Gilberto Alvarado

Gilberto Alvarado

Gilberto Alvarado nació en Nicaragua en 1940. Se unió al Frente de Liberación Nacional (FLN), un grupo guerrillero inspirado en las actividades de Fidel Castro en Cuba. Sin embargo, también fue informante de la CIA.

En 1963 el FLN envió a Alvarado a México para obtener la entrada a Cuba donde se esperaba que fuera adiestrado en sabotaje.

El 25 de noviembre de 1963, Alvarado se puso en contacto con la embajada de Estados Unidos en la Ciudad de México y dijo que tenía información importante sobre Lee Harvey Oswald, quien recientemente había sido arrestado y acusado de asesinar a John F. Kennedy.

Thomas C. Mann le pasó la información a Winston Scott y, a la mañana siguiente, el ayudante de Scott, Alan White y otro oficial de la CIA entrevistaron a Alvarado. Afirmó que durante una visita a la Embajada de Cuba escuchó a un hombre al que ahora reconoce como Oswald, hablando con un rojo. -hombre negro de pelo. Según Alvarado, Oswald dijo algo sobre ser lo suficientemente hombre como para matar a alguien. También afirmó que vio dinero cambiando de manos. Informó la información en ese momento a la Embajada de Estados Unidos, pero ellos respondieron: "Dejemos de perder el tiempo. Estamos trabajando aquí, no jugando".

Winston Scott le contó a David Atlee Phillips lo que Alvarado le había dicho a Alan White. El 26 de noviembre, Phillips tuvo una reunión con Alvarado en una casa de seguridad. Alvarado le dijo a Phillips que el pelirrojo negro le había dado a Oswald $ 1,500 para gastos y $ 5,500 como anticipo. Aunque no estaba seguro de la fecha, pensó que era alrededor del 18 de septiembre.

Mann y David Atlee Phillips creían en Alvarado, pero Winston Scott no estaba tan seguro. Argumentó que existía una "posibilidad externa" de que pudiera ser una trampa del gobierno de derecha en Nicaragua que quería que Estados Unidos invadiera Cuba. Sin embargo, como señaló Jefferson Morley en Nuestro hombre en México: "El mensaje tácito que emanaba de la Casa Blanca ya estaba claro para Win, aunque no para Mann. La especulación sobre los motivos de Oswald debía ser cortada, no perseguida".

El 27 de noviembre, Luis Echeverría le dijo a Winston Scott que habían vuelto a detener a Silvia Durán porque intentaba salir de México hacia Cuba. Mann le envió un mensaje a Scott que decía: "Debería decirle a Durán que, como la única no cubana viva que conocía la historia completa, estaba exactamente en la misma situación que Oswald antes del asesinato. Su única posibilidad de sobrevivir es la próxima". Limpiar con toda la historia y cooperar plenamente. Creo que se romperá cuando se enfrente a los detalles ".

El 28 de noviembre, Winston Scott se puso en contacto con Luis Echeverría y le dijo que Washington quería que los mexicanos interrogaran a Gilberto Alvarado. El 29 de noviembre, Scott recibió un mensaje de John M. Whitten que decía: "Continúen manteniéndonos informados sobre el estado de los interrogatorios de Slvia. Duran, Alvarado y otros implicados lo más rápido posible obtener información ".

J. Edgar Hoover envió al agente del FBI, Larry Keenan, a la Ciudad de México para tener una reunión con Thomas C. Mann, Winston Scott y David Atlee Phillips. Mann inició la reunión expresando la convicción de que Fidel Castro y la DGI estaban detrás del asesinato de John F. Kennedy y que era solo cuestión de tiempo antes de que Estados Unidos invadiera Cuba. Sin embargo, Keenan respondió que Hoover, Lyndon B. Johnson y Robert Kennedy, todos creían que Lee Harvey Oswald actuó solo.

Mann le dijo más tarde a Dick Russell: "Me sorprendió mucho. Esa fue la única vez que me pasó. No queremos escuchar más sobre el caso, y decirle al gobierno mexicano que no haga más al respecto". no para investigar más, solo queremos silenciarlo ... No creo que Estados Unidos haya sido muy comunicativo con Oswald ... fue la experiencia más extraña de mi vida ".

En realidad, J. Edgar Hoover no había descartado la posibilidad de un complot comunista para matar a John F. Kennedy. A la 1.40 del 29 de noviembre, Hoover le dijo a Lyndon B. Johnson por teléfono: "Este ángulo en México nos está dando muchos problemas porque la historia que hay de este hombre, Oswald, recibió $ 6,500 de la embajada de Cuba y luego regresó a esta país con él. No podemos probar ese hecho, pero la información fue que estuvo allí el 18 de septiembre en la Ciudad de México y podemos probar de manera concluyente que estuvo en Nueva Orleans ese día. cambiaron las fechas. La historia vino cambiando las fechas al 28 de septiembre y él estaba en la Ciudad de México el 28. Ahora la policía mexicana ha arrestado nuevamente a esta mujer Durán, quien es miembro de la embajada cubana ... y nosotros Vamos a confrontarla con el informante original, que vio pasar el dinero, así que él dice, y también vamos a ponerle la prueba del detector de mentiras ".

Esa noche Fernando Gutiérrez Barrios le dijo a Winston Scott que Gilberto Alvarado se había retractado y firmó una declaración admitiendo que su historia de haber visto a Lee Harvey Oswald en la Embajada de Cuba era completamente falsa. Dijo que su motivo era intentar que Estados Unidos tomara medidas contra Fidel Castro.

Unos días después Gilberto Alvarado volvió a su historia original. Le dijo a su manejador nicaragüense que la única razón por la que se retractó fue que sus interrogadores lo amenazaron con "colgarlo de los testículos". Sin embargo, poco después, se retractó de nuevo. David Atlee Phillips afirmó más tarde que Alvarado fue "enviado a la Ciudad de México por los hermanos Somoza ... en lo que consideraron una acción encubierta para influir en el gobierno estadounidense para que actuara contra Cuba". Jefferson Morley sostiene que Phillips no es sincero: "Phillips sabía desde el principio sobre el servicio de Alvarado como informante de la CIA. Incluso el FBI sabía desde el principio que estaba bajo el control de la CIA".

Silvia Duran fue interrogada sobre su relación con Lee Harvey Oswald. A pesar de haber sido maltratada, negó haber tenido una relación sexual con Oswald. También afirmó que Alvarado estaba mintiendo sobre el dinero que se le pasaba a Oswald. Luis Echeverría la creyó y fue liberada.


Vida temprana

Se desconoce el año exacto de nacimiento de Pedro: probablemente fue entre 1485 y 1495. Como muchos conquistadores, era de la provincia de Extremadura, la ciudad de Badajoz, en su caso. Como muchos hijos menores de la nobleza menor, Pedro y sus hermanos no podían esperar mucho de una herencia. Se esperaba que se convirtieran en sacerdotes o soldados, ya que trabajar la tierra se consideraba por debajo de ellos. Aproximadamente en 1510 se fue al Nuevo Mundo con varios hermanos y un tío. Pronto encontraron trabajo como soldados en las diversas expediciones de conquista que se originaron en La Española, incluida la brutal conquista de Cuba.


Acerca de Old Monterey

El centro de Monterey es una meca de diversidad cultural e histórica que cuenta con una variedad de opciones gastronómicas, tiendas minoristas y entretenimiento. Su paisaje combina las imágenes del pasado y el presente de Monterey al permitir que sus clientes caminen por las calles que alguna vez fueron paseadas por grandes personajes históricos mientras experimentan el encanto moderno de la ciudad costera. Mientras visitan el centro, los visitantes pueden disfrutar de una deliciosa comida, comprar hasta cansarse o hacer un viaje en el tiempo y experimentar la rica historia que el centro de Monterey tiene para ofrecer.

La calle principal del centro de Monterey es Alvarado Street, reconocida como una "Comunidad de Main Street" por el National Trust for Historic Preservation. La calle lleva el nombre de Juan Bautista Alvarado, ex gobernador de Alta California. Alvarado Street se encuentra junto a varios edificios históricos, como Colton Hall, Larkin House, Cooper Molera Adobe, Stevenson House, Custom House y California’s First Theatre. Estos puntos de referencia y otros se pueden recorrer todos los días, la mayoría de los cuales de forma gratuita, o se pueden ver en el Camino de la Historia, que está marcado por baldosas amarillas redondas que están incrustadas en la acera en todo el área del centro.

Old Monterey es el corazón del centro histórico. Al servicio de las necesidades de los residentes y visitantes por igual, ofrecemos un Camino de la Historia bien marcado, así como más de 460 tiendas, restaurantes, hoteles y negocios que ofrecen servicios personales y profesionales.

El centro también es el hogar del Old Monterey Marketplace, que se lleva a cabo en Alvarado Street (la histórica calle principal de nuestra ciudad) todos los martes, llueva o haga sol. El horario es de 4 p. M. A 7 p. M., De octubre a abril, y de 4 p. M. A 8 p. M., De mayo a septiembre. Como mercado de agricultores certificado, ofrece un Baker's Alley deliciosamente tentador, productos orgánicos frescos y docenas de vendedores de artesanías y artes únicos.

La Old Monterey Business Association (OMBA) es una organización sin fines de lucro comprometida con mejorar y promover la vitalidad económica y el espíritu comunitario de Old Monterey. Miembro certificado del programa National Main Street desde 1992, OMBA produce una guía de restaurantes locales, listados mensuales de espacios comerciales disponibles y un folleto de Path of History que guía tanto a los lugareños como a los visitantes a través de una celebración del emocionante pasado de Monterey.


Historial de liquidación

Aunque no se han identificado sitios prehistóricos aquí, el Centro de Estudios Antropológicos ha encontrado posibles características prehistóricas en los Jardines de Alvarado. Los jardineros ocasionalmente desentierran fragmentos de vasijas y piedras trabajadas que probablemente dejaron Tiwas que habitaba el área de Albuquerque. Los colonos españoles probablemente cultivaron la región durante los siglos XVIII y XIX, pero un curso cambiante del río y las inundaciones periódicas impidieron la construcción de viviendas hasta los esfuerzos de control de inundaciones de la década de 1930.

Plataformas de subdivisión y desarrollos recientes

La familia Yonemoto operaba una granja de camiones y finalmente construyó casas para ellos y para los trabajadores al final de Candelaria Road después de que se tomaron las medidas de control de inundaciones. El matadero Louis Palmer, construido cerca del final de Campbell Road, era el destino del ganado conducido por los anchos caminos de tierra que conducían al río. La pequeña zanja adyacente a la zanja clara o "ldquoacequia madre" se utilizó para la eliminación de despojos. Una estación experimental de ovejas del gobierno operaba en el lado sur de Candelaria, cerca de Rio Grande Boulevard. Estos negocios agrícolas cerraron después de que aumentara el número de viviendas. El área se convirtió en parte de Albuquerque en octubre de 1952. La zonificación para el vecindario de Alvarado Gardens fue A & # 82091 en 1950. En mayo de 1954, se realizó un cambio de zonificación R & # 82092 para el área entre la zanja Duranes y Glenwood Road. En 1978, la zonificación del sitio del Centro de la Naturaleza de Río Grande se cambió a SU & # 82091. La última gran propiedad agrícola dentro de la ciudad de Albuquerque es Candelaria Farms dentro del Nature Center, donde se cultivan alfalfa y sorgo para beneficiar a la población de aves del centro y rsquos, así como a los agricultores arrendatarios.

Alvarado Gardens se construyó en 1931. Las casas se han construido a un ritmo lento y constante desde entonces. Rectángulos de adobe modestos, parques de casas móviles antiguas, villas grandes con calefacción solar, casas adosadas modernas y casas de estructura sólida o adobe comparten las calles en un orden irregular en lotes que se ajustan al patrón de tierra predominante creado por las acequias. El paisajismo varía de casual a preciso, de árido a exuberante. La comunidad de Alvarado Gardens ha dado la bienvenida y apoyado a la estación de bomberos en Oro Vista y Rio Grande, All Faiths Receiving Home en Trellis y Rio Grande Nature Center en Candelaria. Estas instituciones sirven a la gran comunidad de Albuquerque, al igual que la estación de bombeo de desagüe de alcantarillado pluvial y el sendero para bicicletas. Cientos de corredores y ciclistas emergen cada fin de semana desde el final del sendero en Candelaria y se abren en abanico por los jardines de Alvarado para regresar a casa o completar un recorrido maratónico por el vecindario.


Alvarado

Alvarado Boy (PDF) - Una ficción histórica sobre crecer en Alvarado en la década de 1880 & # 8217. Investigado y escrito por Tim Swenson.

Alvarado & # 8217s Chinatown / Little Tijuana (PDF) - Una mirada en profundidad a los últimos días de la sección sórdida de Alvarado cuando fue cerrada por las autoridades. Escrito por Anthony Gualco.

Alvarado Elementary & # 8211 History Presentation (PDF) - Presentación de diapositivas de la historia del Distrito Escolar Alvarado y la Escuela Primaria Alvarado.

Presentación de Historia de la Primaria Alvarado & # 8211 (PowerPoint) - Presentación de diapositivas de la historia del Distrito Escolar Alvarado y la Escuela Primaria Alvarado.

Alvarado Elementary & # 8211 History Report (PDF) - Historia del Distrito Escolar Avarado y la Escuela Primaria Alvarado, desde 1850 hasta aproximadamente 1965.

Alvarado Elementary & # 8211 Study Guide (PDF) - Guía de estudio para la historia de la escuela primaria Alvarado.

Alvarado en 1850 (PDF) - Una historia detallada de Alvarado (Union City y New Haven) a partir de ella & # 8217 a partir de 1850 hasta 1870.

Fábrica de remolacha azucarera de Alvarado y la familia Dyer que la fundó (PDF) & # 8211 Hace poco más de cien años existía una fábrica en Alvarado que tomaba remolacha azucarera simple y la convertía en azúcar blanca refinada.

Análisis de los registros del censo de Alvarado, California (PDF) - Análisis de los registros del censo de Alvarado y # 8217 entre los años de 1860 a 1930. Alvarado fue una de las cinco grandes ciudades no incorporadas en el municipio de Washington antes de convertirse en parte de Union City.

Charles S. Eigenbrodt Héroe de la Guerra Civil (PDF) - Charles Eigenbrodt fue un héroe de la Guerra Civil que vivió en Alvarado, Washington Township, Condado de Alameda, California. Investigado y escrito por Tim Swenson

Casas de la calle Vallejo (PDF) - A partir de 1860, el lado oeste de la calle Vallejo, en Union City, fue el lugar para ser propietario de una casa. Este documento documenta las casas y sus conocidos propietarios.

Ostras escandinavos de Alvarado (PDF) - La industria comercial de ostras en el área de la Bahía de San Francisco comenzó en 1869 con la importación de ostras orientales y el establecimiento de criaderos de ostras en la bahía. Escrito por Tim Swenson

Dos juzgados (PDF): análisis en profundidad de dos imágenes del juzgado del condado de Alameda en Alvarado.

Recorrido a pie por Alvarado (Timothy Swenson) (PDF): un recorrido autoguiado por Union City y el distrito histórico de Alvarado # 8217.


ESTADO v. ALVARADO

ESTADO de Arizona, Apelante, v. Ivan ALVARADO, Apelado.

No. 1 CA-CR 07-0738.

Decidido: 26 de diciembre de 2008

¶ 1 El delito de promover el contrabando en la prisión ocurre cuando una persona "a sabiendas lleva contrabando a un centro penitenciario o al recinto de dicho centro". Ariz.Rev.Stat. (A.R.S.) § 13-2505 (2001). El tribunal de primera instancia concedió la moción posterior al veredicto del acusado para una sentencia de absolución por el cargo de promover el contrabando en la prisión, con el razonamiento de que el acusado no llevó "voluntariamente" marihuana a la cárcel después de su arresto porque estaba oculta en su persona cuando fue arrestado. El Estado apela la sentencia del tribunal de primera instancia. Concluimos que la evidencia respalda la determinación del jurado de que el acusado cometió el delito de promover el contrabando en la prisión a pesar de que no eligió “voluntariamente” ingresar a la instalación correccional. Por lo tanto, revertimos la sentencia absolutoria emitida por el tribunal de primera instancia y ordenamos al tribunal que restablezca el veredicto de culpabilidad del jurado.

¶ 2 Consideramos la evidencia en el juicio a la luz más favorable para sostener el veredicto del jurado. Estado contra Moody, 208 Ariz. 424, 435 n. 1, 94 P.3d 1119, 1130 n. 1 (2004). La evidencia mostró que un oficial de policía, respondiendo a una llamada que informaba sobre una posible pelea familiar, sintió lo que él creía que era una pipa en el bolsillo del abrigo del acusado cuando lo buscaba en busca de armas. El acusado le dijo al oficial que era su pipa de marihuana y le dio permiso al oficial para sacarla de su bolsillo. Mientras el oficial aseguraba al acusado esposado, el acusado dijo que tenía marihuana en el bolsillo de otro abrigo. El oficial recuperó una bolsita de marihuana que pesaba 71 miligramos del bolsillo que había indicado el acusado y completó su cacheo antes de colocar al acusado en el coche de la policía para transportarlo a la cárcel del condado de Yavapai.

¶ 3 Antes de ingresar a la cárcel, el oficial de policía le preguntó al acusado si tenía drogas o armas y le advirtió que enfrentaría cargos adicionales si llevaba drogas o armas a la cárcel. El acusado respondió: "No". El oficial de policía repitió la pregunta y la advertencia antes de que el acusado entrara en la cárcel, y el acusado volvió a responder: "No". Después de que el acusado fue llevado a las instalaciones para comenzar el proceso de registro, un oficial de detención también le preguntó al acusado si tenía armas o drogas encima, 1 y el acusado "murmuró que no". Sin embargo, el oficial de detención registró la persona del acusado y sacó un recipiente de uno de los bolsillos del acusado, que, cuando se abrió, contenía 790 miligramos de marihuana. 2 El acusado se ofreció como voluntario, "Oh, hombre, trabajé duro para esa crónica", un término del argot para la marihuana.

¶ 4 El juez denegó la solicitud del acusado de una instrucción preliminar de que el delito de promover el contrabando en la prisión requiere prueba de que "el acusado llevó el contrabando a una institución correccional a sabiendas y voluntariamente", pero acordó agregar una definición de "acto voluntario" a las instrucciones preliminares . Al cierre del caso del Estado, el acusado solicitó una sentencia absolutoria del cargo sobre la base de que el Estado no había cumplido con su carga "de probar [él] voluntariamente introdujo contrabando en la cárcel". El juez denegó la moción y consideró que las pruebas eran suficientes para ir al jurado "sobre la base de la evidencia de que estaba en su persona en el momento en que fue ingresado en la cárcel". El juez permitió al acusado argumentar ante el jurado que no se ofrecieron pruebas para demostrar que el acusado participó en un acto voluntario, e instruyó al jurado que el Estado debe probar que el acusado había cometido un acto voluntario, definiendo nuevamente el término como “un movimiento corporal realizado conscientemente y como resultado del esfuerzo y la determinación ". El jurado condenó al acusado de promover el contrabando en prisión, posesión de marihuana y posesión de parafernalia de drogas.

¶ 5 El acusado renovó su petición de sentencia absolutoria después del juicio, basándose en su respuesta sobre el Estado contra Tippetts, 180 Or.App. 350, 43 P.3d 455, 459-60 (2002), en el que la corte de apelaciones de Oregon revocó una condena por contrabando de contrabando en la cárcel sobre la base de que la evidencia no demostraba que el acusado cometió el acto voluntario necesario para la culpabilidad. El juez concedió la moción renovada del acusado de sentencia absolutoria, con el razonamiento de que “los hechos y la ley recitados y basados ​​en Tippetts son virtualmente idénticos a los hechos y la ley en este caso. La justificación y el sostenimiento expresados ​​de forma clara y articulada en Tippetts son determinantes de este caso ".

¶ 6 El Estado apeló oportunamente. Tenemos jurisdicción de conformidad con A.R.S. § 13-4032 (7) (Suplemento 2008).

¶ 7 El Estado argumenta que el juez cometió un error al conceder la moción renovada de sentencia absolutoria porque "interpretó mal la definición de acto 'voluntario' en lo que respecta a la responsabilidad penal en Arizona". Revisamos la concesión de un tribunal de primera instancia de una sentencia de absolución posterior a la condena por abuso de discreción. Ver Estado ex rel. Hyder contra Tribunal Superior, 128 Ariz.216, 224, 624 P.2d 1264, 1273 (1981). "Encontrar que la evidencia era suficiente antes de que el jurado entendiera el caso, pero no después, puede justificarse solo sobre la base de un error de derecho por parte del tribunal y no por un hecho por parte del jurado". Identificación. en 224, 624 P.2d en 1272. Al realizar nuestra revisión, consideramos los hechos a la luz más favorable para mantener el veredicto del jurado. Estado contra Carrasco, 201 Ariz.220, 221, ¶ 1, 33 P.3d 791, 792 (Apéndice 2001). "El error reversible basado en la insuficiencia de la evidencia ocurre solo cuando hay una ausencia total de hechos probatorios que respalden la condena". State v. Soto-Fong, 187 Ariz. 186, 200, 928 P.2d 610, 624 (1996). Revisamos cuestiones puramente legales de novo. Mejak contra Granville, 212 Ariz. 555, 556, ¶ 7, 136 P.3d 874, 875 (2006).

¶ 8 El Estado acusó al demandado, de conformidad con A.R.S. § 13-2505 (A) (1), con la promoción del contrabando en la prisión al llevar marihuana a la cárcel del condado de Yavapai a sabiendas. Lo que está en cuestión en esta apelación es A.R.S. § 13-201 (2001), que establece que “[e] l requisito mínimo para la responsabilidad penal es el cumplimiento por una persona de una conducta que incluye un acto voluntario o la omisión de realizar un deber impuesto por la ley para el cual la persona es físicamente capaz de actuar ". La legislatura ha definido "acto voluntario" como "un movimiento corporal realizado conscientemente y como resultado del esfuerzo y la determinación". A.R.S. § 13-105 (37) (2001). 3

¶ 9 En Tippetts, la corte de apelaciones de Oregon consideró la apelación de un acusado que fue condenado por introducir marihuana en la cárcel en circunstancias similares. Identificación. en 456. La marihuana estaba en el bolsillo del pantalón del acusado cuando fue arrestado. Identificación. Un oficial de la cárcel le preguntó al acusado si tenía drogas o armas antes de registrarlo y descubrir la marihuana, a lo que el acusado aparentemente no respondió. Identificación. En la apelación, el acusado argumentó que la prueba de un acto voluntario era un requisito previo necesario para su condena, y que esa prueba faltaba porque "una vez que fue arrestado, no pudo evitar llevarse la marihuana a la cárcel". Identificación.

¶ 10 El tribunal de Tippetts estuvo de acuerdo con el acusado en que, dadas las circunstancias, él no "inició la introducción del contrabando en la cárcel ni hizo que se introdujera en la cárcel", según fuera necesario según su interpretación del requisito de " acto voluntario ". 43 P.3d en 457. "Más bien, el contrabando se introdujo en la cárcel solo porque la policía llevó al acusado (y el contrabando) allí contra su voluntad". Identificación. Esto es así, explicó el tribunal, porque el concepto de culpa implica la capacidad de elegir y, sobre estos hechos, "no se puede decir que haya optado por introducir la marihuana en la cárcel". Identificación. en 458. El tribunal explicó además que el requisito de un acto voluntario dictaba "que el mero hecho de que el acusado poseyera voluntariamente las drogas antes de ser arrestado no es suficiente para responsabilizarlo penalmente por el acto posterior de introducir las drogas en la cárcel". Identificación. en 459. El tribunal también razonó que el privilegio constitucional contra la autoincriminación impedía que "el estado obligara al acusado a elegir entre admitir la posesión de una sustancia controlada y ser acusado de introducir esa sustancia en una institución correccional". Identificación. en 457 n. 2.

¶ 11 Para que el "acto involuntario" de ingresar a la cárcel con drogas sirva de base para una condena por transportar drogas a la cárcel, el tribunal sostuvo que "el acto involuntario debe ser, como mínimo, un consecuencia del acto voluntario en el que el Estado busca fundamentar la responsabilidad penal ”. Identificación. en 459-60. Sobre los hechos que tuvo ante sí, el tribunal sostuvo que "ningún jurado razonable podría haber encontrado que la introducción de contrabando en la cárcel era una consecuencia razonablemente previsible de poseerlo". Identificación. en 460. Más bien, el tribunal razonó, en base a esos hechos, que el "acto del oficial de policía de arrestar al acusado y transportarlo a la cárcel fue una causa interviniente que resultó en la introducción de la marihuana en la cárcel". Identificación. En consecuencia, el tribunal de Tippetts revocó la condena del acusado por introducir contrabando en la cárcel. Identificación.

¶ 12 Los tribunales fuera de esta jurisdicción se han dividido sobre si ingresar a la cárcel involuntariamente con drogas en posesión puede constituir la base de una condena por introducir contrabando en la cárcel. Tres jurisdicciones han seguido el razonamiento esbozado en Tippetts para evitar que un acusado sea condenado por contrabando de drogas a prisión si las drogas estaban simplemente en su persona cuando fue arrestado. Ver State v. Cole, 142 NM 325, 164 P.3d 1024, 1026-27 (App 2007) (de acuerdo con el razonamiento de Tippetts, sosteniendo que, “para ser declarado culpable de llevar contrabando a una cárcel ․ una persona debe entrar en la cárcel voluntariamente ”) State v. Sowry, 155 Ohio App.3d 742, 803 NE2d 867, 870, ¶¶ 18-19 (2004) (sostiene que el acusado no puede ser considerado responsable por transportar drogas al centro de detención porque no tenía control sobre su persona una vez que fue arrestado) State v. Eaton, 143 Wash.App. 155, 177 P.3d 157, 160-65 (2008) (de acuerdo con Tippetts, razonando que la legislatura “no pretendía la consecuencia improbable, absurda o forzada de castigar a un acusado por su acto involuntario”), revisión otorgada por Eaton 164 Wash. 2d 1013, 195 P.3d 88 (2008).

¶ 13 Los tribunales en cinco jurisdicciones, sin embargo, se han apartado del análisis de Tippetts o lo han rechazado, sosteniendo que los términos claros de los estatutos vigentes no requieren más que entrar en la cárcel sabiendo que uno lleva contrabando. Véase People v. Ross, 162 Cal.App.4th 1184, 76 Cal.Rptr.3d 477, 479-82 (2008) (rechazando Tippetts por motivos de política al interpretar el estatuto que prohíbe llevar armas a la cárcel, y sosteniendo que la Quinta Enmienda no proteger al acusado de las consecuencias de su mentira al oficial de registro de que no tenía armas encima) 4 State v. Carr, 2008 WL 4368240 en 5 (Tenn.Crim.App.2008) (rechazando el razonamiento de Tippetts como contrario a “ política sólida "y la intención de la legislatura" en la promulgación de este delito ") Estado v. Winsor, 110 SW3d 882, 886-88 (Mo.App.2003) (afirmando la condena del acusado por poseer una sustancia controlada en la cárcel en frente a su argumento de que estuvo en la cárcel involuntariamente, razonando que la presencia voluntaria en la cárcel no era un elemento del delito, y sostener lo contrario conduciría a un resultado absurdo) Brown v. State, 89 SW3d 630, 633 (Tex.Crim .App.2002) (rechazando la afirmación del acusado de que no trajo voluntariamente marihuana a la cárcel, razonando que bajo la ley de Texas, el término "voluntariamente" significa simplemente la "ausencia de un acto accidental, omisión o posesión") State v. Canas, 597 NW2d 488, 496-97 (Iowa 1999) (rechazando la afirmación del acusado de que no voluntariamente llevar marihuana a la cárcel, con el razonamiento de que el acusado tenía la opción de revelar las drogas antes de entrar en la cárcel, y esta elección no cargó de manera inadmisible su derecho de la Quinta Enmienda a permanecer en silencio), derogado en parte por otros motivos por el Estado contra Turner, 630 NW2d 601, 606 n. 2 (Iowa 2001).

¶ 14 Nos negamos a seguir a Tippetts y su progenie porque la interpretación de nuestra corte suprema del requisito de un “acto voluntario” y los términos claros y el propósito del estatuto que prohíbe la promoción del contrabando dictan un análisis y una conclusión diferentes. Al interpretar los estatutos, hacemos todo lo posible para dar efecto a la intención de la legislatura. Mejak, 212 Ariz. En 557, ¶ 8, 136 P.3d en 876. Consideramos que el lenguaje legal es el mejor indicador de esa intención, y no vamos más allá para determinar la intención si el lenguaje del estatuto es claro y sin ambigüedades. Identificación. Empleamos un enfoque de sentido común, leyendo el estatuto en términos de su propósito declarado y el sistema de estatutos relacionados del cual forma parte, teniendo cuidado, sin embargo, de evitar resultados absurdos. Véase State v. Rodriguez, 205 Ariz.392, 396, ¶ 11, 71 P.3d 919, 923 (App 2003) State v. Affordable Bail Bonds, 198 Ariz. 34, 37, ¶ 13, 6 P.3d 339 , 342 (Aplicación 2000).

¶ 15 En State v. Lara, 183 Ariz. 233, 234-35, 902 P.2d 1337, 1338-39 (1995), nuestra corte suprema explicó que el requisito de que un acto sea “voluntario” es simplemente una codificación del requisito del common law de actus reus, un requisito basado en el principio de que una persona no puede ser procesada solo por sus pensamientos, y que el requisito de acto voluntario no modifica la mens rea requerida para el delito. Por lo tanto, el tribunal concluyó que el testimonio pericial de que el acusado padecía un trastorno cerebral que le provocó un ataque de ira “como por reflejo” era insuficiente para sustentar una instrucción de acto voluntario. Identificación. El tribunal declaró que el requisito legal de que la conducta incluya "un movimiento corporal realizado conscientemente y como resultado del esfuerzo y la determinación" simplemente significa que el acusado realiza "un movimiento corporal consciente determinado, en contraste con un reflejo instintivo impulsado por el sistema nervioso autónomo ". Ver id. 5

¶ 16 El acusado, sin embargo, quiere que interpretemos los estatutos vigentes para exigir que el Estado no solo pruebe que el acusado sabía que estaba llevando marihuana a la cárcel, sino que estaba entrando en la cárcel "voluntariamente". Al hacer esta solicitud, el acusado confunde el concepto de “acto voluntario” con el estado mental culpable requerido para el delito. Nuevamente, como se explica en Lara, 183 Ariz. En 235, 902 P.2d en 1339: “" [V] acto voluntario "significa actus reus. Por otro lado, "voluntario" también se ha utilizado para describir el comportamiento que podría justificar la inferencia de un estado mental culpable en particular ". Identificación. en 235, 902 P.2d en 1339. La evidencia en este caso es más que suficiente para demostrar que el acusado tenía la mens rea necesaria de llevar "a sabiendas" la marihuana a la cárcel, como lo demuestra su declaración, "Oh hombre, yo trabajó duro para esa crónica ". Si tuviéramos que adoptar la interpretación del acusado, el estatuto solo se aplicaría a los no reclusos, como empleados o visitantes, que "voluntariamente" ingresan a la cárcel mientras llevan drogas. El estatuto no está tan limitado y nos negamos, bajo el pretexto de la interpretación, a modificar el estatuto de una manera contraria a su redacción simple. Ver Winsor, 110 S.W.3d en 887 (“Si la presencia del apelante en las instalaciones de la cárcel del condado fue voluntaria o en contra de su voluntad es irrelevante para determinar si cometió el delito”). 6

¶ 17 También encontramos casos inapropiados de otras jurisdicciones que han sostenido que un acusado no cometió el acto voluntario requerido en circunstancias en las que otro actor realmente controlaba las acciones del acusado que comprendían el actus reus prohibido. Por ejemplo, en Martin v. State, 31 Ala.App. 334, 17 So.2d 427 (1944), el acusado estaba bebiendo en su casa cuando los agentes de policía lo arrestaron y lo llevaron a la carretera, donde se volvió ruidoso y profano. El tribunal revocó su condena por embriaguez pública porque los términos claros del estatuto, que prohibía a una persona aparecer en un lugar público y "manifestar una condición de ebriedad mediante una conducta escandalosa o indecente, o un discurso fuerte y profano", presuponen un aparición voluntaria en un lugar público. Identificación. En Arizona, sin embargo, como hemos explicado, el delito de promover el contrabando en la prisión de conformidad con § 13-2505 (A) (1) no requiere que una persona entre voluntariamente a la cárcel antes de que se le pueda acusar de violar el estatuto.

¶ 18 Finalmente, la circunstancia aquí de que tanto el oficial que lo arrestó como el oficial de detención informaron al acusado de las consecuencias de llevar contrabando a la cárcel y le dieron la oportunidad de entregar cualquier contrabando de antemano resalta que el acusado estaba realizando un movimiento corporal “consciente y como un resultado de esfuerzo y determinación ”cuando llevó el contrabando a la cárcel. That defendant chose not to disclose that he possessed an additional amount of marijuana on his person does not somehow absolve him of responsibility for his actions on the theory that providing him an opportunity to choose between admitting to possession of the marijuana and being charged with introducing that substance into the jail violates the self-incrimination clause of the Fifth Amendment. See Canas, 597 N.W.2d at 496 (“Sometimes the choices faced by a defendant may have the effect of discouraging the exercise of constitutional rights but that does not mean such choices are prohibited.”). In this regard, we agree with the Court of Criminal Appeals of Tennessee:

Appellant's possession of a controlled substance was voluntary in that, after being advised of the consequences of bringing drugs into the jail, the Appellant consciously chose to ignore the officers' warnings, choosing instead to enter the jail in possession of cocaine. Under these circumstances, the Appellant was the author of his own fate.

Carr, 2008 WL 4368240 at 5.

¶ 19 Because the evidence in this case sufficiently demonstrated that defendant consciously, with effort and determination, engaged in the prohibited conduct of carrying marijuana into the Yavapai County Jail, the trial court erred in entering a judgment of acquittal. We therefore reverse the judgment of acquittal, direct the court to reinstate the jury's verdict, and remand for further proceedings consistent with this Opinion.

1. According to the detention officer, the precise question he asked defendant is one he usually asks: “Do you have any hand grenades, rocket launchers, missiles, drugs, guns, knives, or anything else I need to know about?”

2. The officer described the container as a “Carmex container-a small white, round container.” Carmex is a lip balm that is commonly sold in white opaque jars with a screw-on lid. See http://​www.​mycarmex.​com/​our-​products/​default.​aspx (last visited December 19, 2008).

3. The definitions have since been renumbered, but have not changed in substance. See A.R.S. § 13-105(41) (Supp.2008).

4. The California Supreme Court has granted review of two cases in which California's intermediate appellate court has issued inconsistent rulings regarding a related statute criminalizing the act of bringing drugs into jail. In People v. Gastello, 57 Cal.Rptr.3d 293, 294 (App.2007), review granted June 13, 2007, the court held that the evidence failed to support a conviction because the defendant “entered the jail only due to being arrested and brought there in custody” and therefore he did not engage in the necessary voluntary act. In People v. Low, 2007 WL 756952 at 2 (Cal.App.2007) (unpublished disposition), review granted June 13, 2007, however, the court upheld the defendant's conviction, explaining the statute did not require that the defendant “ ‘voluntarily’ enter a detention facility carrying illegal drugs.”

5. Defendant's argument that the Lara court did not address the requirement that the act be the “result of effort and determination” is incorrect. In interpreting the “voluntary act” requirement, the court characterized the evidence as showing that Lara was both conscious and “relentless in his effort and determination.” 183 Ariz. at 234, 902 P.2d at 1338 (offering examples of involuntary bodily movements that would not be “performed consciously and as a result of effort and determination”). See Model Penal Code § 2.01(2) (1985) (explaining reflexes, convulsions, movements during unconsciousness or sleep, conduct during hypnosis, and other bodily movements that otherwise are not the result of the effort or determination of the actor, are not “voluntary acts”).

6. We note that Tippetts has been extended to inmates who are charged with possessing contraband while in a correctional facility. See State v. Gotchall, 180 Or.App. 458, 43 P.3d 1121, 1121 (2002) (per curiam) (“If defendant did not voluntarily introduce contraband into the correctional facility, we do not see how ․ she could voluntarily possess that contraband once she was confined in the facility.”).

CONCURRING: LAWRENCE F. WINTHROP, Presiding Judge and PATRICK IRVINE, Judge.


Gilberto Alvarado

Gilberto Alvarado 82, of Rock Hill SC passed away peacefully February 28, 2021 of natural causes.

He was born in Manati, Puerto Rico in 1939 and resided in New York City, Waterbury, CT and final destination and residence in Rock Hill, SC.

Gilberto retired after 35 years of employment with P/Kaufman INC. Prior to employment he served in the United States Army and was part on the 101st Airborne Division and was stationed in Fort Campbell, Kentucky. He was honorably discharged in May of 1958.

Some of his favorite hobbies included bowling and doing household projects. He was an avid traveler.

Gilberto is survived by his wife Alba Alvarado of 47 years, 3 sons Dagoberto Alvarado, Tito Alvarado and Daniel Alvarado, 8 grandchildren and 2 great grandchildren.

Funeral Services for Gilberto Alvarado will be held 2:00pm Thursday at Rawlinson Road Baptist Church conducted by Rev. Michael Beeks.

Interment will follow at Rock Hill Memorial Gardens with Military Honors.

The family will receive friends Wednesday evening from 6:00pm until 8:00pm at Bass-Cauthen Funeral Home.

You may view the service live by liking the Facebook page, Palmetto Funeral Group

Following the service our staff will post it to our Facebook page so you may watch the service at a later time.

Bass-Cauthen funeral home staff provides the streaming services for those who can not attend or are uncomfortable in a group setting.

The funeral home staff and the family of Mr. Alvarado would like for us all to be safe and ask that we follow the appropriate guidelines for public gatherings.

To send flowers to the family or plant a tree in memory of Gilberto Alvarado, please visit our floral store.


Contents

The Alvarado Terrace Historic District is within the original Spanish Pueblo of Los Angeles boundaries established in 1781. During the late 19th century, the land was owned by Doria Deighton Jones, the widow of a wholesale grocer. In 1897, the Los Angeles Golf Club (predecessor of the Los Angeles Country Club) leased the land and built a nine-hole golf course that came to be known as "Windmill Links," due to the use of an old windmill as the clubhouse. [2] [3]

Jones subdivided the land into residential lots in 1902. The lots were sold for $10 each, with the caveat that the buyer was required to build a house costing at least $4,000. [4] The area was promoted as a "second Chester Place," referring to the city's most prestigious street in the West Adams district. [2] By 1906, the development was full. [4]

In an effort to enhance the neighborhood, one of its chief promoters (and president of the City Council), Pomeroy Powers, persuaded the city in 1904 to construct a park along Alvarado Terrace. Originally called Summerland Park, the park was soon renamed Terrace Park. The park included a fish pond, rosebeds, an underground tool shed, and a full-time gardener. The park was later remodeled with only grass and trees. There is a small strip of brick-paved street at the north end of the park known as "Powers Place" that holds the distinction as the "shortest street in Los Angeles." [3] [5] The park and brick-paved street were declared a Historic-Cultural Monument (HCM #210) in February 1979. [6] By 1983, Terrace Park was suffering from neglect and was described as "so bare it's hardly recognizable as a park." [5]

Alvarado Terrace has the distinction of having six houses on a single block (all on the north side) designated as Historic-Cultural Monuments by the City of Los Angeles Cultural Heritage Commission. The six houses were designated as Historic-Cultural Monument nos. 83-88 in July 1971. [6] The houses were built on a raised terrace overlooking Terrace Park. The designated homes were built between 1902 and 1905 and reflect a rich eclecticism in their architectural style. They include Craftsman, Victorian, Mission, Tudor, and Shingle style architecture. A real estate brochure from 1903 described the neighborhood this way: "The only exclusive Residential Tract in the city. Beautiful Parks. Shade Trees Planted. High Class building restrictions. No flats, cottages or stores. Wide streets conforming to the contour of the land with cement sidewalks, curbs and gutters. Perfect sewer system, water, gas, electric lights. " [4] With the park and well-preserved homes, the district provides a complete historic neighborhood that has been featured in motion picture and television productions. While the surrounding area has been described as "low-income and multicultural," the Los Angeles Times in 1991 described Alvarado Terrace as "a slice of L.A.'s genteel and moneyed past preserved." [7]

Boyle-Barmore House Edit

As one enters Alvarado Terrace from the north, the first of the designated homes is Boyle-Barmore House, located at 1317 Alvarado Terrace (pictured, above left). Built in 1905, the house was designed by architect Charles E. Shattuck in a Craftsman style with Tudor influences, including a three-gabled dormer. The house was built for Calvin A. Boyle, one of the founders of the Hollywood Board of Trade. The house was acquired in 1908 by Edmund H. Barmore, president of the Los Angeles Transfer Company. The house was used in the 1980s as a women's shelter by the Union Rescue Mission. [2]

Cohn House Edit

The second of the designated homes on the north side of the street is the Cohn House at 1325 Alvarado Terrace. Built in 1902, the house was designed by Frank D. Hudson and William Munsell. Hudson and Munsell also designed the Museum of Science and Industry, the first museum built in the city's Exposition Park. Cohn House combines Craftsman style in its first floor of rock-faced sandstone, and a second level reflecting the Shingle style. The house also has three gabled dormers that give the house the look of a Swiss chalet. The house was built for Morris Cohn, a textile manufacturer. Cohn has the distinction of having both his residence and his textile factory designated as Historic-Cultural Monuments (HCM #84 and HCM #110). [6] Cohn House was used in the 1980s as a men's shelter by the Union Rescue Mission. [2]

Gilbert House Edit

Gilbert House, located at 1333 Alvaardo Terrace (pictured above right), was built on speculation in 1903 by Ida and Pomeroy Powers, who also built and lived in the Powers House next door. Gilbert House is one of the most eye-catching homes in the district built with a mix of Victorian, Shingle-Style and Craftsman styles. The house was first purchased and occupied by Wilbur F. Gilbert, a wealthy Texas oil man. Gilbert's daughter, Carolyn McCulloch (d. December 24, 1992), was still living in the house in the 1980s.

Powers House Edit

Powers House at 1345 Alvarado Terrace (HCM #86) was built in 1903 for Pomeroy Wells Powers and his wife Ida. Designed by Arthur L. Haley, the home is built in the Mission Revival style, and has been described as "exuberant" and the "flashiest on the block" for its fanciful stucco curlicue. [5] The stucco house has an arcaded veranda that supports a second-floor balcony. Rising from the balcony are towers connected by a curved parapet wall. The large corner tower has a loft room accessible only from the home's exterior.

Pomeroy Powers was a lawyer who was one of the original developers of Alvarado Terrace. He was also a member of the City Council and an officer of the Juanity Mining Company and the Short Line Beach Company. [2] The house was restored in the mid-1970s by owner Ann Gutierrez, including new walls, plumbing, wiring and ceilings. [5] In the 1990s, the house was used as a restaurant known as Salisbury Manor, with dining downstairs and the upstairs consisting of restored bedrooms available for viewing by patrons. A review of the restaurant noted that, "with some myopia and imagination," the restaurant and neighborhood allowed a glimpse of an earlier era. [7] "What with the good decent food, a dose of history tempered with nostalgia, a seat in a shaft of afternoon sun and a cup of chamomile tea in my hand, I couldn't help but think there are far worse things in life than a meal on Alvarado Terrace." [7]

Raphael House Edit

The Tudor-style Raphael House at 1353 Alvarado Terrace (HCM #87), built in 1903, was designed by architects Sumner P. Hunt and Wesley A. Eager. Hunt was also responsible for the Raymond Hotel in Pasadena, the Casa de Rosas in North University Park, the Automobile Club building at Figueroa and West Adams, and Ebell of Los Angeles. Originally owned by Robert H. Raphael, the owner of Raphael Glass Company, the house is noted for its extensive use of both stained and leaded glass. [2] Over the Labor Day weekend in 1995, the owner stripped Raphael House of some of its finer accessories, including stained glass windows, wooden fireplaces, and even the plaques identifying its historical status. The city's Department of Building and Safety stepped in and ordered the owner to return the fixtures or face fines and possible jail time. [8]

Kinney-Everhardy House Edit

Built in 1902, the Kinney-Everhardy House at 1401 Alvarado Terrace (HCM #88) was built by the same architects (Hunt & Eager) who designed the Raphael House next door. The house has been described as "an eclectic combination of elements from both the Queen Anne and Shingle styles." [2]

The district also includes the former First Church of Christ, Scientist built in 1912 on an odd-shaped lot at the corner of Alvarado and Hoover Streets. The church was designed by architect Elmer Grey, who was also responsible for the Beverly Hills Hotel (1911), the Huntington Gallery and Library (1910), and the Pasadena Playhouse (1924–25). The church has been variously described as Beaux-Arts, Italian and Spanish Romanesque, and Mediterranean. The building's most notable features include its semi-circular porch with fluted columns, brick tower, rounded arches, and tiled roof. [2]

The building has had a colorful history, having housed Jim Jones' Peoples Temple from 1970 until their move to Jonestown, Guyana in 1977. [2] [9] In 1975, the Los Angeles Times noted the Peoples Temple's move into the old church: "People's Temple, a Disciples of Christ church, now occupies the old First Church building." [10] After the mass suicide in Jonestown, the Veces noted that the Peoples Temple had moved out of the "huge Italian Renaissance-style church" in 1977. [11]

The church was designated as Historic-Cultural Monument no. 89 in 1971. [6] In 2008, the church was operated as the "Iglesia Adventista Central," as shown in the adjacent picture. An interesting profile and several photographs of the church can be found on the Big Orange Landmarks web site.

In 1983, the Alvarado Terrace area was submitted to the Department of Interior to be considered for designation as the city's third officially recognized historic district. (Wilton Place and Whitley Heights were designated earlier.) To draw attention to the effort, many of the homes were opened to tours. [5] The district obtained the recognition it sought in 1984 with its inclusion in the National Register of Historic Places. Pico Union became the city's 19th Historic Preservation Overlay Zone Historic Preservation Overlay Zone on August 10, 2004. HPOZ Map


Ver el vídeo: Stan Getz u0026 Joao Gilberto - Desafinado