Fernando de Magallanes - Primeros años, expedición y legado

Fernando de Magallanes - Primeros años, expedición y legado

En busca de fama y fortuna, el explorador portugués Fernando de Magallanes (c. 1480-1521) partió de España en 1519 con una flota de cinco barcos para descubrir una ruta marítima occidental hacia las Islas de las Especias. En el camino descubrió lo que ahora se conoce como el Estrecho de Magallanes y se convirtió en el primer europeo en cruzar el Océano Pacífico. El viaje fue largo y peligroso, y solo un barco regresó a casa tres años después. Aunque estaba cargado con valiosas especias del este, solo 18 de los 270 tripulantes originales de la flota regresaron con el barco. El propio Magellan murió en batalla durante el viaje, pero su ambiciosa expedición demostró que el mar podía rodear el globo y que el mundo era mucho más grande de lo que se había imaginado anteriormente.

Los primeros años de Fernando de Magallanes

Fernando de Magallanes (c. 1480-1521) nació en Sabrosa, Portugal, en una familia de menor nobleza portuguesa. A los 12 años Fernando de Magallanes (Fernão de Magalhães en portugués y Fernando de Magallanes en español) y su hermano Diogo viajaron a Lisboa para servir como pajes en la corte de la reina Leonora. Mientras estuvo en la corte, Magallanes fue expuesto a historias de la gran rivalidad portuguesa y española por la exploración del mar y el dominio sobre el comercio de especias en las Indias Orientales, especialmente las Islas de las Especias, o Molucas, en la Indonesia moderna. Intrigado por la promesa de fama y riquezas, Magellan desarrolló un interés en los descubrimientos marítimos en esos primeros años.

En 1505, Magallanes y su hermano fueron asignados a una flota portuguesa que se dirigía a la India. Durante los siguientes siete años, Magellan participó en varias expediciones en India y África y resultó herido en varias batallas. En 1513 se unió a la enorme fuerza de 500 barcos y 15.000 soldados enviada por el rey Manuel a Marruecos para desafiar al gobernador marroquí que se negó a pagar su tributo anual al imperio portugués. Los portugueses abrumaron fácilmente a las fuerzas marroquíes y Magallanes se quedó en Marruecos. Mientras estaba allí, resultó gravemente herido en una escaramuza, que lo dejó cojeando por el resto de su vida.

Magallanes: de Portugal a España

En el siglo XV, las especias estaban en el epicentro de la economía mundial, al igual que el petróleo en la actualidad. Muy apreciadas por condimentar y conservar los alimentos, así como para enmascarar el sabor de la carne en mal estado, las especias como la canela, el clavo, la nuez moscada y especialmente la pimienta negra eran extremadamente valiosas. Dado que las especias no se podían cultivar en la Europa fría y árida, no se escatimaron esfuerzos para descubrir la ruta marítima más rápida a las islas de las especias. Portugal y España lideraron la competencia por el control temprano de este producto fundamental. Los europeos habían llegado a las Islas de las Especias navegando hacia el este, pero ninguno aún tenía que navegar hacia el oeste desde Europa para llegar al otro lado del mundo. Magellan estaba decidido a ser el primero en hacerlo.

Magallanes, que ahora era un marinero experimentado, se acercó al rey Manuel de Portugal para buscar su apoyo para un viaje hacia el oeste a las Islas de las Especias. El rey rechazó su petición repetidamente. En 1517, un frustrado Magallanes renunció a su nacionalidad portuguesa y se trasladó a España para buscar el apoyo real para su empresa.

Cuando Magallanes llegó a Sevilla en octubre de 1517, no tenía contactos y hablaba poco español. Pronto conoció a otro portugués trasplantado llamado Diogo Barbosa, y en un año se casó con la hija de Barbosa, Beatriz, quien dio a luz a su hijo Rodrigo un año después. La familia Barbosa, bien conectada, presentó a Magallanes a los oficiales responsables de la exploración marítima de España, y pronto Magallanes consiguió una cita para reunirse con el rey de España.

El nieto del rey Fernando y la reina Isabel, que había financiado la expedición de Cristóbal Colón al Nuevo Mundo en 1492, recibió la petición de Magallanes con el mismo favor que sus abuelos. Con tan solo 18 años en ese momento, el rey Carlos I otorgó su apoyo a Magallanes, quien a su vez le prometió al joven rey que su viaje por mar hacia el oeste traería riquezas inconmensurables a España.

Estrecho de Magallanes

El 10 de agosto de 1519 Magallanes se despidió de su esposa y su hijo pequeño, a ninguno de los cuales volvería a ver, y la Armada De Moluccas zarpó. Magallanes comandó la nave líder Trinidad y fue acompañado por otros cuatro barcos: el San Antonio, los Concepción, los Victoria y el Santiago. La expedición resultaría larga y ardua, y solo un barco, el Victoria, regresaría a casa tres años después, con solo 18 de los 270 tripulantes originales de la flota.

En septiembre de 1519, la flota de Magallanes zarpó de Sanlúcar de Barrameda, España, y cruzó el Océano Atlántico, que entonces se conocía simplemente como el Mar del Océano. La flota llegó a América del Sur poco más de un mes después. Allí los barcos navegaban hacia el sur, abrazados a la costa en busca del legendario estrecho que permitiera el paso por Sudamérica. La flota se detuvo en Puerto San Julián donde la tripulación se amotinó el día de Pascua en 1520. Magallanes rápidamente sofocó el levantamiento, ejecutando a uno de los capitanes y dejando atrás a otro capitán amotinado. Mientras tanto, Magellan había enviado el Santiago para explorar la ruta por delante, donde naufragó durante una terrible tormenta. Los miembros de la tripulación del barco fueron rescatados y asignados entre los barcos restantes. Con esos desastrosos eventos a sus espaldas, la flota partió de Puerto San Julián cinco meses después cuando amainaron las feroces tormentas estacionales.

El 21 de octubre de 1520 Magallanes finalmente entró en el estrecho que había estado buscando y que llegó a llevar su nombre. El viaje a través del Estrecho de Magallanes fue traicionero y frío, y muchos marineros continuaron desconfiando de su líder y refunfuñando sobre los peligros del viaje por delante. En los primeros días de la navegación por el estrecho, la tripulación del San Antonio obligó a su capitán a desertar, y el barco giró y huyó a través del Océano Atlántico de regreso a España. En este punto, solo tres de los cinco barcos originales permanecían en la flota de Magellan.

Magellan: Circunnavegando el globo

Después de más de un mes atravesando el estrecho, la armada restante de Magallanes emergió en noviembre de 1520 para contemplar un vasto océano ante ellos. Fueron los primeros europeos conocidos en ver el gran océano, al que Magallanes nombró Mar Pacifico, el Océano Pacífico, por su aparente tranquilidad, un marcado contraste con las peligrosas aguas del estrecho del que acababa de salir. De hecho, las aguas extremadamente agitadas no son infrecuentes en el Océano Pacífico, donde los tsunamis, tifones y huracanes han causado graves daños a las islas del Pacífico y las naciones de la Cuenca del Pacífico a lo largo de la historia.

Poco se sabía sobre la geografía más allá de América del Sur en ese momento, y Magellan calculó con optimismo que el viaje a través del Pacífico sería rápido. De hecho, la flota tardó tres meses en atravesar lentamente el vasto Mar Pacifico. Los días se prolongaron mientras la tripulación de Magellan esperaba ansiosamente pronunciar las palabras mágicas "¡Tierra, ho!" Por fin, la flota llegó a la isla de Guam en el Pacífico en marzo de 1521, donde finalmente reabastecieron sus provisiones de alimentos.

La flota de Magallanes navegó luego hacia el archipiélago filipino desembarcando en la isla de Cebú, donde Magallanes se hizo amigo de los lugareños y, golpeado con un repentino celo religioso, trató de convertirlos al cristianismo. Magellan estaba ahora más cerca que nunca de llegar a las Islas de las Especias, pero cuando Cebú le pidió ayuda para luchar contra sus vecinos en la isla de Mactan, Magellan estuvo de acuerdo. Supuso que obtendría una rápida victoria con sus superiores armas europeas y, en contra del consejo de sus hombres, el propio Magallanes dirigió el ataque. Los mactaneses lucharon ferozmente y Magallanes cayó cuando le dispararon una flecha venenosa. Fernando de Magallanes murió el 27 de abril de 1521.

Magellan nunca llegaría a las Islas de las Especias, pero después de la pérdida de otro de los barcos de su flota, los dos barcos restantes finalmente llegaron a las Molucas el 5 de noviembre de 1521. Al final, solo el Victoria completó el viaje alrededor del mundo y regresó a Sevilla, España, en septiembre de 1522 con un pesado cargamento de especias, pero con solo 18 hombres de la tripulación original, incluido el erudito y explorador italiano Antonio Pigafetta. El diario que Pigafaetta mantuvo durante el viaje es un registro clave de lo que la tripulación encontró en su viaje de regreso a casa.

Impacto de Fernando de Magallanes

Buscando riquezas y gloria personal, el atrevido y ambicioso viaje de Magellan alrededor del mundo proporcionó a los europeos mucho más que solo especias. Aunque se había descubierto y cartografiado el viaje hacia el oeste desde Europa hacia el este a través del Estrecho de Magallanes, el viaje era demasiado largo y peligroso para convertirse en una ruta práctica a las Islas de las Especias. Sin embargo, el conocimiento geográfico europeo se amplió enormemente con la expedición de Magallanes. No solo encontró un océano masivo, hasta ahora desconocido para los europeos, sino que también descubrió que la Tierra era mucho más grande de lo que se pensaba. Finalmente, aunque ya no se creía que la tierra fuera plana en esta etapa de la historia, la circunnavegación del globo por parte de Magallanes desacreditó empíricamente la teoría medieval de manera concluyente.

Aunque a menudo se le atribuye a Magallanes la primera circunnavegación en el mundo, lo hizo por un tecnicismo: primero hizo un viaje desde Europa a las Islas de las Especias, hacia el este a través del Océano Índico, y luego hizo su famoso viaje hacia el oeste que lo llevó a las Filipinas. Entonces cubrió todo el terreno, pero no era un viaje estricto de un punto A a otro, alrededor del mundo, y se hizo en dos direcciones diferentes. Su esclavo, Enrique, sin embargo, nació en Cebu o Mallaca y llegó a Europa con Magallanes en barco. Diez años más tarde, regresó a Cebu (con Magellan) y Mallaca (después de la muerte de Magellan) en barco por la ruta de la armada hacia el oeste. Entonces Enrique fue la primera persona en dar la vuelta al mundo en una dirección, desde el punto A al punto A.


Biografía de Fernando de Magallanes, Explorador circunnavegó la Tierra

Fernando de Magallanes (3 de febrero de 1480 - 27 de abril de 1521), un explorador portugués, zarpó en septiembre de 1519 con una flota de cinco barcos españoles en un intento de encontrar las Islas de las Especias dirigiéndose hacia el oeste. Aunque Magellan murió durante el viaje, se le atribuye la primera circunnavegación de la Tierra.

Hechos rápidos: Fernando de Magallanes

  • Conocido por: Explorador portugués al que se le atribuye la circunnavegación de la Tierra
  • También conocido como: Fernando de Magallanes
  • Nació: 3 de febrero de 1480 en Sabrosa, Portugal
  • Padres: Magalhaes y Alda de Mesquita (m. 1517-1521)
  • Murió: 27 de abril de 1521 en el Reino de Mactan (ahora Ciudad Lapu-Lapu, Filipinas)
  • Premios y honores: La Orden de Magallanes se estableció en 1902 para honrar a aquellos que han dado la vuelta a la Tierra.
  • Esposa: María Caldera Beatriz Barbosa
  • Niños: Rodrigo de Magalhães, Carlos de Magalhães
  • Cita notable: "La iglesia dice que la tierra es plana, pero he visto su sombra en la luna, y tengo más confianza incluso en una sombra que en la iglesia".

La controversia sobre quién fue el primero

Ha habido un debate considerable sobre quiénes fueron las primeras personas en dar la vuelta al mundo. La respuesta fácil es Juan Sabastian Elcano y el resto de la tripulación de la flota de Magellan & # x2019 que partió de España el 20 de septiembre de 1519 y regresó en septiembre de 1522. Pero hay otro candidato que podría haber dado la vuelta al mundo antes que ellos & # x2014 Magellan & # x2019 criado Enrique. En 1511, Magallanes estaba en un viaje para Portugal a las Islas de las Especias y participó en la conquista de Malaca donde adquirió a su criado Enrique. Diez años después, Enrique está con Magellan en Filipinas. Después de la muerte de Magellan & # x2019, se informa que Enrique estaba afligido y cuando se enteró de que no iba a ser liberado, contrariamente a la voluntad de Magellan & # x2019, se escapó. En este punto, el registro se vuelve turbio. Algunos relatos afirman que Enrique huyó al bosque. Los registros oficiales españoles enumeran a Enrique como uno de los hombres masacrados en el ataque, pero algunos historiadores cuestionan la credibilidad o exactitud de los registros, citando un sesgo contra los pueblos indígenas.

Por lo tanto, es posible que si Enrique hubiera sobrevivido después de su fuga, podría haber regresado a Malaca, donde fue esclavizado originalmente por Magallanes en 1511. Si es cierto, significaría Enrique & # x2014 no Elcano y los miembros sobrevivientes. de la tripulación & # x2014 fue la primera persona en dar la vuelta al mundo, aunque no en un solo viaje. & # xA0


La propuesta del viaje de Fernando de Magallanes

Decepcionado por las constantes negaciones del rey Manuel I, Magallanes se volvió hacia Carlos I, el rey de España (en la foto de arriba). Magellan propuso una ruta hacia las islas de las especias en las Molucas a través del oeste en lugar de rodear África. Carlos I, con la esperanza de que esto pudiera beneficiar económicamente a España en caso de que se estableciera una ruta comercial, acordó financiar el viaje. La flota de esta travesía estaba formada por cinco barcos y unos 270 hombres, la mayoría de origen español.


Dire straits: la historia de Fernando de Magallanes y el viaje fatal de descubrimiento # 8217

El explorador portugués renegado Fernando de Magallanes dirigió una expedición española que completó el primer circuito de la Tierra, aunque le costó la vida. Escribiendo para Historia de la BBC revelada, Pat Kinsella cuenta la historia y la cronología de un triunfo plagado de motines, desnutrición y desastres.

Esta competición se ha cerrado

Publicado: 27 de abril de 2021 a las 12:00 pm

Si todo hubiera salido según lo planeado durante la expedición que definió la vida de Ferdinand Magellan, casi nadie sabría su nombre ahora. Dio la casualidad de que todo salió desastrosamente mal para el capitán de barco portugués, sin embargo, ha pasado a la historia como el primer explorador en dar la vuelta al planeta, a pesar de que murió en medio del viaje.

Sin embargo, Magellan se convirtió en el primer europeo en realizar un viaje al Océano Pacífico, aunque los futuros marineros levantarían regularmente las cejas alarmados ante el nombre que le legó. La expedición que dirigió (o al menos uno de los cinco barcos que partieron de España en 1519) realizó la primera vuelta completa conocida del globo.

Aunque Magellan nunca podría haber predicho los extraordinarios eventos que seguirían, tal vez la idea de la inmortalidad de reputación le habría proporcionado al hombre de 41 años un poco de consuelo el 27 de abril de 1521, mientras se tambaleaba en las aguas poco profundas de una playa en la isla. de Mactan en Filipinas, herido de muerte y abrumado por su armadura. Había sido identificado como el líder de la fuerza alienígena invasora por los guerreros enfurecidos del jefe de la isla Lapu-Lapu, y estaba a punto de sufrir una muerte inútil y totalmente evitable después de que su desacertada demostración de poderío militar fracasara espectacularmente.

Los momentos finales de Magellan fueron frenéticos y violentos. Pero si no hubiera tomado la fatídica decisión de liderar una pequeña fuerza contra un ejército defensor de 1.500 hombres listos para la batalla, entonces quizás no habría sido recordado como uno de los más grandes exploradores de su época.

¿Quién fue Fernando de Magallanes?

Nacido en una familia aristocrática portuguesa en 1480, Fernando de Magallanes quedó huérfano cuando era un niño y a la edad de 12 años ingresó en la corte real de Lisboa como paje de Leonor de Viseu, consorte del rey Juan II. Trece años después, se alistó en la flota del virrey portugués a las Indias y pasó siete años aprendiendo los hilos de su futura carrera durante viajes llenos de acción por Asia y África.

Magallanes fue parte de la fuerza invasora que vio a Portugal asegurar el control de las rutas comerciales más importantes de la región cuando conquistó Malaca en la península de Malaca en 1511, y es posible que se haya aventurado tan al este como las Molucas (Islas de las Especias) de la actual Indonesia. . Durante estas aventuras, compró a un hombre de habla malaya, Enrique de Malacca, para que fuera su esclavo, intérprete y compañero, y lo siguió siendo en todos los viajes posteriores de Magallanes.

En 1512, Magellan estaba de regreso en Lisboa con una carrera prometedora por delante. Pronto se unió a la enorme fuerza expedicionaria de 500 barcos y 15.000 soldados que el sucesor de Juan II, el rey Manuel I, envió para castigar al gobernador de Marruecos por no pagar su tributo a la corona portuguesa en 1513. Fue durante una escaramuza que sostuvo una lesión que lo dejó con una cojera de por vida. Pero luego fue acusado de comercio ilegal con los moros, lo que lo vio caer en desgracia.

Un estudiante dedicado de mapas y cartas, consumido por la necesidad de explorar, Magellan había ideado un plan para iniciar una ruta hacia el oeste a las Islas de las Especias, evitando la peligrosa ruta alrededor del Cabo de Buena Esperanza. Sin embargo, el Tratado de Tordesillas de 1494 y las expediciones y logros de exploradores como Vasco da Gama ya habían otorgado a Portugal el control total de la ruta hacia el este alrededor de África austral, y Manuel no estaba interesado en las ideas de Magallanes.

Este desaire dejó al capitán ambicioso y capaz peligrosamente descontento, una bendición para los españoles, que buscaban desesperadamente una forma alternativa de acceder a las riquezas de la India y el Lejano Oriente. En 1517, Magallanes se trasladó a Sevilla en España, donde rápidamente se casó con la hija de otro exiliado portugués, tuvo dos hijos y comenzó a inclinar el oído de Carlos I sobre una ruta occidental a las Islas de las Especias.

El rey español de 18 años, nieto del rey Fernando y la reina Isabel, que había encargado las aventuras de Colón, estaba desesperado por dejar su huella y aplastar el dominio que sus rivales ibéricos tenían sobre el enormemente lucrativo comercio de especias. Aprovechó la oportunidad potencial de eludir África, mientras evitaba romper los términos del tratado con los poderosos portugueses, y encargó a Magallanes que emprendiera la misión expedicionaria que había estado ansioso por llevar a cabo.

Por supuesto, Magellan no fue el primer explorador europeo en navegar hacia el oeste en busca de una ruta trasera hacia los tesoros de Oriente. Colón se había aventurado de esa manera a través del Atlántico en busca de las Indias Orientales en 1492, antes de toparse con las Bahamas en su lugar, mientras que John Cabot (también conocido como Giovanni Caboto), un capitán veneciano encargado por Enrique VII de Inglaterra, había navegado desde Bristol a Terranova en 1497. .

A diferencia de Colón, que hizo tres viajes más a través del océano occidental, pero murió al negar que en realidad estaba explorando un continente totalmente nuevo, los españoles pronto se dieron cuenta de que se trataba de una masa de tierra diferente (las Américas). Si bien esta revelación finalmente devolvería riquezas más allá de sus sueños más salvajes en términos de oro, el enfoque de Magellan estaba en cómo superar este "Nuevo Mundo" para llegar más allá de las Islas de las Especias.

Ningún europeo había navegado alrededor del Cabo de Hornos, ni siquiera lo había visto, pero un aventurero español llamado Vasco Núñez de Balboa había descubierto el océano más allá del Nuevo Mundo en 1513, atravesando el istmo de Panamá. Magellan, un visionario que trabajaba con los cartógrafos y cosmógrafos más avanzados de la época, estaba convencido de que había una forma de recorrer las Américas.

Hacia el oeste ho

En septiembre de 1519, Magallanes condujo cinco buques, tripulados por una tripulación multinacional de 270 hombres, hacia el Atlántico: su buque insignia, el Trinidad, más el Santiago, San Antonio, Concepción y Victoria. La noticia de su misión llegó a Manuel I, quien envió celosamente un destacamento naval portugués para seguir la expedición, pero Magallanes los superó.

Pero no podía escapar de todos sus enemigos tan fácilmente, especialmente porque algunos estaban entre sus propios hombres. Muchos de los marineros españoles del grupo expedicionario sospechaban de su comandante portugués. Algunos de sus tripulantes eran delincuentes liberados de la prisión a cambio de emprender el peligroso viaje. Otros se unieron simplemente porque evitaban a los acreedores.

La flota fue azotada por una tormenta, lo que provocó un retraso y provocó el racionamiento de alimentos. Aquí, Juan de Cartagena, que había sido nombrado capitán del barco más grande, el San Antonio, debido a sus buenas conexiones, a pesar de ser ecológico en el negocio de la exploración y un marinero sin experiencia, comenzó a criticar abiertamente la competencia de Magellan y se negó a saludar a su capitán general. Magallanes hizo arrestar a Cartagena, relevarlo de su mando y encarcelarlo en el calabozo de la Victoria hasta que llegaron a América del Sur. El incidente fue un precursor de los sucesos mucho más dramáticos y sangrientos que se avecinaban.

En diciembre, la expedición llegó a América del Sur y tocó tierra en Río de Janeiro. Durante dos semanas interactuaron con los indígenas, intercambiando baratijas por comida y favores sexuales, antes de que la flota navegara hacia el sur, recorriendo la costa en busca de una apertura. Pasaron semanas infructuosas explorando el estuario del Río de la Plata en busca de este paso esquivo, antes de que las gélidas condiciones obligaran al grupo a buscar refugio para el invierno en Puerto San Julián en la Patagonia.

Cronología: el viaje de Fernando de Magallanes

Diez momentos emblemáticos en el viaje de Magallanes hacia lo desconocido, como se muestra en una copia de 1544 del Atlas de Agnese, producido por el cartógrafo italiano Battista Agnese

20 de septiembre de 1519: La flota zarpa

La flota de Magallanes de cinco barcos con 270 tripulantes sale de Sanlúcar de Barrameda, en el suroeste de España. Con el apoyo del emperador Carlos V de Habsburgo, el viaje está financiado con dinero bancario alemán. La tripulación procede de toda Europa e incluso de África, y está equipada para un viaje de dos años.

26 de septiembre de 1519: Una crisis de suministro

La flota llega a las Islas Canarias, pero ya está plagada de problemas. Magellan se da cuenta de que le han estafado los suministros antes de partir. También tiene que dejar atrás a los barcos portugueses que intentan arrestarlo como un traidor a sueldo de España.

Diciembre de 1519: Las tensiones aumentan

La flota cruza con éxito el Atlántico y llega a la bahía de Río de Janeiro. Las tensiones ya aumentan entre el comandante portugués y los nobles españoles en el viaje, que continúan cuestionando su autoridad. Navegando por la costa de la Patagonia se encuentran con "gigantes", uno de los cuales es llevado a bordo.

Octubre de 1520: Huelga de amotinados

Después de un viaje agotador hacia el sur, sofocar un motín y destrozar un barco, Magellan descubre el "Estrecho de Magallanes", una ruta a través del extremo sur de América del Sur hasta el Pacífico. Navegar en su camino lleva más de un mes por aguas desconocidas en pésimas condiciones con la pérdida de otro barco.

Noviembre de 1520: En el pacifico

Magellan finalmente emerge al mar abierto. Lo llama "Mare Pacificum" o "mar en paz". Es el primer europeo en navegar a través del Pacífico, aunque habiendo subestimado su tamaño casi a la mitad, el siguiente tramo del viaje es todo menos pacífico. Muchos miembros de la tripulación mueren de escorbuto.

Marzo de 1521: Aterriza por fin

Después de más de tres meses navegando fuera de la vista de la tierra, la tripulación devastada aterrizó en Guam, Micronesia. Al intentar comerciar con los lugareños, Magellan y su tripulación los acusan de robo, nombrando las islas "Ladrones": las "Islas de los Ladrones".

27 de abril de 1521: Magallanes es asesinado

Magallanes se ve envuelto en conflictos entre jefes rivales e intenta hacer valer su autoridad atacando al gobernante de Mactan en el archipiélago filipino. Magallanes y muchos miembros de la tripulación mueren en la playa. Su cuerpo nunca se recupera.

Noviembre de 1521: Un nuevo comandante

El capitán español Juan Sebastián Elcano toma el mando y finalmente llega a Tidor en las Islas Molucas. Aprovechando la hostilidad local hacia los portugueses, carga los dos barcos restantes con un gran envío de especias cuyas ganancias recuperan casi el doble de la inversión inicial del viaje.

Diciembre de 1521: Elcano vuelve a casa

Elcano toma la decisión de enviar un barco de regreso a través del Pacífico, pero es capturado por barcos portugueses que patrullan. La tripulación es arrestada y el barco se pierde en el mar. El barco restante de Elcano regresa a España a través del Océano Índico y el Cabo de Buena Esperanza.

6 de septiembre de 1522: La odisea termina

Elcano regresa a Sanlúcar, casi tres años después de la salida de la flota. Solo sobreviven 18 de los 270 tripulantes originales, incluido el cronista veneciano Antonio Pigafetta, cuyo libro sigue siendo el relato clave de los testigos presenciales del viaje. La noticia del viaje se extiende por toda Europa y provoca un conflicto diplomático por las Molucas entre España y Portugal.

La moral ya estaba cayendo en picado cuando, en abril de 1520, Cartagena hizo su movimiento. El escapó Victoria, reinició el San Antonio, y comenzó a fermentar problemas y asegurar el apoyo de la tripulación y los oficiales españoles, jugando con la mala sangre sobre la nacionalidad portuguesa de Magellan.

En el motín que siguió, el San Antonio fue declarado independiente del mando de Magellan. Los capitanes de la Concepción y el Victoria (Gaspar de Quesada y Luiz Mendoza) se unieron a ellos, al igual que el VictoriaEl piloto Juan Sebastián Elcano, y muchos de los oficiales y tripulantes. Se envió una carta a Magallanes en el Trinidad, exigiéndole que reconociera que la flota ya no estaba bajo su mando.

Magellan envió fríamente su respuesta a las manos de un asesino. Después de llegar junto al Victoria en un bote pequeño, mientras pretendía entregar la carta a Mendoza, el hombre apuñaló fatalmente al capitán descarriado. Simultáneamente, la tripulación leal a Magellan irrumpió a bordo del barco y atacó a los amotinados, que fueron vencidos.

Los rebeldes mantuvieron el control de la San Antonio y Concepción, habiendo abordado Cartagena este último antes de que estallara la lucha. Magellan colocó los tres barcos que tenía a su disposición en la boca de la bahía y se preparó para el combate.

Durante la noche, los fuertes vientos provocaron San Antonio para arrastrar su ancla y derivar hacia la Trinidad. Magellan se encontró con el barco que se aproximaba con una andanada de cañón, lo que provocó que los amotinados a bordo de la carraca dañada se rindieran. Concediendo la derrota, Cartagena hizo lo mismo y renunció a la Concepción sin resistencia a la mañana siguiente.

Habiendo sofocado la revuelta, Magallanes inmediatamente sentenció a muerte a 30 hombres, pero luego (consciente de sus raídos recursos) conmutó su castigo por trabajos forzados. Los líderes del motín no tuvieron tanta suerte. Quesada fue decapitado por traición, y tanto su cuerpo como el de Mendoza fueron mutilados y puestos a palos. Demasiado temeroso de las conexiones de Cartagena para ordenar su ejecución, Magallanes lo dejó abandonado con el padre Sánchez de la Reina, un sacerdote que había apoyado a los amotinados. Nunca más se supo de ellos.

El acuerdo real

El legado científico y cartográfico de la expedición de Magallanes fue enorme. Para planificar su expedición, el explorador se asoció con el cosmógrafo Rui Faleiro, pionero en determinar la latitud y longitud, y los cartógrafos portugueses Jorge Reinel y Diogo Ribeiro, quienes desarrollaron mapas para el viaje. Sin embargo, nadie podría haber preparado a Magellan para la aplastante magnitud del Océano Pacífico previamente inexplorado, que los hombres pensaron que cruzarían en unos pocos días. En cambio, les tomó más de tres meses, lo que significa que estaban lamentablemente mal abastecidos y sufrían terriblemente de escorbuto. Ribeiro utilizó datos de la expedición de Magallanes para realizar mejoras y actualizaciones en el primer mapa científico del mundo, el Padrón Real.

De vuelta al curso

En julio, Magallanes envió al Santiago para explorar más adelante el paso difícil de alcanzar. Descubrió el Río de Santa Cruz en lo que hoy es Argentina, pero se hundió en una tormenta mientras intentaba hacer el viaje de regreso. Sorprendentemente, la tripulación sobrevivió y dos hombres caminaron por tierra durante 11 días para alertar a Magellan, quien montó una misión de rescate.

En octubre partió toda la flota y Magallanes divisó por fin el estrecho que ahora lleva su nombre, una ruta entre la punta de la América del Sur continental y el archipiélago de Tierra del Fuego. Sin embargo, las condiciones continuaron siendo difíciles, y cuando la flota se dividió para explorar ambos lados de una isla, la tripulación del San Antonio obligó a su capitán a desertar y regresar a España (donde difundieron rumores difamatorios sobre la brutalidad de Magallanes para evitar el castigo).

Mientras la flota principal esperaba en vano el San AntonioGonzalo de Espinosa encabezó una avanzadilla por el estrecho, regresando a los seis días con una noticia que hizo llorar de alegría a Magallanes: habían avistado mar abierto. El 28 de noviembre, la expedición emergió a un océano que parecía tan relativamente benigno ese día, que Magellan lo llamó Mar Pacifico o Mar Pacifico.

Sin embargo, pronto se le reveló al explorador la verdadera naturaleza y enormidad del Pacífico. La flota salió de la costa de Chile para navegar a través del océano recién descubierto, un viaje que Magellan esperaba que durara cuatro días, pero que tomó casi cuatro meses. La flota estaba lamentablemente mal preparada y los marineros devastados por el escorbuto y la sed, muchos muriendo.

Magallanes cruzó el ecuador en febrero de 1521 y llegó a la isla de Guam en el Pacífico en marzo, donde la flota reponía sus agotados suministros. Poco después, finalmente llegaron al archipiélago filipino. Sin embargo, esto fue solo el comienzo de los verdaderos problemas de Magellan, su planificación y liderazgo anteriores se deshicieron dramáticamente cuando se vio envuelto innecesariamente en una disputa entre dos jefes locales.

En Filipinas, Magallanes se comunicó con los rajás locales a través de su esclavo malayo, Enrique. A instancias del explorador evangélico, varios jefes de las islas, incluido Rajah Humabon de Cebú, se convirtieron al cristianismo.

Sin embargo, a cambio de su alma, Humabón buscó el apoyo de Magallanes en un desacuerdo con un vecino, Lapu-Lapu, un jefe en la isla de Mactan, que ya había irritado al explorador al negarse a convertirse o inclinarse ante la corona española.

El 27 de abril de 1521, 60 europeos fuertemente armados acompañaron una flota de barcos filipinos a Mactan, donde Lapu-Lapu se negó nuevamente a reconocer la autoridad de Humabon o de los españoles. Al enfrentarse a 1.500 guerreros, Magellan, confiado en la capacidad de asombro y asombro de su armamento superior, que incluía pistolas, ballestas, espadas y hachas, le ordenó a Humabon que se quedara atrás, mientras vadeaba tierra con un grupo de ataque de 49 hombres.

Incendiaron varias casas en un intento de asustar a los isleños, pero esto solo sirvió para azotar a los guerreros de Lapu-Lapu en una batalla furiosa. En la pelea resultante frente a la playa, donde los europeos estaban abrumados por sus armaduras, Magallanes fue identificado y herido por una lanza de bambú. Derribado, luego fue rodeado y asesinado, junto con varios otros. Con su capitán muerto, los supervivientes se retiraron a los barcos.

Después de la batalla, cuando los europeos se negaron a liberar a Enrique (a pesar de las órdenes de Magallanes de hacerlo en caso de su muerte), Humabón se volvió contra los españoles. Varios fueron envenenados durante una fiesta, incluidos Duarte Barbosa y João Serrão, que habían asumido el liderazgo de la expedición tras la desaparición de Magallanes.

Redondeando el circulo

João Carvalho tomó el mando de la flota y ordenó la salida inmediata. Para entonces, sin embargo, quedaban muy pocos hombres para tripular los tres barcos. los Concepción fue quemado, y los dos barcos restantes se dirigieron a Brunei, permitiéndose un lugar de piratería en el camino, y atacando un junco con destino a China. Espinosa luego reemplazó a Carvalho como líder, además de ser capitán de la Trinidad, mientras que Elcano fue nombrado capitán de la Victoria.

En noviembre, la expedición finalmente llegó a las Islas de las Especias y logró comerciar con el Sultán de Tidore. Cargados de clavo de olor, intentaron regresar a casa navegando hacia el oeste a través del Océano Índico, que nunca había sido la intención de Magallanes, hasta que el Trinidad comenzó a gotear. The wounded ship stopped for repairs, and eventually tried to return via the Pacific, but was captured by the Portuguese and subsequently sank.

Meanwhile, under the captaincy of Elcano, the Victoria continued across the Indian Ocean, eventually limping around the Cape of Good Hope in May. Tragically, 20 men starved on the last leg along the Atlantic coast of Africa, and another 13 were abandoned on Cape Verde – Elcano had put into port to resupply, but the Portuguese there caught on that they were part of a Spanish expedition fearing for his cargo, Elcano fled.

On 6 September 1522, after three years’ absence, Victoria arrived in Spain, becoming the first ship to have sailed around the planet. Only 18 of Magellan’s original 270-man crew arrived with her. Though ultimately successful in finding a western passage that opened up the Pacific and the west coast of the Americas, the Strait of Magellan proved too far south to be a viable trade route to the Orient, which intensified the search for the elusive Northwest Passage from the mid-16th century.

Although Magellan didn’t make it home, he did complete a full circumnavigation of the globe (Philippines to Philippines, albeit in two chunks separated by several years), a feat probably matched by his Malaysian slave Enrique. But the first European to definitively do so in a single voyage was the man who captained Victoria on her final leg – the mutineer Elcano.

Drake’s fortune

The next European to complete a circumnavigation of the globe was the English sea captain and privateer Francis Drake. During his second expedition (1577–1580), Drake also sailed west, returning into Plymouth with the Golden Hind on 26 September 1580, laden with spices and Spanish bounty, winning himself a knighthood.

Pat Kinsella specialises in adventure journalism as a writer, photographer and editor


Vida temprana

Magellan was the son of Rui de Magalhães and Alda de Mesquita, members of the Portuguese nobility. At an early age he became a page to Queen Leonor, wife of John II (reigned 1481–95) and sister of Manuel I (reigned 1495–1521), in Lisbon. In early 1505 he enlisted in the fleet of Francisco de Almeida, first viceroy of Portuguese India, whose expedition King Manuel sent to check Muslim sea power along the African and Indian coasts and to establish a strong Portuguese presence in the Indian Ocean. During a naval engagement at Cannanore (now Kannur) on the Malabar Coast of India, Magellan is said by the chronicler Gaspar Correia (also spelled Corrêa) to have been wounded. Though Correia states that during this early period of his Indian service, Magellan acquired considerable knowledge of navigation, little is known of Magellan’s first years in the East until he appears among those sailing in November 1506 with Nuno Vaz Pereira to Sofala on the Mozambique coast, where the Portuguese had established a fort.

By 1507 Magellan was back in India. He took part, on February 2–3, 1509, in the great Battle of Diu, in which the Portuguese defeated a Muslim fleet and thereby gained supremacy over most of the Indian Ocean. Reaching Cochin (now Kochi, India) in the fleet of Diogo Lopes de Sequeira, he subsequently left for the Malay city-state of Malacca (now Melaka, Malaysia). Magellan is mentioned as being sent to warn the commander of the Portuguese ships in Malacca’s waters of impending attack by Malays. During the subsequent fighting he saved the life of a Portuguese explorer, his close friend Francisco Serrão. (Serrão, possibly a relative of Magellan’s, had sailed with Magellan to India in 1505.) Magellan attempted to return to Portugal afterward but was unsuccessful. At a council held at Cochin on October 10, 1510, to decide on plans for retaking Goa—which the Portuguese had captured earlier in the year but then lost—he advised against taking large ships at that season. Nevertheless, the new Portuguese governor in India, Afonso de Albuquerque, did so, and the city fell to the Portuguese on November 24. Magellan’s name does not appear among those who fought.

The Portuguese victories off the eastern coast of Africa and the western coast of India had broken Muslim power in the Indian Ocean, and the purpose of Almeida’s expedition—to wrest from the Arabs the key points of sea trade—was almost accomplished. Yet without control of Malacca, their achievement was incomplete. At the end of June 1511, therefore, a fleet under Albuquerque left for Malacca, which fell after six weeks. This event, in which Magellan took part, was the crowning Portuguese victory in the Orient. Through Malacca passed the wealth of the East to the harbours of the West, and in command of the Malacca Strait the Portuguese held the key to the seas and ports of Malaysia. It remained only to explore the wealth-giving Moluccas (now part of Indonesia), the islands of spice. Accordingly, early in December 1511 they sailed on a voyage of reconnaissance, and after reaching Banda they returned with spice in 1512. The claim made by some that Magellan went on this voyage rests on unproven statements by Italian geographer Giovanni Battista Ramusio and Spanish historian Leonardo de Argensola, and the want of evidence argues against its acceptance. However, it is known that Magellan’s friend Serrão was in command of one of the ships and that he later sent Magellan helpful information from the Moluccas about those islands.

By mid-1513 Magellan was back in Lisbon, but he soon joined the forces sent against the Moroccan stronghold of Azamor (Azemmour). In a skirmish that August he sustained a leg wound that caused him to limp for the rest of his life. Returning to Lisbon in November 1514, he asked King Manuel for a token increase in his pension as a reward. But unfounded reports of irregular conduct on his part had reached the king: after the siege of Azamor, Magellan was accused of having sold a portion of the war spoils back to the enemy. Refusing Magellan’s request for a reward, Manuel ordered him back to Morocco. Early in 1516 Magellan renewed his petition the king, refusing once more, told him he might offer his services elsewhere.


Ferdinand Magellan


Ferdinand Magellan by Charles Legrand
  • Ocupación: Explorer
  • Nació: 1480 in Portugal
  • Murió: April 27, 1521 in Cebu, Philippines
  • Best known for: First to circumnavigate the globe

Ferdinand Magellan led the first expedition to sail all the way around the world. He also discovered a passage from the Atlantic Ocean to the Pacific Ocean that is today called the Straits of Magellan.

Ferdinand Magellan was born in 1480 in northern Portugal. He grew up in a wealthy family and served as a page in the royal court. He enjoyed sailing and exploring and sailed for Portugal for many years.

Magellan had traveled to India by sailing around Africa, but he had the idea that there may be another route by traveling west and around the Americas. The King of Portugal did not agree and argued with Magellan. Finally, Magellan went to King Charles V of Spain who agreed to fund the voyage.

In September of 1519 Magellan set sail in his attempt to find another route to Eastern Asia. There were over 270 men and five ships under his command. The ships were named the Trinidad, the Santiago, the Victoria, the Concepcion, and the San Antonio.

They first sailed across the Atlantic and to the Canary Islands. From there they sailed south to Brazil and the coast of South America.

As Magellan's ships sailed south the weather turned bad and cold. On top of that, they had not brought enough food. Some of the sailors decided to mutiny and tried to steal three of the ships. Magellan fought back, however, and had the leaders executed.

Magellan continued to sail south. Soon he found the passage he was seeking. He called the passage the All Saints' Channel. Today it is called the Straits of Magellan. Finally he entered into a new ocean on the other side of the new world. He called the ocean the Pacifico, meaning peaceful.

Now that they were on the other side of South America, the ships sailed for China. There were only three ships left at this point as the Santiago had sunk and the San Antonio had disappeared.

Magellan thought it would only take a few days to cross the Pacific Ocean. Él estaba equivocado. It took nearly four months for the ships to make it to the Mariana Islands. They barely made it and nearly starved during the voyage.

After stocking up on supplies, the ships headed to the Philippines. Magellan became involved in an argument between local tribes. He and around 40 of his men were killed in a battle. Unfortunately, Magellan would not see the end of his historic journey.

Only one of the original five ships made it back to Spain. It was the Victoria captained by Juan Sebastian del Cano. It returned in September of 1522, three years after first leaving. There were only 18 surviving sailors, but they had made the first trip around the world.

One of the survivors was a sailor and scholar named Antonio Pigafetta. He wrote detailed journals throughout the voyage recording all that happened. Much of what we know about Magellan's travels comes from his journals. He told of the exotic animals and fish they saw as well as the terrible conditions they endured.


The Discovery of the New World

While the Portuguese were opening new sea routes along Africa, the Spanish also dreamed of finding new trade routes to the Far East. Christopher Columbus, an Italian working for the Spanish monarchy, made his first journey in 1492. Instead of reaching India, Columbus found the island of San Salvador in what is known today as the Bahamas. He also explored the island of Hispaniola, home of modern-day Haiti and the Dominican Republic.

Columbus would lead three more voyages to the Caribbean, exploring parts of Cuba and the Central American coast. The Portuguese also reached the New World when explorer Pedro Alvares Cabral explored Brazil, setting off a conflict between Spain and Portugal over the newly claimed lands. As a result, the Treaty of Tordesillas officially divided the world in half in 1494.

Columbus' journeys opened the door for the Spanish conquest of the Americas. During the next century, men such as Hernan Cortes and Francisco Pizarro would decimate the Aztecs of Mexico, the Incas of Peru, and other indigenous peoples of the Americas. By the end of the Age of Exploration, Spain would rule from the Southwestern United States to the southernmost reaches of Chile and Argentina.


The spice race

In the 15th Century, the great luxury commodity of the world was spices, and they were pivotal to the economy., Spice merchants became very wealthy, and lived lives of luxury, and this appealed to Ferdinand. Europe didn’t have the right climate for cultivating spices, so voyages had to be made to the countries that had them. Spain and Portugal led the expeditions to the Spice Islands, both trying to outdo the other at every turn. While some sailors had reached the Spice Islands, none of them had sailed around the globe, and Magellan wanted to be the first to do this.


Ferdinand de Magellan

Born in 1480 in Sabrosa, Portugal, Ferdinand Magellan at age 12 traveled to Lisbon to serve as page at Queen Leonora’s court.

Exposed to stories of the great Portuguese and Spanish rivalry for sea exploration and dominance over the spice trade and intrigued by the promise of fame and riches, he developed an interest in maritime discovery in those early years.

MAGELLAN: FROM PORTUGAL TO SPAIN

In the 15th century, spices were at the epicenter of the world economy.

Highly valued for flavoring and preserving food spices were extremely valuable.

Portugal and Spain led the competition for early control over this critical commodity. Europeans had reached the Spice Islands by sailing east, but none had yet to sail west from Europe to reach the other side of the globe. Magellan was determined to be the first to do so.

By now an experienced seaman, Magellan approached King Manuel of Portugal to seek his support for a westward voyage to the Spice Islands. The king refused his petition repeatedly. In 1517, frustrated, Magellan renounced his Portuguese nationality and relocated to Spain to seek royal support for his venture.

Soon Magellan secured an appointment to meet the king of Spain.

The grandson of King Ferdinand and Queen Isabella, who had funded Columbus’ expedition to the New World in 1492, received Magellan’s petition with the same favor shown by his grandparents. Just 18 years old at the time, King Charles I granted his support to Magellan, who in turn promised the young king that his westward sea voyage would bring immeasurable riches to Spain.

STRAIT OF MAGELLAN

On August 10, 1519 the Armada De Moluccas set sail. Magellan commanded the lead ship Trinidad and was accompanied by four other ships: San Antonio, Conception, Victoria, y Santiago.

On October 21, 1520 Magellan finally entered the strait that he had been seeking and that came to bear his name. At this point, only three of the original five ships remained in Magellan’s fleet.

MAGELLAN: CIRCUMNAVIGATING THE GLOBE

After more than a month spent traversing the strait, Magellan’s remaining armada emerged in November 1520 to behold a vast ocean before them. They were the first known Europeans to see the great ocean, which Magellan named Mar Pacifico, the Pacific Ocean, for its apparent peacefulness, a stark contrast to the dangerous waters of the strait from which he had just emerged.

Magellan’s fleet then sailed on to the Philippine archipelago landing on the island of Cebu, where Magellan befriended the locals and, struck with a sudden religious zeal, he sought to convert them to Christianity. Magellan was now closer than ever to reaching the Spice Islands, but when the Cebu asked for his help in fighting their neighbors on the island of Mactan, Magellan agreed. He assumed he would command a swift victory with his superior European weapons, and against the advice of his men, Magellan himself led the attack. The Mactanese fought fiercely, and Magellan fell when he was shot with a poison arrow. He died on April 27, 1521.

Magellan would never make it to the Spice Islands, but after the loss of yet another of his fleet’s vessels, the two remaining ships finally reached the Moluccas on November 5, 1521. In the end, only the Victoria completed the voyage around the world and arrived back in Seville, Spain, in September 1522 with a heavy cargo of spices but with only 18 men from the original crew.

Seeking riches and personal glory, Magellan’s daring and ambitious voyage around the world provided the Europeans with far more than just spices. European geographic knowledge was expanded immeasurably by Magellan’s expedition. He found not only a massive ocean, hitherto unknown to Europeans, but he also discovered that the earth was much larger than previously thought. Finally, although it was no longer believed that the earth was flat at this stage in history, Magellan’s circumnavigation of the globe empirically discredited the medieval theory conclusively.


Ver el vídeo: Expedición de Fernando de Magallanes.