2 de junio de 1944

2 de junio de 1944

2 de junio de 1944

Junio

1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930

Birmania

Las tropas chinas sitian Myitkyina

Italia

El general Alejandro pide al pueblo de Roma que ayude a evitar la destrucción de la ciudad.



Hoy en la historia: 2 de junio

El Papa Pablo III prohíbe la esclavitud de los indios en el Nuevo Mundo.

Se vuelve a promulgar la Ley de Acuartelamiento, que requiere que los colonos estadounidenses permitan a los soldados británicos entrar en sus casas.

Maximilien Robespierre, miembro del Comité de Seguridad Pública de Francia, inicia el "Reino del Terror".

El ejército británico derrota a la alianza Maratha en Bombay, India.

En Galveston, Texas, el general confederado Edmund Kirby Smith entrega el Departamento de Trans-Mississippi a las fuerzas de la Unión.

El primer juego de béisbol bajo luces eléctricas se juega en Fort Wayne, Indiana.

Grover Cleveland se convierte en el primer presidente estadounidense en casarse mientras está en el cargo.

Charles Stewart Rolls, uno de los fundadores de Rolls-Royce, se convierte en el primer hombre en volar un avión sin escalas a través del Canal de la Mancha en ambos sentidos. Trágicamente, se convierte en la primera víctima mortal de un avión de Gran Bretaña el mes siguiente cuando su biplano se rompe en el aire.

Estados Unidos otorga la ciudadanía plena a los indígenas estadounidenses.

El nacionalista Chiang Kai-shek captura Pekín, China, en una toma de poder incruenta.

Los portaaviones estadounidenses Empresa, Avispón y Yorktown muévete a sus posiciones de batalla para la Batalla de Midway.

Comienza el "bombardeo lanzadera" aliado de Alemania, con bombarderos que parten de Italia y aterrizan en la Unión Soviética.

Los ciudadanos italianos votan por referéndum por una república.

La estrella de la pista nacida en Jamaica, Herb McKenley, establece un nuevo récord mundial para las 400 yardas.

Isabel II es coronada reina de Inglaterra en la Abadía de Westminster.

El senador Joseph McCarthy acusa a los comunistas que trabajan en la CIA y en las plantas de armas atómicas.

El portaaviones australiano Melbourne rebana el destructor USS Frank E. Evans a la mitad frente a la costa de Vietnam del Sur.


Relato de un testigo presencial: Sobreviviente de la playa de Omaha del Día D cuenta su historia (Ver)

Cuando 160.000 soldados aliados cruzaron el Canal de la Mancha el día D, el 6 de junio de 1944, la más sangrienta de las luchas que enfrentaron los aliados fue la batalla en la playa de Omaha en Normandía, Francia.

La Operación Neptuno, el nombre en clave de los famosos desembarcos de Normandía, tuvo lugar el 6 de junio de 1944. Nunca en la historia registrada ha habido una invasión anfibia más grande.

Todas las divisiones de las Fuerzas Armadas Aliadas, tanques, tropas y aviones jugaron su papel en la enorme operación para la invasión de la Francia ocupada por los nazis.

La invasión del Día D comenzó en cinco segmentos de la costa francesa. Todos estos segmentos eran cabezas de playa y todos tenían nombres en clave. Los nombres eran Utah Beach, Juno Beach, Sword Beach, Gold Beach y Omaha Beach.

Las bajas en ambos lados fueron asombrosas, con muchos miles de muertos en ambos lados. Se estima que la fuerza invasora de los Aliados perdió más soldados que las fuerzas alemanas nazis defensoras, la victoria aliada fue un resultado decisivo de la batalla.

111 ° Batallón de Construcción Naval Aterrizando en la Playa de Omaha el Día D de Normandía en 1944. LCT-562 y USS LST-502 en el fondo

El desembarco de Normandía el Día D fue un importante punto de inflexión en la dirección de la Segunda Guerra Mundial. Los aliados se estaban acercando a la Alemania nazi en 1944. Las fuerzas nazis de Hitler estaban luchando en la guerra en varios frentes, y la presión se estaba volviendo insoportable.

La presión de la Unión Soviética era implacable y en la batalla del Pacífico, Estados Unidos estaba logrando un progreso constante, aunque difícilmente ganado, contra los japoneses.

El final estaba ahora a la vista menos de un año después del Día D, el 7 de mayo de 1945, Alemania se rindió incondicionalmente. Más tarde, ese mismo año, el 2 de septiembre de 1945, Japón también se rindió y la Segunda Guerra Mundial terminó oficialmente.

Al mirar los giros y vueltas de esta guerra global, uno de los mayores conflictos humanos en la historia de la humanidad, a veces olvidamos algunas de las increíbles historias de individuos, que se encuentran en el corazón de estos grandes eventos.

El Dr. Warren Breniman fue parte de la fuerza de desembarco en la playa de Omaha el 6 de junio de 1944, y nos cuenta su historia en esta abrumadora e intensa entrevista. Fue alistado en el 149 ° Batallón de Combate de Ingenieros.

Estaba en una nave de aterrizaje de infantería (LCI) y aterrizó directamente después del 116 ° Regimiento en medio del caos, la muerte y la destrucción.

Escuche su asombrosa historia, seguramente no se arrepentirá de tomarse el tiempo.


Cohete V-2

Nuestros editores revisarán lo que ha enviado y determinarán si deben revisar el artículo.

Cohete V-2, Alemán en su totalidad Vergeltungswaffen-2 ("Arma de venganza 2"), también llamado Misil V-2 o A-4, Misil balístico alemán de la Segunda Guerra Mundial, el precursor de los modernos cohetes espaciales y misiles de largo alcance.

Desarrollado en Alemania a partir de 1936 gracias a los esfuerzos de los científicos dirigidos por Wernher von Braun, se lanzó con éxito por primera vez el 3 de octubre de 1942 y se disparó contra París el 6 de septiembre de 1944. Dos días después, el primero de más de 1.100 V-2 fue disparado contra Gran Bretaña (el último el 27 de marzo de 1945). Bélgica también fue fuertemente bombardeada. Aproximadamente 5.000 personas murieron en ataques V-2, y se estima que al menos 10.000 prisioneros del campo de concentración de Mittelbau-Dora murieron cuando fueron utilizados como trabajo forzoso en la construcción de V-2 en la fábrica subterránea de Mittelwerk. Después de la guerra, tanto Estados Unidos como la Unión Soviética capturaron un gran número de V-2 y los utilizaron en investigaciones que llevaron al desarrollo de sus programas de exploración espacial y de misiles.

El V-2 tenía 14 metros (47 pies) de largo, pesaba 12,700-13,200 kg (28,000-29,000 libras) en el lanzamiento y desarrolló alrededor de 60,000 libras de empuje, quemando alcohol y oxígeno líquido. La carga útil era de unos 725 kg (1.600 libras) de alto explosivo, el rango horizontal era de unos 320 km (200 millas) y la altitud máxima que se alcanzaba normalmente era de aproximadamente 80 km (50 millas). Sin embargo, el 20 de junio de 1944, un V-2 alcanzó una altitud de 175 km (109 millas), lo que lo convirtió en el primer cohete en alcanzar el espacio. Ver también cohetes y sistemas de misiles: El V-2. Para relatos contemporáneos de los bombardeos V-2 de Londres registrados en el Libro Británico del Año, ver Por cierto: London Classics: Londres en la Segunda Guerra Mundial.


Comienza la batalla de Francia

Después de que los británicos se fueron y Francia se quedó para luchar por sí misma, los alemanes lanzaron Case Red o Fall Rot, que comenzó el 5 de junio. Durante esta operación, el gobierno francés se vio dividido sobre la mejor acción a tomar, ya que muchos de los representantes políticos buscaban la paz con Alemania. Debido a eso, las fuerzas militares francesas que defendieron durante el Caso Rojo fueron solo parciales en el mejor de los casos. El 22 de junio, Francia y Alemania firmaron un armisticio y el resultado fue una división del país de Francia donde Alemania tomó el control del oeste y el norte más parte del sureste y la Zona Libra o zona desocupada. Hasta los desembarcos aliados, los franceses permanecieron bajo el control del Eje.


2 de junio de 1944 - Historia

Playa de Omaha

La planificación del Día D comenzó en 1943. Los rusos habían estado pidiendo desde 1942 que los aliados abrieran un segundo frente contra los nazis, pero la respuesta inicial fue la invasión del norte de África. Los británicos se oponían a desembarcar en Francia demasiado pronto e instaron a que se retrasara. Finalmente, mayo de 1944 se fijó como fecha del ataque. A la invasión se le asignó el nombre de Operación Overlord. Durante casi un año, un flujo constante de hombres y material fue transportado a Inglaterra en preparación para la invasión. Treinta y nueve divisiones aliadas 22 estadounidenses, 12 británicas, 3 canadienses y una polaca y francesa se prepararon para la invasión. Como parte de los planes, los aliados establecieron ejércitos falsos para mantener a los alemanes adivinando dónde se llevaría a cabo la invasión. Sin ningún puerto cerca, los alemanes no esperaban que Normandía fuera el lugar de la invasión.

Debido a la falta de lanchas de desembarco, la invasión se retrasó de mayo a junio. La invasión estaba programada para el 5 de junio, pero el mal tiempo obligó a retrasar la invasión por un día. En el mes anterior a la invasión, las fuerzas aéreas aliadas bombardearon objetivos en toda Francia para intentar dificultar que los alemanes refuercen sus fuerzas.

Las fuerzas de invasión incluyeron 6,939 barcos, 1213 barcos de guerra, 4,126 lanchas de desembarco, 736 barcos de apoyo y 864 barcos mercantes. A la medianoche, 2.2000 aviones británicos, canadienses y estadounidenses comenzaron a atacar objetivos en la costa y tierra adentro. Como parte de las operaciones, las tropas aerotransportadas aterrizaron detrás de las líneas, a quienes se les asignó la tarea de capturar o destruir puentes y cruces clave. Muchas de las tropas aerotransportadas fallaron sus objetivos al aterrizar, pero el hecho de que algunas de las tropas no aterrizaran en los lugares correctos confundió a los alemanes, que no estaban seguros de dónde venía el asalto principal. Una destrucción anterior de la estación de radar alemana permitió que la flota permaneciera sin ser detectada hasta las 2 AM.

La invasión se dividió en varios lugares diferentes. Uno era la playa de Utah. Allí, la cuarta infantería aterrizó 2000 yardas al sur de su objetivo debido a una fuerte corriente. La ubicación equivocada resultó ser una buena ubicación. Debido a que aterrizaron hacia el sur, no lograron sus objetivos del primer día, pero al anochecer habían desembarcado 21.000 soldados y solo sufrieron 179 bajas.

La playa más fuertemente defendida fue la de Omaha y allí las tropas tuvieron dificultades para desembarcar. Cuando aterrizaron por primera vez, las tropas alemanas a menudo los inmovilizaron. Muchas de las lanchas de desembarco de los tanques nunca llegaron a la playa. Lentamente, el abrumador número de tropas aliadas con un fuerte apoyo de los barcos de la marina en alta mar permitió que las tropas estadounidenses de la 1ª y la 29ª Divisiones de Infantería se alejaran lentamente de la playa y conquistaran las alturas. Las bajas ese primer día en Omaha fueron 2,000 soldados y fue necesario hasta el tercer día de la invasión para que los objetivos del día D se lograran en la playa de Omaha.

La invasión en Gold Beach comenzó un poco más tarde debido a la diferencia de mareas. La costa incluía casas fortificadas, pero las tropas de la 30ª División británica las despejaron rápidamente. También había un emplazamiento de cañones pesados ​​cerca de la playa, tres de los cuales fueron derribados por disparos navales directos y el cuarto por cargas colocadas en la parte trasera de uno de los emplazamientos. Al final del día, tanto la playa como las alturas estaban en manos británicas.

El cuerpo X británico fue responsable de capturar la playa de Sword, la mayoría de sus anfibios
los tanques llegaron a la playa, proporcionando así cobertura para la infantería. La playa estaba cubierta de obstáculos que frenaban el avance, pero poco a poco las tropas a las que pronto se unieron las tropas francesas despejaron la playa. En el transcurso del día, las tropas que capturaron Sword Beach sufrieron 1.000 bajas.

En total, los Aliados tuvieron 10,000 bajas en el Día D con 4,414 muertos confirmados. Sin embargo, en el transcurso del primer día desembarcaron 160.000 soldados aliados. Si bien no se logró ninguno de los objetivos del primer día, a fines de junio y 800,000 hombres adicionales con todo su equipo fueron desembarcados y no pudieron detener a las tropas aliadas mejor equipadas, los alemanes solo podían esperar frenarlos.


1943 - 1944

Los niños disfrutan de una cena de Navidad en Worthing © La escasez estaba en su apogeo, escribió Vere Hodgson para la organización de investigación social Mass Observation.

'Estamos bastante bien en nuestros extremos en lo que respecta a la tarifa de Navidad. No hay posibilidad de pavo, pollo o ganso, ni siquiera el despreciado conejo. Si podemos conseguir un pequeño cordero, eso es lo mejor que podemos esperar. Se acercan unos pudines navideños. Hay tiendas con tres budines y 800 clientes registrados ”.

El Ministerio de Alimentación calculó que solo una familia de cada diez compraría pavo o ganso para su cena de Navidad ese año. Mucha comida navideña era 'falsa' (es decir, falsa). Las recetas navideñas incluían simulacros de 'ganso', 'pavo' (hecho de cordero), 'crema' y 'mazapán'.

Una vez más, los regalos fueron "arreglárselas y remendar". Las revistas imprimían instrucciones para marcadores y calendarios bordados, zapatillas y guantes de punto, y broches hechos con trozos de lana, fieltro, plástico o incluso cubiertos de plata vieja.


Los guardabosques del timón y los muchachos de Pointe du Hoc: la misión de los guardabosques del ejército de los Estados Unidos en las primeras horas de la mañana del 6 de junio de 1944

Pointe du Hoc, un lugar destacado a lo largo de la costa de Normandía, fue un punto focal del asalto anfibio de las fuerzas estadounidenses durante las primeras horas de la mañana del Día D, 6 de junio de 1944. La cima del acantilado (a veces denominado Pointe du Hoe) se encuentra entre las playas de Utah y Omaha y se asienta sobre acantilados colgantes de hasta 100 pies de altura. La planificación cuidadosa y minuciosa de la invasión de Normandía determinó que varias misiones clave requerirían una ejecución minuciosamente precisa para que la invasión se desarrollara según lo planeado, y una de esas misiones fue la captura de Pointe du Hoc. Como tal, los planificadores aliados nombraron a Pointe du Hoc como una de las posiciones defensivas alemanas más peligrosas en la costa normanda.

Al principio de la guerra, tras la derrota de Francia en junio de 1940 y la ocupación de la parte norte del país, los alemanes llegaron a comprender la importancia estratégica de Pointe du Hoc. Como parte de su sistema defensivo a lo largo de la costa normanda conocida como el Muro del Atlántico y establecido bajo la dirección del mariscal de campo Erwin Rommel, los alemanes instalaron una batería de cañones de 155 mm en la parte superior del acantilado. Los cañones tenían un alcance de aproximadamente 20.000 yardas y podían cubrir las playas de Utah y Omaha con fuego de artillería. Defendida por elementos de las Divisiones de Infantería 716a y 352D, junto con artilleros, Pointe du Hoc se convirtió en un bastión fuertemente fortificado para el Wehrmacht que amenazaba la vida de los miles de soldados estadounidenses que pronto desembarcarían en las cabezas de playa cercanas.

Entendiendo los peligros y la importancia vital de las playas de desembarco a lo largo de la costa de Normandía, el Comandante Supremo Aliado, el General Dwight D. Eisenhower y su personal que planeaba la Operación OVERLORD asignó a los Rangers del 2. ° y 5. ° Batallón de Rangers, bajo la dirección del Teniente Coronel James E. Timón y organizado en el Grupo de Guardabosques Provisional, la misión de destruir las posiciones enemigas en la cima del acantilado. Sin el conocimiento de los planificadores aliados, los alemanes no creyeron que el comando militar de los EE. UU. Consideraría la cima del acantilado accesible por mar. Los estadounidenses, sin embargo, lo consideraron un punto de asalto accesible y razonaron que con una fuerza bien entrenada, los soldados podrían aterrizar en las estrechas playas de abajo durante la marea baja y ascender por los acantilados con la ayuda de cuerdas y escaleras. Cuando el teniente general Omar N. Bradley le dijo a Rudder sobre la asignación, el oficial Ranger no podía creer lo que había escuchado, pero entendió la importancia de la misión en cuestión. En sus memorias, La historia de un soldado, Bradley escribió: "A ningún soldado a mi mando se le ha deseado jamás una tarea más difícil que la que le sucedió al Comandante de esta Fuerza de Guardabosques Provisional de treinta y cuatro años". Un oficial de inteligencia del personal del contralmirante John L. Hall, el comandante de las fuerzas navales que apoyan los desembarcos en Omaha, afirmó que los Rangers no podían cumplir la misión, y agregó que, “Tres ancianas con escobas podrían mantener a los Rangers de escalar ese acantilado ".

El Día D, Rudder y su fuerza del 2.o Batallón de Rangers, integrado por 225 soldados, junto con el Teniente Coronel Max Schneider y el 5.o Batallón de Rangers en apoyo, llevarían a cabo la misión de escalar estos acantilados antes del amanecer de ese fatídico día. y neutralizar las posiciones enemigas en lo alto de Pointe du Hoc. Rudder, que había comandado el 2.º Batallón de Rangers desde su activación el 1 de abril de 1943 en Camp Forrest, Tennessee, fue en gran parte responsable del desarrollo del plan para sus Rangers en el Día D. (El 1º al 4º batallón de guardabosques fueron redesignados oficialmente como batallones de infantería de guardabosques el 1 de agosto de 1943). El plan requería el uso de una fuerza que constaba de tres elementos separados en la forma de las Fuerzas A, B y C. La Fuerza A consistía en Compañías D, E y F, 2.º Batallón de Guardabosques, y aterrizarían justo debajo de Point du Hoc. Los equipos de asalto llegarían a tierra en un grupo de nueve botes de asalto de lanchas de desembarco (LCA) con tripulación británica que llevaban veintidós hombres cada uno. Las LCA 668 y 858 llevarían la Compañía D. Las LCA 861, 862, 888 y 722 transportarían la Compañía E y el elemento de mando de Rudder, mientras que la Compañía F ocuparía las LCA 887, 884 y 883. Además de las LCA, cuatro vehículos anfibios DUKW equipado con escaleras de extensión, adquiridas del Departamento de Bomberos de Londres, acompañaría a Force A.

Las empresas E y F aterrizarían en el lado este de Pointe du Hoc La empresa D aterrizaría en el oeste. Además, un grupo de apoyo de fuego de doce hombres compuesto por personal de la Marina de los EE. UU. Y un observador avanzado del 58 ° Batallón de Artillería de Campaña Blindada acompañaría al cuartel general de Rudder. El teniente coronel Schneider, con el 5.o Batallón de Guardabosques y las Compañías A y B, 2.o Batallón de Guardabosques (Fuerza C) debían permanecer mar adentro durante aproximadamente treinta minutos hasta que recibieran una señal de la fuerza de Rudder ordenándoles que siguieran al equipo de asalto de Rudder a tierra. En el caso de que fallara la misión de Rudder de capturar los cañones en la cima de Pointe du Hoc, la misión de la fuerza de Schneider sería capturar la posición. Para lograr tal tarea, Schneider enviaría las Compañías A y B, el 2. ° Batallón de Rangers y el 5. ° Batallón de Rangers al sector Dog Green de Omaha Beach, detrás de la Compañía A, 116 ° de Infantería, 29 ° División de Infantería, y la Compañía C, 2. ° Batallón de Rangers. . Después de aterrizar, Schneider y su fuerza tomarían Pointe du Hoc mediante un ataque por tierra.

La Fuerza B, dirigida por el Capitán Ralph Goranson y formada por la Compañía C, 2º Batallón de Rangers, tenía su propia misión única. El plan era que la Compañía C aterrizara en la playa de Omaha Charlie, ubicada a la derecha de donde aterrizaría la 116a. Al llegar a Omaha, Force B escalaría los acantilados de Pointe de la Percée. Al igual que Pointe du Hoc, Pointe de la Percée acogió los puntos fuertes alemanes y requirió que los Rangers de la Compañía C los destruyeran. Percée, ubicada a unas tres millas al oeste de donde aterrizaría la Fuerza A en Pointe du Hoc, requirió una subida de aproximadamente noventa pies. Tras su ascenso a Pointe de la Percée y la destrucción de las posiciones enemigas en la cima del acantilado, la Compañía C se movería hacia el este a lo largo del acantilado en dirección a Pointe du Hoc, destruyendo cualquier posición enemiga con la que entraran en contacto hasta su eventual vínculo con el Rangers de Force A en Pointe du Hoc.

Debido a la naturaleza de la misión, escalar acantilados obviamente se convirtió en una parte importante del entrenamiento de los guardabosques, y los guardabosques de Rudder pasaron una cantidad considerable de tiempo aprendiendo, practicando y revisando para asegurarse de que sus mentes y cuerpos estuvieran en forma para lo que muchos consideraban un misión suicida. Si bien los Rangers recibieron algunas instrucciones de los comandos británicos, que tenían experiencia en incursiones costeras contra posiciones alemanas en la costa francesa, los Rangers aprendieron principalmente a escalar acantilados por prueba y error. Los Rangers practicaron con varios tipos de cuerdas y escaleras. Las cuerdas equipadas con garfios y disparadas por cohetes eventualmente se convierten en la principal herramienta de elección cuando se asciende por los acantilados de Pointe du Hoc. En las semanas previas al Día D, los Rangers entrenaron, desarrollaron y probaron sus habilidades recién formadas en varios acantilados a lo largo de la costa inglesa y en la Isla de Wight.

A las 04.45 de la mañana del 6 de junio, las Compañías D, E y F, 2.º Batallón de Guardabosques (Fuerza A), abordaron sus LCA designadas y se dirigieron al mar picado para un viaje de una hora hasta su destino. Viajar en la lancha de desembarco fue duro y frío, y varios Rangers se marearon. Otros trabajaron vigorosamente para vaciar el agua de los botes en un esfuerzo por evitar que se hundieran. Un LCA volcó, dejando al equipo de asalto con veintidós hombres menos para la misión.

A las 06.45, cuando los hombres de la Compañía C aterrizaron en la costa de la playa de Omaha, fueron inmediatamente sometidos al fuego de artillería alemana. Antes incluso de llegar a la costa, la nave líder fue alcanzada por fuego de artillería y la compañía perdió a sus primeros quince hombres. Un segundo LCA también fue alcanzado con fuego entrante y los quince hombres a bordo de esta nave murieron o resultaron heridos. Aproximadamente diez minutos después del desembarco de la Compañía A, 116 ° Regimiento de Infantería, 29 ° División de Infantería, los restantes Rangers de la Compañía C aterrizaron y se abrieron paso hasta la base del acantilado para comenzar el ascenso de noventa pies hasta la cima de Pointe de la Percée. Al llegar a la base del acantilado, el capitán Ralph E. Goranson pronto se dio cuenta de que de su equipo original de setenta hombres, solo quedaban treinta y cinco para escalar los acantilados. Al anochecer, ese número se acercaría a doce. Al llegar a la cima del acantilado, los Rangers se pusieron en patrulla de inmediato, derribando los puntos fuertes enemigos en la cima del acantilado y avanzando hacia sus compañeros Rangers del 2. ° Batallón de Rangers en Pointe du Hoc.

Mientras los Rangers de la Compañía C ya estaban escalando el lado del acantilado de Pointe de la Percée, los Rangers de Rudder aún no habían llegado a la orilla. La hora H estaba programada para las 06:30, pero cuando el sol de la mañana comenzó a salir, los Rangers de Force A se dieron cuenta rápidamente de que algo andaba mal. Los acantilados en su línea de visión eran en realidad Pointe de la Percée y no Pointe du Hoc. Las aguas estaban agitadas y la corriente tan fuerte que hizo que los Rangers se alejaran unas tres millas del rumbo de su objetivo.

Una vez que volvieron a la normalidad, los Rangers estaban ahora muy atrasados. Los barcos navales que observaban el viaje de las lanchas de desembarco a tierra fueron los responsables de colocar el fuego de cobertura. Sin embargo, debido a que los Rangers estaban programados para aterrizar en la playa a las 0630, los barcos de la armada cesaron su fuego de cobertura a las 0625. Debido a su accidente de navegación, los Rangers no aterrizaron en la playa hasta las 0710, casi cuarenta minutos después de la hora programada. La demora les dio a los alemanes tiempo suficiente para recuperarse, reposicionar sus defensas y disparar con fuerza contra los Rangers entrantes de las compañías D, E y F.Los Rangers, que ya no podían seguir el plan original de Rudder, ahora recibieron instrucciones de aterrizar a todas las compañías. al este de Pointe du Hoc en una franja de playa de unos 500 metros de largo y treinta de ancho. Fueron atacados intensamente por los alemanes mientras desembarcaban. Cuando los soldados en el frente salieron de la lancha de desembarco, los Rangers en la parte de atrás tendieron fuego de cobertura mientras sus compañeros corrían hacia la orilla y se refugiaban en una pequeña cueva en la base del acantilado o en cráteres a lo largo de la estrecha playa.

Cada LCA estaba equipado con un cohete con punta de garfio detrás del cohete era una caja que contenía una cuerda enrollada y cada caja contenía un juego de cuerdas diferente. El primero estaba compuesto por cuerdas de ¾ de pulgada, otro tenía una cuerda con pequeños trozos de madera llamados "toggles" y el último consistía en escaleras de cuerda. Cada LCA también estaba equipado con dos cohetes portátiles y una cuerda liviana. Esto permitió que los Rangers los llevaran a tierra y los dispararan desde la playa. Sin embargo, los mares agitados y las salpicaduras de agua de mar habían provocado que las cuerdas de escalada se mojaran mucho, lo que aumentaba su peso y dificultaba que las cuerdas disparadas por cohetes llegaran a los acantilados y se afianzaran. Algunas de las cuerdas que atraparon los acantilados fueron cortadas por los alemanes. Aunque muchas cuerdas nunca se agarraron o se cortaron, todavía había suficientes para permitir que los Rangers escalen los acantilados. Los Rangers también fueron asistidos por el hecho de que el bombardeo naval y aéreo había derribado partes del acantilado y creado una pila de escombros de cuarenta pies de altura.Los soldados colocaron secciones de escalera contra la pared del acantilado desde lo alto de la pila y tenían una distancia relativamente corta. y fácil ascenso a la cima. Por otro lado, los DUKW equipados con escaleras que acompañaban a la Fuerza A no pudieron maniobrar a través de la playa llena de cráteres y no contribuyeron a los esfuerzos para escalar los acantilados.

Los Rangers experimentaron muchas dificultades para escalar los acantilados ese día. Muchas de las cuerdas que se agarraron a los acantilados esa mañana estaban completamente cubiertas por el fuego enemigo, por lo que el número disponible para escalar era muy limitado. Las cuerdas mojadas estaban resbaladizas y los soldados estaban abrumados por uniformes húmedos y barro adherido a sus ropas, botas y equipo. Balas alemanas y granadas “trituradoras de papas” llovieron desde arriba. Sin embargo, los Rangers subieron a la cima de Pointe du Hoc mientras estaban bajo el fuego enemigo. Varios soldados alemanes murieron y otros se alejaron de los bordes del acantilado cuando los Rangers abrieron fuego contra ellos con rifles automáticos Browning (BAR).

La preparación para la Operación OVERLORD incluyó una intensa campaña de bombardeos aéreos en Normandía y el resto del norte de Francia. Los ataques aéreos contra Pointe du Hoc tuvieron lugar los días 25 de abril, 21 y 22 de mayo y 4 y 5 de junio, y fueron seguidos por disparos navales del acorazado USS Texas y destructores USS Satterlee y HMS Talybont en la mañana del 6 de junio. Una vez que los Rangers llegaron a la cima, quedaron asombrados por la destrucción que encontraron. Nada se parecía a las fotografías aéreas y las mesas de arena que los Rangers habían estudiado antes de la misión. Cualquier hito reconocible había sido reemplazado por cráteres y escombros.

De acuerdo con el plan de asalto original, la Fuerza A debía aterrizar a las 06:30, dejando a Schneider y la Fuerza C esperando en alta mar a que la señal siguiera a las tres compañías de la Fuerza A en tierra durante treinta minutos. Si no se recibía ninguna señal antes de las 07:00, se ordenó a Schneider que aterrizara su fuerza en el sector de Dog Green de la playa de Omaha y tomara Pointe du Hoc mediante un asalto terrestre.

Schneider y su fuerza esperaron ansiosamente mucho más allá de la marca de las 0700 la llegada de la señal designada por las fuerzas de Timón de que habían logrado un aterrizaje exitoso. El teniente James W. "Ike" Eikner, el oficial de comunicaciones del 2. ° Batallón de Rudder, desarrolló el plan de comunicación de la Fuerza A. Una vez en la cima del acantilado, Eikner y su equipo de comunicaciones usarían una serie de bengalas de mortero y señales de radio predeterminadas para alertar a Schneider y su fuerza para que aterrizaran y comenzaran su ascenso hasta la cima. A las 0713, el equipo de comunicación de Rudder estaba trabajando rápidamente para configurar las radios de comunicación. Eikner, junto con los Rangers Lou Lisko, C.S. Parker y Stephen Liscinsky trabajaron para obtener una línea de comunicación a través de las radios SCR-284 y SCR-300. Alrededor de las 07.25, la palabra clave TILT se envió por radio a las fuerzas de Schneider y se recibió un acuse de recibo. Sin embargo, no está claro quién envió la señal de acuse de recibo; no había ninguna indicación por parte de Schneider de que se hubiera recibido alguna señal de Rudder. La fuerza de Schneider recibió un mensaje bastante ininteligible enviado a las 0715, la única palabra comprensible es "Charlie". Schneider siguió adelante con el plan de contingencia y llevó a la Fuerza C a Omaha, donde asaltarían la playa e intentarían llegar a Pointe du Hoc mediante un asalto por tierra.

En Omaha, Force C aterrizó en Vierville-sur-mer. Las dos primeras oleadas de la fuerza de Schneider sufrieron fuertes disparos al acercarse a la playa. Al ver esto, Schneider desvió al resto de sus hombres para que aterrizaran solo una milla hacia el rellano este entre los sectores Perro Blanco y Perro Rojo. A pesar del intenso fuego de artillería que cubrió su aproximación, trece de las catorce LCA en la fuerza de Schneider aterrizaron sin problemas, y el 5.º Batallón de Rangers sufrió seis bajas. Luchando para abrirse camino a través de la playa y sobre el malecón, la 29.a División ordenó al batallón que se quedara y ayudara a establecer una cabeza de playa en lugar de seguir adelante con su plan original de avanzar hacia Pointe du Hoc. El 1er Pelotón, Compañía A, 5º Batallón de Rangers, sin embargo, se separó del resto de los Rangers y, al no poder establecer contacto, partió a pie para conectarse con los Rangers en Pointe du Hoc. El resto del 5º Batallón permaneció en Vierville durante la noche, defendiendo el flanco derecho de la cabeza de playa contra los contraataques alemanes.

En lo alto de Pointe du Hoc, los Rangers de Force A se formaron en pequeños grupos y despegaron hacia sus objetivos asignados: la eliminación del puesto de observación y las armas. En las etapas de planificación de la misión, a cada posición de arma en la cima de Pointe du Hoc se le asignó un número. A la Compañía D se le asignó la tarea de eliminar las armas numeradas cuatro, cinco y seis, todas ubicadas en el extremo occidental del acantilado. La Compañía E debía destruir el puesto de observación y el cañón número tres, y la Compañía F destruiría los cañones número uno y dos, así como el cañón antiaéreo colocado en el sector este de la cima del acantilado. Los Rangers pronto tomaron a sus primeros prisioneros y los enviaron de regreso a los acantilados a la estrecha playa de abajo, donde Rudder había establecido su puesto de mando (CP).

Un grupo de Rangers inmediatamente dirigió su atención al OP de concreto cerca de la punta de la punta. Mientras los Rangers silenciaron una ametralladora alemana y lograron colocar algunas granadas y rondas de bazuca en la posición fortificada a través de sus ranuras de disparo, varios soldados alemanes permanecieron escondidos en el OP. Hasta el día siguiente, cuando se presentaron los cargos de demolición desde la playa, el OP fue finalmente neutralizado y los ocho soldados alemanes que ocupaban el puesto fueron hechos prisioneros.

A medida que los demás Rangers avanzaban hacia sus objetivos, pronto se dieron cuenta de que los alemanes habían movido los cañones que muchos de los emplazamientos / casamatas, dañados por el bombardeo aliado, tenían sólo cañones ficticios hechos con postes telefónicos pintados. Dos días antes del ataque, los alemanes alejaron las armas de Pointe du Hoc. Después de descubrir que las armas habían sido reposicionadas, los Rangers se reagruparon y partieron bajo francotiradores intermitentes, armas automáticas y fuego de mortero y artillería para encontrar las nuevas ubicaciones de la artillería.

Además de tratar de localizar los cañones alemanes, los Rangers se trasladaron tierra adentro hacia su misión secundaria, que implicó el establecimiento de una barricada a lo largo de la carretera costera que conectaba Grandcamp y Vierville. Los Rangers también establecieron posiciones defensivas y esperaron la llegada de la 116.a Infantería que avanzaba tierra adentro desde la playa de Omaha. Durante este período, los Rangers se unieron a tres paracaidistas de la 101 División Aerotransportada que aterrizaron lejos de su zona de caída, a unas quince millas de distancia.

Alrededor de las 0900, una patrulla de dos hombres de la Compañía D compuesta por el Sargento Primero Leonard Lommell y el Sargento de Estado Mayor Jack E. Kuhn tropezó con una posición de arma camuflada aproximadamente 250 yardas al sur de la carretera costera y descubrió cinco de los seis cañones de 155 mm faltantes (el sexto nunca se encontró) y grandes cantidades de municiones. Con Kuhn cubriéndolo, Lommell se puso a trabajar destruyendo las armas. Despachó a dos de ellos colocando granadas de termita en los mecanismos de retroceso de las armas, fusionando efectivamente las piezas. Después de romper las miras de un tercer arma, Lommell regresó a las líneas amigas para adquirir más granadas de termita, pero al regresar a la posición del arma, descubrió que una segunda patrulla de la Compañía E había terminado el trabajo. Los Rangers regresaron a sus líneas, pero no antes de lanzar granadas a las cargas de pólvora y comenzar un gran incendio. También se expulsó a un corredor para que el teniente coronel Rudder, que había movido su CP a la cima de los acantilados, supiera que los cañones, el foco principal del asalto a Pointe du Hoc, habían sido localizados y eliminados.

Throughout the rest of the day and into the night, the Rangers maintained their positions along and forward of the coastal highway, enduring German snipers, artillery fire, and counterattacks. At around 2100, the Rangers received reinforcements with the arrival of First Lieutenant Charles H. Parker and his 1st Platoon, Company A, 5th Ranger Battalion, which had become separated in the confusion at Omaha Beach and marched overland to Pointe du Hoc. During the night, beginning at 2300, the Germans launched a series of three strong counterattacks against the Rangers’ lines. The final attack at 0300 on 7 June drove the Rangers back to their lines just north of the coastal highway. Several men from Company E were killed or captured, while a number of Rangers from Company D did not hear the order to withdraw and were cut off. While some made it back to friendly positions, several were forced to hide among the hedgerows and ditches to avoid capture. While discovery by the Germans was certainly a problem for the Rangers, another cause for concern was friendly fire as shells from Allied ships supporting the landings fell perilously close the American positions.

By the following morning, Rudder’s force had a little less than 100 men still capable of fighting. Food and ammunition was also becoming scarce, although a landing craft bearing ammunition and a small number of reinforcements arrived at Point du Hoc later on D+1. In desperate need of reinforcements and expecting further German counterattacks, the 2d Rangers at Pointe du Hoc sent a message to the 116th Infantry asking for permission for the 5th Rangers and the rest of the 2d to push through. Permission was denied as the 116th Infantry suffered serious causalities coming in from the beach and through multiple German counterattacks on the morning of 7 June, forcing Major General Charles T. Gerhardt, commander of the 29th Infantry Division, to deploy four Ranger companies of the 5th Battalion to protect Vierville and the division headquarters. A small relief force broke through during the evening of 7 June, with a larger relief force arriving the following morning (D+1) consisting of all three battalions of the 116th Infantry.

Following their actions Pointe du Hoc on 6-8 June 1944, Rudder’s Rangers suffered a seventy percent casualty rate. Less than seventy-five of the original 225 who came ashore on 6 June were fit for duty. Of those who served in the 2d Ranger Battalion on D-Day, seventy-seven were killed and 152 wounded. Another thirty-eight were listed as missing. In the 5th Battalion, casualties numbered twenty-three killed, eighty-nine wounded, and two missing. Among the casualties was Lieutenant Colonel Rudder, who was wounded twice and later awarded the Distinguished Service Cross (DSC) for his actions at Pointe du Hoc. Thirteen other Rangers also received the DSC for heroism at Pointe du Hoc, and the 2d Ranger Battalion was awarded a Presidential Unit Citation for capturing the position.

The 2d Ranger Battalion would valiantly serve its way through the rest of World War II, but would never again use the special skills they trained for. Serving alongside various infantry units, the 2d Ranger Battalion took part in operations at Cherbourg, Brest, the Crozon Peninsula, Le Fret, the Hürtgen Forest, and other locations in the European Theater. Today, 2d Battalion, 75th Ranger Regiment, is descended from the 2d Ranger Battalion.

Today, a monument to the 2d Ranger Battalion sits atop a cliff eight miles or so west of the Normandy American Cemetery and Memorial . The Pointe du Hoc Ranger Monument was erected by the French to honor the men of the 2d Rangers and their accomplishments on D-Day. The monument, formally transferred to the American Battle Monuments Commission on 11 January 1979, consists of a granite pylon positioned atop a German concrete bunker with tablets in both French and English at the base. It was the site where President Ronald Reagan gave his famous “Boys of Pointe du Hoc” address on 6 June 1984 as part of the fortieth anniversary of D-Day commemoration ceremonies, and it remains a highlight of any D-Day-related tour of Normandy.


Operation Bagration

Operation Bagration &ndash the Soviet destruction of German Army Group Centre &ndash was, arguably, the single most successful military action of the entire war. This vital Soviet offensive was launched just after Allied troops had landed in Normandy, and it is symptomatic of the lack of public knowledge about the war in the East that whilst almost everyone has heard of D-Day, few people other than specialist historians know much about Operation Bagration. Yet the sheer size of Bagration dwarfs that of D-Day.

&lsquoArmy Group Centre was really the anchor of that whole German front,&rsquo says Professor Geoffrey Wawro, &lsquoblocking the shortest path to Berlin and the Russians annihilated it at the same time as we were landing in D-Day and marching on, liberating Paris and then heading towards Germany. But the scope of the fighting was much bigger [in the East]. You had ten times as many Russians fighting in Bagration as you had Anglo/American/Canadian troops landing on the Normandy beaches. And you had three times as many Germans in action fighting trying to hold up the Russian advance as you had defending the Atlantic Wall. So it&rsquos a perfect encapsulation of the problem [of lack of appreciation of the scale of fighting on the Eastern Front]&hellip I mean, think about it, when D-Day and Bagration jumped off, the allied armies in Normandy and the Russian armies on the Eastern Front were equidistant from Berlin, and in the German view they were sort of equal threats. After Operation Bagration, Russia is seen as being the principal threat because they just kicked down the door altogether and reoccupied all the ground that was lost in 1941. They take most of Poland and they move into East Prussia and they&rsquore at the very gates of Berlin while we&rsquore still slogging our way through Normandy and towards Paris.&rsquo

Operation Bagration (named after a Georgian hero in the war against Napoleon 130 years earlier) was not just one of the largest military offensives of the war, it was one of the most sophisticated. On 19 June 1944, Red Army partisan units, operating behind German lines, attacked transport and other Wehrmacht supply lines two days later the Soviets launched massive air attacks and then on the 23rd (one day after the third anniversary of the German invasion) the Red Army moved forward under cover of darkness. Their advance caught the Germans by surprise. Once again, the Soviet technique of &lsquomaskirovka&rsquo (deception) had worked.

The Soviets pushed forward in powerful spearheads leaving enemy units isolated behind them &ndash a tactic that was made all the more effective because of a tactically disastrous decision Hitler had made. The German leader had ordered the soldiers of Army Group Centre to stand firm and inflexible in the face of any Soviet advance. His directive of 8 March 1944 had announced that &lsquofeste Plaetze&rsquo (fortified places) should be the core of the German defence. The idea was that the Soviets would advance past these fortifications, which would, Hitler said, &lsquofulfill the function of fortresses in former historical times.&rsquo i

The commander of the German Ninth Army, General Jordan could scarcely believe the nature of the order he had been given. &lsquoNinth Army stands on the eve of another great battle,&rsquo he wrote, &lsquounpredictable in extent and duration&hellip the Army believes that, even under the present conditions, it would be possible to stop the enemy offensive, but not under the present directives which require an absolutely rigid defence.&rsquo ii

&lsquoHitler&rsquos orders to hold firm were totally disastrous,&rsquo confirms Antony Beevor. &lsquoHe refused to allow his generals any flexibility or leeway which was totally contrary to all the precepts and the teaching of the German general staff&hellip but because Hitler so distrusted his generals he wanted to control everything and that was basically the undoing of the German army.&rsquo

&lsquoThe German behaviour in their fortified areas was stupid,&rsquo says Veniamin Fyodorov, who participated in the initial Soviet assault in Operation Bagration. &lsquoOur shelling broke them down. Huge amounts of shells flew towards them and you couldn&rsquot hear anything: only this booming! The fortified areas could be smashed completely. It was death&hellip The Germans held the ground to the last man &ndash they were all doomed to death.&rsquo

The Germans trapped inside these &lsquofeste Plaetze&rsquo experienced a form of Hell on earth. &lsquoEverywhere dead people were lying,&rsquo says Heinz Fiedler, who fought at the fortified town of Bobruisk, &lsquodead bodies, wounded people, people screaming. You didn&rsquot have any feeling for warmth or coldness or light or darkness or thirst&hellip&rsquo

Finally, once most of his comrades had been killed, Heinz Fiedler and the few other survivors of Bobruisk were told to try and break out of the encirclement. Only a tiny number made it through the Soviet lines, navigating, Fiedler says, by simply heading towards the &lsquosetting sun&rsquo in the West.

Operation Bagration was a colossal victory for the Red Army. By 3 July Soviet forces had recaptured Minsk, capital of Belorussia, a city which had been in German hands for three years. And by the end of July the Red Army had pushed into what had been, before the war, Polish territory, and had taken Lwow, the major cultural centre of eastern Poland.

But this advance of Stalin&rsquos troops to territory outside the pre-1939 borders of the Soviet Union suddenly brought political questions into sharp focus. Operation Bagration had allowed the Red Army &ndash for the first time since the German invasion &ndash into territory whose sovereignty was sharply disputed.

Stalin claimed eastern Poland as his own. Under the Nazi/Soviet pact this land had been given to the Soviets. But the Polish government-in-exile, hardly surprisingly, had never accepted this arrangement and now they wanted this territory back. The omens for the future peace of the region were not good. When the Soviets reached Lwow, for example, they disarmed members of the Polish Home Army &ndash the partisan force that had resisted the German occupation. And just a few days later, once the Warsaw uprising began, Stalin would show just how ruthlessly he intended to treat the rest of Poland.

Military successes like Operation Bagration had gained the Soviets a great deal of land. And, Stalin would argue, since this land had been bought with the blood of his soldiers, why should he be asked to relinquish it now?

i Quoted in Paul Adair, Hitler&rsquos Greatest Defeat: The Collapse of Army Group Centre, June 1944, Arms and Armour Press, 1994, p. 66
ii Quoted in Earl Ziemke, Stalingrad to Berlin: The German Defeat in the East, US Army Historical Series, 1987, p. 316


Summary of the Battle of the Philippine Sea

The Battle of the Philippine Sea was the greatest carrier aircraft battle in history with the result that Japanese naval air power was destroyed. The losses of planes, and even more the loss of experienced pilots, were not recovered before the end of the war in August 1945. After the Battle of the Philippine Sea, and the surface fleet Battle of Leyte Gulf in October 1944, the American drive to recapture the Philippines and tighten the ring on the Japanese home islands could not be seriously challenged by the Japanese Imperial Navy, leaving their ground forces to fight with little support.


Ver el vídeo: Operación BAGRATION: magistral ofensiva Soviética de junio de 1944 Parte 2