Marco en A de cuero

Marco en A de cuero

Marco en A de cuero

A-Frame se utiliza para unir equipo adicional a las correas normales del soldado alemán.

Fotografía cedida por Epic Militaria ((c) 2010), con agradecimiento.


Historia y evolución de la chaqueta de moto de cuero

La chaqueta de moto de cuero es un icono. Es tanto una elección de estilo como una prenda protectora de motocicleta. La chaqueta de cuero ahora se ofrece en una amplia variedad de estilos y esto solo ha mejorado su popularidad.

Esta prenda icónica, y una pieza extremadamente importante del equipamiento de la motocicleta, ha cambiado y evolucionado con el tiempo. Se ha abierto camino en la cultura popular y en la propia historia del mundo. La chaqueta de cuero es ahora una de las prendas que todos deberíamos tener en el armario, ya sea que viaje o no.

Debido a la importancia de la chaqueta de cuero, pensé que era mejor echar un vistazo a la historia de la chaqueta de cuero, y específicamente a la chaqueta de motociclista de cuero. Empecemos desde el principio.


El efecto A-frame

Imagínelo: una pared triangular de ventanas y un loft para dormir con puertas corredizas de vidrio hacia una terraza, una parrilla, una mesa de picnic, una campana para cenar para llamarlo desde el bosque, el lago o la playa.

Con una alfombra trenzada en el piso y recortes en forma de corazón en la balaustrada del balcón, la casa está lista para una Sdesarmado primer plano de la revista, hasta que su hijo pliegue esa terraza, atrapando a la familia de juegos adentro, levantando su marco en forma de A de Fisher-Price por su conveniente asa de transporte. Llegar a casa después de las vacaciones nunca fue tan fácil.

Esta casa de muñecas con armazón en A ocupa un lugar preponderante en la imaginación de los niños de la década de 1970. Fabricada sólo entre 1974 y 1976, la casa, descrita en el catálogo como un "chalet de esquí", fue el primer conjunto de la empresa que incluyó literas y una mesa de picnic, los avatares de muebles de un estilo de vida relajado, así como uno de los primero en ser completamente de plástico, liviano y de bajo mantenimiento.

Desde sus accesorios hasta su portabilidad, el armazón en forma de A de juguete se parece mucho a su inspiración de tamaño completo, una casa que continúa sirviendo como símbolo de una era en la que el ocio y las segundas residencias estaban disponibles para una franja mucho más grande de la población estadounidense. .

Aunque he espiado A-frames desde Mount Hood hasta Fire Island, el Fisher-Price es el único que he tenido: una vez en la década de 1970, y nuevamente hoy, cuando lo volví a comprar como regalo para mi hija. . Las modernas casas de muñecas contemporáneas de techo plano parecían demasiado preciosas y caras, mientras que la humilde estructura en A ya había resistido la prueba del tiempo.

El marco en A, tanto del tamaño de una muñeca como de un humano, está de vuelta, y por las mismas razones que lo convirtieron en un fenómeno en primer lugar. Los libros de patrones de la década de 1960 abundan en Ebay, mientras que Gibbs Smith está publicando un libro basado en fotografías llamado El marco en A moderno la próxima primavera. Instagram, en el que todo lo fotogénico vuelve a ser nuevo, me sirvió varias vacaciones en forma de A este verano, al igual que Revista TEn casas de vacaciones mínimas. Estas casas caen en la superposición entre los fanáticos del popular y serio Cabin Porn Tumblr y aquellos cuyas casas podrían terminar en el más sarcástico Fuck Your Noguchi Coffee Table Tumblr.

En su libro definitivo de 2004 sobre el marco en A, el historiador de la arquitectura Chad Randl escribe que la popularidad de estas casas coincidió con la era del "segundo todo". Segundos televisores, segundos baños, segundos autos y, eventualmente, segundas residencias. Entre 1955 y 1965, el salario del trabajador medio aumentó en un 50 por ciento. La construcción de nuevas carreteras, incluida la Interestatal 70 hacia las Montañas Rocosas y la Interestatal 80 desde San Francisco a Reno, así como la creación de nuevas presas, lagos y embalses en todo el país, abrió la naturaleza como un destino de fin de semana.

La Autoridad del Valle de Tennessee creó más de 10,000 millas de nueva costa entre 1933 y 1968, con espacio para al menos 12,000 casas de vacaciones. La Oficina de Administración de Tierras creó 200 reservorios entre 1946 y 1968, principalmente en los estados del oeste. "¡Toda familia necesita dos hogares!" lea un anuncio, "uno para la semana laboral, otro por puro placer".

El marco en A, en su sentido más puro, es una casa con forma de triángulo equilátero. Su pico distintivo está formado por vigas o cerchas que se unen en la parte superior y se atornillan a las placas o vigas del piso en la parte inferior. El techo cubre las vigas y llega hasta el suelo. El travesaño de la A se crea mediante vigas de cuello horizontales, destinadas a estabilizar la estructura, que generalmente soporta un desván para dormir.

Y eso es todo: los marcos en A se encuentran con la tierra en paredes de escombros o bloques de hormigón, columnas de hormigón o madera, pero su naturaleza esencial es flotar ligeramente por encima de su entorno, una plataforma de observación para una extensión de la naturaleza. Los Instagrammers que enfatizan los ángulos de la A contra los pinos susurrantes o el cielo azul, desde adentro o desde afuera, son recompensados ​​con muchos me gusta a la @cabinlove.

Los armazones en A existían antes de la década de 1950. Randl encuentra evidencia de estructuras con techo inclinado en China, donde cubrieron viviendas de pozo, y en granjas tradicionales en Shirakawa, Japón a Polinesia, donde se decía que los techos de tales "grandes casas" se asemejaban a las velas de los barcos. En Suiza, donde los chalés reales típicamente tenían paredes laterales, los techos a dos aguas tienden hacia una pendiente mucho más ancha y plana. La invocación de un precedente histórico, entonces, sirve principalmente como tapadera. El modernista puede instalar tapetes y cojines bajos, mientras que el tradicionalista puede optar por un balcón de jengibre y paneles de madera. Comodidad tu camino.

La naturaleza cambiante también facilitó el camino del marco en A más allá de los convenios restrictivos. Una de las primeras casas de vacaciones con techo completo fue diseñada por Rudolf Schindler en 1934 en Lake Arrowhead, donde la asociación de propietarios declaró que todas las casas nuevas tenían que ser de "estilo normando".

El diseño de Schindler, en la tradición de su antiguo empleador Frank Lloyd Wright, hizo gran parte del triángulo. El frente de la casa con armazón de madera era todo vidrio, rayado con delgados parteluces de madera. En el interior, las paredes y vigas de madera contrachapada quedaron expuestas, mientras que los cimientos de escombros se deslizaron dentro como piedra. Una sala de estar de doble altura ocupaba todo el frente de la casa, en la parte trasera había un loft con una habitación con literas y un dormitorio. Su cliente, la diseñadora de vestuario Gisela Bennati, lo decoró con muebles del propio Schindler.

Ese plan, que aprovecha al máximo el espacio abierto creado por las vigas generales y coloca la cocina, los dormitorios y los baños en el extremo oscuro de la A, ha demostrado ser sorprendentemente duradero. Los propietarios intentan conseguir habitaciones en ángulo recto bajo el techo a través de buhardillas y techos de cobertizo, sótanos dobles y subterráneos, pero la verdad es que es una forma incómoda. Mantenerse agachado y amueblar mínimamente es la mejor manera de aprovechar la abundancia de piso y la miseria de la pared.

El marco en A de Schindler fue único, pero otros arquitectos conocidos se enredaron con la forma. Andrew Geller, conocido por sus casas de vacaciones de posguerra en forma de cometa y arco en los Hamptons, tuvo su primer éxito con un marco en A que diseñó en 1957 para Betty Reese, la poderosa ejecutiva de relaciones públicas de George Nelson. Reese tenía un presupuesto de solo $ 5,000, que Geller superó en un 40 por ciento. Cuando terminó, se aseguró de que su casa se convirtiera en el New York Times y otras revistas, en artículos que enfatizaban la facilidad de vivir en su "Playhouse on a Budget". Es posible que su sala de estar solo tuviera 13 por 22 pies, pero con una banqueta empotrada y una chimenea recortada entre las ventanas, se veía lujosa. De repente, Geller tuvo muchos clientes.

Cabina con estructura en A No. 381, 1967. Denver Post / Getty Images

El marco en A parece generar tanta publicidad dondequiera que aparezca, y la mayoría de los que se originaron durante el pico de popularidad, 1950 a 1975, se construyeron sin arquitectos. Los libros de patrones, los kits de construcción y los planes de pedidos por correo generados por los fabricantes de madera contrachapada y homasote se combinaron para hacer que el marco en A parezca un pequeño paso adelante de las mejoras para el hogar.

La Douglas Fir Plywood Association pagó al pediatra David Hellyer por sus planos personales en forma de A, dándole madera contrachapada gratis a cambio de documentar su proceso de construcción y reproducir sus planos. Después de publicar fotos de la cabina completa de Hellyer en 1957, la DPFA vendió 12.000 copias de los dibujos de trabajo.

La firma de San Francisco Campbell & amp Wong promocionó su Leisure House como "sus vacaciones en un kit" y construyó una versión a gran escala en interiores para el Festival de las Artes de San Francisco de 1951. La empresa inicialmente vendió los planos por $ 25, luego creó un kit precortado con una empresa de construcción local. Dibujos de la casa publicados en Arte y arquitectura amp en 1951 como "A Small Hill Camp" muestran dos marcos en A de un solo piso unidos por una plataforma trapezoidal. Cuanto más grande es el salón-comedor, el pequeño tiene dormitorios y un baño. Es todo lo que uno podría necesitar, no más.

Mientras revisaba un plan tras otro, comencé a ver esa incomodidad como parte del atractivo del marco en A. ¿Quién quiere una segunda casa con tanto mantenimiento como la primera? Cada vez que pienso en querer una escapada, me recuerdo a mí mismo de la larga lista de tareas pendientes en la única casa que tenemos la suerte de poseer. En un marco en A, hay pocos armarios, por lo que debe permanecer eternamente Kondo-ed. En un marco en A, hay poca privacidad, por lo que la familia tiene que reunirse alrededor de la chimenea o correr afuera. La vida interior y exterior y el entretenimiento informal eran el estilo del día en la década de 1950, como lo son ahora, y no puede ser de otra manera en un marco en A. El ocio forma parte de su propio carácter. El armazón en A obviamente comparte ADN con la carpa, pero ofrece suficientes comodidades de hogar para los que tienen fobia a acampar como yo.

La fotógrafa de Los Ángeles Bonnie Tsang visitó los armazones en A adyacentes a Yosemite comercializados con la cuenta de Instagram @far_meadow este verano. Al admirar sus imágenes, tenía curiosidad por saber más sobre su origen. ¿Fueron nuevos los de 40 y tantos? ¿O alguien estaba haciendo monturas en A de nuevo? El propietario Heinz Legler compró la propiedad hace una década con Veronique Lievre. La pareja dirige el sitio de alquiler vacacional Boutique Homes y posee las V-Houses igualmente inspiradas en el alfabeto en Yelapa, México.

El marco rojo A en Far Meadow. Laura Austin

A una altitud de 7,000 pies y una carga de nieve anual de 10 a 16 pies, el techo inclinado y la construcción modular del marco en A fue una obviedad. “Pudimos preconstruir toda la estructura en el desierto de Mojave y enviarla”, dice, para un montaje rápido en el sitio. Cada una de las casas tiene una gran sala abierta al frente y un loft con dormitorios en la parte trasera, como la casa Schindler. Entre la construcción de la primera y la segunda estructura, Legler decidió que las escaleras ocupaban demasiado espacio y cambió un tramo recto por una espiral. Los libros de planos del pasado lo inspiraron a preconstruir las estructuras y, dado que los alquiló, ha recibido muchas consultas sobre la compra de sus planos: la historia se repite. Construyó un tercer marco en A en el sitio y lo aprobó el departamento de construcción, pero no está seguro de querer convertirse en un promotor profesional de marcos en A.

El año pasado, los arquitectos canadienses Scott & amp Scott construyeron un nuevo armazón en A en Whistler, otra comunidad de esquí donde los armazones en forma de A de la década de 1970 eran gruesos en el suelo. Los arquitectos actualizaron la forma con una base de hormigón vertido, un hastial inclinado y un pasamanos de metal delgado, sin pan de jengibre aquí, pero el aspecto general y el uso no están lejos de Campbell en la década de 1950 y Schindler en la década de 1930. Ellos también reciben solicitudes frecuentes para vender sus planes.

“Existe esta idea nostálgica de ir a la cabaña y jugar juegos de mesa y que todos estén juntos en la misma habitación”, dice David Scott, quien fue dueño de una granja Fisher-Price y un Jeep en su juventud. “Tu única tarea debería ser encender un fuego”, agrega Susan.

“Lo que sigue siendo atractivo es la simplicidad de ellos, o la simplicidad percibida de ellos”, dice Randl, quien ha investigado otros diseños altos y bajos, incluidos restaurantes giratorios y alfombras de pelo largo. "Tuvieron un increíble estallido de popularidad entre un determinado grupo económico y, después de su momento cultural, se convirtieron en objeto de burla". Pero las familias jóvenes que hoy compran casas de vacaciones no recuerdan los chistes. Ven la misma luz, ángulos y sueños de las vacaciones minimalistas que vieron sus abuelos. Los marcos en A son como casas pequeñas sin la conferencia de sostenibilidad.

Hablé con Amber Bravo, una líder creativa en Google Design que, junto con su esposo, el diseñador gráfico Geoff Halber, compró un marco en A Catskills y su contenido hace dos años, una segunda casa del mismo tamaño que su apartamento de alquiler en Brooklyn. Los vendedores habían pintado el interior de blanco y puesto pisos de madera (anteriormente la casa era un paraíso de los años 70 de paneles de "madera" y linóleo) y, desde entonces, han ido restando poco a poco.

"Lo interesante del marco en A es que te enamora tanto de su forma y, aunque te gustaría tener un baño mejor, no quieres interrumpir la pureza de la línea", dice. “Hay una buhardilla con una ventana panorámica que da al bosque, así que lo único que podemos hacer es agrandar esa buhardilla. No estamos dispuestos a hacer nada que signifique que ya no verías ese triángulo ".

Las camas de las dos habitaciones pequeñas del primer piso son de Muji, con almacenaje debajo para aumentar los armarios mínimos. Aunque los diseñadores tienen muchos carteles, apenas hay paredes para colgarlos, por lo que la pareja compró una alfombra gráfica. Solo ahora a su hijo de 3 años se le permite subir los empinados escalones que conducen al loft de la casa. "No es el tipo de lugar en el que puedes robarte en el que estás".

Estas son las otras recompensas, especialmente para los padres que ven a sus hijos crecer en la conciencia del mundo. “Asocia la casa con una geometría muy simple. Si ve un triángulo, dice: la cabina.'"


Historia del cuero

¿Te has preguntado alguna vez cómo se fabricaba el cuero? ¿De dónde vino el cuero? Hay varias historias y hechos para responder a estas preguntas. Nuestro propósito al escribir este artículo es intentar explicar, como hemos investigado, dónde se originó el cuero y cómo se fabricó hasta la actualidad.

Todos hemos escuchado el dicho "viejo como la tierra" o "viejo como el agua". Bueno, el cuero es casi tan viejo. Si nos fijamos en Génesis 3:21, "también a Adán ya su esposa hizo Jehová Dios túnicas de pieles y los vistió". Al principio, y es cierto hasta el día de hoy, el cuero es un producto de la naturaleza. Dios nos dio el conocimiento y las habilidades a lo largo del tiempo, para desarrollar lo que la naturaleza proporcionó, en muchas cosas útiles.

Los hombres de las cavernas cazaban para sobrevivir y, al hacerlo, usaban todas las partes de los animales que mataban. La piel de los animales se usaba para protección a modo de tiendas de campaña, ropa y una especie de calzado. Se han encontrado sitios en España que han producido herramientas de hueso que se pensaba que se usaban para raspar cueros y pieles. Este proceso se realizó para eliminar el pelo y la carne de la piel. Luego, las pieles se estiraron y secaron para usarlas como ropa y tiendas de campaña. Por no saber en este momento cómo curtir las pieles y cueros no duraron mucho. Un proceso conocido como putrefacción haría que las pieles se endurecieran, lo que las haría inservibles.

La conservación, también conocida como bronceado, es un arte en sí mismo. Hay muchas formas diferentes de curtir una piel dependiendo de su uso. Uno de los primeros métodos de bronceado fue estirar la piel en el suelo y frotarla con sesos y grasas del animal mientras se secaba. Esta era una forma de ablandar la piel, pero no era un proceso que duraría. El proceso de curtido de la corteza de roble, como lo cuenta la historia, fue creado por los antiguos hebreos. Este proceso todavía se utiliza hoy. Durante los primeros tiempos del Imperio Romano fue cuando aparecieron algunos de los gremios de curtidores. Los productos de cuero en esta época consistían en algunos tipos de calzado, ropa y equipo militar. Algunos otros materiales utilizados en el curtido eran naturales mediante el uso de hojas y vegetación en descomposición. Las sales de la tierra que contenían alumbre se descubrieron más tarde. Con el paso del tiempo, un proceso de curtido con sales de cromo desarrollado por un químico estadounidense redujo el tiempo que lleva curtir el cuero. Este proceso tarda horas en realizarse en lugar de semanas o meses.

Desde el inicio de la fabricación de cuero desde el hombre de las cavernas y antes hasta el presente, el hombre ha utilizado pieles o cueros para la protección de los elementos, el calor y para fabricar armas y muchos otros productos de cuero. La tecnología en el curtido del cuero ha hecho posible fabricar cuero de calidad en botas, zapatos, chaquetas, carteras y muchos más artículos.


Características

No era fácil fabricar cuero en la época colonial. No había fábricas, y si no vivía en la ciudad o no tenía suficiente dinero para comprar artículos prefabricados, tenía que hacer los suyos propios. Para hacer eso, primero tenías que quitar el pelo o el pelaje de la piel. Tenía que empaparlo, luego golpearlo y luego estirarlo sobre un marco y rasparlo. A continuación, hubo que remojarlo en una solución como cal viva. Luego, era necesario lavarlo para detener la reacción química, todo esto solo para deshacerse del cabello y la grasa. Si querían ablandar la piel, la ponían en una mezcla de, lo crea o no, estiércol de perro, excremento de gallina y de paloma. Después de eso, el cuero se empapó en amoníaco. Luego se colgó para que se secara. Podría llevar meses conseguir una buena piel. Esto es solo lo básico para curtir una piel, pero da una buena idea de lo difícil que fue.


Una breve historia de la chaqueta de cuero, desde guerras hasta pasarelas

No exageramos cuando afirmamos que todos los hombres (pero también todas las mujeres) han tenido al menos una chaqueta de cuero en su armario.

Una prenda que ahora se considera una prenda clásica, un must, algo tan necesario y básico como una camiseta o un jeans, la chaqueta de cuero es también una prenda que siempre está a la moda y de moda, y nunca pasa de moda. . Basta con echar un vistazo a las pasarelas de todo el mundo y a las colecciones de los principales diseñadores de moda para entender que esta prenda se presenta como un must-have y como un objeto que puede inspirar tanto a los diseñadores que crearlo y las personas que lo usan. Piel de cordero, ante y pieles de piel de oveja son los principales tipos de cuero utilizados para la creación de chaquetas.

Hoy en día la chaqueta de cuero es una prenda de moda que todo hombre quiere tener en su armario para lucirlo cuando quiere sentirse un poco rebelde o simplemente destacar como una persona fuerte y decidida, pero esta chaqueta especial nació hace muchos años. por razones completamente diferentes.

Ropa de guerra

La chaqueta de cuero, de hecho, apareció en puño durante la Primera Guerra Mundial como prenda utilizada por los pilotos de combate alemanes. Utilizadas como capas de ropa exterior de uniformes, las chaquetas de cuero tenían un papel protector. Se llamaban chaquetas bomber y eran muy apreciadas sobre todo por su capacidad aislante y calidez. Las chaquetas de cuero también se utilizaron durante la Guerra Civil Rusa, por lo que ciertamente podemos afirmar que su primer campo de aplicación fue el sector militar.

Pronto, esta prenda comenzó a hacerse más popular también fuera del sector militar, en particular en la década de 1920, cuando Irving Shott diseñó la primera chaqueta de cuero para Harley Davidson. A diferencia de la chaqueta militar, este modelo (llamado & ldquoPerfecto & rdquo después de un cigarro) tenía una cremallera en lugar de botones y era una versión abreviada. Sin embargo, la chaqueta de cuero no descartó su papel militar y apareció nuevamente durante la Segunda Guerra Mundial, usada también por miembros del Ejército de EE. UU. El legendario modelo A-2 todavía se ve como un ícono, y algunas empresas de ropa aún reproducen estas chaquetas, después de tantos años.

Hollywood

Sin duda, Hollywood y las muchas películas que presentaron estrellas y personajes inolvidables vistiendo esta prenda dieron un impulso a las chaquetas de cuero como prendas de moda. Películas que se remontan a las décadas de 1940 y 1950, como Por quién doblan las campanas, El salvaje y Rebelde sin causaPor citar algunos ejemplos, contribuyó al lanzamiento de la chaqueta de cuero como un artículo utilizado por chicos hermosos y encantadores (como Gary Cooper, Marlon Brando, James Dean y otras estrellas de cine), la mayoría rebeldes y poco convencionales. Fue así como muchos chicos empezaron a concebir esta prenda como algo que podía realzar el encanto de una persona y rsquos (¡y tal vez atraer a las chicas!), Así como una especie de símbolo de rebeldía.

En las décadas siguientes la chaqueta de cuero afectó también a otros sectores, en particular a la moda y la música. Los Beatles primero (en la década de 1960), los Ramones, Sex Pistols y The Clash luego (desde la década de 1970) contribuyeron a asociar la chaqueta de cuero con la música rock y punk. En cuanto al mundo de la moda, no podemos olvidar la aportación de diseñadores como Vivienne Westwood e Yves Saint Laurent. La novia de Malcolm Mclaren (gerente de Sex Pistols), Vivienne Westwood transformó la chaqueta de cuero en una prenda de moda, mientras que Yves Saint Laurent fue el primer diseñador en insertar cuero en sus colecciones no solo para chaquetas, sino también para pantalones, faldas, etc. sobre. El cuero se convirtió en un material de moda y luego se usó en las colecciones de muchos otros diseñadores.

Días modernos

Hoy en día la chaqueta de cuero es vista como una prenda clásica y de moda, y evidentemente a los diseñadores les gusta reinventarla y darle diferentes formas. Aunque todavía se aprecia el modelo básico, la chaqueta de cuero es ahora algo que puede variar mucho en función de la creatividad de los diseñadores, de las tendencias contemporáneas y del gusto personal. Las chaquetas de cuero se realizan en diferentes colores (¡no solo negro o marrón!) Y formas, tanto para hombres como para mujeres, y pueden ser elegantes o casuales.

La chaqueta de cuero es una prenda que ha pasado a través de las décadas y ha sido protagonista en muchos campos diferentes, y lo cierto es que ¡nos acompañará durante mucho tiempo!


Artículos relacionados

La suiza difundiendo el evangelio del porno 'inteligente, feminista y que cambia la vida'

Lo que revelan tus fantasías sexuales sobre ti

Pero no todo el mundo puede contar con la asistencia divina y, en su ausencia, interviene la tecnología. El protagonista de E.T.A. El cuento de Hoffmann "El hombre de arena" es Nathaniel, un joven estudiante de naturaleza artística y proclive a la melancolía, y una novia, Clara, que no simpatiza especialmente con ninguna de estas tendencias. Nathaniel está obsesionado por el recuerdo de la muerte violenta de su padre a manos de un socio, a quien cree que es "el hombre de arena", una figura mítica que arroja arena a los ojos de los niños y luego se los arranca.

Nathaniel conoce a Olympia, la hija de su maestra, que es "alta, muy delgada, perfectamente proporcionada y magníficamente vestida", aunque "casi podría decir que estaba ciega, como si estuviera durmiendo con los ojos abiertos". Nathaniel está enamorado de ella. “Nunca antes había tenido una auditora tan maravillosa [Durante horas] ella se sentaba inmóvil, la mirada fija en los ojos de su amado con una mirada que se volvía cada vez más animada y apasionada. Solo cuando Nathaniel finalmente se levantó y le besó la mano, y sin duda también su boca, ella dijo: '¡Ah, ah!' "

Su amigo Siegmund trata de comprender su atracción por la mujer muda, "cuyos movimientos parecen controlados por un reloj, la desagradable regularidad desalmada de una máquina". Olympia asusta a Siegmund y a los otros amigos de Nathaniel: "No nos gustaría tener nada que ver con ella", le dice a Nathaniel. Y, de hecho, mientras Nathaniel observa mientras el "padre" de Olympia, el profesor Spalanzani, se pelea por ella con Coppelius, un comerciante a quien Nathaniel identifica como el hombre de arena de su infancia, presencia cómo Olympia se desmorona en sus manos, resultando ser un " muñeca sin vida ”(traducción de RJ Hollingdale, 1982).

Un trabajador que prepara una muñeca de silicona en una fábrica de EXDOLL, una empresa con sede en la ciudad portuaria de Dalian, en el noreste de China. FRED DUFOUR / AFP / Getty Images

Hoffmann, una de las principales figuras del movimiento romántico alemán, publicó "El hombre de arena" en 1816. En 1881, Jacques Offenbach convirtió la historia, junto con otras dos obras de Hoffmann, en una ópera. En 1891, Tchaikovsky escribió música para un ballet basado en otra de las historias de Hoffman, "El cascanueces y el rey ratón". Pero el propio Hoffmann no vivió para ver estos éxitos trans-medianos; murió en 1822, a los 46 años, de sífilis, con la que se había contagiado en su juventud.

En 1906, el psiquiatra alemán Ernest Jentsch mencionó "The Sandman" en un breve artículo que escribió, "Sobre la psicología de lo siniestro". La palabra alemana unheimlich - literalmente "poco familiar", pero traducida en inglés como "uncanny" - es el sentimiento de amenaza que surge cuando algo familiar y bien conocido se vuelve extraño y ajeno, diferente, incorrecto. Es la ansiedad que nos despierta, por ejemplo, "la duda sobre si un ser aparentemente vivo es realmente animado y, a la inversa, la duda sobre si un objeto sin vida puede no serlo de hecho", escribió Jentsch.

A raíz de Jentsch, Sigmund Freud decidió investigar este fenómeno y su conexión con la historia de Hoffmann. Lo analizó con gran profundidad en su conocido artículo de 1919 "The Uncanny", donde argumenta que no es la muñeca Olympia la que despierta ansiedad en Nathaniel, sino que los ojos arrancados que anhela el Hombre de Arena y que se describen en la La historia, que toma diferentes formas, encarna, para el protagonista, el complejo de Edipo y el miedo concomitante a la castración. Esto es lo que socava la perspectiva de Nathaniel de formar una relación plena y saludable con una mujer de carne y hueso como Clara, sugiere Freud, y lo envía a los brazos de la Olimpia mecánica, un objeto perfecto de deseo, una tabula rasa en la que puede proyectar sus anhelos sin miedo al rechazo, el rechazo o la castración. “La absoluta atención del muñeco lo deja todo el escenario. Él puebla su vacío con imaginaciones y sentimientos propios ”, observa la escritora Marit Ben Israel en su blog en hebreo.

"Fiel a la naturaleza"

Dos años antes de que Jentsch publicara su artículo, los emprendedores industriosos ya habían encontrado una forma más directa que el psicoanálisis de lidiar con el miedo a la castración. Un catálogo francés de 1904 presume de muñecos sobre los que “no hay miedo al chantaje, los celos, la discusión o la enfermedad. Siempre están disponibles, siempre obedientes ". El sexólogo Iwan Bloch elabora sobre estas "muñecas fornicadoras" hechas de "goma y otros materiales plásticos" con "órganos genitales representados de una manera fiel a la naturaleza". Así, "incluso la secreción de las glándulas de Bartholin es imitada, por medio de un 'tubo neumático' lleno de aceite", escribió en su 1909 "La vida sexual de nuestro tiempo en sus relaciones con la civilización moderna".

No se sabe si la muñeca encargada por el pintor y escritor austriaco-checo Oskar Kokoschka en 1915 estaba equipada con características sofisticadas como esas, pero en contraste con sus relaciones con su amada real y frustrante, Alma Mahler, viuda del distinguido compositor, experimentó sin escenas de envidia o riñas con el muñeco. A petición suya, fue modelada a la imagen misma de Alma - Kokoschka incluso ordenó su ropa, tanto ropa interior como otro atuendo - a la propia costurera de Mahler. Se llevó el muñeco a la ópera (¿vieron juntos “Los cuentos de Hoffmann”?) Ya pasear en un carruaje.

Pero su destino se parecía al de Olimpia: fue decapitada y destruida en un ataque de borrachera. Freud pudo haber estado al tanto del escándalo, que quizás influyó en su artículo; después de todo, había tratado a Gustav Mahler, que estaba tratando de lidiar con el adulterio de su esposa. Pero una persona que estaba definitivamente familiarizada con la muñeca de Kokoschka y que se inspiró en ella fue el artista surrealista alemán Hans Bellmer. Al igual que Kokoschka, Bellmer buscó oponerse a la marea creciente del nazismo en su vida y obra: las muñecas perturbadoras, eróticas, desmontadas y reensambladas que comenzó a crear en 1933 fueron influenciadas por su oposición al fascismo y su enfoque de los seres humanos individuales, como así como por su poderosa, aunque aparentemente no consumada, atracción por una prima de 15 años.

Según Anthony Ferguson, Bellmer fue el antepasado de la muñeca sexual moderna. “Los modelos extraños y erotizados creados por Bellmer en la década de 1930 se diferenciaban de la muñeca sexual funcional solo en que carecían de los orificios necesarios para la penetración”, señala. Esos orificios surgieron al final de la Segunda Guerra Mundial, con la invención de la muñeca sexual inflable. Ha habido rumores en el sentido de que estas muñecas se fabricaron primero siguiendo las instrucciones de Hitler, para que los soldados arios pudieran lograr la satisfacción sexual sin contaminar su pureza a través del contacto con razas inferiores. Sin embargo, no existen fuentes confiables para autenticar esto. Estas creaciones inflables no eran confiables, ya que estaban hechas de vinilo de baja calidad que a menudo se rompía o se rasgaba cuando se sometía a un uso intenso. No fue hasta el desarrollo del látex, el silicio y materiales similares que fue posible por primera vez crear un maniquí duradero con fines de satisfacción sexual.

Una RealDoll de silicona sin terminar, fabricada por Abyss Creations. David McNew / Getty Images / AFP

El esfuerzo continuo por crear muñecas sexuales que sean simulacros de fantasías masculinas que involucran “disponibilidad”, “obediencia” femenina, pechos grandes, piel suave, juventud e inmortalidad puede verse como un intento de lograr la objetivación final de la mujer. En contraste con el “uso” de mujeres de carne y hueso, en ciertos burdeles se requiere un depósito adicional a quienes usan las muñecas. Son muy caras y requieren manipulación y mantenimiento, dijo a la BBC el dueño de una de esas "casas de muñecas", que permite el uso ocasional de maniquíes sexuales, en un documental de televisión reciente ("The Future of Sex: Sex Robots and Us)". .

Pero todo esto podría cambiar pronto. La pornografía, como es su costumbre, aprovecha todos los avances tecnológicos que pueden prostituirse para satisfacer sus propios fines. Los fabricantes de muñecas "reales", como se les llama a estos maniquíes sexuales de última generación, están atrapados en su propio tipo de "proyecto Pigmalión", cuyo objetivo es crear una muñeca sexual que no solo se mueva de forma autónoma sino que también sienta el movimiento. , responda y use su boca también para propósitos verbales, es decir, para hacer una demostración convincente de vida e incluso de deseo.

Algunas personas ya pasan su existencia sexual y emocional en compañía de tales muñecos, tratándolos no solo como objetos sexuales sino como objetos para el amor y las relaciones. En 2014, David Levy, experto en inteligencia artificial y autor del libro "Amor y sexo con robots", dijo a Newsweek: "Creo que amar los robots sexuales será una gran ayuda para la sociedad. Hay millones de personas que, por una razón u otra, no pueden establecer buenas relaciones ". Uno de esos millones es el autor David Mills, el feliz propietario de una RealDoll, que Vanity Fair, con quien habló Mills en 2015, llamó "el Rolls-Royce de las muñecas sexuales".

Mills dijo a la revista: "Mi conflicto fundamental de personalidad es que realmente me gustan las mujeres, pero no me gusta estar rodeado de gente". He also described his traumatic first encounter with his doll, how he ripped open the plastic, thrilled – and then screamed in horror. The appallingly human-like doll looked straight at Mills with a glazed, dead stare. The RealDoll is the product of the feverish imagination of Matt McMullen, an artist and entrepreneur who founded a company called Abyss Creations.

Threatening uncanniness

An abyss is not, however, what McMullen and his competitors need to cross in order to create the perfect sexbot. Their obstacle is a valley, more precisely the “uncanny valley.” At some point in the 1970s, when pornographic technology was still focused on the realm of cinema, a Japanese roboticist named Masahiro Mori was working on a hypothesis in the field of computer sciences. The professor claimed that when we come into contact with an almost perfect humanoid, we are seized by the kind of nightmarish feeling that made Mills scream when he was first exposed to the staring eyes of “his” doll – and the way Siegmund, Nathaniel’s friend, reacted in the presence of Olympia.

When a robot is completely different from a person, there is no problem in communicating with it, Mori maintained, and alternately, if the imitation is perfect, the uncomfortable feeling will disappear, but anything in between generates the anxiety that Jentsch described in his article and that Hoffmann depicted in “The Sandman” – the fear of something that is neither alive nor dead. The phenomenon of threatening uncanniness, distorted oddness, is what experts in robotics, computerized animation and artificial intelligence are trying to overcome on the road to the holy grail in this field, which computer scientist Alan Turing described in 1950 as an artificial being that will be able to make us believe that it’s real.

These days, in contrast, a series of printed answers [as proposed by Turing in his eponymous test intended to demonstrate the effectiveness of AI] are not enough to persuade us of a computer’s “humanity.” It must also come packaged in an equally persuasive body. At the same time, it’s possible that there’s an easier way for a female sex robot to pass Turing’s test: She can simply open her legs.

Ryan Gosling in a scene from "Lars and the Real Girl."

Will sex dolls be the bridge to the far side of Mori’s “uncanny valley”? Or are they the very embodiment of the abyss? Is it easier to ignore the fright that their quasi-human nature arouses because they fulfill a sexual function? The answer, at least from the viewpoint of half the world’s human population, might well be positive. The reason for the fact that almost all sex dolls are manufactured with a hypersexual feminine look, are intended for men, advertised for men and purchased by men can be found not only in biology and in women’s different sexual psychology and in the way they achieve arousal and satisfaction – but also in women’s attitude toward the uncanny.

Studies like one conducted at the University of Montana and described in an article titled “Familiar and Strange: Gender, Sex and Love in the Uncanny Valley” (published in 2017 in the journal Multimodal Technologies and Interaction), examine the gender biases entailed in the integration of androids in the human domain. The results showed that women are more sensitive to uncanny phenomena, respond negatively to them and are quicker to identify images of “artificial” humanity.

The reason for this disparity has not yet been fully investigated and explained. Like the “uncanny valley” concept itself, it may have ancient biological origins. According to Claude Draude, head of gender studies at the University of Kassel in Germany, the reason may lie in the characteristics of the uncanny itself. In her probing article, “Intermediaries – Reflections on Virtual Humans, Gender, and the Uncanny Valley,” published in 2011 in the journal AI & Society, she hypothesizes that the home is perceived as a feminine sociological-metaphorical territory, and accordingly “the uncanny” – that which is not homelike, and nullifies and threatens the home – is also the “unfeminine.”

The differences between the genders are also reflected in the modes by which popular culture represents intimate relationships with sex dolls or robots. Whether it’s dramas or romantic comedies such as “Lars and the Real Girl” or “Her,” the weird Japanese porn of “Doll Inflatable,” the film noir of “Blade Runner,” the Western genre of “Westworld” or the parody of “Austin Powers,” the robot doll will always enjoy saliently feminine features, pointy breasts and a velvety voice, or represent a traditional stylized “feminine” role like that of the model housewife, the devoted nurse, the French maid or the damsel in distress. There are exceptions, of course, such as the robot that has intercourse with its owner in order not to hurt him, which would violate one of the science-fiction writer Isaac Asimov’s three laws of robotics in “The Naked Sun,” or the robot commander Data in “Star Trek: The Next Generation.” But most of these imagined relationships take place between men – loving, desiring, exploiting or subjugating – and images of artificial womanhood.

By around 2050, David Levy predicts in his book “Love and Sex with Robots,” robots “will have the capacity to fall in love with humans.” But until, and if, that happens, the “real dolls” are raising moral and ethical quandaries, but also garnering enthusiastic support. Their advocates – psychologists, manufacturers and users alike – see them as a cure for sexual and emotional ills, and a solution, as one of their manufacturers claims, for men in old-age homes, the disabled and others. An army of sensual, advanced robot women, their fans say, will do away with prostitution, human trafficking, rape, even pedophilia.

But opponents maintain that the widespread existence of these robots will intensify the grim objectification of women, encourage inter-gender alienation and facilitate dangerous escapism. They see supporters of these sex machines as encouraging a range of weird paraphilias, from necrophilia and somnophilia (being sexually aroused by someone who is unconscious) to algamatophilia (sexual attraction to statues). These views are countered by the robosexuals, who say these creations are not hurting anyone, male or female, whatever their preferences. On the contrary: People can find a release for their urges in the realm of this “hot” technology.

The warning inherent in Hoffman’s “The Sandman” is more relevant than ever. Even though it seems initially that Nathaniel recovers from the loss of Olympia and the discovery of her true essence, and succeeds in returning to Clara and his former life – the trauma eventually pushes him across the threshold of insanity to his death. Falling in love with the uncanny, with what is neither alive nor dead, will always be barren, one-sided and incomplete. And when the object of desire is revealed in the fullness of its artificiality, the loneliness becomes more bitter and horrible than ever. The price for yielding to anxiety – of castration, of intimacy, of a bond, of the gaze or the blindness of the other – and turning one’s back on what is human, all too human, is loss of the self.


Historia

This page is for resources (and links to resources) about the history of South of Market San Francisco, and the Leather community and culture that found a home here. We start with content created by our own Board Member, Gayle Rubin:

A Quick History of South of Market San Francisco
by Gayle Rubin
Associate Professor of Anthropology and Women’s Studies at the University of Michigan
and member of the Board of Directors of the LEATHER & LGBTQ Cultural District
March, 2021


Valley of Kings – Sentinel USA, September 1984

Another reliable source is Race Bannon, who recently recapped
50 years of Leather in the B.A.R. — Bay Area Reporter, Mar 31, 2021

An authoritative photo archive of the people and events of our community over more than 15 years was created by Rich Stadtmiller:
RichTrove.com – A Rich Treasure Trove of Leather Images

A fun look at local Gay History, including Leather and SOMA aspects of it, can be found in Justin Hall’s “Marching Toward Pride” poster series: comic-style portraits of six moments of SF LGBTQ history, each one colored to represent one of the six colors of Gilbert Baker’s original rainbow flag. You can view them all at Justin Hall Awesome Comics , and read the 49 Hills article about them (including an interview with Justin) here .

A site dedicated to the memory of Stompers’ Boots and its founder, the late Mike McNamee, is maintained by Larry Faulks at https:// southoftheslotsf.com .

An informal map of “Leather History” in South of Market San Francisco was put together by Hunter Fox, and can be found here .


Leather Armor

Leather armor is very popular, not only in fantasy but also in movies supposedly set during historical eras in the real world. But most of it would be leather clothing at best, only slightly more resistance to getting ripped by thorny bushes.

Like with armor made from cloth, leather rotts away over time, so there are very few preserved examples. And with paintings and statues, you can never tell the material. There are several problems with the idea of leather armor: For one, leather is easily cut by sharp blades and also flexible, so it offers minimal protection against blunt impacts. This can be improved upon by treating the leather in the right ways and of course also using multiple layers (but you pretty much never see that in movies).
But there's also economical problems with it: I've read in some places (which means there's no way to tell if someone just made it up), that leather for use in armor would have to be so thick and tough that you could really only use the skin from the shoulders of a bull, or something like crocodile or elephant. And leather of that type is much more rare and therefore expensive than leather from sheep or goatskin. That doesn't mean it was impossible to get enough of it (mining for metal ore is hugely labor intensive too), but it wouldn't have been cheap.
And one problem that I am seeing is how to repair it when it gets damaged. Even if you have thick hardened leather, when it gets hit by a blade, it does get cut. Perhaps not all the way through or only with very little penetration, but even then, how would you fix the whole? Sew it up with string and needle?

Now there is one type or lether armor that seems to be quite well documented, and that is Monglian armor. Which adresses both of the issues I named: The mongols were nomands who had huge herds of animals from which they got most of their food and clothing, so they would have access to large amounts of reasonably cheap leather. Also, that type of armor did not use large leather "plates", but lots of small scales like lamellar. That makes repairing it very easy. Just undo the lacing or rivets of a damaged plate and replace it with a new one. Getting high quality leather for just one or two scales is a lot easier than getting a big piece for a cuirass. But something like this seems nonsense.

Does anyone here have decent knowledge about how actual leather armor was made, how it worked, and when and where it was actually used historically?


A Brief History of World Leaders in Leather Jackets

Former South African President Jacob Zuma has been subject of many ignominious controversies, from rape allegations to a resignation in 2018 over corruption. He’s currently refusing to appear before South African courts. Among his many disappointing qualities: a predilection for hideous brightly leather jackets. His party actually released a collection of neon leather jackets to celebrate his style, but they proved massively unpopular across the country.

The Worst People in Nice Jackets

There’s no getting around it: fascists love leather. Mussolini loved a motorcycle jacket. Nazis of all shapes and sizes wore leather coats, both during WWII and in racist subcultures in the years to come. This guy wore brown leather to storm the Capitol last week. Leather can work many wonders, but it cannot make fascism any less awful.

PD It’s really too easy to find photos of these historic assholes in leather, but I don’t have to help you. If you’re really curious, Google.

A Finance Minister….with EDGE

When Yanis Varoufakis served as Greece’s Finance Minister for a wild eight months in 2015, he had a big job on his hands that required an even bigger fit. Rarely does International Monetary Fund fashion cause a stir, but Varoufakis’s absolutely wild leather coat made waves. Did Greece pay back the IMF on time that year? No. Did their Finance Minister look like a badass? Undeniably yes.

Whether we’re talking statesmanship, book deals, or leather jackets, Obama stands apart. His post-office style is unparalleled in presidential history. In addition to his fan favorite ‘44 jacket, there’s this piece he wore to the 2019 NBA Finals. Unlike the classic Camp David bomber, this black jacket is slimmer—and, dare I say, classier. He owns one in brown, too.

Dear Leader

The man himself in the coat that sent me down this deranged path. What diplomatic missive is hidden within this luxurious leather garm? Only Kim knows. In the meantime, we can only pray that the Dear Leader’s burgeoning sartorial taste is a sign of global rapprochement, and not, like a missile launch to welcome President Biden. After all, leather is a language spoken all over the world.

“You will see various banners throughout our site, if you click on a banner and purchase a product or service from them we may earn a commission.”


Ver el vídeo: Retales de cuero. Restos de cuero Para qué los podemos utilizar?