Las civilizaciones antiguas que vinieron antes: Construyendo sobre las ruinas de los antepasados ​​- Parte 2

Las civilizaciones antiguas que vinieron antes: Construyendo sobre las ruinas de los antepasados ​​- Parte 2

Leer: ¿Autoerradicación o cataclismo natural? - Parte I

La literatura de Egiptología es extensa. Sin embargo, está ahogado en el ... ismos: escepticismo, relativismo, materialismo, presentismo, obscuritarismo y cientificismo. Sin embargo, algunas teorías en los círculos externos tienen sentido o realmente hacen más sentido que los convencionales.

Tenemos la Teoría de la correlación de Orión (1993) avanzada por Robert Bauval que sugiere que las tres pirámides en la meseta de Giza fueron construidas reflejando las tres estrellas en la constelación de Orión, también conocida como el cinturón de Orión. No solo eso, sino que Bauval va más allá al observar que un eje dentro de la Gran Pirámide estaba, en algún momento del pasado, orientado hacia la estrella central del cinturón de Orión, que es la estrella que representa la misma pirámide.

Se muestra la pirámide de Keops en Giza con los ejes interiores ilustrados. ( CC BY-SA 3.0 )

Estas observaciones tienen enormes implicaciones cuando las relacionamos con un fenómeno astronómico llamado precesión de los equinoccios. El fenómeno es un ciclo que atraviesa la tierra y que dura, según la NASA, 25.800 años. Este ciclo se manifiesta en el hecho observable de que las estrellas de fondo y las constelaciones del Zodíaco en la mañana de los equinoccios vernales cambian a lo largo de los milenios, haciendo que cada constelación del Zodíaco dure 2.125 años en esas mañanas cuando el día y la noche tienen la misma duración. Este ciclo es causado por el lento bamboleo de la tierra debido a la atracción gravitacional de la luna, o por todo el sistema solar moviéndose en una órbita helicoidal.

El primer reconocimiento científico del ciclo de la precesión tuvo lugar en la antigua Grecia (129 a. C.) por el astrónomo Hiparco. Sin embargo, mucho antes de eso, la antigua Mesopotamia, Mesoamérica y Egipto de alguna manera conocían el ciclo y no sabemos si este conocimiento fue transmitido desde tiempos anteriores, o si ellos mismos lo descubrieron científicamente. Este ciclo registra el tiempo a lo largo de un gran lapso y es, según el escritor y periodista Graham Hancock, "extremadamente difícil de observar, y aún más difícil de medir con precisión, sin instrumentación sofisticada".

  • El acertijo de la esfinge
  • La teoría del eje estelar de la gran pirámide - reventada
  • La Gran Pirámide de Giza como monumento de la creación - Parte 1: Tierra

La Gran Esfinge: Marcando el tiempo y el espacio

Según Bauval, la forma en que la meseta de Giza se relaciona con el ciclo astronómico es que todo el sitio de Giza rastrea el tiempo. En las inmediaciones de las pirámides tenemos la Esfinge que mira hacia el este. La forma de la Esfinge se asemeja a un león, por lo que Bauval afirma que simboliza la constelación del Zodíaco de Leo. En la mañana de los equinoccios, la Esfinge, en la era actual, se enfrenta a la constelación de Piscis y se desplaza ligeramente hacia la constelación de Acuario. Sin embargo, si ejecutamos una simulación por computadora de la precesión de la Tierra al revés, encontramos que la Esfinge en algún punto del pasado remoto solía enfrentar la constelación de León de 10,970 a 8,810 ANTES DE CRISTO. Aquí es donde la gran pirámide se vuelve útil para especificar una fecha exacta. Cuando su eje está alineado con la estrella central del Cinturón de Orión, obtenemos el año exacto de 10,450 a.C. Pregunta: ¿de qué se trata esta fecha?

La Esfinge de Giza, Egipto. Fuente: BigStockPhoto

La teoría de Orión parece dar una mejor respuesta a la pregunta " por qué'Pero ¿qué pasa con el 'cómo '? No se ha encontrado que dos bloques de los 2,3 millones de bloques de piedra tengan el mismo tamaño o peso en la gran pirámide. ¿Cómo encajan maravillosamente en un todo homogéneo con la gran precisión deseada? Necesitaría un microprocesador para determinar dónde va cada bloque único, de un promedio de 2,5 a 15 toneladas. Ahora se sabe en ingeniería y arquitectura que una estructura construida con bloques desiguales tiene más probabilidades de resistir terremotos y durar más.

En este punto, es incluso dudoso pensar que los antiguos egipcios diseñaron y construyeron la Necrópolis de Giza. Conocemos muchos aspectos de la vida diaria del antiguo Egipto con los más mínimos detalles. Sin embargo, no hay una sola mención de: " ¡Oh, por cierto, también construimos las pirámides! ”En sus registros de jeroglíficos y sin inscripción en jeroglíficos dentro de las tres pirámides principales.

La Gran Galería de la Gran Pirámide de Giza. ( CC BY-SA 3.0 )

Alguna evidencia incluso sugiere que el sitio es anterior a la legendaria inundación. En el interior de la gran pirámide se encontraron incrustaciones de sal natural cuando se abrió por primera vez. Además, en su HistoriasHerodoto también informó que observó en los alrededores de las pirámides conchas marinas y signos de calcificación del agua salada. Todo esto hace dudar del conocimiento convencional de los constructores de pirámides, el momento en que fueron construidas y por qué y cómo fueron construidas.

¿Se estaban recuperando los humanos del cataclismo?

Una cosa es segura es que el 10 th El milenio antes de Cristo es una fecha importante para los constructores de pirámides y también para nuestra sabiduría convencional. Es cuando terminó la última glaciación, cuando aparecieron las construcciones de madera y los asentamientos humanos en las Américas, junto con la domesticación de los animales. Los restos humanos en las cuevas, y una notable transformación marcada con la introducción de la agricultura, se remontan a la misma época. Todos estos desarrollos repentinos podrían significar dos escenarios posibles. La primera es que los humanos estaban presenciando el paso más significativo en su larga cadena de evolución. El segundo sugiere que los humanos en realidad recuperación de un cataclismo mundial. La evidencia no importa, es cómo la miramos lo que le da significado.

Las ruinas de Göbeklitepe en Turquía, el templo más antiguo del mundo. ¿Qué nos comunican estas piedras misteriosas sobre el pasado muy antiguo? Wikimedia Los comunes

Por supuesto, uno no esperaría que los sobrevivientes de un cataclismo construyeran ciudades desde el principio. Tendrían que esparcirse por la tierra. Por lo tanto, no sería posible seguir la pista unos a otros debido a la ausencia de un medio de comunicación. Esto eventualmente resultaría en una desviación lingüística y una distorsión de los relatos históricos. En lugar de progresar, el hombre habría tenido que pasar por una fase de silencio, luchando con la naturaleza y utilizando herramientas arcaicas. El conocimiento que tenemos sobre las culturas humanas arcaicas tempranas del período Paleolítico Inferior (culturas de herramientas oldowan, achelense y musteriense) proporciona una descripción fina del hombre post-cataclismo que intenta sobrevivir sobre las ruinas de sus antepasados.

Todas las culturas parecen haber comenzado a emerger simultáneamente sin signos sustanciales de fases preliminares en la era que siguió al gran declive. Pasaron de ser cazadores-recolectores a convertirse en ciudadanos con derechos y responsabilidades.

Sobre las ruinas de los antepasados

“¿Cómo surge una civilización compleja en toda regla? Mire un automóvil de 1905 y compárelo con uno moderno. No hay duda de que el proceso de "desarrollo". Pero en Egipto no hay paralelos. Todo está ahí desde el principio. La respuesta al misterio es obvia, por supuesto, pero, debido a que repele el molde predominante del pensamiento moderno, rara vez se considera. La civilización egipcia no fue un 'desarrollo', fue un legado ". - John Anthony West, 1979

Este surgimiento de la civilización fue indudablemente respaldado por la sabiduría antigua y esta sabiduría aún perdura hasta el día de hoy. La imagen heliocéntrica del mundo tiene sus primeros vestigios en los textos sánscritos antiguos (por ejemplo, Yajnavalkya, ca. 900 a.C., Aryabhata ca. 476 d.C.) y más tarde Aristarco de Samos (alrededor del 230 a.C.). Esto hace que la revolución copernicana sea más bien un renacimiento del conocimiento perdido. Agregue a eso, la división artificial de las 12 constelaciones del Zodíaco con una precisión de 30 grados en cada constelación es imposible de rastrear para ninguna cultura.

“Al contrario de la historia tal como la conocemos, en ese período remoto que llamamos 'prehistoria', subsistió una vergonzosa riqueza de conocimiento astronómico. Y puedo sugerir que cuanto más se investiga, más se siente que una raza de gigantes científicos nos ha precedido ". - Johnathan Gray, 2004

La electricidad no se descubrió realmente, sino que se redescubrió. Hay muchos artículos hechos de aluminio que se han encontrado en sitios arqueológicos, p. Ej. en el lugar de enterramiento del general Zhou Chu (265-420 d. C.), mientras que se cree que el aluminio no se creó hasta 1854 porque el proceso de fabricación requiere estrictamente electricidad.

Los textos hindúes antiguos describen grandes batallas que tienen lugar y un arma desconocida que causa una gran destrucción. Una ilustración manuscrita de la batalla de Kurukshetra, registrada en el Mahabharata. Fuente de imagen: Wikipedia

  • Teléfono de 1.200 años, asombroso invento de la antigua civilización chimú
  • Misterio médico de Usermontu: por qué el descubrimiento de un tornillo de rodilla de 2.600 años dejó atónitos a los expertos
  • Auge cultural y tecnológico de hace 50.000 años vinculado con menos testosterona

Además de la física, los mapas antiguos dieron un impulso a la exploración marítima. El mapa de Piri Reis deja perplejo al hombre moderno por su precisión y su descripción de la Antártida mucho antes del descubrimiento del continente en 1819. El mapa muestra con fina exactitud el continente sin la capa de hielo, detallando montañas y ríos que corresponden a la sísmica sueco-británica-noruega. -Perfil sonoro en la Expedición Antártica de 1949 (Ohlmeyer, el Comandante de la USAF, en una carta a Charles Hapgood, 1960).

Mientras tanto, la academia predica que la masa continental de la Antártida ha estado bajo la capa de hielo mucho antes de que la humanidad incluso "evolucionara".

"¿La diferencia entre ficción y realidad? La Ficcion tiene que tener sentido." - Tom Clancy

Cualquier "anomalía" en la ciencia podría ser un destello de un nuevo descubrimiento o cambio de paradigma que puede pasar desapercibido o incluso negarse por temor al misoneismo: el odio al cambio. Nunca se logrará una verdadera honestidad científica e intelectual a menos que tomemos en consideración lo anómalo tratando de ajustar o incluso reconstruir nuestras suposiciones teóricas en consecuencia, hasta que lo anómalo, como dice Kuhn, se convierta en esperado. Tenemos una necesidad desesperada no solo de un cambio de paradigma sino, lo que es más importante, de un renacimiento científico.

Conocer nuestro pasado es de gran valor y tiene enormes implicaciones en el presente y el futuro. El pasado, el presente y el futuro son todos una cadena de eventos. Cuanto más sabemos sobre el pasado, más nos conocemos a nosotros mismos y hacia dónde nos dirigimos. La pregunta que queda es: ¿las pirámides apuntan a la fecha del cataclismo?

Imagen de portada: Pintura de los numerosos esqueletos encontrados en Mohenjo Daro (Pakistán), una metrópolis antigua excepcional reducida a ruinas por razones desconocidas. Fuente de imagen: Wikimedia

Por: Zakaria Bziker

Referencias

Bauval, R. y Gilbert, A. (1994). El misterio de Orión: desvelando los secretos de las pirámides . Nueva York: Crown.

Dinwiddie, J. (2001). Revelaciones: El Elixir Dorado . Lincoln: iUniverse.

Gray, J. (2004). Los secretos de los hombres muertos: tentadores indicios de una súper carrera perdida . Bloomington, Indiana: AuthorHouse.

Kuhn, T. (1970). La estructura de las revoluciones científicas (2ª ed.). Chicago: Prensa de la Universidad de Chicago.

West, J. (1979). Serpiente en el cielo: la alta sabiduría del Antiguo Egipto . Nueva York: Harper & Row.


¿Hay civilizaciones antiguas simplemente desconocidas para nosotros?

Quizás la mejor manera de comenzar a proponer una respuesta a esa pregunta sería preguntarnos ¿qué pasaría si hoy ocurriera un evento cataclísmico? Ya sea por un gran impacto de meteorito, o una guerra nuclear, o incluso una enfermedad que se extendió por la población humana sin salvar a una sola persona, si los humanos simplemente murieran o desaparecieran nuestro lugar, podríamos pensar que está asegurado en la historia. Después de todo, nuestra infraestructura y los restos de nuestro mundo moderno (lo que no se redujo a ruinas en tal evento) serían nuestra firma en el planeta de nuestra una vez próspera civilización, ¿verdad?

Bueno, quizás no. Podría sorprender a muchos saber que existe una posibilidad muy real de que si un final tan trágico le sobreviniera a la población humana, la "próxima" civilización, en muchos millones de años, muy probablemente no supiera que alguna vez existimos. Incluso si la vida comenzara de nuevo en “sólo” varios miles de años, existe la posibilidad de que no se entienda lo poco que quedaría de nuestra civilización. Y para cuando se hayan desarrollado nuevas civilizaciones, nuestra existencia puede verse como muchos de nosotros vemos los "mitos" de la Atlántida o una inundación global en algún momento del pasado (no demasiado) lejano. Recuerde, la edad que le damos a las civilizaciones e incluso a la Tierra misma, a pesar de todos los adornos académicos, es básicamente una conjetura. Y no están obligados a ser cien por ciento correctos todo el tiempo.

Antes de ver algunos de los hallazgos, afirmaciones y teorías sobre la posibilidad real de que exista una civilización, quizás incluso varias, en la Tierra antes que la nuestra, echemos un vistazo a qué tan rápido cambiarían las cosas en la Tierra, y cómo y por qué allí. quedaría muy poco de nuestro mundo.


¿Evidencia de civilizaciones anteriores a las inundaciones? El complejo submarino de Yonaguni

Como participante en el Programa de Asociados de Amazon Services LLC, este sitio puede ganar con compras que califiquen. También podemos ganar comisiones por compras en otros sitios web minoristas.

¿Es posible que el complejo submarino de Yonaguni sea uno de los muchos & # 8216 sitios antiguos & # 8217 de nuestro planeta que dejaron atrás las civilizaciones anteriores a la inundación? Mucha gente en todo el mundo cree que estas increíbles ruinas submarinas son obra de la humanidad antigua.

Como muchos otros sitios antiguos en todo el mundo que han sido omitidos por los principales investigadores, las increíbles ruinas submarinas de Yonaguni, ubicadas frente a la costa de Yonaguni, la más meridional de las islas Ryukyu, en Japón, son consideradas por muchos como una prueba de que yo soy el lejano Pasado, antes de la historia tal como la conocemos, increíbles civilizaciones habitaban nuestro planeta. (Consulte nuestros 10 datos sobre el Monumento Yonaguni)

Estas increíbles ruinas submarinas han sido objeto de debate entre arqueólogos e investigadores desde su descubrimiento en 1985 por el operador de Dive Tour Kihachiro Aratake.

Desde que se encontraron las misteriosas estructuras, la gente ha discutido si son formaciones naturales o artificiales. Algunos investigadores e historiadores creen que las estructuras de Yonaguni podrían ser los restos antiguos de Mu, una legendaria civilización del Pacífico que se rumorea que desapareció bajo el océano.

Si bien los investigadores de la corriente principal creen que estas estructuras no son obra de la humanidad antigua, la investigación sobre el complejo submarino cuenta una historia diferente. El "monumento" principal en el complejo submarino de Yonaguni consiste en bloques de arenisca y lutita de medianas a muy finas que pertenecen al Grupo Yaeyama del Mioceno Inferior, que los investigadores creen que se depositaron hace unos 20 millones de años.

Esto significa que si el monumento de Yonaguni era, de hecho, una estructura hecha por el hombre, como muchos sugieren, fue construido / tallado durante la última edad de hielo (hace unos 10.000 años) cuando Yonaguni era parte de un puente terrestre que conectaba el sitio con Taiwán.

La razón principal por la que los arqueólogos y geólogos siguen siendo escépticos sobre el complejo submarino se debe al hecho de que la mayoría de las formaciones submarinas en Yonaguni están conectadas a la masa subyacente, oponiéndose a la posibilidad de que el monumento de Yonaguni se haya ensamblado con rocas independientes y niega firmemente que estas estructuras fueron de hecho talladas por la humanidad antigua en el pasado distante.

Sin embargo, los videos y las imágenes del complejo submarino cuentan una historia diferente.

La característica principal descubierta en el complejo Yonaguni es el "Monumento" es una formación rectangular que aprox. mide 150 por 40 my mide unos 27 m de altura.

Pero, ¿qué hace que se destaquen las ruinas submarinas de Yonaguni?

Bueno, según mucha gente, uno de los mejores ejemplos que se encuentran en el complejo submarino son las terrazas en forma de escalera y los increíbles lados planos con esquinas extremadamente afiladas, algo que según muchos no se puede pasar por alto y considerar como una formación natural.

Curiosamente, también se han identificado características similares a estatuas cerca del complejo submarino. Según los buzos, hay una cabeza gigante, ubicada aproximadamente a dos kilómetros del complejo principal que podría haber sido una estatua gigante en el pasado lejano.

El profesor Masaaki Kimura, geólogo marino de la Universidad de Ryukyus en Okinawa, ha pasado varios años estudiando el monumento de Yonaguni. Kimura sugiere que estos son monumentos hechos por el hombre y que son prueba de una civilización antigua que desapareció bajo el océano.

Según el profesor Kimura, si alguien afirma que las cinco capas en el sitio de Yonaguni fueron talladas por la naturaleza, encontrará escombros de la erosión acumulados alrededor del sitio, pero hasta el día de hoy, aún no se han encontrado fragmentos de roca. Según la investigación de Kimura, los restos de lo que parece ser una carretera están presentes alrededor del complejo Yonaguni, lo que ofrece una prueba "tangible" "de que la construcción de este complejo se puede atribuir al ingenio y los métodos avanzados de construcción del hombre antiguo.


1) Los sumerios, la civilización más antigua

La civilización más antigua de la antigua Mesopotamia fue la antigua Sumeria. Fuente

La antigua Sumer fue la primera de las antiguas civilizaciones mesopotámicas en desarrollarse. Se cree que en algún lugar alrededor del 5000 a.C. fue aproximadamente la época de origen. La datación exacta de su comienzo ha resultado ser bastante difícil. Los asentamientos más pequeños aparecen en la región mucho antes de esta época. Estos eventualmente se expandieron a ciudades-estado que pronto se convirtieron en la piedra angular de Sumeria.

La evidencia apunta a aproximadamente una docena de ciudades-estado más pequeñas para el cuarto milenio antes de Cristo. Por lo general, consistían en una metrópoli amurallada dominada por un zigurat. Un templo icónico, escalonado y en forma de pirámide asociado con la religión sumeria.

Las principales ciudades-estado sumerias incluían Eridu, Ur, Nippur, Lagash y Kish. La civilización más antigua y más extensa fue Uruk, un próspero centro comercial que contaba con seis millas de murallas defensivas y una población de entre 40.000 y 80.000 habitantes. En su apogeo, alrededor del 2800 a.C., probablemente fue la ciudad más grande del mundo.

El Zigurat sumerio de Ur de una de las primeras grandes ciudades de la antigua Mesopotamia.

Las casas de la ciudad estaban hechas de juncos de pantano o ladrillos de barro. Tenían complejos canales de irrigación que se excavaron para aprovechar las aguas cargadas de sedimento del Tigris y el Éufrates para la agricultura.

Fue aquí donde aparecen las primeras lenguas escritas, alrededor del 3000 aC, en forma de escritura cuneiforme.El sistema de escritura sumerio revolucionaría la forma en que los humanos se comunican y ha influido dramáticamente en el mundo.

Impresión artística de la antigua ciudad sumeria de Uruk. Fuente

Los sumerios eran principalmente una cultura comercial, construyendo barcos y otros buques de transporte para permitir el intercambio de cosas como marfil, cobre, cuero y piedras preciosas. Fue este aspecto de su cultura el que pudo haber sido la inspiración para desarrollar un lenguaje escrito.

La Lista de reyes sumerios es una tablilla de arcilla que documenta los nombres de la mayoría de los antiguos gobernantes de Sumer, así como la duración de sus reinados. Es una mezcla de historia confirmada mezclada con lo más misterioso. Se dice que uno de los primeros reyes vivió 43.200 años. También incluye a la única mujer monarca de Sumer en la forma de Kubaba, una & # 8220 tabernera-tabernera & # 8221. Supuestamente tomó el trono en la ciudad-estado de Kish en algún momento alrededor del 2500 a. C.

Los orígenes del minuto sesenta segundos y la hora sesenta minutos se remontan a la antigua Mesopotamia. Como las matemáticas modernas son un sistema decimal basado en el número diez, los sumerios utilizaron principalmente una estructura que se basaba en agrupaciones de 60.


El enigma de las civilizaciones que desaparecen: ¿cómo sucedió?

¿Por qué tenemos una fascinación tan romántica por las ruinas antiguas dejadas por civilizaciones que desaparecieron misteriosamente? Lugares de renombre mundial como Machu Picchu, Petra, Chichén Itzá, Angkor Wat, Mesa Verde y Éfeso son solo la punta del iceberg. Las ciudades abandonadas y las culturas colapsadas se encuentran esparcidas por todo el mundo y a lo largo de la historia de la humanidad.

Los estudiantes de arte y arquitectura están intrigados por los restos físicos, pero parte del atractivo también deben ser los misterios que encierran.

¿Cómo podría dejar de existir una sociedad poderosa y sofisticada?

¿Fue un colapso repentino causado por desastres naturales, o un declive gradual provocado por la guerra, el cambio climático o errores catastróficos por parte de gobernantes ineptos o inconscientes?

Las ruinas antiguas son ejemplos fascinantes del ingenio de nuestros antepasados, pero estas culturas fallidas y sus misteriosas ciudades abandonadas también son recordatorios pétreos de que, a pesar de una planificación cuidadosa, buenas intenciones y nuestra mejor tecnología, aún podemos equivocarnos. La historia ha demostrado que todo lo que se necesita es mala suerte, falta de juicio y complacencia de cabeza en la arena.

Una ciudad en ruinas no es necesariamente un lugar ideal para buscar el mejor camino a seguir, pero puede estar plagada de caminos que evitar. Y si esto es cierto, esperamos que esta serie sobre civilizaciones en desaparición sea motivo de reflexión para todos nosotros.


Los arqueólogos han encontrado implementos de la Edad de Piedra, pinturas rupestres de Khoisan, puntas de flecha, cerámica y herramientas de guijarros en varias áreas de Zimbabwe, una sugerencia de habitación humana durante miles de años, y las ruinas de edificios de piedra proporcionan evidencia de una civilización más reciente. El más impresionante de estos sitios son las ruinas de Great Zimbabwe, que dan nombre al país, ubicado cerca de Masvingo. La evidencia sugiere que estas estructuras de piedra fueron construidas entre los siglos IX y XIII d.C. por indígenas africanos que habían establecido contactos comerciales con centros comerciales en la costa sureste de África.

El pueblo mapungubwe, un grupo de inmigrantes de habla bantú de la actual Sudáfrica, habitó el sitio del Gran Zimbabwe aproximadamente entre el 1000 y el 1550 d.C., desplazando al pueblo khoisan anterior. A partir de 1100 aproximadamente, la fortaleza tomó forma, alcanzando su apogeo en el siglo XV. Estos fueron los antepasados ​​de los pueblos Kalanga y Karanga. El Tótem Real era Moyo. Hoy en día, los portadores del tótem de Moyo se encuentran entre la gente de Kalanga en Zimbabwe y Botswana, así como entre la gente de Karanga en el área de Masvingo. Según el profesor Thomas Huffman (presidente de la escuela de ingenio de arqueología, geografía y estudios ambientales), Kalanga era el idioma del Reino de Mapungubwe, que es anterior al reino de Gran Zimbabwe. Sugiere además que el dialecto Karanga podría haber surgido de Kalanga como resultado de la influencia de Zezuru. Sin embargo, otros investigadores insisten en que Kalanga es un derivado de Karanga. Creen que Kalanga debe haber surgido como resultado de la corrupción del dialecto Karanga al invadir Ndebele. Lo último parece menos probable si se considera que el kalanga se habla en áreas donde los invasores ndebele no penetraron. El Kalanga puro todavía se habla en Shoshong Botswana, donde se encuentran ruinas similares a Great Zimbabwe. Otras ruinas similares a Great Zimbabwe se encuentran en Lusvingo, Khami, Dlodlo y otras áreas donde Kalanga sigue siendo el idioma hablado por las comunidades locales. Las autodesignaciones Kalanga y Karanga son la misma palabra pronunciada de manera diferente debido al cambio léxico de r a l característico de cómo los idiomas se relacionan entre sí.

Ha habido muchas civilizaciones en Zimbabwe, como lo demuestran las antiguas estructuras de piedra en Khami, Great Zimbabwe y Dhlo-Dhlo. La primera civilización importante que se estableció como Mwene Mutapa (o Monomotapas), que se dice que construyó el Gran Zimbabwe, en cuyas ruinas se encontró el pájaro de esteatita que figura en la bandera de Zimbabwe. A mediados de la década de 1440, el imperio del rey Mutota incluía casi toda la meseta de Rodesia (Zimbabue) y extensas partes de lo que ahora es Mozambique. La riqueza de este imperio se basaba en industrias de pequeña escala, por ejemplo, fundición de hierro, textiles, oro y cobre, junto con la agricultura. Los habitantes habituales de las ciudades comerciales del imperio eran los comerciantes swahili con los que se comerciaba.

Más tarde formaron el Imperio Rozwi, que continuó hasta el siglo XIX.


Las civilizaciones antiguas que vinieron antes: Construyendo sobre las ruinas de los antepasados ​​- Parte 2 - Historia

¿Están sumergidas las ruinas de una civilización antigua universal?

Crédito: Adobe Stock - Sven Bachstroem

A pesar de nuestras diferencias culturales, tradicionales, religiosas y lingüísticas, los humanos a menudo somos iguales. Eso no es de extrañar porque todos pertenecemos a la misma raza.

Cuando estudiamos nuestro pasado antiguo, encontramos sorprendentes similitudes entre culturas separadas por grandes distancias.

Los antiguos que se suponía que no se habían contactado entre sí construyeron edificios casi idénticos, usaron los mismos símbolos y se basaron en ritos religiosos similares en su vida diaria.

No hay duda de que las civilizaciones prehistóricas compartieron conocimientos científicos y tecnológicos universales.

¿Son estas sorprendentes similitudes antiguas que encontramos en todo el mundo el resultado de una mente universal o más bien un legado de una civilización antigua universal que dio origen a todas las demás culturas antiguas en todo el mundo?

¿Hubo alguna vez una civilización madre global que sea anterior a todas las civilizaciones ancestrales?

Hoy, Mesopotamia es reconocida como la cuna de la civilización, pero en los últimos años, algunos estudiosos han desafiado esta teoría.

“Cada vez más pruebas confirman una tesis muy valiente, según la cual la Península Balcánica, más que la antigua Mesopotamia que es la cuna de nuestra civilización.

La evidencia de una cultura poco conocida que precede a la cultura egipcia e incluso sumeria ha estado atrayendo la atención de los investigadores, poniendo patas arriba todo lo que sabemos sobre la antigüedad.

Los restos de esta antigua sociedad han ido emergiendo gradualmente de las cenizas de la historia humana, llevándonos unos 6-7 milenios atrás en el tiempo cuando una civilización desconocida muy avanzada floreció en nuestras tierras, un período que precedió a Sumer y Akkad por al menos un milenio. . & quot 1

Es cierto que hace unos 8.000 años, la gente de Mesopotamia practicaba la agricultura y los antiguos sumerios lideraron la fundación de lo que hoy se define como una civilización.

No podemos discutir el hecho de que Mesopotamia cambió el mundo. Aún así, tampoco podemos ignorar que hay antiguas ruinas submarinas que son anteriores a la civilización sumeria.

Estas estructuras dan testimonio de la existencia de culturas aún más antiguas presentes en nuestro planeta.


Como ejemplo, podemos mencionar que Dwarka ha sido considerado durante mucho tiempo un lugar mítico.

Sin embargo, el descubrimiento de una ruina submarina en el Golfo de Cambay ha confirmado que Dwarka sí existía, y la vasta ciudad,

Se cree que es anterior a los restos más antiguos conocidos del subcontinente en más de 5.000 años.

Los científicos tradicionales sostienen que la antigua cultura / civilización india se remonta a unos 4-5 mil años. Sin embargo, las ruinas debajo del Golfo de Cambay se remontan al menos a 9 mil años, es decir, a la época en que el área se sumergió bajo el agua.

Esto significa que la ciudad debe haber existido antes de la inundación, es decir, hace al menos 9 mil años ''. 2

También debemos considerar el hecho de que la mayoría de nuestros océanos permanecen inexplorados.

Esto significa que no podemos descartar la posibilidad de que incluso más de 9.000 años puedan permanecer ocultos en las aguas esperando nuestro descubrimiento.

¿Se pueden sumergir los restos de una civilización prehistórica universal? Ciertamente es posible.

Hay tantas similitudes entre civilizaciones antiguas que es imposible discutirlas todas en este artículo, pero podemos mencionar algunos ejemplos.

La investigación de la conexión entre los pueblos antiguos revela que las pirámides y los dólmenes eran estándar en diferentes partes del mundo.

“La mayoría de la gente piensa en Egipto cuando se menciona la palabra 'pirámide'.

Aunque las pirámides egipcias son hoy en día las más conocidas y siguen atrayendo turistas, no debemos olvidar que las pirámides se construyeron en todo el mundo en la antigüedad.


Crédito:

MessageToEagle.com


Los dólmenes antiguos son otro gran ejemplo del antiguo pensamiento universal.

Es obvio que las tradiciones antiguas eran las mismas a pesar de la gran distancia que separa a estas culturas. Tengamos también en cuenta que los constructores de los dólmenes no estaban relacionados entre sí.

Intrigante, ¿no? & Quot 3

Encontramos pinturas a mano representadas en arte rupestre en todo el mundo y, por alguna razón desconocida, nuestros antepasados ​​tallaron el símbolo de la espiral en innumerables rocas, esculturas, cantos rodados y paredes de cuevas antiguas en todo el mundo.



Crédito:


Por supuesto, hay diferentes opiniones,

Cuota hasta qué punto estas civilizaciones pueden considerarse aisladas y separadas, pero sin duda la historia revela unidades sociales a gran escala con características culturales fácilmente reconocibles.

Además, estas unidades exhiben períodos de crecimiento, madurez y declive: este fenómeno parece ser universal, ya que se encuentra tanto en las civilizaciones de Centroamérica como en las del viejo mundo.

De hecho, es un panorama asombroso que la historia revela; no puede haber ninguna duda sobre la naturaleza general del curso de los acontecimientos, por muy oscuros que sean los detalles.

Las civilizaciones van cuesta arriba y cuesta abajo con cierta inevitabilidad ''. 4

Es obvio que nuestros antepasados ​​en diferentes continentes tenían más en común de lo que pensábamos anteriormente.

¿Es válido preguntarse si este conocimiento universal fue un legado de una cultura madre desaparecida cuya gente sobrevivió a una catástrofe y creó nuevas civilizaciones en todo el mundo?


Las civilizaciones antiguas que vinieron antes: Construyendo sobre las ruinas de los antepasados ​​- Parte 2 - Historia

Descubrimiento: el continente perdido de la Atlántida
Restos
Evidencia del mapa
Escritos antiguos sobre la Atlántida

DESCUBRIMIENTO: EL CONTINENTE PERDIDO DE ATLANTIS

"Este es probablemente el mayor descubrimiento en la historia mundial", afirmó Maxine Asher, el codirector de una expedición científica que encontró Atlantis en el fondo del océano informó United Press International (UPI) y los principales periódicos de los Estados Unidos durante el verano de 1973.

"Maxine Asher dijo que los buzos encontraron datos para probar la existencia de la supercivilización que, según la leyenda, se hundió bajo el mar hace miles de años".

. "Los buzos habían encontrado evidencia de caminos y grandes columnas, algunas con motivos espirales concéntricos, en el lugar exacto descrito por el filósofo griego Platón" (más allá de las Columnas de Hércules, frente a España).

'El grupo de unos 70 científicos, profesores y aventureros fue respaldado por la Universidad Pepperdine en Los Ángeles, California'.

En las siguientes páginas se revelarán más de 30 ruinas, que incluyen pirámides, cúpulas, caminos pavimentados, edificios rectangulares, columnas, canales y artefactos que se han encontrado en los fondos oceánicos desde las Bahamas hasta las costas cercanas de Europa y África, haciendo referencia a la vasta tamaño del continente perdido.

Discutiremos cómo más de una docena de historiadores respetados y escritores famosos escribieron sobre la Atlántida que creían que existía, cómo los mayas y aztecas les habían dicho a sus conquistadores que venían de la Atlántida y Mu, sobre antiguas tablillas fotografiadas en Perú calzando esos dos continentes perdidos, la Atlántida. y Lemuria, y discuta mapas antiguos que muestran claramente la Atlántida. Exploraremos la evidencia geológica de que la Atlántida estuvo una vez por encima del agua.

Lo más importante es que recordaremos el ascenso y la caída de la Atlántida, Lemuria, Thule, Lumania y otros continentes perdidos que tenían cultura, sistemas educativos, tecnología y gobierno muy avanzados de donde estamos aquí en la década de 1990. Esta información NO se basa en ninguna canalización o recuerdo o manifestación psíquica de la Nueva Era.

Está basado principalmente en muchos escritos antiguos encontrado en todo el mundo.

1. Ciudad en el fondo del Océano Atlántico frente a España, encontrada por la expedición de la Dra. Maxine Asher en 1973 y reportada por UPI. Asher fue entrevistado y la evidencia fue atestiguada por Steve Omar, director del M.I.N.D. Agencia Internacional de Investigaciones, Maui, Hawaii.

2. Pirámide explorada por el Dr. Ray Brown en el fondo del mar frente a las Bahamas en 1970. Brown estaba acompañado por 4 buzos que también encontraron carreteras, cúpulas, edificios rectangulares, instrumentos metálicos no identificados y una estatua que sostenía un cristal "misterioso" que contenía pirámides en miniatura. Los dispositivos metálicos y los cristales se llevaron a Florida para su análisis en una universidad de ese país. Lo que se descubrió fue que el cristal amplificaba la energía que lo atravesaba. Brown entrevistado por M.I.N.D.

3. Ruinas de carreteras y edificios encontrados frente a la isla Bimini en la década de 1960 por las expediciones fotografiadas y publicadas del Dr. Mansan Valentine. Steven Forsberg, cofundador del periódico Lahaina Times se sumergió en estas ruinas en 1982 para presenciarlas de primera mano. También se fotografiaron ruinas similares frente a Cay Sal en las Bahamas. Las ruinas son de la misma construcción que la ciudad más antigua jamás encontrada en tierra, según los arqueólogos, en Tiahuanaco, Bolivia, donde se descubrió un calendario que muestra la posición exacta de las estrellas y planetas hace 27.000 años. ¡Esto es más de 20.000 años ANTES de las civilizaciones más antiguas en los libros de historia escolar!

4. Ruinas submarinas similares encontradas frente a Marruecos y fotografiadas de 50 a 60 pies bajo el agua.

5. Dr. David Zink encontró en 1957, frente a la costa de las Bahamas, una cabeza de mármol estilizada, un bloque de construcción moldeado en un molde y una pieza de construcción perforada por un bocado, así como una columna de piedra que, según él, irradiaba energía. Forsberg de M.I.N.D. entrevistó al Dr. Zink y obtuvo las fotografías.

6. Un puerto en ruinas como un complejo descubierto en el fondo del mar frente a Bimini por el Capitán John Alexander.

7. El submarino de buceo de aguas profundas Aluminaut descubrió un camino pavimentado bien conservado en el fondo del Océano Atlántico hecho de óxido de magnesio asfaltado, que corre a lo largo del fondo del mar desde Florida hasta Carolina del Sur.

8. Pilares del templo, edificios, estatuas, bulevares amplios y curvos con avenidas más pequeñas que se ramifican como radios en una rueda, majestuosos templos y pirámides grabados en video por el Capitán. Reyes Miraga en el barco de salvamento de nombre español & quotTalia & quot.

9. Una enorme pirámide de 11 habitaciones se encuentra a 10,000 pies bajo el agua en la mitad del Océano Atlántico con una enorme cima de cristal, según lo informado por Tony Benlk.

10. Varios acres de ruinas parecidas al mármol blanco encontradas en el piso del océano de baldosas frente a Cuba informó Lieceser Hemingway.

11. Misteriosas estructuras de cúpula supuestamente vistas en agua clara por varios pilotos en el Estrecho de Florida.

12. Las expediciones soviéticas al monte submarino Atlantic Ampere dieron como resultado fotografías de ruinas destruidas por la lava (como escribieron los aztecas y los mayas por Atlan fue destruido). Este descubrimiento fue publicado en el periódico New York Times el 21 de mayo de 1978. Las fotos fueron reveladas por la Academia Petrovsky Marakuyev e informado por el Director Adjunto del Instituto de Oceanografía de la Academia Soviética de Ciencias, Profesor Aksyonove, quien también informó ruinas encontradas frente a Cádiz, España, en la misma área que el Dr. Maxine Asherdescubrimiento anterior.

13. 1981 expedición de P. Cappellano descubrió ruinas misteriosas con símbolos extraños en el fondo del mar frente a las Islas Canarias.

14. 1977 informe de una enorme pirámide encontrada frente a Cay Sal en las Bahamas, fotografiada por Ari Marshallla expedición, a unos 150 pies bajo el agua. La pirámide tenía unos 200 metros de altura. Misteriosamente, el agua circundante estaba iluminada por agua blanca brillante que fluía por las aberturas de la pirámide y estaba rodeada de agua verde, en lugar del agua negra en todas partes a esa profundidad.

15. Una urna traída a la superficie por la expedición del Dr. Asher.

16. Los cimientos de una estructura de 100 por 75 pies fotografiados en el fondo del mar Isla Andros.

17. Una ciudad hundida a unas 400 millas de Portugal encontrada por expediciones soviéticas dirigidas por Boris Asturua, con edificios hechos de hormigón y plásticos extremadamente resistentes. Dijo que "los restos de calles sugieren el uso de monorraíles para el transporte". Añadió que trajo una estatua.

18. Una columna o aguja de seis pies que sobresale de una base doble en forma de engranaje circular incrustada en el fondo del océano, con emanaciones de luz peculiares del fondo del pozo que se muestran en las fotos tomadas por el Dr. William Bell en 1958.

19. Pilares encontrados en el suelo del Atlántico en 1969 por Robert Fero y Michael Grumley, una parte de la cual fue tallada en roca que NO se encuentra en ninguna parte de esa parte del mundo.

20. Un camino fuera de las Bahamas explorado por el Dr. Manson Valentine.

21. Dimitri Rebikoff, utilizando su plataforma submarina y una lente colectora especial, informó sobre las ruinas encontradas rodeando un manantial de agua dulce bajo el agua.

22. Acrópolis de mármol bajo el agua a través de cinco acres de columnas estriadas levantadas sobre pilares.

23. Heinrich Schliemann, el hombre que encontró y excavó las famosas ruinas de Troya ¡Rey Chronos de Atlantis! Se encontró cerámica IDÉNTICA en Tiahuanaco, Bolivia.

24. Veinte investigadores, incluidos arqueólogos, un biólogo marino, geólogo y cartógrafo se sumergieron en ruinas en el fondo del mar frente a Bimini en 1975 y trajeron artefactos de los que concluyeron que las paredes y las carreteras estaban hechas de materiales que no se encuentran en esa parte del mundo. .

Platón y otros escribieron que Atlantis era un continente enorme como África, que se extendía a través del Atlántico. Los aztecas, mayas e incas y otras tribus indígenas contaron a los exploradores sobre el ATLAN hundido en el Atlántico y el hundido MU (Lemuria) en el Pacífico.

En el Pacífico, se exploraron las ruinas de una ciudad antigua en el fondo del océano frente a Isla Ponape. Otro fue encontrado bajo el agua a 30 millas de la Isla de Pascua.Una carretera en ruinas en la isla de Karotonga se adentra en el océano, corre bajo el agua durante muchas millas y sale del océano en otra isla en línea recta. El profesor Menzies, de la Universidad de Duke, fotografió una civilización en ruinas en el fondo del mar entre Perú y Tahití con jeroglíficos desconocidos en una columna.

Se encontraron ruinas monolíticas de una civilización perdida en media docena de islas del Pacífico Sur, que se dice que son Lemuriano picos de las montañas sobre el agua.

1. Profesor Charles Hapgood, Profesor de geología en la Universidad de New Hampshire, informó que una gran isla atlántica desconocida aparece en un mapa antiguo (el famoso Piri Reis mapa visto en televisión y en docenas de libros).

2. Un mapa antiguo que poseía el rey Enrique en 1500 d.C. muestra claramente la Atlántida.

3. Documentos y mapas griegos que muestran Atlantis que Cristóbal Colón estudió antes de zarpar hacia América, incluido el Mapa de Benincasa de 1482 que muestra las islas de la Atlántida que ya no existe!

A El mapa antiguo que poseía el rey Enrique en 1500 d.C. muestra claramente la Atlántida.

1482 Benincasa Mapa que muestra 3 islas de la Atlántida que ya no existen.

ESCRITOS ANTIGUOS SOBRE ATLANTIS

1. Platón escribió un relato detallado de la Atlántida con su ubicación, historia posterior, cultura y destrucción.

2. Los escritos antiguos de los aztecas y mayas como el Chilam Balam, el Códice de Dresde, el Popol Vuh, el Códice Cortesianus y el Manuscrito de Troano también se tradujeron a historias de la destrucción de Atlántida y Lemuria.

3. Se dice que el libro de Oera Linda de Holanda es uno de los libros más antiguos jamás encontrados. Adela cuenta la destrucción de la gran isla atlántica por terremotos y maremotos.

4. El historiador griego antiguo Diodoro escribió que miles de años antes los fenicios habían estado en la inmensa isla atlántica (donde Platón escribió que estaba la Atlántida). (Tenga en cuenta que se han encontrado jeroglíficos fenicios en numerosas ruinas en las selvas de América del Sur que son tan antiguas que las tribus indias "blancas" cercanas perdieron la memoria de quién construyó estas ruinas). ¡Diodoro escribió que los atlantes tenían GUERRA con los amazónicos!

5. El griego Kantor informó haber visitado Egipto donde vieron una columna de mármol tallada con jeroglíficos sobre la Atlántida.

6. Historiador griego Ammianus Marcellinus escribió sobre la destrucción de la Atlántida (era muy respetado).

7. Proculus visitó las islas de África (Canarias o Azores) donde los nativos le contaron de la destrucción de la Atlántida alrededor del 450 d.C. mucho antes de esa fecha).

8. Plutarco escribió sobre el continente perdido en su libro & quotLives & quot.

9. Herodoto, considerado por algunos como los más grandes historiadores de la antigüedad, escribió sobre la misteriosa civilización insular en el Atlántico y una ciudad ubicada en la región del Dr. Expedición Asher encontré justo eso!

10. El historiador griego Timagenus escribió sobre la guerra entre la Atlántida y Europa y dijo que las tribus de la antigua Francia dijeron que ese era su hogar original. (Tenga en cuenta que las pinturas claras y brillantes en las cuevas de Francia muestran claramente a personas con ropa del siglo XX: una pintura condujo a un complejo de pirámides subterráneas. Historiador y arqueólogo francés Robert Charroux los fechó en 15.000 a.C.

11. Claudio Eliano se refirió a la Atlántida en su obra del siglo III "La naturaleza de los animales".

12. Theopompos (Historiador griego) escribió sobre el enorme tamaño de la Atlántida y sus ciudades de Machimum y Eusebio y una edad de oro libre de enfermedades y trabajo manual.

13. James Churchward escribió varios volúmenes de libros que documentan escritos antiguos que afirma haber traducido en el sudeste asiático sobre Atlantis y Mu, mientras que el geólogo William Niven afirmó haber excavado tablillas idénticas en México.

14. Dr. George Hunt Williamson, autor de varios libros sobre su investigación atlante-lemuriana en la década de 1950, fue un antropólogo explorador que alguna vez apareció en Who's Who in America. Williamson escribió cómo los descendientes de los incas lo llevaron a un antiguo manuscrito en un templo en la Cordillera de los Andes que hablaba de la destrucción de Atlantis y Mu, que tenía una tecnología avanzada, por terremotos y maremotos. Williamson también visitó decenas de tribus indias en los Estados Unidos y México que le hablaron de Atlantis y Mu, incluidos los indios Hopi.

15. Tableta de Lhasa. Tibet y también de Isla de Pascua.

Huellas humanas y huellas de zapatos, un cubo perfectamente diseñado, joyas, un animal prehistórico con un agujero en el cráneo que los científicos admiten que solo una bala podría hacer, un remanente de un tornillo y otros artefactos modernos se han encontrado en estratos rocosos en capas, admiten geólogos. formado en estos objetos HACE MILLONES DE AÑOS! Todos estos descubrimientos se imprimieron en los periódicos diarios públicos cuando ocurrieron y se dejaron fuera de los libros de historia. simplemente porque los historiadores no pudieron explicarlos con SUS teorías.

La mayoría de las civilizaciones antiguas creían en los TITANES, la raza de humanos gigantes que habitó la Tierra hace mucho tiempo. Las diferentes razas los conocían por diferentes nombres. Se pensaba que estos humanoides de 7 a 12 pies eran legendarios hasta que la excavación de más de una docena de esqueletos de 8 a 12 pies de altura, en todo el mundo, sorprendió a los arqueólogos. Estos esqueletos eran positivamente humanos. Algunos de estos restos óseos se encuentran en Maui en cuevas de lava cerca de Ulupalakua y Olowalu. Los conquistadores españoles dejaron diarios de hombres salvajes de 8 a 12 pies de altura, de ojos azules, acosados ​​por rubios, que corrían por los Andes durante la conquista de los incas. Según los informes, una pareja fue capturada pero murió de camino a Europa. Si los animales gigantes (dinosaurios) fueran posibles, ¿por qué no los hombres gigantes?

Los alemanes y los escandinavos nórdicos hablaron de un continente desaparecido en el océano Atlántico norte llamado THULE con la civilización de HYPERBOREA ubicada en él.

THULE informó que se extendía hasta lo que ahora es el casquete polar del norte, donde está enterrado bajo millas de hielo, por lo que no podemos verlo.


Contenido

Numerosos observadores han sugerido que el Libro de Mormón parece ser una obra de ficción que se asemeja a otras dentro del género de "constructores de montículos" del siglo XIX que era omnipresente en ese momento. [7] [8] [9] [10] [11] [12] Algunos hallazgos arqueológicos del siglo XIX (p. Ej., Fortificaciones y ciudades de tierra y madera, [13] el uso de un cemento similar al yeso, [14] carreteras, [15] puntas e implementos de metal, [16] corazas de cobre, [17] placas de cabeza, [18] textiles, [19] perlas, [20] inscripciones nativas de América del Norte, restos de elefantes de América del Norte, etc.) estaban bien -publicado en el momento de la publicación del Libro de Mormón y hay incorporación de algunas de estas ideas en la narrativa. En el Libro de Mormón se hacen referencias a la comprensión actual de las civilizaciones precolombinas, incluidas las civilizaciones mesoamericanas formativas, como la olmeca (preclásica), la maya y la zapoteca.

Institución Smithsonian Editar

A principios de la década de 1980, circularon rumores en la cultura mormona de que el Smithsonian estaba utilizando el Libro de Mormón para guiar la investigación arqueológica primaria. Estos rumores llamaron la atención de los directores del Smithsonian quienes, en 1982, enviaron una carta modelo a las partes interesadas en las que indicaban que el Smithsonian no usó el Libro de Mormón para guiar ninguna investigación, e incluyó una lista de razones específicas por las que los arqueólogos del Smithsonian consideraron el Libro. de mormón históricamente improbable. En 1998, el Smithsonian revisó la carta modelo y declaró que el Smithsonian no había utilizado el Libro de Mormón en ninguna forma de investigación arqueológica. [21] Los eruditos mormones especularon que esto se debía a que la versión anterior de la carta contradice algunos aspectos de la investigación publicada por miembros del personal del Smithsonian. Los eruditos no mormones señalan que el Smithsonian no se ha retractado de ninguna de sus declaraciones anteriores y sienten que la respuesta fue atenuada para evitar relaciones públicas negativas con los mormones. Terryl Givens especula que el cambio en la declaración fue un esfuerzo por evitar controversias. [22]

Sociedad Geográfica Nacional Editar

El Instituto de Investigación Religiosa publicó en su sitio web una carta de 1998 de la National Geographic Society que decía que no tenían conocimiento de ninguna evidencia arqueológica que respaldara el Libro de Mormón. [23] Ya no se publica en su sitio web. [24]

Los críticos del Libro de Mormón han argumentado que hay palabras y frases en el libro que son anacrónicas con los hallazgos arqueológicos. Estos se relacionan con artefactos, animales, plantas o tecnología que los críticos creen que no existían en las Américas durante el período de tiempo del Libro de Mormón (antes del 2500 a. C. hasta aproximadamente el 400 d. C.). La siguiente lista resume algunas de las críticas anacrónicas del Libro de Mormón, así como las perspectivas y refutaciones de los apologistas mormones.

Hay cinco casos en los que los caballos se mencionan en el Libro de Mormón y se describen como si estuvieran en el bosque a la primera llegada de los nefitas, "criar (d)", "alimentar", "preparar" (junto con carros), usado como alimento, y siendo "útil al hombre". [25] Los críticos sostienen que los caballos se extinguieron en el hemisferio occidental hace más de 10.000 años y no reaparecieron allí hasta que los españoles los trajeron de Europa. Los caballos fueron reintroducidos a las Américas (Caribe) por Cristóbal Colón en 1493 y al continente americano por Cortés en 1519. [26] El arqueólogo mormón John L. Sorenson afirma que hay evidencia fósil de que algunos caballos del Nuevo Mundo pueden haber sobrevivido al Transición Pleistoceno-Holoceno, [27] aunque estos hallazgos son cuestionados por otros estudiosos del Libro de Mormón. [28] Alternativamente, el apologista mormón Robert R. Bennett sugiere que la palabra "caballo" en el Libro de Mormón puede haberse referido a un animal diferente, como un tapir. [29]

Los elefantes se mencionan dos veces en el registro más antiguo del Libro de Mormón, el Libro de Éter. Los críticos argumentan que el registro arqueológico sugiere que todas las criaturas parecidas a elefantes se extinguieron en el Nuevo Mundo alrededor del año 10.000 a. C. Se especula que la fuente de esta extinción es el resultado de la depredación humana, un cambio climático significativo o una combinación de ambos factores. [30] [31] Una pequeña población de mamuts sobrevivió en St. Paul Island, Alaska, hasta el 3700 AC, [32]

Los apologistas tratan con el "elefante" de la misma manera que tratan el anacronismo del "caballo", respondiendo con los siguientes argumentos:

  • Varios arqueólogos aficionados y autores mormones han citado pruebas controvertidas de que las culturas constructoras de montículos de América del Norte estaban familiarizadas con el elefante. Esta evidencia ha sido durante mucho tiempo un tema de debate con los arqueólogos modernos que concluyeron que los restos de elefantinos estaban mal fechados, mal identificados o abiertamente fraudulentos. [33]

Bovinos y vacas Editar

Hay cinco incidencias distintas de "vacas" o "ganado" en el Nuevo Mundo en el Libro de Mormón, incluida la palabrería de que fueron "criadas (d)" y eran "para el uso del hombre" o "útiles para la alimentación de hombre ", [34] e indica que" ganado "y" vacas "no se consideraban el mismo animal. [35] Si bien el Libro de Mormón puede seguir el precedente bíblico común de referirse a todos los animales domésticos como "ganado", no hay evidencia de que el ganado del Viejo Mundo (miembros del género Bos) habitó el Nuevo Mundo antes del contacto europeo en el siglo XVI d.C. [36] Además, actualmente no hay evidencia arqueológica de que el bisonte americano haya sido domesticado. [37] Está ampliamente aceptado que los únicos mamíferos grandes que se domesticaron en las Américas fueron la llama y la alpaca y que ninguna especie de cabras, ciervos u ovejas fueron completamente domesticadas antes de la llegada de los europeos al continente.

Algunos apologistas mormones creen que el término "ganado", como se usa en el Libro de Mormón, es más general y no se refiere exclusivamente a miembros del género. Bos. Por lo tanto, afirman que el término "ganado" puede referirse a las llamas de las cabras montesas o al antepasado del bisonte americano, Bisonte antiguo (de la subfamilia Bovinae). [38]

Ovejas Editar

Las "ovejas" se mencionan en el Libro de Mormón metafóricamente en varios lugares del registro nefita [39], pero están notoriamente ausentes en la lista de animales observados en el Nuevo Mundo a la llegada de los nefitas. [40] En un caso, las ovejas se describen como poseídas por los jareditas en las Américas aproximadamente en el 2300 a. C. [41] Otro versículo menciona "piel de cordero" que usan los ejércitos enemigos de ladrones en sus lomos (alrededor del 21 d. C.). [42] Sin embargo, se sabe que las ovejas domesticadas se introdujeron por primera vez en las Américas durante el segundo viaje de Colón en 1493. [ cita necesaria ]

Los apologistas mormones argumentan lo siguiente para lidiar con este anacronismo:

  • Un apologista cita el descubrimiento de un paño de lana carbonizado en una tumba durante una excavación en el centro de México en 1935. [43] Sin embargo, los arqueólogos que lo descubrieron notaron su incertidumbre para determinar si la tumba era prehispánica. [44]
  • Algunos sugieren que la palabra "oveja" puede referirse a otra especie de animal que se asemeja a la oveja, como la oveja de cuerno grande o las llamas. [45] Los críticos señalan que las ovejas de cuerno grande nunca han sido domesticadas por humanos. [cita necesaria] Las llamas y las alpacas son nativas de los Andes en América del Sur. [46]
  • La oveja a la que se refieren los jareditas, como la referencia no es mucho después de su llegada alrededor del 2500 a. C., se refiere a las ovejas del Viejo Mundo, ya que se menciona en el Libro de Mormón que los jareditas trajeron animales y aves con ellos, [47] [ 48] y la referencia a pieles de cordero puede referirse a ovejas salvajes que fueron cazadas. No se ha encontrado evidencia de ovejas domesticadas en las Américas antes de Colón. [49]

Cabras Editar

Las "cabras" se mencionan tres veces en el Libro de Mormón [50] colocándolas entre los nefitas y los jareditas (es decir, entre el 2500 a. C. y el 400 d. C.). En dos de los versos, las "cabras" se distinguen de las "cabras salvajes", lo que indica que había al menos dos variedades, una de ellas posiblemente domesticada.

Se sabe que las cabras domesticadas fueron introducidas en el continente americano por los europeos en el siglo XV, [ cita necesaria ] 1000 años después de la conclusión del Libro de Mormón, y casi 2000 años después de que las cabras se mencionan por última vez en el Libro de Mormón. La cabra montesa agresiva es autóctona de América del Norte. No hay evidencia de que alguna vez haya sido domesticado. [ cita necesaria ] El apologista mormón Matthew Roper ha contrarrestado estas afirmaciones, señalando que los frailes españoles del siglo XVI usaban la palabra "cabra" para referirse al venado mesoamericano nativo. [51] No hay evidencia de que alguna vez se hayan domesticado los ciervos brocket. [ cita necesaria ]

Porcino Editar

Los "cerdos" se mencionan dos veces en el Libro de Mormón, [52] [53] y afirma que los cerdos eran "útiles para la comida del hombre" entre los jareditas. [53] No ha habido restos, referencias, obras de arte, herramientas o cualquier otra evidencia que sugiera que los cerdos alguna vez estuvieron presentes en el Nuevo Mundo precolombino. [54]

Los apologistas señalan que los pecaríes (también conocidos como jabalinas), que tienen un parecido superficial con los cerdos y pertenecen a la misma subfamilia Suinae que los cerdos, han estado presentes en América del Sur desde tiempos prehistóricos. [55] Los autores mormones que abogan por el entorno original de construcción de montículos para el Libro de Mormón han sugerido de manera similar los pecaríes norteamericanos (también llamados "cerdos salvajes") [56] como los "cerdos" de los jareditas. [57] La ​​descripción científica más antigua de los pecaríes en el Nuevo Mundo en Brasil en 1547 se refería a ellos como "cerdos salvajes". [58]

Aunque no se ha documentado que los pecaríes fueran criados en cautiverio, se ha documentado que los pecaríes fueron domesticados, encerrados y criados con fines alimenticios y rituales en Yucatán, Panamá, el sur del Caribe y Colombia en el momento de la Conquista. [59] Se han encontrado restos arqueológicos de pecaríes en Mesoamérica desde el período Preclásico (o Formativo) hasta inmediatamente antes del contacto con los españoles. [60] Específicamente, se han encontrado restos de pecaríes en los sitios de la civilización olmeca del Formativo Temprano, [61] que los apologistas de la civilización mormona correlacionan con los jareditas del Libro de Mormón.

Cebada y trigo Editar

"Cebada" se menciona tres veces y "trigo" una vez en la narrativa del Libro de Mormón con la tierra siendo "labrada" para plantar cebada y trigo en una ubicación geográfica, en los siglos I y II a.C. según la cronología del Libro de Mormón. [62] La introducción de la cebada y el trigo modernos domesticados en el Nuevo Mundo fue realizada por los europeos después de 1492. [63] El Libro de Mormón afirma que se trajeron "semillas" no específicas de la tierra de Jerusalén y se plantaron al llegar a la New World y produjo un rendimiento exitoso. [64] Hasta la fecha, la evidencia existente sugiere que la introducción de la flora y fauna del Viejo Mundo en el continente americano ocurrió durante el intercambio colombino. [sesenta y cinco]

El erudito de FARMS, Robert Bennett, argumenta lo siguiente para lidiar con este anacronismo:

  • Que las palabras "cebada" y "trigo" en el Libro de Mormón pueden en realidad estar refiriéndose a otros cultivos en las Américas, como Hordeum pusillum. [66] [67] La ​​mayoría Hordeum pusillum se ha encontrado en Iowa, que se remonta a hace unos 2.500 años. [68]
  • Que estas palabras pueden referirse a variedades genuinas de cebada y trigo del Nuevo Mundo, que aún no se han descubierto en el registro arqueológico.
  • Que los nórdicos, después de llegar a América del Norte, afirmaron haber encontrado lo que llamaron "trigo auto sembrado". [69]

La investigación sobre este tema apoya dos posibles explicaciones. Primero, los términos cebada y trigo, como se usan en el Libro de Mormón, pueden referirse a ciertas otras plantas de cultivo del Nuevo Mundo que recibieron designaciones del Viejo Mundo y, segundo, los términos pueden referirse a variedades genuinas de cebada y trigo del Nuevo Mundo. Por ejemplo, los españoles llamaron "higo" al fruto del nopal, y los emigrantes de Inglaterra llamaron al maíz "maíz", un término inglés que se refiere a los cereales en general. Es posible que se haya empleado una práctica similar cuando la gente del Libro de Mormón se encontró con especies de plantas del Nuevo Mundo por primera vez. [70]

Bennett describe el uso de Hordeum pusillum, también conocida como "cebada pequeña", una especie de hierba nativa de América. Las semillas son comestibles y esta planta fue parte del Complejo Agrícola Oriental precolombino de plantas cultivadas utilizadas por los nativos americanos. Hordeum pusillum era desconocido en Mesoamérica, donde no hay evidencia de cultivo de cebada precolombina. Existe evidencia de que esta planta fue domesticada en América del Norte en los períodos de Woodland contemporáneos con las sociedades constructoras de montículos (primeros siglos d.C.) y ha sido datada por carbono hasta hace 2.500 años. [71] [72] [73] Las muestras de cebada que datan del 900 d. C. también se encontraron en Phoenix, Arizona, y las muestras del sur de Illinois datan del 1 al 900 d. C. [74]

Seda Editar

El Libro de Mormón menciona el uso de "seda" en el Nuevo Mundo cuatro veces. [75] "Seda" normalmente se refiere al material que se crea a partir del capullo de una de varias polillas asiáticas, predominantemente Bombyx mori este tipo de seda era desconocido en la América precolombina.

El erudito mormón John L.Sorenson documenta varios materiales que se utilizaron en Mesoamérica para fabricar telas finas equivalentes a la seda, algunas de las cuales los españoles llamaron "seda" a su llegada, incluida la fibra (kapok) de las vainas de las semillas del árbol de ceiba, los capullos de los árboles silvestres. polillas, las fibras de la hierba de seda (Achmea magdalenae), las hojas de la piña silvestre y el fino pelo del vientre de los conejos. [76] Alega que los habitantes de México utilizaron la fibra hilada por un gusano de seda salvaje para crear una tela. [77]

Los aztecas usaban un material de seda tomado de nidos hechos por dos insectos indígenas, la polilla Eucheira socialis y la mariposa Gloveria psidii. [78] [79] Los nidos se cortaron y ensamblaron para hacer una tela, en lugar de extraer e hilar la fibra como en la seda moderna. El hilado de seda a partir de lo que se cree que son los mismos insectos se ha informado en épocas más recientes, aunque se ha debatido su uso en la época precolombina. [80]

Artefactos y productos del Viejo Mundo Editar

Carros o vehículos de ruedas Editar

El Libro de Mormón contiene dos relatos de "carros" que se utilizan en el Nuevo Mundo. [81]

Los críticos argumentan que no hay evidencia arqueológica que respalde el uso de vehículos con ruedas en Mesoamérica, especialmente porque muchas partes de la antigua Mesoamérica no eran aptas para el transporte con ruedas. Clark Wissler, curador de etnografía del Museo Americano de Historia Natural en la ciudad de Nueva York, señaló: "vemos que el modo de transporte terrestre predominante en el Nuevo Mundo era el transporte humano. La rueda era desconocida en la época precolombina. " [82]

Una comparación de la civilización Inca sudamericana con las civilizaciones mesoamericanas muestra la misma falta de vehículos con ruedas. Aunque los incas usaban una vasta red de caminos pavimentados, estos caminos son tan accidentados, empinados y angostos que parecen no ser aptos para el uso de ruedas. Los puentes que construyó el pueblo Inca, e incluso que siguen usando y manteniendo hoy en día en algunas áreas remotas, son puentes de cuerdas de paja tan estrechos (de 2 a 3 pies de ancho) que no caben vehículos con ruedas. Los caminos incas fueron utilizados principalmente por corredores de mensajes chaski y caravanas de llamas.

Algunos apologistas mormones argumentan lo siguiente para lidiar con este anacronismo:

  • Un apologista ha sugerido que los "carros" mencionados en el Libro de Mormón podrían referirse a vehículos de ruedas míticos o de culto. [83]
  • Algunos apologistas señalan que se han encontrado juguetes con ruedas precolombinos en Mesoamérica, lo que indica que la rueda era conocida por los pueblos americanos antiguos. [84] [85] Algunos de estos juguetes con ruedas fueron referidos por el arqueólogo del Smithsonian William Henry Holmes y el arqueólogo Désiré Charnay como "carros". [86] [87]
  • Un apologista mormón argumenta que se han encontrado pocos fragmentos de carros en el Medio Oriente que datan de la época bíblica (aparte de los carros desarmados encontrados en la tumba de Tutankamón), y por lo tanto, los carros con ruedas existían en el período de tiempo del Libro de Mormón y no sería irrazonable hacerlo. Supongamos que los arqueólogos aún no han descubierto ninguna evidencia de ellos. [88]
    • Los críticos contrarrestan que aunque se han encontrado pocos fragmentos de carros en Oriente Medio, hay muchas imágenes de carros antiguos en cerámica y frescos y en muchas esculturas de origen mediterráneo, lo que confirma su existencia en esas sociedades. La ausencia de estas imágenes entre las obras de arte precolombinas encontradas en el Nuevo Mundo (con la excepción de los juguetes con ruedas precolombinos), afirman, no respalda la existencia de carros al estilo del Viejo Mundo en el Nuevo Mundo.

    Hierro y acero Editar

    El "acero" y el "hierro" se mencionan varias veces en el Libro de Mormón. [91] Se sabe que las antiguas culturas constructoras de montículos de América del Norte extrajeron y trabajaron cobre, plata, oro y hierro meteórico nativo, aunque no se ha encontrado evidencia de que el hierro se haya endurecido para fabricar acero en tiempos antiguos en América.

    Entre 2004 y 2007, un arqueólogo de la Universidad de Purdue, Kevin J. Vaughn, descubrió una mina de hematita de 2000 años de antigüedad cerca de Nazca, Perú. Aunque la hematita se extrae hoy como mineral de hierro, Vaughn cree que la hematita se extraía entonces para su uso como pigmento rojo. También hay numerosas excavaciones que incluyeron minerales de hierro. [92] Señaló:

    Aunque los pueblos andinos antiguos fundían algunos metales, como el cobre, nunca fundieron hierro como lo hacían en el Viejo Mundo. Los metales se utilizaron para una variedad de herramientas en el Viejo Mundo, como armas, mientras que en América, los metales se utilizaron como bienes de prestigio para la élite adinerada. [93]

    Los apologistas responden que la palabra "acero" en el Libro de Mormón probablemente se refiere a un metal endurecido que no es hierro. Este argumento se deriva del hecho de que el Libro de Mormón se refiere a ciertos artículos del Viejo Mundo hechos de "acero". [94] Artículos similares de "acero" mencionados en la versión King James de la Biblia (KJV) son en realidad cobre endurecido. [95] Se ha demostrado que gran parte de la terminología del Libro de Mormón es paralela al lenguaje de la KJV. [96] Se sabe que las antiguas culturas constructoras de montículos de América del Norte extrajeron y trabajaron cobre nativo, plata, oro y hierro meteórico, aunque se han descubierto pocos casos de hojas metálicas o de cobre deliberadamente aleado (o "endurecido") de la antigua América del Norte. [97] [98] Se han encontrado ejemplos de cuchillas de cobre antiguas en Isle Royale y alrededor del lago Superior. [99]

    Espadas de metal, que se habían "oxidado" Editar

    El Libro de Mormón hace numerosas referencias a las "espadas" y su uso en la batalla. [100] Cuando se descubrieron los restos de la batalla final de los jareditas, la narración del Libro de Mormón declara que se recogieron algunas espadas y que "las empuñaduras de las mismas han perecido y sus hojas están oxidadas". [101]

    Los apologistas argumentan que la mayoría de las referencias a espadas no hablan del material del que están hechas, y que pueden referirse a varias armas como el macuahuitl, una "espada" hecha de hojas de obsidiana que fue utilizada por los aztecas. Era muy afilado y podía decapitar a un hombre o un caballo. [102]

    Címetros Editar

    Los "centímetros" se mencionan en ocho casos en el Libro de Mormón que se extienden aproximadamente desde el año 500 a. C. hasta el 51 a. C. [103] Los críticos argumentan que esto existía cientos de años antes de que se acuñara el término "cimitarra". La palabra "cimiter" se considera un anacronismo ya que la palabra nunca fue utilizada por los hebreos (de donde provienen los pueblos del Libro de Mormón) o cualquier otra civilización antes del 450 dC. [104] La palabra 'cimeterre' se encuentra en el diccionario de inglés Glossographia de 1661 y se define como "una espada torcida" y era parte del idioma inglés en el momento en que se tradujo el Libro de Mormón. [105] En el siglo VII, las cimitarras aparecieron por primera vez entre los nómadas turcos-mongoles de Asia Central, sin embargo, una excepción notable fue la espada hoz del antiguo Egipto conocida como khopesh [106], que se usó desde el 3000 a. C. y se encuentra en el Rosetta Stone data del 196 a. C. Eannatum, el rey de Lagash, aparece en una estela sumeria del 2500 a. C. equipada con una espada en forma de hoz. [107]

    Los apologistas Michael R. Ash y William Hamblin postulan que la palabra fue elegida por José Smith como la palabra inglesa más práctica para un arma corta y curva usada por los nefitas. [108] El erudito mormón Matthew Roper ha señalado que hay una variedad de armas con hojas curvas que se encuentran en Mesoamérica. [109]

    Sistema de intercambio basado en medidas de grano utilizando metales preciosos como estándar Editar

    El Libro de Mormón detalla un sistema de medidas utilizado por las sociedades descritas en él. [110] Sin embargo, el uso general del metal en la América antigua parece haber sido extremadamente limitado. Un medio de intercambio más común en Mesoamérica fueron los granos de cacao. [111]

    Conocimiento de los idiomas hebreo y egipcio Editar

    El Libro de Mormón describe a más de un pueblo alfabetizado que habitaba la América antigua. Se describe al pueblo nefita como poseedor de un idioma y escritura con raíces en hebreo y egipcio, y escribiendo parte del texto original del Libro de Mormón en este idioma desconocido, llamado egipcio reformado. Se ha conservado una transcripción de algunos de los caracteres de este idioma en lo que anteriormente se había identificado erróneamente como la "Transcripción de Anthon", pero ahora se conoce como el "documento de Caractors".

    Se han identificado quince ejemplos de escrituras distintas en la Mesoamérica precolombina, muchos de ellos a partir de una sola inscripción. [112] Si bien Maya contiene cartuchos y es una forma de escritura jeroglífica como la egipcia, no se han identificado más semejanzas con los jeroglíficos hebreos o egipcios. Además, los lingüistas profesionales y los egiptólogos no consideran que el documento de Caractor contenga ningún escrito antiguo legítimo. Edward H. Ashment llamó a los caracteres de la transcripción "jeroglíficos de los indios Micmac del noreste de América del Norte". [113]

    La Institución Smithsonian ha señalado: "Los informes de los hallazgos del hebreo egipcio antiguo y otros escritos del Viejo Mundo en el Nuevo Mundo en contextos precolombinos han aparecido con frecuencia en periódicos, revistas y libros sensacionalistas. Ninguna de estas afirmaciones ha resistido el examen por eruditos de renombre. No se ha demostrado que se hayan producido inscripciones que utilicen formas de escritura del Viejo Mundo en ninguna parte de las Américas antes de 1492, excepto por unas pocas piedras rúnicas nórdicas que se han encontrado en Groenlandia ". [114]

    Los estudios lingüísticos sobre la evolución de las lenguas habladas de las Américas concuerdan con el modelo ampliamente aceptado de que Homo sapiens llegó a América entre el 15.000 y el 10.000 a. C. Según el Libro de Mormón, llegaron inmigrantes adicionales al continente americano alrededor del 2500 a. C. y alrededor del 600 a. C. [ cita necesaria ]

    Sistemas de medición del tiempo (calendarios) Editar

    Las fechas cronológicas dadas en la porción nefita del Libro de Mormón se expresan en términos del calendario nefita. El resumen jaredita no contiene un calendario aparente, la duración de los reinados y las edades de los reyes se indican en años, pero no se indica ninguna conexión más allá de eso con un calendario continuo. El sistema de fechas utilizado por los lamanitas no se indica, aunque el Libro de Mormón indica que los lamanitas tenían un sistema diferente de contar las horas. [115] El mes con el número más alto mencionado en el Libro de Mormón es el undécimo, y el día con el número más alto es el duodécimo, pero el número total de meses en un año y el número de días en un mes no se indica explícitamente. [116] Aun así, parece que los pueblos del Libro de Mormón observaban ciclos lunares, "meses", [117] y que los nefitas observaban el sábado israelita al final de una semana de siete días. [118]

    La mayoría de las tribus de América del Norte se basaron en un calendario de 13 meses, relacionado con el número anual de ciclos lunares. Cada luna se realizaban rondas y ceremonias estacionales. Los meses se contaron en los días entre los ciclos de fase de la luna. Los sistemas de calendario en uso en América del Norte durante este período histórico se basaron en este sistema simple. [119]

    Una de las características más distintivas que comparten las civilizaciones mesoamericanas precolombinas es el uso de un extenso sistema de calendarios interrelacionados. El registro epigráfico y arqueológico de esta práctica se remonta al menos a 2.500 años, momento en el que parece estar bien establecido. [120] El más extendido y significativo de estos calendarios fue el calendario de 260 días, formado por la combinación de 20 días con nombre con 13 números en secuencia sucesiva (13 × 20 = 260). [121] Otro sistema de antigüedad quizás igual es el calendario de 365 días, que se aproxima al año solar, formado a partir de 18 "meses" × 20 días nombrados + 5 días adicionales. Estos y otros sistemas se encuentran en sociedades de esa época como la olmeca, zapoteca, mixe-zoque, mixteca y maya (cuyo sistema de calendarios mayas es ampliamente considerado como el más intrincado y complejo entre ellos) reflejó el vigesimal (base 20 ) sistema numérico y otros números, como 7, 9, 13 y 19. [122]

    Actividades tempranas Editar

    A principios de la década de 1840, la obra en dos volúmenes de John Lloyd Stephens Incidentes de viajes en Centroamérica, Chiapas y Yucatán fue visto por algunos miembros de la iglesia como una guía esencial para las ruinas de las ciudades del Libro de Mormón. En el otoño de 1842, un artículo que apareció en la Tiempos y estaciones alegó que las ruinas de Quiriguá, descubiertas por Stephens, pueden ser las mismas ruinas de Zarahemla o alguna otra ciudad del Libro de Mormón. [123] Siguieron otros artículos, incluido uno publicado poco después de la muerte de José Smith. Se alentó a todos los Santos de los Últimos Días a leer el libro de Stephens y considerar las ruinas de piedra descritas en él como relacionadas con el Libro de Mormón. [124] Ahora se cree que estas ruinas centroamericanas son más recientes que la época del Libro de Mormón. [125]

    En los últimos años, ha habido diferentes puntos de vista entre los eruditos del Libro de Mormón, particularmente entre los eruditos y los "aficionados". [126]

    Fundación Arqueológica del Nuevo Mundo Editar

    Desde mediados de la década de 1950 en adelante, la Fundación Arqueológica del Nuevo Mundo (NWAF), con sede en la Universidad Brigham Young, ha patrocinado excavaciones arqueológicas en Mesoamérica, con un enfoque en el período de tiempo mesoamericano conocido como el Preclásico (antes de C. 200 d.C.). [127] Los resultados de estas y otras investigaciones, aunque producen valiosos datos arqueológicos, no han llevado a una aceptación generalizada por parte de los arqueólogos no mormones del relato del Libro de Mormón. En 1973, citando la falta de ubicaciones geográficas específicas del Nuevo Mundo para buscar, Michael D. Coe, un destacado arqueólogo mesoamericano y profesor emérito de antropología en la Universidad de Yale, escribió:

    Hasta donde yo sé, no hay un arqueólogo capacitado profesionalmente, que no sea mormón, que vea alguna justificación científica para creer en la historicidad del Libro de Mormón, y me gustaría afirmar que hay bastantes arqueólogos mormones que se unen este grupo. [128]

    En 1955, Thomas Stuart Ferguson, abogado y fundador de la NWAF, recibió cinco años de financiación de la Iglesia SUD y la NWAF luego comenzó a excavar en toda Mesoamérica en busca de pruebas de la veracidad de las afirmaciones del Libro de Mormón. En un boletín de 1961, Ferguson predijo que aunque no se había encontrado nada, las ciudades del Libro de Mormón se encontrarían dentro de 10 años. La NWAF pasó a formar parte de BYU en 1961 y Ferguson fue destituido del puesto de director.

    Once años después de que Ferguson dejara de estar afiliado a la NWAF, en 1972 el erudito cristiano Hal Hougey escribió a Ferguson cuestionando el progreso dado el calendario establecido en el que se encontrarían las ciudades. [129] En respuesta a Hougey, así como a otras solicitudes seculares y no seculares, Ferguson escribió en una carta fechada el 5 de junio de 1972: "Han pasado diez años. Tenía la esperanza sincera de que las ciudades del Libro de Mormón se identificaran positivamente en 10 años, y el tiempo me ha demostrado que estaba equivocado en mi anticipación ". [129]

    En 1976, quince años alejado de cualquier participación arqueológica con la NWAF, refiriéndose a su propio artículo, Ferguson escribió una carta en la que decía:

    La implicación real del artículo es que no se puede ubicar la geografía del Libro de Mormón en ningún lugar, porque es ficticio y nunca cumplirá con los requisitos de la arqueología de la tierra. Debo decir: lo que está en el suelo nunca se ajustará a lo que está en el libro ". [130]

    Los esfuerzos arqueológicos no han logrado obtener el apoyo total de todos los eruditos mormones prominentes. El autor y profesor mormón de Escritura bíblica y mormona, Hugh Nibley, publicó los siguientes comentarios críticos:

    Los arqueólogos del Libro de Mormón a menudo se han sentido decepcionados en el pasado porque constantemente han buscado las cosas equivocadas. Cegados por el oro de los faraones y las poderosas ruinas de Babilonia, los estudiantes del Libro de Mormón se han declarado "no interesados" en los monótonos y triviales restos de nuestros humildes indios. Pero en todo el Libro de Mormón buscamos en vano cualquier cosa que prometa ruinas majestuosas. [131]

    Aunque la NWAF no logró establecer la arqueología del Libro de Mormón, las investigaciones arqueológicas de los proyectos patrocinados por la NWAF fueron un éxito para la arqueología estadounidense antigua en general, que ha sido reconocida y apreciada por arqueólogos no mormones. [128] Actualmente, BYU mantiene 86 documentos sobre el trabajo de la NWAF en el sitio web de BYU NWAF. Estos documentos se utilizan fuera de BYU y de la Iglesia SUD por los investigadores.

    Enfoque moderno y conclusiones Editar

    Como se señaló anteriormente, existe un consenso general entre los arqueólogos de que el registro arqueológico no respalda el relato del Libro de Mormón y, en la mayoría de las formas, lo contradice directamente. [132] [133]

    El historiador y periodista Hampton Sides resume un ejemplo de la opinión arqueológica dominante de la arqueología mormona:

    A Michael Coe de Yale le gusta hablar sobre lo que él llama "la falacia de la concreción fuera de lugar", la tendencia entre los teóricos mormones como Sorenson de mantener la discusión entrenada en todo tipo de subtemas extraños. evitando lo más obvio: que José Smith probablemente quiso decir "caballo" cuando escribió la palabra "caballo". [134]

    Arqueología mormona del Viejo Mundo Editar

    Algunos arqueólogos e investigadores mormones se han centrado en la península arábiga en el Medio Oriente, donde creen que la narrativa del Libro de Mormón describe ubicaciones reales. Estas supuestas conexiones incluyen lo siguiente:

    • Un apologista mormón cree que una antigua tribu que se sabe que existió en la Península Arábiga con un nombre similar al de la figura del Libro de Mormón, Lehi pudo haber adoptado su nombre. [135] Otros eruditos mormones no han llegado a esta conclusión, ya que "todavía se sabe muy poco sobre la Arabia primitiva para fortalecer un vínculo con el Lehi histórico, y hay otras explicaciones disponibles para cada punto avanzado". [136]
    • Algunos investigadores mormones consideran que Wadi Tayyib al-Ism es un lugar plausible para el río Lamán del Libro de Mormón. [137] Esto es disputado por otros investigadores mormones. [138]
    • Algunos apologistas mormones creen que el nombre de lugar del Libro de Mormón "Nahom" se correlaciona con una ubicación en Yemen conocida como "NHM". [139] Según Jerald y Sandra Tanner, este vínculo es cuestionado por los arqueólogos de la corriente principal. [140]
    • Los eruditos mormones creen que han localizado varios sitios plausibles para la ubicación del Libro de Mormón "Abundante". [141]
    • Un apologista mormón cree que un antiguo artefacto de Judea está conectado con la figura del Libro de Mormón, Mulek. [142]
    • Varios apologistas mormones han propuesto una variedad de ubicaciones en la Península Arábiga que creen que podrían ser la ubicación del Libro de Mormón "Shazer". [143]

    Arqueología mormona del Nuevo Mundo Editar

    Los estudios arqueológicos en el Nuevo Mundo que relacionan los lugares y pueblos del Libro de Mormón con lugares y civilizaciones del mundo real son increíblemente difíciles, ya que generalmente no hay puntos de referencia definidos en el Libro de Mormón que puedan identificar sin ambigüedades ubicaciones del mundo real. Generalmente, los arqueólogos no mormones no consideran que exista ningún sitio arqueológico auténtico del Libro de Mormón.Varios apologistas han afirmado que los eventos en el Libro de Mormón tuvieron lugar en una variedad de lugares [144] que incluyen América del Norte, América del Sur, [145] América Central e incluso la Península de Malaca. [146] Estos hallazgos se dividen en modelos que compiten entre sí, entre los que destacan el modelo de geografía hemisférica, el modelo de geografía limitada mesoamericana y el modelo de geografía limitada de Finger Lakes.

    Modelo de geografía hemisférica Editar

    El Modelo de Geografía Hemisférica postula que los eventos del Libro de Mormón tuvieron lugar en la totalidad de los continentes de América del Norte y del Sur. Por corolario, muchos mormones creen que los tres grupos mencionados en el Libro de Mormón (jareditas, nefitas y lamanitas) poblaron exclusivamente un continente vacío de América del Norte y del Sur, y que todos los nativos americanos eran descendientes de israelíes.

    Las especulaciones de varios líderes de la iglesia han cambiado ligeramente con el tiempo, y los primeros líderes mormones, incluido Orson Pratt, adoptaron una postura tradicional. [147] [148] [149] [150] Este modelo también fue respaldado implícitamente en la introducción al Libro de Mormón que, antes de 2008, declaraba que los lamanitas son los "principales antepasados ​​de los indios americanos". [151] Más recientemente, la iglesia no ha tomado una posición tan fuerte sobre el origen absoluto de los pueblos nativos americanos. [152]

    Algunos apologistas mormones señalan que el 4 de junio de 1834, durante la caminata del Campo de Sión a través de Illinois, José Smith declaró que el grupo estaba "vagando por las llanuras de los nefitas, contando ocasionalmente la historia del Libro de Mormón, recorriendo los montículos de ese otrora pueblo amado del Señor, recogiendo sus cráneos y sus huesos, como prueba de su autenticidad divina ". [153]

    Crítica al modelo hemisférico Editar

    Los críticos han notado que la suposición de que los lamanitas son los antepasados ​​de los indios americanos es totalmente infundada en la investigación arqueológica y genética actual. [154]

    Modelo de geografía limitada mesoamericana Editar

    El Modelo de Geografía Limitada Mesoamericana postula que los eventos del Libro de Mormón ocurrieron en una región geográficamente "limitada" en Mesoamérica de solo cientos de millas de dimensión y que otras personas estaban presentes en el Nuevo Mundo en el momento de la llegada de Lehi. Este modelo ha sido propuesto y defendido por varios apologistas mormones en el siglo XX (tanto RLDS como LDS). [155] [156] [157] Los líderes de la iglesia SUD también han sugerido escenarios geográficamente limitados para el Libro de Mormón, [158] [159] y este punto de vista se ha publicado en la revista oficial de la iglesia, Bandera. [160]

    Los apologistas mormones creen que la siguiente evidencia arqueológica apoya el Modelo de Geografía Mesoamericana:

    • Algunos apologistas mormones argumentan que solo hay una coincidencia plausible con la geografía en Mesoamérica centrada alrededor del istmo de Tehuantepec (hoy Guatemala, los estados sureños de Tabasco, Chiapas, Oaxaca, Veracruz y el área circundante). [161] Esta región fue propuesta por primera vez como la ubicación de Zarahemla (ruinas de Quiriguá) en el artículo de periódico anónimo del 1 de octubre de 1842 (Tiempos y estaciones).
    • El apologista mormón John L. Sorenson cita los descubrimientos de fortificaciones en Becán, Tlaxcala, Puebla, Teotihuacan y Kaminaljuyú, fechadas entre 100 y 300 d.C., como evidencia del relato del Libro de Mormón sobre la guerra a gran escala. [162]
    • Algunos apologistas y líderes de la iglesia (incluido José Smith) creen que las ruinas mayas en la península de Yucatán pertenecían a los pueblos del Libro de Mormón [163] Los esfuerzos de los SUD por relacionar las ruinas mayas anacrónicas con las ciudades del Libro de Mormón deben gran parte de sus orígenes a un enamoramiento con los descubrimientos de las ruinas mesoamericanas de los arqueólogos Stephens y Catherwood, que se hicieron públicos más de una década después de la primera publicación del Libro de Mormón. [164] Estos hallazgos fueron citados por líderes y publicaciones de la iglesia primitiva como evidencia confirmatoria. [165] Sin embargo, esta correlación es claramente problemática, ya que la arqueología convencional coloca el pináculo de la civilización maya varios siglos después de que supuestamente ocurrieran los eventos finales en el Libro de Mormón. [cita necesaria] Los críticos señalan que, según Mormón 6: 5, la civilización nefita llegó a su fin cerca del año 384 d. C. Copán, Quiriguá y los sitios en Yucatán visitados por Stephens y Catherwood contienen artefactos que datan de tiempos más recientes que el Libro de Mormón. No se ha demostrado que ninguno de los artefactos de Stephens datan de la época del Libro de Mormón.
    Crítica al modelo de geografía mesoamericana Editar
    • El Modelo de Geografía Mesoamericana Limitada ha sido criticado por varios académicos, quienes sugieren que no es una explicación adecuada para la geografía del Libro de Mormón y que las ubicaciones, eventos, flora y fauna descritos en él no coinciden con precisión. [166] [167] En respuesta a una de estas críticas en 1994, Sorenson reafirmó su apoyo a un entorno geográfico mesoamericano limitado. [168]
    • Entre los apologistas, ha habido críticas, particularmente en torno a la ubicación de Hill Cumorah, que la mayoría de los mormones consideran definitivamente identificada como una ubicación en Nueva York. En un modelo de Geografía Limitada Mesoamericana, esto requeriría que hubiera dos Cumorahs (que algunos consideran absurdos [169]).

    Modelo de geografía limitada de Finger Lakes Editar

    Algunos apologistas mormones sostienen que los eventos del Libro de Mormón ocurrieron en una pequeña región en y alrededor de la región de Finger Lakes de Nueva York. Parte de la base de esta teoría radica en declaraciones hechas por José Smith y otros líderes de la iglesia. [170] [171] [172] [173] [174] [175]

    Los apologistas mormones creen que la evidencia arqueológica a continuación respalda las afirmaciones de que existen sitios auténticos del Libro de Mormón en la región de Finger Lakes de Nueva York:

    • El erudito mormón Hugh Nibley llamó la atención sobre las obras de construcción de montículos de América del Norte como "una excelente descripción de los lugares fuertes del Libro de Mormón". [176]

    Modelo de geografía limitada de América del Sur Editar

    Un documento escrito a mano por Frederick G. Williams, uno de los consejeros y escribas de José Smith, afirma que la gente de Lehi aterrizó en América del Sur a treinta grados de latitud sur, que es la Bahía de Coquimbo, Chile. El análisis de la historia y la procedencia de este documento no indica que provenga de José Smith y parece ser solo una opinión de una fuente desconocida. [177]

    Evidencia arqueológica de grandes poblaciones Editar

    Los eruditos mormones han estimado que en varios períodos de la historia del Libro de Mormón, las poblaciones de civilizaciones discutidas en el libro oscilaron entre 300.000 y 1,5 millones de personas. [178] El tamaño de la civilización jaredita tardía fue aún mayor. Según el Libro de Mormón, la guerra final que destruyó a los jareditas resultó en la muerte de al menos dos millones de personas. [179]

    De las estimaciones de población del Libro de Mormón, es evidente que las civilizaciones descritas son comparables en tamaño a las civilizaciones del antiguo Egipto, la antigua Grecia, la antigua Roma y los mayas. Tales civilizaciones dejaron numerosos artefactos en forma de ruinas de piedra labrada, tumbas, templos, pirámides, caminos, arcos, paredes, frescos, estatuas, jarrones y monedas. El problema arqueológico que plantean las sociedades que trabajan la tierra, la madera y los metales que se describen en el Libro de Mormón fue resumido por Hugh Nibley, un destacado profesor de BYU:

    No debería sorprendernos la falta de ruinas en América en general. En realidad, la escasez de restos identificables en el Viejo Mundo es aún más impresionante. En vista de la naturaleza de su civilización, no debería extrañarse que los nefitas no nos hubieran dejado ruinas en absoluto. La gente subestima la capacidad de las cosas para desaparecer y no se da cuenta de que los antiguos casi nunca construyeron de piedra. Muchas grandes civilizaciones que han dejado una huella notable en la historia y la literatura no han dejado ni un solo rastro reconocible de sí mismas. Debemos dejar de buscar las cosas equivocadas. [180]

    Registros antiguos existentes del Nuevo Mundo Editar

    La National Geographic Society ha señalado: "Los informes de los hallazgos del hebreo egipcio antiguo y otros escritos del Viejo Mundo en el Nuevo Mundo en contextos precolombinos han aparecido con frecuencia en periódicos, revistas y libros sensacionalistas. Ninguna de estas afirmaciones ha resistido examen realizado por eruditos de renombre. No se ha demostrado que se hayan producido inscripciones que utilicen formas de escritura del Viejo Mundo en ninguna parte de las Américas antes de 1492, excepto unas pocas piedras rúnicas nórdicas que se han encontrado en Groenlandia ". [114]

    Las pérdidas de escritos antiguos ocurrieron en el Viejo Mundo, incluso como resultado de incendios, guerras, terremotos e inundaciones deliberados o accidentales. Pérdidas similares ocurrieron en el Nuevo Mundo. Gran parte de la literatura de los mayas precolombinos fue destruida durante la conquista española en el siglo XVI. [181] Sobre este punto, Michael Coe señaló:

    No obstante, nuestro conocimiento del pensamiento maya antiguo debe representar solo una pequeña fracción de la imagen completa, porque de los miles de libros en los que se registró la extensión completa de su aprendizaje y ritual, solo cuatro han sobrevivido hasta los tiempos modernos (como si todo eso La posteridad sabía de nosotros mismos debía basarse en tres libros de oraciones y Progreso del peregrino). [182]

    La civilización maya también dejó un vasto corpus de inscripciones (se conocen más de diez mil) escritas en la escritura maya, la más antigua de las cuales data de alrededor del siglo III a. C. y la mayoría está escrita en el Período Clásico (c. 250–900). ANUNCIO). [183] ​​La erudición maya ahora puede descifrar un gran número de estas inscripciones. Estas inscripciones se refieren principalmente a las actividades de los gobernantes mayas y la conmemoración de eventos importantes, siendo la fecha de Cuenta Larga más antigua conocida, correspondiente al 7 de diciembre del 36 a.C., registrada en Chiapa de Corzo. Estela 2 en el centro de Chiapas. [184] Ninguna de estas inscripciones se ha correlacionado con eventos, lugares o gobernantes del Libro de Mormón. [185]

    Un investigador mormón se ha referido a antiguos relatos mesoamericanos que parecen eventos paralelos registrados en el Libro de Mormón. [186]

    Los jareditas y los olmecas editar

    No hay evidencia arqueológica del pueblo jaredita descrito en el Libro de Mormón que sea aceptado por los arqueólogos convencionales. Sin embargo, algunos eruditos mormones creen que los jareditas eran la civilización olmeca, [187] [188] aunque la evidencia arqueológica que apoya esta teoría es controvertida y circunstancial.

    Se identifica a los jareditas del Libro de Mormón como localizados principalmente en la tierra hacia el norte en lugar de la tierra hacia el sur, [189] sin embargo, no se discute información específica sobre los jareditas en cuanto a dónde está la línea divisoria de la tierra hacia el norte y la tierra hacia el sur. era.

    La fecha en la que los jareditas serían considerados una civilización no se identifica en el Libro de Mormón. Se dice que la civilización jaredita en la tierra del pacto estadounidense fue completamente destruida como resultado de una guerra civil algún tiempo después (tan tarde como 400 a. C.). [190] Se dice que el grupo de Lehi llegó al Nuevo Mundo (aproximadamente en el 590 a. C.). La civilización olmeca floreció en Mesoamérica durante el período Preclásico, que data del 1200 a. C. hasta aproximadamente el 400 a. C.

    Nefitas Editar

    No se reconoce que ninguna civilización de América Central o del Sur tenga correlación con los nefitas del Libro de Mormón. El Libro de Mormón no menciona que los lamanitas o nefitas erigieran impresionantes obras de piedra tallada como lo hicieron los mayas o varios pueblos sudamericanos. [191] Algunos creen que los nefitas vivían en la región de los Grandes Lagos. [192] Se sabía que existían en esta región numerosas fortalezas aborígenes de tierra y madera. [193]

    Fortificaciones militares Editar

    Hay diez casos en el Libro de Mormón en los que se describe que las ciudades tienen fortificaciones defensivas. Por ejemplo, Alma 52: 2 describe cómo los lamanitas "buscaron protección en sus fortificaciones" en la ciudad de Mulek. [194]

    Un arqueólogo ha señalado la existencia de antiguas fortificaciones defensivas mesoamericanas. [195] Según un artículo de una revista de la Iglesia SUD, en la península de Yucatán se encuentran bermas de fortificación militar. [196] [197] Los defensores del modelo Heartland han encontrado irónico que se tomaran tanto tiempo para encontrar obras defensivas aborígenes "moroniescas" tan lejos de Cumorah, [198] cuando se sabe que tales obras han existido en Nueva York . [199]

    Esfuerzos para correlacionar artefactos Editar

    Estela 5 de Izapa Editar

    A principios de la década de 1950, M. Wells Jakeman del Departamento de Arqueología de BYU sugirió que una escena complicada tallada en la Estela 5 en Izapa era una representación de un evento del Libro de Mormón llamado "El sueño de Lehi", que presenta una visión del árbol de la vida. . [200] Esta interpretación es disputada por otros eruditos mormones y no mormones. [201] Julia Guernsey Kappelman, autora de un trabajo definitivo sobre la cultura de Izapan, encuentra que la investigación de Jakeman "desmiente una agenda religiosa obvia que ignoraba la herencia de la Estela 5 de Izapa". [202]

    Otros artefactos Editar

    Sorenson afirma que un artefacto, La Venta Stela 3, representa a una persona con rasgos semíticos ("barba llamativa y nariz picuda"). [203] Investigadores mormones como Robin Heyworth han afirmado que Copan Stela B representa elefantes [204] [205] otros como Alfred M Tozzer y Glover M Allen afirman que representa guacamayos. [206] [207]


    Reseñas de la comunidad

    Este libro llega en un momento crítico en nuestra comprensión de nuestro propio pasado. Los descubrimientos arqueológicos de los últimos diez años han sacudido doctrinas arraigadas desde hace mucho tiempo y han comenzado a precipitar un cambio radical en nuestra percepción de nosotros mismos y de nuestro lugar entre nuestros antepasados ​​antiguos.

    Los muros se están derrumbando entre disciplinas académicas tradicionalmente aisladas, como la geología, la oceanografía, la astronomía, la radiología y la antropología, e incluso la religión, lo que resulta en un creciente cuerpo de evidencia de muchas ideas que este libro llega en un momento crítico en nuestra comprensión de nuestra propio pasado. Los descubrimientos arqueológicos de los últimos diez años han sacudido doctrinas arraigadas desde hace mucho tiempo y han comenzado a precipitar un cambio radical en nuestra percepción de nosotros mismos y de nuestro lugar entre nuestros ancestros antiguos.

    Los muros se están derrumbando entre las disciplinas académicas tradicionalmente aisladas, como la geología, la oceanografía, la astronomía, la radiología y la antropología, e incluso la religión, lo que da como resultado un conjunto de pruebas cada vez mayor para muchas ideas que anteriormente se habían descartado como "marginales" o "pseudociencias". .

    Esta creciente evidencia permite a los investigadores de hoy tener una base mucho más sólida que los de la generación anterior. Se requiere mucha menos especulación y las premisas resultantes están mucho más bien fundamentadas y repetibles, basándose en los hallazgos de autores como Graham Hancock, Robert Schoch y Andrew Collins e integrando escrituras antiguas y cuentos mitológicos, además de innumerables ejemplos de artículos académicos revisados ​​por pares. .

    Las mitologías están cerrando el círculo, integrando arquetipos antiguos en cuentos modernos como "Watchmen" y "Avengers" y las puertas se están abriendo para que la arqueología moderna irrumpa en los albores de una nueva era donde la conciencia holística, espiritual y arquetípica revelará nuevas capas de lo antiguo. sabiduría olvidada hace mucho tiempo.

    Es en este medio donde Willis y otros investigadores ilustrados como él pueden plantear preguntas peligrosas y vitales. Peligroso porque ante ellos tiembla la doctrina dogmática. Vital en que nuestras mismas vidas, o quizás debería decir Nuestra Misma Vida depende de ellas. Sin embargo, no en las respuestas. Sino más bien en el acto de interrogar.
    Este libro es muy recomendable para cualquier persona interesada en arqueología, mitología o espiritualidad. De hecho, podría considerarse el punto de partida perfecto para cualquier persona con experiencia en cualquiera de esos campos y sin mucha experiencia en los otros dos. En esta intersección, Willis ocupa una posición bastante única, y se basa en diversos conceptos e los integra de una manera que no he visto en ningún otro lugar.

    Desde Gobekli Tepe, hasta la leyenda de Apache, desde Nephilim hasta Bigfoot, a los denisovanos, al Mesías, a los reptiles, Willis aborda todo tipo de mitos y arquetipos, informados por la evidencia, y con una mente abierta a la interpretación inductiva en lugar de la agenda-toting. eso es demasiado común entre los estudiosos. Examina la evidencia, luego mira detrás y debajo de ella lo que puede estar aún descubierto. En este libro se tratan tantos temas que resulta imposible profundizar en muchos de ellos. Esto le da al lector una gran oportunidad para un mayor descubrimiento. He sido un fanático e investigador durante mucho tiempo de muchos de los temas discutidos, sin embargo, encontré mucho combustible de Google nuevo aquí, ya que Willis mencionó muchas cosas de las que aún no había oído hablar. Este libro será una referencia a la que volveré una y otra vez, y no puedo esperar a leer el resto de los libros de Jim. . más


    Ver el vídeo: 12: Los Incas - Ciudades en las Nubes Parte 1 de 2