Lazer Kaganovich

Lazer Kaganovich

Lazer Kaganovich, hijo de padres judíos, nació en Kabany, el 10 de noviembre de 1893. Trabajó como zapatero y se afilió al Partido Laborista Socialdemócrata en 1911. Miembro de la facción bolchevique, participó en la Revolución de Octubre. y luego se convirtió en líder del Partido Comunista en Ucrania.

Con el apoyo de Joseph Stalin Kaganovich ascendió rápidamente en la jerarquía del partido y en 1930 era miembro de pleno derecho del Politburó. Como leal servidor de Stalin, Kaganovich jugó un papel importante en el programa de colectivización y se unió a Vyacheslav Molotov para oponerse a las sugerencias hechas por Sergey Kirov para liberar a los encarcelados por delitos políticos. Kaganovich también estuvo involucrado en las grandes ganancias (1936-38) que sacaron del poder a todos los oponentes de Stalin.

Kaganovich ocupó una serie de puestos como comisario del pueblo, incluidos el transporte (1935-37), la industria pesada (1937-39) y la industria del combustible (1939). En la Segunda Guerra Mundial, Malenkov formó parte del consejo de defensa de cinco hombres que gestionó el esfuerzo bélico de la Unión Soviética.

Kaganovich perdió el poder con la muerte de Joseph Stalin en 1953. Se opuso a las políticas de desestalinización y en el verano de 1957 se unió a Nikolai Bulganin, Vyacheslav Molotov, Georgy Malenkov en un intento de derrocar a Nikita Khrushchev. Esto no tuvo éxito y Kaganovich perdió todos sus puestos gubernamentales y fue expulsado del Partido Comunista.

Lazer Kaganovich murió en Moscú el 25 de julio de 1991.


KAGANOVICH, LAZAR MOYSEYEVICH

(1893 & # x2013 1991), viceprimer ministro estalinista de la Unión Soviética de 1944 a 1957.

Conocido por su crueldad, Lazar Kaganovich fue un estalinista acérrimo y un participante despiadado en las purgas de la década de 1930. Nacido cerca de Kiev, Ucrania, Kaganovich se convirtió en miembro activo del Partido Socialdemócrata a partir de 1911 y se desempeñó como primer secretario del Partido Comunista de Ucrania de 1925 a 1928. Un administrador brillante, Kaganovich sirvió en el Presidium del PCUS de 1930 a 1957 y ocupó numerosos puestos importantes, incluido el primer secretario en la Organización del Partido de Moscú (1930 & # x2013 1935), administrador clave del Departamento de Agricultura del Comité Central (1933), comisario popular de transporte (1935) y comisario popular de industria pesada (1935) ). En diciembre de 1944 fue nombrado viceprimer ministro de la Unión Soviética.

Un defensor influyente de la colectivización forzada, Kaganovich abogó por una dura represión de los campesinos ricos, o kulaks, a fines de la década de 1920. Durante la campaña de obtención de cereales de 1932, Kaganovich encabezó una comisión que se envió al norte del Cáucaso para acelerar la recolección de cereales. El 2 de noviembre, su comisión adoptó una resolución que pedía la ruptura violenta de las redes de sabotaje kulak y el uso del terror para romper la resistencia de los comunistas rurales. El resultado fue el arresto de miles y la deportación de decenas de miles de habitantes rurales.

Su creencia en la eficacia de la coerción lo llevó a desarrollar una estrategia que pedía la represión masiva indiscriminada de los trabajadores como una forma de aumentar la productividad y castigar lo que él consideraba acciones antisoviéticas en la industria. Como comisario de transporte, Kaganovich fue particularmente duro con los ferroviarios y pidió la pena de muerte por varios delitos que podrían conducir al colapso de los planes de transporte soviéticos. Él ideó la llamada teoría del establecimiento de límites contrarrevolucionarios en la producción que usó para destruir cientos de cuadros técnicos y de ingeniería.

En las Grandes Purgas (1936 & # x2013 1938) Kaganovich adoptó la posición extrema de que los intereses del Partido lo justificaban todo. En el verano de 1937, Kaganovich fue enviado a realizar purgas de las organizaciones locales del Partido en Chelyabinsk, Yaroslavl, Ivanovo y Smolensk. A lo largo de 1936 y 1937 también tuvo a todos sus diputados, casi todos los jefes de carreteras y jefes de sección política, y muchos otros funcionarios del transporte arrestados sin ningún motivo. En agosto de 1937 exigió que la NKVD (policía secreta) detuviera a diez funcionarios de la Comisaría del Pueblo de Transporte porque pensaba que su comportamiento era sospechoso. Todos fueron arrestados como espías y fusilados. Finalmente, hizo arrestar a treinta y ocho ejecutivos de transporte y miles de miembros del Partido.

Tras la muerte de Stalin en 1953, Kaganovich se opuso a la propuesta de Nikita Khrushchev de admitir los errores cometidos por el Partido bajo el liderazgo de Stalin. Siguió siendo un opositor, y finalmente se alió con Georgy Malenkov, Vyacheslav Molotov y Dmitry Shepilov, en el llamado Grupo Antipartido que intentó sacar a Jruschov del poder en 1957. Tras el fallido golpe de Estado, Kaganovich fue destituido de su cargo de diputado. primer ministro y asignado a administrar una fábrica de potasa en el oblast de Perm. Allí murió de causas naturales en 1991.

Ver también: colectivización de la agricultura purgas kulaks, el gran stalin, josef vissarionovich


Lazar M. Kaganovich Stalin Teniente

Lazar M. Kaganovich, el último lugarteniente político sobreviviente de Josef Stalin y un ingeniero clave de la sangrienta campaña de colectivización agrícola y las campañas terroristas del dictador soviético de la década de 1930, murió a los 97 años, informó el viernes la agencia de noticias Tass.

Tass no dio más detalles. Pero con el fallecimiento de Kaganovich, una era en la historia soviética llegó a su fin. El judío bigotudo nacido en Ucrania fue el último de los `` fieles compañeros de armas '' de Stalin, el círculo interno del Kremlin que incluía a Vyacheslav Molotov, Lavrenti Beria y Georgy Malenkov, que ayudó a crear el tipo de totalitarismo de Stalin.

Kaganovich, que se unió al Partido Bolchevique cuando tenía 18 años, desempeñó un "papel siniestro" en los años del terror de Stalin, según el historiador soviético Roy Medvedev. El jefe de la organización del Partido Comunista de Ucrania en 1925-28 y el funcionario número 2 del partido nacional en 1932-34, expuso a los supuestos "saboteadores" en el transporte y ayudó a llevar a cabo una purga del aparato del partido bielorruso que acabó con más de la mitad de la organización.

Ya en 1932, Kaganovich ayudó a librar un terror despiadado en el norte del Cáucaso que resultó en la deportación en masa de los habitantes de las grandes aldeas cosacas. Como primer secretario de la organización del Partido Comunista de Moscú en 1930-35, fue responsable de la construcción del metro de la capital y de la erradicación de muchos monumentos históricos e iglesias.

Algunos historiadores occidentales han visto en Kaganovich al gerente arquetípico de la era de Stalin, un aparato del partido dispuesto a hacer las cosas sin importar el costo humano. Fue jefe de la sección agrícola del Partido Comunista durante un tiempo y, por lo tanto, participó personalmente en la liquidación de las propiedades privadas del campesinado soviético, una operación larga y violenta que provocó millones de muertes y dañó gravemente la capacidad del país para alimentarse.

Durante la Segunda Guerra Mundial, como Comisario del Pueblo de Ferrocarriles, Kaganovich organizó el envío de las vastas existencias de maquinaria y municiones que el Ejército Rojo utilizó para derrotar a los nazis.

El compañero ucraniano Nikita S. Khrushchev, un ex protegido, fue el hombre que provocó la ruina política de Kaganovich. Jruschov se convirtió en líder soviético tras la muerte de Stalin en 1953 y, cuatro años después, Kaganovich y otros miembros del llamado "grupo antipartido" intentaron deshacerse de él.

Kaganovich fue oficialmente deshonrado y perdió todos los puestos. Fue expulsado del Partido Comunista en 1961.

En sus memorias, Jruschov escribió que Kagonovich era "insuperable en su crueldad", y que "desempeñó el papel de un canalla vicioso que se desató para desgarrar miembro a miembro a cualquier miembro del Politburó hacia quien sintiera la frialdad de Stalin".

Jubilado desde 1961, Kaganovich vivía en un pequeño apartamento de dos habitaciones en el terraplén Frunzenskaya de Moscú. Generalmente evitaba los contactos con periodistas extranjeros, pero un reportero italiano logró verlo el año pasado e informó que le fallaba la vista y que caminaba con muletas debido a una fractura de cadera. Kaganovich defendió con fervor su propio papel y el de Stalin en la historia soviética.

Como único judío en el Politburó de Stalin, Kaganovich fue objeto de intensas críticas en los últimos años por parte de los nacionalistas rusos que lo acusan, en lugar del propio Stalin, de algunos de los peores crímenes de la era de Stalin.

Medvedev, un experto en el período, rechazó tal interpretación del registro histórico y señaló: “La lista de los graves crímenes de Kaganovich ante el partido y el pueblo es muy larga. Y, sin embargo, Kaganovich era simplemente uno de los subordinados de Stalin, al igual que Molotov, Zhdanov, Voroshilov, Yezhov y Beria ".


Lazar Kaganovich

Fondo
Vivió: 1893-1991.
Lazar nació en la familia judía ucraniana. El probablemente nunca tuve ninguna escolaridad y se hizo zapatero. Después de la revolución, Kaganovich era un fiel devoto de Stalin. Se convirtió en el líder de Ucrania en 1925.

Carrera profesional
En 1929, Kaganovich regresó a Moscú y se hizo responsable de la agricultura. Tuvo un papel importante que desempeñar, planificando y ejecutando Colectivización y las campañas del Gran Terror.

En la década de 1930, Lazar Kaganovich ocupó varios puestos clave en la Unión Soviética. Desde 1935 fue el Comisario del Pueblo de Transporte e Industria Pesada. Sirvió como Primer viceministro de 1944 a 1957.

Se dice que Kaganovich fue un maleducado y personalidad vulgar. En muchos casos ordenó la pena de muerte de sus súbditos, los trabajadores del transporte, sin ningún motivo en particular.

Después de Stalin
Kaganovich se opuso a la campaña de desestalinización de Nikita Khrushchev. En 1957 conspiró junto con Bulganin, Molotov y Malenkov en el Grupo Anti-Partido para deponer a Jruschov. Esto fue un fracaso y tuvo que renunciar a sus cargos.

Kaganovich vivió tranquilamente en Moscú hasta su muerte en 1991 a la edad de 98 años.


Superman, Volkswagen y Lazar Kaganovich

TENGO UN NÚMERO de informes de noticias en mi escritorio que me han llegado de todo el mundo durante las últimas dos semanas. Estos informes tratan de varios hechos en media docena de países, pero todos tienen un elemento en común: grupos judíos organizados con las manos extendidas, exigiendo dinero, exigiendo simpatía, exigiendo el castigo de sus críticos. Algunos de estos informes revelan una arrogancia y una codicia y un empuje tan extremo que resulta casi cómico. Por ejemplo, un par de números recientes de & # 8220Superman & # 8221 cómics & # 8212 números 81 y 82, para ser específicos & # 8212 tenían a Superman luchando contra los alemanes en el gueto de Varsovia en la década de 1940. Los alemanes eran los malos, y los residentes del gueto, que tenían nombres como & # 8220Baruch & # 8221 y & # 8220Moishe & # 8221 y se mostraban con kipá, eran los buenos. Superman estaba salvando a Moishe y Baruch de ser enviados a un campo de concentración por los alemanes. Propaganda bastante estándar pro-judía, anti-alemana & # 8220Holocausto & # 8221, del tipo que hemos estado viendo durante los últimos 60 años, ¿verdad?

Bueno, los grupos judíos organizados no estaban & # 8217t contentos con eso, porque los buenos no estaban & # 8217t identificados explícitamente como judíos. & # 8220Moishe & # 8221 y & # 8220Baruch & # 8221 y los kipá no eran & # 8217t suficientemente explícitos. La palabra & # 8220Jew & # 8221 no fue & # 8217t utilizada. A los judíos les preocupa que un niño que lee los cómics que nunca ha visto una kipá y que no sabía & # 8217t que los nombres & # 8220Moishe & # 8221 y & # 8220Baruch & # 8221 son estrictamente kosher podría pensar que las personas a las que Superman estaba salvando eran polacos. en lugar de judíos. Los polacos podrían obtener una simpatía inmerecida del lector como víctimas de los alemanes. Y los judíos siempre han exigido que se les brinde toda la simpatía relacionada con el llamado & # 8220 Holocausto & # 8221. No quieren que nadie más se entere de su condición de & # 8220 víctima & # 8221. Kenneth Jacobson, de la Liga Anti-Difamación de B & # 8217nai B & # 8217rith, el grupo de presión judío más grande y poderoso de Estados Unidos, calificó la representación de los cómics de Superman del & # 8220Holocausto & # 8221 & # 8220 como ultrajante & # 8221 Eso & # 8217s. la palabra que usó: & # 8220 ultrajante. & # 8221 Se quejó de que es un & # 8220 insulto & # 8221 a los & # 8220 seis millones de judíos & # 8221 que murieron en el & # 8220 Holocausto & # 8221 porque no & # 8217t usó la palabra & # 8220 Judío. & # 8221

Otro funcionario de B & # 8217nai B & # 8217rith, Myrna Shinbaum, dijo, y cito: & # 8220 Nos pareció extremadamente ofensivo que en lo que iba a haber sido una lección de enseñanza positiva no se mencionara a los judíos. No puede & # 8217 ser general cuando habla de las víctimas del Holocausto & # 8221. Uno podría pensar que ella y Jacobson estaban dando una conferencia a un antisemita por su & # 8220 insensibilidad & # 8221. En realidad, sin embargo, DC Comics, la compañía que publica cómics de Superman, es un equipo completamente judío, como la mayoría de las otras editoriales importantes de revistas para niños en Estados Unidos. La presidenta y editora en jefe de DC Comics es una judía, Jenette Kahn.

Entonces, lo que estábamos viendo en esta tempestad en particular en una tetera fue que los judíos aprovecharon una oportunidad más para recordarnos a todos una vez más lo mucho que han sufrido, pobres queridos, y cómo nunca debemos olvidarlo.

Y por qué este estado de víctima es tan celosamente guardado por los judíos se sacó a la luz en otro informe de noticias que llegó hace unos días. Este fue un informe de que la compañía Volkswagen, el mayor fabricante de automóviles de Alemania, se ha rendido a las demandas judías y ahora pagará una compensación a los judíos que trabajaron involuntariamente para Volkswagen durante la Segunda Guerra Mundial. Ya sabes, esa es la guerra durante la cual supuestamente todos los judíos en Alemania fueron gaseados e incinerados. Volkswagen empleó a 15.000 trabajadores no alemanes durante la guerra, y los medios de comunicación a menudo los denominan & # 8220 trabajadores esclavos & # 8221. Sólo una pequeña fracción de estos trabajadores eran judíos, todos ellos fueron alimentados y alojados, y muchos de ellos tenían relativa libertad de movimiento durante sus horas no laborables. Pero habían sido sacados de otros países para ayudar a los alemanes a lidiar con su grave escasez de mano de obra durante la guerra, y ciertamente no estaban remunerados a escala sindical. Así que hace unos meses los judíos entre los trabajadores de Volkswagen en tiempos de guerra exigieron que se les pagara por su trabajo y, por supuesto, más intereses. Volkswagen inicialmente les dijo que se fueran. No fue Volkswagen quien los obligó a trabajar, fue el gobierno alemán, dijeron funcionarios de Volkswagen. Además, eso fue hace más de 53 años. Si tuvieran una reclamación válida, deberían haberla presentado antes.

Bueno, los judíos, que ahora viven en Israel, amenazaron con demandar y plantear otras dificultades a Volkswagen si no se cumplían sus demandas. & # 8220 Usted quiere vender autos en los Estados Unidos, luego nos paga & # 8221, amenazaron los judíos. Hace dos semanas, Volkswagen, al ver cómo los funcionarios del gobierno de los Estados Unidos bailaban al ritmo de los judíos y se sintonizaban para presionar a Suiza en relación con las reclamaciones judías contra ese país, cedió y acordó pagar. A Volkswagen le parece más barato que hacer que los judíos monten el mismo tipo de campaña de propaganda mundial contra la empresa que ha montado contra los bancos suizos.

He hablado en varios programas anteriores sobre el esfuerzo de extorsión judía contra los suizos, y ahora uno puede comenzar a ver cómo todas estas demandas de dinero van juntas. Tal como les dije la última vez que hablé con ustedes sobre el tema & # 8212 hace tres semanas, creo & # 8212 cuando los suizos habían hecho una oferta de $ 600 millones a los judíos y los judíos habían fingido ser insultados por tales Una oferta insignificante, los judíos pensaron que podrían aumentar la presión y obtener mucho más de $ 600 millones de los suizos. Y eso es lo que han hecho. Tienen a todos sus políticos comprados en los Estados Unidos iniciando una legislación de boicot de un tipo u otro contra los suizos. No solo se prohibirá a los bancos suizos hacer negocios en varias partes de los Estados Unidos, sino que también se castigará a otras empresas suizas hasta que los suizos desembolsen cada centavo que los judíos exigen. Estamos siendo utilizados & # 8212 es decir, nuestras instituciones públicas están siendo utilizadas por los judíos para obtener lo que quieren & # 8212 como si estas instituciones pertenecieran a los judíos y fueran suyas para usarlas y abusar de ellas para sus fines.

Y ya ve, es importante que los judíos den ejemplo a los suizos. Eso fue lo que hizo que Volkswagen decidiera deshacerse. Eso es lo que calculan los judíos que hará que los suecos, los franceses, los portugueses, los españoles y todos los demás se suelten. Están demostrando su capacidad para utilizar el poder del gobierno en los Estados Unidos para coaccionar a cualquiera que no ceda voluntariamente a sus demandas de dinero. Y ellos pueden usar al gobierno de los Estados Unidos de esta manera porque han hecho que el público estadounidense se compadezca de ellos como víctimas del "Holocausto". Esa es la razón por la que levantaron tanto escándalo cuando Superman no declaró explícitamente que Moishe y Baruch son judíos. Como dije, todo encaja.

Esta noción de que el mundo les debe a los judíos por lo que afirman que les sucedió hace más de medio siglo tiene implicaciones interesantes, y hemos hablado de esto brevemente en programas anteriores, pero acabo de terminar de leer un libro que realmente arroja un mucha luz sobre todo el concepto de reparación & # 8212 y sobre la cuestión de quién debe a quién. El libro es una biografía de Lazar Kaganovich, uno de los carniceros comunistas más sangrientos durante las décadas de 1930 y 1940 y el hombre número dos en el Kremlin durante muchos años. El libro es El lobo del Kremlin, y fue escrito por Stuart Kahan, un judío estadounidense que es sobrino de Kaganovich. Kahan fue a la Unión Soviética en 1981 y entrevistó a su tío extensamente & # 8212 en yiddish & # 8212 para escribir esta biografía, y es una mina de oro de revelaciones.

En resumen, Lazar Kaganovich era un judío criado en la tradición judía, un niño de la ieshivá al que se le enseñó a guiarse a sí mismo sobre la base de hacer siempre lo mejor para los judíos, y este precepto se cita explícitamente varias veces en el libro. Asistió a su primera reunión del Partido Comunista en 1911, cuando tenía 18 años, para escuchar al comunista judío Trotsky dar un discurso en una sinagoga en Kiev que es correcto: en una sinagoga. Ascendió rápidamente en el círculo íntimo del Partido Comunista, que contenía muchos más judíos que gentiles. Su éxito se debió principalmente a su agresividad y crueldad. En su actividad comunista se abstuvo de la nada, por brutal o sangrienta que fuera. Incluso mató a sus compañeros judíos cuando se interpusieron en su camino. Era un gángster entre gánsteres.

En 1930 Kaganovich organizó un departamento especial de la policía secreta soviética, con él mismo a la cabeza. Fue referido como el departamento de & # 8220 asuntos húmedos & # 8221 con & # 8220wet & # 8221 que significa & # 8220 sangriento & # 8221. Es decir, manejó ejecuciones masivas clandestinas, del tipo que se llevó a cabo más tarde en Vinnitsa en Ucrania y en Katyn en Rusia y en miles de otros lugares de la Unión Soviética durante las próximas dos décadas. Kaganovich se convirtió en el comisario a cargo de los asesinatos en masa. Sin embargo, cuando el ejército alemán invadió la Unión Soviética en 1941, fue Kaganovich quien fue el salvador de los judíos: organizó la evacuación de todos los judíos de las áreas fronterizas y su reasentamiento en el este, donde estarían a salvo del Alemanes. Dejemos que los ucranianos y los rusos sean los más afectados por la invasión alemana, pero protejamos a los judíos de las dificultades y el peligro a toda costa.

Y Kaganovich se jacta de haber salvado a los judíos una vez más, en 1953, cuando Stalin planeaba librar a Rusia de ellos, al disponer que Stalin fuera envenenado. Él y su hermana Rosa, que era médica, idearon un plan para cambiar las pastillas en el botiquín de medicinas de Stalin para que tuviera un accidente cerebrovascular fatal, lo cual hizo.

Cuando el comunista gentil Nikita Khruschev acusó a Kaganovich en 1957 en un Congreso del Partido Soviético de haber asesinado a 20 millones de rusos durante su carrera, Kaganovich ni siquiera lo negó. También acusó a Khruschev de ser un asesino. & # 8220Tus manos también están manchadas de sangre & # 8221 le dijo Kaganovich. Kruschev señaló que la diferencia era que él, Kruschev, simplemente había seguido las órdenes de Kaganovich, mientras que había sido Kaganovich quien había formulado las políticas de asesinatos en masa y había dado las órdenes para llevarlas a cabo.

Como dije, es un libro fascinante, esta biografía de Lazar Kaganovich, y si realmente quieres tener una idea de la mentalidad judía, de la forma en que se justifican, de la forma en que ven el mundo no judío, deberías leerlo por ti mismo. Kaganovich quiere presumir del poder que alguna vez tuvo y, al mismo tiempo, quiere eludir la responsabilidad por sus crímenes, y esta actitud ambivalente se puede ver en todo el libro.

Ahora bien, el punto de todo esto es que Kaganovich logró evadir la responsabilidad. Se le permitió retirarse y vivir su vida cómodamente en Moscú. Fue expulsado del Comité Central del Partido Comunista de la Unión Soviética en 1957, cuando perdió una lucha de poder con Khruschev, y fue expulsado del propio Partido Comunista en 1962. Así que Kaganovich simplemente se retiró del negocio de los asesinatos en masa. y luego vivió en paz y con relativo lujo durante casi 30 años más, hasta su muerte en 1991 a la edad de 98 años. Ni siquiera la publicación de la autobiografía de su sobrino sobre él en 1987, con todas las revelaciones de sus crímenes, trajo consigo una demanda pública de que sea castigado. Ni siquiera después del colapso del comunismo nadie lo llamó a rendir cuentas por su genocidio contra el pueblo ruso y ucraniano.

Supongamos que en lugar de ser un judío que asesinó a 20 millones de gentiles, hubiera sido un alemán acusado de matar solo a 100 judíos. ¿No se imagina los gritos de los medios de comunicación de todo el mundo para que sea juzgado y castigado? ¿No puedes imaginar las histéricas demandas de venganza de los judíos, las manifestaciones sin parar frente a las embajadas alemanas en todas partes? Una oportunidad tan maravillosa para recordarles a todos sobre el & # 8220Holocausto & # 8221 y cómo los judíos pobres e inocentes habían sufrido, y cómo el mundo ahora les debía reparaciones & # 8212, una oportunidad como esta ciertamente no quedaría sin explotar. Pero en el caso de Lazar Kaganovich solo silencio, solo desinterés por parte de los medios. Interesante, ¿no es así?

Ahora, usted y yo entendemos la razón de esta diferencia, ¿no es así? Lo hemos discutido varias veces en estos programas. Entendemos que la historia del & # 8220Holocausto & # 8221 es importante para los judíos porque pueden ordeñar al mundo gentil por miles de millones de dólares cada año al hacer que los gentiles se sientan culpables por permitir que esto suceda. Y entendemos por qué los judíos no se sienten culpables por haber desatado el comunismo en el mundo, del mismo modo que no se sienten culpables por haber engendrado monstruos como Lazar Kaganovich. Realmente creen que solo cuentan sus vidas, no la nuestra.

Y debo agregar que entendemos por qué los alemanes antes de la Segunda Guerra Mundial realmente querían sacar a los judíos de su país y quitarlos de encima. Y entendemos por qué Stalin decidió en 1953 que dejaría como regalo al pueblo ruso algo por lo que estarían eternamente agradecidos al deshacerse de todos los judíos de la Unión Soviética.

Entonces, la pregunta ahora es, ¿qué podemos hacer para liberarnos de los judíos? ¿Qué podemos hacer para romper su control mortal sobre nuestros medios de comunicación de noticias y entretenimiento y sobre nuestro sistema político? ¿Cómo podemos poner fin a su alboroto de usarnos para extorsionar al resto del mundo para ellos?

Bueno, les diré que una cosa que no podemos hacer es hacer un llamamiento a nuestros líderes electos en Washington. La mayoría de los políticos entienden bastante bien lo que está sucediendo, pero no les importa nada de lo que esté sucediendo, a menos que sea un problema en los medios de comunicación o pueda convertirse en un problema en los medios de comunicación y puedan encontrar una manera de obtener votos de ella. La única diferencia entre Bill Clinton y el resto de la pandilla en Washington, tanto republicanos como demócratas, es que Bill Clinton tiene más carisma. Si tuviéramos un gobierno patriótico y honesto, todos serían un cebo de horca.

Otro grupo con el que no podemos contar son los hombres de negocios, como la gente que dirige Volkswagen o los bancos suizos. Por lo general, son personas bastante inteligentes y entienden las mismas cosas que nosotros. Pero así como a los políticos no les importa nada excepto los votos, a estos grandes empresarios no les importa nada más que las ganancias. La gente de Volkswagen entiende que si alguien debe algo, los judíos que trabajaron en su planta durante la guerra le deben a Volkswagen por mantenerlos con vida y permitirles sobrevivir a la guerra en una sola pieza. Pero no lo van a decir públicamente, porque mientras los judíos controlen los medios de comunicación y el gobierno en Estados Unidos, no habrá ganancia en eso. Y lo mismo para los banqueros suizos.

De hecho, hay & # 8217s más que una posible pérdida de beneficios involucrada. Hay cientos de personas en prisiones en Alemania y Suiza ahora, porque se atrevieron a decir la verdad sobre los judíos y, por lo tanto, violaron las llamadas leyes de & # 8220 odio & # 8221 que los judíos hicieron que sus políticos comprados en esos países promulgaran con el propósito específico. de silenciar a quienes los expongan. Un ejemplo es Rudolf Keller, miembro del nacionalista Partido Demócrata Suizo, que fue arrestado a principios de este mes en Zúrich y acusado de ser un & # 8220 criminal de odio & # 8221. Keller & # 8217s & # 8220crime & # 8221 anunciaba públicamente que si los judíos prosiguen con sus boicots anti-suizos en Estados Unidos, entonces el pueblo suizo debería, en represalia, negarse a comprar cualquier producto hecho en Estados Unidos, comprar en tiendas o comer en restaurantes propiedad de judíos, o tomar vacaciones en Estados Unidos o Israel. Los políticos que lo arrestaron afirmaron que el anuncio de Keller podría incitar & # 8220 al odio racial & # 8221 contra los judíos & # 8212 y en Suiza, Alemania y muchos otros países los judíos ya han dispuesto que eso sea ilegal. Están trabajando duro para que se promulguen leyes similares en Estados Unidos.

Entonces, ¿qué podemos hacer? Escuche: no todo el mundo en Estados Unidos es político o empresario. Y no todo el mundo es un adicto a la televisión, que es incapaz de comprender nada que no le llegue directamente desde la pantalla de su televisor. Todavía hay personas decentes, honestas y racionales en Estados Unidos: personas que son capaces de comprender si alguien les proporciona información y a quienes les importará una vez que comprendan. Créame, usted y yo no somos los únicos. Queda suficiente gente buena para disgustar a los judíos & # 8217 applecart & # 8212 si hacemos nuestra parte.

Y nuestra parte es llegar a estas personas decentes y ayudarlas a comprender. Y sabes, podemos hacer eso. Puedo seguir presentando hechos como los que he sacado a relucir hoy, hechos que ayudarán a la gente a comprender, entre otras cosas, quién persigue a quién, quién le debe a quién. Y esto es importante, porque la mayoría de estos estadounidenses decentes y racionales nunca han escuchado las cosas sobre Lazar Kaganovich que discutimos hoy. La mayoría de estas personas decentes están demasiado ocupadas con sus propias vidas para prestar atención a la actual campaña judía para silenciar a sus críticos con nuevas leyes contra lo que ellos llaman & # 8220hate discurso & # 8221. Necesitan que se les diga. Es necesario que presten atención.

Y puedes ayudar a que presten atención. Seguiré presentando los hechos para que otras personas escuchen. Apuesto a que conoce al menos a cinco personas decentes que no están escuchando Voces disidentes estadounidenses ahora. Consigues que empiecen a escuchar. Haz lo que tengas que hacer, pero haz que empiecen a prestar atención.


Lazar Kaganovich uno de los peores asesinos en masa de la historia

Lazar Kaganovich, fue uno de los peores asesinos en masa de la historia, y no es de extrañar que durante la Segunda Guerra Mundial un gran número de ucranianos recibieran a los alemanes como liberadores, y muchos se unieron a las Waffen-SS para evitar que el comunismo esclavizara a toda Europa.
Lazar Moiseyevich Kaganovich (Kogan), de ascendencia judía, nació en Kubany, cerca de Kiev, Ucrania, en 1893. En 1911 se unió al Partido Comunista fundado por judíos y se involucró con los bolcheviques (judíos del Lower East Side de Nueva York). Kaganovich participó activamente en la toma de posesión de la Rusia cristiana por el comunismo en 1917 y ascendió rápidamente en la jerarquía del Partido.

De 1925 a 1928, fue primer secretario de la organización del partido en Ucrania y en 1930 era miembro de pleno derecho del Politburó.

Kaganovich fue uno de un pequeño grupo de los principales sádicos de Stalin que presionaron por tasas muy altas de colectivización después de 1929. Se convirtió en el carnicero de cristianos rusos de Stalin a fines de la década de 1920 y principios de la de 1930, cuando el Kremlin (judíos) lanzó su guerra contra los kulaks (pequeños terratenientes). que eran cristianos) e implementó una política despiadada de colectivización de la tierra. La hambruna forzada organizada por el estado resultante fue un genocidio planeado y mató a 7 000 000 de ucranianos entre 1932 y 1933, e infligió un enorme sufrimiento a la república soviética de Asia central de Kazajstán.

Josef Stalin (Dzhugashvili) modificó las cifras del censo para ocultar los millones de muertes por hambruna cuando Ucrania y la región del norte del Cáucaso tuvieron una cosecha extremadamente mala en 1932, justo cuando Stalin exigía grandes requisas de grano para vender en el extranjero para financiar su programa de industrialización, que estaba en marcha. la cima de la agricultura colectiva forzosa de 1929. Se estima de manera conservadora que Stalin fue responsable del asesinato y / o el hambre de 40.000.000 de rusos y ucranianos durante su reinado de terror, mientras que el total de muertes resultantes de la deskulaklización y la hambruna, a través de Kaganovich, se puede estimar conservadoramente en alrededor de 14,500,000.


Lazer Kaganovich - Historia

En primer lugar, Stalin solo se casó dos veces: con Ekaterina Svanidze y Nadezhda Alliluyeva. Ninguno de los dos era judío. Svanidze era un georgiano que se casó con Stalin en una iglesia ortodoxa. Alliluyeva era étnicamente rusa, con raíces georgianas, gitanas y alemanas. Fue bautizada al nacer. Entonces: no judíos. Cierre el caso.

Pero esposa número tres. Espera un minuto, ¿no dijimos que solo estuvo casado dos veces?

El rumor comenzó en la década de 1930, después del suicidio de Alliluyeva (vivir con Stalin debe haber sido simplemente melocotón), y no se detuvo hasta la muerte de Stalin en 1953. Numerosas publicaciones occidentales ubicaron a Rosa Kaganovich como la amante y / o tercera esposa de Stalin. Y Rosa estaba relacionada con uno de los compinches de Stalin, Lazar Kaganovich, judío. Entonces.

Entonces se pone bastante complicado. Cuando uno comienza a excavar, parece que la historia es bastante superficial. En primer lugar, la relación de Rosa con Lazar varía según la fuente: ella es su hermana, sobrina, hija o incluso esposa. Su edad también cambia, desde alguien mayor que Stalin hasta una adolescente. No hay absolutamente ningún registro de que existiera alguien con ese nombre. La familia Kaganovich también lo niega con severidad.

Todo parece una propaganda de rumores que comenzó en los años 30 y continúa hasta el día de hoy. Sin embargo, una cosa nos decepciona: según uno de los rumores, Rosa envenenó a Stalin hasta la muerte.

¿Un judío responsable de matar a uno de los peores monstruos de la historia? Si tan solo ese mito fuera real.


Katyn: Lazar Kaganovich & # 8217s testimonio

The well known Russian military historian, doctor in history of science, A. N. Kolesnik has to the editorial staff of “The truth about Katyn” forwarded extracts of stenograph from his personal conversations with the former member of the Politburo of the Communist Party, L. M. Kaganovich.

Altogether A.N. Kolesnik conducted six conversations with L. M. Kaganovich between 1985 and 1991 around different historical subjects. Out of censorship reasons it is not possible to release the stenographs from these conversations without considerable cuts and edits, not even in small parts, since the direct speech from Kaganovich is full of ugly words and swearing which characterizes his attitude to the leadership of Hitlerite Germany, to the leading circles of bourgeois Poland and to the leaders of the “Gorbachovite” perestroika, and in particular in person to A. N. Yakovlev.

The dates for A. N. Kolesniks conversations with L. M. Kaganovich and their duration are documented by the employees of the KGB who guarded the stairwell where L. M. Kaganovich were living. If necessary the dates and the duration of the conversations can be established more thoroughly with the help of archival information, since the guards were obligated to register all the visitors in a special logbook. Apart from that all the visitors were photographed with a special camera which automatically fixed the date and the time for the film shooting.

The conversation about the Katyn issue, during which L. M. Kaganovich for the first time announced the information of the exact amount of citizens from former Poland that had really been executed on Soviet territory between November 1939 and July 1941, took place on November 6, 1985 in Moscow in L. M. Kaganovich’s apartment which was located at Frunzenskaya naberezhnaya, house 50 and lasted for 2 hours and 40 minutes, from 6.40 pm to 9.20 pm. Present at this conversation was also Lazar Moiseyevich’s daughter Maya Lazarevna, who stenographed everything that was said.

Later it turned out that the conversation also had been recorded with the help of special technical equipment by the employees of the KGB who in silence conducted reconnaissance of L. M. Kaganovich. That became obvious, when A. N. Kolesnik was called by the operative KGB employee Captain Ryazanov, who in a categorical form demanded that the content of the completed conversation could not be made public.

During the conversation on November 6, 1985, L. M. Kaganovich said that during the spring of 1940 the Soviet leadership was forced to make a very difficult decision to execute 3 196 criminals among those who were citizens of former Poland, but L. M. Kaganovich said that it was absolutely necessary in the then prevailing political situation. According to Kaganovich’s testimony, they had essentially sentenced to execution Polish criminals who had been involved in the mass extermination of captured Russian Red Guards 1920-1921, and employees of Polish punishment bodies who had compromised themselves with crimes committed against the USSR and the Polish working class during the 1920s and 1930s. Apart from them they had also executed criminals among the Polish POWs who had committed serious general crimes on Soviet territory after their internment in September-October 1939 – gang rapes, criminal assaults, murders and so on (L. M. Kaganovich said literally: “ …the fuckers, the bandits and the murderers …”).

Apart from Kaganovich, the former chairman of the Peoples Council of Commissars V. M. Molotov in a telephone conversation in 1986 estimated that the amount of executed citizens of former Poland 1939-1941 amounted to “about 3 000 people”.

The exact figure 𔄛 196” Polish citizens who had been executed in the USSR in 1939-1941 was also decidedly confirmed by the former Soviet People’s Commissar for the Construction Industry, S. Z. Ginzburg, in a private conversation with A. N. Kolesnik.

S. Z. Ginzburg told A. N. Kolesnik little-known details of the Soviet excavation works in the Katyn forest. According to him the excavations of the graves with the Polish citizens were conducted in 1944 not only in Kozi Gory but also in at least two other places west of Smolensk. The excavations and the exhumations were conducted with the help of special construction- and assembly units, so-called OSMCh (in Russian osobye stroitelno-montazhnye chasti), which were under S. Z. Ginzburg’s operational management. Because of the period of time that had elapsed S. Z. Ginzburg could not remember the exact number of this OSMCh unit, but said that the unit in question had been formed shortly after the beginning of the war on the basis of one of the civilian building boards and that their staff in 1944 amounted to about 200 people. After the exhumation works they distributed to all the conscripts of the unit – at S. Z. Ginzburg’s request – one kilogram of chocolate as some kind of bonus.

A. N. Yakovlev, member of the Politburo of the Central Committee, started to earnestly interest himself in the contents of the conversations between A. N. Kolesnik and L. M. Kaganovich, and also showed great concern regarding a possible publication of Kaganovich’s testimony about the Katyn issue. At the end of 1989, right before his appearance in front of the 2nd Congress of People’s Deputies, A. N. Yakovlev turned, through A. N. Kolesnik, over a list of tendentiously selected questions about the Katyn issue with the suggestion of recording his answers at a tape recorder. The idea was to prepare Kaganovich’s answers in a proper way and confirm the version of the Soviet guilt in the Katyn massacre by his authoritative testimony. (Kaganovich said literally: “Tell this son of a bitch that I have had them spinning around my dick! I am from the family of a common meat pundit, but have been a member of the Central Committee and a minister, while they want us to fall back to 1914. The thing they have invented about Katyn – that will bounce back at them with bloody tears. They want us again to end up in a conflict with Europe. Because during the last war we indeed not only fought Hitler but with most other European countries!”

The perspective of a publication of the exact amount of Polish citizens that were executed in 1939-41 (3 196 people) and the true reasons for the executions, induced an extreme nervousness of Yakovlev and his surroundings. In exchange that A. N. Kolesnik should keep quiet about the information around the Katyn issue that he had received from L. M. Kaganovich, A. N. Yakovlev suggested that he could choose between six different senior posts.

When A. N. Kolesnik declined that offer, they arranged on directives from A. N. Yakovlev and D. A. Volkogonov a meeting between him and a representative for “competent bodies” who conducted a “preventive talk” with him in V. M. Falin’s (the head of the news agency APN) office. During the conversation threats were made to “bring him in on a long time”, if A. N. Kolesnik would go public on the facts about the Katyn issue that L. M. Kaganovich had told him.

When it became apparent that this measure had no effect, they brought prosecution on A. N. Kolesnik which ended with him being dismissed from the Military History Institute in 1993.


THE LIFE AND DEATH OF A MONSTER UNLEASHED BY STALIN

The first reaction of a history buff on hearing that Lazar Kaganovich had died in Moscow might be to ask: You mean he was still alive?

Comrade Kaganovich was 97 at his death, adding further weight to the folk wisdom that the good die young. Nevertheless, his longevity was a considerable achievement-the equivalent of someone surviving to draw Social Security after spending 65 years in a cage of man-eating beasts, which is as accurate a description as any of Stalin`s Politburo.

Lazar Moyseyevich Kaganovich made it to old age by out-Stalinizing Stalin:

If the boss was worried about peasants in Ukraine keeping some of their grain instead of giving it all to the state, Lazar Moyseyevich could be dispatched to Kiev to organize an exodus-and-famine. Every dehydrated baby, every family driven off its farm might as well have been stamped Product of L.M. Kaganovich, First Secretary, Ukraine, 1925-29.

If Stalin wanted a monumental metro system built under Moscow to demonstrate communism`s greatness, it was Lazar Moyseyevich who would see to the slave labor and not be too picky about safety or rations. Every beautiful mosaic and shining chandelier in what may be the most spacious and ornate subway in the world represents thousands of people worked and starved to death by order of L.M. Kaganovich, Commissar.

If Stalin wanted the party purged, as he did regularly, the job could be left to L.M. Kaganovich, chief of the Department of Organizations and Assignments, promoter of lackeys, destroyer of hopes, suspecter of all but himself.

If Stalin tired of looking at reminders of the past-Moscow`s old 19th Century buildings with their ornate carvings, or some great church that people still gazed at with hope-then L.M. Kaganovich, master engineer, would replace it with blocks of dull gray Stalinist flats, the very emblem of hopelessness. The Cathedral of Christ the Savior, built to celebrate the Russian people`s defeat of Napoleon in 1812, is known to us now only in drawings. It was replaced by a huge swimming pool on the orders of L.M. Kaganovich, urban planner and despoiler.

Nothing he touched would retain any of its old character all would give way to the uniformly shoddy. But every deadline, whether for a hydroelectric plant or an assembly line, would be met on time. Or else someone would be shot. Lots of someones. By order of L.M. Kaganovich, Member, Central Committee.

It is recorded that once in his 97 years Lazar Kaganovich did speak truth to power. It was after Stalin was gone, of course, and Nikita Khrushchev, Kaganovich`s own protege from Ukraine, ousted him from the top levels of the apparat. In one of those shouts that it`s hard to believe ever got shouted, Chairman Khrushchev is supposed to have told him: ''Your hands are stained with the blood of our party leaders and of innumerable, innocent Bolsheviks!'' To which L.M. Kaganovich replied: ''So are yours!''

Later, Comrade Kaganovich would revert to character, or rather to the absence of same, and plead with Khrushchev ''not to allow them to deal with me as they dealt with people under Stalin,'' forbearing to note that the ''they'' who dealt with people so ruthlessly had been he.

They were all in it together-the Molotovs and Khrushchevs and Vishinskys and Berias. Some just kept it up longer than others. Lazar Kaganovich lasted till almost 100. In the end he dozed off wordlessly in his chair at 10 o`clock one Moscow night, a blind old pensioner drawing 300 rubles a month.

Lazar Kaganovich was to Stalin as Albert Speer was to Hitler, though Comrade Kaganovich would have made Herr Speer look like a softie. Comrade Kaganovich was never caught and tried, much less imprisoned. But he did see the beginnings of history`s judgment on the party and the whole criminal conspiracy that was called communism.


Decorations and awards

  1. ↑ Compare: Script error: No such module "citation/CS1".
  2. ↑ Rees, Edward Afron. 1994. Stalinism and Soviet Rail Transport, 1928-41. Birmingham: Palgrave Macmillan [1]
  3. Script error: No such module "citation/CS1".
  4. ↑Ukraine court finds Bolsheviks guilty of Holodomor genocide, RIA Novosti (13 January 2010)
    Yushchenko Praises Guilty Verdict Against Soviet Leaders For Famine, Radio Free Europe/Radio Liberty (14 January 2010)
  5. ↑The Kiev Court of Appeals named the organizers of Holodomor. by Ya.MuzychenkoTemplate:Uk icon
  6. ↑http://stalin.memo.ru/images/intro1.htm
  7. ↑http://www.hrono.ru/biograf/kaganov_m.htmlcitando K. A. Zalesskiy, Stalin's Empire
  8. ↑ Sebag Montefiore, Simon (2004). The Court of the Red Tsar. Phoenix. p.668
  9. ↑The Bukovsky Archives, 12 July 1984.
  10. ↑ Kahan, Stuart. The Wolf of the Kremlin: The First Biography of L.M. Kaganovich, the Soviet Union's Architect of Fear (William Morrow & Co, 1987)
  11. ↑ See:
    • Vida - July 14, 1941. p. 19: "A sister Rosa first lived with Stalin, then after the suicide of his second wife is supposed to have married Stalin"
    • Vida - March 29, 1943. page 40: "His sister Rosa is supposedly married to Stalin"[2]
    • Tiempo - April 18, 1949: "Lazar Kaganovich, who is Stalin's brother-in-law"
    • Tiempo - July 23, 1951: "Lazar Kaganovich, long time politburo member and Stalin's brother-in-law"
    • Vida - March 16, 1953. page 22: "Kaganovich, the brilliant and energetic Jew, Stalin's brother-in-law"
    • Vida - April 13, 1953. page 168: "Kaganovich (a member of the Politburo and brother of Stalin's third wife)"
    • Tiempo - September 7, 1953: "Lazar Kaganovich (Stalin's brother-in-law)"
    • Los New York Times - November 22, 1953 KAGANOVICH DECORATED Malenkov's Regime Gives High Honor to Stalin's Brother-in-Law
    • Tiempo - February 7, 1955 - "Lazar M. Kaganovich, wartime commissar for transport, reputedly Stalin's brother-in-law"
    • Youngstown Vindicator - March 7, 1953: "Rosa Kaganovich"
    • Milwaukee Sentinel - June 11, 1960: "Rosa Kaganovich"
    • Los New York Times - July 27, 1991: "Kaganovich's sister, Rosa"
  12. Face of a Victim is the autobiography of Elizabeth Lermolo, a woman who fled Russia, arriving in the US in 1950. The book tells the story of the death of Stalin's second wife Nadezhda (Nadya) as witnessed by Natalia Trushina, who was employed as a housekeeper in Stalin's home, and who in 1937, Elizabeth Lermolo shared an NVKD prison cell with. Rosa (Roza) Kaganovich, with whom Stalin was having an affair, was whom Stalin and his wife were arguing about before she died. This book alleges Stalin struck Nadya a fatal blow with his revolver.[3][4]

Robert Payne mentioned Rosa in a 1965 biography of Stalin, where he said: "At such parties he was always inclined to drink dangerously. Something said by Nadezhda - it may have been about another woman, Rosa Kaganovich, who was also present, or about the expropriations in the villages which were dooming the peasants to famine - reduced Stalin to a state of imbecile rage. In front of her friends he poured out a torrent of abuse and obscenity. He was a master of the art of cursing, with an astonishing range of vile phrases and that peculiarly." (The Rise and Fall of Stalin, pag. 410)[5]

Harford Montgomery Hyde also wrote about Rosa in his 1982 biography of Stalin: "However, it has been established that after the birth of their second child Svetlana, Stalin ceased to share his wife's bed and moved into a small bedroom beside the dining room of the Kremlin apartment. It has also been stated that, after the Georgian singer's departure for Afghanistan, the woman who was the chief cause of their difference was another dark-eyed beauty, the brunette Rosa Kaganovich, sister of the commissar Lazar, with whom Molotov had previously had an affair. At all events, by 1931 Nadya was thoroughly disillusioned with her husband and most unhappy." (Stalin: The History of a Dictator, p. 260)[6]

Script error: No such module "Check for unknown parameters".


Ver el vídeo: May Day parade in Russia 1939