Página de Geoffrey

Página de Geoffrey


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Geoffrey Page nació el 16 de mayo de 1920. Page, sobrino de Frederick Handley Page, se educó en Dean Close, Cheltenham e Imperial College, donde estudió ingeniería aeronáutica.

Page se unió a la Royal Air Force dos semanas después del estallido de la Segunda Guerra Mundial. Después de entrenar en Cranwell, voló un Hawker Hurricane durante la Batalla de Gran Bretaña. Fue abatido el 12 de agosto de 1940 y sufrió graves quemaduras en la cara y las manos.

Page fue enviado a la Unidad Queen Victoria Burns en East Grinstead, y después de quince operaciones realizadas por el cirujano plástico Archibald McIndoe, regresó al servicio activo en 1942. Pilotó un Supermarine Spitfire antes de cambiar al caza Mustang.

En 1943, Page ganó el DFC y un segundo cuando su cuenta de aviones enemigos derribados llegó a diez. Promovido a líder de escuadrón, Page fue comandante del escuadrón 122 hasta que recibió un disparo en la pierna durante una operación de vuelo.

Page regresó al servicio en 1944 y proporcionó cobertura aérea para los desembarcos del Día D y el asalto a Arnhem. Poco después de alcanzar su objetivo de quince aviones enemigos derribados (uno por cada operación en la Unidad Queen Victoria Burns), Page se estrelló y se fracturó la espalda.

Después de dejar la Royal Air Force, Page se convirtió en miembro fundador y primer presidente del Guinea Pig Club, una organización de hombres que habían sido pacientes de Archibald McIndoe durante la Segunda Guerra Mundial.

Page publicó su autobiografía, Historia de un conejillo de indias: las hazañas de un piloto de caza de la Segunda Guerra Mundial, en 1981. En años posteriores, Page trabajó para una variedad de organizaciones internacionales de aviación. Geoffrey Page murió el 3 de agosto de 2000.

Aunque el Spitfire y el Hurricane eran básicamente iguales, en la medida en que eran monoplanos monoplazas de ala baja, propulsados ​​por motores Rolls-Royce Merlin; para el ojo del piloto de combate, la similitud terminaba ahí. Mientras que el Spitfire tenía toda la velocidad y la gracia del galgo en su elegante apariencia, el Hurricane mostraba las excelentes cualidades del bulldog, siendo más lento pero mucho más sólido que el otro. Para el piloto de Spitfire solo habrá una máquina, y de manera similar al hombre que voló el Hurricane.

Lentamente revisamos los bombarderos Domier. Tranquilizado momentáneamente de que no había nada letal detrás de mi avión, me dispuse a disparar contra una de las máquinas líderes. Entonces los artilleros traseros enemigos comenzaron a disparar. La masa de fuego de la formación de bombarderos se acercó mientras disparaba desesperadamente en una carrera para destruir antes de ser destruido. El primer estallido fue un shock. Por un instante no pude creer que me hubieran golpeado. Siguieron dos explosiones más en rápida sucesión y, como por arte de magia, apareció de repente un agujero en mi ala de estribor. La sorpresa se transformó rápidamente en miedo, y cuando el instinto de autoconservación comenzó a tomar el control, el tanque de gasolina detrás del motor explotó y mi cabina se convirtió en un infierno.

El miedo se convirtió en terror ciego, que en horror agonizante cuando la piel desnuda de mis manos agarrando el acelerador y la columna de control se marchitó como pergamino quemado bajo la intensidad de la temperatura del alto horno. Gritando a todo pulmón, lancé mi intensidad a la temperatura del alto horno. Gritando a todo pulmón, eché la cabeza hacia atrás para mantenerla alejada de las llamas abrasadoras. Instintivamente, la mano derecha torturada buscó a tientas el pasador de liberación. De repente, el aire fresco fluyó a través de mi cara ardiente. Me caí. Cielo, mar, cielo, una y otra vez mientras un cerebro despejado emitía instrucciones para superar las extremidades.

Al darse cuenta de que con dolor o sin dolor, hubo que tirar de la cuerda, el cerebro superó la reacción de las terminaciones nerviosas en carne viva y obligó a los dedos mutilados a agarrar el anillo y tirar con firmeza. Actuó de inmediato. Con un tirón, el dosel de seda ondeó en el cielo despejado de verano. Rápidamente miré hacia arriba para ver si las temidas llamas habían hecho su trabajo, y fue con alivio que vi que el material brillante no estaba quemado.

Una de las chicas más bonitas que había visto en mi vida entró en la habitación para ayudarme con los vendajes. No pudo ocultar la expresión de horror y aversión que registró en su hermoso rostro al ver mi carne quemada. Siguiendo su mirada hipnotizada, miré mis brazos con los ojos llorosos. Desde los codos hasta las muñecas, los antebrazos desnudos eran una masa hirviente de forúnculos llenos de pus que resultaban del estado alterado de la sangre. Desde las articulaciones de las muñecas hasta las puntas de los dedos, eran más negras que las manos de cualquier negro.

Richard Hillary se detuvo al pie de la cama y se quedó mirándome en silencio. Fue una de las apariciones más extrañas que jamás había visto. La alta figura estaba vestida con una bata larga y holgada que llegaba hasta el suelo. La cabeza fue echada hacia atrás de modo que el dueño parecía estar mirando a lo largo de la línea de su nariz. Donde normalmente estarían dos ojos, había dos grandes círculos rojos sangrientos de piel en carne viva. Las rendijas horizontales en cada uno mostraban que detrás todavía estaban los ojos. Un par de manos envueltas en grandes fundas de pelusa yacían dobladas sobre su pecho. El humo del cigarrillo se elevaba en espiral desde la boquilla larga apretada entre los dientes del ghoul. Había una voz detrás de la máscara. Tenía un tono condescendiente. "Maldito tonto debería haber usado guantes." Las manos de Hillary estaban igualmente quemadas y por la misma razón: sin guantes.

Supongo que en apariencia física uno habría descrito a Archie McIndoe como un hombre bajo de estatura media, con hombros anchos y un cuerpo sólido. Su cabello estaba dividido en el medio y peinado hacia atrás sobre una cara ancha y abierta que era difícil de imaginar sin lentes. Su andar, que por lo general era rápido, tenía el ligero paso rodante de un marinero. Sus ojos chispeantes y divertidos y sus enormes manos trabajadoras fueron quizás las características más llamativas de este hombre único. Único en la medida en que, aparte de su infatigable habilidad como cirujano, tenía una visión de la naturaleza humana y una voluntad de ayudar que es rara.

En nuestro nuevo aeródromo de Ford en la costa sur de Inglaterra, a los pilotos no se les permitió un respiro. El entrenamiento de bombardeo en picado ahora tomó una forma más práctica, y todos los días se lanzaba una carga de bombas sobre objetivos en Francia. Por lo general, estos tomaban la forma de los sitios de lanzamiento secretos V.I de Hitler escondidos en varios rincones de la campiña francesa. Los objetivos consistían en dos o tres pequeños edificios de hormigón no más grandes que cabañas y una rampa de lanzamiento de cien metros de largo.

Mi concentración se relajó por un momento mientras mi mirada se fijaba en la rugosidad del mar. Se necesitaba poca imaginación para evocar una imagen miserable de los miles de soldados encerrados en sus barcazas de desembarco, muchos de ellos presa del mareo a pesar de sus maravillosas píldoras. El grisáceo retrocedió desde temprano en la mañana, y pronto pude distinguir la forma de la península de Cherburgo por delante a estribor. Mi aguda vista pronto divisó la formación baja que yacía tierra adentro y cubría el área de la playa.

Casi inmediatamente después vi algo que trajo un torrente de sentimientos a la mente y al cuerpo, los cuales habían sentido poca emoción, excepto resentimiento durante tanto tiempo.

Cientos de barcos de todos los tamaños y formas, desde enormes acorazados hasta pequeñas barcazas, cubrían la superficie del mar. Algunos aún estaban completando su difícil travesía a través del Canal, otros yacían anclados mientras los grandes hombres grises de guerra arrojaban proyectiles de cuarenta y cinco centímetros desde sus torretas en dirección a la campiña francesa; dos cazas Seafire zumbaban sobre los acorazados como moscas alrededor de un carro de caballos, detectando la precisión de los artilleros debajo y proporcionándoles correcciones.

Los elegantes destructores custodiaban los flancos de la armada naviera, mientras que desde lo alto patrullaban la siempre atenta cobertura de los cazas. Los dragaminas patrullaban constantemente de un lado a otro, y una columna de agua ocasional se elevaba para demostrar el valor de sus esfuerzos.

Superpuestos a esta fantástica imagen estaban los contornos fantasmales, en mi mente, de la patética flotilla que había visto de pie frente a las playas de Dunkerque. El péndulo había ido a toda marcha. Un sentimiento de salvaje deleite me atravesó.

Incluyendo ametrallamientos terrestres, bombardeos en picado y combates aire-aire, probablemente ya había matado a varios cientos de personas, pero desde el aire era completamente impersonal y no tenía ningún impacto mental. Este hombre era diferente.

Estaba solo en otra "prueba de cañón", que era la excusa habitual, apenas velada, para buscar problemas. Ninguno de los aviones en el aire tenía el menor olor a Luftwaffe, así que limité mis búsquedas a objetos en el suelo a muchas millas detrás del frente enemigo. ¡De repente lo vi!

Su motocicleta había provocado que se levantara una pequeña nube de polvo que delataba su posición. Como un halcón cernícalo saltando, hice girar mi Spitfire y corrí hacia el suelo.

A estas alturas, mi hombre se había detenido en la esquina de una curva cerrada y, cuando el rango se cerró rápidamente, supuse que estaba estudiando un mapa. Su bicicleta camuflada militar y su uniforme gris verdoso lo describían como un piloto de despacho y, por lo tanto, un objetivo militar legítimo. Mientras colocaba el punto naranja reflejado de mi mira en el centro de su cuerpo, me miró directamente y supo que había llegado el momento de la verdad.

Cuando apreté el botón de la pistola, levantó el brazo izquierdo como para protegerse la cara del impacto. Lo maldije con toda mi alma por hacer un gesto humano tan simple y patético, y me aborrecí cuando vi a un hombre y una bicicleta desaparecer en un torrente de balas.

Regresé directamente a la base y me resultó difícil hablar con alguien durante varios días.

Todavía puedo ver su rostro y el brazo levantado.


Geoffrey Page - Historia

Información para futuros estudiantes, postdoctorados y visitantes:
No aceptaré más estudiantes, postdoctorados o visitantes.

Artículos básicos sobre aprendizaje profundo

LeCun, Y., Bengio, Y. y Hinton, G. E. (2015)
Aprendizaje profundo
Nature, vol. 521, págs. 436-444. [pdf]

Hinton, G. E., Osindero, S. y Teh, Y. (2006)
Un algoritmo de aprendizaje rápido para redes de creencias profundas.
Computación Neural, 18, págs. 1527-1554. [pdf]
Películas de la red neuronal que generan y reconocen dígitos

Hinton, G. E. y Salakhutdinov, R. R. (2006)
Reducir la dimensionalidad de los datos con redes neuronales.
Science, vol. 313. no. 5786, págs.504 - 507, 28 de julio de 2006.
[artículo completo] [material de apoyo en línea (pdf)] [código Matlab]
Artículos sobre aprendizaje profundo sin mucha matemática

Hinton, G. E. (2007)
Para reconocer formas, primero aprende a generar imágenes
En P. Cisek, T. Drew y J. Kalaska (Eds.)
Neurociencia computacional: conocimientos teóricos sobre la función cerebral. Elsevier. [pdf del borrador final]

Hinton, G. E. (2007)
Aprendizaje de múltiples capas de representación.
Tendencias en ciencias cognitivas, vol. 11, págs. 428-434. [pdf]

Hinton, G. E. (2014)
¿De dónde vienen las funciones ?.
Ciencia cognitiva, vol. 38 (6), págs. 1078-1101. [pdf]

Qin, Y., Frosst, N., Sabour, S., Raffel, C., Cottrell, C. y Hinton, G.
Detección y diagnóstico de imágenes adversas con reconstrucciones de cápsulas condicionales de clase
ICLR-2020 [pdf]

Kosiorek, A. R., Sabour, S., Teh, Y. W. y Hinton, G. E.
Autocodificadores de cápsulas apiladas
Avances en los sistemas de procesamiento de información neuronal 32 [pdf]

Zhang, M., Lucas, J., Ba, J. y Hinton, G. E.
Optimizador de anticipación: k pasos adelante, 1 paso atrás
Avances en los sistemas de procesamiento de información neuronal 32 [pdf]

Muller, R., Kornblith, S. y Hinton G. (2019)
¿Cuándo ayuda el suavizado de etiquetas?
Avances en los sistemas de procesamiento de información neuronal 32 [pdf]

Deng, B., Kornblith, S. y Hinton, G. (2019)
Cerberus: un descargador de múltiples cabezas.
Taller de comprensión de escenas 3D, CVPR 2019 [pdf]

Deng, B., Genova, K., Yazdani, S., Bouaziz, S., Hinton, G. y Tagliasacchi, A. (2019)
Cvxnet: Descomposición convexa que se puede aprender.
Taller de Percepción como Razonamiento Generativo, NeurIPS 2019 [pdf]

Kornblith, S., Norouzi, M., Lee, H. y Hinton, G. (2019)
Se revisa la similitud de las representaciones de redes neuronales
ICML-2019 [pdf]

Hinton, G. E., Sabour, S. y Frosst, N.
Cápsulas de matriz con enrutamiento EM
ICLR-2018 [pdf]

Kiros, J. R., Chan, W. y Hinton, G. E.
Comprensión del lenguaje ilustrativo: conexión a tierra visual a gran escala con búsqueda de imágenes
ACL-2018 [pdf]

Anil, R., Pereyra, G., Passos, A., Ormandi, R., Dahl, G. y Hinton, G. E.
Entrenamiento de redes neuronales distribuidas a gran escala mediante destilación en línea
ICLR-2018 [pdf]

Guan, M. Y., Gulshan, V., Dai, A. M. y Hinton, G. E.
Quién dijo qué: Modelar etiquetadoras individuales mejora la clasificación
AAAI-2018 [pdf]

Sabour, S., Frosst, N. y Hinton, G. E.
Enrutamiento dinámico entre cápsulas
NIPS-2017, [pdf]

Shazeer, N., Mirhoseini, A., Maziarz, K., Davis, A., Le, Q., Hinton, G. y Dean, J. (2017)
Redes neuronales escandalosamente grandes: la capa de mezcla de expertos escasamente restringida
preimpresión de arXiv arXiv: 1701.06538 [pdf]

Ba, J. L., Hinton, G. E., Mnih, V., Leibo, J. Z. e Ionescu, C. (2016)
Uso de ponderaciones rápidas para atender al pasado reciente
NIPS-2016, preimpresión arXiv arXiv: 1610.06258v2 [pdf]

Ba, J. L., Kiros, J. R. y Hinton, G. E. (2016)
Normalización de capa
Simposio de aprendizaje profundo, NIPS-2016, arXiv preprint arXiv: 1607.06450 [pdf]


Page, Alan Geoffrey (Historia oral)

Al descargar o incrustar cualquier medio, acepta los términos y condiciones de la licencia no comercial de IWM, incluido el uso de la declaración de atribución especificada por IWM. Para este artículo, es decir: & copiar IWM 11103

Uso no comercial aceptado

Uso permitido para estos fines:

Empotrar
Utilice esta grabación de sonido con licencia no comercial.

Puede incrustar medios o descargar imágenes de baja resolución de forma gratuita para uso privado y no comercial bajo la licencia no comercial de IWM.

Al descargar o incrustar cualquier medio, acepta los términos y condiciones de la licencia no comercial de IWM, incluido el uso de la declaración de atribución especificada por IWM. Para este artículo, es decir: & copiar IWM 11103

Uso no comercial aceptado

Uso permitido para estos fines:

Empotrar
Utilice esta grabación de sonido con licencia no comercial.

Puede incrustar medios o descargar imágenes de baja resolución de forma gratuita para uso privado y no comercial bajo la licencia no comercial de IWM.

Al descargar o incrustar cualquier medio, acepta los términos y condiciones de la licencia no comercial de IWM, incluido el uso de la declaración de atribución especificada por IWM. Para este artículo, es decir: & copiar IWM 11103


Obras principales: & aposThe Canterbury Tales & apos

Las fechas precisas de muchas de las obras escritas de Chaucer & # x2019 son difíciles de precisar con certeza, pero una cosa está clara: sus obras principales han conservado su relevancia incluso en el aula universitaria de hoy.

El cuerpo de obras más conocidas de Chaucer & # x2019 incluye el Parlamento de las faltas, también conocido como el Parlement of Foules, en la ortografía del inglés medio. Algunos historiadores del trabajo de Chaucer afirman que fue escrito en 1380, durante las negociaciones matrimoniales entre Ricardo y Ana de Bohemia. El crítico J.A.W. Bennet interpretó el Parlamento de las faltas como estudio del amor cristiano. Se había identificado como salpicado de ideas neoplatónicas inspiradas en poetas como Cicerón y Jean De Meun, entre otros. El poema usa alegoría e incorpora elementos de ironía y sátira, ya que apunta a la cualidad inauténtica del amor cortés. Chaucer conocía bien el tema de primera mano durante su servicio a la corte y su matrimonio de conveniencia con una mujer cuya posición social sirvió para elevar la suya.

Se cree que Chaucer escribió el poema. Troilo y Criseyde en algún momento a mediados de la década de 1380. Troilo y Criseyde es un poema narrativo que vuelve a contar la trágica historia de amor de Troilo y Criseyde en el contexto de la Guerra de Troya. Chaucer escribió el poema utilizando rime royal, una técnica que él mismo originó. Rime royal incluye estrofas que riman y constan de siete versos cada una. & # XA0

Troilus y Criseyde & # xA0es ampliamente considerado & # xA0uno de los mejores trabajos de Chaucer & # x2019, y tiene la reputación de ser más completo y autónomo que la mayoría de los escritos de Chaucer & # x2019s, su famoso Los cuentos de Canterbury sin ser una excepción.

El período de tiempo durante el cual Chaucer escribió La leyenda de las buenas mujeres es incierto, aunque la mayoría de los estudiosos están de acuerdo en que Chaucer parece haberlo abandonado antes de su finalización. Se cree que la reina mencionada en la obra es la esposa de Ricardo II y Ana de Bohemia. La mención de Chaucer & # x2019 de los palacios reales de la vida real Eltham y Sheen sirve para apoyar esta teoría. Escrito La leyenda de las buenas mujeres, Chaucer jugó con otro formato nuevo e innovador: el poema comprende una serie de narraciones más breves, junto con el uso de coplas de pentámetro yámbico (visto por primera vez en inglés).

Los cuentos de Canterbury es, con mucho, el trabajo más conocido y aclamado de Chaucer. Inicialmente, Chaucer había planeado que cada uno de sus personajes contara cuatro historias por pieza. Las dos primeras historias se desarrollarían cuando el personaje se dirigía a Canterbury, y las dos segundas se desarrollarían cuando el personaje se dirigía a casa. Aparentemente, el objetivo de Chaucer de escribir 120 historias era demasiado ambicioso. En la actualidad, Los cuentos de Canterbury se compone de solo 24 cuentos y termina abruptamente antes de que sus personajes lleguen a Canterbury. Los cuentos están fragmentados y variados en orden, y los estudiosos continúan debatiendo si los cuentos se publicaron en el orden correcto. A pesar de sus cualidades erráticas, Los cuentos de Canterbury sigue siendo reconocido por el hermoso ritmo del lenguaje de Chaucer & # x2019s y su característico uso de ingenio satírico e inteligente.

Tratado sobre el astrolabio es una de las obras de no ficción de Chaucer. Es un ensayo sobre el astrolabio, una herramienta utilizada por astrónomos y exploradores para localizar las posiciones del sol, la luna y los planetas. Chaucer planeó escribir el ensayo en cinco partes, pero finalmente solo completó las dos primeras. Hoy en día es uno de los trabajos más antiguos que se conservan en el que se explica cómo utilizar una herramienta científica compleja, y se cree que lo hace con una claridad admirable.


Geoffrey Page - Historia

Haga clic en uno de los botones de temas de arriba o haga clic en Índice del sitio para buscar temas o títulos específicos.

Adiciones más recientes:

Traducciones interlineales de The Canterbury Tales, que ya está completo (3 de octubre de 2010). Ya está lista una versión de prueba de Un glosario de las obras de Chaucer (aunque todavía necesita trabajo) haga clic aquí

Se está realizando una traducción de Sir Gawain.
haga clic aquí

Una versión de prueba de An Index to the Spellings in Chaucer's Works (edición de Riverside (17 de noviembre de 2008, haga clic aquí 6 de noviembre de 2008).

También está disponible un índice de los cuentos y temas de la Confessio amantis de John Gower.

También está lista una versión de prueba del primer Libro de Troilo.
Los otros libros de Troilo están en preparación.

Este sitio proporciona materiales para las clases de Chaucer de la Universidad de Harvard en el Programa Central, el Departamento de Inglés y la División de Educación Continua. (Otros, por supuesto, pueden usarlo). Proporciona una amplia gama de textos glosados ​​en inglés medio y traducciones de análogos relevantes a las obras de Chaucer, así como selecciones de obras relevantes de escritores anteriores y posteriores, artículos críticos desde una variedad de perspectivas. , gráficos e información general sobre la vida en la Edad Media. Por el momento, el sitio se concentra en los Cuentos de Canterbury, pero el objetivo a largo plazo es crear una página de Chaucer más general. Envíe sus comentarios o sugerencias sobre el sitio a [email protected]>. El sitio se corrige constantemente, y en esto se ha beneficiado mucho de las habilidades editoriales de Kevin Psonak. Estoy agradecido por su buen trabajo. También estoy muy agradecido con Jane Tolmie, cuyo arduo y hábil trabajo contribuyó en gran medida a las primeras etapas de este proyecto.

chaucer Última modificación: 3 de octubre de 2006
Se concede permiso para utilizar este material con fines no comerciales. Utilice la atribución adecuada. Presidente y becarios de derechos de autor y copia de Harvard College

Esta página está vinculada con la metapágina de Chaucer

Los profesores y estudiantes de secundaria pueden encontrar este sitio de NEH útil e interesante (haga clic en el icono):


¿Tenía el gobierno nazi un plan deliberado para exterminar a los judíos? La gente que usa la máquina de odio de Dan Gannon nos dice & # 8220 ¡No! & # 8221, pero tal vez el SS Reichsfuehrer Heinrich Himmler, hablando con los generales de división de las SS reunidos en Posen el 4 de octubre de 1943, puede respondernos esa pregunta con más información. autoridad:

& # 8220Nuestro principio básico debe ser la regla absoluta para el hombre de las SS, debemos ser honestos, decentes, leales y camaradas con los miembros de nuestra propia sangre y con nadie más. Lo que le pasa a un ruso, a un checo, no me interesa en lo más mínimo. Lo que las naciones puedan ofrecer en forma de buena sangre de nuestro tipo, lo tomaremos, si es necesario, secuestrando a sus hijos y criándolos aquí con nosotros. & # 8230 Sólo me interesa si 10.000 mujeres rusas caen del agotamiento mientras cavan una zanja antitanque en la medida en que la zanja antitanque para Alemania esté terminada. Nunca seremos rudos y desalmados cuando no sea necesario, eso está claro. Los alemanes, que somos las únicas personas en el mundo que tenemos una actitud decente hacia los animales, también asumiremos una actitud decente hacia estos animales humanos. & # 8230

También quiero hablar con usted, francamente, sobre un asunto muy grave. Entre nosotros debería mencionarse con toda franqueza y, sin embargo, nunca hablaremos de ello públicamente & # 8230

Me refiero a la limpieza de los judíos, al exterminio de la raza judía. Es & # 8217 una de esas cosas de las que es fácil hablar & # 8211 'La raza judía está siendo exterminada', & # 8217 dice un miembro del partido, 'eso & # 8217 está bastante claro, & # 8217 está en nuestro programa & # 8211 eliminación de los judíos, y lo estamos haciendo, exterminándolos. Y luego vienen, 80 millones de alemanes dignos, y cada uno tiene su judío decente. Por supuesto que los demás son parásitos, pero este es un judío A-1. Ninguno de todos los que deben saber lo que significa cuando hay 100 cadáveres uno al lado del otro, o 500 o 1000. Haber aguantado y al mismo tiempo & # 8211 aparte de las excepciones causadas por la debilidad humana & # 8211 haber permanecido como compañeros decentes, eso es lo que nos ha hecho duros. Esta es una página de gloria en nuestra historia que nunca se ha escrito y nunca se escribirá. & # 8221

Tribunal Militar Internacional. Conspiración y agresión nazi,
PS-1919, IV: 559, 563

Extraído de: & # 8220 Contabilización del genocidio: víctimas & # 8211 y supervivientes & # 8211 del Holocausto & # 8221 (Nueva York: Free Press, 1979) Helen Fein


Ver historial de páginas

Con Historial, puede ver una línea de tiempo de las ediciones realizadas en una página. También puede ver el aspecto de la página después de cada sesión de edición.

Un editar sesión captura las acciones de la página y las revisiones de archivos guardados. Cada sesión de edición también muestra el avatar de la persona, para que pueda ver quién realizó cambios en la página o el archivo.

  • Acciones de página se refieren a los cambios realizados en una página. Esto también incluye los mensajes publicados por personas que realizaron modificaciones en la página.
  • Revisiones de archivos se refiere a cualquier momento en el que un usuario guarda un archivo en la página. Puede hacer clic en cualquier revisión de archivo en la línea de tiempo para ver y descargar versiones anteriores del archivo.

Obtenga más información sobre cómo ver las revisiones de archivos anteriores.

Ver historial

Haga clic en los 3 puntos en la parte superior derecha de la página y seleccione Historia.

Tu pantalla entrará en Modo de historia. Aquí verá una copia de la página y la línea de tiempo de las sesiones de edición en orden cronológico descendente.

Para ver los cambios que se han producido después de cada sesión de edición:

Haga clic en el "Mostrar cambios" cambiar.

Es posible que vea contenido resaltado en rojo o verde. Los aspectos destacados en rojo le muestran el contenido que se eliminó. Los aspectos destacados en verde le muestran el contenido que se agregó. Puede volver a cualquier estado anterior seleccionando una versión a la derecha y luego haciendo clic en "REVERTIR A LA VERSIÓN SELECCIONADA".

Para ver los cambios asociados con un elemento específico en una página:

Haga clic en el icono de resaltador junto a un elemento en una página. Cualquier sesión de edición marcada con una barra azul indicará cuándo se editó ese elemento.


Religiones del mundo: desde la historia antigua hasta el presente

Religión prehistórica - Religiones tribales en Asia - Australasia temprana - África tradicional - Aztecas y mayas - Religión andina - Europa del norte en la Edad del Hierro - Mesopotamia - Antiguo Egipto - Antigua Grecia - Antigua Roma - Antiguo Irán - Hinduismo - Jainismo - Sijismo - Budismo - China - Japón - Judaísmo - Cristianismo - Islam

Un estudio conciso de las religiones de todo el mundo, discutiendo la historia, creencias y antecedentes sociales de cada religión.

Acceso-restringido-artículo verdadero Fecha agregada 2011-09-27 17:55:27 Bookplateleaf 0008 Boxid IA153101 Cámara Canon EOS 5D Mark II Ciudad Nueva York, N.Y. Fecha sin procesar Septiembre de 1985 Donor friendsofthesanfranciscopubliclibrary Edition 1st pbk. ed. Urna de identificador externo: oclc: registro: 1036975665 Foldoutcount 0 Identificador worldreligions00edwa Identificador-arca arca: / 13960 / t5gb37634 Isbn 0871961296
9780871961297
081601289X
9780816012893 Lccn 83001510 Ocr ABBYY FineReader 8.0 Openlibrary OL8050520M Openlibrary_edition OL8050520M Openlibrary_work OL8001821W Progresión de página lr Páginas 534 Ppi 386 ID externo relacionado urn: isbn: 0871961296
urna: lccn: 83001510
urna: oclc: 15606181
urna: oclc: 423835594
urna: oclc: 468493087
urna: oclc: 756959788
urna: oclc: 807146105
urna: oclc: 859026059
urna: oclc: 9217945
urna: isbn: 0760713774
urn: oclc: 43923839 Republisher_date 20120515073206 Republisher_operator [email protected] Scandate 20120514214426 Scanner scribe18.shenzhen.archive.org Scanningcenter shenzhen Worldcat (edición fuente) 14233334

Tomando una página de Xi sobre la reescritura del historial

Los visitantes ven una pantalla que muestra al presidente chino, Xi Jinping, hablando junto a la bandera del Partido Comunista, en una exhibición que promueve los logros de China bajo el Partido Comunista de 1921 a 2021, en Beijing.

Con respecto a "China reempaqueta la historia en apoyo de la visión de Xi" (página uno, 16 de junio): ¿Qué hay de diferente en los esfuerzos del Partido Comunista Chino y los esfuerzos similares aquí por los medios de comunicación de izquierda alentados por la academia corrupta y los políticos liberales? Afortunadamente, ambos esfuerzos son en su mayoría incoherentes, fáciles de disputar y no se apoyan con pruebas válidas y hechos reales.

Bruce D. Woods

Gracias por un artículo completo sobre el impulso del gobierno chino para borrar cualquier verdad poco halagadora de sus libros de historia y de la mente de sus ciudadanos. Solo puedo esperar que nuestros representantes tomen esto en serio por el bien de nuestra democracia. De lo contrario, podemos encontrarnos más allá del espejo, donde hay hechos y "hechos alternativos", y los insurrectos se transforman en "turistas".


La temporada de matanzas: una historia de las masacres de Indonesia, 1965-66

La temporada de la matanza explora uno de los casos más grandes y rápidos, aunque menos examinados, de asesinatos en masa y encarcelamiento en el siglo XX: la impactante purga antileftista que se apoderó de Indonesia en 1965-1966, dejando unas quinientas mil personas muertas y más de un millón detenidas .

Experto en la historia moderna de Indonesia, el genocidio y los derechos humanos, Geoffrey Robinson se propone dar cuenta de esta violencia y poner fin al inquietante silencio que la rodea. Al hacerlo, arroja nueva luz sobre cuestiones históricas amplias y duraderas. ¿Cómo explicamos los casos de detenciones y asesinatos masivos sistemáticos? ¿Por qué algunos de estos delitos se recuerdan y castigan, mientras que otros se olvidan? ¿Cuáles son las ramificaciones sociales y políticas de tales actos y tal silencio?

Desafiando las narrativas convencionales de la violencia masiva de 1965-1966 como surgida espontáneamente de conflictos religiosos y sociales, Robinson argumenta de manera convincente que fue, en cambio, el producto de una campaña deliberada, dirigida por el ejército indonesio. También detalla el papel fundamental desempeñado por Estados Unidos, Gran Bretaña y otras potencias importantes para facilitar el asesinato en masa y el encarcelamiento. Robinson concluye investigando las inquietantes consecuencias a largo plazo de la violencia para millones de sobrevivientes y la sociedad indonesia en su conjunto.

Basado en un rico cuerpo de fuentes primarias y secundarias, La temporada de la matanza es el relato definitivo de un período fundamental en la historia de Indonesia. También hace una poderosa contribución a debates más amplios sobre la dinámica y el legado de la matanza en masa, el encarcelamiento y el genocidio.

Premios y reconocimientos

  • Ganador del George McT. Premio Kahin, Asociación de Estudios Asiáticos
  • Ganador del premio Distinguished Book Award en fuera de EE. UU. Historia, Sociedad de Historia Militar
  • Ganador del premio Raphael Lemkin Book Award, Institute for the Study of Genocide
  • Seleccionado para el Premio del Libro ICAS 2019 en Humanidades, International Convention of Asia Scholars
  • Uno de los mejores libros del Financial Times & # 039 de 2018: Historia
  • Una de las selecciones de Foreign Affairs & # 039 como Best of Books 2018

"El libro [de Robinson] combina hábilmente la ira de un defensor de los derechos humanos con el rigor académico".—Julia Lovell, El guardián

"En este relato magistral ... los asesinatos reciben el tratamiento integral y académico que han necesitado durante mucho tiempo".—Tony Barber, Tiempos financieros

"Robinson [muestra su] capacidad para combinar, con una calma escalofriante, un análisis teórico amplio y un análisis comparativo con una comprensión detallada de los acontecimientos".—Adrian Vickers, Suplemento literario Times

"Una contribución útil a la historia regional y una voz muy necesaria en el 'camino del silencio' que siguió a una época asesina".Kirkus

"El trabajo de Robinson es minuciosamente cuidadoso y merece el mayor número de lectores posible ... La verdadera importancia de este libro es que expone con meticuloso detalle un genocidio moderno de adentro hacia afuera. Los gobiernos y los políticos podrían aprender de esto para prevenir genocidios antes incluso suceden ".—Richard Cockett, Revisión literaria

"Este meticuloso análisis académico de las instituciones del país investiga exhaustivamente los factores económicos, religiosos, étnicos y socioeconómicos detrás de los arrestos, violaciones, torturas y asesinatos que se infligieron tanto a los verdaderos creyentes como a los inocentes comunistas. El trabajo académico autorizado de Robinson es un recurso indispensable para especialistas que buscan una visión general completa de este período poco estudiado en la historia del sudeste asiático ".Semanal del editor

"Crucial.... La temporada de la matanza está escrito de forma clara y elegante, la prosa a menudo impulsada por una ira controlada ".—Alex de Jong, Jacobino

"Los hechos y los horrores de [las masacres de Indonesia de 1965-1966] son ​​el tema del volumen esencial de Geoffrey B. Robinson, La temporada de la matanza. Robinson expone con cuidado los antecedentes de la matanza y su ejecución, culpando directamente a las potencias indonesias y occidentales responsables de lo que él llama un crimen de lesa humanidad, cuyas secuelas siguen siendo evidentes en la actualidad ".—Mitchell Abidor, Corrientes judías

"Robinson La temporada de la matanza es un trabajo vital para documentar uno de los peores asesinatos en masa del siglo XX y exponer la complicidad de los gobiernos occidentales ".Green Left Weekly

"Un relato autoritario y desgarrador de las masacres en Indonesia y sus secuelas ... Robinson no perdona a nadie, pero su acusación es matizada y se eleva por encima de las pasiones de la Guerra Fría ... lecturas de la Guerra Fría, pero Robinson ofrece una perspectiva más precisa, aunque menos inspiradora, de la política estadounidense ".—Gary Bass, Relaciones Exteriores

"Este es un relato importante y ampliamente investigado sobre las actividades y consecuencias del terrorismo de estado, utilizando la experiencia de Indonesia como estudio de caso".—Joshua Sinai, Perspectivas sobre el terrorismo

"Robinson’s work is a valuable contribution to the ongoing debate on the 1965 events that draws on a rich body of primary and secondary sources. The book is an easy read when it comes to language and an enlightening read when it comes to the details of army operation and strategies. It is a must-read for Indonesianists, and many part of the book might also draw the attention of people dedicated to genocide and military studies in general."—Timo Duile, Austrian Journal of Southeast Asian Studies

"Robinson’s masterly account of the terrible slaughters that took place in Indonesia offers important reflections on the nature of mass violence."—Christopher Hale, Historia hoy

"An authoritative and harrowing account of the massacres in Indonesia and their aftermath."—Gary J. Bass, Relaciones Exteriores

"This book is recommended for those trying to understand the causes, both domestic and international, behind the massacres of 1965-66. It is also an insight into Indonesia’s continuing struggle to come to terms with this painful episode in its history."—Frank Beyer, Inside Indonesia

"Robinson, an expert on human rights, concludes with a thought provoking analysis of why mass killings and illegal detentions take place, and considers the long-term consequences of the events of 1965-1966 for Indonesian society. He has written a clear and well documented book which is essential reading for anyone interested in modern Indonesian history."—Roger Hamilton, Asian Affairs

"An encyclopedic exploration into this event, why it happened, who supported it, and what its impact on the nation has been. . . . The Killing Season es a very powerful book. I strongly recommend it."—Erik Loomis, Lawyers, Guns & Money

"Geoffrey Robinson emphasizes that one of his main objectives in writing this book was to ‘disturb the troubling silence.’ I have waited many years for such a book to appear, one which I hoped would help to pierce the West’s historical amnesia. Robinson has written an extraordinary work that does full justice to this neglected topic. Deeply researched and packed with fascinating and revelatory information, The Killing Season is considered, scholarly, well-argued, and absolutely gripping reading. As soon as I finished reading this book, I wanted to dive right back into it again."—Gregory Elich, CounterPunch

"Remarkable."—Ken Silverstein, Nueva república

"I see The Killing Season as a must-read for anyone interested in Indonesia and broadly defined human rights issues of Southeast Asia for its unparalleled comprehensiveness, solid archival research, and elegant writing style."—Kankan Xie, New Books Asia

"Of the world's mass killings since 1945, the genocide in Indonesia stands out as remaining unfamiliar to many, and still presenting unsolved questions while possessing high death tolls. This book is essential for understanding the Indonesian tragedy and why humans sometimes do terrible things on a vast scale."—Jared Diamond, University of California, Los Angeles

"The Killing Season left me heartbroken. I've spent fifteen years exposing the consequences of impunity for Indonesia’s genocide, and it was a painful catharsis to read this, the first morally honest, timelessly brilliant history of the killings as a whole. Geoffrey Robinson’s tone is a mixture of gentleness, empathy, and quiet anger—as though he knows Indonesia’s terrible silence can only be broken with grace. But this book also breaks an American silence, for Robinson reveals that the massacres would never have happened without U.S. support: this genocide is an American crime too. The Killing Season is a breathtaking, essential book."—Joshua Oppenheimer, director of The Act of Killing y The Look of Silence

"Finally, a full accounting of one of the most brutal events in twentieth-century history. Geoffrey Robinson's The Killing Season documents, in chilling detail, the mass murder of half a million Indonesians between 1965 and 1966. Based on fine-grained research, Robinson's book is a model of analytical and moral clarity, shining a damning light on U.S. complicity in the atrocity. This is a tour de force."—Greg Grandin, author of Fordlandia

"This elegantly written and carefully crafted book provides the single most sustained and systematic evaluation of the competing and contradictory theories concerning the coup which helped to precipitate the mass killings of late 1965 and early 1966 in Indonesia. Robinson's arguments are clear, coherent, and compelling, and the evidence presented is impressively well-documented. This is the definitive account of a highly important aspect of Indonesian history."—John T. Sidel, London School of Economics and Political Science

"This masterful and engrossing book illuminates the mass violence and incarceration that took place during the transition to the three-decade Suharto dictatorship in Indonesia. Displaying a superb command of Indonesian history and sources, The Killing Season is an important corrective to conventional wisdom about a little-known genocidal campaign that destroyed an estimated 500,000 victims."—Jens Meierhenrich, London School of Economics and Political Science

Libros relacionados


Ver el vídeo: 90 Day Fiance Update - Geoffrey and Varya THE LATEST


Comentarios:

  1. Shaktibar

    Pido disculpas por interferir ... Puedo encontrar mi camino en esta pregunta. Ingrese, discutiremos. Escribe aquí o en PM.

  2. Aureliano

    Estoy seguro de eso.

  3. Roan

    Bravo, una frase..., una gran idea



Escribe un mensaje