Escritura egipcia antigua

Escritura egipcia antigua

La escritura egipcia antigua se conoce como jeroglíficos ('tallas sagradas') y se desarrolló en algún momento antes del Período Dinástico Temprano (c. Según algunos eruditos, el concepto de palabra escrita se desarrolló por primera vez en Mesopotamia y llegó a Egipto a través del comercio. Si bien ciertamente hubo un intercambio intercultural entre las dos regiones, los jeroglíficos egipcios son completamente de origen egipcio; no hay evidencia de escritos tempranos que describan conceptos, lugares u objetos no egipcios, y los primeros pictogramas egipcios no tienen correlación con los primeros mesopotámicos. signos. La designación 'jeroglíficos' es una palabra griega; los egipcios se referían a su escritura como medu-netjer, 'las palabras del dios', ya que creían que el gran dios Thoth les había dado la escritura.

Según un cuento del antiguo Egipto, al principio de los tiempos, Thoth se creó a sí mismo y, en forma de ibis, puso el huevo cósmico que contenía toda la creación. En otra historia, Thoth emergió de los labios del dios sol Ra en los albores de los tiempos, y en otra, nació de las contiendas de los dioses Horus y Set, que representan las fuerzas del orden y el caos. En todos estos, sin embargo, la constante es que Thoth nació con una inmensa amplitud de conocimientos y, entre los más importantes, el conocimiento del poder de las palabras.

Thoth les dio a los seres humanos este conocimiento libremente, pero era una responsabilidad que esperaba que se tomaran en serio. Las palabras pueden herir, sanar, elevar, destruir, condenar e incluso levantar a alguien de la muerte a la vida. La egiptóloga Rosalie David comenta sobre esto:

El propósito principal de la escritura no era decorativo, y originalmente no estaba destinado a un uso literario o comercial. Su función más importante era proporcionar un medio por el cual ciertos conceptos o eventos pudieran hacerse realidad. Los egipcios creían que si algo se comprometía a escribir, se podía "hacer que suceda" repetidamente por medio de la magia. (199)

Este concepto no es tan extraño como podría parecer a primera vista. Cualquier escritor sabe que a menudo uno no tiene idea de lo que quiere decir hasta el final del primer borrador, y todo lector ávido comprende la "magia" de descubrir mundos desconocidos entre las portadas de un libro y hacer que esa magia vuelva a suceder cada vez que el se abre el libro. La referencia de David a los "conceptos o eventos" que surgen a través de la escritura es un entendimiento común entre los escritores. El autor estadounidense William Faulkner declaró en su discurso del Premio Nobel que escribió "para crear a partir de los materiales del espíritu humano algo que no existía antes" (1). Esta misma motivación ha sido expresada en diferentes palabras por muchos escritores a lo largo de los siglos, pero antes de que ninguno de ellos existiera, los antiguos egipcios entendieron bien este concepto. El gran regalo de Thoth fue la capacidad no solo de expresarse, sino de poder literalmente cambiar el mundo a través del poder de las palabras. Sin embargo, antes de que eso pudiera suceder, antes de que el obsequio pudiera aprovecharse plenamente, tenía que ser entendido.

La creación de la escritura

Por mucho que Thoth tuviera que ver con darles a los humanos su sistema de escritura (y, para los egipcios, 'humanidad' era igual a 'egipcio'), los antiguos egipcios tenían que averiguar por sí mismos qué era este regalo y cómo usarlo. En algún momento en la última parte del período predinástico en Egipto (c. 6000 - c. 3150 a. C.), comenzaron a usar símbolos para representar conceptos simples. La egiptóloga Miriam Lichtheim escribe cómo este primer guión "se limitaba a las anotaciones más breves diseñadas para identificar a una persona o un lugar, un evento o una posesión" (3). Lo más probable es que la escritura con el propósito más temprano sirvió en el comercio, para transmitir información sobre bienes, precios, compras, entre un punto y otro. Sin embargo, la primera evidencia real existente de escritura egipcia proviene de tumbas en forma de listas de ofrendas en el período dinástico temprano.

La muerte no fue el fin de la vida de los antiguos egipcios; fue solo una transición de un estado a otro. Los muertos vivieron en la otra vida y confiaron en los vivos para recordarlos y presentarles ofrendas de comida y bebida. Una Lista de Ofrendas era un inventario de las ofrendas debidas a una persona en particular e inscritas en la pared de su tumba. Alguien que había realizado grandes hazañas, que ocupaba un alto puesto de autoridad o que conducía a las tropas a la victoria en la batalla, se le merecían mayores ofrendas que otro que había hecho relativamente poco con su vida. Junto con la lista había un breve epitafio que indicaba quién era la persona, qué había hecho y por qué se le debían tales ofrendas. Estas listas y epitafios a veces pueden ser bastante breves, pero la mayoría de las veces no lo son y se vuelven más largos a medida que esta práctica continúa. Lichtheim explica:

¿Historia de amor?

Regístrese para recibir nuestro boletín semanal gratuito por correo electrónico.

La Lista de Ofrendas creció enormemente hasta el día en que una mente inventiva se dio cuenta de que una breve Oración por las Ofrendas sería un sustituto eficaz de la lista difícil de manejar. Una vez que la oración, que quizás ya existía en forma hablada, se puso por escrito, se convirtió en el elemento básico en torno al cual se organizaron los textos y las representaciones de las tumbas. De manera similar, las listas cada vez más largas de los rangos y títulos de un funcionario cobraron vida cuando la imaginación comenzó a desarrollarlas con la narración, y nació la Autobiografía. (3)

La autobiografía y la oración se convirtieron en las primeras formas de la literatura egipcia y se crearon utilizando la escritura jeroglífica.

Desarrollo y uso de escritura jeroglífica

Los jeroglíficos se desarrollaron a partir de las primeras pictografías. La gente usaba símbolos, dibujos para representar conceptos como una persona o un evento. Sin embargo, el problema con un pictograma es que la información que contiene es bastante limitada. Se puede hacer un dibujo de una mujer, un templo y una oveja, pero no hay forma de transmitir su conexión. ¿La mujer viene o va al templo? ¿Es la oveja una ofrenda que lleva a los sacerdotes o un regalo de ellos? ¿La mujer va siquiera al templo o simplemente está paseando una oveja por los alrededores? ¿Están la mujer y la oveja emparentadas? La primera escritura pictográfica carecía de capacidad para responder a estas preguntas.

Los egipcios desarrollaron el mismo sistema que los sumerios pero agregaron logogramas (símbolos que representan palabras) e ideogramas a su escritura.

Los sumerios de la antigua Mesopotamia ya habían encontrado este problema por escrito y crearon una escritura avanzada c. 3200 a. C. en la ciudad de Uruk. La teoría de que la escritura egipcia se desarrolló a partir de la escritura mesopotámica se ve fuertemente desafiada por este desarrollo, de hecho, porque si los egipcios hubieran aprendido el arte de escribir de los sumerios, habrían pasado por alto la etapa de los pictogramas y habrían comenzado con la creación sumeria de fonogramas. - símbolos que representan sonido. Los sumerios aprendieron a expandir su lenguaje escrito a través de símbolos que representaban directamente ese idioma, de modo que si deseaban transmitir alguna información específica sobre una mujer, un templo y una oveja, pudieran escribir: "La mujer tomó la oveja como una ofrenda a la templo ", y el mensaje era claro.

Los egipcios desarrollaron este mismo sistema pero agregaron logogramas (símbolos que representan palabras) e ideogramas a su escritura. Un ideograma es un "signo de sentido" que transmite un determinado mensaje claramente a través de un símbolo reconocible. El mejor ejemplo de un ideograma es probablemente un signo menos: uno reconoce que significa resta. El emoji es un ejemplo moderno familiar para cualquier persona familiarizada con los mensajes de texto; colocar la imagen de una cara riendo al final de la oración le permite al lector saber que uno está bromeando o que encuentra el tema divertido. El fonograma, el logograma y el ideograma constituyeron la base de la escritura jeroglífica. Rosalie David explica:

Hay tres tipos de fonogramas en jeroglíficos: signos uniliterales o alfabéticos, donde un jeroglífico (imagen) representa una sola consonante o valor de sonido; signos biliterales, donde un jeroglífico representa dos consonantes; y signos triliterales donde un jeroglífico representa tres consonantes. Hay veinticuatro signos jeroglíficos en el alfabeto egipcio y estos son los fonogramas más utilizados. Pero como nunca hubo un sistema puramente alfabético, estos signos se colocaron junto a otros fonogramas (biliterales y triliterales) e ideogramas. Los ideogramas a menudo se colocaban al final de una palabra (deletreada en fonogramas) para aclarar el significado de esa palabra y, cuando se usa de esta manera, nos referimos a ellos como "determinantes". Esto ayuda de dos maneras: la adición de un determinante ayuda a aclarar el significado de una palabra en particular, ya que algunas palabras se ven similares o idénticas entre sí cuando se deletrean y escriben solo en los fonogramas; y dado que los determinantes se encuentran al final de la palabra, pueden indicar dónde termina una palabra y comienza otra. (193)

Un ejemplo moderno de cómo se escribieron los jeroglíficos sería un mensaje de texto en el que se coloca un emoji de una cara enojada después de una imagen de una escuela. Sin tener que usar palabras, uno podría transmitir el concepto de "Odio la escuela" o "Estoy enojado por la escuela". Si uno quisiera aclarar su problema, podría colocar una imagen de un maestro o compañero de estudios antes del ideograma de la cara enojada o una serie de imágenes que cuenten la historia de un problema que uno tuvo con un maestro. Los determinantes eran importantes en el guión, especialmente porque los jeroglíficos se podían escribir de izquierda a derecha o de derecha a izquierda o de abajo hacia arriba o de arriba hacia abajo. Las inscripciones sobre las puertas del templo, las puertas del palacio y las tumbas van en la dirección que mejor sirva para ese mensaje. La belleza del trabajo final fue la única consideración en la dirección en la que se leería el guión. El egiptólogo Karl-Theodor Zauzich señala:

La ubicación de los jeroglíficos entre sí se regía por reglas estéticas. Los egipcios siempre intentaron agrupar los signos en rectángulos equilibrados. Por ejemplo, la palabra "salud" se escribió con las tres consonantes s-n-b. Estos no serían escritos [de manera lineal] por un egipcio porque el grupo se vería feo, se consideraría "incorrecto". La escritura "correcta" sería la agrupación de los letreros en un rectángulo ... El trabajo de construcción se alivió un poco por el hecho de que los jeroglíficos individuales podían agrandarse o encogerse según lo requiriera la agrupación y que algunos letreros se podían colocar horizontalmente o bien. verticalmente. Los escribas incluso invertirían el orden de los signos si pareciera que se puede obtener un rectángulo más equilibrado escribiéndolos en el orden incorrecto. (4)

El guión se podía leer fácilmente reconociendo la dirección en la que miraban los fonogramas. Las imágenes de cualquier inscripción siempre se encuentran al principio de la línea de texto; si el texto debe leerse de izquierda a derecha, las caras de las personas, los pájaros y los animales estarán mirando hacia la izquierda. Estas frases eran bastante fáciles de leer para aquellos que conocían el idioma egipcio, pero no para otros. Zauzich observa cómo "en ninguna parte entre todos los jeroglíficos hay un solo signo que represente el sonido de una vocal" (6). Las vocales fueron colocadas en una oración por el lector que entendió el idioma hablado. Zauzich escribe:

Esto es menos complicado de lo que parece. Por ejemplo, cualquiera de nosotros puede leer un anuncio que consta casi en su totalidad de consonantes:

3er piso apto en hse, 4 lg rms, exclnt loc nr cntr, prkg, w-b-frpl, hdwd flrs, skylts, ldry, $ 600 incl ht (6).

De la misma manera, los antiguos egipcios podrían leer la escritura jeroglífica reconociendo qué 'letras' faltaban en una oración y aplicándolas.

Otros guiones

Los jeroglíficos se componían de un 'alfabeto' de 24 consonantes básicas que transmitirían significado, pero más de 800 símbolos diferentes para expresar ese significado con precisión que todos tenían que ser memorizados y usados ​​correctamente. Zauzich responde a la pregunta que puede venir inmediatamente a la mente:

Cabe preguntarse por qué los egipcios desarrollaron un sistema de escritura complicado que usaba varios cientos de signos cuando podrían haber usado su alfabeto de unos treinta signos y hacer su lenguaje mucho más fácil de leer y escribir. Este hecho desconcertante probablemente tiene una explicación histórica: los signos de una consonante no fueron "descubiertos" hasta después de que los otros signos estuvieron en uso. Dado que en ese momento se estableció todo el sistema de escritura, no se pudo descartar, por razones religiosas específicas. Los jeroglíficos se consideraban un regalo precioso de Thoth, el dios de la sabiduría. Dejar de usar muchos de estos signos y cambiar todo el sistema de escritura se habría considerado tanto un sacrilegio como una inmensa pérdida, sin mencionar el hecho de que tal cambio haría que todos los textos más antiguos carecieran de sentido de un solo golpe. (11)

Aun así, los jeroglíficos obviamente eran bastante laboriosos para un escriba, por lo que poco después se desarrolló otra escritura más rápida conocida como hierática ('escritura sagrada'). La escritura hierática usaba caracteres que eran versiones simplificadas de símbolos jeroglíficos. El hierático apareció en el período dinástico temprano en Egipto después de que la escritura jeroglífica ya estaba firmemente desarrollada.

Los jeroglíficos continuaron utilizándose a lo largo de la historia de Egipto en todas las formas de escritura, pero se convirtieron principalmente en la escritura de monumentos y templos. Los jeroglíficos, agrupados en sus rectángulos bellamente formados, se inclinaban hacia la grandeza de las inscripciones monumentales. El hierático llegó a usarse primero en textos religiosos, pero luego en otras áreas como la administración de empresas, textos mágicos, cartas personales y comerciales y documentos legales como testamentos y registros judiciales. El hierático se escribía en papiro u ostraca y se practicaba en piedra y madera. Se convirtió en una escritura cursiva alrededor del 800 a. C. (conocida como 'hierática anormal') y luego fue reemplazada c. 700 a. C. por escritura demótica.

La escritura demótica ('escritura popular') se utilizó en todo tipo de escritura, mientras que los jeroglíficos continuaron siendo la escritura de inscripciones monumentales en piedra. Los egipcios llamaron demóticos sekh-cagar, "escribir para documentos", y se convirtió en el más popular durante los siguientes 1.000 años en todo tipo de obras escritas. La escritura demótica parece haberse originado en la región del Delta del Bajo Egipto y se extendió hacia el sur durante la 26ª Dinastía del Tercer Período Intermedio (c. 1069-525 a. C.). El demótico continuó en uso durante el período tardío del antiguo Egipto (525-332 a. C.) y la dinastía ptolemaica (332-30 a. C.) en el Egipto romano cuando fue reemplazado por la escritura copta.

Copto era la escritura de los coptos, cristianos egipcios, que hablaban dialectos egipcios pero escribían en el alfabeto griego con algunas adiciones de la escritura demótica. Dado que el idioma griego tenía vocales, los coptos las incorporaron en su escritura para dejar claro el significado a cualquiera que lo lea, sin importar cuál sea su idioma nativo. La escritura copta se utilizó para copiar y preservar una serie de documentos importantes, sobre todo los libros del Nuevo Testamento cristiano, y también sirvió para proporcionar la clave a las generaciones posteriores para comprender los jeroglíficos.

Pérdida y descubrimiento

Se ha argumentado que el significado de los jeroglíficos se perdió a lo largo de los períodos posteriores de la historia egipcia, ya que la gente se olvidó de cómo leer y escribir los símbolos. En realidad, los jeroglíficos todavía estaban en uso hasta la dinastía ptolemaica y solo cayeron en desgracia con el surgimiento de la nueva religión del cristianismo durante el período romano temprano. Hubo lapsos a lo largo de la historia del país en el uso de jeroglíficos, pero el arte no se perdió hasta que cambió el mundo que representaba el guión. Como la escritura copta continuó utilizándose en el nuevo paradigma de la cultura egipcia; la escritura jeroglífica se desvaneció en la memoria. En el momento de la invasión árabe del siglo VII d.C., nadie que viviera en Egipto sabía lo que significaban las inscripciones jeroglíficas.

Cuando las naciones europeas comenzaron a explorar el país en el siglo XVII EC, no tenían más idea de que los jeroglíficos eran un lenguaje escrito que los musulmanes. En el siglo XVII d.C., se afirmaba firmemente que los jeroglíficos eran símbolos mágicos y esta comprensión se fomentó principalmente a través del trabajo del erudito y erudito alemán Athanasius Kircher (1620-1680 d.C.). Kircher siguió el ejemplo de los antiguos escritores griegos que tampoco habían comprendido el significado de los jeroglíficos y creían que eran símbolos. Tomando su interpretación como un hecho en lugar de una conjetura, Kircher insistió en una interpretación en la que cada símbolo representara un concepto, de manera muy similar a como se entendería el signo de la paz moderno. Sus intentos de descifrar la escritura egipcia fracasaron, por lo tanto, porque estaba operando desde un modelo equivocado.

Muchos otros eruditos intentarían descifrar el significado de los símbolos egipcios antiguos sin éxito entre el trabajo de Kircher y el siglo XIX EC, pero no tenían una base para comprender con qué estaban trabajando. Incluso cuando parecía que los símbolos sugerían un patrón determinado como el que se encontraría en un sistema de escritura, no había forma de reconocer a qué se traducían esos patrones. Sin embargo, en 1798 EC, cuando el ejército de Napoleón invadió Egipto, la Piedra Rosetta fue descubierta por uno de sus lugartenientes, quien reconoció su importancia potencial y la envió al instituto de Napoleón para estudiarla en El Cairo. La Piedra de Rosetta es una proclamación en griego, jeroglíficos y demótica del reinado de Ptolomeo V (204-181 a. C.). Los tres textos transmiten la misma información de acuerdo con el ideal ptolemaico de una sociedad multicultural; ya sea que se lea griego, jeroglífico o demótico, se podrá comprender el mensaje de la piedra.

El trabajo de descifrar jeroglíficos con la ayuda de la piedra se retrasó hasta que los ingleses derrotaron a los franceses en las guerras napoleónicas y la piedra fue traída de El Cairo a Inglaterra. Una vez allí, los eruditos se dispusieron a tratar de comprender el antiguo sistema de escritura, pero seguían trabajando a partir de la comprensión anterior que Kircher había avanzado de manera tan convincente. El erudito y erudito inglés Thomas Young (1773-1829 EC) llegó a creer que los símbolos representaban palabras y que los jeroglíficos estaban estrechamente relacionados con las escrituras coptas demóticas y posteriores. Su trabajo fue construido por su a veces colega, a veces rival, el filólogo y erudito Jean-Francois Champollion (1790-1832 EC).

El nombre de Champollion está vinculado para siempre con la Piedra de Rosetta y el desciframiento de los jeroglíficos debido a la famosa publicación de su trabajo en 1824 d.C., que demostró de manera concluyente que los jeroglíficos egipcios eran un sistema de escritura compuesto de fonogramas, logogramas e ideogramas. La disputa entre Young y Champollion sobre quién hizo los descubrimientos más importantes y quién merece el mayor crédito se refleja en el mismo debate en curso en la actualidad por parte de los académicos. Sin embargo, parece bastante claro que el trabajo de Young sentó las bases sobre las que Champollion pudo construir, pero fue el avance de Champollion el que finalmente descifró el antiguo sistema de escritura y abrió la cultura y la historia egipcias al mundo.


Jeroglíficos egipcios

Jeroglíficos egipcios (/ ˈ h aɪ r ə ɡ l ɪ f s /) [5] [6] eran el sistema de escritura formal utilizado en el Antiguo Egipto. Los jeroglíficos combinaban elementos logográficos, silábicos y alfabéticos, con un total de unos 1.000 caracteres distintos. [7] [8] Los jeroglíficos cursivos se utilizaron para la literatura religiosa sobre papiro y madera. Las escrituras egipcias hieráticas y demóticas posteriores se derivaron de la escritura jeroglífica, al igual que la escritura proto-sinaítica que más tarde se convirtió en el alfabeto fenicio. [9] A través de los principales sistemas secundarios del alfabeto fenicio (las escrituras griega y aramea), la escritura jeroglífica egipcia es ancestral a la mayoría de las escrituras en el uso moderno, más prominentemente las escrituras latina y cirílica (a través del griego) y la escritura árabe y posiblemente Familia de escrituras brahmicas (a través del arameo).

El uso de la escritura jeroglífica surgió de los sistemas de símbolos protoalfabetizados en la Edad del Bronce Temprano, alrededor del siglo 32 a. C. (Naqada III), [2] con la primera oración descifrable escrita en el idioma egipcio que data de la Segunda Dinastía (siglo 28 a. C. ). Los jeroglíficos egipcios se convirtieron en un sistema de escritura maduro utilizado para la inscripción monumental en el idioma clásico del período del Reino Medio durante este período, el sistema hizo uso de unos 900 signos distintos. El uso de este sistema de escritura continuó durante el Imperio Nuevo y el Período Tardío, y en los períodos Persa y Ptolemaico. Las últimas supervivencias del uso de jeroglíficos se encuentran hasta bien entrado el período romano, que se extiende hasta el siglo IV d.C. [4]

Con el cierre definitivo de los templos paganos en el siglo V, se perdió el conocimiento de la escritura jeroglífica. Aunque se hicieron intentos, el guión permaneció sin descifrar durante la Edad Media y el período moderno temprano. El desciframiento de la escritura jeroglífica finalmente se logró en la década de 1820 por Jean-François Champollion, con la ayuda de la Piedra de Rosetta. [10]


Cómo la escritura cambió el mundo

Los humanos habían estado hablando durante un par de cientos de miles de años antes de tener la inspiración o el valor para marcar sus ideas para la posteridad.

Pero cuando un pueblo mesopotámico llamado sumerio finalmente tachó algunos símbolos contables en tablillas de arcilla hace 5.000 años, sin saberlo, comenzaron una nueva era en la historia que llamamos, bueno ... historia.

La presencia de fuentes escritas denota la línea divisoria técnica entre lo que los académicos clasifican como prehistoria y lo que ellos llaman historia, que comienza en diferentes momentos dependiendo de qué parte del mundo se esté estudiando.

En la mayoría de los lugares, la escritura comenzó casi al mismo tiempo que las civilizaciones antiguas surgieron de las comunidades de cazadores-recolectores, probablemente como una forma de seguir la pista del nuevo concepto de "propiedad", como los animales, los suministros de cereales o la tierra.

Hacia el 3000 a. C. en Mesopotamia (actual Irak), y luego poco después en Egipto, y hacia el 1500 a.C. en China, la gente garabateaba, dibujaba y le contaba a su mundo sobre su cultura de una manera muy permanente.

Cuando la memoria falló

Cuando los antiguos mesopotámicos comenzaron a establecerse en granjas que rodeaban las primeras ciudades, la vida se volvió un poco más complicada. La agricultura requería experiencia y registros detallados, dos elementos que llevaron directamente a la invención de la escritura, dicen los historiadores.

Los primeros ejemplos de escritura fueron pictogramas utilizados por los funcionarios del templo para realizar un seguimiento de las entradas y salidas de los almacenes de cereales y animales de la ciudad que, en los centros urbanos sumerios más grandes como Ur, eran lo suficientemente grandes como para hacer que el recuento de memoria no fuera confiable.

Los funcionarios comenzaron a usar símbolos estandarizados & mdash en lugar de, digamos, una imagen real de una cabra & mdash para representar mercancías, grabadas en tabletas de arcilla blanda con una caña puntiaguda que había sido cortada en forma de cuña. Los arqueólogos llaman a esta primera escritura "cuneiforme", del latín "cuneus", que significa cuña.

El sistema se desarrolló rápidamente para incorporar signos que representaban sonidos, y pronto toda Mesopotamia estaba tomando notas, haciendo listas de tareas pendientes y (presumiblemente) escribiendo cartas de amor.

La escritura egipcia y mdash, los famosos jeroglíficos y mdash, se desarrollaron de forma independiente poco después, en circunstancias similares, piensan los historiadores.

Unos miles de años más tarde, a medida que las variaciones de los dos sistemas se extendían por toda la región, todo el mundo antiguo tenía esquemas de escritura que mejoraron enormemente la eficiencia de las economías, la responsabilidad de los gobiernos y, quizás lo más importante para nosotros, nuestra comprensión del pasado.

La alfabetización es un privilegio

Sin embargo, leer y escribir en la antigüedad no era para las masas. La vida cotidiana en Mesopotamia y Egipto consumía mucho tiempo, por lo que la escritura se convirtió en una profesión especializada, generalmente para miembros de la clase élite. Los escribas de gran prestigio de la antigua Mesopotamia incluso fueron representados en el arte usando implementos de escritura cuneiforme (un poco como un juego de palillos) en sus cinturones como una marca de su importancia.

La alfabetización siguió siendo un privilegio de los hombres aristocráticos en la mayoría de las sociedades hasta el siglo XIX, cuando la educación pública se generalizó en todo el mundo.

Eso significa que, si bien el período histórico se comprende exponencialmente mejor que las experiencias de los humanos antes de que se inventara la escritura, los relatos escritos tratan en gran medida de las experiencias de las clases altas, dicen los historiadores.

Aproximadamente una de cada cinco personas en la actualidad, concentrada principalmente en naciones del Tercer Mundo, es analfabeta.


Formación de palabras, morfología y sintaxis.

La formación de palabras en egipcio es similar al sistema de "raíz y patrón" que se encuentra en el filo de la lengua afroasiática. En tales sistemas, las "raíces" consonánticas que indican el significado general de una palabra se unen con "patrones" vocálicos que crean un significado más específico. Un ejemplo en inglés sería la diferencia entre las palabras despertarse y despertó, en el que la raíz Raíz cuadrada de √ semana proporciona una noción básica de "estar despierto" y se combina con los patrones -a-e y -o-e para crear verbos de un tiempo particular. En los textos del antiguo Egipto, las raíces se componían predominantemente de tres consonantes y se omitían las vocales.

Del sistema verbal afroasiático original, solo sobrevivió el estativo. Las nuevas conjugaciones consistían en formas nominales con un sufijo pronombre o un sustantivo (genitivo ligado) como sujeto. Los sufijos indicaron tiempo y voz. Más tarde, estas conjugaciones fueron reemplazadas por predicados adverbiales (por ejemplo, preposición más infinitivo).

Las modificaciones del vástago fueron limitadas. Un s- La raíz causativa corresponde a las causativas semíticas, pero ya no era productiva para el egipcio tardío. Los pronombres se acercan a los del semítico. Algunos sustantivos de lugar o instrumento se formaron con el prefijo metro-. El sustantivo masculino singular no tenía terminación o era * -aw, femenino singular *-a, masculino plural * -āw, y plural femenino * -āwāt.

La sintaxis se rige por un orden de palabras rígido, con modificadores en segunda posición. Las construcciones genitales son de dos tipos en todas las fases del egipcio: sustantivo con acentos reducidos ligados al poseedor o sustantivo más el adjetivo genital Nueva York) "De" seguido por el poseedor.


La investigación sobre la escritura egipcia conducirá a nuevos conocimientos

En referencia al análisis de la tinta, Thomas Christiansen, un egiptólogo danés que participó en el estudio, dijo a la Universidad de Copenhague que "los sacerdotes deben haberlos adquirido o supervisado su producción en talleres especializados al igual que los Maestros Pintores del Renacimiento". Es posible que estos talleres de tintas especiales se hayan adjuntado al templo.

El equipo de investigación danés escribió en el PNAS que "ya en la antigüedad se conocían y explotaban las propiedades secantes del óxido de plomo y del blanco de plomo". Hay alguna evidencia documental que respalda esto. Por ejemplo, un texto helenístico sobre alquimia afirma que la producción de tinta roja ya era algo que los talleres especializados entendían y producían para los escribas griegos.

El equipo de expertos danés no pudo determinar el origen del plomo utilizado para crear tintas de secado más rápido. Esto podría haberlos ayudado a comprender el proceso involucrado en la fabricación de estas tintas especiales.

En los últimos años, ha habido un interés creciente en la historia de la fabricación de tintas. El equipo danés ha probado más o menos que los antiguos egipcios fueron pioneros en la producción de pigmentos especializados. De hecho, según los autores del estudio, los primeros "químicos" de tinta egipcia incluso encontraron una manera de hacer una "tinta casi invisible", como se indica en el estudio de PNAS.

Más investigaciones sobre los pigmentos de tinta egipcia nos darán más información sobre sus propiedades, lo que puede ser muy útil. Puede ayudar a los expertos a comprender mejor cómo estos compuestos se deterioran con el tiempo. Esto, a su vez, puede ayudar a los expertos en preservación que supervisan el almacenamiento y exhibición de textos históricos y manuscritos de la antigüedad.

Imagen de Portada: Muestra de escritura egipcia de un tratado médico (inv. P. Carlsberg 930) perteneciente a la biblioteca del templo de Tebtunis con títulos marcados en tinta roja. Fuente: The Papyrus Carlsberg Collection / PNAS


Características notables

  • Posiblemente sea anterior a la escritura cuneiforme sumeria; si esto es cierto, la escritura del Antiguo Egipto es el sistema de escritura más antiguo conocido. Otra posibilidad es que los dos guiones se hayan desarrollado más o menos al mismo tiempo.
  • La dirección de la escritura en la escritura jeroglífica variaba: podía escribirse en líneas horizontales de izquierda a derecha o de derecha a izquierda, o en columnas verticales de arriba a abajo. Puede saber la dirección de cualquier escrito observando la forma en que miran los animales y las personas: miran hacia el principio de la línea.
  • La disposición de los glifos se basó en parte en consideraciones artísticas.
  • Se utilizó un núcleo bastante consistente de 700 glifos para escribir el egipcio clásico o medio (ca. 2000-1650 a. C.), aunque durante las eras grecorromanas (332 a. C. - 400 d. C.) se utilizaron más de 5.000 glifos.
  • Los glifos tienen valores tanto semánticos como fonéticos. Por ejemplo, el glifo de cocodrilo es una imagen de un cocodrilo y también representa el sonido & # 34msh & # 34. Al escribir la palabra para cocodrilo, los antiguos egipcios combinaron una imagen de un cocodrilo con los glifos que deletrean & # 34msh & # 34. Del mismo modo, los jeroglíficos para gato, miw, combine los glifos para m, i y w con una imagen de un gato.

Ideas de enseñanza

Muestre a los estudiantes la imagen de la paleta y pídales que la describan. ¿De que esta hecho? ¿Cuáles son las diferentes partes? ¿Cómo creen que se usó? Pida a la clase que haga una lista de todas las cosas diferentes que usamos para escribir hoy. ¿Cuáles creen que encontrarían en un lugar de trabajo moderno?

Demuestre cómo hacer bolígrafos con cañas o brochetas de bambú y ayude a los estudiantes a hacer los suyos. Haga que la clase practique la escritura con jeroglíficos mientras está sentado con las piernas cruzadas en el suelo. Use pasteles de acuarela negros y rojos o bloques de tinta china para la tinta, y una variedad de superficies diferentes: papiro (o papel), trozos de maceta rota, hojas de madera, para escribir. A algunos estudiantes les puede gustar intentar hacer un juego completo de equipo para escribas usando las instrucciones en Para el salón de clases.

Usando las dos pinturas de la tumba de Nebamun en Una imagen más grande, pida a la clase que observe las diferencias en cómo se muestran los escribas y los trabajadores de campo. ¿Su ropa y cabello son diferentes? ¿Por qué los trabajadores del campo se inclinan mientras los escribas se sientan o están de pie? Imprima las dos escenas y entréguelas a los grupos. Pídales que identifiquen los siguientes elementos:

¿Qué piensa la clase que están contando los escribas y por qué? Mire la estatua de Peshuper y el frasco en una imagen más grande. Fíjate cuán gordos están los escribas. ¿Por qué creen los estudiantes que a estos hombres les gustaría aparecer como gordos?

Con los recursos de Para el aula, explore los números y las matemáticas egipcias con la clase. Pruebe algunos problemas matemáticos egipcios simples. Desafíe a los grupos a hacer algunos ejercicios de suma y resta manualmente antes de verificar la respuesta con una calculadora. Pídales que cronometran cada proceso y que hagan una lista de las ventajas y desventajas de cada método para compartir con la clase.

La primera escritura egipcia estaba formada por imágenes y símbolos. Discuta cómo usamos los símbolos para comunicarnos hoy, por ejemplo, señales de tráfico, emoticonos, logotipos. Give students examples of hieroglyphs and ask them to collect images of modern signs and symbols that either look similar or have the same meaning. Make a display or presentation comparing the ancient and modern signs and ask students to label them with their meanings.

The Egyptians used the sound values of their pictograms to spell out words that were hard to draw, like names or ideas. Get students to explore how this worked by creating and solving picture rebus puzzles, for example, drawings of an eye and a deer for ‘idea’. After solving a few puzzles as a class, individual students can draw their own name as a rebus. Then, working in groups, they could create picture messages in rebus form for the rest of the class to decipher.

In much the same way as text message abbreviations, written Egyptian omitted vowels. Ask the class to translate a few text messages and to identify what makes this type of communication different from the normal written word. Discuss why people send texts. What are the advantages and disadvantages of this method of communication? Demonstrate how the Egyptians used determinative signs to avoid confusion.

Ancient Egyptian education was all about preparing young people for the jobs they would do as adults. Using the resources in For the classroom, list and discuss all the ways in which ancient Egyptian education was different from today. Compare the benefits of practical experience and theoretical knowledge. Ask students to work in pairs and imagine a conversation between an ancient Egyptian child and someone of the same age today. What are their daily lives like? What are they learning? When will they start work? How do they imagine their future?

As part of their education, Egyptian students had to copy texts known as ‘instructions’. As well as providing writing practice, these texts gave advice on how to behave at work and in private life. Look at the example of a student’s work in For the classroom and compare it with corrected work the students have. Print out a selection of Amenemopet’s maxims from For the classroom and give them to groups to discuss - you may need to adapt the language. Do students think these are still good advice today? You could ask them to select the most relevant examples and use them as the basis for a class assembly.

You might arrange to visit your local town hall to find out how modern administrators work. Look at jobs such as:

  • writing letters
  • ordering supplies
  • paying wages
  • filing documents
  • keeping records

Ask groups to find out how Egyptian scribes did these jobs, then collect images of modern office workers to display alongside.


Unravelling the literacy of the Egyptian Pharaohs

It is well known that only about one percent of ancient Egyptians mastered the difficult art of reading and writing hieroglyphics. But there is little information about the education of royal children and how many of the powerful rulers of Egypt learned this important skill. Researchers from Adam Mickiewicz University in Poland have examined ancient texts to find clues regarding the literacy of Egypt’s Dynastic rulers.

The most famous of all ancient Egyptian scripts is hieroglyphic. However, throughout three thousand years of ancient Egyptian civilisation, at least three other scripts – Hieratic, Demotic, and later on, Coptic – were used for different purposes. Using these scripts, scribes were able to preserve the beliefs, history and ideas of ancient Egypt in temple and tomb walls and on papyrus scrolls.

From left to right, examples of Hieratic, Demotic, and Coptic script. Photo source: Wikimedia

“For administrative documents and literary texts, ancient Egyptians used mainly hieratic, which was a simplified form of writing used since the Old Kingdom, the time of the builders of the pyramids in the third millennium BC. In the middle of the first millennium BC, even more simplified demotic appeared" said Filip Taterka, Egyptologist and doctoral student at the Institute of Prehistory in Adam Mickiewicz University.

Writing in Ancient Egypt—both hieroglyphic and hieratic—first appeared in the late 4th millennium BC during the late phase of predynastic Egypt. Los egipcios llamaban a sus jeroglíficos "palabras de dios" y reservaban su uso para propósitos exaltados, como comunicarse con divinidades y espíritus de los muertos a través de textos funerarios. Each hieroglyphic word both represented a specific object and embodied the essence of that object, recognizing it as divinely made and belonging within the greater cosmos.

By the Old Kingdom (2,600 – 2,200 BC), literary works included funerary texts, epistles and letters, hymns and poems, and commemorative autobiographical texts recounting the careers of prominent administrative officials. It was not until the early Middle Kingdom (2,100 – 1,700 BC) that a narrative Egyptian literature was created. This is believed to have been the result of the rise of an intellectual class of scribes and mainstream access to written materials. However, the overall literacy rate was still only around one percent of the entire population. The creation of literature was thus an elite exercise, monopolised by a scribal class attached to government offices and the royal court of the ruling pharaoh.

The Seated Scribe, a statue from Saqqarah dated 2600–2350 BC. Fuente de la foto: Wikimedia

According to Mr Taterka, evidence suggests that Egyptian royal children were taught hieratic, a simplified, cursive form of Egyptian hieroglyphs, while classical hieroglyphs were probably reserved for children who would enter the priesthood, and for the future heir to the throne.

"Relatively late sources suggest that even one of the first rulers of Egypt - Aha - mastered the writing skill. He was believed to be an author of a few medical treaties, although the reliability of this report is, of course, debatable," said Mr Taterka.

The researcher found numerous references to the Pharaoh’s skills in writing in the texts of the Pyramids, and archaeological evidence, such as writing implements showing traces of use found in the tomb of Tutankhamun, further support the belief that royal rulers were literate.

"The most famous Egyptian text that speaks of the royal literacy is the Prophecy of Neferti. It is a story concerning the first king of the fourth dynasty - Sneferu. In the story, the ruler writes down the words of Neferti - the wise man from the East- on papyrus. Although this story cannot be treated as proof of literacy of Sneferu himself, since it was created a thousand years after his reign, it clearly shows that at least in the time of the 12th dynasty, the Egyptians could imagine such a situation," said Mr Taterka.

The researcher explained that knowledge of hieroglyphics was necessary to fulfil the Pharaoh’s royal duties, which included religious rituals, during which the ruler would recite sacred texts. The ruler was the only intermediary between gods and humans and was often identified with the god Thoth, the inventor of the hieroglyphs.

While it may appear as an obvious conclusion that the elite were literate in hieroglyphics, the same was not true in other civilisations. According to Taterka, most of the royals of Mesopotamia did not have a command of the cuneiform script, which may have been due to the fact that it was a lot more difficult to master.

Featured image: Photo of a relief-section of hieroglyphs in the great temple of Ramses II in Abu Simbel. Fuente de la foto: Wikimedia

Abril

April Holloway is a Co-Owner, Editor and Writer of Ancient Origins. For privacy reasons, she has previously written on Ancient Origins under the pen name April Holloway, but is now choosing to use her real name, Joanna Gillan.


Facts about Egyptian Writing 7: the scripts

There are two types of scripts. Both are the demotic or popular scripts and hieratic or priestly scripts. The Greek, demotic and hieroglyphic are available in Rosetta stone. Look at facts about Egyptian music here.

Facts about Egyptian Writing 8: the late survival of Hieroglyphs

During the 6th and 5th centuries BC, Hieroglyphs were still employed. At that time, Persian was the ruler. The usage was continued when Egypt was conquered by Alexander the Great.

Facts about Egyptian Writing


Ancient Egyptian Writing - History


Papiro de Ani from the Bridgeman Art Library
[Public Domain]

The Ancient Egyptians used picture words to write called hieroglyphics. It is a very old form of writing that they starting using as early as 3000 B.C. Hieroglyphics was a very complicated way of writing involving 1000s of symbols. Some of the symbols represented sounds, like our letters, and other's represented entire words.

More about Hieroglyphics

  • It could be written in almost any direction left to right, right to left, or top to bottom. The reader would figure out which way to read it by the direction of the symbols.
  • They didn't use any punctuation.
  • One of the goals in writing hieroglyphics was that the writing would look like art and be beautiful to look at.
  • A single picture symbol could stand for a whole word, called an ideogram, or a sound, called a phonogram. For example, a picture of an eye could mean the word "eye" or the letter "I".

Since writing in hieroglyphics was so complicated, it took years of education and practice to be able to do it. The people who trained to write were called scribes. They would start training at a very young age of six or seven.

Being a scribe was a good job in Ancient Egypt. Scribes didn't have to pay taxes or enter the army. They were very highly thought of and only the children of the wealthy got the opportunity to train as scribes.

The Ancient Egyptians often wrote on tablets or walls, but they also wrote on a type of paper called papyrus. Papyrus paper was made from a tall reed like plant called Papyrus. The Egyptians would use strips of the inner stem of the plant to make the paper. They would make two layers of strips one horizontal and the other vertical. Then they would cover it in a linen cloth and apply pressure with a mallet or stones. The strips would bind together over time making a single flat sheet to write on.


Rosetta Stone
Source: the website of the European Space Agency

In 1799 a French soldier found a special stone in the city of Rosetta. This stone had the same message written in both hieroglyphics and Greek. This was important because it helped to translate what the hieroglyphics said and could be used to help translate other hieroglyphics as well.


Ver el vídeo: Escritura Egipcia