Willie Paul

Willie Paul

William (Willie) Paul nació en Glasgow en 1884. Se convirtió en socialista y finalmente se unió al Partido Socialista del Trabajo (SLP). La organización que se había inspirado en los escritos de Daniel De Leon, el hombre que ayudó a establecer la Internacional de Trabajadores del Mundo (IWW) y el Partido Socialista del Trabajo en los Estados Unidos. Los líderes del grupo incluyeron a John S. Clarke, Jack Murphy, Arthur McManus, Neil MacLean, James Connally, John MacLean y Tom Bell.

Paul finalmente se convirtió en editor adjunto de la revista SLP, The Socialist, con John S. Clarke, Tom Bell y Arthur McManus. La revista defendió la importancia del "socialismo industrial revolucionario" y se negó a trabajar con partidos reformistas como la Federación Socialdemócrata y el Partido Laborista. En cambio, el SLP se concentró en la acción política con fines propagandísticos.

En The Socialist Willie Paul defendía el control de la industria por parte de los trabajadores: "Sostenemos que solo aquellos que trabajan en las industrias tienen el conocimiento necesario para controlar estas industrias. Solo los trabajadores industriales conocen las necesidades y demandas de los procesos de producción de riqueza. ... Ha sido costumbre que a los asalariados se les diga que deben buscar la salvación en el Estado. Durante los últimos veinte años y más, prominentes laboristas de aire caliente nos han asegurado que la esperanza de los trabajadores está en el Estado El sector más grande del movimiento de la clase trabajadora en su actividad política ha sido responsable de la defensa de lo que llamaron socialismo de Estado. Como sindicalistas industriales hemos argumentado que la propiedad estatal le quita todo el control a los trabajadores y los deja a merced de ministros poco comprensivos e irresponsables ".

En 1911, Paul se involucró en la disputa de la fábrica de máquinas de coser Clydesbank Singer, en la que 10,000 trabajadores se declararon en huelga en protesta por la decisión de la compañía de recortar el salario de la fuerza laboral. Los cantantes rompieron la huelga en tres semanas. Willie Paul y Arthur McManus fueron considerados líderes de la huelga y, junto con otros 500 trabajadores, perdieron sus trabajos en la empresa.

Paul ahora se mudó a Derby, donde se ganaba la vida dirigiendo un pequeño puesto en el mercado de calcetería y cortinas como un negocio de un solo hombre. Tuvo éxito en esta empresa comercial y se abrieron otros puestos en Manchester, Birmingham, Sheffield, Rotherham y Chesterfield. Según Graham Stevenson: "Estos fueron utilizados subrepticiamente como centros para la distribución de literatura radical y la recaudación de fondos revolucionarios. Si bien este negocio y el papel de tutor marxista errante llevaron a Paul a estancias temporales en muchos pueblos y ciudades del norte y midland, él residía principalmente en en Derby por el resto de su vida ".

Willie Paul se opuso a la participación de Gran Bretaña en la Primera Guerra Mundial. Más de 3.000.000 de hombres se ofrecieron como voluntarios para servir en las Fuerzas Armadas Británicas durante los dos primeros años de la guerra. Debido a las grandes pérdidas en el frente occidental, el gobierno decidió introducir el servicio militar obligatorio (inscripción obligatoria) mediante la aprobación de la Ley del Servicio Militar. La No-Conscription Fellowship (NCF) organizó una vigorosa campaña contra el castigo y el encarcelamiento de los objetores de conciencia. Cerca de 16.000 hombres se negaron a luchar. La mayoría de estos hombres eran pacifistas, que creían que incluso en tiempos de guerra estaba mal matar a otro ser humano.

Paul se unió a Alice Wheeldon, John S. Clarke y Arthur McManus, para establecer una red en Derby para ayudar a los objetores de conciencia que huyen o están en la cárcel. Esto incluía al hijo de Alice, William Wheeldon, que vivía en secreto con su hermana, Winnie Mason, en Southampton y, según Nicola Rippon Clarke, "pasó la mayor parte de la guerra escondido en la granja de Turner en Arleston, ahora parte de Sinfin en las afueras del sur de la ciudad."

Durante la Primera Guerra Mundial impartió clases de ciencias sociales en Derby de 1917 a 18. Como resultado de estas clases se publicó un libro de sus conferencias titulado El Estado: su origen y funciones. Según Graham Stevenson: "La obra sigue claramente los temas marxistas clásicos, pero lo más interesante es que extrae conclusiones teóricas iguales o similares a las que Lenin estaba alcanzando al mismo tiempo, sin el beneficio de que Paul pudiera leer la obra de Lenin en este punto, ya que aún no había sido traducido ".

En 1918 se presentó sin éxito a Wigan como candidato del Partido Laborista Socialista en las elecciones generales. Obtuvo el 13% de los votos en una pelea directa con un candidato oficial del Partido Laborista.

En abril de 1920, Willie Paul, Tom Bell, Willie Gallacher, Arthur McManus, Harry Pollitt, Rajani Palme Dutt, Helen Crawfurd, AJ Cook, Albert Inkpin, Arthur Horner, JT Murphy, John R. Campbell, Bob Stewart y Robin Page Arnot se unieron fuerzas para establecer el Partido Comunista de Gran Bretaña (CPGB). McManus fue elegido como el primer presidente del partido y Bell y Pollitt se convirtieron en los primeros trabajadores a tiempo completo del partido.

Willie Paul argumentó fuertemente en contra de la estrategia sugerida por Lenin de que el CPGB debería desarrollar una relación cercana con el Partido Laborista. "Nosotros, del Grupo de Unidad Comunista, sentimos profundamente nuestra derrota en la cuestión de la afiliación al Partido Laborista. Pero tenemos la intención de acatar lealmente la decisión de la convención de base ... Los camaradas que votaron a favor del Partido Laborista fueron sin duda influenciados por los argumentos expuestos sobre esta cuestión por Lenin, Radek y muchos otros comunistas rusos. Creemos que estos heroicos camaradas, al instar a la afiliación al Partido Laborista, se han equivocado en una cuestión de táctica. Pero admitimos francamente que el mismo hecho de que Lenin, Radek, Bujarin y los demás opinan que tal política es una muy buena razón por la que varios delegados pensaron que quizás estábamos equivocados ".

Paul se convirtió en editor de Communist Review (1921-1923). También contribuyó al Sunday Worker, The Communist y Labor Monthly. Fue candidato del Partido Comunista de Gran Bretaña en el distrito electoral de Rusholme en las elecciones generales de 1922. Recibió 5.366 votos y fue derrotado en el tercer lugar por Charles Masterman. También terminó tercero en las elecciones generales de 1924.

Paul dejó de desempeñar un papel activo en el Partido Comunista de Gran Bretaña después de la segunda de estas elecciones parlamentarias. Se ha afirmado que estaba descontento con el papel que jugó Joseph Stalin en la formación de la política del CPGB. Paul, como partidario del control obrero de la industria, también desaprobaba el "socialismo de Estado" al estilo soviético.

Durante la Segunda Guerra Mundial, estuvo muy involucrado en el trabajo de campaña en ayuda de la Unión Soviética en su lucha contra la Alemania nazi. Después de la guerra fue un destacado partidario del Derby Peace Council.

Willie Paul murió en Derby en marzo de 1958.

El sindicalismo industrial no es solo un medio para mejorar las condiciones inmediatas del trabajo. Tiene un objeto mayor que ese; tiene como objetivo controlar los medios de producción de riqueza en nombre de los trabajadores. Sostenemos que solo aquellos que trabajan en las industrias tienen los conocimientos necesarios para controlar estas industrias. Solo los trabajadores industriales conocen las necesidades y demandas de los procesos de producción de riqueza. Afirmamos además que el sindicalismo industrial, que representa a los trabajadores según las líneas mediante las cuales se crea la riqueza, es la única solución democrática al problema social. El sindicalismo industrial es, por lo tanto, no solo el mejor medio por el cual librar la lucha de clases, es también el mejor y más seguro método por el cual los trabajadores pueden lograr su emancipación.

Ha sido costumbre que se les diga a los asalariados que deben buscar la salvación en el Estado. La mayor parte del movimiento de la clase trabajadora en su actividad política ha sido responsable de la defensa de lo que llamaron "socialismo de Estado". Como sindicalistas industriales hemos argumentado que la propiedad estatal les quita todo el control a los trabajadores y los deja a merced de ministros poco comprensivos e irresponsables. Hemos dicho una y otra vez que es imposible que los funcionarios del Estado comprendan la naturaleza de los problemas que surgen en las industrias o aprecien las quejas de los trabajadores. Los informes emitidos por los Comisionados de Disturbios Industriales demuestran claramente que los burócratas del Estado son incapaces de darse cuenta de los problemas que surgen en cada taller.

He tenido una larga e interesante entrevista con Lenin. Hablamos sobre varios aspectos del movimiento y, en particular, sobre el crecimiento y progreso del comunismo en Gran Bretaña. Lenin había leído el informe de la Convención de Unidad Comunista celebrada en Londres el pasado mes de agosto. Dijo que el acta literal de los discursos y resoluciones de la Convención mostraba que la formación del Partido Comunista marcó una época en la historia del movimiento revolucionario británico. El Partido Comunista había recorrido un largo camino hacia la unificación de los elementos comunistas en Gran Bretaña, y esperaba que el Partido, que había hecho tal esfuerzo por lograr la unidad, ayudaría a la Internacional Comunista a hacer del próximo Congreso de la Unidad un gran éxito. Nuestra mayor debilidad es la continua prevalencia de facciones sectarias en el ala izquierda. Este espíritu debe ser aplastado, sostuvo, a toda costa. Hacía mucho tiempo que había pasado para la existencia de cuerpos doctrinarios estrechos, partidistas como la actual S.L.P.

Estaba muy interesado en mi descripción de la S.L.P., y de su defensa pionera en Gran Bretaña, de la forma industrial de la República Socialista. Dijo que nunca había sabido que existía un partido en Gran Bretaña que se había negado a participar en los diversos Congresos de la Segunda Internacional antes de la guerra. Pero, preguntó, ¿por qué un partido con tal historial, un historial que parecía indicar que había estado elaborando las teorías de los bolcheviques antes de la revolución de 1917, no respondía a las necesidades revolucionarias del movimiento negándose a asistir? ¿La Convención de base en la que se lanzó el Partido Comunista? Dije que el punto vital de diferencia entre la S.L.P. y el Partido Comunista era la cuestión de la afiliación al Partido Laborista. La S.L.P. Consideró que cualquier acercamiento de este tipo al Partido Laborista era un compromiso de principios. Aquellos de nosotros que fuimos expulsados ​​del SLP, por intentar asegurar la unidad, nos opusimos igualmente a la afiliación al Partido Laborista, pero estábamos preparados para ir y aclarar nuestro caso en el piso de la Convención de Unidad y acatar el resultado de la decisión. . Consideramos toda la cuestión de la afiliación al Partido Laborista como una táctica y no como un principio fundamental. También consideramos que la necesidad de la unidad comunista es de mayor importancia que puntos menores como la afiliación laborista. Lenin dijo que esa era la actitud adecuada. Pero, dijo, ahora que el Partido Laborista ha rechazado la solicitud del Partido Comunista, ahora que el Partido Laborista, por sí mismo, ha resuelto el problema que separaba a la S.L.P. del Partido Comunista sería la S.L.P. unirse al Partido Comunista? Dije que no lo creo. Una fiesta así, dijo, está destinada a desaparecer rápidamente; el movimiento no tiene tiempo ni lugar para tales cuerpos. En cualquier caso, la Tercera Internacional, al organizar una nueva Convención de Unidad, a la que todos los grupos disciplinados que afirmen adherirse a la Internacional Comunista tendrían que asistir, ofreció una última oportunidad a las diversas facciones del ala izquierda del movimiento británico para construir una movimiento comunista unido.

Lenin procedió entonces a discutir la actitud del Partido Comunista hacia el Partido Laborista en vista de las próximas elecciones generales de las que tanto se habla. Sus puntos de vista sobre el tema demostraron que aborrece el tipo de revolucionario que tiene una mente canalizada, o de vía única. Lenin considera que todas las armas son necesarias en el conflicto con el capitalismo. Para él, como buen estudiante del viejo Dietzgen, cada arma, cada política y cada problema deben ser examinados en términos de sus relaciones con las necesidades del momento y los medios a nuestra disposición. Esto explica por qué no se esfuerza por ensalzar un arma en particular. Se da cuenta claramente del valor de la acción parlamentaria revolucionaria, pero también comprende sus limitaciones como poder constructivo en la creación de una República Industrial Obrera. Para Lenin, la prueba del verdadero comunista revolucionario es saber cuándo usar un arma determinada y cuándo desecharla.

Hablando sobre el Partido Laborista, Lenin dijo que estaba muy contento de saber que se había negado a aceptar la solicitud de afiliación del Partido Comunista. Fue un buen movimiento haber solicitado la afiliación, porque la negativa del Partido Laborista a aceptar a los comunistas en sus filas mostró a las masas exactamente dónde se encontraba el Partido Laborista. Henderson había rendido así, sin saberlo, un gran tributo al creciente poder del comunismo revolucionario en Gran Bretaña al tener miedo de tener comunistas agresivos en su organización; y el Partido Laborista, por su propia acción, al rechazar al Partido Comunista, había indicado claramente que había por fin un grupo de lucha en Gran Bretaña que había atraído a sus filas a buenos combatientes de masas. Por supuesto, continuó Lenin, no debemos olvidar que el Partido Comunista, en su solicitud de afiliación al Partido Laborista, propuso con mucha franqueza ciertas condiciones que le habrían dado plena libertad de acción para llevar a cabo su propia política a su manera. Nunca debemos entablar negociaciones con organismos, como el Partido Laborista, sin exigir plena libertad de acción. A este respecto, la actitud del Partido Comunista al solicitar al Partido Laborista la admisión en sus filas difería, fundamentalmente, de organizaciones como el I.L.P. y B.S.P., que aceptó formalmente la constitución y la política del Partido Laborista. La firme posición adoptada por el Partido Comunista, en busca de afiliación al Partido Laborista, fue sin duda a la que llegó como resultado del B.S.P. política agudizada por los elementos militantes expulsados ​​de la S.L.P. Fue un buen augurio para el futuro que estos dos grupos pudieran unirse. Y fue una suerte que el ex-S.L.P. Los hombres, que estaban tan entusiastas en contra de la afiliación al Partido Laborista, se dieron cuenta del valor de la disciplina revolucionaria al negarse a dividir el nuevo partido porque su propia posición no había sido aceptada. Asimismo, cuando el Partido Laborista desestimó la solicitud de afiliación fue el B.S.P. elemento que fue probado y se mantuvo firme. Haber pasado por dos juicios tan severos, y haber mantenido la solidaridad de la organización, fue un homenaje a la seriedad de los compañeros que habían formado el Partido Comunista.

En todos los sectores moderados del movimiento obrero británico no se oyen más que lamentaciones pueriles sobre la gran conspiración capitalista para aplastar a los trabajadores industriales organizados. Este es el grito que ahora lanzan los señores Henderson, Clynes, Thomas y los otros "retretes" del laborismo moderno. No negamos que la clase capitalista ha organizado sus fuerzas para intentar aplastar el movimiento sindical; de hecho, nunca hemos oído hablar de una época, en la historia de la sociedad propietaria, en la que el objetivo de los propietarios no era intentar subyugar a las masas trabajadoras. Pero no sólo es necesario que la atención de los trabajadores se dirija al decidido ataque que la clase magistral les está haciendo, es aún más importante que conozcan la espantosa conspiración de los dirigentes sindicales que más han forjado. Caos entre las masas organizadas que todos los ataques combinados de los intereses propietarios podrían haber causado. Porque, después de todo, una ofensiva capitalista sobre las masas sindicales reacciona automáticamente sobre ellas y crea instintivamente resentimiento, que a su vez produce tácticas defensivas y agresivas. Nadie puede negar esto. Los mineros de base querían luchar cuando Smillie desvió la lucha hacia la tregua de la derrota de la Comisión Sankey. El año pasado la lucha industrial de masas fue saboteada por el Viernes Negro. Este año, 47 sindicatos, encabezados por A. Henderson, cayeron en una derrota sin precedentes incluso en la historia de traiciones sindicales británicas. La conspiración contra la clase trabajadora, en este país, no es que esté siendo atacada por la clase capitalista; esa es la condición normal de la lucha de clases. La verdadera conspiración contra los sindicatos radica en la maldita traición de los propios dirigentes sindicales que, desde el armisticio, han socavado sistemática y exitosamente todos los intentos instintivos de las bases para oponer una resistencia combativa contra la clase trabajadora. El intrépido espíritu de lucha de las masas era tal que fácilmente podría haber superado la debilidad inherente de los sindicatos. Pero lo que no pudo superar fue el poder burocrático de líderes decididos a evitar una lucha incluso a costa de traicionar a sus propios miembros.

El esbozo descriptivo de John Reed de las escenas iniciales de la revolución soviética es historia retratada con viveza cinematográfica. Después de leer unas cuantas páginas, parece que uno se sumerge en el vórtice de la revolución misma. La escritura es tan gráfica que no se lee de una página a otra; uno vive y se mueve de un evento a otro.

El autor estaba bien equipado para su tarea. Mientras estudiaba en una universidad estadounidense, se unió a los miembros revolucionarios del I.W.W. Fue un poeta arraigado a las realidades del mundo por un estudio de Marx. Aquí, de hecho, se mezclaron los ingredientes ideales para escribir la epopeya de la primera victoria de los trabajadores en su conquista del capitalismo mundial.

El agudo John Reed entró en Rusia en 1917 como corresponsal de un periódico estadounidense. Pudo ver el caos creado por la guerra y el gobierno zarista. Se enfrentó, por todos lados, a la incompetencia indefensa y cobarde de Kerensky y sus ministros socialistas de derecha. Estos caballeros no destruyeron el zarismo; colapsó internamente a través de su propia condición putrefacta cuando las masas lo pincharon. Lo que hicieron Kerensky y sus asociados fue negarse a enfrentar cualquiera de los problemas inmediatos forzados por la capitulación del zar. No se atendió ni a la industria ni a la tierra. El gobierno pareció reducirse a ese estado de paralítico desconcierto que es la condición normal de la Segunda Internacional cuando se enfrenta a las tareas y responsabilidades del gobierno.

Cuando Lenin y los demás líderes comunistas llegaron a Rusia, las masas no estaban dispuestas favorablemente hacia los bolcheviques. Lenin, con su política inteligente y directa de hacer avanzar siempre las luchas, desenmascaró la cobardía y la ineptitud de Kerensky y los mencheviques. Cada día que pasaba verificaba la actitud de Lenin y mostraba, al mismo tiempo, que Kerensky y sus consejeros socialistas de derecha estaban equivocados. A medida que la historia avanzaba rápidamente a toda velocidad, la rapidez de los acontecimientos hizo que las cosas fueran cada vez más difíciles para Kerensky y más fáciles para los comunistas. Así, las masas se unieron a Lenin.

¿Y qué significó esto? Significó el comienzo de la verdadera batalla por el poder. Significó el inicio de la lucha más grande de la historia: el paso del poder político del control de los intereses propietarios a las manos de las masas sin propiedad.

Kerensky y sus amigos socialistas de derecha hablaron muy alegremente sobre la nacionalización. Se mostraron casi tan felices en este punto como algunos de nuestros I.L.P. amigos. Y como el I.L.P. no habían resuelto la necesidad de la lucha por el poder. Por lo tanto, cuando Kerensky asumió el cargo, solo pudo lograr, como su imitador MacDonald, una política de continuidad capitalista.

Diez días que estremecieron al mundo es el registro de la lucha de los trabajadores rusos por el poder. La crisis revolucionaria duró mucho más de diez días. Pero esos días críticos decidieron el destino final de los intereses propietarios rusos.

El notable estudio de John Reed es ante todo una historia; en segundo lugar, es una historia; y en tercer lugar, es una tesis sobre la lucha revolucionaria. Aquellos que poseían la costosa edición original generalmente la leían tres veces. Uno lo recorre en la primera lectura; luego, la segunda vez, uno lo estudia para recordar los hitos importantes en el desarrollo de la revolución soviética. En la tercera lectura se avanza más lentamente y se aprenden lecciones importantes que pueden aplicarse universalmente.


Willie Paul - Historia

http://www.NewsAndOpinion.com | Los correos electrónicos han obstruido el sistema, han comenzado las llamadas telefónicas, ha llamado Fox News. . Es como en los viejos tiempos, también conocidos como los años de Clinton.

Sí, Slick Willie ha vuelto, no es que alguna vez se haya ido por completo. Pero esta vez ha sido resucitado por su alter ego, Bill Clinton. Mientras publicaba sus memorias en "60 Minutes", el hijo pródigo de Arkansas mencionó que, de todos los apodos que ha adquirido, es el que menos le gusta Slick Willie.

Me hinché de orgullo. Y suspiró ante la perspectiva de tener que escribir otra columna sobre la historia de Slick Willie, profundizando en su vida y época, su nacimiento y. inmortalidad aparente.

Justo cuando crees que Slick Willie pertenece a la historia, aparece en "60 Minutes". Es como un Golem al que has invocado por razones que parecían perfectamente buenas en ese momento, pero que luego se niega a irse cuando se acaba su tiempo. Algo así como el propio Bill Clinton.

Esta vez, Slick Willie ha provocado críticas del propio Bill Clinton, quien dice que hay "una muy buena razón" por la que no le gusta el nombre: "Nadie podría mirar mi vida política con imparcialidad y decir que no creía en nada".

¿En serio? ¿Y qué creencia política no modificaría si su popularidad dependiera de ello? No especificó. Rara vez lo hace. No sería clintonesco (otro término que inspiró) ser específico. Si hubo una única constante a la que se adhirió a lo largo de su carrera política, probablemente fue la triangulación.

Bill Clinton puede estar confundiendo el término Slick Willie con Empty Suit. Ambos podrían aplicarse en su caso, pero además del equívoco, en el que él sigue siendo el maestro, el término Slick Willie implica duplicidad. Por eso lo usé para describir su personalidad política.

En 1996, un editor de libros me convenció de publicar una colección de mis editoriales y columnas de Clinton a lo largo de los años. Revisé rollo tras rollo de microfilmes en la biblioteca pública de Pine Bluff, Ark., Para ver cuándo había utilizado por primera vez el término Slick Willie. Resultó ser el 27 de septiembre de 1980. Fue en un editorial para el comercial de Pine Bluff que se había inspirado en el ataque de dos caras que hizo a su oponente a la gobernación ese año, Frank White.

Por un lado, Bill Clinton estaba tratando de ubicarse en la honrada tradición de los gobernadores reformistas post-Faubus de Arkansas cuando habló en la convención estatal de su partido ese año, a pesar de que había abrazado al propio Orval Faubus, literalmente, al comienzo de su primer mandato.

También criticaría a Frank White, con razón, por demagogiando el tema de cómo manejar a los refugiados cubanos que habían llegado a Arkansas ese verano. Entonces gobernador. Clinton dio la bienvenida a los refugiados al principio, pero en septiembre de ese año hablaba mal de Jimmy Carter por enviar a los cubanos a Fort Chaffee. Siguiendo la deshonrosa tradición de Orval Faubus, amenazó con desafiar a todo el ejército de los Estados Unidos si Washington nos enviaba más. Todo fue bastante hábil. De ahí el sobrenombre de Slick Willie.

Se puso de moda. Porque a los políticos no solo se les dan apodos. Se los ganan. En algún momento, un apodo atrae la imaginación del público con un clic casi audible: Old Hickory, The Rail Splitter, Tricky Dick, The Great Communicator. y, por supuesto, Slick Willie.

Slick Willie tuvo un largo período de incubación. Ya en 1979, todavía estaba probando apodos para el nuevo gobernador del estado. La mayoría jugó en su juventud - Kid Clinton, Boy Governor, Young Smoothie - porque era el gobernador más joven de la Unión en ese momento. Pero nada hizo clic hasta que Slick Willie, y se haría nacional cuando lo hizo Bill Clinton en 1992.

A estas alturas me he visto acreditado por haber acuñado el apodo de Slick Willie con tanta frecuencia que espero que se anote en mi lápida. (Debería haber sabido que el devoto esposo y padre era demasiado para esperar). Las generaciones de bases de datos de aquí sin duda contendrán la entrada, "Slick Willie - Apodo dado a la 42ª presidencia de Estados Unidos por el oscuro editor de un periódico de Ark."

Pero la historia nunca es simple, y tampoco lo es la historia de Slick Willie. Así que me apresuro a agregar que una carta que escribió al viejo demócrata de Arkansas, el Sr. J.L. Crosser de Calico Rock, Ark. - usó la frase algún tiempo antes en 1980. ¿Y no había también un bar y parrilla, tal vez combinado con un salón de billar, llamado Slick Willy's al mismo tiempo?

Todo lo que sé es que, hace casi un cuarto de siglo, en lo más profundo de Arkansas en Pine Bluff, estaba felizmente ajeno a todos estos otros Slick Willies. Me estaba divirtiendo demasiado soñando con apodos para nuestro chico gobernador, sin apenas sospechar que algún día se convertiría en nuestro chico presidente.

Entonces, ¿quién creó realmente a Slick Willie? Eso es fácil: Bill Clinton.

Cada día de la semana, JewishWorldReview.com publica lo que muchos en Washington y en los medios de comunicación consideran "lectura obligada". Regístrese para recibir la actualización diaria de JWR. Es gratis. Simplemente haga clic aquí.


El colaborador de JWR Paul Greenberg, editor de la página editorial de Arkansas Democrat-Gazette, ha ganado el Premio Pulitzer por redacción editorial. Envíe sus comentarios haciendo clic aquí.


Willie Nelson nació como Willie Hugh Nelson el 29 de abril de 1993 en Abbott, Texas. Sus padres son Ira Doyle Nelson y Myrle Marie-Greenhaw. Son de etnia inglesa-escocesa. Su padre, Late. Ira era mecánico.

Tiene una hermana, Bobbie. Ella es pianista.

Trasfondo familiar

Su madre, Myrle, dejó a la familia poco después de su nacimiento. Su padre, Ira, se volvió a casar. Más tarde, lo dejó a él y a su hermana. Willie y su hermana, Bobbie fueron criados juntos por sus abuelos. Enseñaron a los hermanos a tocar la guitarra. Su abuelo trajo una guitarra a los seis años y le enseñó algunos acordes.

A la edad de nueve años, Nelson solía tocar la guitarra para la banda local, Bohemian Polka. Aparte de eso, solía recoger algodón y criar cerdos para ganarse la vida.


La historia de las faltas profesionales: de Willie Young a Federico Valverde

Willie Young derriba a Paul Allen en la final de la FA Cup de 1980 y Federico Valverde hace lo propio con Álvaro Morata en la Supercopa de Jeddah. Composición: Alan Cozzi / Fuera de juego Francois Nel / Getty Images

Willie Young derriba a Paul Allen en la final de la FA Cup de 1980 y Federico Valverde hace lo propio con Álvaro Morata en la Supercopa de Jeddah. Composición: Alan Cozzi / Fuera de juego Francois Nel / Getty Images

Modificado por última vez el martes 14 de enero de 2020 a las 17.41 GMT

Cuando el delantero del Atlético de Madrid Álvaro Morata aceleró el gol a pocos minutos de disputar la final de la Supercopa de España, el centrocampista del Real Madrid Federico Valverde sabía lo que tenía que hacer. El fútbol cambia constantemente, pero siempre hay lugar para la mierda clásica. “Era algo que no debería haber hecho”, dijo Valverde. "Le pedí disculpas a Morata, pero fue lo único que pude hacer porque es un jugador muy rápido".

Puede que la entrada de Valverde no haya estado en el espíritu del juego limpio, pero funcionó bien para su equipo. Fue expulsado de inmediato pero, al sacar a Morata, ayudó a sus compañeros a permanecer en el juego y jugar por los penaltis. El Real Madrid pasó a ganar la tanda de penaltis y el Atlético se quedó preguntándose qué pudo haber sido. No es que su técnico culpara a Valverde. “Le dije que hizo lo que tenía que hacer en ese momento”, dijo Diego Simeone después del partido.

El desafío de Valverde me recordó una falta igualmente cínica cometida hace 40 años en una final de la Copa FA. Esa entrada le negó a un jugador joven la oportunidad de marcar un gol famoso en Wembley y también provocó un cambio en las reglas del juego que aún se mantienen en la actualidad.

La final de la FA Cup de 1980 no iba a ser guionista. West Ham, que estaba en la Segunda División en ese momento, había tomado una ventaja temprana a través de un raro cabezazo de Trevor Brooking y el Arsenal, que había superado el poder del Liverpool después de cuatro duros partidos en las semifinales, simplemente se quedó sin ideas. . Luego vino la oportunidad de que West Ham matara el juego y agregara una última dosis de factor de bienestar a la trama.

Mientras un agotado equipo del Arsenal, que jugaba su 67 ° partido de la temporada, buscaba un empate poco probable, el mediocampista de 17 años del West Ham, Paul Allen, se encontró con el gol con solo Pat Jennings para vencer. Allen, el jugador más joven en haber jugado en la final de la Copa FA en ese momento, estaba a punto de completar su cuento de hadas futbolístico. Sin embargo, Willie Young tenía otras ideas.

Young había formado una excelente sociedad de defensa central con David O'Leary en el Arsenal, pero sería justo describir al corpulento escocés como un defensor intransigente. Y, mientras Allen corría hacia la meta del Arsenal en el minuto 87, Young decidió demostrar su enfoque del juego.

"Paul pasó, a unas 20 yardas fuera del área", recordó Young en el excelente libro de Jon Spurling Rebels for the Cause. “Tuve una fracción de segundo para tomar una decisión. O lo más probable es que hubiera marcado, o tuve la oportunidad de al menos mantenernos adentro con un grito. Entonces pensé: 'Hijo, tienes que irte'. Yo era defensor y defendía. No fue una falta brutal. Le di unos golpecitos con el pie y bajó. Paul fue muy bueno al respecto y dijo: 'Yo habría hecho lo mismo, grandullón'. Nunca perdí el sueño por eso ".

El fanático del Arsenal, Nick Hornby, escribió en Fever Pitch que, a pesar de que estaba avergonzado por la entrada mientras estaba de pie en las gradas de Wembley, "una parte de mí realmente disfrutó la falta". “Fue tan cómico, paródicamente arsenalesco. ¿Quién más que un defensa del Arsenal habría hecho ruido a un diminuto miembro de la academia de 17 años? "

Mientras que las leyes del juego obligaron al árbitro a despedir a Valverde el domingo por la noche, no existía tal castigo en 1980. El árbitro de Wembley, George Courtney, simplemente concedió al West Ham un tiro libre y amonestó a Young. Al hacerlo, abrió un debate nacional. El humilde castigo añadió credibilidad a la idea de que el fútbol necesitaba una ley de faltas profesionales.

Aunque la mayoría de los informes de los periódicos se concentraron en la victoria del West Ham y el raro gol de cabeza de Brooking, todos hicieron referencia al desafío de Young. Algunos lo respaldaron, argumentando que era la ley y no el defensor quien tenía la culpa. Otros llamaron al repugnante descarado, insensible y cínico. Jeff Powell dijo que había creado un "recuerdo amargo" para el mundo de los espectadores. "Siempre que las faltas profesionales valgan la pena, se cometerán", señaló la sección de comentarios del Mail.

David Lacey escribió en The Guardian: "La Asociación de Fútbol puede considerar que vale la pena informar a los árbitros de su total apoyo si deciden la próxima temporada despedir a aquellos que cometen faltas tan cínicas y escuálidas, para las cuales las tarjetas amarillas y los tiros libres son castigos inadecuados".

Cuando la Liga de Fútbol designó posteriormente un comité para considerar formas de hacer que el fútbol sea más entretenido, con Jimmy Hill presidiendo la discusión y Matt Busby y Bobby Charlton pidieron sus opiniones, sugirieron que los jugadores que cometieran faltas profesionales deberían ser expulsados. La ley se introdujo dos años después. The change was obviously made to deter calculating defenders but, as Valverde showed, there is still room in the sport for pure cynicism. At least he ended up on the winning team. Young didn’t even have that consolation.


Appraisal Details

Understanding Our Appraisals

Executive producer Marsha Bemko shares her tips for getting the most out of ANTIQUES ROADSHOW.

Value can change: The value of an item is dependent upon many things, including the condition of the object itself, trends in the market for that kind of object, and the location where the item will be sold. These are just some of the reasons why the answer to the question "What's it worth?" is so often "It depends."

Note the date: Take note of the date the appraisal was recorded. This information appears in the upper left corner of the page, with the label "Appraised On." Values change over time according to market forces, so the current value of the item could be higher, lower, or the same as when our expert first appraised it.

Context is key: Listen carefully. Most of our experts will give appraisal values in context. For example, you'll often hear them say what an item is worth "at auction," or "retail," or "for insurance purposes" (replacement value). Retail prices are different from wholesale prices. Often an auctioneer will talk about what she knows best: the auction market. A shop owner will usually talk about what he knows best: the retail price he'd place on the object in his shop. And though there are no hard and fast rules, an object's auction price can often be half its retail value yet for other objects, an auction price could be higher than retail. As a rule, however, retail and insurance/replacement values are about the same.

Verbal approximations: The values given by the experts on ANTIQUES ROADSHOW are considered "verbal approximations of value." Technically, an "appraisal" is a legal document, generally for insurance purposes, written by a qualified expert and paid for by the owner of the item. An appraisal usually involves an extensive amount of research to establish authenticity, provenance, composition, method of construction, and other important attributes of a particular object.

Opinion of value: As with all appraisals, the verbal approximations of value given at ROADSHOW events are our experts' opinions formed from their knowledge of antiques and collectibles, market trends, and other factors. Although our valuations are based on research and experience, opinions can, and sometimes do, vary among experts.

Appraiser affiliations: Finally, the affiliation of the appraiser may have changed since the appraisal was recorded. To see current contact information for an appraiser in the ROADSHOW Archive, click on the link below the appraiser's picture. Our Appraiser Index also contains a complete list of active ROADSHOW appraisers and their contact details and biographies.


In September 2018, Randy Edwards was pronounced dead after a fatal car accident.

According to state police, Randy&aposs car struck a pole, which caused the Chevrolet Silverado to flip. He was then ejected from the vehicle and his injuries were fatal. At the time, a statement was posted on Willie and Juniors shared Facebook page from cast member Ronnie Adams. 

"It is in deep sadness that I make this post. Junior and Theresa&aposs son, Willie&aposs brother, Randy passed away in a vehicle accident early this morning. Randy was 35. Please keep the Edwards family in your prayers and also please respect their privacy at this time."  


&aposShotgun Willie&apos and &aposPhases and Stages&apos

Back on his home turf, Nelson also resumed his recording efforts, but in his own style and on his own terms. Soon, that unique approach won the long-haired, bandanna-wearing performer a devoted following. Released in 1973, Shotgun Willie is considered by many to be one of his best albums, showcasing his abilities as a singer, storyteller and performer, despite the fact that it did not chart well. The same would be true of 1974’s Phases and Stages.


Hollywood connections

In the 1930s, Moretti became friends with then unknown singer Frank Sinatra. Sinatra's first wife, Nancy Barbato, was a paternal cousin of John Barbato, a Moretti associate. Moretti helped Sinatra get bookings in New Jersey clubs in return for kickbacks. Finally, in 1939, Sinatra signed a recording contract with band leader Tommy Dorsey. However, by the early 1940's, Sinatra had achieved national popularity and wanted to sign a more lucrative recording contract, but Dorsey refused to release him from their existing contract. Sinatra asked Moretti for help. In a meeting with Dorsey, Moretti jammed a gun barrel down his throat and threatened to kill Dorsey if he did not release Sinatra. Dorsey eventually sold the contract to Sinatra for one dollar. & # 913 & # 93

In the late 1940s, Moretti become acquainted with comedians Dean Martin and Jerry Lewis while they were performing at Bill Miller's Riviera nightclub in Fort Lee, New Jersey. In earlier years, Moretti and Abner "Longy" Zwillman were watching the club's cardroom when it was previously owned by Ben Marden. In 1947, Martin, Lewis, Sinatra, and comedian Milton Berle all performed at the wedding reception of Moretti's daughter.


How long can the guitar stay together?

There are instruments older than Trigger, but few guitars have logged as many playing hours in a lifetime, and Nelson plays hard. This type of acoustic guitar wasn’t intended to be played with a pick — and the wear shows on the top — but Trigger is also a testament to just how durable a fine guitar can be.

By now the frets are worn down, the top is covered in cuts and autographs, and despite several repairs there is a large hole through the front of the guitar. Trigger sees a guitar technician at least twice a year, and despite everything the instrument has been through it has no major cracks, the back is whole, and the headstock has never been broken.

All this wear has shaped the timbre into something unique – Trigger is an instrument that sounds like no other.

Nelson has said in interviews that he thinks they’ll give out at about the same time. The only time they’ve been apart was when the IRS went after Nelson’s possessions and Trigger had to hide away in Hawaii until the dust cleared.


Willie Paul - History

HISTORY MATTERS

Some topics are born into trouble. You'll see what I mean in a moment. This week, for example, I got a letter from a reader in North Carolina who upbraided me for daring to suggest that the Portsmouth Powder Alarm of 1774 was the first armed conflict of the American Revolution. That's how this all got started. (Continued below)

Hey, it wasn't my idea. Locals have been making that claim for two centuries. Today a number of important historians with impressive credentials agree. Shots were fired at Fort William & Mary, gunpowder was stolen, and the King's flag was torn down four months before the battles at Lexington and Concord.

Not so, according to my North Carolina reader. The first armed insurrection against the King was the Battle of Alamance in North Carolina on Mary 16, 1771. A stone marker erected there in 1880 declares that Alamance was the "First Battle of the Revolution." But the longer I study history, the less I trust old stone markers and bronze plaques. So I googled it. Modern historians generally disagree.

Alamance was clearly a grassroots uprising by discontented farmers called "Regulators." They fought bravely against the superior militia of the royal governor of North Carolina. But their beef was with local sheriffs and tax collectors, not with the King of England. The Regulators showed that many American colonists were discontented and willing to take up arms against authority. But they did not espouse a new form of government or combine organized forces to establish a new nation.

Who was Willie Jones?

I'm not picking on North Carolina, but while we're on the topic of Revolutionary War legends, I must tackle Willie Jones. This story has been bugging me for years. Willie (pronounced Wyley) was a radical leader during the run-up to the American Revolution in 1774 and 1775. Think of him as the Samuel Adams or Patrick Henry of North Carolina. Willie and his brother Allen were wealthy slave-holding aristocrats who reportedly befriended a young Scottish sailor named John Paul around 1773. John Paul was reportedly a long-lost cousin of Willie Jones. According to one version of the story, Paul Jones hung out with the Jones brothers in their mansion at "The Grove" for two years. Living with the families of these cultured men and women, the story goes, John Paul was transformed "from the rough and reckless mariner into the polished man of society."

As the Revolution approached, the Jones brothers reportedly pulled a few strings and helped young John Paul get his first job with the Continental Navy -- and a great career was launched. In appreciation for their guidance while staying at "The Grove" in Halifax, NC, the young captain, family legend claims, officially changed his name to John Paul Jones.

The story neatly fills in the "lost years" in the life of John Paul Jones who disappears from the record books in the West Indies in 1773 and reappears on the radar in Philadelphia almost two years later as captain of the ship Alfredo. He arrived in Portsmouth, NH to captain the guardabosque in 1777 and sailed from here into the history books by attacking the British in their own waters. We know that young John Paul was captain of the merchant ship Betsy before he came to America. He was accused of murdering one of his crewman and bound over for trial at Tobago in 1773. Rather than wait for his trial, he took off for Fredericksburg, Virginia, historians believe, where his elder brother William Paul, a tobacco farmer, had recently died. The next 20 months are a matter of speculation.


Ver el vídeo: WILLY PAUL x MISS P - LIAR Official video