La revolución de Zamboni

La revolución de Zamboni

Frustrado por el tiempo que pasó limpiando su pista de hielo, Frank Zamboni hizo lo que haría cualquier buen inventor y se dirigió a la mesa de dibujo.


¿Dónde está el Zamboni? Revisar

Los juegos de hockey han estado estancados durante los últimos años. Cada juego de hockey
que sale se parece a cualquier otro juego de hockey que sale con solo menores
diferencias en los gráficos, el realismo, la dificultad o el control. Básicamente, sin embargo,
la obra es la misma. No me malinterpretes, esto no es malo. Juegos de hockey
He encontrado un sistema que funciona ahora, es solo una cuestión de refinamiento. Tiempo NHL
2K
ofrece una buena cantidad de nuevos atractivos para la vista, pero no es muy diferente
que sus predecesores.

diferente a
NFL
2K y NBA
2K, Visual Concepts no fue el desarrollador de NHL 2K. En cambio, Sega
Los deportes pusieron los juegos de Black Box en el puesto de desarrollador y, desafortunadamente, se nota.
Aunque NHL 2K es un juego de hockey realmente bueno, simplemente no se siente tan pulido
como los otros juegos en el 2K línea.

Gráficamente, es difícil quejarse NHL 2K. Con más de 1000 capturas de movimiento
se mueve y se refleja en el hielo, este juego se ve mejor que cualquier juego de hockey
alguna vez ha mirado. Por otra parte, está en Dreamcast, y ahora mismo hay
no hay contendientes legítimos. Sin embargo, los propios jugadores no parecen tan
detallados como los del otro 2K juegos de deportes, y uno se deja para
preguntarse por qué.

Por otro lado, hay muchos pequeños detalles que no se pasaron por alto. Si
usa la cámara para acercar el disco, notará que en realidad tiene
el logo del equipo local. ¡El disco! Además, el hecho de que los jugadores patinen
cortar el hielo mientras juegas es un buen toque, pero ¿dónde está el Zamboni para suavizar
¿Cosas entre períodos?

¿Alguna vez has querido ver cómo se ve tu campo de hockey favorito desde el nivel del hielo?
Bueno, las 27 arenas profesionales están en NHL 2K con elaborados detalles. Desde el
fuegos artificiales durante las presentaciones de los jugadores sobre el tamaño y la forma del marcador,
los diseñadores no pasaron por alto nada. Con múltiples ángulos de cámara, también
como una buena opción de repetición instantánea, puede ver la acción desde cualquier lugar. usted
incluso puede ver la acción desde los asientos de la nariz, pero esta vez, eso es
una cosa buena.

los
el modo de juego, como dije antes, es casi idéntico a cualquier juego de hockey que hayas
jugado. Disparos de muñeca, Slap Shots, One Timers. . . está todo aquí. La pelea
está ahí también, completa con esquivar y agarrar a tu oponente. Uno genial
La característica es que puede optar por no pelear. Si comienza una pelea y tu oponente
se quita los guantes, pero eliges no pelear, solo tu oponente es penalizado.
Soy un pacifista, no un luchador.

La IA en NHL 2K es mejor que cualquiera que haya encontrado hasta este momento
en un juego de hockey. Después de ganar los juegos 17 a 3 en la NHL
2000, estaba feliz de que NHL 2K en realidad ofreció un desafío serio.
Aunque nadie se interpone entre la Copa Stanley y yo por mucho tiempo. . .

Una de las otras cosas que separa NHL 2K de otros juegos de hockey
es el control. Los tres conceptos básicos están ahí: disparar, pasar y speedburst / cuerpo.
cheque. Un inconveniente es que el botón de disparo es muy sensible. Si eres
si quieres hacer una foto en la muñeca, tienes que ser amable y solo tocar el botón,
de lo contrario, terminarás por un golpe. No hace falta decir que puede ser frustrante
cuando estás en un contraataque y, por error, terminas para un golpe, dándoles a todos
una oportunidad para ponerse al día. Tampoco hay botón deke. Si quieres fingir
portero, tienes que hacerlo tú mismo con el joystick analógico. Afortunadamente, estos
Los problemas pueden superarse con solo tomarse un tiempo para acostumbrarse al control.
esquema.

El mayor problema del juego no radica en la jugabilidad, sino en la
comentario. diferente a NFL 2K, donde es raro escuchar a los locutores repetir
ellos mismos, los comentaristas en NHL 2K se repiten todo el tiempo.
Simplemente se vuelve molesto. Aunque el comentario está hecho por Bob Cole y Harry
Neale, se vuelve tedioso. ¡Saluden a la persona que inventó el botón de silencio!

En el final, NHL 2K es un buen juego de hockey, pero no excelente. Incluso
con los pocos defectos que tiene, el hockey nunca se ha visto mejor. Deportes de Sega
ahora es tres de tres en cuanto a sus títulos deportivos. . . No es de extrañar EA Sports
no diseñará juegos para Dreamcast cuando tengan este tipo de competencia.


Ver también

Uso sugerido: imprima una copia de esta lista de verificación de investigación gratuita y mantenga un registro de los recursos de genealogía de Zamboni que visite. Si su navegador web no imprime la fecha en la parte inferior, recuerde registrarla manualmente. Hoy es 27 / Jun / 2021.

Para realizar un seguimiento de las últimas transcripciones publicadas por Genealogy Today, siga a Illya D'Addezio en Facebook, @illyadaddezio en Twitter o + IllyaDAddezio en Google+.

Copyright y copia 1998-2021 Genealogy Today LLC. Reservados todos los derechos.

Si hospeda el Blog o página web de Zamboni, enlace a este recurso centrado en el apellido. Aquí está el código HTML para un enlace básico. Simplemente corte / pegue este código en su página.


Por Gigi Antonelle, Sarah Peck, Rob Romano, Brett Weiser-Schlesinger

El canciller Kent Syverud y la Dra. Ruth Chen abren las puertas de su histórica residencia como parte de la iniciativa One University.

Si bien la residencia del canciller de la Universidad de Syracuse en 300 Comstock Ave. puede parecer fuera de los límites o incluso misteriosa para muchos estudiantes, el canciller Kent Syverud ha tenido la misión de cambiar eso. Desde su inauguración como rector de la Universidad de Syracuse en enero de 2014, Syverud y su esposa, la Dra. Ruth Chen, han abierto su hogar a miles de estudiantes y personal de la Universidad de Syracuse como parte de los eventos de la escuela "One University". El propósito de estos eventos es reunir a miembros de la universidad para hablar y conocer gente de diferentes aspectos del campus.

“Comenzamos con el objetivo de que todos los estudiantes estuvieran aquí antes de graduarse”, dijo Syverud.

Como parte del programa One University, Syverud invita a líderes de organizaciones estudiantiles a recepciones en la residencia como una forma de conocer mejor a la población estudiantil. Estas recepciones están impregnadas de la historia de la casa.

La Universidad adquirió la casa de 20 habitaciones del canciller en 1915 de manos de William y Eloise Holden Nottingham. La casa, que fue construida en 1901, costaba alrededor de $ 125,000 en el momento en que se compró a cambio de la casa del canciller anterior en 604 University Ave. y una donación en efectivo de John Archbold. En la década de 1930, fue el hogar de una recepción anual para estudiantes de primer año, donde el canciller William Pratt Graham y su esposa dieron la bienvenida a los aproximadamente 2,000 nuevos estudiantes a un evento que fue "tan gay como un baile de fraternidad".

Erin Skelly, estudiante de tercer año de televisión, radio y cine, asistió recientemente a una recepción de One University en 2016 en nombre del grupo de comedia de sketches de la Universidad de Syracuse, Float Your Boat. Basado en su experiencia, el recorrido por la casa le permite al canciller mostrar su lado cómico.

“Nos llevó a esta habitación de la casa, cerró las puertas y apagó las luces y dijo: '¿No es esto espeluznante?', Dijo. "Era realmente divertido".

Más allá de las bromas, Syverud impresionó a Skelly al conocer los mejores lugares para tomar fotos.

“Pedimos tomarnos una foto con él y él dijo 'Oh, usemos esta iluminación'”, dijo Skelly.

Julie Harnett, estudiante de tercer año de educación matemática, dijo que estaba asombrada por la Casa del Canciller durante la primera de las dos visitas a One University.

"La primera vez que estuve allí, me sorprendió", dijo Harnett. “La casa también se siente muy cómoda y muy acogedora. Creo que fue el canciller quien hizo el comentario de que se trataba de un edificio del campus, por lo que mencionó que quería que los estudiantes tuvieran la experiencia de estar allí. & # 8221

"Creo que el decir eso ayudó a crear el ambiente acogedor que sentí".

Junto con Syverud, Chen asiste a la mayoría de las recepciones e interactúa con los estudiantes, a menudo contándoles sobre hechos menos conocidos de la casa. Por ejemplo, la casa tiene una sala de fiestas en el tercer piso que ya no se usa para eventos debido a las regulaciones del código de incendios. Además, se quitó una piscina de la propiedad porque los estudiantes arrojaron cosas en ella, y hay una "puerta secreta" que una vez fue utilizada por el mayordomo.

A pesar de los esfuerzos de la universidad para que más personas ingresen a la residencia, una encuesta informal realizada en la Escuela de Comunicaciones Públicas de SI Newhouse, la Caminata Familiar Einhorn, el Centro de Estudiantes Schine y el Complejo de Ciencias de la Vida, mostró que de 100 estudiantes encuestados, menos de una docena había estado dentro de la casa del canciller.

Syverud quiere que estas recepciones unan a la comunidad de Syracuse. En la recepción de One University del 28 de noviembre de 2016, Syverud aconsejó a la multitud de líderes estudiantiles que buscaran otra organización estudiantil que no sabían que existía, se mezclaran y aprovecharan la comida gratis.

“Encuentre una organización con la que pueda ser sinérgico”, dijo.

Harnett recordó una historia que al canciller le gusta contar sobre los conductores de Zamboni y una organización estudiantil conocida como Zamboni Revolution. Syverud está orgulloso de la forma en que unió a las personas de esta manera, dijo Harnett.

"Los conductores de Zamboni dejaron que Zamboni Revolution promocionara una de sus actuaciones a través de Zamboni, el Zamboni real en la pista de hockey", dijo Harnett. “Sé que estaba muy orgulloso de eso y se rió de eso porque creo que reconoció que era un poco tonto.

"Eso es algo que le apasiona mucho, hacer conexiones en el campus entre grupos muy diferentes y encontrar algo en común".

Cuando se trata de conectar diferentes partes del campus de Syracuse como una sola universidad, la mansión del canciller puede considerarse un lugar que lo logra. Situada en el borde del campus de la Universidad de Syracuse, la casa es un símbolo del orgullo naranja.

La Sra. Eggers, la esposa del canciller Melvin Eggers, dijo una vez: & # 8220 Esta casa pertenece a la Universidad, por lo que nos pertenece a usted y a mí. & # 8221


El hielo es agradable para el investigador de ascendencia: el Zamboni

Cuando un investigador de ascendencia busca en los archivos de la Oficina de Patentes de EE. UU., Se puede encontrar una máquina famosa. Para nuestra genealogista profesional, la investigación se desarrolló sin problemas y encontró información interesante sobre la máquina de hielo siempre presente: la Zamboni.

Este investigador de ascendencia de RecordClick encuentra que hoy es uno de ESOS días en Nebraska: nieve, viento y hielo. Considero que estos días son buenos para la imaginación porque este genealogista no puede hacer mucho más.

Así que miro por la ventana hacia un estacionamiento al otro lado de la calle cubierto de nieve y pienso en Frank Zamboni. El nombre Zamboni es, más o menos, sinónimo de eventos sobre hielo, hockey y patinaje artístico. Después de un período de tiempo, cuando el hielo se usa mucho, la superficie debe limpiarse y alisarse. El resultado es esta gran máquina & # 8211 a menudo denominada genéricamente Zamboni & # 8211, que pone una nueva superficie en casi nada de tiempo.

Entonces, este investigador de ascendencia quería saber quién era Frank Zamboni y cómo podría ayudar a un genealogista.

En primer lugar, Frank Zamboni es un buen ejemplo de cómo los inmigrantes nos han facilitado la vida. Su padre, Frank Zamboni Sr., nacido en Austria en 1862, llegó a los Estados Unidos en 1885 y se convirtió en ciudadano naturalizado. Él y Carmelinna Masoero, nacida en Italia en 1871, se casaron alrededor de 1888 y tuvieron cuatro hijos. Luego viene un giro de eventos que hace que las cosas sean interesantes para el investigador de ascendencia.

Si bien muchos investigadores de historia familiar piensan en italianos que viven en ciudades más grandes a lo largo de la costa este, Frank y Carmelinna Zamboni no encajan exactamente en esa imagen. La pareja se estableció por primera vez en Colorado. Aproximadamente en 1890, los Zamboni se trasladaron a Utah. En el censo de Estados Unidos de 1900, Frank Sr. figura como Frances y trabajaba como tabernero en el distrito de Eureka, condado de Juab. A fines del siglo XIX, la minería era una fuente importante de ingresos en el condado. Mientras vivían en Utah, la pareja se convirtió en padres de dos hijos, George A. y Frank Jr. A principios de la década de 1900, la familia se mudó al condado de Bannock, Idaho, en la parte sureste de ese estado. Frank Sr. se dedicó a la agricultura y la familia permaneció en el área unos 20 años.

¿Cómo pasa una familia de la agricultura en Idaho al hielo en California? El investigador de ascendencia debe poder hacer buenas preguntas. Los Zamboni tenían un talento mecánico y descubrieron cómo aplicarlo.

George A. Zamboni, el hijo mayor de Frank Sr. y Carmelinna, figura en el censo de 1910 como herrero. Con el advenimiento de los automóviles, fue una ocupación moribunda. Sin embargo, muchos herreros adaptaron sus habilidades y se convirtieron en mecánicos de automóviles. En el censo estadounidense de 1920, la familia se había mudado de regreso al condado de Iron, Utah. Frank Sr. era carpintero y George A. y Frank Jr. eran mecánicos.

Entre 1920 y 1930, los Zamboni se mudaron al condado de Los Ángeles, California. Una forma de agregar valor a las habilidades es proporcionar bienes y servicios únicos. Los Ángeles cálidos necesitaba hielo y los Zamboni querían satisfacer la necesidad. Para 1940, Frank Sr. había muerto y George A. se había convertido en vendedor en la industria de refinación de petróleo. Frank Jr. y su hermano menor, Lawrence, vieron el valor del hielo.

A medida que los refrigeradores mejoraron, la necesidad de hielo disminuyó y Frank centró su atención en cómo se podía utilizar la maquinaria que ya tenía. La idea de una pista de patinaje se formuló seguida de la necesidad de una máquina para mantener el hielo en buenas condiciones.

En los Estados Unidos, las patentes se desarrollaron para que los inventores pudieran beneficiarse de sus creaciones. Frank aprovechó las patentes y obtuvo 15 para diferentes ideas, incluida una para la máquina de revestimiento de hielo ahora conocida como Zamboni.

El beneficio para la investigación del investigador de ascendencia es que la información sobre patentes está disponible en línea a través de la Oficina de Patentes y Marcas de EE. UU. Ice Resurfacer de Frank Zamboni recibió la patente No. 2643679 el 23 de junio de 1953.

Todo tipo de información de interés para el investigador de ascendencia se puede encontrar en línea.

Si bien los Archivos Nacionales o la Biblioteca del Congreso son buenos lugares para buscar inicialmente, otras oficinas gubernamentales están en proceso de hacer que los documentos estén disponibles. Saber qué hay disponible y dónde se puede encontrar puede resultar difícil.

Cuando contrata a un genealogista de RecordClick, su búsqueda se hará con conocimiento y experiencia.


Patentes Zamboni

Entre 1928 y 1978, Frank Zamboni recibió un total de 15 patentes que van desde la innovación en refrigeración hasta las máquinas de rejuvenecimiento de hielo, así como patentes para sus máquinas de rejuvenecimiento. A continuación, presentamos algunos dibujos de patentes e historias sobre el historial de patentes de Frank durante esos 50 años, incluida una lista de todas sus patentes.



Patentar la primera máquina

Después de aproximadamente una década de experimentación, Frank Zamboni estaba casi listo para presentar su máquina al mundo. La máquina de repavimentación de hielo modelo A, construida y utilizada en la pista de patinaje de Paramount Iceland, tenía tracción en las cuatro ruedas y dirección en las cuatro ruedas en un chasis construido a mano usando un motor y ejes excedentes de guerra. La función de dirección en las cuatro ruedas se desmanteló después de que el uso mostrara que creaba un efecto de "interferencia" al intentar alejarse de las tablas. Se agregó una cubierta en la parte delantera sobre la cadena transportadora para evitar que la nieve caiga sobre la superficie del hielo fresco. Su lado de madera tenía bisagras para que la nieve pudiera ser removida o derretida por rociadores aéreos. El Modelo A introdujo el sistema de "agua de lavado", que lavaba el hielo con agua recirculante antes de aplicar la capa final de agua.

En 1949, Frank solicitó una patente para la máquina y en 1953, la Oficina de Patentes y Marcas de los Estados Unidos concedió la Solicitud de Patente No. 93.478. La patente número 2.642.679 fue la patente básica y más amplia de Frank, aunque no fue la primera. Este reparador se usó en Islandia durante unos cuatro años antes de ser reemplazado por un modelo más nuevo y eficiente, ya que el espíritu innovador de Frank resultó en mejoras continuas a los productos que estaba construyendo.

Patente Astro-Zamboni

En 1924, Frank inventó un resistor eléctrico ajustable y obtuvo la patente estadounidense número 1.655.034 el 3 de enero de 1928. Durante los siguientes tres años obtuvo dos patentes estadounidenses más. El 16 de mayo de 1949, solicitó una patente estadounidense para la primera máquina autopropulsada de rejuvenecimiento de hielo del mundo, el Modelo A. Más tarde, ese mismo año, estableció Frank J. Zamboni & amp Co. como una sociedad familiar para fabricar su máquina. comenzando con un Modelo B mejorado.

Frank fue abordado por Monsanto Chemical Co. Como fabricante de AstroTurf®, la compañía tenía un problema con su producto: la lluvia solía quedarse encima del césped artificial y no penetraba en el suelo.


Kamikaze en silla de ruedas

Han pasado aproximadamente 16 meses desde que los primeros pacientes con esclerosis múltiple fuera de Italia se sometieron al tratamiento de venoplastia conocido como El Procedimiento de Liberación para abordar la entonces poco conocida afección vascular denominada "Insuficiencia Venosa Cerebroespinal Crónica", o CCSVI para abreviar. Descubierto a principios de la década por el médico vascular italiano Dr. Paolo Zamboni, cuyos artículos publicados informaron tasas de éxito nunca antes vistas en el tratamiento de la EM, el conocimiento de la enfermedad y su posible relación con la EM era escaso en ese momento, con pocas personas en la comunidad de EM ha oído hablar de CCSVI. Aquellos que estaban al tanto de la hipótesis vascular se limitaron, en su mayor parte, a un pequeño grupo de pacientes que debatían activamente los méritos y deficiencias relativos de la hipótesis en un foro de Internet sobre EM algo oscuro.

Bueno, qué diferencia hacen 16 meses. El pequeño goteo de pacientes sometidos a tratamiento se ha convertido ahora, si no en una inundación, al menos en una cascada cada vez mayor, y la noticia de la CCSVI se ha extendido como un infierno alimentado por queroseno por toda la población con EM. De hecho, el paisaje mismo del mundo de la esclerosis múltiple ha cambiado, a medida que olas sísmicas de esperanza, promesa y controversia se han extendido por el horizonte. En algunos casos, se han trazado líneas de batalla y, en otros, se han formado alianzas. Justo o no, a los ojos de muchos pacientes con EM, la neurología convencional y las sociedades de EM se han convertido en el enemigo, estancadas en un dogma médico obsoleto y mantenidas bajo el dominio de las grandes farmacéuticas, y los radiólogos intervencionistas que siguen los pasos de Zamboni han sido aclamados como conquistadores. héroes.

Algunos de los primeros médicos estadounidenses que comenzaron a realizar el Procedimiento de Liberación pronto fueron detenidos por los cautelosos administradores del hospital, pero un puñado de radiólogos intervencionistas en los Estados Unidos todavía están haciendo abiertamente el trabajo, y se ha formado una red de médicos que operan "bajo el radar". , sus nombres se pasan furtivamente de un paciente a otro a través del correo electrónico y los sitios de Internet de las redes sociales. A nivel internacional, están apareciendo clínicas que ofrecen el procedimiento desde Costa Rica hasta Bulgaria, y el negocio del turismo médico CCSVI está en auge. YouTube está repleto de videos de pacientes que muestran sus logros posteriores a la liberación, y los foros web están llenos de charlas sobre CCSVI. Se han formado grupos de defensa de CCSVI sin fines de lucro, y los pacientes, después de años de ser dictados, finalmente disfrutan del auto empoderamiento de expresar su opinión.

Expresada en sus términos más simples, la hipótesis CCSVI establece que los bloqueos en las venas yugular y ácigos, que drenan el cerebro y la médula espinal respectivamente, causan una interrupción a largo plazo en el flujo de sangre a través del sistema nervioso central, causando así, durante más de un período de tiempo. período de muchos años, el daño a los tejidos del sistema nervioso que ha llegado a llamarse esclerosis múltiple. Esta noción relativamente sencilla pero radical va en contra de la doctrina aceptada de la esclerosis múltiple, que establece que la EM es una enfermedad autoinmune causada por un sistema inmunológico que salió mal y, por razones aún desconocidas, se convierte en un ataque caníbal de los propios tejidos del paciente. Aunque a primera vista parezcan estar en desacuerdo, de alguna manera las dos teorías en realidad se complementan entre sí, ya que CCSVI ofrece una explicación de cómo y por qué las células del sistema inmunológico, que normalmente no pueden infiltrarse en el sistema nervioso central, pueden encontrar su camino. a través de la barrera hematoencefálica para causar estragos en el sistema nervioso más allá.

Entonces, la revolución CCSVI se dispara hacia adelante, una fuerza irreconciliable destinada a redefinir, a un nivel muy básico, la ciencia médica y la comprensión de uno de sus mayores misterios, el mecanismo detrás de la EM y tal vez incluso algunas otras enfermedades autoinmunes, ¿verdad?

Bueno, no tan rápido. A pesar del optimismo ilimitado expresado por muchos pacientes con EM, todavía hay muchas preguntas muy legítimas que deben ser respondidas sobre la hipótesis CCSVI y el Procedimiento de Liberación, preguntas que impactan las implicaciones tanto a corto como a largo plazo para el universo de la Esclerosis Múltiple.

A nivel fisiopatológico, aunque CCSVI parece responder a muchas de las preguntas desconcertantes que rodean a la EM, en algunas áreas muy importantes la hipótesis no se reconcilia con algunos hechos firmemente establecidos sobre la enfermedad. Entre los ejemplos más evidentes de estos se encuentran:

  • La distribución geográfica de la enfermedad, que muestra que la prevalencia de la EM aumenta indiscutiblemente cuanto más se aleja del ecuador. Además, los estudios de migrantes muestran que cuando las personas se mudan de un área donde la EM es común a un área donde es más rara, muestran una disminución en la tasa de la enfermedad, mientras que los migrantes que se mueven en la dirección opuesta tienden a conservar su resistencia a la enfermedad. También hay evidencia de que la susceptibilidad a la enfermedad también podría estar relacionada con la edad a la que ocurre la migración. (Haga clic aquí)
  • La proporción de mujeres con respecto a hombres de personas con EM, que parece estar aumentando cada vez más. En 1940, la proporción de mujeres con respecto a hombres con EM en los EE. UU. Era de aproximadamente 2 a 1. Para el año 2000, esa proporción había aumentado a casi 4 a 1. (Haga clic aquí)
  • Los factores genéticos que se han identificado como relacionados con la susceptibilidad a la EM, aunque pocos, están todos asociados con genes que desempeñan un papel en la regulación del sistema inmunológico. (Haga clic aquí)
  • La asociación de la EM con el virus de Epstein-Barr. Aunque más del 90% de la población está infectada con EBV, investigaciones recientes han demostrado que las personas que no tienen EBV no contraen EM. (Haga clic aquí)
  • De acuerdo con la teoría CCSVI, que establece que el reflujo de sangre hacia el SNC causa la inflamación que es un sello distintivo de la EM, parecería que la cantidad de inflamación continuaría aumentando con la edad del paciente. En cambio, la inflamación que se observa en la EM suele alcanzar su punto álgido en la etapa remitente recurrente temprana de la enfermedad, pero disminuye drásticamente cuando la enfermedad entra en la etapa progresiva tardía. Los pacientes que comienzan con enfermedad progresiva (EMPP), aunque generalmente son mayores en el momento del diagnóstico, generalmente muestran muy poca evidencia de inflamación del SNC. (Haga clic aquí)

Aunque es difícil comprender los factores anteriores en términos de CCSVI, no invalidan la teoría. La EM es una enfermedad extremadamente heterogénea, lo que sugiere que es probable que intervengan múltiples factores y que es muy probable que estos factores cambien de un individuo a otro. De hecho, lo que llamamos EM puede no ser una enfermedad, sino un conjunto de enfermedades que comparten algunos elementos comunes. Un esfuerzo de investigación llamado The Lesion Project (haga clic aquí, página hacia abajo hasta "Heterogeneidad de la enfermedad") ha identificado cuatro tipos distintos de lesiones a través del examen post mórtem de los tejidos del sistema nervioso de la EM. Además, el proyecto ha descubierto que cada paciente solo presenta un tipo de lesión, y que algunos de los tipos de lesiones rodean los vasos sanguíneos mientras que otros no. Esta evidencia sugiere que pueden estar en juego diferentes procesos de enfermedad, y muy bien podría ser que CCSVI juega un papel importante en algunas formas de lo que llamamos EM, pero un papel menor o ningún papel en otras.

Esto también ayuda a explicar la variación en la efectividad del tratamiento de liberación de un paciente a otro. Algunos pacientes ven mejoras dramáticas en su condición, a veces casi inmediatamente después de que les desbloquean las venas. Otros pacientes no muestran ningún beneficio del procedimiento y algunos incluso empeoran. El Dr. Gary Siskin, un radiólogo intervencionista que realiza el Procedimiento de Liberación en Albany, Nueva York, ha declarado públicamente que un tercio de sus pacientes ven mejoras dramáticas, un tercio mejoras menores y un tercio final sin mejoras en absoluto.

El Dr. Siskin también enfatiza la importancia de que los médicos manejen las expectativas de los pacientes, ya que la gran mayoría de los materiales en Internet (videos de YouTube, testimonios de pacientes, etc.) pintan una imagen demasiado positiva de los resultados de la liberación. Esto no se debe a ningún tipo de engaño por parte de los miembros del foro de EM o de los carteles de YouTube, sino que es simplemente una función de la naturaleza humana. Los pacientes que exhiben mejoras dramáticas tienen muchas más probabilidades de dar a conocer el resultado de sus procedimientos que aquellos que experimentan resultados decepcionantes. Es muy importante que los pacientes se sometan a una venoplastia con expectativas razonables.

Las herramientas y la metodología para la detección y el tratamiento de CCSVI han demostrado hasta ahora deficiencias a veces graves. En el lado de la detección de las cosas, las técnicas de imagenología no invasivas más comunes, MRV y ecografía Doppler, han demostrado ser menos confiables para identificar los defectos venosos asociados con CCSVI, devolviendo tanto falsos positivos como falsos negativos. Tanto los médicos como los pacientes han notado que sus imágenes previas al procedimiento a menudo no coinciden con lo que realmente se encuentra durante el procedimiento de venograma con catéter, que es el estándar de oro para obtener imágenes de anomalías venosas.

Los pocos estudios de imágenes realizados han producido resultados muy variables, algunos detectan evidencia casi universal de CCSVI en pacientes con EM, y otros encuentran poca evidencia de CCSVI en absoluto. Si bien algunas de estas discrepancias pueden atribuirse a variaciones en la metodología y la competencia del operador, creo que la razón general de estos hallazgos tan diferentes recae en las fallas de la tecnología. Hasta ahora, el único método de obtención de imágenes no invasivo razonablemente confiable parece ser la ecografía Doppler realizada de acuerdo con protocolos muy específicos diseñados por el Dr. Zamboni, pero incluso los resultados de las pruebas realizadas con estos estándares exigentes a veces resultan poco confiables y, de acuerdo con el médico que realizó mi ecografía reciente utilizando los protocolos de Zamboni, todavía son algo subjetivos. Las anomalías físicas que se atribuyen a CCSVI son apenas sutiles, y uno pensaría, dado el estado avanzado de las tecnologías médicas, que una variedad de instrumentos y metodologías podrían detectarlas. Aparentemente, este no es el caso, y es imperativo que se desarrollen mejores técnicas de imagen, ya que simplemente no es factible realizar venogramas invasivos con catéter en todos los pacientes sospechosos de tener CCSVI.

En un simposio reciente de la CCSVI al que asistieron muchos de los radiólogos intervencionistas con más experiencia con el Procedimiento de Liberación (haga clic aquí para ver el informe), fue evidente que el Procedimiento de Liberación en sí mismo está todavía en su primera infancia y es un trabajo en progreso. Muchos de los radiólogos presentes comentaron sobre la empinada curva de aprendizaje que implica realizar el procedimiento, y las opiniones de estos médicos tan consumados variaron ampliamente sobre temas tan fundamentales como el tamaño adecuado de los balones que se utilizarán durante la venoplastia, ya sea que se utilicen o no stents. para mantener abiertas las venas bloqueadas, e incluso lo que constituye una estenosis tratable. El Dr. Sclafani, quien realizó mi intento de liberación (se encontraron bloqueos pero no se pudieron abordar, haga clic aquí para obtener más información), en términos inequívocos, ha llamado a esto una era de descubrimiento. Si se demuestra que CCSVI es un factor causante de la esclerosis múltiple, es muy probable que las venas distintas de la yugular y ácigos (como las venas lumbar y vertebral) desempeñen un papel en la enfermedad, y actualmente no hay forma de abordar los bloqueos. en estos vasos. Es muy importante que los pacientes conozcan estos factores al tomar la decisión de someterse o no a la liberación.

Muchos pacientes que optan por la venoplastia sola (sin el uso de stents) experimentan reestenosis de las venas tratadas, lo que requiere un procedimiento repetido. Si el procedimiento inicial se realizó localmente y estaba cubierto por un seguro, esto podría no representar un gran problema. Por otro lado, si el paciente viajó miles de millas y gastó los $ 10,000- $ 20,000 que a menudo se requieren para el viaje y el tratamiento, tal repetición puede resultar imposible, convirtiendo su procedimiento inicial en un desastre financiero.

Los pacientes a los que se les implantan stents en las venas yugulares o ácigos bloqueadas están entrando en el reino de lo desconocido, ya que todos los stents actualmente en uso fueron diseñados para implantarse en arterias, que anatómicamente son extremadamente diferentes de las venas. La única otra población de pacientes a la que se le implantan stents en las venas con regularidad son los pacientes de hemodiálisis en etapa terminal, que padecen una enfermedad renal extremadamente grave. Los estudios realizados sobre las tasas de falla de estos stents no son alentadores, a menudo encuentran una tasa de falla del 50% después de un año (haga clic aquí para ver un estudio extenso o aquí para ver un cuadro que resume sus resultados). Estoy seguro de que las tensiones que se colocan en los stents durante el proceso de diálisis son muy diferentes a las que se colocan en los stents implantados en pacientes con CCSVI, por lo que la validez de la comparación puede ser cuestionable. Aún así, todos los stents disponibles en la actualidad se diseñaron principalmente para su uso dentro de la cavidad torácica, donde no están sujetos a la constante flexión, torsión y torsión que experimentan cuando se implantan en el cuello humano extremadamente flexible. Para los pacientes decididos a mejorar su flujo sanguíneo hemodinámico y tener una mejor oportunidad de evitar la reestenosis, o cuyas venas simplemente no responden a los repetidos intentos de hinchamiento, los stents ofrecen una alternativa viable a la venoplastia con balón. Claramente, si CCSVI resulta ser una pieza importante del rompecabezas de la EM (y creo que lo será), los stents diseñados específicamente para su uso en las yugulares serán muy necesarios.

En conclusión, sin duda han sido 16 meses interesantes. Si bien se ha aprendido mucho con respecto a CCSVI, aún queda mucho por aprender. Aunque se han respondido algunas preguntas, se han planteado muchas más. Una prueba de tratamiento sólida del Procedimiento de Liberación que incluya procedimientos simulados sería la forma más rápida y efectiva de responder a la mayoría de estas preguntas. Investigadores de la Universidad de Buffalo están llevando a cabo actualmente un ensayo de este tipo, aunque pequeño, limitado a 30 sujetos. Desafortunadamente, hasta el día de hoy, todavía no se han financiado otros ensayos de este tipo.

CCSVI ofrece a los pacientes con EM una esperanza tangible, un producto que escasea peligrosamente antes de que la noticia de la hipótesis se abriera paso en la comunidad de la esclerosis múltiple. Literalmente harto de tomar los medicamentos que muchos usuarios de EM saben que no hacen nada para abordar la causa subyacente de su enfermedad, la CCSVI ha sido adoptada por pacientes con un fervor que rara vez se ve en la medicina moderna. En algunos casos, me temo que la fuerza de estas convicciones a veces ha abrumado a la razón. I fully understand the desperation felt by those afflicted with this damned disease, as I am subject to it myself. Still, it should be at the forefront of every patient's mind that while the past year has been very encouraging, CCSVI and its role in MS has by no means been proven.

I personally made the choice to attempt liberation because of the severity and aggressiveness of my disease. Each patient must assess their own risk/reward ratio, keeping in mind that many of the questions surrounding CCSVI will likely be answered sooner rather than later, and the techniques used to address blocked veins will mature at a rapid pace, as physicians gain experience and work their way up the learning curve. Quite likely, Liberation Procedures done 12 months from now will be significantly different from those done today, and patients who can afford to wait before embarking on liberation will surely benefit from the accrual of knowledge and the perfection of technique that can only come with time.


Plante revolutionized hockey by donning mask

For decades goaltenders never would think of donning a mask. But then again, why would they?

In the years leading up to World War I and the formation of the NHL in 1917, shots on goal were rarely as dangerous, and certainly not nearly as hard, as blasts from today's players. But by the end of World War II the NHL had become faster and more furious than ever, and so were the shots on goal.

Maurice "Rocket" Richard, with his backhand drive alone, could propel a puck at speeds of more than a mile a minute. When his teammate, Bernie "Boom Boom" Geoffrion, developed a slap shot at even faster speeds, goalies were in big trouble.

Hockey Hall of Fame goaltender Glenn Hall once told me in no uncertain terms, "Goaltending is sixty minutes of hell." Hall's teammates had no doubts about his statement they watched him vomit before every game. Yet Hall, who starred on the Chicago Blackhawks' Stanley Cup-winning team in 1961, played 502 consecutive regular-season games without facial protection.

As it happened, one of Hall's contemporaries, Jacques Plante of the Montreal Canadiens, began getting the notion that being playing goal without a mask was a bad idea. Ever creative, even as a junior player, Plante began experimenting with the idea of a face protector.

At first he did it surreptitiously, and for good reason: He knew that Montreal coach Toe Blake would dismiss the idea of a goalie mask out of hand.

But Plante was as determined as Blake was stubborn. What's more, he found a craftsman who could mold a plastic face protector with eye and mouth slits that Plante eventually would use for practice. By this time Plante had summoned enough courage to confront his coach and demand that Blake at least allow him to don his mask during scrimmages. Plante reasoned with that the Canadiens had some of the NHL's hardest shooters, including Richard, Geoffrion, Jean Beliveau and Dickie Moore. Why get hurt in practice?

Blake began thinking along the same lines. He realized he had one goalie and certainly did not want him unnecessarily injured in a workout. Blake finally agreed, reluctantly, that practice shots by Richard, Geoffrion, Moore, Beliveau and their teammates could present a hazard, so he allowed Plante to give his revolutionary plastic mask a try.

Also, Plante's goaltending had spearheaded the Canadiens to four straight Stanley Cup championships. In a sense, Blake figured he owed his goalie a favor. Ergo, Plante could wear his mask at practice.

That said, absolutely no one believed that Blake would allow a masked goalie during regular-season games. Nobody disagreed with Blake, and yet Plante eventually would win the argument in the most ironic way.

This is how it slowly evolved:

Plante had developed a nasty habit of occasionally fouling his opponents. One of those opponents happened to be New York Rangers star right wing Andy Bathgate, who never liked gratuitous slashes to his knees. In previous games between the teams Plante had enraged Bathgate with some whacks that clearly were illegal.

Bathgate refrained from retaliation until the Canadiens came to Madison Square Garden on Nov. 1, 1959. Early in that game Plante tripped Bathgate and nearly injured him.

"I felt that I had enough of that stuff from Plante," Bathgate said decades later when he returned to the Garden for an interview. "I had decided I would get even."

And he did. Shortly thereafter, Bathgate raced down the right side and unleashed a shot that Plante was ill-prepared to stop.

"I was aiming for his head," Bathgate said. "And it was a backhand shot, not a snap shot the way others later reported."

To this day goaltenders will tell you that the backhander is the most challenging of shots because it resembles a knuckleball in baseball. Sure enough, before Plante could duck, the puck struck him squarely in the nose and sent him crashing to the ice. His face looked like a mashed potato covered with ketchup.

Stunned and bloodied, Plante was helped to the dressing room where he needed seven stitches in his nose. For several minutes nobody could be sure that he would be fit to play again. And presuming that he had to be hospitalized, then what?

In those days NHL teams didn't carry a backup goalie. However all six arenas had to provide what was known as a "house goalie," usually an amateur who played in a local beer league. During the 1959-60 season, New York employed two house goalies. One was Joe Schaefer, who played in the Metropolitan League for the Sands Point Tigers. The other was a well-known television director, Arnee Nocks. The Brooklyn native doubled as the Rangers' practice goalie, though he was better known for his work on a popular 1950s kids TV show called "Captain Video and His Video Rangers."

On this night, Nocks was in the Garden watching when Bathgate's shot smashed into Plante's face. As the Montreal goaltender was carried off the ice, Nocks dashed to the visitors' dressing room, knowing that Plante might not return and a replacement would be needed.

Unbeknownst to Nocks, while Plante was having his face rearranged he also warned Blake that he absolutely would not return to the ice unless he was allowed to wear his new mask. While the two argued, Nocks proceeded to attach his goalie pads and assorted other equipment before putting on the bleu, blanc et rouge Canadiens jersey.

During his shouting match with Plante, Blake occasionally peered over at Nocks and realized that the talented Rangers just might beat his Canadiens. He wanted no part of that. Losing two points because he had to use a beer-league goalie? Never!

Blake finally turned to his Vezina Trophy-winning goalie and said, "OK. Do it." Moments later, Plante left triumphantly trundled out of the dressing room, clomping along the yards of rubber matting before climbing the dozen stairs that led to the ice.

I was at the Garden for this unusual Manhattan melodrama. Along with 15,000-plus spectators, I was in a state of disbelief when the masked goalie skated to the Montreal net. Like others in the crowd I was shocked not only by Plante's grotesque mask, but furthermore that a goaltender actually was wearing one as a regular piece of equipment.

Now another question emerged in the press box overhanging the mezzanine at the Garden: Could Plante make his masked experiment work? The answer was yes. He and the Canadiens defeated the Rangers 3-1 that night, the beginning of a 10-0-1 unbeaten streak. Plante was in goal for all 11 games.

Still unconvinced, Blake pleaded with Plante to try playing another game without a mask, and finally the goalie agreed. The result was a bad loss for the Canadiens, and Plante never played without a mask again.

Better still, he won another Vezina Trophy and backstopped the Canadiens to an unprecedented fifth consecutive Stanley Cup.

The legacy of Plante's decision is evident in today's game. Not only are all goaltenders required to wear a mask, but teams must dress two goalies for every game. And when a goalie's mask comes off during a game, the whistle is blown and play is stopped.

"Plante changed the game forever," author Andrew Podnieks wrote in his 2003 book, "Players: The Ultimate A-Z Guide of Everyone Who Has Ever Played in the NHL."

And to think that the goalie revolution all began with an Andy Bathgate revenge backhand!


Celebrating the Birthday of the late Frank Zamboni

Anyone who has frequented an ice rink has no doubt watched with envy as the driver of the Zamboni machine resurfaces the ice. Behind the famous machines there is a man – Frank Zamboni – who would have turned 119 on January 16 th . The innovator, inventor and entrepreneur never came across an obstacle he could not tinker his way through.

Frank J. Zamboni was born in Eureka, Utah. Frank’s parents moved their family (with one year old Frank in tow) from Eureka to a farm in Idaho, where Frank developed his mechanical skills. In 1920, Frank moved to southern California with his brother Lawrence to join their older brother George in his auto repair business. After a short time working on cars, the two younger Zambonis decided to open an electrical service business catering to the local dairy industry. There the brothers installed many refrigerated units dairies used to keep their milk cool.

When the demand for cooling expanded into the produce industry, they moved their business forward with a new vision. They built an ice-making plant and sold large blocks of ice to nearby produce packing plants. But as refrigeration technology improved, demand for block ice began to shrink and Frank and Lawrence started looking for other ways to capitalize on their expertise with the frozen water.

That opportunity came as the popularity of the sport of ice skating grew. There were few rinks in southern California, so in 1939, Frank, Lawrence and a cousin built Iceland Skating Rink in Paramount. Iceland opened in 1940 as one of the largest rinks in the country, with 20,000 square feet of iced surface – enough room for 800 skaters. The original rink was an open-air facility, but was soon covered with a domed roof. Their next challenge was how to best maintain the indoor surface of the rink.

At the time, resurfacing the ice meant pulling a scraper behind a tractor and shaving the surface. Three or four workers would scoop away the shavings, spray the surface with water and then wait for it to freeze – a process that took more than an hour. For Frank it was a puzzle to be solved – how could he make a good sheet of ice in a short period of time? It was not long before he attempted to develop a machine that would make the task of ice-resurfacing fast and efficient.

In March of 1942, Frank bought a tractor and started experimenting. His first attempt was a machine built into a sled towed behind a tractor that neither smoothed the surface nor picked up the “snow” adequately. He repeated experiments for years and went through many designs until the summer of 1949, when he created the “Model A Zamboni Ice Resurfacer.” Frank applied for and was granted a patent in 1953. The first Zamboni ice-resurfacing machine, Model A, was built, tested, modified and re-tested at Paramount Iceland. In fact, Frank Zamboni wanted to call his company The Paramount Engineering Company after the city that was so dear to his heart, but that name had already been taken. So he named the company after himself, knowing there could be no disputing a name that belonged to him.

Renowned Attorney Frank Vecchione Retires After 50 Years

Although he had nearly perfected his machine, Frank never stopped experimenting with new innovations and enhancements. In 1954, Zamboni introduced the Model E which became the first standardized design for his machine. Between 1954 and 1955, twenty of these models were manufactured and sold. Among the purchasers was the NHL team the Boston Bruins. They used the Model E for over 30 years and in the late 1980s, they requested that the vintage machine be fully restored by the Zamboni Company. When the restored machine was delivered and ceremoniously turned over at the Boston Garden, it was announced that the Zamboni would be delivered to the Hockey Hall of Fame as a part of its historic collection.

Frank Zamboni passed away in 1988, but his machine and his memory live on. Nearly 20 years after his death, Frank was inducted into the National Inventors Hall of Fame for his revolutionary machine. Two years later, he was given the ultimate honor by the sport with which he is most closely associated in 2009, Zamboni was inducted into the Hockey Hall of Fame, one of the few inductees who never played the game competitively.

The Zamboni Company remains in operation today and in April 2012, Frank J. Zamboni & Co., Inc. delivered its 10,000th production machine. From the 1949 Model A to the 650 Series of electric resurfacer today, Frank Zamboni’s desire to develop the best possible product for his customers remains as strong in his successors over 70 years later. As Frank often pointed out to rink owners, a comment indicative of his own lifelong mission, “The principal product you have to sell is the ice itself.”


The Zamboni Revolution - HISTORY

1988 (MCMLXXXVIII) was a leap year starting on Friday of the Gregorian calendar, the 1988th year of the Common Era (CE) and Anno Domini (AD) designations, the 988th year of the 2nd millennium, the 88th year of the 20th century, and the 9th year of the 1980s decade.

1988 was a crucial year in the early history of the Internet—it was the year of the first well-known computer virus, the 1988 Internet worm. The first permanent intercontinental Internet link was made between the United States (NSFNET) and Europe (Nordunet) as well as the first Internet-based chat protocol, Internet Relay Chat. [1] The concept of the World Wide Web was first discussed at CERN in 1988. [2]

The Soviet Union began its major deconstructing towards a mixed economy at the beginning of 1988 and began its gradual dissolution. The Iron Curtain began to disintegrate in 1988 as Hungary began allowing freer travel to the West. [3] The first extrasolar planet, Gamma Cephei Ab (confirmed in 2002) was detected this year and the World Health Organization began its mission to eradicate polio.

In the 20th century, the year 1988 has the most Roman numeral digits (11).


Ver el vídeo: LA REVOLUCION FRANCESA CAPITULO 1º