrei Soyustov dijo que había al menos dos razones para esta decisión. Primero, según los acuerdos preliminares, incluidos los acuerdos celebrados en Yalta, Berlín estaba ubicada en la zona de operaciones militares soviéticas. La línea de demarcación entre la URSS y las otras fuerzas aliadas pasaba por el río Elba. "Apresurarse a Berlín en aras del estatus, podría haber resultado, como mínimo, contraproducente y puede haber resultado en la decisión de la URSS de no luchar contra Japón", explica el historiador. La segunda razón para no asaltar el gigantesco centro urbano fue que los Aliados habían estado plagados de bajas a medida que se acercaba el final de la guerra. En el período comprendido entre el desembarco de Normandía y abril de 1945, los aliados "pudieron evitar asaltar las grandes ciudades", señala Soyustov.

Las bajas soviéticas en la Batalla de Berlín fueron de hecho muy altas con 80.000 heridos y al menos 20.000 muertos. El lado alemán sufrió tantas pérdidas.

Un ataque nocturno bajo los focos

Berlín fue capturada por las tropas soviéticas en tres frentes. La tarea más difícil recayó en los soldados del Primer Frente de Bielorrusia, comandado por Georgy Zhukov, que tuvo que cargar la posición alemana bien fortificada en Seelow Heights en las afueras de la ciudad. El ataque comenzó durante la noche del 16 de abril con un bombardeo de artillería coordinado y poderoso sin precedentes. Luego, sin esperar la mañana, los tanques entraron en combate apoyados por la infantería. La ofensiva se llevó a cabo con la ayuda de focos, que se instalaron detrás de las tropas que avanzaban. Incluso con el uso de esta inteligente táctica, se necesitaron varios días para apoderarse de Seelow Heights.

Artillería soviética en Seelow Heights, abril de 1945. / Foto: Getty Images

Inicialmente, casi un millón de militares alemanes se concentraron alrededor de Berlín. Sin embargo, se encontraron con una fuerza soviética que era 2,5 veces mayor. Al comienzo de la operación de Berlín, las tropas soviéticas lograron aislar a la mayoría de las unidades alemanas de la ciudad. Debido a esto, el ejército soviético encontró solo unos pocos cientos de miles de soldados alemanes en el propio Berlín, incluido el Volkssturm (la milicia) y las Juventudes Hitlerianas. También había muchas unidades SS de diferentes países europeos.

Todas las apuestas a los tanques

Las tropas de Hitler trabajaron desesperadamente para defenderse con dos líneas de defensa organizadas en Berlín. Muchas casas fueron equipadas con búnkeres y estas casas, con sus gruesos muros, se convirtieron en fortalezas inexpugnables. De particular peligro para las tropas soviéticas que avanzaban eran las armas antitanques, las bazucas y las granadas de mano, ya que las fuerzas soviéticas dependían en gran medida del uso de vehículos blindados durante el ataque. En este entorno de guerra urbana, muchos tanques fueron destruidos.

Tropas de combate soviéticas de camino al centro de Berlín, 1945. / Foto: Arkadyi Shaikhet / RIA Novosti

Después de la guerra, los comandantes de la operación soviética a menudo fueron criticados por depender tanto del uso de vehículos blindados. Sin embargo, como enfatizó Soyustov, en tales condiciones el uso de tanques estaba justificado. "Gracias al uso intensivo de vehículos blindados, el ejército soviético pudo crear una unidad de apoyo muy móvil para las tropas que avanzaban, lo que les ayudó a atravesar las barricadas hacia el centro de la ciudad".

Las tácticas utilizadas en la Batalla de Berlín se basaron en la experiencia de la Batalla de Stalingrado. Las tropas soviéticas establecieron unidades de asalto especiales, en las que los tanques jugaron un papel fundamental. Por lo general, las maniobras se realizaban de la siguiente manera: La infantería se movía a ambos lados de la calle, revisando las ventanas de ambos lados, para identificar obstáculos que fueran peligrosos para los vehículos, como armas camufladas, barricadas y tanques incrustados en el suelo. . Si las tropas notaban tales impedimentos más adelante, la infantería soviética esperaría la llegada de sus tanques autopropulsados ​​y obuses autopropulsados, conocidos como `` mazo de Stalin ''. Una vez que llegara este apoyo, los vehículos blindados trabajarían para destruir a los alemanes. fortificaciones a quemarropa. Sin embargo, hubo situaciones en las que la infantería no pudo seguir el ritmo de los vehículos blindados y, en consecuencia, los tanques fueron aislados de su cobertura y se convirtieron en presa fácil para las armas y la artillería antitanques alemanas.

La toma del Reichstag

La culminación de la ofensiva en Berlín fue la batalla por el Reichstag, el edificio del parlamento alemán. En ese momento, era el edificio más alto del centro de la ciudad y su captura tuvo un significado simbólico. El primer intento de apoderarse del Reichstag el 27 de abril fracasó y la lucha continuó durante cuatro días más. El punto de inflexión se produjo el 29 de abril cuando las tropas soviéticas tomaron posesión del edificio fortificado del Ministerio del Interior, que ocupaba una manzana entera. Los soviéticos finalmente capturaron el Reichstag en la noche del 30 de abril.

Estandarte de la victoria sobre el Reichstag, 1945. / Foto: Museo de Arte Multimedia de Moscú

Temprano en la mañana del 1 de mayo, la bandera de la 150 División de Fusileros se izó sobre el edificio. Posteriormente se denominó Estandarte de la Victoria.

El 30 de abril, Adolf Hitler se suicidó en su búnker. Hasta el último momento, Hitler había esperado que tropas de otras partes de Alemania acudieran en su ayuda en Berlín, pero esto no sucedió. Las tropas de Berlín se rindieron el 2 de mayo.

¿Fue necesaria la batalla de Berlín?

Al calcular las pérdidas involucradas en la Batalla de Berlín al final de una guerra tan sangrienta, algunos historiadores dudan de que el ataque soviético a la ciudad fuera necesario. En opinión del historiador y escritor Yuri Zhukov, después de que las tropas soviéticas y estadounidenses se encontraran en el río Elba, rodeando a las unidades alemanas en Berlín, fue posible prescindir de la ofensiva contra la capital nazi. & quot; Georgy Zhukov & hellip podrían haber endurecido el círculo de bloqueo por horas & hellip Pero durante toda una semana, sacrificó sin piedad a miles de soldados soviéticos & hellip. Obtuvo la rendición de la guarnición de Berlín el 2 de mayo. Pero si esta capitulación no hubiera ocurrido el 2 de mayo, sino, digamos que el 6 o el 7 se habrían salvado decenas de miles de nuestros soldados ”, continúa Zhukov.

Berlín, el final de la Segunda Guerra Mundial. / Foto: Prensa Global Look

Sin embargo, hay otras opiniones que contradicen este punto de vista. Algunos investigadores dicen que si las tropas soviéticas hubieran asediado la ciudad, habrían perdido la iniciativa estratégica ante los alemanes. Los intentos nazis de romper el bloqueo desde adentro y desde afuera habrían resultado en tantas pérdidas para el ejército soviético como el ataque, afirma Soyustov. Tampoco está claro cuánto tiempo habría durado tal bloqueo.

Soyustov también dice que retrasar la operación de Berlín podría haber resultado en problemas políticos entre las fuerzas aliadas. No es ningún secreto que hacia el final de la guerra los representantes del Tercer Reich intentaron negociar un acuerdo de paz por separado con las fuerzas estadounidenses y británicas. "En estas circunstancias, nadie habría podido predecir cómo se habría desarrollado un bloqueo de Berlín", está convencido Soyustov.

Leer más: Cinco preguntas sobre la sentencia de Nuremberg

Si utiliza cualquier contenido de Russia Beyond, en parte o en su totalidad, proporcione siempre un hipervínculo activo al material original.


¿Por qué la Unión Soviética levantó el bloqueo de Berlín? - Historia

Tenga en cuenta: La información de audio del video se incluye en el texto a continuación.

El Puente Aéreo de Berlín podría considerarse la primera batalla de la Guerra Fría. Fue cuando los países occidentales entregaron alimentos y suministros muy necesarios a la ciudad de Berlín a través del aire porque todas las demás rutas estaban bloqueadas por la Unión Soviética.


Un aterrizaje de C-54 en el aeropuerto de Berlín Tempelhof
Fuente: Fuerza Aérea de los Estados Unidos

Al final de la Segunda Guerra Mundial, el país de Alemania fue dividido por los Aliados en cuatro zonas. Gran Bretaña, Francia, Estados Unidos y la Unión Soviética controlaban cada uno una zona diferente. La capital de Alemania, Berlín, estaba ubicada en la zona de la Unión Soviética, pero el control de esta ciudad también se dividió en cuatro zonas entre los cuatro países.

Tensiones entre Oriente y Occidente

Con el fin de la guerra, las tensiones comenzaron a aumentar entre los países democráticos del oeste y los países comunistas controlados por la Unión Soviética del este. Occidente estaba decidido a detener la expansión del comunismo y el Plan Marshall y la Doctrina Truman lo dejaron claro.

Occidente también quería que el país de Alemania estuviera unido bajo un gobierno democrático. La Unión Soviética no quería esto. Pronto, las dos partes estaban en desacuerdo sobre el futuro de Alemania. Occidente introdujo una nueva moneda llamada Deutsche Mark, pero los soviéticos se negaron a usarla en su zona.

La ciudad de Berlín era una isla en medio de la zona controlada por los soviéticos. El oeste envió suministros allí a través de ferrocarriles y carreteras. Sin embargo, los soviéticos querían el control total de Berlín. Pensaron que si cortaban Berlín de sus suministros externos y alimentos, entonces caería bajo su control.

El 24 de junio de 1948, los soviéticos bloquearon todo el tráfico ferroviario y por carretera hacia Berlín. Cortaron la electricidad proveniente de la parte soviética de la ciudad. Detuvieron todo el tráfico que entraba y salía de la ciudad. La única forma de entrar era volar.

Cuando comenzó el bloqueo, la ciudad de Berlín tenía alrededor de 36 días de comida. También necesitaban toneladas de carbón para obtener energía y otros artículos como suministros médicos.

Sin ir a la guerra ni renunciar a la ciudad de Berlín, la única opción que tenían los países occidentales era intentar llevarse todos los suministros. Esta fue una tarea enorme. Había más de dos millones de personas viviendo en la ciudad en ese momento. El ejército estimó que se necesitarían más de 1500 toneladas de alimentos al día para mantenerlos con vida.

Los soviéticos no creían que un puente aéreo funcionaría. Sentían que la gente de Berlín eventualmente se rendiría.

Durante los siguientes diez meses, Estados Unidos y Gran Bretaña volaron alrededor de 277.000 vuelos a Berlín. Llevaron más de 2,3 millones de toneladas de suministros a la ciudad. El 12 de mayo de 1949 la Unión Soviética detuvo el bloqueo y terminó el puente aéreo.


Contenido

Ultimátum de Berlín de 1961 Editar

En la cumbre de Viena del 4 de junio de 1961, aumentaron las tensiones. Al reunirse con el presidente de los Estados Unidos, John F. Kennedy, el primer ministro Khrushchev volvió a emitir el ultimátum soviético para firmar un tratado de paz por separado con Alemania del Este y así poner fin a los acuerdos existentes entre las cuatro potencias que garantizan los derechos estadounidenses, británicos y franceses para acceder a Berlín Occidental y la ocupación del Este. Berlín por las fuerzas soviéticas. [1] Sin embargo, esta vez lo hizo mediante la emisión de una fecha límite del 31 de diciembre de 1961. Las tres potencias respondieron que cualquier tratado unilateral no podía afectar sus responsabilidades y derechos en Berlín Occidental. [1]

Tensiones crecientes Editar

En la creciente confrontación sobre el estatus de Berlín, Kennedy socavó su propia posición negociadora durante sus negociaciones en la cumbre de Viena con Khrushchev en junio de 1961. Kennedy esencialmente transmitió la aquiescencia de Estados Unidos a la división permanente de Berlín. Esto hizo que sus declaraciones públicas posteriores, más asertivas, fueran menos creíbles para los soviéticos. [2] Kennedy se decidió por una política flexible propuesta por sus asesores más jóvenes, con sólo unas pocas concesiones a los partidarios de la línea dura en torno a Dean Acheson. Estados Unidos definió ahora tres intereses vitales en su política para Berlín, y los vinculó todos solo a la parte occidental de la ciudad: la presencia de tropas occidentales en Berlín Occidental, la seguridad y viabilidad de los sectores occidentales y el acceso occidental a ellos. [3]

A medida que se intensificaba la confrontación por Berlín, Kennedy pronunció el 25 de julio un discurso televisivo en Washington en CBS y se transmitió a nivel nacional en los EE. UU. Reiteró que Estados Unidos no buscaba una pelea y que reconocía "las preocupaciones históricas de la Unión Soviética sobre su seguridad en Europa central y oriental". Dijo que estaba dispuesto a reanudar las conversaciones, pero también anunció que pediría al Congreso 3.250 millones de dólares adicionales para gastos militares, principalmente en armas convencionales. Quería seis nuevas divisiones para el Ejército y dos para la Infantería de Marina, y anunció planes para triplicar el reclutamiento y llamar a las reservas. Kennedy proclamó: "Buscamos la paz, pero no nos rendiremos". [4]

De vacaciones en el balneario de Sochi, en el Mar Negro, se informó que Khrushchev estaba enojado por el discurso de Kennedy. John Jay McCloy, asesor de desarme de Kennedy, que se encontraba en la Unión Soviética, fue invitado a unirse a Jruschov. Se informa que Khrushchev le explicó a McCloy que el refuerzo militar de Kennedy amenazaba con una guerra.

Planes para el Muro de Berlín Editar

A principios de 1961, el gobierno de Alemania Oriental buscó una forma de evitar que su población se fuera a Occidente. Walter Ulbricht, primer secretario del Partido de la Unidad Socialista (SED) y presidente de Staatsrat y, por lo tanto, principal responsable de la toma de decisiones de Alemania del Este, convenció a la Unión Soviética de que la fuerza era necesaria para detener este movimiento, aunque el estado de cuatro potencias de Berlín requería la concesión de viajes gratis. entre zonas y prohibió la presencia de tropas alemanas en Berlín. [1]

El gobierno de Alemania Oriental comenzó a almacenar materiales de construcción para la construcción del Muro de Berlín. Esta actividad era ampliamente conocida, pero solo un pequeño círculo de planificadores soviéticos y de Alemania Oriental creían que los alemanes orientales estaban al tanto del propósito. [1] Este material incluía suficiente alambre de púas para encerrar los 156 km (97 millas) de circunferencia de Berlín Occidental. El régimen logró evitar las sospechas extendiendo las compras de alambre de púas entre varias empresas de Alemania Oriental, que a su vez distribuyeron sus pedidos entre una serie de empresas en Alemania Occidental y el Reino Unido. [5]

El 15 de junio de 1961, dos meses antes de que comenzara la construcción del Muro de Berlín, Walter Ulbricht declaró en una conferencia de prensa internacional: "Niemand hat die Absicht, eine Mauer zu errichten!"(" Nadie tiene la intención de levantar un muro "). Fue la primera vez que el término Mauer (muro) se había utilizado en este contexto.

Del 4 al 7 de agosto de 1961, los ministros de Relaciones Exteriores de los EE. UU., Reino Unido, Francia y Alemania Occidental se reunieron en secreto en París para discutir cómo responder a las acciones soviéticas [ se necesita más explicación ] en Berlín Occidental. Expresaron una falta de voluntad para participar en la guerra. En unas semanas, la KGB le proporcionó a Jruschov descripciones de las conversaciones de París. Estos mostraron que el secretario de Estado de Estados Unidos, Dean Rusk, a diferencia de los alemanes occidentales, apoyaba las conversaciones con la Unión Soviética, aunque la KGB y el GRU advirtieron que los Estados Unidos estaban siendo presionados por otros miembros de la alianza para considerar sanciones económicas contra Alemania del Este y otros países. países socialistas y avanzar más rápido en los planes de armamento convencional y nuclear de sus aliados en Europa Occidental, como la Bundeswehr de Alemania Occidental. [6]

Occidente tenía inteligencia anticipada sobre la construcción del Muro. El 6 de agosto, una fuente de HUMINT, un funcionario del SED, proporcionó al 513º Grupo de Inteligencia Militar (Berlín) la fecha correcta del inicio de la construcción. En una reunión semanal del Comité de Vigilancia de Berlín el 9 de agosto de 1961, el Jefe de la Misión de Enlace Militar de los Estados Unidos con el Grupo de Comandantes de las Fuerzas Soviéticas de Alemania predijo la construcción de un muro. Una intercepción de las comunicaciones del SED el mismo día informó a Occidente que había planes para comenzar a bloquear todo el tráfico peatonal entre Berlín Oriental y Occidental. The interagency intelligence Watch Committee assessment said that this intercept "might be the first step in a plan to close the border", which turned out to be correct.

Closing of the border Edit

On Saturday 12 August 1961, the leaders of East Germany attended a garden party at a government guesthouse in Döllnsee, in a wooded area to the north of East Berlin, and Walter Ulbricht signed the order to close the border and erect a Wall around West Berlin.

At midnight, the army, police, and units of the East German army began to close the border by morning on Sunday 13 August 1961, the border to West Berlin had been shut. East German troops and workers had begun to tear up streets running alongside the barrier to make them impassable to most vehicles, and to install barbed wire entanglements and fences along the 156 km (97 mi) around the three western sectors and the 43 km (27 mi) which actually divided West and East Berlin. Approximately 32,000 combat and engineer troops were employed for the building of the Wall, after which the Border Police became responsible for manning and improving it. To discourage Western interference and perhaps control potential riots, the Soviet Army was present. [1]

Kennedy did not give in to angry demands for immediate action raised by West Berliners and their mayor, Willy Brandt. Instead, he sent vice president Lyndon B. Johnson together with Lucius D. Clay, the hero of the Berlin Airlift of 1948‒49, to West Berlin on August 19. They managed to calm the population and demonstrate symbolically the Unites States' solidarity with the city. On August 20, 1,500 additional GIs arrived in West Berlin. [7]

On 30 August 1961, in response to moves by the Soviet Union to cut off access to Berlin, President Kennedy ordered 148,000 Guardsmen and Reservists to active duty. In October and November, more Air National Guard units were mobilised, and 216 aircraft from the tactical fighter units flew to Europe in operation "Stair Step", the largest jet deployment in the history of the Air Guard. Most of the mobilised Air Guardsmen remained in the US, while some others had been trained for delivery of tactical nuclear weapons and had to be retrained in Europe for conventional operations. The Air National Guard's ageing F-84s and F-86s required spare parts that the United States Air Forces in Europe lacked. [1]

Richard Bach wrote his book Stranger to the Ground centred around his experience as an Air National Guard pilot on this deployment.

Berlin travel disputes Edit

The four powers governing Berlin (Soviet Union, United States, United Kingdom, and France) had agreed at the 1945 Potsdam Conference that Allied personnel could move freely in any sector of Berlin. But on 22 October 1961, just two months after the construction of the Wall, the US Chief of Mission in West Berlin, E. Allan Lightner, was stopped in his car (which had occupation forces license plates) while crossing at Checkpoint Charlie to go to a theatre in East Berlin. [8] President John F. Kennedy worked closely with retired Army General Lucius D. Clay, who had been in charge of the famous Berlin Airlift of 1948-1949. They decided to demonstrate American resolve. The American command in the West Berlin garrison considered a plan to pull down the wire and barricades with bulldozers. This, however, was overruled by the troop commander, Brigadier General. Frederick O. Hartel. General Clay went to Berlin for 10 months. [9] [10]

Military stand-off Edit

US Commandant General Watson was outraged by the East Berlin police's attempt to control the passage of American military forces. He communicated to the Department of State on 25 October 1961 that Soviet Commandant Colonel Solovyev and his men were not doing their part to avoid disturbing actions during a time of peace negotiations, and demanded that the Soviet authorities take immediate steps to remedy the situation. Solovyev replied by describing American attempts to send armed soldiers across the checkpoint and keeping American tanks at sector boundary as an "open provocation" and a direct violation of GDR regulations. He insisted that properly identified American military could cross the sector border without impediments, and were only stopped when their nationality was not immediately clear to guards. Solovyev contended that requesting identifying paperwork from those crossing the border was not unreasonable control Watson disagreed. In regard to the American military presence on the border, Solovyev warned:

I am authorized to state that it is necessary to avoid actions of this kind. Such actions can provoke corresponding actions from our side. We have tanks too. We hate the idea of carrying out such actions, and are sure that you will re-examine your course. [11] [ verificación fallida ] [12]

Perhaps this contributed to Hemsing's decision to make the attempt again: on 27 October 1961, Hemsing again approached the zonal boundary in a diplomatic vehicle. But General Clay did not know how the Soviets would respond, so just in case, he had sent tanks with an infantry battalion to the nearby Tempelhof airfield. To everyone's relief the same routine was played out as before. The US Military Police and Jeeps went back to West Berlin, and the tanks waiting behind also went home.

Immediately afterwards, 33 Soviet tanks drove to the Brandenburg Gate. Curiously, Soviet premier Nikita Khrushchev claimed in his memoirs that as he understood it, the American tanks had seen the Soviet tanks coming and retreated. Col. Jim Atwood, then Commander of the US Military Mission in West Berlin, disagreed in later statements. As one of the first to spot the tanks when they arrived, Lieutenant Vern Pike was ordered to verify whether they were indeed Soviet tanks. He and tank driver Sam McCart drove over to East Berlin, where Pike took advantage of a temporary absence of any soldiers near the tanks to climb into one of them. He came out with definitive evidence that the tanks were Soviet, including a Red Army newspaper. [13]

Ten of these tanks continued to Friedrichstraße, and stopped just 50 to 100 metres from the checkpoint on the Soviet side of the sector boundary. The US tanks turned back towards the checkpoint, stopping an equal distance from it on the American side of the boundary. From 27 October 1961 at 17:00 until 28 October 1961 at about 11:00, the respective troops faced each other. As per standing orders, both groups of tanks were loaded with live munitions. The alert levels of the US Garrison in West Berlin, then NATO, and finally the US Strategic Air Command (SAC) were raised.

It was at this point that US Secretary of State Dean Rusk conveyed to General Lucius Clay, the US commanding officer in Berlin, that "We had long since decided that Berlin is not a vital interest which would warrant determined recourse to force to protect and sustain." Clay was convinced that having US tanks use bulldozer mounts to knock down parts of the Wall would have ended the Crisis to the greater advantage of the US and its allies without eliciting a Soviet military response. Frederick Kempe argues that Rusk's views, along with evidence Kempe advances for the possibility that the Soviets might have backed down following this action, support a more unfavorable assessment of Kennedy's decisions during the crisis and his willingness to accept the Wall as the best solution. [14]

The United States deployed the Davy Crockett tactical nuclear device into the field for the final time during the Berlin crisis of 1961, according to Brigadier General Alvin Cowan, Assistant Division Commander of the United States 3rd Armored Division, at the Tactical Nuclear Weapons Symposium of 1969. According to Cowan, the device was retired afterwards in part because "it was essentially a platoon weapon," and there was apparently "great fear that some sergeant would start a nuclear war." [15]

Resolution Edit

With KGB spy Georgi Bolshakov serving as the primary channel of communication, Khrushchev and Kennedy agreed to reduce tensions by withdrawing the tanks. [16] The Soviet checkpoint had direct communications to General Anatoly Gribkov at the Soviet Army High Command, who in turn was on the phone to Khrushchev. The US checkpoint contained a Military Police officer on the telephone to the HQ of the US Military Mission in Berlin, which in turn was in communication with the White House. Kennedy offered to go easy over Berlin in the future in return for the Soviets removing their tanks first. The Soviets agreed. Kennedy stated concerning the Wall: "It's not a very nice solution, but a wall is a hell of a lot better than a war." [17]

A Soviet tank moved about 5 metres backwards first then an American tank followed suit. One by one the tanks withdrew. But General Bruce C. Clarke, then the Commander-in-Chief (CINC) of US Army Europe (USAREUR), was said to have been concerned about General Clay's conduct [ cita necesaria ] and Clay returned to the United States in May 1962. Gen. Clarke's assessment may have been incomplete, however: Clay's firmness had a great effect on the German population, led by West Berlin Mayor Willy Brandt and West German Chancellor Konrad Adenauer. [ cita necesaria ]


Supplying a City by Air: The Berlin Airlift

On June 24, 1948, the Soviet Union closed all surface routes into the western zone of Berlin. Citing "technical difficulties," the Soviets blockaded the city, hoping to force the United States, Great Britain, and France to abandon Berlin and thus sabotage currency reforms and the unification of the western zone of Germany. The Allied response was neither retreat nor war, but a unique reply made possible only by aviation - an airlift. Two days after West Berlin was sealed off, the first transport plane of "Operation Vittles" landed with vital supplies. For 18 months, American and British aircrews literally flew around-the-clock bringing coal, food, medicine, and all of the other necessities of life to the 2 million inhabitants of war-ravaged West Berlin. Despite impossible odds, the Berlin Airlift succeeded in winning this, the first battle of the Cold War.

By prior arrangement before the blockade, the US, Britain, and France had secured air rights to three narrow 20-mile-wide corridors over east Germany into Berlin. The shortest was 110 miles long. Aircraft were flown into Berlin along the northern and southern corridors. All planes leaving the city used the central corridor.

With the total support of President Harry S. Truman, the military governor of the American zone in Germany, Gen. Lucius D. Clay, organized the airlift. Although pressured by countless calls to abandon Berlin, Clay stood firm. His resolve and ability became the driving force behind this massive task.

Lt. Gen. Curtis E. LeMay, the commander of the US Air Force (USAF) in Europe, responded immediately to General Clay's request to supply Berlin by air. When asked by Clay if the USAF could deliver the coal, which was vital for Berlin's survival, LeMay responded, "We can deliver anything." He promptly arranged for additional aircraft and established the complex organization that made the airlift work. Wisely, he found the best person to run it.

In August 1948, General LeMay ordered Maj. Gen. William H. Tunner to assume command of the Combined Airlift Task Force. Tunner was experienced in the job, having organized the "Hump" operations over the Himalayas to China in World War II with great success supplying the Nationalist Chinese armies and the US 14 th Air Force in their fight against Japan. He rapidly coordinated American and British efforts into an efficient unit.

For 18 months, American and British aircrews literally flew around-the-clock bringing coal, food, medicine, and all of the other necessities of life to the 2 million inhabitants of war-ravaged West Berlin.

Douglas C-47s flew the first Airlift loads into Berlin three days after the blockade began, though they were phased out by the USAF in favor of the Douglas C-54 Skymaster. These large four-engine transports could carry up to 10 tons of supplies - four times the capacity of a C-47. Standardizing on one aircraft type also simplified the coordination of the operation as the aircraft all had the same performance characteristics. The C-54, military version of the DC-4 airliner, greatly increased the ability of the Air Force to maintain the minimum of 4,500 tons needed daily to feed the 2.5 million isolated Berliners. Because of its large capacity, the C-54 carried most of the city's coal shipments. The US Navy provided two squadrons of their R5D version of the C-54 as well. The British flew a variety of types including Avro Lancastrians and Yorks, Handley-Page Hastings, and even Shorts Sunderlands, that alighted on the Havel See (a large Berlin lake) while carrying loads of much needed salt.

Tempelhof was the principal Berlin airfield used by Operation Vittles during the Airlift. Built in 1923, this former parade ground in the heart of the city originally was a grass field. By November 1948, the US had built three modern concrete runways to withstand the constant pounding of the stream of transport planes. Royal Air Force aircraft landed at Gatow in the British sector.

To keep turnaround time to a remarkably low average of 49 minutes, crew members were not allowed to leave the immediate vicinity of their airplane when unloading the aircraft. Three vehicles met them: a mobile canteen for refreshments, a weather and operations car for briefing, and a maintenance truck for service.

Moved by the plight of the children of Berlin, one of the pilots, 1st Lt. Gail Halvorsen, cheered them up by dropping small bundles of candy tied to handkerchief parachutes as he approached Tempelhof. His gesture sparked an enthusiastic response from the Air Force and the American people as "Operation Little Vittles" became an overwhelming humanitarian and public relations success.

Typically bad weather on northern Europe struck frequently. Rain and snow hindered operations as well as Soviet harassment by intercepting fighters. Bad weather contributed to accidents as did the stress and strain of around-the-clock flying. All told, some 65 pilots, crewmembers and civilian workers perished during the Airlift. For several months in late 1948, Berlin was just barely surviving.

The key to the eventual success was not only General Tunner’s strict discipline and superb organization, but also the use of a sophisticated radio, radar, and Ground Controlled Approach system that enabled flights to continue around the clock in all but the worst weather. Air traffic controllers guided each aircraft on a straight approach at three-minute intervals. Aircraft were not stacked as this wasted much time and fuel. Planes were flown at 15-minute intervals at each 500-foot level between the altitudes of 5000 and 7000 feet.

When asked by Clay if the USAF could deliver the coal, which was vital for Berlin's survival, LeMay responded, "We can deliver anything."

Despite these difficulties, by the Spring of 1949 it was clear that the Airlift could supply Berlin from the air. To prove the point, General Tunner ordered a maximum effort on Easter 1949. Flying around the clock with every aircraft available, the US and Britain flew in 12,941 tons of supplies in 1383 flights during the “Easter Parade,” three times the daily requirement that was necessary for Berlin to survive. By the end of April, daily deliveries grew from 6,729 to 8893 tons per day, more than enough to keep the city alive.

Faced with increasing international condemnation and the fact that the airlift succeeded despite months of bad weather and Soviet harassment, Soviet leader Joseph Stalin called off the blockade and reopened the ground routes to Berlin on May 12, 1949. General Clay continued the Airlift until September to ensure that Berlin would survive the winter if the Soviets resumed the blockade. The Allies won. In the course of the Airlift, they had safely delivered an astonishing 2.3 million tons of supplies, solely by air – an accomplishment unprecedented in history.


Why did a Cold War begin in Europe after The Second World War?

Despite being allies (friends) during the Second World War with Nazi Germany as a common enemy, the ideologies (beliefs) of the USA and the Soviet Union (look at the Word 'Soviet Union map to see who this was) were very different. Use page 79 of the pdf text book (box above this section) to see what they believed in. Write two politician speeches from each country, defending their system and criticising the other system, use the 'cold war ideological differences' sentences to help you if you like.

Why else did the two allies fall out? Read the 'cold war causes' Word document then complete the table to show your understanding of the events. At which point do you believe relations had broken out into 'Cold War'?

Both sides used propaganda (posters) to encourage their populations to support their systems. Look at these examples (there are translations of the Soviet posters) then, using the similar techniques and styles from the time, design your own propaganda poster for one side.

The first real test of the Cold War was in Berlin in 1948 - 49 with the blockade and airlift. Watch the video below to find out what happened. Open the pdf 'berlin blockade packet' to enhance your understanding and answer the questions. You might be asked to complete the study in the green box and / or look at the newspaper front pages and create your own from either a US or Soviet perspective.


Why did the Soviet Union lift the Berlin Blockade? - Historia

The first heightening of Cold War tensions occurred in 1948 when the Soviets imposed a blockade of Berlin.

But the western powers would not give in. To demonstrate their resolve, the Americans
orchestrated a monumental airlift which flew necessities such as coal and food into the western sectors of Berlin. This airlift lasted for 324 days, and approximately 13,000 tons of supplies a day were delivered.

Operation Vittles

Explain one way in which the Cold War was fought.

The Cold War was fought in many ways including political pressure in order to claim further territory by driving the USA or USSR out of a region. This can be seen in Berlin in 1948 when the USSR stopped supplies entering West Berlin through the East Germany area they controlled. This effectively cut off the city, resulting in potential shortages in food, clothing, fuel and many other necessities. By cutting off supplies, the USSR hoped to drive the USA and her allies out of the region. The USA responded through an immense airlift program to supply West Berlin with the required necessities for survival. Lasting 324 days, approximately 13,000 tons of supplies were delivered per day in order to provide for the people. Realising the blockade was unsuccessful in driving out the USA, the USSR decided to discontinue this political standoff. While the Berlin blockade had been a failure for the USSR, it assisted the growth of the USA’s influence as hostility between the three powers occupying West Berlin was reduced in confronting a common threat. Furthermore the political conflict was a success for the USA as a greater perception of the USSR as a hostile threat emerged in West Germany and West Berlin, resulting in a lessening of the USSR’s influence in those areas. This event is an example of the USSR trying to use political pressure to extend their influence, however, this was not successful.


Ver el vídeo: BLOQUEO DE BERLIN