Los extraños cuentos de cuatro sirenas inglesas menos conocidas

Los extraños cuentos de cuatro sirenas inglesas menos conocidas

Durante miles de años, historias de chabolas de seres mitad humanos y mitad marinos llamados sirenas, selkies y finfolk han llegado a la orilla con marineros golpeados por el mar. Unen las mitologías del norte de Europa, Oriente Próximo, Europa, Asia y África. Cristóbal Colón afirmó haber visto uno durante su exploración del Caribe. Desde entonces, los cuentos de sirenas se han convertido en temas populares de arte y literatura, como en el conocido cuento de hadas de Hans Christian Andersen "La Sirenita" (1836). Posteriormente se han representado en óperas, pinturas, películas, libros y cómics.

'Una sirena' ( 1900) por John Williams Waterhouse. Real Academia de las Artes. ( Dominio publico )

Los primeros cuentos de sirenas

Los primeros cuentos de sirenas surgieron en la antigua Asiria, en los que la diosa avergonzada Arargatis se transformó en una sirena por matar accidentalmente a su amante humano. El equivalente masculino de la sirena era el tritón y ambos sexos tenían la costumbre de enamorarse de los humanos, relaciones que generalmente terminaban en lágrimas.

Muchos de los atributos emocionales y psicológicos de las primeras sirenas se proyectaron en las sirenas de la mitología griega, pero estas mágicas criaturas oceánicas también se asociaron con poderosos eventos naturales como tormentas, inundaciones, naufragios y ahogamientos en el mar.

  • Sirenas mágicas del folclore japonés
  • ¿Los cuentos de sirenas míticas están inspirados en una afección médica de la vida real?
  • Rusalka: la mítica sirena eslava

Cuentos de sirenas en inglés menos conocidos de Exeter y Exmouth

Mientras que las islas Shetland y Orkney, en el norte de Escocia, podrían llamarse centros del folclore europeo de las sirenas, en 1737 d.C. ocurrió un extraño evento en las aguas del sur de Inglaterra cerca de Exeter. Perseguiría a ocho pescadores durante toda su vida.

El jueves 10 de noviembre de 1737, en un caladero llamado Topsham Bar, un grupo de ocho pescadores había estado pescando con redes de arrastre toda la mañana. Cuando subieron sus redes a bordo, se sorprendieron al descubrir una criatura con forma humana y dos patas. Los ocho testigos fueron entrevistados de forma independiente y al decir que todos dijeron que la criatura "saltó de la red y se escapó" y, si bien esto parece bastante difícil de creer en sí mismo, los pescadores agregaron que una vez que se dieron cuenta del "misterioso ser "Lo encontraron moribundo y" gimiendo como un humano ". Uno de los pescadores le dijo a la policía: "Tenía las patas palmeadas como las de un pato, y tenía ojos, nariz y boca que se parecían a los de un hombre". Añadió que tenía una "cola como de salmón y medía alrededor de cuatro pies de alto".

Derceto, de Athanasius Kircher, Oedipus Aegyptiacus, 1652. (Dominio público)

Esta criatura no encajaba en las descripciones clásicas o arquetípicas de las sirenas, en las que las criaturas eran generalmente humanos que vestían pieles de foca, lo que las transformaba en criaturas de tipo mitad humano mitad marino. Este "incidente de Exeter" fue curiosamente diferente y la descripción de la criatura fue corroborada por los ocho pescadores; "Dos piernas colocadas debajo de la cintura con toques de características animales", como correas y escamas alrededor de la parte inferior de las piernas.

Luego, en 1812 d.C., en Exmouth, cerca de Exeter, un pescador llamado Sr.Toupin y su tripulación afirmaron "haber escuchado música que parecía provenir de una criatura con apariencia humana, con cola de pez". Esto está más en línea con los cuentos clásicos de sirenas, que se llamaban "sirenas" por su legendario canto a los pescadores, que a menudo los atraían a sus tumbas de agua.

El pescador y el Syren ’(1856-1858) de Frederic Leighton. ( Dominio publico )

El relato del Sr. Toupin dice que se sintieron "atraídos por un ruido singular, imposible de describir completamente pero comparable a una melodía salvaje y tintineante de clavecín". El Sr. Toupin describió a la criatura como si tuviera; "Dos brazos que había usado con gran agilidad, que terminaban en cuatro dedos palmeados en cada mano". Además, detalló sus características como: "una cara alargada, ovalada, parecida a una foca, pero más agradable, y el cabello parecía coronar la parte superior y posterior de la cabeza". En longitud, según Toupin, "medía alrededor de cinco pies y medio, y parecía estar retozando juguetonamente cerca del barco antes de que, después de tres zambullidas rápidas, se alejara rápidamente y se perdiera de vista". Intentando atraer a la bestia más cerca de su barco de pesca, arrojaron "pescado hirviendo al agua".

Paseo marítimo de Exmouth tomado de Dawlish Warren, el escenario del incidente de la sirena en 1812. (Dominio público)

Solo 11 años después, en 1823, nuevamente en Exeter, se informó de una serie de avistamientos de sirenas en el río Ex, incluidos testigos que declararon haber visto una criatura que, al igual que el informe de 1737, tenía "dos piernas colocadas debajo de la cintura" con "Rasgos animales". Otro informe describió una criatura que "tenía de la cintura para abajo una semejanza a un salmón" y que "huyó de los espectadores desconcertados hasta que fue derribado y asesinado", según un informe del Devon Times.

Las inquietantes historias de Mermaid's Pool y Black Mere Pool

En el extremo norte de Inglaterra, en el Peak District, encontramos dos leyendas de sirenas. Se dice que el primero ocupa la piscina de las sirenas. , situado justo debajo de Kinder Scout en High Peaks. Este lago salado es una peculiaridad, ya que está situado tan tierra adentro. Esta propiedad ambiental natural probablemente ofrece una razón de por qué se asoció con una sirena generalmente con destino al océano.

Mermaid’s Pool cerca de Kinder Scout en Derbyshire. (Dave Dunford / CC BY SA 2.0)

El estanque de la sirena se asoció con poderes curativos para `` aquellos lo suficientemente valientes como para bañarse en él '', y si uno lo hacía a la medianoche de Pascua, se decía que la sirena `` aparecía ofreciendo vida eterna '', si te miraba con cariño. Si no, estarías bajando a las profundidades, para no ser visto nunca más.

"La sirena" (1910) de Howard Pyle. ( Dominio publico )

Se dice que el segundo cuento de sirenas tiene lugar en Black Mere Pool (Blakemere Pond, Mermaid’s Pond) en el extremo suroeste del distrito de Staffordshire Peak; un pequeño lago natural casi circular de unas 50 yardas (45,72 metros) de ancho, situado a seis millas (9,66 km) al noroeste de Leek. Se dice que no tiene fondo, una leyenda dice que la sirena llegó aquí "hace cientos de años por un marinero de la cercana ciudad de Thorncliff".

En esta interpretación de una clásica historia de amor griega entre ninfa del agua y marinero, tras la muerte del marinero, la sirena se enfureció. Pero no pudo regresar al mar, por lo que estuvo encantada en el lago, buscando venganza por la muerte de su amante. Esta leyenda podría haberse inspirado en un evento de la vida real en 1679 d.C., cuando una vendedora ambulante fue arrojada a la piscina por un asesino en serie local.

  • La sirena de Fiji: ¿Qué era la criatura abominable y por qué era tan popular?
  • Por qué no podemos resistir el atractivo de las sirenas
  • La vida secreta de Melusine: misteriosa sirena y serpiente madre de la nobleza europea

Intentando separar la realidad de la ficción, en 2013, un tal Philip Davis de Stoke-on-Trent, miembro del comité de la sucursal de North Staffordshire del club británico Sub-aqua, adornó un traje de hombre rana y determinó que este lago era en realidad no es sin fondo, y "en su punto más profundo, la piscina no mide más de dos metros y tiene un fondo fangoso".

Blakemere Pond es un pequeño lago natural en Staffordshire, Inglaterra. (Graham Richter / CC BY SA 3.0) El estanque es el tema de una leyenda perdurable que afirma que el agua está encantada por el fantasma de una sirena.

Otro cuento de sirenas más oscuro que rodea este lago habla de un hombre local llamado Joshua Linnet, quien fue rechazado por una hermosa joven. Incapaz de lidiar con su dolor, acusó a la mujer de ser una bruja. Se las arregló para convencer a la gente local de ahogarla en Black Mere Pond y mientras se estaba ahogando, la joven maldijo a Joshua.

Tres días después, su cuerpo fue encontrado flotando en la piscina con "la cara cubierta de marcas de garras" que se cree que fue causada por la "sirena demonio". Muchos creen que este espíritu malévolo todavía ronda el Black Mere Pool en la actualidad. Intentando racionalizar con esto, podría darse el caso de que la pobre mujer fuera una "mera doncella", en lugar de una sirena.


Extraño oeste

Extraño oeste es un subgénero que combina elementos del western con otro género, [1] generalmente terror, ocultismo, fantasía o ciencia ficción.

DC Cuentos occidentales extraños apareció a principios de la década de 1970, y el extraño occidental fue popularizado aún más por Joe R. Lansdale, quien es quizás mejor conocido por sus cuentos que mezclan splatterpunk con la historia alternativa del Oeste.


10 Cristóbal Colón


En 1492, Cristóbal Colón partió en busca de una nueva ruta comercial hacia Asia y, por error, descubrió el famoso "Nuevo Mundo" de las Américas. No solo encontró un nuevo continente, sino que también observó algunas criaturas mitológicas. Él registró en su diario que estaba navegando en aguas cercanas a la República Dominicana cuando vio tres sirenas, que describió como "no la mitad de hermosas como están pintadas" y con "algunos rasgos masculinos". [1]

Ahora se acepta generalmente que lo que Colón vio en realidad fue probablemente un manatí o un dugongo. Ambas criaturas son capaces de hacer & ldquotail stands, que levantarían sus cabezas y torsos fuera del agua. Sus extremidades anteriores se parecen vagamente a brazos y pueden girar la cabeza de un lado a otro. Entonces, al anochecer, después de haber estado en el mar durante seis meses y posiblemente haber bebido demasiado ron, quizás sea comprensible que un marinero experimentado confunda una vaca marina con una sirena. Aunque debe haber sido un ron bastante fuerte.

Sin embargo, Colón no estaba solo. El supuesto esqueleto de una sirena fue presentado a la Sociedad Filosófica de Portsmouth en 1826, pero resultó ser un dugongo, lo que sin duda fue decepcionante, ya que una sirena habría amenizado considerablemente sus reuniones.


Mitos, folclore y el mundo de las sirenas

La palabra "sirena" se deriva de una combinación de "mera", una antigua palabra en inglés que significa "mar" y "maid", como en "mujer". Según las antiguas leyendas de los marineros, las sirenas solían cantar deliberadamente a los marineros para tratar de encantarlos, con la secreta y malévola intención de distraerlos de su trabajo y hacer que sus barcos encallaran desastrosamente. Otros cuentos antiguos hablan de sirenas que exprimen inadvertidamente el último suspiro de los hombres que se ahogan mientras intentan rescatarlos. También se dice que disfrutan especialmente de llevar a los humanos a sus guaridas submarinas. En Hans Christian Anderson La Sirenita, por ejemplo, se dice que las sirenas a menudo olvidan que los humanos no pueden respirar bajo el agua, mientras que otras leyendas sugieren que las siniestras criaturas ella ahogan deliberadamente a los hombres, nada menos que por puro despecho venenoso. Las legendarias sirenas de la mitología griega a veces se describen en el folclore como si fueran sirenas en su naturaleza y apariencia. Otros tipos relacionados de criaturas míticas y legendarias que entran en esta categoría incluyen ninfas de agua y selkies, animales que supuestamente pueden transformarse de focas en seres humanos, y viceversa también.

En el folclore británico se señalaba que las sirenas eran presagios claramente desafortunados, que en ocasiones predecían un desastre y, a veces, incluso lo provocaban maliciosamente. Como prueba de ello, varias variaciones de la balada, Sir Patrick Spens, representan a una sirena hablando con los barcos condenados. En algunos, les dice a las tripulaciones que nunca volverán a ver tierra, y en otros afirma que están cerca de la costa, lo que los hombres son lo suficientemente sabios y astutos como para saber que significa que se está produciendo un engaño profundo y malévolo. La balada en sí es de origen escocés, y posiblemente se refiera a un evento real, a saber, el regreso a casa de la reina escocesa Margaret, Doncella de Noruega, al otro lado del Mar del Norte en 1290. Sin embargo, se especula que la balada podría en realidad se relacionan con un viaje de la madre de la princesa en 1281. Pero, independientemente de la verdad específica detrás de la balada en sí, sus palabras son la principal evidencia tanto del conocimiento como del profundo miedo a las sirenas que ha existido en las Islas Británicas durante un número incalculable. de siglos.

Uno de esos relatos habla de una sirena mortal que habita en una pequeña piscina en el agradable pueblecito de Childs Ercall, Inglaterra. En 1893, el escritor Robert Charles Hope describió la historia de la siguiente manera: “... una vez se vio allí una sirena. Fue hace un buen rato, antes de mi tiempo. Me atrevo a decir que podría ser hace cien años. Había dos hombres que iban a trabajar temprano una mañana, y habían llegado hasta el borde del estanque en [un] campo, y vieron algo en la superficie del agua que los asustó no poco. ¡Ellos pensaron que los llevaría directamente al mismísimo Viejo! No puedo decir exactamente cómo era, yo no estaba allí, ya sabes, pero era una sirena, lo mismo que leíste en los periódicos.

“Los muchachos casi se habían escapado al principio, estaban tan asustados, pero tan pronto como la sirena les habló, no pensaron más en eso. Su voz era tan dulce y agradable, que se enamoraron de ella allí mismo, ambos. Bueno, les dijo que había un tesoro escondido en el fondo del estanque: trozos de oro y nadie sabe qué. Y les daría todo lo que quisieran si se acercaban a ella en el agua y se lo quitaban de las manos.

“Entonces entraron, aunque casi les llegaba a la barbilla, y ella se zambulló en el agua y sacó un trozo de oro casi tan grande como la cabeza de un hombre. Y los hombres iban a tomarlo, cuando uno de ellos dijo: '¡Eh!', Dijo (y juró, ya sabes), '¡si esto no es un poco de suerte!' Y, mi palabra, si la sirena no se lo quitó de nuevo, y dio un grito, y se zambulló en el estanque, y no la vieron más, y no consiguieron nada de su oro. Y nadie la ha visto desde entonces. Sin duda, la historia contó una vez que el juramento que asustó a la extraña criatura implicaba la mención del Santo Nombre ".

Continuando, está la historia de Mermaid’s Pool (también conocida como Blakemere Pool), que se puede encontrar en el pueblo de Thorncliffe en Staffordshire, Inglaterra, en los páramos de Staffordshire, que están dominados por bosques, lagos, colinas y riscos. Es una historia que se remonta aproximadamente a 1000 años. Lisa Dowley es alguien que ha dedicado mucho tiempo y esfuerzo a la búsqueda de la historia y a separar los hechos de las leyendas. Ella dice: “La historia cuenta que esta sirena en particular fue una vez una doncella de hermosa belleza, y sucedió, por razones que no están claras, que fue perseguida y acusada de varios delitos por un caballero llamado Joshua Linnet. No está claro si estas acusaciones incluían ser brujo o si sus insinuaciones amorosas pudieron haber sido rechazadas.

El dicho señor Linnet hizo atar a esta mujer y arrojarla a la piscina sin fondo de Blakemere. Mientras luchaba por su aliento y su vida, la mujer gritó venganza contra su acusador, Joshua Linnet, y que su espíritu rondaría el estanque desde ese momento, y juró que un día arrastraría a su acusador y verdugo a las profundidades de la oscuridad. profundidades de Blakemere Pool hasta su propia muerte. Es un hecho registrado que tres días después, Joshua Linnet fue encontrado boca abajo, muerto en Blakemere Pool. Cuando su cuerpo fue arrastrado y entregado por los lugareños, para su horror, lo que los saludó fue que lo que alguna vez fue su rostro, pero ahora no era más que jirones de piel, las heridas aparentemente causadas por garras afiladas o garras ".

Continuando, situado apenas a un tiro de piedra de la ciudad de Newport en Shropshire, Inglaterra, y justo al otro lado de la frontera con la zona rural de Staffordshire, Aqualate Mere, con 1,5 kilómetros de largo y 0,5 kilómetros de ancho, es el lago natural más grande de las Midlands, pero es muy poco profundo. , extendiéndose hasta poco más de un metro uniforme. Cuenta la leyenda que un día, hace muchos años, cuando se estaba limpiando el Mere, una sirena se levantó violentamente del agua, lo que naturalmente asustó a los obreros a la luz del día, mientras que al mismo tiempo lanzaba gritos, inquietantes y condenatorias amenazas a la vida. destruir la ciudad de Newport si alguna vez se intenta vaciar Aqualate Mere de sus preciosas aguas. Muy sabiamente, quizás, el Mere no fue - y, hasta la fecha, nunca ha sido - drenado.


10 extraños monstruos míticos que deberías conocer antes de Halloween

Ilustración de arif.aly (ZBrush Central)

Publicado por: Dattatreya Mandal 26 de octubre de 2017

A lo largo de los años, nos han fascinado, desconcertado, tentado e incluso sorprendido por los monstruos de mitologías conocidas, ya sea el omnipresente dragón, el gigantesco Kraken o el bullicioso Minotauro. Afortunadamente, la lista de bestias y criaturas legendarias no se ha quedado sin candidatos potenciales, incluso después de que muchos de ellos hayan "identificado" papeles protagónicos en varios éxitos cinematográficos de todo el mundo. Entonces, como una oda al próximo Halloween, hablemos de diez monstruos míticos que aún no han sido capaces de ocupar un lugar central en la cultura pop, a pesar de sus credenciales espantosamente "monstruosas".

1) Amarok (de la mitología inuit) -

Ilustración de Vinodrams.

Se dice que Amarok, un lobo gigante fantástico de las tierras áridas del Ártico, caza solo en contraste con las tendencias de manada de sus hermanos mucho más pequeños. Muchos creen que la leyenda de este lobo solitario en realidad proviene de períodos ecológicos en tiempo real cuando los bosques profundos sin recorrer estaban poblados por variedades más grandes de lobos (como los lobos terribles más conocidos). Algunos también trazan paralelos de esta bestia con los lobos gigantes Waheela que supuestamente habitaban las partes del norte de Canadá. Ilustración de Indigohx (DeviantArt)

Curiosamente, según el famoso geólogo danés Dr. Hinrich Johannes Rink, el término Amarok se refiere solo a un monstruo "fabuloso" para los groenlandeses, mientras que otros habitantes del Ártico creían que Amarok era un lobo monstruoso de mayor tamaño que un ser humano.

2) Aqrabuamelu (de la mitología mesopotámica) -

Ilustración de Larkin Art (DeviantArt)

Los Aqrabuamelu o los hombres escorpión se mencionan en muchos mitos escritos en el idioma acadio, y las descripciones más famosas se encuentran en la epopeya babilónica de Gilgamesh. Se decía que eran los guardianes del dios sol Shamash y se los encontró alrededor de su morada en las montañas Mashu.

En términos de representación, se describe que los Aqrabuamelu tienen proporciones astronómicas, con sus cabezas supuestamente tocando el cielo y sus meras miradas resultan en la muerte. Sin embargo, también fueron representados como seres nominalmente benevolentes que advirtieron a los viajeros de cualquier peligro en sus viajes futuros.

3) Camazotz (de la mitología maya) -

Ilustración de Tom Kelly (DeviantArt)

En términos de zoología convencional, las tres especies conocidas de murciélagos vampiros son en realidad nativas del Nuevo Mundo. Por lo tanto, no es de extrañar que sea la mitología maya la que haga surgir la leyenda de una criatura vampiro mítica. Pero la parte fascinante es que la leyenda de Camazotz tiene muchas similitudes con las conocidas historias de vampiros de épocas posteriores. Por ejemplo, el Camazotz ha sido descrito como una entidad puramente maligna con el único objetivo de causar terror.

De hecho, las leyendas pertenecen a la narrativa folclórica cuando los dioses mayas soltaron deliberadamente al monstruo de su prisión para destruir a toda la raza maya, lo que habría dado paso a un nuevo orden de humanos. Esto supuestamente se hizo como un castigo a la civilización existente cuando el pueblo se rebeló contra la voluntad divina sedienta de sangre que exigía sacrificios humanos a cambio de protección.

4) Jabalí de Erymanthian (de la mitología griega) -

Las tradiciones mitológicas griegas nos han traído una gran cantidad de criaturas exaltadas, incluidos Kraken, Cyclops, Minotaur, Manticore y Fury. Pero el enorme jabalí de una tonelada parece eludir las referencias de la cultura pop desde hace bastante tiempo. Residiendo en las cercanías del monte Erymanthus, el jabalí era legendario debido a sus afilados pero fuertes dientes caninos que se usaban para desgarrar y empalar a las desafortunadas víctimas que habían vagado por error hasta el ominoso lugar.

Curiosamente, se consideraba que el jabalí de Erymanthian era una forma repugnante del dios griego Apolo, que se había convertido en un monstruo para castigar a Adonis. Pero desafortunadamente para la criatura descomunal, el semidiós Hércules capturó con éxito al jabalí, como se describe en uno de sus doce heroicos trabajos.

5) Ghatotkacha (de la mitología india) -

En contra de la esencia de los monstruos "malvados" retratados en varias mitologías, el gigante Ghatotkacha fue descrito como un personaje humilde y leal en el poema épico más largo conocido del mundo. Mahabharata. Era el hijo de Bhima, quien fue uno de los héroes de esta obra mitológica sánscrita, y la giganta (rakshasa) Hidimbi.

Tener la sangre del rakshasa dotó a Ghatotkacha con muchos poderes mágicos, incluida la capacidad de deslizarse y la capacidad de convertirse en un gigante monstruoso. Por cierto, se encontró con su trágica muerte en su forma muy gigante en la culminante Batalla de Kurukshetra. Según la leyenda, cuando cayó sobre los soldados adyacentes, ¡su enorme cuerpo enterró simultáneamente a 109.350 hombres y 21.870 elefantes!

6) Gogmagog (de la mitología anglicana / celta) -

Fuente: Wiki Mythical-Creatures (enlace)

La otra G en nuestras entradas, Gogmagog era un gigante humanoide musculoso de la isla de Albion (el antiguo nombre de Gran Bretaña). A veces descrito como de más de 14 pies de altura, se decía que el tipo de monstruo descendía de demonios. El folclore sostiene que el propio Gogmagog era horriblemente repulsivo por naturaleza, e incluso se cubría con varias pieles de animales para mantener su apariencia desagradable e intimidante.

Desafortunadamente para el gigante, a pesar de tener la fuerza de 20 hombres, no era realmente conocido por sus habilidades tácticas. Y eso resultó ser una sentencia de muerte cuando el guerrero Coineus lo empujó sin ceremonias por un acantilado empinado en un duelo de combate cuerpo a cuerpo.

7) Hecatoncheires (de la mitología griega) -

Los Hecatoncheires fue el nombre colectivo dado a tres monstruos (Briareus, Cottus y Gyges) que eran los hijos de Gaia y Urano. Y no solo eran conocidos por su espantosa enormidad, sino también por su espantosa disposición de cien brazos y cincuenta cabezas. Incluso Urano estaba tan sorprendido por su fealdad que decidió devolverlos al útero de su madre. Al no hacerlo, fueron posteriormente desterrados al inframundo del Tártaro. Ilustración de Silent Kitty (DeviantArt)

Sin embargo, los Hecatoncheires compensaron con creces su apariencia repugnante cuando ayudaron a los dioses griegos en su lucha contra los Titanes, que también eran descendientes de Gaia y Urano. Como dice la leyenda, los monstruos de múltiples extremidades tenían lo mejor de sus hermanos ayudados en parte por su capacidad para lanzar una multitud de rocas a sus oponentes.

8) Kludde (del folclore belga) -

Ilustración de ChameleonTech (DeviantArt)

Se dice que el Kludde, un espíritu malicioso de las zonas desoladas de la campiña flamenca, tiene la capacidad de adoptar generalmente la forma de un perro negro alado con una llama azul parpadeando alrededor de su rostro macabro. Su naturaleza lobuna había llevado a muchos entusiastas de los mitos a definir al Kludde como un hombre lobo o incluso como una manifestación del mismísimo diablo.

Curiosamente, se ha programado que el espíritu original sea de naturaleza amorfa y, por lo tanto, el Kludde puede tomar una miríada de formas, incluida la de un gato, una serpiente, una rana, un caballo e incluso como un árbol o un arbusto. Y, como todo monstruo respetable, el ser sobrenatural también tiene el poder del habla y la velocidad, lo cual ayuda a "alcanzar" a sus víctimas.

9) Ogopogo (de la mitología nativa americana) -

Finalmente, tenemos un monstruo marino en forma de Ogopogo, una serpiente de agua con aletas aparentemente afables a lo largo de sus flancos y cuernos ominosos a lo largo de su cabeza. Una parte excepcional de las tradiciones folclóricas alrededor del lago Okanagan (actualmente en la Columbia Británica, Canadá), las tribus nativas incluso ofrecieron peces muertos y ganado vivo como "regalos" de sacrificio al gigante cavernoso.

¿Dijimos cavernoso? Bueno, la serpiente supuestamente reside dentro de las cavernas oscuras debajo del lago profundo, mientras que se dice que los huesos de sus víctimas están esparcidos por las orillas de la "Isla de los Monstruos" en el lago. Algunas descripciones funestas incluso asustaron a los viajeros de transbordadores, generalmente aventureros, de principios del siglo XX, tanto que se armaban a diario para defenderse del monstruo durante cada travesía.

10) Sleipnir (de la mitología nórdica) -

Ilustración de Lady Mischief (DeviantArt)

Sleipnir es posiblemente el "monstruo más rápido" del mundo, cortesía de sus ocho patas que llevaron al caballo gigante encantado por la tierra, el mar e incluso el aire. Por supuesto, toda esa velocidad no fue solo para fanfarronear. Sleipnir se describe como la montura personal de Odin, por lo que ayudó al Todo padre viajar a una velocidad vertiginosa entre Asgard y la Tierra.

Curiosamente, se dice que toda la fuerza y ​​el entusiasmo súper estimulantes provienen de la marca mágica de Sleipnir en sus dientes. Y en una nota interesante, los arqueólogos han encontrado numerosas representaciones de un caballo de ocho patas en unas pocas figuras de piedras del siglo VIII grabadas en la isla de Gotland, Suecia.

Y en caso de que no hayamos atribuido o malinterpretado alguna imagen, obra de arte o fotografía, nos disculpamos de antemano. Háganos saber a través del enlace "Contáctenos", que se encuentra tanto encima de la barra superior como en la barra inferior de la página.


Contenido

Una creencia generalizada sobre los fantasmas es que están compuestos de un material brumoso, aireado o sutil. Los antropólogos relacionan esta idea con las creencias tempranas de que los fantasmas eran la persona dentro de la persona (el espíritu de la persona), más notable en las culturas antiguas como el aliento de una persona, que al exhalar en climas más fríos aparece visiblemente como una niebla blanca. [3] La creencia en los fantasmas se encuentra en todas las culturas del mundo, por lo que las historias de fantasmas pueden transmitirse oralmente o por escrito. [1]

La historia de la fogata, una forma de narración oral, a menudo implica contar historias de fantasmas u otras historias de miedo. [4] Algunas de las historias tienen décadas de antigüedad, con diferentes versiones en múltiples culturas. [5] Muchas escuelas e instituciones educativas fomentan la narración de fantasmas como parte de la literatura. [6]

En 1929, se identificaron cinco características clave de la historia de fantasmas inglesa en "Algunas observaciones sobre las historias de fantasmas" de M. R. James. Como resumió Frank Coffman para un curso de literatura imaginativa popular, fueron: [7]

  • La pretensión de la verdad
  • "Un terror agradable"
  • Sin derramamiento de sangre o sexo gratuito
  • Sin "explicación de la maquinaria"
  • Escenario: "los de la época del escritor (y del lector)"

La introducción de las revistas pulp a principios del siglo XX creó nuevas vías para la publicación de historias de fantasmas, y también comenzaron a aparecer en publicaciones como Buen cuidado de casa y El neoyorquino. [8]

Ejemplos tempranos Editar

Los fantasmas en el mundo clásico a menudo aparecían en forma de vapor o humo, pero en otras ocasiones se los describía como sustanciales, apareciendo como habían sido en el momento de la muerte, completos con las heridas que los mataron. [9] Los espíritus de los muertos aparecen en la literatura ya en Homero Odisea, que presenta un viaje al inframundo y el héroe se encuentra con los fantasmas de los muertos, [1] así como el Antiguo Testamento en el que la Bruja de Endor llama al espíritu del profeta Samuel. [1]

El juego Mostellaria, del dramaturgo romano Plauto, es la obra más antigua conocida que presenta una vivienda encantada, y a veces se traduce como La casa embrujada. [10] Otro relato temprano de un lugar embrujado proviene de un relato de Plinio el Joven (c. 50 d. C.). [11] Plinio describe el embrujo de una casa en Atenas por un fantasma encadenado, un arquetipo que se volvería familiar en la literatura posterior. [1]

Los fantasmas aparecían a menudo en las tragedias del escritor romano Séneca, quien más tarde influiría en el resurgimiento de la tragedia en el escenario del Renacimiento, particularmente Thomas Kyd y Shakespeare. [12]

los Las mil y una noches, a veces conocido como Noches árabes, contiene una serie de historias de fantasmas, que a menudo involucran jinn (también deletreado como djinn), ghouls y cadáveres. [13] [14] En particular, la historia de "Ali el Cairene y la casa encantada en Bagdad" gira en torno a una casa embrujada por genios. [13] Otra literatura árabe medieval, como la Enciclopedia de los Hermanos de la Pureza, también contienen historias de fantasmas. [15]

La obra japonesa del siglo XI El cuento de Genji contiene historias de fantasmas e incluye personajes poseídos por espíritus. [dieciséis]

Teatro del Renacimiento inglés Editar

A mediados del siglo XVI, las obras de Séneca fueron redescubiertas por humanistas italianos y se convirtieron en modelos para el resurgimiento de la tragedia. La influencia de Séneca es particularmente evidente en la obra de Thomas Kyd. La tragedia española y de Shakespeare Aldea, los cuales comparten un tema de venganza, un clímax lleno de cadáveres y fantasmas entre el elenco. Los fantasmas en Ricardo III también se asemejan al modelo de Senecan, mientras que el fantasma en Aldea juega un papel más complejo. [1] La sombra del padre asesinado de Hamlet en Aldea se ha convertido en uno de los fantasmas más reconocibles de la literatura inglesa. En otra de las obras de Shakespeare, Macbeth, Banquo asesinado regresa como un fantasma para consternación del personaje principal. [17]

En el teatro del Renacimiento inglés, los fantasmas a menudo se representaban con el atuendo de los vivos e incluso con armaduras. La armadura, obsoleta en la época del Renacimiento, le dio al fantasma del escenario una sensación de antigüedad. [18] El fantasma con láminas comenzó a ganar terreno en el escenario en el siglo XIX porque un fantasma blindado tenía que ser movido por complicados sistemas de poleas o elevadores, y eventualmente se convirtió en elementos clichés del escenario y objetos de burla. Ann Jones y Peter Stallybrass, en La ropa del Renacimiento y los materiales de la memoria, señalan, "De hecho, es a medida que la risa amenaza cada vez más al Fantasma que comienza a ser escenificado no con una armadura sino con alguna forma de 'cortinaje espiritual'". Una observación interesante de Jones y Stallybrass es que "en el punto histórico en el que los propios fantasmas se vuelven cada vez más inverosímiles, al menos para una élite educada, creer en ellos parece ser necesario afirmar su inmaterialidad, su invisibilidad [. ] La ropa de los fantasmas debe ser ahora, de hecho, tan espiritual como los mismos fantasmas. Esto es una desviación sorprendente tanto de los fantasmas del escenario del Renacimiento como de los fantasmas teatrales griegos y romanos sobre los que se basaba ese escenario. Los fantasmas del Renacimiento es precisamente su burda materialidad. Se nos aparecen vistiendo conspicuamente ". [18]

Baladas fronterizas Editar

Los fantasmas ocuparon un lugar destacado en las baladas británicas tradicionales de los siglos XVI y XVII, en particular las "baladas fronterizas" del turbulento país fronterizo entre Inglaterra y Escocia. Las baladas de este tipo incluyen La tumba inquieta, La esposa del pozo de Usher, y El fantasma de Sweet William, que presenta el tema recurrente de los amantes o niños muertos que regresan. En la balada Rey Henry, un fantasma particularmente hambriento devora el caballo y los perros del rey antes de obligar al rey a acostarse. El rey luego se despierta para encontrar al fantasma transformado en una hermosa mujer. [19]

Romantic era Edit

One of the key early appearances by ghosts was The Castle of Otranto by Horace Walpole in 1764, considered to be the first gothic novel. [20] However, although the ghost story shares the use of the supernatural with the Gothic novel, the two forms differ. Ghost stories, unlike Gothic fiction, usually take place in a time and location near to the audience of the story.

The modern short story emerged in Germany in the early decades of the 19th century. Kleist's The Beggar Woman of Locarno, published in 1810, and several other works from the period lay claim to being the first ghost short stories of a modern type. E. T. A. Hoffmann's ghost stories include "The Elementary Spirit" and "The Mines of Falun". [21]

The Russian equivalent of the ghost story is the bylichka. [22] Notables examples of the genre from the 1830s include Gogol's Viy and Pushkin's The Queen of Spades, although there were scores of other stories from lesser known writers, produced primarily as Christmas fiction. The Vosges mountain range is the setting for most ghost stories by the French writing team of Erckmann-Chatrian.

One of the earliest writers of ghost stories in English was Sir Walter Scott. His ghost stories, "Wandering Willie's Tale" (1824, first published as part of Redgauntlet) y The Tapestried Chamber (1828) eschewed the "Gothic" style of writing and helped set an example for later writers in the genre.

"Golden Age of the Ghost Story" Edit

Historian of the ghost story Jack Sullivan has noted that many literary critics argue a "Golden Age of the Ghost Story" existed between the decline of the Gothic novel in the 1830s and the start of the First World War. [23] Sullivan argues that the work of Edgar Allan Poe and Sheridan Le Fanu inaugurated this "Golden Age". [23]

Irish author Sheridan Le Fanu was one of the most influential writers of ghost stories.. Le Fanu's collections, such as In a Glass Darkly (1872) and The Purcell Papers (1880), helped popularise the short story as a medium for ghost fiction. [24] Charlotte Riddell, who wrote fiction as Mrs. J. H. Riddell, created ghost stories which were noted for adept use of the haunted house theme. [25]

The "classic" ghost story arose during the Victorian period, and included authors such as M. R. James, Sheridan Le Fanu, Violet Hunt, and Henry James. Classic ghost stories were influenced by the gothic fiction tradition, and contain elements of folklore and psychology. M. R. James summed up the essential elements of a ghost story as, “Malevolence and terror, the glare of evil faces, ‘the stony grin of unearthly malice', pursuing forms in darkness, and 'long-drawn, distant screams', are all in place, and so is a modicum of blood, shed with deliberation and carefully husbanded. ”. [26]

Famous literary apparitions from the Victorian period are the ghosts of A Christmas Carol, in which Ebenezer Scrooge is helped to see the error of his ways by the ghost of his former colleague Jacob Marley, and the ghosts of Christmas Past, Christmas Present and Christmas Yet to Come. In a precursor to A Christmas Carol Dickens published "The Story of the Goblins Who Stole a Sexton". [27] Dickens also wrote "The Signal-Man", another work featuring a ghost.

Jamesian style Edit

David Langford has described British author M. R. James as writing "the 20th century's most influential canon of ghost stories". [28] James perfected a method of story-telling which has since become known as Jamesian, which involved abandoning many of the traditional Gothic elements of his predecessors. The classic Jamesian tale usually includes the following elements:

  1. a characterful setting in an English village, seaside town or country estate an ancient town in France, Denmark or Sweden or a venerable abbey or university.
  2. a nondescript and rather naïve gentleman-scholar as protagonist (often of a reserved nature).
  3. the discovery of an old book or other antiquarian object that somehow unlocks, calls down the wrath, or at least attracts the unwelcome attention of a supernatural menace, usually from beyond the grave.

According to James, the story must "put the reader into the position of saying to himself, 'If I'm not very careful, something of this kind may happen to me!'" [29] He also perfected the technique of narrating supernatural events through implication and suggestion, letting his reader fill in the blanks, and focusing on the mundane details of his settings and characters in order to throw the horrific and bizarre elements into greater relief. He summed up his approach in his foreword to the anthology Ghosts and Marvels (Oxford, 1924): "Two ingredients most valuable in the concocting of a ghost story are, to me, the atmosphere and the nicely managed crescendo. . Let us, then, be introduced to the actors in a placid way let us see them going about their ordinary business, undisturbed by forebodings, pleased with their surroundings and into this calm environment let the ominous thing put out its head, unobtrusively at first, and then more insistently, until it holds the stage."

He also noted: "Another requisite, in my opinion, is that the ghost should be malevolent or odious: amiable and helpful apparitions are all very well in fairy tales or in local legends, but I have no use for them in a fictitious ghost story." [29]

Despite his suggestion (in the essay "Stories I Have Tried to Write") that writers employ reticence in their work, many of James's tales depict scenes and images of savage and often disturbing violence. [30]

19th-century American writers Edit

Influenced by British and German examples, American writers began to produce their own ghost stories. Washington Irving's short story La leyenda de Sleepy Hollow (1820), based on an earlier German folktale, features a Headless Horseman. It has been adapted for film and television many times, such as Sleepy Hollow, a successful 1999 feature film. [31] Irving also wrote "The Adventure of the German Student" [21] and Edgar Allan Poe wrote some stories which contain ghosts, such as "The Masque of the Red Death" and "Morella". [21]

In the later 19th century, mainstream American writers such as Edith Wharton, Mary E. Wilkins Freeman [32] and F. Marion Crawford [33] all wrote ghost fiction. Henry James also wrote ghost stories, including the famous La vuelta de tuerca. [1] La vuelta de tuerca has also appeared in a number of adaptations, notably the film The Innocents and Benjamin Britten's opera La vuelta de tuerca.

The introduction of pulp magazines in the early 1900s created new avenues for ghost stories to be published, and they also began to appear in publications such as Buen cuidado de casa y El neoyorquino. [8]

Comedies and operas Edit

Oscar Telgmann's opera Leo, the Royal Cadet (1885) includes Judge's Song about a ghost at the Royal Military College of Canada in Kingston, Ontario. [34]

Oscar Wilde's comic short story "The Canterville Ghost" (1887) has been adapted for film and television on several occasions.

In the United States, prior to and during the First World War, folklorists Olive Dame Campbell and Cecil Sharp collected ballads from the people of the Appalachian Mountains, which included ghostly themes such as "The Cruel Ship's Carpenter", "The Suffolk Miracle", "The Unquiet Grave" and "The Wife of Usher's Well". The theme of these ballads was often the return of a dead lover. These songs were variants of traditional British ballads handed down by generations of mountaineers descended from the people of the Anglo-Scottish border region. [35]

Psychological horror Edit

In the Edwardian era, Algernon Blackwood (who combined the ghost story with nature mysticism), [23] Oliver Onions (whose ghost stories drew on psychological horror), [23] and William Hope Hodgson (whose ghost tales also contained elements of the sea story and science fiction) helped move the ghost story in new directions. [23]

Kaidan Edit

Kaidan (怪談), which literally means “supernatural tale” [36] or "weird tale", [37] is a form of Japanese ghost story. [36] Kaidan entered the vernacular when a game called Hyakumonogatari Kaidankai became popular in the Edo period. The popularity of the game, as well as the acquisition of a printing press, led to the creation of a literary genre called Kaidanshu. Kaidan are not always horror stories, they can "be funny, or strange, or just telling about an odd thing that happened one time". [37]

Lafcadio Hearn published Kwaidan: Stories and Studies of Strange Things in 1904 as a collection of Japanese ghost stories collected by Lafcadio Hearn, and later made into a film. [38] The book "is seen as the first introduction of Japanese superstition to European and American audiences." [36]

Modern era (1920 onward) Edit

Ghost Stories magazine, which contained almost nothing but ghost stories, was published from 1926 to 1932.

Beginning in the 1940s, Fritz Leiber wrote ghost tales set in modern industrial settings, such as "Smoke Ghost" (1941) and "A Bit of the Dark World" (1962). [39] Shirley Jackson made an important contribution to ghost fiction with her novel La maldición de Hill House (1959). [1] [40]

A noted modern British writer of ghost fiction is Ramsey Campbell. [41] Susan Hill also produced The Woman in Black (1983), a ghost novel that has been adapted for stage, television and film. [2]

Noël Coward's play Blithe Spirit, later made into a 1945 film, places a more humorous slant on the phenomenon of haunting of individuals and specific locations.

During the late 1890s the depiction of ghost and supernatural events appear in films. With the advent of motion pictures and television, screen depictions of ghosts became common, and spanned a variety of genres. The works of Shakespeare, Dickens and Wilde have all been made into cinematic versions, as well as adaptations of other playwrights and novelists. One of the well known short films was Haunted Castle directed by Georges Méliès in 1896. It is also considered as the first silent short film depicting ghost and supernatural events. [42]

In 1926 the novel Topper by Thorne Smith was published, which created the modern American ghost. When the novel was adapted into the 1937 movie Topper, it initiated a new film genre and would also influence television. [43] After the second World War, sentimental depictions of ghosts had become more popular in cinema than horror, and include the 1947 film El fantasma y la Sra. Muir, which was later adapted to television with a successful 1968–70 TV series. [20] Genuine psychological horror films from this period include 1944's Los no invitados, and 1945's Dead of Night. La película Blithe Spirit, based on a play by Noël Coward, was also produced in this period. [44] 1963 saw one of the first major adaptations of a ghost novel, The Haunting, based on the well known novel La maldición de Hill House. [20]

The 1970s saw screen depictions of ghosts diverge into distinct genres of the romantic and horror. A common theme in the romantic genre from this period is the ghost as a benign guide or messenger, often with unfinished business, such as 1989's Campo de sueños, the 1990 film Ghost, and the 1993 comedy Heart and Souls. [45] In the horror genre, 1980's The Fog, y el A Nightmare on Elm Street series of films from the 1980s and 1990s are notable examples of the trend for the merging of ghost stories with scenes of physical violence. [20] The 1990s saw a return to classic "gothic" ghosts, whose dangers were more psychological than physical. Examples of films are comedy and mystery from this period include 1984's “Ghostbusters”, 1999's The Sixth Sense y The Others. The 1990s also saw a lighthearted adaptation of the children's character Casper the Friendly Ghost, originally popular in cartoon form in the 1950s and early 1960s, in the feature film Casper.

Asian cinema has also produced horror films about ghosts, such as the 1998 Japanese film Ringu (remade in the US as El anillo in 2002), and the Pang brothers' 2002 film The Eye. [46] Indian ghost movies are popular not just in India, but in the Middle East, Africa, South East Asia and other parts of the world. Some Indian ghost movies such as the comedy / horror film Manichitrathazhu have been commercial successes, dubbed into several languages. [47] Generally the films are based on the experiences of modern people who are unexpectedly exposed to ghosts, and usually draw on traditional Indian literature or folklore. In some cases the Indian films are remakes of western films, such as Anjaane, based on Alejandro Amenábar's ghost story The Others. [48]

In fictional television programming, ghosts have been explored in series such as Ghost Whisperer, Medio, Supernatural, the television series adaptation of El fantasma y la Sra. Muir y Randall and Hopkirk (Deceased). In animated fictional television programming, ghosts have served as the central element in series such as Casper the Friendly Ghost, Danny Phantom, y Scooby Doo, as well as minor roles in various other television shows. [ ¿cuales? ]

Popularized in part by the 1984 comedy franchise Cazafantasmas, ghost hunting has been popularized as a hobby wherein reportedly haunted places are explored. The ghost hunting theme has been featured in paranormal reality television series, such as A Haunting, Aventuras de fantasmas, Cazadores de fantasmas, Ghost Hunters International, Ghost Lab, y Most Haunted. It is also represented in children's television by such programs as The Ghost Hunter based on the book series of the same name and Ghost Trackers. [49]

The Indian television series, Aahat, featured ghost and supernatural stories written by B. P. Singh. It was first aired on 5 October 1995 and ran for more than a decade, ending on 25 November 2010 with more than 450 episodes. [50]


Early Ghost Sightings

In the first century A.D., the great Roman author and statesman Pliny the Younger recorded one of the first notable ghost stories in his letters, which became famous for their vivid account of life during the heyday of the Roman Empire. Pliny reported that the specter of an old man with a long beard, rattling chains, was haunting his house in Athens. The Greek writer Lucian and Pliny’s fellow Roman Plautus also wrote memorable ghost stories.

Centuries later, in 856 A.D., the first poltergeist𠄺 ghost that causes physical disturbances such as loud noises or objects falling or being thrown around–was reported at a farmhouse in Germany. The poltergeist tormented the family living there by throwing stones and starting fires, among other things.


9 Fairy Tales For Adults That Are WAY Better Than Disney

Whether you read fairy tales as a child or whether you're simply aware of them because you are a person who is alive and does not live under a rock, fairy tales have played a role in your reading experience.

Unfortunately, when Disney sunk his claws into them, he did a disservice that lasted for decades: Most of our perceptions have been colored by his saccharine, censored interpretations. Because of him, the words "fairy tales" invoke images of childhood and whimsy and musical numbers that are too catchy for their own good.

Contrary to what Disney's cultural stronghold would have you believe, the idea that fairy tales are for children is a relatively recent phenomenon. They used to function much in the way that adult books do: They were escapist, but they were also strange and often startlingly gory or sexual (for example, if your only exposure has been Disney, than you might not know that in the real "Little Mermaid," the prince marries another woman and the mermaid almost murders him but instead succumbs to a weird watery suicide. As for the real "Sleeping Beauty". trust me, you don't want to know. Unless you are a fan of necrophilia, in which case, go ahead and read that and also please get some therapy).

As all good books do, fairy tales explored the dark and primal aspects of human nature--the deep corners of our psyches that we shy away from. That is the true reason they have lasted in the cultural imagination for hundreds of years beneath their simplicity lies a world of social commentary and compelling darkness. Disney may have taken them away from the adult world, but there are plenty of modern authors who have taken them back.

So, here is a list of some of the best fairy tales for adults. Some are direct adaptations some simply take fairy-tale elements for their own. (Disclaimer: this list is meant to be just a sample. And, I intentionally skipped the big shots like Tolkien and Angela Carter and Gregory Maguire in favor of hopefully spreading the word of some lesser-known titles).


1. The Night Circus by Erin Morgenstern

The one sentence description: The Prestige with teenagers instead of Hugh Jackman and Christian Bale.

The longer description: One of the most cinematic, atmospheric books of the last few years, the reader is transplanted directly into the strange and mysterious circus that appears without warning, only by night, and leaves town with the same suddenness. This book perfectly captures the dreamlike quality of fairy tales, complete with magic that is never quite explained. In most books, this might be annoying and I'd want an explanation, but Morgenstern makes the air of mystery work.


2. Gavanza by Jane Yolen

The one sentence description: a fairy tale that is less on the whimsical side and more on the historical side, it is a haunting rendition of "Sleeping Beauty" in which the "sleep" is induced by gas from concentration camps and the "dark forest" is a place of refuge from Nazis.

The longer description: This books jumps from past to present as the modern-day protagonist seeks to uncover her dead grandmother's startling past. It is never overly moralistic or saccharine, but rather paints a harsh, tragic slice of history. It also covers an under-explored area of the holocaust: the persecution of homosexuals as well as Jews. Although the book is not exactly "light," it is avoids being bleak. It is an utterly captivating, clever spin on an old story. Expect this one to stay with you long after you read it.


3. The Great Night by Chris Adrian

The one-sentence description: a modern day spin on Shakespeare's Sueño de una noche de verano but the four lovers have been condensed into three, it occurs in a park in San Francisco, Puck is terrifying, and the language is modern prose (although somehow Adrian manages to make it just as beautiful as Shakespeare).

The longer description: This book flawlessly moves between being funny, moving, heartbreaking, vulgar, sensual, and strange. The fairy characters are the only ones that share similarities with Shakespeare the rest are Adrian's own creations. The three protagonists ground and humanize the story, and Adrian's writing may make you want to laugh and cry at the same time (laugh that writing is capable of being that good cry because yours will probably never attain that level). I don't want to be biased and say this book is the best one on this list--because all of them are truly great--but, well, this book may be the best one on this list.


4, 5. Practical Magic y The Probable Future por Alice Hoffman

I was hesitant to include Alice Hoffman on this list for two reasons. The first is that she has many adult fairy-tale books so it is difficult to chose just one. The second is that her books are very hit-or-miss: they're either great and beautiful or maudlin and overwrought.

Practical Magic y The Probable Future are two of her best, and they both contain all the best parts of adult fairy tales: magical realism, curses that past through generations, and murder and mayhem.


6, 7. Neverwhere y The Ocean at the End of the Lane by Neil Gaiman

Like Hoffman, it was hard to pick one Gaiman book so I kind of cheated and picked two. These are two of his best, or at least two that would be good to start with if you've never read him before, and it's impossible to write a list of adult fairy tales without including Neil Gaiman.
If you are unfamiliar with him, a one-sentence introduction to Neil Gaiman: the Tim Burton of the written word, both in terms of dark whimsical style and in terms of appearance-- if you look at pictures of the two men, they definitely share the same hairdresser. And that hairdresser may be Edward Scissorhands.


8. The Princess Bride by William Goldman

It may seems strange to include this book on the list because I said I wanted to avoid the big-shots in favor of giving some exposure to lesser-known titles-- and everyone and their mother has seen the movie. But, the book's audience is far less expansive than the film's. The book is the rarest of rare gems: It is entirely different from the movie and yet they are equally good. My only explanation for this is that the author wrote the screenplay as well. The book contains all of the movie's humor, sardonic wit, creativity, and genuine charm, with some added twists and clever angles that I will be annoyingly vague about, because it's best if you just read it.


9. Bone Game by Louis Owens

The one-sentence description: This is more steeped in Native American folklore than the Grimms or Hans Christen Anderson--yet it contains many familiar motifs, which only goes to show how fairy tales resonate across cultures.

The longer description: Don't be daunted by this book's obscurity. It has only eight reviews on Amazon while Gaiman's Ocean at the End of the Lane has over a thousand. This book is no less worthy, and its lyricism will sweep you along for the ride in the tale of its anti-hero, an alcoholic professor who is trying to bury the past. We all know how these things work--nothing interesting happens if the past stays buried.

I wanted to keep the list short, but if you are interested in more, here are some honorary mentions of authors to check out: Daphne du Maurier, Tanith Lee, Angela Carter, Charles de Lint, Laura Whitcomb, Kristen Cashore, George R.R. Martin, Philip Pullman, Emma Donoghue.

Ultimately, between authors who resemble Edward Scissorhands and authors who resemble Santa (looking at you, George R.R Martin), the moral of the story seems to be that if you want to write an adult fairy tale, the key to success is looking like you crawled out of one. (At least, it can't hurt). What also can't hurt is that, between the Grimms, Anderson, and more, they all have a history to draw their stories from--a history that is far richer, stranger, and more compelling than anything that Disney could conjure.


Encontramos al menos 10 Listado de sitios web a continuación cuando busque con the true history of mermaids en el motor de búsqueda

The Very Short, Entirely True History of Mermaids: Laskow

Amazon.com DA: 14 PENSILVANIA: 50 Rango MOZ: 64

The Very Short, Entirely True History de Mermaids Hardcover – Illustrated, March 3, 2020 by Sarah Laskow (Author), Reimena Yee (Illustrator) 4.9 out of 5 stars 20 ratings

The Shocking True Story of How Mermaids Changed My Life

Badwitch.es DA: 11 PENSILVANIA: 43 Rango MOZ: 55

  • My studies of mermaids had really brought home to me how their message and historia is fiercely political and fiercely feminist, and how you just can’t separate them from that message
  • They are free, powerful, independent feminine beings wielding the …

People From History Who Claimed To Have Encountered Mermaids

Ranker.com DA: 14 PENSILVANIA: 50 Rango MOZ: 66

  • In the first century, Roman naturalist Pliny the Elder wrote a book called Natural Historia that would shape European science for centuries
  • In Natural Historia, Pliny wrote about half-human, half-fish creatures that he called nereids.Even though these mermaids were part human, Pliny said “the portion of the body that resembles the human figure is still rough all over with scales.”

Myths, Folklore and the World of Mermaids Mysterious

Myths, Folklore and the World of Mermaids Nick Redfern September 19, 2019 The word, “mermaid,” is derived from a combination of “mere,” an old …

Mermaid Facts: From History to Pop Culture, Now You Know!

  • Mermaid Symbolism Throughout Historia
  • In the Middle Ages, this view evolved to more of a symbol of sin and seduction
  • The medieval church used mermaids and sirens to teach Christians about sin, salvation, and promiscuity
  • It was also told that seeing a mermaid was a bad omen and warned of a storm approaching with an inevitable sinking ship and

Are mermaids real, or just fake or sort of demonic

Incluso si mermaids do exist and are of God’s creation, it is possible that they might have their own set of their messiah who will save among the mermaids but so far, in the historia of theology, there isn’t such record, and so in my own opinions, mermaids don’t exist at all—they are simply a fabled creatures just for fairy tales in


Ver el vídeo: Momentos Embarazosos Captados En Televisión en Vivo.!! Parte 10