NAFTA

NAFTA

En una versión reciente de la Política del Buen Vecino, la zona de libre comercio más grande del mundo se creó cuando Estados Unidos, Canadá y México lanzaron el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). Ese acuerdo ha traído crecimiento económico y niveles de vida más altos para los tres países, y está comprometido a ayudar a los socios a lograr una economía norteamericana más integrada y eficiente.

El TLCAN entró en vigor el 1 de enero de 1994. El acuerdo eliminó inmediatamente los aranceles sobre la mayoría de los bienes producidos por las naciones signatarias. También pidió la eliminación gradual, durante un período de 15 años, de la mayoría de las barreras restantes a la inversión transfronteriza y al movimiento de bienes y servicios entre los tres países. Las principales industrias afectadas incluyen la agricultura, la fabricación de automóviles y textiles, las telecomunicaciones, los servicios financieros, la energía y el transporte por carretera. Al TLCAN siguió la firma del Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT / Organización Mundial del Comercio (OMC), también en 1994.

La OMC administra una variedad de acuerdos que abarcan, entre otras cosas, el comercio de bienes, el comercio de servicios, la inversión extranjera, la contratación pública y la propiedad intelectual. Los acuerdos comerciales regionales como el TLCAN interactúan con el régimen global de formas que pueden hacer o deshacer la estrategia comercial de una empresa. Además, los acuerdos comerciales regionales pueden ofrecer pistas sobre la dirección en la que se pueden encaminar los acuerdos globales.

Como cualquier tratado multinacional, el TLCAN tiene sus pros y sus contras, sus porristas y sus detractores. Más de 10 años después de la firma del tratado, continúan las protestas, especialmente por parte de la ciudadanía "al sur de la frontera". El TLCAN parece favorecer a las grandes empresas de América del Norte sobre las necesidades de los pueblos indígenas de América Latina. Si bien es posible que se hayan creado empleos en América Latina, la remuneración es generalmente baja y los trabajos disponibles están lejos de casa. Los beneficios parecen ir a los gobiernos, los ricos propietarios de tierras y las grandes empresas.

Aparentemente, las nuevas economías del TLCAN también han alterado las formas de vida agrarias tradicionales. Las familias agrarias anteriormente exitosas, una vez que pudieron enviar a sus hijos a la universidad, encuentran los mercados para su cultivo tradicional, como el maíz, han sido socavados por las corporaciones agrícolas multinacionales. Los pequeños agricultores no pueden vender su maíz a un precio rentable.

No parece existir una estructura oficial de compensación o reparaciones del TLCAN para hacer frente a la privación generalizada de derechos de las familias indígenas que dependen de las economías locales tradicionales, pero obsoletas.

La siguiente información se deriva del sitio web oficial del TLCAN:

Preámbulo

El Gobierno de Canadá, el Gobierno de los Estados Unidos Mexicanos y el Gobierno de los Estados Unidos de América, resuelven:

  • fortalecer los lazos especiales de amistad y cooperación entre sus naciones;
  • contribuir al desarrollo armonioso y la expansión del comercio mundial y proporcionar un catalizador para una cooperación internacional más amplia;
  • crear un mercado ampliado y seguro para los bienes y servicios producidos en sus territorios;
  • reducir distorsiones al comercio;
  • establecer reglas claras y mutuamente ventajosas que rijan su comercio;
  • garantizar un marco comercial predecible para la planificación empresarial y la inversión;
  • construir sobre sus respectivos derechos y obligaciones en virtud del Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio y otros instrumentos de cooperación multilaterales y bilaterales;
  • mejorar la competitividad de sus empresas en los mercados globales;
  • fomentar la creatividad y la innovación, y promover el comercio de bienes y servicios sujetos a derechos de propiedad intelectual;
  • crear nuevas oportunidades de empleo y mejorar las condiciones de trabajo y los niveles de vida en sus respectivos territorios;
  • emprender cada uno de los anteriores de una manera compatible con la protección y conservación del medio ambiente;
  • preservar su flexibilidad para salvaguardar el bienestar público;
  • promover desarrollo sostenible;
    fortalecer el desarrollo y aplicación de leyes y reglamentos ambientales; y
  • proteger, mejorar y hacer cumplir los derechos básicos de los trabajadores.
  • El acuerdo NAFTA entre Canadá, Estados Unidos y México, fue firmado por el presidente George H.W. Bush en 1992. Sin embargo, todavía tenía que ser aprobado por el Congreso. Se produjo una dura batalla a pesar del apoyo de alto nivel en los dos partidos principales. Al año siguiente, el presidente Bill Clinton reunió toda su influencia política para impulsar la medida en el Congreso. La oficina del representante republicano Gerald Solomon de Nueva York hizo circular una lista de unos 37 acuerdos secundarios especiales y proyectos de barril de cerdo que la Administración Clinton utilizó para comprar la aprobación del acuerdo comercial. La victoria política del presidente el 17 de noviembre en la Cámara de Representantes llegó por 234 votos contra 200.

    Los detractores del TLCAN señalan el capítulo 20, que ordenó la creación de una "Comisión de Libre Comercio" de América del Norte y una nueva y vasta burocracia bajo la comisión llamada "Secretaría". El Secretariado del TLCAN, compuesto por tres Secciones - Canadá, México y Estados Unidos - es responsable de la administración de las disposiciones del acuerdo sobre solución de controversias.

    El exsecretario de Estado Henry Kissinger, miembro del comité ejecutivo de la Comisión Trilateral y un antiguo poder en el Consejo de Relaciones Exteriores (CFR), calificó la votación sobre el TLCAN como la decisión más importante que tomaría el Congreso durante la campaña de Clinton. s primer trimestre. De hecho, Kissinger reconoció en el Los Angeles Times ese pasaje "representará el paso más creativo hacia un nuevo orden mundial dado por cualquier grupo de países desde el final de la Guerra Fría". El TLCAN "no es un acuerdo comercial convencional", afirmó, "sino la arquitectura de un nuevo sistema internacional".

    El representante demócrata Robert Matsui de California, otro partidario del TLCAN, admitió con franqueza que el acuerdo trae consigo una rendición de la "independencia" estadounidense. El senador demócrata Max Baucus de Montana, partidario del TLCAN, se jactó del "puño de hierro" del pacto.

    El representante comercial de Estados Unidos, Mickey Kantor, negociador del "acuerdo paralelo" sobre el medio ambiente, dijo oficialmente que "ninguna nación puede rebajar los estándares laborales o medioambientales, solo elevarlos". En la edición del 17 de agosto de 1993 de la Wall Street Journal, Kantor dijo que "Ningún país en el acuerdo puede rebajar sus estándares ambientales, nunca".


    Tratado de Libre Comercio Norteamericano

    El Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) estableció una zona de libre comercio en América del Norte, fue firmado en 1992 por Canadá, Estados Unidos y México y entró en vigor el 1 de enero de 1994. El TLCAN eliminó inmediatamente los aranceles sobre la mayoría de los bienes producido por las naciones signatarias. También pide la eliminación gradual, durante un período de 15 años, de la mayoría de las barreras restantes a la inversión transfronteriza y al movimiento de bienes y servicios entre los tres países.

    La siguiente información es solo una recomendación. La página web no se hace responsable de los daños causados ​​por seguir los enlaces y cualquier información contenida en ellos.

    Resoluciones anticipadas

    Una resolución anticipada es un documento escrito recibido de la autoridad aduanera de un país del TLCAN. Proporciona información vinculante sobre preguntas específicas del TLCAN que pueda tener sobre futuras importaciones de bienes a Canadá, Estados Unidos y México.

    Anexo 401

    El Anexo 401 del TLCAN establece la regla de origen específica que se aplica para determinar si una mercancía califica como originaria bajo los términos del TLCAN.

    Estos procedimientos son utilizados por importadores, exportadores o productores de bienes para solicitar una segunda revisión de las decisiones del TLCAN dictadas por las administraciones aduaneras.

      del TLCAN - Revisión y apelación de decisiones de marcado adverso se pueden encontrar en las secciones 181.111 y ndash 181.116 - Apelaciones de determinación de origen

    Certificado de origen

    Este es un formulario acordado trilateralmente utilizado por Canadá, Estados Unidos y México para certificar que las mercancías califican para el trato arancelario preferencial otorgado por el TLCAN. El certificado de origen debe ser completado por el exportador. Un productor o fabricante también puede completar un certificado de origen en un territorio del TLCAN que se utilizará como base para un Certificado de origen de exportador y rsquos. Para reclamar la preferencia del TLCAN, el importador debe poseer un certificado de origen al momento de hacer el reclamo.

    Reclamación de trato preferencial

    La solicitud de trato preferencial se suele realizar en el momento de la importación en el documento aduanero utilizado por el país importador. El Acuerdo permite reclamos NAFTA hasta un año a partir de la fecha de importación. Los procedimientos para presentar una reclamación del TLCAN son diferentes en Canadá, Estados Unidos y México.

    Muestras comerciales y materiales publicitarios impresos

      del TLCAN - Entrada libre de impuestos de ciertas muestras comerciales y materiales publicitarios impresos - Las muestras comerciales de valor insignificante se pueden encontrar en la sección 181.62

    Información específica sobre productos básicos

    Esta sección contiene información específica del TLCAN sobre ciertos productos básicos comercializados.

    Confidencialidad

    El artículo 507 (1) del TLCAN requiere que cada país proteja la confidencialidad de la información comercial que se le proporcione en el curso de la realización de negocios gubernamentales. Además, los gobiernos de Canadá, Estados Unidos y México deben asegurarse de que esta información comercial no se divulgue a terceros y no perjudique las posiciones competitivas de las personas que brindan la información.

    Artículo 507 del TLCAN - Confidencialidad

    19 CFR 181 Subparte K - Confidencialidad de la información comercial

    Marcado de pais de origen

    La marca del país de origen se utiliza para indicar claramente al comprador final de un producto dónde se fabrica. Las reglas de marcado del NAFTA también se utilizan para determinar la tasa de arancel, la desgravación y el país de origen aplicable a los productos del NAFTA.

      - Marcado de país de origen - Marcado de país de origen - Reglas de origen - Reglas de origen - Textiles y productos textiles país de origen - Revisión y apelación de decisiones de marcado adverso
      • Nota: Las resoluciones aduaneras de EE. UU. Están disponibles en el sistema de búsqueda en línea de resoluciones aduaneras (CROSS)

      Conversión de Moneda

      La conversión de moneda es un medio para determinar el valor de un bien o material cuando la moneda se expresa en una moneda diferente a la del productor. La moneda utilizada en Canadá es el dólar canadiense. En México, es el peso. Estados Unidos usa el dólar estadounidense.

      Procedimientos aduaneros

      Este tema incluye varios temas como Certificado de origen, Resoluciones anticipadas, Reclamaciones del TLCAN, Verificaciones, Determinaciones y Apelaciones, por nombrar algunos. Esta información se recopila de una variedad de documentos publicados por la Aduana.

      Resoluciones anticipadas
      Una resolución anticipada es un documento escrito recibido de la autoridad aduanera de un país del TLCAN. Proporciona información vinculante sobre preguntas específicas del TLCAN que pueda tener sobre futuras importaciones de bienes a Canadá, Estados Unidos y México.

      Certificado de origen
      Este es un formulario acordado trilateralmente utilizado por Canadá, Estados Unidos y México para certificar que las mercancías califican para el trato arancelario preferencial otorgado por el TLCAN. El certificado de origen debe ser completado por el exportador. Un productor o fabricante también puede completar un certificado de origen en un territorio del TLCAN que se utilizará como base para un Certificado de origen de exportador y rsquos. Para reclamar la preferencia del TLCAN, el importador debe poseer un certificado de origen al momento de hacer el reclamo.

      Confidencialidad
      El Artículo 507 (1) del TLCAN, requiere que cada país proteja la confidencialidad de la información comercial confidencial que se les proporcione en el curso de la realización de negocios gubernamentales. Además, los gobiernos de Canadá, México y Estados Unidos deben asegurarse de que esta información comercial no se divulgue a terceros y no perjudique las posiciones competitivas de las personas que brindan la información.

      Marcado de pais de origen
      La marca del país de origen se utiliza para indicar claramente al comprador final de un producto dónde se fabrica. Las reglas de marcado del NAFTA también se utilizan para determinar la tasa de arancel, la desgravación y el país de origen aplicable a los productos del NAFTA.

      Obligaciones del exportador: artículo 504 del TLCAN

      Principios de contabilidad generalmente aceptados (GAAP) - Apéndice del 19 CFR 181, Anexo XII

      Obligaciones del importador: artículo 502 del TLCAN

      Verificaciones
      Las verificaciones son el proceso utilizado por las autoridades aduaneras para determinar si una mercancía califica como originaria del TLCAN cuando se ha solicitado una tasa arancelaria preferencial.

      MANTENIMIENTO DE REGISTROS

      Todos los registros relacionados con una solicitud de derechos preferenciales bajo el TLCAN deben conservarse durante un mínimo de cinco años.

        del TLCAN - Registros - Mantenimiento y disponibilidad de registros - Mantenimiento de registros y presentación de Certificado por importador - Conservación de registros

      LLAMAMIENTOS
      Estos procedimientos son utilizados por importadores, exportadores o productores de bienes para solicitar una segunda revisión de las decisiones del TLCAN dictadas por las administraciones aduaneras.


      NAFTA - Historia

      No hubo ambigüedad en el debate demócrata de anoche en lo que respecta al TLCAN. Ambos candidatos dijeron claramente que estaban dispuestos a deshacerse del tratado comercial en ausencia de una renegociación. "He sido una crítica del TLCAN desde el principio", comenzó la senadora Hillary Clinton, a pesar, aparentemente, de frecuentes comentarios en sentido contrario. Continuó sugiriendo un "tiempo de espera comercial": "He presentado un plan muy específico sobre lo que haría, e incluye decirle a Canadá y México que optaremos por no participar a menos que renegociemos las normas laborales y ambientales fundamentales. no acuerdos paralelos, sino acuerdos básicos de que mejoraremos el mecanismo de aplicación '... "Obama la respaldó.

      Sin embargo, esto no significó que ninguno de los candidatos realmente espera enfrentar esa decisión. Cuando el moderador Tim Russert la presionó ("En ausencia del cambio que está sugiriendo, ¿está dispuesta a renunciar al TLCAN en seis meses?"), La senadora Clinton respondió: "Estoy seguro de que, como presidente, cuando diga que lo haremos optar por no participar a menos que renegociemos, podremos renegociar ". (The New York Times tiene una ingeniosa función de debate interactivo que le permite ir a una discusión sobre un tema específico y simultáneamente ver el intercambio y leer la transcripción).

      Por supuesto, para hacer eso, cualquiera de los candidatos a presidente tendría que superar una fuerte resistencia en el Congreso ... de los demócratas. (Incluido el ex asistente de Clinton, Rahm Emmanuel.) Como la Agenda ha señalado antes, cuando se trata de comercio, los demócratas tienen la costumbre de hablar de una manera y votar de otra. De hecho, el corresponsal comercial de National Public Radio, Adam Davidson, señala amablemente que si bien Clinton y Obama "no votaron sobre el TLCAN cuando se aprobó", ya que ninguno de los dos estaba en el Senado en 1994 (¡Obama tenía solo 13 años! *) , "ambos han votado a favor de la mayoría de los acuerdos de libre comercio cuando han tenido la oportunidad".

      El comentario de Davidson llega al final de una útil deconstrucción del lugar del TLCAN en la campaña de las primarias de Ohio. Resulta que los economistas entrevistados por Davidson, incluido el zurdo que odia el TLCAN, no le dan crédito al TLCAN como la fuente de los problemas de Ohio. (En el debate, Russert señaló que Ohio ocupa el cuarto lugar entre los estados en exportaciones a Canadá y México). Más bien, culpan a la ineptitud de los grandes fabricantes de automóviles que se tambalean y comercian con, esperen, China. Entonces, ¿por qué se desprecia tanto el TLCAN? Según un funcionario de AFL-CIO en Ohio, se debe a que los sindicatos hicieron del TLCAN su última posición. "Los trabajadores conocen el TLCAN", dijo, "porque hicimos mucha educación sobre el impacto del TLCAN y lo que haría cuando se aprobara la legislación, allá por los años noventa".

      ACTUALIZACIÓN, 4:24 p.m. ET: Nueva York Veces El columnista David Leonhardt compara astutamente la doble cara de los demócratas sobre el comercio con la posición republicana sobre el aborto. (Aunque la analogía solo se sostiene cuando se habla del Partido Republicano nacional, no de los partidos estatales). Los economistas entrevistados por Leonhardt dicen que la mejor manera de ayudar a Ohio es con "más inversión gubernamental en infraestructura, ciencias médicas, energía alternativa y otras áreas que podrían producir buenos empleos nuevos ", así como un código tributario más progresivo que recorta los impuestos para los trabajadores. Como señala Leonhardt, ambos demócratas apoyan tales políticas.


      La difícil historia del TLCAN

      CIUDAD DE MÉXICO (Reuters) - Negociadores de Canadá, México y Estados Unidos iniciaron el viernes una segunda ronda de conversaciones sobre el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), mientras los países intentan acelerar un acuerdo para modernizar el tratado antes de tiempo. el próximo año.

      Los siguientes son momentos clave en la historia del acuerdo:

      * 10 de junio de 1990: el presidente de los Estados Unidos, George H.W. Bush y el presidente mexicano Carlos Salinas de Gortari respaldan un nuevo pacto de libre comercio integral entre los dos vecinos, ordenando el inicio de las conversaciones. Canadá se unió a las conversaciones en 1991, allanando el camino para negociaciones a tres bandas. Estados Unidos y Canadá firmaron un acuerdo de libre comercio bilateral en 1988.

      * 3 de noviembre de 1992: Postulando como candidato independiente a la presidencia en los Estados Unidos, Ross Perot afirma que el TLCAN propuesto conduciría a un “sonido de succión gigante” de trabajos que se apresuran a llegar a México. Bill Clinton gana las elecciones, derrotando al titular Bush. Perot gana el 19 por ciento de los votos para colocar un fuerte tercero.

      * 17 de diciembre de 1992: Bush saliente, Salinas de Gortari de México y el primer ministro canadiense Brian Mulroney firman el TLCAN, lo que crea la zona de libre comercio más grande del mundo. El momento fue, en parte, destinado a dificultar que el presidente electo Clinton buscara cambios importantes. Clinton había respaldado el acuerdo, pero insistió en acuerdos laterales ambientales y laborales.

      * 1 de enero de 1994: Entra en vigencia el TLCAN, y el ejército guerrillero zapatista maya en el sur de México lanza una rebelión armada contra el “neoliberalismo” y explícitamente contra el tratado de libre comercio. La declaración de guerra contra el gobierno mexicano lleva a días de luchas y decenas de muertes antes de que los rebeldes se retiren a la selva.

      * 30 de noviembre de 1999: Decenas de miles de manifestantes antiglobalización convergen en la ciudad estadounidense de Seattle, lo que provoca disturbios generalizados que coinciden con una conferencia ministerial de la Organización Mundial del Comercio, que buscaba iniciar nuevas conversaciones comerciales internacionales. Las protestas subrayan la creciente, aunque dispersa, oposición a los acuerdos de libre comercio como el TLCAN.

      * 11 de diciembre de 2001: China se une formalmente a la Organización Mundial del Comercio, integrando más profundamente al gigante asiático en la economía global. La flexibilización del comercio con China intensifica una tendencia que se había observado desde que entró en vigor el TLCAN, ya que el déficit comercial de Estados Unidos se disparó a más de 800.000 millones de dólares en 2006.

      * 16 de julio de 2004: Altos funcionarios comerciales de Canadá, Estados Unidos y México emiten una declaración conjunta promocionando el valor de una década de comercio ampliado en América del Norte. El comercio a tres bandas se duplicó con creces hasta alcanzar los 623.000 millones de dólares, mientras que la inversión extranjera directa acumulada aumenta en más de 1,7 billones de dólares en comparación con los niveles anteriores al TLCAN.

      * 1 de enero de 2008: el TLCAN se implementa completamente cuando la última de sus políticas entra en vigencia. En sectores sensibles como el azúcar, el TLCAN estipula que las barreras comerciales solo se eliminarán gradualmente, lo que fue diseñado para suavizar los choques económicos en industrias vulnerables. En este momento, el comercio dentro de las tres naciones de América del Norte se ha más que triplicado.

      * 19 de julio de 2016: el empresario multimillonario y político de afuera Donald Trump obtiene formalmente la nominación presidencial republicana, ganando el visto bueno del partido tradicionalmente pro libre comercio en parte al denunciar el TLCAN, calificándolo como "el peor acuerdo comercial de todos los tiempos".

      * 16 de agosto de 2017: Arrancan en Washington conversaciones de gran importancia destinadas a "modernizar" el TLCAN, y tanto funcionarios estadounidenses como mexicanos pretenden concluir un nuevo pacto a principios de 2018 antes de que las elecciones de finales de año en ambas naciones puedan descarrilar las negociaciones. Una segunda ronda de conversaciones se lleva a cabo en México en septiembre.

      * 1 de septiembre de 2017: En la semana previa a la segunda ronda de conversaciones en México, que comienza el 1 de septiembre, Trump había dicho repetidamente que probablemente terminaría el acuerdo si las negociaciones no salían como él quería. México dijo que se alejaría de la mesa si Trump comenzaba el proceso de retirarse del TLCAN.


      El Tratado de Libre Comercio de América del Norte: la visión de Ronald Reagan y # 039 se hizo realidad

      La aprobación por parte del Congreso del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) es una victoria del compromiso y la competencia sobre el retiro y la complacencia. El pacto comercial, que eliminará los aranceles sobre bienes y servicios entre Estados Unidos, Canadá y México durante un período de quince años, creará el mercado más grande del mundo: unos 360 millones de personas, con una producción económica de más de $ 6 billones. un año. El TLCAN garantiza así que los trabajadores estadounidenses seguirán siendo los más competitivos del mundo y que los consumidores estadounidenses seguirán teniendo acceso a los mejores bienes y servicios del mundo.

      El área de libre comercio de América del Norte que crea el acuerdo producirá un 25 por ciento más de bienes y servicios que la Comunidad Europea, lo que le dará a América del Norte suficiente músculo económico para desafiar el mercado unificado emergente en Europa y un mercado de Asia Oriental dominado por Japón. El TLCAN también ofrecerá a los estadounidenses bienes más baratos y aumentará las exportaciones estadounidenses haciéndolas más asequibles para el resto del mundo. Además, creará unos 200.000 nuevos puestos de trabajo para los estadounidenses, reducirá la inmigración ilegal de México, ayudará a combatir el tráfico de drogas, fortalecerá la democracia mexicana y los derechos humanos, y servirá de modelo para el resto del mundo.

      El presidente Clinton ha descrito correctamente el acuerdo como "solo un primer paso", y enfatizó que se acercará a otros países latinoamericanos en un esfuerzo por difundir el libre comercio en todo el hemisferio. Al hacerlo, se acercará aún más a la visión conservadora de un área de libre comercio en todo el hemisferio.

      Apoyo de larga data al libre comercio con México. Ronald Reagan propuso por primera vez un acuerdo de libre comercio entre Estados Unidos y México en su campaña presidencial de 1980. Desde entonces, The Heritage Foundation se enorgullece del papel que ha desempeñado en la articulación de la visión del presidente Reagan sobre el libre comercio en América Latina y en todo el mundo. Desde mediados de la década de 1980, los analistas de Heritage han estado enfatizando que un tratado de libre comercio con México no solo estimulará el crecimiento económico en Estados Unidos, sino que hará de México un país más estable y próspero. Heritage ha publicado más de tres docenas de estudios que destacan los beneficios del libre comercio en América del Norte.

      La Fundación también ha destacado la historia de éxito de México. Bajo el liderazgo del presidente mexicano Carlos Salinas de Gortari, México ha avanzado más y más rápido que prácticamente cualquier otro país del mundo en la promoción de reformas de libre mercado y libre comercio. La aprobación del TLCAN por el Congreso es un reconocimiento a estos avances históricos y ayudará a asegurar que se mantenga el impulso a favor de la libertad económica y política en las Américas.

      En junio de 1986, el entonces analista de Heritage Edward L. Hudgins escribió "Una estrategia estadounidense para resolver la crisis de la deuda de México". En esos antecedentes, Hudgins instó a la Administración Reagan a "explorar más acuerdos especiales de libre comercio e inversión" con México. Hudgins dijo: "Se debe explorar la posibilidad de una zona de inversión y libre comercio completa [entre los EE. UU. Y México]. En última instancia, se debe buscar una zona de libre comercio completa entre EE. UU. Y México, similar al pacto entre EE. UU. Y Canadá [entonces ] siendo negociado ".

      Cuatro años más tarde, el analista de Heritage Michael Wilson argumentó en un Memorando Ejecutivo titulado "Bush y Salinas deberían iniciar conversaciones de libre comercio entre Estados Unidos y México": "Lo que alguna vez fueron vecinos distantes ahora parecen estar convirtiéndose en socios económicos y geopolíticos. George Bush debería fortalecer esta relación de cooperación no solo apoyando las reformas económicas de Salinas, sino moviéndose rápidamente para negociar un tratado de libre comercio con México ".

      La política del miedo frente a la política de la esperanza. La aprobación del TLCAN no solo representa una victoria para la economía estadounidense y el pueblo estadounidense, sino que también asesta un golpe a los sindicatos y otras fuerzas proteccionistas. El acuerdo reafirma el compromiso estadounidense con la competencia y la libre empresa que emulan otras naciones.

      Al apoyar el TLCAN, la administración Clinton y la mayoría del Congreso rechazaron sabiamente los llamados a volver a las mismas políticas proteccionistas, demostradas por las leyes arancelarias Smoot-Hawley, que ayudaron a crear la Gran Depresión. Muchas de estas llamadas proteccionistas fueron de sindicatos preocupados de que el TLCAN le costaría puestos de trabajo a Estados Unidos en industrias más antiguas. Sin embargo, a pesar de estas preocupaciones, los trabajadores verán que, como consumidores en una economía en crecimiento, ellos también están mejor cuando las naciones son libres de comerciar entre sí y los trabajadores están expuestos a los rigores de la competencia internacional.

      Mirando hacia el futuro. El presidente Clinton debería aprovechar el impulso del libre comercio que le han dado los conservadores y reafirmar su apoyo a los acuerdos de libre comercio con otros países latinoamericanos, a saber, Chile, Argentina y Venezuela. Ha expresado sabiamente su apoyo a la visión de George Bush de una Empresa para las Américas, que busca crear un área de libre comercio que se extienda desde Alaska hasta la Antártida. América Latina es el mercado de más rápido crecimiento para los EE. UU. Y la única región donde América disfruta de un superávit comercial. Todos los líderes latinoamericanos, desde Carlos Menem en Argentina hasta Patricio Aylwin en Chile, han expresado su apoyo al libre comercio con Estados Unidos. La Administración Clinton debería comenzar a negociar acuerdos de libre comercio con ellos.

      El presidente Clinton también debería extender la oferta de libre comercio a los socios de Estados Unidos en Europa y Asia. Una conclusión satisfactoria de la Ronda Uruguay del Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT) en diciembre sería un primer paso bienvenido en esa dirección, al igual que el rechazo por parte del Presidente de las ideas del "comercio administrado" a raíz de la reunión de países asiáticos y Líderes de la Cooperación Económica del Pacífico (APEC) la semana pasada en Seattle.

      La victoria del TLCAN es una gran victoria para los conservadores del libre comercio. Fueron ellos los primeros en defender la noción de libre comercio con México. Y son ellos quienes llevarán la bandera del libre comercio en el futuro, una bandera bajo la cual incluso Bill Clinton marcha ahora.


      Cronología: opuesta desde el principio, la difícil historia del TLCAN

      (Reuters) - Negociadores de Canadá, México y Estados Unidos inician una ambiciosa primera ronda de conversaciones comerciales el miércoles mientras los países intentan acelerar un acuerdo para modernizar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte a principios del próximo año. Los siguientes son momentos importantes en la historia del acuerdo:

      * 10 de junio de 1990: el presidente de los Estados Unidos, George H.W. Bush y el presidente mexicano Carlos Salinas de Gortari emiten un comunicado respaldando un nuevo pacto de libre comercio integral entre los dos vecinos, ordenando el inicio de las conversaciones. Canadá se uniría a las conversaciones en 1991, allanando el camino para negociaciones a tres bandas. Estados Unidos y Canadá firmaron un acuerdo de libre comercio bilateral en 1988.

      * 3 de noviembre de 1992: Postulando como candidato independiente a la presidencia en los Estados Unidos, Ross Perot afirma que el propuesto Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) conduciría a un “sonido de succión gigante” de trabajos que se apresuran a México. Bill Clinton gana las elecciones, derrotando al titular Bush. Perot gana el 19 por ciento de los votos para colocar un fuerte tercero.

      * 17 de diciembre de 1992: Bush saliente, Salinas de Gortari de México y el primer ministro canadiense Brian Mulroney firman el TLCAN, lo que crea la zona de libre comercio más grande del mundo. El momento fue, en parte, destinado a dificultar que el presidente electo Clinton buscara cambios importantes. Clinton había respaldado el acuerdo, pero insistió en acuerdos laterales ambientales y laborales.

      * 1 de enero de 1994: Entra en vigor el TLCAN y un ejército guerrillero de indios mayas en el sur de México lanza una rebelión armada contra el "neoliberalismo" y explícitamente contra el tratado de libre comercio. La declaración de guerra contra el gobierno mexicano lleva a días de combates y decenas de muertes antes de que los rebeldes se retiren a la jungla.

      * 30 de noviembre de 1999: Decenas de miles de manifestantes antiglobalización convergen en la ciudad estadounidense de Seattle, lo que provoca disturbios generalizados coincidiendo con una conferencia ministerial de la Organización Mundial del Comercio, que buscaba iniciar nuevas conversaciones comerciales internacionales. Las protestas subrayan la creciente, aunque dispersa, oposición a los acuerdos de libre comercio como el TLCAN.

      * 16 de julio de 2004: Altos funcionarios comerciales de Canadá, Estados Unidos y México emiten una declaración conjunta promocionando el valor de una década de comercio ampliado en América del Norte. El comercio a tres bandas se duplicó con creces hasta alcanzar los 623.000 millones de dólares, mientras que la inversión extranjera directa acumulada aumenta en más de 1,7 billones de dólares en comparación con los niveles anteriores al TLCAN.

      * 11 de diciembre de 2001: China se une formalmente a la Organización Mundial del Comercio, integrando más profundamente al gigante asiático en la economía global. La flexibilización del comercio con China intensifica una tendencia que se había observado desde que entró en vigor el TLCAN, ya que el déficit comercial de Estados Unidos se disparó a más de 800.000 millones de dólares en 2006.

      * 1 de enero de 2008: el TLCAN se implementa en su totalidad cuando la última de sus políticas entra en vigencia. En muchos sectores, el TLCAN estipula que las barreras comerciales solo se eliminarán gradualmente, lo que fue diseñado para suavizar los choques económicos en industrias vulnerables. En este momento, el comercio dentro de las tres naciones de América del Norte se ha más que triplicado desde que comenzó el TLCAN.

      * 19 de julio de 2016: el empresario multimillonario y político de afuera Donald Trump obtiene formalmente la nominación presidencial republicana, ganando el visto bueno del partido tradicionalmente pro libre comercio en parte al denunciar el TLCAN, calificándolo como "el peor acuerdo comercial de todos los tiempos".


      Empleos de fabricación en EE. UU.

      La implementación del TLCAN ha coincidido con una caída del 30% en el empleo manufacturero, de 17,7 millones de puestos de trabajo a fines de 1993 a 12,3 millones a fines de 2016.

      Sin embargo, es difícil decir si el TLCAN es directamente responsable de esta disminución. Por lo general, se considera que la industria automotriz es una de las más afectadas por el acuerdo. Pero aunque el mercado de vehículos de EE. UU. Se abrió de inmediato a la competencia mexicana, el empleo en el sector creció durante años después de la introducción del TLCAN, alcanzando un máximo de casi 1,3 millones en octubre de 2000. En ese momento, los empleos comenzaron a escabullirse y las pérdidas se intensificaron con la situación financiera. crisis. En su punto más bajo en junio de 2009, la fabricación de automóviles estadounidense empleaba solo a 623.000 personas. Si bien esa cifra ha aumentado desde entonces a 948.000, permanece un 27% por debajo de su nivel anterior al TLCAN.

      La evidencia anecdótica apoya la idea de que estos trabajos fueron a México. Los salarios en México son una fracción de lo que son en los EE. UU. Todos los principales fabricantes de automóviles estadounidenses ahora tienen fábricas al sur de la frontera, y antes de la campaña de Trump en Twitter contra la deslocalización, algunos planeaban abiertamente enviar más empleos al extranjero. Sin embargo, aunque las pérdidas de empleo son difíciles de negar, pueden ser menos graves que en un hipotético mundo sin TLCAN.

      The CRS notes that "many economists and other observers have credited NAFTA with helping U.S. manufacturing industries, especially the U.S. auto industry, become more globally competitive through the development of supply chains." Carmakers did not move their entire operations to Mexico. They now straddle the border. A 2011 working paper by the Hong Kong Institute for Monetary Research estimates that a U.S. import from Mexico contains 40% U.S. content. For Canada, the corresponding figure is 25%. Meanwhile, it is 4% for China and 2% for Japan.

      While thousands of U.S. auto workers undoubtedly lost their jobs as a result of NAFTA, they may have fared worse without it. By integrating supply chains across North America, keeping a significant share of production in the U.S. became an option for carmakers. Otherwise, they may have been unable to compete with Asian rivals, causing even more jobs to depart. "Without the ability to move lower-wage jobs to Mexico we would have lost the whole industry," UC San Diego economist Gordon Hanson told Los New York Times in March 2016. On the other hand, it may be impossible to know what would have happened in a hypothetical scenario.

      Garment manufacturing is another industry that was particularly hard-hit by offshoring. Total employment in the sector has declined by nearly 85% since NAFTA was signed,   but according to the Commerce Department, Mexico was only the sixth-largest source of textile imports in 2019 to the tune of $4.1 billion. The country was still behind other international manufacturers including:

      • China: $35.9 billion
      • Vietnam: $10.5 billion
      • India: $6.7 billion
      • Bangladesh: $5.1 billion
      • Indonesia: $4.6 billion

      Not only are none of these other countries members of NAFTA, but none also has a free trade agreement with the U.S.


      Contenido

      La palabra naphtha is from Latin and Ancient Greek (νάφθα), derived from Middle Persian naft ("wet", "naphtha"), [3] [4] the latter meaning of which was an assimilation from the Akkadian napṭu (see Semitic relatives such as Arabic نَفْط nafṭ ["petroleum"], Syriac ܢܰܦܬܳܐ naftā) and Hebrew נֵפְט neft (meaning petroleum). [5] In Ancient Greek, it was used to refer to any sort of petroleum or pitch.

      In the Song of the Three Children the Greek word νάφθα designates one of the materials used to stoke the fiery furnace. The translation of Charles Brenton renders this as "rosin".

      The book of II Maccabees tells how a "thick water" was put on a sacrifice at the time of Nehemiah and when the sun shone it caught fire. It adds that "those around Nehemiah termed this 'Nephthar', which means Purification, but it is called Nephthaei by the many." [6]

      It enters the word napalm, a contraction of the "na" of naphthenic acid and "palm" of palmitic acid, originally made from a mixture of naphthenic acid combined with aluminium and magnesium salts of palmitic acid. Naphtha is the root of the word naphthalene, and can also be recognised in the word phthalate, and the paint colour phthalo blue.

      In older usage, "naphtha" simply meant crude oil, but this usage is now obsolete in English. It was also used for mineral spirits (also known as "Stoddard Solvent"), originally the main active ingredient in Fels Naptha laundry soap. The Ukrainian and Belarusian word нафта (nafta), Lithuanian, Latvian and Estonian "nafta" and the Persian naft ( نفت ) mean "crude oil". The Russian word нефть (neft') means "crude oil", but нафта (nafta) is a synonym of ligroin. Also, in Albania, Bosnia and Herzegovina, Bulgaria, Croatia, Finland, Italy, Serbia, Slovenia, Macedonia nafta (нафта in Cyrillic) is colloquially used to indicate diesel fuel and crude oil. In the Czech Republic and Slovakia, nafta was historically used for both diesel fuel and crude oil, but its use for crude oil is now obsolete [7] and it generally indicates diesel fuel. In Bulgarian, nafta means diesel fuel, while neft, as well as gasolina (петрол in Cyrillic), means crude oil. Nafta is also used in everyday parlance in Argentina, Paraguay and Uruguay to refer to gasoline/petrol. [8] In Poland, the word nafta means kerosene, [9] and colloquially crude oil (technical name for crude oil is ropa naftowa, also colloquially used for diesel fuel as ropa). In Flemish, the word naft is used colloquially for gasoline. [10]

      There is a hypothesis that the word is connected with the name of the Indo-Iranian god Apam Napat, which occurs in Vedic and in Avestic the name means "grandson of (the) waters", and the Vedas describe him as emerging from water golden and shining "with bright rays", perhaps inspired by a burning seepage of natural gas. [11]

      Various qualifiers have been added to the term "naphtha" by different sources in an effort to make it more specific:

      One source [12] distinguishes by boiling point:

      Light naphtha is the fraction boiling between 30 °C and 90 °C and consists of molecules with 5–6 carbon atoms. Heavy naphtha boils between 90 °C and 200 °C and consists of molecules with 6–12 carbon atoms.

      Another source [13] differentiates luz y pesado comments on the hydrocarbon structure, but offers a less precise dividing line:

      Luz [is] a mixture consisting mainly of straight-chained and cyclic aliphatic hydrocarbons having from five to six carbon atoms per molecule. Pesado [is] a mixture consisting mainly of straight-chained and cyclic aliphatic hydrocarbons having from seven to nine carbon atoms per molecule.

      Both of these are useful definitions, but they are incompatible with one another and the latter does not provide for mixes containing both six and seven carbon atoms per molecule. These terms are also sufficiently broad that they are not widely useful.

      Heavy crude oil dilution Edit

      Naphtha is used to dilute heavy crude oil to reduce its viscosity and enable/facilitate transport undiluted heavy crude cannot normally be transported by pipeline, and may also be difficult to pump onto oil tankers. Other common dilutants include natural-gas condensate, and light crude. However, naphtha is a particularly efficient dilutant and can be recycled from diluted heavy crude after transport and processing. [14] [15] [16] The importance of oil dilutants has increased as global production of lighter crude oils has fallen and shifted to exploitation of heavier reserves. [15]

      Fuel Edit

      Light naphtha is used as a fuel in some commercial applications. One notable example is wick-based cigarette lighters, such as the Zippo, which draw “lighter fluid” - naphtha - into a wick from a reservoir to be ignited using the flint and wheel.

      It is also a fuel for camping stoves and oil lanterns, known as “white gas”, where naphtha’s low boiling point making it easy to ignite. Naphtha is sometimes preferred over kerosene due to a lower incidence of fuel line clogging.

      Plastics Edit

      Naphtha is a crucial component in the production of plastics. [17]

      The safety data sheets (SDSs) from various naphtha vendors are also indicative of the non-specific nature of the product and reflect the considerations due for a flammable mixture of hydrocarbons: flammability, carcinogenicity, skin and airway irritation, etc. [18] [2] [19] [20]

      Humans can be exposed to naphtha in the workplace by inhalation, ingestion, dermal contact, and eye contact. The US Occupational Safety and Health Administration (OSHA) has set the permissible exposure limit for naphtha in the workplace as 100 ppm (400 mg/m 3 ) over an 8-hour workday. The US National Institute for Occupational Safety and Health (NIOSH) has set a recommended exposure limit (REL) of 100 ppm (400 mg/m 3 ) over an 8-hour workday. At levels of 1000 ppm, which equates to 10% of the lower explosive limit, naphtha is immediately dangerous to life and health. [21]


      US-Latin American Trade Before and After NAFTA

      The North American Free Trade Agreement (NAFTA) went into effect on January 1st, 1994. The goal of the agreement was to eliminate barriers to help promote positive trade and investment between the United States, Canada, and Mexico. To accomplish this, tariffs were eradicated over time and almost “all duties and quantitative restrictions…were eliminated by 2008,” (“North American Free Trade Agreement”). Despite the claims that’s NAFTA would have large, substantive effects on these three countries, the legitimacy of the effects and the usefulness of the agreement have been called into question continually over the years, especially in regard to the economic relations between Mexico and the US. While there have been positive effects on trade between these countries and on GDP in the US, there have also been negative effects, such as the fact that the US continually loses jobs as a result of the agreement, as well as the worsened inequality and the harmful consequences for small businesses and farmers in Mexico. Although there are many ways to assess the overall outcome of NAFTA and whether or not it was worth it, one perspective to take is the change in US trade with other Latin American countries since NAFTA came into effect. By looking at the growth in trade between the US and other Latin American countries after NAFTA went into effect, the bigger picture about the general trends of trade can be seen, making it clearer whether or not Mexico would have experienced the same growth of trade with the US in the absence of NAFTA.

      Looking at US trade with ten Latin American countries (data for which can be seen in the attached chart) between the years of 1990 and 2015 provides insight to the trends of trade over the years. One of the main arguments in support of NAFTA is that it has helped facilitate positive trade growth between the US and Mexico. However, there is the possibility that this growth would have occurred even without NAFTA. Looking at the difference in US trade with these countries from 1990 to 2015, every single country has experienced a growth in trade, and the only one that has exhibited a significant downward trend in recent years is Venezuela.

      Some may argue that these numbers are not comparable with the numbers for US trade with Mexico because the US does so much more trading with Mexico than any other Latin American country. The exports for Mexico were $207,925 million higher in 2015 than in 1990, whereas the exports for all ten of the other Latin American countries combined were only $89,726.7 million higher in 2015 than in 1990. While this would suggest that Mexico did indeed experience trade growth that was significantly greater than other Latin American countries during the same time, this is not necessarily the case. Looking at the attached table, it is clear that the US traded significantly more with Mexico than another country before NAFTA came into effect, with $28,279 million in exports and $30,156.8 million in imports in 1990. In 2015, there were $236,204 million in exports and $296,401.2 million in imports. This means that the number of exports in 2015 was 8.3 times higher than in 1990 and the number of imports was 9.3 times higher. On average (of the ten countries sampled) exports for these countries were 7.3 times higher in 2015 than in 1990 (US Census Bureau Foreign Trade Division). So while the numerical value of US trade with Mexico has been significantly higher than trade with any other Latin American country, looking at amount of exports each country had in 2015 proportionate to their exports in 1990 shows that these Latin American countries have experienced a trade growthcomparable to that of Mexico’s. This proves that it’s quite plausible that growth in trade between US and Mexico would have occurred even in the absence of NAFTA.

      While the data does show growth in US trade with Mexico since the establishment of NAFTA, the data also shows similar growth in US trade with many other Latin American countries in the same time period, despite the fact that these countries were not directly impacted by the agreement. What this suggests is that this kind of growth has more to do with general development, and that trade between Mexico and the US would have made significant growth throughout these years anyway, especially considering the fact that US trade with Mexico was so much greater than US trade with other Latin American countries before NAFTA.

      While it is true that NAFTA has had positive effects on trade between the US and Mexico, it’s also true that both countries have found faults in the effect of the agreement domestically. The question remains whether NAFTA and the elimination of trade barriers were necessary to achieve the goal of promoting trade and investment between the US, Mexico, and Canada and whether or not the agreement is still beneficial and worth continuing. Based on this data from the United States Census Bureau and the trend in Latin American trade growth, the argument could be made that trade between Mexico and the United States would have experienced a similar growth in the absence of NAFTA, without the negative consequences both countries have experienced. While there are numerous other factors that must be analyzed to create a more complete picture about the effects and success of NAFTA, this data serves to addresses the issue from a broader perspective, potentially providing new insight.

      Written by Kiersten Maule. Kiersten is currently a sophomore, double majoring in Spanish and Political Science, with a minor in sociology, and pursuing a certificate in Latin American Studies. After graduation, Kiersten plans on attending law school to pursue a career in family law.


      Ver el vídeo: NAFTA. Festival Buena Vibra 2020