¿Los vikingos usaron cuencos de agua de esta manera antihigiénica?

¿Los vikingos usaron cuencos de agua de esta manera antihigiénica?

Estoy interesado en entender algo que he visto en la película 13th warrior, donde los vikingos usan el mismo cuenco de agua para limpiarse. También sucede en el programa de televisión Vikings (Sin enlace).

Tengo curiosidad por algunas cosas (todas realmente solo una pregunta).

¿Qué está pasando exactamente?

  1. ¿Es realmente una cosa vikinga?
  2. ¿Por qué lo hacen?

Editar: alguna aclaración.

Estoy buscando información sobre si se trata de una ceremonia vikinga real (o personalizada). En el 13 ° guerrero (el video vinculado) no se menciona esto, o por qué está sucediendo, y como se señaló, es un relato real de algún viajero. Sin embargo, en TV Vikings (sin enlace) hay un indicio de que se trata de una especie de ceremonia para viajar, para la guerra o para un nuevo barco.


Encontré al menos una fuente que avanza en la noción de que Crichton hace referencia a una fuente que tenía una agenda y que pudo haber exagerado para tener efecto. Ahmad ibn Fadlan escribió sobre su visita a la Rus:

§ 84. Todos los días deben lavarse la cara y la cabeza y esto lo hacen de la manera más sucia y sucia posible: a saber, cada mañana una sirvienta trae una gran palangana de agua; ella le ofrece esto a su amo y él se lava las manos, la cara y el cabello, lo lava y lo peina con un peine en el agua; luego se suena la nariz y escupe en la palangana. Cuando ha terminado, el sirviente lleva la palangana a la siguiente persona, que hace lo mismo. Ella lleva la palangana así a toda la casa por turno, y cada uno se suena la nariz, escupe y se lava la cara y el cabello en ella.

Nota: La principal fuente de disgusto de Ibn Fadlan con las costumbres de baño rus tiene que ver con su fe islámica, que requiere que un musulmán piadoso se lave solo con agua corriente o agua vertida de un recipiente para que los enjuagues no vuelvan a tocar al bañista. Las sagas a menudo describen a una mujer que le lava el cabello a un hombre, a menudo como un gesto de afecto. Es probable que la palangana se vaciara entre cada baño: Ibn Fadlan todavía habría sentido la palangana contaminada por el uso anterior. Parece aquí que Ibn Fadlan puede estar exagerando un poco para lograr el efecto.

Viking Answer Lady, que está citando a Ahmad ibn Fadlan.


Creo que la escena de 13 guerreros está tomada del relato de Ahmad ibn Fadlān ibn al-Abbās ibn Rāšid ibn Hammād (en árabe: أحمد بن فضلان بن العباس بن راشد بن حماد) que detalla su trato con los hombres del norte. Esta fue una inspiración para Eaters Of The Dead de Michael Crichton, que fue una fuente para 13 Warriors.


El cuenco ritual no es infrecuente en la cultura tribal germánica. Incluso en entornos modernos, los lavabos comunes no se considerarían repugnantes (participé yo mismo en Irak). La mayoría de nosotros estamos más nerviosos por sonarse la nariz, etc. He visto que se sugirió que Ahmad ibn Fadlan, tal vez no los haya visto vaciando el plato. Independientemente, los árabes de la época solo se lavaban con agua corriente o vertida. Por lo tanto, lo habría visto repugnante independientemente y bien podría haber hecho algunas suposiciones.

Me encantaría encontrar una mejor respuesta también, para mí no tiene sentido cuando se considera la cantidad de agua disponible para ellos.


Para las personas que eran tan exigentes con su apariencia, ¿por qué se lavarían la cara en un recipiente con agua que se ha usado antes, con los usuarios anteriores sonándose la nariz? Quizás por eso necesitaban sus peines, para peinarse toda la mugre de la barba y el pelo. Es tan poco probable que sea casi ridículo, alguien debe haber estado tratando de socavarlos en lo que respecta a sus abluciones, obviamente no es un fanático de nuestros hermanos vikingos.


Mi padrastro, cuya familia era originalmente de Islandia, me dijo que esta era una práctica común de los "vikingos" o asaltantes una vez que se instalaban en un nuevo territorio antes de la batalla para asegurarse de que si uno de los hombres se enfermaba por sea ​​lo que sea a lo que no se haya adaptado su sistema inmunológico, todos se enfermarían y podrían luchar juntos después de recuperarse o morirían juntos. No estoy seguro de si es cierto, pero tendría sentido que se suenen la nariz y se laven la cara en la misma agua juntos.


Opciones de página

Imagínese una escena en North Yorkshire hace mil años. El sol de otoño se arrastra perezosamente por el horizonte, inundando un pequeño valle costero con la luz de la mañana. Svensholm es una pequeña granja vikinga, que comprende una gran sala y algunas dependencias. La casa comunal tiene paredes gruesas que la mantienen fresca en verano y evitan que se congele en invierno. La familia duerme en el salón principal alrededor de la fogata junto con algunos animales de la granja. En lo alto de una dependencia, un gallo canta y da vida a la granja. ¡Con poca atención a las tareas diarias que tenemos por delante, el cuidado inmediato es el desayuno! Sin embargo, no hay cereales para el desayuno, rosquillas o huevos revueltos para estos agricultores.

El guiso en sí. parece bastante aterrador.

Mientras Ingrid, la esposa del granjero, aviva las brasas del fuego de ayer, Sven, el granjero, se sirve un poco del estofado que sobró ayer. Se ha dejado en un caldero de hierro, más bien como algo que imaginarías que se sentaran alrededor de las brujas de Halloween. El guiso en sí también parece bastante aterrador: se ha formado una fina costra de grasa sobre un líquido marrón que se compone de huesos de cordero hervidos, frijoles, guisantes, zanahorias y nabos. Sven parte un trozo de pan para mojarlo en el estofado. Un pan plano crujiente bastante rancio, este pan se horneó la semana pasada.

Los niños del hogar pasarán el día ayudando a sus padres. Enriquecido con un desayuno de pan y suero de leche (similar a la leche desnatada), Tostig ayudará a su padre en los campos. El resto de la cosecha debe recogerse y un cordero debe ser sacrificado. Sven usa una hoz de hierro para cortar el maíz, mientras que Tostig usa un rastrillo de madera para juntar el maíz cortado en vainas. Posteriormente estos serán trillados para liberar los granos de trigo, centeno y cebada.


¿Cómo honraron los vikingos a sus muertos?

Los vikingos dejaron su sangrienta pero breve marca en la historia hace cientos de años a través de su estilo de vida nómada y prácticas salvajes de violar, saquear y conquistar cualquier cosa o cualquiera que se cruzara en su camino. Estos nómadas a menudo eran vistos como salvajes mientras viajaban por Europa, pero los vikingos tenían un gran respeto por la vida (y la muerte) de sus compañeros nórdicos.

Entonces, ¿cómo honraron a sus muertos? Es difícil precisar los rituales exactos de los funerales vikingos, ya que mantuvieron pocos relatos escritos de sus vidas y muertes, pero gracias a algunos relatos restantes y a los restos arqueológicos que se han encontrado en gran parte de Europa, es posible resucitar a algunos. de sus tradiciones funerarias.

Vista del cementerio vikingo Anundshog, en Vasteras, Suecia. (Crédito: Rose-Marie Murray / Alamy Foto de archivo)

La mayoría de los vikingos fueron enviados al más allá de dos maneras: cremación o entierro.

La cremación (a menudo sobre una pira funeraria) fue particularmente común entre los primeros vikingos, que eran ferozmente paganos y creían que el fuego y el humo ayudarían a llevar al difunto al más allá. Una vez cremados, los restos también pueden ser enterrados, generalmente en una urna.

Tanto para los restos como para los cuerpos cremados, los lugares de entierro variaban ampliamente, desde tumbas poco excavadas (a menudo utilizadas para mujeres y niños) hasta túmulos funerarios que podrían contener múltiples cuerpos y agrupaciones de túmulos o & # x201C campos de tumbas & # x201D que cumplían prácticamente la misma función. como cementerios.

El sitio de enterramiento más grande de Escandinavia tiene más de 600 tumbas que datan de la Edad del Hierro germánica y el período vikingo. Cada círculo de piedras designa un lugar de enterramiento para el hombre que tuvo méritos en la comunidad. Al norte de Alborg, Dinamarca. (Crédito: Ted Spiegel / Getty Images)

En la mitología nórdica, los barcos simbolizan el paso seguro al más allá en el mismo barco que les ayudó en sus viajes en la vida, por lo que jugaron un papel clave en los ritos funerarios. Se construyeron algunos túmulos para parecerse a los barcos, con piedras que se utilizan para delinear la forma del barco y # x2019s. Para otros escandinavos de alto rango, los honores fueron un paso más allá y fueron enterrados con sus barcos reales.

Pero este tipo de elaborados funerales en barco no estaban reservados solo para hombres. Uno de los entierros en barco más extravagantes honró a dos mujeres, que probablemente murieron alrededor del 834 d.C. Conocido como el barco & # x201COseberg, & # x201D it & # x2019s, uno de los artefactos vikingos más perseverantes. Si bien los vikingos eran conocidos por la artesanía que se utilizaba en sus embarcaciones en general, el tamaño y los detalles del Oseberg eran excepcionales. Setenta pies de largo y casi 17 pies de ancho, el barco tenía 15 remos a cada lado, un mástil de pino de más de 30 pies de alto y era lo suficientemente espacioso para albergar a 30 personas.

La excavación del barco Oseberg, un barco vikingo utilizado como cámara funeraria de una mujer importante en el 834 d.C. Fue descubierto en una granja en Vestfold, Noruega en 1904. (Crédito: Hulton Archive / Getty Images)

Pero contrariamente a la creencia popular, los botes funerarios rara vez se enviaban al mar, probablemente porque el costo de construir estos legendarios botes era prohibitivo. Por lo tanto, es poco probable que haya muchos barcos que zarparon y luego incendiaron con flechas de fuego disparadas desde las costas.

Independientemente de cómo se desechara el cuerpo, algunos rituales permanecieron casi constantes. El cuerpo fue cubierto con ropa nueva preparada específicamente para el funeral y se llevó a cabo una ceremonia con canciones, cánticos, comida y alcohol. Los homenajes y obsequios, conocidos como & # x201Cgrave Goods & # x201D y que generalmente tienen el mismo valor que el estado del difunto & # x2019s, fueron enterrados o quemados junto con el destinatario. Estos productos abarcaban toda una gama, desde armas hasta joyas y esclavos. Un sitio vikingo en Flakstad, Noruega, contenía varios cuerpos (algunos decapitados) en una sola tumba. Con base en el análisis de sus dietas y ADN, se determinó que probablemente eran esclavos, que habían sido sacrificados para pasar la eternidad con sus antiguos amos. Las mujeres a menudo eran aceptadas como esclavas sexuales como parte de la cultura vikinga, por lo que la idea de que serían sacrificadas con su amo es factible.

Y según un informe basado en relatos del viajero de la Edad Media Ahmad ibn Fadlan, un caso del funeral de un cacique vikingo incluyó a una esclava sacrificada que fue obligada a beber grandes cantidades de alcohol, con grandes cantidades de alcohol, y luego violada. por todos los hombres del pueblo como tributo al difunto. Desde allí, fue estrangulada con una cuerda, apuñalada por una matriarca de la aldea (conocida como el Ángel de la Muerte), luego colocada en el bote con su amo y prendida fuego.

REVISIÓN DE HECHOS: Nos esforzamos por la precisión y la equidad. Pero si ve algo que no se ve bien, ¡haga clic aquí para contactarnos! HISTORIA revisa y actualiza su contenido con regularidad para asegurarse de que sea completo y preciso.


Los monasterios fueron asaltados por eunucos

Los vikingos definitivamente no inventaron la esclavitud, pero la llevaron a un nivel completamente nuevo. Según el historiador John Haywood (a través de History), la mayoría de las ciudades más grandes de Irlanda, incluidas Dublín y Limerick, comenzaron su vida como centros para el comercio de esclavos vikingos. Permanecieron así durante cientos de años, porque estaban convenientemente ubicados para esos asaltantes vikingos de los que ha escuchado historias, saqueando y saqueando monasterios en las costas de Irlanda, Gran Bretaña y Francia. Es más, los vikingos atacaban a los monasterios en particular no porque buscaran riquezas u odiaran el cristianismo, sino porque sabían que podían secuestrar a hombres alfabetizados que podían ser castrados y vendidos como eunucos.

La historiadora Mary Valente (a través de los medievalistas) dice que había una gran demanda de esclavos y eunucos. La mayor parte de la demanda provino de Oriente Medio y Bizancio, donde los eunucos serían puestos a trabajar como maestros, guardias del harén, en varios roles gubernamentales o como sirvientes de palacio. Había mucha demanda de estos hombres, y era una industria tal que formó la columna vertebral de la trata de esclavos en el Mediterráneo. Los asaltantes vikingos veían los monasterios como una mina de oro bastante literal, y una vez que sus esclavos entraban en su red comercial, los enviaban a Venecia para ser castrados y vendidos. Pone todas esas incursiones bajo una luz completamente diferente.


Cambiarse de ropa con frecuencia

La lana y el lino eran los materiales utilizados para fabricar la ropa de la época vikinga y, al igual que los escandinavos de hoy, tanto hombres como mujeres disfrutaban de la moda. Eso no significa que la gente tuviera tantas opciones como en la actualidad en cuanto a ropa. Pero los vikingos frecuentemente lavaban su ropa en ríos y arroyos, y cambiaban de ropa con bastante frecuencia.

Cambiarse de ropa con frecuencia

También tenían ropa extra bonita para ocasiones especiales, como vacaciones y bodas. Algunas personas dicen cínicamente que los vikingos eran vanidosos. Eso podría ser una exageración, pero definitivamente se preocuparon por su apariencia.


Historia de los vikingos: de paganos a cristianos

Mientras Carlomagno "convertía" a los paganos al cristianismo por la espada, la conversión de los vikingos al cristianismo se produjo sin violencia en su mayor parte. A principios de la era vikinga, los comerciantes vikingos notaron que sufrían pérdidas en contratos comerciales y acuerdos porque la otra parte era cristiana. Los comerciantes cristianos tendían a dar más negocios y mejores tratos a otros cristianos, discriminando a paganos y musulmanes. Un comerciante vikingo podría usar una cruz cuando estaba entre cristianos solo para volver a cambiarla a su martillo de Thor habitual al regresar a casa. Mientras el comerciante vikingo no estuviera bautizado, podría practicar ambas religiones, una práctica común en Escandinavia durante los próximos siglos.

Al principio, a los vikingos nórdicos no les gustaba el cristianismo. Amaban a sus propios dioses y estaban contentos con ellos. Los sacerdotes y monjes cristianos ingleses y francos habían comenzado viajes misioneros a las tierras vikingas desde los años 700 hasta los 800. Sin embargo, la conversión de los vikingos se llevó a cabo durante siglos. Incluso cuando un rey danés o sueco se hizo cristiano y proclamó que su pueblo era cristiano, muchos todavía practicaban sus costumbres paganas y se aferraban a los dioses antiguos. Sin embargo, al final de la era vikinga, la mayoría de los vikingos se habían vuelto completamente cristianos y fueron bautizados y enterrados en esa fe.

Dinamarca

Si bien un rey vikingo danés anterior, Harald Klak, se había bautizado en 826, no fue hasta que el rey Harald Bluetooth fue bautizado en 965 que el cristianismo se afianzó más firmemente en Dinamarca. Harald Bluetooth levantó la piedra de gelatina proclamando que hizo cristianos a todos los daneses, aunque la nueva fe convivió con la vieja durante los siguientes cientos de años. Los vikingos daneses aceptaron el cristianismo lentamente. En 1110 se comenzó a construir la primera catedral de piedra en Ribe, la ciudad más antigua de Dinamarca. Se terminó en 1134. Para entonces, la mayoría de los daneses se habían convertido en cristianos.

Noruega

Aunque algunos reyes anteriores habían adoptado el cristianismo, no fue hasta 995 cuando Olaf Tryggvason lideró una revuelta exitosa contra el rey pagano Hakkon Jarl que el cristianismo llegó a Noruega. Olaf Tryggvason se convirtió en el rey Olaf I y procedió a convertir a los noruegos al cristianismo por la fuerza. Quemó templos paganos y mató a vikingos que no se convertirían. A través de estos métodos violentos, todas las partes de Noruega se volvieron cristianas, al menos de nombre. Las sagas de varios reyes atribuyen la cristianización de Islandia y las otras islas occidentales a los esfuerzos de Olaf.

Suecia

Durante la última era vikinga, el cristianismo comenzó a hacer incursiones en Suecia, y se establecieron sedes episcopales durante el siglo XI. El conflicto y la violencia también acompañaron a la conversión gradual de Suecia al cristianismo, pero en general la antigua y la nueva fe coexistieron durante muchos años. La mayoría de los vikingos suecos de esta época favorecieron una transición gradual a la nueva religión mientras continuaban algunos de los rituales de la antigua religión. En el siglo XII, sin embargo, Suecia era predominantemente cristiana.


Vikingos en Gran Bretaña: antecedentes y legado

Los historiadores no están de acuerdo sobre el origen de la palabra vikingo. En nórdico antiguo, la palabra significa una incursión pirata, ya sea de vikja (moverse rápidamente) o vik (una entrada). Esto captura la esencia de los vikingos, marineros veloces que usaban el agua como su autopista para llevarlos a través del Atlántico norte, alrededor de las costas de Europa y río arriba para comerciar, asaltar o asentarse. En su poesía, llaman al mar "el camino de las ballenas".

Los escritores anglosajones los llamaron daneses, escandinavos, nórdicos, el Gran Ejército, los exploradores del mar, los lobos marinos o los paganos.

Desde alrededor del 860 d.C. en adelante, los vikingos permanecieron, se establecieron y prosperaron en Gran Bretaña, convirtiéndose en parte de la mezcla de personas que hoy componen la nación británica. Nuestros nombres para los días de la semana provienen principalmente de dioses nórdicos y martes de Tiw o T & yacuter, miércoles de Woden (Odin), jueves de Thor, etc. Muchas de sus otras palabras también se han convertido en parte del inglés, por ejemplo, egg, steak, law, die, bread, down, fog, muck, lump y escuálido.

Para ver las preguntas que los niños han hecho sobre los vikingos, consulte nuestra lección de inicio sobre vikingos.


¿Los vikingos usaron cuencos de agua de esta manera antihigiénica? - Historia

Producción de hierro en la era vikinga

La saga dice que Skallagr mur no pudo encontrar una piedra de yunque que se adaptara a él, por lo que una noche rema en Borgarfj r ur en su bote. Se zambulló hasta el fondo y sacó una roca adecuada para su yunque.

En el asentamiento nórdico en L'Anse aux Meadows en Terranova, Canadá, hay evidencia clara de que los escandinavos cosecharon y fundieron hierro de pantano para usarlo como materia prima para los remaches de hierro que fabricaron para reparar sus barcos allí hace 1000 años.

La operación de fundición se realizó en un horno de floración, un pequeño pozo revestido de arcilla o arcilla que se muestra esquemáticamente a la izquierda. Los hornos eran aproximadamente circulares, de unos 80 cm (32 pulgadas) de alto y unos 30 cm (12 pulgadas) de diámetro. A la derecha se muestra una réplica moderna.

El horno se puede construir alrededor de una forma de madera ahusada, o simplemente construyéndolo a partir de una base de tierra (izquierda), atando el exterior con una cuerda para evitar que se combe y llenando el interior con una mezcla de arena / ceniza para sacar el agua. la arcilla.

Investigaciones arqueológicas recientes (y en curso) sugieren que los hornos de fundición en Islandia estaban hechos de césped apilado, con un eje de combustión en el centro, revestido con una fina capa de arcilla. En Hurstwic hemos ejecutado este diseño varias veces (izquierda) y encontramos que es el más fluido de todos los diseños que hemos probado.

Para comenzar la operación de fundición, se inició un fuego dentro del horno con un tiro natural, para evitar que el choque térmico por calentamiento rápido dañara el horno. Uno calentado, se suministró una ráfaga de aire a través del costado del horno con un fuelle, y el orificio del horno se llenó con carbón vegetal. La foto de la derecha muestra una réplica de un horno moderno al comienzo de este proceso.

El aire se introdujo en el horno a través de la tobera, que se ve en el lado izquierdo del horno. La evidencia arqueológica sugiere que los hornos de la era vikinga usaban una tobera de cobre. Nuestro horno de réplica utilizó una tobera de cerámica moderna (y asequible). La colocación de la tobera parece ser un parámetro crítico en el éxito de estos hornos de réplica. Esta réplica utiliza aire suministrado por una bomba de aire accionada eléctricamente.

El aire se ajustó para controlar la velocidad de combustión y se añadieron regularmente mineral y carbón vegetal a la parte superior del horno en una proporción aproximada de 1: 1 (en peso). Dentro del horno, la temperatura alcanzó los 1100-1300 ° C (2000-2400 ° F) en la parte inferior del horno cerca de la plancha. Se creó una atmósfera reductora, rica en monóxido de carbono. El gas eliminó el oxígeno de los compuestos de hierro en el mineral, convirtiéndolos en hierro elemental:

No es sorprendente que las reacciones sean considerablemente más complejas de lo que indicaría esta simple ecuación. La temperatura en el horno varió desde 300 ° C cerca de la parte superior hasta 1300 ° C cerca de la parte inferior. Se produjeron diferentes reacciones químicas en las diferentes zonas de temperatura del horno.

Si la escoria líquida se elevó a un nivel lo suficientemente alto como para bloquear el aire de la tobera, el proceso de fabricación de hierro podría verse afectado. El nivel de la escoria (y la caída del hierro) podría controlarse, tanto por el sonido del aire que pasa a través de la tobera, como observando visualmente el proceso a través del orificio de la tobera desde el extremo exterior.

El proceso continuó durante mucho tiempo (muchas horas durante la mayor parte del día) y requirió atención constante para mantener las condiciones óptimas dentro del horno. El combustible, el aire, el mineral y la escoria requerían una atención constante.

La floración (izquierda, cuando está caliente, y derecha, cuando está fría) era una mezcla de hierro, escoria y carbón con bajo contenido de carbono. La escoria y el carbón de los alrededores se eliminaron.

Inmediatamente después de sacarlo del horno, el material restante se compacta con trineos para consolidar el material. Este trabajo se realiza mejor mientras la floración retiene el calor del proceso de fundición. A menudo se usa un yunque de tronco de madera (izquierda), ya que el calor de la flor quema una depresión en la madera, lo que ayuda a mantener la flor en su posición mientras se trabaja.

La flor se afinó doblándola, lo que mecánicamente sirvió para homogeneizar el material y expulsar las impurezas, como la escoria. El proceso de plegado se repitió varias veces para crear un material más limpio y refinado. El resultado final deseado fue un tocho de hierro maleable con bajo contenido de carbono, listo para ser forjado para fabricar los artículos requeridos, o para ser convertido en barras de moneda para el comercio, que se analiza a continuación.

En el pasado, creía que la calidad del hierro obtenido era muy variable porque el proceso de fundición era difícil de controlar. Sin embargo, los herreros modernos que usan réplicas de hornos de floración de la era vikinga producen hierro de alta calidad de forma rutinaria, lo que sugiere que tienen un buen control del proceso. Independientemente, el proceso fue ineficaz, quedó mucho hierro en la escoria. Los practicantes modernos que realizan fundiciones de floración no creen que esto sea algo malo: los niveles bajos de hierro en la escoria parecen predecir el hierro de mala calidad en la floración.

Hemos analizado dos flores diferentes que creamos y las comparamos con una floración de hierro de la era vikinga. Los resultados de esa comparación están aquí.

A pesar de la dificultad para fundir hierro en la era vikinga, la evidencia sugiere que hubo lugares que fundieron cantidades prodigiosas de hierro en esta época. En Eiar, en el este de Islandia (derecha), los montones de escoria alcanzan la altura de los edificios de dos pisos detrás de ellos. El análisis de la escoria sugiere que se crearon algo así como 1000 toneladas de hierro aquí en un par de siglos después del asentamiento de Islandia, laboriosamente fundido a partir del hierro de los pantanos recolectado en el distrito.

La evidencia de la escoria es difícil de refutar y solo sirve para generar muchas más preguntas. ¡Representa, en promedio, uno olido todos los días durante varios siglos!

¿Quién hizo todo este trabajo? ¿Cómo se distribuyó el hierro y en qué forma y a quién? ¿Cuántos hornos se necesitaban y de dónde procedía el carbón vegetal para alimentar estos hornos? ¿De dónde vino el mineral y cómo se recogió?

El trabajo y la habilidad necesarios para hacer florecer un hierro significaban que eran mercancías valiosas. La distribución de los hallazgos de hierro en la casa de la época vikinga en Hölmr en Islandia sugiere que las flores de hierro se usaban como ofrendas de culto allí.

En L'Anse aux Meadows, el hierro probablemente se utilizó para hacer remaches y arandelas para la reparación de barcos. El hierro forjado era rico en impurezas de silicato, que formaban una superficie vítrea sobre el hierro. Esto es visible en las piezas incluso hoy (derecha). La superficie ayudó a proteger el hierro del óxido, incluso cuando estaba sumergido en agua de mar.

La mayor parte del hierro de producción nacional en la era nórdica se producía tediosamente a partir del hierro de los pantanos. Debido a los procesos que consumían mucho tiempo para crearlo, el hierro fundido era valioso. Las barras de hierro toscamente trabajadas (barras de cambio) se utilizaron como bienes comerciales (izquierda). Estas barras son de Noruega y miden aproximadamente 30 cm (12 pulgadas) de largo. Se ha sugerido que la forma de las barras monetarias indicaba la calidad del hierro.

Debido a su costo, las herramientas de hierro y las armas eran muy valoradas. La pérdida de una herramienta de hierro de una granja nórdica fue un desastre, especialmente si se trataba de una herramienta importante como un hacha o una guadaña. Una granja típica de la época vikinga probablemente no poseía más de 40-50 kg (100 libras) de hierro, en forma de herramientas, armas y equipo de cocina.

Las herrerías de la era vikinga tendían a ser más pequeñas de lo que podríamos imaginar hoy: espacios físicos más pequeños, forjas más pequeñas, yunques más pequeños, fuegos más pequeños, conjuntos de herramientas más pequeños. Muchas de las herramientas no se verían fuera de lugar en una forja moderna, pero debido al costo de hacer hierro, se usó menos hierro. El martillo probablemente pesaba menos de 1 kg (2 libras), el yunque quizás 5 kg (11 libras) con una superficie de trabajo de unos 10 cm cuadrados (4 pulgadas cuadradas). Del mismo modo, la fragua de carbón vegetal probablemente era capaz de calentar solo 10 cm de la pieza de trabajo a la vez.

La herrería de Vatnsfj r ur (primer plano en la foto de la derecha) en el oeste de Islandia tenía un hogar central y una depresión a lo largo de la pared que contenía cantidades sustanciales de escoria de hierro. Aquí, como en otras herrerías de la época vikinga, parece probable que el mismo herrero fundiera el hierro y luego fabricara artículos útiles con él.

La interpretación de las herrerías de la época vikinga sigue siendo problemática. Por ejemplo, la herrería de Reykholt tiene una depresión rectangular en el piso adyacente a la cisterna y al hogar, que se ha interpretado como el lugar donde el herrero ponía los pies mientras se sentaba y trabajaba. Al menos algunos herreros modernos con los que he hablado no encuentran convincente esta interpretación.

Las piedras de yunque supervivientes están bastante cerca del suelo, demasiado bajas para trabajar cómodamente en una pieza. La piedra del yunque en A alb l en el este de Islandia se muestra a la izquierda.

Por otra parte. la talla de madera de una iglesia del siglo XII en Noruega (mostrada a la derecha) ilustra una escena de un mito heroico nórdico en el que Reginn vuelve a forjar una espada para su hermano adoptivo Sigurér. Como se muestra en esta talla, el yunque parece incómodamente cerca del suelo.

En tercer lugar, se sabe que los herreros de varias culturas del mundo han trabajado: de pie, sentados, arrodillados y agachados sobre el yunque, como parece estar haciendo Reginn en la talla. Entonces, tal vez los herreros de la era vikinga se sintieran cómodos trabajando en puestos que un herrero moderno podría encontrar incómodos.


Una reconstrucción de un horno de césped islandés de la época vikinga en funcionamiento en nuestro festival.

Hurstwic organizó un intenso proyecto de investigación en 2018-2019 para comprender cómo se realizaba la fundición de hierro en la Islandia de la época vikinga. Por varias razones, estaba claro que difería de la fabricación de hierro en la Escandinavia de la época vikinga, pero se perdieron los detalles de cómo se logró.

Hurstwic reunió a un equipo de expertos de Islandia, Europa y América del Norte. Juntos, redescubrimos los secretos perdidos de la fabricación de hierro en la Islandia de la era vikinga.

En un festival público en la casa vikinga Eir & iacutekssta & ethir, hicimos el primer bloomery iron en más de 700 años a partir de materiales y hornos islandeses. La información sobre nuestro festival está en la página del festival. Un álbum de imágenes de nuestras actividades está aquí, y un videoclip sobre el festival que se emitió el Landinn, un programa de televisión islandés, está aquí.


Una porción de la primera flor fundida
y una barra de hierro forjada
del resto de la floración.


Conozca al profesor sueco detrás de la verdadera historia nórdica en el U.S. Bank Stadium

MINNEAPOLIS (WCCO) & # 8212 ¿Cuánto sabes realmente sobre nuestros vikingos? No los jugadores de fútbol, ​​sino los exploradores nórdicos por los que llevan su nombre.

Siglos antes de que nuestro equipo de la NFL deambulara por el campo, los vikingos vestidos de pieles zarparon por todo el mundo. Pero lo que juega bien en un campo de fútbol puede estar estirando la verdad.

Durante 55 temporadas, los hombres de púrpura de Minnesota han vagado por la parrilla. Y como su tocayo, han librado batallas y derrotado enemigos.

Pero en cascos con cuernos y trenzas rubias, la imagen puede ser más exagerada que herencia. Así que el equipo vio la oportunidad de enseñarnos quiénes eran realmente los vikingos.

& # 8220Nuestra marca como organización de equipo ciertamente no & # 8217t va a cambiar, sólo se verá enriquecida por el hecho de que adoptemos tanto esto & # 8221, dijo el director de marketing juvenil de los Vikings, Brett Taber.

Taber fue en busca de un experto y encontró al profesor sueco Henrik Williams.

& # 8220 Estaba adentro cuando estaba casi terminado, y me dejó alucinado, & # 8221 Williams. & # 8220La sociedad vikinga era muy rica & # 8212 muy complicada. Puedes profundizar tanto como quieras. & # 8221

Williams es un runólogo de la Universidad de Upsala y un destacado experto en vikingos. Su trabajo consistía en separar la realidad de la ficción.

& # 8220 Incluso puedo fechar cuando este diseño en particular es de & # 8212 sería 1050 a 1080, & # 8221 dijo Williams, señalando las réplicas decorativas del escudo de los vikingos colgadas en una pared en el pasillo del estadio & # 8217s.

El nuevo hogar del equipo es mucho más que un estadio de fútbol. Es una galería viva de nuestra herencia escandinava, comenzando con el barco vikingo en el frente.

Williams tradujo una frase de los vikingos grabada en el barco & # 8212 significa & # 8220 honra tu legado, defiende el norte & # 8221. Fue Williams quien le dio al equipo & # 8217 una traducción rúnica al lema del equipo.

& # 8220Runic no es un idioma & # 8212 ellos & # 8217 son solo letras & # 8221, dijo. & # 8220Ellos & # 8217 son muy parecidos a los nuestros, solo que mucho menos. & # 8221

Las piedras rúnicas eran vitales para los vikingos, contando historias en piedra con un alfabeto de solo 16 letras.

& # 8220 Eran grandes exploradores, & # 8221 Williams dijo. & # 8220Descubrieron & # 8212 del lado europeo & # 8212 nuevos continentes. & # 8221

No es de extrañar que las runas simbólicas sean prominentes cuando los jugadores corren por el estadio a través de un barco con escudos de batalla y piedras que eructan fuego.

& # 8220 Eso & # 8217 es muy islandés & # 8212 hielo y fuego, & # 8221 Williams dijo

Grabada en cada piedra está la palabra & # 8220skol. & # 8221 La leyenda vikinga afirma que hicieron vasos para beber con cráneos enemigos, pero en realidad es durante mucho tiempo la palabra escandinava para un brindis.

& # 8220 No es & # 8217 la palabra calavera en absoluto. Es otra palabra que significa & # 8216 bol ', & # 8221 Williams dijo. & # 8220 Hay, en realidad, alguna evidencia de que realmente convirtieron cráneos en vasos para beber, pero no sabemos & # 8217t sabemos que los vikingos lo hicieron & # 8221.

Williams está grabando segmentos para & # 8220Beyond the Gridiron, & # 8221 y también escribe artículos para el libro de jugadas de los fanáticos, & # 8220The Truth Behind. & # 8221

& # 8220 Lo que creo que es tan bueno de los Minnesota Vikings es que & # 8217 están tratando de abordar los mitos detrás de su propio equipo, y el nombre del equipo & # 8221, dijo Williams.

No es ningún mito que la defensa de los vikingos haya sido formidable a lo largo de los años. Lo mismo ocurre con sus escudos de madera utilizados en batallas hace siglos.

& # 8220Es & # 8217 es bastante real, & # 8221 Williams, señalando algunas réplicas de escudos de los Vikingos que cuelgan en el estadio. & # 8220Se utilizaron escudos, y eran aproximadamente de este tamaño. & # 8221

Incluso estaban muy decoradas, pero hoy cuelgan solo una pared, símbolo de las batallas en las trincheras de césped.

& # 8220 Esta fue ciertamente un arma ofensiva también, & # 8221 Williams dijo.

Pero no existe un mito más grande que el perpetrado en nuestros cascos. Puede ser un gran logo, pero es pura ficción.

“And I’m sorry to say this has nothing whatsoever to do with the reality,” Williams said, pointing to a display of horned helmets at the stadium

The blame rests with a German art designer who created the look for an 1870s opera, including the fur and silver trim.

“These helmets are just too good to be true, too good to pass up,” Williams said.

And too good to give up — fiction or not, the horns will stay.

Another horn that ignites fan furor has roots in Norse mythology as a way to summon the gods.

“The word ‘Gjallerhorn’ means to yell — it’s the yelling horn,” Williams said. “This is how they wake up the gods. This is how they get people to react.”

With a little luck, those gods will look down with kindness and give Vikings fans their own place in history!

“This is just one more way to reach out and enrich that fan experience, both inside the stadium and out,” Taber said.

Professor Williams says he’s planning more installments of the “Truth Behind” series in Vikings playbook magazine, including one on the Berserks — the wild Viking wars.


Viking Age Hairstyles, Haircare, and Personal Grooming

How did the Vikings wear their hair? Did women wear long braids? How about the men? Did they wear braids? Long loose hair? Or cut their hair short for battle? Just what was the standard coiffure of viking men and women?

And while I'm at it, I've always heard that the Vikings were real barbarians. what kind of grooming and personal hygeine did the Vikings use?

(signed) Taking My Long Locks to Valhall

Gentle Reader:

Although the popular image of the people of the Viking Age is one of wild-haired, dirty savages, this is a false perception. In reality, the Vikings took care with their personal grooming, bathing, and hairstyling.

Perhaps the most telling comment comes from the pen of English cleric John of Wallingford, prior of St. Fridswides, who complained bitterly that the Viking Age men of the Danelaw combed their hair, took a bath on Saturday, and changed their woolen garments frequently, and that they performed these un-Christian and heathen acts in an attempt to seduce high-born English women 1 :

The Arabic observer Ibn Fadlan noted:

Ibn Fadlan's main source of disgust with the Rus bathing customs have to do with his Islamic faith, which requires a pious Mohammedan to wash only in running water or water poured from a container so that the rinsings do not again touch the bather. The sagas often describe a woman washing a man's hair for him, often as a gesture of affection. It would be likely that the basin was actually emptied between each bath: Ibn Fadlan would still have felt the basin contaminated by previous use. It does seem here that Ibn Fadlan is exaggerating a bit for effect 3 .

Aside from Ibn Fadlan, almost all sources indicate that the Vikings were the among the cleanliest of all Europeans during the Middle Ages. In the summer, bathing could be preformed in lakes or streams, or within the bath-houses found on every large farm (these would be much like the Finnish sauna, though tub bathing was also used), while in winter the heated bath-house would be the primary location for bathing 4 . In Iceland where natural hot springs are common, the naturally heated water was incorporated into the bath-house.

The Vikings also bathed their hands and faces on at least a daily basis, usually in the morning upon arising. Hávamál suggests that handwashing was customary before meals as well:

The translator's note for this stanza says that "Water, for washing one's hands, and a towel were offered before a meal" 6 .

It seems clear that regular washing of hands and hair was the norm, and that failing to keep oneself clean was an unusual practice, perhaps reserved for those in mourning. It is said that Oðinn, king of the gods, left his hair unwashed as a sign of mourning for the death of his son Baldr in the poem Völuspá :

(31) Baldur I saw the bleeding God,
His fate still hidden, Odhinn's Son:
Tall on the plain a plant grew,
A slender marvel, the mistletoe.

(32) From that fair shrub, shot by Hodur,
Flew the fatal dart that felled the god.
But Baldur' s brother was born soon after:
Though one night old, Odhinn's Son
Took a vow to avenge that death.

(33) His hands he washed not nor his hair combed
Till Baldur's bane was borne to the pyre:
Deadly the bow drawn by Vali,
The strong string of stretched gut,
But Frigga wept in Fensalir
For the woe of Valhalla. Well, would you know more? 7

The same is said of Baldr's brother Vali in the poem Baldrs Draumr :

Hávamál also suggests that special events such as the Þing merited special grooming efforts:

The Viking Age peoples used a variety of tools for personal grooming and cleanliness.

Combs

Perhaps the most important grooming tool was the comb, which was used not only to smooth and order the hair, but also to help remove any dirt or vermin. Combs were in everyday use at every level of society 10 . Combs were used as a part of the hair washing process, being used to comb through the wet hair during washing. Some scholars believe that the widespread use of combs throughout the ancient world was due to their utility in controlling lice and nits 11 .

Bone combs are among the most common archaeological finds in Viking contexts. Two types of combs are found: single-piece combs and composite combs.

Single-piece combs were made as the name suggests, all in one piece from a single piece of bone or ivory. The majority of such combs have teeth on both sides of the spine. The need for a suitably large piece of material to construct such a comb resulted in most being made from cetacean (whale) bone or imported elephant ivory. The material selection was important, since skeletal materials have a grain just as wood does, and for maximum strength the teeth of the comb must be cut parallel to the grain of the material 12 .


One-Piece Walrus Ivory Comb with Ringerike Design

Although single-piece combs were predominant during the Migration Age in Scandinavia, by the Viking Age they had become much less common. Still, the few one-piece combs known from this era are either made from elephant ivory (and may have been imported from the Mediterranean) or else they are made of cetacean bone, and were generally intricately ornamented. Some experts call these "liturgical combs" although it is doubtful that these were actually used in the liturgy until after the 13th century 13 .

Double-sided combs from the Viking Age, whether one piece or composite construction, usually have fine teeth on one side of the comb and coarser teeth on the other. The fine teeth are extremely close in many cases, and this side was probably used for control of pests in one's hair. The coarser side would have been used to comb out tangles and style the hair.

Composite combs make up the majority of surviving combs. A composite comb is made of several pieces of skeletal material, most commonly deer antler which has been split or sawed into individual plates. The two halves of the spine of the comb were cut and matched to either side of the comb, however since antler and bone have a "grain" the teeth must be cut aligned with the grain, which required the comb-maker to cut several individual plaques or plates for the tooth area of the comb. These plates were laid between the two spine pieces so that the grain of the antler ran in the same direction that the teeth would be cut, and then the plates were securely rivetted between the spine plates.

After this step, any overlapping sections that extended past the spine plates on the back of the comb would have been trimmed off and the resulting seam filed and sanded even with the curve of the back of the comb, although the end pieces and occasionally other areas would be left as ornamental elements to be shaped, carved, and incised for decoration. The teeth would next be shaped and trimmed as necessary, often with the leading edge being sanded to a pointed slope, then finally the teeth were cut, often using a special saw with two parallel blades 14 .

Grave-finds show a slight difference between men's comb usage and women's comb usage. Men's combs most often are found with a comb case, made with almost identical construction to the comb itself but with no teeth. The open area in the middle provided a place for the matching comb's teeth to be slotted, protecting them from damage. Women, on the other hand, apparently carried their combs inside a purse or pouch, and so did not need comb cases. At any rate, women's graves rarely include combs with comb cases, while men's graves that include combs almost always do. 15

In the Viking Age, there were no such things as cotton swabs for cleaning one's ears. Instead, a tool known as an earspoon was utilized.

Earspoons could be made from a variety of materials, including bone, ivory, silver and other metals. Often women wore an earspoon dangling from one of their brooches on a chain, not only to have it handy for use, but also to display it since many earspoons were ornamented. The second photo above shows a woman's toilet set containing a silver-gilt earspoon and a nail-cleaner together on a silver chain, ready to be hung from a brooch. Next to it is a Bronze Age toilet set, which includes an earspoon, tweezers, pick, and nail cleaners.

Other tools for personal grooming included tweezers and razors. Tweezers were frequently carried by women on a chain from their brooches. Tweezers could be made in iron, silver, or even in antler or bone. The tweezers shown on the far left are iron. The toilet set shown above (second in the row) is silver, and contains tweezers and an earspoon.

The third illustration above is a pair of Bronze Age tweezers: although this is prior to the Viking Age, they are similar to tweezers that were used by the Vikings. Interestingly enough, bog remains dating to the Broze Age show that tweezers were used for plucking the eyebrows 16 . Finally, on the right is a Bronze Age razor blade, used for shaving.

There is no one "Viking man's hairstyle". The Viking Age peoples had a wide variety of hairstyles, just as we do today. Some may have been most common in a particular region, or profession may have dictated hairstyle.

Usually only thralls (slaves) wore very short hair 17 . Probably the average man wore his hair about collar or shoulder length, and his beard as long as was comfortable for him. A professional warrior might make other choices for hairstyle to minimize the hazard of having hair or beard grabbed in combat.

The Arabic observer Ibn Fadlan noted that men of the Rus bleached their beards to a saffron yellow. Some scholars therefore believe that it is likely that they bleached their hair as well. This bleaching was accomplished using a soft, strongly basic soap, where the excess lye in the mixture provided the bleaching action 18 . Pliny the Elder noted this practice among the Germanic tribes, and states that men were more likely to bleach their hair than women:


Carved head from Oseberg Ship Burial, ca. late 9th cent.

Gunnar in the Snakepit. Carving on Sledge from the Oseberg Ship Burial, ca. late 9th cent.
This carving depicts a man wearing chainmail and a close-fitting helm or coif. His neatly-trimmed beard and mustache are finely detailed. This carving depicts a man with close-cropped hair almost in a "Norman" or bowl cut. There are also hints of a finely-trimmed beard and mustache, perhaps worn goatee-style.

Carved Head on
Antler Handle

Carved Head on Sledge, Oseberg Ship Burial, late 9th cent.
Here is another man wearing a conical Viking helm. The detail in the back may indicate collar-length hair. This Viking's beard is also well-groomed, and his moustaches seem to be waxed to points in an upward curve. This is perhaps the most naturalistic of the heads from the Oseberg ship find. This carving could almost be a death-mask. It is not possible to get a sense of the length of this figure's hair, although it is clear that he is wearing bangs. His chin is clean-shaven and he wears a moustache.

Bronze Oðinn Figure

Helmet Plate from Torslunda, Öland, ca. 6th cent. ANUNCIO.
This statuette depicts the god Oðinn wearing a conical helm with nasal. He wears a beard groomed to a point or perhaps a goatee, and his moustaches are full and appear to be waxed to an upwards curve at the ends. The Vendel-era man shown in this helmet plate appears to have curly hair cut just above the earlobes and the eyebrows. He wears a full moustache, and his chin is clean-shaven.

Bone Gamepiece from Lund, Sweden

Ithyphallic Freyr Figure from Rallinge, Södermanland, Sweden
This small bone carving depicts a figure grasping his long, plaited or twisted beard. This bronze figureine depicts the god Freyr wearing a conical helm. He has a long beard shaped to a point, and very full moustaches that are either waxed into an upward curve, or else are combined with sideburns continuing up to just under the ear.

Bronze Þórr Figure from Akureyri, Iceland, ca. 1000 AD

Face-On View of Bronze Þórr Figure
This bronze figure depicts the god Þórr wearing a conical helmet and an elaborate beard and moustache. The moustache appears to be divided into two sections, one which curls up, the other which lies in the normal area for a moustache. Either the moustache is truly divided into two portions on each side, with the upper part being waxed and curled upward, or perhaps this represents a moustache and "mutton-chop" side-burns. This is a different view of the same statuette. Here the beard may be clearly seen to be forked into two points (O.N. Tjúguskegg was used as a nick-name meaning "fork-beard"). In this view, the upper portion of the "moustache" seems definitely to be "mutton-chop" side-burns.

Bellows Stone from Viking Age Forge Depicting Loki

Face from Enamelled Belt Buckle
This soapstone line-carving is thought to depict the trickster Loki, after the gods of Ásgarðr had sewn his lips shut in punishment. The figure is shown with what seems to be curly hair and perhaps bangs, as well as an ornately curled moustache that would certainly have had to have been waxed to keep the shape shown. This male face is from a 7th century enamelled belt buckle found in Norway. The man has collar-length hair parted in the middle and worn straight, full moustaches, but stubble on the rest of the beard area.

Women's hairstyles seem to have been more limited during the Viking Age than men's hairstyles, based on the surviving evidence. One scholar suggests that blonde hair was most prized, and the brunette women could bleach their hair, using the same method known to the Celts, in which a strongly basic soap was made and applied to the hair, with the bleaching action provided by the lye resulting in a red or red-gold hair color 20 .

Thrall women, as with their male counterparts, were required to wear their hair cropped short as a sign of their servitude 21 .

Unmarried girls would wear their hair long and loose, or they might confine their hair with a circlet or kransen , especially on formal occasions 22 . At times they may have worn their hair in braids instead 23 .

Married women usually wore their hair gathered up into a knot at the back of the head, or coiled atop their head in some arrangement and often covered their hair with a cap, veil ( hustrulinet ) or headdress 24 . Several sources indicate that it was mandatory that Norse women who were married wear a headcovering, however the actual archaeology doesn't seem to support this belief: "Many of the ninth and tenth century women's burials at Birka reveal no headcoverings at all, let alone graves in some other locations, although finds of headwear are more common in Christianized areas like Dublin and Jorv k" 25 .

There were several types of headwear worn by women during the Viking Age:


Types of Viking Headdresses from Coppergate and Lincoln (after Gail Owen-Crocker)

Anglo-Viking women apparently wore a variety of hairstyles. Two hogback stones from Lowther, Cumbria depict women with their hair worn in two braids, falling to either side of the head beside the cheeks 26 . It is thought that early Anglo-Viking women probably did not wear a headdress, but by the end of the period were adopting fashions from the neighboring Christian Anglo-Saxon women, for instance, the tenth century silk hood with linen ties recovered at the Coppergate excavation (see Jorvik Hood below, as well as the two illustrations on the left, above, showing the same hood tied under the chin, or tied behind the neck under the hair). A slightly different style of cap or hood was recovered from Lincoln (see the illustration on the right, above) 27 .

The basic types of headdress worn by Viking women included 28 :


Frankish Brocaded Fillet
Fillet The fillet was a fabric band worn around the head, much like a coronet. This might be worn alone, or with a scarf or veil pinned to it. The fillet was often of metal-brocaded tablet-woven silk. Fillets of this type were worn by women of the Franks, Anglo-Saxons, Alamans, Bavaria, Lombardy, and Visigothic Spain (later 6th and 7th centuries), as well as by Swedish Vikings 29 .


Example of gold brocaded band using a pattern found at Birka

For additional examples of these brocaded bands, see Metallic Trims for Some Early Period Personae

Woman Wearing Fillet
(after Gail Owen-Crocker) Scarves Some small textiles have been recovered in the Viking excavations at Dublin which are thought to have been worn as scarves. The extant examples are dyed purple and have fringe. Jorvik Hood The Jorvik hood was a type of hood formed from a rectangle of cloth with a rounded upper, and which fell in the back to cover the head and neck. Examples of this type of hood have been recovered from the Viking finds at Jorv k (Viking York) This type of headgear was equipped with ties to secure it under the chin. Surviving examples are in silk, with linen ties. Dublin Hood The Dublin hood was similar to the Jorvik hood, but made of wool, more rectangular, and having a point at the back of the head.

When headcoverings were worn, whether to indicate the married status of a woman, as a decorative costume accent, or for warmth, the details of the headgear varied by place and date throughout the Viking Age, as shown in the table 30 below:

Ninth Century Tenth Century
Western Scandinavia
(Norway, Iceland, British Isles)
a fillet and possibly a veil pinned to the fillet Jorvik hoods or Dublin hoods
Eastern Scandinavia
(Sweden and eastern colonies)
brocaded fillet brocaded fillet
hood with brocaded trim

Valkyrie Amulets Showing Women's Hairstyles

The great majority of these images seem to be wearing a long ponytail knotted into a bun at the back of the head then allowed to fall free. But this could equally well be a representation of a long scarf covering the head and knotted at the back, with the scarf ends falling down the back.


Freyja.
Viking Age Pendant, Sweden.

6th Century Silver-Gilt
Valkyrie Amulet, Sweden
This pendant is usually described as representing Freyja, goddess of love and war. Although much detail has been lost, the hair appears to be either braided closely to the head, or else has been tucked up under a close-fitting cap. If this is a cap, then woven trim appears to be affixed around the browline and also a vertical strip on the midline of the head. This amulet depicts a Valkyrie wearing her hair pulled back into what appears to be a bun. Alternatively, she could be wearing a wool cap with a tassel much like a modern stocking cap, perhaps made using naalbinding, a technique related to knitting.

6th Century Silver-Gilt
Pendant from Uppland, Sweden.

Bronze-Gilt Valkyrie
Amulet, Sweeden.
This pendant is usually identified as a valkyrie, but could easily be the goddess Freyja as well, based on the prominent necklace depicted around her neck. Here the hairstyle is the enigmatic "knot" -- it is impossible to determine whether the hair is pulled into a ponytail and knotted at the back of the head, braided then knotted, or if a kercheif or scarf is covering the hair and knotted behind the head with the ends hanging down. This bronze-gilt female figure is more stylized than other similar amulets. Again, the figure is assumed to be a valkyrie, and her hair is in the knotted style, although here the knot appears on top of the head rather than behind the head.

Runestone Images Showing Women's Hairstyles


Valkyrie. Runestone from Alskog, Tjangvide, Gotland.

Hyrrokin the Giantess Riding on Wolfback
The valkyrie shown here is depicted as holding out a welcoming horn of mead to Óðinn as he returns to Valhöll on his magical steed, Sleipnir. The hairstyle is shown as being knotted in back of the head. It is possible that this represents hair which is braided and knotted, a ponytail that is knotted, or perhaps even a scarf covering the hair and kotted behind the head with the ends of the scarf hanging down. This runestone is thought to depict the giantess Hyrrokin. Like other female images, she is shown with her hair worn in the standard "knot" style, although her hair is shorter, and the knot is apparently place atop her head rather than at the back of the head.

Goldgubber Showing Women's Hairstyles

Some goldgubber seem to show slightly more detail in depicting hairstyles.

The detail in the gold foil plaques shown above seem to show that the "knot" hairstyle is composed of an actual knot in the long hair, rather than being a scarf.
These goldgubber are more stylized, closely resembling the runestone and amulet images depicting the standard "knot" hairstyle.
Another stylized depiction of the "knot" hairstyle. This gold foil shows further details of the "knot" hairstyle. Here the trailing portion of the hair appears to be braided.

Other Images Showing Women's Hairstyles


Valkyrie on Horseback.
Figure set above a pillar
in the stave church at Urnes.

Woman from Oseberg Cart
This carving was crafted after the close of the Viking Age, however it reflects several traditional elements. Here the valkyrie is shown with her hair either unbound and flying free, or else in a simple ponytail. Whatever mythological story that this carving depicts has been lost to us over the ages. The carving shows a woman with her hair parted in the middle, then pulled back into one or two braids which are coiled behind her head. The braid is coiled around itself to form a bun.

Depiction of A Sea-Woman.
8th Century Bronze Plaque.

Silver Amulet of a Female Figure from Birka
This woman comes from a bronze plaque depicting a man fishing and a woman swimming in the waters beneath seizing the fishing line. Some scholars have interpreted this to be Þórr fishing for the Midgarðs-Ormr, but it could also depict the sea-goddess Ran, who collected dead sailors and sunken treasures in her ocean hall. As with the many depictions of valkyrie figures, this woman is shown with the standard knotted hairdo. This amulet shows a crude depiction of a woman. However, the "knot" hairstyle here is shown a bit differently. Here the hair is shown in a more complex knot, and the tail or braid seems to be drawn forward over the figure's shoulder.

Notas

1 Gwyn Jones. A History of the Vikings . Oxford: Prensa de la Universidad de Oxford. 1968. p. 177.

2 Ian Riddler. Two Late Saxon Combs from the Longmarket Excavations. Canterbury's Archaeology 1989/1990, The 14th Annual Report of Canterbury Archaeological Trust Ltd. Accessed 5/15/99.

3 Smyser, H.M. "Ibn Fadlan's Account of the Rus with Some Commentary and Some Allusions to Beowulf." Franciplegius: Medieval and Linguistic Studies in Honor of Francis Peabody Magoun, Jr. eds. Jess B. Bessinger Jr. and Robert P. Creed. New York: New York University Press. 1965. pp 92-119.

4 Mary Wilhelmine Williams. Social Scandinavia in the Viking Age . New York: MAcMillan. 1920. reprint New York: Krause Reprint Co. 1971. p. 80.

5 Hávamál in: The Poetic Edda . trans. Lee M. Hollander. 2nd revised ed. Austin: University of Texas Press. 1962. pp. 14-41. ISBN 0-292-76499-5.

7 Völuspá in: The Poetic Edda . pp. 1-13.

8 Baldrs Draumr in: The Poetic Edda . pp. 117-119.

9 Hávamál in: The Poetic Edda . pp. 14-41.

10 Arthur MacGregor. Bone, Antler, Ivory and Horn: the Technology of Skeletal Materials Since the Roman Period . Totowa, NJ: Barnes and Noble. 1985. p. 73. ISBN 0-7099-3242-1.

15 "Combs." World of the Vikings CD-ROM . York Archaeological Trust and the National Museum of Denmark.

16 Froncek, Thomas. The Northmen . The Emergence of Man Series. Alexandria, VA: Time-Life Books. 1974. p. 105.

17 Peter G. Foote and David M. Wilson. The Viking Achievement . London: Sidgewick and Jackson. 1970. p. 76.

19 Pliny the Elder Historia Naturalis Book 28, 191.

24 Ibid Viking Achievement . pag. 174.

26 Gail R. Owen-Crocker, Dress in Anglo-Saxon England . Manchester: Manchester University Press. 1986. p. 147. Also W.G. Collingwood, "The Lowther Hogbacks." TCWAAS 7 (1907) pp. 153, 160, as well as the plate and figure opposite pp. 152 and 160.

27 Dress in Anglo-Saxon England . pp. 146-147, including Figures 146-148.

29 Dress in Anglo-Saxon England , pp. 59-60, Figure 53.

Fuentes

  • The Poetic Edda . trans. Lee M. Hollander. 2nd revised ed. Austin: University of Texas Press. 1962. ISBN 0-292-76499-5.
    Buy this book today!


Ver el vídeo: Οι Βίκινγκς Μπερσέκοι - Ντοκιμαντερ