Memorándum presidencial: Política y asistencia de la Ciudad de México para la planificación voluntaria de la población - Historia

Memorándum presidencial: Política y asistencia de la Ciudad de México para la planificación voluntaria de la población - Historia

MEMORANDUM PARA EL SECRETARIO DE ESTADO

EL ADMINISTRADOR DE LA AGENCIA DE LOS ESTADOS UNIDOS PARA EL DESARROLLO INTERNACIONAL

TEMA: Política y asistencia de la Ciudad de México para la planificación poblacional voluntaria

La Ley de Asistencia Extranjera de 1961 (22 USC 2151b (f) (1)) prohíbe a las organizaciones no gubernamentales (ONG) que reciben fondos federales utilizar esos fondos "para pagar la realización de abortos como método de planificación familiar o para motivar o coaccionar a cualquier persona para que practique abortos ". El anuncio de agosto de 1984 del presidente Reagan de lo que se conoce como la "Política de la Ciudad de México" ordenó a la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) ampliar esta limitación y retener los fondos de USAID de las ONG que utilizan fondos que no son de USAID para participar en una una amplia gama de actividades, que incluyen brindar asesoramiento, asesoramiento o información sobre el aborto, o presionar a un gobierno extranjero para legalizar o hacer que el aborto esté disponible. La Política de la Ciudad de México estuvo vigente desde 1985 hasta 1993, cuando fue revocada por el presidente Clinton. El presidente George W. Bush restableció la política en 2001, implementándola a través de condiciones en la concesión de subvenciones de USAID, y posteriormente extendió la política a la asistencia de "planificación poblacional voluntaria" proporcionada por el Departamento de Estado.

Estas condiciones excesivamente amplias sobre subvenciones y ayudas no están justificadas. Además, han socavado los esfuerzos para promover programas de planificación familiar voluntaria seguros y eficaces en países extranjeros. En consecuencia, por la presente revoco el memorando presidencial del 22 de enero de 2001 para el Administrador de USAID (Restauración de la Política de la Ciudad de México), el memorando Presidencial del 28 de marzo de 2001, para el Administrador de USAID (Restauración de la Política de la Ciudad de México) y Memorando de la Presidencia del 29 de agosto de 2003 para la Secretaría de Estado (Asistencia para la Planificación Voluntaria de Población). Además, ordeno al Secretario de Estado y al Administrador de USAID que tomen las siguientes acciones con respecto a las condiciones en la asistencia de planificación poblacional voluntaria y las subvenciones de USAID que se impusieron de conformidad con los memorandos de 2001 o 2003 y que no son requeridas por el Ministerio de Relaciones Exteriores. Ley de Asistencia o cualquier otra ley: (1) renunciar inmediatamente a tales condiciones en cualquier subvención actual, y (2) notificar a los beneficiarios actuales, tan pronto como sea posible, que se han renunciado a estas condiciones. Además, ordeno que el Departamento de Estado y USAID dejen de imponer estas condiciones de inmediato en cualquier subvención futura.

Este memorando no tiene la intención de crear, ni crea, ningún derecho o beneficio, sustantivo o procesal, exigible por ley o en equidad por cualquier parte contra los Estados Unidos, sus departamentos, agencias o entidades, sus funcionarios, empleados o agentes. , o cualquier otra persona.

Se autoriza y ordena al Secretario de Estado publicar este memorando en el Registro Federal.

BARACK OBAMA

LA CASA BLANCA, 23 de enero de 2009.


Sobre la Política de la Ciudad de México

Por la presente revoco el Memorando Presidencial del 23 de enero de 2009 para el Secretario de Estado y el Administrador de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Política y Asistencia para la Planificación Voluntaria de Población de la Ciudad de México) y restablezco el Memorando Presidencial del 22 de enero de 2001. , para el Administrador de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Restauración de la Política de la Ciudad de México).

Ordeno al Secretario de Estado, en coordinación con el Secretario de Salud y Servicios Humanos, en la medida en que lo permita la ley, para implementar un plan para extender los requisitos del Memorando restablecido a la asistencia de salud global proporcionada por todos los departamentos o agencias.

Además, ordeno al Secretario de Estado que tome todas las medidas necesarias, en la medida en que lo permita la ley, para garantizar que los dólares de los contribuyentes estadounidenses no financien organizaciones o programas que apoyen o participen en la gestión de un programa de aborto coercitivo o esterilización involuntaria.

Este memorando no tiene la intención de crear, ni crea, ningún derecho o beneficio, sustantivo o procesal, exigible por ley o en equidad por cualquier parte contra los Estados Unidos, sus departamentos, agencias o entidades, sus funcionarios, empleados o agentes. , o cualquier otra persona.

Se autoriza y ordena al Secretario de Estado publicar este memorando en el registro Federal.


Restauración de la "Política de la Ciudad de México" de Estados Unidos por el presidente Donald J. Trump

La Política de la Ciudad de México es el nombre que se le da a una medida promulgada por el presidente Reagan en el momento de la Conferencia Internacional sobre Población celebrada en la Ciudad de México en 1984 que requiere que las organizaciones no gubernamentales acuerden como condición para recibir fondos federales que no realizarían ni promoverían activamente. el aborto como método de planificación familiar en otras naciones. Esta política fue rescindida por el presidente Clinton, restaurada por el presidente George W. Bush y nuevamente rescindida por el presidente Obama, y ​​la acción en cada caso se tomó en una de las primeras órdenes ejecutivas de la administración respectiva. Como era de esperar, la política ha sido nuevamente restablecida por el presidente Donald J. Trump, mediante un Memorando dirigido a la Secretaría de Estado, la Secretaría de Salud y Servicios Humanos y el Administrador de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional y firmado el 23 de enero. , 2017. El texto del Memorando se reproduce a continuación. La extensión explícita de la cobertura de la póliza a toda la asistencia sanitaria global de Estados Unidos (ver párrafo 2) es un elemento novedoso. Las acciones ejecutivas anteriores sobre la política se informan en las secciones de Documentos de las ediciones de septiembre de 1984, marzo de 1993, marzo de 2001 y marzo de 2009 de PDR.

TEMA: Política de la Ciudad de México

Por la presente revoco el Memorando Presidencial del 23 de enero de 2009 para el Secretario de Estado y el Administrador de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Política y Asistencia para la Planificación Voluntaria de Población de la Ciudad de México) y restablezco el Memorando Presidencial del 22 de enero de 2001. , para el Administrador de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Restauración de la Política de la Ciudad de México).

Ordeno al Secretario de Estado, en coordinación con el Secretario de Salud y Servicios Humanos, en la medida en que lo permita la ley, para implementar un plan para extender los requisitos del Memorando restablecido a la asistencia de salud global proporcionada por todos los departamentos o agencias.

Además, ordeno al Secretario de Estado que tome todas las medidas necesarias, en la medida en que lo permita la ley, para garantizar que los dólares de los contribuyentes estadounidenses no financien organizaciones o programas que apoyen o participen en la gestión de un programa de aborto coercitivo o esterilización involuntaria.

Este memorando no tiene la intención de crear, ni crea, ningún derecho o beneficio, sustantivo o procesal, exigible por ley o en equidad por cualquier parte contra los Estados Unidos, sus departamentos, agencias o entidades, sus funcionarios, empleados o agentes. , o cualquier otra persona.

Se autoriza y ordena al Secretario de Estado publicar este memorando en el registro Federal.


Contenido

La política requiere que las organizaciones no gubernamentales "acuerden como condición para recibir fondos federales [estadounidenses]" que "no realizarán ni promoverán activamente el aborto como método de planificación familiar en otras naciones". [18] La política tiene excepciones para abortos realizados en respuesta a violación, incesto o condiciones que amenazan la vida. [19]

Nombrada en honor a la Ciudad de México, sede de la Conferencia Internacional de las Naciones Unidas sobre Población y Desarrollo donde se anunció, la política fue instituida por el presidente estadounidense Ronald Reagan en 1984. [20] [21] [22] El lenguaje final de la política de 1984 fue negociado por el vicepresidente de la delegación estadounidense, Alan Keyes, entonces subsecretario de Estado. [23]

Después del establecimiento de la política de la Ciudad de México, se requirió que las organizaciones cumplieran con las condiciones especificadas para ser elegibles para el financiamiento federal de los Estados Unidos y, como resultado, varias agencias internacionales de aborto ya no recibieron una parte de sus fondos de esta fuente. . La Federación Internacional de Planificación de la Familia (IPPF) no alteró su funcionamiento y perdió más del 20% de su financiamiento total. Otras organizaciones de planificación familiar, como la Asociación de Orientación Familiar de Etiopía y la Asociación de Planificación de la Familia de Zambia, tampoco hicieron los cambios requeridos por la política de la Ciudad de México y se les recortaron los fondos. Las ONG en Rumania y Colombia se adaptaron a las nuevas pautas de los Estados Unidos y continuaron calificando para financiamiento federal. [24]

En 1987 y 1988, la política fue impugnada por dos fallos de la corte de apelaciones de EE. UU. En DKT Memorial Fund Ltd. contra USAID, que involucra a Phil Harvey y dos ONG extranjeras, [25] y Federación de Planned Parenthood of America, Inc. contra USAID. [26] En última instancia, los dos fallos judiciales contribuyeron a que la política se utilizara solo contra ONG extranjeras, mientras que no se invocó contra las ONG estadounidenses.

El presidente Bill Clinton rescindió la política de la Ciudad de México el 22 de enero de 1993. Se refirió a la política como "excesivamente amplia" y afirmó que había "socavado los esfuerzos para promover programas de planificación familiar seguros y eficaces en países extranjeros". [4] El 22 de enero de 2001, el presidente George W. Bush restableció la política, declarando: "Estoy convencido de que los fondos de los contribuyentes no deben usarse para pagar abortos o defender o promover activamente el aborto, ya sea aquí o en el extranjero. por lo tanto mi convicción de que se debe restaurar la Política de la Ciudad de México ". [27] En septiembre de 2007, Barbara Boxer, una senadora de California, creó una enmienda diseñada para levantar las condiciones de financiación establecidas por la política de la Ciudad de México. Pasó por una votación de 53 a 41. El presidente Bush prometió vetar cualquier legislación que elimine la política de la Ciudad de México. [28] La política fue anulada nuevamente por el presidente Barack Obama el 23 de enero de 2009, [7] y reinstalada el 23 de enero de 2017 por el presidente Donald Trump. [10] Trump no solo restableció la política, sino que la amplió, haciendo que cubra todas las organizaciones de salud globales que reciben fondos del gobierno de los EE. UU., En lugar de solo las organizaciones de planificación familiar que lo hacen, como era el caso anteriormente. Esto incluye oficinas como USAID, el Departamento de Estado, el Coordinador de Ayuda Global, el Centro de Control y Prevención de Enfermedades, el Instituto Nacional de Salud y el Departamento de Defensa. [29]

La naturaleza de la política tiene implicaciones para las organizaciones en ciertos países como Sudáfrica. Incluso si estas organizaciones apoyan la política en sí, es ilegal que no informen a una mujer que busca un aborto sobre sus derechos y / o la remitan a un centro donde pueda tener un aborto. El Plan de Emergencia del Presidente para el Alivio del SIDA (PEPFAR) fue excluido de la política de la Ciudad de México bajo la administración de George W. Bush, pero no fue excluido desde que la política de la Ciudad de México se restableció el 23 de enero de 2017. [30]

En mayo de 2017, Rex Tillerson anunció una expansión de la política, originalmente una prohibición que cubría aproximadamente $ 600 millones en dinero de planificación familiar, la política de Trump desde entonces se aplicó a toda la ayuda internacional para el cuidado de la salud distribuida por el gobierno de los Estados Unidos: casi $ 9 mil millones. [31]

En 2021, el presidente Biden rescindió la política de la Ciudad de México. [32]

Impacto Editar

Según un estudio de 2019 en la revista Lanceta, la implementación de la Política de la Ciudad de México durante la administración Bush (2001-2009) provocó involuntariamente más abortos. Al limitar los fondos para las organizaciones de planificación familiar, que utilizan el aborto como uno de los muchos métodos de planificación familiar, se redujo el uso de anticonceptivos y aumentaron los embarazos. Cuando la Política de la Ciudad de México estaba en vigor bajo el G.W. En la administración Bush, la tasa de abortos fue 64% más alta en trece países muy afectados por la política que en otros países comparables. Bajo la administración Clinton inmediatamente anterior, cuando la política no estaba en vigor, la tasa de abortos en los trece países era un 8% más baja que en los otros países comparables. Los autores del estudio estiman que la imposición de Bush de la Política de la Ciudad de México aumentó la tasa de abortos en los trece países en un 40%, y el resto del aumento tuvo otras causas. [15]

Un estudio de 2015 de Ghana encontró que la política aumentó los embarazos no deseados y los abortos. [17] Un estudio de 2011 que examinó el África subsahariana encontró que la Política de la Ciudad de México también tuvo la consecuencia involuntaria de aumentar el número de abortos, y los autores sugirieron que la reducción en el apoyo financiero para las organizaciones de planificación familiar condujo a un mayor número de abortos. embarazos accidentales. [dieciséis]

La economista de la Universidad de Rutgers, Yana van der Meulen Rodgers, concluyó en su libro de 2019 La regla mordaza global y la salud reproductiva de las mujeres que la política de la Ciudad de México no había reducido los abortos, probablemente aumentó los abortos inseguros y afectó negativamente los resultados de salud de hombres, mujeres y niños. [1] En un editorial de 2017 para el Revista de Medicina de Nueva Inglaterra, Los expertos en salud de la Universidad de Stanford, Nathan Lo y Michele Barry, señalaron que la investigación mostró que la política aumenta los embarazos no deseados y los abortos. Ellos escriben, "el restablecimiento de la Política de la Ciudad de México es un claro ejemplo de formulación de políticas" sin evidencia "que ignora los mejores datos científicos, lo que resulta en una política que daña la salud global y, en última instancia, al pueblo estadounidense". [33] Editoriales de 2017 en El BMJ por expertos en salud de la Facultad de Medicina de la Universidad de Michigan, [34] y La lanceta por la Universidad de Toronto, la Universidad de Columbia y los expertos en salud del Instituto Guttmacher concluyeron lo mismo. [35] [36]

La política promulgada originalmente entre 1984 y 1993 se refería únicamente al aborto, no a la planificación familiar en general. Sin embargo, en 2001, la política se volvió a implementar y se amplió para cubrir todas las actividades voluntarias de planificación familiar, y los críticos comenzaron a referirse a ella como la "regla mordaza global". Estos críticos argumentan que la política no solo reduce el financiamiento total proporcionado a ONG particulares, sino que cierra su acceso a los condones suministrados por USAID y otras formas de anticoncepción. [37] Esto, argumentan, impacta negativamente en la capacidad de estas ONG para distribuir anticonceptivos, lo que lleva a una disminución en el uso de anticonceptivos y de allí a un aumento en las tasas de embarazos no deseados y abortos. [37] Un estudio de países del África subsahariana sugiere que los embarazos no deseados aumentaron y los abortos aproximadamente se duplicaron mientras la política estaba en vigor. [38] Los críticos también argumentan que la prohibición promueve restricciones a la libertad de expresión, así como restricciones a la información médica precisa. [39] [40] [41] [42] El Foro Parlamentario Europeo sobre Población y Desarrollo presentó una petición al Congreso de los Estados Unidos firmada por 233 miembros condenando la política. El foro ha declarado que la política "socava el consenso y los objetivos acordados internacionalmente". [43]

Los partidarios de la política han argumentado, utilizando el ejemplo de Filipinas, que la prohibición impide que las organizaciones de salud extranjeras utilicen fondos del gobierno de los EE. UU. Para contravenir las leyes de anticoncepción y aborto de los países en los que operan. [44] Los partidarios también argumentan que la política impide que las agencias de salud promuevan el aborto a expensas de otros métodos anticonceptivos. [45] [46]

El Vaticano apoya la política de la Ciudad de México. [47]

El Informe Sandbæk de la Unión Europea, que pide la financiación del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), fue visto por algunos comentaristas católicos como un contraste con la política de la Ciudad de México. [48] ​​El comisario europeo Poul Nielson dijo que la Unión Europea desea "llenar el vacío de la decencia" dejado por la política de la Ciudad de México. [49] [50]

El UNFPA afirma que no "brinda apoyo a los servicios de aborto". [51] Individuos y organizaciones pro-vida han acusado al UNFPA de apoyar los abortos forzados por parte del gobierno chino. [52] [53] La administración Bush retuvo fondos de la agencia debido a preocupaciones sobre su supuesta participación. Una investigación del Departamento de Estado de EE. UU. En 2002 no encontró "pruebas" de que el UNFPA participara a sabiendas en abortos forzados. [54] La organización ha declarado que "nunca ha estado involucrada en actos de coerción en China o en ninguna parte del mundo, y nunca lo hará". [51]

En 2010, el gobierno de Harper en Canadá anunció un plan de ayuda para el desarrollo de la salud materna para la próxima cumbre del G8 que no incluía apoyo financiero para el aborto o la anticoncepción, lo que hace comparaciones con la política de la Ciudad de México. [55]

Un episodio de la serie de televisión. Boston Legal, "Squid Pro Quo", que se emitió originalmente el 9 de mayo de 2006, presentó un caso relacionado con el retiro de fondos de USAID a una organización sin fines de lucro en el extranjero. [56]

Un episodio de la serie de televisión estadounidense El ala oeste, titulado "Corsarios", incluía una enmienda de "regla mordaza" de una ley para la ayuda exterior. [57]


Líderes pro-vida y pro-aborto responden a la revocación de la política de la Ciudad de México por parte de Biden

Biden va en una dirección muy diferente a Trump Shutterstock Por Calvin Freiburger
Por Calvin Freiburger

WASHINGTON, DC, 28 de enero de 2021 (LifeSiteNews) & ndash El gobierno de Biden hizo bien el jueves por la tarde su declaración de que estaba a punto de reanudar el envío de dólares de ayuda extranjera para cometer y promover abortos en todo el mundo, lo que provocó fuertes reacciones tanto de amigos como de enemigos del aborto. industria.

Como se anunció hoy, el memorando presidencial del presidente Joe Biden & rsquos revoca la política predecesora de Donald Trump & rsquos 2017, que no solo restableció la política de la Ciudad de México y la prohibición de rsquos de la ayuda exterior a los grupos que cometieron abortos, sino que dio el paso adicional de expandirla a los grupos que promueven o discuten el aborto. y ordena al Secretario de Salud y Servicios Humanos que revise la Regla del Título X y cualquier otra reglamentación que rija el programa del Título X que imponga restricciones indebidas sobre el uso de fondos federales o el acceso de las mujeres a la información médica completa. & rdquo

En su memorando, Biden también retiró la firma de los Estados Unidos de la Declaración de Consenso de Ginebra, que reafirmó que no existe un derecho internacional al aborto, ni ninguna obligación internacional por parte de los Estados de financiar o facilitar el aborto, en consonancia con las normas internacionales de larga data. consenso de que cada nación tiene el derecho soberano de implementar programas y actividades consistentes con sus leyes y políticas. & rdquo

Antes de firmar la orden ejecutiva, Biden dijo que no estaba iniciando ninguna ley nueva, ningún aspecto nuevo de la ley. Esto se remonta a la situación anterior a la orden ejecutiva del (ex) presidente y rsquos. & Rdquo

Presidente Biden: "Hoy, estoy a punto de firmar dos órdenes ejecutivas para reparar el daño que ha hecho Trump". pic.twitter.com/xKoc2uGrBP

& mdash CSPAN (@cspan) 28 de enero de 2021

"Nadie me exige que haga nada", agregó Biden antes de que se les pidiera a los periodistas que abandonaran la Oficina Oval, a pesar del fuerte apoyo al presidente de las organizaciones pro-aborto que quieren un acceso más fácil a los fondos federales para sus procedimientos de aborto.

La expansión de Trump & rsquos de la Política de la Ciudad de México resultó en que los proveedores internacionales de abortos Planned Parenthood y Marie Stopes perdieran millones porque se negaron a abandonar el aborto para calificar para el dinero. Marie Stopes también tuvo que cerrar cientos de operaciones en África. Al mismo tiempo, las revisiones del Departamento de Estado encontraron que la mayoría de los receptores han cumplido con las nuevas reglas sin problemas, dejando ilesa la distribución de ayuda extranjera legítima. Su regla del Título X requería & ldquoclear separación financiera y física entre los proyectos y programas financiados por el Título X o instalaciones donde el aborto es un método de planificación familiar & rdquo y prohíbe & ldquoreferral para el aborto como método de planificación familiar & rdquo. Se proyectó recortar casi $ 60 millones de dólares. los $ 616 millones que Planned Parenthood recibió durante el año fiscal más reciente.

El lobby del aborto está celebrando el desarrollo:

Hoy celebramos estos pasos iniciales en el camino hacia la recuperación total de nuestro cuerpo, nuestra salud y nuestro futuro. Estamos agradecidos de que @POTUS y @VP hayan comenzado a corregir los errores de los últimos cuatro años, pero esto es solo el comienzo. #ReproBlueprint #BuildBackBetter https://t.co/7ULDo6OXam

& mdash Alexis McGill Johnson (@alexismcgill) 28 de enero de 2021

¿Qué & rsquos es la regla mordaza global? Me alegro de que lo hayas preguntado. Es la política exterior, introducida por primera vez por Reagan, que prohíbe a las ONG extranjeras que obtienen fondos para la salud global de los EE. UU. Utilizar sus propios recursos separados para participar en trabajos relacionados con el aborto. Y sus días están contados.

& mdash NARAL (@NARAL) 28 de enero de 2021

ESTA es la razón por la que luchamos tan duro. Gracias @POTUS por poner fin a la #GlobalGagRule y comenzar a deshacer el daño y el daño causado en los últimos 4 años. Este es solo el comienzo de lo que esperamos poder hacer juntos: https://t.co/cOpIIlw1AS #ReproBlueprint https://t.co/gTJDiX9k3O pic.twitter.com/VqBvHMvrET

& mdash NAF (@NatAbortionFed) 28 de enero de 2021

"Estoy orgulloso de ver que la administración Biden-Harris restablece el liderazgo de los Estados Unidos en derechos reproductivos al abordar de inmediato una prohibición arcaica que fue armada por la administración Trump", dijo la presidenta de EMILY & rsquos List, Stephanie Schriock. & ldquoTan simple y llanamente, revocar la regla de la mordaza global salvará miles de vidas. Bajo la administración Trump, la prohibición limitó a nuestros socios de salud global que enfrentaban amenazas a la ayuda extranjera a hacer retroceder los derechos globales de salud sexual y reproductiva. Como resultado, muchas clínicas se vieron obligadas a cerrar, lo que contribuyó a las muertes por complicaciones del parto y abortos inseguros. & Rdquo

Los activistas provida, mientras tanto, lo lamentan como una tragedia.

"El presidente Biden está volviendo a las políticas pro-aborto de Barack Obama y obligando a los contribuyentes a volver a asociarse con la industria del aborto en el extranjero", dijo Tony Perkins, presidente del Family Research Council. & ldquoLa industria del aborto es bien conocida por perseguir incansablemente el dinero de los contribuyentes & mdash y aprovechará cualquier oportunidad para obtener el dinero de los contribuyentes estadounidenses. Con esta acción, el presidente Biden está descartando cualquier idea de unir o "curar" la división política de Estados Unidos y está demostrando que "unidad" significa conformidad con los objetivos y prioridades de la izquierda ".

"El presidente Biden ha desenmascarado su intención de ser un extremista del aborto y de promover el aborto como una pieza central de su agenda de & lsquohealthcare & rsquo, demostrando que su afirmación de ser un unificador no es más que una farsa", dijo la presidenta de Concerned Women for America, Penny Nance. La agenda pro-aborto de & ldquoBiden & rsquos rompe con la gran mayoría de los estadounidenses, incluida una mayoría que se identifica como pro-elección, que se opone a esta agenda. & rdquo

"Canalizar dólares de los impuestos estadounidenses a grupos de abortos en el extranjero es una práctica abominable que va en contra de la" unidad "que Joe Biden y Kamala Harris prometieron inspirar", dijo la presidenta de Susan B. Anthony List, Marjorie Dannenfelser. & ldquoEn lugar de unir a la nación en torno a políticas de base común para afirmar y promover la vida, hoy obligan a los contribuyentes a financiar negocios de abortos en el extranjero, abriendo un fondo de sobornos para grupos como Marie Stopes International y la Federación Internacional de Planificación Familiar. Estos gigantes de la industria del aborto impulsan vergonzosamente su agenda hacia naciones y culturas profundamente pro-vida. Los estadounidenses de todo el espectro político se oponen al uso de fondos de los contribuyentes para promover el aborto y los negocios del aborto. A pesar de esto, la nueva administración está avanzando con un pago a la industria del aborto que respaldó su campaña política. & Rdquo

Biden anula la Política de la Ciudad de México, que restringe los dólares de los impuestos estadounidenses para financiar abortos en el extranjero.

No me digas que Biden es un hombre de fe.

No me digas que se preocupa por los vulnerables.

No me digas que escucha a & ldquoscience. & Rdquo

El texto completo de los memorandos de Biden & rsquos y Trump & rsquos sobre la Política de la Ciudad de México se encuentra impreso a continuación:

Memorando presidencial sobre la política de la Ciudad de México

MEMORANDUM PARA EL SECRETARIO DE ESTADO

EL SECRETARIO DE SALUD Y SERVICIOS HUMANOS

EL ADMINISTRADOR DE LA AGENCIA DE LOS ESTADOS UNIDOS PARA EL DESARROLLO INTERNACIONAL

TEMA: Política de la Ciudad de México

Por la presente revoco el Memorando Presidencial del 23 de enero de 2009 para el Secretario de Estado y el Administrador de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Política y Asistencia para la Planificación Voluntaria de Población de la Ciudad de México) y restablezco el Memorando Presidencial del 22 de enero de 2001. , para el Administrador de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Restauración de la Política de la Ciudad de México).

Ordeno al Secretario de Estado, en coordinación con el Secretario de Salud y Servicios Humanos, en la medida en que lo permita la ley, para implementar un plan para extender los requisitos del Memorando restablecido a la asistencia de salud global proporcionada por todos los departamentos o agencias.

Además, ordeno al Secretario de Estado que tome todas las medidas necesarias, en la medida en que lo permita la ley, para garantizar que los dólares de los contribuyentes estadounidenses no financien organizaciones o programas que apoyen o participen en la gestión de un programa de aborto coercitivo o esterilización involuntaria.

Este memorando no tiene la intención de crear, ni crea, ningún derecho o beneficio, sustantivo o procesal, exigible por ley o en equidad por cualquier parte contra los Estados Unidos, sus departamentos, agencias o entidades, sus funcionarios, empleados o agentes. , o cualquier otra persona.

Se autoriza y ordena al Secretario de Estado publicar este memorando en el Registro Federal.

Memorando sobre la protección de la salud de las mujeres y los rsquos en el hogar y en el extranjero

MEMORANDUM PARA EL SECRETARIO DE ESTADO, EL SECRETARIO DE DEFENSA, EL SECRETARIO DE SALUD Y SERVICIOS HUMANOS, EL ADMINISTRADOR DE LA AGENCIA DE LOS ESTADOS UNIDOS PARA EL DESARROLLO INTERNACIONAL

Sección 1. Política. Las mujeres deben tener acceso a la atención médica que necesitan. Para muchas mujeres de hoy, tanto en casa como en el extranjero, eso no es posible. Las restricciones indebidas sobre el uso de fondos federales han dificultado que las mujeres obtengan la atención médica necesaria. El Gobierno Federal debe tomar medidas para garantizar que las mujeres en el hogar y en todo el mundo puedan acceder a información médica completa, incluso con respecto a su salud reproductiva.

En los Estados Unidos, el Título X de la Ley de Servicios de Salud Pública (42 U.S.C.300 a 300a-6) proporciona fondos federales para servicios de planificación familiar que benefician principalmente a pacientes de bajos ingresos. La Ley especifica que los fondos del Título X no se pueden utilizar en programas donde el aborto es un método de planificación familiar, pero no impone más restricciones relacionadas con el aborto a los beneficiarios de los fondos del Título X. Ver 42 U.S.C. 300a-6. En 2019, el Secretario de Salud y Servicios Humanos finalizó los cambios a las reglamentaciones que rigen el programa del Título X y emitió una regla final titulada & ldquoCumplimiento con los requisitos legales de integridad del programa & rdquo 84 Fed. Reg. 7714 (4 de marzo de 2019) (Regla del Título X), que prohíbe a los beneficiarios de los fondos del Título X derivar pacientes a proveedores de servicios de aborto e impone otros requisitos onerosos a los proveedores de servicios de aborto. La Regla del Título X ha provocado la terminación de los fondos federales de planificación familiar para muchos proveedores de atención médica de mujeres y rsquos y pone en riesgo la salud de las mujeres y rsquos al dificultar que las mujeres reciban información médica completa.

Es política de mi Administración apoyar la salud y los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, las niñas y las mujeres en los Estados Unidos, así como a nivel mundial. La Ley de Asistencia Extranjera de 1961 (22 USC 2151b (f) (1)) prohíbe a las organizaciones no gubernamentales (ONG) que reciben fondos federales utilizar esos fondos y pagar por la realización de abortos como método de planificación familiar, o para motivar o coaccionar a cualquier persona a practicar abortos. & rdquo El anuncio de agosto de 1984 del presidente Reagan de lo que se conoce como la & ldquoPolítica de la Ciudad de México & rdquo ordenó a la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) ampliar esta limitación y retener los fondos de planificación familiar de USAID de las ONG que utilizan Fondos que no provienen de USAID para realizar abortos, brindar asesoramiento, asesoramiento o información sobre el aborto, o presionar a un gobierno extranjero para legalizar el aborto o hacer que los servicios de aborto estén más disponibles. Estas restricciones fueron rescindidas por el presidente Clinton en 1993, reinstaladas por el presidente George W. Bush en 2001 y rescindidas por el presidente Obama en 2009. El presidente Trump amplió sustancialmente estas restricciones al aplicar la política a la asistencia sanitaria global proporcionada por todos los departamentos y agencias ejecutivos ( agencias). Estas condiciones excesivas sobre la asistencia extranjera y para el desarrollo socavan los esfuerzos de los Estados Unidos para promover la igualdad de género a nivel mundial al restringir nuestra capacidad para apoyar la salud de las mujeres y los programas que previenen y responden a la violencia de género. La expansión de la política también ha afectado a todas las demás áreas de la asistencia sanitaria mundial, limitando la capacidad de los Estados Unidos para trabajar con socios locales en todo el mundo e inhibiendo sus esfuerzos para afrontar graves problemas de salud como el VIH / SIDA, la tuberculosis y la malaria, entre otros. otros. Tales restricciones a la asistencia sanitaria mundial son particularmente dañinas a la luz de la pandemia de la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19). En consecuencia, ordeno lo siguiente:

Segundo. 2. Revocaciones y otras acciones. (a) El Secretario de Salud y Servicios Humanos revisará la Regla del Título X y cualquier otra reglamentación que rija el programa del Título X que imponga restricciones indebidas sobre el uso de fondos federales o el acceso de mujeres y rsquos a información médica completa y considerará, tan pronto como sea posible , ya sea para suspender, revisar o rescindir, o publicar para notificación y comentarios las reglas propuestas que suspenden, revisan o rescinden, esas regulaciones, de conformidad con la ley aplicable, incluida la Ley de Procedimiento Administrativo.

(b) Se revoca el Memorando Presidencial del 23 de enero de 2017 (Política de la Ciudad de México).

(c) El Secretario de Estado, el Secretario de Defensa, el Secretario de Salud y Servicios Humanos, el Administrador de USAID y los funcionarios correspondientes de todas las demás agencias involucradas en la asistencia exterior tomarán todas las medidas necesarias para implementar este memorando, según corresponda y de conformidad con la ley aplicable. Esto incluirá las siguientes acciones con respecto a las condiciones en las adjudicaciones de asistencia que se impusieron de conformidad con el Memorando Presidencial de enero de 2017 y que no son requeridas por la Ley de Asistencia Extranjera o cualquier otra ley:

(i) renunciar inmediatamente a tales condiciones en cualquier subvención actual

(ii) notificar a los beneficiarios actuales, tan pronto como sea posible, que se han renunciado a estas condiciones y

(iii) dejar inmediatamente de imponer estas condiciones en cualquier concesión de asistencia futura.

(d) The Secretary of State, the Secretary of Defense, the Secretary of Health and Human Services, and the Administrator of USAID, as appropriate and consistent with applicable law, shall suspend, revise, or rescind any regulations, orders, guidance documents, policies, and any other similar agency actions that were issued pursuant to the January 2017 Presidential Memorandum.

(e) The Secretary of State and the Secretary of Health and Human Services, in a timely and appropriate manner, shall withdraw co-sponsorship and signature from the Geneva Consensus Declaration (Declaration) and notify other co-sponsors and signatories to the Declaration and other appropriate parties of the United States&rsquo withdrawal.

(f) The Secretary of State, consistent with applicable law and subject to the availability of appropriations, shall:

(i) take the steps necessary to resume funding to the United Nations Population Fund and

(ii) work with the Administrator of USAID and across United States Government foreign assistance programs to ensure that adequate funds are being directed to support women&rsquos health needs globally, including sexual and reproductive health and reproductive rights.

(g) The Secretary of State, in coordination with the Secretary of Health and Human Services, shall provide guidance to agencies consistent with this memorandum.

Sec. 3. General Provisions. (a) Nothing in this memorandum shall be construed to impair or otherwise affect:

(i) the authority granted by law to an executive department or agency, or the head thereof or

(ii) the functions of the Director of the Office of Management and Budget relating to budgetary, administrative, or legislative proposals.

(b) This memorandum shall be implemented consistent with applicable law and subject to the availability of appropriations.

(c) This memorandum is not intended to, and does not, create any right or benefit, substantive or procedural, enforceable at law or in equity by any party against the United States, its departments, agencies, or entities, its officers, employees, or agents, or any other person.

(d) The Secretary of State is authorized and directed to publish this memorandum in the Federal Register.


Barack Obama signed more executive actions in his first 12 days than Donald Trump

United States president Donald Trump signed 18 executive orders and memos in his first 12 days in office, for an average of 1.5 executive actions per day. While that may seem like an unprecedented bombardment of policy, the number of actions signed by Trump is actually one short of his predecessor. In his first 12 days in office in 2009, Barack Obama signed 19 executive actions.

These figures include both executive orders and presidential memos. Both are powerful directives issued by the executive branch a main difference between them is that presidents typically cite their legal authority in executive orders, but not in presidential memos (other subtle differences between the actions are laid out here). Between Inauguration Day and Jan. 31, Trump signed seven executive orders and 11 memos in the same time frame, Obama signed nine orders and 10 memos.

Some executive actions are controversial, some are procedural, and some simply reverse orders signed by prior presidents. Each of the past four presidents, for example, have signed an executive action either repealing (Democrats) or reinstating (Republicans) what’s known as the “Mexico City Policy,” a Reagan-era rule that withholds US funds from global organizations that provide abortion services. Trump reinstated the rule with a memo almost immediately after taking office.

Although Trump has signed fewer executive actions than Obama did in his first 12 days, Trump’s have been more varied and impactful. He’s signed an order to build a wall along the US-Mexico border, put in place a temporary ban on all refugees and restrictions on immigration from seven Muslim-majority countries, inked an order that paves the way for the repeal of the Affordable Care Act, green-lit two controversial oil pipelines, and signed an order that dramatically restructures the National Security Council.

By contrast, Obama’s most scrutinized early orders sought to ban the use of torture in enemy interrogations, shut down the Central Intelligence Agency’s overseas prisons, and close Guantanamo Bay within a year. And the idea of closing Guantanamo Bay created enough controversy that, by 2011, Obama had essentially given it up. Today a few dozen detainees still remain at the prison.

Below is a list of executive orders signed by each president since Bill Clinton in their first 12 days in office:


Trump brought back the "Mexico City Policy." Here's what it means for U.S. foreign aid and abortion.

President Donald Trump speaks during the 36th annual National Peace Officers Memorial Service on Monday, May 15, 2017, on Capitol Hill in Washington. (AP Photo/Evan Vucci)

Reinstatement of the "Mexico City Policy," as provided for in President Donald Trump's Jan. 23 executive memorandum, took effect on May 15.

"(It) ensures that U.S. taxpayers will no longer subsidize foreign nongovernmental organizations that perform or promote abortion on demand," said the co-chair of the Congressional Pro-Life Caucus.

Trump's memorandum also expanded the policy, now called "Protecting Life in Global Health Assistance," according to Rep. Chris Smith, R-New Jersey, who is the caucus co-chair.

"This humane policy seeks to respect and protect the precious lives of unborn girls and boys from the violence of abortion," Smith, a Catholic, said in a statement. "The new policy doesn't cut global health assistance by so much as a penny."

The policy was first put in place by President Ronald Reagan in 1984. It was named for the city that hosted the U.N. International Conference on Population that year and where Reagan, then in his first term as president, unveiled it.

According to a fact sheet posted on the website of the U.S. State Department, Trump's memorandum directed the U.S. secretary of state "to implement a plan to extend the Mexico City Policy to 'global health assistance furnished by all departments or agencies.'"

It said Secretary of State Rex Tillerson approved a plan, giving the policy its new name and outlining how U.S. government departments and agencies will apply its provisions to foreign nongovernmental organizations that receive U.S. funding for global health assistance.

Under the expanded policy, "global health assistance" includes funding for international health programs, such as those for HIV/AIDS, maternal and child health, malaria, global health security, and family planning and reproductive health.

"The new policy establishes pro-child safeguards—benign, humane conditions—on about $8.8 billion in annual global health assistance funding appropriated to the U.S. Agency for International Development (USAID) and the Departments of State and Defense," Smith explained in a May 17 opinion piece published by The Daily Signal, a news website.

"The new pro-child, pro-woman safeguards do not reduce funding for global health assistance by so much as a dollar," Smith said, adding that Trump included three abortion exceptions in his memorandum for the policy—for rape, incest and to save the life of the mother.

"Nothing in the policy prevents foreign NGOs from treating injuries or illnesses that were caused by any abortion," the congressman added.

"For years, pro-abortion organizations have used U.S. taxpayer funds to weaken, undermine, or reverse pro-life laws in other nations and systematically destroy the precious lives of unborn children," Smith wrote. "Scores of countries throughout the world have been besieged by aggressive and well-funded campaigns to overturn their pro-life laws and policies."

"The Protecting Life in Global Health Assistance Policy will significantly mitigate U.S. taxpayer complicity in global abortion," he said.

U.S. foreign policy "should consistently affirm, care for and tangibly assist women and children," Smith said, calling for increased access to maternal and prenatal care, safe blood and better nutrition, and the expansion of essential obstetrical services, "including skilled birth attendants, while improving transportation to emergency care facilities to significantly reduce maternal mortality and morbidity."

He urged there be "a priority for programs that ensure adequate nutrition and supplementation for moms and children during the all-important first 1,000 days of life."

"No one is expendable or a throwaway. Every human life has infinite value. Birth is merely an event, not the beginning of the life of a child," Smith added.


Prioritizing Sexual and Reproductive Health and Reproductive Rights in U.S. Foreign Policy

Today, President Biden signed a Presidential Memorandum revoking the January 23, 2017 Presidential Memorandum on the Mexico City Policy. Pursuant to President Biden’s memorandum, the previous administration’s Protecting Life in Global Health Assistance policy has also been rescinded.

In the Biden-Harris administration, the empowerment and protection of women and girls, including promoting their sexual and reproductive health and rights, is a central part of U.S. foreign policy and national security. Today’s action by President Biden will help improve the lives of women and children around the world by expanding the base of partners implementing U.S. health assistance and increasing access to critical health services, including HIV/AIDS care for key populations, family planning information and services, and effective tuberculosis diagnosis and treatment.

Pursuant to President Biden’s memorandum, and consistent with applicable law, the State Department is also taking the necessary steps to make $32.5 million appropriated by Congress available in 2021 to support the United Nations Population Fund (UNFPA). UNFPA’s work is essential to the health and well-being of women around the world and directly supports the safety and prosperity of communities around the globe, especially in the context of the global COVID-19 pandemic.

As the largest donor to both maternal health and voluntary family planning programs, including the provision of life-saving health care services in crisis settings, the United States will continue its efforts to make pregnancy and childbirth safer by strengthening health systems to provide women with integral health services, including increased access to maternal health care and voluntary family planning. The United States will also partner with governments, the private sector, and international and non-governmental organizations to improve health outcomes and empower women and girls so that they can realize their full potential and help drive social and economic development.

Finally, the United States will withdraw co-sponsorship and signature from the Geneva Consensus Declaration in a timely and appropriate manner. Under President Biden’s leadership, the United States is re-engaging multilaterally to protect and promote the human rights of all women and girls, consistent with the long-standing global consensus on gender equality and sexual and reproductive health and reproductive rights.


Hechos clave

  • On January 23, 2017, President Trump reinstated and expanded the Mexico City Policy requiring foreign NGOs to certify that they will not “perform or actively promote abortion as a method of family planning,” using any funds (including non-U.S. funds), as a condition for receiving U.S. government global health assistance. The U.S. government issued initial guidance related to U.S. global family planning assistance on March 2, and further guidance on other U.S. global health assistance is expected soon.
  • This data note assesses how the Mexico City Policy affects the provision of legal abortion services in U.S. assisted countries.
  • It finds that the majority of countries that received U.S. bilateral global health assistance in FY 2016 (37 of 64), allow for legal abortion in at least one case not permissible by the MCP. These countries accounted for 53% of bilateral global health assistance. In all other countries, abortion is not legal beyond what is permissible by the MCP, although other activities are prohibited by the policy.
  • While foreign NGO recipients of U.S. global health assistance will be required to certify that they are in compliance with the MCP regardless of where they work, where countries’ laws allow for abortion in cases not permitted by the MCP, they will be prohibited from providing legal services with non-U.S. funds as a condition of receiving U.S. assistance.

Introducción

Table 1: Mexico City Policy Conditions – Key Definitions 4
The Mexico City Policy requires foreign NGOs to certify, as a condition of receiving U.S. global health assistance, that they will not “perform or actively promote abortion as a method of family planning” with any funds, including non-U.S. funds. The following definitions apply: 5 ABORTION IS A METHOD OF FAMILY PLANNING WHEN used for the purpose of spacing births (including, for example, abortion to preserve a woman’s physical or mental health). TO PERFORM ABORTION means to operate a facility where abortions are performed as a method of family planning. TO ACTIVELY PROMOTE ABORTION means for an organization to commit resources to increase the availability or use of abortion as a method of family planning by:
  • operating a family planning counseling service that provides advice and information regarding the benefits and availability of abortion as a method of family planning
  • providing advice that abortion is an available option in the event that other methods of family planning are not used or are not successful or encouraging women to consider abortion
  • lobbying a foreign government to legalize (or continue legality of) or make available abortion as a method of family planning and
  • conducting a public information campaign regarding the benefits and/or availability of abortion as a method of family planning.

Excluded from these definitions are the following EXCEPTIONS (allowable activities):

  • abortion in cases where the pregnancy either poses a risk to a woman’s life or is the result of incest or rape 6
  • treatment of injuries or illnesses caused by legal or illegal abortions (e.g., post-abortion care) and
  • responding to a question regarding where a safe, legal abortion may be obtained if the question is specifically asked by a woman who is already pregnant, she clearly states that she has already decided to have a legal abortion, and the family planning counselor reasonably believes that the ethics of the medical profession in the country requires a response regarding where it may be obtained safely.

Análisis

  • In FY16, the U.S. provided bilateral global health assistance to 64 countries. More than half (34) were countries in Africa. The next largest region was East Asia and the Pacific (9). Funding for PEPFAR was directed to the greatest number of countries (41), followed by MCH (35) and FP/RH (34). Together, bilateral global health assistance in these 64 countries totaled just over $6.1 billion in FY16. 9
  • Among these 64 countries, 37 allow for legal abortion in at least one case not permissible under the MCP. 10 Most (22) were in Africa the next largest region was South/Central Asia (6). In nearly all of these countries (35), abortion is legal to preserve a woman’s physical health. In 28 countries, abortion is legal in the case of fetal impairment. PEPFAR reached the greatest number of countries (25) in this group, followed by MCH (18), NTDs/other public health threats (17), and FP/RH (16) (see Tables 2 & 3). Together, these 37 countries accounted for 53% of bilateral global health assistance in FY16.
  • In 27 countries, abortion is not legal in any case beyond the MCP exceptions. Almost half of these countries were in Africa (12), followed by Latin America/Caribbean (5) and East Asia and the Pacific (5). Most of these countries (25) have abortion laws that are more restrictive than the MCP, allowing abortion only to save a woman’s life only 2 also allow abortion in the cases of rape or incest. FP/RH reached the greatest number of countries (18) in this group, followed by MCH (17), PEPFAR (16), water supply/sanitation (16), and NTDs/other public health threats (16) (see Tables 2 & 3). Together, these 27 countries accounted for 47% of U.S. bilateral global health assistance in FY16.
  • The MCP affects these two groups of countries differently. Where a country’s laws allow for abortion in cases not permissible under the MCP, foreign NGOs would be prohibited from providing legal services with non-U.S. funds as a condition of receiving U.S. global health assistance. Where a country’s laws do not allow for abortion beyond what is permissible by the MCP, the policy would not curtail legal abortion services, although it would still prohibit other activities, such as providing counseling about abortion as a method of family planning (see Table 1). In all cases, foreign NGO recipients of U.S. global health assistance will be required to certify that they are in compliance with the MCP. 11 In addition, any U.S. NGO recipient of global health assistance who in turn provides a sub-award to a foreign NGO will be required to ensure that the foreign NGO certified its compliance with MCP.

Figure 1: Abortion Laws in Countries Receiving Bilateral U.S. Global Health Assistance, FY 2016

Figure 2: Map of Abortion Laws in Countries Receiving Bilateral U.S. Global Health Assistance, FY 2016

Table 2: Abortion Laws in Countries Receiving Bilateral U.S. Global Health Assistance, by Program Area, FY 2016 12
Program Area Abortion Legal in at Least One Case Not Permissible by MCP (# of Countries) Abortion Not Legal Beyond What Is Permissible by MCP (# of Countries)
FP/RH 16 18
PEPFAR (HIV) 25 16
Malaria 13 11
MCH 18 17
Nutrición 13 13
tuberculosis 13 10
Water Supply & Sanitation 14 16
NTDs/Other Public Health Threats 17 16
NOTES: MCP means Mexico City Policy. FP/RH means family planning/reproductive health. MCH means maternal and child health. TB means tuberculosis. NTDs means neglected tropical diseases. Analysis assumes that the final guidance on the MCP will include the same abortion-related provisions as the guidance released on March 2, 2017.

Endnotes

White House, “The Mexico City Policy,” Memorandum for the Secretary of State, the Secretary of Health and Human Services, the Administrator of the Agency for International Development, Jan. 23, 2017, https://www.whitehouse.gov/the-press-office/2017/01/23/presidential-memorandum-regarding-mexico-city-policy.

“Policy Statement of the United States of America at the United Nations International Conference on Population (Second Session), Mexico City, Mexico, August 6-14, 1984,” undated Bill Clinton Administration, “Subject: AID Family Planning Grants/Mexico City Policy,” Memorandum for the Acting Administrator of the Agency for International Development, January 22, 1993, National Archives and Records Administration’s Clinton Presidential Materials Project, https://clinton6.nara.gov/1993/01/1993-01-22-aid-family-planning-grants-mexico-city-policy.html FY 2000 Consolidated Appropriations Act, P.L. 106-113 George W. Bush Administration, “Subject: Restoration of the Mexico City Policy,” Memorandum for the Administrator of the United States Agency for International Development, January 22, 2001, Bush Administration White House Archives, https://georgewbush-whitehouse.archives.gov/news/releases/20010123-5.html “Subject: Restoration of the Mexico City Policy,” Memorandum for the Administrator of the United States Agency for International Development, March 28, 2001, Federal Register, https://www.federalregister.gov/documents/2001/03/29/01-8011/restoration-of-the-mexico-city-policy George W. Bush Administration, “Subject: Assistance for Voluntary Population Planning,” Memorandum for the Secretary of State, August 29, 2003, Bush Administration White House Archives, http://georgewbush-whitehouse.archives.gov/news/releases/2003/08/20030829-3.html Barack Obama Administration, “Mexico City Policy and Assistance for Voluntary Population Planning,” Memorandum for the Secretary of State, the Administrator of the United States Agency for International Development, January 23, 2009, https://www.whitehouse.gov/the-press-office/mexico-city-policy-and-assistance-voluntary-population-planning White House, “The Mexico City Policy,” Memorandum for the Secretary of State, the Secretary of Health and Human Services, the Administrator of the Agency for International Development, Jan. 23, 2017, https://www.whitehouse.gov/the-press-office/2017/01/23/presidential-memorandum-regarding-mexico-city-policy.

USAID, “Standard Provisions for U.S. Nongovernmental Organizations: A Mandatory Reference for ADS Chapter 303,” ADS Reference 303maa, partial revision March 2, 2017, https://www.usaid.gov/ads/policy/300/303maa USAID, “Standard Provisions for Non-U.S. Nongovernmental Organizations: A Mandatory Reference for ADS Chapter 303,” ADS Reference 303mab, partial revision March 2, 2017, https://www.usaid.gov/ads/policy/300/303mab.

USAID, “Standard Provisions for U.S. Nongovernmental Organizations: A Mandatory Reference for ADS Chapter 303,” ADS Reference 303maa, partial revision March 2, 2017, https://www.usaid.gov/ads/policy/300/303maa USAID, “Standard Provisions for Non-U.S. Nongovernmental Organizations: A Mandatory Reference for ADS Chapter 303,” ADS Reference 303mab, partial revision March 2, 2017, https://www.usaid.gov/ads/policy/300/303mab.

Assumes that the final guidance on the MCP will include the same abortion-related provisions as the guidance released on March 2.

Kaiser Family Foundation analysis of data from the U.S. Foreign Assistance Dashboard (http://beta.foreignassistance.gov/) and USAID NTD Program website (NeglectedDiseases.gov). The U.S. Foreign Assistance Dashboard includes global health funding provided to countries by USAID and the Department of State only, but not funding provided by the CDC. Our analysis includes all bilateral global health assistance provided to countries but not assistance designated as regional or worldwide, which may in turn be provided to countries but is not identifiable by country (estimated to be approximately $1.1 billion in FY16). It also does not include global health assistance provided to multilateral institutions, such as the Global Fund to Fight AIDS, Tuberculosis and Malaria, GAVI, and others, which totaled approximately $2 billion in FY16, and are expected to be exempt from MCP requirements.

Kaiser Family Foundation analysis of data from the United Nations, World Population Policies Database (http://esa.un.org/poppolicy/about_database.aspx), and the Center for Reproductive Rights, The World’s Abortion Laws Database (http://worldabortionlaws.com/), for 2015.

FY16 funding amount does not include $100 million that was provided for NTDs, which is not identifiable by country.

These 37 countries include 9 countries that, while allowing for legal abortion in at least one case not permitted by the MCP, do not allow abortion in all MCP excepted cases (e.g., allow abortion to preserve a woman’s physical health but not in the cases of rape or incest).

While all foreign NGOs will be required to certify that they are in compliance with the MCP, not all foreign NGOs provide services that are prohibited by the MCP. Such an assessment was beyond the scope of this analysis.


Presidential Memrandum: Mexico City Policy and Assistance for Voluntary Population Planning - History

THE ADMINISTRATOR OF THE UNITED STATES AGENCY FOR INTERNATIONAL DEVELOPMENT

SUBJECT: Mexico City Policy and Assistance for Voluntary Population Planning

The Foreign Assistance Act of 1961 (22 U.S.C. 2151b(f)(1)), prohibits nongovernmental organizations (NGOs) that receive Federal funds from using those funds "to pay for the performance of abortions as a method of family planning, or to motivate or coerce any person to practice abortions." The August 1984 announcement by President Reagan of what has become known as the "Mexico City Policy" directed the United States Agency for International Development (USAID) to expand this limitation and withhold USAID funds from NGOs that use non-USAID funds to engage in a wide range of activities, including providing advice, counseling, or information regarding abortion, or lobbying a foreign government to legalize or make abortion available. The Mexico City Policy was in effect from 1985 until 1993, when it was rescinded by President Clinton. President George W. Bush reinstated the policy in 2001, implementing it through conditions in USAID grant awards, and subsequently extended the policy to "voluntary population planning" assistance provided by the Department of State.

These excessively broad conditions on grants and assistance awards are unwarranted. Moreover, they have undermined efforts to promote safe and effective voluntary family planning programs in foreign nations. Accordingly, I hereby revoke the Presidential memorandum of January 22, 2001, for the Administrator of USAID (Restoration of the Mexico City Policy), the Presidential memorandum of March 28, 2001, for the Administrator of USAID (Restoration of the Mexico City Policy), and the Presidential memorandum of August 29, 2003, for the Secretary of State (Assistance for Voluntary Population Planning). In addition, I direct the Secretary of State and the Administrator of USAID to take the following actions with respect to conditions in voluntary population planning assistance and USAID grants that were imposed pursuant to either the 2001 or 2003 memoranda and that are not required by the Foreign Assistance Act or any other law: (1) immediately waive such conditions in any current grants, and (2) notify current grantees, as soon as possible, that these conditions have been waived. I further direct that the Department of State and USAID immediately cease imposing these conditions in any future grants.

This memorandum is not intended to, and does not, create any right or benefit, substantive or procedural, enforceable at law or in equity by any party against the United States, its departments, agencies, or entities, its officers, employees, or agents, or any other person.

The Secretary of State is authorized and directed to publish this memorandum in the Federal Register.


Ver el vídeo: Discurso en la Cumbre de la CELAC