Se emite el último episodio de "Los Soprano"

Se emite el último episodio de


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Casi 12 millones de personas sintonizan el final de la serie del drama de la familia Mob, aclamado por la crítica y galardonado por la crítica. Los Sopranos el 10 de junio de 2007.

La mente maestra detrás Los Sopranos era David Chase, un escritor, productor y director de series de televisión como Los archivos de Rockford, Volaré lejos y Exposición norte. Chase se inspiró para su última serie en su infancia italoamericana cuando crecía en Nueva Jersey, cuando estaba fascinado por la gran película de gángsters de 1931 de William Wellman. El enemigo público, protagonizada por Jimmy Cagney. Los Sopranos fue un éxito inmediato entre los críticos cuando se estrenó en enero de 1999. En su centro estaba el jefe de la mafia de Nueva Jersey, Tony Soprano (James Gandolfini), cuyos ataques de ansiedad al principio de la serie lo enviaron al consultorio de una terapeuta, la Dra. Jennifer Melfi. (Lorena Bracco). Pronto queda claro que Tony tiene una vida estresante administrando a su familia, incluida su vengativa madre (Nancy Marchand) y su tío (Dominic Chianese), su materialista pero de buen corazón esposa Carmela (Edie Falco) y sus dos hijos adolescentes, Meadow (Jamie -Lynn Sigler) y Anthony Jr., o AJ (Robert Iler), así como su equipo de lugartenientes, en particular Paulie Walnuts (Tony Sirico), Silvio Dante (Steve Van Zandt) y Christopher Moltisanti (Michael Imperioli).

Los Sopranos trajo a la televisión una visión compleja y compasiva de la vida de la mafia similar a las retratadas anteriormente en la pantalla grande por directores como Francis Ford Coppola (los tres Padrino películas) y Martin Scorsese (Calles malas, Buenos amigos). Ambos El Padrino y Buenos amigos fueron piedras de toque para Chase (y sus personajes) a lo largo de la serie, al igual que El enemigo público, que Tony ve memorablemente después de la muerte de su madre en la tercera temporada del programa.

Según Alessandra Stanley, escribiendo en el New York Times durante la última temporada de Los Sopranos: "La serie bajó el listón de la violencia permisible, el sexo y la blasfemia al mismo tiempo que elevó el gusto de los espectadores, cultivando el apetito por la complejidad, el ingenio y el estilo cinematográfico en un drama en serie en el que los temas psicológicos parpadeaban, se construían, se desvanecían y reaparecían. . Los mejores episodios tenían la misma cantidad de atractivo alto y bajo, una alquimia de arte y sangre y sangre al nivel de las alcantarillas, todo ello fermentado con humor ". Como cuenta Stanley, los críticos y los observadores de la cultura pop solían ser hiperbólicos en sus elogios del programa, llamándolo dickensiano o shakesperiano; el autor Norman Mailer, por ejemplo, llamó Los Sopranos lo más parecido a la Gran Novela Estadounidense en la cultura actual. A los fanáticos también les encantó: la audiencia del programa alcanzó un pico de unos 18 millones de espectadores durante su cuarta temporada. El gran éxito del programa, junto con el de la serie de comedia. Sexo y la ciudad (que debutó seis meses antes Los Sopranos), estableció la reputación de HBO como el hogar de algunos de los programas originales más populares de la televisión.

En la última temporada de Los Sopranos, Tony sobrevive a un tiroteo casi fatal y comienza a contemplar su propio envejecimiento y mortalidad. Mientras tanto, parece que se está gestando una guerra a gran escala entre las familias criminales de Nueva York y Nueva Jersey, ya que el odiado Phil Leotardo (Frank Vincent) toma el control de Nueva York después de que el exjefe Johnny Sack (Vincent Curatola) muere en prisión. Cuando Phil persigue a Tony y su tripulación, reaccionan a su vez y los cuerpos se apilan. En la escena final del final abierto, Tony se encuentra con Carmela, Meadow y A.J. en un restaurante para cenar. Tan pronto como la pantalla se volvió negra, los fanáticos inmediatamente comenzaron a debatir lo que realmente sucedió y a llorar el final de un programa que muchos habían considerado el mejor en la historia de la televisión.


Cuota Todas las opciones para compartir para: Diez años después, el final de "Los Soprano" sigue siendo revolucionario

Es fácil de olvidar, pero suceden muchas cosas en el episodio final de Los Sopranos: Alguien recibe un disparo en la cabeza a plena luz del día. Un A.J. decide unirse al ejército - en medio de la guerra en Afganistán, nada menos - solo para que Tony y Carmela lo sobornen con un papel de "ejecutivo de desarrollo" en una película financiada por Tony. Y en una escena que ofrece el patetismo que esperaríamos de una serie querida y de larga duración que se despide, Tony acepta el alcance de la demencia del tío Junior.

Sin embargo, casi ninguno de estos momentos causó una impresión duradera, porque ninguno de ellos llevó a la audiencia del programa a un frenesí colectivo tanto como lo que vino a continuación: nada. Más específicamente, 10 segundos de silencio a oscuras que nos sorprendieron hasta el punto de preguntarnos si nuestros televisores no funcionaban correctamente. En cuestión de horas, las teorías proliferaron (¿qué pasaba con el chico del baño?), Las publicaciones de blogs se enfurecieron (¡qué excusa!), Y todo el tiempo, el equipo creativo mantuvo la boca firmemente sellada, un omertá el creador David Chase todavía no se ha roto. Diez años después, este sábado, todavía sentimos las réplicas. Tal como Los Sopranos revolucionó nuestra idea de lo que puede ser una gran serie de televisión, "Made in America" ​​revolucionó nuestra idea de cómo puede terminar una gran serie de televisión.

El final televisivo siempre ha sido una táctica engañosa. El final de una serie es una oportunidad de lograr algo en lo que la televisión está diseñada expresamente. no proporcionar: contundencia. El objetivo de la televisión es seguir adelante, y sus escritores incumplirán cualquier número de desarrollos de la trama para alcanzar ese objetivo. Los personajes pueden volver de entre los muertos, reaparecer en flashbacks, o regresar para un check-in después de haber sido cancelado la recompensa romántica de una temporada, que puede ser la atribulada relación de la siguiente. Los finales de serie, mientras tanto, luchan contra todos los impulsos de la televisión; son el final del camino, por así decirlo.

Antes de Los Sopranos, los finales podían impactar y sorprender, pero siempre lo hacían de formas bastante específicas y limitadas. Hubo el infame "¡todo fue un sueño!" maniobra, el cliché instantáneo codificado por el doble golpe de la novena temporada de Dallas en 1986 y St. En otra parte dos años más tarde, esta opción fue asombrosa en el momento, pero a expensas de abaratar todo lo que la audiencia había invertido meses o años en invertir. Estaba la meta nota de gracia: El Show de Cosby rompiendo la cuarta pared al mostrar la audiencia del estudio, y Newhart retroactivamente enmarcándose no solo como un sueño, sino el sueño del último papel principal de la comedia de situación de su estrella. Y ahi estaba SeinfeldEl dedo medio misántropo: enviar al cuarteto central a prisión. A veces, un programa simplemente se quedó sin material de origen, como en MEZCLASe explica por sí mismo "Adiós, adiós y amén": la guerra termina, por lo que los personajes dicen ... adiós, adiós y amén. A más de 100 millones de espectadores, MEZCLA sigue siendo el final de la serie más visto de la historia y uno de los ejemplos de libros de texto sobre cómo volver a visitar los aspectos más destacados de una serie mientras se cierra la tienda.

Todos esos finales condicionaron a los espectadores a tener ciertos requisitos (autocomplacencia, corbata de moño para cada personaje principal y trama) para una despedida satisfactoria. “Made in America” procedió a ignorarlos todos, o más exactamente, a acercarse lo suficiente como para provocar la posibilidad de un cierre más tradicional antes de tirar de él con un solo corte a negro. Al volver a mirar, el aumento hacia el silencio abrupto es tan insoportablemente tenso como lo fue en 2007. Si Tony no se dirigía hacia algo explosivo, ¿por qué los cortes a todos los demás clientes de la cafetería, como para implicarlos? ¿Por qué la cámara se demora en el trabajo de estacionamiento en paralelo de aficionados de Meadow? ¿Por qué dejar caer una pista musical tan deliberadamente irónica como "Don’t Stop Believin’ "de Journey, épica e inspiradora en contraste con una escena que presumiblemente estaba destinada a ser lo contrario? Claro, el episodio termina con un anticlímax, pero ese anticlímax se las arregla para aterrizar con una fuerza de infarto.

Pero la tensión por sí sola no explica por qué "¿Tony está muerto o no?" tan dominado, y sigue dominando, la discusión en torno a Los Sopranos' finalizando. Tony Soprano, un cabrón que ha matado o alienado a todos los que son realmente importantes para él fuera de su núcleo familiar, pasó seis temporadas evadiendo el destino que la mayoría de la ficción del mercado de masas ofrece a los malvados. En un último desprecio casual de las reglas que alguna vez fueron fundamentales en la televisión, "Made in America" ​​confirmó que nunca veríamos a Tony sufrir verdaderamente por sus pecados, al menos en la pantalla. Tenía sentido en contexto: ¿Por qué el programa que nos enfrentó con un protagonista asesinando a un hombre con sus propias manos en su quinto episodio no continuaría empujando los límites de lo que encontramos aceptable, incluso atractivo, en sus momentos finales? Pero hacer flotar la idea de que el karma finalmente vendrá para el jefe del crimen del norte de Jersey y luego darle un pase gratis parecía impensable, por lo que una pluralidad considerable de espectadores se ha negado a reconocerlo. Tony tenía que estar muerto, y la única pregunta era cómo de ahí los más de 16 millones de resultados de Google para "hombre con chaqueta solo para miembros" y la teorización sobre la motivación del hombre de chaqueta (como si el asesino de Tony Soprano necesitara alguna), o la interminable acusaciones de que el corte a negro fue de alguna manera una evasión. Todo lo que Chase les dio a las masas para continuar fue que todo lo que necesitábamos saber estaba "todo allí" en el episodio en sí.

El compromiso de Chase de mantener abierto su final abierto, presagiado, en retrospectiva, por el ruso aún desaparecido de "Pine Barrens", llevó a un tipo de final completamente nuevo: uno sin final en absoluto. En lugar de terminar la serie de forma ordenada y ordenada, Los Sopranos asombraron a los espectadores al negarse a intentarlo. Esta fue la última innovación, y quizás la más grande, de la serie. Tony era un mafioso diferente a todos los que habíamos visto antes, lo que obligaba a los fanáticos a enfrentarse a lo que significaba romantizar a un criminal, pero seguía siendo un mafioso, y estaba explícitamente posicionado en el linaje de los mafiosos de la cultura pop del pasado. (Sil Padrino ¡Impresión!) “Made in America” no tenía precedentes que modificar. Renunciar a una oportunidad de ahora o nunca en la resolución por una ambigüedad sostenida sigue siendo Los Sopranos'Movimiento más radical entre muchos.

En consecuencia, el final inspirado en “Made in America” se ha convertido en un significante de una serie de prestigio tanto como el antihéroe, la secuencia del sueño y otros Sopranos elementos básicos, tanto en términos de la forma real en que terminan las series como de la forma en que las audiencias anticipan y analizan esos finales. Hombres Locos, Los SopranosSucesor literal (el programa se estrenó solo un mes después Los Sopranos envuelto) así como su espiritual (Los Sopranos fue el puente del escritor y productor Matthew Weiner de las comedias de situación de CBS a los dramas de cable) continuó lo que comenzó "Made in America". Esa serie termina con una toma que es menos discordante pero igualmente ambigua: un corte de la enigmática sonrisa de Don Draper en un retiro de meditación junto al mar lejos de Madison Avenue hasta el clásico anuncio de Coca-Cola que pudo o no haber creado posteriormente. El final feliz instantáneamente se transformó en uno ambivalente, un rápido giro que el público se sintió más preparado para aceptar y comprender gracias a su predecesor. En un mundo anterior a “Made in America”, dudo que hubiéramos sido tan rápidos en captar el anuncio de Coca-Cola como evidencia de que Don había convertido su iluminación en otro producto de consumo. Pero en un mundo donde Los Sopranos'El vacío fue intencional, Hombres LocosEl comercial de este podría ser parte de un espectáculo. Y solo este mes Los restos inspiró una nueva ronda de discusiones sobre la pregunta deliberadamente sin respuesta de si la heroína Nora Durst realmente había resuelto el misterio de la partida repentina o simplemente había inventado una ficción conveniente.

Sin embargo, más allá de su influencia en los finales posteriores, "Made in America" ​​cambió la forma en que pensar sobre finales. Nunca más volveremos a traer las mismas expectativas a un capítulo final que Sopranos lo hicieron los espectadores cuando encendieron sus televisores hace 10 años. Elegir la sorpresa sobre el cierre ahora se considera una característica, no un error; ahora se acepta ampliamente que la falta de resolución no se excluye mutuamente con la falta de satisfacción. Y los finales ahora se sostienen tanto en contra Los Sopranos"Capacidad de mantenernos alerta como MEZCLALa capacidad de atar cabos sueltos.

Si bien “Made in America” tiene sus imitadores, ninguno ha igualado su fuerza o impacto al reorganizar tan totalmente nuestra comprensión de lo que la televisión está obligada a darnos. Los Sopranos siempre tendrá la ventaja competitiva de trabajar sin precedentes donde ahora operan sus sucesores en un panorama televisivo en el que la violencia, el sexo y, sí, el misterio ahora están normalizados. Más que eso, Los Sopranos Se le ocurrió un final tan turbio y desorientador como las 85 horas que lo llevaron. En lugar de traicionar su ética inclinándose ante las convenciones, Los Sopranos salió en sus propios términos.


No más terapia para Tony Soprano

Una de las relaciones más importantes en Los Sopranos, que no los La relación más importante es entre el jefe de la mafia Tony Soprano (James Gandolfini) y su terapeuta, la Dra. Jennifer Melfi (interpretada por Lorraine Bracco). Durante siete años, los dos bailaron uno alrededor del otro en el despacho oval de Melfi, ya que el terapeuta a menudo estaba fascinado y, a veces, rechazado por su cliente gánster. Para complicar aún más las cosas, Tony a veces estaba enamorado y otras harto de su terapeuta. A pesar de todo, la conexión personal y profesional estuvo a punto de terminar en más de una ocasión, pero los dos siempre parecían encontrar el camino de regreso el uno al otro.

Luego, en el penúltimo episodio de la serie, Melfi se da cuenta de que un colega la anima a leer sobre cómo Tony, como sociópata, podría simplemente estar aprovechándose de ella. Convencida de que la ha estado usando, Melfi interrumpe a Tony durante una tensa sesión final. A lo largo de la guerra con Phil Leotardo (Frank Vincent) y la familia criminal Lupertazzi, Tony no intenta llamarla ni contactarla y, hasta donde sabemos, considera que su relación ha terminado, al igual que ella. Si Tony saliera vivo de la serie, es posible que hubiera buscado una atención similar en algún momento en el futuro, pero Melfi parecía empeñada en excluirlo de su vida.


Universidad de Buffalo - Universidad Estatal de Nueva York

El destino final del jefe de la mafia favorito de Estados Unidos está por verse, pero una cosa es segura: cuando el último episodio de "Los Soprano" se transmita el 10 de junio, el programa pasará a la historia de la televisión estadounidense como uno de los grandes de todos los tiempos. según la experta en cultura pop de la UB, Elayne Rapping.

Antes del debut de "The Soprano", las representaciones comprensivas de los malos eran estrictamente previas de las películas, según Elayne Rapping.

"No hay duda al respecto", dice Rapping, profesor emérito de estudios estadounidenses y autor de "Law and Justice as Seen on TV". "'Los Soprano' se ubica con 'Todos en familia' como uno de los programas de televisión más innovadores e influyentes de la cultura estadounidense".

Según Rapping, "Los Soprano" le dio a la televisión "permiso" para mostrar a los gánsteres como personajes comprensivos con los que la audiencia puede identificarse. Antes del debut de la serie en HBO, las representaciones comprensivas de los malos y los mafiosos, los rebeldes y otros forajidos eran estrictamente la anterior de las películas, señala Rapping.

"Lo que obtuviste con 'Los Soprano' fue permiso para simpatizar con los malos que muchos de nosotros envidiamos por lo que consiguen", dice Rapping. "Creo que ese fue el secreto del éxito del programa, la gente fantasea con hacer la gran matanza y salirse con la suya".

Aunque atrevida para la televisión, "Los Soprano" era mucho más segura que las representaciones cinematográficas de mafiosos porque, en el fondo, los Soprano son una familia con la que la audiencia puede identificarse, explica Rapping.

"Los Soprano" fue lo más parecido a las representaciones cinematográficas de los malos simpáticos, como lo permiten los géneros televisivos, pero el enfoque del programa en la familia & # 151 y los problemas típicos de una familia suburbana & # 151 lo hizo más agradable para una audiencia de televisión, y fue una de las principales razones para el éxito del programa, dice Rapping.

"'Los Soprano'" se inspiró en la versión muy original del género de Francis Ford Coppola en 'El padrino I y II'. Coppola entrelazó familia y 'negocio' & # 151 y las contradicciones entre los dos & # 151 de una manera nunca hecha ", agrega.

"No se puede hablar de 'Los Soprano' sin hacer referencia a las películas de 'El Padrino'. Las películas de gánsteres han sido un clásico de las películas desde siempre y, a diferencia de las películas de policías y los programas de televisión, a menudo muestran representaciones comprensivas de forajidos".

En el análisis final, "Los Soprano" hizo que los mafiosos y los asesinatos "no fueran gran cosa" en la televisión, dice Rapping. "El programa vivirá en sus imitadores en la televisión convencional".


Una odisea espacial

La edición de la escena final en el restaurante recibe un escrutinio tremendo incluso después de casi una década y media desde su debut. A medida que crea un ritmo de corte desde el sonido de la campana sobre la puerta del comensal hasta mostrar el punto de vista de Tony cuando ve al próximo cliente del comensal, la edición crea una tensión que interrumpe el corte a negro. Pero aún más notable es la referencia visual al famoso final de la película de 1968. 2001: una odisea espacial.

Justo cuando Tony entra al restaurante al comienzo de la escena, mira al otro lado del restaurante hacia la mesa en la que pronto se sentará. La cámara vuelve a mirarlo a la cara, y luego una vez más a la mesa al otro lado del restaurante, como si Tony se estuviera viendo a sí mismo momentos después. Similar, 2001David Bowman experimenta el mismo efecto cuando mira a través de una habitación y se ve a sí mismo al final de su vida. Pero mientras que Bowman es anciano y está enfermo en su lecho de muerte, el final de la vida de Tony tiene lugar momentos después. Es un trabajo de cámara extremadamente sutil, pero considerando la reputación titánica de la película, la referencia es demasiado clara para ser una coincidencia.


Lista de Los Sopranos episodios

Los Sopranos, una serie dramática de televisión creada por David Chase, que se estrenó en el canal de televisión premium HBO en los Estados Unidos el 10 de enero de 1999 y finalizó el 10 de junio de 2007. [1] La serie consta de un total de 86 episodios en seis temporadas. . Cada episodio dura aproximadamente 50 minutos. Las primeras cinco temporadas constan cada una de trece episodios, y la sexta temporada veintiuno.

Los Sopranos protagonizada por James Gandolfini como el mafioso contemporáneo italoamericano con sede en Nueva Jersey Tony Soprano. [2] Edie Falco interpreta a su esposa Carmela Soprano, [3] y Lorraine Bracco como su psiquiatra, la Dra. Jennifer Melfi. [4] El arco de la historia continua de Los Sopranos es de cómo Tony Soprano lidia con los requisitos a menudo conflictivos de su vida familiar y la organización criminal que encabeza. [5]

HBO transmitió la sexta temporada en dos partes. Los primeros doce episodios se desarrollaron de marzo a junio de 2006, y los nueve episodios restantes se desarrollaron de abril a junio de 2007. HBO también lanzó las dos partes de la sexta temporada como cajas de DVD separadas. [6] Esto efectivamente convierte la segunda parte en una séptima temporada corta, aunque los productores del programa y HBO no la describen como tal. [7] Las seis temporadas están disponibles en DVD en las Regiones 1, 2, 3 y 4. [6]

A diferencia de la mayoría de las cadenas de televisión por cable que ponen sus programas de televisión en una pausa de cuatro meses entre temporadas, Los Sopranos tomó descansos más largos entre temporadas. La cuarta temporada, por ejemplo, se estrenó 16 meses después del final de la tercera temporada, [8] y la sexta temporada regresó casi dos años después del final de la quinta temporada. [9]


Reparto del episodio [editar | editar fuente]

  • James Gandolfini & # 160as & # 160 Tony Soprano
  • Lorena Bracco & # 160as & # 160Dr. Jennifer Melfi & # 160 *
  • Edie Falco & # 160as & # 160Carmela Soprano
  • Michael Imperioli & # 160as & # 160Christopher Moltisanti & # 160 **
  • Dominic Chianese & # 160as & # 160Corrado "Junior" Soprano
  • Steven Van Zandt & # 160as & # 160Silvio Dante
  • Tony Sirico & # 160as & # 160Paulie Gualtieri
  • Robert Iler & # 160as & # 160Anthony Soprano, Jr.
  • Jamie-Lynn Sigler & # 160as & # 160Meadow Soprano
  • Aida Turturro & # 160as & # 160Janice Soprano Baccalieri
  • Frank Vincent & # 160as & # 160Phil Leotardo
  • Ray Abruzzo & # 160as & # 160 Little Carmine Lupertazzi
  • Dan Grimaldi & # 160as & # 160Patsy Parisi
  • Sharon Angela & # 160as & # 160Rosalie Aprile
  • Maureen Van Zandt & # 160as & # 160Gabriella Dante

* = solo crédito ** = solo foto

Invitado protagonizado [editar | editar fuente]

  • Gregory Antonacci & # 160as & # 160Butch DeConcini
  • Max Casella & # 160as & # 160Benny Fazio
  • Carl Capotorto & # 160as & # 160 "Little Paulie" Germani
  • Arthur J. Nascarella & # 160as & # 160Carlo Gervasi
  • Matt Servitto & # 160as & # 160Agent Harris
  • Frank Albanese & # 160as & # 160Patrizio "Uncle Pat" Blundetto
  • John Cenatiempo como & # 160Anthony Maffei
  • John "Cha Cha" Ciarcia como & # 160Albie Cianflone
  • Michele DeCesare como & # 160Hunter Scangarelo
  • Michael Drayer & # 160as & # 160 Jason Parisi
  • Frank John Hughes & # 160as & # 160 Walden Belfiore
  • Michael Kelly & # 160as & # 160Agent Goddard
  • Geraldine LiBrandi como & # 160 Patty Leotardo
  • David Margulies & # 160as & # 160Neil Mink
  • Angelo Massagli como & # 160Bobby Baccalieri, Jr.
  • Peter Mele como & # 160George Paglieri
  • Donna Pescow & # 160as & # 160Donna Parisi
  • Joseph Perrino & # 160as & # 160 Jason Gervasi
  • Anthony Ribustello & # 160as & # 160Dante Greco
  • Daniel Sauli como & # 160Patrick Parisi
  • Jenna Stern & # 160as & # 160Dr. Doherty
  • Emily Wickersham & # 160as & # 160Rhiannon Flammer
  • Danielle Di Vecchio como & # 160Barbara Soprano Giglione
  • Ed Vassallo como & # 160Tom Giglione
  • Ricky Aiello como & # 160Raymond "Ray-Ray" D'Abaldo
  • Melanie Minichino como Tara Zincone
  • Amy Russ como agente del FBI
  • Paolo Colandrea como Hombre con chaqueta solo para miembros
  • Rajesh Bose como gerente de la estación de servicio
  • Avery Elaine y Emily Ruth Pulcher como & # 160Domenica Baccalieri & # 160 (solo foto)

6. El alambre // "-30-"

El alambre Nunca iba a terminar nada de una manera limpia, corta y seca, pero el final de la serie logró manejar los diversos talentos en juego en la serie para terminar todo en una nota ambiciosa y bastante completa. El final contó con muchas de las mismas preguntas que hizo toda la serie, desde la naturaleza de la justicia hasta la fragilidad de los sistemas de energía y hasta dónde llegará la gente para mantenerlos en su lugar, mientras trabajaba para resolver el engaño del asesino en serie sin hogar, las escuchas telefónicas ilegales. y el importantísimo futuro de Tommy Carcetti. Un último montaje nos recuerda que la vida continúa en Baltimore, ya sea que los personajes del programa lo hayan remodelado para mejor o no.


Los Soprano terminaron hace 14 años, pero aún queremos saber: ¿Tony murió?

Han pasado 14 años desde que se emitió el episodio final de Los Soprano, pero una gran pregunta sobre el programa nunca ha sido respondida.

La escena final del exitoso programa Los Soprano.

La escena final del exitoso programa Los Soprano.

James Gandolfini como Tony Soprano en Los Soprano. Fuente: Suministrado

Hace exactamente 14 años, millones gritaron frenéticamente, pensando que perdieron su conexión por cable cuando Los Soprano de HBO terminaron su última temporada, gracias a que el creador David Chase inventó una de las últimas escenas más brillantes y llenas de suspenso en la historia de la televisión.

Ese final Hecho en America, llega a un final épico y ambiguo de la historia del jefe criminal del norte de Nueva Jersey, Tony Soprano, interpretado por el fallecido y notable James Gandolfini.

Ya conoces la escena: Journey & # x2019s Don & # x2019t Stop Believin & # x2019 juega como Tony, Carmela (Edie Falco) y su hijo, A.J. (Robert Iler), come los mejores aros de cebolla de Jersey en Holsten & # x2019s. La canción se corta en & # x201CDon & # x2019t stop & # x201D y vemos 10 segundos de pantalla negra antes de que aparezcan los créditos silenciosos finales.

Ahora, con años de retrospectiva y una precuela, Los muchos santos de Newark, en el horizonte, el misterio detrás del destino de Tony & # x2019 ha sido eliminado en & # x2013 y es mucho más sutil que Vio cita El Padrino.

James Gandolfini en la escena final de Los Soprano. Fuente: Suministrado

Falco reveló en el podcast de los New York Knicks de Chuck D & # x2019s que se filmó un final alternativo del programa con ella y Gandolfini en 2010 en un esfuerzo por atraer a LeBron James para que jugara en el Madison Square Garden & # x2013 a pesar de que ella no sabía quién. él era.

Similar al final de Buenos amigos, mostraba la vida de Tony en la protección de testigos, probablemente gracias a la relación simbiótica que había establecido con el agente federal Dwight Harris (Matt Servitto). A pesar de la gran fanfarria y especulación, la escena nunca se incluyó en el canon del programa & # x2019s y simplemente sigue siendo una toma alternativa sin usar.

Entonces, ¿qué le pasó realmente a Tony?

Presagio propio de la soprano y de # x2019

En el programa, Tony reconoció previamente a la Dra. Jennifer Melfi (Lorraine Bracco) que & # x201Cthere & # x2019s dos finales para un tipo como yo, un tipo de alto perfil: muerto o en lata & # x201D.

Gracias al testimonio anticipado de Carlo Gervasi (Arthur J. Nascarella) después de que arrestaran a su hijo alborotador Jason, Tony se queda preparándose para una acusación que probablemente lo pondría tras las rejas por el resto de su vida & # x2013 así que incluso si Soprano vive. después de la cena, sus viejas costumbres esencialmente han terminado, simbolizando una muerte proverbial.

Aunque, no parece que Tony viva para ver un juicio.

Elenco de Los Soprano: Tony Sirico con Steven Zandt, James Gandolfini, Michael Imperioli y Vincent Pastore. Fuente: News Limited

Mientras la canción de rock & # x201980s suena en todo el restaurante, hay una toma recurrente de un hombre sentado en el mostrador del restaurante & # x2019s mirando constantemente a Tony. Él & # x2019 es acreditado como Hombre con chaqueta exclusiva para miembros, una referencia al primer episodio de la temporada 6, Solo miembros, que vio al informante del FBI Eugene Pontecorvo (Robert Funaro) del equipo de Soprano & # x2019s cometer un suicidio muy gráfico después de que ninguna de las partes le permitió retirarse con su familia a Florida.

Los momentos finales del programa ven al hombre entrar al baño de Holsten & # x2019s, unos 30 segundos antes del corte a negro. El movimiento refleja la escena favorita de Tony y # x2019 en El Padrino, cuando Michael Corleone toma una pistola colocada detrás de un restaurante y baño para vengar el intento de asesinato de su padre.

Mientras Members Only está en el baño, Meadow (Jamie-Lynn Sigler) se estaciona en paralelo con éxito después de muchas salidas en falso. Ella corre hacia la entrada de Holsten & # x2019s mientras Tony mira hacia arriba justo antes de & # x2026 el final.

Si Tony estaba recortado en ese momento, se alinearía con la continuidad de tomas que Chase, quien dirigió solo el primer y último episodio de la serie, había seleccionado.

Tony es el primero de su familia en llegar a Holsten & # x2019s, y varias personas ingresan después, incluidos Solo miembros. Cada vez que alguien entra por la puerta principal, suena una campana y se muestra un primer plano de la cara de Tony & # x2019 para visualizar su punto de vista ante la audiencia.

En los segundos finales del episodio, se escucha esa campana, ya que se da a entender que Meadow está entrando al restaurante. La cámara corta a Tony, presumiblemente cuando Members Only emerge del fondo, pistola en mano, antes del apagón. Esa oscuridad silenciosa se convierte en el punto de vista de Tony, algo que la temporada final del programa simbolizó en múltiples ocasiones.

& # x201C Probablemente ni & # x2019t lo escuches cuando sucede & # x201D Bobby Baccalieri (Steven Schirripa) le dice a Tony algunos episodios antes, en Películas caseras de soprano, mientras el dúo comparte una morbosa conversación sobre cómo podrían perecer.

En El cometa azul, el penúltimo episodio de la serie, Bobby es asesinado a tiros por orden de un jefe de la mafia opuesto. Más tarde, Tony sostiene la pistola que el ahora fallecido Bobby le dio por su cumpleaños y vuelve a la línea & # x201CDon & # x2019t ni siquiera la escucho & # x201D.

Otro ejemplo de silencio que rodea a un ataque de la mafia está en Etapa cinco, cuando el consigliore Silvio Dante (Steven Van Zandt) cena con Gerry Torciano (John Bianco) y surge un silencio conmocionado mientras un hombre armado abre fuego contra Torciano.

Tony Sirico, izquierda, y James Gandolfini, derecha, escena de película de Los Soprano. Imagen: Mike Derer / AP Fuente: AP

El año pasado, Chase pudo haber cometido un error en las entrevistas. Después de más de una década de negarse a explicar la escena final, se refirió a ella como la muerte de Tony & # x2019s.

Durante una entrevista filtrada para su libro Las sesiones de los Soprano, Chase reveló inadvertidamente el resultado cuando el coautor Alan Sepinwall preguntó: & # x201C Cuando dijiste que había un punto final, no te refieres a Tony en Holsten & # x2019s, solo quisiste decir, & # x2018 Creo que tengo dos años más & # x2019 valor de las historias que quedan en mí. & # x2019 & # x201D

Chase respondió & # x201C Sí, creo que tuve esa escena de muerte unos dos años antes del final & # x2026 Pero no & # x2019t hicimos eso & # x201D.

& # x201C Te das cuenta, por supuesto, de que te refieres a eso como una escena de muerte, & # x201D, dijo el coautor Matt Zoller Seitz.

Sin embargo, no hizo falta la admisión accidental para juntar las piezas.

Tony & # x2019s fracasos se hacen realidad

Toda la sexta temporada gira en torno a los fracasos de Tony & # x2019, incluso conduciendo a la última escena.

Tony ve que no podía poner fin al uso desenfrenado de drogas de Christopher & # x2019s (Michael Imperioli) en Kennedy y Heidi, justo antes de matar a su primo, cuya ex prometida se convirtió en informante del FBI.

Eso & # x2019s seguido por A.J. & # X2019s intentó suicidarse en Tony & # x2019s pool en La segunda venida.

Tony luego drena el agua de la piscina, que en el comienzo del show & # x2019 entró para alimentar a los patos que simbolizaban a su familia. Los Soprano ahora se quedan con una piscina cubierta y vacía durante el clima más frío.

En el último episodio, Tony tiene una visita silenciosa a Silvio en el hospital, de quien no se espera que recupere el conocimiento.

Una vez más en silencio, el jefe probablemente reflexiona sobre la situación, que podría haber hecho más para prevenir.

Más tarde ve a un joven demente (Dominic Chianese), quien durante todo el programa se burló de Tony por nunca tener & # x201C los ingredientes de un atleta universitario & # x201D.

Efectivamente, un mural de un destacado jugador de fútbol de una escuela secundaria local está pintado en la pared en Holsten & # x2019s en la siguiente escena.

El creador de Los Soprano, David Chase. Fuente: Suministrado

Una pregunta permanece incluso si está muerto: ¿Quién mató a Tony Soprano?

¿Era un pariente de Eugene & # x2019s? ¿La tripulación de Nueva York no respetó el alto el fuego? ¿O se vengó un decorador de interiores que mató a 16 checoslovacos? ¿Dónde ha estado Furio (Federico Castelluccio) todo este tiempo?

No saberlo con certeza es un símbolo en sí mismo. Así como la familia y los seres queridos de otros personajes asesinados nunca lograron su cierre a lo largo de la serie, tampoco la audiencia de Chase & # x2019s, con el futuro de la familia nuclear y criminal de los Soprano en el aire.

Con suerte, la precuela de septiembre y # x2019, protagonizada por Gandolfini y el hijo de 22 años de # x2019, Michael Gandolfini, como el joven Tony Soprano, dará aún más cierre a uno de los acertijos más crípticos de la televisión.

Este artículo apareció originalmente en el New York Post y fue reproducido con permiso.


Explicación del final de 'Los Soprano'

Final Explicado es una serie recurrente en la que exploramos los finales, secretos y temas de películas y programas interesantes, tanto nuevos como antiguos. En esta entrada, profundizamos en el final de Los Soprano e intentamos darle sentido a ese impactante corte a negro.

En 1999, David Chase cambió la televisión para siempre cuando nos presentó a Tony Soprano (interpretado por el difunto gran James Gandolfini) y su encantadora forma de sociopatía. Al allanar el camino para los antihéroes de la pequeña pantalla en los próximos años, los fanáticos estaban emocionados en conflicto acerca de apoyar a un protagonista que mata con una sonrisa en su rostro.

Sigue generando conversación de los fanáticos que vieron el piloto hace más de veinte años, así como de la franja de nuevos fanáticos. Los Sopranos aún atrae, la conclusión de la serie, con el episodio de junio de 2007 "Made in America", se convirtió rápidamente en uno de los finales más icónicos de la historia de la televisión.

Entonces. ¿Qué pasó esa noche en Holsten's? ¿Qué significa ese corte a negro? ¿Tony está muerto? ¿Esta el vivo? ¿Fue el hombre de la chaqueta exclusiva para miembros enviado por uno de los muchos, muchos personas a las que Tony ha cabreado a lo largo de los años para finalmente golpearlo de una vez por todas. ¿La letra de Journey & # 8217s & # 8220Don & # 8217t Stop Believin '& # 8221 ofrece alguna pista?

First, let’s recap: “Made in America” opens with a God’s eye view shot of Tony, evoking an ominous visual of him laying in a coffin. Bobby Bacala is dead. Silvio is in a coma, presumed to never regain consciousness. And Phil is nowhere to be found.

But still, Tony jolts awake, living to see yet another day.

Since the tension with New York boiled over to a full-blown war, both Tony’s family and Family have been on the lam. But in classic Sopranos form, the war with New York ends not with a bang but with a perfectly anti-climactic whimper. After all the fear and hiding, Tony gets the go-ahead from Butch to deal with Phil however he sees fit.

After his comically gruesome demise, Phil is no longer a threat and Tony gets a temporary moment of reprieve. That is until his lawyer informs him Carlo’s talking to the feds and there’s an eighty-to-ninety-percent chance Tony will get indicted within the next few days.

As we approach the final fifteen minutes of the finale, there is a heavy sense of closure for Tony his consigliere is in a coma, his brother-in-law is dead, and he’s staring down the barrel of the trial of a lifetime. So what does Tony do? Well, he meets his family at an ice cream parlor for dinner and orders a basket of onion rings.

The final sequence of Los Sopranos at Holsten’s begins innocently enough. Tony walks in and looks around for his family. He’s the first to arrive. After Tony is seated, the tension starts to build as we see a quick succession of shots of the rest of the restaurant. Tony flips through the jukebox on his table, looking up each time the door dings and someone walks in.

Just as Steve Perry begins crooning, Carmela walks through the door. “Just a small-town girl.” A cut back to Tony, “Just a city boy.” The editing continues at an unnaturally fast pace, flipping between close-ups of Carm and Tony as they catch up and wait for AJ to arrive. The door dings again. AJ walks in, a few steps behind a man who sits at the bar.

The man at the bar quickly glances back toward the Sopranos’ table. An abrupt cut to AJ and then we’re outside the restaurant. Meadow is struggling to parallel park. There’s a flurry of shots from different angles as she hits the curb and keeps trying. The music and tension continue to rise.

Inside, the man at the bar looks back again. Carmela, AJ, and Tony continue chatting. AJ complains about the banality of his new job. Carmela reassures him it’s worthwhile work. Tony tells him to buck up. Suddenly we’re outside again and Meadow is still trying to park. Back inside. The man at the bar stands. Tony looks up. Cut to AJ. The man walks by the Sopranos and into the bathroom.

There’s a brief shot of other patrons and then back to Meadow. The shots are cut together at a dizzying speed and the tension is almost too much now. Jump inside to a wide shot of the family. One by one, shots of Carmela, then AJ, and finally Tony each placing whole onion rings in their mouths as if they’re taking communion. Meadow runs across the street, narrowly avoiding being hit by a car.

One more cut to the table as the door dings one last time. Tony looks up and

That now-infamous cut to black inadvertently catalyzed over a decade of heated debate. Many fans thought for certain it meant Tony was dead. Others argued that he had to be alive: after all, we’ve been with Tony for eight and a half years at this point, and if he’s going to die, we had better get to see it. A lot of us sat in front of silent screens, wondering why their cable cut out at the worst possible moment.

“You probably don’t even hear it when it happens, right?” Bobby says to Tony in the Season 6 episode “Sopranos Home Movies,” which aired two months prior to the finale. This quote is echoed at the end of “The Blue Comet,” the series’ penultimate episode that sees Bobby’s own extremely violent death. Is the cut to black Tony not hearing it when it happens?

For those who believe that the cut to black signifies Tony’s death, the most common theory is that the man at the bar (credited only as Man in the Members Only Jacket) went to the bathroom, grabbed a gun behind the toilet — a la Michael Corleone in The Godfather — and whacked Tony from behind.

Perhaps a more optimistic bunch, fans who see no reason to believe Tony is dead point towards the empirical evidence of the Holsten’s sequence. This is an ice cream parlor. There aren’t any secret assassins or crazed gunmen, just a young couple on a date and a Boy Scout troop. In their eyes, the cut to black is simply the end.

Maybe Tony Soprano lived out the rest of his days until he died old and riddled with dementia, like Uncle Junior. Maybe Carlo the rat revealed too much to the FBI and Tony was indicted, this time finally the big one. Maybe the Man in the Members Only Jacket was sent by Eugene Pontecorvo’s widow. Her husband killed himself when Tony refused to let him leave the Family in the aptly named Season 6 opener, “Members Only.”

No matter what De Verdad happened, this is the end of the line for us.

Bobby’s musings on what happens when you get killed, while often offered up as definitive evidence of Tony’s unfortunate fate, can just as easily be applied to us. Whatever happens, as the door opens, we didn’t hear it happen. We’re plucked from Tony Soprano’s world just as quickly as we would’ve been if we’d shared the same fate as the long line of those whacked before us.

“There’s two endings for a guy like me… Dead or in the can,” Tony once told Dr. Melfi. Considering those two possibilities, David Chase’s subversive ending is something of a Rorschach test: did you see Tony die or live long enough to make it to the can?

What we believe happens here says much more about each viewer than it does about Tony. Even after seeing all the pain and suffering that men like Tony put out into the world, are we heartbroken that this life we’ve shadowed for so many years is gone? Like Tony after Livia’s passing, are we guilty about not being sad enough?

Did we want to see Tony live?

Or are we just disappointed we didn’t get to witness his blood spill for ourselves?


The Sopranos: The Definitive 86-Episode Ranking The quotes, notes and hits from every single episode

Twenty years ago, The Sopranos changed the landscape of network television by airing on a premium movie channel that dabbled in children’s shows and anthology series’ like Tales of the Crypt in the 80s, then moved onto sitcoms like Arli$ and Dream On in the 90s (including the rights to Mr. Bean from 1992-1997). The Home Box Office took two big swings: The first being the buzz-worthy word-of-mouth Sara Jessica Parker vehicle Sex and The City, a 30-minute single-camera soap that specialized in excessive fashion and agonizing over romances the other was as anti-buzz or the farthest thing from stylized a show could get, starring a little-known character actor, to play a man in the Waste Management business.

The Sopranos premiered on the now premium cable giant on January 10th, 1999, to little press-worthy heat, and a negative cognition of being a mob-related television show when critics felt the genre was old, tired, and stale. They took a gamble on a veteran television writer/producer who made his bones with The Rockford Files, and whose success began to taper off after hitting career peaks with the Peabody award-winning I’ll Fly Away and executive producing the critical darling Northern Exposure. That man was David Chase, who is one of the most talented writes to ever helm a television show, but that doesn’t mean he didn’t stumble into his share of aliening-of-the-stars, old-fashioned, dumb-luck.

Chase, originally, wanted to cast guitar and mandolin Miami Steve of the E-Street Band (Steven Van Zandt) as Tony Soprano, and Carmela was going to be played by Goodfella’s veteran actress Lorraine Bracco. He eventually came to his senses and selected the very best people for the job, including James Gandolfini, who specialized at explosive bad-guy types with a lovable side (see Night Falls on Manhattan). Gandolfini, at the time, wasn’t a classic film or television star who could carry a network show, which in that era had incredibly high rating’s standards. Chase, also, needed an actress who could match and then stand up to Gandolfini’s ability to bring out a switchblade temperament, and he found that in Edie Falco, who before her career-defining role at that point, was known for a recurring role as the wife of a blind cop on Homicide: Life on the Street. With those stars aligning, and an embarrassment of riches being gathered in the rough writers and directors, the impeccable casting without giving into big-name guest stars overtaking a series, with some of the sharpest writing television has ever known, The Sopranos became an American cultural touchstone.

HBO thought they were creating two soap operas at the time (a fact David Chase confirmed in the season one DVD set his career-defining show is, in fact, a soap) and had no idea The Sopranos would kick off the Golden Age of television that hasn’t ended and may have been directly responsible for the increase in cable stations across the world starting their own television brand. The darkly comic and thrilling look (no, this isn’t Analyze This) at a Northern Jersey crime family practically gave birth to the anti-hero, and shows like Breaking Bad, The Wire, Mad Men, and countless others would have never been given air time without it.

Please read our definitive 86-episode ranking of arguably the finest show in the history of the television, one that, in my opinion, has never produced a bad hour of television, complete with some of the show’s best lines, notable appearances, factoids, and the boundless amount of hits.

Note: Use the numbered links at the bottom of the page to navigate this mammoth article. Want more Sopranos? Click these words for a ranking of shows greatest “hits!”


Ver el vídeo: The Big Bang Theory Before and After - 2018