Introducción: comprensión del mundo moderno

Introducción: comprensión del mundo moderno

En su libro, La Filosofía de la Historia (1832), Friedrich Hegel argumentó que: "Los pueblos y los gobiernos nunca han aprendido nada de la historia, ni han actuado sobre principios deducidos de ella". (1) Según Aldous Huxley, esto no cambió en el siglo XX: "Que los hombres no aprendan mucho de las lecciones de la historia es la más importante de todas las lecciones que la historia tiene que enseñar". (2)

No acepto esta visión de la historia y prefiero mucho más la visión expresada por Edmund Burke en 1790: "La gente no esperará la posteridad, que nunca mirará hacia atrás a sus antepasados". (3) El filósofo Soren Kierkegaard añadió que "la vida sólo puede entenderse al revés, pero debe vivirse hacia adelante". O como dijo George Santayana: "Aquellos que no pueden recordar el pasado están condenados a repetirlo". (4) Es significativo que estas palabras estén inscritas en una placa en el campo de concentración de Auschwitz. No podría haber nada más importante que utilizar nuestro estudio de la historia para evitar que eventos como el Holocausto vuelvan a ocurrir.


Los políticos a menudo se refieren a eventos históricos para justificar las acciones que han tomado. Por ejemplo, cuando George Bush y Tony Blair decidieron sacar a Saddam Hussein del poder, lo compararon con Adolf Hitler y ellos mismos con Winston Churchill. Criticaron a quienes instaban a la cautela por ser como Neville Chamberlain y Lord Halifax a fines de la década de 1930. Por lo tanto, la política de apaciguamiento del gobierno fue similar a las que abogan por las negociaciones con Hussein.

Quienes no estaban de acuerdo con Bush y Blair querían referirse a otro conflicto internacional reciente. Argumentaron que una invasión de Irak podría resultar en otra guerra de Vietnam. Se señaló que ninguna potencia importante había podido reprimir con éxito a una pequeña nación desde que Hitler se apoderó de países de Europa en 1940. Sin embargo, una vez que la gente comenzó a adoptar la guerra de guerrillas en respuesta a las ocupaciones nazis, como en la Unión Soviética y Yugoslavia, A Hitler le resultó imposible ganar y ha cambiado la guerra para siempre. (5)

En el reciente referéndum de la UE, David Cameron sugirió que si dejamos la organización podríamos ser responsables de una nueva guerra mundial: "El aislacionismo nunca ha servido bien a este país. Siempre que le damos la espalda a Europa, tarde o temprano nos arrepentimos". Siempre hemos tenido que volver a entrar, y siempre a un costo mucho más alto. Las filas apiñadas de lápidas blancas en los cementerios de guerra de la Commonwealth cuidados con mucho cariño son un testimonio silencioso del precio que este país ha pagado para ayudar a restaurar la paz y el orden en Europa. ¿Podemos estar tan seguros de que la paz y la estabilidad en nuestro continente están aseguradas más allá de cualquier sombra de duda? ¿Vale la pena correr ese riesgo? (6)

Sus oponentes podrían señalar que nuestra participación en la Primera Guerra Mundial y la Segunda Guerra Mundial no fue causada por el aislacionismo sino por el compromiso con la política europea. Fueron las alianzas militares con otros países europeos las que nos llevaron a involucrarnos en estos dos conflictos internacionales. Eso podría haber sido algo bueno, pero definitivamente no fue aislacionismo.

Simon Jenkins retrocedió más en la historia para atacar la teoría de Cameron: "Lo mejor que le sucedió a la Inglaterra medieval fue su derrota en la guerra de los cien años y el fin de las ambiciones inglesas en el continente europeo. Lo mejor que le sucedió en el siglo XVI. Fue el rechazo de Enrique VIII al papado paneuropeo. La política más sabia de su hija, Isabel I, fue un aislacionismo tan rígido que rechazó a un pretendiente continental tras otro. Gran Bretaña luchó contra todos los intentos de Francia y España de restaurar el catolicismo europeo, y aceptó un monarca holandés y uno alemán estrictamente sobre la base de la soberanía parlamentaria británica ". Continúa diciendo que en 1734, Robert Walpole, el primer ministro británico, podía decirle con orgullo a la reina Carolina: "Señora, este año han muerto 50.000 hombres en Europa, y ninguno un inglés". (7)

Boris Johnson también ha estado usando ejemplos de la historia en un esfuerzo por persuadir al público británico a votar "No" en el referéndum de la UE. Hablando con el Sunday TelegraphJohnson dijo que la historia europea ha sido testigo de repetidos intentos de redescubrir la "edad de oro de la paz y la prosperidad bajo los romanos". Johnson le dijo al periódico: "Napoleón, Hitler, varias personas probaron esto y termina trágicamente. La UE es un intento de hacer esto por diferentes métodos". (8)

Johnson podría haber agregado que solo cuando Merkel, Napoleón y Hitler se dirigieron hacia el este de Europa se metieron en problemas. Pudo haber estado en lo cierto en los hechos, pero como Ken Livingstone, cuando se refirió a las negociaciones de Hitler con los líderes sionistas en 1936, cuando discutió la controversia del antisemitismo, esto no cayó muy bien. Como señaló un comentarista político, "invocar los fantasmas de Hitler y los nazis en cualquier argumento político es una estrategia profundamente peligrosa". (9)

No son solo los políticos quienes seleccionan evidencia de la historia para respaldar un argumento político. Lo mismo ocurre con los historiadores, que, como los políticos, tienen una ideología. Herbert R. Finberg ha argumentado de manera convincente: “No se puede escribir una historia libre de todos los valores. De hecho, es un concepto casi imposible de entender, porque los hombres difícilmente se tomarán la molestia de investigar laboriosamente algo a lo que no valoran ”. (10)

El historiador, E. H. Carr, ilustra esto en su libro, Que es historia (1961): "Los hechos no se parecen en nada a los peces en la losa del pescadero. Son como peces que nadan en un océano vasto y a veces inaccesible; y lo que el historiador capture dependerá, en parte del azar, pero principalmente de en qué parte. del océano en el que elige pescar y el aparejo que elige usar; estos dos factores, por supuesto, están determinados por el tipo de pez que desea pescar.En general, el historiador obtendrá el tipo de datos que desea. Historia significa interpretación ". (11)


Incluso los hechos de que dispone el historiador son un problema. Por ejemplo, se ha dicho que las personas que vivían en el siglo XIII eran devotas religiosas. Todos los hechos que tenemos disponibles sugieren que así fue. Geoffrey Barraclough, el historiador medieval, ha señalado que los hechos disponibles para nosotros han sido preseleccionados para nosotros por personas que lo creían y querían que otros lo creyeran. Por tanto, el historiador depende de los historiadores, escribas y cronistas de la época. Barraclough sostiene que "la historia que leemos, aunque basada en hechos, es, estrictamente hablando, no fáctica en absoluto, sino una serie de juicios aceptados". (12)

La historia es más un arte que una ciencia. Un historiador nunca puede ser completamente objetivo. Como explicó hace muchos años el historiador y teólogo alemán Ernst Troeltsch: "Obtenemos nuestra ética de nuestra historia y juzgamos nuestra historia por nuestra ética". Los historiadores son personas importantes y juegan un papel vital en nuestra supervivencia. Como señaló H. G. Wells, quien como novelista fue impulsado por la ideología, "la historia humana se convierte cada vez más en una carrera entre la educación y la catástrofe". (13)

Cuando era estudiante, recuerdo tener un cartel en mi pared sobre ser historiador. Incluía el proverbio africano: "Hasta que el león tenga un historiador propio, la historia de la caza siempre glorificará al cazador". Fue en ese momento que me involucré en el movimiento del Taller de Historia que defendía la “historia desde abajo” y produjo lo que se conoció como “historia de la gente”. En los primeros años, esto significaba principalmente la historia de la clase trabajadora, pero con el tiempo, se expandió para incluir la nueva historia de las mujeres. Su fundador, Raphael Samuel, pidió a los historiadores "recuperar activamente la historia de la gente común y sus movimientos". (14)

Cuando entré en la enseñanza, estaba decidido a alentar a mis alumnos a estudiar la vida de la gente común y los nombres conocidos de quienes nos han gobernado. Los primeros materiales didácticos que produje trataban sobre la vida de los soldados que servían en las trincheras del frente occidental. Por supuesto, hoy no hay nada inusual en esto, pero en la década de 1970 los libros de texto de historia adoptaron un enfoque muy diferente del tema.

También analizamos la vida de las mujeres durante la guerra. Personas como Sylvia Pankhurst, Enid Bagnold, Mary Borden, Mary Allen, Chrystal Macmillan, Helen Gwynne-Vaughan, Dorothy Lawrence, Flora Sandes, Katharine Furse, Vera Brittain, Margaret McMillan, Elsie Inglis, Margaret Dawson, Florence Farmborough, Margery Corbett- Ashby, Eveline Haverfield, Selina Cooper, Helena Swanwick, Christabel Pankhurst, Margaret Storm Jameson y Hannah Mitchell (se puede encontrar una lista completa aquí).

Todos los historiadores están de acuerdo sobre eventos importantes que necesitan ser estudiados. Sin embargo, no están de acuerdo con la forma en que se estudia. Tomemos, por ejemplo, el tema de la Guerra Civil Inglesa. Los historiadores han escrito libros sobre el tema sin mirar en detalle a los grupos que surgieron durante el conflicto como los Levellers, Diggers y Ranters. Muy pocos historiadores que escriben sobre esta guerra mencionan los nombres de Katherine Chidley, Mary Overton y Elizabeth Lilburne, sin embargo, jugaron un papel importante en las primeras luchas por la democracia. No es como si no tuviéramos material sobre estas personas. Han sobrevivido cientos de panfletos que fueron escritos por estos radicales. Sabemos lo que pensaban sobre la situación en la que se encontraban, pero los historiadores han ignorado sus voces por razones ideológicas.

Un historiador, como un periodista, sabe que la forma más eficaz de influir en la opinión es mediante la selección y ordenación de los hechos adecuados. En palabras de E. Carr: "El historiador es necesariamente selectivo. La creencia en un núcleo duro de hechos históricos que existen objetiva e independientemente de la interpretación de los historiadores es una falacia absurda, pero muy difícil de erradicar". (15)

Este enfoque de la historia está lejos de ser objetivo. Para el historiador, el tema es demasiado importante para ser ese tipo de estudio. Si no tuviera opiniones firmes sobre la historia, nunca podría reunir la energía necesaria para escribir un libro sobre el tema. Mi antiguo profesor de historia, Arthur Marwick, solía citar a Keith Thomas por ser historiador: "La justificación de todo estudio histórico debe ser, en última instancia, que refuerza nuestra conciencia de nosotros mismos, nos permite vernos a nosotros mismos en perspectiva y nos ayuda a alcanzar esa mayor dimensión". libertad que proviene del autoconocimiento ”. (dieciséis)

En el siglo XIX, los historiadores pensaron que era posible escribir una historia objetiva. John Dalberg-Acton argumentó que era posible escribir historia objetiva (la llamó "historia última") una vez que hubiéramos estudiado todas las fuentes disponibles. "Es una oportunidad única de registrar, de la manera más útil para el mayor número, la plenitud del conocimiento que el siglo XIX está a punto de legar ... Mediante la juiciosa división del trabajo deberíamos poder hacerlo, y para llevar a cada hombre el último documento y las conclusiones más maduras de la investigación internacional. La última historia que no podemos tener en esta generación; pero ... ahora que toda la información está al alcance y cada problema se ha vuelto capaz de solución ". (17)

En el siglo siguiente, los historiadores comenzaron a cuestionar el concepto de historia objetiva. El profesor Sir George Clark, explicó en su introducción a La nueva historia moderna de Cambridge (1957) que Lord Acton se había equivocado al creer en la posibilidad de producir una historia "última": "Los historiadores de una generación posterior no esperan tal perspectiva. Esperan que su trabajo sea reemplazado una y otra vez. Consideran que el conocimiento del pasado ha llegado a través de una o más mentes humanas, ha sido procesado por ellas y, por lo tanto, no puede consistir en átomos elementales e impersonales que nada puede alterar ... dado que todos los juicios históricos involucran personas y puntos de vista, uno es tan bueno como otro y no hay una verdad histórica objetiva ". (18)

Como historiadores, debemos reconsiderar constantemente nuestro pasado. Christopher Hill, otra figura importante en mi desarrollo como historiador, comentó una vez: "La historia tiene que ser reescrita en cada generación, porque aunque el pasado no cambia, el presente sí; cada generación hace nuevas preguntas sobre el pasado y encuentra nuevas áreas". de simpatía, ya que revive diferentes aspectos de las experiencias de sus predecesores ". (19)

El historiador todavía se enfrenta al problema de ser controlado por los hechos disponibles. Carl L. Becker, argumentó polémicamente que "los hechos de la historia no existen para ningún historiador hasta que él los crea". (20) El historiador y los hechos de la historia se necesitan mutuamente. "El historiador sin sus hechos es desarraigado e inútil; los hechos sin su historiador están muertos y sin sentido". La verdadera función del historiador es "dominar el pasado y comprenderlo como clave para la comprensión del presente". (21)


¿Es la historia del Caribe la clave para comprender el mundo moderno?

Cuatro distinguidos eruditos consideran una cuestión histórica de enorme resonancia contemporánea.

"El Caribe se convirtió en un punto focal de rivalidades entre los europeos, un lugar donde se libraban contiendas imperiales"

Carla Gardina Pestana, autora de La conquista inglesa de Jamaica: la apuesta de Oliver Cromwell por el imperio (Belknap Harvard, 2017).

El Caribe marcó el comienzo del mundo moderno. Más infamemente, fue el sitio de la esclavitud racial en toda regla, una institución horrible fundada en la mercantilización de las personas como objetos de explotación, que fue perpetrada en una escala masiva. La población caribeña se entremezclaba no solo europea, africana e indígena americana, sino que también albergaba una gran diversidad dentro de la propia Europa. Todos los grupos que cruzaron el Atlántico desde Europa llegaron a las Indias Occidentales, estableciendo puestos de avanzada coloniales rivales, pero también conviviendo en colonias específicas y logrando niveles de diversidad que solo se ven en las ciudades europeas más políglotas.

El Caribe se convirtió en un punto focal de rivalidades entre los europeos, un lugar donde se libraban contiendas imperiales. El valor otorgado a la región fomentó estas luchas por el poder. El alto valor del Caribe surgió de dos hechos que también señalaron su centralidad en la modernidad. Fue una puerta de entrada para la plata extraída de las Américas, que financió el imperio mundial de los Habsburgo e impulsó una economía global emergente hacia la modernidad. Y (junto con Brasil) fue el lugar para la creación de economías de plantación basadas en la esclavitud racial. Estas economías de plantaciones fueron fundamentales para la creación del modelo industrial de explotación económica que convirtió a las colonias de plantaciones en las posesiones más valiosas de los colonizadores europeos en el siglo XVIII, incluidos los Saint-Domingue francés y la Jamaica británica. El azúcar y la plata también tuvieron efectos ambientales devastadores, otro precursor de las economías modernas de explotación.

Todos estos elementos --esclavitud racial, diversidad, violencia imperial para lograr la superioridad, explotación económica opresiva a gran escala y las ganancias asombrosas resultantes-- anunciaron el advenimiento de la realidad global moderna e interconectada de la desigualdad, el consumo masivo y el desprecio por el medio ambiente. Solo entendiendo el lugar fundamental del Caribe en esta experiencia podremos aceptar los legados con los que todavía nos enfrentamos en la actualidad.

"El Caribe fue el lugar de nacimiento del anticolonialismo moderno"

Marlene Daut, profesora de estudios de la diáspora africana en la Universidad de Virginia

El Caribe fue el lugar de nacimiento del anticolonialismo moderno. Habitada por humanos desde el 5000 a.C., la isla de Ayiti, rebautizada como La España por los españoles en el siglo XV, fue el lugar inicial de conflicto entre los colonizadores españoles y los ocupantes existentes de la región. El escritor y político haitiano del siglo XIX, el barón de Vastey, ubicó el plan para la posterior independencia de Haití en la resistencia de "los primeros haitianos".

Después de la aparición de Colón en Ayiti en 1492, una de las peores atrocidades que sus hombres cometieron en nombre de la adquisición del oro que residía en la isla fue la ejecución de Anacaona, reina de Xaragua (uno de los cinco principados principales de Ayiti). En 1504, junto con 300 xaraguanos, Anacaona fue obligada a asistir a una fiesta ofrecida por el gobernador español, Nicolás de Ovando. Fue arrestada, acusada de traición y luego ahorcada. Su ejecución fue seguida por una guerra, durante la cual los españoles masacraron a casi toda la población de Jaraguán. El esposo de Anacaona, Caonabo, había muerto ocho años antes en el barco en el que lo deportaban a España.

Huérfano de la guerra, Enrique, el sobrino nieto de Anacaona y Caonabo, fue obligado a servidumbre en un convento donde aprendió a admirar al médico español Bartolomé de las Casas. Pero en 1519, maltratado en ausencia de su benefactor, Enrique se rebeló. Después de adquirir armas, convenció a cientos de otros ayitianos, así como a africanos esclavizados, para que se unieran a él en una revuelta de 14 años contra los españoles en las montañas de Bahoruco (ahora República Dominicana). En 1533, un nuevo gobernador español se vio obligado a reconocer la autonomía de Enrique en lo que se convirtió en el primer tratado marrón.

Los revolucionarios haitianos tomaron el manto del anticolonialismo cuando en su declaración de independencia de 1804 descartaron el nombre de Saint-Domingue, dado al oeste de la isla por los franceses en 1697, y declararon que Haití, nombrado en honor al historia compartida por ayitianos y africanos, estaría permanentemente libre de esclavitud. Sus acciones sirvieron de inspiración para muchos anticolonialistas del siglo XX, como Aimé Césaire, quien declaró: "Haití es donde la negritud se levantó por primera vez y proclamó que creía en su propia humanidad".

"El Caribe importa debido a la esclavitud y sus legados"

Stephen Wilkinson, profesor de política y relaciones internacionales en la Universidad de Buckingham

Si preguntara a los historiadores una fecha en la que argumentar que comenzó la modernidad, el 12 de octubre de 1492 sería un buen candidato. Porque ese día, cuando los arahuacos "descubrieron" a Colón en su playa, así comenzó la historia del "Oeste", de la frontera y del Atlántico. El viaje de Colón fue más significativo que su llegada. Porque no solo disipó la idea de que el mundo era plano, él y su tripulación también demostraron la posibilidad de navegar a través de un océano más allá de la vista de la tierra. La era de la exploración comenzó antes de que partiera Colón, pero con este viaje abrió la era europea de la navegación y la era del imperio marítimo transoceánico.

Colón también inició algo más. En su segundo viaje, navegó con esclavos africanos y plantas de caña de azúcar a bordo. El viaje fue así el prototipo de los cientos de miles que siguieron, que se convirtió en la fuente de una acumulación de capital que dominaría el mundo transatlántico durante los próximos 350 años. El Caribe importa debido a la esclavitud y sus legados. El sistema de plantaciones, el momento mercantilista, el colonialismo, la revolución industrial, el consumismo y todo lo que asociamos con el mundo moderno, incluidas las nociones de ciudadanía, libertad individual, anticolonialismo y construcción de la nación, se remontan al Caribe. Como ha demostrado la reciente controversia sobre las estatuas de esclavistas, contemplar el Caribe en la historia es abordar cuestiones de quiénes somos, en qué creemos y cómo llegamos aquí.

Tome Haití. En 1804, los haitianos llevaron a cabo la primera revuelta de esclavos exitosa de la historia y se convirtieron en el primer y, hasta ahora, el único país en identificarse a sí mismo como 'negro' con la primera constitución del mundo que reconoció los derechos de todos sus ciudadanos independientemente del color. de su piel. Como los gustos de C.L.R. James y Lillian Guerra han señalado que Haití cambió la historia al anular lo que casi todos en el mundo atlántico daban por sentado. En el más extraño de los caprichos, 60 años antes de la Declaración de Emancipación en los Estados Unidos, fue en la misma isla del Caribe donde Colón comenzó todo donde la lucha por la libertad del colonialismo y el racismo tuvo su primera victoria.

"A principios del siglo XX, el Caribe quedó bajo el dominio de Estados Unidos"

Ada Ferrer, profesora Julius Silver de historia y estudios latinoamericanos en la Universidad de Nueva York

El Caribe, un archipiélago de primicias, tiene una historia consecuente. Fue el primer sitio del colonialismo europeo, con su cabalgata de conquista violenta, enfermedades, despojo, extracción y genocidio. Más tarde, sirvió como el lugar de nacimiento de la esclavitud racial moderna. De los más de diez millones de africanos cautivos llevados al Nuevo Mundo, casi la mitad desembarcó en el Caribe, principalmente para trabajar en el azúcar. El sistema creó una gran riqueza para quienes los reclamaron como propiedad y para las naciones que gobernaban las islas.

A principios del siglo XX, el Caribe quedó bajo el dominio de una nueva potencia imperial, los Estados Unidos. Las intervenciones militares se convirtieron en ocupaciones rutinarias que en ocasiones duraron décadas. Protegieron inversiones masivas, en agricultura, minería y más. A mediados de siglo, las intervenciones y otras formas más sutiles de presión también protegieron el estatus de superpotencia estadounidense. El enfrentamiento más dramático, sobre misiles nucleares soviéticos en Cuba, ocurrió en el Caribe. Aunque fue un episodio de la Guerra Fría, se originó y se desarrolló de la manera en que lo hizo debido a conflictos más antiguos sobre el dominio imperial y la autodeterminación que se remontaban a los días de la esclavitud.

El Caribe también fue el hogar de los primeros desafíos a la esclavitud y el colonialismo. La Revolución Haitiana fue la segunda revolución anticolonial del mundo. Pero fue el primero fundado en la lucha contra la esclavitud y el racismo, ya que sus líderes negros anunciaron al mundo que los derechos humanos también eran sus derechos. También produjo la primera emancipación esclava moderna del mundo, inicialmente impuesta a las autoridades coloniales por las acciones de los esclavizados. Las revoluciones posteriores en Cuba, la del siglo XIX contra España y la de 1959, compartieron algunos de sus principios, si no todos.

El Caribe es clave porque contiene antecedentes de las estructuras de explotación que continúan dando forma a nuestro mundo, como dejan en claro proyectos recientes que rastrean las ganancias de la esclavitud hasta el presente. También es clave porque lanzó algunos de los intentos más importantes para deshacer esas estructuras y sus legados. Finalmente, demuestra que esos intentos pueden producir por sí mismos nuevas formas de dominación. Las historias entrelazadas del colonialismo y la esclavitud y de las luchas contra ellos tienen una vida eterna, siempre evolutiva.


Narrativa alternativa de Marks

Para los propósitos de su investigación alternativa, Marks establece la narrativa histórica alternativa. Su objetivo principal es liberar al lector de la visión occidental del desarrollo de la historia moderna. En opinión de Marks, esta narrativa le dará al lector la oportunidad de definir aspectos verdaderamente significativos del paradigma occidental, y no aquellos, que los historiadores intentan imponer en sus obras. El lector podrá desarrollar su punto de vista sobre el desarrollo del mundo, aplicar el pensamiento crítico y seguir su sentido común. Además, la narrativa alternativa ayudará a evaluar nuestro conocimiento general de la historia del mundo (Marcos 10).


Harry Markowitz y la teoría de la cartera moderna (MPT)

La historia cuenta que Harry Markowitz, entonces estudiante de posgrado en investigación de operaciones, estaba buscando un tema para su tesis doctoral. Un encuentro casual con un corredor de bolsa en una sala de espera lo llevó a escribir sobre el mercado. Cuando Markowitz leyó el libro de John Burr Williams, le sorprendió el hecho de que no se tuvo en cuenta el riesgo de una inversión en particular.

Esto lo inspiró a escribir "Portfolio Selection", un artículo publicado por primera vez en marzo de 1952. Revista de finanzas. En lugar de causar olas en todo el mundo financiero, el trabajo languideció en los polvorientos estantes de las bibliotecas durante una década antes de ser redescubierto.

Una de las razones por las que "Portfolio Selection" no provocó una reacción inmediata es que solo cuatro de las 14 páginas contenían algún texto o discusión. El resto estuvo dominado por gráficos y garabatos numéricos. El artículo demostró matemáticamente dos viejos axiomas: "nada arriesgado, nada ganado" y "no pongas todos los huevos en una canasta".

El inversor y la tolerancia al riesgo

Las interpretaciones del artículo llevaron a la gente a la conclusión de que el riesgo, no el mejor precio, debería ser el quid de cualquier cartera. Además, una vez que se estableció la tolerancia al riesgo de un inversionista, la construcción de una cartera fue un ejercicio para conectar las inversiones a la fórmula.

La "selección de cartera" a menudo se considera de la misma manera que la de Newton Philosophiae Naturalis Principia MathematicaAlguien más lo habría pensado eventualmente, pero probablemente no lo hubiera hecho con tanta elegancia.

En 1990, el Dr. Harry Markowitz compartió el Premio Nobel de Economía por su trabajo sobre la teoría moderna de carteras.


Lo que hace posible la globalización es la capacidad y la eficiencia cada vez mayores de cómo las personas y las cosas se mueven y se comunican. En años pasados, las personas de todo el mundo no tenían la capacidad de comunicarse y no podían interactuar sin dificultad. Hoy en día, un teléfono, mensaje instantáneo, fax o llamada de videoconferencia se puede utilizar fácilmente para conectar a personas de todo el mundo. Además, cualquier persona con los fondos puede reservar un vuelo en avión y llegar al otro lado del mundo en cuestión de horas. En resumen, la "fricción de la distancia" disminuye y el mundo comienza a encogerse metafóricamente.

Un aumento general en la conciencia, las oportunidades y la tecnología del transporte ha permitido a las personas moverse por el mundo en busca de un nuevo hogar, un nuevo trabajo o huir de un lugar de peligro. La mayor parte de la migración tiene lugar dentro o entre países en desarrollo, posiblemente debido a que los niveles de vida más bajos y los salarios más bajos empujan a las personas a lugares con mayores posibilidades de éxito económico.

Además, el capital (dinero) se mueve a nivel mundial con la facilidad de la transferencia electrónica y un aumento en las oportunidades de inversión percibidas. Los países en desarrollo son un lugar popular para que los inversores coloquen su capital debido al enorme espacio para el crecimiento.


Historia del mundo moderno

Eche un vistazo rápido al video de descripción general de Historia del mundo moderno:

Historia del mundo moderno ofrece una mirada completa a la historia mundial desde mediados del siglo XV hasta el presente. Miles de entradas de temas, biografías, imágenes, videos y presentaciones de diapositivas, mapas y gráficos, fuentes primarias y líneas de tiempo se combinan para proporcionar una vista detallada y comparativa de las personas, lugares, eventos e ideas que han definido la historia mundial moderna. Los centros de temas enfocados muestran entradas interesantes, términos de búsqueda, documentos y mapas seleccionados por nuestros editores para ayudar a los usuarios a encontrar un punto de partida para su investigación, así como videos y presentaciones de diapositivas para ofrecer una introducción visual a las épocas y regiones clave. Todas las bases de datos del historial de Infobase en una colección son completamente buscables.

Reflejos:

  • Cobertura completa: Con Historia del mundo moderno, los usuarios pueden profundizar en sus temas o examinar diferentes perspectivas a través de entradas de eventos y temas, presentaciones de diapositivas, fuentes primarias, imágenes, videos para tabletas / dispositivos móviles, líneas de tiempo generales y específicas de temas, biografías de personas clave, mapas y gráficos originales, y más.
  • Fácil acceso al contenido: Contenido destacado en Historia del mundo moderno es seleccionado por nuestros editores para informar la investigación y proporcionar entradas guiadas a la base de datos, además de enlaces convenientes a áreas clave en la parte superior de cada página.
  • Centros temáticos seleccionados por la editorial:Historia del mundo moderno presenta contenido especialmente seleccionado sobre diferentes épocas y temas de la historia, incluidos artículos, presentaciones de diapositivas para compartir, videos, fuentes primarias y más, que proporciona un punto de partida para la investigación. Los centros temáticos incluyen:
    • África
    • Asia y Oceania
    • Europa
    • Oriente Medio
    • Las Americas
    • La primera era global: 1450-1770
    • Una era de revoluciones: 1750-1914
    • Medio siglo de crisis: 1900-1945
    • Promesas y paradojas: 1945-presente.
    • Asesoramiento sobre el análisis y la comprensión de caricaturas editoriales, fuentes primarias y fuentes en línea.
    • Guías para presentar investigaciones, que incluyen evitar el plagio, citar fuentes, completar una hoja de trabajo de fuentes primarias, resumir artículos y redactar trabajos de investigación.
    • Herramientas para el educador, que incluyen consejos sobre cómo prevenir el plagio y el uso de caricaturas editoriales en clase.

    Características:

    • Busque por estándares de Common Core, nacionales, estatales, provinciales, de la Organización del Bachillerato Internacional, C3 Framework for Social Studies y College Board AP para encontrar artículos relacionados
    • El Centro de temas puede filtrar cómodas listas de temas de la A a la Z
    • Etiquetar "nubes" para todo el contenido, vinculando a material relacionado
    • Cronogramas de búsqueda, incluido un cronograma general detallado, actualizado mensualmente, además de cronogramas regionales y específicos de la era
    • Mapas y gráficos con descripciones
    • Suministro de noticias Reuters® con capacidad de búsqueda en tiempo real
    • Citas dinámicas en formatos MLA, Chicago y Harvard, con funcionalidad de exportación EasyBib y NoodleTools
    • Herramienta Leer en voz alta
    • Capacidad para que los usuarios establezcan preferencias para el idioma predeterminado, el formato de las citas, el número de resultados de búsqueda y los estándares establecidos para las correlaciones.
    • Enlaces de registro persistentes
    • Tecnología de asistencia de búsqueda
    • Centro de soporte con capacidad de búsqueda con valiosos materiales de ayuda, consejos prácticos, tutoriales y chat de ayuda en vivo
    • Traductor de Google para más de 100 idiomas.

    Diario de la biblioteca Mejor base de datos

    "... particularmente útil para que los profesores y bibliotecarios lo utilicen como herramienta de enseñanza e investigación".
    American Reference Books Annual

    "... fácil de usar y contiene una cantidad sustancial de información, presentada de una manera estéticamente agradable ... Recomendado ..."
    Reseñas de referencia

    "... [profundiza] ... y presenta fuentes primarias que son útiles y, a menudo, necesarias para las asignaciones".
    Diario de la biblioteca

    "... muy recomendado para bibliotecas públicas, académicas y escolares pequeñas y medianas ... fácil de usar ... extremadamente fácil de usar para los estudiantes".
    Lista de libros

    "... muy útil ... una actualización magnífica en una base de datos ... ya superlativa".
    VOYA

    "El formato ... ofrece una ventanilla única para el usuario".
    Reseñas de referencia

    "... ofrecen acceso de texto completo a la información ... una valiosa adición a las colecciones de investigación electrónica de la mayoría de las bibliotecas".
    KLIATT


    Los siete temas clave

    Esta característica del plan de estudios ofrece siete temas que los profesores y los estudiantes pueden explorar en relación con cualquiera o todas las Grandes Eras. Los siete temas clave, cada uno de los cuales se centra en una esfera particular de la actividad y el pensamiento humanos, pueden estar englobados y relacionados con el ámbito más amplio. Tres preguntas esenciales . En el transcurso del año escolar, las aulas de historia mundial pueden optar por enfatizar solo un tema, algunos de ellos o los siete.

    Un breve ensayo presenta cada uno de los temas clave. Después de cada ensayo hay un conjunto de nueve preguntas de discusión que relacionan el tema clave con cada una de las tres preguntas esenciales. Todos unidades didácticas en los niveles Paisaje y Primer plano incluyen una sección titulada "Esta unidad y los siete temas clave", que simplemente identifica los temas clave más relevantes para el contenido de esa unidad en particular. For teachers who wish to explore certain thematic lines throughout their course, the curriculum will include an index of teaching units relevant to each of the Key Themes. This feature remains to be developed.

    • Key Theme 1
      Patterns of Population
    • Key Theme 2
      Economic Networks and Exchange
    • Key Theme 3
      Uses and Abuses of Power
    • KeyTheme 4
      Haves and Have-Nots
    • KeyTheme 5
      Expressing Identity
    • KeyTheme 6
      Science, Technology, and the Environment
    • KeyTheme 7
      Spiritual Life and Moral Codes

    Educators use the word "theme" in several different ways. In World History for Us All a theme is defined as a topic that addresses a particular sphere of human activity over time. The major themes presented here concern broad aspects of change that have been enduringly important in the human experience.

    The teaching and learning framework of World History for Us All is fundamentally chronological. A premise of the curriculum is that historical learning works best when students begin their studies with remote eras and move forward, connecting patterns of cause and effect over time. Whether the scale of investigation is large or small, students are encouraged to analyze and understand the chronological relationships among events and to think about the full range of possible causes and effects of historical developments.

    On the other hand, world history education should also include study of issues and problems that have recurred over time. Attention to particular themes, whether in the political, economic, cultural, social, environmental, or other spheres, offers a way to connect the study of particular periods and regions of the world to exploration of enduring aspects of the human condition.

    This curriculum recommends that teachers and students select thematic questions to raise and discuss repeatedly in different ways throughout the school year. The goal is to encourage students to think more coherently, systematically, and comparatively about the past. By linking particular events, people, trends, and periods to questions about enduring aspects of the human experience, students may more successfully distill concrete meaning and significance from what they learn.

    The National Standards for World History includes this statement about thematic history:

    Here students identify and explore particular historical issues or problems over determined periods of time. For example, one unit of study might be concerned with urbanization in different societies from ancient to modern times, a second with slavery through the ages, and a third with nationalism in modern times. This approach allows students to explore a single issue in great depth, often one that has contemporary relevance. Teachers may want to consider, however, the hazards of separating or isolating particular phenomena from the wider historical context of the times. A useful compromise may be to choose a range of themes for emphasis but then weave them into chronological study based on one of the other three models.


    Modern Imperialism and its Impact

    Imperialism played a big part in the economies of large, industrial or militarily-powerful nations and even in the world economy in the last two centuries.

    In the 19th century, several countries in Europe, including Britain, Germany, France and others, created colonies in Africa, Asia and its islands in order to have control over the resources there. They accomplished this by using their military, politicking and businesses investments. Britain was the greatest European “empire” of the 19th century. It included Canada, Australia, New Zealand, India and several colonies in Africa and Asia. India rebelled against the British in 1857, like American colonists did in 1775. The British crushed the rebellion in India, unlike in America. The British built railroads, telegraphs, canals, harbors and had improved farming there. France, Germany and other European powers learned from this and “jumped on the bandwagon”, gaining colonies – mostly in Africa.

    American Imperialism

    Following the Spanish-American War in 1898, the United States saw the opportunity to gain colonies from the islands it conquered from Spain in the Caribbean Sea and the Pacific Ocean, including Cuba, Puerto Rico,Guam and the Philippines. Many people in these “empires” believed they could truly be a world power only by gaining colonies around the world.


    About Forging the Modern World a History Pdf Download

    In Forging the Modern World: A History, authors James Carter and Richard Warren offer an accessible explanation of key transformations in global economic, political, and ideological relationships since the sixteenth century. The book is distinct from most world history texts in three important ways. First, it explores the ways in which historians use and produce information. Each chapter delves deeply into one or two specific issues of historical inquiry related to the chapter theme, showing how new primary sources, methodologies, or intellectual trends have changed how we engage with the past. Second, it clearly explains the political, economic, and ideological concepts that students need to understand in order to compare events and trends across time and space. Finally, the chapters are organized around global historical themes, which are explored through an array of conceptual and comparative lenses. While the book chapters proceed chronologically, each chapter is written with some chronological overlap linking it to preceding and subsequent chapters. This strategy emphasizes the interconnectedness between the events and themes of one chapter and those of surrounding chapters. A companion website includes quiz questions and flash cards for each chapter and PowerPoint-based slides for instructors.

    Introducción
    About the Authors

    Chapter 1: The Many Worlds of the 15th Century, 1405-1510
    1.1 “The staging post for companies of pilgrims from the Sudan and caravans of merchants
    going to Cairo.” Ibn Khaldun, Muqqadima, ca. 1378
    1.2 “Zheng He who had been sent to the various countries of the Western Ocean, returned.” Ming Veritable History, 1405-1431
    1.3 “There also came envoys from Riga, Iur’ev, Kolyvan, and Lübeck,” Treaty of Novgorod with the Hanseatic Towns, 1436
    1.4 “They exchanged gold until they depressed its value in Egypt.” Al-Umari, Mansa Musa’s Visit to Cairo, 1324.
    1.5 “If we were willing to barter for so many rubies, he would amply satisfy us.” The Itinerary of Ludovico Di Varthema of Bologna, 1510
    1.6 “They bring their pale gold and give it in exchange.” Ma Huan, Overall Survey of the Ocean’s Shores, 1433.

    Chapter 2: The New Global Interface: 1486-1639
    2.1 “We Shall Powerfully enter into your Country.” The Spanish Requirement, 1510
    2.2 “Whenever they chose to come, they would see who we were.” Letter of Hernán Cortés to King Charles V, 1520
    2.3 “They were like one who speaks a barbarous tongue.” Indigenous Accounts of the Conflict with Cortés, mid-16th century
    2.4 “The Spanish commonwealth will be gravely risked.” Letter of Viceroy of New Spain Luis de Velasco to Emperor Charles V, 1553
    2.5 “The Dutch Must Maintain their Right of Trade.” Hugo Grotius, The Freedom of the Seas, 1609
    2.6 “Japanese ships are strictly forbidden to leave for foreign countries.” Sakoku Edict, 1635

    Chapter 3: The Paradoxes of Early Modern Empire, 1501-1661
    3.1 “How things are in real life.” Niccolò Machiavelli, The Prince, 1513
    3.2 “With God’s help we sank and utterly destroyed one of the enemy’s galleons.” Seydi Ali Reis, The Mirror of Countries, 1557
    3.3 “Have mercy on these poor people! Let whoever can stab, smite, slay.” The Twelve Articles of the Upper Swabian Peasants and Martin Luther, Against the Murdering and Robbing Bands of Peasants, 1525
    3.4 “Only those who justly deserve to be punished should be punished.” Robert Bellarmine, The Office of a Christian Prince, 1618
    3.5 “Conquest tolerates not inaction.” Memoirs of Babur, ca. 1526
    3.6 “Everything from your own person up to the whole nation should be a matter of study.” Gu Yanwu, True Learning and On Bureaucratic Local Administration, ca. 1660

    Chapter 4: Production and Consumption in the First Global Economy, 1571- 1701
    4.1 “Some making a profit, others left bankrupt.” Elviya Celebi. The Book of Travels, ca. 1640-1681
    4.2 “A great harm not only to the service of God, but to the security and peace of our Kingdoms.” Affonso of Congo to the King of Portugal, 1526 and Advice to the King of Spain and Portugal on Slavery, ca. 1612
    4.3 “He pours out the Treasures of the Indies.” José de Acosta, Natural and Moral History of the Indies, 1590
    4.4 “Shall you grow to be a great tree.” The Burgomaster of Nagasaki to the Governor General of the Dutch East India Company, 1642
    4.5 “Prohibit the traffic in the above-mentioned merchandise from China.” Spanish Imperial Decrees, 1586
    4.6 “Gold and Silver Come at Length to be Swallowed up in Hindoustan.” François Bernier, Travels in the Mogul Empire, AD 1656-1668

    Chapter 5: Global War and Imperial Reform, 1655-1765
    5.1 “The reason why men enter into society is the preservation of their property.” John Locke, Two Treatises of Government, 1689
    5.2 “Discover as much as possible how to put ships to sea during a naval battle.” Peter the Great. Decrees, 1714 and 1724
    5.3 “Esteem most highly filial piety and brotherly submission,” The Sacred Edict of the Yongzheng Emperor, ca. 1723-35
    5.4 “They were resolved to regain their liberty if possible.” William Snelgrave. A New Account of Some Parts of Guinea and the Slave Trade, 1730
    5.5 “We fear the damage from a public disclosure.” Jorge Juan and Antonio de Ulloa, Discourse and Political Reflections on the Kingdom of Peru, 1749
    5.6 “Our hearty thanks for the care you take of us in supplying us with ammunition.” Meetings between a British General and Leaders of Mohawks, Oneidas and Tuscaroras, 1755-1756
    5.7 “The Sovereign is absolute.” Catherine II of Russia, Instructions for a New Law Code, 1767

    Chapter 6: A New Order for the Ages, 1755-1839
    6.1 “We hold these truths to be self-evident.” The U.S. Declaration of Independence, 1776
    6.2 “The state ought not to be considered as nothing better than a partnership agreement.” Edmund Burke, Reflections on the Revolution in France, 1790
    6.3 “Woman is born free and lives equal to man in her rights.” Olympe de Gouges, Declaration of the Rights of Woman and the Female Citizen, 1791
    6.4 “We will distance forever from this colony the horrible events.” Toussaint Louverture, Proclamation, 1801
    6.5 “I have simply been a mere plaything of the revolutionary storm.” Simón Bolívar. Address at the Congress of Angostura, 1819
    6.6 “Great revolutions are the work rather of principles than of bayonets.” Giuseppe Mazzini, Manifesto of Young Italy, 1831
    6.7 “The Benefit of a Good Administration.” The Rescript of Gülhane, 1839

    Chapter 7: The Engines of Industrialization, 1787-1868
    7.1 “The principle of the factory system then is, to substitute mechanical science for hand skill.” Andrew Ure, The Philosophy of Manufactures, 1835
    7.2 “I have wrought in the bowels of the earth thirty-three years.” The Condition and Treatment of the Children Employed in the Mines and Collieries, 1842
    7.3 “No exemptions from attacks of epidemic disease.” Edwin Chadwick, Report on the Sanitary Condition of the Labouring Population, 1842
    7.4 “The statutes of the heavenly dynasty cannot but be obeyed with fear and trembling!” Qian Long Emperor to King George III, 1793 and Letter from the High Imperial Commissioner Lin and his Colleagues to Queen Victoria of England, 1840
    7.5 “To carry the laws of the United States into Turkey and China.” Caleb Cushing, Opinion of the Attorney General, 1855
    7.6 “All lie stretched in the mud and dust, drenched in their own blood.” Henry Dunant, A
    Memory of Solferino, 1859 and Florence Nightingale, Letter to Sidney Herbert, 1855
    7.7 “The best adapted to all the crops cultivated in this country.” Solon Robinson, Guano: A Treatise of Practical Information, 1853

    Chapter 8: Modernity Organized, 1840-1889
    8.1 “Working Men of All Countries, Unite.” Karl Marx and Friedrich Engels, Manifesto of the Community Party, 1848
    8.2 “Paris in America.” Herbert H. Smith, Brazil, the Amazons, and the Coast, 1879
    8.3 “The history of mankind is a history of repeated injuries and usurpations on the part of man toward woman,” Elizabeth Cady Stanton, Declaration of Sentiments, 1848
    8.4 “Demand rights for women.” Flora Tristán, Workers’ Union, 1843. Sojourner Truth, Address to the First Annual Meeting of the American Equal Rights Association, 1867
    8.5 “Evil Customs of the Past Shall be Broken Off.” The Charter Oath (Japan), 1868 The Emancipation Manifesto (Russia), 1861
    8.6 “There are endless changes in the world.” Zeng Guofan and Li Hongzhang, Letter to the Zongli Yamen, 1871 and Xue Fucheng, Suggestions on Foreign Affairs, 1879
    8.7 “China is just the Opposite.” Li Gui, Glimpses of a Modern Society, 1876

    Chapter 9: Globalization and Its Discontents, 1878-1910
    9.1. “Take Up the White Man’s Burden.” Rudyard Kipling, The White Man’s Burden, 1899 and H. T. Johnson, “The Black Man’s Burden,” 1899
    9.2 “A matter of vital importance for Germany’s Development.” Friedrich Fabri, Does Germany Need Colonies?, 1879
    9.3 “What a pity she wasn’t born a lad.” Emmeline Pankhurst, My Own Story, 1914
    9.4 “One knows the futility of trying to prevent the onslaught of Western civilization.” Fukuzawa Yukichi, Goodbye Asia, 1885
    9.5 “Civilization is not an incurable disease, but it should never be forgotten that the English people are at present afflicted by it.” Mohandas K Gandhi, Hind Swaraj, 1909.
    9.6 “they thought it better for a man to die rather than live in such torment.” Oral histories of the Maji Maji Rising, 1967
    9.7 “Do Not Tell the White People about this.” Wovoka and the Ghost Dance, 1890

    Chapter 10: Total War and Mass Society, 1905-1928
    10.1 “the peoples of Asia have cherished the hope of shaking off the yoke of European oppression,” Sun Yat-sen, Speech on Pan-Asianism, 1924
    10.2 “Things will never be as they were.” Correspondence of Vera Brittain, 1915 and 1918
    10.3 “A free, open-minded, and absolutely impartial adjustment of all colonial claims.” Woodrow Wilson, Address to U.S. Congress, 1918 and Nguyen Ai Quoc (Ho Chi Minh), Letter to U.S. Secretary of State, 1919
    10.4 “The Nation shall at all times have the right to impose on private property.” The Constitution of Mexico, 1917
    10.5 “It is proved in the pamphlet that the war of 1914-18 was imperialist.” V.I. Lenin, Imperialism, The Highest Stage of Capitalism: A Popular Outline, 1917 and 1920
    10.6 “throughout history one of the constant features of social struggle has been the attempt to change relationships between the sexes,” Alexandra Kollontai, Sexual Relations and the Class Struggle, 1921
    10.7 “The Fascist conception of life stresses the importance of the State.” Benito Mussolini and Giovanni Gentile, Fascism: Doctrine and Institutions,1932

    Chapter 11: The Ongoing Crisis of Global Order, 1919-1948
    11.1 “Certainly a government needs power, it needs strength.”Adolf Hitler, Munich Speech of
    April 12, 1921
    11.2 “It is international morality which is at stake.” Haile Selassie, Speech to the League of Nations, 1936
    11.3 “They will sweep all the imperialists, warlords, corrupt officials, local tyrants and
    evil gentry into their graves.” Mao Zedong, Report on the Peasant Movement in Hunan,
    1927
    11.4 “When will it no longer be necessary to attach special weight to the word ‘woman'” Ding Ling, Thoughts on March 8 (International Women’s Day), 1942
    11.5 “Who is to blame for the condition of China?” Hirosi Saito, The Conflict in the Far East, 1939
    11.6 “The work of operating the gas chambers was carried out by a special Commando.” Primo Levi with Leonardo de Benedetti. Auschwitz Report, 1946
    11.7 “Our forces dare take their position beside any force in the world. Gen. Aung San, Address to the East West Association, 1945

    Chapter 12: Hot Wars, Cold Wars and Decolonization: 1942-1975
    12.1 “An iron curtain has descended across the Continent.” Winston Churchill, Address at Westminster College (Fulton, Missouri), 1946
    12.2 “Mr. Churchill and his friends bear a striking resemblance to Hitler.” Joseph Stalin Interview, 1946
    12.3 “Vietnam has the right to be a free and independent country.” Vietnamese Declaration of Independence, 1945
    12.4 “The equal and inalienable rights of all members of the human family.” United Nations Declaration of Human Rights, 1948
    12.5 “We cannot afford even to think of failure.” Kwame Nkrumah speeches, 1957 and 1962
    12.6 “We want to advance in the technological sphere and the scientific sphere rapidly.” Jawaharlal Nehru, Convocation Address, Indian Institute of Technology, 1956
    12.7 “Some governments still rest on the theory of racist superiority.” Indira Gandhi, “Martin
    Luther King” (Speech at the presentation of the Jawaharial Nehru Award for International Understanding to Coretta Scott King), 1969

    Chapter 13: The Many Worlds of the 21st Century, 1972-2012
    13.1 “We shall confront the world with our ideology.” Ayatollah Ruhollah Khomeini speech, 1980
    13.2 “Comrade Gorbachev recommended not to be deterred.” Memorandum of Conversation between Egon Krenz and Mikhail S. Gorbachev, 1989
    13.3 “An axis of evil.” George W. Bush, State of the Union Address, 2002 and Hugo Chávez, Address to the United Nations General Assembly, 2008
    13.4 “The backward glance leading to self-knowledge.” Mary Robinson, Keynote Address, International Conference on Hunger, 1995
    13.5 “The deepest roots of the problems of contemporary civilization lie in the sphere of the human spirit.” Václav Havel, Mahatma Gandhi Award Acceptance Speech, 2004 and Nigel Farage, Address to the UKIP Conference, 2013
    13.6 “People have not become more open-minded.” Sri Mulyani Indrawati, Commencement Address at the University of Virginia, 2016


    Is Caribbean History the Key to Understanding the Modern World?

    Working our way backwards, from the 21 st to the 19 th century, we end the semester with a discussion of the beginnings of the Haitian Revolution in the context of Évelyne Trouillot’s Rosalie L’Infâme.Historia hoy presents the viewpoints of various scholars. Marlene Daut’s section adds valuable information to our discussion, the often-overlooked participation of the indigenous populations (mentioned by your classmate Kaitlyn Wiehe in her presentation) in the Haitian Revolution. Here are excerpts read the full article in Historia hoy.

    ‘The Caribbean became a focal point of rivalries among Europeans, a location where imperial contests were fought’

    Carla Gardina Pestana, Author of The English Conquest of Jamaica: Oliver Cromwell’s Bid for Empire (Belknap Harvard, 2017).

    The Caribbean ushered in the modern world. Most infamously, it was the site of full-blown racial slavery – a horrific institution founded on the commodification of people as objects of exploitation – which was perpetrated on a massive scale. The Caribbean population intermixed not just European, African and indigenous American, but also housed a great diversity from within Europe itself. All the groups that crossed the Atlantic from Europe came to the West Indies, setting up rival colonial outposts, but also living together in specific colonies and achieving levels of diversity only seen in the most polyglot of European cities.

    The Caribbean became a focal point of rivalries among Europeans, a location where imperial contests were fought. The value placed on the region fostered these struggles for power. The Caribbean’s high value arose from two facts that also signalled its centrality to modernity. It was a gateway for the silver extracted from the Americas, which funded the Habsburgs’ worldwide empire and fuelled an emerging global economy toward modernity. And (along with Brazil) it was the locus for the creation of plantation economies based on racial slavery. These plantation economies were central to the creation of the factory model of economic exploitation which made the plantation colonies the most valuable holdings of European colonisers in the 18th century, including both French Saint-Domingue and British Jamaica. Sugar and silver had devastating environmental effects as well, another precursor of modern economies of exploitation.

    All these elements – racial slavery, diversity, imperial violence to achieve superiority, oppressive economic exploitation on a vast scale and the resulting astounding profits – heralded the advent of the modern, interconnected, global reality of inequality, mass consumption and disregard for the environment. Only by understanding the pivotal place of the Caribbean in this experience can we come to terms with the legacies that we still grapple with today.

    ‘The Caribbean was the birthplace of modern anti-colonialism’

    Marlene Daut, Professor of African Diaspora Studies at the University of Virginia

    The Caribbean was the birthplace of modern anti-colonialism. Inhabited by humans since 5,000 BC, the island of Ayiti, renamed La España by the Spanish in the 15th century, was the initial site of conflict between Spanish colonisers and the existing occupants of the region. The 19th-century Haitian writer and politician Baron de Vastey located the blueprint for later Haitian independence in the resistance of ‘the first Haitians’.

    After Columbus’ appearance on Ayiti in 1492, among the worst of the atrocities his men committed in the name of acquiring the gold residing in the island was the execution of Anacaona, Queen of Xaragua (one of Ayiti’s five main principalities). In 1504, along with 300 Xaraguans, Anacaona was coerced into attending a feast given by the Spanish governor, Nicolás de Ovando. She was arrested, accused of treason and then hanged. Her execution was followed by a war, during which the Spaniards massacred almost the entire population of Xaraguans. Anacaona’s husband, Caonabo, had died eight years earlier on the ship on which he was being deported to Spain.

    Orphaned by the war, Anacaona and Caonabo’s great nephew, Enrique, was forced into servitude at a convent where he learned to admire the Spanish doctor, Bartolomé de las Casas. But in 1519, mistreated in his benefactor’s absence, Enrique rebelled. After acquiring arms, he convinced hundreds of other Ayitians, as well as enslaved Africans, to join him in a 14-year revolt against the Spanish in the mountains of Bahoruco (now Dominican Republic). In 1533, a new Spanish governor was compelled to acknowledge Enrique’s autonomy in what became the first maroon treaty.

    The Haitian revolutionaries took up the mantle of anti-colonialism when in their 1804 declaration of independence they discarded the name of Saint-Domingue, given to the west of the island by the French in 1697, and declared that Haiti, named in honour of the history shared by Ayitians and Africans, would be permanently slavery free. Their actions provided inspiration for many 20th-century anti-colonialists, such as Aimé Césaire, who declared: ‘Haiti is where négritude stood up for the first time and proclaimed that it believed in its own humanity.’

    ‘At the turn of the 20th century, the Caribbean came under the sway of the United States’

    Ada Ferrer, Julius Silver Professor of History and Latin American Studies at New York University

    [. . .] The Caribbean was also home to the earliest challenges to slavery and colonialism. The Haitian Revolution was the second anti-colonial revolution in the world. But it was the first one founded on anti-slavery and anti-racism, as its Black leaders announced to the world that human rights were their rights, too. It also produced the world’s first modern slave emancipation, initially forced on colonial authorities by the actions of the enslaved. Later revolutions in Cuba – the 19th-century one against Spain and that of 1959 – shared some, if not all, of its principles.

    The Caribbean is key because it contains antecedents of the structures of exploitation that continue to shape our world, as recent projects tracing the profits of slavery into the present make clear. It is key, also, because it launched some of the most consequential attempts to undo those structures and their legacies. Finally, it demonstrates that those attempts can themselves produce new forms of domination. The intertwined histories of colonialism and slavery and of the struggles against them have never-ending, always evolving, afterlives.

    [Above: ‘Environs de Leogane et du Port Au Prince dans lsle de St. Domingue’ c.1764, Norman B. Leventhal Map Center, Boston Public Library.]