8 personajes famosos nacidos el 4 de julio

8 personajes famosos nacidos el 4 de julio

1. Calvin Coolidge

Mientras que el 4 de julio vio la muerte de tres de los primeros cinco presidentes de Estados Unidos —John Adams y Thomas Jefferson en 1826 y James Monroe en 1831— Calvin Coolidge fue el único director ejecutivo nacido el Día de la Independencia. El trigésimo presidente nació el 4 de julio de 1872 en la pequeña aldea de Plymouth Notch, Vermont. Mientras se desempeñaba como vicepresidente, Coolidge se encontraba en la casa de la familia en las primeras horas de la mañana del 3 de agosto de 1923, cuando llegó la impactante noticia de la repentina muerte del presidente Warren G. Harding. A la luz de una lámpara de queroseno en el salón de la familia, el padre de Coolidge prestó juramento a su hijo.

2. Nathaniel Hawthorne

El afamado novelista estadounidense nació Nathaniel Hathorne el 4 de julio de 1804 en Salem, Massachusetts. A lo largo de su juventud, el escritor estuvo obsesionado por el papel principal que desempeñó su tatarabuelo, John Hathorne, en los juicios de brujas de Salem. Avergonzado de su historia familiar, el autor de "La letra escarlata" añadió una "w" a su apellido para disociarse de una figura de la que escribió que era "tan conspicua en el martirio de las brujas, que su sangre puede ser justamente dice haber dejado una mancha en él ".

3. Stephen Foster

El reconocido compositor estadounidense nació exactamente 50 años después de la adopción de la Declaración de Independencia el 4 de julio de 1826 en Lawrenceville, Pensilvania. El “padre de la música estadounidense” escribió más de 200 canciones y melodías como “¡Oh! Susanna ”,“ Camptown Races ”,“ Old Folks at Home ”(mejor conocido como“ Swanee River ”) y“ My Old Kentucky Home ”siguen siendo populares hoy en día. Aunque muchas de las canciones de Stephen Foster están asociadas con el sur, el compositor visitó la región solo una vez durante su vida. A pesar de su éxito, los editores de partituras se embolsaron la mayor parte de las ganancias de sus canciones y Foster murió en la sala de beneficencia del Hospital Bellevue de Nueva York a la edad de 37 años.

4. Rube Goldberg


Nacido en San Francisco el 4 de julio de 1883, Rube Goldberg estudió ingeniería en la Universidad de California y diseñó tuberías de alcantarillado para la ciudad de San Francisco antes de aceptar un trabajo como dibujante de periódicos. Goldberg satirizó con frecuencia la obsesión de la sociedad por la tecnología, y su creación más famosa fue el personaje de dibujos animados Profesor Lucifer Gorgonzola Butts, quien inventó artilugios innecesariamente complicados para realizar tareas simples. El dibujante se conectó tanto con estas máquinas sobrediseñadas que es una de las pocas personas cuyo nombre no es solo un sustantivo, sino también un adjetivo. El diccionario Merriam-Webster define "Rube Goldberg" como "hacer algo simple de una manera muy complicada que no es necesario". A menudo se pasa por alto que Goldberg ganó el premio Pulitzer en 1948 por sus caricaturas editoriales.

5. George Steinbrenner

El grandilocuente propietario de los New York Yankees, George Michael Steinbrenner III, nació en el seno de una acaudalada familia naviera el 4 de julio de 1930, cerca de Cleveland, Ohio. Steinbrenner se unió al negocio familiar en 1957 y lo hizo crecer tan sustancialmente que pudo encabezar un grupo de inversión que compró la franquicia más famosa del béisbol por menos de $ 10 millones en 1973. Aunque inicialmente se comprometió a "seguir construyendo barcos", el hombre apodado “The Boss” demostró ser un propietario práctico que gastaba libremente y chocaba repetidamente con jugadores, ejecutivos y gerentes. Hasta la muerte de Steinbrenner en 2010, los Yankees ganaron siete campeonatos de la Serie Mundial y 11 banderines de la Liga Americana bajo su propiedad.

6. Ron Kovic

Más conocido por su interpretación de Tom Cruise en la película de 1989 "Nacido el 4 de julio", el veterano de Vietnam y activista contra la guerra Ron Kovic nació en Wisconsin el 4 de julio de 1946. Kovic se unió a la Infantería de Marina de los EE. UU. escuela y se desplegó en 1965 para luchar en la guerra de Vietnam. En su segundo período de servicio en 1968, Kovic lideraba un ataque cuando fue alcanzado por fuego enemigo y quedó paralizado del pecho para abajo. Después de regresar a casa en los Estados Unidos, Kovic se convirtió en un activista por la paz y un crítico abierto de la guerra de Vietnam y las malas condiciones dentro de los hospitales de veteranos de Estados Unidos. La autobiografía más vendida de Kovic, "Nacido el 4 de julio", se publicó en 1976 y se adaptó a la película que capturó dos premios de la Academia.

7. Ann Landers

Nacida en Sioux City, Iowa, el 4 de julio de 1918, Esther “Eppie” Lederer era más conocida por millones de estadounidenses por su seudónimo, Ann Landers. La periodista escribió una columna de chismes para el periódico de su universidad, pero recibió su gran oportunidad al ganar un concurso en 1955 para suceder a la difunta columnista de consejos del Chicago Sun-Times, Ruth Crowley, como autora del artículo "Pregúntele a Ann Landers". Distribuida en más de 1,000 periódicos en el transcurso de casi 50 años, Ann Landers se convirtió en una de las columnistas de consejos más conocidas de América del Norte, aunque enfrentó la competencia de una fuente poco probable, su hermana gemela también nacida el 4 de julio, Pauline Phillips, quien escribió la columna de consejos de Dear Abby. Las dos hermanas, que habían asistido a la misma universidad y celebraron una ceremonia matrimonial conjunta, tuvieron un distanciamiento prolongado como resultado de su rivalidad con los periódicos.

8. Geraldo Rivera

Nacida el 4 de julio de 1943 en la ciudad de Nueva York, la personalidad de televisión se desempeñó por primera vez como investigadora en el Departamento de Policía de la ciudad de Nueva York antes de ingresar a la facultad de derecho. Mientras ejercía la abogacía en Nueva York, la afiliada local de ABC le ofreció un trabajo a Geraldo Rivera como reportero de televisión. Sus informes encubiertos que exponen la negligencia y el abuso de pacientes con discapacidades intelectuales en la Escuela Willowbrook de Nueva York le valieron la atención nacional y los anuncios en los programas de noticias nacionales de ABC. Como presentador de “Good Night America” en 1975, Rivera transmitió la película Zapruder, que capturó el asesinato de John F. Kennedy, por primera vez en la televisión nacional. Su infame transmisión de 1986 de la apertura de la bóveda del gángster Al Capone arrojó solo unas pocas botellas rotas y ningún botín oculto. Después de presentar un programa de entrevistas durante más de una década, Rivera se unió al Fox News Channel en 2001.


Muertes famosas el 4 de julio

Thomas Jefferson

1826 Thomas Jefferson, tercer presidente de los Estados Unidos (1801-09), muere a los 83 años

James Monroe

Karl Ferdinand von Graefe

1840 Karl Ferdinand von Graefe, cirujano alemán que ayudó a crear la cirugía plástica moderna, muere a los 53 años.

    Francois Rene de Chateaubriand, novelista francés (Atala), muere a los 79 William Kirby, entomólogo inglés y miembro original de la Linnean Society y miembro de la Royal Society, muere a los 90 Martin-Joseph Mengal, compositor, muere a los 67 Karl Friedrich Eichhorn , Jurista alemán, muere a los 72 años Istvan Ferenczi, escultor húngaro, muere a los 64

Marie Curie

1934 Marie Curie, científica polaco-francesa que descubrió el radio y la primera mujer en ganar un Premio Nobel (1903, 1911), muere a los 66 años

    Otto Bauer, socialdemócrata austriaco, muere a los 56 años Suzanne Lenglen, tenista francesa (C'ships francés 1925-26, Wimbledon 1919-23, 25), muere de anemia a los 39 Antoni Łomnicki, matemático polaco (n. 1881) Władysław Sikorski , General polaco de la Segunda Guerra Mundial y primer ministro de Polonia en el exilio (1939-43), muerto en un accidente de avión a los 62 años Othenio Able, artista austriaco, creador de fósiles y fundador de la paleobiología, muere a los 71 años Gerda Steinhoff, supervisora ​​del campo de concentración nazi ( n. 1922) Monteiro Lobato, escritor brasileño (n. 1882) William C. Fownes Jr, golfista y administrador estadounidense (US Amateur C'ship 1910 Presidente US Golf Ass'n 1926-27), muere a los 72 años Walter Long, actor estadounidense (Moby-Dick, Sheik, Sea Devils, Dragnet Patrol), muere a los 73 años Gregory Lafayette (19) muere a causa de las heridas sufridas en un accidente automovilístico que mató a su esposa, la actriz Judy Tyler (24), el día anterior Adolf Herckenrath, dramaturgo flamenco / poeta (Avondvlam), muere a los 79 William Franklin & quotFrank & quot Smith, actor estadounidense (Cowboy & amp B andit, Scarlet Car, Frontier Days), muere de cáncer de pulmón a los 83 años Rex Bell [George Francis Beldam], actor vaquero estadounidense (Cowboys & amp Injuns) y 21º teniente gobernador de Nevada, muere de un ataque cardíaco a los 58 años Fritz Reutter, compositor alemán , muere a los 66 años Grant Richards, actor (Doug-Doorway to Danger), muere a los 48 años Bernard Freyberg, gobernador general de Nueva Zelanda (n. 1889) Dorothy Aldis, escritora infantil estadounidense, muere a los 70 años Harold Vanderbilt, regatista estadounidense y ganador de la Copa América (1930, 34, 37), muere a los 85 Barnett Newman, pintor expresionista abstracto estadounidense (Black Fire I), muere a los 65 Don McPherson , Cantante estadounidense de R & ampB (The Main Ingredient) muere de leucemia a los 29 años

Barry White

2003 Barry White, cantante estadounidense (Love's Theme), muere a los 58 años


8 personajes famosos nacidos el 4 de julio - HISTORIA

La oración del Día de la Independencia más notable en la historia de Estados Unidos no se pronunció el 4 de julio. Y hoy se recuerda poco. Pero merece serlo, especialmente dados los abrasadores eventos en Charleston, Carolina del Sur, el mes pasado. El Día de la Independencia es un momento adecuado para celebrar la historia de la nación e incluso relajarse para disfrutar de un poco de R & ampR. Pero los mejores oradores que han marcado el día han entendido que los laureles de nuestra nación no son para descansar.

Los discursos del 4 de julio tienden a dividirse en dos tipos. La variedad predominante es conmemorativa, festiva y prescriptiva - solemnizada, como predijo John Adams en 1776, "con pompa y desfile, con espectáculos, juegos, deportes, pistolas, campanas, hogueras e iluminaciones de un extremo a otro de este continente. . "

Pero en su exuberancia, Adams no pudo anticipar que el Cuarto, al unir a los estadounidenses, amenazaría continuamente con destrozarlos. A lo largo de los años, las celebraciones del Cuarto se han convertido en un tira y afloja periódica entre conmemoraciones diseñadas para afirmar e incluso hacer cumplir la identidad común de los estadounidenses, de entre muchos, uno, y un retroceso subversivo de aquellos lo suficientemente ruidosos como para insistir en que no somos todos libres, enfáticamente no todos iguales, y ciertamente no uno.

Una vez que Estados Unidos obtuvo su independencia, algunos estadounidenses se preguntaron si celebrar el Cuarto era un problema y se necesitaron décadas para que la juerga cobrara fuerza. Pero para el 50 aniversario de la Declaración, las celebraciones comúnmente incluían el disparo de artillería al amanecer, la marcha de compañías voluntarias, el repique de las campanas de las iglesias y el desfile de asociaciones laborales. Para el centenario en 1876, el evento había alcanzado su apogeo. Banderas y banderines decoraban casas y calles, mientras que Filadelfia, el lugar de nacimiento de la nación, extendía sus celebraciones a lo largo de cuatro días, comenzando el 1 de julio. En Independence Square, el poeta Bayard Taylor evocó a Columbia, diosa de la libertad, en una Oda Nacional recién compuesta que fue lo suficientemente apostrófico como para inducir un caso de los vapores. "¡Porque he aquí! Ella viene ahora / Con esperanza en el labio y orgullo en la frente".

Walt Whitman, quien debería haber sido elegido para el trabajo pero no lo fue, había tomado años antes la medida de tales efusiones:

¡Oh alegrías del orador!
Inflar el cofre, rodar el trueno de la voz
de las costillas y la garganta,
Para hacer que la gente se enfurezca, llore, odie, desee, contigo mismo,
Dirigir a Estados Unidos, sofocar a Estados Unidos con una gran lengua.

Liderar reprimiendo: Tal era el orden del día en 1876. Como dijo Bayard Taylor, "No dejes que ningún iconoclasta / invada tu naciente Panteón del Pasado".

Pero incluso en la autocomplaciente Filadelfia, no todos los iconoclastas fueron sofocados. La defensora del sufragio Susan B. Anthony y varios colegas más jóvenes habían logrado entrar en la plaza. Después de que se leyó la Declaración de Independencia a la multitud, mientras la banda tocaba un himno, Anthony y sus seguidores se levantaron y se acercaron a la plataforma del orador, llevando copias de una Declaración de Derechos, incluidos los provocativos "Artículos de acusación" que habían redactado contra "nuestros gobernantes" - los hombres - por negar a las mujeres el derecho a votar o formar parte de jurados y restringirles la participación plena en la democracia estadounidense de muchas otras formas. "La historia de nuestro país durante los últimos cien años", proclamó, "ha sido una serie de suposiciones y usurpaciones de poder sobre las mujeres".

Anthony no estaba seguro de si su aparición no anunciada sería bloqueada, pero los hombres en la plataforma cedieron con una deferencia instintiva y ella navegó directamente hacia Thomas Ferry, presidente pro tempore del Senado de los Estados Unidos y efectivamente vicepresidente de Ulysses Grant. Mientras presentaba su documento, Ferry hizo una reverencia, pálido por la alarma. Las damas luego se retiraron, entregando copias a muchas manos extendidas, mientras el oficial militar que supervisaba el evento gritaba: "¡Orden! ¡Orden!"

Anthony no leyó su artículo en voz alta, sin embargo, y los relatos de su demostración fueron enterrados u omitidos tan completamente en los informes de los periódicos que bien podría haber ido de vacaciones a Omaha. El manifiesto habría hecho una oración sensacional, pero no fue así.

El discurso que merece nuestra atención, y que realmente tronó, no se produjo en el centenario, sino un cuarto de siglo antes, en Rochester, Nueva York, el 5 de julio de 1852. Rochester fue el epicentro del llamado distrito quemado. , una región a lo largo del Canal Erie barrida repetidamente por reavivamientos religiosos y reformas. Allí, el ex esclavo y ardiente abolicionista Frederick Douglass publicó su periódico The North Star. Douglass era un buen amigo de Susan B. Anthony, cuya granja familiar estaba ubicada en las afueras de Rochester. Su periódico fue uno de los pocos que apoyó la convención de los derechos de la mujer en la cercana Seneca Falls, dirigida por Elizabeth Cady Stanton en 1848.

Así que fue bastante natural que la Sociedad de Damas Anti-Esclavitud de Rochester le pidiera a Douglass que pronunciara un discurso para el Día de la Independencia. Dado que el cuarto de ese año cayó en domingo, las conmemoraciones se llevaron a cabo un día después. Eso le pareció perfecto a Douglass, ya que los afroamericanos habían estado celebrando el cuarto un día después durante más de dos décadas. Muchos negros encontraron la idea de unirse a las festividades, en el mejor de los casos, problemática, siempre que los estadounidenses blancos siguieran manteniendo a millones de esclavos encadenados. En cualquier caso, los juerguistas blancos del 4 tenían un historial de perturbar las procesiones negras. En cambio, muchos negros hicieron del 5 de julio sus vacaciones.

Aunque era un editor de periódicos, Douglass creía que la palabra hablada seguía siendo la forma más eficaz de mover multitudes. De niño había estudiado retórica en secreto y analizado los discursos de oradores famosos, aunque sus primeros esfuerzos para hablar en público fueron modestos. "Fue con la mayor dificultad que pudiera mantenerme erguido", recordó, "o que pude ordenar y articular dos palabras sin vacilar y tartamudear". La confianza llegó con el tiempo y la práctica.

Douglass también poseía un sentido del humor, "del tipo más seco", observó un oyente. "Se puede ver venir muy lejos en un peculiar movimiento de su boca". De vez en cuando dramatizaba las conversaciones para hacer un punto, provocando risas cuando imitaba el acento de un plantador sureño.

Elizabeth Cady Stanton recordó vívidamente la primera vez que escuchó a Douglass dirigirse a una multitud. Medía más de 6 pies de altura, "como un príncipe africano, majestuoso en su ira. A su alrededor se sentaban los grandes oradores antiesclavistas de la época, observando con seriedad el efecto de su elocuencia en esa inmensa audiencia, que reía y lloraba por turnos, completamente absorta". por los maravillosos dones de su patetismo y humor. En esta ocasión, todos los demás oradores parecían dóciles después de Frederick Douglass ".

En Rochester, Douglass acechaba a su público mayoritariamente blanco con exquisito cuidado, tomándolos sigilosamente. Comenzó brindando lo que muchos oyentes no esperaban de un notorio abolicionista: un himno exagerado a la Cuarta y a la generación fundadora. El día trajo "demostraciones de gozoso entusiasmo", les dijo, porque los firmantes de la Declaración eran "hombres valientes. También fueron grandes hombres, lo suficientemente grandes como para dar fama a una gran época". Las mismas palabras de Jefferson resonaron en el saludo de Douglass: "Tus padres pusieron en juego sus vidas, sus fortunas y su sagrado honor por la causa de su país y su infierno".

Tus padres. Ese pronombre señaló el más mínimo cambio en la brisa. Pero Douglass continuó cordialmente. "Amigos y ciudadanos, no necesito profundizar en las causas que llevaron a este aniversario. Muchos de ustedes las comprenden mejor que yo". Luego otro paso atrás: "Ésa es una rama del conocimiento en la que sientes, quizás, un interés mucho más profundo que el de tu hablante".

Ahora el humor seco estaba apareciendo a la vista: acompañado, sin duda, por ese peculiar giro de la boca. Como pueblo, los estadounidenses nunca se avergonzaron de proclamar "los hechos que los favorecen", señaló Douglass, de hecho, jactarse de su reputación a menudo se consideraba una virtud nacional. También podría considerarse un vicio nacional, continuó astutamente, pero en deferencia a ese hábito, se comprometió a dejar cualquier elogio adicional de la Revolución a "otros caballeros cuya afirmación de haber sido descendidos regularmente [de los Padres Fundadores] será menos probable para ser disputado que el mío! "

Luego fue al grano. Estaba muy bien cantar las alabanzas de los héroes del pasado, pero su negocio, insistió Douglass, "si tengo alguno aquí hoy, es con el presente". Aquellos que elogiaron las hazañas ganadas con esfuerzo de los fundadores no tenían derecho a hacerlo a menos que también estuvieran dispuestos a trabajar por la causa de la libertad. "No tienes derecho a desgastar y desperdiciar la fama ganada con tanto esfuerzo de tus padres para cubrir tu indolencia".

Luego lanzó una pregunta tras otra, cada una candente como un tizón de la quema: "Conciudadanos, perdónenme, permítanme preguntar, ¿por qué me llaman para hablar aquí hoy? ¿A los que represento, que tienen que ver con su independencia nacional? ¿Se nos hacen extensivos los grandes principios de libertad política y de justicia natural, consagrados en esa Declaración de Independencia? Este 4 de julio es suyo, no mío. Puede regocijarse Arrastrar a un hombre encadenado al gran templo iluminado de la libertad y pedirle que se uniera a ti en alegres himnos era una burla inhumana y una ironía sacrílega. ¿Quieres decir, ciudadanos, burlarse de mí al preguntarme? hablar hoy?

Incluso el más valiente defensor de la esclavitud debe haberse acobardado. Muchos en la audiencia, señaló Douglass, sin duda habrían preferido que actuara menos como un agitador y más como un persuasor racional.Pero, ¿qué argumento razonado queda por hacer? "¿Me harías argumentar que el hombre tiene derecho a la libertad? ¿Que es el legítimo dueño de su propio cuerpo? Ya lo has declarado. ¿Debo argumentar la ilicitud de la esclavitud?. Hacerlo sería ridiculizarme, y para insultar tu entendimiento ".

¿Qué, voy a argumentar que está mal convertir a los hombres en brutos, robarles su libertad, trabajarlos sin salario, mantenerlos ignorantes de sus relaciones con sus semejantes, golpearlos con palos, desollarles la carne? con el látigo, para cargar sus miembros con hierros, para cazarlos con perros, para venderlos en una subasta, para separar a sus familias, para arrancarles los dientes, para quemarles la carne, para matarlos de hambre para que obedezcan y se sometan a sus amos? ¿Debo argumentar que un sistema así marcado con sangre y manchado con contaminación es incorrecto? .

En un momento como este, se necesita una ironía abrasadora, no un argumento convincente. ¡Oh! Si tuviera la capacidad, y si pudiera llegar al oído de la nación, hoy derramaría una ardiente corriente de burla mordaz, reproche fulminante, sarcasmo fulminante y reprimenda severa. Porque no es la luz lo que se necesita, sino el fuego, no es la lluvia suave, sino el trueno. Necesitamos la tormenta, el torbellino, y el terremoto.

Sin embargo, a pesar de todos estos carbones de fuego justamente amontonados, la perorata de Douglass también ofrecía esperanza. "No desespero de este país. Hay fuerzas en operación, que inevitablemente deben provocar la caída de la esclavitud". Abrazó una vez más "la Declaración de Independencia, los grandes principios que contiene y el genio de las instituciones estadounidenses", sin duda porque, como Whitman, deseaba "liderar Estados Unidos", para hacer que la gente se enfureciera, llorara y llorara. odiar las injusticias que a él le parecían tan claras y desear la extensión de la libertad a todos los estadounidenses.

Su tarea debe haber parecido casi desesperada en un momento en que la nueva Ley de Esclavos Fugitivos, implementada por el Compromiso de 1850, permitió a los plantadores del sur perseguir esclavos fugitivos en los estados libres, esclavos como él, e incluso obligó a los norteños a ayudar. en esa búsqueda. Como cristiano devoto, a Douglass le irritaba especialmente que tantos ministros del Norte se negaran a unirse a la causa abolicionista. Entonces, al leer sus palabras, debemos entender que no fue simplemente un recurso retórico fácil cuando preguntó a los oyentes si tenían la intención de burlarse de él, al pedirle que pronunciara una oración del Día de la Independencia. En cierto sentido, en el fondo de sus huesos, estaba realmente ofendido.

Sin embargo, pronunció el discurso, de una manera ardiente e intransigente, pero patriótica y edificante. ¿Alguna vez ha habido otro discurso del Día de la Independencia para igualarlo?

Al final, la promesa de la Declaración no podría cumplirse sin la fuerza de las armas. Las contradicciones entre libertad y esclavitud estaban grabadas tan profundamente en la nación que ningún orador podía resolverlas. Aún así, Douglass llamó a la tormenta, el torbellino y el terremoto en el intento, y su discurso merece un lugar de honor en el canon estadounidense. Le agradaría al príncipe iracundo recibir el reconocimiento que le corresponde, aunque seguramente se cuidaría de aceptarlo sólo con los labios ligeramente fruncidos. Y luego, con esa sonrisa tensa, podría preguntarse si nosotros también seríamos lo suficientemente imprudentes como para pedirle que hable en nuestro cuarto.

¿Qué diría él? Insistimos, sin duda, en que no sólo consagremos bajo un cristal los hechos de la Revolución: "Tenemos que ver con el pasado sólo en la medida en que podamos hacerlo útil para el presente y para el futuro". Celebrar las hazañas de nuestros antepasados ​​es una farsa hueca si no preguntamos cómo podemos trabajar para extender los ideales de la Declaración en nuestro propio tiempo. Las protestas en Ferguson, Missouri, los disturbios en Baltimore y el tiroteo en un santuario de Charleston demuestran que la verdadera libertad y la igualdad siguen siendo obras en progreso.

Pero junto con la censura, Douglass podría ofrecer esperanza: que los hechos y principios del pasado, cuando se colocan junto a las tragedias del presente, podrían inspirar un camino a seguir. La conmoción y la repulsión provocadas por los tiroteos de Charleston, combinados con la magnanimidad y la tolerancia de las familias de las víctimas, han empujado a una amplia franja del público estadounidense a reconsiderar el significado de los potentes símbolos políticos que se ciernen durante tanto tiempo sobre el debate nacional sobre libertad, igualdad y raza. Douglass nunca perdió la esperanza de que la palabra hablada pudiera cambiar las mentes y los corazones, tanto el 4 de julio como el 5 de julio. Nosotros tampoco deberíamos.


Citas patrióticas de los famosos

Durante décadas y siglos, personajes famosos han hablado elocuentemente sobre el patriotismo. A continuación se presentan algunas de sus mejores citas.

Amor a la Patria

Erma Bombeck: "Hay que amar a una nación que celebra su independencia cada 4 de julio, no con un desfile de armas, tanques y soldados que desfilan por la Casa Blanca en una demostración de fuerza y ​​músculo, sino con picnics familiares donde los niños lanzan frisbees, el la ensalada de papa se vuelve dudosa y las moscas mueren de felicidad. Puede pensar que ha comido en exceso, pero es patriotismo ".

Daniel Webster: "¡Que el sol en su curso no visite ninguna tierra más libre, más feliz, más hermosa que esta nuestra propia tierra!"

Pescado de Hamilton: "Si vale la pena morir por nuestro país en tiempos de guerra, resolvamos que realmente vale la pena vivir por él en tiempos de paz".

Benjamin Franklin: "Donde habita la libertad, ahí está mi país".

John F. Kennedy: "Y así, mis compatriotas: no pregunten qué puede hacer su país por ustedes; pregunten qué pueden hacer por su país. Mis conciudadanos del mundo: no pregunten qué hará Estados Unidos por ustedes, sino qué podemos hacer juntos por la libertad del hombre ".

Libertad y libertad

Elmer Davis: "Esta nación seguirá siendo la tierra de los libres sólo mientras sea el hogar de los valientes".

Joseph Addison: "Que la libertad nunca perezca en tus manos".

Dwight D. Eisenhower: "La libertad tiene su vida en los corazones, las acciones, el espíritu de los hombres y, por lo tanto, debe ganarse y refrescarse a diario; de lo contrario, como una flor cortada de sus raíces vivificantes, se marchitará y morirá".

George Bernard Shaw: "La libertad es aliento de vida para las naciones".

Ralph Waldo Emerson: "¿De qué sirve el arado o la vela, o la tierra o la vida, si la libertad falla?"

Thomas Paine: "Aquellos que esperan cosechar las bendiciones de la libertad, deben, como los hombres, sufrir la fatiga de mantenerla".

Thomas Paine: "En un carro de luz de la región del día, / La Diosa de la Libertad vino / Ella trajo en su mano como prenda de su amor, / La planta que llamó Árbol de la Libertad". / "El que quiera asegurar su propia libertad, debe proteger incluso a su enemigo de la oposición porque si viola este deber / establece un precedente que lo alcanzará a sí mismo".

Harry Emerson Fosdick: "La libertad siempre es peligrosa, pero es lo más seguro que tenemos".

Rev. Dr. Martin Luther King, Jr .: "¡Deje que la libertad resuene desde las prodigiosas colinas de New Hampshire. / Deje que la libertad resuene desde las poderosas montañas de Nueva York. / ¡Deje que la libertad resuene desde las altísimas Alleghenies de Pensilvania! / ¡Deje que la libertad resuene desde las nevadas Montañas Rocosas de Colorado! / Deje que la libertad" ¡Suene desde los picos curvilíneos de California! / ¡Pero no solo eso deje que la libertad suene desde Stone Mountain de Georgia! / ¡Deje que la libertad suene desde Lookout Mountain de Tennessee! / Deje que la libertad suene desde cada colina y cada grano de arena de Mississippi. / Desde cada ladera de la montaña, Deja a la libertad sonar."

Franklin D. Roosevelt: "Los vientos que soplan a través del amplio cielo en estos montes, los vientos que barren de Canadá a México, del Pacífico al Atlántico, siempre han soplado sobre hombres libres".

John F. Kennedy: "Que cada nación sepa, ya sea que nos desee bien o mal, que pagaremos cualquier precio, soportaremos cualquier carga, enfrentaremos cualquier dificultad, apoyaremos a cualquier amigo, nos opondremos a cualquier enemigo, para asegurar la supervivencia y el éxito de la libertad".

Abraham Lincoln, Discurso de Gettysburg, 1863: "Hace cuarenta y siete años nuestros padres dieron a luz en este continente una nueva nación, concebida en libertad y dedicada a la proposición de que todos los hombres son creados iguales".

Lee Greenwood: "Y estoy orgulloso de ser estadounidense, donde al menos sé que soy libre. Y no olvidaré a los hombres que murieron, que me dieron ese derecho".

Unidos y sabio

Oliver Wendell Holmes: "¡Una bandera, una tierra, un corazón, una mano, una nación para siempre!"

Gerald Stanley Lee: "América es una melodía. Hay que cantarla juntos".

John Dickinson: "¡Entonces únanse de la mano, valientes estadounidenses todos! / Al unirnos nos mantenemos, al dividir caemos".

Hubert H. Humphrey: "Necesitamos un Estados Unidos con la sabiduría de la experiencia. Pero no debemos permitir que Estados Unidos envejezca en espíritu".

Reflexiones sobre el patriotismo

James G. Blaine: "Estados Unidos es el único país con un cumpleaños conocido".

George Santayana: "Los pies de un hombre deben estar plantados en su país, pero sus ojos deben contemplar el mundo".

Bill Vaughan: "Un verdadero patriota es el tipo que recibe una multa de estacionamiento y se regocija de que el sistema funcione".

Adlai Stevenson: "Estados Unidos es mucho más que un hecho geográfico. Es un hecho político y moral, la primera comunidad en la que los hombres se propusieron en principio institucionalizar la libertad, el gobierno responsable y la igualdad humana".

John Quincy Adams: "Todos los hombres profesan honestidad tanto tiempo como pueden. Creer que todos los hombres son honestos sería una locura. No creer en ninguno es algo peor".

Paul Sweeney: "Cuán a menudo no nos damos cuenta de nuestra buena suerte al vivir en un país donde la felicidad es más que la falta de tragedia".

Aurora Raigne: "América, para mí, ha sido la búsqueda y captura de la felicidad".

Woodrow Wilson: "La Revolución Americana fue un comienzo, no una consumación".


Contenido

La película se abre en 1956 Massapequa, Nueva York, con un Ron Kovic de 10 años jugando con sus amigos en un bosque. En su cumpleaños del 4 de julio, asiste a un desfile del Día de la Independencia con su familia y su mejor amiga Donna. En 1961, el discurso inaugural televisado del presidente John F. Kennedy inspira a un Ron adolescente a unirse a la Infantería de Marina de los Estados Unidos. Después de asistir a una apasionada conferencia de dos reclutadores de la Marina que visitan su escuela secundaria, se alista. Su decisión recibe el apoyo de su madre, pero molesta a su padre, un veterano de la Segunda Guerra Mundial. Ron va a su fiesta de graduación y baila con Donna antes de irse para el entrenamiento básico.

En octubre de 1967, Ron es ahora sargento de la Infantería de Marina en una misión de reconocimiento en Vietnam, durante su segundo período de servicio. Él y su unidad matan a varios aldeanos vietnamitas después de confundirlos con combatientes enemigos. Después de encontrar fuego enemigo, huyen de la aldea y abandonan a su único superviviente, un bebé que llora. Durante la retirada, Ron mata accidentalmente a Wilson, un joven soldado de su pelotón. Informa de la acción a su superior, quien ignora el reclamo y le aconseja que no diga nada más. En enero de 1968, Ron resulta gravemente herido durante un tiroteo, pero es rescatado por un compañero de la Marina. Paralizado de la mitad del pecho hacia abajo, pasa varios meses recuperándose en el Bronx Veterans Hospital de Nueva York. Las condiciones del hospital son malas, los médicos y enfermeras ignoran a los pacientes, abusan de las drogas y operan con equipos viejos. En contra de las solicitudes de sus médicos, Ron intenta desesperadamente caminar de nuevo con el uso de aparatos ortopédicos y muletas, solo para dañarse las piernas y confinarse permanentemente a una silla de ruedas.

En 1969, Ron regresa a casa y recurre al alcohol después de sentirse cada vez más descuidado y desilusionado. Durante un desfile del Día de la Independencia, se le pide a Ron que dé un discurso, pero no puede terminar después de escuchar a un bebé llorando entre la multitud y tiene un flashback de Vietnam. Ron visita a Donna en Syracuse, Nueva York, donde los dos recuerdan. Mientras asisten a una vigilia por las víctimas de los tiroteos de Kent State, se separan cuando la policía se lleva a Donna y a otros manifestantes por manifestarse contra la guerra de Vietnam.

En Massapequa, un Ron borracho tiene una discusión acalorada con su madre, y su padre decide enviarlo a Villa Dulce (La Villa Dulce), un refugio mexicano para los veteranos heridos de Vietnam. Tiene su primer encuentro sexual con una prostituta, de la que se enamora hasta que la ve con otro cliente. Ron se hace amigo de Charlie, otro parapléjico, y los dos deciden viajar a otro pueblo después de que los echen de un bar. Después de molestar al conductor del taxi, se quedan varados al costado de la carretera y discuten entre ellos. Son recogidos por un camionero que los lleva de regreso a Villa Dulce.

Ron viaja a Armstrong, Texas, donde descubre la lápida de Wilson. Luego visita a la familia del soldado caído en Georgia para confesar su culpa. La viuda de Wilson, Jamie, expresa que no puede perdonar a Ron, mientras que sus padres son más comprensivos. En 1972, Ron se une a la organización Vietnam Veterans Against the War y viaja a la Convención Nacional Republicana en Miami, Florida. Mientras Richard Nixon está dando un discurso de aceptación de su nominación presidencial, Ron expresa a un reportero de noticias su odio por la guerra y el gobierno por abandonar al pueblo estadounidense. Sus comentarios enfurecen a los partidarios de Nixon, y su entrevista se interrumpe cuando la policía intenta sacarlo y arrestarlo a él y a otros manifestantes. Ron y los veteranos logran liberarse de los oficiales, reagruparse y atacar la sala nuevamente, aunque no con éxito. En 1976, Ron pronuncia un discurso público en la Convención Nacional Demócrata en la ciudad de Nueva York, luego de la publicación de su autobiografía.

    como el sargento Ron Kovic como Charlie como Donna como el señor Kovic como Steve Boyer como Timmy como la señora Kovic
  • Cordelia Gonzalez como Maria Elena - Villa Dulce como Legion Commander como Marine Major - Vietnam como Vet # 3 - Villa Dulce como Madame - Villa Dulce como Coach - Massapequa como Billy Vorsovich como Doctor # 1 - Veterans Hospital como Martinez - Vietnam
  • Richard Panebianco como Joey Walsh como Susanne Kovic como teniente - Vietnam como orador - Syracuse como Tommy Kovic
  • Bruce MacVittie como paciente n. ° 2 - Veterans Hospital como Jamie Wilson como paciente n. ° 1 - Veterans Hospital como veterinario n. ° 2 - Villa Dulce como veterinario n. ° 1 - Villa Dulce
  • Bryan Larkin como el joven Ron como el joven Donna como el sargento de artillería Hayes - Reclutador marino
  • Richard Haus como Sargento de la Marina - Segundo reclutador como Doctor optimista como Jenny como Oficial # 1 - Convención Demócrata (Empujando la silla de ruedas de Kovic)

Además, el veterano condecorado de la Guerra de Vietnam y la Marina Dale Dye aparece como coronel de infantería (siendo entrevistado por un reportero de televisión interpretado por Oliver Stone), la manifestante contra la guerra de Chicago Seven, Abbie Hoffman, aparece como organizadora de huelgas estudiantiles en la Universidad de Syracuse, y la cantante Edie. Brickell aparece como cantante popular en Syracuse. Hoffman murió antes de que se estrenara la película, con un "In Memoriam" en su honor mostrado en los créditos finales.

Desarrollo Editar

Al Pacino expresó interés en interpretar a Ron Kovic después de ver la aparición televisada del veterano de Vietnam en la Convención Nacional Demócrata de 1976 y leer su autobiografía. También rechazó papeles protagónicos en las películas con temática de la Guerra de Vietnam. Regresando a casa (1978) y Apocalipsis ahora (1979), el primero para el que Kovic actuaría como consultor. [4] Kovic se reunió con Pacino en Nueva York, donde discutieron la adaptación del libro al cine. [4] En septiembre de 1976, el gerente de Pacino, el productor Martin Bregman, se puso en contacto con el agente de Kovic y entabló negociaciones por los derechos de la película. En octubre siguiente, la productora de Bregman, Artists Entertainment Complex, adquirió los derechos por 150.000 dólares. [4] El rodaje estaba programado para comenzar en junio de 1977 [4] con Paramount Pictures actuando como distribuidor, [1] pero el proyecto se vino abajo. Bregman y Pacino no estaban contentos con el guión, [4] y el estudio abandonó la película. [1]

En 1977, Bregman contrató a Oliver Stone, también un veterano de Vietnam, para que le ayudara a escribir el guión. [4] [5] En ese momento, Stone había estado desarrollando Pelotón (1986), y un guión secuela no producido titulado Segunda vida, que se inspiró en su propia vida después de la guerra. [6] Él y Kovic se unieron por sus experiencias durante la guerra, y comenzaron a trabajar en un nuevo guión en 1978 después de que Stone optara por el libro. [1] Stone también discutió la adaptación con William Friedkin, quien rechazó la oportunidad de dirigir a favor de dirigir El trabajo de Brink (1978). [5] Después de que Bregman consiguiera financiación de inversores alemanes, [5] la película continuó desarrollándose brevemente en United Artists [1] antes de trasladarse a Orion Pictures. [5] Daniel Petrie fue contratado para dirigir, pero varias semanas antes de los ensayos, los inversores se retiraron de la financiación de la película. [5] [7] Después de que el proyecto se trasladara a Universal Pictures, Bregman y Pacino dejaron la película. [7] Bregman consideró que el proyecto era imposible y sintió que se vería ensombrecido por el éxito de Regresando a casa. [1] Stone y Kovic se sintieron frustrados con la preproducción problemática y abandonaron el proyecto, aunque Stone expresó su esperanza de regresar y hacer la película más adelante. [8] Stone le prometió a Kovic que si su carrera despegaba, regresaría a Kovic para revivir el proyecto. [9] Kovic declaró que después de la liberación de PelotónStone llamó a Kovic y le dijo que estaba listo para volver a trabajar en la película. [9]

En abril de 1987, John Daly, presidente y director ejecutivo de Hemdale Film Corporation, con sede en Inglaterra, anunció que estaba produciendo la película, que actuaría como una secuela de Pelotón. [10] El estudio inició negociaciones para financiar la película en mayo de 1988 con un presupuesto de 20 millones de dólares, pero luego se retiró de la financiación de la película. [1] [11] Stone fue anunciado como director en junio de 1988, y su estandarte de Ixtlan Productions se alistó como compañía de producción. [11] [12] Tom Pollock, presidente de Universal Pictures, leyó el guión mientras Stone desarrollaba mundo financiero (1987), y el estudio asignó un presupuesto de $ 14 millones con la condición de que una estrella importante aparezca en el papel principal. [8] Stone y Kovic luego revisaron el guión, agregando la aparición de este último en la Convención Nacional Demócrata de 1976. [13]

Casting Editar

Sean Penn, Charlie Sheen y Nicolas Cage estaban entre los considerados por Stone para interpretar a Kovic. [14] En 1987, la agente de Stone, Paula Wagner, había mostrado Pelotón a Tom Cruise, después de haber expresado interés en trabajar con el director. [13] Cruise se reunió con Stone para discutir el papel en enero de 1988. [8] El estudio estaba preocupado por las perspectivas de que Cruise apareciera como protagonista de una película dramática. [15] [16] Stone, en particular, había descartado su película anterior. Top Gun (1986) como una "película fascista", [16] pero expresó que se sintió atraído por la imagen del actor "Golden Boy". "Vi a este chico que lo tiene todo", afirmó."Y me preguntaba qué pasaría si la tragedia golpea, si la fortuna se lo niega. Pensé que era una propuesta interesante: ¿Qué le pasaría a Tom Cruise si algo sale mal?" [8] Kovic también desconfiaba del casting de Cruise, pero cedió cuando el actor lo visitó en su casa en Massapequa, Nueva York. [8]

Cruise pasó un año preparándose para el papel. [17] Visitó varios hospitales de veteranos, leyó varios libros sobre la guerra de Vietnam y practicó montar en silla de ruedas. [18] En un momento durante la preproducción, Stone sugirió que a Cruise se le inyectara una droga química que lo dejaría paralizado durante dos días. El director creía que la droga lo ayudaría a retratar de manera realista las dificultades de ser parapléjico. La compañía de seguros responsable de la película vetó la idea, creyendo que la droga causaría una incapacitación permanente. [19] Kovic visitaba la producción a diario y solía participar en los ensayos con Cruise. [1] Kovic también aparece en la película como un veterano de la Segunda Guerra Mundial en un desfile del Día de la Independencia que se estremece en respuesta a la explosión de petardos, un reflejo que adopta el personaje de Cruise más adelante en la película. [20] El 3 de julio de 1989, tras el final de las nuevas filmaciones, Kovic le dio a Cruise su Medalla de la Estrella de Bronce como regalo de cumpleaños y en elogio de su compromiso con el papel. [21] [22]

Los directores de casting Risa Bramon García y Billy Hopkins buscaron más de 200 actores para varios papeles de oradores. Audicionaron a 2.000 niños actores en Massapequa y contrataron a 8.000 extras para escenas filmadas en Dallas, Texas. [23] Para las secuencias del desfile del 4 de julio, las protestas estudiantiles y las convenciones presidenciales, la producción empleó a casi 12.000 personas de la National Paralysis Foundation, Campfire Girls y American Legion para aparecer como extras. [1] La película reunió a Stone con varios colaboradores anteriores que hicieron breves apariciones en la película. Tom Berenger, quien trabajó con el director en Pelotón, interpreta al Sargento de Artillería Hayes, un reclutador de la Marina. [24] Michael Wincott, quien tuvo un papel secundario en Hablar de radio (1988), interpreta a un veterano herido en México. John C. McGinley, en su cuarta colaboración con Stone, interpreta a un oficial en la Convención Demócrata de 1976. [25] Mark Moses, que apareció en el pelotón como el teniente Wolfe, interpretaría a un médico abrumado en el hospital de VA en el Bronx. El propio Stone aparece como un reportero de noticias escéptico. [26]

Para preparar a los actores que interpretan a los marines, el asesor militar Dale Dye organizó misiones de entrenamiento de una semana, una en los Estados Unidos y la otra en las Filipinas, donde se filmarían las secuencias de batalla. [1] [27] [26] Abbie Hoffman, una activista de Yippie, actuó como consultora que educó al elenco sobre el movimiento por la paz. También hace acto de presencia como manifestante en Syracuse, Nueva York. [28] La película está dedicada a Hoffman, quien murió el 12 de abril de 1989. [1]

Filmación Editar

La fotografía principal estaba programada para comenzar en septiembre de 1988, pero no comenzó hasta mediados de octubre de ese año. [1] El ejecutivo del estudio Pollock planeó un presupuesto inicial de $ 14 millones, pero la película superó el presupuesto. [1] [14] [29] Los altos costos de producción llevaron a Stone y Cruise a renunciar a sus salarios y, en cambio, recibir un porcentaje de la taquilla bruta. [1] [15] [29] El costo de producción final de la película fue de $ 17,8 millones. [1] [14] [29] La película fue la quinta colaboración del director de fotografía Robert Richardson con Stone, y la primera en rodar en formato anamórfico. [12] Richardson filmó la película con cámaras y lentes Panavision, [30] [31] y utilizó principalmente películas de 35 mm. 16 mm y Super 16 mm también se utilizaron para filmar la escena de Kovic en la convención nacional republicana de 1972. mezclado con imágenes de archivo del evento real. [32]

El rodaje comenzó en Dallas, Texas, [19] para escenas ambientadas en Estados Unidos. El barrio de Elmwood de Oak Cliff se duplicó para Massapequa, Nueva York. [1] [33] El Centro de Convenciones de Dallas se utilizó para recrear la Convención Nacional Republicana de 1972 en Miami, Florida. Los realizadores también rodaron escenas en el Parkland Memorial Hospital, que sustituyó al Bronx Veterans Hospital en Nueva York. [1] También filmaron en los estudios de sonido de Los Colinas Studios en Irving, Texas. [31] Filipinas representó escenas ambientadas en Vietnam y México. [1] Stone originalmente quería filmar en lugares de Vietnam, pero no pudo hacerlo debido a conflictos no resueltos entre ese país y Estados Unidos. [34] Fotografía principal terminada en diciembre de 1988, después de 65 días de filmación. [14] [18] [19]

Después de ver un primer corte de la película, Universal exigió que se volviera a filmar el final, que mostraba la aparición de Kovic en la Convención Nacional Demócrata de 1976. La escena original se rodó en Dallas, con 600 extras, pero el estudio no estaba satisfecho con el metraje filmado y pidió que Stone lo hiciera "más grande y mejor". [1] [35] La escena se volvió a filmar en julio de 1989 en el estadio The Forum en Inglewood, California. [1] El rodaje duró un día, con 6.000 extras. [35] La nueva filmación terminó costando $ 500,000. [1] [14] [29]

Música Editar

La banda sonora fue producida, compuesta y dirigida por John Williams, quien aceptó trabajar en la película después de ver una versión preliminar. [36] Las sesiones de grabación se llevaron a cabo en 20th Century Fox Studios en Los Ángeles, California. [37] Timothy Morrison, miembro de la Boston Pops Orchestra, actuó como trompetista. [36] Williams declaró: "Supe de inmediato que querría que una orquesta de cuerdas cantara en oposición a todo el realismo en la pantalla, y luego surgió la idea de tener una trompeta solista, no una trompeta militar, sino una trompeta estadounidense, para recuerda la feliz juventud de [Kovic] ". [36] El álbum de la banda sonora de la película fue lanzado el 19 de diciembre de 1989 por MCA Records. Además de la partitura de Williams, incluye ocho canciones que aparecen en la película. [1] [38] Tavia Hobbart de AllMusic escribió que la banda sonora "literalmente te atormenta mientras miras la película. Es igual de efectivo aquí". [37] Stephen Holden de Los New York Times declaró, "Los temas del Sr. Williams son melódicamente lo suficientemente fuertes como para que uno pueda imaginarlos desarrollándose en un poema sinfónico en toda regla". [39]

Nacido el 4 de julio (álbum de la banda sonora de la película)
No. TítuloEscritor (es)ArtistaLargo
1."A Hard Rain's a-Gonna Fall"Bob DylanEdie Brickell y amp New Bohemians4:58
2."Nacido en el pantano"John FogertyLas casas rotas4:54
3."Niña de ojos marrones"Van MorrisonVan Morrison3:07
4."Pie americano"Don McLeanDon McLean8:32
5."Mi novia"Smokey Robinson, Ronald WhiteLas tentaciones2:43
6."Niño soldado"Luther Dixon, Florencia GreenbergLas Shirelles2:39
7."Venus"Ed MarshallFrankie Avalon2:21
8."Rió Luna"Henry Mancini, Johnny MercerHenry Mancini2:41
9."Prólogo"John WilliamsJohn Williams1:22
10."Los primeros días, Massapequa, 1957"John WilliamsJohn Williams4:57
11."El tiroteo de Wilson"John WilliamsJohn Williams5:07
12."Río Cua Viet, Vietnam, 1967"John WilliamsJohn Williams5:02
13."Regreso a casa"John WilliamsJohn Williams2:38
14."Nacido el 4 de julio"John WilliamsJohn Williams5:44

Universal le dio a la película un lanzamiento de plataforma que implicó mostrarla en ciudades seleccionadas antes de expandir la distribución en las siguientes semanas. Para calificar la película para la consideración de premios, [40] el estudio emitió una presentación teatral limitada en Nueva York, Los Ángeles, Chicago y Toronto el 20 de diciembre de 1989. [1] La película se estrenó en América del Norte el 5 de enero de 1990. [3] actuando en 1.310 salas de cine, [41] [42] y expandiéndose a 1.434 salas en su undécima semana. [41] [43] Se programó una versión muy editada de la película para su transmisión en CBS a principios de 1991, pero fue archivada por los ejecutivos de la cadena debido a la inminente Guerra del Golfo Pérsico. La película tuvo su estreno en la red el 21 de enero de 1992. [1] [44]

Taquilla Editar

La película recaudó 172.021 dólares en su primera semana de estreno limitado, un promedio de 34.404 dólares por sala. Se agregaron más teatros el fin de semana siguiente, y recaudó otros $ 61,529 en su segundo fin de semana, con un total bruto de $ 937,946. [41] En su tercer fin de semana, la película se estrenó ampliamente, recaudando $ 11,023,650 y asegurando la posición número uno en la taquilla de América del Norte. [41] [42] La película cayó un 27,2% la semana siguiente, recaudando $ 8,028,075 adicionales mientras permanecía en el primer lugar en la clasificación de los diez primeros. [41] [45] En su quinto fin de semana, ganó $ 6,228,360 adicionales para un total bruto de $ 32,607,294. [46]

La película recaudó $ 4,640,940 en su sexto fin de semana, cayendo al segundo lugar detrás Conduciendo a la señorita Daisy. [41] [47] El fin de semana siguiente, pasó al tercer lugar, ganando $ 4.012.085 adicionales. [41] [48] En su octavo fin de semana, cayó al cuarto lugar y ganó $ 3,004,400. [41] [49] Permaneció en el quinto lugar durante los siguientes tres fines de semana, y para el 4 de marzo de 1990, la película tenía una recaudación total de $ 59,673,354. [41] [43]

La película recaudó $ 70,001,698 en Norteamérica [3] ($ 151,650,800 cuando se ajusta a la inflación), [50] y $ 91 millones en otros territorios, para un total mundial de $ 161,001,698. [3] En los Estados Unidos y Canadá, fue la decimoséptima película más taquillera de 1989. [51] A nivel mundial, fue la décima película más taquillera de 1989, [52] así como la segunda película más taquillera de Universal estrenada. ese año atrás Regreso al futuro II. [53]

Medios domésticos Editar

La película fue lanzada en VHS el 9 de agosto de 1990, [54] y en DVD el 31 de octubre de 2000. [55] El 16 de enero de 2001, se lanzó nuevamente en DVD como parte de la "Colección Oliver Stone", una Recuadro de películas dirigidas por Stone. [56] Las características especiales incluyen un comentario de audio de Stone, notas de producción y perfiles del elenco y el equipo. [57] Se lanzó un DVD de edición especial el 5 de octubre de 2010, que contiene la película, el comentario de Stone, así como imágenes de archivo de noticias de NBC News. [58] La película fue lanzada en HD DVD el 12 de junio de 2007, [59] y en Blu-ray el 3 de julio de 2012. El Blu-ray presenta la película en alta definición de 1080p y contiene todos los materiales adicionales que se encuentran en el DVD de edición especial. [60]

Respuesta crítica Editar

Según 48 reseñas, la película tiene actualmente una puntuación del 85% en el agregador de reseñas Rotten Tomatoes, con una puntuación media de 7,44 / 10. El consenso del sitio web dice: "Dirigido por una actuación inolvidable de Tom Cruise, Nacido el 4 de julio encuentra al director Oliver Stone abordando temas que invitan a la reflexión con un ímpetu ambicioso. "[61] Metacritic, otro recopilador de reseñas, asignó a la película una puntuación promedio ponderada de 75 sobre 100 basada en 16 reseñas de críticos, lo que indica" reseñas generalmente favorables ". [62] Las audiencias encuestadas por CinemaScore le dieron a la película una calificación promedio de "A-" en una escala de A + a F. [63]

David Denby de Nueva York Magazine, declaró que la película era "una obra implacable pero a menudo poderosa y desgarradora, dominada por la apasionada actuación de Tom Cruise". [64] Richard Corliss de Tiempo, Roger Ebert del Chicago Sun-Times, Gene Siskel del Chicago Tribune y Peter Travers de Piedra rodante también elogió la actuación de Cruise. [21] [65] [66] [67] Vincent Canby de Los New York Times dijo que la película era "la película no documental más ambiciosa que se haya hecho sobre toda la experiencia de Vietnam". [68] Janet Maslin, también escribiendo para Los New York Times, elogió la dirección de Stone, escribiendo que "se acerca instantáneamente a las emociones de su audiencia y mantiene un impacto contundente durante dos horas y media". [69] El crítico de Internet James Berardinelli consideró que el mayor logro de la película fue "el contraste de la gloriosa ilusión de la guerra vista desde miles de kilómetros de distancia con la barbarie de la misma de cerca". [70]

El Washington Post publicó dos críticas negativas que Hal Hinson llamó a la película "alienante", [71] mientras que Desson Howe criticó la actuación "quejumbrosa" de Cruise. [72] Sheila Benson de la Los Angeles Times sintió que la interpretación del actor de Kovic carecía de desarrollo del personaje. [73] Jonathan Rosenbaum se burló de la narración por "rebosante de falsas expectativas", [74] y Owen Gleiberman de Semanal de entretenimiento llamó a la película "2 horas y media de justicia propia disfrazada de arte". [75] Pauline Kael de El neoyorquino escribió: "Es casi inconcebible que Ron Kovic fuera tan inocente como la película y la autobiografía de 1976 en la que se basa lo hace parecer. El libro de Kovic es simple y explícito, expone su caso con palabras sencillas y enojadas. La película de Stone te grita durante dos horas y veinticinco minutos ". [76]

La película también recibió críticas por su dramatización de eventos reales, motivada por la decisión declarada de Kovic de postularse para el Congreso como oponente demócrata al republicano californiano Robert Dornan en el distrito 38 del Congreso. Como resultado, Nacido el 4 de julio se convirtió en la primera película de Stone en ser atacada públicamente por los medios. [77] Dornan criticó la película por retratar a Kovic como "[estando] en pánico y matando a tiros a su cabo por error en Vietnam, visitando prostitutas, abusando de drogas y alcohol e insultando cruelmente a sus padres". Kovic rechazó sus comentarios como parte de una "campaña de odio", [78] y finalmente no se presentó a las elecciones. [77]

En un artículo para el New York PostEl ex director de comunicaciones de la Casa Blanca, Pat Buchanan, criticó la adaptación por desviarse del libro y concluyó llamando a Stone un "propagandista". [1] La senadora estatal demócrata Nancy Larraine Hoffmann, que participó en la protesta pacífica de la Campaña de Camboya de la Universidad de Syracuse en 1970, criticó la descripción de la película de la policía de Syracuse como "gente sin rostro que brutaliza a manifestantes pacíficos". [79] Tras el amplio estreno de la película en enero de 1990, Stone escribió una carta disculpándose con la ciudad de Syracuse y sus oficiales de policía. [80]

Reconocimientos Editar

La película recibió varios premios y nominaciones, con un reconocimiento especial por el guión, la interpretación de Cruise, la dirección de Stone y la banda sonora de John Williams. El National Board of Review la nombró una de las "10 mejores películas de 1989", ubicándola en el número uno. [81] La película recibió cinco nominaciones al Globo de Oro [82] y ganó cuatro a Mejor Película - Drama, Mejor Actor en una Película - Drama, Mejor Director y Mejor Guión, mientras que Williams fue nominada a Mejor Banda Sonora Original. [83]

En febrero de 1990, la película compitió por el Oso de Oro en el 40 ° Festival Internacional de Cine de Berlín, pero perdió ante la película estadounidense. Caja de música (1990) y cine checo Alondras en una cuerda (1969). [84] Ese mismo mes, la película obtuvo ocho nominaciones a los Premios de la Academia, incluyendo Mejor Película y Mejor Actor, su rival más cercano fue Conduciendo a la señorita Daisy, que recibió nueve nominaciones. [85] En la 62ª edición de los Oscar, Stone ganó un segundo Premio de la Academia al Mejor Director [86] por el que había ganado previamente el premio Pelotón. [87] La ​​película también ganó el Premio de la Academia a la Mejor Edición de Película. Conduciendo a la señorita Daisy, El oso, Gloria y Los fabulosos Baker Boys también había sido nominado en esa categoría. [86] En los 44º Premios de Cine de la Academia Británica en 1991, la película recibió dos nominaciones a Mejor Actor en un Papel Protagónico y Mejor Guión Adaptado, pero no ganó en ninguna categoría. [88]

El 10 de mayo de 2021, Cruise devolvió sus tres premios Globo de Oro a la Asociación de Prensa Extranjera de Hollywood debido a la controversia por la falta de diversidad entre sus miembros, incluido su premio al Mejor Actor por esta película. [89]


'¿Qué es el 4 de julio para el esclavo?': La historia de la ardiente oración del Día de la Independencia de Frederick Douglass

A merica ha estado trabajando para estar a la altura de los ideales establecidos en la Declaración de Independencia desde que se imprimió el documento el 4 de julio de 1776. Entonces, mientras que Estados Unidos tiende a hacer todo lo posible para celebrar la libertad el 4 de julio, la independencia alternativa Las conmemoraciones que se llevan a cabo un día después a menudo llaman la atención sobre un lado diferente de esa historia, con lecturas del discurso de Frederick Douglass más conocido hoy como & # 8220 ¿Qué es el 4 de julio para el esclavo? & # 8221

El discurso se pronunció originalmente en un momento en el que el país estaba enfrascado en un debate feroz sobre la cuestión de la esclavitud, pero existe una razón por la que ha seguido siendo famoso más de 150 años después de la emancipación, dice David Blight, autor del Premio Pulitzer 2019. biografía ganadora Frederick Douglass: Profeta de la libertad.

Para algunos, las celebraciones de la independencia de Estados Unidos el 4 de julio son un recordatorio de la hipocresía del país en el tema de la libertad, ya que la esclavitud jugó un papel clave en la historia de la nación, incluso hoy en día, la historia de racismo de Estados Unidos todavía se está escribiendo. , mientras que otras formas de esclavitud moderna persisten en los Estados Unidos y en todo el mundo. Para aquellos que se sienten así, el 5 de julio puede ser un día más fácil de celebrar: ese día de 1827, 4.000 afroamericanos desfilaron por Broadway en la ciudad de Nueva York para celebrar el fin de la esclavitud en su estado.

Una persona que se sintió así fue Douglass, el famoso abolicionista, que nació en la esclavitud. Cuando la Ladies Anti-Slavery Society de Rochester, Nueva York, invitó a Douglass a dar un discurso el 4 de julio en 1852, Douglass optó por hablar el 5 de julio.

Dirigiéndose a una audiencia de alrededor de 600 personas en el Corinthian Hall de nueva construcción, comenzó reconociendo que los firmantes de la Declaración de Independencia eran hombres & # 8220 valientes & # 8221 y & # 8220 grandes & # 8221, y que la forma en que querían que se viera la República estaba en el espíritu correcto. Pero, dijo, hablando más de una década antes de que terminara la esclavitud a nivel nacional, aún queda mucho trabajo por hacer para que todos los ciudadanos puedan disfrutar de & # 8220vida, libertad y la búsqueda de la felicidad. & # 8221 Arriba & # 8220su alegría nacional y tumultuosa & # 8221 & mdash las celebraciones del 4 de julio de los estadounidenses blancos & mdash fueron los & # 8220 aullidos de millones & # 8221 cuyas pesadas cadenas & # 8220 son, hoy, más intolerables por los gritos jubilares que les llegan & # 8221.

En los pasajes más famosos de la oración, Douglass discutió lo que se sentía al ver tales festividades y saber que la independencia no era un hecho para personas como él:

¿Qué tengo yo, o los que represento, que ver con su independencia nacional? ¿Se nos extienden los grandes principios de libertad política y de justicia natural, plasmados en esa Declaración de Independencia? y, por lo tanto, ¿se me pide que lleve nuestra humilde ofrenda al altar nacional y que confiese los beneficios y exprese una devota gratitud por las bendiciones que nos ha brindado su independencia? & # 8230

Lo digo con una triste sensación de disparidad entre nosotros. ¡No estoy incluido en el palillo del glorioso aniversario! Tu alta independencia solo revela la inconmensurable distancia que nos separa. Las bendiciones en las que ustedes, este día, se regocijan, no se disfrutan en común. La rica herencia de justicia, libertad, prosperidad e independencia, legada por sus padres, es compartida por usted, no por mí. La luz del sol que te trajo luz y sanidad, me ha traído llagas y muerte. Este cuatro de julio es tuyo, no mío. Puedes regocijarte, debo llorar & # 8230

¿Cuál es, para el esclavo estadounidense, su 4 de julio? Contesto un día que le revela, más que todos los demás días del año, la flagrante injusticia y crueldad de la que es víctima constante. Para él, tu celebración es una farsa, tu presumida libertad, una impía licencia, tu grandeza nacional, tu vanidad creciente, tus sonidos de regocijo son vacíos y desalmados, tu denuncia de los tiranos, la insolencia con fachada de bronce, tus gritos de libertad e igualdad, burla hueca, tus oraciones e himnos. , sus sermones y acciones de gracias, con todo su desfile religioso y solemnidad, son, para Él, mera grandilocuencia, fraude, engaño, impiedad e hipocresía y mdash un fino velo para encubrir crímenes que deshonrarían a una nación de salvajes. No hay nación en la tierra culpable de prácticas más espantosas y sangrientas que el pueblo de los Estados Unidos, en este mismo momento.

El discurso de Douglass & # 8217 también presagió el maldito ajuste de cuentas por venir: la Guerra Civil. & # 8220 Porque no es la luz lo que se necesita, sino el fuego, no es la lluvia suave, sino el trueno & # 8221, dijo. & # 8220 Necesitamos la tormenta, el torbellino y el terremoto. & # 8221

En el momento en que Douglass habló, dice Blight, la oportunidad estaba madura para una conferencia sobre la crisis moral.

Tío Tom & # 8217s Cabin se acababa de publicar esa primavera y estaba tomando el país por asalto. El país estaba en medio de una crisis por los rescates de esclavos fugitivos a raíz de la Ley de esclavos fugitivos de 1850. El sistema de partidos políticos estaba comenzando a desgarrarse por la expansión de la esclavitud, & # 8221, dice. & # 8220It & rsquos también un año de elecciones, las elecciones presidenciales de 1852 se estaban calentando ese verano. El partido nativista va en aumento. Es un momento político extraordinario. & # 8221

También fue una época turbulenta para Douglass personalmente. A fines de la década de 1840 y en la de 1850, sus finanzas estaban apretadas y estaba luchando por mantener el periódico que fundó. La estrella del norte. Tuvo una crisis nerviosa a principios de la década de 1850 y estaba teniendo problemas para mantener a su familia. Su amiga Julia Griffith, la tesorera del grupo de Rochester que lo invitó a dar el discurso de 1852, fue una de las personas que lo ayudaron a recaudar fondos para mantener vivo el periódico.

El mensaje no era & # 8217t nuevo & mdash Douglass promovió esas ideas durante todo el año & mdash, pero Blight dice que sabía que el 4 de julio era un buen gancho y esperaba que el discurso fuera un éxito. Lo hizo imprimir inmediatamente después de entregarlo y luego salió de gira y lo vendió por 50 centavos la copia o $ 6 por cien. & # 8220Ha escrito algunos de sus mejores escritos a principios de la década de 1850 durante esta terrible crisis personal & # 8221 Blight dice, & # 8220 y ahí mismo, en medio de él, llega el mejor discurso que jamás haya pronunciado, de los cientos de discursos que ha pronunciado entregado en su vida. & # 8221

& # 8220Es el nacimiento de la independencia estadounidense, el nacimiento de una nación, y lo que dice el discurso es que primero debes destruir lo que creaste y rehacerlo, o será destruido & mdash y tú con él & # 8221 dice Blight.

Douglass continuó contribuyendo al discurso en los años siguientes. El 4 de julio de 1862 & mdash con la guerra en marcha & mdash se dirigió a una audiencia de alrededor de 2.000 en Himrods Corner, NY Blight argumenta que su cambio de dirigirse simplemente a & # 8220 usted & # 8221 a discutir la Revolución como algo emprendido por & # 8220 sus padres, y mi padre & # 8221 indica que él creía que la emancipación sucedería más que una década antes.

El presidente Lincoln emitió la Proclamación de Emancipación seis meses después, pero incluso después del final de la guerra, Douglass continuó usando el 5 de julio para llamar la atención sobre el historial de la nación sobre la idea celebrada el 4 de julio. El 5 de julio de 1875, cuando la Reconstrucción trajo sus propios temores, como la violencia del Ku Klux Klan, Douglass cambió su discurso del día, preguntando: `` Si la guerra entre los blancos trajo paz y libertad a los negros, ¿qué hará la paz entre los blancos? ''. traer? & # 8221 Pero el discurso de 1852 & # 8220 ¿Qué es para el esclavo el 4 de julio? & # 8221 sigue siendo el más conocido de sus discursos en la ocasión, especialmente porque se volvió aún más leído a finales del siglo XX, con eventos como las lecturas públicas patrocinadas por el Vermont Humanities Council y una poderosa lectura de James Earl Jones en 2004.

Douglass & # 8217 message & mdash sobre Estados Unidos que lucha por estar a la altura de los elevados objetivos que se propuso en la fundación & mdash sigue siendo relevante, dice Blight.

& # 8220 Utilizaría el 4 de julio por su ironía una y otra y otra vez, al igual que la Declaración de Independencia se utiliza para recordarle al país su potencial y promesa, y para él, la raza siempre fue la medida de eso, & # 8221 dice. & # 8220America, por su naturaleza, nunca está cumpliendo con todas esas promesas. & # 8221


Cuando tres presidentes murieron el 4 de julio, los estadounidenses vieron la obra de Dios

El 4 de julio de 1831, James Monroe murió de insuficiencia cardíaca y tuberculosis en la casa de su hija en la ciudad de Nueva York. El quinto presidente de los Estados Unidos había intentado escribir una autobiografía, pero no pudo completarla porque su salud se deterioró lentamente después de que su esposa murió el año anterior.

Miles de dolientes llenaron las estrechas calles de la ciudad de Nueva York para ver cómo el coche fúnebre de 73 años se dirigía a la bóveda familiar en el cementerio de mármol.

Con su muerte llegó una extraña coincidencia que mucha gente no pudo ignorar: Monroe se había convertido en el tercer presidente y padre fundador en morir el 4 de julio.

Cinco años antes, en el 50 aniversario de la Declaración de Independencia, también murieron amigos de toda la vida y rivales ocasionales Thomas Jefferson y John Adams.

"Thomas Jefferson sobrevive", se rumoreaba que estaba entre las últimas palabras de Adams desde su lecho de muerte en Quincy, Massachusetts. No sabía que su amigo murió ese día, 4 de julio de 1826, en su amada finca de Monticello, a más de 500 millas de distancia en Virginia. .

Para muchos estadounidenses a principios del siglo XIX, el momento de la muerte de tres hombres que ayudaron a fundar y guiar a los jóvenes Estados Unidos fue más allá de una mera coincidencia.

"Una vez más, nuestro aniversario nacional ha estado marcado por uno de esos eventos, al que apenas se le permite atribuir la oportunidad", escribió el periódico Boston Traveler el 8 de julio de 1831.

“Tres de los cuatro presidentes que han abandonado el escenario de su utilidad y gloria expiraron en el aniversario del cumpleaños nacional, un día que de todos los demás, si se les hubiera permitido elegir [ellos] probablemente hubieran seleccionado para la terminación de sus carreras ”, escribió el New York Evening Post el día después de la muerte de Monroe.

Adams fue el segundo presidente de 1797 a 1801, seguido por Jefferson, que sirvió hasta 1809. Pero mucho antes de que las 13 colonias ganaran su independencia, Adams y Jefferson desempeñaron un papel vital en la creación del documento que declaraba que los hombres eran creados iguales y tenían derecho a "Vida, libertad y la búsqueda de la felicidad."

Adams, en una carta a un amigo en 1822, recordó cómo se colocó a Jefferson en el comité para redactar el documento. “El Sr. Jefferson llegó al Congreso en junio de 1775 y trajo consigo una reputación de literatura, ciencia y un feliz talento para la composición. Se entregaron escritos suyos, notables por la peculiar felicidad de expresión ”, escribió Adams.

El irascible Adams también describió por qué insistió en que Jefferson escribiera el borrador:

“Jefferson me propuso hacer el borrador. Dije que no lo harás. Lo harás. ¡Oh, no! ¿Por qué no lo harás? Deberías hacerlo. No haré. ¿Por qué? Razones suficientes. ¿Cuáles pueden ser tus razones? Razón 1ra. Usted es virginiano y Virginia debería aparecer a la cabeza de este negocio. Razón 2d. Soy detestable, sospechoso e impopular. Eres muy diferente. Razón 3D: Puedes escribir diez veces mejor que yo. "Bueno", dijo Jefferson, "si estás decidido, lo haré lo mejor que pueda".

La importancia del 4 de julio podría haber sorprendido a algunos Padres Fundadores. El Congreso Continental declaró la libertad de Gran Bretaña el 2 de julio y aprobó la Declaración de Independencia el 4 de julio. La mayoría de los miembros firmaron el documento en agosto.

Adams pensó que los estadounidenses recordarían el 2 de julio como su "Día de liberación" de Gran Bretaña. En una carta a su esposa, Abigail, escribió: “Debería ser solemnizado con Pomp and Parade, con espectáculos, juegos, deportes, pistolas, campanas, hogueras e iluminaciones de un extremo de este continente al otro de este tiempo en adelante. para siempre ".

Mientras Adams y Jefferson representaban a sus estados en el Congreso Continental, un adolescente Monroe abandonó la universidad en 1776 para luchar en la Revolución, alistándose en el 3er Regimiento de Virginia, donde ascendió al rango de teniente coronel. Muchos historiadores consideran a Monroe el último presidente de los Padres Fundadores.

Adams y Jefferson vivirían para ver al país expandirse mucho más allá de los 13 estados originales. Adams tenía 90 años cuando murió de un infarto. Jefferson había estado en declive de salud durante años antes de morir a los 83 años.

"La gente interpretó sus muertes de una manera religiosa", dijo Michael Meranze, profesor de historia de Estados Unidos en UCLA. "Claramente se tomó simbólicamente como el nacimiento y el crecimiento de la república temprana".

En 1826, por ejemplo, el representante Daniel Webster de Massachusetts pronunció un elogio de dos horas en Boston sugiriendo que sus muertes eran una señal de que Dios estaba protegiendo a la nación.

"Como sus vidas mismas fueron dones de la Providencia, ¿quién no está dispuesto a reconocer en su feliz final, así como en su larga permanencia, pruebas de que nuestro país y sus benefactores son objetos de Su cuidado?" Webster dijo.

La religión jugó un papel destacado en la vida de muchos estadounidenses durante principios del siglo XIX, una era conocida como el Segundo Gran Despertar que despegó a fines de la década de 1820 y principios de la de 1830. Era natural que muchos estadounidenses de la época vieran un significado religioso en el momento de la muerte de Adams, Jefferson y Monroe.

Aunque los académicos suelen estar cansados ​​de analizar fenómenos inexplicables, en 2005 la historiadora Margaret P. Battin consideró el significado detrás de las muertes el mismo día de Adams y Jefferson al ofrecer seis posibilidades:


¿Por qué celebramos el 4 de julio?

Las discusiones sobre la Declaración de Independencia de Jefferson resultaron en algunos cambios menores, pero el espíritu del documento no cambió. El proceso de revisión continuó durante todo el 3 de julio y hasta la tarde del 4 de julio, cuando se adoptó oficialmente la Declaración. De las 13 colonias, nueve votaron a favor de la Declaración, dos, Pensilvania y Carolina del Sur, votaron No, Delaware estaba indeciso y Nueva York se abstuvo.

John Hancock, presidente del Congreso Continental, firmó la Declaración de Independencia. Se dice que John Hancock firmó su nombre "con una gran floritura" para que el "Rey Jorge de Inglaterra pueda leer eso sin gafas".


Cosas que (probablemente) no sabes sobre el 4 de julio


"El día será el más memorable en la historia de Estados Unidos", escribió John Adams en 1776. La gente lo honrará con desfiles, fuegos artificiales y celebraciones, agregó.

Adams estaba hablando del dos de julio.

Ese es el día en que el Congreso Continental votó a favor de la independencia de los británicos. Pero la fecha escrita en la Declaración de Independencia es el 4 de julio. Entonces, desde 1776, los estadounidenses celebran el 4 de julio como el Día de la Independencia del país.

Patriótico hasta el final

Varios de los primeros presidentes de Estados Unidos murieron el 4 de julio. Entre ellos se encuentra John Adams, quien se convirtió en el segundo presidente.

Adams y Thomas Jefferson, el tercer presidente del país, murieron en el 50º aniversario del Día de la Independencia del país.

James Monroe, el quinto presidente de Estados Unidos, murió el 4 de julio de 1831.

Y el trigésimo presidente, Calvin Coolidge, nació el 4 de julio.

¿Increíble? ¿O repugnante?

La mayoría de los estadounidenses celebran el Día de la Independencia con barbacoas, desfiles y, sí, fuegos artificiales. Pero algunos celebran comiendo todos los perros calientes ellos pueden.

Desde principios de la década de 1970, un restaurante llamado Nathan's Famous ha organizado un concurso para ver quién puede comer más perritos calientes en poco tiempo. El evento ahora se muestra en la emisora ​​deportiva ESPN. Incluye una competición femenina y una prueba masculina. Ambos se llevan a cabo en la ciudad de Nueva York, en un área llamada Coney Island.

En 10 años, Joey Chestnut ganó nueve veces el concurso masculino. En 2016, estableció un récord en la competencia al comer 70 perros calientes en 10 minutos.

La ganadora femenina de 2016, Miki Sudo, ha ganado en cada uno de los últimos tres años. En 2016, se comió 38 (y medio) perros calientes.

Sudo y Chestnut ganaron cada uno un premio de $ 10,000.

¿De dónde vienen esos fuegos artificiales?

Volvamos a esos fuegos artificiales, probablemente la imagen más común relacionada con el Día de la Independencia. A los estadounidenses les encantan los fuegos artificiales. La Asociación Estadounidense de Pirotecnia - “pirotécnica” es otra palabra para “fuegos artificiales” - informó que los estadounidenses gastaron $ 825 millones en fuegos artificiales el año pasado.

¿De dónde proceden muchos de nuestros fuegos artificiales? Porcelana.

Por cierto, también importamos la mayoría de nuestras banderas estadounidenses de China.

Kelly Jean Kelly escribió esta historia para Learning English. George Grow fue el editor.


Entonces, ¿qué sucedió el 4 de julio de 1776?

El Congreso Continental aprobó la redacción final de la Declaración de Independencia el 4 de julio de 1776. Habían estado trabajando en ella durante un par de días después de que se presentó el borrador el 2 de julio y finalmente acordaron todas las ediciones y cambios.

El 4 de julio de 1776 se convirtió en la fecha que se incluyó en la Declaración de Independencia, y la elegante copia manuscrita que se firmó en agosto (la copia ahora se muestra en los Archivos Nacionales en Washington, DC) También es la fecha que se imprimió en el Dunlap Broadsides, las copias impresas originales de la Declaración que se distribuyeron por toda la nueva nación. Entonces, cuando la gente pensó en la Declaración de Independencia, el 4 de julio de 1776 fue la fecha que recordaron.

Por el contrario, celebramos el Día de la Constitución el 17 de septiembre de cada año, el aniversario de la fecha en que se firmó la Constitución, no el aniversario de la fecha en que se aprobó. Si hubiéramos seguido este mismo enfoque para la Declaración de Independencia, estaríamos celebrando el Día de la Independencia el 2 de agosto de cada año, ¡el día en que se firmó la Declaración de Independencia!


8 personajes famosos nacidos el 4 de julio - HISTORIA

Sí, todo el mundo los tiene todos los años. Teniendo en cuenta la otra alternativa, tener un cumpleaños es algo bastante bueno. Entonces, ya sea tu cumpleaños, o alguien que conoces o amas, disfrútalo y celébralo. ¡La vida es demasiado corta para tenerla de otra manera!

Los cumpleaños son las vacaciones más importantes de todas. ¡Por eso, lo alentamos a que celebre su cumpleaños con nosotros aquí en Holiday Insights!

¿Sabías? La Casa Blanca le enviará a su recién nacido una tarjeta de cumpleaños. Simplemente envíe la siguiente información: nombre, dirección y fecha de nacimiento del bebé a: White House Greetings Office, Room 39, Washington, DC 20500

Aquí hay otro hecho: "Al menos quince millones de personas están cumpliendo hoy".

Cumpleaños famosos

Información de cumpleaños que puede utilizar:

Juegos de fiesta de cumpleaños: encuentre ideas de juegos de fiesta de cumpleaños para niños y adultos.

Cumpleaños famosos ¿Quién más nació en tu cumpleaños? ¡Descubrir!

Los colores de las flores y su significado: el rojo significa amor. Pero, ¿qué quieren decir los demás?

¿Konw? La canción "Happy Birthday to You" se cantó por primera vez el 27 de junio de 1859.

Tarjetas electrónicas ¡Lo tenemos cubierto con tarjetas electrónicas gratuitas para cumpleaños y casi cualquier otro día festivo, ocasión, evento o ningún evento en absoluto!

Holiday Insights, donde cada día es un día festivo, un día extraño o loco, una celebración o un evento especial. Únase a nosotros en el divertido calendario diario todos y cada uno de los días del año.

¿Sabías? Hay literalmente miles de feriados diarios, eventos especiales y celebraciones, más de uno por cada día del año. Muchas de estas fiestas son nuevas. Se están creando más vacaciones de forma regular. En Holiday Insights, nos esforzamos por investigar y documentar a fondo los detalles de cada uno, de la manera más completa y precisa posible.


Ver el vídeo: CUMPLEAÑOS DE FAMOSOS EN EL MES DE JUNIO