William Strickland

William Strickland

William Strickland, hijo de Roger Strickland y su esposa, Mary Appleton Strickland, nació alrededor de 1520. De joven navegó a América con Sebastian Cabot. Strickland regresó en 1542 y con el producto de sus viajes construyó Boynton Hall. Strickland acumuló constantemente propiedades en Yorkshire, incluidas las mansiones de Auburn, Coneysthorpe, Hildenley y Wintringham, y tierras en Bridlington y Easton. (1) Se afirma que fue el responsable de introducir el pavo en Inglaterra. (2) Según el autor de El baronetage inglés (1741) estaba relacionado con Peter Wentworth. (3)

Strickland representó a Scarborough en la Cámara de los Comunes. Fue partidario de reformadores religiosos como Thomas Cranmer, Nicholas Ridley, Hugh Latimer y John Bradford, que habían sido ejecutados durante el reinado de la reina María. Strickland se sintió consternado cuando Matthew Parker, el arzobispo de Canterbury bajo Isabel, continuó con esta política. Su biógrafo, David Crankshaw ha argumentado: "Los conventículos separatistas clandestinos comenzaron a formarse en Londres. Si en 1566 Parker ganó la batalla, en el sentido de que casi ningún verdadero radical quedaba en posesión de la vida de Londres, su victoria fue posiblemente pírrica. ... Al perseguir su impulso de conformidad con tanto rigor, llevó a algunos inconformistas moderados a una rebelión abierta. El desastre de 1566 fue tanto más trágico porque las esperanzas de Parker de lograr la conformidad estaban condenadas a verse frustradas por las complejidades jurisdiccionales de la iglesia isabelina primitiva, por las predilecciones inconformistas de muchos que tenían autoridad dentro de él, y por la escasez de predicadores. Varios de los descontentos todavía pudieron lograr ascensos sorprendentemente rápido, mientras que otros, sacados de los beneficios de Londres, continuaron ministrando en la vida en el campo. una estructura administrativa destartalada y por un pluralismo endémico, Parker emergió de los conflictos de mediados de la década de 1560 con su primacía c ondulado, mientras que sus antagonistas vivieron para luchar otro día ". (3)

El 6 de abril de 1571, William Strickland, habló contra los abusos eclesiásticos, y específicamente las dispensaciones y la simonía. Para remediarlos, pidió la devolución de las reglas promulgadas durante el reinado de Eduardo VI. El 14 de abril, Strickland presentó su propio proyecto de ley para reformar el libro de oraciones, entre otras medidas que propuso para abolir la confirmación, evitar que los sacerdotes usen vestimentas y poner fin a la práctica de arrodillarse en la Comunión. La medida fue rechazada y se le acusó de ser partidario del principal reformador, John Foxe. (4)

William Strickland continuó apoyando a los reformadores hasta su muerte en 1598.

Strickland también representó a Scarborough en cuatro parlamentos isabelinos ... En 1571, sin embargo, se destacó como uno de los que buscaban una mayor reforma en la iglesia isabelina ... El 14 de abril él (Strickland) presentó su propio proyecto de ley para reformar la oración libro. Fue resistido por miembros del consejo privado, que lo convocó a su presencia durante el receso de Pascua y lo secuestró del parlamento. El 20 de abril, esto provocó un animado debate en los Comunes sobre las libertades de la Cámara. Al día siguiente, Strickland fue devuelto a su lugar allí y rápidamente fue nombrado miembro del comité del proyecto de ley para asistir a la iglesia. También fue nombrado miembro de los comités de proyectos de ley sobre sacerdotes disfrazados, mantenimiento de la navegación, presentaciones corruptas y labranza. El papel de Strickland en este parlamento ha sido objeto de un extenso debate histórico. Durante mucho tiempo fue visto como una figura destacada en un partido protestante (o puritano) reformista que lanzó una campaña parlamentaria organizada en 1571.

Enrique VIII (Respuesta al comentario)

Enrique VII: ¿un gobernante sabio o malvado? (Comentario de respuesta)

Hans Holbein y Enrique VIII (Respuesta al comentario)

El matrimonio del príncipe Arturo y Catalina de Aragón (Respuesta al comentario)

Enrique VIII y Ana de Cleves (Respuesta al comentario)

¿Fue la reina Catalina Howard culpable de traición? (Comentario de respuesta)

Anne Boleyn - Reformadora religiosa (Respuesta al comentario)

¿Ana Bolena tenía seis dedos en la mano derecha? Un estudio sobre propaganda católica (comentario de respuesta)

¿Por qué las mujeres fueron hostiles al matrimonio de Enrique VIII con Ana Bolena? (Comentario de respuesta)

Catherine Parr y los derechos de la mujer (comentario de respuesta)

Mujeres, política y Enrique VIII (Respuesta al comentario)

Cardenal Thomas Wolsey (Respuesta al comentario)

Historiadores y novelistas sobre Thomas Cromwell (Respuesta al comentario)

Martin Luther y Thomas Müntzer (Respuesta al comentario)

El antisemitismo de Martín Lutero y Hitler (comentario de respuesta)

Martín Lutero y la reforma (comentario de respuesta)

Mary Tudor y los herejes (comentario de respuesta)

Joan Bocher - Anabautista (Respuesta al comentario)

Anne Askew - Quemada en la hoguera (Respuesta al comentario)

Elizabeth Barton y Enrique VIII (Respuesta al comentario)

Ejecución de Margaret Cheyney (Respuesta al comentario)

Robert Aske (Respuesta al comentario)

Disolución de los monasterios (comentario de respuesta)

Peregrinación de gracia (comentario de respuesta)

Pobreza en la Inglaterra Tudor (Respuesta al comentario)

¿Por qué la reina Isabel no se casó? (Comentario de respuesta)

Francis Walsingham - Códigos y descifrado de códigos (comentario de respuesta)

Códigos y descifrado de códigos (comentario de respuesta)

Sir Thomas More: ¿Santo o pecador? (Comentario de respuesta)

El arte y la propaganda religiosa de Hans Holbein (Respuesta al comentario)

Motines del Primero de Mayo de 1517: ¿Cómo saben los historiadores lo que sucedió? (Comentario de respuesta)

(1) Michael R. Graves, William Strickland: Diccionario Oxford de biografía nacional (2004-2014)

(2) Howard Peach, Cuentos curiosos del viejo East Yorkshire (2001) página 53

(3) Thomas Wotton, The English Baronetage: Contiene un relato genealógico e histórico de todos los baronets ingleses, ahora existentes: sus descendientes, matrimonios y problemas (1741) página 219

(4) David Crankshaw, Matthew Parker: Diccionario Oxford de biografía nacional (2004-2014)

(5) Michael R. Graves, William Strickland: Diccionario Oxford de biografía nacional (2004-2014)


De William Strickland

El objeto de la presente carta es poco más que acusar recibo de la suya del 15 de julio. Lamento encontrar que las semillas que le di no han crecido —aunque transportadas en una caja en el Cabbin— han experimentado la dificultad de transportar semillas a través del Atlántico. Espero que el Sr. Smith encuentre la oportunidad de atenderlo; lo encontrará capaz de comunicar muchas cosas valiosas. El señor Parsons ha regresado a Inglaterra y, junto con esta carta, una pequeña cantidad de semillas de pasto pata de gallo ásperas. Puede resultar la hierba del huerto, pero nunca vi eso en flor para comprobarlo; algunas de las semillas serían aceptables enviadas en una carta, un modo de transporte que es menos probable que la dañe. Feliz de descubrir que algunas de mis observaciones cuentan con su aprobación, se deben hacer concesiones por los errores de los viajeros, y descubrir que él lo hará, no permitirá que mi correspondencia termine aquí. Respeto a la Sra. W: recuerdos y felicitaciones. para el Sr. Law, sus amigos aquí están bien, espero que cuando Paz venga a verlo ya su Señora aquí. Tenga la seguridad, señor, de mi más perfecta estima y consideración, de mis más sinceras felicitaciones por haber aumentado con su jubilación la admiración del mundo y esa reputación que, si bien ocupaba tan eminentemente la primera etapa de la vida pública, parecía capaz de aumentar solo con la jubilación. Tenga la seguridad, Sr., de mi sincero deseo de que sus días se prolonguen tanto como la vida sea capaz de disfrutar y que lo que queda (y que sean muchos años) sea tan notable para el disfrute de la felicidad privada como todo lo que le ha precedido. ha sido, para las prestaciones de los servicios públicos y el disfrute de la opinión pública.


Pavo.

Mayo. 1795. William Strickland esq. hijo del Sr. George Strickland de York en Inglaterra me informa que hace unos 3 años encontró en la oficina del heraldo en Londres documentos que avalaban los siguientes hechos.

Que Sebastián Cabot, habiendo envejecido y empobrecido, solicitó a la corona alguna recompensa en consideración de sus viajes y descubrimientos en América, y se le permitió una pensión.

Que un Strickland, un antepasado suyo, había sido uno de los capitanes de Cabot en esos viajes y también había solicitado una recompensa. Pero no estando en circunstancias de necesidad, como lo estaba Cabot, rezó para que se le permitiera asumir el pájaro americano recién descubierto, el pavo, como cresta, o cambiar la cresta de sus brazos por eso (no recuerdo cuál). ) como muestra de sus servicios. Que el permiso le fue otorgado en consecuencia por concesión de la corona en el 1er. año de E.6. que leyó en la oficina del heraldo: y que la cresta de los brazos de su familia ha sido desde entonces un pavo. Mencionó que la circunstancia que ocasionó la propagación de la papa redonda en Irlanda tanto antes de Inglaterra fue que uno o algunos de los Los barcos de Walter Raleigh tocaron en Irlanda a su regreso de América, y las raíces, aún sólidas, se quedaron allí.

William Strickland (1753–1834), de quien TJ recibió esta información, era el hijo mayor de Sir George Strickland, un agricultor de Yorkshire que introdujo nuevos métodos de rotación de cultivos y nuevos tipos de maquinaria agrícola. Naturalista y miembro honorario de la Junta Británica de Agricultura, Strickland estableció su propia granja en Welburn en York antes de suceder a su padre como sexto barón de Boynton en 1808. Realizó una gira por los Estados Unidos en 1794 y 1795 recopilando información sobre las prácticas agrícolas estadounidenses para la Junta que luego utilizó como base para una evaluación crítica en Observaciones sobre la agricultura de los Estados Unidos de América (Londres, 1801). Véase Sowerby, la descripción comienza con E. Millicent Sowerby, comp., Catalogue of the Library of Thomas Jefferson, Washington, D.C., 1952–59, 5 vols. La descripción termina con el número 819. Durante la visita de Strickland a Monticello del 14 al 16 de mayo de 1795, TJ le entregó dibujos y un pequeño modelo de su arado de vertedera, que el inglés elogió como un invento “formado sobre el principio más verdadero y mecánico de todos los tiempos. había visto." El artículo de Strickland de 1798 "Sobre el uso del termómetro en la navegación" fue leído por Jonathan Williams en una reunión de la Sociedad Filosófica Estadounidense en 1800 y publicado en Transactions de la Sociedad dos años después. La correspondencia posterior de TJ con Strickland, marcada por intercambios de publicaciones, semillas e información sobre agricultura e historia natural, continuó hasta 1805 (William Strickland, Journal of a Tour in the United States of America, 1794-1795, ed. James E. Strickland [Nueva York, 1971], xi – xii, 22–3n Cokayne, Baronetage, la descripción comienza George E. Cokayne, ed., Complete Baronetage, Exeter, 1900–06, 5 vols. Description ends ii, 115–16 TJ to James Steptoe, 17 de mayo de 1795 Strickland a TJ, 20, 28 de mayo de 1796, 16 de julio de 1798 TJ a Strickland, 12 Mch. 1797, 23 Mch. 1798). Para las fechas de la visita de Strickland a Monticello, consulte su diario, con un formato impreso para registrar el clima, la flora y la fauna, que conservó del 19 de julio de 1794 al 1 de septiembre de 1795 mientras viajaba por los Estados Unidos (fotocopia en el depósito NHi: Papeles Strickland).

Para prepararse para sus viajes a varios lugares de los Estados Unidos, Strickland conservó dos cuadernos, uno ordenado por estado y el otro por sitios que planeaba visitar, en los que copió pasajes de diversas fuentes publicadas, incluidos los escritos del Marqués de Chastellux. y John Bartram. En ambos cuadernos, Strickland citó extensamente la edición de Stockdale de Notes on the State of Virginia de TJ (Londres, 1787). En su entrada para "Monticello" en el segundo cuaderno, Strickland se apartó de su práctica habitual de simplemente extraer fuentes y planteó preguntas y temas que planeaba discutir con TJ de la siguiente manera: "para preguntarle al Sr.: Jefferson sobre la nuez de aceite que crece tres millas de este lado del pueblo de Greenbriar al pie de la colina, y de nuevo a este lado cerca del río. Bartram.

Investigue después de la vid de guisantes en todo este país

Trébol de búfalo y hierba de olor Séneca.

Se han trabajado al menos 50 cuevas en el Greenbriar para hacer salitre. ¿Se continúan?

Hierba de seda y cáñamo silvestre. Alce de cuernos redondos. Los túmulos indios son esferoides de unos 40 pies de diámetro y 12 pies de alto, alrededor de la base una excavación de la cual se tomó la tierra para formar el montículo — Jeff: P: 158 — Por qué no se cultiva cáñamo en Virginia — Sr.: Jefferson ha un parque que contiene algunos ciervos americanos. Castigo: V: II. P: 51.

En Virginia hay un cáñamo nativo llamado pasto de seda cuyo hilo es más fuerte que el cáñamo, junto al cual tienen 3 o 4 tipos de cáñamo nativo que prosperan en las tierras más pobres. Amer. Husb: VI. P275.

Después de una larga tormenta N: E:, la lluvia a veces penetra a través de las paredes de ladrillo bien quemado y buena argamasa: por lo tanto, las casas de ladrillo y piedra no se consideran sanas en Virginia. Jeff: P: 227 ”(cuaderno sin paginar en NHi: William Strickland Papers).

Para la pensión concedida por Eduardo VI a Sebastián Cabot en 1548, véase George P. Winship, Cabot Bibliography ... (Nueva York, 1900), 46.

Con respecto al escudo de Turquía que el mismo monarca concedió a la familia Strickland en 1550, véase G. Bernard Wood, Historic Homes of Yorkshire (Edimburgo, 1957), 119-20. TJ tenía un interés constante en la historia de la introducción del pavo norteamericano en Inglaterra (TJ a Hugh Williamson, 10 de enero de 1801). Hizo la siguiente nota sobre el tema:

“Modus para el diezmo de cualquier cosa de introducción tardía en Inglaterra como turkies, lúpulos y cualquier cosa que esté en la misma situación, no puede ser un modus válido por falta de una duración suficiente [porque un modus solo puede fundamentarse en prescripción desde tiempos inmemoriales ] 2. Wooddeson. 106. y quotis. Watson 408. (ed. 1701) Bunb. 308. " (MS en DLC: TJ Papers, 98: 16867 sin fecha escrito enteramente con la mano de TJ en la parte superior de un estrecho paréntesis en el original).


Strickland era hijo de un caballero de Yorkshire, Roger Strickland de Marske, y probablemente descendía de una rama menor de Stricklands of Sizergh. Cuando era joven, navegó hacia el Nuevo Mundo como uno de los lugartenientes de Sebastian Cabot, y generalmente se le atribuye la introducción del pavo en Inglaterra. [1] [2] La asociación parece haber sido aceptada por sus contemporáneos ya que, cuando en 1550 se le otorgó un escudo de armas, incluía un "gallo de pavo en su orgullo propiamente dicho". [3] Se dice que el registro oficial de su escudo en los archivos del Colegio de Armas es el dibujo europeo más antiguo de un pavo que se conserva. [1] [4]

Strickland regresó a Yorkshire en 1542 y con el producto de sus viajes compró propiedades en Wintringham y Boynton, ambas en East Riding de Yorkshire. Parece haber vivido el resto de su vida en Place Newton, su casa en Wintringham donde está enterrado, pero hizo reconstruir la casa solariega normanda en Boynton como Boynton Hall, y esta se convirtió en la sede de sus descendientes. La iglesia en Boynton está decorada generosamente con el escudo de pavo de la familia, sobre todo en forma de un atril probablemente único (una creación del siglo XX) tallado en forma de pavo en lugar del águila convencional, la Biblia apoyada por su extendido Plumas de la cola. [4]

En 1558, Strickland fue elegido para el Parlamento de Inglaterra como Miembro del Parlamento (MP) de Scarborough, y parece haber demostrado ser un defensor capaz y elocuente de la causa puritana, ganándose el apodo de "Strickland el Aguijón" de sus oponentes políticos. , aunque el autor anónimo de los diarios de Simonds d'Ewes lo describió irónicamente como "Un tal Strickland, un hombre serio y anciano de gran celo, y quizás (como él mismo pensaba) no ignorante".

Strickland no parece haber sido particularmente prominente en sus dos primeros parlamentos, pero pasó a la vanguardia en el parlamento que se reunió en 1571, en el que la facción puritana era más fuerte que antes. Esta vez se encontró en el centro de una crisis constitucional, una de las primeras afirmaciones del Parlamento sobre su privilegio de llevar a cabo sus procedimientos sin interferencia real con sus miembros.

Strickland habló tanto en los dos primeros días de la sesión, el 6 de abril de 1571 y el 7 de abril de 1571 en el segundo de estos, presentó una moción para reintroducir seis proyectos de ley para reformar el Libro de Oración Común, que había sido derrotado en el parlamento anterior el El presidente permitió que se leyeran los proyectos de ley, pero la Reina había ordenado previamente que el Parlamento no debatiera tales asuntos, y esto le valió a la cámara una reprimenda real. Luego, el último día antes del receso de Pascua, el 14 de abril de 1571, Strickland presentó su propio proyecto de ley para reformar el libro de oraciones, entre otras medidas que propuso para abolir la confirmación, evitar que los sacerdotes usen vestimentas y poner fin a la práctica de arrodillarse en la Comunión. El proyecto de ley recibió una primera lectura contra la vigorosa oposición de los consejeros privados presentes, pero después de más argumentos, la Cámara votó para solicitar a la Reina permiso para continuar discutiendo el proyecto de ley antes de que se tomaran más medidas, y la Cámara suspendió la sesión.

Strickland fue convocado ahora ante el Consejo Privado, aunque las fuentes difieren sobre si fue encarcelado o amenazado de otra manera, pero parece seguro que se le prohibió retomar su asiento en los Comunes. Cuando la Cámara volvió a reunirse, un miembro informó que los católicos creían que estaba siendo juzgado de por vida por cargos de herejía, pero Sir Francis Knollys aseguró a los miembros que "no fue detenido ni abusado". Sin embargo, los miembros consideraron inaceptable que se impidiera la asistencia de un diputado excepto por orden de la propia Cámara, y la mayor parte de los procedimientos del día estuvieron ocupados por un debate hostil en el que miembros moderados, así como los aliados puritanos de Strickland, exigieron que se le enviara. por y escuchado en el bar de la casa. Los consejeros privados "susurraron juntos", y al día siguiente Strickland reapareció triunfalmente y, como registra el diario D'Ewes, los otros miembros "lo hicieron, en testimonio de su alegría por la restauración de uno de sus ... miembros ... lo nominaron [a un] comité ".

Strickland no fue reelegido inmediatamente después de la disolución del parlamento en 1572, pero fue devuelto una vez más como diputado por Scarborough en 1584.

Existe cierto desacuerdo entre los historiadores de la época en cuanto a si Strickland debe ser considerado el principal impulsor de la controversia que causó, o simplemente un portavoz de la facción puritana siguiendo un curso de acción dirigido por sus cabecillas. Strickland fue uno de los 46 parlamentarios que fueron satirizados por un oponente por hablar juntos sobre una moción en 1566, ya quien J. E. Neale se refirió como "Coro de Norton", en honor a Thomas Norton, a quien consideraba el espíritu conmovedor del grupo. Neale admite que Strickland fue "el héroe de este nuevo Parlamento [el de 1571]", pero dice de sus discursos más importantes que "asumir que [ellos] surgieron solo de la mente de Strickland sería infantil". Sin embargo, los historiadores más recientes, Geoffrey Elton y Conrad Russell, rechazan la teoría del "Coro de Norton".

Strickland se casó con Elizabeth Strickland, hija de Sir Walter Strickland de Sizergh en el condado de Cumbria y tuvieron cinco hijos de los cuales el mayor, Walter, era el heredero de William. El primer hijo de Walter, William, nació poco antes de la muerte de su abuelo y recibió su nombre; también se convirtió en miembro del parlamento y fue nombrado baronet (de Boynton) en 1641.


William Strickland: el hombre que nos dio la cena de pavo

La historia popular es que debemos la introducción del pavo en Inglaterra a William Strickland, que vivía en East Yorkshire.

Se dice que Strickland adquirió seis pavos comerciando con nativos americanos durante un viaje temprano a América en 1526.

Trajo los pájaros y los vendió en el mercado de Bristol por un penique cada uno.

Se dice que Strickland continuó en el comercio de pavos y se dice que ganó tanto dinero que pudo construir una casa señorial en Boynton, cerca de Bridlington, East Yorkshire.

El actual propietario de Boynton Hall es Richard Marriott, descendiente de Strickland.

Marriott todavía está buscando pruebas firmes del papel de su antepasado en traer el pájaro a Inglaterra. Espera que los documentos familiares recién descubiertos, encontrados en Canadá, puedan arrojar más luz sobre la historia.

"Desafortunadamente, no hay pruebas reales de que fuera el hombre original que trajo el pavo a Inglaterra", dijo.

Se dice que navegó con uno de los Cabots desde Bristol, pero lamentablemente no podemos hacer que los hechos se ajusten a la historia.

"Estoy seguro de que debe haber algo allí que lo vincule más positivamente con la historia del pavo, pero es muy, muy difícil precisar un hecho histórico demostrable".

Strickland parecía interesado en promover la historia, adoptando el pavo como escudo de la familia en 1550.

Se cree que el dibujo de su escudo de armas, que se llevó a cabo en el College of Arms de Londres, es la primera representación del pájaro en Europa.

La iglesia del pueblo, en la que está enterrado William Strickland, está adornada con imágenes de pavos. Tiene esculturas de piedra en las paredes, vidrieras y un atril tallado.

El recién rico Strickland se convirtió en miembro del Parlamento durante el reinado de Isabel I. Era un puritano estricto y adquirió el apodo de "Strickland el Aguijón" por la ferocidad de su estilo de debate en la Cámara de los Comunes.

Marriott cree que este enfoque de línea dura hacia la política y su religión hizo que Strickland adoptara el pavo como propio.

`` Creo que William, que quería demostrar que era un hombre nuevo, tomó un pájaro nuevo, del Nuevo Mundo, como su cresta ''.


William F. Strickland

Maestro arquitecto y diseñador del Capitolio del Estado de Tennessee, William F. Strickland nació en 1788 en Navesink, Nueva Jersey. Cuando tenía dos años, sus padres, John y Elizabeth Strickland, trasladaron a la familia a Filadelfia. En 1803 William Strickland fue aprendiz del arquitecto británico-estadounidense Benjamin Henry Latrobe, bajo cuya tutela aprendió los principios de la arquitectura y la ingeniería. Después de completar su formación, Strickland se mantuvo a sí mismo a través de la pintura, el grabado y la aguatinta, así como mediante la creación de diseños para yeseros y carpinteros.

En 1808 Strickland preparó dibujos para un nuevo edificio masónico en Filadelfia. Se le adjudicó el contrato y completó el edificio de estilo gótico en 1811. Identificado principalmente con el estilo clásico, diseñó varios edificios institucionales familiares, incluido el Second Bank of the United States (1818-24) la torre del Independence Hall (1828) ) y Merchants Exchange (1832-37) en Filadelfia y las Mentas de Estados Unidos en Charlotte, Carolina del Norte (1835) y Nueva Orleans (1835-36). En 1837 diseñó un nuevo sarcófago para albergar los restos de George Washington.

Además de sus proyectos arquitectónicos, Strickland también completó varias empresas de ingeniería. Su rompeolas de Delaware permanece en funcionamiento 150 años después. Cuando Estados Unidos entró en la revolución del transporte del siglo XIX, varios empresarios buscaron la experiencia de Strickland, y su trabajo incluye numerosos informes sobre proyectos de vías férreas y canales.

En 1843, el gobernador James C. Jones encargó a la Asamblea General de Tennessee la responsabilidad de nombrar una ciudad capital permanente. Nashville ganó la designación después de que la ciudad comprara Campbell & # 8217s Hill y se lo diera al estado como el sitio para el edificio del capitolio. La legislatura nombró a William Strickland como el arquitecto del capitolio propuesto, y llegó a Tennessee en abril de 1845. La construcción avanzó a un ritmo lento. La piedra angular se colocó el 4 de julio de 1845 y, más de ocho años después, la Asamblea General de Tennessee se reunió por primera vez en el edificio aún sin terminar. La última piedra se colocó en su lugar el 19 de marzo de 1859. El costo de construcción y mobiliario del edificio alcanzó un total de $ 879,981.48. Lamentablemente, Strickland murió cinco años antes de la finalización del capitolio.

Nashville y el otro gran edificio diseñado por Strickland que se conserva es la Iglesia Presbiteriana del Centro. El estilo del Renacimiento egipcio, que también utilizó en su diseño de la sinagoga Mikveh-Israel de Filadelfia y # 8217, representa una marcada desviación de su clasicismo habitual. Las torres gemelas de la iglesia de Nashville recuerdan a la torre gemela octogonal escalonada de la iglesia de San Esteban en Filadelfia. Strickland volvió a jugar con el uso del estilo del Renacimiento egipcio en una propuesta inaceptada para la entrada del cementerio de Filadelfia y Laurel Hill.

Durante sus años en Nashville, Strickland recibió tres encargos para diseñar monumentos funerarios. El primero, un monumento a Sarah Ann Gray Walker, esposa de Jonathan W. Walker, fue erigido en el cementerio de la ciudad alrededor de 1846. Una antorcha eterna, en piedra, corona el monumento, y un jarrón lagrimal se encuentra, simbólicamente, en un arco en el centro de la misma. En 1850, Strickland diseñó el monumento a James Knox Polk, que se erigió junto a Polk Place, la casa del ex presidente y # 8217 en Nashville. Ese mismo año diseñó el monumento a John Kane, el más interesante de los tres. Kane, un cantero, se empleó en la construcción del Capitolio del Estado. Erigido en el cementerio de la ciudad por sus compañeros canteros, la parte superior del monumento está cubierta con las herramientas de su oficio.

Strickland también diseñó varios edificios de la zona que no han sobrevivido. A partir de un dibujo de su carpeta de trabajos, es posible atribuir la Segunda Iglesia Presbiteriana de Nashville (1846) a Strickland. Su dibujo, etiquetado & # 8220Second Presbyterian Church & # 8221, coincidía con el interior del edificio, que fue nivelado en 1979 para doce espacios de estacionamiento para el nuevo Centro de Justicia Criminal del Condado de Davidson. En 1848 Strickland diseñó el Palacio de Justicia del Condado de Wilson, que se quemó en 1881.

William Strickland murió en Nashville el 7 de abril de 1854. La Asamblea General de Tennessee honró el deseo del arquitecto de ser enterrado en un nicho excavado en el pórtico norte del Capitolio del Estado que diseñó.


William Strickland y la arquitectura del templo griego en los primeros Estados Unidos

Diseño de William Strickland para la Casa de la Moneda de los Estados Unidos en Filadelfia en 1833. Desde entonces ha sido demolido. / Biblioteca gratuita de Filadelfia, colección de ilustraciones e impresiones

En el vacío arquitectónico de una nueva nación, tomó prestado de la antigua Atenas para expresar el espíritu democrático de Estados Unidos.

Por Robert Russell
Catedrático de Historia de la Arquitectura
Colegio de Charleston

El presidente Andrew Jackson mostró un gran interés en la construcción de la Casa de la Moneda federal en Filadelfia, un gran edificio con columnas, inspirado en los templos de la antigua Grecia, que se inauguró en 1833. Jackson no era un hombre conocido por su apreciación de las actividades culturales y artísticas. . Un populista que criticó a las élites con fama, inicialmente había querido construir un edificio simple para acuñar dinero rápidamente, porque había una grave escasez de especies (monedas) en el país en ese momento.

Sin embargo, poco a poco se le ocurrió la idea de una casa de la moneda más grandiosa y se involucró personalmente en muchos aspectos del diseño del edificio, desde su ubicación en una ubicación privilegiada, hasta una esquina de Center Square, en el centro literal de Filadelfia. , a los ricos materiales utilizados en su construcción. El ladrillo se convirtió en mármol, un techo de cobre sustituyó a la hojalata original. Cuando el costo de construcción de la casa de la moneda se duplicó, fue Jackson quien aseguró que las asignaciones del Congreso eran adecuadas para ejecutar el diseño.

El estilo del Renacimiento griego americano se inspiró en ilustraciones de Antigüedades de Atenas, como esta del frente del Partenón, Atenas, siglo V a.C. / Stuart y amperio Revett, Antigüedades de Atenas, v. yo, 1762

El abrazo de Jackson del gran estilo arquitectónico conocido como Renacimiento griego no fue tan extraño como puede parecer. En una república estadounidense emergente cuyos primeros ciudadanos tuvieron que definir el carácter nacional desde cero, el estilo de construcción señorial, tomado de los antiguos, se convirtió en un modo de expresión perfecto. En la década de 1830, la mayoría de los edificios públicos en los EE. UU. Estaban siendo diseñados como templos griegos que cumplían alguna otra función: templos del comercio, templos de la ley, templos del aprendizaje. Todavía se puede ver la huella del estilo griego en el norte y el sur, en las ciudades y en las zonas rurales, en las modestas tiendas y en los grandes monumentos.

El estilo arquitectónico del Renacimiento griego, imbuido de equilibrio, adaptabilidad y raíces democráticas, se convirtió en la primera forma de construcción verdaderamente nacional en nuestro nuevo país, el estilo arquitectónico dominante desde la década de 1810 hasta el inicio de la Guerra Civil y uno que todavía resuena en nuestra cultura hoy. Su mayor campeón fue el mismo hombre que diseñó la casa de la moneda que cautivó tanto la imaginación del presidente Jackson: el arquitecto William Strickland, con sede en Filadelfia.

Diseño de Strickland para el Mechanic’s Bank, construido en Filadelfia en 1837. / Foto de Robert Russell

Strickland nació alrededor de 1788 en la naturaleza del condado de Monmouth, Nueva Jersey y se crió en Filadelfia, donde su padre, John Strickland, trabajaba como carpintero. El anciano Strickland, un compañero sociable, se hizo amigo del primer arquitecto con formación profesional en Estados Unidos, Benjamin Latrobe, en 1798 mientras trabajaba en el primer edificio del arquitecto en Filadelfia, el Bank of Pennsylvania. La arquitectura era una profesión incierta en los primeros días de Estados Unidos, cuando todo lo que necesitabas hacer para convertirte en un "arquitecto" era colgar un letrero que te llamaba a ti mismo, pero Strickland consiguió algo parecido a una verdadera educación en el tema. Latrobe llegó a conocer a la familia y quedó impresionado con el talento de dibujo del joven William Strickland. Lo contrató como aprendiz a tiempo completo en 1801.

Casa de campo anónima en Hope Valley, Rhode Island contiene elementos clásicos. Probablemente fue construido en la década de 1830. / Foto de Robert Russell

Latrobe, que había emigrado de Gran Bretaña en 1796 y finalmente se había establecido en Filadelfia, había sido educado en el estilo neoclásico, pero pronto tuvo que adaptarse a su nuevo entorno. Hoy en día, el término "neoclásico" se usa generalmente, incluso por personas que deberían saberlo mejor, como una taquigrafía estilística general para casi cualquier edificio con columnas. Pero el neoclasicismo fue originalmente un movimiento que tenía como objetivo descubrir los orígenes del arte de la arquitectura. En la imaginación neoclásica, la cabaña de Adán en el paraíso se transformó en templos griegos y palacios romanos. Junto con esta historia ficticia, los arquitectos neoclásicos hicieron un gran uso de formas geométricas elementales como cubos y esferas. Elegante y sumamente intelectual, el neoclasicismo fue un éxito en lugares como París, pero no encajaba en absoluto con el temperamento terrenal del continente americano, que a principios del siglo XIX estaba preocupado por el futuro, no por el pasado.

Latrobe nunca abandonó su amor por el estilo neoclásico, pero pronto se dio cuenta de que no iba a ser un comienzo en su nuevo país. Inspirado por la publicación de 1762 de Antigüedades de Atenas por los ingleses James Stuart y Nicholas Revett, cambió al estilo griego. Stuart y Revett fueron arquitectos que pasaron varios años dibujando los restos fragmentarios de antiguos edificios atenienses y haciendo las representaciones más detalladas de estas estructuras publicadas hasta la fecha. Latrobe had never been to Greece, but it was no longer necessary to have seen a Greek building to know exactly what one looked like. Antigüedades erased any uncertainty about the details. It was a book whose time had come. Latrobe passed his reliance on Antigüedades to his apprentices—including William Strickland.

Playmakers Theatre (originally Smith Hall) at the University of North Carolina in Chapel Hill. It was built in 1851. / Photo by Robert Russell

Strickland didn’t leave behind any writings about architecture or his design philosophy, but it is clear that he was positively smitten with the Greek manner. (One story, which I have not been able to confirm, holds that in later life he told his own apprentices that all an aspiring architect needed was a copy of Stuart and Revett.) On a personal level, the style may have provided him a means to break free from the Neoclassicism of his master, Latrobe. But Strickland seems to have had another reason for designing Greek buildings that was more public, and more profound: He presented the Greek style as a basis for a truly American style of architecture.

His indefatigable devotion to it made him a dominant architect in the United States for almost 20 years.

William Strickland’s first Greek Revival building was the 1818 Second Bank of the U.S., in Philadelphia, which established the connection between money and classical styles in the US. / Photo by Robert Russell

Strickland began to build his reputation with the Second Bank of the United States. He won a competition to design the bank in 1818, and it kept him busy for about six years. The Second Bank was the first modern construction explicitly based on the Parthenon on the Athenian acropolis, with its eight fluted columns supporting a correct Doric entablature and triangular pediment. Prominently sited on Chestnut Street, a block or so east of Independence Hall in downtown Philadelphia, this was the building that first established the connection between money and the classical styles in the United States that lasted until the middle of the 20th century. The bank was an instant critical success, not only within Philadelphia, but up and down the entire Eastern seaboard and abroad. It became the first internationally famous American building and a must-see attraction for any sophisticated visitor to Penn’s city.

For all its fidelity to Greek roots, Strickland’s Second Bank was a particularly American project. It was, after all, a bank: a no-nonsense temple of Mammon, and one of the key foundations supporting a nation of the people, by the people, and for the people. Cephas Childs, a noted Philadelphia engraver and publisher, knew Strickland, and quoted the architect’s description of the Second Bank while adding his own gloss: “In this new and growing region where so many states are displaying the honorable pride of sovereignty,” he said, “[…]it is natural to look for the simplest style of architecture in that nation, which above all others, has assumed as the basis of its institutions the utmost simplicity in all its forms of government.” The Greek manner fit the bill.

Painting of William Strickland by John Neagle, 1829. / Yale University Art Gallery

Over the course of his career, Strickland designed over 40 U.S. buildings and monuments that could be described as Greek: custom houses, federal mints, a merchants’ exchange that was the most elegant building in Philadelphia in the early 1830s, an Athenaeum in Providence, Rhode Island, theaters, hotels, and houses large and small. He found the Greek style adaptable to almost any architectural purpose in America. Its simplicity of ornament reflected the sturdiness and authenticity of Americans. Transcending politics, it appeared in the columned homes of Southern planters and the stylish abodes of well-to-do New England Whigs. It’s no accident that, in a toned-down form, Greek Revival architecture even followed Western settlers to the frontier, where it was frequently radically simplified in the hands of unskilled builders. “Carpenter Greek” was distinguished by its use of wood rather than stone or brick, and the almost invariable central portico with a pediment supported by square pillars—a demonstration of its ability to express a democratic egalitarianism.

The volume, consistency, and success of Strickland’s work suggests that he understood this connection between the Greek Revival and the development of a national architecture for the young democracy—and that he transferred his zeal to the patrons he met along the way. The federal mint building in Philadelphia, which so piqued President Jackson’s interest, is a perfect example. Samuel Moore, the director of the mint, wrote to the Secretary of the Treasury about Strickland’s proposed new building, talking about “the general character of the Edifice and [its] style of execution,” which, he stressed, were “appropriate to the purpose to which it is devoted and to its national character,” which is “what the Pres[iden]t had in mind.” I believe that these associations must have come directly from Strickland, who was in close contact with Moore throughout the planning of the building.

William Strickland’s last building was the Tennessee State Capitol, in Nashville, built 1845-59. / Photo by Robert Russell

Just as Strickland’s Second Bank of the United States was the first really significant example of Greek Revival design in this country, his Tennessee State Capitol, in Nashville, turned out to be the last great building in the style. The building, standing atop Campbell’s Hill, in the center of town, is an improbable, but successful, combination of a Greek temple of the Ionic order and a central vertical tower based on the Choragic Monument of Lysicrates, an Athenian structure Strickland reverted to several times in his long career. It was a spectacular culmination of Strickland’s decades-long preoccupation with Greek architecture.

Strickland didn’t live to see his Capitol triumph, which had come against all odds—largely because the Tennessee legislature balked at paying for the building. Strickland had been hired to design the building by the state of Tennessee in 1845, soon after Nashville was chosen as the permanent capital, but the building’s construction dragged on until the eve of the Civil War. Strickland apparently understood that the Capitol was going to be his last building at his request, the building committee persuaded the legislature to pass an act allowing Strickland to be buried in it.

The Montgomery County Courthouse, in Dayton, Ohio, was built in 1847. / Photo by Robert Russell

In 1854, Strickland died, and was interred in the north porch of the still-unfinished capitol. The Greek Revival was waning, to be replaced by other styles after the Civil War. Some, such as the Gothic and Renaissance Revivals, had been around since the 1830s, and others, like the Baroque Revival—commonly known in this country as the General Grant style because of its flourishing in the 1870s, during Grant’s presidency—became popular after the War. But even as the chaste columns and pediments and rigid symmetry of the Greek manner gave way to a profusion of Victorian ornament, humble, quirky, and homemade examples of the Greek style would still be built almost everywhere across the country, in high-style buildings like banks, and in purely utilitarian structures, like waterworks. In its flexibility, versatility, and charm, the Greek is perhaps as close to a truly American architecture as we will ever have.

Originally published by Smithsonian Institution, 09.20.2018, reprinted with permission for educational, non-commercial purposes.


Strickland, William

Strickland, William (1788�). A pupil of Latrobe, he was among the most accomplished of USA-born architects. He is remembered primarily for his designs in the Greek Revival style, although two of his earliest buildings, the Masonic Hall (1808��molished) and Temple of the New Jerusalem (1816��molished), both in Philadelphia, PA, were a rather uncertain Gothick. He made his reputation with the handsome Second Bank of the United States (1818�—with a portico modelled on the Athenian Parthenon), and followed this with the US Naval Asylum (1826�—with an octastyle Ionic portico), the US Mint (1829��molished), and the very beautiful Merchants' Exchange (1832𠄴—with the Greek Corinthian Order from the Choragic Monument of Lysicrates in Athens wrapped round a drum crowned by a replica of the Monument), all in Philadelphia, PA. Indeed, it is clear that Strickland used Stuart and Revett's Antiquities of Athens (1762�) as his main source-book, but with considerable verve and imagination. He again incorporated the Lysicrates Monument as a crowning feature of his otherwise Ionic State Capitol, Nashville, TN (1845�).

A gifted Neo-Greek designer, Strickland also used the Egyptian Revival style for the Mikveh-Israel Synagogue, Philadelphia (1822𠄵�molished), and the First Presbyterian Church, Nashville (1848�—with a stunning polychrome interior based on the Napoleonic and other publications showing Ancient Egyptian architecture). It seems that the Nashville church's style was supposed to suggest the Temple of Solomon in Jerusalem. He designed St Mary's RC Cathedral, Nashville (1845𠄷), and may have been responsible for several Italianate houses in the same city.

Carrott (1978)
Gilchrist (1969)
Hamlin (1964)
Hitchcock (1977)
K. Kennedy (1989)
Placzek (ed.) (1982)
P&J (1970�)
Stanton (1968)
Jane Turner (1996)

Citar este artículo
Elija un estilo a continuación y copie el texto para su bibliografía.

JAMES STEVENS CURL "Strickland, William ." A Dictionary of Architecture and Landscape Architecture. . Encyclopedia.com. 19 Jun. 2021 < https://www.encyclopedia.com > .

JAMES STEVENS CURL "Strickland, William ." A Dictionary of Architecture and Landscape Architecture. . Encyclopedia.com. (June 19, 2021). https://www.encyclopedia.com/education/dictionaries-thesauruses-pictures-and-press-releases/strickland-william

JAMES STEVENS CURL "Strickland, William ." A Dictionary of Architecture and Landscape Architecture. . Retrieved June 19, 2021 from Encyclopedia.com: https://www.encyclopedia.com/education/dictionaries-thesauruses-pictures-and-press-releases/strickland-william

Estilos de citas

Encyclopedia.com le brinda la posibilidad de citar entradas y artículos de referencia de acuerdo con estilos comunes de la Asociación de Idiomas Modernos (MLA), el Manual de Estilo de Chicago y la Asociación Estadounidense de Psicología (APA).

Dentro de la herramienta "Citar este artículo", elija un estilo para ver cómo se ve toda la información disponible cuando se formatea de acuerdo con ese estilo. Luego, copie y pegue el texto en su bibliografía o lista de trabajos citados.


William Strickland - History

The images in this section of the Tennessee Virtual Archive consist of original drawings, elevations, ground plans, and watercolor sketches attributed to famed architect William Strickland (1788-1854) and his son, Francis W. Strickland (1818-1895). The collection includes plans for the Tennessee State Capitol as well as various other buildings including churches, houses, and banks. Examples of Italianate as well as Greek Revival and Egyptian architecture may be seen in the materials.

While traveling in Europe in 1838, William Strickland produced a series of elegantly rendered watercolor sketches. In their detail, the sketches chronicle the deep appreciation Strickland had for the classical forms of architecture. A portion of the images in this collection come from this sketchbook.

About the Sketchbook

While traveling in Europe in 1838, William Strickland produced a series of elegantly rendered watercolor sketches. It was an opportune time to travel, since after completing a series of lucrative commissions, there were few prospects of obtaining new work. Because of a financial panic and accompanying labor unrest, no one had the inclination or funds for civic building. In fact, Strickland did not complete any building projects for the next seven years.

Strickland was away from Philadelphia for about six months. The family sailed in January for Liverpool where they visited Jesse Hartley, the famed engineer, with whom Strickland had kept up a friendship. After a few weeks in Liverpool, Strickland went to London, where he did a number of watercolor sketches, including two of Crosby Hall. One engineering development that especially intrigued Strickland was the creation of the Great Western Railway. In minute detail, he sketched the steam engine, as well as the dimensions of the railroad tracks. In the “Great Western” sketches, Strickland clearly showed his engineering skills.

After London, the family traveled south and visited Paris and Lyons in France. At Lyons, Strickland made a sketch of a suspension bridge. At Nimes, where he made an expedition to the Pont du Gard, he made a sketch that he annotated, “Drawn on the Spot.”

On the way through Italy to Rome, Strickland made some sketches, but the majority of drawings he made on the trip were completed in Rome. He drew ancient Roman architecture, medieval towers, and St. Peter’s, the famous church of the Italian Renaissance. His reminiscences of this visit to Rome appeared in a series of eleven articles that were published in the Nashville Daily Orthopolitan in 1846. His first four articles are attached to the sketchbook. Although there was much that he admired in Rome, Strickland was critical of the Popes as architects and was wary of archaeological legends based on mythology. In each of the “Roman” sketches, Strickland viewed the ancient monuments with a fresh, keen eye that clearly influenced his later work, especially the Tennessee State Capitol building. He admired the engineering skill displayed in the construction of the Coliseum and the Roman Baths.

Strickland left Rome about the middle of April, traveling north through Italy and Germany, down the Rhine, and back to England. They returned home early in July on the ship, Philadelphia.

William Strickland: A Brief Biographical Sketch

William Strickland holds an important place in the history of Greek Revival architecture in America. Talbot Hamlin refers to “that extraordinary man, William Strickland, engineer and architect, painter and engraver, one of the most interesting personalities, as he was one of the most brilliant and original designers of the entire Greek Revival movement.”

Strickland was a pupil of Benjamin Henry Latrobe, and two of his own pupils, Gideon Shryock (architect of the Kentucky State Capitol) and Thomas Ustick Walter, became leaders of the architectural profession. During his career as an architect, from 1810 until his death in 1854, Strickland designed a substantial number of important public buildings, many in Philadelphia, upon which his reputation rests.

Strickland was an engineer as well as an architect, and he was always interested in structural as well as aesthetic problems, as can be seen in his sketchbook. His style ran the gamut of the various revival styles popular during his time, from the Gothic to the Egyptian, but he always held to the basic principle of neo-classical design which he learned from Latrobe.

Strickland was born in 1788 at Navesink, New Jersey, the son of John and Elizabeth Strickland. In 1801, he entered Latrobe’s office as a draftsman. Hamlin describes the young student at this time: “William Strickland was the youngest and the most brilliant, the one for whom Latrobe had the most admiration, but he was also the most ebullient, and the most intractable, so finally he had to be discharged.” During his apprenticeship, Strickland worked on plans for the United States Capitol.

Strickland’s first major commission came in 1818 when he won the competition for the Second Bank of the United States in Philadelphia. This building is considered the first major example of the Greek Revival movement in the United States. After his success with the Bank of the United States, Strickland became one of the most successful and respected architects in that city. During the early years of his career he designed the United States Mint, the Naval Asylum in Philadelphia, and the Philadelphia Exchange built between 1832 and 1834. Because of diminishing commissions and a financial panic, Strickland and his family traveled to Europe in 1838.

In 1844, the committee in charge of building a capitol for Tennessee in Nashville approached Strickland asking if he might be interested in designing it. In 1845, as work began, Strickland identified the sources for his design: “The architecture of the building consists of a Doric basement, four Ionic porticos, surmounted by a Corinthian tower. The porticos are after the order of the Erechtheum, and the tower from the Choragic Monument of Lysicrates at Athens.” Because the elevated site suggested the Acropolis in Athens, Strickland chose the Ionic order of the Erechtheum, as Thomas Jefferson had done at Richmond. The nineteenth-century Neoclassical aesthetic maintained a subtle distinction among the orders, the Doric as signifying strength the Ionic, wisdom and the Corinthian, beauty. Whereas the conventional format at the time combined a pedimented facade, a central dome, and flanking wings, Strickland designed a simple rectangular structure with pedimented porticos at both ends, and colonnades with entablatures but no pediments along the sides.

The Tennessee State Capitol was the culmination of Strickland’s career, but during the time he was overseeing its construction, he was busy working on other projects in Nashville, including the design of the tomb of President James Knox Polk, and two downtown Nashville churches, St. Mary’s Catholic Church and the First Presbyterian Church. The First Presbyterian Church (1848-1851) is considered to be the finest surviving example of Egyptian Revival architecture in the United States, although a Nashville newspaper admitted to bewilderment over a church “constructed (it is said) chiefly according to the Egyptian style of architecture.”

William Strickland became ill in 1851 because of the strain of overwork and pressure, and from then on he relied more and more on his son, Francis Strickland. In 1854, Strickland tried to have him appointed assistant architect. The legislature would not grant this and attempted to dismiss Strickland himself, or at least cut his salary.

These were but a few of the difficulties which beset Strickland during his tenure as state architect. He was criticized for the slowness of the work, but the legislature would not allot sufficient funds to continue more rapidly. The acoustics in the Senate chamber were found to be poor when the hall was first used in 1853. The design of the building was always admired, however, and Strickland’s ability as an architect was never questioned.

On April 6, 1854, William Strickland died in Nashville. He was interred in a niche in the north portico of the Capitol after the legislature had passed a resolution that he should be so honored.

During his long architectural career, Strickland enjoyed considerable success, although his career was occasionally interrupted by periods when work was scarce. In his designs, Strickland exemplified the best in American architecture, for he observed the three basic principles of architectural practice: the fitness of the plan, the solidity of the construction, and the proportion of the design. He is known today primarily as the architect of several great public buildings in the Greek Revival style. His Bank of the United States and Exchange in Philadelphia and the Tennessee State Capitol both stand as classic examples of antebellum architecture.


Ver el vídeo: Noble Kids Chance William Strickland