Fred H. Moore

Fred H. Moore

Fred H. Moore fue un abogado que comenzó su carrera trabajando para compañías ferroviarias. Luego estableció una oficina en Los Ángeles. Moore se convirtió en socialista y en 1912 tomó el caso de un amigo, que era miembro de Industrial Workers of the World (IWW) y había sido arrestado mientras pronunciaba un discurso en San Diego.

Después de este caso, Moore generalmente representaba a miembros de IWW. Esto incluyó la defensa de las personas arrestadas durante la huelga en la American Woolen Company en Lawrence, Massachusetts. La huelga textil de Lawrence se volvió tan violenta que, como ha señalado William Cahn en su libro Lawrence 1912: La huelga del pan y las rosas (1977): "Para salvaguardar la salud de los niños pequeños durante la huelga, los padres los enviaban a familiares y amigos en otras ciudades. Los niños pequeños se abrigaban, se les colgaban etiquetas de identificación al cuello y se los enviaba a pasar unas semanas en Nueva York o Bridgeport o Barre o Filadelfia. Por lo general, se les daría a los niños una demostración de recepción a su llegada a una comunidad.

El gobernador de Massachusetts ordenó la salida de la milicia estatal y durante una manifestación, un muchacho de quince años fue asesinado por la bayoneta de un miliciano. Poco después, una mujer delantera, Anna LoPizzo, fue asesinada a tiros. El sindicato afirmó que había sido asesinada por un policía, pero Joseph Caruso, un huelguista, fue acusado de su asesinato. Arturo Giovannitti y Joseph Ettor, que estaban a tres millas de distancia hablando en una reunión de huelga, fueron arrestados y acusados ​​de "cómplices del asesinato".

Fred Moore fue enviado a Lawrence para defender a los hombres. Ante la creciente mala publicidad, el 12 de marzo de 1912, la American Woolen Company accedió a todas las demandas de los huelguistas. A finales de mes, el resto de las demás empresas textiles de Lawrence también acordaron pagar los salarios más altos. Sin embargo, Giovannitti y Ettor permanecieron en prisión sin juicio. Las reuniones de protesta se llevaron a cabo en ciudades de todo Estados Unidos y el caso finalmente se llevó a cabo en Salem. El 26 de noviembre de 1912 ambos fueron absueltos.

En 1919, el Workers Defense Union le pidió a Fred Moore que defendiera a Charles Krieger, un organizador de Industrial Workers of the World que había sido acusado de dinamitar la casa de un funcionario de Standard Oil en Tulsa, Oklahoma. La líder de IWW, Elizabeth Gurley, envió a Eugene Lyons para ayudarlo. En su autobiografía, Asignación en Utopía (1937): "Moore, de aspecto bastante siniestro bajo su sombrero occidental de ala ancha, captó mis cuarenta y cinco kilos de flacucha juventud, mi poético corte de pelo, el bohemio desorden de mi ropa, en una sola inspección. No se molestó en ocultar su disgusto ". Moore comentó: "¡Y pensé que Gurley nos estaba enviando un hombre!" Otra ayudante fue la escritora, Lola Darroch, quien más tarde se casó con Moore.

Durante el juicio que duró diez semanas, Moore y Lyons tuvieron un aviso de que un grupo de vigilantes bajo el control de Standard Oil, el Comité de los Cien, tenía la intención de linchar a Moore y Lyons. Esto nunca sucedió porque, según Lyons, después del juicio descubrieron "que habíamos estado bajo la protección de un pequeño ejército de pistoleros privados, con la orden de disparar al primer hombre que nos tocara". Fred Moore logró demostrar que Krieger fue víctima de una trampa de Standard Oil y el jurado lo declaró inocente. Lyons argumentó: "Los libros sobre el trabajo estadounidense y los movimientos radicales no le han hecho justicia a Moore. Un abogado brillante, quijotescamente devoto y abnegado, fue impedido por un genio de la inconformidad".

El 5 de mayo de 1920, Nicola Sacco y Bartolomeo Vanzetti fueron arrestados y entrevistados sobre los asesinatos de Frederick Parmenter y Alessandro Berardelli, en South Braintree. Los hombres habían sido asesinados mientras llevaban dos cajas que contenían la nómina de una fábrica de zapatos. Después de que Parmenter y Berardelli fueran asesinados a tiros, los dos ladrones tomaron los $ 15,000 y subieron a un automóvil que contenía a varios otros hombres y se fueron. Varios testigos afirmaron que los ladrones parecían italianos. Se interrogó a un gran número de inmigrantes italianos, pero finalmente las autoridades decidieron acusar a Sacco y Vanzetti de los asesinatos. Aunque los dos hombres no tenían antecedentes penales, se argumentó que habían cometido el robo para adquirir fondos para su campaña política anarquista.

Moore acordó defender a los dos hombres. Eugene Lyons, realizó una investigación para Moore. Lyons recordó más tarde: "Fred Moore, cuando me fui a Italia, estaba a cargo de un oscuro caso en Boston que involucraba a un pescadero llamado Bartolomeo Vanzetti y un zapatero llamado Nicola Sacco. Me había dado instrucciones explícitas para despertar a toda Italia. a la importancia del caso de asesinato en Massachusetts, y a buscar ciertos testigos y pruebas. El movimiento obrero italiano, sin embargo, tenía otras cosas de qué preocuparse. Un exsocialista llamado Benito Mussolini y una plaga de langostas de camisas negras, por ejemplo. Conseguí piezas sobre Sacco y Vanzetti en ¡Avanti!, que Mussolini había editado una vez, y en uno o dos artículos más. Incluso logré despertar a algunos socialistas onorevoles, como el diputado Mucci del pueblo natal de Sacco en Puglia, y el diputado Misiano, un tizón siciliano de la extrema izquierda. Mucci llevó el asunto Sacco-Vanzetti al piso de la Cámara de Diputados, el primer chorro de protesta extranjera en lo que eventualmente se convertiría en una fuerte inundación internacional ".

El juicio comenzó el 21 de mayo de 1921. La principal prueba contra los hombres fue que ambos portaban un arma cuando los arrestaron. Algunas personas que vieron el crimen identificaron a Bartolomeo Vanzetti y Nicola Sacco como los ladrones. Otros no estuvieron de acuerdo y ambos hombres tenían buenas coartadas. Vanzetti vendía pescado en Plymouth mientras Sacco estaba en Boston con su esposa tomándose una fotografía. La fiscalía dio mucha importancia al hecho de que todos los llamados a aportar pruebas para respaldar estas coartadas también eran inmigrantes italianos.

Vanzetti y Sacco estaban en desventaja al no tener una comprensión completa del idioma inglés. Webster Thayer, el juez tenía claramente prejuicios contra los anarquistas. El año anterior, reprendió a un jurado por absolver al anarquista Sergie Zuboff de violar el estatuto de anarquía criminal. De algunas de las respuestas que Vanzetti y Sacco dieron en el tribunal quedó claro que habían entendido mal la pregunta. Durante el juicio, la fiscalía enfatizó las creencias políticas radicales de los hombres. Vanzetti y Sacco también fueron acusados ​​de comportamiento antipatriótico al huir a México durante la Primera Guerra Mundial.

Eugene Lyons ha argumentado en su autobiografía, Asignación en Utopía (1937): "Fred Moore era en el fondo un artista. Instintivamente reconocía los materiales de un problema mundial en lo que a otros les parecía un asunto de rutina ... Cuando el caso se convirtió en una lucha histórica, estos hombres estaban completamente desconcertados. Pero Moore Vio su magnitud desde el principio. Sus tácticas legales han sido objeto de disputas y recriminaciones. Creo que hay cierto matiz de verdad, de hecho, en la acusación de que a veces subordinaba las necesidades literales del procedimiento legalista a las necesidades más amplias del caso como símbolo de la lucha de clases. Si no lo hubiera hecho, Sacco y Vanzetti habrían muerto seis años antes, sin el consuelo del martirio. Con la deliberación de un compositor evolucionando los detalles de una sinfonía que intuye en su totalidad redondeada Moore procedió a esclarecer y profundizar los elementos implícitos en el caso. Y en primer lugar pretendía delinear el carácter de clase de los prejuicios automáticos que operaban contra Sacco y Vanzetti. ciones de los mismos hombres, atravesó las convenciones legalistas para revelar los motivos subyacentes. No es de extrañar que el magistrado y dispéptico juez y los abogados mezquinos llegaran a odiar a Moore con un odio que era admiración al revés ".

En la corte Nicola Sacco afirmó: "Sé que la sentencia será entre dos clases, la clase oprimida y la clase rica, y siempre habrá colisión entre una y otra. Confraternizamos a la gente con los libros, con la literatura. Tú perseguir al pueblo, tiranizarlo y matarlo. Intentamos la educación de la gente siempre. Tratas de poner un camino entre nosotros y alguna otra nacionalidad que se odia. Por eso estoy hoy aquí en este banquillo, por haber sido de la clase oprimida. Bueno, tú eres el opresor ". El juicio duró siete semanas y el 14 de julio de 1921 ambos hombres fueron declarados culpables de asesinato en primer grado y condenados a muerte. El periodista. Heywood Broun, informó que cuando el juez Thayer dictó sentencia sobre Sacco y Vanzetti, una mujer en la sala del tribunal dijo con terror: "¡Es la muerte condenando la vida!"

Bartolomeo Vanzetti comentó en el tribunal después de que se anunció la sentencia: "El jurado nos odiaba porque estábamos en contra de la guerra, y el jurado no sabe que hay diferencia entre un hombre que está en contra de la guerra porque cree que la guerra es injusto, porque no odia a ningún país, porque es cosmopolita, y un hombre que está en contra de la guerra porque está a favor del otro país que lucha contra el país en el que está, y por tanto un espía, un enemigo, y comete algún delito en el país en el que está en nombre del otro país para servir al otro país. No somos hombres de ese tipo. Nadie puede decir que somos espías alemanes o espías de cualquier tipo ... Nunca cometí un crimen en mi vida - nunca he robado y nunca he matado y nunca he derramado sangre, y he luchado contra el crimen, y he luchado y me he sacrificado incluso para eliminar los delitos que la ley y la iglesia legitima y santifica ".

En 1925 Celestino Madeiros, un inmigrante portugués, confesó ser miembro de la banda que mató a Frederick Parmenter y Alessandro Berardelli. También nombró a los otros cuatro hombres, Joe, Fred, Pasquale y Mike Morelli, que habían participado en el robo. Los hermanos Morelli eran conocidos delincuentes que habían llevado a cabo robos similares en el área de Massachusetts. Sin embargo, las autoridades se negaron a investigar la confesión hecha por Madeiros.

Importantes figuras de Estados Unidos y Europa se involucraron en la campaña para anular la condena. John Dos Passos, Alice Hamilton, Paul Kellog, Jane Addams, Heywood Broun, William Patterson, Upton Sinclair, Dorothy Parker, Ben Shahn, Edna St. Vincent Millay, Felix Frankfurter, John Howard Lawson, Freda Kirchway, Floyd Dell, Bertrand Russell, George Bernard Shaw y HG Wells se involucraron en una campaña para obtener un nuevo juicio. Aunque Webster Thayer, el juez original, fue oficialmente criticado por su conducta en el juicio, las autoridades se negaron a anular la decisión de ejecutar a los hombres.

Eugene Debs, el líder del Partido Socialista de América, pidió una acción sindical contra la decisión: "La corte suprema de Massachusetts se ha pronunciado por fin y Bartolomeo Vanzetti y Nicola Sacco, dos de los más valientes y mejores ojeadores que jamás hayan servido al laborismo". movimiento, debe ir a la silla eléctrica ... Ahora es el momento de que todos los trabajadores se despierten y se reúnan como una vasta hueste para reivindicar su honor asaltado, para afirmar su autoestima y para emitir su demanda de que, a pesar de de los tribunales de Massachusetts controlados por los capitalistas, los trabajadores honestos e inocentes cuyo único delito es su inocencia del delito y su lealtad al trabajo, no serán asesinados por los asalariados oficiales de los poderes corporativos que gobiernan y tiranizan al estado ".

En el verano de 1927 quedó claro que Nicola Sacco y Bartolomeo Vanzetti serían ejecutados. Vanzetti comentó a un periodista: "Si no hubiera sido por esto, podría haber vivido mi vida hablando en las esquinas a los hombres despreciadores. Podría haber muerto, sin marcar, desconocido, un fracaso. Ahora no somos un fracaso". Ésta es nuestra carrera y nuestro triunfo. Nunca en toda nuestra vida podremos esperar hacer tal trabajo por la tolerancia, la justicia, por la comprensión del hombre del hombre, como ahora lo hacemos por accidente. Nuestras palabras, nuestras vidas, nuestros dolores, ¡nada! quitarnos la vida, la vida de un buen zapatero y de un pobre vendedor de pescado, ¡todo! Ese último momento nos pertenece, esa agonía es nuestro triunfo. El 23 de agosto de 1927, día de la ejecución, más de 250.000 personas participaron en una manifestación silenciosa en Boston.

El novelista, Upton Sinclair, decidió investigar el caso. Entrevistó a Moore y, según el último biógrafo de Sinclair, Anthony Arthur: "Fred Moore, dijo Sinclair más tarde, quien confirmó sus propias dudas crecientes sobre la inocencia de Sacco y Vanzetti. Encuentro en una habitación de hotel en Denver de camino a casa desde Boston, él y Moore Moore dijo que ninguno de los dos se lo admitió nunca, pero que estaba seguro de la culpabilidad de Sacco y bastante seguro del conocimiento de Vanzetti del crimen, si no de su complicidad en él ". Una carta escrita por Sinclair en ese momento reconocía que tenía dudas sobre el testimonio de Moore: "Me di cuenta de ciertos hechos sobre Fred Moore. Había escuchado que estaba usando drogas. Sabía que se había separado del comité de defensa después de la más amarga de las disputas". ... Moore admitió ante mí que los hombres mismos nunca le habían admitido su culpabilidad, y comencé a preguntarme si su actitud y sus conclusiones actuales podrían no ser el resultado de sus cavilaciones sobre sus errores ".

Sinclair ahora no estaba seguro de si se había producido un error judicial. Decidió terminar la novela con una nota de ambigüedad sobre la culpabilidad o inocencia de los anarquistas italianos. Cuando Robert Minor, una figura destacada del Partido Comunista Estadounidense, descubrió las intenciones de Upton Sinclair, lo llamó por teléfono y le dijo: "¡Arruinarás el movimiento! ¡Será una traición!" La novela de Sinclair, Bostón, apareció en 1928. A diferencia de algunos de sus primeros trabajos radicales, la novela recibió muy buenas críticas. Los New York Times lo llamó un "logro literario" y que estaba "lleno de observación aguda y caracterización salvaje", demostrando una nueva "destreza en la técnica de la novela".

De una lucha laboral a otra fue a la deriva, asumiendo los casos que no podían pagar los abogados más publicitados, los casos desesperados y desesperados de la lucha laboral. Muchas de esas batallas legales se han hecho famosas en la historia laboral estadounidense: el caso Ettore-Giovanniti; la lucha por la libertad de expresión de Spokane; el caso de Everett, Washington; el caso Bisbee, Arizona; el Wichita I.W.W. caso, pero ninguna parte de esta fama le correspondía. Siempre se peleaba con los comités de defensa o los clientes o se metía en algún lío emocional privado y perdía los laureles de la victoria. Incluso en el caso Sacco-Vanzetti, al que dio cuatro años, y probablemente no habría existido tal caso si Moore no se hubiera apoderado de él y lo hubiera convertido en un causa celebre - Un abogado capitalista bien pagado al final cosechó el crédito y la fama.

La acusación de dinamitar contra "Big Boy" Krieger, un holandés de Pensilvania alto y huesudo, fue tan palpablemente una trampa que nadie pretendió que fuera otra cosa. El ciudadano medio de Tulsa, que en ese entonces estaba gobernado por un comité vigilante de Cien, simplemente tenía un interés deportivo en si la multitud de Standard Oil podía hacer que su fantástico invento se mantuviera. El caso fue la última etapa de un decidido esfuerzo de los intereses petroleros para expulsar del estado a I. W.W, la agitación sindical, que había avanzado considerablemente. Los organizadores habían sido golpeados, asfaltados y emplumados, subidos a rieles. Pero seguían regresando como tantas moscas molestas. Una noche, alguien detonó dinamita debajo del porche de Pew, donde normalmente dormía la Sra. Pew. Ella no estaba allí, sucedió y no se hizo mucho daño. Pero la prensa lo tituló rápidamente como Red Terror y las autoridades procedieron a reunir a todos los I.W.W. en Oklahoma.

La policía se sintió considerablemente disgustada cuando pareció que ninguno de los hombres detenidos había estado en Tulsa o cerca de Tulsa la noche de la explosión. Después de las recientes fiestas de alquitrán y plumas, los Wobblies aparentemente se habían mantenido a distancia de la ciudad. Pero ese pequeño detalle no acabó con el ardor patriótico. El Terror Rojo, decidió la policía, se había aplicado sin tratamiento.

Fred Moore era en el fondo un artista. Instintivamente reconoció los materiales de un problema mundial en lo que a otros les parecía un asunto rutinario. Un periodista socialista pasó unos días en Boston y regresó a Nueva York para informar que "no hay ninguna historia en ella ... solo un par de problemas en un apuro". Ninguno de los miembros del comité de defensa formado inmediatamente después del arresto de los hombres sospechó que el asunto era más grande de lo que parecía. Si no lo hubiera hecho, Sacco y Vanzetti habrían muerto seis años antes, sin el consuelo del martirio.

Con la deliberación de un compositor evolucionando los detalles de una sinfonía que siente en su totalidad redondeada, Moore procedió a aclarar y profundizar los elementos implícitos en el caso. No es de extrañar que el magistrado y dispéptico juez y los abogados mezquinos llegaran a odiar a Moore con un odio que era admiración al revés. No estaba "jugando el juego" de acuerdo con sus reglas sagradas.

Quizás su tarea más difícil, y por lo tanto su logro más creativo, fue mostrar a los dos italianos como tipos y símbolos de trabajadores en todas partes. Los elementos laborales de otros países reconocieron a Sacco y Vanzetti como propios mucho antes de que los trabajadores estadounidenses accedieran a esta identificación. Los trabajadores estadounidenses, y especialmente la parte organizada en sindicatos conservadores, al principio rechazaron violentamente la implicación de que estos dos extranjeros -anarquistas confesos, internacionalistas, ateos- eran en algún sentido trabajadores estadounidenses representativos. Sus opiniones sociales eran "antiamericanas". Aceptarlos como hermanos era poner en duda los engaños de la clase media del movimiento obrero genuino.

Fue Fred Moore, dijo Sinclair más tarde, quien confirmó sus propias dudas crecientes sobre la inocencia de Sacco y Vanzetti. Moore dijo que ninguno de los dos se lo admitió nunca, pero estaba seguro de la culpabilidad de Sacco y bastante seguro del conocimiento de Vanzetti del crimen, si no de su complicidad en él. Este conocimiento no había impedido que Moore hiciera todo lo posible para salvar a los dos hombres, quizás incluyendo actividades ilegales. Todo el sistema legal era corrupto, insistió Moore, asegurando a Sinclair que "no hay ningún abogado criminalista que haya alcanzado la fama en Estados Unidos excepto inventando coartadas y contratando testigos. No hay otra forma de ser un gran abogado criminalista en Estados Unidos.


Fred H. Moore, Sr. Obituario

El tío Fred formaba parte de ese gran grupo de hombres Moore que amaba a papá. Su madre Mable Davis contó grandes historias sobre su padre y sus hermanos y. Leer más »& rdquo
1 de 1 | Publicado por: Margaret Davis Noah - Montrose, CO

  • Ver todo
  • Deja un recuerdo
  • Dejar memoria de audio
  • Enciende una vela
Flores de simpatía

Servicios funerarios para Fred H. Moore, Sr., De Start, LA se llevaron a cabo a las 2:00 PM, el domingo 30 de septiembre de 2012 en Start Baptist Church, Start, LA, con el Rev. Jeff Smart oficiando. El sepelio siguió en Start Cemetery, Start, LA, bajo la dirección de Brown-Holley Funeral Home, Rayville, LA.

Fred nació el 11 de junio de 1920 en Rayville, LA, y falleció el jueves 27 de septiembre de 2012 en Monroe, LA a la edad de 92 años. Le precedieron en la muerte su esposa, los padres de Viola Simpson Moore, Harland y Mary Williams Moore. hijos, Charles R. Moore, nuera de John E. Moore, hermanos Elaine Farley Moore, James, Harvey, Tommy, Harrold "Joe", Horace, Raymond y las hermanas Felix, Mable, Dolly y Florence.

Los sobrevivientes incluyen a sus hijos, Fred H. Moore, Jr. y esposa, Ethel of Start, Kenneth D. Moore y esposa, Cindy de Sterlington, LA, Mike Moore y esposa, Nita of Start nuera, Barbara Moore de Davenport, Iowa 12-nietos 16-tatara nietos y una gran cantidad de sobrinas, sobrinos y primos.

La familia quisiera expresar su agradecimiento a la Sra. Betty Crawford por el cuidado amoroso y dedicado del Sr. Moore.

Los portadores del féretro fueron Brian Allen, Brandon Moore, Chuck Moore, Nicky Smith, Bubba Moore, David Moore, Elliott Colvin y Will Minchew.


Genealogía MOORE

WikiTree es una comunidad de genealogistas que están desarrollando un árbol genealógico colaborativo cada vez más preciso que es 100% gratuito para todos para siempre. Por favor únete a nosotros.

Únase a nosotros para colaborar en los árboles genealógicos de MOORE. Necesitamos la ayuda de buenos genealogistas para desarrollar un completamente libre árbol genealógico compartido para conectarnos a todos.

AVISO IMPORTANTE DE PRIVACIDAD Y EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD: USTED TIENE LA RESPONSABILIDAD DE TENER PRECAUCIÓN AL DISTRIBUIR INFORMACIÓN PRIVADA. WIKITREE PROTEGE LA INFORMACIÓN MÁS SENSIBLE PERO SÓLO EN LA MEDIDA INDICADA EN EL TÉRMINOS DE SERVICIO Y POLÍTICA DE PRIVACIDAD.


Biografía de Fred H. Moore Biografías del condado de Jefferson, NY Fred H. Moore. - Destacado entre los ciudadanos de Watertown, tanto por su capacidad profesional como por su interés público en los asuntos de la comunidad, se encuentra Fred H. Moore, quien se desempeña como secretario del condado de Jefferson. Nació en esta ciudad el 14 de noviembre de 1879, hijo de Jacob H. y Mary E. (Steadman) Moore. Jacob H. Moore y su esposa eran nativos del condado de Albany, N. Y. Murió en 1915 y su esposa murió en 1923. Fred H. Moore asistió a las escuelas públicas locales y entró en las oficinas legales de Smith & amp Reeves. Fue admitido en el Colegio de Abogados del Estado de Nueva York en 1902, y hasta 1921 se dedicó con éxito a la práctica de la abogacía en esta ciudad. Desde entonces se ha desempeñado como el secretario competente del condado de Jefferson. Políticamente, el Sr. Moore es republicano y ha ocupado el cargo de secretario del comité republicano del condado de Jefferson. Fue elegido presidente en mayo de 1930 y reelegido en septiembre de ese año. Se ha desempeñado como asistente del fiscal de distrito del condado de Jefferson y como concejal del quinto distrito. El Sr. Moore es miembro de la Iglesia Episcopal Trinity y está afiliado a las logias Masonic y Elk. Está identificado con la Asociación de Abogados del Condado de Jefferson y pertenece a la Liga Lincoln. El país del norte Una historia, abrazando Jefferson, San Lorenzo, Oswego, Lewis y los condados de Franklin, Nueva York. Por: Harry F. Landon Empresa editorial histórica Indianopolis, Indiana 1932 La esposa de Freddy Moore habla de la impactante afirmación de trampa de Demi Moore, dice que el músico está luchando contra el Alzheimer

En sus nuevas memorias 'Inside Out', Demi Moore habla sobre su infancia difícil y comparte la historia de cuando fue violada a los 15 años. Según los informes, el hombre le pagó a su madre $ 500 para tener relaciones sexuales con ella.

La esposa de Freddy Moore, Renee Moore, se presenta luego de que Demi Moore admitiera que engañó al músico en su impactante y revelador "Inside Out".

Moore escribió en "la noche antes de casarnos, en lugar de trabajar en mis votos", se escapó de su despedida de soltera y se acostó con un hombre que conoció en el set de una película.

La esposa del músico de rock, Renee, con quien se casó en 2005, abordó la explosiva revelación en una declaración exclusiva a Fox News.

"No hemos visto el libro, así que no podemos ni haremos comentarios sobre ningún detalle", nos dijo Renee el jueves. “Lo que diré es que Rick [Freddy] y Demi se casaron hace mucho tiempo cuando sus vidas eran muy diferentes. En el tiempo transcurrido desde que ambos se han movido por sus propios caminos ".

Demi Moore y Freddy Moore durante & quotFridays & quot Wrap Party en ABC Studios en Los Angeles, California, Estados Unidos. (Foto de Ron Galella / Colección Ron Galella a través de Getty Images)

Según el blog de Renee, No es un rumor, Freddy, que nació como Frederick George Moore, fue diagnosticado con Alzheimer a los 60 años.

"Rick, como muchos otros, está luchando con los horrores del Alzheimer", explicó. “Nuestros pensamientos y esfuerzos se centran en su cuidado. Antes de que la enfermedad progresara, escribió su historia y, en algún momento, la compartirá en su propio libro. Vemos esto como suyo, tanto como estoy seguro de que Demi ve su libro como suyo ".

Freddy Moore y Demi Moore durante & quotFridays & quot Wrap Party en ABC Studios en Los Angeles, California, Estados Unidos. (Foto de Ron Galella / Colección Ron Galella a través de Getty Images)

A través del blog, Renee ha estado creando conciencia sobre la devastadora enfermedad que daña la memoria y ha animado a los lectores a hablar sobre cómo ha afectado a sus propias familias.

“Me casé con el amor de mi vida”, escribió Renee en una publicación fechada en febrero de este año. “Era brillante, un genio de hecho, guapo, y tan cariñoso y generoso, la persona más dulce que puedas conocer. Fue un compositor, músico y cantante increíble. Teníamos conversaciones hasta las primeras horas de la mañana y estar juntos era divino ".

“Después de 35 años de amarnos y casarnos, recibimos la horrible noticia de que Rick tenía la enfermedad de Alzheimer a los 60 años”, continuó. “¿Pero 60? Es una edad tan temprana de 60. Los hombres incluso tienen hijos a los 60, mi papá los tuvo. La gente no se jubila hasta los 65. Recibir esta noticia fue el día más triste de mi vida ".

Freddy y Moore se casaron cuando ella tenía solo 18 años en 1980. La pareja se dio por vencida en 1985.

Cuando The Daily Mail se encontró con el músico el miércoles, hizo gestos "locos" cuando se le preguntó sobre los cuentos del libro, dijo el medio, pero agregó que iba a "leerlo tan rápido como pueda".

Esta actriz nació como Demetria Gene Guynes. (Reuters)

En sus memorias, ahora un éxito de ventas, Moore analiza por qué engañó a su esposo antes de la boda.

"¿Por que hice eso?" Moore escribió. “¿Por qué no fui a ver al hombre con el que me comprometía a pasar el resto de mi vida para expresar mis dudas? Porque no podía afrontar el hecho de que me iba a casar para distraerme del duelo por la muerte de mi padre. Porque sentí que no había lugar para cuestionar lo que ya había puesto en marcha. No pude salir del matrimonio, pero podría sabotearlo ".

Rumer Willis, Demi Moore, Bruce Willis, Scout Willis, Emma Heming Willis y Tallulah Willis asisten a la fiesta de presentación del libro & quotInside Out & quot de Demi Moore el 23 de septiembre de 2019 en Los Ángeles. (Getty)

La estrella de Brat Pack se casó con el actor Bruce Willis en 1987. Las dos estrellas comparten tres hijas: Rumer, 31, Scout, 28 y Tallulah Belle, 25. La pareja se divorció en 2000.

Moore comenzó a salir con Ashton Kutcher en 2003, una relación que describió al New York Times a principios de este mes como "una renovación".

"Como si pudiera volver atrás en el tiempo y experimentar lo que era ser joven, con él, mucho más de lo que nunca había podido experimentar cuando tenía 20 años", dijo Moore sobre sus 15 años. diferencia de edad del año.

Ashton Kutcher y Demi Moore en el estreno de "No Strings Attached" en el Regency Village Theatre de Los Ángeles, el 11 de enero de 2011. Moore alegó que Kutcher la avergonzó por su abuso de alcohol durante su matrimonio. (Reuters)

El periódico dijo que Moore quedó embarazada después de que ella y Kutcher comenzaron a salir. Perdió a la niña, una niña a la que habría llamado Chaplin Ray, a los seis meses de embarazo.

Después de que la pareja se casó en 2005, Moore y Kutcher supuestamente buscaron tratamientos de fertilidad. Sin embargo, Moore recayó y comenzó a beber y abusar de Vicodin. Moore afirmó que Kutcher la había engañado. La pareja se separó en 2011 y se divorció dos años después.

Moore le dijo al Times que no le preocupaba que nada de lo que escribiera en sus memorias pudiera afectar su carrera en Hollywood.

16 de noviembre de 2014. La actriz Demi Moore posa en la novena edición anual del Premio Kirk Douglas a la excelencia cinematográfica del Festival Internacional de Cine de Santa Bárbara en Santa Bárbara, California. (Reuters)

"No hay nada que tenga que proteger", explicó. "En realidad. Definitivamente no estoy interesado en culpar a nadie. Es una pérdida de energía. Espero que todos los que están en el libro se sientan así: no sé lo que espero que sientan. Bueno no malo."

Jon Cryer respondió recientemente a la afirmación de Moore de que ella le quitó la virginidad durante su tiempo juntos en el set de su película de 1984 "No Small Affair".

"Interpreté a una joven cantante de club nocturno, y Jon Cryer interpretó al fotógrafo de 19 años que se enamora de ella, en su primer papel en una película", escribió Moore, según People. "Jon también se enamoró de mí en la vida real y perdió su virginidad conmigo mientras estábamos haciendo esa película".

Ella agregó: "Me duele pensar en lo insensible que fui con sus sentimientos, que le robé lo que podría haber sido un momento tan importante y hermoso".

El martes, Cryer, de 54 años, estrella de la comedia de situación "Two and a Half Men", abordó un artículo sobre el extracto en Twitter y escribió: "Bueno, lo bueno de esto es que no tiene por qué sentirse mal por ello. "Ya no, porque aunque estoy seguro de que ella estaba totalmente justificada al hacer esa suposición basada en mi nivel de habilidad (y la mirada atónita en mi rostro en ese momento), en realidad había perdido mi virginidad en la escuela secundaria", aclaró.

"Pero ella tiene razón en la otra parte, estaba en la luna por ella durante un momento muy problemático en su vida", agregó. "No tengo nada más que afecto por ella y no me arrepiento en el mundo".

Mariah Haas y Jessica Napoli de Fox News contribuyeron a este informe.


Fred Moore

Cuando un amigo no pudo hacer una entrevista programada con Walt Disney debido a un dolor de muelas, Fred Moore, de 19 años, aprovechó la oportunidad y fue en su lugar. Dibujante nato, sin entrenamiento formal en arte excepto por algunas clases nocturnas que ganó a cambio de trabajo de limpieza en el Chouinard Art Institute, Fred ganó el trabajo. Su genio de la animación se plasmaría posteriormente en las películas de Disney y en toda una generación de artistas incipientes, a quienes inspiró a través de sus impecables dibujos.

El narrador Larry Clemmons recordó una vez: “Fue una gran ayuda para otros muchachos. Los chicos entraban en su habitación y decían: "Fred, ¿cómo harías esto?" Fred decía, "¡Bueno, aquí!", Y él les mostraba: no dio una conferencia, simplemente lo hizo ".

Nacido como Robert Fred Moore el 7 de septiembre de 1911, asistió a la Escuela Secundaria Politécnica en Los Ángeles. Mientras crecía, Fred solía enviar dibujos a la Los Ángeles Junior Times, una revista para jóvenes. Cada vez que se publicaba un dibujo suyo, Fred ganaba lo que él llamaba "botones brillantes de Junior Times" en lugar de dinero en efectivo.

Fred ganó muchos botones cuando se unió a Disney. Mientras estuvo allí, transformó la apariencia de Mickey Mouse de la tradicional escuela de dibujo de “manguera de goma y círculo redondo”, que usaba una técnica de “aplastar y estirar” que hacía que el personaje pareciera más elástico, al personaje amado que todavía está en diseño hoy.

El sello distintivo del estilo de dibujo de Fred, sin embargo, era su asombrosa habilidad para dar emoción, encanto y atractivo a sus personajes, al mismo tiempo que hacía que sus acciones fueran más convincentes.

Cuando animó a los cerdos en Tres cerditos, por ejemplo, Fred también ganó los mayores elogios de Walt de que "por fin, hemos logrado la verdadera personalidad en una imagen completa". Fred contribuyó a casi 35 cortos en total, incluidos El día del juicio de Plutón, Tres gatitos huérfanos, que ganó un Oscar ®, y Pequeño sastre valiente, que fue nominada a un premio de la Academia ®.

En 1934, Walt nombró a Fred director de animación de los Enanos en el primer largometraje de animación del estudio, Blanca Nieves y los Siete Enanos. Los enanos fueron uno de los mayores logros de Fred, según los animadores Frank Thomas y Ollie Johnston. En su libro Animación de Disney: La ilusión de la vida, escribieron, "En la mente del público no ha habido personajes más memorables que los Enanos". Otros personajes que Fred trajo a la vida incluyeron a Lampwick en Pinocho, Timothy en Dumbo, y las Centauretas en Fantasía.


Libro de memorias

Flores de simpatía

Fred nació el 25 de marzo de 1929 y falleció el martes 1 de febrero de 2011.

Fred era un residente de Drummonds, Tennessee.

La información de este obituario se basa en datos del índice de defunción de la seguridad social del gobierno de EE. UU. No hay mas informacion disponible. Se proporcionan más detalles sobre esta fuente de datos en nuestra sección de Preguntas frecuentes.

Enviar condolencias
BUSCAR OTRAS FUENTES

El hermoso e interactivo Tributo Eterno cuenta la historia de la vida de Fred como merece ser contada en palabras, imágenes y video.

Cree un monumento en línea para contar esa historia a las generaciones venideras, creando un lugar permanente para que familiares y amigos honren la memoria de su ser querido.

Seleccione un producto conmemorativo en línea:

Comparta esa fotografía especial de su ser querido con todos. Documente las conexiones familiares, la información de servicio, los momentos especiales y los momentos invaluables para que todos los recuerden y valoren para siempre con el soporte para copias ilimitadas.

  • Memorial multimedia en línea con imágenes, videos, música y más ilimitados
  • El formato elegante e inmersivo honra a su ser querido
  • Temas, fondos y música personalizables le dan ese toque personal
  • El libro de visitas interactivo permite que todos compartan sus recuerdos y brinden apoyo
  • Disfruta de todas las características del Eternal Tribute
  • Conservar la memoria y los sacrificios del servicio nacional de un ser querido
  • Elija entre cinco elegantes temas de ramas militares
  • Resalte los detalles del servicio militar
  • Fotos ilimitadas e información de registros militares.
Deja un recuerdo

Fred H. Moore - Historia

Fred M. Moore, Jr. Union Grand Council Knights of Pythagoras

The period around 500-600 B.C. was extraordinary for the number of men whose thought would profoundly affect the world from that time forward.

In India, Prince Siddhartha was becoming the Gautama Buddha. In China, it was the time of Lao-tse and Confucius. In the western world, it was the time of Pythagoras.

In our modern perspective on "history", everything before Plato and Aristotle is murky, and even semi-mythic. We tend to see everything before the rise of Periclean Athens as primitive an arrogant and fallacious perspective. Pythagoras, some seven generations before Plato, was a philosopher/scientist in a line of teaching already thousands of years old, the Orphic tradition.

The major names we know from this ancient line are Orpheus (semi-mythological), Hermes Trismegistus of Egypt (legendary), Pythagoras, (historical personage), and Plato. The classic writers regarded Orpheus as the greatest spiritual master, Pythagoras the greatest scientist, and Plato the greatest philosopher in this line of teaching.

From our perspective we see the historical Pythagoras as an originator, but it would be more accurate to see him as the inheritor of a very ancient body of teaching, as is demonstrated in his own biography Most of his life was spent traveling, studying the accumulated wisdom of the ancient world from Egypt to India.

We can trace his path fairly accurately from Roman and Greek sources. Pythagoras left his birth island of Samos (in the third year of the 53rd Olympiad), at the age of 18, to spend the next 40 years studying with the greatest teachers of all schools in the ancient world. He spent 22 years in Egypt, and another 12 years in Babylon. He also studied in India, and with teachers in Crete and Sparta.

It was not until the age of 56 (in the 62nd Olympiad) that Pythagoras settled in the Italian city of Crotona. Crotona was one of the many Greek colonies around the northern Mediterranean, the autonomous cities of Magna Graecia.

In Crotona he established his Academy and its religious-scientific- philosophical-political movement, the secret wisdom school known as the Pythagorean Brotherhood. The Academy was to endure, in some form, for approximately 200 years after Pythagoras' death.

At about the same time Pythagoras married for the first time. His wife Theano was the daughter of Pythagoras' most famous disciple, Milo of Crotona, from whose house Pythagoras managed his school. (Men and women were admitted to the Academy on an equal basis, and Theano was a disciple at the Academy in her own right. Pythagoras' father-in-law and eminent disciple, Milo of Crotona, was the most famous wrestler of antiquity, winner of six Olympic Games.)

Pythagoras and Theano had seven children, four girls and three boys. After the murder of Pythagoras, Theano took over management of the Academy and one of the daughters, Damo, was entrusted with preserving, and keeping secret, her father's writings.

The Pythagorean Brotherhood was the archetypal Secret Society, whose inner teachings were available only to the initiates. It was a severe and authoritarian discipline. For the first five years of apprenticeship the applicants were not permitted to speak or to ask questions. Their teacher spoke to them from the other side of a curtain. When students, male or female, were initiated into the esoteric inner school, they joined an active dialogue "behind the curtain."

The body of Pythagorean teaching is known through the writings of others. Only two preserved letters are believed to have been directly written by Pythagoras. The wisdom of the initiates was never intended as public knowledge.

It was probably resentment of this elitist discipline of the Brotherhood that led to Pythagoras' murder at 80. The most frequent story goes that the richest, most powerful citizen of Crotona, named Cylon, applied to Pythagoras for discipleship, and was refused for reasons of bad personal character -- specifically, being "of a harsh, violent, turbulent Humor."

Enraged by the rejection, Cylon assembled a small private army. Waiting until a meeting at the disciple Milo's house, Cylo's thugs set the house afire, killing Pythagoras and forty of his disciples. This was in the 4th year of the 70th Olympiad, after Pythagoras had lived in Crotona for 20 years.

Other sources claim Pythagoras' murder was a simple political assassination, owing to the enormous political influence the Brotherhood had acquired in the colonies of Magna Graecia.


Fred H. Moore - History

Fred Moore:
An African-American Leader in Denton

Fred Moore was born Jan. 1, 1875. His mother was Mary Jane Goodall, an African-American whose parents had been slaves. She was called Janie. Because she was born in the time of slavery, she was never taught to read or write. Fred's father was an Indian man who disappeared six months before Fred was born.
It was cold and snowing the night Fred was born. Dr. Owsley, a woman doctor who helped deliver most of the babies in Denton at that time, came to help Janie with her new baby. She also helped Janie name the baby Frederick Douglas after the famous African-American leader.
When Fred was first born, Janie worked for a family in west Denton and she carried her baby with her to work. They made a cradle for the baby to stay in while he was there. She didn't earn much money, but she also was paid in food and clothes for the baby, so she managed to care for Fred.
When Fred was a year old, Janie married Henry Lucien Moore. Henry Moore adopted the baby, so Fred's full name became Frederick Douglas Moore. After their marriage, Janie and Henry Moore moved two miles south of the Owsley home and Janie worked for the Owsleys. Later, they moved to Mill Street where Henry worked at the old Davenport Mill. He lost his job when the mill burned. He then went to work at a brick plant carrying bricks and mortar. After the college that is now the University of North Texas opened, Henry became its first janitor.
Denton was still a frontier town when Fred was little. There were no electric lights. There were only a few streets. Lanterns hung at the street corners to illuminate the crossings.
The Moores lived in a one-room log house with two windows. The kitchen was in a side-room, a practice at those times to keep the heat from cookstoves away from the main living area. The house had a wood plank floor, which Janie kept clean by putting lye in the water when she mopped the floor. They had two very high beds, with mattresses filled with hay or straw.
Outside, the Moores had what was called a clean dirt yard or swept yard, the same kind of yard that most people had then. The grass was scraped away with a hoe, and the ground was swept regularly to keep it free of grass and weeds. They kept ducks, geese, chickens and pigs. Behind the house was an orchard where pear, plum, and peach trees grew, and grapes grew on the fence.
The Moores joined the Methodist Church. Traveling preachers came by horseback or horse and buggy to preach at the church, and they usually stayed at the Moore home while in Denton. Traveling peddlers in covered wagons also came by the house, selling or trading such hard-to-get items as pins, needles, threads, buttons and tobacco.
Fred had chores, such as carrying in the wood for his mother's cookstove, but he also had time to play. He liked to make pictures on the ground using berries, sticks and rocks. He used clay to make figures of people and animals and mixed mud with sticks to make tiny houses.
Fred started to school when he was seven years old. He learned to write so well that by the time he was ten, he was appointed secretary of the Sunday School at his church. He loved school and church. He made good grades in school, and he learned to play many musical instruments. He continued to be active in his church and was elected superintendent of Sunday schools when he was 19. He began collecting books and articles about the Bible and teaching his mother from them.
His schooling ended when he finished the ninth grade. It was time for him to go to work. His first job away from home was at a bank and he later worked at barbershops. Then he began using his musical talents. He organized a 14-piece band that played for events all over the county and he organized a string band that played for white people's dances. His bands became popular and he became known as the Professor. He met his wife, Sadie, when he took his band to Lewisville to play for a Juneteenth picnic and celebration. Fred and Sadie were married in 1902.
Eight years later, Sadie heard about a vacancy in the school for African-Americans in Denton. She convinced Fred that he should turn to education as a profession. He began studying and then passed an examination to earn his teachers certificate. He became principal of the school in 1915, beginning a career in education that spanned 40 years.
He kept studying during those early years, borrowing money to go to summer school. He attended Prairie View State Normal and Industrial College from 1917 to 1921, graduating in 1921. He later attended Fisk University and did graduate work at Columbia University in New York.
As teacher and principal in public school, a Sunday School official and leader in his church and community, Fred Moore influenced generations of students with his philosophy based on the following rules of conduct:

Exercise self-control control tongues, thoughts, temper and actions.
Sea ahorrativo.
Never ridicule or defile the character of another.
Keep your self-respect and help others to keep theirs.
Kindness be kind in thoughts and never despise anyone.
Be kind in speech, never gossip or speak unkindly of others.
Good health is important. Keep yourself clean in body and mind.
Be self-reliant, but listen to the advice of wiser and older people.
Develop independence and wisdom.
Act according to what seems right and fair.
Never fear being laughed at for doing what is right.
Be brave. A coward does not make a good citizen.
Always play fair. Never cheat.
Always treat your opponents with courtesy.

Fred Moore was an honored citizen of Denton for many years. City landmarks such as Fred Moore Park and Fred Moore School were named in his honor. He died Oct. 1, 1953.

*Information for this biography is from the book, Fred Moore, by his wife, Sadie Moore.


Contenido

On the night of Christmas Eve, a family is settling down to sleep when the father is disturbed by noises on the lawn outside. Looking out the window, he sees Saint Nicholas in a sleigh pulled by eight reindeer. After landing his sleigh on the roof, Saint Nicholas enters the house down the chimney, carrying a sack of toys. The father watches his visitor fill the stockings hanging by the fireplace, and laughs to himself. They share a conspiratorial moment before Saint Nicholas bounds up the chimney again. As he flies away, he wishes a "Happy Christmas to all, and to all a good night."

The authorship of A Visit is credited to Clement Clarke Moore who is said to have composed it on a snowy winter's day during a shopping trip on a sleigh. His inspiration for the character of Saint Nicholas was a local Dutch handyman as well as the historic Saint Nicholas. Moore originated many of the features that are still associated with Santa Claus today while borrowing other aspects, such as the use of reindeer. [2] The poem was first published anonymously in the Troy, New York Sentinel on 23 December 1823, having been sent there by a friend of Moore, [1] and was reprinted frequently thereafter with no name attached. It was first attributed in print to Moore in 1837. Moore himself acknowledged authorship when he included it in his own book of poems in 1844. By then, the original publisher and at least seven others had already acknowledged his authorship. [3] [4] Moore had a reputation as an erudite professor and had not wished at first to be connected with the unscholarly verse. He included it in the anthology at the insistence of his children, for whom he had originally written the piece. [3]

Moore's conception of Saint Nicholas was borrowed from his friend Washington Irving, but Moore portrayed his "jolly old elf" as arriving on Christmas Eve rather than Christmas Day. At the time that Moore wrote the poem, Christmas Day was overtaking New Year's Day as the preferred genteel family holiday of the season, but some Protestants viewed Christmas as the result of "Catholic ignorance and deception" [1] and still had reservations. By having Saint Nicholas arrive the night before, Moore "deftly shifted the focus away from Christmas Day with its still-problematic religious associations". As a result, "New Yorkers embraced Moore's child-centered version of Christmas as if they had been doing it all their lives." [1]

En An American Anthology, 1787–1900, editor Edmund Clarence Stedman reprinted the Moore version of the poem, including the Dutch spelling of “Donder” and German spelling of "Blitzen" that he adopted, rather than the version from 1823 "Dunder and Blixem" that is more similar to the old Dutch “Donder en Blixem” that translates to "Thunder and Lightning". [5]

Modern printings frequently incorporate alterations that reflect changing linguistic and cultural sensibilities. Por ejemplo, breast in "The moon on the breast of the new-fallen snow" is frequently bowdlerized to crest the archaic ere in "But I heard him exclaim ere he drove out of sight" is frequently replaced with como. This change implies that Santa Claus made his exclamation during the moment that he disappeared from view, while the exclamation came before his disappearance in the original. "Happy Christmas to all, and to all a good-night" is frequently rendered with the traditional English locution "Merry Christmas". [ cita necesaria ]

Moore's connection with the poem has been questioned by Professor Donald Foster, [6] who used textual content analysis and external evidence to argue that Moore could not have been the author. [7] Foster believes that Major Henry Livingston Jr., a New Yorker with Dutch and Scottish roots, should be considered the chief candidate for authorship, a view long espoused by the Livingston family. Livingston was distantly related to Moore's wife. [7] Foster's claim, however, has been countered by document dealer and historian Seth Kaller, who once owned one of Moore's original manuscripts of the poem. Kaller has offered a point-by-point rebuttal of both Foster's linguistic analysis and external findings, buttressed by the work of autograph expert James Lowe and Dr. Joe Nickell, author of Pen, Ink and Evidence. [3] [8] [9]

Evidence in favor of Moore Edit

On January 20, 1829, Troy editor Orville L. Holley alluded to the author of the Christmas poem, using terms that accurately described Moore as a native and current resident of New York City, and as "a gentleman of más merit as a scholar and a writer than many of more noisy pretensions". [10] In December 1833, a diary entry by Francis P. Lee, a student at General Theological Seminary when Moore taught there, referred to a holiday figure of St. Nicholas as being "robed in fur, and dressed according to the description of Prof. Moore in his poem". [11] Four poems including A Visit from St. Nicholas appeared under Moore's name in The New-York Book of Poetry, edited by Charles Fenno Hoffman (New York: George Dearborn, 1837). The Christmas poem appears on pp. 217–19, credited to "Clement C. Moore". Moore stated in a letter to the editor of the New York American (published on March 1, 1844) that he "gave the publisher" of The New-York Book of Poetry "several pieces, among which was the 'Visit from St. Nicholas.'" Admitting that he wrote it "not for publication, but to amuse my children," Moore claimed the Christmas poem in this 1844 letter as his "literary property, however small the intrinsic value of that property may be". A Visit from St. Nicholas appears on pp. 124–27 in Moore's volume of collected Poems (New York: Bartlett and Welford, 1844). Before 1844, the poem was included in two 1840 anthologies: attributed to "Clement C. Moore" in Selections from The American Poets, edited by William Cullen Bryant (New York: Harper & Brothers, 1840), pp. 285–86 and to "C. C. Moore" in the first volume of The Poets of America, edited by John Keese (New York: S. Colman, 1840), pp. 102–04. The New-York Historical Society has a later manuscript of the poem in Moore's handwriting, forwarded by T. W. C. Moore along with a cover letter dated March 15, 1862 giving circumstances of the poem's original composition and transmission after a personal "interview" with Clement C. Moore. [12]

Después A Visit from St. Nicholas appeared under Moore's name in the 1837 New-York Book of Poetry, newspaper printings of the poem often credited Moore as the author. For example, the poem is credited to "Professor Moore" in the 25 December 1837 Pennsylvania Inquirer and Daily Courier. Although Moore did not authorize the earliest publication of the poem in the Troy Sentinel, he had close ties to Troy through the Protestant Episcopal Church that could explain how it got there. Harriet Butler of Troy, New York (daughter of the Rev. David Butler) who allegedly showed the poem to Sentinel editor Orville L. Holley, was a family friend of Moore's and possibly a distant relative. [13] A letter to Moore from the publisher Norman Tuttle states, "I understand from Mr. Holley that he received it from Mrs. Sackett, the wife of Mr. Daniel Sackett who was then a merchant in this city". [14] The reported involvement of two women, Harriet Butler and Sarah Sackett, as intermediaries is consistent with the 1862 account of the poem's earliest transmission in which T. W. C. Moore describes two stages of copying, first "by a relative of Dr Moores in her Album" and second, "by a friend of hers, from Troy". [15] Moore preferred to be known for his more scholarly works, but allowed the poem to be included in his anthology in 1844 at the request of his children. By that time, the original publisher and at least seven others had already acknowledged his authorship. Livingston family lore gives credit to their forebear rather than Moore, but Livingston himself ever claimed authorship, [16] nor has any record ever been found of any printing of the poem with Livingston's name attached to it, despite more than 40 years of searches. [ cita necesaria ]

Evidence in favor of Livingston Edit

Advocates for Livingston's authorship argue that Moore "tried at first to disavow" the poem. [17] They also posit that Moore falsely claimed to have translated a book. [18] Document dealer and historian Seth Kaller has challenged both claims. Kaller examined the book in question, A Complete Treatise on Merinos and Other Sheep, as well as many letters signed by Moore, and found that the "signature" was not penned by Moore, and thus provides no evidence that Moore made any plagiaristic claim. Kaller's findings were confirmed by autograph expert James Lowe, by Dr. Joe Nickell, the author of Pen, Ink & Evidence, and by others. According to Kaller, Moore's name was likely written on the book by a New-York Historical Society cataloger to indicate that it had been a gift from Moore to the Society. [3] [19] [20]

The following points have been advanced in order to credit the poem to Major Henry Livingston Jr.:

Livingston also wrote poetry primarily using an anapaestic metrical scheme, and it is claimed that some of the phraseology of A Visit is consistent with other poems by Livingston, and that Livingston's poetry is more optimistic than Moore's poetry published in his own name. But Stephen Nissenbaum argues in his Battle for Christmas that the poem could have been a social satire of the Victorianization of Christmas. Furthermore, Kaller claims that Foster cherry-picked only the poems that fit his thesis and that many of Moore's unpublished works have a tenor, phraseology, and meter similar to A Visit. Moore had even written a letter titled "From Saint Nicholas" that may have predated 1823.

Foster also contends that Moore hated tobacco and would, therefore, never have depicted Saint Nicholas with a pipe. However, Kaller notes, the source of evidence for Moore's supposed disapproval of tobacco is The Wine Drinker, another poem by him. In actuality, that verse contradicts such a claim. Moore's The Wine Drinker criticizes self-righteous, hypocritical advocates of temperance who secretly indulge in the substances which they publicly oppose, and supports the social use of tobacco in moderation (as well as wine, and even opium, which was more acceptable in his day than it is now).

Foster also asserts that Livingston's mother was Dutch, which accounts for the references to the Dutch Sinteklaes tradition and the use of the Dutch names "Dunder and Blixem". Against this claim, it is suggested by Kaller that Moore – a friend of writer Washington Irving and member of the same literary society – may have acquired some of his knowledge of New York Dutch traditions from Irving. Irving had written A History of New York in 1809 under the name of "Dietrich Knickerbocker". It includes several references to legends of Saint Nicholas, including the following that bears a close relationship to the poem:

And the sage Oloffe dreamed a dream,‍—‌and lo, the good St. Nicholas came riding over the tops of the trees, in that self-same wagon wherein he brings his yearly presents to children, and he descended hard by where the heroes of Communipaw had made their late repast. And he lit his pipe by the fire, and sat himself down and smoked and as he smoked, the smoke from his pipe ascended into the air and spread like a cloud overhead. And Oloffe bethought him, and he hastened and climbed up to the top of one of the tallest trees, and saw that the smoke spread over a great extent of country and as he considered it more attentively, he fancied that the great volume of smoke assumed a variety of marvelous forms, where in dim obscurity he saw shadowed out palaces and domes and lofty spires, all of which lasted but a moment, and then faded away, until the whole rolled off, and nothing but the green woods were left. And when St. Nicholas had smoked his pipe, he twisted it in his hatband, and laying his finger beside his nose, gave the astonished Van Kortlandt a very significant look then, mounting his wagon, he returned over the tree-tops and disappeared.

MacDonald P. Jackson, Emeritus Professor of English at the University of Auckland, New Zealand and a Fellow of the Royal Society of New Zealand, has spent his entire academic career analyzing authorship attribution. He has written a book titled Who Wrote "The Night Before Christmas"?: Analyzing the Clement Clarke Moore Vs. Henry Livingston Question, [22] published in 2016, in which he evaluates the opposing arguments and, for the first time, uses the author-attribution techniques of modern computational stylistics to examine the long-standing controversy. Jackson employs a range of tests and introduces a new one, statistical analysis of phonemes he concludes that Livingston is the true author of the classic work.

Parts of the poem have been set to music numerous times, including a bowdlerized version (that omitted several verses such as "The moon on the breast of the new fallen snow . etc.". and rewrote and replaced many others such as "the prancing and pawing of each little hoof" with "the clattering noise of each galloping hoof"), by the American composer Ken Darby (1909-1992), [23] [24] whose version was recorded by Fred Waring and the Pennsylvanians three separate times in 1942, [25] [26] 1955, [27] and 1963. [23] The latter 1963 stereo recording for Capitol Records became the most familiar of the poem's musical adaptations. [28] Christmas song-writing specialist Johnny Marks also composed a short version in 1952, titled The Night Before Christmas Song, which has been recorded multiple times, [29] and was used in the soundtrack for the 1964 TV special Rudolph the Red-Nosed Reindeer, sung by Burl Ives. [30] The poem was also set to music by British child composer Alma Deutscher (b. 2005). [31] In 1953, Perry Como recorded a recitation of the poem for RCA Victor with background music arranged and conducted by Mitchell Ayres.Louis Armstrong recited the poem in a March 1971 recording made only four months before his death. [32] [33] It was recorded at his home in Corona, Queens and released as 45rpm by Continental Records. [34]

The first completely musical rendition, that used the text of the poem in its entirety without material additions or alterations, was the cantata "A Visit from St. Nicholas" composed by Lucian Walter Dressel in 1992 and first performed by the Webster University Orchestra, SATB Soloists, and Chorus. [35] More recent performances of the cantata have been performed by regional orchestras and choruses in Missouri, Illinois and Colorado. [36]

Four hand-written copies of the poem are known to exist and three are in museums, including the New-York Historical Society library. [37] The fourth copy, written out and signed by Clement Clarke Moore as a gift to a friend in 1860, was sold by one private collector to another in December 2006. It was purchased for $280,000 by an unnamed "chief executive officer of a media company" who resides in New York City, according to Dallas, Texas-based Heritage Auctions which brokered the private sale. [38]


Ver el vídeo: Vault Disney Presents: Disney Legends - Fred Moore