Jordanes

Jordanes

Jordanes era un gótico que nació en Escitia a principios del siglo VI d.C. Poco se sabe de su vida, pero se cree que trabajó como secretario de una de las principales familias góticas.

El trabajo principal de Jordanes es El origen y las hazañas de los godos que escribió alrededor del año 550 d. C. Jordanes argumentó en su libro que los romanos habían confiado en gran medida en los mercenarios góticos para obtener y preservar su imperio.

Luego vino César ... que conquistó todos los reinos e incluso se apoderó de las islas que se encuentran más allá de nuestro mundo.

Los godos eran más sabios que otros bárbaros y eran casi como los griegos ... El rey Dicineus (siglo I aC) enseñó a los godos la lógica y los hizo más hábiles para razonar más allá de todas las demás razas; les mostró conocimientos prácticos y así los persuadió de que abundaran en buenas obras ... Piensa, te ruego, qué placer fue para estos hombres valientes, cuando por un poco de tiempo tuvieron tiempo libre de la guerra, para ser instruidos en las enseñanzas de filosofía.


Jordanes - Historia

La historia de la erudición de Jordanes [[*]] ha estado dominada por dos preocupaciones: sus fuentes y los hechos relatados en sus obras. El presente escritor se ha sentido más culpable que la mayoría al limitar su visión a estos temas. [[1]] La atención se ha centrado en el Getica, que contiene mucha información interesante que no está disponible en ningún otro lugar, dejando de lado la Romana, un epítome de epítomes. Mi propio trabajo ha ejemplificado soberbiamente esta tendencia.

Lo que se pierde con estas limitaciones es el propio escritor Jordanes. Su biografía y ascendencia merecen atención, tal vez, pero Jordanes, el historiador, con una inteligencia independiente o (si se niega eso) al menos su propia pluma y tinta, desaparece en la confusión.

En pocas palabras, el consenso académico hasta la fecha es algo como esto. Jordanes era un cristiano de origen germánico, probablemente un obispo, que escribió en Constantinopla en 551 o 552 A. D. Su Romana es un epítome de la historia romana de poco interés, dedicado al Papa Vigilio, entonces residente en Constantinopla. Su Getica es simplemente un compendio de Cassiodorus ' Historia gótica (ya perdido para nosotros) comenzó después de la Romana fue comenzado pero terminado antes de la Romana estuvo terminado. Desde el Getica refleja el más urgente de los acontecimientos políticos contemporáneos, debe haber tenido un propósito político.

El desacuerdo persiste en varios temas. Una minoría de eruditos niega que Jordanes el obispo y Vigilius el Papa fueran las personas involucradas en escribir y recibir la Romana. Dado que E. Stein Histoire du Bas-Empire II (1949), la mayoría ha insistido en fechar las obras en 552, mientras que otros sostienen 551. La naturaleza exacta y el alcance del préstamo de Jordanes de sus fuentes (y, en consecuencia, la identidad precisa de las fuentes que utilizó) siguen sin estar claras. El [p. Sin embargo, la suposición universal es que Jordanes no era un tipo particularmente inteligente. La principal evidencia de esta afirmación es su gramática descuidada, basada en el buen principio clasicista de que la inteligencia y la buena gramática siempre se encuentran juntas.

Propongo en este artículo intentar arrojar un poco más de luz sobre las obras de Jordanes, e incluso sobre algunas de las castañas más antiguas del debate académico, apartándonos por un momento de las preguntas tradicionales para mirarlo desde otro ángulo. Donde los eruditos anteriores han comenzado con las circunstancias en las que escribió en un intento de deducir sus argumentos, me parece necesario (y esclarecedor) trabajar al revés. [[2]] Comencemos donde comenzó Jordanes, con el Romana. El propósito del trabajo era resumir la historia del mundo desde un punto de vista romano. El titulo original (De summa temporum vel origine actibusque Romanorum) revela tanto la calidad centrada en Roma de la obra como su propósito cronográfico general. [[3]] El Romana resume la versión (y expansión) de Jerónimo de la crónica de Eusebio, con material intercalado probablemente de Floro, luego cambia de Jerónimo a Marcelino proviene, el continuador de Jerome. Gran parte de la peor gramática de Jordanes se encuentra en las secciones de resumen de Jerome.

los Romana es dedicado a un cierto nobilissime frater Vigilii en un breve prefacio. Si Jordanes fuera un obispo y Vigilio un papa, esta sería una forma de hablar extraordinariamente inepta, probablemente ni siquiera de un hombre cuya comprensión de la gramática latina fuera imprecisa. Los títulos apropiados de los dignatarios civiles y religiosos eran, después de todo, una cuestión no sólo del lenguaje escrito sino también del hablado en este período. Punctilio era posible, de hecho necesario, incluso para personas con poca educación. Probablemente podría fortalecer el caso que estoy a punto de presentar sobre las connotaciones religiosas de las obras de Jordanes si aceptara las identificaciones de obispo / papa, pero tendré que rechazar la oportunidad por respeto a los límites incluso de la ineptitud de Jordanes.

Lo que dice Jordanes en su Romana El prefacio es importante para nuestros propósitos, así que lo parafrasearé en inglés y proporcionaré el texto en mis notas. "Lo que quieres saber", le dice a Vigilio, "es la historia de las calamidades de este mundo aquí abajo desde el principio hasta el presente. Agrega que también te alegraría si pudiera resumir de mis fuentes antiguas cómo el imperio romano comenzó, cómo creció, cómo sometió virtualmente al mundo entero a su dominio, y cómo continúa aferrándose a su hegemonía (al menos en forma fingida) incluso ahora ". [[4]] Vigilio y Jordanes parecen tener No comparto muy halagador [p. 225] vista de la historia romana. En esta astuta evaluación de la debilidad de las pretensiones de Justiniano sobre el imperio mundial, vemos nuestra primera pista clara de que Jordanes puede no ser tan obtuso como hemos sido propensos a suponer.

Un poco más adelante en el prefacio, Jordanes señala la moraleja de su trabajo. Ha reunido su Romana y Getica (escrito originalmente para su otro amigo, Castalius) en un volumen, "para que cuando comprendas la devastación de las diversas naciones puedas anhelar ser liberado de todas las tribulaciones mundanas y volverte hacia Dios, que es la verdadera libertad. estos dos libritos, sepan que la necesidad siempre se cierne sobre la cabeza del hombre que ama este mundo que se desvanece. Escuche al apóstol Juan cuando dice: 'Amado, no ames este mundo ni las cosas que hay en él. Este mundo y sus deseos pasan, pero el que hace la voluntad de Dios permanecerá para siempre. (1 Juan 2.15, 17.) Ama a Dios y a tu prójimo con todo tu corazón, obedece su ley y ora por mí, nobilissime et magnifice frater. '' [[5]] La función expresa de la obra, entonces, se limita a la edificación religiosa. La comprensión de la historia debería conducir, no al patriotismo y al orgullo por la grandeza romana, sino a conversio y apartarse del mundo. Jordanes en otra parte habla de su propia conversión, después de una carrera anterior en la vida pública (Obtener. 266). El sentido claro de sus palabras aquí es que espera el mismo cambio de vida en su amigo secular Vigilio.

Entre paréntesis, debemos recordar que las otras personas conocidas en Constantinopla alrededor del 551 con las que Jordanes pudo haber estado relacionado fueron sus fuentes Casiodoro y Marcelino, quienes ya estaban en la misma posición de haber dejado carreras mundanas para dedicarse a la vida religiosa. [[6]] Si se quiere hacer algo sobre el medio social de Jordanes, deberíamos concluir que su impacto en sus escritos sería más religioso que político o nacionalista.

A lo largo de las obras de Jordanes hay muy poco de los señalamientos morales y las homilías que caracterizaron la historiografía antigua, tanto pagana como cristiana. En su mayor parte, simplemente relata los hechos de manera lacónica y concisa, dejándonos sacar nuestras propias conclusiones (presumiblemente de acuerdo con los propósitos enunciados en su prefacio). En general, el Romana sigue sus fuentes, incluso en temas sensibles. En un lugar, Jordanes le dice a Romulus / [p. 226] La historia de Remus que sigue a Jerome y, en consecuencia, desmitifica la leyenda: la afirmación de la paternidad divina de Rhea Silvia era una mentira y el lobo nutritivo era una prostituta llamada Lupa. (ROM. 51), pero unas páginas más tarde, la misma historia se repite cuando Jordanes sigue a Florus, por lo que la historia se cuenta de la manera tradicional, con un solo inserto torpe. (ROM. 87): "Romulus fuit Marte, ut ipsorum verbis loquamur, genitus. "No se puede negar que el inserto es torpe, pero debe observarse que al menos su presencia da alguna evidencia de que el epitomador estaba prestando atención a su trabajo y sabía que su versión anterior de la historia era inconsistente con la que estaba haciendo. Hay una inserción similar cuando Jordanes llega al establecimiento del consulado en 509 a. C., escuchamos su propia voz cuando levanta la vista de las interminables listas consulares que tiene ante sí en Jerónimo y explica que si todo es lo mismo con nosotros, nos ahorrará el tratamiento integral y se concentrará en los puntos altos (ROM. 1 14).

Es solo en las últimas secciones de la Romana que Jordanes se destaca como escritor. Trata los acontecimientos de su propio tiempo como una tragedia digna de un tratamiento detallado. [[7]] En los párrafos 378-388, todo el curso sórdido de la guerra gótico-bizantina se desarrolla, con mucho más detalle de lo que Jordanes tiene el estómago para en los Getica. Totila, el último rey gótico exitoso en Italia que resistió a las fuerzas bizantinas, recibe su merecido aquí, así como los dos matrimonios bárbaros diseñados desde Constantinopla alrededor de 550 con fines estratégicos: Mathesuentha con Germanus para vincular a los ostrogodos con la familia de Justiniano y la sobrina de Theodahad ( el rey gótico bajo el cual había comenzado la guerra) con el rey de los lombardos. A pesar de estos esfuerzos diplomáticos, la historia termina sombríamente. Una vez más, solo una paráfrasis detallada y una cita textual pueden hacer justicia a Jordanes.

"Estos son los males", comienza su último párrafo, "que han caído sobre el imperio romano, excepto, por supuesto, el hostigamiento diario de los búlgaros, antae y eslavos. los anales y las crónicas consulares [[8]] y encontrarás el imperio de nuestros días totalmente digno de tragedia. A estas alturas ya deberías saber cómo comenzó el imperio romano, cómo creció, cómo sometió al mundo entero a su dominio, y cómo perdió el mundo de nuevo bajo un liderazgo inepto. Hemos dicho esto brevemente lo mejor que hemos podido, para que el lector paciente pueda entenderlos leyéndonos. "[[9]] El [p. 227] último párrafo está totalmente en consonancia con el prefacio, incluso se hace eco de su lenguaje. La visión de la historia expuesta no es probizantina ni pro gótica, sino procristiana, simple y llanamente. Aunque es difícil precisar la influencia de Agustín en Jordanes, [[10]] la visión agustiniana de la historia secular predomina claramente e incluso inspira este trabajo.

Hay muchas razones para creer que el Getica fue escrito por el mismo hombre que escribió el Romana pero las interpretaciones actuales de la Tendenz de El Getica están tan en desacuerdo con la importancia obvia de la Romana que el lector casual estaría disculpado por albergar una duda. Lo más cerca que alguien se acerca a explicar la incontinencia es diciendo que cuando el Getica fue escrito (mediados de 551? ver abajo), el optimismo era una actitud posible, mientras que para el momento en que el Romana Se escribió (¿552?), la expedición de Narses a Italia había frustrado todas las esperanzas de cooperación gótico-romana. Espero demostrar que esta opinión es inaceptable.

El prefacio del Getica (adecuadamente: De origine actibusque Getarum, con la clara intención de un paralelo a la Romana) es mucho menos útil que el de la Romana, porque menos de ella es directamente atribuible a Jordanes. Gran parte del prefacio está tomado de lo que Mommsen llamó un acto imprudente de plagio del prefacio de Rufinus a su traducción del comentario de Orígenes sobre Romanos. No debe pasar desapercibido que esta elección particular de una obra para plagiar implica que el hombre que escribió el tratamiento agustiniano de la historia romana en su primera obra también estaba familiarizado con alguna teología seria, en un momento en que Orígenes era un punto candente de controversia en círculos de la iglesia en Constantinopla. Escuchemos nuevamente la voz de Jordanes (pero esta vez las partes levantadas de Rufinus estarán en cursiva).

"Yo sólo quería remar en mi barquito por la orilla tranquila y sacar unos pececillos de los charcos de escritos antiguos (como alguien dijo una vez), pero tú me obligas, hermano Castalio, volver a desplegar mis velas en las profundidades y abandonar el trabajo que tener en la mano una versión abreviada de las crónicas y me persuades para dibujar juntos en este pequeño libro por mi cuenta palabras los doce libros del senador [Cassiodorus] sobre la historia de los godos desde 'érase una vez' hasta el presente ". [[11]]

El contraste que se muestra aquí entre las dos obras (Romana y Getica) es instructivo. los Romana era un asunto simple, simplemente disparar pescado en un barril para torcer ligeramente la metáfora, pero la Getica es otra cosa completamente, mucho [p. 228] más difícil y desafiante. ¿Por qué debería ser así, si Jordanes simplemente estaba abreviando a Casiodoro de la forma en que abrevió los cronistas? ¿Por qué Jordanes debería insistir en la frase nostris verbis (cambiando a Rufinus voce para verbis) si no pretendía afirmar con este prefacio que su propia contribución a la obra era necesariamente sustancial? Regresaremos a este punto más adelante. Escuchemos a Jordanes de nuevo.

"Esta es una orden difícil, hecha por alguien que poco sospecha cuánto pide. No ves lo débil que es el aliento con el que tendré que intentar llenar este poderoso cuerno. Es aún más difícil, porque no tengo los libros a mano para seguir palabra por palabra, pero (no miento) por cortesía de su [sc. Mayordomo de Cassiodorus, acabo de tener tiempo de hojear los libros nuevamente durante tres días. No los recuerdo palabra por palabra, pero creo que tengo la historia clara ". [[12]] Los académicos generalmente se han negado rotundamente a creer esta parte del prefacio, lo que hace que sea aún más interesante considerar lo que significa. Jordanes debe haber sido alguien con alguna conexión conocida con el estudio de la historia gótica (aunque principalmente en la versión de Casiodoro) para generar la solicitud en absoluto. La queja al comienzo de este párrafo de que Castalius no sabe cómo Es gravosa su solicitud probablemente indica que Jordanes quiere afirmar (en lo que puede ser una humildad fingida) que su reputación de pericia es exagerada y que tiene una gran tarea por delante. A pesar de esto, solo ha logrado poner sus manos en los doce libros de Casiodoro durante tres días y ahora debe escribir de memoria. El sentido claro del asunto sobre el mayordomo es que Casiodoro no estaba dispuesto a cooperar con tal proyecto en este momento y que se llevó a cabo sin su conocimiento. [13]] Jordanes de nuevo:

"A lo que escribió Casiodoro, he agregado algún material apropiado de ciertos historiadores griegos y latinos, mezclándolos al principio, al final y con frecuencia en el medio con mis propias palabras. Por favor, acepte amablemente el trabajo que pidió y léalo con mucho gusto. Ya que estás cerca de la raza gótica [p. 229], si encuentras algo que falta, siéntete libre de agregarlo, orando por mí, querido hermano. El Señor sea contigo. Amén. '' [[14] ] Una vez más, todo lo que necesitamos es el sentido simple. Una cantidad no especificada de lo que sigue (lo suficiente para ser llamado plura) ha sido añadido por el propio Jordanes con referencia a historiadores griegos y latinos. No hay evidencia de que el propio Casiodoro alguna vez supiera leer griego, por lo que Jordanes, competente en griego y trabajando en Constantinopla, bien podría haber tenido material importante que agregar.

Las palabras finales de este prefacio reviven el tono religioso familiar del Romana, recordando nosotros que Jordanes era una especie de conversus después de todo. El único indicio del propósito de la obra que se deriva del prefacio es que Castalius, vicinus genti (lo que puede significar que vivía cerca de los godos, pero literalmente no se sabe dónde pudo haber sido), quería que el trabajo se hiciera para su propio uso. Tenga en cuenta que la génesis de la obra es expresamente una transacción entre dos personas desconocidas, Jordanes y Castalius. Casiodoro está explícitamente descartado y no hay referencia en el prefacio a ningún evento contemporáneo.

Si el prefacio no es demasiado útil para desenterrar alguna Tendenz para este libro en particular, ¿qué pasa entonces con el texto mismo? Mucho de lo que surge de este trabajo debe atribuirse, por supuesto, a Casiodoro. Este es el caso, creo, de las frecuentes referencias a la provincia de Baja Moesia en Scythia, referencias que obligaron a Mommsen a concluir que Jordanes escribía desde esa provincia él mismo. Estas referencias son tan frecuentes (Obtener. 62, 93, 267, etc.) que la explicación más lógica es que están destinadas a glorificar el apego gótico a esa propiedad inmobiliaria donde Theoderic había pasado los mejores años de su vida temprana, en los años 480, como rey de su propio pueblo y amigo de honor del emperador Zenón. Nótese particularmente cómo la carrera de uno de los mejores reyes del gótico temprano, Ostrogotha (Obtener. 90-100), se encuentra en esta zona. Sin duda, a Teodorico le habría gustado que su pedante historiador romano, Casiodoro, le recordara que su propia carrera temprana se había desarrollado en un terreno ya consagrado en la historia del gótico.

De manera similar, podemos asumir con seguridad que esas características del Getica que tienen una nota particularmente descortés cuando se consideran a la luz de las circunstancias del 551, ambos se remontan a la autoría casiodoriana e indican que ni Casiodoro ni nadie más había examinado la edición abreviada con especial cuidado para alinearla con cualquier posición política actual. Todo el material dedicado a la historia de los visigodos fue muy pertinente cuando el [p. 230]Historia gótica Fue escrito (c. 519-523), cuando Teodorico era soberano de sus primos en España, pero al menos irrelevante en 551 y posiblemente torpe, si ya se conocía el interés de Justiniano en los asuntos españoles con miras a interferir en ellos. Tenga en cuenta también el pasaje que describe la primera campaña militar de Theoderic después de su regreso de una juventud pasada como rehén en Constantinople:

Sin embargo, también es innegable que Jordanes estuvo trabajando con un lápiz editorial a lo largo de la obra. Al describir al emperador Valente, se permite una vehemente polémica anti-arriana que nunca podría haber aparecido en la versión original de Casiodor:

Que Jordanes estaba al mando de la obra y sabía de qué se trataba también lo demuestra el patrón de referencias cruzadas que contiene la obra. Hay numerosas referencias de un pasaje a otro anterior; en todos los casos, estas referencias son verdaderas y precisas. Por lo tanto, deben haber sido hechos por el mismo Jordanes, no simplemente tomados prestados de la edición original de la obra. Si Jordanes hubiera seguido el último curso de acción, es casi seguro que habría incluido inadvertidamente al menos algunas referencias cruzadas sin salida, es decir, referencias al material contenido en el original. Historia gótica pero resumido de la Getica. Esto nunca sucede. [[15]] El prefacio de Jordanes al Getica nos recordó que el comienzo y el final de la obra eran los lugares que mostraban su toque con mayor claridad, esto es particularmente cierto en el final. El tono de los últimos párrafos, que cubren los años transcurridos desde la edición original de Cassiodorus ' Historia gótica, es elegíaco y sobrio, sin ningún sonido desagradable de chasquido de hacha en el [p. 231] antecedentes. Jordanes escribe para un público que ya simpatiza con los godos, pero desconcertado por su caída, si los consejos de algo, es la aceptación resignada de la superioridad romana. Es particularmente digno de notar que el Getica trata la derrota y captura de Witigis en 540 por Belisario como el final de la guerra; los eventos posteriores bajo otros reyes góticos y otros generales no se mencionan por completo, a pesar de que se tratan en el Romana. El propósito de Romana había sido reflejar la miseria continua del poder romano, pero el propósito de la Getica, ahora emerge, era para contar una historia que ya había terminado, aunque el moribundo pueblo gótico continuara luchando infructuosamente contra lo inevitable. Escuchemos de nuevo a Jordanes, mientras concluye su triste historia.

"Y así, después de casi 2300 años de gloria, el renombrado reino y la valiente raza acostumbrada a gobernar fueron conquistados por el conquistador Justiniano a través de su fiel cónsul Belisario. Justiniano hizo llevar a Witigis a Constantinopla y le otorgó el honor de un patricio. título Witigis permaneció allí durante dos años más, seguro en el favor del emperador, antes de su muerte. '' [[16]] No necesitamos tomarnos demasiado en serio estos corteses ruidos sobre la gloria de Justiniano y su bondad hacia su prisionero real. Jordanes , escribiendo en una capital totalitaria, sabía que era mejor no dejar de hacer tales ruidos.

El emperador unió entonces a Mathesuentha, la viuda de Witigis, con su pariente, el patricio Germanus. De esta unión nació, después de la muerte del padre, un hijo también llamado Germanus. En este niño las fortunas de los Amals y los Anicians se unen para sostener nuestra esperanza para ambas familias en el futuro (si Dios quiere) ". [[17]] Los primeros eruditos, incluido yo mismo, hemos sido engañados por la estrategia imperial implícita en el matrimonio de Germanus y Mathesuentha. Hemos asumido que de este pasaje se debe inferir alguna política dinástica concreta. Pero el hecho crucial es que en el momento en que Jordanes estaba escribiendo, Germanus el mayor estaba muerto. Su misión como general conquistador en Italia con una princesa gótica para que su esposa conciliara a los vencidos había sido un fracaso total. En esa atmósfera de fracaso, Jordanes vuelve a hacer ruidos de cortesía. El pequeño infante por cuyas venas corre la sangre de la más gloriosa de las familias góticas [p. 232] y la más conocida de las Primeras Familias de Roma se presenta, de manera bastante patética, a nuestra consideración como un signo de esperanza para el futuro [[18]]. Getica termina:

"Hasta ahora y no más avanza la historia de la raza gótica, los Amals reales y todas sus hazañas heroicas. Esta noble raza se rindió ante un príncipe más noble y se rindió a un general más heroico. Ninguna época olvidará la gloria de los godos, pero el glorioso emperador Justiniano y su cónsul Belisario se regocijarán con los epítetos de Vandalicus, Africanus e incluso Geticus. [Más sonidos corteses, por supuesto.] Ustedes que leen estas cosas, saben que he seleccionado estas pocas flores de la amplia pradera. de las obras de escritores anteriores, para tejerme una pequeña corona lo mejor que pueda. No creo que haya agregado o quitado nada para que la raza gótica se vea bien (como es de esperar de alguien de mi ascendencia). sólo lo que está en las fuentes. Si lo he escrito todo como lo encontré, verá que redunda no tanto en el crédito de los godos como en el crédito del hombre que los conquistó. '' [[19 ]] En todo esto vemos el arrepentimiento de Jordanes por lo que ha pasado (y cualquiera que sea la verdad h de su ascendencia, [[20]] claramente sintió un interés personal en la historia), apenas enmascarado detrás de la deferencia convencional hacia Justiniano. Si asumimos que este trabajo fue escrito por el mismo hombre que escribió el Romana, podemos ver inmediatamente la misma visión de la historia. No hay historias felices en la historia. los Getica muestra la raza alemana más poderosa derribada por un conquistador romano, mientras que el Romana muestra el desvanecimiento de la gloria romana a pesar de las pretensiones en contrario. Tanto los godos como los romanos se quedan sin un terrenal [pág. 233]patria para buscar el reposo, deben volver al prefacio del Romana (que fue realmente un prefacio de todo el corpus) para recordar que el mensaje de todo esto no es político sino teológico: conviértete y encuentra, en el amor de Dios y del prójimo, el verdadero reposo en el verdadero patria común a todos los hombres, tanto godos como romanos.

Si esto es lo que estaba haciendo Jordanes, ¿qué implicaciones podemos sacar para las antiguas controversias sobre sus fuentes? Algunas páginas pueden arrojar algo de luz en esta área. Primero podemos considerar la cuestión general de las dependencias, luego centrarnos en tres fuentes individuales controvertidas: Casiodoro, Símaco y Marcelino. proviene.

  • ROM. 332: sobre el emperador Marciano
  • ROM. 335: sobre el emperador Leo
  • ROM. 336: sobre el asesinato de un reyezuelo gótico por el general Ardaburius
  • ROM. 338: sobre la elevación del emperador Julio Nepos, enviado a Italia por Constantinopla en los 470's
  • ROM. 340: sobre la elección de Zenón
  • ROM. 341-42: sobre la usurpación de Basiliscus
  • ROM. 348: sobre el triunfo de Teodorico celebrado en Constantinopla en su consulado
  • ROM. 349-52: sobre la revuelta de Illus (en detalle)
  • ROM. 354: sobre ciertos detalles de la adhesión de Anastasio
  • ROM. 358-59: sobre los problemas de Anastasio de los 510, especialmente la revuelta de Vitalian

Lo que queda inmediatamente claro cuando se juntan estos pasajes es que muy bien pueden provenir de una sola fuente, pero esta fuente está escribiendo desde un punto de vista decididamente oriental, muy preocupado por los detalles de la sucesión imperial y las revueltas de los usurpadores. No hay razón para sospechar que este autor pueda ser Symmachus, ni, como veremos, necesitamos suponer que [p. 234] Jordanes utilizó, no Marcellinus, sino una fuente común también utilizada por Marcellinus. Simplemente debemos admitir que para estos pocos detalles, Jordanes se refirió a algún otro autor ahora desconocido para nosotros. Esta ignotus permanece desconocido.

los Getica es mucho más explícito en la forma en que nombra las fuentes que cita. Es tradicional suponer que parte de esta complejidad se remonta al propio Casiodoro. Tomemos, por ejemplo, el famoso caso del historiador por lo demás desconocido de los godos Ablabius, que sigue apareciendo en todos los tramos más legendarios del Getica, y quien (casi con certeza) es mencionado por el propio Casiodoro en sus Variae. [[22]] Se notan con menos frecuencia las huellas definidas en el Getica de una confianza en fuentes orales (que Casiodoro también nos había hablado ya, incluso minimizando su importancia). [[23]] Vale la pena citar dos pasajes:

Ablabius y las fuentes orales de los godos son claramente remanentes de Cassiodorus, entonces. Lo mismo puede decirse probablemente de la fuente desconocida de la extensa historia narrativa de los godos en la época de Atila. Este pasaje valdría la pena seguir investigando, ya que es la mejor narración de todas las historias. Getica, y la fecha relativamente reciente de los hechos relatados nos inclina aún más a confiar en su narrativa evidentemente sobria. Paradójicamente, la presencia en este pasaje de prácticamente todos los discursos representados del Getica aumenta nuestra confianza en la narrativa básica, ya que representan a un buen historiador antiguo en acción. [[25]] Es posible que la 'fuente' sea realmente el propio Casiodoro, cuyo abuelo había sido una persona de cierta importancia en aquellos días. , e incluso había visitado el campo de Atila en una misión diplomática. [[26]] Si esta hipótesis es cierta, podemos tener aquí el ejemplo más claro de cómo era realmente el historiador Casiodoro: un académico y escritor respetable según los estándares antiguos.

  • Orosius (4,121,58)
  • Livy (10 - quizás solo en la tercera mano)
  • Estrabón (12)
  • Tácito (13 - también referido de la misma manera por Casiodoro en Var. 5.2.2)
  • Dio Crisóstomo (14,40, 58,65)
  • Tolomeo (16,19)
  • Pomponius Mela (16)
  • Ablabio (28,82,117)
  • Josefo (29)
  • Pompeyo Trogus (61)
  • Symmachus (83,88 - sobre él, ver más abajo)
  • Dionisio (104)
  • Deuxipo (113)
  • Prisco (123, 178, 183, 222, 254, 255)

De estos catorce escritores, sólo Orosius, Livy, Tácito, Pomponius Mela (todos en los primeros capítulos geográficos) y Symmachus escribieron en latín. Los otros nueve escribieron en griego. Pero no hay razón para pensar que Casiodoro alguna vez haya leído griego. [[27]] La conclusión irresistible a la que nos llevan es que estas son las fuentes nombradas que el propio Jordanes tuvo ocasión de consultar, y la presencia de Símaco en la parte del trabajo en la que todas las fuentes parecen ser propias de Jordanes se presta a la sospecha de que consultar a Symmachus fue algo que hizo el propio Jordanes.

Para resumir en este punto, entonces, parecería que el procedimiento de Jordanes tanto en Romana como en Getica fue lo que dijo que era. En la obra anterior, resumió algunas crónicas obvias. En esta última obra, utilizó una breve síntesis de la obra de Casiodoro como base para una obra propia en la que realmente insertó una buena cantidad de material nuevo que no había estado disponible para la escritura de Casiodoro treinta años antes en Occidente. ¿Qué dice esto sobre la relación de Jordanes con sus fuentes más controvertidas?

Tome a Casiodoro primero. ¿Podría haber sido el & eacuteminence grise detrás de la producción del Getica? Ya hemos visto en el prefacio de Jordanes que parece esforzarse por descartar esta posibilidad. Hemos visto que el contenido de la Getica no parece haber sido revisado con ningún propósito político en mente. El único material puramente casiodoriano que se puede descubrir en el Getica todo puede explicarse como proveniente del original Historia gótica.[[28]] Por otro lado, hay que reconocer que diez años después de la Getica fue escrito Casiodoro fue [p. 236] de vuelta en Italia escribiendo una guía bibliográfica que incluía obras de historia reciente. Dos puntos surgen de un examen de este catálogo: primero, que no solo Jordanes y su obra quedan completamente sin mencionar, incluso el propio Cassiodorus Historia gótica ha pasado por las tablas, lo que presumiblemente explica por qué ese trabajo se perdió en 540 Casiodoro pudo haber pensado que valía la pena llevárselo a Constantinopla, pero en el 554, no pensó que valiera la pena traerlo de regreso. En segundo lugar, Casiodoro conoce a Marcelino. proviene, pero está claro por la forma en que se refiere a él que solo conoce la primera edición, ya que dice (Inst. 1.17.2) que la obra de Marcelino decía: "usque ad fores imperii triumphalis Augusti Iustiniani", que sólo puede referirse a la primera edición que termina en 518 (y el virtual ascenso al poder de Justiniano) y no a la segunda (que corrió a 534). Pero Jordanes conoce tanto la segunda edición como el continuador (cuyo trabajo llegó al menos a 548). [[29]] Si Casiodoro fuera el poder detrás de Jordanes, sería extraño para él no mencionar su protección ni conocer sus fuentes. De hecho, sería más extraño ahora que he demostrado que el propósito de Jordanes al escribir no era político. La explicación común del silencio de Casiodoro sobre Jordanes fue la inclinación del viejo monje a darle la espalda a su pasado político, un argumento que solo se sostiene si Jordanes era parte de un político pasado.

Casiodoro, entonces, era solo una fuente escrita para Jordanes, no un guía viviente. ¿Qué hay de Symmachus? Ya he argumentado que el libro de Symmachus probablemente fue consultado directamente para producir la cita en el Getica (Obtener. 83-88). Esta única cita llevó a Wilhelm Ensslin a argumentar que Symmachus Historia romana estaba detrás del Romana de alguna manera en la forma en que Casiodoro Historia gótica estaba detrás del Getica. Esta era una hipótesis que valía la pena probar, pero ahora está claro que no tiene ningún sentido. Ahora parece, como demostró M. A. Wes mientras intentaba apuntalar la hipótesis de Ensslin, [[30]] que Symmachus escribió su propio trabajo después Casiodoro escribió su Historia gótica y así, el único fragmento de información sobre la historia del gótico que contenía su obra estaba disponible para que Jordanes lo insertara en su propio compendio. The one episode, the comical story of Maximinus Thrax, the first "Gothic" emperor, probably appeared in Symmachus as an ironical counterpoint to the hero-worship indigenous to Cassiodorus' work, as Wes saw. But it is also clear that Symmachus was less of a scholar than we might wish, since his episode is plagiarized directly (even impudently) from the Historia Augusta, that whimsical outpouring of an earlier generation of dilettantes.

Apart from this one quotation, the thing about Jordanes that has smelled of Symmachus to earlier scholars is his treatment of the events of the year 476. M. [p. 237]A. Wes argued that the similarity of wording on this point between the Romana, los Getica, and Marcellinus comes, taken together with the lament for the lost western imperial presence, was evidence of a common source namely Symmachus.[[31]] Everything we have seen so far indicates how unlikely this is. Wes's elaborate reconstruction of a senatorial world-view to support this thesis is much too dependent on the modern fashion of taking the gens Anicia too seriously and finally just too devoid of concrete support. To take only the most important point, Wes's analysis fails utterly to take into account the true significance of the so-called Laurentian schism of the early sixth century no understanding of the mind of the Roman aristocracy at this period will be possible until we have plumbed the depths of that mysterious sequence of events.[[32]] All that is necessary for our present purposes is to show briefly that Jordanes used Marcellinus directly. If there is any Symmachus to be found then, it will be entirely the product of Marcellinus' researches, not Jordanes' but even this is unlikely. Let us look at Jordanes and Marcellinus together. Note first that Jordanes begins to use Marcellinus for material in the Getica beginning with the year 411 (Get. 165). But this period was already covered in Cassiodorus' Gothic History yet on the other hand, Cassiodorus' original work cannot have made use of Marcellinus, for even Marcellinus' first edition was written at the same time or slightly later than Cassiodorus' Gothic History.

Where Jordanes quotes Marcellinus, he frequently follows him word-for word, even, paradoxically enough, when paraphrasing him. Compare these passages:

Such similarities all but rule out a common source in favor of direct dependence of Jordanes on Marcellinus and such close dependency absolutely guarantees that if a common source is in question, it must have been a chronicle equally jejune. But the only thing we know of Symmachus' history is that it must have been considerably more anecdotal and detailed than either Jordanes or Marcellinus, unlikely to cover such stirring events in so few words.

Jordanes' parallels with Marcellinus are all like this, close and clear. Where Jordanes departs from Marcellinus, he never improves on him (as one would expect if two authors were independently working from a common source, even if one author was inadequately familiar with the laws of grammar). For example, Marcellinus (s. a. 476) has the usurper Basiliscus and his family shut up in their castle in Cappadocia dying of hunger (fame) Jordanes has misread him and makes the cause of death (implausibly) the cold: frigore (Rom. 343). See also the passage in the Romana (Rom. 319) where Jordanes welds three different notes from Marcellinus (Marc. s. a. 395.5, 396.1, 396.2) into a single sentence, to no particular advantage.

The few places where Jordanes' relationship with Marcellinus becomes complex are those passages in the Romana donde el Getica itself becomes a source.[[33]] It is clear that when Jordanes came to the last part of the Romana, he still knew what he knew when he wrote the Getica, but had further recourse to Marcellinus, who had been ignored at these particular points when Jordanes was writing the Getica. Such cases, however, demonstrate only that when Jordanes wrote the Romana, all he had in front of him was Marcellinus, the ignotus eastern source, and his own Getica.

Poor Jordanes begins to emerge from our analysis as a more intelligent, but less important, figure than we have been accustomed to imagine him. He is not part of the great political schemes of his day (and neither was Cassiodorus at this time for that matter[[34]]), but he is an independent and more or less responsible historian, working almost exclusively with written sources and handling them creditably. His grammar is poor, his judgment imperfect, but his independence at least emerges intact.

[239]One final question remains: can we say anything more definite than before about the date at which Jordanes wrote his works ? The traditional evidence is really all we have, but interpretation can throw a little new light. First, at the beginning of the Romana (Rom. 4) Jordanes says he is writing "in vicensimo quarto anno Iustiniani imperatoris," that is to say, between 1 April 550 and 31 March 551 by Rom. 363 he merely says that, "Iustinianus imperator regnat iam iubante domino ann. XXIIII." Esta may indicate that the twenty-fourth year has elapsed since the preface was written and that the work was completed between 1 April 551 and 31 March 552.

Second, in the Getica (Get. 104), he mentions a plague similar to the one "quod nos ante hos novem annos experti sumus," which makes us think again of the year 551 (the plague reached Constantinople in October 542).

Third, at three places, Jordanes mentions the birth of Germanus postumus the infant born of the marriage of Germanus and Mathesuentha, who was born between March and May of 551 (Get. 81 and 246-51, Rom. 383). This iteration of a fact of rapidly diminishing political significance must indicate the year 551 again. For at the time of the child's birth, there would have been a certain amount of polite forced optimism but we would scarcely expect such an attitude to last more than a few months when the child himself was, with his father dead, of no real political significance at all.

Fourth, allusion is made to a marriage between a Gothic princess and a Lombard king, in consequence of which the Lombards went out to defeat the Gepids in the Balkans.[[35]] This battle may have occurred as late as about May 552.

Fifth, reference is made to an expedition allegedly in progress to Spain under the distinguished but elderly patrician Liberius. This expedition, if it ever took place in the way Jordanes describes it, must have occurred in 552 (Get. 203). Hence the fourth and fifth points would speak against the first three, and postpone the completion of both Romana y Getica by a year. But it is now clear, as I have argued elsewhere, that Liberius himself never actually led any such expedition to Spain.[[36]] Jordanes' passage (which uses, revealingly, the present tense of the crucial verb, as though to describe something still under way) can only be explained if we conclude that it was written in 551, when rumor had it that Liberius would lead the next year's expedition. By the spring of 552, such misinformation would have been corrected.

It is therefore clear that at least the Getica was written and completed in 551. The Romana was therefore begun in 551 (probably before 31 March) and completed some time after the Getica. Thus at least the conception and plan for both works can be placed firmly to 551. If we insist on dating the Lombard/[p. 240]Gepid battle to 552 (which we do only on the relative position of this detached episode in Procopius' narrative), then we may wish to assume that the Romana lay unfinished until sometime in that year. But it should be observed that this particular event is the very last item in all the Romana and that, as Wagner has suggested,[[37]] it may have been added, as a kind of latest-calamity-in-a-row-of-calamities, by Jordanes at the time he was putting together the corpus of works in a single manuscript for Vigilius. Some time may have elapsed between the actual composition of the work and its final copying and delivery to its dedicatee. On such an hypothesis, all the problems with the relevant texts are resolved.

Thus Jordanes wrote both his works at a grim moment in Byzantine history, when the Gothic war seemed to be stretching on forever for the Byzantines (but was a hopeless cause for the Goths), when the emperor Justinian was again (and grieving over Theodora, who had died in 548) without an obvious heir, when the Three Chapters controversy seemed to be an entangling knot of obscurities, and when a variety of conversi in Constantinople were turning away from the world of politics and history to the better world their religion told them of. The work of Jordanes, like that of Augustine and -- perhaps more pertinently -- Salvian, is a work of secular history meant to deny the significance of secular history, a recounting of stirring events designed to show that stirring events do not bring happiness. Christian historiography taught a lesson which (as Momigliano rightly saw) people like Symmachus and Boethius -- and perhaps even the younger Cassiodorus -- would never have understood.[[38]] The irony in Jordanes' work is that his message is one which the older Cassiodorus would have understood -- but Cassiodorus probably never knew the new, better use to which his early work of propaganda and empty secular optimism had been put.


There are 28 census records available for the last name Jordanes. Like a window into their day-to-day life, Jordanes census records can tell you where and how your ancestors worked, their level of education, veteran status, and more.

There are 15 immigration records available for the last name Jordanes. Las listas de pasajeros son su boleto para saber cuándo llegaron sus antepasados ​​a los EE. UU. Y cómo hicieron el viaje, desde el nombre del barco hasta los puertos de llegada y salida.

There are 2 military records available for the last name Jordanes. For the veterans among your Jordanes ancestors, military collections provide insights into where and when they served, and even physical descriptions.

There are 28 census records available for the last name Jordanes. Like a window into their day-to-day life, Jordanes census records can tell you where and how your ancestors worked, their level of education, veteran status, and more.

There are 15 immigration records available for the last name Jordanes. Las listas de pasajeros son su boleto para saber cuándo llegaron sus antepasados ​​a los EE. UU. Y cómo hicieron el viaje, desde el nombre del barco hasta los puertos de llegada y salida.

There are 2 military records available for the last name Jordanes. For the veterans among your Jordanes ancestors, military collections provide insights into where and when they served, and even physical descriptions.


Jordanes - History

This edition of the Getica of Jordanes is based upon the authoritative text and critical apparatus of Mommsen as found in the Monumenta Germaniae Historica, Auctores Antiquissimi 5 (Berlin 1882), with other material added. I have adhered closely to his spelling of proper names, especially Gothic names, except in a few words which are of common use in another form. I have carefully reviewed all the existing evidence on controverted points, dissenting in several instances from the conclusions of Mommsen, particularly in regard to the supposedly Gothic writer Ablabius, the ecclesiastical status of Jordanes, and the place of composition of the Getica. For the Latinity of Jordanes he studies of E. Wölfflin (Arch. f. lat. Lex. 11, 361), J. Bergmüller (Augsburg 1903), and Fritz Werner (Halle 1908) have been consulted, and for ready convenience of illustration in historical matters frequent reference is made in the commentary to Hodgkin s Italy and Her Invaders (2nd edition, Clarendon Press, 1892), Gibbon s Decline and Fall of the Roman Empire (edited by J. B. Bury, London 1896), Bury s History of the Later Roman Empire (MacMillan & Co., 1889), and The Cambridge Medieval History (The MacMillan Co., New York 1911).

The translation, already separately printed (Princeton University Press, 1908) and thus far the only existing English version, has been revised throughout, and a few slight changes have been made. As the Latin text of Mommsen is available elsewhere, it is not reprinted in this edition.

I desire to make especial acknowledgment of the many helpful criticisms received from Dean West and to express my gratitude for his constant and unfailing interest in this as in all my studies in the later Latin.


The Historical Value of Jordanes’ Getica

This chapter discusses the historical methods and materials of Jordanes. It looks at Jordanes' Getica, which is an account of Gothic history that includes an anachronistic account of the division of the Goths into Ostrogoth and Visigoth, as well as the exaggerated historical role accorded to the Balth and Amal dynasties. The chapter shows that the Getica provides some evidence that the workings of Gothic oral history were congruous with modern examples. Although parts of the Getica are singularly Gothic, this does not mean that it contains a unique and authoritative account of Gothic history.

Oxford Scholarship Online requires a subscription or purchase to access the full text of books within the service. Public users can however freely search the site and view the abstracts and keywords for each book and chapter.

Please, subscribe or login to access full text content.

If you think you should have access to this title, please contact your librarian.

To troubleshoot, please check our FAQs , and if you can't find the answer there, please contact us .


Jordanes - History

Origins and Deeds of the Goths
Jordanes

On Riotamus, King of the Britons

XLV (235) [Theodorid's] brother Eurich succeeded him with such eager haste that he fell under dark suspicion. Now while these and various other matters were happening among the people of the Visigoths, the Emperor Valentinian was slain by the treachery of Maximus, and Maximus himself, like a tyrant, usurped the rule. Gaiseric, king of the Vandals, heard of this and came from Africa to Italy with ships of war, entered Rome and laid it waste. Maximus fled and was slain by a certain Ursus, a Roman soldier. (236) After him Majorian undertook the government of the Western Empire at the bidding of Marcian, Emperor of the East. But he too ruled but a short time. For when he had moved his forces against the Alani who were harassing Gaul, he was killed at Dertona near the river named Ira. Severus succeeded him and died at Rome in the third year of his reign. When the Emperor Leo, who had succeeded Marcian in the Eastern Empire, learned of this, he chose as emperor his Patrician Anthemius and sent him to Rome. Upon his arrival he sent against the Alani his son-in-law Ricimer, who was an excellent man and almost the only one in Italy at that time fit to command the army. In the very first engagement he conquered and destroyed the host of the Alani, together with their king, Beorg.

(237) Now Eurich, king of the Visigoths, perceived the frequent change of Roman Emperors and strove to hold Gaul by his own right. The Emperor Anthemius heard of it and asked the Brittones for aid. Their King Riotimus came with twelve thousand men into the state of the Bituriges by the way of Ocean, and was received as he disembarked from his ships. (238) Eurich, king of the Visigoths, came against them with an innumerable army, and after a long fight he routed Riotimus, king of the Brittones, before the Romans could join him. So when he had lost a great part of his army, he fled with all the men he could gather together, and came to the Burgundians, a neighboring tribe then allied to the Romans. But Eurich, king of the Visigoths, seized the Gallic city of Arverna for the Emperor Anthemius was now dead. (239) Engaged in fierce war with his son-in-law Ricimer, he had worn out Rome and was himself finally slain by his son-in-law and yielded the rule to Olybrius.

At that time Aspar, first of the Patricians and a famous man of the Gothic race was wounded by the swords of the eunuchs in his palace at Constantinople and died. With him were slain his sons Ardabures and Patriciolus, the one long a Patrician, and the other styled a Caesar and son-in-law of the Emperor Leo. Now Olybrius died barely eight months after he had entered upon his reign, and Glycerius was made Caesar at Ravenna, rather by usurpation than by election. Hardly had a year been ended when Nepos, the son of the sister of Marcellinus, once a Patrician, deposed him from his office and ordained him bishop at the Port of Rome.

(240) When Eurich, as we have already said, beheld these great and various changes, he seized the city of Arverna, where the Roman general Ecdicius was at that time in command. He was a senator of most renowned family and the son of Avitus, a recent emperor who had usurped the reign for a few days--for Avitus held the rule for a few days before Olybrius, and then withdrew of his own accord to Placentia, where he was ordained bishop. His son Ecdicius strove for a long time with the Visigoths, but had not the power to prevail. So he left the country and (what was more important) the city of Arverna to the enemy and betook himself to safer regions. (241) When the Emperor Nepos heard of this, he ordered Ecdicius to leave Gaul and come to him, appointing Orestes in his stead as Master of the Soldiery. This Orestes thereupon received the army, set out from Rome against the enemy and came to Ravenna. Here he tarried while he made his son Romulus Augustulus emperor. When Nepos learned of this, he fled to Dalmatia and died there, deprived of his throne, in the very place where Glycerius, who was formerly emperor, held at that time the bishopric of Salona.

NOTES
: Now, is this Riotamus--whose name is probably a title meaning "high king"--Arthur? It's around the right time.


When the Vandals Went to Rome…

The infamous sack of Rome in 455 AD took place during the reign of Gaiseric. Jordanes wrote about this episode briefly:

“…the Emperor Valentinian was slain by the treachery of Maximus, and Maximus himself, like a tyrant, usurped the rule. Gaiseric, king of the Vandals, heard of this and came from Africa to Italy with ships of war, entered Rome and laid it waste. Maximus fled and was slain by a certain Ursus, a Roman soldier.”

Siliqua of the Vandal King Gaiseric, circa 400 AD. ( Public Domain )

Another author, Procopius, reported that the Vandals came to Rome due to the request of Valentinian’s widow, Eudoxia:

“Later on Maximus slew the emperor with no trouble and secured the tyranny, and he married Eudoxia by force… she sent to Carthage entreating Gizeric (Gaiseric) to avenge Valentinian, who had been destroyed by an unholy man, in a manner unworthy both of himself and of his imperial station, and to deliver her, since she was suffering unholy treatment at the hand of the tyrant.”

Gaiseric, however, was said to only be interested in the plunder that was to be had: “And Gizeric, for no other reason than that he suspected that much money would come to him, set sail for Italy with a great fleet.” With regards to the plunder, Procopius wrote:

“… placing an exceedingly great amount of gold and other imperial treasure in his ships sailed to Carthage, having spared neither bronze nor anything else whatsoever in the palace. He plundered also the temple of Jupiter Capitolinus, and tore off half of the roof. Now this roof was of bronze of the finest quality, and since gold was laid over it exceedingly thick, it shone as a magnificent and wonderful spectacle. "


The Gothic History of Jordanes: In English Version With an Introduction and a Commentary (Classic Reprint) (Book)

Numerous educational institutions recommend us, including Oxford University and University of Missouri. Our publication has been reviewed for educational use by Common Sense Education, Internet Scout, Merlot II, OER Commons and School Library Journal. Please note that some of these recommendations are listed under our old name, Ancient History Encyclopedia.

World History Encyclopedia Foundation is a non-profit organization registered in Canada.
Ancient History Encyclopedia Limited is a non-profit company registered in the United Kingdom.

Some Rights Reserved (2009-2021) under Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike license unless otherwise noted.


Jordanes - History


Jordanes
Extract from the "Gothic History" (AD 469)

Theodorid (King of the Visigoths) died in the thirteenth year of his reign.

His brother Euric succeeded him with such eager haste that he fell under dark suspicion. Now while these and various other matters were happening among the people of the Visigoths, the Emperor Valentinian was slain by the treachery of Maximus, and Maximus himself, like a tyrant, usurped the rule. Gaiseric, king of the Vandals, heard of this and came from Africa to Italy with ships of war, entered Rome and laid it waste. Maximus fled and was slain by a certain Ursus, a Roman soldier.

After him Majorian undertook the government of the Western Empire at the bidding of Marcian, Emperor of the East. But he too ruled but a short time. For when he had moved his forces against the Alani who were harassing Gaul, he was killed at Dertona near the river named Ira. Severus succeeded him and died at Rome in the third year of his reign. When the Emperor Leo, who had succeeded Marcian in the Eastern Empire, learned of this, he chose as emperor his Patrician Anthemius and sent him to Rome. Upon his arrival he sent against the Alani his son-in-law Ricimer, who was an excellent man and almost the only one in Italy at that time fit to command the army. In the very first engagement he conquered and destroyed the host of the Alani, together with their king, Beorg.

Now Euric, king of the Visigoths, perceived the frequent change of Roman Emperors and strove to hold Gaul by his own right. The Emperor Anthemius heard of it and asked the Brittones for aid. Their King Riotimus came with twelve thousand men into the state of the Bituriges by the way of Ocean, and was received as he disembarked from his ships.

Euric, king of the Visigoths, came against them with an innumerable army, and after a long fight he routed Riotimus, king of the Brittones, before the Romans could join him. So when he had lost a great part of his army, he fled with all the men he could gather together, and came to the Burgundians, a neighboring tribe then allied to the Romans. But Euric, king of the Visigoths, seized the Gallic city of Arverna for the Emperor Anthemius was now dead.


Ver el vídeo: LOS JORDANES