Rudolf Diels

Rudolf Diels

Rudolf Diels, hijo de un granjero, nació en Betghaus, Alemania, el 16 de diciembre de 1900. Formado como abogado, Diels se unió a la policía política en Prusia en 1930. Durante los dos años siguientes se convirtió en un experto en la construcción información que podría utilizarse para incriminar a los radicales políticos.

Cuando Hermann Goering se convirtió en ministro del Interior de Prusia en 1933, reclutó a Diels como jefe del Departamento 1A de la Policía Estatal Prusiana. Goering quedó impresionado por Diels y lo nombró jefe de lo que se conoció como la Gestapo.

Heinrich Himmler y Reinhard Heydrich se pusieron celosos del poder de Diels y comenzaron a difundir rumores sobre su lealtad a Adolf Hitler. Una de estas historias afirmaba que Diels se había unido a la conspiración que estaba organizando Ernst Roehm. Sin el apoyo de Hermann Goering Diels habría muerto durante la Noche de los Cuchillos Largos.

En abril de 1934, Goering, bajo la presión de Heinrich Himmler y Wilhelm Frick, acordó entregar el control de la Gestapo a la Schutzstaffel (SS). Como resultado, Diels perdió su puesto como jefe de la organización y ahora se convirtió en jefe de seguridad del gobierno de Colonia.

En el juicio por crímenes de guerra de Nuremberg, Diels prestó testimonio contra los líderes del gobierno nazi. Como se lo consideraba inocente de crímenes de guerra, se le permitió servir como subsecretario en el gobierno alemán de la posguerra. Diels publicó sus memorias, Lucifer Ante Portas, en 1950.

Rudolf Diels, quien se retiró del gobierno alemán en 1953, murió el 18 de noviembre de 1957, cuando accidentalmente se disparó con una pistola de caza.

Poco después de mi llegada al Reichstag en llamas, había llegado la élite nacionalsocialista. En un balcón que sobresalía de la cámara, Hitler y sus fieles seguidores estaban reunidos. Cuando entré, Goering se acercó a mí. Su voz estaba cargada de la emoción del momento dramático: "Este es el comienzo de la Revuelta Comunista, ¡comenzarán su ataque ahora! No se debe perder un momento".

Goering no pudo continuar. Hitler se volvió hacia la compañía reunida. Ahora vi que su rostro estaba morado de agitación y de calor. Gritó incontrolablemente, como nunca lo había visto hacer antes, como si fuera a estallar: "Ahora no habrá piedad. Cualquiera que se interponga en nuestro camino será derribado. El pueblo alemán no tolerará la indulgencia. Todo comunista El funcionario será fusilado donde lo encuentren. Todos los que estén aliados con los comunistas deben ser arrestados. Tampoco habrá más indulgencia para los socialdemócratas.

Algunos miembros de mi departamento ya estaban interrogando a Marinus Van der Lubbe. Desnudo de cintura para arriba, manchado de suciedad y sudor, se sentó frente a ellos, respirando con dificultad. Jadeaba como si hubiera completado una tarea tremenda. Había un destello salvaje y triunfante en los ojos ardientes de su joven rostro pálido y demacrado.

Las confesiones voluntarias de Marinus Van der Lubbe me impidieron pensar que un pirómano tan experto en su locura necesitaba ayuda. Había estado tan activo que había encendido varias docenas de fuegos. Con un encendedor había prendido fuego a la cámara. Luego había corrido por los grandes pasillos con su camisa en llamas que blandía en su mano derecha como una antorcha. Durante la agitada actividad, fue dominado por funcionarios del Reichstag. Informé de los resultados de los primeros interrogatorios de Marinus Van der Lubbe, que en mi opinión era un maníaco. Pero con esta opinión había llegado al hombre equivocado; Hitler ridiculizó mi visión infantil.

Estuve a cargo de la Gestapo hasta principios de 1934. Mientras tanto, Himmler estuvo a cargo de la policía en las provincias de Alemania, con la excepción de Prusia. Himmler se había convertido en el líder de todas estas fuerzas policiales y, por supuesto, ahora también buscaba el liderazgo de la policía en Prusia. No me gustó, quería manejar a mi policía yo mismo. Pero cuando Hitler me pidió que hiciera esto y dijo que sería lo correcto, y se comprobó, de hecho le entregué la policía a Himmler, quien puso a Heydrich a cargo.


¿Es este Rudolf Diels?

Post por violetas confitadas & raquo 18 mayo 2020, 22:28

Me encantan algunas opiniones secundarias, gracias de antemano. (A la izquierda.) Soy nuevo, así que perdón por mi ignorancia. Estas capturas de pantalla provienen de imágenes de un noticiero relacionado con el Rally de la Victoria. Se le muestra solo momentáneamente, tal vez un par de segundos.

Tengo gifs y el clip también, simplemente no sé cómo publicarlos.

Re: ¿Este es Rudolf Diels?

Post por J. Duncan & raquo 19 de mayo de 2020, 00:13

Re: ¿Este es Rudolf Diels?

Post por violetas confitadas & raquo 19 mayo 2020, 02:33

¡Gracias amablemente, tanto por la confirmación como por la bienvenida! Este foro ha sido una herramienta muy útil para mí, agradezco su existencia.

También lo vi un par de otros lugares menos vistos (recogí su firma recientemente, así que he estado en un gran atracón de investigación):

Re: ¿Este es Rudolf Diels?

Post por Michael Miller & raquo 19 mayo 2020, 03:38

¡Bienvenidos a bordo!

Re: ¿Este es Rudolf Diels?

Post por violetas confitadas & raquo 19 mayo 2020, 23:02

¡Bienvenidos a bordo!

Re: ¿Este es Rudolf Diels?

Post por Andrey & raquo 20 de mayo de 2020, 08:12

¡Gracias amablemente, tanto por la confirmación como por la bienvenida! Este foro ha sido una herramienta muy útil para mí, agradezco su existencia.

También lo he visto un par de otros lugares menos vistos (recogí su firma recientemente, así que he estado en un gran atracón de investigación):

Diels se identifica y reconoce de manera particularmente correcta y clara en su última foto (en el círculo rojo).

Re: ¿Este es Rudolf Diels?

Post por violetas confitadas & raquo 21 de mayo de 2020, 09:45

¡Gracias amablemente, tanto por la confirmación como por la bienvenida! Este foro ha sido una herramienta muy útil para mí, agradezco su existencia.

También lo he visto un par de otros lugares menos vistos (recogí su firma recientemente, así que he estado en un gran atracón de investigación):

Diels se identifica y reconoce de manera particularmente correcta y clara en su última foto (en el círculo rojo).

Re: ¿Este es Rudolf Diels?

Post por itaiv40 & raquo 21 de mayo de 2020, 15:01

Re: ¿Este es Rudolf Diels?

Post por von thoma & raquo 21 mayo 2020, 15:27

Re: ¿Este es Rudolf Diels?

Post por violetas confitadas & raquo 21 mayo 2020, 16:37

Re: ¿Este es Rudolf Diels?

Post por Br. Jaime & raquo 21 mayo 2020, 16:49

¡Una astuta observación! Una cicatriz de duelo siempre fue bienvenida como un signo de "caballero".

Re: ¿Este es Rudolf Diels?

Post por von thoma & raquo 21 mayo 2020, 18:13

Re: ¿Este es Rudolf Diels?

Post por Michal78 & raquo 21 de mayo de 2020, 18:57

Re: ¿Este es Rudolf Diels?

Post por Br. Jaime & raquo 21 mayo 2020, 20:15

"El 22 de abril de 1934, Hermann Göring transfiere la Gestapo a Heinrich Himmler, en el edificio Prinz-Albercht-Straße, 8".

Esa no fue una gran caminata para Hermann, ya que su residencia en Berlín como Ministro Presidente del Estado Libre de Prusia estaba literalmente al otro lado de la calle del # 8, en una parte de la propiedad que pronto se convertiría en el nuevo Reichsluftfahrtministerium - el Edificio del Ministerio del Aire Nacional, que se completó en octubre de 1935.

Re: ¿Este es Rudolf Diels?

Post por violetas confitadas & raquo 22 de mayo de 2020, 06:28

¡Esto es fantástico, muchas gracias! He estado buscando compilar tantas imágenes de Diels como pueda ... me han ayudado a motivarme a aprender alemán correctamente porque me gustaría traducir su libro al inglés en algún momento.

Aquí está en traje formal en un evento con una mujer joven (posiblemente su esposa Hilde Mannesmann, esto fue a finales de los 33).

Aquí está el clip de Diels, aparece por solo un par de segundos a las 18:09:


Las confesiones voluntarias de Marinus van der Lubbe me impidieron pensar que un pirómano tan experto en su locura necesitaba ayuda. ¿Por qué no bastaría una sola cerilla para prender fuego al frío pero inflamable esplendor de la Cámara, los viejos muebles tapizados, las pesadas cortinas y los paneles de madera completamente secos? Pero este especialista había usado una mochila entera llena de material inflamable. Había estado tan activo que había encendido varias docenas de fuegos. Con un encendedor, el & # 8216Industrious Housewife & # 8217, había prendido fuego a la Cámara. Luego había corrido por los grandes pasillos con su camisa en llamas que blandía en su mano derecha como una antorcha para encender más fuegos debajo de los viejos sofás de cuero. Durante esta frenética actividad, fue dominado por funcionarios del Reichstag.

También confesó varios ataques incendiarios menores en Berlín, cuya misteriosa causa había llamado la atención del Departamento de Investigación Criminal. Varios detalles sugirieron que los incendiarios comunistas que lo habían ayudado en Neukölln y el Ayuntamiento de Berlín podrían haberlo ayudado con el Reichstag. Los agentes interrogadores habían encaminado sus investigaciones en esa dirección. Pero mientras tanto habían sucedido cosas de una naturaleza bastante diferente.

Poco después de mi llegada al Reichstag en llamas, había llegado la élite nacionalsocialista. Hitler y Goebbels habían llegado en sus grandes coches. Göring, Frick y Helldorf llegaron. Daluege, el jefe de policía, no estaba allí.

Uno de los ayudantes en jefe de Hitler vino a buscarme en el laberinto de pasillos, ahora vivo con los bomberos y la policía. Me pasó la orden de Göring para aparecer en el círculo de selección. En un balcón que sobresalía de la Cámara, Hitler y sus fieles seguidores estaban reunidos. Hitler apoyó los brazos en el parapeto de piedra del balcón y miró en silencio el mar rojo de llamas. Las primeras histeria ya habían terminado. Cuando entré, Göring se acercó a mí. Su voz estaba cargada con la emoción del momento dramático: & # 8216 ¡Este es el comienzo de la revuelta comunista, comenzarán su ataque ahora! ¡No se debe perder ni un momento! & # 8217

Göring no pudo continuar. Hitler se volvió hacia la compañía reunida. Ahora vi que su rostro estaba morado por la agitación y por el calor que se acumulaba en la cúpula. Gritó incontrolablemente, como nunca lo había visto hacer antes, como si fuera a estallar: & # 8216 No habrá piedad ahora. Cualquiera que se interponga en nuestro camino será derribado. El pueblo alemán no tolerará la indulgencia. Cada funcionario comunista será fusilado donde se le encuentre. Los diputados comunistas deben ser ahorcados esta misma noche. Todos los que están aliados con los comunistas deben ser arrestados. Tampoco habrá indulgencia para los socialdemócratas. & # 8217


Hechos sobre la Gestapo

► El término & # 8216Gestapo & # 8217 es en realidad una abreviatura de & # 8216Geheime Staatspolizei & # 8217, que en alemán significa & # 8216Secret State Police & # 8217. La Gestapo fue nombrada policía estatal secreta oficial de la Alemania nazi, así como de las áreas ocupadas por los alemanes.

► Originalmente se suponía que la Gestapo se llamaría Geheimes Polizeiamt, que en alemán significaba la Oficina de la Policía Secreta. Sin embargo, las iniciales de esto se convirtieron en GPA, que era muy similar a la policía secreta rusa, GPU. Por tanto, este nombre fue descartado.

► Aunque la Gestapo informaba directamente a Hitler, no fue él quien estableció originalmente la organización. Fue otro oficial nazi de alto rango, Hermann Goring, a quien se le ocurrió la idea de organizar una fuerza policial leal en 1933. Por lo tanto, el 26 de abril de 1933, el Geheime Staatspolizei, o la Gestapo, nació. Se designó a Goring como director y Rudolf Diels como comandante.

► Si bien se ha atribuido a Göring la sugerencia de la idea de la Gestapo a Hitler, algunos historiadores dicen que fue Rudolf Diels, un oficial de policía que trabajaba a las órdenes de Goring en Prusia quien sugirió la idea de una fuerza de policía secreta, que más tarde se convertiría en la Gestapo. . Sin embargo, este punto aún es discutible.

► El objetivo básico detrás de la creación de una organización como la Gestapo era ayudar a fortalecer el gobierno nazi reconociendo y arrestando a todos los agentes antinazis en Alemania y las áreas ocupadas por los alemanes. Göring alentó libremente a sus oficiales de la Gestapo a arrestar a los comunistas y otros simpatizantes de la izquierda, así como a cualquier otra persona que pudiera ser considerada una amenaza para el gobierno nazi.

► Sin embargo, a medida que pasaba el tiempo, aumentaba la preocupación de que tal vez Diels no fuera el hombre adecuado para comandar una organización como la Gestapo, porque no era & # 8216 lo suficientemente despiadado & # 8217 para llevar a cabo un trabajo tan importante y autoritario. Diels fue destituido del cargo en 1934.

► Después de Diels, otro alto funcionario nazi de Baviera, Heinrich Himmler, fue nombrado comandante de la Gestapo. Sin embargo, durante la mayor parte de sus 12 años de existencia, Heinrich Muller fue responsable de dirigir la organización.

► La Gestapo constaba de varios departamentos, y cada departamento desempeñaba las responsabilidades asignadas específicas. La organización tenía cinco departamentos: de la A a la E, donde A era responsable de tratar con los oponentes políticos del Partido Nazi, B se ocupaba de las iglesias y sectas, C se ocupaba de la administración del Partido, D se ocupaba de la jurisdicción de los territorios ocupados , y a E se le confió la contrainteligencia.

► Un número significativo de miembros de la Gestapo fueron reclutados en gran parte de varias fuerzas policiales. No se requería que todos los miembros de la Gestapo, especialmente aquellos que trabajaban en un puesto inferior, fueran nazis, y en ocasiones se pasaba por alto la falta de lealtad al partido. Sin embargo, lo que se requería eran habilidades policiales especiales y habilidades burocráticas.

► Muchos de los miembros de la Gestapo eran extremistas nazis y ex criminales despiadados, bárbaros y, por lo tanto, perfectos para las atrocidades que el gobierno nazi esperaba que cometieran contra los arrestados.

► El proceso judicial normal no era aplicable a la Gestapo, ya que solo respondían ante Hitler. Esta organización tenía la libertad total de actuar como jurado y juez, tenía sus propios tribunales y, a menudo, tomaba sus propias decisiones para ejecutar a alguien que consideraban & # 8216 culpable & # 8217 de traición, o que representaba una amenaza para el régimen nazi.

► En febrero de 1936, un decreto oficial declaró que la Gestapo no respondía ante el poder judicial. El gobierno nazi declaró que la Gestapo no tenía restricciones legales con respecto a los arrestos, detenciones, tratamientos e incluso ejecución de los supuestos sospechosos, que eran básicamente judíos, gitanos, homosexuales, comunistas y miembros de otros grupos étnicos minoritarios. Sin restricciones, la Gestapo se ganó la reputación de ser brutal con sus métodos.

► La Gestapo no podría haber tenido éxito en sus esfuerzos sin la ayuda y el apoyo de la población civil. La Gestapo alentó a los civiles alemanes a denunciar a cualquier persona & # 8216suspful & # 8217 a la policía local, que luego se haría cargo de la supuesta amenaza que se avecinaba.

► Justo antes de la Segunda Guerra Mundial, Hitler ordenó una reorganización de sus ejércitos. La Gestapo, junto con las demás organizaciones, se integró en la RHSA (Reichssicherheitshauptamt). Sin embargo, siguió siendo conocida popularmente como la Gestapo, a pesar de que ahora forma parte oficial de la Oficina Central de Seguridad del Reich.

► Al comienzo de la Segunda Guerra Mundial, el número de agentes de la Gestapo era de unos 40.000 en Alemania. A medida que avanzaba la guerra y Alemania comenzó a ocupar el resto de Europa, el número de agentes, informantes y miembros de la Gestapo aumentó a más de 150.000.

► En la Segunda Guerra Mundial, la Gestapo tenía dos objetivos principales. Uno era identificar y exterminar a judíos y personas pertenecientes a otras razas & # 8216 indeseables & # 8217, mientras que el segundo era ocuparse de cualquier resistencia exterior de manera eficaz.

► La Gestapo hizo muy públicos sus métodos para tratar con los sospechosos, a fin de sembrar el miedo sobre la organización en la mente de los civiles. De vez en cuando, la Gestapo simulaba llevar a un sospechoso a juicio para demostrar que estaba pasando por el proceso legal, y llevaba a su sospechoso al muy temido Tribunal del Pueblo, donde la sentencia de ejecución estaba garantizada en su mayoría.

► En las regiones ocupadas de Europa, la Gestapo recibió ayuda de extremistas y de quienes apoyaban a Hitler y al régimen nazi. La ayuda llegó tanto a nivel individual como grupal, y varios grupos extremistas ayudaron a la Gestapo a detener a los judíos que habían escapado de los arrestos hasta el momento. En Francia y Polonia, los ciudadanos jugaron un papel muy importante en la caza de grupos de resistencia, oposición, así como judíos y personas de otros grupos étnicos.

► La Gestapo persiguió y arrestó a todos los que iban en contra de Hitler y su régimen. Incluso si la organización recibió información sobre alguien que había hecho una broma sobre Hitler, su régimen o cualquier otro miembro importante del gobierno nazi, fue arrestado inmediatamente y enviado a un campo de concentración.

► Los métodos de arresto de la Gestapo fueron tortuosos. Quien fuera considerado sospechoso disponía de unos tres minutos para despedirse de su familia y empacar lo que quisiera llevarse. Pasados ​​esos tres minutos, lo llevaron a la celda policial más cercana donde tuvo que firmar el formulario D-11 que decía que usted aceptaba ir a prisión.

► Una vez que el formulario fue firmado por la fuerza (los arrestados fueron golpeados violentamente hasta que firmaron sus formularios, o en algunos casos, los oficiales simplemente falsificaron firmas), el sospechoso fue enviado a un campo de concentración y obligado a permanecer allí mientras la Gestapo lo considerara necesario. lo suficiente para enseñarle una lección al sospechoso.

► Los hombres designados para cuidar de los campos de concentración eran personas testarudas, violentas, salvajes y sádicas que sometían a los presos a azotes regulares, y los judíos eran sometidos a azotes adicionales que los demás presos. Escaso era un eufemismo cuando se trataba de alimentos, bebidas e instalaciones de higiene.

► La Gestapo fue directa o indirectamente responsable de la identificación y deportación de más de 10 millones de personas (judíos y no judíos incluidos) a horribles campos de concentración como Auschwitz, Bergen-Belsen y Dachau, por nombrar algunos.

► En los campos de concentración, los internos fueron obligados a trabajar en condiciones inhumanas sin tener suficiente comida ni agua para mantenerlos en un estado decente. La higiene era casi inexistente y los hombres, las mujeres y los niños a menudo se apiñaban en habitaciones pequeñas. Incontables personas mueren todos los días, ya sea en las cámaras de gas, o debido a una enfermedad que asola los campos de concentración.

► La Gestapo solía utilizar un término conocido como Schutzhaft (custodia protectora), que era un eufemismo para el poder de arrestar y encarcelar a cualquier persona sin ningún tipo de procedimiento legal. Las personas detenidas fueron obligadas a firmar sus propias Schutzhaftbefehl, un decreto que decía que el propio preso había solicitado la prisión.

► Varios presos tomados de esta manera por la Gestapo, tanto políticos como no políticos, desaparecieron. Nunca fueron encontrados después de que fueron puestos bajo custodia. La Gestapo manejó los asesinatos de miles de personas de esta manera, sin que nada pareciera sospechoso o aparente.

► La Gestapo apoyó y ayudó totalmente el uso de las unidades móviles de matanza (llamadas Einsatzgruppen en alemán) que fueron responsables del asesinato en masa de aproximadamente 1 millón de judíos durante el trágico Holocausto.

► La Gestapo también proporcionó a sus hombres para el trabajo relacionado con la Einsatzgruppen (unidades móviles de matanza), a las SS y otros trabajos gubernamentales. En tales casos, esos hombres fueron removidos de la Gestapo y asignados bajo la autoridad de las SS. (Schutzstaffel)

► La Gestapo en general estuvo extremadamente atenta a cualquier ataque personal contra Hitler o sus aliados cercanos. Se sabía que los agentes de la Gestapo se disfrazaban de antinazis y atraían y secuestraban a espías o agentes que trabajaban para los bandos de la oposición, controlando así cualquier plan elaborado por los grupos de resistencia.

► A pesar de su vigilancia, los agentes de la Gestapo fueron sorprendidos una vez durante un ataque a Hitler que resultó en que escapara con heridas leves. Este ataque fue en realidad un intento de asesinar a Hitler, conocido como Operación Valquiria, colocando una bomba debajo de una mesa de conferencias. Varios altos funcionarios alemanes participaron en esta operación. Sin embargo, pronto fueron dominados y fusilados o enviados a campos de concentración y ejecutados.

► La iglesia y sus miembros, aunque la mayoría no ofreció resistencia política, estaban fuertemente en contra de la discriminación racial y las políticas inhumanas del régimen nazi. Era tarea de la Gestapo vigilar de cerca a los miembros del clero en todas partes, así como su comunicación con la Ciudad del Vaticano. Los miembros del clero fueron vigilados, sospechosos, arrestados, deportados a campos de concentración y torturados por la Gestapo.

► La imagen de los hombres de la Gestapo fue percibida como la de uno vestido con gabardinas y sombreros, después del asesinato del Canciller de Alemania ante Hitler, por tres hombres (presumiblemente de la Gestapo) vestidos con gabardinas y sombreros negros. Después de la integración en la RHSA, los agentes de la Gestapo recibieron uniformes grises similares a los oficiales de las SS para evitar más pérdidas de miembros de la Gestapo, ya que a veces los oficiales de las SS les dispararon por error pensando que eran civiles.

► La sede de la Gestapo estaba ubicada en el número 8 de la calle Prinz Albrecht en Berlín. La organización también mantuvo oficinas en todos los campos de concentración nazis.

► A los hombres que trabajaban para la Gestapo se les pagaba mejor que a los que trabajaban en el sector privado. Los empleados de nivel inferior trabajaban por alrededor de 1500 RM (Reichsmark) al año, y los empleados superiores recibían una remuneración de hasta 11 000 RM. Los salarios relativamente buenos fueron una atracción para que los trabajadores optaran por unirse a la Gestapo en lugar del sector privado.

► Aunque los civiles temían a la Gestapo en gran medida, no todos cedieron ante las amenazas de la organización. Hubo mucha oposición contra la tiranía de la Gestapo, especialmente por parte de los estudiantes universitarios. Sin embargo, la Gestapo no perdió tiempo en reprimir rápidamente estas actividades contrarias, y los que resultaron estar involucrados fueron brutalmente castigados.

► Después de que terminó la guerra y la Gestapo fue declarada organización criminal por el Tribunal Internacional, se enumeraron las atrocidades y crímenes cometidos por sus miembros y se realizaron algunas detenciones. Sin embargo, el jefe de la Gestapo durante mucho tiempo, Heinrich Müller, nunca fue arrestado. Algunos historiadores sienten que escapó a Sudamérica, mientras que otros creen que murió en batalla.

► Cuando terminó la Segunda Guerra Mundial y Hitler se disparó en su búnker, la Gestapo fue examinada y declarada como una organización criminal, y muchos de sus miembros fueron sometidos a juicios y eventualmente a castigos apropiados.

► Cuando terminó la Segunda Guerra Mundial y Hitler se disparó a sí mismo en su búnker, la Gestapo fue examinada y declarada como una organización criminal, y muchos de sus miembros fueron sometidos a juicios y eventualmente a castigos apropiados.

► La Gestapo se disolvió oficialmente el 8 de mayo de 1945.

No podemos imaginarnos cuál debe haber sido la mentalidad y la actitud de los miembros de una fuerza tan salvaje. El miedo fue el arma más utilizada por la Gestapo; fue el miedo a sus acciones lo que se extendió por todas partes e hizo que los que estaban en contra del régimen nazi mantuvieran la boca cerrada por seguridad personal.


Martha Dodd: la espía soviética estadounidense y la aspirante a amante de Hitler que soñaba con un mundo comunista

En 1933, Martha Dodd, una aspirante a escritora de 24 años que ya había tenido varias aventuras y un matrimonio fallido, se embarcó con su familia en Berlín, donde su padre era embajador de Estados Unidos en el régimen de Hitler. A las pocas semanas, se involucró sentimentalmente con Rudolf Diels, el primer director de la Gestapo. Dodd fue tan celebrada por la élite nazi que algunos creyeron que podría convertirse en la esposa de Hitler (los dos se conocieron, pero no resultó nada). Pronto se enojó con los nazis después de presenciar su brutal antisemitismo, pero se involucró con Boris Vinogradov, un agente de la policía secreta soviética. Durante las siguientes décadas, la vida de Dodd fue un torbellino de espionaje, reclutamiento comunista en Estados Unidos y, finalmente, exilio permanente.

Dodd era un soñador que creía en el poder del comunismo para corregir los errores de un injusto. Pero después de décadas en el extranjero (primero en México, luego en Praga) terminó desilusionada con las promesas de la Unión Soviética. Su historia es una de las que pasa cuando te unes a un movimiento que acaba perdiendo sus batallas políticas e ideológicas.


Diesel nació en la casa Rue Notre Dame de Nazareth No. 38 en París, Francia en 1858 [1], el segundo de tres hijos de Elise (de soltera Strobel) y Theodor Diesel. Sus padres eran inmigrantes bávaros que vivían en París. [2] [3] Theodor Diesel, un encuadernador de profesión, dejó su ciudad natal de Augsburgo, Baviera, en 1848. Conoció a su esposa, una hija de un comerciante de Nuremberg, en París en 1855 y se convirtió en un fabricante de artículos de cuero allí. [4]

Solo unas semanas después de su nacimiento, Diesel fue entregado a una familia de agricultores de Vincennes, donde pasó sus primeros nueve meses. Cuando regresó con su familia, se mudaron al piso 49 de la Rue de la Fontaine-au-Roi. En ese momento, la familia Diesel sufría dificultades financieras, por lo que el joven Rudolf Diesel tuvo que trabajar en el taller de su padre y entregar artículos de cuero a los clientes mediante una carretilla. Asistió a una escuela protestante-francesa y pronto se interesó por las cuestiones sociales y la tecnología. [5] Siendo un muy buen estudiante, Diesel de 12 años recibió la medalla de bronce de la Société pour l'Instruction Elémentaire [6] y tenía planes de ingresar a Ecole Primaire Supérieure en 1870. [7]

Cuando estalló la guerra franco-prusiana el mismo año, su familia se vio obligada a irse, al igual que muchos otros alemanes. Se establecieron en Londres, Inglaterra, donde Diesel asistió a una escuela de inglés. [7] Sin embargo, antes del final de la guerra, la madre de Diesel envió a Rudolf, de 12 años, a Augsburgo para que viviera con su tía y su tío, Barbara y Christoph Barnickel, para hablar alemán con fluidez y visitar el Königliche Kreis-Gewerbeschule (Royal County Vocational College), donde su tío enseñaba matemáticas.

A la edad de 14 años, Diesel escribió una carta a sus padres diciendo que quería convertirse en ingeniero. Después de terminar su educación básica como el mejor de su clase en 1873, se inscribió en la recién fundada Escuela Industrial de Augsburgo. Dos años después, recibió una beca por mérito del Real Politécnico Bávaro de Múnich, que aceptó contra los deseos de sus padres, que hubieran preferido verlo comenzar a trabajar.

Uno de los profesores de Diesel en Munich fue Carl von Linde. Diesel no pudo graduarse con su clase en julio de 1879 porque se enfermó de fiebre tifoidea. Mientras esperaba la fecha del próximo examen, adquirió experiencia práctica en ingeniería en Sulzer Brothers Machine Works en Winterthur, Suiza. Diesel se graduó en enero de 1880 con los más altos honores académicos y regresó a París, donde ayudó a su antiguo profesor de Munich, Carl von Linde, en el diseño y construcción de una moderna planta de refrigeración y hielo. Diesel se convirtió en el director de la planta un año después.

En 1883, Diesel se casó con Martha Flasche y continuó trabajando para Linde, obteniendo numerosas patentes tanto en Alemania como en Francia. [8]

A principios de 1890, Diesel se mudó a Berlín con su esposa e hijos, Rudolf Jr, Heddy y Eugen, para asumir la dirección del departamento de investigación y desarrollo corporativo de Linde y unirse a varios otros directorios corporativos allí. Como no se le permitió utilizar las patentes que desarrolló mientras era empleado de Linde para sus propios fines, se expandió más allá del campo de la refrigeración. Primero trabajó con vapor, su investigación sobre la eficiencia térmica y la eficiencia del combustible lo llevó a construir una máquina de vapor con vapor de amoníaco. Durante las pruebas, sin embargo, el motor explotó y casi lo mata. Su investigación sobre presiones de cilindros de alta compresión probó la resistencia de las culatas de cilindros de hierro y acero. Uno explotó durante un atropello. Pasó muchos meses en un hospital, seguidos de problemas de salud y de vista.

Desde que asistió a las conferencias de Carl von Linde, Diesel tuvo la intención de diseñar un motor de combustión interna que pudiera acercarse a la máxima eficiencia térmica teórica del ciclo de Carnot. Trabajó en esta idea durante varios años y, en 1892, consideró que su teoría estaba completa. El mismo año, Diesel recibió la patente alemana DRP 67207. [9] En 1893, publicó un tratado titulado Teoría y construcción de una máquina térmica racional para reemplazar la máquina de vapor y los motores de combustión conocidos hoy, en el que había estado trabajando desde principios de 1892. [10] Este tratado formó la base de su trabajo y desarrollo del motor Diesel. En el verano de 1893, Diesel se había dado cuenta de que su teoría inicial era errónea, lo que lo llevó a presentar otra solicitud de patente para la teoría corregida en 1893. [9]

Diesel entendió la termodinámica y las limitaciones teóricas y prácticas sobre la eficiencia del combustible. Sabía que hasta el 90% de la energía disponible en el combustible se desperdicia en una máquina de vapor. Su trabajo en el diseño de motores fue impulsado por el objetivo de índices de eficiencia mucho más altos. En su motor, se inyectaba combustible al final de la carrera de compresión y se encendía por la alta temperatura resultante de la compresión. De 1893 a 1897, Heinrich von Buz, director de MAN SE en Augsburg, dio a Rudolf Diesel la oportunidad de probar y desarrollar sus ideas. [2]

El primer motor diesel exitoso Motor 250/400 se probó oficialmente en 1897 y ahora se exhibe en el Museo Técnico Alemán de Múnich.

Rudolf Diesel obtuvo patentes para su diseño en Alemania y otros países, incluido Estados Unidos. [11] [12]

Fue incluido en el Salón de la Fama de la Automoción en 1978.

En la noche del 29 de septiembre de 1913, Diesel abordó el vapor GER SS Dresde en Amberes de camino a una reunión de la empresa Consolidated Diesel Manufacturing en Londres, Inglaterra. Cenó a bordo del barco y luego se retiró a su camarote alrededor de las 10 p.m., dejando que lo llamaran a la mañana siguiente a las 6:15 a.m. pero nunca más se lo vio con vida. Por la mañana, su camarote estaba vacío y no habían dormido en su cama, aunque su camisón estaba prolijamente dispuesto y su reloj había sido dejado donde se pudiera ver desde la cama. Su sombrero y su abrigo cuidadosamente doblado fueron descubiertos debajo de la barandilla de la cubierta de popa. [13]

Diez días después, la tripulación del barco holandés Coertzen se encontró con el cadáver de un hombre flotando en el Mar del Norte cerca de Noruega. El cuerpo estaba en un estado de descomposición tan avanzado que era irreconocible y no lo subieron a bordo. En cambio, la tripulación recuperó artículos personales (pastillero, billetera, tarjeta de identificación, navaja de bolsillo, estuche de gafas) de la ropa del muerto y devolvió el cuerpo al mar. El 13 de octubre, el hijo de Rudolf, Eugen Diesel, identificó estos artículos como pertenecientes a su padre. El 14 de octubre de 1913 se informó que el cuerpo de Diesel fue encontrado en la desembocadura del Escalda por un barquero, pero se vio obligado a tirarlo por la borda debido al mal tiempo. [14] La investigación de Cincinnatir informó que el cuerpo de Diesel había sido arrastrado a la costa en la isla Walcheren, en la desembocadura del Escalda, y fue identificado por su hijo. [15]

Hay varias teorías para explicar la muerte de Diesel. Algunas personas, como su biógrafo Grosser, [3] y Hans L. Sittauer [16] (ambos en 1978) sostienen que Rudolf Diesel se suicidó. Another line of thought suggests that he was murdered, given his refusal to grant the German forces the exclusive rights to using his invention indeed, Diesel boarded the SS Dresde with the intent of meeting with representatives of the British Royal Navy to discuss the possibility of powering British submarines by Diesel engine [17] – he never made it ashore. Yet, evidence is limited for all explanations, and his disappearance and death remain unsolved.

Shortly after Diesel's disappearance, his wife Martha opened a bag that her husband had given to her just before his ill-fated voyage, with directions that it should not be opened until the following week. She discovered 200,000 German marks in cash (US$1.2 million today) and a number of financial statements indicating that their bank accounts were virtually empty. [18] In a diary Diesel brought with him on the ship, for the date 29 September 1913, a cross was drawn, possibly indicating death. [13]

Afterwards, in the middle of 1950, Magokichi Yamaoka, the founder of Yanmar, the diesel engine manufacturer in Japan, visited West Germany, and learned that there was no Dr. Diesel tomb or monument. Yamaoka and the people associated with Dr. Diesel began to make preparations to honor him. In 1957, on the occasion of the 100th anniversary of Dr. Diesel's birth and the 60th anniversary of the diesel engine development, Yamaoka donated Rudolf Diesel Memorial Garden (Rudolf-Diesel-Gedächtnishain) in Wittelsbacher Park in Augsburg, Bavaria, where Dr. Diesel spent his childhood.

After Diesel's death, his engine underwent much development and became a very important replacement for the steam piston engine in many applications. Because the Diesel engine required a heavier, more robust construction than a gasoline engine, it saw limited use in aviation. However, the Diesel engine became widespread in many other applications, such as stationary engines, agricultural machines and off-highway machinery in general, submarines, ships, and much later, locomotives, trucks, and in modern automobiles.

The Diesel engine has the benefit of running more fuel-efficiently than gasoline engines due to much higher compression ratios and longer duration of combustion, which means the temperature rises more slowly, allowing more heat to be converted to mechanical work.

Diesel was interested in using coal dust [19] or vegetable oil as fuel, and in fact, his engine was run on peanut oil. [20] Although these fuels were not immediately popular, during 2008 rises in fuel prices, coupled with concerns about oil reserves, have led to the more widespread use of vegetable oil and biodiesel.

The primary fuel used in diesel engines is the eponymous diesel fuel, derived from the refinement of crude oil. Diesel is safer to store than gasoline, because its flash point is approximately 175 °F (79.4 °C) higher, [21] and it will not explode.

Use of vegetable oils as Diesel engine fuel Edit

En un libro titulado Diesel Engines for Land and Marine Work, [22] Diesel said that "In 1900 a small Diesel engine was exhibited by the Otto company which, on the suggestion of the French Government, was run on arachide [peanut] oil, and operated so well that very few people were aware of the fact. The motor was built for ordinary oils, and without any modification was run on vegetable oil. I have recently repeated these experiments on a large scale with full success and entire confirmation of the results formerly obtained." [23]


Arrest, trial, and execution Edit

In the last days of the war, Himmler advised Höss to disguise himself among Kriegsmarine personnel. He evaded arrest for nearly a year. When arrested on 11 March 1946 in Gottrupel (Germany), he was disguised as a gardener and called himself Franz Lang. [40] [41] His wife had revealed his whereabouts to protect her son, Klaus, who was being “badly beaten” by British soldiers. [41] [42] The British force that captured Höss included Hanns Alexander, a British captain originally from Berlin who was forced to flee to England with his entire family during the rise of Nazi Germany. [43] According to Alexander, Höss attempted to bite into a cyanide pill once he was discovered. [44] Höss initially denied his identity "insisting he was a lowly gardener, but Alexander saw his wedding ring and ordered Höss to take it off, threatening to cut off his finger if he did not. Höss' name was inscribed inside. The soldiers accompanying Alexander began to beat Höss with axe handles. After a few moments and a minor internal debate, Alexander pulled them off." [40] [45]

Rudolf Höss testified at the International Military Tribunal at Nuremberg on 15 April 1946, where he gave a detailed accounting of his crimes. He was called as a defense witness by Ernst Kaltenbrunner's lawyer, Kurt Kauffman. [46] [47] The transcript of Höss' testimony was later entered as evidence during the 4th Nuremberg Military Tribunal known as the Pohl Trial, named for principal defendant Oswald Pohl. [48] Affidavits that Rudolf Höss made while imprisoned in Nuremberg were also used at the Pohl and IG Farben trials.

In his affidavit made at Nuremberg on 5 April 1946, Höss stated:

I commanded Auschwitz until 1 December 1943, and estimate that at least 2,500,000 victims were executed and exterminated there by gassing and burning, and at least another half million succumbed to starvation and disease, making a total of about 3,000,000 dead. This figure represents about 70% or 80% of all persons sent to Auschwitz as prisoners, the remainder having been selected and used for slave labor in the concentration camp industries. Included among the executed and burnt were approximately 20,000 Russian prisoners of war (previously screened out of Prisoner of War cages by the Gestapo) who were delivered at Auschwitz in Wehrmacht transports operated by regular Wehrmacht officers and men. The remainder of the total number of victims included about 100,000 German Jews, and great numbers of citizens (mostly Jewish) from The Netherlands, France, Belgium, Poland, Hungary, Czechoslovakia, Greece, or other countries. We executed about 400,000 Hungarian Jews alone at Auschwitz in the summer of 1944. [49]

When accused of murdering three and a half million people, Höss replied, "No. Only two and one half million—the rest died from disease and starvation." [50]

On 25 May 1946, he was handed over to Polish authorities and the Supreme National Tribunal in Poland tried him for murder. In his essay on the Final Solution in Auschwitz, which he wrote in Kraków, he revised the previously given death toll: [51]

I myself never knew the total number, and I have nothing to help me arrive at an estimate.

I can only remember the figures involved in the larger actions, which were repeated to me by Eichmann or his deputies.

From Upper Silesia and the General Gouvernement 250,000

Germany and Theresienstadt 100,000

Holland 95,000

Belgium 20,000

France 110,000

Greece 65,000

Hungary 400,000

Slovakia 90,000 [Total 1,130,000]

I can no longer remember the figures for the smaller actions, but they were insignificant by comparison with the numbers given above. I regard a total of 2.5 million as far too high. Even Auschwitz had limits to its destructive capabilities.

In his memoir, he also revealed his mistreatment at the hands of his British captors: [52]

During the first interrogation they beat me to obtain evidence. I do not know what was in the transcript, or what I said, even though I signed it, because they gave me liquor and beat me with a whip. It was too much even for me to bear. The whip was my own. By chance it had found its way into my wife's luggage. My horse had hardly ever been touched by it, much less the prisoners. Somehow one of the interrogators probably thought that I had used it to constantly whip the prisoners.

After a few days I was taken to Minden on the Weser River, which was the main interrogation center in the British zone. There they treated me even more roughly, especially the first British prosecutor, who was a major. The conditions in the jail reflected the attitude of the first prosecutor. [. ]

Compared to where I had been before, Imprisonment with the IMT [International Military Tribunal] was like staying in a health spa.

His trial lasted from 11 to 29 March 1947. Höss was sentenced to death by hanging on 2 April 1947. The sentence was carried out on 16 April next to the crematorium of the former Auschwitz I concentration camp. He was hanged on a short-drop gallows constructed specifically for that purpose, at the location of the camp's Gestapo. The message on the board that marks the site reads:

This is where the camp Gestapo was located. Prisoners suspected of involvement in the camp's underground resistance movement or of preparing to escape were interrogated here. Many prisoners died as a result of being beaten or tortured. The first commandant of Auschwitz, SS-Obersturmbannführer Rudolf Höss, who was tried and sentenced to death after the war by the Polish Supreme National Tribunal, was hanged here on 16 April 1947.

Höss wrote his autobiography while awaiting execution it was published first in Polish in 1951 and then in German in 1956, edited by Martin Broszat. Later it appeared in various English editions (see Bibliography in References). It consists of two parts, one about his own life and the second about other SS men with whom he had become acquainted, mainly Heinrich Himmler and Theodor Eicke, among several others. [53]


Inhaltsverzeichnis

Der Sohn eines Großbauern aus Berghausen im Taunus erhielt am 24. September 1918 sein Abiturzeugnis am Königlichen Gymnasium in Wiesbaden. [1] Anschließend meldete er sich freiwillig zum Kriegsdienst und war am Ende des Ersten Weltkriegs wenige Wochen bei einer Fernmeldeeinheit im elsässischen Hagenau stationiert. Sein Studium der Staats- und Rechtswissenschaften begann er im Frühjahr 1919 an der Ludwigs-Universität Gießen und wechselte im Mai an die Philipps-Universität Marburg. Hier schloss er sich auch dem Corps Rhenania-Straßburg zu Marburg an. Nachdem er 1922 das erste juristische Staatsexamen bestanden hatte, war Diels als Regierungsreferendar in Kassel tätig. Das zweite Staatsexamen legte er 1924 ab, es folgten Anstellungen als Regierungsassessor in Neuruppin, Teltow und Peine.

Preußisches Innenministerium Bearbeiten

Im Jahr 1930 erhielt Diels einen Posten als Regierungsrat im preußischen Innenministerium unter Minister Carl Severing. Dort war er „Dezernent zur Bekämpfung der kommunistischen Bewegung“ in der politischen Abteilung der Polizei. Im gleichen Jahr heiratete Diels seine erste Frau Hildegard Mannesmann. Im Zuge des Preußenschlags konnte Diels durch Zuträgerdienste seine Karriere erheblich vorantreiben. Der Gruppe um Franz von Papen und Kurt von Schleicher spielte Diels Informationen über eine Besprechung zwischen Staatssekretär Wilhelm Abegg (Diels’ Vorgesetztem) und den KPD-Politikern Wilhelm Kasper und Ernst Torgler zu. Diese Informationen – welche die tatsächliche Besprechung in verzerrter Form wiedergaben und auch in die Presse lanciert wurden – bildeten die Grundlage für die Behauptung, die preußische Regierung konspiriere mit den Kommunisten, und lieferten somit einen willkommenen Vorwand zur Einsetzung eines Reichskommissars in Preußen (Abegg-Affäre).

Demzufolge wurde Diels im August 1932 außerplanmäßig zum Oberregierungsrat befördert – ein solcher Rang war in seinem damaligen Alter ungewöhnlich, wobei einige ältere Beamten übergangen wurden. Gleichzeitig übernahm Diels die Leitung der politischen Abteilung der preußischen Polizei.

Nach den Akten der Spruchkammer aus Diels’ Entnazifizierungsakten stand er bereits seit Anfang der 1930er-Jahre mit von Papen und den Nationalsozialisten in Verbindung, seit Ende 1932 knüpfte er direkt Kontakt zu Göring, dem er wiederum Informationen über Kommunisten und Sozialdemokraten zutrug.

Chef der politischen Polizei Bearbeiten

Unmittelbar nachdem Hitler Reichskanzler geworden war, machte sich Göring an die Reorganisation der Polizei. Am 15. Februar 1933 wurde Magnus von Levetzow neuer Polizeipräsident in Berlin, Diels’ Kompetenzen als Leiter der politischen Abteilung wurden erweitert. Göring verfolgte den Plan, die politische Abteilung aus der preußischen Polizei zu lösen und direkt seinem Innenministerium zu unterstellen, und erreichte sein Ziel mit der Gründung des Geheimen Staatspolizeiamtes (Gestapa) am 26. April 1933. Rudolf Diels wurde am gleichen Tag als Inspekteur dessen Leiter. Im Juli 1933 wurde er zum Ministerialrat befördert.

Obwohl Diels seine Tätigkeit in dieser frühen Phase der NS-Diktatur später als Widerstand darstellte, kooperierte er nachweislich willig mit den neuen Machthabern. Er übernahm SA-Führer in den Polizeidienst und förderte so die Verzahnung zwischen Gestapo und der Parteischlägertruppe SA, bei der er seit März 1932 Förderndes Mitglied guerra. Bei Göring setzte er sich für die Niederschlagung der Ermittlungen im Fall Albrecht Höhler ein. Höhler – seit 1930 wegen Totschlags an Horst Wessel inhaftiert – war im September 1933 von der SA entführt und ermordet worden.

Nach dem Zweiten Weltkrieg behaupteten Angehörige des betreffenden SA-Rollkommandos und der Gestapa-Beamte Pohlenz übereinstimmend, Diels sei bei dem Mord an Höhler persönlich anwesend gewesen und habe diese Tat sogar durch Ausstellung eines Überstellungsbefehls an die SA „juristisch legalisiert“. Es habe sich somit um keine regelrechte Entführung gehandelt.

Ebenso wirkte Diels beim Aufbau des Instruments der Schutzhaft und bei den Judenverfolgungen mit. Noch nach dem Krieg äußerte er sich positiv über den NS-Terror gegen die Kommunisten.

Konflikte, die Diels mit SA und SS austrug – beispielsweise um die frühen Konzentrationslager –, lassen sich nicht auf eine kritische Einstellung Diels gegenüber den Nationalsozialisten zurückführen, sondern primär auf Kompetenzstreitigkeiten.

Regierungspräsident und SS-Führer Bearbeiten

Ende 1933 geriet Diels in den Machtkampf zwischen Himmler und Göring. Er wurde von Göring als Leiter der Gestapo entlassen und sah sich zur Flucht in die Tschechoslowakei veranlasst. Seine Wohnung und seine Büroräume wurden von SS und SA durchsucht. Sein Amt übernahm kurzfristig auf Empfehlung des Kommissars z.B.V. Kurt Daluege der Polizeipräsident von Altona-Wandsbek Paul Hinkler. Erst auf Drängen Görings kehrte Diels nach Berlin zurück und wurde am 18. November 1933 zum Polizeivizepräsidenten von Berlin ernannt. Am 29. November konnte er sein vorheriges Amt als Inspekteur der Gestapo wieder antreten. Nach dem Krieg stellte sich Diels als von der SS (insbesondere von Reinhard Heydrich) verfolgt dar, was schwerlich damit in Einklang zu bringen ist, dass er am 15. September 1933 von Himmler als Rangführer im Dienstrang eines SS-Obersturmbannführers in die SS aufgenommen wurde (SS-Nr. 187.116) und am 9. November 1933 ehrenhalber zum SS-Standartenführer befördert wurde.

Offenbar hatte Diels Robert Kempner bei der Emigration geholfen und wurde demzufolge am 21. April 1934 in den einstweiligen Ruhestand versetzt, sein Nachfolger als Gestapo-Chef wurde Himmler. Am 9. Mai 1934 erhielt Diels einen Posten als Regierungspräsident in Köln.

Die Säuberungsaktionen im Zuge der Röhm-Affäre im Sommer 1934 überstand Diels heil. Zum einen konnte er sich (bis zum Ende des Dritten Reichs) der Protektion Görings sicher sein, zum anderen hatte er offenbar frühzeitig belastende Dokumente über verschiedene Führungspersonen der NSDAP ins Ausland gebracht und konnte diese als Druckmittel einsetzen.

Wohl nach Konflikten mit dem Essener Gauleiter Josef Terboven ließ er sich im Juli 1936 als Regierungspräsident nach Hannover versetzen. Am 1. September 1937 trat Diels in die NSDAP ein (Mitgliedsnummer 3.955.308) und wurde Gauführer der NS-Studentenkampfhilfe der Provinz Hannover. Am 16. August 1938 wurde in Konstanz seine Tochter Corinna Genest geboren, die aus einer Beziehung mit der Schauspielerin Gudrun Genest stammt und später selbst Schauspielerin wurde. Am 20. April 1939 wurde Diels zum SS-Oberführer ernannt und war im Stab des SS-Abschnitts IV (Hannover) tätig.

Im Jahr 1941 wurde er – wieder dank Göring – im Zuge der Umorganisierung der Reichswerke Hermann Göring Vorstandsvorsitzender (Generaldirektor) der Holdinggesellschaft Reichswerke AG für Binnenschiffahrt „Hermann Göring“. Ab dem 1. März 1942 arbeitete Diels im Stab des SS-Hauptamts, bis zum 30. November 1944 hatte er den SS-Ehrendegen und den SS-Totenkopfring erhalten.

Diels’ erste Ehe war 1936 geschieden worden. Am 17. Januar 1943 heiratete Diels Ilse Göring. Diese war eine Tochter des Korvettenkapitäns Otto Burchard (1865–1904) und dessen Frau Frieda Burchard geb. Göring (1875–1929) und in erster Ehe mit einem Halbbruder ihrer Mutter und Bruder Hermann Görings, Karl Ernst Göring (1885–1932), verheiratet gewesen. Nach erneuten Schwierigkeiten mit der Gestapo Ende 1943 wurde er auf Betreiben Görings zu einer Kur nach Lugano geschickt. Offenbar versuchte er dort, Asyl zu beantragen, wurde von der Schweizer Fremdenpolizei aber abgewiesen. In Lugano traf Diels auch Hans Bernd Gisevius wieder, seinen früheren Konkurrenten um die Leitung der Gestapo und einen der Mitverschwörer vom 20. Juli 1944. Nach seiner Rückkehr wurde Diels zweimal (Frühjahr und November 1944) von der Gestapo verhaftet.

Nachkriegszeit Bearbeiten

Diels wurde am 3. Mai 1945 festgenommen und bis 1948 interniert. Von Herbst 1945 bis Sommer 1947 trat er als Zeuge in den Nürnberger Prozessen auf. Anschließend arbeitete Diels für die US-amerikanische Militärregierung – bereits 1948 hatte er Kontakte zum CIC aufgenommen. Aus seinem Entnazifizierungsverfahren ging Diels Mitte 1949 relativ unbeschadet hervor, da er Fürsprecher wie Paul Löbe und Ernst Torgler vorweisen konnte. Ungeachtet dessen wurde in der Sowjetischen Besatzungszone bereits am 5. Januar 1949 ein Haftbefehl gegen ihn erlassen, der jedoch in den Westzonen nicht vollstreckt wurde.

Ebenfalls 1949 veröffentlichte Diels seine Autobiographie „Lucifer ante portas. Es spricht der erste Chef der Gestapo“, die als Vorabdruck (die Buchfassung wurde noch geändert) in einer neunteiligen Serie (Mai bis Juli 1949) im Nachrichtenmagzin Der Spiegel erschien [2] und trotz ihres apologetischen Charakters als eine bedeutsame Quelle für das frühe NS-Regime gilt. Dem Publizisten und ehemaligen Spiegel-Redakteur Peter-Ferdinand Koch zufolge hat Fritz Tobias die Kontakte von Diels – und auch von Paul Karl Schmidt – zum Spiegel hergestellt. [3] Diels hatte einen guten Kontakt zu Rudolf Augstein und erheblichen Einfluss auf die politische Ausrichtung des Spiegels. [4]

Nach dem Ende seiner Internierung lebte Diels abwechselnd auf seinem Gutshof in Kaltenweide-Twenge (Langenhagen) bei Hannover, den er 1955 verkaufte, und dem elterlichen Bauernhof in Berghausen, den er fortan bis zu seinem tödlichen Unfall zwei Jahre später weiterbetrieb. [5] [6] Er wurde als Beamter zur Wiederverwendung bis zu seinem Tod vom Land Niedersachsen besoldet. Im Zusammenhang mit der John-Affäre publizierte Diels 1954 ein wüstes Pamphlet gegen Otto John, das ihm ein dienstrechtliches Verfahren einbrachte.

1957 druckten die Illustrierten Popa und Weltbild Serien über den Reichstagsbrand und die Machtergreifung, die wesentlich auf Diels’ Informationen basierten und in denen die SA für den Reichstagsbrand verantwortlich gemacht wurde. [7]

Diels starb im November 1957 während eines Jagdausflugs, nachdem sich beim Herausnehmen seiner Jagdwaffe aus dem Auto ein Schuss gelöst hatte.

Rudolf Diels charakterisierte sich nach Kriegsende stets als Gegner des Nationalsozialismus und verwies auf seine Verfolgung durch die SS, insbesondere durch Heydrich. Bestätigt ist, dass er vereinzelt NS-Verfolgten bei der Emigration half, was ihm während der Entnazifizierung durch entlastende Aussagen beispielsweise von Paul Löbe oder Carl Severing zugutekam. Allerdings machte er auch deutlich: „Dem Drängen aus dem Kreise meiner Freunde, mich mit denen zu verbünden, die Hitler töten wollten, habe ich nicht nachgegeben, obwohl ich es schon aus persönlichster Notwehr hätte tun müssen.“ [8]

Andere bezeichnen Diels als Opportunist, der sich den jeweiligen Gegebenheiten anpasste, wenn es der Karriere förderlich war. So stand Diels während der Weimarer Republik liberalen Kreisen nahe und verkehrte im Berliner Demokratischen Club, dessen Präsident der jüdische Vize-Polizeipräsident Bernhard Weiß war. Bereits vor der Machtergreifung hatte sich Diels mit Göring gutgestellt, dessen Schutz er bis zum Kriegsende genoss. Während seiner Amtszeit als Gestapa-Chef arbeitete Diels an gesetzlichen Regelungen zur Schutzhaft und zur Judenverfolgung mit, auch am Aufbau des Konzentrationslagers Sonnenburg war er beteiligt. Nach dem Fall des Dritten Reiches stand Diels bereits ab 1948/49 in den Diensten der alliierten Besatzungsverwaltung.

Vertreter der These, der Reichstagsbrand sei von der SA inszeniert worden, haben Diels als Mitwisser dargestellt. Angeblich hätten sich bei dem belastenden Material, das er ins Ausland schaffte, auch Dokumente befunden, welche die „wahren Täter“ identifizierten. Diels selbst äußerte sich diesbezüglich widersprüchlich. Er habe bis 1949 geglaubt, die SA habe den Reichstag angezündet, später aber seine Meinung dahingehend geändert, dass der Holländer van der Lubbe der Alleintäter gewesen sei. Zu seinen Gründen für die jeweiligen Ansichten äußerte sich Diels nicht. Kurz vor seinem Tod soll er – so der Begründer der Alleintäterthese Fritz Tobias in den 1960er-Jahren – geplant haben, in Zusammenarbeit mit dem Institut für Zeitgeschichte eine Rekonstruktion der damaligen Vorgänge zu erarbeiten. [9] Dem widerspricht der amerikanische Historiker Benjamin Carter Hett. Er verweist darauf, dass Diels in einem Schreiben vom 22. Juli 1946 an die britische Delegation beim Internationalen Militärgerichtshof den früheren SA-Führer Hans Georg Gewehr als wahrscheinlichen Haupttäter bei der Brandstiftung nannte. Seine späteren, teils widersprüchlichen Aussagen in dieser Frage seien taktischer Natur gewesen. [10]


1933: Gestapo Founded

The Gestapo was founded by the infamous Hermann Göring, soon after Hitler appointed him Minister President of Prussia.

It is interesting that Göring was a flying ace of World War I, who shot down as much as 22 enemy planes in aerial duels.

He became one of Hitler’s closest associates and was soon appointed to high positions. As the Minister of the Interior for Prussia, he commanded the largest police force in the whole of Germany.

From that police he singled out the intelligence and the political section and created a new unit out of them – the Gestapo.

Göring filled the Gestapo with Nazis. Rudolf Diels, Göring’s protégé, became the first commander of the Gestapo.

He is known for being in charge of the case of the famous Marinus van der Lubbe, the communist accused of torching the Reichstag.

Göring’s Gestapo became a competitor to Himmler’s SS. In the end, Himmler prevailed and Goering had to relinquish the Gestapo to him.

The Gestapo then, with the backing of the SS, became the main secret police force in Germany and the conquered areas.


Primul șef al Gestapoului Modificare

Procesul de la Nuerenberg Modificare

Diels a prezentat o declarație la procesul de la Nuerenberg [5] , dar a fost de asemenea solicitat să fie martor al apărării în procesul intentat lui Hermann Göring. [4]

Anii de după război Modificare

După 1950, a servit ca funcționar public în guvernul landului Niedersachsen [4] , iar ulterior în Ministerul de Interne al nou înființatei Bundesrepublik Deutschland, până în 1953, când a ieșit la pensie. [5] Diels a decedat la 18 noiembrie 1957, motivul oficial al decesului fiind descărcarea accidentală a armei sale, pe când se afla la de vânătoare. [5] [7] :362


Ver el vídeo: SPOILERS Rudolf Fight Fire Emblem Echoes Shadows Of Valentia