Isla Lokrum

Isla Lokrum

La isla de Lokrum es una impresionante reserva natural deshabitada a 600 metros del histórico puerto de Dubrovnik en el mar Adriático, que contiene las ruinas de un antiguo monasterio benedictino, entre otros restos.

El nombre Lokrum proviene del latín "acrumen" que significa "fruta amarga", una referencia a las naranjas y limones que todavía crecen en la isla en la actualidad.

Fue mencionado por primera vez en 1023 por los monjes benedictinos que construyeron la abadía y el monasterio (ahora en ruinas) y en 1192. Cuenta la leyenda que la isla dio refugio a Ricardo Corazón de León, que naufragó a su regreso de la Tercera Cruzada. A modo de agradecimiento, construyó la catedral románica en tierra firme.

La isla cambió de propietario muchas veces y, después de permanecer intacta durante siglos, Maximiliano de Habsburgo, hermano del emperador austríaco Francisco José I, compró el islote en 1859 y se dedicó a convertirlo en una impresionante reserva natural.

Hoy se pueden encontrar las fascinantes ruinas del monasterio benedictino enclavado entre olivares, cítricos, bosques de pinos, laureles, robles, cipreses y fresnos. Si vas al extremo sur, encontrarás un pequeño lago de agua salada, todo bajo la protección de la UNESCO. Además, los únicos habitantes de la isla son exquisitos pavos reales y "los momentos en su compañía pueden resultar maravillosamente decadentes".

Quizás el mayor reclamo de fama de la isla Lokrum en los últimos tiempos es su lugar en el mapa de Juego de Tronos como el interior de Qarth, el lugar donde Xaro Xhoan Daxos le otorga a Daenerys acceso a la ciudad.

Con menos de una milla de ancho en su punto más ancho, se puede acceder a la isla de Lokrum en un taxi-bote desde Dubrovnik y el precio de regreso de alrededor de £ 10 / € 13 incluye la tarifa de entrada a la isla.

Para evitar sorpresas, cabe destacar que al sureste de la isla hay una playa naturista. Está claramente marcado como "FKK", que significa "Freikörperkultur" o "cultura del cuerpo libre", así que si eres de naturaleza sensible, ¡quédate con las ruinas y las increíbles plantas, árboles, flores y pavos reales!


La leyenda de la isla de Lokrum

En 1023., en la pequeña isla de Lokrum frente a Dubrovnik, los monjes de Sv. Benedicto fundó la abadía de Santa María que estaba subordinada a la abadía de Monte Casino. "Los benedictinos negros", como los llamaban los ciudadanos por su ropa religiosa negra, vivieron en la isla durante casi siete siglos expuestos a los vientos, las olas y el pillaje pirata. Sobrevivieron al terrible terremoto de 1667, sin saber que era el principio del fin de su presencia en esta hermosa isla de la República de Dubrovnik.

Después del terremoto, el poder económico de la República comenzó a debilitarse. Necesitados de dinero, recurrieron a los benedictinos, pero todos sus ingresos se transfirieron a Italia. Bastante enojada, la República de Dubrovnik ya no quería a los monjes en Lokrum, y a propuesta de tres de sus nobles, el Senado vendió Lokrum a nueve de los ciudadanos de Dubrovnik en 1798. Como los monjes no podían oponerse a las decisiones de la República y el Papa (Pío VI verificó la decisión), tuvieron que abandonar la isla, sus propiedades y su monasterio.
Antes de irse, de una manera única y macabra "agradecieron" a los que tenían que irse.

La / Cortège /

La procesión comenzó en medio de la noche, justo antes de salir de la isla. Sosteniendo velas al revés, dieron tres vueltas a la isla, maldiciendo a aquellos por quienes fueron expulsados ​​después de siete siglos. Al amanecer, muertos de cansancio, los monjes se embarcaron en un barco y abandonaron la isla sin mirar atrás. Nunca más volvieron. La leyenda de la maldición obtuvo su verificación real cuando la maldición alcanzó a todos los propietarios de la isla hasta finales del siglo XIX.

Las muertes

Nobles de Dubrovnik

La muerte golpeó primero a tres de esos nobles de Dubrovnik que sugirieron al Senado que los benedictinos abandonaran Lokrum. Uno fue asesinado por su sirviente, el otro se ahogó y el tercero saltó a su muerte desde la fortaleza de Lovrijenac.

Los nueve ciudadanos que fueron los primeros en comprarlo se asustaron tanto que inmediatamente vendieron la isla al Capitán Tomasevic, un hombre extremadamente rico que de repente quebró y se vio obligado a venderla más adelante.

Maximiliano I de México

El archiduque Maximiliano, hermano menor del emperador austríaco Francisco José I, se convirtió en el nuevo propietario. Maximiliano descubrió Lokrum en 1859. cuando él, como comandante de la Armada de la Monarquía Austro-Húngara, tuvo que honrar al marinero que murió en la explosión del buque de guerra "Triton". Quedó impresionado por el silencio del espeso bosque aromático que inmediatamente decidió comprar la isla y convertirla en su mansión de verano.

Sin embargo, cuando se convirtió en Emperador de México y se fue a sus funciones, la maldición lo alcanzó. Su amigo cercano y asesor militar el coronel Miguel López lo traicionó y Maximiliano fue ejecutado por un pelotón de fusilamiento. Su esposa, la archiduquesa Carlota de Austria (princesa de Bélgica), que también residía en la isla donde se consideraban la pareja casada más feliz de la Tierra, se volvió completamente loca.

El sobrino de Maximilian heredó la isla. Ya en el primer día de su llegada, un viento muy fuerte volcó su barco entre Dubrovnik y la isla. El se ahogó.

Rudolf, Príncipe Heredero de Austria

Rodolfo (el heredero al trono de Austria y el único hijo del emperador Francisco José I y la emperatriz Isabel de Baviera) se aficionó a Lokrum y se mudó allí. Después de un tiempo, Rudolf se enamoró de la hermosa amante Maria Vetsera. Vetsera y el príncipe heredero Rudolf de Austria fueron encontrados muertos, un aparente suicidio por asesinato, en su pabellón de caza en Mayerling, en los bosques de Viena. Cometieron el sensacional doble suicidio, que nunca se explicó del todo (el incidente de Mayerling).

Deshacerse de la isla

La emperatriz Isabel ofreció la isla a los benedictinos para "deshacerse de ella", pero los monjes benedictinos se mantuvieron fieles al voto de sus hermanos mayores. Los Habsburgo incluso dieron su dinero a los dominicanos de Dubrovnik para que compraran la isla como nuevos propietarios, con una condición: que los Habsburgo podría volver a comprar la isla cuando y si así lo deseaban. Pero tampoco ese fue el final de la maldición.

De vuelta a manos de los Habsburgo

Se llevó a cabo una subasta para la venta de Lokrum y, cuando se hicieron las ofertas, un telegrama ordenó que se detuviera la subasta. La princesa Isabel Windischgratz (la hija de Rudolf) convenció a su abuelo Francis Joseph I para que comprara la isla. Cinco años después lo registró a su nombre y poco después, la emperatriz Elisabeth, que creía escapar a su fe vendiendo la isla, fue asesinada por el anarquista italiano Lucceni, en un caso de confusión de identidad.

La caída de la casa Habsburgo

El archiduque Francis Ferdinand y su esposa Sophia tenían la intención de pasar el verano de 1914 en la isla, pero fueron impedidos por la bala de un asesino en Sarajevo. En 1918., después de 700 años, la familia perdió su corona.

Lokrum hoy

Lokrum hoy en día es un sitio de excursiones para turistas, pero también debido a su tranquilidad, un día de descanso muy popular para los lugareños. Su flora asombra a sus visitantes, miles de grillos cantan y la costa virgen atrae a nadadores, buceadores y clavadistas.

¿Sientes ganas de comprar la isla? Se dice que la maldición desaparecerá cuando se recoja toda la cera de las velas.


No. La isla en sí tiene una historia única, y supuestamente está maldita para cualquiera que pase la noche en la isla.

La isla de Lokrum es fácilmente accesible a través del servicio de ferry. También hay pequeñas embarcaciones que organizarán excursiones para ti y transporte privado, pero te sugiero el servicio de ferry. Un boleto de ida y vuelta cuesta ____.


Leyendas y cuentos de Dubrovnik

La leyenda está asociada con la fundación del monasterio benedictino en la isla de Lokrum. Según esta leyenda, un gran incendio estalló en Dubrovnik alrededor del año 1023. Los habitantes de Dubrovnik hicieron un voto a San Benito de que construirían un monasterio en su nombre si se salvaba la ciudad. El fuego se extinguió instantáneamente y los agradecidos ciudadanos de Dubrovnik construyeron un monasterio e iglesia benedictinos en Lokrum, que dedicaron a la Santísima Virgen María.

En realidad, el hecho es que el monasterio benedictino fue fundado en el año 1023, ya que existen copias reales de los documentos originales que datan del siglo XIII. Además, el hecho es que en 1023, y precisamente en el Día de San Benito, la mayor parte de Dubrovnik fue consumida por el fuego, ya que estaba construida principalmente con madera. Algunos incluso insisten en que el palacio arzobispal también fue destruido.

El establecimiento del monasterio y la donación de la tierra en Lokrum fueron decididos por el arzobispo de Dubrovnik Vital y por las prensas, el término latino para la cabeza de la ciudad de Dubrovnik, Lampridija, junto con toda la aristocracia. Los fundadores benedictinos fueron el monje Peter del Monasterio de Santa María en Tremit, cerca de Puglia, y el sacerdote Leo de Dubrovnik, quien tomó los votos de un monje benedictino en ese momento. Se estableció un vínculo directo con la sede benedictina de Monte Cassino, inmediatamente después del establecimiento del monasterio.

Los benedictinos también tenían un monasterio y una iglesia en Rožat en Rijeka Dubrovačka a finales del siglo XI o principios del siglo XII. Desideria (1058-1087), abad del monasterio benedictino de Monte Cassino, ordenó la fabricación de las puertas de la iglesia para el monasterio en 1066. Los postes de las puertas estaban cubiertos con placas de plata que representaban los nombres de todas las iglesias pertenecientes al monasterio. . Más tarde, el abad Oderizia II (1121-1126) agregó dieciséis placas más con los nombres de las nuevas iglesias, que también enumera la Iglesia de Santa María en Rožat. Los benedictinos abandonaron el monasterio durante el siglo XII.

Los descendientes del Conde Savin en Dubrovnik se aprovecharon de esto y se apropiaron del monasterio con toda su propiedad. Los monjes de Lokrum protestaron enérgicamente contra esta medida, ya que el legado de Savin indicaba que el monasterio pertenecería a los monjes si no hubiera benedictinos de Monte Cassino en el monasterio regional de Rožat. Sobre esta base, los cónsules de Dubrovnik aprobaron una decisión el 9 de abril de 1198, por la cual el monasterio con su iglesia y propiedad en Rožat pasó a ser propiedad del monasterio benedictino en Lokrum. El legado del Papa, Iván, que era el coadjutor de la Sucesión Apostólica, amenazó con una maldición a cualquiera que se opusiera a esto.

Sin embargo, de 1295 a 1321, los benedictinos abandonaron gradualmente Rožat y se trasladaron por completo a Lokrum. En la región de Dubrovnik, había un monasterio benedictino masculino más, el "San Andrés de los mares abiertos" (en pelago). En el siglo XII, poseían toda la isla de Mljet con su monasterio y la Iglesia de Santa María. Cabe mencionar a los notables trabajadores culturales de la orden benedictina, los poetas Mavra Vetranoviæ e Ignjat Ðurdeviæ, así como al historiador Mavra Orbin.

La leyenda de la maldición de Lokrum se originó cuando un general del ejército francés ordenó el cierre del monasterio y la expulsión de los benedictinos. Las familias aristocráticas de Dubrovnik, Gozze, Pozza y Sorgo, fueron elegidas para transmitir estas órdenes a los monjes.

Según la leyenda, los monjes estaban horrorizados con la orden del general francés e hicieron todo lo posible para permanecer donde habían residido durante siglos. Cuando todo lo demás falló, una noche fueron a la Iglesia de Santa María para servir una última misa a Dios en la isla. Los monjes se pusieron sus capas con capucha y procedieron a circunnavegar la isla en una procesión larga y solemne en una sola fila. Simbólicamente, como una maldición, voltearon sus velas encendidas hacia la tierra, de modo que la llama lamió la cera, que dejó un rastro derretido.

Dieron la vuelta a la isla de esta manera tres veces, lo que les llevó toda la noche, cantando ceremoniosamente las terribles y duras palabras de la maldición:

"¡Cualquiera que reclame Lokrum para su propio placer personal será condenado!"

Al amanecer, muertos de cansancio, se embarcaron en un barco y abandonaron la isla, sin mirar atrás ni una sola vez. Y nunca más volvieron.

La leyenda dice que la maldición depositada en la isla pronto comenzó a surtir efecto. Uno de los tres aristócratas de Dubrovnik saltó por una ventana, el otro se ahogó en el mar camino a Lokrum y un sirviente mató al tercero.

El capitán Tomaševic se convirtió en propietario de la isla tras la caída de la República. Era un hombre extremadamente rico, pero de repente quebró poco después de haber comprado la isla, lo que le obligó a vender Lokrum. Fue vendido al archiduque Maximiliano, hermano menor del emperador austríaco Francisco José I.

Maximiliano descubrió Lokrum por casualidad en 1859 cuando el barco "Triton", tras una explosión, se hundió frente a Lokrum. Como Comandante de la Armada de la Monarquía Austro-Húngara, tenía que honrar a los marineros muertos. En esta ocasión, Maximiliano pisó la isla por primera vez.

Vio el antiguo monasterio benedictino del siglo XI, que había sido dañado por el terremoto de 1667. Después del torbellino de Schonbrunn, quedó impresionado por el silencio del espeso bosque aromático. Decidió comprar la isla y convertirla en su mansión de verano ya durante la primera noche que pasó en la celda de un monje del antiguo monasterio. Agregó un mirador, colocando sus iniciales en todas partes, incluso en cerraduras y llaves, para enfatizar su propiedad de Lokrum. No tenía idea de que sus acciones solo provocaron aún más la maldición dirigida contra la propiedad personal de Lokrum.

Maximiliano, como dueño de un paraíso, disfrutaba marcando caminos por los bosques de pinos, bahías, palmeras, cipreses, aloja, adelfas, naranjos, limoneros, lirios y rosas, por toda la isla y hasta su cima, hasta la fortaleza " Fort Royal "construido por Marmont en 1806, cuando sus tropas entraron en Dubrovnik. Estableció colonias de canarios, loros y pavos reales en la isla. Plantó vainilla e higueras indias. Aquí, leyó versos de Heine en voz alta, mientras su esposa belga, la princesa Charlotte, bordaba almohadas de seda. Tan cerca, pero tan lejos de Europa y de los escándalos de la corte, se consideraban la pareja casada más feliz del mundo. Al contemplar toda esta belleza embriagadora y conmovedora, Charlotte escribía cartas a sus primos y amigos sobre la felicidad que disfrutaban ella y Maximilian, después de haber pasado horas tocando el piano hasta bien entrada la noche.

Luego, el deber, o probablemente la maldición benedictina, lo llevó a México, donde fue elegido emperador en 1864. Después de solo tres años, fue hecho prisionero por los soldados del rebelde general Juárez. Fue fusilado en Queréteri el 19 de junio de 1867.

Luego, la isla se ofreció a la venta al condado de Dubrovnik. La leyenda dice que no lo compraría ni por la mínima suma de 20.000 monedas de plata. Un poco más tarde, fue comprado por Dujmovic a Poljica, quien provenía de una familia que una vez había recibido el título de "conte de Polisa" de Venecia. También se encontró con un desastre financiero rápido y completo. Luego, la isla fue comprada por el abogado Dr. Jakopovic de Budapest, quien era conocido por administrar algunos de los asuntos comerciales del emperador Francisco José I.Sin embargo, poco después de haber comprado la isla, se descubrió que se había asignado ilegalmente a sí mismo. el título de Doctor en Ciencias Jurídicas, y que él era, de hecho, ¡un barbero! La investigación, que había causado un gran escándalo en las sociedades de Viena y Budapest, reveló que adoptó este título de un soldado muerto después de la revolución en 1848. Su propiedad no fue confiscada, gracias a la intervención del Emperador, en un esfuerzo por disminuir la suya propia. vergüenza personal, pero estaba totalmente arruinado moralmente. Expulsado de la sociedad a la que estaba acostumbrado, murió poco después, indiferente y avergonzado.

Su sobrino, un joven oficial de Hussar, heredó la isla. Ya en el primer día de su llegada, un viento muy fuerte volcó su barco entre Dubrovnik y la isla, y se ahogó. Los Habsburgo reaparecieron como propietarios nuevamente. Rodolfo, el heredero al trono y el único hijo del emperador Francisco José I, y la emperatriz Isabel de Baviera, se aficionaron a Lokrum. Invitó a su esposa, Stefanie, a Lokrum. Allí permanecieron un tiempo, agregando plantas exóticas al parque de la isla. Sin embargo, Rudolf pronto se enamoró de la hermosa amante Maria Vecer. Juntos, en el palacio Mayerling, cometieron el sensacional doble suicidio, que nunca se explicó del todo.

La emperatriz Elisabeth (1837-1898), motivada por las historias de la maldición, decidió que la familia real tenía que deshacerse de esta isla. Antes de partir hacia Corfú, se lo ofreció a los benedictinos, con la esperanza de que así se levantara la maldición. Sin embargo, se mantuvieron fieles al voto hecho por sus hermanos anteriormente de que nunca regresarían a esta isla y rechazaron la oferta de la corte real. La familia del emperador, obsesionada por el miedo a perder un miembro más, después de haber perdido ya dos, entregó su dinero a los dominicanos de Dubrovnik para que compraran la isla como nuevos propietarios, con la condición de que cualquiera de los Habsburgo pudiera volver a comprar. la isla cuando y si así lo deseaban.

Y así, realmente se encontró una femme fatale para hacer esto. En la subasta que se anunció para la venta de Lokrum, el obispo Josip Juraj Strossmayer apareció con una oferta de 30.000 forinths a través de un intermediario, Mihovil Pavlinovic. Sin embargo, un telegrama ordenó que se detuviera la subasta. La suposición de que "alguien de la casa del emperador deseaba comprar Lokrum" resultó ser cierta. Era la nieta de Francisco José I, la princesa Isabel Windischgratz, que era hija de Rodolfo, el heredero al trono. Ella lo convenció de que comprara Lokrum, lo que hizo el 1 de octubre de 1879. Cinco años después, el 27 de mayo de 1888, registró la isla a su nombre. Poco después de que su abuela, la emperatriz Elisabeth, regresara a Ginebra desde Corfú en 1898, fue asesinada por el anarquista italiano Lucceni, en un caso de confusión de identidad.

Y. el fin de los Habsburgo es bien conocido. El hijo mayor del archiduque Francis Ferdinand que fue asesinado en Sarajevo el 18 de junio de 1914, terminó como agrónomo: la princesa Windischgratz disparó en un club nocturno en Praga a una bailarina que era la amante de su esposo, y luego fue desheredada por sus padres reales. Finalmente, en 1918, exactamente después de 700 años, los Habsburgo también perdieron su corona.

Pero, este no es el final. Lo anterior constituye solo una parte de la historia que vincula la maldición de Lokrum a personas históricamente reconocidas. Sin embargo, la superstición también rodeó a Lokrum. Expandió la leyenda de la maldición de Lokrum con innumerables historias y relatos que fueron coloreados por la metafísica hasta tal punto que los eventos históricamente verdaderos, que fueron deformados y retorcidos aún más por la superstición a lo largo de los siglos, dieron como resultado una cierta inexplicabilidad conocida como: el misterio. de Lokrum.

La superstición se generalizó tanto que no se pudo encontrar a nadie que viviera en Lokrum durante mucho tiempo. Los sirvientes del palacio no se aventurarían en su vida en los jardines del palacio por la noche, porque los demonios cortarían las cabezas de sus amantes en una furia erótica oscura y coserían sus corazones en sus vestidos. A los aristócratas elegantes, que buscaban el cambio, les encantaba mezclarse incluso con sus sirvientes varones, por lo que mantuvieron con mucho cuidado esta leyenda. Bajo su protección, podían encontrarse libremente por la noche en el jardín del amor.

Fantasy también tejió una serie de historias misteriosas alrededor de las cuevas de Lokrum, donde los mares braman durante las tormentas. Su eco resuena como el duro golpe de la tierra a la tapa de un ataúd. Según documentos antiguos en los archivos de Dubrovnik, los criminales fueron arrojados al mar desde los escarpados acantilados de Lokrum durante la Edad Media, también famosos por sus crueles castigos. Una conocida leyenda describe cómo el barco del rey inglés, Ricardo Corazón de León, fue arrojado sobre los acantilados de Lokrum durante una feroz tormenta. La leyenda dice que el rey de Bosnia, Tvrtko, también encontró un santuario entre los muros del monasterio benedictino. Pero, Lokrum también sabía cómo ser misericordioso con los desafortunados. En 1859, el barco austriaco "Triton" explotó en el canal Lokrum. Solo quedó un sobreviviente después de la tragedia: un prisionero que fue encarcelado en las entrañas del barco de guerra por algún crimen. El torbellino de la feroz explosión expulsó al infortunado desgraciado con restos de la cadena a la orilla, completamente ileso, mientras el resto de la tripulación pereció. El Almirantazgo austríaco confió la investigación de esta catástrofe a un comandante de la flota imperial: Maximiliano. Se enamoró de Lokrum, lo compró y así puso en marcha la rueda de la fortuna que lo llevó a tan trágico final. Durante su estancia en Lokrum con su esposa Charlotte, el enamorado Maximiliano grabó un corazón que contenía las primeras letras de su nombre y el de Charlotte en un enorme roble que data del siglo XIV, ubicado junto al palacio. Según la leyenda romántica, incurrió en hostilidad, ya que era un roble histórico, bajo el cual el Senado de Dubrovnik se reunía con frecuencia. Apareció una tormenta antes de que regresara a las costas de Lokrum. Un rayo cayó sobre este roble y los monogramas grabados desaparecieron, dejando solo el corazón. Esto se consideró una señal de un desastre inminente.

Después de la muerte de Maximilian, Charlotte visitó a Lokrum en compañía de un conde, su admirador. Al acercarse a la isla, apenas logró evitar la muerte, ya que su yate volcó inexplicablemente, hundiéndose rápidamente. Los cazadores de corales la salvaron. Según la leyenda, los mismos que la maldijeron mientras Maximiliano aún estaba vivo. Cuenta la leyenda que experimentó esta desgracia porque llevaba un collar hecho con el coral extraído de las profundidades del mar cerca de Lokrum. Según la tradición, los pobres cazadores de coral habían seguido durante siglos el peligroso comercio de sus padres con la esperanza de que eventualmente se encontraran con una caverna submarina secreta con un arrecife que contenía hermosos corales, y así se harían ricos. Después de mucho tiempo, un día realmente encontraron este arrecife, pero solo contenía un coral. Decepcionados, luego maldijeron al aristócrata que lo usaría.

El nuevo dueño de Lokrum se convirtió en Rudolf, el heredero al trono. Pasó su luna de miel aquí con su Stefanie. Cuenta la historia que Mount Srd se estremeció cuando la joven pareja desembarcó en la orilla de la isla. Este pequeño terremoto, se dice, fue una advertencia de la desgracia que se produciría en Mayerling.

La reina Isabel, esposa del emperador Francisco José I, visitó una vez la isla. Sin embargo, debido a la superstición, se negó a pasar la noche allí. El archiduque Francis Ferdinand y su esposa Sophia tenían la intención de pasar el verano de 1914 en la isla, pero las balas de un asesino se lo impidieron en Sarajevo.

Hoy en día, Lokrum es un sitio de excursiones tranquilo para los turistas, y todas estas leyendas han contribuido quizás a la firmeza de los ciudadanos de la antigua República para mantenerse fieles a su propio lema: famosos y libres.

Fuente: "Dubrovnik - entre historia y leyenda"

Escrito por: Dr. Marko Margaritoni

La llegada y la salida hacia y desde la isla de Lokrum se organizan desde el antiguo puerto del casco antiguo de Dubrovnik. Las salidas regulares están disponibles cada 30 minutos durante la temporada de verano.


Guía de Lokrum

Guía de visitantes pequeña y práctica y mapa que se obtiene en versión impresa. gratis si visita esta hermosa isla. Recibí este folleto en el verano de 2017 cuando visité la isla para un breve descanso para nadar. Si necesita ferry y boleto de admisión a la isla, consulte aquí: Reserve el ferry y el boleto de admisión de Lokrum

La portada de la Guía Mapa y puntos de interés de Lokrum
Introducción a la isla en varios idiomas Breve información sobre la isla

Lokrum

Lush Lokrum es una hermosa isla boscosa llena de encinas, fresno negro, pinos y olivos, a solo 10 minutos en ferry desde Dubrovnik & # x27s Old Harbour. Es un lugar popular para nadar, aunque las playas son rocosas. Los barcos salen aproximadamente cada hora en verano (cada media hora en julio y agosto). El precio del boleto del bote público incluye la tarifa de entrada, pero si llega con otro bote, debe pagar 120KN en el centro de información de la isla.

La isla & # x27s principal eje es su gran medieval Monasterio benedictino, que alberga un restaurante y una exhibición sobre la historia de la isla y # x27 y el programa de televisión Game of Thrones, que fue filmado en parte en Lokrum. Esta es tu oportunidad de posar imperiosamente en una reproducción del Trono de Hierro. El monasterio tiene un bonito jardín en el claustro y un jardín botánico importante, con agaves gigantes y palmeras de Sudáfrica y Brasil. Cerca del centro de la isla es circular Fort Royal, comenzó durante la ocupación francesa a principios del siglo XIX, pero fue utilizado principalmente por los austriacos. Sube a la azotea para disfrutar de las vistas del casco antiguo.

Para llegar a la playa nudista, diríjase a la izquierda desde el ferry y siga las señales marcadas FKK. Las rocas en el extremo más alejado son Dubrovnik & # x27s de facto gay beach. Otro lugar popular para nadar es el pequeño lago de agua salada conocido como el Mar Muerto.

Asegúrate de comprobar a qué hora sale el último barco hacia tierra firme. Tenga en cuenta que nadie puede pasar la noche y no se permite fumar en ningún lugar de la isla.


Día 1

7:30 a. M. (O más tarde si quieres dormir hasta tarde): haz un recorrido a pie con un guía local

Mi forma favorita de explorar una ciudad es pasear con un lugareño. A menos que tenga la suerte de tener un amigo de Dubrovnik, le sugiero que reserve un recorrido a pie por Withlocals. Elegí un recorrido a pie por la mañana temprano con la guía local Mia, ya que quería obtener algunas fotos de las pintorescas paredes y calles antes de que llegara la multitud de cruceros.

Me impresionó lo bien que conocía Mia los antecedentes de su ciudad, y tampoco es una historia corta y sencilla. La vida en Dubrovnik se remonta a un asentamiento del siglo VII, posiblemente más antiguo, aunque sus años dorados fueron de 1358 a 1806 dC, cuando era una ciudad comercial rentable que operaba como una república independiente. Dubrovnik pasó a formar parte de los imperios francés y austriaco, se fusionaron en Yugoslavia y ahora es una ciudad bulliciosa en la Croacia moderna. Mia compartió un puñado de historias de cada época destacando diferentes estilos de arquitectura para reflejar eventos históricos.

Mia no es fan de Game of Thrones (¿podemos seguir siendo amigos?), Pero aún sabía un par de cosas sobre los lugares de rodaje de Kings Landing. Señaló un par de lugares, como el paseo de la vergüenza de Cersei, mientras deambulamos por las suaves calles adoquinadas.

Mia se mantuvo en las calles secundarias tanto como pudo para mostrarnos partes de la ciudad que nunca hubiéramos encontrado por nosotros mismos. Destacó sus lugares favoritos para tomar fotografías y señaló algunos de sus restaurantes y cafés favoritos. Al final del recorrido de 3 horas, Mia tenía una idea bastante clara de lo que mi esposa y yo disfrutaríamos en Dubrovnik y sugirió algunos lugares para visitar, muchos de los cuales probamos y están incluidos en este itinerario.

11:00 h: Reflexión en la sala War Memorial del Palacio Sponza

Nuestro recorrido terminó en las afueras del Palacio Sponza, que contiene un pequeño museo para conmemorar la Guerra de Yugoslavia de 1991, en la que Dubrovnik luchó al frente y al centro. Según Mia, Dubrovnik no tenía ejército para defenderse, por lo que los ciudadanos locales dieron un paso al frente para luchar con poco entrenamiento y pocas armas. Era un poco una historia de David y Goliat, como ella dijo.

los Habitación War Memorial dio vida a estas desgarradoras historias con los retratos de 300 jóvenes que perdieron la vida luchando por su hogar.

Horario: todos los días de 8 a. M. A 7 p. M. Gratis.

11:30 am - Explore el Palacio del Rector

Camine 1 minuto hacia el sur hasta el Palacio del Rector. Como su nombre lo indica, este palacio del siglo XV fue la antigua casa del Rector de la República de Dubrovnik (un poco como un gobernador). El palacio es ahora el Museo de Historia Cultural y cuenta los días de gloria de Dubrovnik como una rica ciudad comercial. Las exhibiciones incluyen pinturas religiosas, retratos y escudos de armas de nobles, muebles, monedas, cubiertos, armas y salas restauradas del palacio como las salas de audiencias y las cámaras de la prisión.

En la entrada del palacio hay inscrita una frase en latín que se traduce aproximadamente como "olvídate de tus intereses privados". Esto aparentemente recordó a los funcionarios de la República de Dubrovnik que dejaran de lado sus propios intereses y se concentraran en el bien de la gente cada vez que se reunían para gobernar. ¡Creo que a algunos de los políticos y funcionarios públicos de hoy les vendría bien un poco de esa filosofía!

Horario: todos los días de 9 a. M. A 6 p. M. Costo: 100 kN para adultos, 50 kN para niños.

12:30 pm - Cene con lujo en el restaurante de la azotea Above 5

Probablemente tenga hambre en este punto, así que camine 4 minutos hacia el oeste hasta Above 5 Rooftop Restaurant, uno de los pocos restaurantes recomendados por Michelin en Dubrovnik. Sube las escaleras hasta un pequeño comedor elegante con fabulosas vistas de la ciudad vieja. Este restaurante sirve un menú de 3 platos con opciones limitadas, todo lo cual los chefs han dominado por expertos utilizando ingredientes locales frescos siempre que sea posible. Disfruté de la pogaca dálmata, la pasta casera y el sorbete de albahaca y manzana.

Se requieren reservaciones para la cena, pero nos colamos sin una reserva para el almuerzo. Ten en cuenta que este es un almuerzo relativamente caro, pero como estás de vacaciones, ¡date un capricho!

Horario: todos los días de 7.30 a.m. a 11 a.m., mediodía a 4 p.m., 6 p.m. a 11 p.m.

2pm - Vea la realidad de War at War Photo Limited

Después del almuerzo, camine un minuto hacia el este hasta War Photo Limited, una galería con fotografías de la primera línea de las guerras modernas. Si bien la calidad de la fotografía está fuera de este mundo, lo que hace que la galería sea extraordinaria es la valentía de los fotoperiodistas que arriesgaron sus vidas en Irán, Irak, Afganistán y Yugoslavia para capturar la confusión de la guerra, tocando tanto a soldados como a civiles.

Es una exposición aleccionadora que revela la destrucción y la pérdida de la guerra, pero también cómo transcurre la vida a pesar de ello. Los bebés todavía nacen, los niños todavía juegan, la gente todavía se ríe. Estas imágenes muestran la capacidad de recuperación oculta de la humanidad que no sabemos que tenemos hasta que la necesitamos.

Horario: todos los días de 10 a.m. a 10 p.m. Costo: 50kn.

3:00 p. M .: Compras de escaparates

Dubrovnik ofrece oportunidades de compra únicas como tiendas artesanales de lavanda, boutiques de moda, joyerías locales y, por supuesto, 2 tiendas oficiales de artículos de Game of Thrones. Tómese una hora para pasear por las calles comerciales y comprar uno o dos recuerdos. ¡A los fanáticos serios de GoT les puede gustar el dragón realista montado en el hombro!

4pm - Caminata por las murallas de la ciudad

Una parte esencial de cualquier visita a Dubrovnik es escalar las murallas de la ciudad, una de las mejor conservadas de Europa. Aprender sobre la historia de la ciudad durante el recorrido a pie por la mañana nos dio una apreciación y comprensión más profundas mientras caminábamos a lo largo de las murallas. Hay 2 puntos de entrada principales para escalar las paredes, Mia sugirió sabiamente que entremos por la entrada sureste cerca del puerto viejo donde las colas son más cortas en el suelo y las paredes están menos concurridas.

Puede hacer bastante calor en las paredes, ya que la sombra es mínima. Si bien debería estar bien para las 4 p.m., sugiero traer un sombrero y protector solar. Unless you’re super-fit, I recommend just doing half a loop – to the west entrance/exit near Pile Gate.

Hours: April & May: 8am – 6:30pm, June & July: 8am – 7:30pm, August & September: 8am – 6:30pm, October: 8am – 5:30pm, November to March: 9am – 3pm.

Cost: 200kn for adults, 50kn for children and students, free for children under 7.

6pm – Climb Fort Lovrijenac

Just when you think you can put your feet up, there’s more steps to climb! But the views are worth it, I promise. Fort Lovrijenac is located outside the city walls, a 4-minute walk west from the Pile Gate. Make sure you still have your city walls ticket handy as you’ll need it to enter Fort Lovrijenac.

GoT fans should immediately recognise this fortress as the filming location for many scenes set inside the Red Keep, like Joffrey’s Name Day tournament in season 2.

Hours: April & May: 8am – 6:30pm, June & July: 8am – 7:30pm, August & September: 8am – 6:30pm, October: 8am – 5:30pm, November to March: 9am – 3pm.

Cost: included in your City walls ticket (if used within 72 hours).

7:30pm – Dinner at Restaurant Lanii

Walk 8 minutes east to Restaurant Lanii, one of my favourite restaurants in Dubrovnik. The restaurant serves local, Dalmatian dishes like risotto, pasta and seafood, using local in-season ingredients. The staff here are always professional, friendly and very accommodating to dietary requirements like vegan and gluten-free.

I suggest booking a table online in advance, requesting an outdoor table to enjoy the refreshing summer breeze.

9pm: Drinks at Café Bar Fontana

Take a short, 1 minute walk south to enjoy a drink at trendy Café Bar Fontana. It’s popular with locals and tourists alike. Try a glass of Croatian wine (my favourite is Posip) or a summer cocktail like Aperol Spritz.


1. Magnificent Medieval walls & forts

The walls of Dubrovnik are the most recognisable symbol of the city, making tiny Croatia well-known all over the world. The walls are 1940 meters long, up to 6 meters wide and 25 meters high. Today a wonderful open-air museum, the walls were originally built to defend the city and the harbour from foreign threat. Tourists enjoy fantastic views over the Adriatic from five different fortresses and sixteen towers and bastions. One of the fortresses, the St Lovrijenac Fort, is often called “Gibraltar of Dubrovnik”.

The main street in Dubrovnik Old Town is Stradun Promenade, today boasting many fine restaurants and small cafes, always full of visitors and locals alike.


Lokrum, a Croatian Island Free of Rubbish and Full of Magic

July 30, 2020 - A visit to Dubrvonik's answer to escaping the crowds - the idyllic and VERY clean island of Lokrum.

Dubrovnik at the moment is perfect. The tourism slowdown due to coronavirus is certainly severely affecting the wallets of the hospitality industry, but the quality of life for locals and the tourism experience for visitors to the Pearl of the Adriatic has been severely enhanced.

An early morning stroll into the old town last week - I almost had the place to myself.

And a similar story on the most famous and exclusive street of them all - Stradun.

My destination was just the other side of the famous UNESCO walls, to the old harbour, where a 50-year-old beautifully restored wooden boat was waiting with Ivica Grilec, Director of the Lokrum Nature Reserve.

Ivica had kindly agreed to show me around the island he clearly loved deeply - that much became obvious within a minute of meeting him. Croatian tourism is full of officials for whom it is just a job. From the moment Ivica started explaining about the work and concept of the beautiful wooden boats that serviced the 10-minute ride to Lokrum from the Old Town, I knew I was in for a special tour. And so it proved.

How about this for a boat departure, as the old town disappeared slowly behind us, as Zrinka glided through the turquoise waters.

Lokrum is a popular escape for the locals from the summer crowds in the city. Indeed, it is the third most popular attraction, after the city walls and the cable car to Mount Srdj.

With plenty of Instagram moments on the way, if that is your thing.

Away from the city, in a protected bay, we reached our destination, about as far from the bustle of Dubrovnik as one could imagine. As I wrote recently after my stay on the island of Kolocep, there are a number of fabulous places just 30 minutes from Dubrovnik, but a world away. Lokrum is close to the top of that list.

The first impression, apart from the nature and tranquillity was one of order and cleanliness. In 18 years of living in this beautiful country, this was the first island I had visited which had absolutely no trash whatsoever. Ninguno. Ivica told me that they had invested heavily in the clean-up. The results are spectacular.

The main building on Lokrum is the Benedictine Monastery, which dates back to the 11th century. The Benedictines engaged in agriculture and farmed the fertile Lokrum land, producing wine, olives and olive oil, fruit, vegetables and ornamental plants.

Much of the monastery remains today, despite the passage of time and the extensive damage down in the major 1667 earthquake. This includes the 12/13th century Romanesque-Gothic basilica, as well as the 'new' Gothic-Renaissance monastery on the south side in the 15/16th century.

And all around amazing greenery. The botanical gardens have been fighting a losing battle with the numerous rabbits which roam freely on Lokrum. That situation has been brought under control in the last two years, and the botanical gardens are now starting to flourish.

But the monastery has some rather unexpected secrets inside.

The Iron Throne! Lokrum was an important Game of Thrones filming location, and the island welcomes many tourists each year who want to see the location and the throne.

And in the basement, something even more unusual - an exhibition dedicated to King Richard the Lionheart, who was allegedly shipwrecked here in 1192 on his way home from The Crusades. He vowed to build two churches of thanks if he survived, one in England and one on Lokrum. This church was eventually built in Dubrovnik after an official request.

And a modern-day interpretation of the Curse of Lokrum. In 1798, after the island was sold, the Benedictines were forced out. As they left, they held torches and put a curse on the island, a curse that will only be lifted when that candle wax is collected and made into candles once more.

The rabbits may be famous on Lokrum, but this is also an island of elegant peacocks.

Ivica Grelic, a man with Lokrum in his heart.

It was time for Phase 2 of the tour, and my first ride in an official Croatian firefighter vehicle. And they don't come much cooler than this!

A short video clip of part of our tour to give you an idea of just how ordered everything is on this, an island with no cars.

I was impressed at how well sign-posted everything was for hikers, of which there were several. Our heroic firefighting chauffeur navigated the narrow roads perfectly until we reached the top of the island and the forbidding fortress at the top.

The Lokrum fire fighters do an awesome job. Apart from providing outstanding views like the one above, standing on top of their huge water tank close to the top of the island, water hydrants are everywhere. There are five firemen by day, with two sleeping overnight. Their organisation is typical of what I found on Lokrum - a fantastic island of natural beauty shaped by a little human order and planning.

The view down to the monastery from the fortress at the top. It was hot for hiking, but I can imagine this to be a very rewarding hike in cooler temperatures.

The tour continued with a firefighter buggy transfer to the Lokrum Lazerat, the original quarantine place on the island. Look how straight they built the stone walls in the 16th century.

Dubrovnik became the first state in the world to officially sanction quarantine facilities in 1377 after the first case of the Black Plague arrived on the island of Sipan. The first facilities were set up in Cavtat, followed soon by two islands not far from Lokrum. As with tourism in the current pandemic, Dubrovnik wanted to continue to trade while minimising risk.

My new guide Marija explained that the Dubrovnik Senate made the decision to extend the quarantine facilities to Lokrum in 1534, after which a vast complex went under construction, a square fortress 4 metres high with walls 100 metres long.

There were 150 rooms built into the walls, and you can see (from right to left) the fireplace, the air ventilation, and the toilet for one particular room. And somewhat ironically, a warning to keep your social distance in 2020 in case you might catch something.

The complex was never finished after they realised that it could prove to be a launching pad on Dubrovnik if Lokrum ever got into enemy hands. Some of the stone was removed and used in the famous city walls. The most enchanting thing that remains of the Lokrum Lazerat is the 400-year-old olive grove which was started by the Beneditines.

The first two quarantine islands after Cavtat in 1377.

A truly delightful spot, and one of the nice things I learned is that Dubrovnik schoolchildren visit often to learn more about the history, flora and fauna, but also to conduct occasional classes in this natural paradise.

Just 10 minutes by boat from Dubrovnik Old Town.

We finished the tour with a drink by the Dead Sea - not perhaps as famous as its Middle Eastern counterpart, but a cool place to swim and actually part of the Adriatic and once a cave. An ideal spot if you want to have a drink and relax while the kids splash around.

And, right on cue, the majestic Zrinski appeared to take us back to the real world. Lokrum, a magical place devoid of trash.


King's Landing and the Iron Throne

Game of Thrones filming locations in Dubrovnik, Croatia

Dubrovnik is, among other things, famous as Game of Throne’s primary filming location. Many of those scenes took place on Lokrum island, which is stunning enough with or without HBO’s filming. One of the best parts of this tour is you sitting on the Iron Throne, which is also on Lokrum, as a part of Game of Thrones Visitor Center, where we finish the tour. While filming, HBO gave the Iron Throne to Dubrovnik city, and it’s on Lokrum island, so if you are a true fan, you have to sit down on it and take a picture.
Before going to the island, we first show you Dubrovnik’s old town and Lovrjenac castle (Red Keep), where the majority of King’s Landing scenes happened. Lokrum is the final part of the tour, and you can choose to stay on the island for swimming or sightseeing, make sure to take a towel and bathing suits along with some sunscreen. Amongst Lokrum’s attractions are rabbits and peacocks that are walking freely amongst visitors.
It is immediately evident, once you see Dubrovnik’s streets that it was King’s Landing, the resemblance is uncanny. From Lovrjenac, we have a gorgeous view of Dubrovnik’s Old Town Walls. Here, you can see just how many similarities there are between real life and the fantasy world.

During this tour, we’ll visit:

– Lokrum island (City of Qarth)
– Pile bay
– Lovrjenac castle (The Red Keep)
– Dubrovnik’s old town

Lokrum Island (City of Qarth)

The Red Keep (Lovrijenac Fort)

There is a lot of scenes that happened inside the Lovrijenac Fort (next to the Walls of Dubrovnik) that take place within the Red Keep – like the long dialogues between Cersei and Littlfinger in Season 1.

If you want to have a wedding with style, you can rent the Lovrijenac fort.


Ver el vídeo: LOKRUM - Dubrovački otok iz snova. vodič kroz otok