¿Significado del término de la Guerra Civil "playout"?

¿Significado del término de la Guerra Civil

Estoy leyendo Gettysburg The Last Invasion de Guelzo y se cuenta que un capitán aconsejó a un sargento que se asegurara de que los hombres que eran "playouts" crónicos fueran llevados a la pelea o asesinados por el propio sargento. Supongo que el término significa hombres que evitaron pelear pero no pueden encontrar tal definición. Suponiendo que estoy adivinando bien, me pregunto qué tan común fue lidiar con tales playouts matándolos.


De For Duty and Destiny: The Life and Civil War Diary of William Taylor Stott, Hoosier Soldier and Educator por Lloyd A. Hunter:

En el uso de la Guerra Civil, un "play-out era como un soldado que estaba agotado o desmoralizado, posiblemente hasta el punto de un colapso. El término también se aplicaba a alguien que era" sospechoso de fingir ".

En contexto, parecería que las "jugadas crónicas" serían más probables en este último grupo.

Aunque unos 500 soldados fueron ejecutados (por ambos bandos) durante la Guerra Civil estadounidense, que es más que en todas las demás guerras estadounidenses combinadas, este fue, sin embargo, un castigo relativamente raro. La gran mayoría de las ejecuciones fueron por deserción y se llevaron a cabo en las últimas etapas de la guerra.

Por supuesto, esas ejecuciones se habrían llevado a cabo bajo la ley militar. La situación que está describiendo suena a ejecución extrajudicial y sumaria. Si bien esto puede haber sucedido, es poco probable que haya muchos registros en la mayoría de los casos.


Guerra civil

La guerra civil existe cuando dos o más partes opuestas dentro de un país recurren a las armas para resolver un conflicto o cuando una parte sustancial de la población toma las armas contra el gobierno legítimo de un país. Dentro del derecho internacional se hacen distinciones entre conflictos menores como los disturbios, donde el orden se restablece rápidamente, y las insurrecciones a gran escala que encuentran partidos opuestos en el control político y militar de diferentes áreas. Cuando un conflicto interno alcanza proporciones suficientes para que los intereses de otros países se vean afectados, los estados externos pueden reconocer un estado de insurgencia. Un reconocimiento de la insurgencia, ya sea formal o de facto, indica que el estado que reconoce considera a los insurgentes como verdaderos contendientes por el poder legítimo. Aunque la situación precisa de los insurgentes según el derecho internacional no está bien definida, los insurgentes reconocidos tradicionalmente obtienen la protección que se otorga a los soldados en virtud de las normas internacionales de derecho relativas a la guerra. Un estado también puede decidir reconocer al grupo contendiente como beligerante, un estado que invoca derechos y responsabilidades más bien definidos. Una vez reconocida como parte beligerante, esa parte obtiene los derechos de una parte beligerante en una guerra pública o entre estados opuestos. Los beligerantes están a la par del estado padre en la conducción y solución del conflicto. Además, los estados que reconocen a los insurgentes como beligerantes deben asumir los deberes de neutralidad hacia el conflicto.


Significado del término de la Guerra Civil & ldquoplayout & rdquo? - Historia

Definiciones de los términos de la guerra civil

Esta sección proporciona definiciones de algunos de los términos más oscuros que se utilizaron en la Guerra Civil. Estos términos se refieren principalmente a los utilizados por los ejércitos y aparecen con frecuencia en los informes escritos por los comandantes en los Documentos Oficiales, así como en algunos que acabo de encontrar interesantes.

Abatis - Una de las formas de defensa más antiguas para las fortificaciones, el abatis es un arreglo de árboles talados, con las ramas hacia afuera desde la posición de defensa para impedir la carga del enemigo.

Sombra Acústica - Varias veces durante la guerra, los observadores que vieron una batalla a solo unas pocas millas de distancia informaron que no escucharon sonidos de batalla, mientras que las personas a 10 o 20 millas de distancia escucharon claramente el retumbar de la artillería. Este fenómeno, conocido como sombra acústica, se atribuyó a condiciones atmosféricas anormales que impidieron la transmisión normal del sonido, lo que resultó en una bolsa de silencio.

Ayudante de campo - Un confidencial de oficio oficial designado por los oficiales generales para su estado mayor, un ayudante de campo dependía directamente de su comandante y solo recibía órdenes de él. En un puesto de gran responsabilidad, se requería que un asistente redactara las órdenes y las entregara personalmente si fuera necesario, y que tuviera un conocimiento profundo de las posiciones de las tropas, las maniobras, las columnas, las órdenes de los cuerpos, las rutas y la ubicación de las dependencias de los oficiales.

Antebellum - En el habla general, este término designa el período comprendido entre 1812 y 1860. Estrictamente hablando, la frase latina significa "antes de la guerra" y podría aplicarse a cualquier período anterior a la guerra. En los Estados Unidos, la etiqueta todavía se usa para designar el Sur de antes de la guerra.

Despertador del bebé - Primer disparo de un cañonazo.

Pasamontañas - Una capucha de lana que cubre la cabeza y el cuello, usada por primera vez por las tropas en la Guerra de Crimea. Balaclava (o Balaklava) fue el punto focal del & quotCargo de la Brigada Ligera & quot.

Barbeta - Por lo general, se encuentra solo en fortificaciones permanentes o semipermanentes, una barbacoa era una plataforma o cama de madera elevada que permitía disparar una pieza de artillería sobre una pared protectora o un parapeto sin exponer a su equipo de armas al enemigo. Durante un asedio prolongado, el ejército sitiador a menudo establecía fortificaciones elaboradas pero temporales para sus piezas de artillería, en cuyo caso a menudo se usaba un gran montículo de tierra como sustituto de una plataforma formal de barbacoa de madera.

Vivac - Los ejércitos de la Guerra Civil no siempre proporcionaron refugio temporal a sus hombres en movimiento. El refugio para 2 personas (tienda para perros) se distribuyó ampliamente en los ejércitos del norte, pero no siempre se llevó. En las operaciones activas se esperaba que los hombres vivaquearan, durmieran al aire libre. El Ejército de los Estados Unidos definió el término en 1861: "Cuando un ejército pasa la noche sin refugio, excepto el que puede estar hecho apresuradamente de plantas, ramas, etc., se dice que vivac".

Breastworks - una barricada por lo general a la altura del pecho que protegía a los defensores del fuego enemigo.

Buck y Ball - Esta carga de mosquete, en la que se podía confiar en una situación defensiva, estaba compuesta por 3 perdigones grandes atados sobre una bala de mosquete de ánima lisa calibre .69 y estaba encerrada en un cartucho de papel como los utilizados con la bala Minie. El mosquete calibre .69 (que se encuentra con mayor frecuencia en las filas confederadas, pero no es el preferido) era un arma inexacta que podía convertirse en un buen uso a corta distancia con esta carga. El uso del balón y la pelota no era común.

Buck y mordaza - Una forma de castigo atado en el que un soldado era atado y amordazado en una posición sentada con una barra colocada entre los brazos y las rodillas que generalmente se empleaba para la insubordinación de rango.

Butternut - Término de la jerga para un soldado confederado derivado de la práctica de teñir telas hechas en casa con una mezcla de nueces y cobre para hacer un uniforme de un tono marrón amarillento.

Camufleta - Para combatir a los mineros enemigos que excavaban túneles bajo sus obras de asedio o trincheras, los confederados y los federales a veces usaban un simple dispositivo explosivo llamado camuflaje. La carga explosiva se colocó frente a las defensas para que, a medida que los mineros enemigos avanzaban, el camuflaje descansara en su camino. Cuando el enemigo golpeara el dispositivo con un pico o una pala, tendría que retirarse apresuradamente o el eje colapsaría sobre él. Si se planta con habilidad, el camuflaje explotaría hacia abajo dejando intacta la tierra de arriba para no revelar la ubicación de la mina.
Probablemente tan antiguos como la historia de la guerra de asedio y la pólvora, estos dispositivos antiminas se usaron con poca frecuencia durante la Guerra Civil, pero los confederados los probaron en Vicksburg. Un diccionario militar del siglo XVIII afirmaba que cuando los mineros golpeaban camuflajes, "combustibles apestosos" les volaban a la cara. Camouflet, del francés antiguo, significa una bocanada de humo en la cara de alguien.

Disparo de caso - Apropiadamente, el tiro de caja se refiere al tiro de uva, bote o tiro de caja esférico, un proyectil de artillería que se rompe a propósito al disparar y se usa como carga antipersonal. Muy a menudo en la literatura de la Guerra Civil, las referencias a los disparos implican una caja esférica, una ronda inventada en 1784 por el artillero inglés, el teniente Henry Shrapnel. Era una esfera de hierro llena de trozos o bolas de hierro y una carga explosiva destinada a romperse poco después de disparar. Su alcance efectivo fue de 500 a 1500 yardas.

Cabezas de cobre - Una etiqueta para los norteños que se opusieron a la guerra y ocasionalmente trabajaron para socavar el esfuerzo bélico.

Revestimientos de algodón - Cañoneras que usaban fardos de algodón apilados en sus cubiertas como escudo del fuego enemigo.

Derrota en detalle - En la literatura de la Guerra Civil, la derrota en detalle a menudo se malinterpreta como la destrucción completa de una fuerza. En realidad, significaba derrotar una unidad de fuerza por unidad, generalmente porque los regimientos o compañías individuales no estaban a una distancia de apoyo entre sí.

Demostración - En esta maniobra estratégica, utilizada con frecuencia durante la Guerra Civil, una unidad separada de la fuerza principal hizo una demostración de fuerza en una parte de la línea del enemigo que no estaba realmente destinada al ataque, distrayendo al enemigo mientras se realizaba un ataque en otra parte. Las manifestaciones fueron útiles tanto para los grandes cuerpos de tropas como para los pequeños.

Ataque escalonado - Un avance rechazado en una posición enemiga, lo que significa que el avance ocurrió en secuencia de derecha a izquierda o viceversa en formaciones paralelas pero no alineadas, idealmente un ataque escalonado obligaría al refuerzo de aquellas partes de la línea enemiga primero asaltadas para debilitar el partes posteriores y aumentan las posibilidades de infringirlas, pero con mayor frecuencia un ataque de este tipo se desorganiza y vacila en la confusión.

Carne Embalsamada - La Guerra Civil fue el primer conflicto estadounidense en el que los soldados repartieron raciones enlatadas. "Carne embalsamada" era el término utilizado por los soldados de la Unión para referirse a la carne enlatada.

Enfilar - Disparar a lo largo en lugar de a la cara de una posición enemiga enfilando a un enemigo permite un rango de fuego variable para encontrar objetivos mientras se minimiza la cantidad de fuego que el enemigo puede devolver.

Compromiso - Hoy en día, el compromiso se refiere a un combate de diferente tamaño: una batalla a gran escala o una pelea limitada antes de una batalla. Una variante, encuentro de compromiso, denota un encuentro que sorprende a uno o ambos oponentes. Aparentemente, estas definiciones también se utilizaron antes y durante la Guerra Civil.
Sin embargo, a finales de la década de 1870, el compromiso adquirió un significado más específico. Durante ese período, las juntas de oficiales del ejército estudiaron la variada terminología otorgada al combate a través de los tiempos y eligieron la más aplicable a la experiencia estadounidense. Las actas de estas juntas están disponibles hoy en los archivos nacionales y revelan que los miembros del panel definieron la batalla como un encuentro a gran escala entre los elementos principales de los comandos independientes dirigidos por oficiales generales. Los registros no especifican los criterios desarrollados para clasificar los combates de menor tamaño, pero sugieren que el enfrentamiento denota un combate de alcance más limitado, que involucra unidades subordinadas o destacamento de ejércitos principales. En tamaño, un enfrentamiento se ubica justo debajo de una batalla y por encima de otros combates vagamente definidos como escaramuzas, acciones y asuntos.

Envolvimiento - El objeto de esta ofensiva, dirigida contra un flanco de una posición fija, era lanzar un fuego de enfilado a lo largo de la línea enemiga. Un doble envolvimiento, normalmente una operación arriesgada, implicaba un ataque contra ambos flancos simultáneamente. Una operación similar, aunque de mayor alcance, se conocía como Movimiento de Giro o Desarrollo Estratégico, en el que la ofensiva no se dirigía contra la posición del enemigo en sí, sino hacia un punto en su retaguardia, lo que obligaba al enemigo a dejar sus obras y defender ese punto. haciéndolo más vulnerable.
La mayoría de las maniobras de la Guerra Civil fueron envolventes o movimientos de giro, ya que en 1861 la precisión de largo alcance de las armas pequeñas estriadas había hecho que los ataques frontales contra posiciones fijas, especialmente atrincheradas, fueran extremadamente costosos. Sin embargo, cabe señalar que los manuales de tácticas de la época de la Guerra Civil no aplicaban definiciones específicas ni a "envolturas" ni a "movimiento de giro", que no se definieron rígidamente hasta finales de siglo. Los tácticos de la Guerra Civil usaban los términos solo en su sentido más general, en referencia a cualquier maniobra que no fuera un ataque frontal.

Fascino - Un manojo de palos o ramitas que se usaba para reforzar los movimientos de tierra, las paredes de las trincheras o las lunetas, ya que el fascine sustituía en el campo a un saco de arena o una bala de algodón, los materiales de refuerzo más preferidos. Por lo general, enterrada en el interior de tierra de una pared, una fascina tenía una parte superior erizada que a menudo sobresalía por encima de las fortificaciones de campo construidas apresuradamente y la impresión de ser una característica defensiva como un abatis.

Flanco - (n) también llamado ala al final de una posición militar móvil o fortificada, un flanco rechazado está unido o protegido por terreno, una masa de agua o fortificaciones defendidas, mientras que uno que no está protegido se dice que está `` en el aire '' (v) una maniobra que busca evitar un asalto frontal ganando el lado o leyendo de una posición enemiga.

Batería voladora - Dos o más cañones tirados por caballos que se desplazaban por el campo de batalla, se bajaban de los trepadores, disparaban, se calentaban y partían para disparar desde otra posición se denominaron vagamente "batería voladora". Ninguna organización de la Unión u Confederación enumeró oficialmente una sección de armas como una batería voladora. El término se refiere a la táctica de artillería ligera de mantener las armas en movimiento y luchando.

Fougasse - En la historia militar occidental, el uso de esta primitiva mina terrestre se remonta a finales de la Edad Media. La mayoría de las veces, un agujero poco profundo en el suelo lleno de piedras dentadas y una carga de pólvora, se activaba con una mecha que corría hacia una posición fortificada.

Permiso - La licencia de un hombre alistado de la Unión o del ejército confederado, rallada a discreción de su superior, se llamaba licencia. Las reglas en ambos servicios especificaban que la licencia debe ser otorgada por un comandante realmente acuartelado con la compañía o regimiento del soldado. Las armas y los pertrechos de un soldado licenciado permanecieron atrás, y él llevaba papeles de licencia con una descripción detallada de su apariencia física, fechas de regreso y salida, designación de la unidad y dietas y dietas proporcionadas. Los papeles de licencia advirtieron al soldado que se reincorporara a su unidad en la fecha especificada "o sería considerado un desertor".
Los permisos diferían de las licencias. A los oficiales se les concedieron permisos, cuyas reglas y estipulaciones eran más extensas. Tanto las hojas como los permisos fueron abusados ​​libremente, y ambos ejércitos tuvieron ocasión de cancelar todos los permisos y permisos para dar cuenta de los desertores y simuladores. También se utilizaron como incentivos: al expirar el alistamiento, regimientos enteros del ejército de la Unión recibieron "permisos para veteranos" si volvían a alistarse. Hubo durante un tiempo prolongado, lo que permitió a los soldados regresar a casa, y representó un aumento dramático en la tasa de natalidad nacional 1863-64.

Tejado - Una canasta cilíndrica de mimbre de varios metros de altura, llena de tierra y piedras, se utilizó un gavión para reforzar los trabajos de campo. Su uso precedió a la Guerra Civil por siglos.

Fuego griego - Una sustancia incendiaria utilizada para cargar proyectiles, el fuego griego tuvo poco servicio durante la Guerra Civil debido a su tendencia a explotar en un bollo cargado antes de ser disparado. En el siglo VII el general de la flota de Constantino IV lo utilizó para destruir los barcos sarracenos. Las enciclopedias militares del siglo XIX especulaban que el combustible era principalmente nafta. El inventor Levi Short de Filadelfia desarrolló el fuego griego de época de la Guerra Civil, probablemente un combustible logrado al hacer una solución de fósforo en bisulfuro de carbono.

Havelock - una cubierta de kepi blanca con una cola larga que cubre el cuello y los hombros de la prenda, el havelock recibió su nombre de Sir Henry Havelock, el militar británico que lo hizo popular en la India en la década de 1850. Considerada una elegante indumentaria marcial en climas cálidos, fue usada a principios de la Guerra Civil por los norteños y sureños para protegerse de la insolación. El havelock fue eliminado de las requisas de uniformes cuando American descubrió que cortaba la circulación de aire alrededor de la cabeza y la cara.

Mochila - Una bolsa de lona blanca de aproximadamente un pie cuadrado, la mochila contenía las raciones diarias del soldado de la Guerra Civil, colgada de una correa sobre el hombro derecho, tenía un forro impermeable y una solapa que se abrochaba en la parte superior y colgaba de la cadera izquierda. Algunos modelos de oficiales y milicias hechos a medida, estaban hechos de charol. La mayoría tenía un número u otra identificación de la empresa pintada o estarcida.

Fuera de combate - Los estadounidenses de la época de la Guerra Civil pensaban que el francés era el idioma de la guerra, no el amor. En la literatura contemporánea, se decía que un soldado herido quedaba fuera de combate, fuera de combate.

Tiro caliente - Destinados al uso marítimo, los hot shots eran perdigones de hierro macizo calentados en un horno y disparados contra buques de madera. Se encontraron hornos de tiro en las fortificaciones de la costa, así como a bordo de los barcos. El envío blindado redujo la efectividad de Hot Shot. Se usó para incendiar el interior de madera en Fort Sumter en abril de 1861, y los confederados en Fort Fisher, Carolina del Norte, lo usaron contra la flota sindical que bombardeaba en enero de 1865. En su momento más eficiente, se disparó para perforar el casco de un barco. , luego sentarse ardiendo dentro de un mamparo, eventualmente prendiendo fuego al barco.

Instantáneo - Una designación que significa un día de cuota del mes en curso. '' Por ejemplo, en su registro de la defensa de Fort Sumter, Samuel W. Crawford señaló - después de una reunión de los oficiales a principios de abril de 1861 - que su comida les permitiría mantener hasta el "decimoquinto instante" (es decir, el 15 de abril).

Líneas interiores - La circunstancia militar de poder moverse una distancia más corta para ejecutar maniobras y efectuar refuerzos o poseer un método de transporte más eficiente, como un ferrocarril, que permita despliegues rápidos.

Juramento acorazado - El juramento acorazado se originó en un estricto juramento de lealtad aprobado por el Congreso Federal el 2 de julio de 1862. En gran parte debido al enfoque conciliador del presidente Abraham Lincoln hacia la reconstrucción de los estados y ciudadanos confederados, el juramento tuvo poco efecto durante la guerra a pesar del acalorado debate que provocó. en el Congreso. El juramento tal como está escrito en la Ley de Reconstrucción del 23 de marzo de 1867 pedía lealtad al gobierno de los Estados Unidos. Si bien los juramentos de lealtad anteriores incluían solo un compromiso de lealtad futura, los congresistas radicales insistían en un compromiso de lealtad pasada y futura.

Quepis - Las adaptaciones y variaciones de la tapa de forraje del ejército de los EE. UU. De 1858 se conocían coloquialmente y generalmente como kepis. Una palabra francesa derivada del diminutivo suizo-alemán para "gorra", kepi usualmente denota la gorra militar de estilo francés con una corona corta, redonda y plana y visera de cuero. En el uso de la Guerra Civil estadounidense, la mayoría de las veces implicaba la gorra con patrón Zouave, chasseur o McClellan. La gorra de forraje original de 1858 tenía una corona más alta que se inclinaba hacia adelante, en algunos casos su parte superior estaba casi vertical a la visera, y se usó durante la guerra en ambos ejércitos. El modelo de chasseur, cerca del sombrero de fatiga de la caballería francesa, era un número más elegante, su corona más corta apretada hacia adelante en un ángulo de aproximadamente 35 grados y sus modelos de oficial decorados con una corona y una banda de colores contrastantes y tal vez un poco de trenza dorada alrededor de la parte superior de La corona. Los kepis son los sombreros más estrechamente asociados con el servicio de la Guerra Civil.

Luneta - Un fuerte de campo de 2 o 3 lados, con la parte trasera abierta a las líneas interiores, se llamaba luneta. Los lunettes a menudo se nombraban en honor a los comandantes de batería o al mando de los generales de brigada.

Mortero - Los morteros se encuentran entre las formas de artillería más antiguas y no habían cambiado mucho con el advenimiento de la Guerra Civil. Clasificados por tamaño de agujero, 5.8 pulgadas, 8, 10 y 13 pulgadas, lanzaron una "bomba" o proyectiles fundidos en un arco alto sobre las murallas y fortificaciones enemigas y, a veces, lanzaron proyectiles sobre las cabezas de las tropas amigas mientras cargaban. el enemigo. El mortero coehorn, entre los más pequeños, tenía 4.5 pulgadas. aburrir.
Hechos de hierro, montados sobre lechos de madera pesada y hierro, los morteros solían estar destinados a trabajos de asedio y guarnición.

Orden de batalla - Este término tiene 2 significados distintos en el lenguaje militar de hoy en día, solo uno de los cuales era de uso común durante la Guerra Civil. Hoy en día se define como (1) una disposición particular de tropas y otros recursos militares en preparación para el combate y (2) una compilación tabular de unidades, que muestra información como organización, oficiales al mando y cifras de bajas. Durante la década de 1860, sin embargo, sólo la primera definición estuvo operativa, y el término "tabla de organización" se utilizó para cubrir la segunda.

Panada - Una mezcla de galletas duras desmenuzadas y whisky o agua medicinal, popular en los hospitales de campaña de la Guerra Mexicana, se les daba panada a los pacientes débiles. Se abrió camino en la Guerra Civil siguiendo las recomendaciones de los veteranos. Mary Anne "Madre" Bickerdyke, enfermera voluntaria de la Unión, se destacó por dispensarlo en las instalaciones poco equipadas en las que trabajaba.

Parapeto - En las fortificaciones, un muro en la parte superior de una muralla que protegía a los fusileros o al equipo de artillería del fuego enemigo.

Piquete - Un puesto avanzado o guardia para una fuerza grande se llamaba piquete. Con la orden de formar una línea dispersa mucho antes del campamento del ejército principal, pero dentro de una distancia de apoyo, un piquete estaba formado por un teniente, 2 sargentos, 4 cabos y 40 soldados de cada regimiento. El servicio de piquete constituía el trabajo más peligroso de los soldados de infantería en el campo. Siendo los primeros en sentir un movimiento enemigo importante, también fueron los primeros en ser asesinados, heridos o capturados. Y lo más probable es que sea objetivo de francotiradores. El servicio de piquete, por reglamento, se rotaba regularmente en un regimiento.

Pioneros - Soldados designados para llevar a cabo tareas similares a las de los ingenieros de combate modernos, como cortar carreteras, reparar puentes y obras, y desmantelar la artillería enemiga, las fortificaciones y los ferrocarriles, el Cuerpo de Pioneros era una unidad especializada en el Ejército de Cumberland.

Point d'appui - Un punto fortificado o seguro que anclaba o fortalecía la posición de un ejército se llamaba "point d'appui". El camino hundido y el muro de piedra en Maryre's Heights, Fredericksburg, Virginia, son ejemplos de esto.

Prolonga - Una cuerda de cáñamo de 18 pies de longitud y 3,5 pulgadas de diámetro, se enroló un prolongamiento entre 2 ganchos en un camino de carruaje de armas y se mantuvo allí para maniobrar una pistola sin armazón. Tenía un gancho de hierro en un extremo, un ojo de metal en el centro y 3 eslabones de cadena y una palanca en el otro extremo.

Armas cuáqueras - Ante la escasez de artillería, los defensores del sur recurrieron con frecuencia a los "cañones cuáqueros" como estrategia defensiva. Estos eran troncos tallados para parecerse a un cañón, pintados de negro en el extremo de "disparo" y luego colocados detrás de las fortificaciones. En algún momento se utilizaron vagones de armas reales. Este engaño a menudo retrasó los ataques federales a las posiciones confederadas "fuertemente sostenidas".

Muralla - En las fortificaciones, terraplén de tierra de fuerte pendiente coronado por un parapeto.

Redan - En las fortificaciones, una forma de parapeto en ángulo en forma de V con su punta hacia el enfoque del enemigo.

Retrógrado - Una retirada ordenada generalmente diseñada para alejarse de un enemigo.

Revestimiento - Un muro de apoyo o refuerzo de movimiento de tierras o fortificaciones permanentes se denominó revestimiento. Sacos de arena, gaviones o fascines, trabajos de campo revestidos, revestimientos de mampostería, apoyados en fuertes de piedra o ladrillo.

Saliente - Un saliente es un área de una línea defensiva o fortificación que sobresale más allá de las obras principales. En la Guerra Civil, se extendía más cerca de la posición de un enemigo y por lo general invitaba a un ataque. Los generales erigieron salientes principalmente para cubrir el terreno dominante más allá de sus atrincheramientos.

Rodillo de savia - Una gran canasta de mimbre similar a un gavión, un rodillo de savia se llenó con piedras y tablas y se hizo rodar frente a zapadores de plomo que trabajaban en trincheras de asalto frente al enemigo. Desvió parte del fuego de armas pequeñas y ocultó parcialmente la vista de los zapadores en acción.

Poner en pantalla - Una función de la caballería desplegada para evitar que el reconocimiento enemigo determine el tamaño o el movimiento del ejército principal.

Metralla - Un proyectil hueco de hierro fundido lleno de bala de plomo engastada en una matriz de azufre y equipada con una mecha de percusión o de tiempo que desencadenaría una carga explosiva y dispersaría las bolas. "Por lo tanto, se calcula para extender todas las ventajas del disparo de cartucho, a distancias mucho más allá del alcance de ese proyectil", según Roberts (p.113). El único problema práctico en el camino de esta teoría fue la falta de fiabilidad de los fusibles de la Guerra Civil. La metralla a menudo se llama disparo de caja o disparo de caja esférica.

Pacotilla - Material para hacer uniformes al comienzo de la guerra que se describió en un artículo fáctico en Harper's Monthly en ese momento como un compuesto villano y cuota, la basura y la basura de la tienda, machacada, enrollada, pegada y alisada a la forma externa. y brillo de tela, pero no más parecido al artículo genuino que el sábalo a la sustancia. . . . '' A.N.Y. El escritor de Tribune lo llamó & quot; material pobre y elegante, tejido lo suficientemente abierto para seives [sic], y luego lleno de polvo de shearman & quot; El artículo de la revista continuaba: & quot; Los soldados, en el primer día de marcha o en la primera tormenta, encontraron sus ropas, abrigos y mantas, dispersándose para ganar en harapos o disolviéndose en sus elementos primitivos de polvo bajo la lluvia torrencial & quot

Escaramuza - De los diversos términos aplicados a las acciones militares de la Guerra Civil, & quotskirmish & quot denota un choque del menor alcance. En general, una escaramuza era un combate limitado, que involucraba a tropas distintas a las del cuerpo principal cuando este último participaba, la pelea se conocía como un enfrentamiento, una aventura o una batalla, dependiendo de su escala. Más específicamente, una escaramuza denotaba un encuentro entre líneas de escaramuzas opuestas, compuestas por tropas asignadas para proteger la cabeza y / o los flancos de un ejército en movimiento.

Línea de escaramuza - Un ejército de la Guerra Civil en marcha se protegió con líneas de escaramuzadores, tropas desplegadas en formación suelta por adelantado y / o en los flancos del cuerpo principal. Estas tropas atrajeron los fuegos del enemigo, desarrollaron su posición y advirtieron a los compañeros del inminente enfrentamiento. El manual de infantería en uso durante la guerra dedicó mucha cobertura a las tácticas de escaramuza, popularizadas por la gran dependencia de Napoleón en ellas durante la guerra continental de principios del siglo XIX.

Stand de armas - Un soporte de armas designado como un conjunto completo de equipo para 1 soldado de la Guerra Civil. Incluía un rifle, bayoneta, cartuchera y caja de municiones. Por el uso común, el término con frecuencia pasó a significar solo el rifle y la cartuchera.

Stand de colores - Un stand de colores era un solo color o bandera. Un regimiento de infantería de la Unión llevaba 2 banderas de seda o 2 gradas de colores. El primero fue el estandarte nacional, con el número o nombre del regimiento bordado con hilo plateado en la franja central. El segundo color, o regimiento, tenía un campo azul con las armas de los Estados Unidos bordadas en seda en el centro. Un regimiento de infantería confederado típico poseía solo 1 grupo de colores.

Estrategia - Operaciones militares de amplia concepción que implican la aplicación de una serie de tácticas integradas.

Sutlers - Una vista común en los campamentos de los soldados de la Guerra Civil era una hilera de chozas o carpas repletas de varios artículos a la venta. Estos establecimientos comerciales pertenecían a sutlers, civiles oficialmente designados para suministrar a los soldados una larga lista de artículos aprobados. Tanto en los ejércitos de la Unión como en los Confederados, a cada regimiento se le permitió 1 sutler. De estos vendedores del campo, un soldado podía comprar artículos como comida, periódicos, libros, tabaco, navajas de afeitar, platos de hojalata, vasos, cubiertos y alcohol ilegal.

Táctica - La maniobra y el despliegue de tropas antes, durante y después de un enfrentamiento para lograr los objetivos de la estrategia.

Torpedo - Término para una mina terrestre o marina.

Muñones - 2 pivotes cilíndricos colocados en el exterior de un cañón o mortero en su centro de gravedad se denominan muñones. Descansan sobre el carro de campo o carro de plataforma y permiten que el arma se eleve o baje fácilmente.

Vidette - Un centinela montado en servicio de piquete o guardia se llamaba vidette. También deletreada "vedette", la palabra deriva del latín que significa "mirar" o "ver".

Obras - En uso militar, terminología estándar para fortificaciones.

Fuente: & quotHistorical Times Illustrated Encyclopedia of the Civil War & quot; editado por Patricia L. Faust y & quotThe Civil War Dictionary & quot; por Mark M. Boatner III.


La guerra en Oriente, 1862-1863

División de Impresiones y Fotografías de la Biblioteca del Congreso / Wikimedia Commons / Dominio público

Tras la derrota en Bull Run, el mayor general George McClellan recibió el mando del nuevo ejército de la Unión del Potomac. A principios de 1862, se trasladó al sur para atacar Richmond a través de la Península. Moviéndose lentamente, se vio obligado a retirarse después de las batallas de los siete días. Esta campaña vio el ascenso del general confederado Robert E. Lee. Después de vencer a un ejército de la Unión en Manassas, Lee comenzó a moverse hacia el norte en Maryland. McClellan fue enviado a interceptar y ganó una victoria en Antietam el día 17. Descontento con la lenta persecución de Lee por parte de McClellan, Lincoln dio el mando al mayor general Ambrose Burnside. En diciembre, Burnside fue golpeado en Fredericksburg y reemplazado por el mayor general Joseph Hooker. En mayo siguiente, Lee se enfrentó y derrotó a Hooker en Chancellorsville, Virginia.


Aprenda sobre la Guerra Civil con imprimibles gratuitos

La Guerra Civil Americana se libró entre los estados del norte y sur de los Estados Unidos entre 1861 y 1865. Hubo muchos eventos que llevaron a la Guerra Civil. Tras la elección del presidente Abraham Lincoln en 1860, estallaron décadas de tensiones entre el norte y el sur, principalmente por la esclavitud y los derechos de los estados.

Once estados del sur finalmente se separaron de la Unión para formar los Estados Confederados de América. Estos estados eran Carolina del Sur, Alabama, Georgia, Luisiana, Texas, Virginia, Carolina del Norte, Tennessee, Arkansas, Florida y Mississippi.

Los estados que quedaron como parte de los Estados Unidos de América fueron Maine, Nueva York, New Hampshire, Vermont, Massachusetts, Connecticut, Rhode Island, Pennsylvania, Nueva Jersey, Ohio, Indiana, Illinois, Kansas, Michigan, Wisconsin, Minnesota, Iowa, California. , Nevada y Oregon.

Virginia Occidental (que había sido parte del estado de Virginia hasta que Virginia se separó), Maryland, Delaware, Kentucky y Missouri formaban los estados fronterizos. Estos fueron estados que eligieron seguir siendo parte de los Estados Unidos a pesar de que eran estados a favor de la esclavitud.

La guerra comenzó el 12 de abril de 1861, cuando las tropas confederadas dispararon contra Fort Sumter, donde permaneció una pequeña unidad de soldados de la Unión después de la secesión, en Carolina del Sur.


Orígenes de la Guerra Civil de "Tar Heel"

Sobre 2 de junio de 1863, un artículo en el periódico quincenal de Raleigh el Estándar de Carolina del Norte, apareció el apodo de “Tar Heel”, uno de los primeros usos conocidos impresos. Al describir las acciones de batalla de un mes antes, el sargento. George W. Timberlake informó:

Las tropas de otros Estados nos llaman "Tar Heels". Estoy orgulloso del nombre, ya que el alquitrán es una sustancia pegajosa, y los "Tar Heels" se pegaron como un gatito enfermo a un ladrillo caliente, mientras que muchos otros de un estado más aceitoso se deslizaron hacia la parte trasera y dejaron los "Tar Heels". ”Para aguantar.

Varias tradiciones orales diferentes sugieren múltiples orígenes posibles para el apodo. Some tales suggest colonial origins, but the more persistent anecdotes date the term to the Civil War.

The term is most commonly associated with General Robert E. Lee, who is said to have exclaimed “God Bless the Tar Heel boys.” Lee’s statement was made when he heard of an exchange in which a North Carolina soldier answered to the jeer of “Tar Heel” that if the other states’ soldier had had some tar on their heels the North Carolina troops would not have had to retake the battle line.

For more about North Carolina’s history, arts and culture, visit Cultural Resources online. To receive these updates automatically each day subscribe by email using the box on the right and follow us on Facebook, Twitter and Pinterest.


Notas

  1. A representative spread of these events include: ‘South and the World in the Civil War Era’ symposium at Rice University, February 2009, which led to a special issue in The Journal of the Civil War Era on ‘New Approaches to Internationalizing the History of the Civil War Era’, ed. W. Caleb McDaniel and Bethany L. Johnson, 2 (June 2012) two conferences on ‘The Transnational Significance of the American Civil War: A Global History’ at Friedrich-Schiller-University, Jena, in September 2011 & at the German Historical Institute in September 2012 a conference on the international significance of Abraham Lincoln at St. Catherine’s College, Oxford in July 2009, which was later published as The Global Lincoln, ed. Richard Carwardine and Jay Sexton (Oxford, 2011) ‘Secession as an International Phenomenon’ conference in Charleston, SC, December 2007, which was later published as Secession as an International Phenomenon: From America’s Civil War to Contemporary Separatist Movements, ed. Don H. Doyle (Athens, GA: University of Georgia Press, 2010) ‘The American Civil War in Global Context’ at George Mason University in May 2014, convened by the Virginia Sesquicentennial Commission. Important published ‘conversations’ on the topic include ‘Interchange: nationalism and internationalism in the era of the Civil War’, Revista de historia americana, 98 (September 2011), 455–89 AHR conversation: on transnational history’, American Historical Review, 111 (December 2006), 1441–64.Back to (1)
  2. On early influential calls for a transnational approach to the history of the United States, see: David Thelen, ‘Of audiences, borderlands, and comparisons: toward the internationalization of American history’, Revista de historia americana, 79 (September 1992), 432–62 Ian Tyrrell, ‘American exceptionalism in an age of international history’, American Historical Review, 96 (October 1991), 1031–55 Rethinking American History in a Global Age, ed. Thomas Bender (Berkeley, CA, 2002).Back to (2)
  3. John Fabian Witt, Lincoln's Code: The Laws of War in American History (New York, NY, 2013).Back to (3)
  4. See, for example: Stanley Kurtz, ‘How the college board politicized U.S. history’, National Review Online, 25 August 2014 <http://www.nationalreview.com/corner/386202/how-college-board-politicized-us-history-stanley-kurtz> [accessed 14 September 2014].Back to (4)

The author is happy to accept this review, and does not wish to comment further.


A Matter of Definition: What Makes a Civil War, and Who Declares It So?

Though the Bush administration continues to insist that it is not, a growing number of American and Iraqi scholars, leaders and policy analysts say the fighting in Iraq meets the standard definition of civil war.

The common scholarly definition has two main criteria. The first says that the warring groups must be from the same country and fighting for control of the political center, control over a separatist state or to force a major change in policy. The second says that at least 1,000 people must have been killed in total, with at least 100 from each side.

American professors who specialize in the study of civil wars say that most of their number are in agreement that Iraq’s conflict is a civil war.

“I think that at this time, and for some time now, the level of violence in Iraq meets the definition of civil war that any reasonable person would have,” said James Fearon, a political scientist at Stanford.

While the term is broad enough to include many kinds of conflicts, one of the sides in a civil war is almost always a sovereign government. So some scholars now say civil war began when the Americans transferred sovereignty to an appointed Iraqi government in June 2004. That officially transformed the anti-American war into one of insurgent groups seeking to regain power for disenfranchised Sunni Arabs against an Iraqi government led by Prime Minister Ayad Allawi and increasingly dominated by Shiites.

Others say the civil war began this year, after the bombing of a revered Shiite shrine in Samarra set off a chain of revenge killings that left hundreds dead over five days and has yet to end. Mr. Allawi proclaimed a month after that bombing that Iraq was mired in a civil war. “If this is not civil war, then God knows what civil war is,” he said.

Many insurgencies and ethnic or sectarian wars are also civil wars. Vietnam and Lebanon are examples. Scholars say the Iraq civil war has elements of both an insurgency — one side is struggling to topple what it sees as an illegitimate national government — and a sectarian war — the besieged government is ruled by Shiites and opposed by Sunni Arabs.

In Iraq, sectarian purges and Sunni-Shiite revenge killings have become a hallmark of the fighting, but the cycles of violence are ignited by militia leaders who have political goals. The former Yugoslav president, Slobodan Milosovic, did this during the wars in the Balkans.

The civil strife in Iraq largely takes place in mixed Sunni-Shiite areas that include the cities of Baghdad, Mosul and Baquba. In Anbar Province, which is overwhelming Sunni Arab, much of the violence is aimed at American troops. Large swaths of Iraq have little violence, but those areas are relatively homogenous and have few people.

Governments and people embroiled in a civil war often do not want to label it as such. In Colombia, officials insisted for years that the rebels there were merely bandits.

Some Bush administration officials have argued that there is no obvious political vision on the part of the Sunni-led insurgent groups, so “civil war” does not apply.

In the United States, the debate over the term rages because many politicians, especially those who support the war, believe there would be domestic political implications to declaring it a civil war. They fear that an acknowledgment by the White House and its allies would be seen as an admission of a failure of President Bush’s Iraq policy.

They also worry that the American people might not see a role for American troops in an Iraqi civil war and would more loudly demand a withdrawal.

But in fact, many scholars say the bloodshed here already puts Iraq in the top ranks of the civil wars of the last half-century. The carnage of recent days — beginning with bombings on Thursday in a Shiite district of Baghdad that killed more than 200 people — reinforces their assertion.

Mr. Fearon and a colleague at Stanford, David D. Laitin, say the deaths per year in Iraq, with at least 50,000 reportedly killed since March 2003, place this conflict on par with wars in Burundi and Bosnia.

Iraq’s president and prime minister avoid using the term, but many Iraqis say extremists have thrust the country into civil war, even as moderates have struggled to pull back from the brink.

“You need to let the world know there’s a civil war here in Iraq,” said Adel Ibrahim, 44, a sheik in the Subiah tribe, which is mostly Shiite. “It’s a crushing civil war. Mortars kill children in our neighborhoods. We’re afraid to travel anywhere because we’ll be killed in buses. We don’t know who is our enemy and who is our friend.”

The spiraling bloodshed here bolsters arguments that this is a civil war. A United Nations report released Wednesday said at least 3,709 Iraqis were killed in October, the highest of any month since the American-led invasion. More than 100,000 Iraqis a month are fleeing to Syria and Jordan.

“It’s stunning it should have been called a civil war a long time ago, but now I don’t see how people can avoid calling it a civil war,” said Nicholas Sambanis, a political scientist at Yale who co-edited “Understanding Civil War: Evidence and Analysis,“ published by the World Bank in 2005. “The level of violence is so extreme that it far surpasses most civil wars since 1945.”

Among scholars, “there’s a consensus,” Mr. Sambanis said. Scholars in the United States generally agree that there have been at least 100 civil wars since 1945. At the smaller end of the scale is the war in Northern Ireland. Measured by total killed, the largest modern civil wars were in Angola, Afghanistan, Nigeria, China and Rwanda.

However, there are some dissenting historians on the definition of civil war, and whether it applies to Iraq. John Keegan, the British writer of war histories, finds only five clear-cut cases, starting with the English civil war of the 17th century through to the Lebanese war of the 20th century. His criteria are that the feuding groups must be vying for national authority, have leaders who publicly announce what they are fighting for and clash in set-piece battles while wearing uniforms, among other things. He argues in the December issue of Prospect magazine that Iraq is therefore not in civil war.

On Friday, Scott Stanzel, a White House spokesman, insisted that the Iraq conflict was not civil war, noting that Iraq’s top leaders had agreed with that assessment. Last month, Tony Snow, the chief spokesman for President Bush, acknowledged that there were many groups trying to undermine the government, but said that there was no civil war because “it’s not clear that they are operating as a unified force. You don’t have a clearly identifiable leader.”

By contrast, Sen. Joseph R. Biden Jr., the top Democrat on the Senate Foreign Relations Committee, said on Fox News in September that “a political solution is necessary to end the civil war in Iraq.”

In 2003, at the start of the Sunni-led insurgency, Bush administration officials called the guerrillas “dead-enders” and insisted their only goal was to sow chaos. Now, American commanders acknowledge that political dominance is at the heart of this conflict.

In Congressional testimony this month, Lt. Gen. Michael D. Maples of the Defense Intelligence Agency characterized the situation as an “ongoing, violent struggle for power” and said the country was moving closer to a “significant breakdown of central authority.”

Many Iraqis and Americans who have tracked the insurgency say it has been strongly shaped by former Baath Party members who want to keep Shiites from taking power. Even the newer jihadist groups have articulated political goals on Web sites — most notably to establish a Sunni-ruled Islamic caliphate.

“There was a whole regime that ruled this country for 35 years,” said Mahmoud Othman, a senior Kurdish legislator. “Now they’ve gone underground. This is the main body of the resistance.”

Scholars say it is crucial that policy makers and news media organizations recognize the Iraq conflict as a civil war.

“Why should we care how it is defined, if we all agree that the violence is unacceptable?” asked Mr. Laitin, the Stanford professor. “Here is my answer: There is a scientific community that studies civil wars, and understands their dynamics and how they, in general, end. This research is valuable to our nation’s security.”


Deserters in the Civil War

I'm researching a Civil War veteran in my family. I've found his muster roll records and there is something that is confusing me. My Civil War ancestor was a private in the Union Army. It says on his records that he deserted on November 5, 1862, and returned on October 27, 1864. It says he was restored to duty (by competent authority) forfeiting all pay for time absent and $10 for transportation by order of General Stanly. How is this possible? I thought all deserters would have been executed.

Respuesta

This question gets at a central truth about service in the Civil War armies: desertion was common on both sides. It became more frequent later in the war (when more of the soldiers were draftees rather than volunteers, and when the brutal realities of Civil War combat had become more clear), and was more common among Confederate soldiers, especially as they received desperate letters from wives and families urging them to return home as Union armies penetrated further south.

While it is impossible to know with certainty how many soldiers deserted over the course of the conflict, Northern generals reckoned during the war that at least one soldier in five was absent from his regiment at war’s end, the Union Provost Marshal General estimated that nearly a quarter of a million men had been absent from their units sometime during the war. Estimates for Confederate armies range even higher—perhaps as many as one soldier in three deserted during the course of the war. The Army of Northern Virginia alone lost eight percent of its total strength in a single month during the savage campaign of the summer of 1864.

Officially, desertion constituted a capital offense and was punishable by death. But because of the numbers of soldiers involved, it proved practically as well as politically impossible to execute every deserter who was captured. The armies could not afford the numerical loss of such large numbers of troops more importantly, as Abraham Lincoln himself noted, people would not stand to see Americans shot by the dozens and twenties. Both armies employed other punishments (branding captured soldiers with a “D” on the hip, was common, for example) rather than execute every deserter they recovered. Both armies did execute some captured deserters—often in highly public ceremonies before the entire regiments, intended to deter other would-be fugitives—but such punishments were unusual.

Only 147 Union deserters were executed during the course of the war. Rather than rely entirely on punitive measures, Union authorities attempted to woo deserters back with offers of amnesty for soldiers who returned to their commands before a specific deadline, frequently pairing that reprieve with threats of increased punishment for those who failed to return before the designated date. Lincoln offered general amnesty to some 125,000 Union soldiers then absent from their regiments in March 1863, provided those soldiers returned to their units.

The prevalence of desertion from the ranks of both armies speaks to an interesting reality about those soldiers’ conception of military obligation. Long mistrustful of professional armies and fiercely protective of individual liberties, many Americans of the mid-nineteenth century (North and South) adhered to a conception of military service as a contractual—one that involved obligations from the state as well as from the citizen-soldier.

For some Civil War volunteers, their service in the army was predicated on specific treatment from their officers and the government. When they believed that the government had not held up its end of the bargain (by failing to provide essential supplies, for example, or by furnishing incompetent leaders) they assumed that the contract had been voided—and their absence, by extension, did not constitute desertion.

Bibliografía

Images:
Part of an editorial, "The Deserter," New York Evangelist, September 26, 1861.

"Execution of a Deserter in the Federal Camp, Alexandria," Noticias ilustradas de Londres, January 11, 1862.