Bill Sheppard

Bill Sheppard

William (Bill) Sheppard nació en Ferryhill en 1907. Jugó al fútbol para Ferryhill Athletic, Chilton Colliery y Crook Town antes de unirse al Watford en 1927. Durante las dos temporadas siguientes marcó 37 goles en 89 apariciones con el club. También jugó para Queen's Park Rangers (1930-31) y Coventry City (1931-32). En 1932 se incorporó al Walsall en Tercera División.

El 14 de enero de 1933, Sheppard jugó en la eliminatoria de la Copa FA contra el Arsenal, campeón de liga de Primera División. Las lesiones y las enfermedades robaron al Arsenal de varios jugadores clave, incluidos Eddie Hapgood, Joe Hulme, Jack Lambert y Bob John. Se reclutaron cuatro reservas sin experiencia en el costado. Todos se desempeñaron mal y también lo hicieron los miembros regulares, con David Jack perdiendo varias oportunidades de anotar. Las entradas de los jugadores de Walsall, especialmente sobre Alex James y Cliff Bastin, también causaron serios problemas al equipo. Como señaló Bernard Joy: "Ellos (Walsall) fueron ayudados por el estrecho terreno que se hizo más estrecho por la invasión de espectadores hasta las líneas de banda".

Quince minutos después del descanso, Gilbert Allsop cabeceó desde un córner. Poco después, Tommy Black regaló un penalti con una flagrante falta sobre Sheppard. Se levantó y anotó desde el punto y Walsall logró aguantar una victoria por 2-0. Fue el resultado más grande de matar gigantes en la historia de la Copa FA.

Sheppard se retiró del fútbol profesional en 1934. Durante su carrera marcó 75 goles en 196 partidos.

William Sheppard murió en 1950.


La Ley Sheppard-Towner de 1921

La Ley Sheppard-Towner de 1921, denominada informalmente Ley de Maternidad, fue la primera ley federal que proporcionó fondos importantes para ayudar a las personas necesitadas. El propósito de la ley era "reducir la mortalidad materna e infantil". La legislación fue apoyada por progresistas, reformadores sociales y feministas, incluidas Grace Abbott y Julia Lathrop. Formaba parte de un movimiento más amplio llamado "maternidad científica", que aplicaba principios científicos y al cuidado de bebés y niños, y educaba a las madres, especialmente a aquellas que eran pobres o menos educadas.


Bill Shepherd

Como artista de grabación, Bill Shepherd ha lanzado álbumes tan exitosos como el LP instrumental pop Shepherd and His Flock en 1959 y, en 1968, el LP Aurora. Es como ingeniero, y luego productor / arreglista, & # 8230
Leer biografía completa

Biografía del artista por Bruce Eder

Como artista de grabación, Bill Shepherd ha lanzado álbumes tan exitosos como el LP instrumental pop Shepherd and His Flock en 1959 y, en 1968, el LP Aurora. Sin embargo, como ingeniero, y luego como productor / arreglista, tuvo un gran impacto en la música popular en virtud de su asociación con los Bee Gees. Shepherd, nacido en Gran Bretaña, se había hecho notar por primera vez en el mundo del pop en 1959 con su trabajo como productor / compositor en una película llamada Idle on Parade, que intentaba poner a Anthony Newley en una especie de vehículo de comedia de rock & roll. También trabajó con el legendario productor Joe Meek a principios de los 60 y grabó una canción con Gene Vincent, dirigiendo el acompañamiento orquestal de la leyenda del rock estadounidense en 1963 antes de emigrar a Australia en 1964. Shepherd se unió a Festival Records y comenzó a trabajar con Barry. Robin y Maurice Gibb en 1965 en su grabación de "Every Day I Have to Cry" de Arthur Alexander y la cara B de Barry Gibb, "You Wouldn't Know". Shepherd partió de Australia hacia Inglaterra en 1966, y en 1967 volvió a trabajar con los Bee Gees, esta vez bajo los auspicios del gerente / productor Robert Stigwood. Fue responsable de muchos de los arreglos y la dirección de muchos acompañamientos en sus grabaciones de los años 60, desde pequeños conjuntos de cuerdas hasta orquestas de 30 piezas, de hecho cumpliendo la misma función con este grupo que George Martin tenía con los Beatles. La buena relación profesional de Shepherd con el grupo en esos años, junto con su abanico musical, le permitió trabajar en cualquiera de los modismos en los que eligieron grabar, desde la psicodelia hasta las baladas pop, y lo fue, al menos tanto como el guitarrista Vince. Melouney o el baterista Colin Petersen, miembro a tiempo completo del grupo en todo menos en el nombre. De hecho, en esos años, el grupo solía realizar giras por Inglaterra y actuar en el escenario acompañado de una orquesta, y Shepherd fue en gran medida el arquitecto de su sonido. En 1968, Shepherd también lanzó un álbum titulado Aurora en el que dirigió un coro de pop suave en interpretaciones de canciones compuestas por los hermanos Gibb. Se mantuvo estrechamente involucrado con todo el trabajo del grupo hasta e incluyendo To Whom It May Concern, que fue su último álbum hecho en Inglaterra. Solo en el Odessa, un LP doble bastante más ambicioso, cedió alguna de las tareas de organización, en ese caso a Paul Buckmaster. Aunque su relación con el grupo terminó en 1972, todos los interesados ​​todavía hablan muy bien de los arreglos y la dirección de Shepherd para el grupo.


El 4 de enero, la última vez.

Donald llegó a la orilla del lago poco después de las 7.30 y aparcó su Jaguar E-type en su posición habitual junto a Pier Cottage. "Otra maldita falsa alarma", comentó, "pero echemos un vistazo y veamos qué tan rápido volvemos para un desayuno adecuado". Donald caminó hasta el final del embarcadero con sus binoculares para estudiar las condiciones en la penumbra antes de que el sol finalmente saliera detrás de las colinas de Grizedale. Al examinar el lago, Donald vio la superficie "lisa" del lago por sí mismo. En poco tiempo, había localizado a Leo Villa y le pidió a su ingeniero jefe que llevara a todos a sus estaciones y lanzara Bluebird. Donald entró en la cabina de Bluebird justo después de las 8.10, todavía unos 25 minutos antes del amanecer. Con una sonrisa y su habitual guiño, Donald se puso su casco de cuero y comenzó a abrocharse el arnés de seguridad de 4 puntos. El bote fue bajado por la grada y arrimado al borde del embarcadero una vez que ella se liberó flotando de su cuna. A las 8.40, Donald pidió una actualización de las condiciones de Leo y Keith y recibió respuestas positivas.

Campbell comenzó la primera carrera de su último intento de récord justo después de las 8.45. Bluebird se movió lentamente hacia el centro del lago, donde se detuvo por un breve segundo mientras Donald la alineaba. Aquí vamos .. Aquí vamos…. Con una explosión ensordecedora de potencia, Donald aceleró a fondo y Bluebird comenzó a avanzar. Nubes de rocío salieron de la tubería de chorro y después de unos cientos de yardas, a 70 mph, Bluebird se despegó de la superficie y se disparó hacia el extremo sur del lago, produciendo su característica cola de rocío de cometa..OK, nos levantamos y nos vamos. y pasando por er. pisoteando muy fuerte a 150. muy duro de hecho ... PODER COMPLETO. Pasando por 2. 25 fuera del camino ... vagando como el infierno Leo, no creo que pueda pasar de la cima, pero lo intentaré, Entró en el kilómetro medido a las 8.46. Leo Villa la vio pasar la primera boya marcadora a unas 285 mph con un planeo perfecto y constante, con el morro ligeramente hacia abajo, aún acelerando. 7.525 segundos después, Keith Harrison la vio salir del kilómetro medido a una velocidad de más de 310 mph. CASA LLENA . y no puedo ver dónde estoy ... CASA COMPLETA - CASA COMPLETA - CASA COMPLETA. APAGUE AHORA! . ¡¡PASÉ!! .

K7 en su primera carrera el 4 de enero © Colección Autores & amp PA

Campbell levantó el pie del acelerador aproximadamente 3/10 de segundo antes de pasar el kilómetro sur. Al salir del kilómetro medido, el motor de Bluebird se encendió por alguna razón inexplicable. El freno de agua se aplicó cuando se acercó y pasó Peel Island a unas 200 mph. Se refirió a volver a encender el motor, pero dada la voz indistinta y emocionada que venía de la cabina, nadie que escuchaba el bucle de radio en ese momento captó el comentario. Si lo hubieran recogido, habría alarmado a Leo. La llama no habría sido causada por el agua que ingresó a las tomas (Bluebird todavía estaba en la posición de planeo) sino por una interrupción en el suministro de combustible, causada por un sistema de combustible o un problema eléctrico. Si eso se repitiera con el máximo empuje del chorro, podría tener consecuencias catastróficas.

Campbell estaba impaciente por recuperar la velocidad de su primera carrera. Tomando 250 mph como línea de base, su velocidad regresó '+ 47', lo que significa 47 mph por encima de esa cifra que, de hecho, había promediado 297.6 mph. Bluebird había alcanzado un máximo de alrededor de 315 mph justo cuando Campbell despegó, antes de dejar el kilómetro medido.

Bajo las reglas establecidas por la UIM, se permitió una hora para realizar ambas corridas. Este fue un tiempo más que suficiente para que el lavado se dispersara y el lago recuperara su apariencia vidriosa, asumiendo que no hubo cambios adversos en el clima. A gran velocidad, el cepillado de Bluebird creaba relativamente poco lavado y tomó bastante tiempo para que el lavado de movimiento lento se reflejara de nuevo en el centro del lago. Esto dio la opción de realizar la devolución muy poco después de la primera. Donald sabía cuánto tiempo tendría que hacer esto.

Bluebird ahora estaba girando en un amplio arco en el extremo sur del lago, aproximadamente a un kilómetro al sur de la isla Peel. Al escuchar su velocidad, Donald anunció que estaba comenzando su carrera de regreso. Campbell comenzó la que sería su última carrera a las 8.48, menos de dos minutos después de salir del kilómetro en su primera carrera de norte a sur. El estado del agua a dos kilómetros al sur del kilómetro medido real era mucho más accidentado de lo que Donald podría haber anticipado. Había usado el freno de agua para perder unas 130 mph de la velocidad de Bluebird en la parte más estrecha del lago más allá de Peel Island. El lavado que esto creó ahora ondulaba de nuevo hacia el centro del curso, dando a la superficie del agua un perfil ondulado.

Su descripción de las condiciones del agua en su comentario no dejó a ninguno de sus oyentes con ninguna duda de que estaba teniendo un viaje increíblemente difícil. Donald mantuvo toda su potencia mientras Bluebird aceleraba rápidamente hacia la distancia medida. … Nariz llena hacia arriba. Lanzando un poco aquí. pasando por nuestro propio lavado. er consiguiendo enderezar ahora en el camino. bastante más cerca de Peel Island. y estamos vagando como locos. y er. PODER COMPLETO . er pisando como el infierno OVER. No veo mucho y el agua está muy mal.Diez segundos después de pasar Peel Island, Bluebird viajaba a más de 280 mph, aún acelerando. A unos 700 metros del kilómetro sur, viajando ahora a más de 300 mph, Bluebird pareció liberarse del agua por un momento. Estoy galopando (no puedo llegar) sobre la cima ... Estoy teniendo una maldita pelea aquí.El lanzador de estribor rebotó en el agua, dos veces en rápida sucesión, cada rebote duró 0,5 y 0,3 segundos respectivamente. Aún acelerando, Bluebird alcanzó un punto a 450 metros al sur de la entrada al kilómetro medido, donde su velocidad alcanzó su punto máximo (luego calculado en 328 mph). Su sponson de estribor se puso en el aire por tercera vez, hasta 0,5 my durante 0,6 segundos. Cuando el sponson volvió a impactar con el agua, Bluebird comenzó a desacelerar con bastante rapidez. . No puedo ver nada.Donald y Bluebird estaban en terribles problemas. Menos de medio segundo después, el lanzador de estribor de Bluebird rebotó fuera del agua por cuarta vez y permaneció en el aire durante casi medio segundo, antes de volver a golpear el agua. Pasando el marcador del kilómetro sur a una velocidad estimada posteriormente en 305 mph, el lanzador de estribor rebotó fuera del agua por quinta vez.

K7 acercándose al Kilo medido en la segunda carrera. © Colección Autores

Aproximadamente 200 metros en la distancia medida, ambas superficies de planeo hacia adelante se liberaron del agua por última vez. Bluebird excedió su ángulo de cabeceo seguro de 5,5 grados y lentamente tomó el aire. Saqué los moños ...Unos 250 metros más abajo en el curso, a unas 290 mph, se paró sobre su cola. No hubo empuje de chorro para perturbar el agua debajo de la tubería de chorro . Voy . U-hh ...El motor de Bluebird, por alguna razón, había dejado de producir un empuje significativo. Se subió unos 10 metros por encima del agua y realizó un giro de casi 360 grados antes de sumergirse de nuevo en el lago en un ángulo de unos 45 grados. El bote comenzó a romperse con el impacto y una enorme nube de agua ocultó brevemente lo peor de sus giros de la vista. El impacto partió a Bluebird por la mitad justo detrás de la cabina del piloto, los patrocinadores fueron arrancados de sus mástiles. La sección trasera del barril del casco rodó a lo largo del lago durante aproximadamente 80 metros antes de detenerse momentáneamente de cara a casi la dirección de la que acababa de llegar. Cuando la lluvia se asentó, Bluebird se perdió de vista y se hundió en las profundidades de Coniston Water. Por unos momentos, los testigos presenciales se quedaron en silencio atónitos, incapaces de creer lo que acababan de ver. Aún no eran las 8.50.

El fin. K7 toma el aire. © Colección Autores

El coraje no es el acto de ir rápido, es el acto de saber lo que podría suceder y luego seguir adelante de todos modos. Campbell nunca olvidó el accidente de Utah que casi lo mató en 1960. No carecía de imaginación. Campbell hablaba de la muerte porque vivía con ella, no porque quisiera morir. Sabía que no había red de seguridad cuando salió a la cuerda floja. Todo dependía de él, y solo de él, tenía que actuar. Eso trajo consigo presión, significaba que eventualmente tendría que tomar lo que una vez describió como"Un riesgo completamente injustificado".

En esa fría mañana de miércoles, a los ojos de los desinformados, hizo precisamente eso, y pagó el precio más alto. Pero al mismo tiempo nació la leyenda de Donald Campbell ...


Bill Sheppard tuvo una carrera importante en la cúspide del rock and roll

Actuación de Bill Sheppard. Foto cortesía de Bill Sheppard

Bill Sheppard estaba allí. Justo en el centro del rock and roll de la costa oeste. Justo cuando todo estaba sucediendo.

Y no muchos saben lo grande que fue su carrera. Resulta que Bill es tan modesto que incluso su esposa e hijos no sabían qué tan cerca del sol volaba con los grupos con los que tocaba, cantaba y grababa.

Cuando Bill cuenta su historia, siempre hay una sonrisa y un conocimiento amable. Y si cualquiera que lea esto tuvo la experiencia de ser fanático o groupies de grupos de rock o pop, o estuvo en la música desde mediados de la década de 1960 hasta finales de la de 1970, comprenderá lo que significa la sonrisa y el asentimiento.

Fue un momento único en la historia cultural estadounidense y la evolución musical. Una confluencia de eventos políticos y sociales creó una vibra que tal vez nunca más se repita. “En ese entonces era mágico”, dijo Bill. “No muchas personas eran músicos [de rock] entonces. Podrías entrar en una habitación y ser aceptado de inmediato. El tiempo fue divertido, inofensivo y fuimos más reflexivos, alegres y mucho más tolerantes ".

Bill tuvo su primer concierto profesional cuando tenía 13 años, tocando saxo los viernes y sábados por la noche en Huntington Beach con Denny and the Chancellors, un grupo con un récord actual. “Respaldamos a todos los grupos de canto de Motown que vinieron”, dijo Bill.

Al mismo tiempo, mientras aún estaba en la escuela secundaria, Bill era un cerebro matemático y ganó el premio de matemáticas en todo el condado de Orange en octavo grado. Y ese es solo el comienzo de una carrera musical regular que comenzó a los 13 años.

Después de unos años, el cantante principal de D y C renunció y Bill se hizo cargo. Luego, un grupo llamado The Fabs, también con un disco, escuchó a Bill cantar y le ofreció el puesto de cantante principal en la ya exitosa banda. En ese momento en el sur de California, se estaban formando grupos que pronto serían famosos y todos conocían a todos. “En 1965 me invitaron a un estudio de grabación para hacer la voz de un grupo cuyo cantante principal tenía problemas de tono o fraseo, así que puse la voz en 'Mister, eres un hombre mejor que yo'. El grupo era The Yardbirds.

"Lo haría todo de nuevo en un minuto", dijo Bill. “Todo fluía, todo estaba conectado y todo parecía inevitable. Cada cosa nueva se presentaba a sí misma como la siguiente. No sabíamos que éramos ingenuos. Simplemente estábamos montando las olas y las olas seguían llegando ".

Y la siguiente ola fue la más grande. A los 18, cinco años después de su carrera profesional, Bill y dos miembros de los Fabs formaron el núcleo de Stack. Stack desarrollaría sus propios seguidores de culto debido a sus conciertos de alta energía y la calidad de sus instrumentos y voces. Stack fue respaldado por amplificadores Sunn al igual que The Who. “Entonces, cuando The Who no estaba de gira, usamos su equipo”, recordó Bill. Esto fue antes del lanzamiento de "Tommy".

Stack lanzó solo un álbum, "Above All". Bill señaló que las copias originales del álbum de vinilo ahora se venden por alrededor de $ 7,500, tan fuerte fue el concierto que siguió para este grupo.

Después de dos años con Stack, los gerentes querían inscribir al grupo en clubes y exigirles que jugaran durante cuatro horas cada noche. Y eso fue todo para Bill. “No pude rendir, al nivel de energía que lo hicimos, durante cuatro horas y me fui por esa razón”, dijo.

Después de Stack, Bill arregló, cantó y grabó un álbum de folk, mientras trabajaba en Running Springs. Realizó una gira por Canadá durante un año en el verano de 1970 y regresó a SoCal y comenzó a trabajar en clubes nocturnos.

Mientras las ondas musicales continuaban creando flujo, un productor escuchó a Bill cantar y lo llamó para que fuera parte de un nuevo grupo, Ruby Wheller. El productor compró una casa y pagó al nuevo grupo para vivir y ensayar en la casa durante un año. “Este fue un gran grupo”, dijo Bill. “La música fue excelente. Pero salimos de ese año justo cuando llegó la discoteca. Y como resultado, tocamos en grandes lugares solo una vez. Estábamos haciendo material de rock original y todos querían bailar disco ".

Como parte de surfear musicalmente esos años emocionantes y formativos en el rock and roll, Stack tocó en el cartel con The New Yardbirds (que pronto se convertiría en Led Zeppelin), abrió para Iron Butterfly, Three Dog Night, Chicago Transit Authority (más tarde Chicago), The Byrds, The Flying Burrito Brothers, Jimi Hendrix y Alice Cooper.

Después del embriagador viaje, Bill dejó de tocar durante unos 15 años, pasando a ser un representante de instrumentos musicales y amplificadores, y creando diseño de sonido para los principales hoteles y salas de conciertos de Las Vegas.

“El 15 de mayo de 2006, mi esposa Debbie y yo fuimos a Idyllwild en nuestro 24º aniversario para una visita”, recordó. “No teníamos planes de mudarnos de nuestra casa en el condado de Orange que todavía estábamos remodelando. Pero pasamos por una casa que estaba en venta. El precio acababa de rebajarse. Cuarenta y seis días después, nuestra casa se vendió y vivíamos en Idyllwild ". Los Sheppard son dueños de la tienda de videos local y Bill todavía toca y canta localmente.

Como anécdota, subrayando su modestia, Bill relató haber llevado a Debbie y sus hijos Billy y Danny al Museo Fender en Fullerton, donde se estaba montando una exposición de 50 años sobre la historia del condado de Orange como la meca del rock and roll. “Había paredes de exhibiciones y cabinas en cada grupo, incluido Stack, dijo Bill. “Los niños no sabían nada de mi historia. Incluso Debbie no sabía tanto ".

Esa noche, la familia asistió a una cena en honor a los grupos, entre ellos los Hermanos Justos y No Doubt. “Danny miró a su alrededor y dijo: 'Estás aquí con todos estos grupos. ’”

Y sí, Bill Sheppard lo fue. Él estaba ahí. En medio de todo, justo cuando la ola de rock and roll del condado de Orange estaba lista para montar.


Las películas de 1994: Los encantos imperfectos de un asesino y su compinche en "Léon: The Professional" 20 de noviembre de 2014

The Movies of 1994: Reflexionando sobre la locura de los viajes en el tiempo de "Timecop" de JCVD ​​16 de septiembre de 2014

La matriz de álbumes de rap de 1994: ¿Es este el mejor año del hip-hop? 1 de septiembre de 2014

Las películas de 1994: & # 8216El rey león & # 8217 y su perfecta primera escena 25 de junio de 2014

Las películas de 1994: revisitando el extraño y terrible "lobo" de Jack Nicholson 18 de junio de 2014


Bill Sheppard, Jr.

Los apicultores de Carolina del Norte sufrieron una enorme pérdida recientemente: el fallecimiento de uno de nuestros más influyentes e incansables defensores de las abejas melíferas, el Sr. William ("Bill") H. Sheppard, Jr. el 2 de diciembre de 2016. El dolor por la muerte de Bill es de gran alcance. Su familia perdió a un patriarca leal y amoroso, y la comunidad apícola perdió a un gran amigo, mentor y fiel partidario de las abejas. Si alguna vez hubo un verdadero campeón de las abejas melíferas, fue Bill.

Bill Sheppard era prácticamente sinónimo de la apicultura de Carolina del Norte. Sería difícil convertirse en apicultor en nuestro estado sin escuchar su nombre, o si tenía mucha suerte, conocerlo en persona. Unos momentos de hablar con Bill y quedarías enganchado. Al igual que esa fuerza misteriosa que nos atrae a la apicultura en primer lugar, Bill Sheppard también era una fuerza a tener en cuenta. Pero con Bill, no había ningún misterio. Fue un hombre que dedicó toda su vida a las abejas y al mejoramiento de la apicultura en Carolina del Norte. Su influencia llegó mucho más allá de los límites de nuestro estado y continuará iluminando a los apicultores y amantes de las abejas durante mucho, mucho tiempo.

Bill era un tipo genial para conocer, un verdadero personaje. Conocí a Bill cuando era estudiante de apicultura en NCSU hace casi 20 años. Él fue instantáneamente uno de mis favoritos con su personalidad alegre y adorablemente peculiar y su risa indeleble, del tipo que se queda en tu cerebro y te hace sonreír. Así era Bill, siempre esparciendo luz dondequiera que iba. Bill era el tipo de persona que siempre estaba ayudando a alguien, siempre compartiendo su don de ingenio y sabiduría. Dos décadas después, todavía tenía la misma energía positiva y una devoción inquebrantable por las abejas que estaba claramente arraigada en su espíritu.

Se podría decir que Bill nació con la apicultura en la sangre, literalmente, cuando su madre fue picada por una abeja cuando solo tenía unos meses de embarazo. Dado el hecho de que él era de una larga línea de apicultores, ese único momento pareció sellar su destino de apicultor, sin mencionar el destino de la apicultura de Carolina del Norte. Bill, el segundo mayor de siete hermanos, fue el único que siguió los pasos apícolas de su padre. Como apicultor de sexta generación, Bill recitó sus lazos ancestrales con las abejas con precisión y autoridad.

“Mi tatarabuelo Noah tenía 140 colmenas incluidas en los libros de impuestos en 1836”, reflexionó Bill con cariño cuando hablé con él recientemente. "No había registros antes de Noah, por lo que podría haber habido más antes de él".

Todas las generaciones de Sheppards que siguieron continuaron en la apicultura, ya sea como complemento de la agricultura o como profesión única.

El abuelo de Bill, Frank, era un apicultor comercial y le pasó el oficio a su hijo, William H. Sheppard Sr., el padre de Bill, quien también se ganaba la vida como apicultor profesional. El hijo de Bill, William H. Sheppard III (Winky), lleva la antorcha de la séptima generación de pastores apícolas.

Bill, de 14 años, con su padre, William H. Sheppard, Sr. en 1954.

La manzana no cayó lejos del árbol. Bill tenía apenas dos años cuando entró en un colmenar con su padre por primera vez y permaneció una presencia constante en la comunidad apícola durante toda su vida. Su infancia estuvo plagada de experiencias apícolas que rivalizan con las mejores. Bill comenzó a injertar reinas a la edad de cinco años y, a los 16, se asoció con su padre en su negocio comercial de apicultura, cuando asumió muchas de las principales responsabilidades después de que su padre sufriera un ataque cardíaco.

La larga historia de Bill de servir a la Asociación de Apicultores del Estado de Carolina del Norte (NCSBA) comenzó cuando a los seis años se le pidió que sirviera como representante de jóvenes para la organización. (No puedo evitar sonreír cuando evoco la imagen de un Bill de seis años). Las cuotas de membresía juvenil en ese momento eran de 25 centavos, pero una vez que alcanzó la edad madura de 16, tuvo que pagar $ 1 cuotas como todos los demás!

Bill era un miembro activo del club 4-H, y ganó con orgullo el concurso de apicultura estatal por su demostración de renovación en 1957. Durante los siguientes 20 años, Bill ayudó con la exhibición de abejas en la feria estatal de Carolina del Norte, dando demostraciones de abejas vivas para más de 10 de esos años. En 1975, Bill ayudó a diseñar, construir y mantener una nueva exhibición que se utilizaría durante más de 30 años.

A mediados de la década de 1970, Bill recibió la membresía vitalicia por sus años de servicio en la NCSBA.

Bill Sheppard, Lane Kreitlow y el Sr. Irvin Rackley en el
ceremonia de corte de cinta para la Exhibición de Abejas Miel en el
NC Zoo en 2009.

Las contribuciones de Bill a la NCSBA no se detuvieron allí, ni mucho menos. Continuó sirviendo en la Junta y como presidente, vicepresidente, director y en innumerables comités y otras funciones desde 1975 hasta aproximadamente 2008. Bill, junto con el Dr. John Ambrose y el Sr. Irvin Rackley, comenzaron el Comité del Zoológico, que dirigió la NCSBA en una exitosa campaña de recaudación de fondos que recaudó fondos suficientes para construir una exhibición permanente de abejas melíferas en el Parque Zoológico de Carolina del Norte en Asheboro. ¡Con aproximadamente $ 160,000, esto no fue poca cosa! Bill y su esposa Sandra también comenzaron el programa "Cocinando con miel", un favorito de la multitud en las reuniones estatales y la feria estatal.

En 1977, el servicio de Bill a la apicultura de Carolina del Norte asumió un papel más formal cuando fue contratado con una subvención de dos años de Coastal Plains para trabajar como inspector estatal de colmenas. Dos años más tarde, se convirtió en empleado permanente del Departamento de Agricultura y Servicios al Consumidor de Carolina del Norte (NCDA & ampCS), donde pasaría los siguientes 32 años inspeccionando colmenas en todo el suroeste de Carolina del Norte, difundiendo su vasto conocimiento y contando muchas cosas. chistes cursis en el camino.

Los numerosos premios y honores de Bill son un testimonio de su larga lista de contribuciones a la apicultura: Persona del año de NCSBA, Membresía vitalicia, Premio McIver-Hass Lifetime Achievement Award, Persona de la década, Presidente Emérito y nueve premios presidenciales diferentes. Bill ayudó a iniciar capítulos de apicultura en al menos 11 condados de Carolina del Norte, muchos de ellos por su cuenta, incluidos los condados de Moore, Montgomery y Chatham, por nombrar algunos. Bill también ha recibido al menos 15 premios de varios capítulos del condado por sus logros. Siempre el educador, Bill enseñó apicultura en nueve colegios comunitarios diferentes durante siete años, y enseñó un curso de crédito completo en Montgomery Tech durante un año.

¡Bill estuvo casado con su esposa Sandra durante 56 años! Juntos tuvieron cinco hijos: William H. III (Winky), George Randolph (Randy), Donna Marie y los gemelos Wesley Eric y Abbey. También tienen seis nietos y cinco bisnietos.

Los logros de Bill no terminaron en la barba. Fue superintendente de escuela dominical de la Iglesia Metodista Page Memorial en Aberdeen, Carolina del Norte durante 12 años, y maestro de escuela dominical durante 20 años. Fue presidente de la PTA, obtuvo el rango de Eagle Scout, fue Scout Master durante siete años y fue miembro de la Orden de la Flecha, una prestigiosa organización honoraria de Boy Scouts.

Nacido en 1940, Bill fue posiblemente el miembro más antiguo de la NCSBA, con más de 70 años en su haber. En los últimos años, Bill quedó prácticamente ciego, pero eso no le impidió perpetuar su legado de contribuciones a la apicultura de Carolina del Norte. Bill continuó participando en charlas en reuniones en todo el estado, gracias a su devota esposa Sandra. Cuando no interactuaba con otros apicultores, pasaba gran parte de su tiempo libre en su taller, donde construía varios artículos de madera, incluidas colmenas en miniatura y rompecabezas hexagonales, que vendía en reuniones estatales, y las ganancias se destinaban al laboratorio de apicultura de la Universidad Estatal de Carolina del Norte.

Bill fue un fotógrafo ávido durante la mayor parte de su vida, y se ganó una membresía honoraria del Sandhills Photography Club durante más de 35 años. A lo largo de su mandato como inspector estatal de colmenas, Bill tomó más de 140.000 fotos, documentando sus inspecciones de colmenas. Si alguien lo ha visto todo dentro de una colmena, ha sido Bill, y es muy probable que haya una foto de él en alguna parte. Bill donó un subconjunto de su colección de más de 4.000 fotografías personales de plantas de abejas a la NCSBA para que las utilicen sus miembros.

No puedo decir lo suficiente sobre Bill Sheppard. Contribuyó más a la apicultura en Carolina del Norte de lo que parece insondable por una sola persona y, sin embargo, nunca pareció cansarse ni quedarse sin grandes historias. Somos realmente afortunados de haberlo conocido. El legado de Bill vivirá a través de su familia y las muchas vidas que tocó, los innumerables apicultores que inspiró y la incalculable cantidad de abejas que se salvarán como resultado de la inquebrantable defensa a la que Bill dedicó su vida. La apicultura, y de hecho Carolina del Norte, nunca volverá a ser lo mismo sin él.


La enciclopedia del proyecto Embryo

En noviembre de 1921, el Congreso de los Estados Unidos aprobó la Ley Nacional de Protección de la Maternidad y la Infancia, también llamada Ley Sheppard-Towner. La Ley proporcionó fondos federales a los estados para establecer programas para educar a las personas sobre la salud prenatal y el bienestar infantil. Los defensores argumentaron que frenaría la alta tasa de mortalidad infantil en los EE. UU. Muchos estados aceptaron financiación a través de la Ley Sheppard-Towner, lo que dio lugar al establecimiento de casi 3.000 clínicas de atención prenatal, 180.000 seminarios de atención infantil, más de tres millones de visitas domiciliarias de enfermeras itinerantes y una distribución nacional de literatura educativa entre 1921 y 1928. La ley proporcionó financiamiento durante cinco años, pero fue derogado en 1929 después de que el Congreso no lo renovó. Los historiadores señalan que la mortalidad infantil disminuyó durante los años en que la ley estuvo en vigor. La ley también influyó en las disposiciones destinadas al bienestar del lactante y la maternidad en legislación posterior, como la Ley de seguridad social de 1935.

La Ley Sheppard-Towner surgió de los esfuerzos de la Oficina de Niños de EE. UU. En Washington, D.C., durante la primera parte del siglo XX. La Oficina de Niños de EE. UU. Se estableció en 1912 como un departamento federal que se ocupaba de cuestiones relacionadas con el bienestar de los bebés y los niños. La jefa de la oficina, Julia Lathrop, dedicó gran parte de la primera década del departamento al tema de la mortalidad infantil. Entre los años 1913 y 1915, la Oficina realizó varios estudios que indicaron que los bebés tenían una tasa de mortalidad más alta en las áreas afectadas por la pobreza y una falta de información precisa sobre salud e higiene. La Oficina descubrió que las mujeres embarazadas y los bebés de las zonas rurales tenían un riesgo de muerte superior al normal debido a la falta de acceso a enfermeras y hospitales.

En el informe anual de 1917 de la Oficina de Niños al Secretario de Trabajo, Lathrop sugirió la creación de un programa federal que facultaría a los estados para promover la salud e higiene prenatal e infantil a través de seminarios educativos, distribución de literatura y visitas domiciliarias de enfermeras itinerantes. Lathrop argumentó que tal programa podría prevenir la muerte de muchas mujeres y niños, particularmente en áreas rurales. Señaló programas que ya se habían aplicado en Inglaterra y Nueva Zelandia, que habían reducido la mortalidad infantil en esos países. Citó la Ley Smith-Lever de 1914 como un precedente legal y un modelo de cómo funcionaría un programa de este tipo en los EE. UU. La Ley Smith-Lever proporcionó fondos federales de contrapartida para los estados que invirtieron en educación y esfuerzos de divulgación para promover los últimos avances en agricultura. Según el acuerdo, cada dólar que el estado asignó para financiar sus propios programas fue igualado por el gobierno federal con un dólar de financiamiento federal. Lathrop argued that a similar funding scheme could help states build programs to promote infant and maternal health and welfare. Lathrop traveled the country promoting the idea, gathering support from groups such as the General Federation of Women’s Clubs and the National Women’s Trade Union League, founded in Boston, Massachusetts.

Between 1918 and 1920, US Congress in Washington, D.C., considered several bills proposing federal appropriations for state maternity and infancy programs. Jeanette Rankin, a Republican representative of Montana and the first Congresswoman in the US, sponsored the first of the bills in July of 1918. The Rankin bill, which was drafted largely by Lathrop and Children’s Bureau staff, proposed to fund educational programs about pregnancy and infant care, focusing on rural populations. Despite support from many women’s organizations and groups like the American Federation of Labor, founded in Columbus, Ohio, the US Congress took no action and the bill did not go to a vote.

In late 1919, Morris Sheppard, a Democratic senator from Texas, and Horace Towner, a Republican congressman from Iowa, jointly introduced a similar bill. That bill, Senate Bill 3259, passed the Senate but stalled in the House of Representatives in December 1920. Sheppard and Towner reintroduced the bill when Congress reconvened in 1921 as Senate Bill 1039. The bill was called the National Maternity and Infancy Protection Act, commonly called the Sheppard-Towner Act.

Sheppard and Towner’s bill requested appropriations in the amount of $10,000 per state followed by an additional $4 million dollars to be distributed annually thereafter as part of a federal matching grant program. States would use a one-time $10,000 grant to design and set up programs to educate women on prenatal health and the proper care of infants, and after that, any state funding would be matched dollar-for-dollar by the $4 million dollars of federal funds provided under the Act. The Children’s Bureau would oversee and administer the Act, which obligated state officials to report back to the Bureau on the progress of the programs developed in their states.

From April to May 1921, the Senate Committee of Education and Labor discussed Sheppard and Towner’s bill during several hearings before the Senate Committee of Education and Labor. Proponents of the bill testified at the hearings, Including Florence Kelley, social reformer and chief spokeswoman for a coalition of national women’s organizations. Kelley and others argued that the Act would empower states to improve the health of women and infants in previously underserved areas. Others opposed the bill, including members of the American Gynecological Society, founded in New York City, New York, who argued that the Act would interfere with private medical practices and potentially lead to socialized medicine. Still others, such as Mary Kilbreth, president of the National Association Opposed to Woman Suffrage, headquartered in New York City, New York, claimed that the bill was part of a communist plot to put families under the control of government bureaucracy.

The bill passed in the Senate in July 1921 and in the House of Representatives that November, but only after being revised. The amount of money appropriated was decreased to $5,000 per state in annual grants and $1.2 million in matching federal funds, and states’ participation was entirely voluntary. In order to placate organizations like the American Medical Association, headquartered in Chicago, Illinois, the bill stated that it funded educational and preventative health programs only and that the Children’s Bureau would not provide medical care. Lastly, Congress agreed to fund the Act for five years, after which Congress would reconsider the Act. On 23 November 1921, US president, Warren Harding signed the bill into law. Some historians later claimed that the Act passed in part because women had received the right to vote in 1920. Those historians suggest that members of Congress were concerned that rejecting the Act might lose them the support of women voters in future elections.

After the passage of the Sheppard-Towner Act, many states passed laws to receive Sheppard-Towner funds. By 1922, forty-one states had passed legislation that enabled them to access Sheppard-Towner funds. States used the funding to establish prenatal clinics, host conferences on the subject of infant health, and distribute educational material such as the Children’s Bureau publications Prenatal Care y Infant Care. Public nurses hired with Sheppard-Towner funds made visits to the homes of families with young children, and several states established programs for training and licensing midwives. Historian Richard Meckel later noted that the Sheppard-Towner Act had a large impact in southern and western states, where access to maternity, pregnancy, or infant health programs had been especially scarce. Over 500 prenatal care clinics were established in 1925 alone, and by 1928, the total number was close to 3,000. Public nurses made over 3 million visits to the homes of women with infants during the time the Act was in effect, and local universities and town halls hosted thousands of educational seminars on infant health. Thousands of nurses, Children’s Bureau employees, and volunteers distributed information at fairs and local gatherings and encouraged birth registration.

Although the Children’s Bureau and many state organizations considered the Sheppard-Towner Act a success, the Act still faced opposition. In 1927, due to increasing pressure from the American Medical Association and a number of conservative senators, the US Congress failed to pass the bill that would have renewed the Sheppard-Towner Act. Instead, they approved a two year extension of funding, after which, in 1929, the Act was to be dismantled entirely. Historians later noted that by 1927, women’s voting patterns were less mysterious, and it became clear that women did not all vote alike on the same issues. Some historians argue that without the pressure of a potential women’s voting bloc, Congress was less motivated to continue funding the Act.

On 30 June 1929, the Sheppard-Towner Act expired and all Sheppard-Towner funding stopped. A few states continued the programs that they had established under the Act, but due to the lack of federal funding and the onset of the Great Depression in the early 1930s, most of those programs struggled. In many states, maternity and infant welfare programs were either cut back substantially or ended completely.

While temporary, the Sheppard-Towner Act had several legacies. In August 1935, US president Franklin Roosevelt, signed into law the Social Security Act. As amended by US Congress in 1939, the provisions in Part One of Title V of the Social Security Act, which provided federal matching grants to states for maternal and infant health programs, were closely modeled after those outlined in the Sheppard-Towner Act. Furthermore, workers hired with Sheppard-Towner funds also encouraged the collection of vital statistics. Through their efforts, the number of states requiring birth registration grew by an additional eighteen states. The infant mortality rate declined between the years of 1921 and 1929, and later commentators estimated that the Sheppard-Towner Act helped tens of thousands of infants.


Financial Support and Billing Information

We know that financing a hospital stay isn&rsquot always easy. Under the Sheppard Pratt financial assistance policy, you may be entitled to receive financial assistance for the cost of medically necessary hospital services if:

  • You have a low income
  • Do not have insurance
  • Or your insurance does not cover your medically-necessary hospital care and you meet certain low-income thresholds

Financial assistance eligibility is based on gross family income and family size of the patient and/or responsible person. Annual income criteria used will be 250% of the current federal poverty guidelines as established yearly in the Federal Register. Assets and liabilities will also be considered. Financial assistance may be awarded up to 100% of medical charges. If you wish to get more information about, or apply for financial assistance, please call 410-938-3370 or toll free at 1-800-264-0949 Monday-Friday 8:00 a.m. to 3:00 p.m.

Patients that meet the financial assistance policy criteria may receive assistance from the hospital in paying their bill. If you believe you have been wrongly referred to a collection agency, you have the right to contact the Sheppard Pratt business office at 410-938-3370 or toll free at 1-800-264-0949.

You may be eligible for Maryland Medical Assistance. Medical Assistance is a program funded jointly by the State and Federal governments, and it pays up to the full cost of health coverage for low-income individuals who meet certain criteria. In some cases, you may have to apply and be denied for this coverage prior to being eligible for Sheppard Pratt financial assistance.

For more information regarding the application process for Maryland Medical Assistance, please call your local Department of Social Services by phone 1-800-332-6347 or internet www.dhr.state.md.us. We can also help you at Sheppard Pratt by calling 410-938-3370.

Learn more about the Financial Assistance Policy here.

Payment Responsibilities

For those patients with the ability to pay, it is their obligation to pay the hospital in a timely manner. Sheppard Pratt makes every effort to see that patient accounts are properly billed, and inpatients may expect to receive a uniform summary statement within 30 days of discharge. It is the patient&rsquos responsibility to provide correct insurance information.

If you do not have health coverage, we expect you to pay the bill in a timely manner. If you believe that you may be eligible under the hospital&rsquos financial assistance policy, or if you cannot afford to pay the bill in full, please contact the business office at 410-938-3370 to make arrangements.

If you fail to meet the financial obligations of this bill, you may be referred to a collection agency. It is the obligation of the patient to assure the hospital obtains accurate and complete information. If your financial position changes, it is your responsibility to contact the Sheppard Pratt business office to provide updated information.

Physicians who care for patients at Sheppard Pratt during an inpatient stay bill separately and their charges are not included on your hospital billing statement.


Bill Sheppard - History

Bill has led an impressive 110 or so service trips between WV and the Sierra Club since 1990 after having been a participant for six years. And then, in 1989 he was invited to the Sierra Club Midwest Subcommittee spring meeting, and was assigned to lead a second section of a full trip in late summer. It was a canoe service trip in the Sylvania Wilderness, located in the Superior National Forest in Michigan. In all his years traveling around the country and lending a hand to various national parks, forests and wilderness areas, Bill has seen a myriad of our public lands. However, Bill, who lives in Flagstaff, Arizona, finds himself returning to his local favorite, Grand Canyon National Park. He also prefers leading trips that are within a day to a day-and-a-half drive from Flagstaff. Most of his most recent trips have been located in California, Arizona and New Mexico. He has conducted nearly every type of trip imaginable, from building trails to eradicating invasive species, and most of them have been in the back country, where WV sometimes receives assistance from packers and their mules hauling in gear from the trailhead to the camp site. It lessens the weight on the packs for everyone, which makes an 11-mile hike into a site much more manageable. On his various service trips, Bill has enjoyed meeting and working with the volunteers who hail from across the country and sometimes from overseas. He says, “almost all the volunteers have been wonderful. They’re motivated, flexible, physically fit and good comrades.

5 comments:

I was lucky to go on one of his last trips last year. A great leader and a great cook

Great piece. Thanks for all your service and leadership, Bill - you’ll be missed!

Bill taught me wilderness leadership skills on the leader training trip years ago, and I have learned so much more just by watching Bill in action. I carry a little bit of Bill with me on every outdoor adventure. Thanks Bill for your leadership, mentorship, and friendship over the years.

Bill was the leader on my first trip to Superstition Mountains and he taught me so much. I was lucky enough to work another project with him in New Mexico last year. Bill, thank you so much for your good humor, delicious meals, and leadership. Best of luck on your next venture!

I enjoyed a memorable week of training with Bill in North Fork John Day in 2014. When I encounter a dilemma as a leader, I ask: "What calm thoughts would Bill bring to this situation on the way to a solution?"


Ver el vídeo: André Rieu ft. Gheorghe Zamfir - The Lonely Shepherd