Joseph Goebbels - Niños, muerte y hechos

Joseph Goebbels - Niños, muerte y hechos

En 1933, el año en que Adolf Hitler (1889-1945) se convirtió en canciller de Alemania, nombró a Joseph Goebbels (1897-1945), su amigo y colega de confianza, para el puesto clave de ministro para la iluminación pública y la propaganda. En esta capacidad, Goebbels se encargó de presentar a Hitler al público de la manera más favorable, regular el contenido de todos los medios de comunicación alemanes y fomentar el antisemitismo. Goebbels obligó a los artistas, músicos, actores, directores y editores de periódicos y revistas judíos al desempleo, y organizó una quema pública de libros que se consideraban "no alemanes". También encabezó la producción de películas de propaganda nazi y otros proyectos. Goebbels permaneció en este puesto y fue leal a Hitler hasta el final de la Segunda Guerra Mundial (1939-45). El 1 de mayo de 1945, el día después de que Hitler se suicidara, Goebbels y su esposa envenenaron a sus seis hijos y luego se suicidaron.

Joseph Goebbels: primeros años

Paul Joseph Goebbels nació el 29 de octubre de 1897 en Rheydt, Alemania, una ciudad industrial ubicada en Renania. Debido a un pie zambo que adquirió durante un ataque infantil con osteomielitis, una inflamación de la médula ósea, el joven Goebbels fue eximido del servicio en el ejército alemán durante la Primera Guerra Mundial (1914-18). En cambio, asistió a una serie de universidades alemanas, donde estudió literatura y filosofía, entre otras materias, y luego obtuvo un doctorado. en filología alemana de la Universidad de Heidelberg.

En la primera mitad de la década de 1920, después de intentar sin éxito establecer una carrera como periodista, novelista y dramaturgo, Goebbels se convirtió en miembro del Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán (Nazi), que promovía el orgullo y el antisemitismo alemanes. Goebbels finalmente conoció al líder de la organización, Adolf Hitler. En ese momento, la inflación había arruinado la economía alemana y la moral de la ciudadanía alemana, que había sido derrotada en la Primera Guerra Mundial, estaba baja. Tanto Hitler como Goebbels opinaban que las palabras y las imágenes eran dispositivos potentes que podían utilizarse para explotar este descontento. Hitler estaba impresionado con la capacidad de Goebbels para comunicar sus pensamientos por escrito, mientras que Goebbels estaba enamorado del talento de Hitler para hablar frente a grandes multitudes y emplear palabras y gestos para jugar con el orgullo nacionalista alemán.

Goebbels: Ascendiendo en las filas del Partido Nazi

Goebbels ascendió rápidamente en las filas del Partido Nazi. Primero se separó de Gregor Strasser (1892-1934), el líder del bloque del partido más anticapitalista, al que inicialmente apoyó, y se unió a las filas del Hitler más conservador. Luego, en 1926, se convirtió en líder de distrito del partido en Berlín. Al año siguiente, estableció y escribió comentarios en Der Angriff (El ataque), un periódico semanal que abrazó la línea del Partido Nazi.

En 1928, Goebbels fue elegido miembro del Reichstag, el Parlamento alemán. Más significativamente, Hitler lo nombró director de propaganda del Partido Nazi. Fue en esta capacidad que Goebbels comenzó a formular la estrategia que dio forma al mito de Hitler como un líder brillante y decisivo. Organizó reuniones políticas masivas en las que se presentó a Hitler como el salvador de una nueva Alemania. En un golpe maestro, Goebbels supervisó la colocación de cámaras de cine y micrófonos en lugares clave para acentuar la imagen y la voz de Hitler. Tales eventos y maniobras jugaron un papel fundamental para convencer al pueblo alemán de que su país recuperaría su honor solo si brindaba un apoyo inquebrantable a Hitler.

Joseph Goebbels: ministro de propaganda de Hitler

En enero de 1933, Hitler se convirtió en canciller alemán, y en marzo de ese año nombró a Goebbels ministro de propaganda e información pública del país. En esta capacidad, Goebbels tenía jurisdicción completa sobre el contenido de periódicos, revistas, libros, música, películas, obras de teatro, programas de radio y bellas artes alemanes. Su misión era censurar toda oposición a Hitler y presentar al canciller y al Partido Nazi en la luz más positiva mientras se incitaba el odio hacia el pueblo judío.

En abril de 1933, por orden de Hitler, Goebbels orquestó un boicot a las empresas judías. Al mes siguiente, fue una fuerza guía en la quema de libros "no alemanes" en una ceremonia pública en la Ópera de Berlín. Se destruyeron las obras de decenas de escritores, incluidos los autores de origen alemán Erich Maria Remarque (1898-1970), Arnold Zweig (1887-1968), Thomas Mann (1875-1955), Albert Einstein (1879-1955) y Heinrich Mann ( 1871-1950) y no alemanes como Émile Zola (1840-1902), Helen Keller (1880-1968), Marcel Proust (1871-1922), Upton Sinclair (1878-1968), Sigmund Freud (1856-1939) , HG Wells (1866-1946), Jack London (1876-1916) y André Gide (1869-1951).

En septiembre de 1933, Goebbels se convirtió en director de la recién formada Cámara de Cultura del Reich, cuya misión era controlar todos los aspectos de las artes creativas. Una consecuencia de la formación de la cámara fue el desempleo forzado de todos los artistas creativos judíos, incluidos escritores, músicos y actores y directores de teatro y cine. Debido a que los nazis veían el arte moderno como inmoral, Goebbels ordenó que todo ese arte "decadente" fuera confiscado y reemplazado por obras que fueran de contenido más representativo y sentimental. Luego, en octubre, se aprobó la Ley de Prensa del Reich, que ordenó la eliminación de todos los editores judíos y no nazis de los periódicos y revistas alemanes.

Joseph Goebbels: El poder de la imagen en movimiento

Al comienzo de la Segunda Guerra Mundial en 1939, a Goebbels se le encomendó la tarea de elevar el espíritu del pueblo alemán y emplear los medios de comunicación, y específicamente el cine, para convencer a la población de que apoyara el esfuerzo bélico. Un proyecto típico que instigó fue "Der ewige Jude", también conocido como "El judío eterno" (1940), una película de propaganda que aparentemente trazó la historia de los judíos. En la película, sin embargo, los judíos son representados como parásitos que alteran un mundo por lo demás ordenado. Goebbels también orquestó la producción de "Jud Süss" (1940), un largometraje que describe la vida de Josef Süss Oppenheimer (1698-1738), un judío consultor financiero que recaudó impuestos para el duque Karl Alexander de Württemberg (1684-1737), gobernante del ducado de Württemberg, a principios del siglo XVIII. Después de la repentina muerte del duque, Oppenheimer fue juzgado y ejecutado. Bajo la dirección del proyecto por parte de Goebbels, la historia de Jud Süss pasó de ser una tragedia humana a una alegoría sobre la importancia y la codicia judías.

Joseph Goebbels: El principio del fin

En 1942, Goebbels organizó "El paraíso soviético", un gran espectáculo de propaganda nazi que se exhibió en Berlín. Su propósito era reforzar la determinación del pueblo alemán al exponer las argucias de los bolcheviques judíos. El 18 de mayo, Herbert Baum (1912-42), un líder de la Resistencia judío-alemana con sede en Berlín, y sus cómplices demolieron parcialmente la exposición prendiéndole fuego.

Goebbels se negó a permitir que los medios alemanes informaran sobre este hecho. No obstante, Baum y su pequeño pero decidido grupo lograron asestar un golpe psicológico considerable a Goebbels y su máquina de propaganda.

Joseph Goebbels: Últimos años

A medida que avanzaba la guerra y aumentaban las bajas alemanas, Goebbels se convirtió en un defensor de una batalla total a muerte contra las fuerzas aliadas. En este sentido, empleó sus propias habilidades como orador público para incitar aún más a la población alemana. En una ocasión, en agosto de 1944, hablando desde el Palacio de los Deportes de Berlín, ordenó al pueblo alemán que apoyara un esfuerzo de guerra total. Si Alemania estaba destinada a perder la guerra, razonó, era apropiado que la nación y el pueblo alemanes fueran aniquilados.

Cuando 1944 se convirtió en 1945, la derrota alemana parecía inevitable para el régimen nazi. Mientras que otros altos mandos nazis se pusieron en contacto con los aliados con la esperanza de negociar un trato indulgente después de la rendición alemana, Goebbels se mantuvo fiel a Hitler.

Durante los últimos días de abril de 1945, mientras las tropas soviéticas se encontraban en el umbral de Berlín, Hitler estaba escondido en su búnker. Goebbels era el único alto funcionario nazi a su lado. El 30 de abril, Hitler se suicidó a los 56 años y Goebbels lo reemplazó como canciller de Alemania. Sin embargo, el reinado de Goebbels duró poco. Al día siguiente, él y su esposa, Magda (1901-45), envenenaron fatalmente a sus seis hijos. La pareja luego se quitó la vida, aunque los relatos de cómo murieron exactamente varían.


Joseph Goebbels

Nuestros editores revisarán lo que ha enviado y determinarán si deben revisar el artículo.

Joseph Goebbels, en su totalidad Paul Joseph Goebbels, (nacido el 29 de octubre de 1897 en Rheydt, Alemania; fallecido el 1 de mayo de 1945 en Berlín), ministro de propaganda del Tercer Reich alemán bajo Adolf Hitler. Maestro orador y propagandista, generalmente se le considera responsable de presentar una imagen favorable del régimen nazi al pueblo alemán. Tras el suicidio de Hitler, Goebbels se desempeñó como canciller de Alemania durante un solo día antes de que él y su esposa, Magda Goebbels, envenenaron a sus seis hijos y luego se quitaron la vida.

¿Por qué se conoce a Joseph Goebbels?

Joseph Goebbels fue el ministro de propaganda nazi bajo Adolf Hitler. Jugó un papel decisivo en convencer al pueblo alemán de que apoyara al régimen nazi y mantuvo su apoyo durante la Segunda Guerra Mundial.

¿Cómo llegó Joseph Goebbels al poder en el Partido Nazi?

En 1924, Joseph Goebbels se hizo amigo de miembros del Partido Nazi. Se convirtió en administrador de distrito del capítulo del partido en Elberfeld, Alemania, y en 1926 Adolf Hitler lo nombró líder de distrito en Berlín. Permanecería en esa posición hasta que Hitler se convirtió en dictador de Alemania en 1933 y lo convirtió en ministro de propaganda del estado nazi.

¿Cómo afectó Joseph Goebbels al movimiento nazi?

Como jefe de los esfuerzos de propaganda nazi, Joseph Goebbels elaboró ​​muchos de los mitos y rituales que difundieron el antisemitismo y exigieron devoción al Führer en Alemania. Él orquestó la quema en 1933 de libros “no alemanes” en Berlín y usó películas para difundir propaganda. Su trabajo mantuvo el apoyo nazi durante la Segunda Guerra Mundial.

¿Cómo murió Joseph Goebbels?

Joseph Goebbels y su esposa envenenaron a sus seis hijos y se suicidaron el 1 de mayo de 1945. Se había convertido en canciller de Alemania después del suicidio de Adolf Hitler un día antes, el 30 de abril, cuando el estado nazi se derrumbaba.

Goebbels fue el tercero de cinco hijos de Friedrich Goebbels, un piadoso empleado de fábrica católico romano, y Katharina Maria Odenhausen. Sus padres le brindaron una educación secundaria y también lo ayudaron a mantenerlo durante los cinco años de sus estudios universitarios. Estuvo exento del servicio militar durante la Primera Guerra Mundial debido a su pie zambo (presumiblemente como resultado de haber contraído polio cuando era niño), lo que luego permitió a sus enemigos trazar un paralelo con la pezuña hendida y la cojera del Diablo. Este defecto jugó un papel desastroso en su vida al engendrar en Goebbels un fuerte deseo de ser compensado por su desgracia.

Después de graduarse de la Universidad de Heidelberg en 1922 con un doctorado en filología alemana, Goebbels realizó esfuerzos literarios, dramáticos y periodísticos, escribiendo una novela expresionista en forma de diario en la década de 1920. Aunque todavía no estaba involucrado en política, Goebbels, al igual que la mayoría de sus contemporáneos, estaba imbuido de un fervor nacionalista que se intensificó por el frustrante resultado de la guerra. Durante su época universitaria, un amigo también le presentó las ideas socialistas y comunistas. Antiburgués desde su juventud, Goebbels siguió siéndolo a pesar de sus posteriores afectaciones burguesas. Por otro lado, inicialmente no era antisemita. Los profesores de secundaria que más valoraba eran judíos, y en un momento estuvo comprometido con una chica medio judía. De joven, sus opciones permanecieron abiertas mientras contemplaba la participación política. De hecho, fue un accidente lo que determinó el partido al que se uniría.

En el otoño de 1924, Goebbels se hizo amigo de un grupo de nacionalsocialistas. Un orador talentoso, se convirtió en administrador de distrito del Nationalsozialistische Deutsche Arbeiterpartei (Partido Nacionalsocialista Alemán de los Trabajadores del NSDAP) en Elberfeld y editor de una revista nacionalsocialista quincenal. En noviembre de 1926, Hitler lo nombró líder de distrito en Berlín. El NSDAP, o Partido Nazi, se había fundado y desarrollado en Baviera y, hasta ese momento, no había prácticamente ninguna organización del partido en Berlín, la capital alemana. Goebbels debió su nuevo nombramiento a la prudente elección que tomó en un conflicto entre Gregor Strasser, que representa a la facción anticapitalista de "izquierda" del NSDAP, y el líder del partido "de derecha", Hitler. En este conflicto, Goebbels mostró oportunismo al ponerse del lado de Hitler en contra de sus propias convicciones internas.

Goebbels procedió a construir la fuerza nazi en Berlín hasta el acceso de Hitler al poder en enero de 1933. En 1928 Hitler le dio a Goebbels, quien fundó Der Angriff ("The Assault") en 1927 y se desempeñó como su editor y más tarde, de 1940 a 1945, se desempeñó como editor de Das Reich—El puesto adicional de director de propaganda del NSDAP para toda Alemania. Goebbels comenzó a crear el mito del Führer en torno a la persona de Hitler y a instituir el ritual de las celebraciones y manifestaciones que jugaron un papel decisivo en la conversión de las masas al nazismo. Además, difundió propaganda al continuar con su riguroso programa de discursos.

Después de que los nazis tomaron el poder, Goebbels tomó el control de la maquinaria de propaganda nacional. Se creó para él un Ministerio Nacional de Ilustración Pública y Propaganda, y se convirtió en presidente de la recién formada "Cámara de Cultura". En esta capacidad controlaba, además de la propaganda como tal, la prensa, la radio, el teatro, el cine, la literatura, la música y las bellas artes. En mayo de 1933 jugó un papel decisivo en la quema de libros "no alemanes" en la Ópera de Berlín. "La era del intelectualismo judío extremo ha llegado a su fin", dijo Goebbels triunfalmente a la multitud. Un mes antes, Hitler le había ordenado que organizara un boicot a los negocios judíos. Sin duda, el control de Goebbels sobre la propaganda extranjera, la prensa, el teatro y la literatura era limitado, ejercido solo en amargas luchas jurisdiccionales con otros funcionarios, y mostró poco interés en regular la música y el arte. Sin embargo, no logró extender su poder a otras áreas, como las escuelas secundarias.

Muchas de sus políticas culturales fueron bastante liberales, pero tuvo que capitular ante las demandas de los extremistas nacionalistas. Incluso sus mensajes de propaganda se vieron limitados por la lógica de que la agitación incesante sólo embota los poderes receptivos del oyente. En lo que respecta a Goebbels, la eficiencia prevalecía sobre el dogmatismo, la conveniencia sobre los principios.

La influencia de Goebbels disminuyó en los años 1937 y 1938. Durante este tiempo, también se vio envuelto en una historia de amor con una estrella de cine checoslovaca que casi le hizo abandonar su carrera y su familia. (En 1931 se casó con Magda Ritschel, una mujer de la clase media alta que finalmente le dio seis hijos). Su papel experimentó pocos cambios con el estallido de la Segunda Guerra Mundial.

El dominio de la propaganda de Goebbels fue particularmente evidente después de las derrotas de Alemania en Stalingrado y África. Goebbels no falsificó los hechos de la situación imperante. Por el contrario, el principal impulso de su propaganda, que llevó a cabo personalmente y sin tregua en la prensa y la radio, fue suscitar continuamente esperanzas citando paralelos históricos y haciendo otras comparaciones, evocando leyes de la historia supuestamente inmutables. o incluso, como último recurso, refiriéndose a algunas armas milagrosas secretas. Sus apariciones públicas, en marcado contraste con las de muchos otros nazis prominentes que se habían retirado a búnkeres y fortificaciones, hicieron mucho para mejorar una imagen que hasta entonces había sido abrumadoramente negativa. El trabajo de Goebbels fue especialmente eficaz para intensificar los esfuerzos del frente interno: se convirtió en el protagonista de la guerra total. Después de varios comienzos en falso, el intento de asesinato de Hitler el 20 de julio de 1944 (ver July Plot), lo puso a la vista de su objetivo. El 25 de agosto se convirtió en “Plenipotenciario del Reich para Total War”, pero fue, como se lamentó brevemente, demasiado tarde.

Hitler murió por suicidio el 30 de abril de 1945, y ese día Goebbels se convirtió en canciller del Reich, según las instrucciones del testamento de Hitler. Sin embargo, el 1 de mayo, Goebbels, el único de los líderes nazis originales que permaneció con Hitler en el búnker asediado en Berlín, y su esposa tuvieron a sus seis hijos envenenados con cianuro, y la pareja se quitó la vida.


Matrimonio con María

Después de casarse con María, José descubrió que ella ya estaba embarazada y, siendo & quota un hombre justo y no estaba dispuesto a avergonzarla '' (Mat. 1:19), decidió divorciarse de ella en silencio, sabiendo que si lo hacía públicamente, podría ser lapidada. Sin embargo, un ángel se acercó a José y le dijo que el niño que María llevaba era el hijo de Dios y había sido concebido por el Espíritu Santo, por lo que José mantuvo a María como su esposa.

Después del nacimiento de Jesús & apos en Belén, un ángel se acercó a José de nuevo, esta vez para advertirle a él y a María sobre el rey Herodes de Judea y la violencia que traería sobre el niño. José luego huyó a Egipto con María y Jesús, y el ángel apareció de nuevo, le dijo a José que Herodes había muerto y le ordenó que regresara a Tierra Santa.

Evitando Belén y posibles acciones de Herodes y el sucesor de un apóstol, José, María y Jesús se establecieron en Nazaret, en Galilea. Los Evangelios describen a José como un "tecton", que tradicionalmente ha significado "carpintero", y se supone que José le enseñó su oficio a Jesús en Nazaret. En este punto, sin embargo, nunca se vuelve a mencionar a José por su nombre en la Biblia, aunque la historia de Jesús en el templo incluye una referencia a "ambos padres".


Joseph Goebbels y la propaganda

Joseph Goebbels fue nombrado Ministro de Propaganda del Reich el 13 de marzo de 1933. Goebbels demostró ser un experto en su dominio del oscuro arte de la propaganda. Goebbels no tenía ningún entrenamiento formal en ningún aspecto de la propaganda. Sin embargo, pareció cumplir con lo que Adolf Hitler escribió en 'Mein Kampf' con respecto a la verdad: si vas a decir una mentira, di una grande y si la cuentas con suficiente frecuencia, la gente comenzará a creerla.

Goebbels produjo lo que llamó sus "Diez Mandamientos para los nacionalsocialistas" a mediados de la década de 1920. Estos iban a respaldar sus enfoques de la propaganda. Después del 30 de enero de 1933, Goebbels pudo utilizar plenamente su enfoque sin que aparentemente nadie estuviera dispuesto a detenerlo. Sus "Diez mandamientos para los nacionalsocialistas" fueron:

1. “Tu Patria se llama Alemania. Ámalo sobre todo y más con la acción que con las palabras.

2. Los enemigos de Alemania son tus enemigos. Odíalos con todo tu corazón.

3. Todo camarada nacional, incluso el más pobre, es un pedazo de Alemania. Ámalo como a ti mismo.

4. Exígete solo deberes para ti. Entonces Alemania obtendrá justicia.

5. Siéntete orgulloso de Alemania. Deberías estar orgulloso de una Patria por la que millones han sacrificado sus vidas.

6. El que abusa de Alemania, abusa de ti y de tus muertos. Golpea tu puño contra él.

7. Golpea a un pícaro más de una vez. Cuando uno te quita tus buenos derechos, recuerda que solo puedes luchar contra él físicamente.

8. No seas un bribón antisemita. Pero cuidado con el "Berliner Tageblatt".

9. Haga sus acciones que no necesiten sonrojarse cuando se mencione la Nueva Alemania.

10. Cree en el futuro. Solo entonces podrás ser el vencedor ".

Se sabe que Goebbels estudió la forma en que trabajaban las empresas de publicidad en Estados Unidos. Gran parte de su trabajo escrito se componía de oraciones cortas, como lo indica lo anterior. Todo se mantuvo simple para que no hubiera malentendidos en cuanto a su significado. Cuando Goebbels escribía para algo como "Der Angriff" o "Volkischer Beobachter", puntuaba sus oraciones con letras mayúsculas. Por ejemplo:

“Lo que exigimos es NUEVO, CLARO y RADICAL, por lo tanto REVOLUCIONARIO a largo plazo. La conmoción que queremos se debe lograr ante todo EN EL ESPÍRITU DEL PUEBLO. No conocemos IFS O BUTS, solo conocemos O ... O. "

Goebbels nunca estuvo restringido por ningún código moral. Usó su posición dentro de la jerarquía nazi para influir en los periódicos, el cine, los teatros, las galerías de arte y las transmisiones de radio. Todo esto era parte de la política de "gleichshaltung" de Hitler: coordinar a toda la población de la Alemania nazi detrás de Hitler. Fue idea de Goebbels asegurarse de que se instalaran altavoces en las calles para garantizar que la gente pudiera escuchar los discursos pronunciados por Hitler. Esto se convirtió en un plan que permitió a los alemanes comprar una radio barata. Goebbels argumentó que si el Führer tenía algo que decir, la gente en su conjunto tenía que tener la capacidad de escuchar lo que decía. Sin embargo, una vez que se había comprado una radio, cada familia tenía que pagar 2 marcos al mes por una licencia. Durante la Segunda Guerra Mundial, se prohibió escuchar transmisiones extranjeras como el Servicio Mundial de la BBC.


Joseph Goebbels

(1897-1945). El ministro de propaganda alemán Joseph Goebbels sirvió en el Tercer Reich (el régimen de Alemania de 1933 a 1945) bajo Adolf Hitler. Goebbels fue el encargado de presentar una imagen favorable del régimen nazi al pueblo alemán. Tras el suicidio de Hitler al final de la Segunda Guerra Mundial, Goebbels se desempeñó como canciller de Alemania durante un solo día antes de que él y su esposa envenenaron a sus seis hijos y se quitaron la vida.

Paul Joseph Goebbels nació el 29 de octubre de 1897 en Rheydt, Alemania. Sus padres le brindaron una educación secundaria y también lo ayudaron a mantenerlo durante los cinco años de sus estudios universitarios. Fue excusado del servicio militar durante la Primera Guerra Mundial debido a su pie zambo (presumiblemente como resultado de haber contraído polio cuando era niño). Después de graduarse de la Universidad de Heidelberg en 1922 con un doctorado en filología alemana, Goebbels prosiguió sus esfuerzos literarios, dramáticos y periodísticos; escribió una novela en forma de diario en la década de 1920. Inicialmente, Goebbels no era antisemita, tenía altas opiniones de sus maestros judíos, y en un momento estuvo comprometido con una mujer medio judía.

En el otoño de 1924, Goebbels se hizo amigo de un grupo de nacionalsocialistas. Un orador talentoso, se convirtió en administrador de distrito del Partido Nazi (Partido Nacional Socialista de los Trabajadores Alemanes) en Elberfeld y editor de una revista nacionalsocialista quincenal. En 1926 Hitler lo nombró líder de distrito en la ciudad políticamente importante de Berlín. Dos años más tarde, Hitler otorgó a Goebbels el puesto adicional de director de propaganda del Partido Nazi para toda Alemania. Goebbels comenzó a crear el mito del Führer (alemán: "Líder") en torno a Hitler ya instituir el ritual de las celebraciones y manifestaciones de los partidos políticos que ayudaron a convertir a las masas alemanas al nazismo. Además, difundió propaganda al continuar con su riguroso programa de discursos.

Después de que los nazis tomaron el poder, Goebbels tomó el control de la maquinaria de propaganda nacional. El Tercer Reich creó un ministerio de propaganda e ilustración pública para él, y se convirtió en presidente de la recién formada Cámara de Cultura. En esta última capacidad, Goebbels controlaba la prensa, la radio, el teatro, el cine, la literatura, la música y las bellas artes. En abril de 1933 organizó, por orden de Hitler, un boicot a los negocios judíos. Un mes después, fue fundamental en la quema de libros "no alemanes" en la Ópera de Berlín. Sin embargo, en general, el control de Goebbels de la propaganda extranjera, la prensa, el teatro y la literatura era limitado, y mostró poco interés en regular la música y el arte.

La influencia de Goebbels disminuyó durante 1937 y 1938. Durante este tiempo, se vio envuelto en una historia de amor con una estrella de cine checoslovaca que casi le hizo perder su carrera y su familia. (En 1931, se había casado con Magda Ritschel, una mujer de la clase media alta que finalmente le dio seis hijos). El papel de Goebbels experimentó pocos cambios con el estallido de la Segunda Guerra Mundial.

Goebbels fue un maestro orador y propagandista. Después de las derrotas de Alemania en la Unión Soviética y África, no falsificó los hechos de la situación. En cambio, su propaganda consistió en anuncios en la prensa y la radio en los que suscitó esperanzas continuamente, a menudo citando paralelos históricos. Continuó con sus apariciones públicas, incluso después de que muchos otros nazis prominentes se hubieran retirado a búnkeres y fortificaciones, lo que ayudó mucho a mejorar una imagen que hasta entonces había sido abrumadoramente negativa. El trabajo de Goebbels fue especialmente eficaz para intensificar los esfuerzos del frente interno: se convirtió en partidario de la "guerra total" y, el 25 de agosto de 1944, se le otorgó oficialmente el título de Plenipotenciario del Reich para la Guerra Total.

En la primavera de 1945, los alemanes estaban perdiendo la guerra en todos los frentes principales. A fines de abril, Goebbels y su familia se mudaron a un búnker subterráneo con Hitler en Berlín. El 30 de abril, Hitler se suicidó y nombró a Goebbels canciller del Reich en su testamento. El 1 de mayo de 1945, Goebbels y su esposa envenenaron a sus seis hijos y luego se quitaron la vida.


Joseph Goebbels

Joseph Goebbels nació en 1897 y murió en 1945. Goebbels fue el Ministro de Propaganda de Hitler y una de las personas más importantes e influyentes de la Alemania nazi.

Goebbels nació en Renania y asistió a la establecida Universidad de Heidelberg, donde obtuvo un doctorado en filosofía en 1920. No había servido en el ejército alemán durante la Primera Guerra Mundial ya que estaba discapacitado por un pie zambo que obstaculizaba su capacidad para andar. Este sentimiento de inferioridad física (Goebbels también estaba consciente de su falta de estatura), su rechazo por parte del ejército alemán y los términos del Tratado de Versalles llevaron a Goebbels a convertirse en un hombre muy amargado a principios de la década de 1920. Se unió al Partido Nazi a fines de 1924, aunque para mantener felices a sus padres, consiguió un trabajo en un banco para mantener una apariencia de clase media.

A Goebbels se le encomendó la tarea de conseguir el apoyo nazi en Berlín. Lo hizo entre 1926 y 1930. En 1928, fue elegido miembro del Reichstag, algo que repitió en 1930. En 1929, se le asignó el mando general de la maquinaria de propaganda del partido. Fue aquí donde se destacó Goebbels. En 1933, después de que Hitler fuera nombrado canciller, Goebbels fue nombrado ministro de Ilustración y Propaganda. Ocupó este cargo hasta 1945.

Su lengua afilada lo convirtió en enemigos dentro del Partido Nazi, donde algunos lo llamaron el "Enano Venenoso". Sin embargo, a excepción de cuestiones relacionadas con su matrimonio, contó con el apoyo de Hitler. Goebbels era un mujeriego notorio y su esposa quería divorciarse de él después de una relación de más. Hitler se negó a dar su permiso para el divorcio porque había dedicado mucho tiempo a cultivar la importancia de los valores familiares para el público alemán. ¿Cómo podía tolerar que una figura importante del Partido Nazi presentara un ejemplo tan pobre? Sin embargo, se sabe que Hitler le dijo a Goebbels que cambiara sus costumbres.

Goebbels conocía el poder de controlar lo que pensaba la gente. Los que no tuvieron que enfrentarse a la policía secreta. Aquellos que fueron engañados por Goebbels quedaron cautivados por la película en color, que rara vez se ve utilizada por políticos en otros lugares, ya que se consideraba demasiado poco confiable. Películas como "El judío eterno" (una película en blanco y negro) recalcaron el mensaje antisemita del partido "El triunfo de la voluntad" retrató el poder de Hitler y Alemania. Las exhibiciones en Nuremberg, realizadas en colaboración con Albert Speer, son logros importantes incluso para los estándares actuales de tamaño y complejidad de la organización.

Durante la Segunda Guerra Mundial, fue fácil para Goebbels persuadir al público de que las cosas iban bien cuando la guerra iba por el camino de Alemania. Sin embargo, esto se volvió mucho más difícil después de la Batalla de Stalingrado. Esto fue retratado en la película como una falla de los generales en el frente oriental que no mostraron suficiente compromiso con la causa nazi. Goebbels exigió la "guerra total" de los alemanes y en 1944 fue nombrado Comisionado del Reich para la Movilización Total.

Cuando Berlín fue sitiada por los rusos en abril / mayo de 1945, Goebbels se quedó con Hitler en el búnker de Hitler. En su diario, culpó de la derrota de Alemania al pueblo alemán y no a Hitler. El 1 de mayo, le dio veneno a sus seis hijos y luego le disparó a su esposa y luego a sí mismo. Dio órdenes de que su cuerpo fuera quemado. Antes de su muerte, se dice que Hitler le dio a Goebbels su propio reloj de pulsera como una marca de que había sido el único líder nazi de alto rango que se había quedado con Hitler hasta el final.


Goebbels, José

Joseph Goebbels fue superado solo por Adolf Hitler como propagandista del movimiento nazi. Pequeño y enfermizo de niño, se le consideró inelegible para el servicio militar debido a un pie zambo. Sin embargo, su mente capaz y ágil lo llevó a obtener un doctorado en literatura alemana en 1921.

Goebbels se unió al Partido Nazi en 1924, entrando en un entorno donde su talento fue rápidamente reconocido. Hitler lo nombró jefe del Partido Nazi en Berlín en 1926. En esa ciudad el partido estaba sumido en el caos, pero en un año, Goebbels había expulsado a un tercio de los miembros, había puesto a los que quedaban a trabajar en la creación de propaganda eficaz y había comenzado una campaña. periódico semanal titulado Der Angriff (El ataque). Hizo de Bernhard Weiss (a quien apodó "Idisor"), el comisionado adjunto judío de la policía de Berlín, su objetivo particular. Aunque el apoyo al Partido Nazi siguió siendo pequeño, no pasó mucho tiempo antes de que todo Berlín se diera cuenta de la presencia de los camisas pardas. Como dijo Goebbels, "Hacer ruido es un medio eficaz de propaganda" (Bramsted, 1965, p. 22).

Poco después de la toma del poder por los nazis el 30 de enero de 1933, Hitler nombró a Goebbels Ministro de Ilustración y Propaganda del Pueblo, a cargo de un nuevo ministerio creado por encargo para él. Esta posición le dio una voz importante en la mayoría de los asuntos relacionados con la propaganda, pero el hábito de Hitler de establecer trabajos con responsabilidades superpuestas significaba que Goebbels tenía que competir constantemente con otros líderes nazis por el poder. Durante la Segunda Guerra Mundial, la influencia de Goebbels aumentó gradualmente. Su discurso de Guerra Total en febrero de 1943 fue un intento de movilizar el apoyo de las masas para el esfuerzo de guerra después de la derrota en Stalingrado, pero también de aumentar su propio poder. Como propagandista, Goebbels siguió el pensamiento de Hitler. La propaganda era una colección de métodos que se juzgaban únicamente sobre la base de su eficacia. Los métodos que funcionaron fueron buenos, los que fallaron fueron malos. La teorización académica fue inútil. A través de la habilidad y la experiencia naturales, el hábil propagandista desarrolló un sentimiento por lo que era efectivo y lo que no lo era. La propaganda tenía que basarse en una comprensión clara de la audiencia. No se puede persuadir a la gente de nada sin tomar las actitudes existentes y basarse en ellas.

Goebbels quería que la propaganda nazi fuera fácil de entender. It had to appeal to the emotions and repeat its message endlessly (but with variations in style). He favored holding to the truth as much as possible. However, Goebbels had no compunction about lying—although he thought it safer to selectively present or distort material rather than completely fabricate it.

Goebbels was a prime mover in the Nazis' anti-Semitic campaign. He regularly issued orders to intensify the campaign against the Jews. At the book burning in Berlin in May 1933, he announced the end of an "era of Jewish hyperintellectualism" (Reuth, 1993, pp. 182–183) and worked to eliminate Jews from German cultural life. He played a central role in the anti-Semitic violence of Kristallnacht (the night of broken glass) on November 9, 1938. He wanted Berlin to be one of the first major German cities to be "free of Jews."

Goebbels took a particular interest in film, especially the two vehement anti-Semitic films released in the fall of 1940: Jud Suess y Der Ewige Jude (The Eternal Jew). The former was a so-called historic film set in the eighteenth century that accused Jews of financial and sexual crimes, the latter a documentary-style film based largely on footage filmed after the German invasion of Poland. It compared Jews to rats and suggested that they were responsible for most of the world's ills.

In his final major anti-Semitic essay in January 1945, Goebbels wrote: "Humanity would sink into eternal darkness, it would fall into a dull and primitive state, were the Jews to win this war. They are the incarnation of that destructive force that in these terrible years has guided the enemy war leadership in a fight against all that we see as noble, beautiful and worth keeping" (p. 3). After Hitler committed suicide as the Russian siege of Berlin raged, Goebbels and his wife decided to also end their lives on May 1, 1945, to avoid capture, but only after administering a fatal dose of poison to their six children. To their way of thinking, death, even that of their children, was preferable to life under a government other than the Third Reich.

Although Goebbels did not succeed in persuading all Germans to be strongly anti-Semitic, his propaganda intensified existing attitudes and made it easier for Germans to believe that the persecution of the Jews was at least partially justified. The Holocaust would not have been possible in 1933. Ten years of unremitting anti-Semitic propaganda established the foundation on which the concentration camps were built.


A Scandal In Nazi Germany

Baarová and Goebbel’s grand love affair came to an abrupt end in 1938. By then, Hermann Göring was tapping Baarová’s phone and relaying steamy tidbits to Hitler.

Torn between his passion for Baarová and his duty to maintain family values as a prominent member of the Reich, Joseph Goebbels decided to bring his wife and his mistress together, and he proposed an arrangement.

But Magda wasn’t having it: She demanded that he choose between the two of them. Then, the actor Fröhlich beat Goebbels up in a jealous fit.

Laid up with bruises on his face, Goebbels tried to cover up his disappearance by claiming that he was recovering from intestinal flu. Magda marched right to Hitler, desperate to obtain permission to go to Denmark and obtain a divorce.

Somehow, the events were leaked to the Noticias diarias de Nueva York. Baarová’s affair with Goebbels was splashed on the front page of newspapers throughout the world, and Hitler was furious.

He banned Baarová from UFA and ordered Goebbels to reconcile with his wife. A public reconciliation was filmed at UFA with the entire family. Magda immediately got pregnant again with baby number five.

Universum Film (UFA) Lída Baarová in A Prussian Love Story, 1938.

Meanwhile, the Gestapo called Baarová into their office and forbade her from attending public events. Defying their orders, she arrived at the premiere of her film Der Spieler (El jugador) to encounter a gauntlet of people shouting, “Whore! Whore!”

The film was continually disrupted by hecklers. At her line, “Where shall I get the 36,000 marks?”, someone jeered, “Go to your friend, Joseph!” After two days of further wisecracks and abuse, Der Spieler was pulled from distribution.

Lída Baarová had also just completed A Prussian Love Story, which depicted the doomed love affair between Wilhelm I and Elisa Radziwiłł. Seen as a thinly veiled depiction of her affair with Goebbels, it was banned from theaters and ultimately not released until 1950.

Blacklisted, mocked, and with the Gestapo dogging her every step, Lída Baarová desperately tried to get her immigration papers to travel to Hollywood. When that proved impossible, she headed home.

Arriving in Nazi-occupied Czechoslovakia, she found her sister, Zorka Janů, in pre-production for Ohnivé Léto (Fiery Summer). She joined the cast of the film, which echoed her recent experience in its story about a doomed love triangle. She also played an 18th-century countess who steps out of a painting in one of her best-known films, Dívka v Modrém (Girl in Blue).

Facebook/Kowary, formerly Schmiedeberg A publicity photo for Dívka v modrém (Girl in Blue), 1939.

Seeking more ambitious projects, she traveled to fascist Italy and found work in several films, including L’ippocampo (The Hippocampus) directed by Vittorio de Sica. She saw Joseph Goebbels one last time at the 1942 Venice Film Festival. “He must have recognized me, but he did not make a single movement,” she later recounted. “He was always the master of self-control.”


Words of warning: Goebbels' love letters reveal tyrant in the making

Adolf Hitler's infamous propaganda chief, Joseph Goebbels, displayed anti-Semitic, self-centred and controlling behaviour as a young man in thousands of love letters, school papers and other documents which are due to be sold at a controversial auction on Thursday.

The extensive collection spans the period from Goebbels' childhood to shortly before he joined the Nazi party in 1924. It contains correspondence with girlfriends, including more than 100 letters he exchanged with Anka Stalhern, the girl reputed to be the first love of his life.

"It sums up the formative years of the No 2 man in the Third Reich," said Bill Panagopulos, whose company, Alexander Historical Auctions, will sell the collection in Stamford, Connecticut. "It shows how this rather simple, shy and lovestruck college student became radicalised."

The thousands of pages include Goebbels' college dissertation, his report cards and dozens of poems and school essays which may provide fresh insights into the mind of one of the most fanatical Nazis. Stalhern, a law student, ended her relationship with Goebbels in 1920. In his last letter to her that year, Goebbels wrote: "If I had you here with me I would grab you and force you to love me, if only for a moment – then I would kill you."

The papers also contain details about Goebbels' relationship with Else Janke, a young sports teacher from his home town of Rheydt, in North Rhine-Westphalia, whom he met in the early 1920s. In 1922, Janke revealed to Goebbels that she was half-Jewish. "She told me her roots. Since then her charms have been destroyed for me," Goebbels wrote in his diaries.

In what is seen as early evidence of his egotistical behaviour, several of Goebbels' writings are completed with numerous personal signatures. Replying to a teacher who offered condolences after the death of Goebbels' sister, the man who would later call for "total war" writes that his loss is minor compared with the losses suffered by "Our Fatherland". "You really get a feel for what was going on in his head," said Mr Panagopulos.

Goebbels and his equally fanatical wife, Magda, killed their six children with cyanide tablets before killing themselves at Hitler's Berlin bunker, the day after the Nazi leader committed suicide.

The Goebbels collection is expected to fetch more than $200,000 and is being sold on behalf of an unnamed Swiss company which obtained the documents after they had changed hands several times.

But the impending sale has invoked criticism from a Holocaust survivors group which has accused the auction house of making profits from Nazi memorabilia. It noted that Alexander Historical Auctions had last year auctioned off the journals of the Nazi death camp doctor Josef Mengele and said the Goebbels papers could be used to lionise the Nazi leader.

Menachem Rosensaft, of the American Gathering of Jewish Holocaust Survivors, said the collection should be made available to historians in an archive instead. "I leave it to others to determine the morality of it all," he said. However, Mr Panagopulos said that neo-Nazis were not interested in such material and that most of the documents had been made available to historians before being put up for auction. He said because his father's home town had been destroyed by the Nazis during the German occupation of Greece during World War II, his morals "should not be questioned".

'The ram': Goebbels' sexual appetite

Goebbels's legendary promiscuity earned him the nickname "The Ram". "Eros awoke" he wrote in a diary in 1912 when he was just 16. He was overcome with a desire for "mature women" – in this case it was the stepmother of one of his school friends.

By the time he was 21 he boasted about simultaneously seducing two sisters called Liesl and Agnes. In 1930 he met his future wife, the Hitler worshipper Magda Quandt.

He fathered six children with her while continuing dalliances with other women. The most famous was his affair with the Czech actress Lida Baarova. Hitler, who was furious about his propaganda chief liaising with an "inferior Slav", forced him to end the affair.


Ver el vídeo: TOP 5 Nejsilnějších dětí na světě