Idunn: la diosa rejuvenecedora que mantiene jóvenes a las deidades nórdicas

Idunn: la diosa rejuvenecedora que mantiene jóvenes a las deidades nórdicas

Idunn (Iðunn) es una de las diosas más importantes de la mitología nórdica. Puedes adivinar lo preocupados que estarían los otros dioses si algo le sucediera a ella.

Uno de los mitos nórdicos más conocidos se conoce como "El secuestro de Iðunn", en el que se demuestra cuán importante era esta diosa para las otras deidades nórdicas. En este mito, los otros dioses y diosas nórdicos comienzan a envejecer después de que Idunn fuera secuestrada; tenían que hacer todo lo posible para recuperarla.

De izquierda a derecha: Iðunn, Loki, Heimdallr y Bragi. Ilustración de una escena del poema Hrafnagaldr Óðins.

¿Quién era Idunn?

Según la creencia nórdica, Idunn era un Æsir, una de las dos tribus de deidades del panteón nórdico. En las fuentes literarias, se la representa como la esposa de Bragi, el dios escáldico de la poesía. También se cree que es la diosa que poseía los frutos que permitían a los dioses mantener su juventud.

  • ¿Divino, prohibido y peligroso? Manzanas mágicas en la mitología antigua
  • Frigg: Reina de Asgard, amada diosa nórdica, madre
  • ¿Dónde está Vanaheimr, la tierra de los dioses nórdicos de la naturaleza?

Bragi sentado tocando el arpa, Iðunn parado detrás de él. (1846) Por Nils Blomm ér.

Por cierto, los nórdicos creían que sus dioses no eran inmortales y, por lo tanto, los frutos de Idunn eran extremadamente valiosos para ellos. Si bien se dice comúnmente que esta fruta era manzanas, se ha señalado que la palabra nórdica antigua para manzana era "epli", y que se usaba para denotar cualquier tipo de fruta o nuez.

Por lo tanto, la presencia de Idunn en Asgard era de suma importancia, ya que de esta diosa dependían todas las demás deidades nórdicas. Los dioses enfrentaron terribles consecuencias si no tenían acceso a sus frutos de inmortalidad, y esto se ve claramente en el famoso mito conocido simplemente como "El secuestro de Iðunn". Este mito se puede encontrar en el Skáldskaparmal, un libro en el Prosa Edda , y se le dice que sea Bragi a Ægir, un jötunn del mar, durante un banquete en Asgard.

Idunn con manzanas. ( CC BY SA )

El secuestro de Iðunn

La historia comienza con el viaje de Odin, Loki y Hoenir desde su hogar en Asgard hasta un lugar desolado donde era difícil encontrar comida. Finalmente, encontraron una manada de bueyes en un valle abierto, tomaron uno de ellos y comenzaron a cocinarlo. Cuando pensaron que el buey estaba cocido, fueron a comprobarlo. Para su gran sorpresa, todavía estaba crudo.

Intentaron cocinar el buey por segunda vez, pero volvieron a fallar. Fue entonces cuando los dioses escucharon una voz desde el roble sobre ellos, informándoles que era responsable de hacer que el buey permaneciera crudo. Cuando los dioses miraron hacia arriba, vieron un águila enorme, que resultó ser el jötunn Þjazi. El águila hace un trato con los dioses, diciéndoles que desharía la magia que le había puesto al buey a cambio de una porción.

Loki, Odin y Hoenir intentan cocinar, pero Þjazi los detiene.

Los dioses estuvieron de acuerdo con esto, y Þjazi voló hacia abajo, rasgando las partes más selectas con sus afiladas garras. Esto enfureció a Loki, quien agarró un poste para atacar al jötunn. Loki balanceó el poste tan fuerte como pudo, causando que se atascara en la espalda del águila. Þjazi comenzó a volar hacia arriba, con un extremo del poste en su cuerpo y el otro en las manos de Loki. Aferrándose al poste en el aire, Loki sintió que le arrancarían los brazos de los hombros y le rogó a Þjazi que lo soltara. El jötunn se negó a hacerlo a menos que Loki le trajera a Idunn y sus frutos de la inmortalidad. A esto, el dios tramposo estuvo de acuerdo y fue liberado.

Cuando Loki regresó a Asgard, se acercó a Idunn y le dijo que había visto frutas en un bosque en las afueras de Asgard que parecía el suyo y le pidió que lo acompañara con sus frutas para hacer una comparación. Se enamoró del truco de Loki, y cuando la pareja llegó al lugar, Þjazi secuestró a la diosa y se la llevó a su morada en Jötunheim.

Loki e Idunn.

Mientras tanto, en Asgard, los dioses y diosas comenzaron a envejecer y se reunieron para una reunión en la que Loki estaba ausente. Sospechando que el dios de la travesura tenía algo que ver con la desaparición de Idunn, lo apresaron y descubrieron lo que había hecho. Amenazado con la tortura y la muerte, Loki prometió recuperar a Idunn.

  • Reservado para los dioses: solo dos humanos han probado los melocotones chinos de la inmortalidad
  • La saga de Gisla: una historia islandesa de amor, familia y venganza
  • Freyr y Gerd: Dios nórdico enfermo de amor en busca de giganta

Recuperar a la diosa de la juventud

Tomando prestado el plumaje de halcón de Freyja, Loki voló a Jötunheim como un halcón. Mientras Þjazi estaba en el mar, Loki encontró a Idunn solo en la casa de los jötunn. Convirtiéndola en una loca, Loki la levantó y comenzó su vuelo de regreso a Asgard. Cuando Þjazi regresó, notó que la diosa había desaparecido, se convirtió en un águila y comenzó a perseguir a Loki.

"Allí estaba sentada Idun con su hermoso cabello cayendo sobre sus hombros". La diosa Iðunn, con la mano en su eski (un pequeño cofre), rodeada de manzanas. Þjazi, en forma de águila, aparece en la esquina.

Los Æsir se prepararon para la llegada de Þjazi. Justo en las afueras de Asgard, los dioses prepararon una pila de virutas de madera, que encendieron cuando Þjazi se acercó. Las plumas del águila se incendiaron y Þjazi cayó al suelo, donde fue asesinado por los dioses. Fue así como Idunn fue devuelto a los dioses y su juventud volvió una vez más.

Idunn y las manzanas de la juventud.


Diosas vikingas olvidadas

Frigg era la reina del panteón vikingo, la esposa de Odin y la madre del amado dios Baldr. Sin embargo, Freyja -Diosa de la magia, la guerra, el amor erótico y el tesoro- fue probablemente la deidad femenina más venerada y popular en la era vikinga. Nunca lejos de la mente del vikingo estaba Corrió, la diosa del mar. Muchas historias de estas diosas nos llegan a través de los poemas eddic, las sagas y las obras de maestros de la tradición medieval como Snorri Sturluson (1179-1241).

Otras diosas nos han dejado menos historias pero seguían siendo muy importantes. Había Idunn, la diosa bendita de la juventud y la primavera. Los amantes de la tradición nórdica también saben Sif, la hermosa esposa de Thor, y cómo Loki reemplazó su cabello robado con mechones de oro vivo.

Skaði (o Skathi / Skadi) era la protectora de la naturaleza que esquiaba en la nieve y era tan feroz que incluso los dioses le pagaron una compensación en lugar de luchar contra ella. Skaði se conoce alternativamente como Öndurguð ('dios del esquí' nórdico antiguo) y Öndurdís.

Pero los vikingos también tenían muchas otras diosas. Desafortunadamente para nosotros, la tradición vikinga era una tradición oral, no escrita. Para cuando alguien escribió estas historias (a partir del siglo XII), muchas de ellas se habían perdido. Este artículo analizará los rastros de información que quedan sobre estas diosas vikingas olvidadas, quiénes eran y qué pistas nos dan sobre las personas que las adoraban.

¿Cuántas diosas vikingas había?

Entonces, ¿cuántas diosas adoraban los vikingos? Esta parece una pregunta sencilla, pero no lo es. Snorri Sturluson es nuestra mejor fuente de respuestas porque fue un prodigioso maestro del saber que escribió apenas unos cien años después de los vikingos. Snorri escribió el Prosa Edda, una especie de manual para preservar la poesía nórdica. También escribió el Heimskringla (Historia de los reyes de Noruega) y varias otras sagas. En el Edda poética, Snorri ofrece una lista de 16 diosas Aesir. Pero antes de que termine su libro, menciona varios otros que no están incluidos en su lista.

Aunque Snorri es una fuente excelente, a veces es imperfecto. No se avergüenza de introducir inclinaciones cristianas para atraer a sus lectores medievales. También estaba limitado por el tiempo y la distancia. Escribiendo en la Islandia del siglo XIII, no siempre pudo haber sabido a quién adoraban las personas en la Suecia del siglo IX, por ejemplo.

Otra dificultad con las diosas vikingas es que no siempre hay una distinción clara entre un dios / diosa y un Jötunn (plural, Jötnar). "Jötunn" generalmente se traduce como "gigante" en inglés, pero el significado real de la palabra era más como "titán", una criatura sobrenatural que por lo general, pero no siempre, era hostil a los dioses. Los Jötnar podían ser amantes, esposas , o padres de dioses. Algunos dioses, como Skathi y Loki, eran Jötnar que habían sido adoptados por la tribu Aesir.

Al igual que la sociedad vikinga, los dioses se dividieron en tribus, a saber, los Aesir y los Vanir. Los Aesir y Vanir intercambiaron miembros para mantener la paz, tal como lo hicieron las tribus humanas. También puede haber algunos dioses no afiliados, como la madre de Thor, Jörð (la Diosa de la Tierra, o al menos un diosa de la tierra).

El mundo vikingo era un lugar embrujado por los espíritus. Había otros seres sobrenaturales además de dioses y gigantes. Había Nornas (los espíritus que gobernaban o administraban el Destino) y Valquirias. Estaban los Disir (los espíritus rectores femeninos de los Ancestros) y el Fylgja (espíritus de los animales guía, similar quizás al Patronus en la serie de Harry Potter). Había elfos, enanos, trolls y Väsen (espíritus y criaturas de la tierra). Por lo tanto, quién era una diosa y quién no podía ser una pregunta delicada, y probablemente no una en la que los vikingos habrían pasado tiempo. Los vikingos buscaban ayuda en todos estos espíritus, y los tenían a todos asombrados. Hicieron ofrendas (llamadas manchas) a estos diversos espíritus, también, en lugares designados y en momentos específicos.

¿Quién es Dios de qué en la tradición vikinga?

Acostumbrados a los mitos griegos, romanos o egipcios, solemos pensar que los dioses antiguos presiden una cosa u otra. Marte es el dios de la guerra, Venus es la diosa del amor, etc. Sin embargo, los dioses y diosas de los vikingos no eran exactamente así. Las deidades nórdicas se parecían más a las personas, es decir, tenían personalidades, relaciones y esferas de influencia superpuestas.

Aunque había mucho más en una deidad vikinga que ser "el Dios del Trueno" o "la Diosa del Amor", todavía podríamos hablar de ellos de esa manera. Esto se debe simplemente a que nos ayuda a las personas modernas a aprender los conceptos básicos de sus atributos a medida que nos familiarizamos con ellos. En el caso de estas "diosas perdidas" que veremos ahora, sus características básicas pueden ser todo el conocimiento que realmente permanece disponible.

Las diosas perdidas

Además de Frigg, Freyja, Skathi, Sif, Jörð, Corrió y Idunn, los Eddas hablar de las siguientes diosas:

Saga es la segunda diosa de la que habla Snorri después de Frigg, lo que sugiere que tiene un estatus muy alto. Pero el Edda Más tarde dice que Freyja está a la par con Frigg. Si esta paridad es así, la ubicación de Saga en la lista puede sugerir que ella es tercera en el panteón, aunque esto podría ser una construcción artificial o una conclusión errónea. Todo lo que se nos dice sobre Saga es que vive en una gran mansión llamada Sokkvabekk. La palabra "saga" significa "decir", por lo que Saga puede ser una diosa de la poesía. Dado que la poesía era indispensable para los vikingos, esto explicaría su alto rango. El más notable de los dioses de la poesía (además de Odin) es Bragi. Pero sabemos que los vikingos tenían poetas y escaldos (bardos), por lo que no nos sorprendería encontrar una diosa de la poesía también.

Eir es la tercera diosa mencionada en este pasaje en el Prosa Edda. Eir es la diosa de la medicina y "la mejor de los médicos". Se conocen pocos detalles sobre la medicina vikinga. Según las impresiones de la tradición y de los libros de medicina popular islandeses posteriores, parece que la medicina vikinga estaba mezclada con magia, oraciones y supersticiones. Pero también se desprende del registro literario e histórico que algunos vikingos La medicina fue eficaz. Héroes históricos como Harald Hardrada y héroes de la saga como Gunnlaug Lengua de serpiente sufrieron graves heridas en el campo de batalla, pero se recuperaron por completo. Héroes de la saga como Egil Skallagrimson demuestran que la medicina no era solo una habilidad especializada, sino un talento dentro del reino de cualquier hombre o mujer cultos.

Gefjun y Fulla se mencionan una al lado de la otra, y ambas reciben la distinción de "diosas vírgenes". En las sociedades nórdicas (y otras tradicionales), esto tiende a sugerir juventud. De hecho, se menciona que Fulla tiene el cabello suelto que fluye de una banda dorada alrededor de su cabeza (un rasgo que alguien en esa época esperaría de una joven adolescente). se asocia con Frigg y la atiende como sirvienta o dama en espera. Lleva la “caja cenicienta” de Frigg (no se ofrece ninguna explicación), cuida sus zapatos e intercambia secretos con la Diosa Reina.

De la poca información que se nos ofrece, Gefjun (“La que da”) resulta mucho más sobria y madura que Fulla. "Ella es una doncella, y todos los que mueren como vírgenes la sirven". Esta línea críptica parece establecer un tipo alternativo de “Valhalla” para mujeres y niñas que murieron antes de su tiempo o vivieron vidas no tradicionales. Pero, como de costumbre, ahora no se puede obtener ningún detalle. Gefjun (deletreada alternativamente como Gefion) se menciona en la mayoría de las listas de Aesir, lo que subraya su importancia en el panteón.

En otra sección de la Prosa Edda, Snorri da una versión completamente diferente de Gefjun. En esta sección, Gefjun es la madre y consorte de un rey que, a través de sus poderes sobrenaturales, forja la isla de Sjaelland (Zelanda) en Dinamarca. Una creencia común es que uno de los objetivos de Snorri en el Prosa Edda es alinear la tradición pagana nórdica con la historia legendaria, por lo que no está claro qué parte de este relato de Gefjun es auténtico. En el poema Eddic Lokasenna, Loki también acusa a Gefjun de ser cualquier cosa menos virginal. Por lo tanto, no es improbable que 1) haya al menos dos tradiciones diferentes de esta diosa, o 2) el papel de Gefjun haya sido algo mal entendido. Puede ser más útil considerar a Gefjun como una diosa creativa y diosa de la generosidad que como una diosa restrictiva de la castidad o la inocencia.

Diosas del amor

Los vikingos tenían al menos tres diosas del amor además de Freyja. El primero de estos fue Sjofn, que "dirigió los pensamientos de hombres y mujeres hacia el amor". El segundo fue Lofn (cuyo nombre significa "Loving" y es casi con certeza la fuente de la palabra inglesa "love"), quien era la diosa de las uniones matrimoniales. Hombres y mujeres acudían a Lofn en casos de amor prohibido o cuando el objeto de su deseo parecía imposible de obtener.

Var era una diosa del amor que mantenía los juramentos de los amantes en una confianza sagrada. Ella se vengó de hombres o mujeres que no eran fieles a estos juramentos. Puedes leer más sobre el amor romántico en la era vikinga. aquí.

Diosas protectoras y diosas de la sabiduría

los Prosa Edda luego describe una serie de diosas protectoras de la sabiduría y la astucia. El primero de estos es Vor, cuyo nombre significa "Cuidado". Vor es tan sabia y conocedora y "indaga tan profundamente" que no se pierde nada. Vor parece representar "la intuición de las mujeres". En la poesía y las sagas vikingas, es común encontrar mujeres elogiadas por su sabiduría, astucia y juicio.

La siguiente de estas diosas se llama Syn, lo que significa rechazo. Syn es la diosa de las cerraduras, puertas y portones (lo más probable es que tanto en el sentido literal como en el figurado). La esfera de influencia de Syn se extendió a los tribunales de justicia. La ley y los litigios eran pasiones de los vikingos (lo creas o no) y explican gran parte de la acción de las sagas. El nombre de Syn se convirtió en sinónimo de maniobras defensivas en las batallas legales en Islandia y los estados fronterizos nórdicos.

Hlin (cuyo nombre significa "Protector") es el agente de Frigg que ayuda a los bendecidos por esa diosa a encontrar seguridad y escapar de sus enemigos. El nombre de Hlin se convirtió en sinónimo de "tranquilidad" (hleiner) porque podía ayudar a las personas a superar sus problemas.

Por último, pero no menos importante en esta categoría, está la diosa. Snotra. Snotra es sabio y cortés, fuerte de mente pero hábil con las palabras. El nombre de Snotra se aplicó para la palabra nórdica antigua, "mocoso, ”Que era un término honorífico para un hombre o una mujer inteligente. El autor de Beowulf usó la palabra snotra para "sabio" y "prudente".

Diosas mensajeras y seres celestiales

La diosa mensajera se llama Gna. Algo así como una mujer nórdica Mercury, Gna viaja por los cielos haciendo recados para Frigg. Ella monta un caballo mágico, volador y que pisa el mar llamado Hofvarpnir (nórdico antiguo: "Kicker de cascos"). Algunos han teorizado que ella es la "diosa de la plenitud". Ver a Gna podría ser un presagio de eventos peligrosos o auspiciosos.

Sol es el nombre de la diosa del sol vikinga. En la mayor parte del paganismo indoeuropeo, el sol es masculino. Pero los vikingos pensaban en el sol como una diosa que cruzaba los cielos en un carro en llamas, perseguida por lobos malvados. El carro de Sol está hecho de chispas de Muspellheim (el Mundo del Fuego). Sus caballos se llaman Arvak y Alvsinn. Se da a entender (pero no es seguro) que Sol era originalmente una mujer mortal pero se convirtió en una diosa.

Otra de esas diosa es Bil, una niña que sigue a la luna (el dios Mani). Bil y su hermano Hjuki pueden referirse a planetas como Venus y Marte que a menudo se ven cerca de la luna creciente, pero esto nunca se detalla realmente. Muchos pueblos antiguos dependían de la astronomía y la astrología como sustento. Los vikingos habrían confiado en tal comprensión para navegar y cultivar. Sin embargo, no nos han llegado detalles sobre las concepciones vikingas de la astronomía, solo pistas enterradas en su poesía. Cualquier conocimiento detallado que pueda haber existido se pierde con la tradición oral.

Hijas de Rán

La diosa del mar, Rán, estaba casada con Aegir, el "anciano del mar" de Jötun. Tenían nueve hijas, que se encargaban de las olas. Los nombres de estas hijas transmiten el asombro que los vikingos tenían por el mar, con toda su emoción, desafíos y terrores. Estas diosas incluidas Blóðughadda (Cabello ensangrentado), Dröfn (Mar espumoso), Hefring (Mar de elevación), Dúfa (Cabeceo), Uðr (Espumando), Himinglæva (Transparente), Kolga (Frío), Hronn (Welling), y Bylgja (simplemente, Ola).

Los estudiosos han especulado que las nueve hijas de Rán podrían ser las mismas que las nueve madres de Heimdalr, lo que significa que el poderoso dios nació de las olas. Sin embargo, esto se disputa.

Sigyn es la devota esposa del famoso dios de la travesura y la malicia, Loki. Ella es la madre de al menos dos de los hijos de Loki, llamados Váli, Nari y / o Narfi, todos los cuales parecen estar asociados con los muertos. Sin embargo, la descendencia mucho más aterradora de Loki, Fenrir el Lobo, Jormungundr la Serpiente Enrollable del Mundo y Hel, la Reina del Inframundo, no eran los hijos de Sigyn, sino que nacieron del temible Jötunn Angrboða (Portador de Dolor). El nombre de Sigyn significa algo así como "Compañero de la victoria" o "Amante de la victoria", por lo que se cree que Sigyn era una diosa de la victoria. Sin embargo, como tantas mujeres que no encajan, la fama y la gloria que pudo haber tenido alguna vez fueron reducidas por las fechorías de su marido.

Loki se gana la ira de los dioses al orquestar el asesinato del amado dios Baldr. Cuando los dioses finalmente lo atrapan, transforman a uno de los hijos de Sigyn (Váli o Narfi) en un lobo. El hombre lobo luego abre a su hermano Nari, y los dioses atan a Loki con las entrañas de su hijo. La diosa Skaði (que odia a Loki por una variedad de razones y que una vez esperó casarse con Baldr) luego suspendió una serpiente venenosa sobre la cabeza de Loki. La serpiente gotea veneno sobre el dios atado, pero Sigyn se queda junto a su esposo, atrapando las gotas de veneno en un cuenco para que Loki no sufra. Sin embargo, cuando el cuenco se llena, Sigyn debe abandonar la cueva del tormento para tirar el líquido cáustico. Mientras ella no está, Loki recibe su castigo y se sacude y grita de agonía. Los vikingos creían que esta era la causa de los terremotos y otros fenómenos sísmicos. El poema Eddic Völuspá dice que Sigyn se siente miserable con este destino, aunque si está enojada con el trato de su esposo o enojada con él por merecerlo (o ambos) está abierto a interpretación. Aún así, la imagen de la incansable vigilancia, lealtad y autosacrificio de Sigyn ha inspirado a muchos artistas durante los últimos mil años o más. Sigyn puede ser una diosa de la victoria, pero es un símbolo de devoción.

Diosas oscuras

En el Saga de los Jomsvikings, Hákon Sigurdsson (que no debe confundirse con Hákon el Bueno) defiende su reino en Noruega contra una fuerza de daneses y héroes de élite Jomsviking. Cuando la marea se vuelve contra Hákon, intenta conseguir la ayuda de dos diosas, Þorgerðr Hölgabrúðr (Thorgerdr Holgi's-bride) y su hermana, Irpa.

El nombre "Hölgabrúðr" no solo implica la esposa de Holgi (el legendario fundador de la provincia de Holgaland) sino que Thorgerdr es la esposa / protectora de Holgaland / Hörðaland. Por lo tanto, se cree que Þorgerðr e Irpa son dos diosas locales de protección y abundancia. Incluso podemos especular que podrían haber sido Vanir, aunque esto nunca se dice expresamente.

Pero luego la historia da un giro para peor.

Cuando las oraciones y las ofrendas de Hákon no funcionan, recurre a un sacrificio humano. Cuando el sacrificio humano tampoco trae un presagio del favor de las diosas, Hákon sacrifica a uno de sus propios hijos. Finalmente interesados, Þorgerðr Hölgabrúðr e Irpa dan la victoria a los vikingos noruegos de Hákon en una batalla naval sobre los daneses y los jomsvikingos. Los Jomsvikings supervivientes son capturados y se enfrentan a la ejecución estoicamente en el clímax de la saga.

Þorgerðr Hölgabrúðr e Irpa se mencionan en varias otras sagas, a menudo en asociación con Hákon. Por lo general, se mencionan juntos, aunque a veces Þorgerðr se menciona solo. Hay registros de un templo en el sur de Noruega (cerca de Gudbrandsdal) donde Thor se unió a estas dos diosas. Desafortunadamente, no se sabe mucho más sobre ellos.

El sacrificio humano era una característica de los vikingos y otras religiones paganas germánicas, sin embargo, generalmente se reservaba para situaciones extremas. El sacrificio de Hákon de su hijo, por lo tanto, es plausible, pero puede ser simplemente un tropo dramático en la saga Jomsviking orientada a la acción. La saga Jomsviking incluso llama a Þorgerðr Hölgabrúðr ‘Þorgerðr Hörga-troll’, convirtiendo a esta diosa local en una oscura y sanguinaria tramposo de batallas. En otras sagas, esta personificación negativa continúa, con Þorgerðr Hölgabrúðr asociado con profecías de muerte y nigromancia. Desafortunadamente, es imposible saber qué es auténtico y qué es sesgo posterior. La historia la escriben los ganadores, por lo que la confusión y la difamación son comunes cuando se trata de diosas abandonadas. Dicho esto, el mundo de nuestros antepasados ​​era un lugar difícil, donde no todas las personas (y no todas las fuerzas sobrenaturales) habrían sido justas o amables.

Diosas de los muertos

Los vikingos pensaron que los muertos pueden terminar en varios escenarios de la vida después de la muerte, incluido Valhalla (el Salón de los Muertos, donde residían los guerreros de Odin) y Hel. Nuestra palabra inglesa "Hell" se deriva de estas mismas leyendas ancestrales de Hel. El inframundo vikingo estaba simultáneamente "norte" y "debajo" en un reino que estaba para siempre fuera de su alcance hasta que era imposible escapar. Sin embargo, Hel no era un lugar de castigo. Escribiendo más tarde, Snorri habla de áreas en Hel donde los infieles y traidores sufrieron, pero esto podría haber sido 1) sincretismo cristiano o 2) solo una característica o ubicación dentro de Hel. Los aspectos de Hel se describen en varios poemas eddic, entre ellos Alvissmal y Calvas draumar. En estos poemas, Hel parece un lugar melancólico, pero vagamente paralelo al mundo de los vivos.

La Reina de Hel es la diosa, Hel. Hel es la hija de Loki, el notorio dios de los problemas, de su relación ilícita con el Jötunn, Angrboda (Tractor de tristeza). Hel tiene hermanos, incluido el lobo, Fenrir, y la Serpiente que enrolla el mundo, Jörmungandr. Hel es un personaje complejo que merece su propio artículo, que se publicará próximamente. Hel está destinado a liderar las fuerzas de los muertos contra los dioses en Ragnarok.

Una diosa del inframundo pasada por alto es Nanna, la esposa de Baldr e hija o el ser cósmico no especificado, Nep. Baldr era el más amado de los dioses. Cuando fue asesinado por la traición de Loki, el corazón de Nanna estalló y fue quemada a su lado en el entierro del barco de Baldr. Nanna aparece más tarde en Hel, bebiendo hidromiel al lado de Baldr. Después de Ragnarok, Baldr está destinado a la reencarnación en el mundo renacido. Quizás Nanna también lo esté. Hasta entonces, esta dulce diosa es un símbolo de la belleza del amor perdido en la muerte, que sobrevive en la memoria.

Sons of Vikings es una tienda en línea que ofrece cientos de artículos inspirados en los vikingos, que incluyen joyas vikingas, ropa vikinga, cuernos para beber, artículos de decoración del hogar y más.

Para obtener más información sobre la historia de los vikingos, recomendamos nuestro libro homónimo de más de 400 páginas que está disponible aquí.


Idun (= "siempre joven", "rejuvenecedor") es la diosa nórdica de la juventud, pero también se la asocia con el amor, la fertilidad, el conocimiento y la muerte. Según los mitos antiguos, está casada con su compañero dios Bragi.

Idun es el custodio de las manzanas de la eterna juventud, que se dice que mantienen a los dioses nórdicos, los Aesir, por siempre jóvenes y poderosos. Según el mito, los gigantes una vez secuestraron a Idun para que los dioses comenzaran a envejecer y se marchitaran, pero Idun fue rescatado por Loki.

Hace 900 años, el monstruoso Fenris el Lobo tramó un plan a largo plazo para conservar sus energías para el fin del mundo. Organizó una cena de reconciliación para sus enemigos, los Aesir, y los engañó para que comieran trozos de su propia carne y bebieran su sangre, almacenando así sus recuerdos y poderes en vasos divinos. Idun fue uno de esos invitados al banquete. (Según el propio Fenris, hizo esto para proteger su esencia de su propia naturaleza como destructor, para evitar volverse contra sí mismo y devorar todos sus propios recursos antes de que llegara el momento de lanzar su ataque final a la creación).

En los tiempos modernos, cuando Fenris finalmente decidió lanzar su gran plan, se alió con dos deidades malévolas compañeras, Abonsam de África Occidental y Bet Jo'gie Etta Hi Ee de los navajos. Mediante el engaño y el engaño, Abonsam y Bet Jo'Gie Etta Hi Ee ayudaron a Fenris a encontrar y devorar a sus viejos enemigos. Idun fue atraído a la Tierra por Bet Jo'gie y luego fue asesinado y devorado por Fenris.


¿Quién era Idun?

Idun es la diosa de la juventud y fue muy apreciada ya que sus manzanas mantenían a los dioses jóvenes y robustos. Los lleva en un cenicero (sin duda relacionado con Yggdrasil). Ella es la única que puede entregar estas manzanas, lo que le valió el nombre de doncella de los dioses.

Debido a esta conexión, a menudo se la considera una diosa de la fertilidad, la sexualidad y los niños.

Encontrará menciones de Idun en las Eddas, y los hallazgos de enterramientos arqueológicos históricos han incluido manzanas y otros símbolos de la eterna juventud, lo que da fe de la popularidad de esta diosa.

El nombre Iðunn significa & # 8220ever joven, & # 8221 o & # 8220 el rejuvenecedor & # 8221. Como el inglés moderno no tiene el carácter (ð), se la conoció como Idun.

El gigante que intentó robarle la juventud a los dioses

Loki, descontento por el turno del gigante Thiazi tomando más carne cocida de la que le correspondía, decidió que el gigante necesitaba ser castigado por su codicia.

Loki tomó un palo y comenzó a golpear al gigante (que en este momento estaba disfrazado de un águila enorme).

El poste se atascó en las garras del águila, y Loki no pudo soltar el otro extremo y fue arrastrado por el suelo y golpeado contra troncos de árboles y rocas irregulares hasta que quedó medio magullado.

Thiazi se negó a dejar de arrastrarlo hasta que Loki accedió a hacer algo por él & # 8211 robarle a los dioses su mortalidad, también conocido como darle al gigante Idun y sus manzanas doradas.

Aunque sabía las consecuencias, Loki estuvo de acuerdo.

No mucho después, se encontró con Idun cuidando sus manzanas doradas. Aprovechando su oportunidad, le dice casualmente que él & # 8217 parecería algunas manzanas aún más bonitas justo afuera de las puertas de Asgard.

Tan pronto como salieron por la puerta, Thiazi bajó en picado y se llevó a Idun a Jotunheim (el mundo donde vivían los gigantes).

Sin las manzanas de Idun, los dioses comenzaron a envejecer y su cabello se volvió blanco, y el esposo de Idun no podría componer poesía sin ella.


Iðunn y Eden & # 8211 Comparando mitos nórdicos y judeocristianos

Dado que es la temporada de otoño, cuando las manzanas caen de los árboles, pensé en discutir uno de mis mitos favoritos, que es el de la diosa nórdica Iðunn.

Iðunn es el guardián de las manzanas Asgard & # 8217s, que mantienen a los dioses jóvenes. Se dice que su nombre significa & # 8220ever joven & # 8221, & # 8220rejuvenator & # 8221, o & # 8220the rejuvenecedor & # 8221. Es la esposa de Bragi, y se la retrata como una diosa amable y hermosa.

Por alguna razón, ella es una parte necesaria de los Dioses que retienen su juventud, ya que necesitan que ella les entregue las manzanas. Cuando Loki la atrae de Asgard, los dioses se deterioran rápidamente, se vuelven viejos, débiles y grises, y solo se vuelven jóvenes de nuevo cuando ella regresa. Una manzana al día no solo mantiene alejado al médico, ¡también evita la vejez! Los dioses de Asgard continúan este ritual para sobrevivir hasta Ragnarok.

Parece que Iðunn es una diosa de la fertilidad:

Algunas historias que sobreviven sobre Iðunn se centran en sus manzanas que mantienen la juventud. La erudita inglesa Hilda Ellis Davidson vincula las manzanas con las prácticas religiosas del paganismo germánico. Ella señala que se encontraron cubos de manzanas en el cementerio del barco Oseberg del siglo IX en Noruega y que las frutas y nueces (Iðunn ha sido descrito como transformado en una nuez en Noruega). Skáldskaparmál) se han encontrado en las primeras tumbas de los pueblos germánicos en Inglaterra y en otras partes del continente europeo que pueden haber tenido un significado simbólico y también que las nueces son todavía un símbolo reconocido de fertilidad en el suroeste de Inglaterra.

Davidson señala una conexión entre las manzanas y los Vanir, un grupo de dioses asociados con la fertilidad en la mitología nórdica, citando un ejemplo de once & # 8220 manzanas doradas & # 8221 que Skírnir le dio para cortejar a la hermosa Gerðr, quien actuaba como mensajero del mayor. Vanir dios Freyr en las estrofas 19 y 20 de Skírnismál. En Skírnismál, Gerðr menciona al asesino de su hermano en la estrofa 16, que Davidson afirma que ha dado lugar a algunas sugerencias de que Gerðr pudo haber estado conectado con Iðunn ya que son similares de esta manera. Davidson también señala una conexión adicional entre la fertilidad y las manzanas en la mitología nórdica en el capítulo 2 de la Saga Völsunga cuando la diosa mayor Frigg envía al rey Rerir una manzana después de que ora a Odin por un niño, el mensajero de Frigg (disfrazado de cuervo) deja caer la manzana en su regazo mientras se sienta en lo alto de un montículo. El consumo de manzana de la esposa de Rerir y # 8217 da como resultado un embarazo de seis años y el nacimiento por cesárea de su hijo, el héroe Völsung.

¿Cómo se mantiene un pueblo (una raza) & # 8220young & # 8221? Al tener continuamente más hijos a través de las generaciones, continuando nuestros linajes y tradiciones.

La manzana no cae lejos del árbol.

¿Qué le está pasando a la raza blanca en este momento? Estamos envejeciendo y envejeciendo, y están naciendo menos niños blancos para continuar el ciclo de rejuvenecimiento. Hemos perdido los regalos de las manzanas Iðunn & # 8217s.

& # 8220Fruit of the uter & # 8221 también se menciona en la Biblia, mostrando la asociación de tener hijos con el don del fruto.

Let us now consider the story of Eden, which seems to be an obvious phonetic connection to the Nordic goddess. As we all know, Eve is “tricked” into disobeying the psychopathic deity Yahweh by the serpent who has wrapped himself around the tree, and she convinces Adam to eat the apples with her. (It should be noted that a serpentine dragon also guards Hera’s golden apples, which are tended by the Hesperides aka Seven Sisters.)

“You must not eat fruit from the tree that is in the middle of the garden, and you must not touch it, or you will die,” says the God of the Abrahamics. The serpent tells Eve, “You will not surely die. For God knows that when you eat of it your eyes will be opened, and you will be like God, knowing good and evil.”

Who lied and who told the truth? Adam was presented the apple by his wife, a goddess in her own right, and did he die? No, he lived a long, long life, supposedly living to be 930 years old. A bite from the apple provided him with extreme youthfulness! Why would a good God not want to share this fruit with his Adam and Eve? Why would he want to withhold knowledge from them?

To this day, apples are still symbols associated with education and knowledge.

Which myth seems to fit better with a healthy worldview? The one in which a benevolent, beautiful goddess bestows the gifts of youth upon our people or the one in which an evil woman curses all future generations by giving her husband forbidden fruit?


Modern influence

Iðunn has been the subject of a number of artistic depictions. These depictions include "Idun" (statue, 1821) by H. E. Freund, "Idun" (statue, 1843) and "Idun som bortrövas av jätten Tjasse i örnhamn" (plaster statue, 1856) by C. G. Qvarnström, "Brage sittande vid harpan, Idun stående bakom honom" (1846) by Nils Blommér, "Iduns Rückkehr nach Valhalla" by C. Hansen (resulting in an 1862 woodcut modeled on the painting by C. Hammer), "Bragi und Idun, Balder und Nanna" (drawing, 1882) by K. Ehrenberg, "Idun and the Apples" (1890) by J. Doyle Penrose, "Brita as Iduna" (1901) by Carl Larsson, "Loki och Idun" (1911) by John Bauer, "Idun" (watercolor, 1905) by B. E. Ward, and "Idun" (1901) by E. Doepler.

The 19th-century composer Richard Wagner's Der Ring des Nibelungen opera cycle features Freia, a version of the goddess Freyja combined with the Iðunn.

Idunn Mons, a mons of the planet Venus, is named after Iðunn. The publication of the United States-based Germanic neopagan group The Troth (Idunna, edited by Diana L. Paxson) derives its name from that of the goddess. The Swedish magazine Idun was named after the goddess she appears with her basket of apples on its banner.


Iðunn

The name Iðunn has been variously explained as meaning "ever young", "rejuvenator", or "the rejuvenating one".  As the modern English alphabet lacks the eth (ð) character, Iðunnis sometimes anglicized as IdunIdunn or Ithun. An -a suffix is sometimes applied to denote femininity, resulting in forms such as Iduna and Idunna.

The name Iðunn appears as a personal name in several historical sources and the Landnámabók records that it has been in use in Iceland as a personal name since the pagan period (10th century). Landnámabók records two incidents of women by the name of Iðunn Iðunn Arnardóttir, the daughter of an early settler, and Iðunn Molda-Gnúpsdóttir, granddaughter of one of the earliest settlers recorded in the book. The name Iðunn has been theorized as the origin of the Old English name Idonea. Idun, is also spelled Idunn, or Iduna, in Norse mythology, the goddess of spring or rejuvenation and the wife of Bragi, the god of poetry. She was the keeper of the magic apples of immortality, which the gods must eat to preserve their youth. When, through the cunning of Loki, the trickster god, she and her apples were seized by the giant Thiassi and taken to the realm of the giants, the gods quickly began to grow old. They then forced Loki to rescue Idun, which he did by taking the form of a falcon, changing Idun into a nut (in some sources, a sparrow), and flying off with her in his claws.


The golden apples

Once the trickster and troublemaker Loki got into a quarrel with the giant Thiazi. To stop the fight, he promised to kidnap Idun and give her to the giant. He managed to lure Idun into the forest, where the giant Thiazi was waiting. He took her off to Jotunheim, the realm of the giants.

Without Idun’s apples, the gods quickly began to age and their hair turned grey. When Loki was found to be the one behind all this, he had to choose between paying with his life or bringing Idun back home to Asgard again.

Loki borrowed Freyja’s magic cloak, which turned him into a falcon and he flew to Jotunheim to fetch Idun. When he arrived there, he changed her into a nut and flew back to Asgard with her in his claws. The myth fails to explain how he got the apples back, so that remains a mystery.

Now when the giant Thiazi, who had been out fishing, came back and saw that Idun was gone, he assumed his eagle form and flew like the wind to Asgard. When the gods saw Loki in falcon form approaching with the nut in his talons, they went out to the walls of Asgard and piled up a stack of wood shavings.

As the falcon landed safely inside the walls, the gods set fire to the pile of wood shavings. Thiazi in his eagle form was unable to stop and his feathers caught fire, bringing him crashing to the ground. Then the Aesir gods killed the giant.

But the story does not end there, since Thiazi had a daughter – the giantess Skadi. And she wanted revenge for the death of her father…

The connection with the life-giving fruit makes Idun a goddess of the erotic, sexuality and offspring.


Idun’s mythic tradition resides almost exclusively in the tale of her abduction by the shapeshifting giant Thjazi. One day, Odin, Hoenir, and Loki went journeying in the mountainous regions of Asgard. When the hungry travelers happened upon a herd of oxen, they slaughtered one and attempted to cook it. Every time they tried, however, a talking eagle used magic to prevent the fire from heating the juicy meat. The bird told the gods that if it did not receive its own portion, no one would eat. The gods agreed to share their meal, and the bird flew down to join them.

When the eagle came close enough to touch, Loki seized a branch and attempted to strike it. Loki was too slow, however, and the bird seized the branch (which Loki was still holding onto) in its talons and flew away. When Loki begged for release, the eagle revealed itself to be the giant Thjazi and demanded that Idun and her magical apples be brought to him. Loki agreed to retrieve her, and the giant-turned-eagle returned him safely to the ground.

When Loki returned home, he lured Idun into a dark forest by telling her it was the location of a rare and precious fruit. Instead of a fruit, however, Idun found Thjazi waiting in his eagle form. The giant seized the young goddess and flew away with her to his home in Jotunheimr.

Without the restorative powers of the apples, the Norse gods withered and grew old: “But the Æsir became straitened at the disappearance of Idunn, and speedily they became hoary and old,” the Skáldskaparmál lee. 1 Loki was the last god to be seen with Idun, and the gods began to question and threaten him for information. As their threats escalated, Loki told them that if they released him and lent him Freya’s falcon cloak, he would fly away and return with the abducted goddess.

With cloak in hand, Loki flew to Jotunheimr where he found Idun alone in Thjazi’s hall. He transformed her into the shape of a nut and flew away with her. Thjazi quickly discovered LokiÆs deception, and pursued the fleeing gods to the gates of Asgard. When the other gods saw Loki returning, they built a massive fire that reached into the heavens. Loki veered away from the fire at the last moment, but Thjazi was not so lucky. The giant eagle hurtled into the inferno before crashing into the ground as little more than a burning husk. “Then the Æsir were near at hand and slew Thjazi the giant within the Gate of the Æsir, and that slaying is exceeding famous.” 2


The name Iðavöll appears twice in Völuspá, just after major cosmic events. The first, in stanza 7, follows the meeting of the Æsir where they portion out time, naming the parts of day, and the year. Stanza 6 tells us that the Æsir met at “the thrones of fate”, while 7 starts with them meeting at Iðavöll Plain, and unlike stanza 6, they physically create things, rather than just naming them.

7.The Aesir met on Iðavöll Plain
They built altars and high temples
They set up their forges, smithed precious things,
shaped tongs and made tools.
….
60. The Aesir meet on Iðavöll
And they converse about the mighty Earth-girdler, [World-Serpent]
And they remember there the great events
And the ancient runes of the Mighty One. [Odin]
(Larrington’s trans.)

Both verses 7 and 8 show the Æsir busy and happy, first making the sorts of status tools and accoutrements that an aristocratic society would expect, then kicking back and playing chequers and not lacking for gold (were they betting?) until three giant maidens appear and seem to cast a shadow over the Æsir’s peace.

Stanza 59 tells us that the earth rises again from the water, and an eagle soars over it, looking for fish. (The eagle may be intended to remind us of the one that perched on top of Yggdrasil, or it may be a slice of normal life, like an establishing shot in a movie.)

Stanza 60 then shows us the gods meeting at Iðavöll again, and reminiscing about what they have just been through. Interestingly, their memories are balanced between the chthonic might of the World Serpent and the magical wisdom of Odin – perhaps the new world aims to reconcile them as Baldr and Hodr are reconciled in 62. Or perhaps they are no more, as stanza 61 mentions their golden chequers, but no disruptive giant maidens.

As usual, Snorri’s Prose Edda expands on this: High spoke:

‘In the beginning he established rulers and bade them decide with him the destinies of men and be in charge of the government of the city. This was in the place called Iðavöll in the centre of the city. It was their first act to build the temple that their thrones stand in, twelve in addition the throne that belongs to All-father. This building is the best that is built on earth and the biggest. Outside and inside it seems like nothing but gold. This place is called Gladsheim. They built another hall, this was the sanctuary that belonged to the goddesses, and it was very beautiful. This building is called Vingolf. The next thing they did was lay forges and for them they made hammer and tongs and anvil, and with these they made all other tools. After that they worked metal and stone and wood, using so copiously the metal known as gold that they had all their furniture and utensils of gold, and that age is known as the golden age, until it was spoiled by the arrival of the women. They were from Giantland. (Faulkes: 19)

High said: ‘The earth will shoot up out of the sea and then will be green and fair. Crops will grow unsown. Vidar and vali will be alive, the sea and Surt’s fire not having harmed them, and they will dwell on Iðavöll, where Asgard had been previously. Thor’s sons Modi and Magni will arrive bringing Miollnir. After that Baldr and Hod will arrive from Hel. Then they will sit down together and talk and discuss their mysteries and speak of the things that had happened in former times, of the Midgard serpent and Fenriswolf. Then they will find in the grass the golden playing pieces that belonged to the Æsir. (Faulkes: 56)

Snorri is obviously riffing off the passages in Völuspá, although he places Iðavöll in the centre of Asgard, and implies that Glaðsheimr and Vingólf are within it. In keeping with his euhermistic view of the gods, he describes them laying down earthly laws instead of naming the times of day and the year.

He does mention the three women from Giantland and their disruption of the Æsir’s peace, but not what they did to cause this. (There are several different theories about this.) He mixes together stanzas 6 & 7 of Vsp, since in 6 the Æsir went to their holy place to lay down the times, then relaxed at Iðavöll in 7. His account of the post-ragnarok world follows Vsp. closely, however, with the reconciled gods discussing old times. (Snorri adds in the Fenris Wolf, which breaks the symmetry of Odin and the Serpent, perhaps because the wolf killed Odin.) In this new, paradisiacal land, the giants and their monstrous leaders are only a memory.

Hedeager (151) thinks that the events in stanzas 6 – 8 show the gods learning to master the arts of making things. This leads to them having all they could wish for, including copious amounts of gold. Their hall, Glaðsheimr, was made entirely of gold. She connects the arrival of the giant maidens with the creation of the dwarves that follows, as if the women robbed the Aesir of the ability to make their own tools and smelt their own gold, so that they had to create the dwarves to do it for them.

It is significant that unlike many other Indo-European cultures, and indeed the nearby Saami, Norse myth has no smith god. The story of Volundr/Weyland is the nearest equivalent. Thus the Æsir face the end of a literal Golden Age. (At the end of Vsp. the new gods have a new hall at Gimlé, which is thatched with gold.)

Another theory, from Margaret Clunies-Ross, is that the giant women, like Skaði, are seeking marriage with the Æsir. This early attempt at forging a relationship fails, and she sees the creation of the dwarves and later humans as an attempt to ensure that the giants do not fill the cosmos. (Thor’s observation that without him the giants would crowd out everyone else fits in here.)

There are several theories about the name Iðavöll (although Orchard just has “splendour-field”). Simek (170) also mentions this as a possibility, and says that it fits with other names like Glaesisvellir, but doesn’t seem convinced.

He offers two more possibilities: 1) “field of activity” from iðja, activity, which makes sense, or 2) “continually renewing, rejuvenating field” from iðuliga, continual, and iðgnógr “more than enough” since Iðavöll is the new world after ragnarök.Lindow also mentions the “eternal” theory, as well as the possibility “shimmering”. He leans towards the first, as it outlasts Ragnarok, and the new gods meet there.

This raises a question: is Iðavöll connected to that eternal, renewing goddess, Iðunn? The words come from the same root, and both have a renewing function. Because of Snorri we tend to think of Iðunn’s rejuvenating power as coming from her apples, but the 9th-century poem Haustlöng describes her as “the maiden who undestood the eternal life of the aesir”, which is a very different proposition.

As Lindow points out (199): “the etymological meaning of her name – “ever young” – would premit her to carry out her mythic funciton without apples.” Apart from this, Simek mentions a further possibility, that the historical Idisaviso may be connected to the plain of Iðavöll. The name comes from Tacitus’ account of the battle between Arminius and Germanicus, and it means “plains of the Idisi”.

The First Meresburg Charm (Simek: 171) mentions the Idisi:

Once the Idisi sat, sat here and there, Some bound fetters, some hampered the army, some untied fetters: Escape from the fetters, flee from the enemies.

Apart from that, the word idis turns up in the Germanic languages as meaning a woman of status, something like the Roman matron. Because of this, Simek (171) and many others have connected them with the Germanic mother-cult recorded in Roman times.

Simek suggests that Iðavöll is possibly derived from Idisaviso. (170) This would connect it to the Idisi, who overlapped with the Matres. These goddesses, holding baskets of fruit or flowers, and sometimes a child (see Matrona) would connect to Iðunn and her “rejuvenating, renewing” power. Iðavöll symbolizes that same promise of renewal: a Golden Age in the past when the cosmos’ inhabitants were able to provide for all their needs, and gold was abundant, which will come again after a period of tribulation.

No wonder some think that Völuspá was influenced by Christianity. However, I think it this is a universal dream the idea of a fall from an easier, simpler time is universal, as is its correlate, the desire to regain it.

The Poetic Edda, Carolyne Larrington (trans.) Oxford UP, 1996
Edda, Snorri Sturluson/Anthony Faulkes, Everyman, London, 1987.
Clunies Ross, Margaret, 1994: Prolonged Echoes: Old Norse myths in medieval Northern society, vol. 1, The Viking Society Vol. 7, Odense UP.
Hedeager, Lotte 2011: Iron Age Myth and Materiality: an Archaeology of Scandinavia AD 400 – 1000, Routledge.
Lindow, John, 2001: Norse Mythology: A Guide to the Gods, Heroes, Rituals and Beliefs, OUP, New York and Oxford.
Orchard, Andy, 1998/2002: Cassell Dictionary of Norse Myth and Legend, Cassell, London. Simek, Rudolf (trans. Angela Hall), 1996, Dictionary of Northern Mythology, D. S. Brewer, Cambridge.


Ver el vídeo: Como trabajar con deidades y con cuales trabajo.