Comintern

Comintern

En marzo de 1919, miembros destacados del Partido Comunista de Rusia fundaron la Internacional Comunista (más tarde conocida como Comintern). El objetivo de la organización era luchar "por todos los medios disponibles, incluida la fuerza armada, por el derrocamiento de la burguesía internacional y por la creación de una república soviética internacional como etapa de transición hacia la completa abolición del Estado".

Para ser admitidos en el Komintern, los partidos comunistas tenían que aceptar veintiuna condiciones. Esto incluía: (1) conducir propaganda y agitación verdaderamente comunistas y defender el ideal de una dictadura del proletariado ante las masas; (2) eliminar a todos los reformistas y partidarios de las opiniones centristas de los puestos de responsabilidad; (3) crear una organización ilegal (además de la legal) para el trabajo subversivo.

Gregory Zinoviev, fue elegido presidente del Komintern. Ocupó el cargo durante siete años antes de ser despedido por Joseph Stalin por su apoyo a las ideas de Leon Trotsky. Zinoviev fue reemplazado por Nickolai Bukharin, pero fue despedido en 1928 y Stalin, como secretario general del Partido Comunista, se convirtió en el jefe del Komintern. Luego purgó a todos los miembros de la organización que apoyaban a Trotsky y sus puntos de vista sobre la revolución mundial.

Durante muchos años, aunque las perspectivas revolucionarias parecían prometedoras, el Komintern invirtió la mayor parte de su dinero en Alemania y Europa Central. Pero cuando se convirtió de manera más decisiva en un apéndice del gobierno soviético, y los objetivos revolucionarios se desviaron en favor de estalinizar la opinión pública y capturar posiciones clave en los gobiernos democráticos, los presupuestos de Moscú para Francia, Gran Bretaña y Estados Unidos aumentaron enormemente.

El Cominform describió el mundo dividido en dos campos marcadamente trazados, el campo del imperialismo y la guerra encabezados por Estados Unidos, y el campo del socialismo y la paz, encabezados por la Unión Soviética; todas las tendencias de neutralismo hacia estos dos campos fueron rotundamente condenadas. El concepto de caminos independientes hacia el socialismo que había florecido brevemente ahora fue denunciado; la similitud de los nuevos países comunistas y la Unión Soviética se enfatizó ahora, y todos los países comunistas fueron llamados a seguir el patrón soviético en todos los aspectos de la vida con consecuencias desastrosas para sus economías y libertades.

Quienquiera que se resistiera a estas nuevas políticas ahora fue purgado sin piedad. Los comunistas yugoslavos, oponiéndose a todas las presiones, fueron expulsados ​​del Cominform en julio de 1948 y excomulgados del comunismo mundial, y el gobierno de Tito fue denunciado como procapitalista, incluso fascista. Esto, a su vez, preparó el escenario para nuevas e inmensas purgas. Dado que Tito era el peor de los enemigos posibles, cualquiera asociado con él o con sus ideas de un desarrollo nacional e independiente del socialismo era considerado un espía imperialista que merecía ser eliminado. En juicios fraudulentos (que no consideré fraudulentos ni respaldados plenamente), Slansky, Rajk, Kostov y otros fueron ejecutados, mientras que Gomulka, Kadar y muchos más fueron destituidos en desgracia y encarcelados.


INTERNACIONAL COMUNISTA

La Internacional Comunista era una organización de partidos comunistas dedicada a acelerar la revolución socialista. Durante la Primera Guerra Mundial, Vladimir Ilich Lenin condenó a la Segunda Internacional, una coalición flexible de partidos socialistas, porque la mayoría de sus líderes habían votado a favor de los créditos de guerra y apoyado la guerra. Los calificó de traidores al marxismo y al proletariado, y luego instó a crear una nueva internacional, una Tercera Internacional o Comunista, que conduciría a los trabajadores del mundo al socialismo.

El Congreso fundador de la Internacional Comunista (Comintern) en 1919 fue el primer paso hacia la realización del sueño de Lenin. Ese Congreso hizo poco más que anunciar el nacimiento del Comintern & # x2014 "un Partido Comunista mundial unificado, cuyas secciones específicas eran partidos activos en cada país" & # x2014 y sus principios básicos. Los delegados al Segundo Congreso en 1920 adoptaron los Veinte & # x2013 One Points, que definían las reglas de membresía. Ciertos puntos merecen ser notados. Cada partido que buscaba afiliarse a la Comintern tenía que sacar a los reformistas de sus filas, purgar periódicamente su membresía y adherirse a los principios del centralismo democrático. Esos principios

aplicado dentro de los partidos miembros, así como a la relación de cada partido con el Comintern. Todas las decisiones tomadas por los congresos de la Comintern y el Comité Ejecutivo de la Comintern (ECCI) eran vinculantes para los partidos miembros.

La función principal del Komintern era identificar y promulgar las estrategias y tácticas adecuadas para promover la revolución socialista internacional. Durante su existencia, promulgó varias políticas para lograr ese objetivo. Hasta 1921, defendió la política del frente único, cuyos objetivos eran alejar a los trabajadores de los partidos socialdemócratas y radicales y tomar el poder en sus respectivos países. La creencia en una revolución inevitable impulsó esta política. Pero en 1921 las perspectivas de revolución disminuyeron y el Komintern adoptó un conjunto más flexible de tácticas de frente único, que permitieron la cooperación condicional con los partidos socialdemócratas, preservando el objetivo de extender la influencia del Partido Comunista entre los trabajadores.

En su Sexto Congreso en 1928, el Komintern adoptó una política de línea dura cuando calificó a los socialdemócratas y socialistas reformistas como el principal enemigo y "socialfascistas". Cualquier colaboración con los "socialfascistas" se volvió impensable. El Komintern instó a los trabajadores y sindicatos a rechazar y destruir a los socialdemócratas. Conocido como el tercer período, esta política resultó desastrosa.

El Séptimo Congreso de 1935 rechazó esta política y resolvió que el fascismo era el enemigo principal. Exigía que los partidos miembros dejaran de atacar a los reformistas y forjaran amplias coaliciones antifascistas. Esta política, el Frente Popular, elevó la suerte del Komintern. Su llamado a una lucha antifascista de base amplia y # x2013 ganó muchos partidarios en todo el mundo. Los gobiernos de coalición del Frente Popular llegaron al poder en Francia y España en 1936. La victoria del Frente Popular en España desencadenó la Guerra Civil Española, durante la cual el Comintern organizó las Brigadas Internacionales, un ejército heterogéneo de voluntarios internacionales que acudieron allí para luchar contra el fascismo.

Tras el Pacto de no agresión nazi y soviético de agosto de 1939, el Komintern abandonó su política antifascista y anunció que los comunistas no deberían apoyar la guerra imperialista en Europa. Después de la invasión nazi de la URSS el 22 de junio de 1941, la política del Komintern cambió de nuevo, llamando a actividades antifascistas para defender la URSS. En 1943, por orden de Josef Stalin, el Komintern se disolvió.

Aunque el Komintern era un colectivo de partidos comunistas fraternos, el Partido Comunista (PCUS) ejercía una influencia incomparable. Lo hizo porque era el único partido comunista que había tomado el poder, había organizado el Komintern y proporcionó al Komintern y a los partidos miembros asistencia política, organizativa y financiera. Los Twenty & # x2013 One Points reflejaron los principios organizativos y operativos del PCUS. Los líderes del partido prepararon muchas de las decisiones más importantes del Komintern y, a menudo, decidieron qué tácticas y estrategias seguiría el Komintern y a quién destituir y nombrar a los órganos de liderazgo del Komintern y los partidos hermanos.

A finales de la década de 1920, los valores y comportamientos del PCUS habían influido en el Komintern. Una variedad de factores explicaron esto. Dentro del aparato de la ECCI había comités del PCUS. La destitución de quienes se oponían al partido o la línea del Komintern aceleró el proceso. En la década de 1920, la ECCI destituyó a los seguidores de Leon Trotsky y Grigory Zinoviev, presidente del Komintern de 1919 a 1926, y más tarde a los seguidores de Nikolai Bujarin, sucesor de Zinoviev, por su oposición a la política del partido.

No obstante, el Komintern era una institución política internacional y, por lo tanto, poseía algunas características distintivas. La mayoría de los miembros de la ECCI y su aparato eran extranjeros; los representantes del exterior participaban habitualmente en las actividades del Komintern. El ECCI era responsable de los partidos fraternos, cada uno de los cuales estaba asignado a una sección nacional o regional en el ECCI, muchos miembros de estos partidos vivían en la URSS.

El Komintern, por tanto, existía en dos mundos: en la URSS, el mundo socialista y en la arena internacional, el mundo capitalista. Dentro de la URSS, sus funciones consistían en elaborar políticas para fortalecer el movimiento comunista internacional, defender las políticas exteriores e internas soviéticas y cooperar con el partido y las oficinas soviéticas correspondientes. En el mundo capitalista, el Komintern guió y dirigió a los partidos comunistas, ayudó a construir sus estructuras organizativas, educó a los miembros del partido en el marxismo y el leninismo # x2013 y exigió que sus seguidores defendieran las políticas y los líderes de la URSS.

Para gestionar sus diversas actividades, el Komintern tenía una burocracia sustancial. Formalmente, los congresos de la Comintern, celebrados en 1919, 1920, 1921, 1922, 1924, 1928 y 1935, determinaron sus políticas. En realidad, los congresos aprobaron las políticas y los nominados planteados por la delegación del PCUS y la ECCI. Los congresos eligieron a la ECCI, que implementó e interpretó políticas entre congresos. Dentro del aparato de la ECCI, los departamentos proporcionaron a los líderes de la ECCI información sobre los departamentos funcionales de los partidos fraternos atendidos en las operaciones de rutina.

Dadas las actividades del Komintern en el exterior, cooperó con el Comisariado de Relaciones Exteriores y con los órganos de inteligencia y seguridad militar. Originalmente, las relaciones entre ellos proporcionaban cierto grado de autonomía administrativa. Pero a partir de mediados de la década de 1920 se profundizó la cooperación entre el Comintern y el Comisariado de Relaciones Exteriores, los órganos de seguridad y los servicios de inteligencia militar.

Aunque el Frente Popular elevó la reputación internacional del Komintern, dentro de la URSS las presiones internas lo colocaron en una posición política vulnerable. Desde mediados de la década de 1930, la ansiedad por las amenazas extranjeras, el creciente temor a los espías y los temores de que agentes extranjeros tuvieran tarjetas del partido del PCUS significaron que la policía vigilante y los líderes del partido escudriñaban cada vez más al Komintern. Cuando estalló la represión masiva en 1937, los trabajadores de la Comintern y los miembros de partidos fraternos que vivían en la URSS fueron a menudo víctimas. En 1939, el aparato del Komintern carecía de personal esencial. Aunque no se disolvió hasta 1943, la represión de 1937 y 1938 destruyó la capacidad de funcionamiento del Komintern y su reputación en el exterior.

Ver también: partido comunista de la unión soviética congresos y conferencias del partido política del frente popular zinoviev, grigory yevseyevich


Proyecto de Archivos de la Internacional Comunista (Comintern)

L os archivos de la Internacional Comunista (Comintern) están bajo la custodia de los Archivos del Estado Ruso de Historia Social y Política (RGASPI) en Moscú. Como parte de un esfuerzo internacional para preservar los archivos y hacerlos accesibles a los investigadores, RGASPI ha digitalizado alrededor de un millón de páginas de documentos de 59 subseries.

Al seleccionar los materiales para la digitalización, el Comité Internacional para la Computarización del Comintern (INCOMKA), del cual la Biblioteca del Congreso es una institución participante, se basó en la experiencia de historiadores del Comintern de todo el mundo. INCOMKA se centró en las comisiones, secretarías y departamentos del Comité Ejecutivo de la Comintern.

El papel de la Biblioteca del Congreso en el Proyecto de Archivos de la Comintern ha sido convertir los nombres personales del alfabeto cirílico al latino y traducir "descriptores" (palabras clave / encabezados de materias) del ruso al inglés. Los descriptores enlazan con las imágenes digitales, que se muestran en el sistema Archidoc. Archidoc es un producto de la empresa española de software Informatica El Corte Inglés.


Fin del Komintern

El 22 de mayo de 1943, el Presidium del Comité Ejecutivo de la Internacional Comunista (Comintern) emitió una resolución disolviendo la organización. Pocos podrían haberse sorprendido. Fundada en 1919 como el faro de la revolución proletaria internacional, la Comintern inicialmente jugó un papel importante en la movilización de elementos de la izquierda europea que habían roto con la socialdemocracia por su traición al internacionalismo proletario durante la Primera Guerra Mundial, y en el sostenimiento del apoyo a los bolcheviques. revolución en Rusia. Sin embargo, la imposición por parte de la Comintern de reglas estrictas que gobiernan el comportamiento de los partidos comunistas constituyentes limitó su maniobrabilidad dentro de sus respectivos países, y su purga de partidarios de Trotsky y Bujarin redujo aún más su atractivo.

La decisión del Séptimo Congreso de la Comintern en julio de 1935 de abandonar la organización y la línea anticapitalista previamente intransigente en favor de un Frente Popular con partidos socialistas y burgueses reformistas contra el fascismo, y los esfuerzos de la Comintern en nombre de la asediada República española. durante la guerra civil de ese país (1936-39) resonó en amplios círculos de la izquierda europea. Para ellos, las luchas antifascistas de la segunda mitad de los años treinta constituyeron una especie de época dorada. Sin embargo, para aquellos dentro del Comité Ejecutivo que se habían opuesto a la nueva línea, el precio fue alto: casi para un hombre, perecieron en las Grandes Purgas de 1937-38. El Pacto de no agresión nazi-soviético de agosto de 1939 sorprendió a millones de comunistas y simpatizantes soviéticos en todo el mundo, debilitando aún más el atractivo de la Comintern. Los partidos comunistas británico y francés, que hasta el anuncio del pacto habían estado a la vanguardia de sus países y coaliciones antifascistas, fueron obligados por Moscú a realizar una cara volte declarando la guerra contra la Alemania nazi como una empresa & # 8220imperialista & # 8221 por parte de sus respectivas clases capitalistas.

El gobierno soviético respondió a la invasión nazi de junio de 1941 presentando la titánica lucha en los términos altamente nacionalistas de una Gran Guerra Patria. Invocando a figuras heroicas del viejo pasado ruso, también tomó medidas para asegurar a los aliados occidentales que también era parte de lo que Stalin llamó & # 8220 el ataque común de todas las naciones amantes de la libertad contra el enemigo común & # 8221. de la ya moribunda Comintern encajan en este esquema.


Comintern - Historia

HISTORIA ORGANIZACIONAL

La Internacional Comunista fue la sucesora del grupo de partidos asociados con el ala izquierda de las convenciones de Zimmerwald. En primer lugar, por supuesto, estaba el Partido Comunista Ruso (bolcheviques), la organización que había tomado las riendas del imperio ruso en noviembre de 1917 y estaba en medio de consolidar su posición en una sangrienta guerra civil. En gran medida, el establecimiento del Komintern fue una manifestación del deseo ruso de una solución final a su guerra civil a través de la revolución mundial. Se buscaron representantes de partidos y tendencias revolucionarias de todo el mundo para participar en la nueva organización internacional.

1. Congreso fundador --- Moscú --- 2-6 de marzo de 1919.

Al Congreso Fundador asistieron 34 delegados con voto decisivo y 18 con voto consultivo.

Un informe taquigráfico del Congreso Fundador de la Comintern se publicó en alemán en 1921 y en traducción rusa ese mismo año. Pathfinder Press publicó una traducción al inglés del original de Gerrman en 1987. [Aquí se pueden ver varios discursos del Congreso Fundador como documentos html. ]

El Primer Congreso no eligió un Comité Ejecutivo, estaba integrado por delegados de los Partidos Comunistas de Rusia, Alemania, Austria, Hungría, la Federación Balcánica, Suiza y Escandinavia.

El Partido Laborista Comunista de América solicitó la membresía de la Comintern el 21 de septiembre de 1919.

El Partido Comunista de América solicitó ser miembro de la Comintern el 24 de noviembre de 1919.

El Partido Socialista de América solicitó la membresía de la Comintern el 12 de marzo de 1920.

Durante las primeras semanas de 1920, S.J. Rutgers y un pequeño grupo de asociados llevaron a cabo instrucciones para establecer una Oficina de Europa Occidental del Comintern en Amsterdam. El presidente de esta Oficina era Wijnkoop y los secretarios Rutgers y Henriette Roland-Holst. La Oficina de Amsterdam publicó un boletín en 3 idiomas. La primera acción del organismo fue convocar una conferencia internacional de grupos de izquierda de Europa y América.

[nota. E.H. Carr, Una historia de la Rusia soviética, v. 3, pág. 169.] Conferencia --- Amsterdam, Países Bajos --- 10-11 de febrero de 1920.

A la conferencia de febrero de 1920 asistieron 16 delegados, incluidos representantes de los Partidos Comunistas de Rusia, el Partido Comunista de Alemania (3, encabezado por Klara Zetkin), Estados Unidos (el delegado del secretario internacional de la CPA, Louis C. Fraina), el Partido Socialista Británico, la Federación Socialista de Trabajadores y los Comités de Trabajadores y Comisarios de Trabajadores, los movimientos comunistas suizo y belga. También hubo 5 delegados presentes con voz y sin voto. Michael Borodin asistió en representación del Komintern. La conferencia adoptó una extensa tesis sobre sindicalismo, que fue preparada e introducida por Fraina, así como tesis sobre social-patriotismo y unidad.

Según E.H. Carr, "La conferencia resultó ser un fiasco, siendo disuelta por la policía el segundo día".

[nota. E.H. Carr, Una historia de la Rusia soviética, v. 3, págs. 169-170.]

La Oficina de Amsterdam de la Comintern fue abolida por decisión de la ECCI en abril de 1920 y las funciones de la oficina se transfirieron a una Secretaría de Europa Occidental ubicada en Berlín.

[nota. E.H. Carr, Una historia de la Rusia soviética, v. 3, pág. 184.] 2. Segundo Congreso --- 19 de julio (Petrogrado) y 23 de julio - 7 de agosto de 1920 (Moscú).

El Segundo Congreso contó con la participación de más de 220 delegados, de los cuales 167 con votos decisivos.

Un informe taquigráfico del 2º Congreso de la Comintern se publicó en alemán en Hamburgo en 1921 y en traducción rusa ese mismo año. En 1934 se publicó una segunda edición en ruso, que corrigió algunos errores importantes. New Park Publications publicó en 1977 una traducción al inglés (en dos volúmenes) del original alemán. [Este material puede verse aquí como un documento html. ]

A la luz de la apresurada decisión de convocar el Congreso Fundador del Komintern, con su lista de delegados determinada más que nada por accidentes geográficos, en cierto sentido el "Segundo Congreso" de la Internacional Comunista debe considerarse como el primero.

El Partido Comunista de América envió dos representantes a Moscú para servir como sus delegados en el 2do Congreso (Louis C.Fraina y Alexander Stoklitsky) antes de la Convención de Unidad de Bridgman de mayo de 1920. La mayoría de los miembros del antiguo CPA se negaron a unirse al Partido Comunista Unido de América en este momento, lo que resultó en la existencia continua de dos organizaciones comunistas en Estados Unidos. Después de la conclusión de la Convención de Unidad, el miembro de la UCP Edward Lindgren ["Flynn"] fue enviado a Moscú para servir como delegado del Congreso de la Comintern, uniéndose a otros tres miembros del ex Partido Laborista Comunista de América que ya estaban allí: ex delegados internacionales de CLP John Reed y Alexander Bilan, así como Eadmonn MacAlpine. Lindgren trajo noticias de la Convención de Unidad y el grupo decidió presionar para que el Comintern ratificara el nuevo partido destituyendo a la delegación de la CPA. Sin embargo, no había llegado información sobre la Convención de Unidad y la división continua del antiguo CPA, y la Comisión de Credenciales, reacia a tomar una decisión sobre la base de información incompleta, confirmó los mandatos de Fraina y Stoklitsky. Esta decisión, ratificada por una votación de 19 a 9 en el pleno del Congreso, reconoció al UCP como el partido mayoritario en América y otorgó a sus delegados 6 votos, mientras que el antiguo CPA fue considerado como el partido minoritario y se le asignaron 4 votos. [Ver el informe taquigráfico del breve debate sobre este asunto, Lindgren hablando por la UCP y Fraina por la antigua CPA.]

El Segundo Congreso aprobó las "21 Condiciones" para la admisión a la Internacional Comunista.

El Segundo Congreso eligió por primera vez un Comité Ejecutivo de la Internacional Comunista (ECCI). Estaba formado por delegados de Rusia (5 miembros, 6 candidatos), Alemania (1 miembro, 1 candidato), Francia, Gran Bretaña y Estados Unidos (2 delegados: Reed de la UCP y Nicholas Hourwich [Gurvich "Andrew"] de la Partido Comunista de América), Italia (1 miembro, 1 candidato) Checoslovaquia, Austria, Escandinavia, Bulgaria, Yugoslavia, Extremo Oriente, Cercano Oriente, Finlandia, Polonia, Holanda (2 delegados), Letonia (1 candidato), Hungría, Georgia, Java y un representante de la juventud. Este grupo, a su vez, eligió una pequeña oficina formada por Zinoviev, Bujarin y Kobetsky (Rusia), Runniansky (Hungría) y Meyer (Alemania).

La pequeña oficina se amplió más tarde para incluir a Kun (Hungría), Rosmer (Francia), Koenen y Radek (Rusia).

Primer Congreso de los Pueblos del Este --- Bakú --- 1-8 de septiembre de 1920.

En 1920 se publicó en ruso un informe taquigráfico del Primer Congreso de los Pueblos del Este. En Moscú, en 1922, se publicó una traducción al inglés y ese mismo año una traducción al alemán. Brian Pearce hizo una nueva traducción al inglés y Hammersmith Books la publicó en Londres en 1970. [Este informe taquigráfico está disponible aquí como documento html. ]

John Reed se dirigió a la reunión en nombre de los trabajadores de América.

El Congreso aprobó en principio la adopción de dos manifiestos: uno para los trabajadores de Oriente y otro para los trabajadores de Europa, Estados Unidos y Japón. El texto de las resoluciones se preparó realmente después del congreso y se publicaron por primera vez en Kommunisticheskii Internatsional No. 14 (6 de noviembre de 1920).

En palabras del historiador británico E.H. Carr:

El congreso de Bakú, aunque descrito en sus registros como el primer congreso de los pueblos orientales, no tuvo sucesor y dejó poco tras de sí en cuanto a maquinaria. El consejo de propaganda y acción se estableció en Bakú y presentó su primer informe al [ECCI] en noviembre de 1920. En diciembre anunció el primer número de una revista, The Peoples of the East, que se publicaría en ruso, turco y persa. y árabe. Hay pocos otros registros de sus actividades.

[nota. E.H. Carr, Una historia de la Rusia soviética, v. 3, págs. 267-268.]

4. 3er Congreso Mundial --- Moscú --- 22 de junio - 12 de julio de 1921.

Un informe taquigráfico del 3er Congreso de la Comintern se publicó en alemán en Hamburgo en 1921 y en traducción rusa en 1922. El Partido Comunista de Gran Bretaña publicó en Londres un informe abreviado de los procedimientos en inglés en 1921.

El Tercer Congreso no eligió directamente un Comité Ejecutivo, pero decidió que los 4 partidos con 40 votos en el Congreso deberían enviar dos delegados y los 14 países con 20 a 20 votos deberían enviar un delegado. El primer delegado estadounidense enviado a Moscú como representante de la ECCI fue Oscar Tyverovsky ["Baldwin"].

Este organismo fue posteriormente "ampliado" en 1921-22. A 15 nuevos partidos comunistas se les asignaron delegados con votos consultivos y a otros partidos se les permitió una segunda votación. A los Estados Unidos se le asignaron dos representantes en el momento del 4º Congreso: Ludwig E. Katterfeld ["Carr"], que reemplazó a Tyverovsky, y James P. Cannon ["Cook"]. La ECCI eligió un presidium compuesto por Zinoviev, Radek y Bujarin (Rusia) Heckert (Alemania) Souvarine (Francia) Genanri (Italia) Kun (Hungría) y Humbert-Droz (Suiza). Una Secretaría de tres miembros compuesta por Kuusinen (Finlandia), Rakosi (Hungría) y Humbert-Droz se encargaba de los detalles organizativos del día a día.

Aunque originalmente no se pensó como tal, las reuniones formales del Comité Ejecutivo "ampliado" de la Comintern rápidamente reemplazaron a los Congresos Mundiales más engorrosos y logísticamente difíciles de ese organismo. Con las comunicaciones entre Moscú y el resto del mundo aún inestables en este período, la duplicación de la representación en la reunión permitió el envío de la mitad de los delegados a casa nuevamente para relacionar directamente las decisiones de la reunión con sus repsectos partidos nacionales.

Los delegados estadounidenses al 3er Congreso incluyeron a Max Bedacht.

Primer Congreso de Trabajadores del Lejano Oriente --- Moscú y Petrogrado --- 21 de enero - 2 de febrero de 1922.

A este encuentro asistieron delegados de China, India, Indonesia, Japón, Corea, Mongolia y los pueblos de Siberia.

No fue el Tercer Congreso sino el I Pleno Ampliado el que promovió activamente la consigna del "Frente Unido": la convocatoria a la reunión en sí, hecha en enero de 1922, tomó la forma de un manifiesto abierto a los trabajadores del mundo. titulado "Por el Frente Unido del Proletariado".

5. 1er Pleno Ampliado de la ECCI --- Moscú --- 24 de febrero - 4 de marzo de 1922.

Al Primer Pleno Ampliado del Comité Ejecutivo de la Internacional Comunista asistieron 105 delegados de 36 secciones. El Pleno consideró las tesis sobre el Frente Unido, una propuesta de la Unión de Viena para una conferencia conjunta de los ejecutivos de las tres Internacionales, el peligro de guerra, el trabajo comunista en los sindicatos y la situación en los partidos comunistas francés y británico.

El Pleno eligió un nuevo Presidium, compuesto por Zinoviev, Radek y Bujarin (Rusia) Brandler (Alemania) Souvarine (Francia) Terracini (Italia) Keribich (Checoslovaquia) y Katterfeld (Estados Unidos). Los candidatos fueron Genrik Valetskii (Rusia) y Otto Kuusinen (Finlandia).

Max Bedacht también estuvo presente como delegado del movimiento comunista estadounidense.

6. Segundo Pleno Ampliado de la ECCI --- Moscú --- 7-11 de junio de 1922.

Al Segundo Pleno Ampliado del Comité Ejecutivo de la Comintern asistieron 41 delegados de 17 países con derecho a voto y 9 delegados adicionales con voz pero sin voto. Además, hubo 4 representantes de la Internacional Roja de Sindicatos y 4 representantes de la Internacional de la Juventud Comunista con votos. Otro relato indica que asistieron un total de 60 delegados.

El pleno dedicó mucho tiempo a discutir los asuntos del Partido Comunista de Francia.

El Segundo Pleno Ampliado del Comité Ejecutivo de la Internacional Comunista reemplazó a Terracini, Keibich y Katterfeld con Gramsci (Italia), Smeral (Checoslovaquia) y Jordanov. Los miembros candidatos fueron Cannon ["Cook"] (EE.UU.) y Kuusinen (Finlandia).

En el momento del 4º Congreso, el ECCI estaba a cargo de una Secretaría de 5 personas compuesta por Kuusinen (Finlandia), Kon, Eberlein (Alemania), Rakosi (Hungría) y Minkin.

de pie: Jim Cannon (WPA), William Ross Knudsen (SLP), no identificado.

sentados: Alexander Trachtenberg (WPA), Arne Swabeck (TUEL), Rose Wortis (TUEL), Max Bedacht (CPA)

7. Cuarto Congreso Mundial --- Petrogrado y Moscú --- 5 de noviembre - 5 de diciembre de 1922.

Un informe taquigráfico del IV Congreso de la Comintern se publicó en alemán en Hamburgo en 1923 y en traducción rusa ese mismo año. Alrededor de 1923, el Partido Comunista de Gran Bretaña publicó en Londres un informe muy abreviado de los procedimientos. El organismo se inauguró en una reunión celebrada en Petrogrado el 5 de noviembre antes de trasladarse a Moscú para sus reuniones posteriores.

Al IV Congreso asistieron un total de 393 delegados, incluidos representantes de 58 partidos comunistas. A unos 340 de estos delegados se les dio voz y voto, a 48 (incluidos los estadounidenses, miembros de un partido "simpatizante" en lugar de totalmente afiliado, la WPA) se les permitió voz pero no voto, y 5 fueron admitidos como invitados. El Workers Party of America envió a tres delegados, entre ellos Max Bedacht (quien informó sobre la reunión al Comité Ejecutivo Central de la WPA) y Alexander Trachtenberg. También estuvo presente Alfred S. Edwards ("Sullivan"), un miembro de línea dura de la izquierda del partido. También en la reunión estuvo Martin Abern, en representación de la Liga de Trabajadores Jóvenes de América, junto con su compañero de viaje y colega activista de YWL, John Edwards, quien asistió como observador.

El IV Congreso nombró una Comisión Americana para estudiar la situación y desarrollar la política del Partido Comunista de América. Esta comisión estaba formada por Radek, Bukharin, Kuusinen y Losovsky (reemplazado por Melnichansky) de Rusia Valetskii y Domski (Polonia) Katayama (Japón) Kurela (Finlandia) Raavenstein (Holanda) Eberlein (Alemania) Lackie (Inglaterra) Kobler (Checoslovaquia) Gamelon (Francia) Assaria (Italia) McLean (Irlanda) y McDonald (Canadá). Esta Comisión Americana reprendió a Edwards por un ataque que lanzó a la línea política de El trabajador,

La reunión escuchó un informe de apertura de V.I. Lenin titulado "Cinco años de la revolución rusa y las perspectivas de la revolución mundial".

El IV Congreso cambió la estructura del Comité Ejecutivo de la Comintern. Los miembros de la ECCI ya no serían seleccionados por partidos miembros y responsables ante esos partidos. En adelante, los 25 miembros de la ECCI serían elegidos por un congreso y serían responsables de llevar a cabo las decisiones de ese congreso. Estos miembros de ECCI serían responsables solo hasta el próximo congreso. El cuarto Congreso elegido en bloque una lista para el ECCI nominada por el Presidium del Congreso.

8. Tercer Pleno Ampliado de la ECCI --- Moscú --- 12 al 23 de junio de 1923.

En 1923, se publicó en alemán en Hamburgo un protocolo taquigráfico del 3er Pleno Ampliado.

Israel Amter asistió a las sesiones del 3er Pleno Ampliado como delegado del Workers Party of America. Preparó un extenso informe sobre los resultados de la reunión que se publicó en la prensa del partido en todos los idiomas en agosto de 1923.

9. 5to Congreso Mundial --- Moscú --- 17 de junio - 8 de julio de 1924.

Al V Congreso Mundial de la Internacional Comunista asistieron 406 delegados de 41 países, de los cuales 324 eran delegados con pleno derecho a voto. Como dijo el historiador E.H. Carr ha notado:

"Con mucho, el evento más importante que tuvo lugar dentro de la órbita de la Cominteren entre su Cuarto y Quinto Congresos fue el fracaso del intento de revolución alemana de octubre de 1923. El Quinto Congreso difícilmente podría dejar de reflejar la brecha cada vez mayor entre el único partido que tenía un la revolución victoriosa en su haber y los partidos que habían fracasado, o que ni siquiera habían hecho el intento. * * *

El fracaso alemán de octubre de 1923 demostró la necesidad general de un liderazgo en los partidos comunistas extranjeros más receptivo al ejemplo y la guía de Rusia ".

[nota. E.H. Carr, Una historia de la Rusia soviética, (Londres: Macmillan, 1964) v. 7, págs. 70, 95.]

El fracaso de la revolución alemana se atribuyó a la dirección "brandlerista" del KPD y se utilizó como causa para la eliminación de la dirección actual y el reemplazo por un nuevo grupo proveniente de la izquierda del partido. Al mismo tiempo, en Gran Bretaña, un gobierno laborista llegó al poder por primera vez y otorgó a la Rusia soviética un reconocimiento de jure. Como resultado, el centro de gravedad del movimiento internacional se desplazó rápidamente de Alemania a Inglaterra.

[nota. E.H. Carr, Una historia de la Rusia soviética, (Londres: Macmillan, 1964) v. 7, pág. 72.]

En 1924 se publicó en alemán un informe taquigráfico del V Congreso en dos volúmenes. En Moscú, en 1925, se publicó una traducción al ruso. El Partido Comunista de Gran Bretaña publicó alrededor de 1925 un informe muy abreviado de los procedimientos en inglés.

10. Cuarto Pleno Ampliado de la ECCI --- Moscú --- 12 de junio y 12-13 de julio de 1924.

El 4º Pleno de la ECCI ampliada se reunió durante un día antes del 5º Congreso Mundial y durante dos días después de su finalización. Las sesiones de julio trataron asuntos remitidos a la ECCI por el 5º Congreso: informes para la Comisión italiana de Manuilsky, para la Comisión sueca de Thaelmann, en nombre de la Comisión búlgara, una resolución sobre Polonia. El pleno también estableció una Comisión Negra, que incluía a representantes de los partidos británico, francés y belga, para organizar propaganda entre la población negra.

11. 5to Pleno Ampliado de la ECCI --- Moscú --- 21 de marzo - 6 de abril de 1925.

En 1925, se publicó en alemán en Hamburgo un protocolo taquigráfico del quinto Pleno ampliado.

Los delegados estadounidenses a la 5ª sesión plenaria ampliada de ECCI incluyeron a William Z. Foster ["Dorsey"], James P. Cannon y John Williamson (YWL) para la mayoría CE Ruthenberg ["Sanborn"], Jay Lovestone ["Powers"] y John Pepper para la minoría. Cannon y Pepper fueron nombrados para la Comisión Política del pleno, mientras que Foster y Ruthenberg fueron nombrados para la Comisión de Unidad Sindical. Foster y Lovestone también fueron nombrados miembros de la Comisión Campesina.

El informe principal fue entregado por Grigorii Zinoviev, que marcó la línea de la "estabilización parcial" del capitalismo y promovió la consigna de "bolchevización" de los partidos comunistas.

James P. Cannon pronunció un discurso sobre los problemas de la bolchevización del partido estadounidense y la cuestión de un Partido Laborista en Estados Unidos el 30 de marzo de 1925.

El V Pleno contó con una Comisión Americana, presidida por Otto Kuusinen con Jules Humbert-Droz como secretario.

12. Sexto Pleno Ampliado de la ECCI --- Moscú --- 17 de febrero - 15 de marzo de 1926.

El VI Pleno Ampliado de la ECCI se reunió por primera vez a las 8 pm en la Sala Andreev del Kremlin, la antigua sala del trono del Zar. Un protocolo estenográfico del 6º Pleno Ampliado se publicó en alemán en Hamburgo en 1926. Se publicaron extractos extensos de las actas en inglés en las páginas de International Press Correspondence, comenzando con el número del 4 de marzo de 1926.

El discurso de bienvenida a la reunión estuvo a cargo del presidente de la Comintern, Grigorii Zinoviev, tras lo cual el comité de credenciales informó que estaban presentes 23 de los 43 miembros de la ECCI (todos con voto decisivo), así como 14 de los 27 miembros candidatos (5 en calidad de miembros). suplentes con voto decisivo, los otros 9 con voto consultivo). Además, estuvieron presentes otros 93 delegados en representación de 32 partidos, 49 con voto decisivo y 44 con voto consultivo. En total, pues, al inicio del pleno había 77 delegados con voto decisivo y 53 delegados con voto consultivo.

El cuerpo eligió por unanimidad listas predeterminadas para miembros de las distintas comisiones. La Comisión Política estuvo encabezada por Zinoviev e incluyó a representantes de los partidos de Armenia, Azerbaiyán, Bélgica, Bielorrusia, Bulgaria, China, Checoslovaquia, Dinamarca, Estonia, Georgia, Alemania, Gran Bretaña, Estonia, Finlandia, Francia, Holanda, Hungría, India. , Irlanda, Italia, Japón, Letonia, Lituania, México, Noruega, Polonia, Rumania, Rusia, España, Suecia, Suiza, Turquía, Ucrania, Estados Unidos, Yugoslavia y la Liga de la Juventud Comunista. Otras comisiones incluyeron la Comisión de Sindicatos (Monmousseau, Secretario), la Comisión Oriental (Roy, Secretario), la Comisión Británica (Braun, Secretario), la Comisión Francesa (Manuilsky, Secretario), la Comisión Americana (Robson, Secretario) e incluyendo a Bujarin, Katayama, Kun, Kuusinen, Manuilsky, Stalin, Zetkin y Zinoviev, entre otros y una Comisión escandinava (Remmele, Secretario).

El presidente de la Comintern, Grigorii Zinoviev, presentó un enorme Informe de apertura sobre las actividades de la ECCI en tres sesiones a partir del sábado 20 de febrero de 1926. En su discurso, Zinoviev reafirmó la idea de la "estabilización temporal del capitalismo". Se defendió una "perspectiva" dual, según la cual el paso a un nuevo período revolucionario podría ser rápido (por ejemplo, en 2 años) o lento (en 10 años). Independientemente, afirmó Zinoviev, "nuestro diagnóstico es el mismo que antes: ¡la muerte del capitalismo, la dictadura del proletariado en un tiempo comparativamente corto!" Zinoviev enfatizó más de una vez la importancia del 3er Congreso de la Comintern (1921) sobre el 4º (1922) y el 5º (1924), defendiendo enérgicamente la continuación del lema "¡A las masas!" y la incesante utilización de las "tácticas del Frente Unido". El objetivo, afirma Zinoviev, es ganar el apoyo de la mayoría de la clase trabajadora a la dirección del Partido Comunista, algo que aún no se había logrado.

Con respecto a los Estados Unidos, Zinoviev llamó a América "pero uno de los eslabones del capitalismo mundial en su conjunto (aunque el eslabón más fuerte)" y lo llama "la tierra prometida del reformismo". Ve una tendencia entre las naciones de Europa hacia la "americanización" del movimiento obrero, intenta despojar a los sindicatos de su perspectiva política radical y reducirlos a dispositivos de negociación con objetivos puramente monetarios. Zinoviev criticó a los movimientos de oposición de "ultraizquierda" (anti-Frente Unido) y de "derecha" (socialdemócrata) dentro de los partidos comunistas, y critica la mala aplicación de las tácticas del Frente Unido por parte de los que antes bien intencionados partidarios de la línea general del Komintern . Abogó por una mayor "autosuficiencia e independencia" entre las partes del Komintern, al tiempo que reconoció situaciones en las que la IC debe "disolver algunos CC" y "nombrar a otro en su lugar" debido a "situaciones en las que esto no se puede remediar".

13. Séptimo Pleno Ampliado de la ECCI --- Moscú --- 22 de noviembre - 16 de diciembre de 1926.

En 1927 se publicó en alemán en Hamburgo un protocolo taquigráfico del Séptimo Pleno Ampliado. Ese mismo año se publicó una traducción al ruso en dos volúmenes en Moscú.Extensos extractos de los procedimientos aparecieron traducidos al inglés en las páginas de Correspondencia de prensa internacional, comenzando con el número del 1 de diciembre de 1926.

El Pleno Ampliado fue presidido por Nikolai Bukharin, quien presentó el informe principal en la sesión del 23 de noviembre, "La situación mundial y las tareas del Komintern".

En la 17ª Sesión, la mañana del 7 de diciembre, Iosef Stalin pronunció un informe "Sobre las cuestiones internas del Partido del Partido Comunista de la Unión Soviética", un discurso que se publicó en inglés en la edición del 6 de enero de 1927 de Inprecorr. El material no se volvió a publicar en inglés hasta 1954, cuando apareció bajo el título "Una vez más sobre la desviación socialdemócrata en nuestro partido" en el volumen 9 de Stalin. Obras.

Congreso mundial contra la opresión colonial y el imperialismo --- Bruselas --- 10 al 15 de febrero de 1927.

El Congreso Mundial Contra la Opresión Colonial y el Imperialismo fue una creación del funcionario de la Comintern Willi Ménzenberg, quien en agosto de 1926 propuso inicialmente la celebración de una "conferencia colonial" que reuniera a delegaciones de pueblos oprimidos de todo el mundo.

Al Congreso asistieron 152 delegados de 37 países. Un protocolo oficial en idioma alemán se publicó en Berlín en 1927.

Este Congreso fue organizado por la Tercera Internacional como una organización de "frente único" que intenta unir a la clase trabajadora de diversas tendencias en torno a un programa común. El organismo aprobó una resolución presentada conjuntamente por las delegaciones británica, india y china sobre los deberes de la clase trabajadora de los países del mundo imperialista avanzado frente a los movimientos de liberación nacional de las naciones coloniales menos desarrolladas. El Congreso también emitió un manifiesto, "A todos los pueblos y clases oprimidos".

Sobre el informe de Willi Ménzenberg, Secretario General de Ayuda Internacional para los Trabajadores, se estableció una organización internacional llamada La Liga Contra el Imperialismo y la Opresión Colonial y Por la Independencia Nacional.

La delegación estadounidense incluía a "Manuel Gómez" (Charles Phillips), el jefe del Departamento Antiimperialista del Partido Comunista de los Trabajadores de América, el comunista estadounidense negro Richard B. Moore Roger Baldwin de la ACLU Chi Ch'ao-ting, un Scott Nearing, estudiante universitario chino e intelectual radical.

14. Octavo Pleno de la ECCI --- Moscú --- 18 al 30 de mayo de 1927.

Benjamin Gitlow y J. Louis Engdahl fueron dos representantes del Partido de los Trabajadores (Comunista) de América presentes.

15. Noveno Pleno de la ECCI --- Moscú --- 9 al 25 de febrero de 1928.

El noveno plenario ampliado se inauguró el 9 de febrero de 1928, con la asistencia de 44 delegados con derecho a voto y 48 delegados sin derecho a voto de 27 países.

Un artículo en Pravda publicado poco antes del Pleno convocado declaraba que las masas se movían hacia la izquierda mientras que la socialdemocracia internacional se movía hacia la derecha. El Komintern intensificaría su lucha contra los socialdemócratas en este nuevo tercer período de auge revolucionario.

16. VI Congreso Mundial --- Moscú --- 17 de julio - 1 de septiembre de 1928.

Un informe estenográfico del V Congreso se publicó en alemán en 4 volúmenes en Hamburgo en 1928. Una traducción rusa se publicó en Moscú en 1929. Un extracto sustancial de las actas en inglés fue publicado en forma de libro por International Press Correspondence, alrededor de 1928.

17. Décimo Pleno de la ECCI --- Moscú --- 3-19 de julio de 1929.

Alrededor de 1929 se publicó en ruso un protocolo taquigráfico de la décima sesión plenaria ampliada.

Al plenario asistieron 36 delegados con derecho a voto y 72 delegados con voz pero sin voto.

Presidium ampliado de ECCI --- Moscú --- 8-28 de febrero de 1930.

El Presidium de ECCI se reunió en sesión ampliada en febrero de 1930. El 25 de febrero de 1930, V.M. Molotov entregó un extenso informe a la reunión, que luego se publicó como un folleto con el título La nueva fase en la Unión Soviética.

Primera Conferencia Internacional de Trabajadores Negros --- Hamburgo, Alemania --- 7-8 de julio de 1930.

La Primera Conferencia Internacional de Trabajadores Negros se llevó a cabo en Hamburgo, Alemania, del 7 al 8 de julio de 1930. A la reunión asistieron 17 delegados y 3 delegados fraternos, de 7 países diferentes y fue convocada formalmente por "el Comité Sindical Internacional de Negros Workers ", una rama del Profintern.

El Comité Ejecutivo Provisional encargado de convocar la conferencia estuvo encabezado por James W. Ford del Comité Nacional de la Trade Union Unity League (EE. UU.) E incluyó a M. Ali (Francia), ME Burns (Inglaterra), Mary Burroughs (EE. UU.), Otto Hall (EE. UU.), Johnstone Kenyatta (Kenia), Isaac Munsey (EE. UU.), George Padmore (EE. UU.), Lucas Prentice (EE. UU.), Henry Rosemond (Haití) y W. Thibedi (Sudáfrica).

La Conferencia eligió al siguiente Comité Ejecutivo: Secretario: James W. Ford (EE. UU.) Miembros: I. Hawkins (EE. UU.), Garan Kouyatt (Dakar, África), Frank Macaulay (Nigeria), Helen McClain (EE. UU.), Albert Nzulu ( Sudáfrica), George Padmore (Estados Unidos). E. Reid (Jamaica), E.F. Small (Gambia). Suplente: M. Kotani (Sudáfrica).

El informe principal fue entregado a la Conferencia por James W. Ford. Otros informes fueron presentados por George Padmore ("Las luchas económicas y las tareas de los trabajadores negros"), William Wilson ("La lucha contra el trabajo forzoso y el impuesto electoral") y Frank Macaulay ("El peligro de la guerra y su importancia para las masas Nego . ")

La reunión adoptó una serie de resoluciones sobre los trabajadores negros y el movimiento obrero, la lucha contra el trabajo forzoso, en oposición al gobierno laborista británico, sobre los trabajadores negros y el peligro de guerra, contra los linchamientos y a favor de la solidaridad internacional de los trabajadores negros. clase.

18. XI Pleno de la ECCI --- Moscú --- 26 de marzo - 11 de abril de 1931.

En 1932 se publicó en ruso un protocolo taquigráfico del 10º Pleno Ampliado. El procedimiento fue presidido por Dmitrii Manuilsky.

El Delegado Americano al 11º Pleno Ampliado de ECCI fue Earl Browder. Habló en la reunión y afirmó que el presidente Franklin Roosevelt estaba llevando a Estados Unidos por "el camino fascista".

19. Duodécimo Pleno de la ECCI --- Moscú --- 27 de agosto - 15 de septiembre de 1932.

Al duodécimo Pleno Ampliado del Comité Ejecutivo de la Internacional Comunista asistieron 38 delegados votantes y 136 con voz pero sin voto.

El duodécimo Pleno fue inaugurado por Ernst Th lmann. Los informes principales fueron presentados por Otto Kuusinen ("La situación internacional y las tareas de los partidos"), Th lmann ("Las lecciones de las huelgas económicas y la lucha de los desempleados") y Dmitrii Manuilsky (sobre la construcción socialista en el URSS).

20. XIII Pleno de la ECCI --- Moscú --- 28 de noviembre - 12 de diciembre de 1933.

Esta fue la última sesión plenaria ampliada de la ECCI y asistieron representantes de 72 secciones de la Comintern. En 1934 se publicó en ruso un protocolo de la decimotercera sesión plenaria ampliada. Las traducciones al inglés de las tesis y los informes principales de la reunión se recopilaron en un volumen estadounidense titulado Tesis, informes y discursos de la decimotercera sesión plenaria del Comité Ejecutivo de la Internacional Comunista: celebrada en Moscú, diciembre de 1933. En Gran Bretaña se publicó un libro similar.

El delegado estadounidense en el 13º Pleno fue Earl Browder.

Wilhelm Pieck inauguró la decimotercera sesión plenaria ampliada. El organismo escuchó un informe de apertura de Otto Kuusinen titulado "El fascismo, el peligro de la guerra y las tareas de los partidos comunistas" e informes adicionales sobre varios partidos nacionales de Pieck (Alemania), Pollitt (Gran Bretaña), Ohano (Japón), y China (Wan Ming y Kang Sin). Piatnitsky ("Los partidos comunistas en la lucha por las masas") y Knorin ("El fascismo, la socialdemocracia y los comunistas") pronunciaron otros discursos.

El XIII Pleno también llevó a cabo elecciones complementarias al Presidium de la ECCI y adoptó un conjunto de tesis basadas en los informes entregados. "Todas las decisiones fueron adoptadas por el Pleno por unanimidad", se informó con orgullo.

21. 7mo Congreso Mundial --- Moscú --- 25 de julio - 21 de agosto de 1935.


Proyecto de Archivos de la Internacional Comunista (Comintern)

Como una de las nueve instituciones que participan en el Comité Internacional para la Computarización del Comintern (INCOMKA), la Biblioteca del Congreso (LC) jugó un papel primordial en poner los archivos de la Internacional Comunista a disposición de los investigadores de todo el mundo. LC asumió la responsabilidad de convertir unos 175.000 nombres personales del cirílico ruso a su ortografía estándar en el uso del inglés estadounidense y de traducir casi 20.000 palabras clave del ruso al inglés. Como resultado, los investigadores que no conocen el idioma ruso tienen acceso a la vasta base de datos de la Comintern, que incluye más de un millón de páginas de manuscritos digitalizados.

La Internacional Comunista (Comintern) se estableció en marzo de 1919 para fomentar la revolución mundial. En unos pocos años, los partidos comunistas existían en casi todos los países de Europa y en 1930 en la mayoría de los países del mundo. Estos partidos generalmente pequeños, a menudo ilegales, acudieron a la sede del Komintern en Moscú en busca de apoyo y orientación. Después de la disolución del Komintern en 1943, el Partido Comunista de la Unión Soviética (PCUS) tomó la custodia de los registros de la organización. Los archivos de la Comintern constituyen un recurso importante para el estudio de la historia mundial durante el período de entreguerras y los primeros años de la Segunda Guerra Mundial. Los archivos también contienen material biográfico interesante de la era de la Guerra Fría, cuando el Departamento Internacional del PCUS continuó agregando archivos personales.

Los archivos anteriormente secretos de la Comintern se abrieron al público a fines de 1991. Hasta hace poco, el acceso a las colecciones requería un viaje a los Archivos del Estado Ruso de Historia Social y Política (RGASPI) en Moscú, donde los investigadores se enfrentaron a una prueba de resistencia para localizar información específica. entre más de 20 millones de páginas de documentos. Existían numerosas ayudas para la búsqueda de las colecciones, pero solo estaban en ruso. Los investigadores, independientemente de su capacidad lingüística, necesitaron la asistencia del personal para determinar si existían archivos personales de determinadas personas.

El 6 de junio de 1996, después de tres años de discusiones, el Consejo de Archivos y el Servicio Federal de Archivos de Rusia (Rosarkhiv) firmaron un acuerdo que haría que los archivos de la Comintern fueran más accesibles para los investigadores de todo el mundo. El acuerdo creó el Comité Internacional para la Informatización del Comintern (INCOMKA). Los socios en este esfuerzo incluyeron a Rosarkhiv, RGASPI, los Archivos de Francia, los Archivos Federales de Alemania, los Archivos Estatales de Italia, los Archivos Nacionales de Suecia, los Archivos Federales de Suiza, el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte de España, el Archivos de la Sociedad Abierta de Hungría y la Biblioteca del Congreso.

Papel de la Biblioteca del Congreso en INCOMKA

En el invierno de 2004, la División Europea de la Biblioteca del Congreso cargó en una terminal dedicada en su sala de lectura más de 580 CD que contenían el catálogo completo de los archivos de la Comintern y más de un millón de páginas de documentos digitalizados. Esta fue la culminación de un esfuerzo multinacional que se prolongó durante varios años.

Además de una contribución financiera significativa como institución asociada, la Biblioteca del Congreso invirtió muchas horas de personal para ayudar a llevar a buen término el proyecto INCOMKA. John Van Oudenaren, jefe de la División Europea, asistió a varias conferencias de planificación y coordinación del INCOMKA en Europa y fue anfitrión de una reunión de dos días sobre cuestiones lingüísticas en febrero de 2001. John E. Haynes, de la División de Manuscritos, también asistió a las reuniones, aportó su experiencia en selección de materiales para la digitalización, sirvió de enlace con 154 historiadores en 54 países y revisó las listas de nombres personales romanizados y traducciones al inglés de palabras clave.

La Biblioteca del Congreso asumió la responsabilidad de convertir unos 175.000 nombres personales del alfabeto cirílico ruso al alfabeto latino y de traducir del ruso al inglés cerca de 20.000 "descriptores" (palabras clave / encabezados de materias) extraídos de las ayudas de búsqueda de archivos de la Comintern. Me encomendaron la tarea de coordinar este esfuerzo lingüístico. El objetivo era hacer que la base de datos INCOMKA fuera accesible a investigadores con poca o ninguna capacidad rusa. La Biblioteca del Congreso estaba bien preparada para esta empresa debido a sus vastas colecciones de obras históricas, biográficas y lexicográficas y la diversidad de idiomas extranjeros de su personal. Treinta y dos miembros del personal, la mayoría de las Divisiones de Estudios de Área, participaron en el proyecto.

En el verano de 2000, RGASPI envió a la Biblioteca del Congreso una lista de unos 110.000 nombres tomados de archivos personales (lichnye dela) mantenido por el Comintern y, después de 1943, el Departamento Internacional del PCUS. Todos los nombres estaban en cirílico ruso, tal como los registraron durante un período de muchas décadas empleados con niveles muy divergentes de competencia en idiomas extranjeros. Nuestra tarea era convertir la versión cirílica de los nombres a su ortografía "estándar" en inglés americano.

El Komintern tenía archivos sobre personas de prácticamente todos los países del mundo tal como existían durante los años de entreguerras, incluidos algunos, como Tannu Tuva, que ya no existen. Muchas de las personas enumeradas, como Palmiro Togliatti, eran miembros prominentes del partido, mientras que otras eran anticomunistas acérrimos, por ejemplo, Harry Truman. Había archivos sobre escritores, pintores, actores, líderes cívicos y líderes religiosos. Incluso había un archivo sobre Karol Wojtyla, el Papa Juan Pablo II. Pero una gran parte de las personas eran funcionarios desconocidos, cuyos nombres no pudieron atestiguarse en fuentes publicadas. La Biblioteca del Congreso no tuvo acceso a los archivos en sí, lo que podría haber proporcionado una ortografía latina para algunos de los nombres.

El proceso de conversión de nombres involucró cuatro etapas. Primero, utilizando una macro de computadora ideada por nuestro colega de la División Europea Michael Neubert, produjimos una transliteración del ruso con base fonética de acuerdo con las reglas de romanización de la Biblioteca del Congreso. Organizamos los nombres en más de 100 tablas de países y las distribuimos al personal de la Biblioteca del Congreso con competencia nativa o casi nativa en determinados idiomas. Los socios alemanes, franceses y suizos de INCOMKA se encargaron de las conversiones de nombres para sus respectivos países. Debido a los problemas especiales que plantean los nombres chinos, el Dr. Haynes contrató los servicios de historiadores de la Administración de Archivos del Estado de China para identificar a las personas y proporcionar la transliteración estándar en Pinyin de sus nombres. Sin embargo, los expertos chinos no pudieron reconocer cerca de la mitad de las entradas.

En la segunda etapa, los lingüistas de la Biblioteca del Congreso analizaron las transliteraciones por computadora y convirtieron secuencias de letras en combinaciones significativas y específicas del idioma. Por ejemplo, de la lista mexicana, KHUAN se convirtió Juan de la lista polaca, IATSEK se convirtió Jacek de la lista marroquí, KHADZH se convirtió Haj. El personal de la biblioteca intentó identificar a las personas y proporcionar la ortografía estándar en inglés americano de sus nombres, por ejemplo, DZHON RID fue identificado como John Reed, Opuesto a John Read o John Reid. Identificar individuos resultó ser una tarea especialmente abrumadora en el caso de las decenas de miles de nombres originalmente escritos en alfabetos ni cirílico ni latino. Proceder de la transcripción fonética de la Biblioteca del Congreso de una transcripción fonética rusa de un nombre originalmente registrado en un tercer sistema de escritura y llegar a la ortografía "correcta" en el uso estadounidense fue un desafío que no siempre pudimos enfrentar.

En la tercera etapa, John Haynes envió las listas a las principales autoridades en las historias de los respectivos países para su "investigación". En la mayoría de los casos, dos o tres especialistas revisaron cada lista. Las listas tenían la forma de tablas de varias columnas que presentaban el cirílico original, las transliteraciones por computadora y la ortografía producida por el personal de la biblioteca. Los especialistas confirmaron o corrigieron la ortografía, a veces añadiendo alias, y devolvieron las listas a la Biblioteca del Congreso.

El paso final fue incorporar los aportes de los expertos y entregar las tablas terminadas a la empresa española de software El Corte Ingl & eacutes, que cargó la información en la versión especial de ArchiDOC que desarrolló para la base de datos INCOMKA.

Justo cuando nos acercábamos a la finalización del proyecto de conversión de nombres, recibimos una lista revisada de RGASPI, que creó un nuevo conjunto de complicaciones. La lista revisada incluía decenas de miles de nombres adicionales extraídos de archivos personales colectivos y de las ayudas de búsqueda detalladas compiladas por los archiveros de RGASPI. Lamentablemente, la lista revisada fusionó las entradas adicionales con el conjunto original de 110.000 nombres. El Corte Ingl & eacutes, después de un esfuerzo considerable, finalmente resolvió la mayoría de los nuevos nombres para nosotros. Completamos la conversión de nombres en casa, pero el tiempo no nos permitió enviar los nombres adicionales a expertos externos para su corrección. Mientras tanto, RGASPI nos envió varias listas largas de "descriptores" rusos extraídos del archivo de la Comintern. opisi. Harold Leich, especialista de área rusa en la División Europea, y yo tradujimos estos términos al inglés, y John Haynes los editó.

Contenido de la base de datos

El proyecto INCOMKA digitalizó más de un millón de páginas de documentos. Aunque esta no es una pequeña cantidad de material, es solo una fracción del archivo de la Comintern de más de 20 millones de páginas. Quizás lo más importante es que el proyecto puso a disposición de los investigadores externos el catálogo completo de las colecciones de archivos de la Comintern. Incluso cuando los investigadores encuentran que los documentos de alto interés no se encuentran entre los digitalizados, la base de datos proporciona descripciones bibliográficas detalladas de cada delo (archivo) en el archivo, lo que les permitirá juzgar si vale la pena viajar a RGASPI o hacer que alguien fotocopie el material por ellos.

A continuación se muestra una lista de Cariñoso (colecciones, abreviado F.) y opisi (inventarios / ayudas de búsqueda, op. abreviada) escaneados durante el proyecto INCOMKA. Es evidente de inmediato que el enfoque fue Aficionado 495, los archivos del Comité Ejecutivo de la Internacional Comunista (ECCI). Aficionado 495 cuentas para 57 de los 86 opisi y 7.049 (poco más del 75%) de los 9.366 archivos que se analizaron. Casi el 85% de los archivos de estos 86 opisi fueron escaneados. Las cifras entre paréntesis indican el número de archivos escaneados y el número de imágenes digitales, respectivamente.

  1. F.488, op.1. Primer Congreso (fundador) del Komintern (18/922)
  2. F.489, op.1.Segundo Congreso de la Internacional Comunista (66 / 5.965)
  3. F.495, op.1. Comité Ejecutivo de la Internacional Comunista (ECCI) (112 / 12,195)
  4. F.495, op.2. Presidium de ECCI (287 / 50,319)
  5. F.495, op.3. Secretaría Política de la ECCI (341 / 84.072)
  6. F.495, op.4. Comisión Política de la Secretaría Política de la ECCI (463 / 71.741)
  7. F.495, op.6. Pequeña Comisión ECCI (50 / 2,497)
  8. F.495, op.7. Comisión Permanente de la ECCI (37 / 4.028)
  9. F.495, op.11. Secretaría de la ECCI Secretario W. Pieck (357/27, 675)
  10. F.495, op.12. Secretaría de P. Togliatti (171 / 14.564)
  11. F.495, op.13. Secretaría de K. Gottwald (74 / 4.563)
  12. F.495, op.13a. Secretaría de K. Gottwald (15 / 2.251)
  13. F.495, op.14. Secretaría de A. Marty (393 / 49.561)
  14. F.495, op.15. Secretaría de W. Florin (266 / 28.482
  15. F.495, op.16. Secretaría de O. Kuusinen (100 / 13,314)
  16. F.495, op.17. Secretaría de D. Ibarruri (355 / 12.825)
  17. F.495, op. 18. Secretaría de la ECCI (1,196 / 131,302)
  18. F.495, op.24. Presidium de la ECCI (71 / 7.538)
  19. F.495, op.26. Organigrama de la ECCI (31/4037)
  20. F.495, op. 27. Comisión Ilegal de la Oficina Orgánica de la ECCI (17/920)
  21. F.495, op.28. Secretaría Regional Centroeuropea de la ECCI (200 / 21.996)
  22. F.495, op.29. Partido Comunista de Brasil (144 / 11,402)
  23. F.495, op. 31. Secretaría Regional Escandinava de la ECCI (183 / 24.002)
  24. F.495, op.32. Latin Regional (Francia, Italia, Bélgica, Suiza) Secretaría de la ECCI (232 / 31,942)
  25. F.495, op. 35. Comisión Austriaca de la ECCI (11/777)
  26. F.495, op. 36. Comisión Agraria de la ECCI (21/2424)
  27. F.495, op. 37. Comisión Americana de la ECCI (61 / 9,813)
  28. F.495, op. 38. Comisión Inglesa de la ECCI (32 / 3.235)
  29. F.495, op. 39. Comisión Búlgara de la ECCI (6/498)
  30. F.495, op. 40. Comisión Húngara de la ECCI (16 / 1.215)
  31. F.495, op.41. Comisión Holandesa de la ECCI (9/436)
  32. F.495, op.42. Comisión India de la ECCI (15/1837)
  33. F.495, op.43. Comisión Italiana de la ECCI (16/1278)
  34. F.495, op.44. Comisión China de la ECCI (18 / 1.577)
  35. F.495, op.45. Comisión Coreana de la ECCI (28 / 1.506)
  36. F.495, op. 46. Comisión de Reorganización de la ECCI (19/892)
  37. F.495, op.47. Comisión Alemana de la ECCI (22 / 4.329)
  38. F.495, op.48. Comisión Noruega de la ECCI (20 / 2,301)
  39. F.495, op.49. Comisión Polaca de la ECCI (38 / 3.715)
  40. F.495, op.50. Comisión del Programa ECCI (17 / 1.094)
  41. F.495, op.51. Comisión de Sindicatos de la ECCI (26 / 3.686)
  42. F.495, op.52. Comisión Rumana de la ECCI (46 / 3.051)
  43. F.495, op.53. Comisión Escandinava de la ECCI (13/616)
  44. F.495, op.54. Comisión Ucraniana de la ECCI (10/955)
  45. F.495, op.55. Comisión Francesa de la ECCI (27 / 4.213)
  46. F.495, op.56. Comisión Checoslovaca de la ECCI (23 / 1.629)
  47. F.495, op.57. Comisión sueca de la ECCI (12/793)
  48. F.495, op.58. Comisión Yugoslava de la ECCI (22/815)
  49. F.495, op.59. Comisión Japonesa de la ECCI (9/669)
  50. F.495, op.60. Varias comisiones de la ECCI (278/12,913)
  51. F.495, op.61. Secretaría Regional Polaco-Báltica de la ECCI (120 / 21.635)
  52. F.495, op.72. Secretaría Regional Angloamericana de la ECCI (178 / 18.272)
  53. F.495, op. 77. Correspondencia y trabajo entre prisioneros de guerra en la Segunda Guerra Mundial (56 / 6.089)
  54. F.495, op.78. Departamento de Publicaciones de ECCI (191 / 21.677)
  55. F.495, op. 79. Secretaría Regional Latinoamericana de la ECCI (203 / 15,699)
  56. F.495, op.101. Secretaría Regional Latinoamericana de la ECCI (45 / 5,153)
  57. F.495, op.102. Secretaría de D. Ibarruri (11/756)
  58. F.495, op. 155. Sección Negra del Departamento Este de ECCI (73 / 5.468)
  59. F.495, op.292. Representación del Partido Comunista Alemán en la ECCI (114 / 14.118)
  60. F.495, op.293. Materiales de la ECCI sobre la parte comunista de Alemania (159 / 14.138)
  61. F.496, op.1. Comité Editorial de la Revista "Communist International" (99 / 10.071)
  62. F.497, op.1. Boletines de prensa y materiales de la Oficina de Amsterdam (11/982)
  63. F.497, op.2. Correspondencia entre la Oficina de Amsterdam y la dirección de los partidos comunistas (11 / 1.000)
  64. F.498, op.1. Oficina de Viena (sureste) de la ECCI (52 / 4.431)
  65. F.499, op.1. Oficina de Europa Occidental de la ECCI (51 / 6.164)
  66. F.500, op.1. Oficina del Caribe (Centroamérica) de la ECCI (19 / 1.029)
  67. F.502, op. 1. Oficina Sur de la ECCI (22 / 3,108)
  68. F.504, op.1. Instituto de Información Estadística del ECCI en Berlín (la Oficina de Varga) (259 / 56.584)
  69. F.506, op.1. Sección Cooperativa del ECCI (181 / 22,746)
  70. F.508, op.1. Protocolos de Sesiones del Partido Comunista de Toda la Unión (Bolchevique) en el ECCI (134 / 3.940)
  71. F.508, op.2. Correspondencia entre la delegación del Partido Comunista de la Unión (bolchevique) y el Comité Central del Partido Comunista Ruso (bolchevique) (13/484)
  72. F.508, op. 3. Correspondencia entre la delegación del Partido Comunista de toda la Unión (bolchevique) y el Comité Central del Partido Comunista Ruso (bolchevique) (14/2251)
  73. F.526, op.1. Afecto personal de E. Th lmann (81 / 7.704)
  74. F.531, op.1. Escuela Internacional Lenin: Órdenes, Correspondencia, Documentos de Secciones y Grupos Regionales (283 / 21,417)
  75. F.531, op.2. Escuela internacional de Lenin: documentos del partido, el Komsomol y las organizaciones sindicales (129 / 7,972)
  76. F.538, op.1. Socorro a los trabajadores internacionales: Congresos y conferencias (13/1762)
  77. F.538, op.2. Ayuda a los trabajadores internacionales para los hambrientos en Rusia (115 / 15.974)
  78. F.538, op.3. Socorro a los trabajadores internacionales: Documentos (202 / 32,318)
  79. F.540, op.1. Federación Internacional de Teatros Revolucionarios (120 / 13.790)
  80. F.540, op.3. Federación Internacional de Teatros Revolucionarios (3/392)
  81. F.541, op.1. Federación Internacional de Escritores Revolucionarios (133 / 2.806)
  82. F.542, op.1. Comité de la Liga Antiimperialismo (80 / 7.831)
  83. F.543, op.1. Organizaciones internacionales antifascistas (31 / 5.448)
  84. F.543, op.2. Organizaciones internacionales antifascistas (44 / 4.749)
  85. F.551, op.1. Prueba de Leipzig (8 / 5.848)
  86. F.615, op.1. Documentos personales de W. Z. Foster (114 / 11,168)

Buscando en la base de datos

La base de datos del Comintern entregada a los socios de INCOMKA en el invierno de 2004 utiliza el software ArchiDOC 2.3.7.17 Unicode. Aunque la búsqueda es bastante engorrosa, el software cumple su propósito principal: permitir a los académicos buscar en la gran base de datos en alfabeto cirílico o latino, identificar archivos de interés, recuperar información bibliográfica y, en algunos casos, ver imágenes digitales de documentos reales. El software proporciona excelentes herramientas de mejora de imágenes y los lectores a menudo encontrarán los documentos digitalizados más legibles que los originales. Los investigadores pueden imprimir páginas de manuscritos para su propio uso, y el software inserta la cita bibliográfica en la parte inferior de cada página, una característica muy útil.

La página de inicio de la base de datos presenta cuatro opciones de menú: CLASIFICACIÓN, DESCRIPTORES [palabras clave], FONDO FÍSICO [citas bibliográficas, enumeradas en orden numérico ascendente] e IDIOMAS.

CLASIFICACIÓN organiza el vasto archivo de la Comintern en 11 secciones temáticas, que se muestran a continuación. Todos los investigadores que saben leer ruso, especialmente los que utilizan este recurso por primera vez, se beneficiarán de un vistazo rápido a las 11 secciones. Mejoraría la accesibilidad de la base de datos si las secciones y subsecciones se presentaran en inglés además de en ruso, pero para que la búsqueda a través de CLASIFICACIÓN sea verdaderamente bilingüe, al menos los títulos de los 521 inventarios (opisi) debe traducirse.

Al hacer clic en el símbolo más antes de cada encabezado de CLASIFICACIÓN, se abre una lista de subtítulos que, a su vez, abren subtítulos y luego opisi, luego archivos específicos. Dondequiera que aparezca un icono de cámara, un doble clic mostrará la imagen digital de un documento real. Las secciones de CLASIFICACIÓN en inglés son:

  • Congresos del Komintern y sesiones plenarias del Comité Ejecutivo del Komintern
  • El Comité Ejecutivo de la Comintern y sus departamentos administrativos
  • Partidos Comunistas y Secciones de la Internacional
  • Instituciones de educación superior del Comintern
  • Organizaciones revolucionarias internacionales
  • Archivos y documentos personales
  • Archivos personales por país
  • El movimiento socialista internacional
  • Brigadas internacionales del Ejército Republicano Español
  • Organizaciones trotskistas internacionales
  • Otros documentos de la Comintern

La sección 1 podría servir para ilustrar la estructura lógica de CLASIFICACIÓN. Bajo el título "Congresos del Komintern y sesiones plenarias del Comité Ejecutivo del Komintern" hay tres subtítulos. El primero, titulado "Congresos del Komintern", enumera siete Cariñoso, a saber:

  • Fond 488. Primer Congreso (fundador) del Komintern, 1919
  • Fond 489. Segundo Congreso de la Comintern, 1920
  • Fond 490. Tercer Congreso de la Comintern, 1921
  • Aficionado 491. Cuarto Congreso de la Comintern, 1922
  • Fond 492. Quinto Congreso de la Comintern, 1924
  • Fond 493. Sexto Congreso de la Comintern, 1928
  • Fond 494. Séptimo Congreso del Komintern, 1929

Cada una de las Cariñoso enumera dos o más opisi, que a su vez enumera dela. Por ejemplo, Aficionado 488, opis '1 listas 18 delaEl primero fue el "Discurso sobre la convocatoria del Primer Congreso de la Comintern, 24 de enero de 1919". Sucede que este archivo de 20 páginas estaba entre los digitalizados y el investigador puede ver el documento en la pantalla o imprimirlo. Aficionado 488, opis '2 no se subdivide en dela es una colección de 76 fotografías, que no fueron digitalizadas. En total, el subtítulo "Congresos del Komintern" comprende 15 opisiy 2.618 dela. La subsección 2, titulada "Plenos del Comité Ejecutivo de la Internacional Comunista", comprende 14 opisi de Aficionado 495 y totales 3,130 dela. La subsección 3, "Comisión Internacional de Control del Comintern, ICC", contiene dos opisi totalizando 216 dela. Cada delo contiene, en promedio, varias docenas de páginas y, en ocasiones, puede tener cientos de páginas.

CLASIFICACIÓN proporciona la ruta más directa a los registros bibliográficos: un doble clic izquierdo en un título en cualquier nivel de la jerarquía de CLASIFICACIÓN muestra el registro bibliográfico en la ventana opuesta de la pantalla dividida. La información bibliográfica se vuelve más detallada a medida que se avanza de la sección a la delo nivel. En los niveles de sección y subsección, el registro proporciona un título, el nombre del archivero de RGASPI que procesó el material y una breve nota de contenido, que generalmente duplica el título pero ocasionalmente brinda un poco más de información. Por ejemplo, la Sección 9, titulada "Interbrigadas del Ejército Republicano Español", tiene la nota de contenido "Formaciones y brigadas internacionales del Ejército Republicano Español". Sobre el opis ' nivel, el registro proporciona adicionalmente una fecha de inicio de la información y muestra el número de dela contenido en el mismo. Sobre el delo nivel, el registro contiene una nota de contenido (generalmente un párrafo corto de extensión) y las fechas de inicio y finalización de la información indican el número de páginas y los idiomas de los documentos y proporciona una lista de "descriptores". La lista de descriptores puede tener varias páginas.

Los usuarios de bases de datos de la Comintern con poca o ninguna capacidad rusa se encuentran en una grave desventaja. Aunque los nombres de los campos bibliográficos se pueden mostrar en inglés, la nota de contenido solo está en ruso. Y dado que es la nota de contenido (no el texto real de los documentos digitalizados) lo que busca la función llamada "búsqueda de texto", las personas que no saben ruso no tienen acceso a esta útil herramienta. El investigador sin capacidad rusa que no tiene una cita específica para acceder directamente a través de la tercera opción de menú, FONDO FÍSICO, solo tiene una forma de identificar y recuperar archivos, la segunda opción de menú, DESCRIPTORES.

Sobre la base de una revisión de los documentos de archivo de la Comintern, el personal de RGASPI identificó términos esenciales y los agrupó en diez categorías de "descriptores". Las listas de descriptores se pueden ver en ruso o en inglés. Varias de las categorías están delineadas de manera imprecisa y, a menudo, se superponen. La lista de SUJETOS es particularmente confusa y muchos términos son tan genéricos que parece dudoso que un investigador alguna vez piense en buscarlos, por ejemplo, Situación nacional e internacional. Los términos dentro de una lista no están ordenados en ninguna jerarquía de especificidad, es decir, no hay encabezados generales ni subtítulos cada vez más específicos. La distinción entre las categorías de NIVEL SOCIAL y ESTADO es especialmente vaga. La diferencia aparente parece ser que los términos en NIVEL SOCIAL están en forma plural, por ejemplo, estudiante graduados, y las entradas en STATUS son singulares, p. ej., arquitecto, o entidades corporativas, por ejemplo, Delegación búlgara.

Las etiquetas de las categorías de descriptores en ruso no son muy "descriptivas" y sus equivalentes en inglés (suministradas por RGASPI) son aún más misteriosas. La falta de claridad de las categorías no es un inconveniente menor. Dado que el software no puede buscar todas las listas de descriptores simultáneamente, el investigador debe explorar cada una por separado para tener un nivel aceptable de confianza en los resultados de la búsqueda. La única ventaja aparente de dividir los descriptores en listas temáticas separadas es la navegación. El inconveniente de tener que buscar en varias listas debería abordarse en futuras versiones de la base de datos de la Comintern.

Los descriptores se enumeran alfabéticamente, lo que facilita la navegación. Para moverse rápidamente por las listas largas (con más de 175,000 entradas, la lista de nombres personales es la más larga), el investigador resalta cualquier descriptor y comienza a escribir una palabra o frase, tanto como desee, y presiona Enter. En un instante, aparece el descriptor deseado (o el espacio donde debería aparecer en la lista alfabética). Esta función de "búsqueda en caliente" es un gran ahorro de tiempo, pero tiene una limitación importante: está anclada a la izquierda. El software no ofrece una función simple de "buscar en el documento", que ubicaría cualquier término independientemente de su posición dentro de un descriptor. Las diez categorías de descriptores (los equivalentes rusos están entre paréntesis) son:

  • ASIGNATURAS (& # 1058 & # 1045 & # 1052 & # 1040)
  • ORGANISMOS [sic] (& # 1054 & # 1056 & # 1043 & # 1040 & # 1053 & # 1048 & # 1047 & # 1040 & # 1062 & # 1048 & # 1048)
  • GEOGRAFÍA [sic] (& # 1043 & # 1045 & # 1054 & # 1043 & # 1056 & # 1040 & # 1060 & # 1048 & # 1071)
  • PERSONAS (& # 1048 & # 1052 & # 1045 & # 1053 & # 1040)
  • NIVEL SOCIAL (& # 1057 & # 1054 & # 1062 & # 1048 & # 1059 & # 1052)
  • PRESIONE (& # 1053 & # 1040 & # 1047 & # 1042 & # 1040 & # 1053 & # 1048 & # 1045 & # 1048 & # 1047 & # 1044 & # 1040 & # 1053 & # 1048 & # 1071)
  • ESTADO (& # 1057 & # 1058 & # 1040 & # 1058 & # 1059 & # 1057)
  • CONGRESO (& # 1050 & # 1054 & # 1053 & # 1043 & # 1056 & # 1045 & # 1057 & # 1057)
  • TIPOS DE DOCUMENTOS (& # 1042 & # 1048 & # 1044 & # 1044 & # 1054 & # 1050 & # 1059 & # 1052 & # 1045 & # 1053 & # 1058 & # 1040)
  • CÓDIGOS DE PAÍS (& # 1050 & # 1054 & # 1044 & # 1067 & # 1057 & # 1058 & # 1056 & # 1040 & # 1053)

Habiendo localizado y resaltado el descriptor deseado, el investigador hace clic derecho para encontrar la opción "Mostrar documentos relacionados". Al hacer clic con el botón izquierdo en esta opción, aparecerá una lista de todos dela que incluyen el descriptor en sus registros bibliográficos. Haciendo doble clic izquierdo en un delo title mostrará el registro bibliográfico completo. Si el delo se digitalizó, aparece un icono de cámara antes del título. Al hacer doble clic en el icono, aparecerá la imagen del documento.

Si "Mostrar documentos relacionados" muestra demasiados (o muy pocos) dela, el investigador puede buscar dos o más descriptores simultáneamente. Esto se logra seleccionando la opción Asistente de búsqueda en la barra de herramientas, que muestra un formulario de búsqueda en la mitad opuesta de la pantalla dividida. El investigador hace clic con el botón izquierdo en los descriptores (uno a la vez) y los arrastra por la pantalla hasta la ventana inferior del formulario de búsqueda. Al seleccionar la opción "Todos" activa el operador booleano AND, mientras que "Algunos de ellos" activa el operador OR. El formulario de búsqueda también permite especificar un rango de fechas o una fecha específica.

La tercera opción en el menú de la base de datos se denomina FONDO FÍSICO. Para los investigadores que ya tienen citas de archivo específicas, esta es la ruta más rápida a los archivos. Las citas se organizan en orden numérico ascendente, comenzando con el número de Fond. Al igual que con otras secciones del menú, se expanden o contraen las listas haciendo clic en el signo más al comienzo de cada entrada. La cuarta parte del menú de la base de datos es IDIOMA. Esta lista alfabética de todos los idiomas del documento funciona de la misma manera que un descriptor para fines de búsqueda. Un investigador que solo pueda leer noruego, por ejemplo, haría clic en "Noruego" y arrastraría el término a la ventana de búsqueda para limitar los resultados de la búsqueda a documentos escritos en ese idioma.

Los investigadores que pueden trabajar con ruso tienen la opción de teclear términos directamente en una ventana de búsqueda y, al alternar al teclado latino, usar truncamiento (el signo de porcentaje) y operadores booleanos Y, O, NO. ArchiDOC llama engañosamente a esta función búsqueda de texto. Lo que busca el software son títulos de archivos y / o resúmenes de archivos de solo unas pocas líneas de longitud. Teniendo en cuenta que los archivos suelen tener cientos de páginas y constan de docenas de documentos, es muy probable que una búsqueda no arroje resultados. E incluso cuando una búsqueda tiene éxito, es decir, se identifican uno o más archivos, el trabajo del investigador acaba de comenzar. Él / ella todavía debe hojear el archivo para identificar el manuscrito (s) donde aparecen los términos de búsqueda.

Conclusión

El proyecto INCOMKA, uno de los esfuerzos de digitalización de archivos internacionales más ambiciosos hasta la fecha, ha logrado muchos, pero no todos, sus objetivos. En un futuro próximo, la base de datos estará disponible de forma gratuita para los investigadores a través de la World-Wide Web, aunque el acceso a las imágenes digitales reales requerirá una suscripción paga. Esperamos que la versión en línea sea más fácil de usar que la versión entregada a los socios de INCOMKA en CD. Una ventana de "buscar en este sitio" que permita a los usuarios buscar simultáneamente las diez categorías de "descriptores" y encontrar términos individuales independientemente de la posición dentro de un "descriptor" es una mejora muy necesaria.

La conversión de unos 175.000 nombres personales al alfabeto latino y la traducción de casi 20.000 descriptores al inglés fueron una empresa importante. En general, estamos satisfechos con los resultados. Sin embargo, los investigadores seguramente descubrirán errores y esperamos que la versión en línea les permita enviar correcciones y sugerencias a los administradores de la base de datos para su actualización. Los investigadores también descubrirán pronto que ninguno de los archivos personales ha sido digitalizado, y probablemente nunca lo será, aparentemente por razones de privacidad.Pero, gracias al proyecto INCOMKA, los investigadores ahora pueden acudir al RGASPI con citas específicas en la mano y solicitar los archivos personales.

El proyecto INCOMKA ha hecho que los archivos de la Comintern sean más accesibles, sin duda. Pero los investigadores que no saben leer ruso aún enfrentan desafíos especiales y tienen menos estrategias de búsqueda que aquellos que pueden trabajar con ruso. La opción de menú CLASIFICACIÓN está disponible solo para investigadores rusos. En un mundo ideal, los títulos del 521 opisi y se traducirían al inglés 230.000 archivos. En la Biblioteca del Congreso, hemos observado que casi la mitad de los usuarios de la base de datos de la Comintern han tenido una capacidad rusa limitada o nula. Cabe destacar que una gran parte, quizás más de la mitad, de los documentos reales en los archivos de la Comintern están en idiomas distintos del ruso, y que el alemán, el francés, el español y el inglés representan la mayoría de ellos. A pesar de estas deficiencias, la comunidad investigadora debería acoger con entusiasmo la base de datos de la Comintern.


Comintern Archive: recursos

CD-ROM que contiene un inventario (ayuda para la búsqueda) de toda la colección, identificando la ubicación de los materiales de cada congreso y plenario por número de tarjeta de microficha. También incluye una introducción a la colección y un índice de búsqueda de personas y temas.

Contiene registros de los congresos 1º-7º del Komintern celebrados en Moscú 1919-1935.

Los índices de los congresos se encuentran en las siguientes fichas:

Ficha 1: 1er congreso - 1919

Ficha 30: 2do congreso - 1920

Ficha 240-242: 3er congreso - 1921

Ficha 860-862: 4 ° congreso - 1921-1922

Ficha 1793-1795: 5 ° congreso - 1923-1924

Ficha 2406-2410: VI Congreso - 1927-1929

Ficha 4718-4722: 7 ° congreso - 1934-1935

Cada sección del pleno está precedida por un índice.

Fichas 1-80 - Pleno I, 1922

Fichas 81-128 - Pleno II, 1922

Fichas 129-279 - Pleno III, 1923

Fichas 280-297 - Pleno IV, 1924

Fichas 298-908 - Rasshirennyĭ plenum V, 1925

Fichas 909-1686 - Rasshirennyĭ plenum VI, 1925-1926

Fichas 1687-2862 - Rasshirennyĭ plenum VII, 1926-1927

Fichas 2863-3153 - Pleno VIII, 1927

Fichas 3154-3544 - Pleno IX, 1928

Fichas 3545-4346 - Pleno X, 1929

Fichas 4347-4961 - Pleno XI, 1930-1931

Fichas 4962-6245 - Rasshirennyĭ plenum XII, 1932-1933

Fichas 6246-7084 - Rasshirennyĭ plenum XIII, 1933-1934

Nota de contenido: "Los documentos originales han sido filmados con el equipo de IDC Publishers en el Archivo Estatal Ruso de Historia Política y Social (RGASPI), Moscú".


Comintern

La Tercera Internacional o Internacional Comunista (típicamente abreviada como Comintern) fue fundada en Moscú en marzo de 1919 en medio de proclamaciones del fin del orden capitalista mundial y el triunfo venidero del proletariado revolucionario. Ese optimismo todavía era evidente en el Segundo Congreso en julio-agosto de 1920 cuando G. E. Zinoviev, presidente del Comité Ejecutivo del Comintern, presentó veintiuna & # 8220condiciones & # 8221 para ser miembro y participar en el Comintern. Estas condiciones, inspiradas en las prácticas propias de los bolcheviques de & # 8220 centralismo democrático & # 8221 y la hostilidad inquebrantable hacia los partidos socialistas afiliados a la casi moribunda Segunda Internacional, fueron aprobadas abrumadoramente por los delegados.

Sin embargo, cuando se reunió el Tercer Congreso en junio-julio de 1921, la marea revolucionaria en Europa había retrocedido y los bolcheviques se habían embarcado en su Nueva Política Económica. El Congreso aprobó tesis sobre los métodos de trabajo entre las mujeres trabajadoras y el establecimiento de una Internacional Roja de Sindicatos (Profintern), tal vez un reconocimiento tácito de que el camino hacia la revolución sería más prolongado de lo previsto inicialmente. En diciembre, el Comité Ejecutivo emitió tesis en las que pedía un & # 8220 frente unido & # 8221 del proletariado que permitiera una cooperación limitada con otros partidos socialistas y sindicatos, pero advirtiera contra la capitulación ante & # 8220 ideología centrista y semi-centrista & # 8221.

El Komintern celebró cuatro congresos más, el último de los cuales, en 1935, adoptó la estrategia del Frente Popular de construcción de coaliciones con todas las & # 8220 fuerzas progresistas & # 8221 contra el fascismo. Una vez que fue un faro para los comunistas en todo el mundo, el Komintern sucumbió a su subordinación a los dictados del Partido Comunista Soviético y su determinación de los intereses estatales soviéticos, purgas periódicas de otros partidos comunistas, denuncia mutua y arresto en 1937 y disolución en 1943.

/>
Este trabajo está sujeto a una licencia internacional Creative Commons Attribution-ShareAlike 4.0.


Historia del Komintern

Este estudio detallado, que ofrece nuevos e importantes conocimientos sobre la lucha por la independencia de Indonesia, explora las actividades internacionales en las capitales de la Europa de entreguerras de Perhimpoenan Indonesia (PI), una organización estudiantil nacionalista indonesia con sede en los Países Bajos. Operando en un entorno político vibrante, el IP interactuó con diferentes movimientos anticoloniales en ciudades de toda Europa. Centrándose en el período comprendido entre 1917 y 1931, el libro sigue los viajes personales de diferentes estudiantes a ciudades como Zúrich, París, Bruselas y Berlín a medida que establecieron contactos, se unieron a asociaciones y asistieron a conferencias internacionales. Aquí se examina la compleja realidad de la construcción de movimientos, yendo más allá de las sugerencias superficiales de contacto y colaboración.
El estudio muestra que las actividades del IP repercutieron en el panorama político indonesio, donde las nuevas colaboraciones en Europa fueron seguidas con gran interés. De esta manera, el libro ofrece nuevos hallazgos para múltiples audiencias: indonesios y académicos de la resistencia anticolonial por igual. Sin embargo, también demuestra que el despertar político de las élites indonesias debe entenderse no solo como una respuesta indígena al dominio holandés, sino también como parte de los movimientos y luchas anticoloniales globales.

Este libro:
• Explora las redes políticas transnacionales de Indonesia en el período colonial tardío.
• Conecta la historia del nacionalismo indonesio con la del internacionalismo anticolonial y el activismo transnacional.
• Agrega una dimensión internacional a nuestra comprensión del movimiento nacionalista y anticolonial en las Indias Holandesas.

Compte rendu pour Histoire & amp Politique de:
- Véronique Fau-Vincenti, Frédérick Genevée, Éric Lafon, Aux alentours du congrès de Tours. 1914-1924, Montreuil-sous-Bois, Éditions du musée de l & # 39Histoire vivante, 2020, 184 p.
- Léon Blum, Le congrès de Tours. Le socialisme à la croisée des chemins. 1919-1920, préface de Romain Ducoulombier, París, Gallimard, coll. & quotFolio Histoire & quot, 2020, 162 p.

Este artículo describe cómo el movimiento trotskista internacional enfrentó a la Internacional Comunista entre 1930 y 1943.

Trabajo presentado en el taller internacional de doctorado & quotL'Internazionale Comunista network globale della politica (1919-1943) & quot organizado por Gabriele Mastrolillo y Marco Di Maggio dentro de las actividades del programa de doctorado en Historia de Europa de la Universidad “Sapienza” de Roma, 19- 20 de enero de 2021. Webinar

El estudio analiza las políticas cooperativas del Komintern y del Partido Comunista de Checoslovaquia (PCCh) en 1918-1938. Se centra en problemas clave (facciones comunistas en las cooperativas y sus tareas) y en los efectos de la estrategia comunista en las cooperativas de entreguerras. Utilizando el método del estudio de caso, analiza más a fondo el caso de la cooperativa Včela (“La abeja”) Praga, que se trató hasta el nivel de la Comintern.
Las preguntas básicas planteadas por el estudio son: 1. ¿Cuándo y mediante qué procedimiento se estableció el grupo cooperativo comunista en Checoslovaquia? 2. ¿Qué importancia tuvo el grupo comunista de cooperativas en la industria cooperativa checoslovaca y qué importancia tuvo la cooperativa Včela para el PCCh? 3. ¿Cómo controlaba el Partido Comunista estas cooperativas (y la cooperativa Včela como estudio de caso)?
El estudio demuestra que las tareas de las facciones comunistas en las cooperativas variaban mucho, sin embargo siempre estuvieron subordinadas a los objetivos del PCCh. A veces, el PCCh incluso se hizo con el control de toda la cooperativa; espectacular fue la adquisición de Včela (¡con unos 80 000 miembros!). Incluso después de eso, Včela permaneció en el sindicato cooperativo socialdemócrata. No se creó un grupo independiente de cooperativas comunistas hasta 1933. Sin embargo, era muy débil, a excepción de Včela, que por lo tanto era crucial para el PCCh (como la mayor cooperativa en la Checoslovaquia de entreguerras).
Sin embargo, los objetivos de la CPC y las cooperativas eran a menudo diferentes (independientemente del control de la CPC sobre la Včela). El objetivo del PCCh era iniciar la revolución proletaria, mientras que el objetivo de la cooperativa era mejorar el nivel de vida de sus miembros. Resultó en el "asunto Zmrhal" (llamado así por el experto cooperativo comunista y director de Včela Antonín Zmrhal). En este "asunto", el PCCh se opuso a las "recomendaciones" del Komintern y defendió la Včela, demostrando que había límites significativos del "gobierno" comunista en las cooperativas.

Estudio de análisis družstevní politiku Kominterny a KSČ v letech 1918-1938. Zaměřuje se na klíčové oblasti (komunistické frakce v družstvech a jejich úkoly) una estrategia de komunistické efekty na meziválečná družstva. Metodou případové studie se poté zabývá družstvem Včela Praha, jehož záležitosti byly řešeny dokonce na úrovni samotné Kominterny.
Základní otázky, které si studie klade, jsou: 1. Kdy a jakým postupem došlo k etablování komunistické skupiny družstev v Československu? 2. Jak velkou roli hrála komunistická skupina družstev v československém družstevnictví a jak důležité bylo pro KSČ právě družstvo Včela? 3. Jakým způsobem probíhalo ovládání těchto družstev (resp. Včely jako případové studie) komunistickou stranou?
Studie dokládá, že úkoly komunistických frakcí uvnitř družstev byly velmi rozmanité, vždy však byly podřízeny zájmům a cílům KSČ. V některých případech se dokonce KSČ podařilo ovládnout celé družstvo - spektakulárním příkladem byla právě Včela Praha (aproximadamente 80 000 členy!). I poté však Včela zůstala uvnitř sociálně-demokratického družstevního svazu. Skupina komunistických družstev se vytvořila až v roce 1933. Byla však velmi slabá - kromě Včely, která tak měla pro KSČ klíčový význam (největší družstvo v ČSR).
Cíle KSČ a komunisty ovládaného vedení družstva se však mohly rozcházet (cílem KSČ byla proletářská revoluce, cílem družstva zlepšení ekonomické situace členů). Výsledkem byla tzv. „Kauza Zmrhal“ (podle komunistického družstevního experta a ředitele Včely), ve které se KSČ postavila proti „doporučením“ Kominterny a na stranu Včely, což dokládá limity komunistvického ovládá limity komunistvického ovládá.


La Internacional Comunista 100 años después

Este año marca el centenario del nacimiento de la Tercera Internacional, la Internacional Comunista (o Comintern), la organización de partidos socialistas revolucionarios en todo el mundo. El Komintern representó la esperanza de millones de que el ejemplo de la Revolución Bolchevique en Rusia podría extenderse globalmente para librar al mundo de los horrores del imperialismo y el capitalismo. Sin embargo, esa esperanza siguió sin cumplirse. La Tercera Internacional degeneró y finalmente fue asesinada por Stalin menos de un cuarto de siglo después de su nacimiento.

Este artículo no tiene como objetivo dar una historia de la organización, sino evaluar algunos de sus logros y debilidades. Examinaremos en particular tres aspectos importantes del Komintern como escuela de estrategia y táctica: el frente único, la cuestión colonial y la relación entre el Komintern y el Estado ruso. Queremos cuestionar la afirmación de que el Komintern fue un "error", que el fracaso, en países como Alemania, de provocar una revolución se debió a que los métodos bolcheviques eran inaplicables allí. Esta fue la afirmación de Julius Braunthal, quien afirmó en su Historia de la Internacional que la teoría de la dictadura del proletariado, que él relacionó con la teoría del partido de vanguardia de Lenin, no tenía "ninguna relación con el poder real, las tradiciones y la psicología del movimiento obrero en aquellos países en los que las condiciones para una revolución comunista no eran regalo". 1 Peor aún, la división en el movimiento obrero internacional diseñado por el Komintern fue responsable del ascenso del fascismo y la catástrofe de la Segunda Guerra Mundial.

El mismo argumento fue planteado por los comunistas que llegaron a romper con Stalin en las décadas de 1960 y 1970. Fernando Claudín, por ejemplo, en su historia del movimiento comunista en dos volúmenes, argumentó que la resolución de 1943 para disolver el Komintern reconocía implícitamente “que, de hecho, Durante la mayor parte de la historia de la Comintern, esta última no fue el tipo de organización internacional que la clase trabajadora necesitaba tener. ”. 2 Su “ultracentralismo, su subordinación draconiana de la periferia al centro” significó que la Comintern ignorara “el hecho de la diferencia nacional”: 3 en consecuencia, su estructura “'correspondía' no a las necesidades reales del movimiento obrero internacional sino a una cierta concepción teórica del rumbo a seguir por la revolución mundial, ya las exigencias tácticas y organizativas de este rumbo: la concepción sostenida por Lenin y el núcleo bolchevique ”. 4

Un argumento similar ha surgido recientemente en los Estados Unidos, cuando una nueva generación de radicales, dentro y alrededor de los Socialistas Democráticos de América, elabora una estrategia viable para el cambio. El ascenso de la DSA es totalmente positivo, pero mucho menos el intento de rehabilitar a Karl Kautsky, la figura principal del marxismo anterior a la Primera Guerra Mundial. Kautsky fue vilipendiado por Lenin por abandonar la política revolucionaria cuando no pudo oponerse al estallido de la guerra en agosto de 1914. Los ataques de Kautsky a la revolución bolchevique como antidemocráticos confirmaron a Lenin que el marxismo de Kautsky solo sirvió, como lo hizo el reformismo abierto, para socavar la política de la clase trabajadora en los intereses de la burguesía. Esta rehabilitación, con su base en la academia, ha buscado reclamar no solo que la deuda de Lenin con Kautsky es mayor de lo que se pensaba anteriormente. También ha propuesto, mucho más dudosamente, que Lenin debe ser entendido como el verdadero heredero del marxismo de Kautsky (aunque el propio Kautsky lo abandonó) e incluso que Kautsky fue el verdadero artífice de la Revolución de Octubre. 5 De esto se deduce que es un error extrapolar el leninismo, o el bolchevismo, como una corriente distinta de la que representaba Kautsky, o afirmar que ésta representa la única continuación auténtica de la tradición marxista. El fracaso de la Revolución de Octubre en su difusión es una prueba, entonces, de que la “invención” del bolchevismo como modelo para la práctica revolucionaria futura fue un giro equivocado para el movimiento que solo podría terminar en un fracaso internacional. La degradación del bolchevismo tiene consecuencias obvias sobre si la Tercera Internacional sigue teniendo lecciones para los radicales de hoy.

A pesar de diferencias muy reales, la conclusión que se puede extraer de todos estos comentaristas es que los partidos del Komintern estaban ligado fracasar porque intentaron implementar estrategias ajenas a las tradiciones socialistas y de la clase trabajadora en las que operaban. Pretendemos mostrar que, por el contrario, el problema era que los primeros líderes de la Comintern a menudo tenían una mejor comprensión de cómo otros partidos comunistas deberían relacionarse con su medio que sus propios líderes. En consecuencia, el fracaso de los partidos comunistas a menudo se debió, no a un exceso de bolchevismo, sino a muy poco.

¿Qué tipo de internacional debería ser?

El acontecimiento crucial que condujo a la fundación del Komintern tuvo lugar el 4 de agosto de 1914. Ese día, el grupo SPD alemán en el Reichstag votó a favor de los créditos de guerra, es decir, a favor de la financiación de las fuerzas armadas alemanas en la Primera Guerra Mundial. Esta fue una ruptura fundamental con la política de la Segunda Internacional Socialista, la organización internacional de partidos socialistas creada en 1889, para oponerse a la guerra mundial cuando esta llegara. La votación del SPD fue seguida rápidamente por votos para apoyar a sus propios gobiernos por parte de todos los partidos socialistas en las naciones combatientes, con las honrosas excepciones de los bolcheviques en Rusia y los partidos socialistas búlgaro y serbio. Este colapso conmocionó a Lenin. El SPD era un partido de masas nominalmente marxista y el principal partido socialista a nivel internacional, uno que Lenin había considerado hasta ahora como un modelo. Pero estaba claro que esto no era una aberración, sino que revelaba que algo estaba podrido en la política de la Segunda Internacional. Lenin pronto llegó a la conclusión de que se necesitaba una nueva internacional socialista revolucionaria sobre una clara base anti-guerra y antiimperialista.

Inicialmente, los socialistas en Alemania que se oponían a la guerra como Rosa Luxemburg, Karl Liebknecht y Clara Zetkin parecían estar en una pequeña minoría. Pero a medida que aumentaba el descontento popular con la guerra, también lo hacía el disenso dentro del SPD con la política de apoyo incondicional a la guerra. Cada vez más diputados del Reichstag (aunque todavía una pequeña minoría) se negaron a votar por créditos de guerra o se abstuvieron. Finalmente, el liderazgo expulsó a los disidentes que luego crearon el USPD (los llamados Independientes). La escisión no supuso una ruptura clara con las políticas y prácticas de la socialdemocracia alemana de antes de la guerra: incluyó a reformistas absolutos de la derecha del partido, así como a revolucionarios y a personas como Kautsky que ocupaban una posición intermedia. Por lo tanto, su oposición a la guerra tendió a ser de carácter pacifista, con demandas de un acuerdo de paz sin anexiones pero sin un compromiso claro de luchar para detener la guerra imperialista. Solo una pequeña minoría a la izquierda de estos "centristas" 6 continuó apoyando la política de antes de la guerra de oposición total a la guerra, y solo un puñado de ellos estaba preparado para impulsar la lógica del lema de Liebknecht, que el principal enemigo es en casa, a la posición derrotista defendida por Lenin.

Las escisiones en el SPD plantearon la pregunta de qué tipo de Internacional debería haber cuando llegara la paz. Revivir la Segunda Internacional, sobre la base anterior, no era realmente una opción viable, incluso para los partidos a favor de la guerra que ansiaban volver a los métodos de preguerra que habían fracasado tan horriblemente. Pero los oponentes de la guerra no estaban de acuerdo sobre el mejor camino a seguir, como lo demostraron las divisiones en las conferencias contra la guerra en Zimmerwald en 1915 y en Kienthal el año siguiente.Estas conferencias marcaron las primeras etapas de una reagrupación internacional (o más bien europea) de fuerzas socialistas. Pero solo una minoría, con Lenin en el centro, quería una nueva Internacional construida sobre la base del compromiso de transformar la guerra imperialista en revolución mundial. La mayoría no estaba dispuesta a llegar tan lejos por temor a quedar aislada.

En definitiva, el efecto radicalizador de la guerra y el triunfo de la revolución bolchevique en Rusia en 1917 fueron los factores decisivos. Lenin no era el único que quería un tipo diferente de Internacional, uno comprometido con la acción y no con las palabras, pero el suyo era el único partido socialista que había demostrado en la práctica por qué la organización basada en la política bolchevique sería fundamental para construir una Internacional que pudiera dar resultados. revolución. Dos cosas eran vitales. La primera era que la nueva Internacional excluyera a todos los reformistas y oportunistas; no podía haber unidad con aquellos que habían sacrificado la unidad internacional de la clase trabajadora a los intereses de las clases dominantes rivales. El segundo era crear un partido mundial del proletariado, uno que pudiera liderar una acción unida contra el imperialismo. La tolerancia del reformismo por parte de la Segunda Internacional lo había reducido a una mera charla. Una nueva Internacional, por el contrario, como argumentaría León Trotsky en su Primer Congreso, tenía que ser “la Internacional de acción de masas abierta, la Internacional de realización revolucionaria, la Internacional de la gesta”. 7

Para evitar el electoralismo pasivo de la Segunda Internacional, la nueva Internacional también tendría que estar organizada y dirigida centralmente, no una federación de secciones nacionales autónomas. Esto último no fue, dicho sea de paso, una especie de desviación leninista como argumentó Braunthal. Mientras aún estaba en prisión, Luxemburgo había argumentado que, además de los principios rectores de la solidaridad internacional y la primacía de la lucha contra el imperialismo:

El centro de gravedad de la organización de clase del proletariado es la Internacional. La Internacional decide las tácticas de las secciones nacionales en tiempo de paz & # 8230 y, además, toda la política táctica que se aplicará en tiempo de guerra. El deber de cumplir las decisiones de la Internacional prevalece sobre todas las demás obligaciones organizativas. Las secciones nacionales que violan estas decisiones se ubican fuera de la Internacional. 8

¿Qué podría ser más centralista que eso?

¿Fue prematuro lanzar el Komintern?

El primer congreso de la Internacional Comunista se celebró en Moscú en marzo de 1919. ¿Pero fue prematuro? Ciertamente representó mucho menos sobre el terreno que los congresos posteriores de la Comintern. De los 35 delegados, solo los bolcheviques representaban un partido revolucionario de masas y, de los delegados extranjeros, solo Hugo Eberlein por el Partido Comunista de Alemania (KPD) podía pretender representar una organización revolucionaria genuina, aunque pequeña, perseguida. Eberlein había recibido el mandato del KPD de oponerse a la fundación inmediata del Komintern. “Una Tercera Internacional no debe ser simplemente un centro intelectual”, argumentó, “debe ser la base de un poder organizativo”, lo que aún no era posible dado que “los verdaderos partidos comunistas solo existen en unos pocos países”. 9

Tal cautela hubiera sido aconsejable si la corriente de la historia no hubiera estado, en ese momento, avanzando con fuerza hacia la revolución. El triunfo bolchevique había ganado una gran simpatía entre los trabajadores y los oprimidos de todo el mundo. Las luchas revolucionarias estaban en marcha en Alemania, Hungría e Italia y pronto estallarían en Irlanda, India, Egipto, Turquía, Irak y China. La "apuesta" de Lenin, como había sido en octubre de 1917, era que los revolucionarios tenían que aprovechar el tiempo: esperar mejores condiciones "objetivas" significaba sacrificar las oportunidades presentes. 10 Lenin también era consciente de que “la victoria completa y final & # 8230 no se puede lograr solo en Rusia. Sólo se puede lograr cuando el proletariado es "victorioso en al menos todos los países avanzados o, en todo caso, en algunos de los más grandes de los países avanzados". 11

Este, entonces, fue el espíritu con el que Grigori Zinoviev, en nombre de los bolcheviques, respondió a Eberlein: "Tenemos una revolución victoriosa en un país grande & # 8230" En Alemania tienes un partido que avanza hacia el poder y que en unos meses formar un gobierno proletario. ¿Se supone que debemos dudar? Nadie nos entenderá ”. 12

Había otro motivo de urgencia. La socialdemocracia alemana no fue una fuerza gastada en el movimiento de la clase trabajadora, a pesar de las traiciones de agosto de 1914 y el papel que jugó para permitir que el capitalismo alemán se recuperara del impacto desestabilizador de la revolución de noviembre de 1918, y a pesar de su responsabilidad por los asesinatos de Luxemburgo. y Liebknecht. Hubo un intento a principios de 1919 en una conferencia en Suiza para revivir la Segunda Internacional. El peligro era que los bolcheviques perdieran la iniciativa a menos que actuaran rápida y decididamente para crear una nueva Internacional que fuera un polo organizativo de atracción para los muchos millones entusiasmados por la Revolución de Octubre y por la idea del poder soviético.

El Congreso acordó la Plataforma de la Internacional Comunista redactado por Eberlein y Nikolai Bujarin, que reafirmaba el caso marxista revolucionario de que el capitalismo no se puede reformar y dejaba claro que, además de romper con la socialdemocracia de derecha, era “también necesario romper con el centro (los kautskianos) que abandona el proletariado en su hora de mayor necesidad y coquetea con sus enemigos jurados ”. 13

Eberlein fue persuadido de abstenerse de la moción para lanzar la nueva Internacional y la Internacional Comunista se hizo realidad. En unos meses, la decisión fue reivindicada por partidos de masas como el Partido Socialista Italiano y el Partido Laborista Noruego que votaron para afiliarse. Los partidos más pequeños pero importantes de Bulgaria, Checoslovaquia, Yugoslavia, Suecia y Rumanía que se unieron dejaron a la Segunda Internacional como una grupa cada vez menos representativa. Para el Segundo Congreso celebrado en julio de 1920, los partidos de masas como el centrista SFIO (Partido Socialista Francés) y el USPD (que en 1919 había proporcionado cobertura de izquierda al gobierno del SPD al aceptar cargos ministeriales) habían sido forzados por la presión de su rango y archivo para enviar delegados. Ambos partidos votaron para afiliarse a pesar de la oposición abierta y encubierta de sus líderes. 14 El USPD se había fusionado con el KPD a finales de año.

Construyendo partidos de un nuevo tipo

Como dijo Lenin, "la Internacional Comunista se está poniendo bastante de moda". 15 Los bolcheviques ahora temían que, en lugar de estar aislada, la nueva internacional se viera inundada de centristas de izquierda y que su política revolucionaria se diluyera. La afiliación al Komintern era una cosa y la transformación en auténticos partidos revolucionarios era otra muy distinta. A pesar de haber sido empujados hacia la izquierda por su afiliación, los partidos centristas forzados a entrar en la órbita del Komintern se mostraron reacios a adoptar una forma de organización intervencionista, que rompiera con el modelo de la Segunda Internacional de relativa pasividad fuera de la esfera electoral.

La Comintern no solo representó una ruptura con la Segunda Internacional en teoría, sino una ruptura en la práctica. Como dijo Zinoviev, el objetivo era construir “una organización de lucha del proletariado internacional”. 16 La nueva Internacional debería estar formada por partidos de un nuevo tipo. Las tesis sobre el papel y la estructura del Partido Comunista 17, un informe presentado por Zinoviev y aprobado por el Segundo Congreso, planteaba muy claramente el tipo de partidos revolucionarios de vanguardia que pretendía construir el Komintern. “El Partido Comunista”, afirmó, haciéndose eco de la manifiesto Comunista , “Es parte de la clase trabajadora, su parte más avanzada, consciente de clase y, por lo tanto, su parte más revolucionaria”. 18 Al mismo tiempo, debe poder relacionarse, a través de la lucha, con la masa de trabajadores, la mayoría de los cuales no tienen ideas revolucionarias claras la mayor parte del tiempo, si ha de liderar. El énfasis en la minoría activa también era necesario para atraer a los sindicalistas que, comprensiblemente, rechazaban el supino y traicionero modelo socialdemócrata del partido. La resolución estableció los principios del centralismo democrático como un requisito para todos los partidos afiliados, principios repetidos en el Tesis sobre la estructura organizativa de los partidos comunistas en el Tercer Congreso.

La dirección de la Comintern estaba ansiosa por excluir a los líderes centristas que hablaban de boquilla a la revolución para apaciguar a los trabajadores de base mientras continuaban con su práctica reformista. Aquí es donde entraron las famosas 21 condiciones de afiliación, también acordadas en el Segundo Congreso. 19 Estas condiciones vinculantes, tomadas en conjunto, tenían la intención de dificultar la entrada de un centrista en el Komintern que el paso de un camello por el ojo de la Comintern. Una aguja. Fueron un anatema para los líderes reformistas, pero también fueron criticados por la izquierda tanto en ese momento como desde entonces. Para Claudín, eran “un modelo de sectarismo y método burocrático en el movimiento obrero” 20 que separaban innecesariamente a la Comintern de los trabajadores que se movían hacia la izquierda pero aún miraban a líderes centristas como Giacinto Serrati del Partido Socialista Italiano o Wilhelm Dittmann y Arthur Crispien del USPD en Alemania. 21

Pero Claudín olvida que la escisión en el movimiento obrero internacional no fue provocada por los bolcheviques, sino por los líderes reformistas que rompieron con sus principios socialistas de papel al estallar la guerra. Incluso aquellos que se habían opuesto verbalmente a la guerra, como Serrati y Dittman, desempeñaron un papel desastroso y vacilante en las luchas revolucionarias de la posguerra, demostrando que no se podía confiar en ellos en el fragor de la batalla. Una internacional revolucionaria que pudiera organizar y liderar a las masas en la lucha tendría que romper con esta gente y ganarse a sus partidarios. El Komintern no tenía medios burocráticos para imponer la aceptación de las 21 condiciones, solo argumentaba y señalaba la experiencia de lucha de los trabajadores. Zinoviev hizo esto con mucho éxito en el Congreso de Halle del USPD a finales de 1920 cuando persuadió a la mayoría de los delegados para que votaran para unirse al Komintern.

Además de la práctica de los partidos reformistas de masas, el Komintern también quería romper con el enfoque propagandista abstracto sectario de los seguidores del socialista francés de preguerra Jules Guesde y del Partido Socialista Británico. Los nuevos partidos revolucionarios necesitaban intervenir activamente en la lucha de clases si querían "ganar a las masas", como decía la consigna del Tercer Congreso. 22 Debían ser firmes en principio pero flexibles en tácticas y organización. Necesitaban poder maniobrar a derecha e izquierda según las condiciones de la lucha. Los nuevos PC tenían que entender cómo utilizar el parlamento y el gobierno local como plataforma para la agitación y la propaganda sin alentar ilusiones en la posibilidad de lograr el cambio a través de medios parlamentarios. Necesitaban aprender a trabajar dentro de los sindicatos de masas para trabajar tanto con la burocracia sindical como contra ella. Necesitaban saber cuándo avanzar y cuándo retirarse y cómo trabajar tanto legal como ilegalmente. La táctica clave que unió todo esto fue el frente único, del cual más abajo.

Las tesis sobre organización partidaria acordadas por el III Congreso son un ejemplo de cómo el Komintern intentó generalizar la experiencia de la Revolución Rusa de manera positiva. 23 Pero más tarde a Lenin le preocupaba que “la resolución es excelente, pero & # 8230todo en ella se basa en la experiencia rusa & # 8230 si por excepción algún extranjero la entiende, no puede llevarla a cabo”. 24 Los líderes del Partido Socialista Francés y del Partido Laborista Noruego aceptaron las 21 condiciones y se unieron al Komintern, pero tardaron en transformar sus partidos en organizaciones revolucionarias siguiendo el modelo bolchevique. El partido noruego finalmente se negó a hacer esto y abandonó el Komintern. El ultraizquierdismo se mantuvo fuerte tanto en el PC italiano como en el alemán durante los primeros años y el centrismo persistió obstinadamente en el Partido Comunista Francés. El trabajo de transformar a los PC del mundo en partidos revolucionarios activistas e intervencionistas que pudieran liderar a las masas en la lucha estaba muy lejos de completarse cuando la burocracia soviética puso fin al proceso cuando comenzó a subordinar al Comintern y a sus miembros. partes en sus intereses desde 1924 en adelante.

De los muchos logros del Komintern, la política del frente único sigue siendo uno de los más importantes. Para 1921, estaba claro que la revolución ya no era inminente, el capitalismo estaba experimentando una recuperación parcial y la clase trabajadora estaba a la defensiva. Los líderes más perspicaces (Lenin y Trotsky en particular) se dieron cuenta de la necesidad de un movimiento brusco hacia el “ Derecha ”(Como dicen), si la nueva Internacional iba a sobrevivir.

Sin embargo, apenas se llevaron el día. El estado de ánimo dominante en el Tercer Congreso fue que la pasividad y el oportunismo centristas seguían siendo el principal enemigo. Tuvo que ser derrotado por los partidos comunistas lanzando “una serie de actos ofensivos” 25 para romper “la pasividad y la aversión a la lucha de las capas económicamente privilegiadas e ideológicamente atrasadas”. 26 Ésta era “la única manera & # 8230 de despertar a las masas apáticas a la conciencia de su situación política objetiva”. 27 Esta teoría semi-anarquista, elitista y voluntarista había sido la justificación del partido alemán para la desastrosa Acción de Marcha a principios de ese año, en la que había intentado obligar a la mayoría de los trabajadores a seguir su demanda de una huelga general, independientemente de las condiciones reales. Esto casi había destruido el partido de masas que había surgido como resultado de la fusión de la mayoría del USPD con el KPD.

El principal crítico dentro del Partido alemán había sido Paul Levi, cuyo feroz ataque a la Acción de Marzo como el “mayor golpe de Estado bakuninista de la historia hasta la fecha” 29 le había valido la expulsión del partido por indisciplina. Pero, como Lenin admitió en privado ante Clara Zetkin (la principal partidaria de Levi), aunque la forma en que había atacado al partido era incorrecta, lo que hacía inevitable su expulsión, su análisis real era esencialmente correcto. 30

En el debate del Tercer Congreso, Lenin atacó abiertamente la "estupidez" de la teoría de la ofensiva y defendió la Carta Abierta del Partido Alemán de enero de 1921 (una propuesta a los líderes sindicales y socialdemócratas para la acción conjunta) como "un modelo y # 8230 porque es el primer paso de un método práctico para conquistar a la mayoría de la clase trabajadora ”. 31 Esto no era, dijo, oportunismo. Los comunistas deberían detener el "deporte" de "acosar a los centristas" 32 y aprovechar cualquier oportunidad para promover su influencia sobre los millones que no son del partido. 33

“No debemos contraponernos”, dijo Karl Radek, un líder de la Comintern con un profundo conocimiento de las condiciones en Alemania, “de manera doctrinaria a lo que las masas están luchando. Más bien debemos agudizar las luchas de las masas por sus necesidades inmediatas y ampliarlas, enseñando a los trabajadores a desarrollar una necesidad mayor: la necesidad de tomar posesión del poder ”. 34 Dado que incluso los “partidos más pequeños & # 8230 no pueden limitarse a la mera propaganda y agitación”, 35 los comunistas tuvieron que involucrarse en luchas y demandas parciales para que “la clase trabajadora tome conciencia de que para vivir, el capitalismo debe morir”. 36

Pero no fue hasta diciembre de 1921, y en reuniones posteriores en 1922, que el ejecutivo elaboró ​​lo que esto significaba en su Tesis sobre el Frente Unido .

"La táctica", como explica Duncan Hallas,

parte del supuesto de que existe una situación no revolucionaria en la que solo una minoría de la clase trabajadora apoya a los revolucionarios. Esto sólo puede modificarse sobre la base de un nivel creciente de lucha de clases, que involucre a un gran número de trabajadores, muchos de los cuales apoyarán a las organizaciones reformistas. El frente único es una táctica destinada a ganar a estos trabajadores para que apoyen a las organizaciones revolucionarias, lo que puede hacer en circunstancias favorables. No es un bloque de propaganda conjunta entre organizaciones revolucionarias y reformistas, sino un acuerdo limitado para acción De algún tipo. 37

Debido a que las organizaciones socialdemócratas tenían la lealtad de la mayoría de los trabajadores, debían ser abordados para una acción conjunta sobre demandas económicas y políticas básicas. Como dijo John Molyneux, si estuvieran de acuerdo, “entonces los partidos comunistas tendrían la oportunidad de demostrar en la práctica su superioridad como defensores del proletariado. Si los socialdemócratas rechazaran las propuestas, entonces la culpa de cualquier desunión recaería sobre ellos ”. 38

El frente único no fue un truco propagandístico para exponer a la socialdemocracia; no, como lo describió con aprobación el destacado comunista francés Albert Treint, "una forma de" arrancar la gallina de los socialistas "( plumer la volaille socialiste ) ”. 39 Ganar batallas a través del frente único era importante por derecho propio para la confianza en sí mismos de los trabajadores. Al mismo tiempo, el frente único fue una estrategia para debilitamiento el dominio de la socialdemocracia y fortalecimiento la hegemonía del partido comunista, sin la cual la victoria final no sería posible.

Hubo oposición a la táctica, por parte de la ultraizquierda (como era de esperar), pero también de la dirección francesa de mayoría semi-centrista. 40 Los alemanes, por otro lado, lograron utilizar la táctica del frente único para reconstruir gran parte de la influencia que había perdido como resultado de la Acción de Marzo.

El IV Congreso de la Comintern, en noviembre de 1922, amplió el frente único al llamado a un gobierno obrero. El debate planteó más problemas de los que resolvió y el texto resultante fue muy insatisfactorio como guía para la acción. 41 La dificultad dependía de lo que se entendía por "gobierno de los trabajadores". ¿Era, como argumentó inicialmente Zinoviev, un seudónimo de dictadura proletaria? Si es así, ¿en qué se diferenciaba una coalición de partidos de trabajadores que ejercían el poder gubernamental del poder soviético?

El problema no era hipotético. Los comunistas (en Alemania, por ejemplo) se encontraron enfrentados, en diferentes momentos, con la perspectiva de partidos obreros en el poder. El problema era, como dijo Radek, "advertir por un lado contra la & # 8230 total intransigencia que dice 'gobierno soviético o nada', y también contra la ilusión que intenta convertir el gobierno obrero en un paracaídas". 42

La resolución del Cuarto Congreso sobre tácticas argumentó:

Como lema propagandístico general, el gobierno de los trabajadores (o el gobierno de los trabajadores y campesinos) se puede utilizar en casi todas partes. Como lema político inmediato Sin embargo, el gobierno obrero es más importante en países donde la sociedad burguesa es particularmente inestable, donde la relación de fuerzas entre los partidos obreros y la burguesía coloca la cuestión del gobierno en la agenda como un problema práctico que requiere una solución inmediata. En estas países, la consigna del gobierno obrero fluye inevitablemente de toda la táctica del frente único. 43

El Komintern argumentó que "la consigna del gobierno de los trabajadores tiene, por tanto, el potencial de unir al proletariado y desencadenar la lucha revolucionaria". 44 “Un gobierno así sería un paso hacia la toma del poder de los trabajadores a través de los soviets, siempre que armara a los trabajadores, desarmara a las organizaciones burguesas contrarrevolucionarias e introdujera el control de los trabajadores sobre la producción”. 45 Pero, ¿qué tan probable era este escenario? Una cosa es hacer demandas específicas y parciales a un gobierno obrero y otra exigir que lidere un asalto frontal al poder económico y estatal burgués.

El IV Congreso intentó responder a esto distinguiendo entre gobiernos obreros "ilusorios" y "genuinos", siendo estos últimos los únicos en los que podrían participar los comunistas, pero bajo condiciones estrictas del tipo mencionado anteriormente: "garantiza que los trabajadores" el gobierno llevará a cabo una auténtica lucha contra la burguesía ”. Pero, como señaló Hallas, si los reformistas pudieran hacer eso, ya no serían reformistas por definición. 47 El peligro consistía en exagerar su potencial de lucha decisiva y, por lo tanto, el papel que los comunistas podrían desempeñar en ellos, como se demostró, demasiado bien, en el fracaso del gobierno obrero de la provincia de Sajonia, con sus dos ministros comunistas, para Cumplió el papel de detonador de la revolución alemana de 1923.

Parece haber existido una tendencia a pensar que la dirección de viaje con los gobiernos de los trabajadores solo podía ir en un sentido: hacia la revolución. Si bien Zinoviev argumentó que la elección de incluso un gobierno obrero "ilusorio" (un gobierno laborista en Gran Bretaña, por ejemplo) podría ser "objetivamente un paso adelante", 48 Radek fue más allá y dijo que sería "simplemente un trampolín para la dictadura del proletariado, porque la burguesía no tolerará un gobierno laborista & # 8230 El obrero socialdemócrata se verá obligado a convertirse en comunista, para defender su dominio ”. 49 Nadie parece haber considerado que los gobiernos de los trabajadores podrían contener y desactivar la lucha, a pesar de ser un subproducto de ella.

Sin embargo, en defensa del Komintern, había tan poca experiencia de los gobiernos obreros que era razonable suponer que en un período de agitación social podrían ayudar a desintegrar el poder burgués. El próximo Congreso podría haber resuelto confusiones y ambigüedades. Pero esta fue la última vez que fue posible una contabilidad honesta. Cuando se celebró el V Congreso, el frente único había sido abandonado por el ultraizquierdismo burocrático.

Revolución en el mundo colonial

Como en otras áreas, la política de la Comintern sobre el mundo colonial representó una ruptura radical con la teoría y la práctica eurocéntricas de la Segunda Internacional. A principios de la década de 1920, la mayor parte de África y Asia estaba dividida entre potencias imperialistas como Gran Bretaña y Francia. Incluso países como China y la mayor parte de América Latina, que eran formalmente independientes, estaban en la práctica dominados por uno u otro imperialismo. La mayoría de la Segunda Internacional se había opuesto verbalmente a la explotación y opresión de los pueblos coloniales, pero consideraba que el colonialismo era inevitable o incluso progresivo. Argumentaron que conduciría al desarrollo económico y social de los países subdesarrollados. La difícil situación de la mayoría de la humanidad que vivía en las colonias y semicolonias solo se abordaría después de la victoria del socialismo en los países "avanzados". En la práctica, los partidos de la Segunda Internacional no hicieron nada para apoyar las crecientes luchas de los pueblos coloniales. Al apoyar a sus propios gobiernos en el estallido de la guerra, respaldaron la lucha de su propia clase dominante para retener y expandir sus posesiones coloniales.

Para el Komintern, sin embargo, la lucha en las colonias y semicolonias era una parte central de la lucha mundial para derrocar al capitalismo. Basando sus ideas en el análisis del imperialismo de Lenin y Bujarin, el Komintern argumentó que, lejos de ser progresista, el imperialismo era enormemente destructivo como había demostrado la guerra mundial. Las economías de las colonias fueron retenidas y sometidas a los intereses de las potencias imperialistas que oprimían y explotaban a sus habitantes. La guerra no había sido una aberración como sostenía Kautsky, sino el resultado directo de la acumulación capitalista. La lucha por volver a dividir el mundo entre las potencias en conflicto fue consecuencia de la concentración y centralización del capital y la competencia resultante por los mercados, las materias primas y las oportunidades de inversión. Lenin Tesis sobre la cuestión nacional y colonial , acordada por el Segundo Congreso en 1920, enfatizó el hecho de que los estados-nación no eran iguales sino que estaban divididos entre naciones opresoras, es decir, las potencias imperialistas, y naciones oprimidas, es decir, los países coloniales y semicoloniales. El deber de los revolucionarios era defender el derecho de las naciones oprimidas a la autodeterminación mientras esto significara una oposición total al imperialismo.

El Komintern creía que la pérdida de sus posesiones coloniales facilitaría el derrocamiento de las clases dominantes imperialistas para los trabajadores de los países desarrollados. Los superbeneficios de las colonias fueron un pilar central de las economías de las principales potencias imperialistas como Gran Bretaña. 50 El Segundo Congreso rechazó la teoría de las etapas de la Segunda Internacional, que sostenía que el socialismo solo era posible en sociedades semifeudales como China e India después de que se hubieran convertido en sociedades capitalistas de pleno derecho. Lenin dijo a los delegados que “además, la Internacional Comunista debería promover la propuesta, con la base teórica adecuada, de que los países atrasados, con la ayuda del proletariado de los países avanzados, pueden pasar al sistema soviético y, a través de ciertas etapas de desarrollo , al comunismo, sin tener que pasar por la etapa capitalista ”. 51 El Tesis complementarias sobre las cuestiones nacionales y coloniales , redactado por el delegado indio M N Roy y también adoptado por el Segundo Congreso, argumentó que: “La Internacional Comunista & # 8230 debe establecer relaciones con aquellas fuerzas revolucionarias que están trabajando por el derrocamiento del imperialismo en los países sometidos política y económicamente. Estas dos fuerzas deben coordinarse si se quiere asegurar el éxito final de la revolución mundial ”. 52 El hecho de que los delegados de India, China, Japón, Turquía y otros lugares fueran invitados a los primeros congresos de la Comintern y fueran tratados como iguales fue un gran paso adelante de la práctica de la Segunda Internacional.

Entonces, ¿qué significó esto para el Komintern en concreto? La clase trabajadora era una pequeña minoría de la población en la mayoría de los países coloniales a principios de la década de 1920. Aunque los PC se formaron en países clave como India, China y Turquía, estaban muy lejos de ser organizaciones de trabajadores de masas y casi siempre eran ilegales. Los PC en colonias como Sudáfrica y las Indias Orientales Holandesas (ahora Indonesia) fueron inicialmente dominados por colonos europeos y tuvieron que ser presionados por el Comintern para relacionarse con la población indígena. En 1920 se celebró un Congreso de los Pueblos del Este en Bakú, Azerbaiyán, para fortalecer la influencia de la Comintern en el mundo colonial, y en 1922 se celebró un Congreso de Trabajadores del Lejano Oriente en Moscú para ayudar a fomentar la fundación y el crecimiento de los PC en Asia Oriental. . 53

El Comintern temprano tenía muy claro que los PC, aunque apoyaban a los movimientos revolucionarios nacionales, tenían que basarse principalmente en la clase trabajadora y mantener su independencia de los movimientos de liberación nacional como el Congreso en India o el Kuomintang en China. Las tesis de Lenin decían:

La Internacional Comunista tiene el deber de apoyar el movimiento revolucionario en las colonias solo con la condición de que los componentes se reúnan en todos los países atrasados ​​para futuros partidos proletarios & # 8230 La Internacional Comunista debe llegar a acuerdos temporales y, sí, incluso establecer una alianza con el movimiento revolucionario en los países atrasados. Pero no puede fusionarse con este movimiento. En cambio, debe mantener absolutamente el carácter independiente del movimiento proletario, incluso en una etapa embrionaria. 54

Los principios acordados en el Segundo Congreso se elaboraron de forma más concreta en el IV Congreso para orientar a los nuevos PC que crecían en el mundo colonial. 55

En naciones oprimidas como India y China, los campesinos constituían la abrumadora mayoría de la población. La forma en que los comunistas se relacionaban con el campesinado fue de vital importancia para ganar el liderazgo de los movimientos revolucionarios nacionales lejos de la burguesía indígena y construir movimientos de masas contra el imperialismo. Las tesis acordadas tanto en el segundo como en el cuarto congresos se basaron en la rica experiencia de los bolcheviques. Habían podido ganarse el apoyo de los campesinos durante la Revolución Rusa abandonando el programa del partido de nacionalización de la tierra y apoyando la toma y reparto de la tierra por parte de los campesinos. Pero este ejemplo no había sido seguido por los PC en Hungría y Bulgaria con resultados desastrosos.

Trágicamente, el Komintern fracasó en su primera prueba seria en el mundo en desarrollo durante la Revolución China de 1925 a 1927. Esta fue una lucha verdaderamente titánica que combinaba una revuelta contra las potencias imperialistas como Gran Bretaña y Japón que controlaban partes del país, la clase trabajadora lucha en las ciudades y un gigantesco levantamiento campesino en el campo. 56 Cuando estalló la revolución, el Komintern ya se estaba alejando del espíritu revolucionario de sus primeros años y buscaba atajos y alianzas sin principios en un esfuerzo por poner fin al aislamiento internacional de la Rusia soviética. Las políticas y los principios establecidos en las tesis de Lenin en el Segundo Congreso se invirtieron, con terribles consecuencias. 57

En lugar de apoyar pero mantener su independencia del movimiento nacionalista revolucionario, el asesor soviético del Kuomintang Mikhail Borodin le dijo al PC chino que “el período actual es uno en el que los comunistas deberían hacer un servicio coolie para el Kuomintang”. 58 Se demostró que este consejo no solo era racista, sino también criminalmente incompetente cuando las tropas del Kuomintang masacraron a 25.000 trabajadores comunistas en Shanghai en marzo de 1927 después de haber liderado un levantamiento exitoso en la ciudad. Los nacionalistas burgueses utilizaron el movimiento de masas para extender su control del país. Luego, alarmado por la amenaza a sus intereses de clase, se volvió hacia él.

Una parte clave del Tesis sobre las cuestiones nacionales y coloniales Era el requisito de que los partidos comunistas de los países avanzados ofrecieran apoyo práctico a las luchas antiimperialistas en las colonias controladas por su propia clase dominante. La octava de las 21 condiciones para ingresar al Komintern requería que “Todo partido que desee pertenecer a la Internacional Comunista está obligado & # 8230 a apoyar todo movimiento de liberación en las colonias no solo con palabras sino con hechos”. 59 Al igual que con las otras condiciones, se requirió una larga lucha para poner esto en práctica en los partidos afiliados. El Cuarto Congreso escuchó que los miembros del Partido Comunista Francés en Argelia se oponían al llamamiento del Komintern para la independencia de Argelia de Francia y no veían ningún sentido en publicar propaganda comunista en árabe por motivos racistas de que la población indígena no era intelectualmente capaz de entenderla. 60

A diferencia de la Segunda Internacional, que toleraba abiertamente a los racistas en sus filas, la Comintern rechazaba claramente el racismo por considerarlo incompatible con el comunismo. los Tesis sobre las cuestiones nacionales y coloniales Argumentó que “la lucha contra este mal, contra los prejuicios nacionalistas pequeñoburgueses más profundamente arraigados & # 8230 como el racismo, el chovinismo nacional y el antisemitismo & # 8230 debe tener mayor prioridad”. 61 El delegado estadounidense John Reed dio un relato detallado de la resistencia de los trabajadores negros al racismo y las leyes Jim Crow en el Segundo Congreso. Las “Tesis sobre la Cuestión Negra” fueron acordadas en el Cuarto Congreso en 1922. 62 La delegación de CPUSA incluyó a dos delegados negros, un gran paso adelante. Impulsado repetidamente por el Comintern, el CPUSA se convirtió en el primer partido político en la historia de Estados Unidos en incluir a trabajadores blancos y negros en pie de igualdad. El Cuarto Congreso también pidió a los PC de Estados Unidos, Canadá y Australia que hicieran campaña contra los controles de inmigración con el argumento de que eran racistas y dividirían y debilitarían a la clase trabajadora. 63

Moscú y el Komintern: ¿un abrazo fatal?

El Komintern no habría existido sin la Revolución Rusa. Por tanto, inevitablemente, su centro estaba en Moscú. Pero esto no pretendía ser permanente: “Tan pronto como la revolución proletaria amplíe su territorio, el Comité Ejecutivo tendrá que trasladarse a la capital europea más adecuada para brindar una asistencia integral a los intereses de la revolución proletaria internacional”. 64

Sin embargo, debido a que la revolución no se extendió, el Partido Comunista Ruso llegó a dominar. Ningún otro partido podía igualar la calidad de su liderazgo (el único rival teórico de Lenin, Rosa Luxemburg, había sido asesinado) o la gran experiencia que poseía en la construcción de partidos y en la estrategia y tácticas. Por otro lado, el aislamiento de los bolcheviques alentó los métodos burocráticos no solo en casa sino en la actitud del aparato del Komintern hacia los partidos extranjeros. Una revolución exitosa en el extranjero habría desafiado eso. Tal como estaban las cosas, los partidos fueron, como dijo Cliff, “lentos para aprender a evitar errores resultantes del centrismo o del ultraizquierdismo y, por lo tanto, estuvieron abiertos a las continuas críticas de Moscú. Como consecuencia, no absorbieron el método leninista de crítica y autocrítica, sino solo la idea de que Moscú siempre tenía razón ”. 65 Y eso, a su vez, aumentó su dependencia del aparato del Komintern, cuyo dinero y enviados se volvieron indispensables para su supervivencia.

Esto hizo que fuera aún más difícil resistir un segundo factor, y en última instancia determinante, en el dominio de Moscú sobre el Komintern: el eventual divorcio entre los intereses de la revolución mundial y los de la Unión Soviética. En los primeros días, se daba por sentado que eran lo mismo. La internacionalización de la revolución era la única forma en que el único país que había roto con el sistema podía salvarse de la destrucción de los países capitalistas avanzados. Al mismo tiempo, era imperativo defender la ciudadela de la revolución mundial; sin la Unión Soviética, las perspectivas de una revolución internacional eran escasas.

Pero, como quedó claro que la revolución internacional no era una inmediatez, la Unión Soviética tuvo que encontrar los medios para sobrevivir en un sistema estatal hostil, del cual ahora era una parte antagónica. Por tanto, buscó "normalizar" las relaciones con sus enemigos burgueses. Esto implicó, por un lado, tratar de aprovechar la codicia capitalista por materias primas abundantes para fortalecer la propia posición económica de la Unión Soviética y, por otro lado, explotar las rivalidades interimperialistas (particularmente en lo que respecta a su compañero país paria, la derrotada y postrada Alemania). El problema obvio era cómo asegurar que una ventaja para el enemigo burgués no fuera la mayor desventaja de la revolución. El Tratado de Rapallo, firmado entre la Unión Soviética y Alemania en 1922, ayudó a la Unión Soviética a salir de su aislamiento económico y diplomático. Pero las disposiciones militares semisecretas del tratado también fortalecieron el estado mismo que el partido alemán, como sección del Komintern, estaba decidido a derrocar. La contradicción entre las necesidades de la Unión Soviética y las de la revolución mundial fue más aparente que real mientras tales acuerdos no implicaran concesiones políticas o subordinación de principios revolucionarios.

Sin embargo, esta no era una situación que pudiera durar. En ausencia de una revolución internacional, la dinámica interna de un estado obrero aislado, obstaculizado por el atraso cultural que había heredado, solo podría fortalecer la burocracia. Ya en 1923, Adolph Joffe, el enviado soviético del líder nacionalista chino Sun Yat-sen, puso su nombre en la declaración de que “ni el orden comunista ni el sistema soviético pueden introducirse realmente en China, porque aquí no existen las condiciones necesarias para el establecimiento exitoso del comunismo o del sovietismo ”. 66 Por lo tanto, abrió la puerta a un acuerdo más adecuado a las necesidades geopolíticas de Rusia que a las de los trabajadores y campesinos de China. Joffe era un revolucionario de principios, pero su concesión a un punto de vista que en efecto se apartaba de lo que Lenin había argumentado en el Segundo Congreso sentó un precedente que facilitó a la burocracia estalinista convertir posteriormente al Comintern en su herramienta. Para citar a Harold Isaacs analizando la tragedia que sobrevino a la revolución china (ver arriba), entonces “ya no se convirtió en una cuestión de 'hacer los mayores sacrificios nacionales por el derrocamiento del capitalismo internacional', sino de hacer los mayores sacrificios internacionales por la preservación del 'socialismo' nacional de Rusia ”. 67

Por supuesto, sería erróneo concluir de esto que, una vez puesta en marcha, la degeneración sólo puede ir en una dirección. Pero el hecho de no convertir las oportunidades revolucionarias en realidad creó un círculo vicioso que reforzó el control de la burocracia. El punto de inflexión llegó con el papel desastroso que desempeñó al abrir el camino hacia la victoria de Hitler en enero de 1933. A partir de ese momento, como Trotsky concluyó acertadamente en ese momento, el Komintern murió como agente de la revolución internacional.

¿Por qué importa hoy la Internacional Comunista?

Cien años después, han cambiado tanto que puede parecer que las lecciones del Komintern no son tanto correctas o incorrectas como irrelevantes. Sin embargo, la clase trabajadora mundial es más grande que nunca, a pesar de los cambios en su composición (en particular, en el crecimiento de un estado masivamente proletarizado y una fuerza laboral de servicio público) que la hace parecer muy diferente al proletariado de la década de 1920. Y el sistema continúa sacudido por la revuelta, tanto en el Norte global como en el Sur global.

Sin embargo, con el triunfalismo neoliberal que siguió a la muerte del "comunismo", gran parte de la izquierda radical se encontró a la defensiva.El socialismo parecía un pato muerto hasta que la prolongada crisis que siguió al colapso global de 2008 comenzó a despertar el interés en él como una alternativa sistémica al “capitalismo realmente existente”, incluso en el corazón de la bestia, Estados Unidos. Pero el pasado pesa como una pesadilla en el cerebro de los vivos y el tipo de política de clase representada por el Komintern sigue siendo propiedad de una pequeña minoría. Mucho más prevalente, en las luchas en torno a diferentes opresiones, o incluso contra el sistema en su conjunto, como con los nuevos movimientos sobre el cambio climático como Extinction Rebellion, es una política en la que la clase juega, en el mejor de los casos, un papel secundario. La idea de que solo la clase trabajadora tiene el potencial de desafiar y derrotar al sistema debido a su centralidad en la creación de ganancias ha permanecido marginal.

Aún más marginal es la idea de que es necesario construir un partido revolucionario que busque el poder de los trabajadores para que el cambio sistémico tenga éxito (una idea central en la estrategia del Komintern para la revolución mundial). Nos referimos en nuestros comentarios de apertura a la crítica de Claudín de que el Komintern fracasó porque quería vincular el movimiento obrero a la concepción sostenida por Lenin y el núcleo bolchevique sobre lo que se requería organizativamente. Y también nos referimos, en el mismo contexto, al intento actual de rehabilitar a Kautsky. Los críticos que consideran que el marxismo de Kautsky tiene relevancia contemporánea lo hacen sobre la base de que su estrategia para una ruptura con el capitalismo no era "reformista" (era tan consciente como cualquier revolucionario de hasta dónde llegarían los intereses comerciales y estatales existentes para sabotear cualquier gobierno socialista). Pero tampoco era "leninista" (un modelo para la toma del poder que involucra a los soviets, la insurrección y un partido al estilo bolchevique, todos los cuales, para estos críticos, han demostrado ser históricamente poco realistas en el contexto de la democracia capitalista). 68

Esta estrategia se reduce a la esperanza de que la lucha electoral realmente pueda generar una sociedad socialista siempre que esté respaldada por una acción masiva extraparlamentaria. 69 Pero, como señala de manera contundente Charlie Post, esto es tan poco realista ahora como lo era en la época de Kautsky. La lucha de la clase trabajadora no sube y baja de acuerdo con los calendarios parlamentarios: en coyunturas cruciales, dar "el mismo peso a" ganar el cargo "" socava "la construcción de luchas de masas". 70 Los creyentes en esta estrategia dual se encuentran entonces, como lo hizo el propio Kautsky, ante la posibilidad de elegir un bando. Kautsky terminó por el lado de la reacción, como admiten algunos de sus defensores contemporáneos. Pero lo que estos defensores no entienden es lo que llegó a entender Lenin: que el movimiento de Kautsky hacia la derecha en 1914 no contradecía el marxismo de la Segunda Internacional que él abrazó, sino que estaba en consonancia con él.

Esto nos lleva de vuelta a la continua relevancia del Komintern para los socialistas de hoy, en particular sus debates sobre cómo incluso la más pequeña de las organizaciones revolucionarias tuvo que superar el peligro del aislamiento sectario al relacionarse con capas mucho más amplias en el movimiento obrero, evitando al mismo tiempo acomodación a las ideas reformistas predominantes. La afirmación de que nos hemos movido más allá de lo que esa época de nuestra historia socialista tiene que decirnos porque la “distinción entre revolución y reforma parece menos relevante inmediatamente” 71 no es creíble. Toda la trágica experiencia del gobierno de Syriza en Grecia demuestra que no se puede casar una estrategia basada en el cambio desde abajo con la del cambio desde arriba. La elección entre los dos es tan ineludible como lo fue hace cien años.

Hallas llegó a la conclusión de que “la herencia de los primeros cuatro congresos en principios, en estrategia y en táctica, es tan indispensable para los socialistas revolucionarios de hoy”. 72 No lo hizo porque el Komintern no cometiera muchos errores 73 o porque se hiciera ilusiones sobre la fuerza moderna de la izquierda revolucionaria. Lo hizo porque, en última instancia, solo el tipo de organización que el Komintern se comprometió a construir cumpliría la tarea de derrocar al capitalismo. El estado no es neutral, y el cambio socialista irreversible solo es posible si es aplastado y reemplazado por organizaciones de masas del poder de los trabajadores. Ésa es la lección central de la Revolución Rusa y el Komintern y la olvidamos a nuestro propio riesgo.

Gareth Jenkins es un conferencista jubilado y miembro de Hackney SWP. Su traducción de la Histoire de l’Internationale communiste de Pierre Broué, 1919-1943, está pendiente de publicación.

Tony Phillips es miembro del SWP y activista del sindicato Unison con sede en Londres.