Kwanzaa

Kwanzaa

Dr. Después de los disturbios de Watts en Los Ángeles, el Dr. Karenga buscó formas de unir a los afroamericanos como comunidad. Fundó US, una organización cultural, y comenzó a investigar las celebraciones africanas de la "primera fruta" (cosecha). Karenga combinó aspectos de varias celebraciones de la cosecha diferentes, como las de los ashanti y las de los zulúes, para formar la base de Kwanzaa.

Historia de Kwanzaa

El nombre Kwanzaa se deriva de la frase "matunda ya kwanza" que significa "primicias" en swahili. Cada familia celebra Kwanzaa a su manera, pero las celebraciones a menudo incluyen canciones y bailes, tambores africanos, narración de cuentos, lectura de poesía y una gran comida tradicional. En cada una de las siete noches, la familia se reúne y un niño enciende una de las velas del Kinara (candelabro), luego se discute uno de los siete principios. Los principios, llamados Nguzo Saba (siete principios en swahili) son valores de la cultura africana que contribuyen a construir y reforzar la comunidad entre los afroamericanos. Kwanzaa también tiene siete símbolos básicos que representan valores y conceptos que reflejan la cultura africana. Una fiesta africana, llamada Karamu, se lleva a cabo el 31 de diciembre.

La ceremonia de encendido de velas cada noche brinda la oportunidad de reunirse y discutir el significado de Kwanzaa. La primera noche, se enciende la vela negra en el centro (y se discute el principio de umoja / unidad). Se enciende una vela cada noche y se discute el principio apropiado.

Siete principios

Los siete principios, o Nguzo Saba son un conjunto de ideales creados por el Dr. Maulana Karenga. Cada día de Kwanzaa enfatiza un principio diferente.

Unidad: Umoja (oo – MO – jah)
Luchar por y mantener la unidad en la familia, la comunidad, la nación y la raza.

Autodeterminación: Kujichagulia (koo – gee – cha – goo – LEE – yah)
Definirnos, nombrarnos, crear para nosotros mismos y hablar por nosotros mismos.

Trabajo colectivo y responsabilidad: Ujima (oo – GEE – mah)
Construir y mantener nuestra comunidad unida y hacer de los problemas de nuestro hermano y hermana nuestros problemas y resolverlos juntos.

Economía cooperativa: Ujamaa (oo – JAH – mah)
Construir y mantener nuestras propias tiendas, comercios y otros negocios y sacar provecho de ellos juntos.

Propósito: Nia (nee – YAH)
Hacer de nuestra vocación colectiva la construcción y desarrollo de nuestra comunidad con el fin de restaurar a nuestra gente a su grandeza tradicional.

Creatividad: Kuumba (koo – OOM – bah)
Hacer siempre todo lo que podamos, de la manera que podamos, para dejar nuestra comunidad más hermosa y beneficiosa de lo que la heredamos.

Fe: Imani (ee – MAH – nee)
Creer con todo nuestro corazón en nuestra gente, nuestros padres, nuestros maestros, nuestros líderes y la rectitud y victoria de nuestra lucha.

Siete símbolos

Los siete principios, o Nguzo Saba, son un conjunto de ideales creados por el Dr. Cada día de Kwanzaa enfatiza un principio diferente.

Mazao, los cultivos (frutas, nueces y verduras)
Simboliza el trabajo y la base de las vacaciones. Representa la base histórica de Kwanzaa, la reunión de la gente que sigue el modelo de los festivales africanos de la cosecha en los que la alegría, el compartir, la unidad y la acción de gracias son los frutos de la planificación y el trabajo colectivos. Dado que la familia es el centro social y económico básico de toda civilización, la celebración unió a los miembros de la familia, reafirmando su compromiso y responsabilidad entre ellos. En África, la familia puede haber incluido varias generaciones de dos o más familias nucleares, así como parientes lejanos. A los antiguos africanos no les importaba el tamaño de la familia, pero solo había un líder: el hombre más viejo del grupo más fuerte. Por esta razón, una aldea entera puede estar compuesta por una familia. La familia era un miembro de una tribu que compartía costumbres, tradiciones culturales y unidad política comunes y, supuestamente, descendía de antepasados ​​comunes. La tribu vivía de tradiciones que le daban continuidad e identidad. Las leyes tribales a menudo determinan el sistema de valores, las leyes y las costumbres que abarcan el nacimiento, la adolescencia, el matrimonio, la paternidad, la madurez y la muerte. A través del sacrificio personal y el trabajo arduo, los agricultores sembraron semillas que produjeron nueva vida vegetal para alimentar a las personas y otros animales de la tierra. Para demostrar su mazao, los celebrantes de Kwanzaa colocan nueces, frutas y verduras, que representan el trabajo, en el mkeka.

Mkeka: mantel individual
La mkeka, hecha de paja o tela, proviene directamente de África y expresa historia, cultura y tradición. Simboliza el fundamento histórico y tradicional sobre el que nos apoyamos y construimos nuestras vidas porque hoy se encuentra en nuestros ayeres, al igual que los otros símbolos se encuentran en el mkeka. En 1965, James Baldwin escribió: “Porque la historia no es simplemente algo para leer. Y no se refiere meramente, ni siquiera principalmente, al pasado. Por el contrario, la gran fuerza de la historia proviene de los hechos que llevamos dentro de nosotros, estamos conscientemente controlados por ella de muchas maneras, y la historia está literalmente presente en todo lo que hacemos. Difícilmente podría ser de otra manera, ya que a la historia le debemos nuestros marcos de referencia, nuestras identidades y nuestras aspiraciones ”. Durante Kwanzaa, estudiamos, recordamos y reflexionamos sobre nuestra historia y el papel que debemos desempeñar como legado para el futuro. Las sociedades antiguas hacían esteras de paja, las vetas secas de granos, sembrados y cosechados colectivamente. Los tejedores tomaron los tallos y crearon cestas y esteras para el hogar. Hoy, compramos mkeka que están hechos de tela Kente, tela de barro africana y otros textiles de varias áreas del continente africano. El mishumaa saba, el vibunzi, el mazao, el zawadi, el kikombe cha umoja y el kinara se colocan directamente sobre el mkeka.

Vibunzi: espiga de maíz
El tallo de maíz representa la fertilidad y simboliza que a través de la reproducción de los niños, las futuras esperanzas de la familia cobran vida. Una oreja se llama vibunzi y dos o más orejas se llaman mihindi. Cada oreja simboliza a un niño en la familia y, por lo tanto, se coloca una oreja en el mkeka para cada niño de la familia. Si no hay niños en el hogar, todavía se ponen dos oídos en el mkeka porque cada persona es responsable de los niños de la comunidad. Durante Kwanzaa, tomamos el amor y la cariño que nos brindaron cuando éramos niños y se lo devolvemos desinteresadamente a todos los niños, especialmente a los desamparados, desamparados y desamparados de nuestra comunidad. Así, el proverbio nigeriano “Se necesita toda una aldea para criar a un niño” se materializa en este símbolo (vibunzi), ya que criar a un niño en África era un asunto comunitario, que involucraba tanto a la aldea tribal como a la familia. Los buenos hábitos de respeto por uno mismo y por los demás, la disciplina, el pensamiento positivo, las expectativas, la compasión, la empatía, la caridad y la autodirección se aprenden en la infancia de los padres, de los compañeros y de las experiencias. Los niños son esenciales para Kwanzaa, porque son el futuro, los portadores de semillas que llevarán los valores y prácticas culturales a la próxima generación. Por esta razón, los niños fueron cuidados de manera comunitaria e individual dentro de una aldea tribal. La familia biológica era en última instancia responsable de criar a sus propios hijos, pero cada persona en la aldea era responsable de la seguridad y el bienestar de todos los niños.

Mishumaa Saba: Las siete velas
Las velas son objetos ceremoniales con dos propósitos principales: recrear simbólicamente el poder del sol y proporcionar luz. La celebración del fuego mediante el encendido de velas no se limita a un grupo o país en particular; ocurre en todas partes. Mishumaa saba son las siete velas: tres rojas, tres verdes y una negra. La vela trasera simboliza Umoja (unidad), la base del éxito, y se enciende el 26 de diciembre. Las tres velas verdes, que representan a Nia, Ujima e Imani, se colocan a la derecha de la vela Umoja, mientras que las tres velas rojas, que representan a Kujichagulia, Ujamaa y Kuumba, se colocan a la izquierda. Durante Kwanzaa, cada día se enciende una vela, que representa un principio. Luego, las otras velas se vuelven a encender para que emitan más luz y visión. El número de velas encendidas también indica el principio que se está celebrando. El fuego iluminador de las velas es un elemento básico del universo, y cada celebración y festival incluye fuego de alguna forma. La mística del fuego, como el sol, es irresistible y puede destruir o crear con su poder fascinante, aterrador y desconcertante.

Los colores simbólicos de Mishumaa saba provienen de la bandera roja, negra y verde (bendara) creada por Marcus Garvey. Los colores también representan dioses africanos. El rojo es el color de Shango, el dios yoruba del fuego, el trueno y el relámpago, que vive en las nubes y lanza su rayo cuando está enojado u ofendido. También representa la lucha por la autodeterminación y la libertad de las personas de color. El negro es el pueblo, la tierra, la fuente de vida, representa la esperanza, la creatividad y la fe y denota mensajes y apertura y cierre de puertas. El verde representa la tierra que sustenta nuestras vidas y brinda esperanza, adivinación, empleo y los frutos de la cosecha.

Kinara: el candelero
La kinara es el centro del entorno de Kwanzaa y representa el tallo original del que venimos: nuestra ascendencia. La kinara puede tener forma (líneas rectas, semicírculos o espirales) siempre que las siete velas estén separadas y distintas, como un candelabro. Las kinaras están hechas de todo tipo de materiales, y muchos celebrantes crean las suyas propias a partir de ramas caídas, madera u otros materiales naturales. La kinara simboliza a los antepasados, que una vez estuvieron atados a la tierra; comprender los problemas de la vida humana; y están dispuestos a proteger a su progenie del peligro, el mal y los errores. En los festivales africanos se recuerda y se honra a los antepasados. Los mishumaa saba se colocan en el kinara.

Kikombe Cha Umoja: La Copa de la Unidad
El kikombe cha umoja es una copa especial que se usa para realizar el ritual de libación (tambiko) durante la fiesta de Karamu en el sexto día de Kwanzaa. En muchas sociedades africanas se vierten libaciones por los muertos vivientes cuyas almas permanecen con la tierra que cultivaron. Los ibo de Nigeria creen que beber la última porción de una libación es provocar la ira de los espíritus y los antepasados; en consecuencia, la última parte de la libación pertenece a los antepasados. Durante la fiesta de Karamu, el kikombe cha umoja se pasa a miembros de la familia e invitados, quienes beben de él para promover la unidad. Luego, la persona mayor presente vierte la libación (tambiko), generalmente agua, jugo o vino, en la dirección de los cuatro vientos (norte, sur, este y oeste) para honrar a los antepasados. El mayor pide a los dioses y a los antepasados ​​que participen en las festividades y, a cambio, bendigan a todas las personas que no están en la reunión. Después de pedir esta bendición, el anciano vierte la libación en el suelo y el grupo dice "Amén". Las grandes reuniones de Kwanzaa pueden funcionar como servicios de comunión en la mayoría de las iglesias, por lo que es común que los celebrantes tomen copas individuales y beban la libación juntos como un signo de unidad. Varias familias pueden tener una taza que es específicamente para los antepasados, y todas las demás tienen la suya propia. Las últimas onzas de la libación se vierten en la taza del anfitrión o anfitriona, quien lo bebe a sorbos y luego se lo entrega a la persona mayor del grupo, quien pide la bendición.

Zawadi: regalos
Cuando celebramos Imani en el séptimo día de Kwanzaa, damos zawadi (obsequios) significativos para fomentar el crecimiento, la autodeterminación, los logros y el éxito. Intercambiamos los obsequios con miembros de nuestra familia inmediata, especialmente los niños, para promover o premiar los logros y compromisos cumplidos, así como con nuestros invitados. Se alienta a los obsequios hechos a mano para promover la autodeterminación, el propósito y la creatividad y para evitar el caos de las compras y el consumo llamativo durante la temporada navideña de diciembre. Una familia puede pasar el año haciendo kinaras o puede crear tarjetas, muñecos o mkekas para regalar a sus invitados. Aceptar un regalo implica la obligación moral de cumplir la promesa del regalo; obliga al destinatario a seguir la formación del anfitrión. El obsequio consolida las relaciones sociales, lo que permite al receptor compartir los deberes y los derechos de un miembro de la familia. Aceptar un regalo convierte al receptor en parte de la familia y promueve a Umoja.

Extraído del libro: The Complete Kwanzaa Celebrating Our Cultural Harvest. Copyright 1995 de Dorothy Winbush Riley. Reimpreso con permiso de HarperPerennial, una división de HarperCollins Publishers, Inc. Todos los derechos reservados.

Galerías de fotos











Kwanzaa

Nuestros editores revisarán lo que ha enviado y determinarán si deben revisar el artículo.

Kwanzaa, fiesta anual que afirma los valores familiares y sociales africanos que se celebra principalmente en los Estados Unidos del 26 de diciembre al 1 de enero. Tanto el nombre como la celebración fueron ideados en 1966 por Maulana Karenga, profesora de estudios africanos en la Universidad Estatal de California en Long Beach. y una figura importante en el afrocentrismo. Karenga tomó prestada la palabra kwanza, que significa "primero", de la frase swahili matunda ya kwanza, agregando la séptima letra, un extra a, para que la palabra sea lo suficientemente larga para acomodar una letra para cada uno de los siete niños presentes en una celebración temprana. (El nombre Kwanzaa no es en sí mismo una palabra swahili). El concepto de Kwanzaa se basa en las celebraciones de los primeros frutos del sur de África.

¿Qué es Kwanzaa?

Kwanzaa es una fiesta anual que se celebra principalmente en los Estados Unidos del 26 de diciembre al 1 de enero. Destaca la importancia de la familia panafricana y los valores sociales correspondientes. Kwanzaa alcanzó su punto máximo en popularidad durante el movimiento afrocentrista de las décadas de 1980 y 1990.

¿Quién suele observar Kwanzaa?

Kwanzaa fue creado y es celebrado por los afroamericanos. Aunque su popularidad disminuyó después de su apogeo durante las décadas de 1980 y 1990, la festividad todavía es celebrada anualmente por millones de estadounidenses. También lo celebran los negros en Canadá y el Caribe.

¿Cómo se celebra Kwanzaa?

Cada día de Kwanzaa está ligado a uno de los siete principios de la festividad: unidad (umoja), autodeterminación (kujichagulia), responsabilidad colectiva (ujima), economía cooperativa (ujamaa), objetivo (nia), creatividad (kuumba) y fe (imani). Cada día, las familias sacan los símbolos correspondientes y encienden una nueva vela en el kinara (porta vela). El último día se celebra una fiesta, llamada karamu.

¿Cómo se popularizó Kwanzaa?

Kwanzaa fue creado en 1966 por Maulana Karenga, profesor de estudios africanos. Kwanzaa creció en popularidad con el surgimiento del movimiento afrocentrista, que se centró en la autosuficiencia de los negros en el rechazo de las narrativas e historias del imperialismo blanco. Aunque muchos afroamericanos lo observaron en las décadas de 1980 y 1990, la popularidad de la festividad ha sufrido en las últimas generaciones.

¿Es Kwanzaa una fiesta religiosa?

Kwanzaa es una fiesta estrictamente secular. Aunque su kinara de siete puntas se parece a la menorá judía de ocho puntas, no tiene conexión con el judaísmo. Y aunque Kwanzaa se celebra inmediatamente después de Navidad, no está relacionado con la festividad cristiana ni pretende suplantarla.

Aunque Kwanzaa es principalmente una fiesta afroamericana, también se ha llegado a celebrar fuera de los Estados Unidos, particularmente en el Caribe y otros países donde hay un gran número de descendientes de africanos. Se concibió como una fiesta apolítica y no religiosa, y no se considera un sustituto de la Navidad.

Cada uno de los días de la celebración está dedicado a uno de los siete principios de Kwanzaa: la unidad (umoja), autodeterminación (kujichagulia), responsabilidad colectiva (ujima), economía cooperativa (ujamaa), objetivo (nia), creatividad (kuumba) y fe (imani). También hay siete símbolos de la festividad: frutas, verduras y nueces, una estera de paja, un candelabro, mazorcas de maíz (maíz), regalos, una taza comunal que significa unidad y siete velas en los colores africanos de rojo, verde y negro, que simbolizan los siete. principios. Cada día la familia se reúne para encender una de las velas en el kinara, o candelabro, y discutir el principio del día. El 31 de diciembre, las familias se unen a una fiesta comunitaria llamada karamu. Algunos participantes visten ropa tradicional africana durante la celebración.

Los editores de Encyclopaedia Britannica Este artículo fue revisado y actualizado por última vez por Adam Augustyn, editor en jefe, contenido de referencia.


Kwanzaa

Enlaces relacionados

Otros días festivos afroamericanos

El año 2016 verá la 50ª anual de Kwanzaa, la fiesta afroamericana que se celebra del 26 de diciembre al 1 de enero. Se estima que unos 18 millones de afroamericanos participan en Kwanzaa.

Kwanzaa no es una fiesta religiosa ni pretende reemplazar la Navidad. Fue creado por el doctor Maulana Karengain Los Ángeles en 1966. Ahora es profesor de Estudios Africanos en la Universidad Estatal de California. En este momento de gran cambio social para los afroamericanos, Karenga buscó diseñar una celebración que honrara la herencia africana y los valores de las culturas africanas, e inspirara a los afroamericanos que estaban trabajando por el progreso.

Kwanzaa se basa en los festivales de la cosecha de fin de año que han tenido lugar en muchas culturas africanas diferentes durante miles de años. El nombre proviene de la frase Swahiliphrase "matunda ya kwanza", que significa "primicias de la cosecha". Karenga eligió una frase del swahili porque el idioma es utilizado por varios pueblos de África.

Los siete principios de Kwanzaa (Nguzo Saba)

Cada uno de los siete días de Kwanzaa respeta un principio diferente. Se cree que estos principios han sido clave para construir familias y comunidades sólidas y productivas en África. Durante Kwanzaa, los celebrantes se saludan con "Habari gani" o "¿Cuáles son las noticias?" Los principios de Kwanzaa forman las respuestas.

Los principios de Kwanzaa

umoja(oo-MOH-ja)
Significado: unidad
Acción: construir una comunidad que se mantenga unida

kujichagulia(koo-jee-cha-goo-LEE-yah)
Significado: autodeterminación
Acción: hablar por sí mismo y tomar decisiones que beneficien a la comunidad.

ujima(oo-JEE-mah)
Significado: trabajo colectivo y responsabilidad
Acción: ayudar a otros dentro de la comunidad

ujamaa(oo-JAH-ma)
Significado: economía cooperativa
Acción: apoyar a las empresas que se preocupan por la comunidad

nia(nee-AH)
Significado: un sentido de propósito
Acción: establecer metas que beneficien a la comunidad

kuumba(koo-OOM-bah)
Significado: creatividad
Acción: hacer que la comunidad sea mejor y más bella

imani(ee-MAH-nee)
Significado: fe
Acción: creer que se puede crear un mundo mejor para las comunidades ahora y en el futuro

Celebraciones Coloridas

Las familias se reúnen para la gran fiesta de karamu el 31 de diciembre. Karamu se puede llevar a cabo en un hogar, centro comunitario o iglesia. Los celebrantes disfrutan de platos africanos tradicionales, así como de aquellos con ingredientes que los africanos trajeron a los Estados Unidos, como semillas de sésamo (benne), maní (maní), batatas, berza y ​​salsas picantes.

Especialmente en karamu, Kwanzaa se celebra con rojo, negro y verde. Estos tres colores eran símbolos importantes en la antigua África que obtuvieron un nuevo reconocimiento a través de los esfuerzos del movimiento nacionalista negro de Marcus Garvey. El verde es para la tierra fértil de África, el negro es para el color de la gente y el rojo es para la sangre que se derrama en la lucha por la libertad.

Los Siete Símbolos

Los celebrantes decoran con rojo, negro y verde, así como con textiles y arte de estilo africano. Sin embargo, en el corazón de las imágenes de Kwanzaa se encuentran los siete símbolos.

Los siete símbolos de Kwanzaa

kikombe cha umoja
Significado: la copa de la unidad
Acción: Los celebrantes beben de esta copa en honor a sus antepasados ​​africanos. Antes de beber, cada persona dice "harambee" o "juntémonos".

kinara
Significado: el candelabro, que tiene siete velas
Acción: Se dice que simboliza los tallos de maíz que se ramifican para formar nuevos tallos, tanto como se crea la familia humana.

mazao
Significado: frutas, nueces y verduras
Acción: recuerdan a los celebrantes las frutas de la cosecha que alimentaron a la gente de África.

mishumaa saba
Significado: las siete velas que representan los siete principios
Acción: Cada día se enciende una vela diferente. Tres velas verdes a la izquierda tres velas rojas a la derecha y en el medio hay una vela negra.

mkeka
Significado: estera
Acción: Los símbolos de Kwanzaa están dispuestos en el mkeka, que puede estar hecho de paja o tela africana. Simboliza la base sobre la que se construyen las comunidades.

Vibunzi(plural, muhindi)
Significado: mazorca de maíz
Acción: Tradicionalmente, se coloca una mazorca de maíz en el mkeka por cada niño presente.

zawadi
Significado: regalos
Acción: Tradicionalmente, los obsequios educativos y culturales se entregan a los niños el 1 de enero, el último día de Kwanzaa.


¿De dónde proviene el nombre?

Según el libro, Kwanzaa: Black Power y la creación de la tradición navideña afroamericana por Keith A. Mayes, Karenga se inspiró en las tradiciones culturales de las celebraciones de la cosecha africana. Eligió la palabra "kwanza" de la frase swahili "matunda ya kwanza". Matunda significa "frutas" y ya kwanza significa "primero". También puso en mayúscula la "K" en Kwanzaa, luego agregó otra "a", que lo convirtió en "Kwanzaa".

La "a" adicional al final de la palabra se agregó porque había siete niños involucrados en la Organización de los Estados Unidos, y cada uno de ellos quería representar una letra en el nombre, según el sitio web oficial de Kwanzaa.


Op-Ed: El lado oscuro del fundador de Kwanzaa no puede apagar el faro de la festividad

Descubrí Kwanzaa mientras asistía a Pomona College. Separado por primera vez de mi familia y de la iglesia pentecostal negra a la que había asistido al menos tres veces por semana, ansiaba la cultura negra. Había menos de 10 estudiantes afroamericanos en mi cohorte y me sentí culturalmente aislado. Los almuerzos de comida para el alma ofrecidos a través de la Oficina de Asuntos Estudiantiles Negros eran una fuente de consuelo semanal.

Luego me presentaron a la celebración de fin de año que había sido creada para los negros por un hombre negro. Maulana Karenga dio a conocer Kwanzaa en 1966 para llenar los vacíos donde Estados Unidos les había fallado a los afroamericanos. Con el telón de fondo del movimiento por los derechos civiles, la celebración de siete días instó a la comunidad afroamericana a definirse y elevarse.

Karenga diseñó siete principios, o Nguzo Saba: unidad, autodeterminación, trabajo colectivo y responsabilidad, economía cooperativa, propósito, creatividad y fe. Cada principio se correlaciona con un día y símbolo específicos, que se celebrarán del 26 de diciembre al 1 de enero.

Kwanzaa nos llama a las alturas de nuestra humanidad, pidiéndonos que nos imaginemos a nosotros mismos y a nuestras comunidades de una manera que la cultura blanca estadounidense no puede y no quiere.

A medida que se encendían las velas cada noche, se recordó a los estudiantes que debíamos cuidar del colectivo. Celebrar Kwanzaa con mis compañeros de clase me aseguró que pertenecía.

Kwanzaa era atractivo en parte porque era FUBU - For Us, By Us, una celebración cultural que era claramente nuestra, no contaminada por la supremacía blanca. Fue un recordatorio anual de que #BlackLivesMatter antes de que surgiera el hashtag. Se sentía prístino, hasta que de repente se manchó para mí.

Hace dos años, más de una década después de la universidad, me encargaron escribir sobre la historia de Kwanzaa. Fue entonces cuando me enteré de que Karenga había sido condenada por delitos graves atroces. Aunque negó las acusaciones, en 1970 él y otros tres miembros de la Organización de Estados Unidos, un grupo nacionalista negro con sede en Los Ángeles, encarcelaron y agredieron a dos mujeres. El testimonio del juicio reveló que las mujeres habían sido azotadas con cuerdas, golpeadas con porras y chamuscadas con hierros, mientras estaban desnudas, en un esfuerzo por obtener confesiones de que estaban conspirando contra él. Esas confesiones nunca se materializaron. Karenga cumplió unos años en prisión y luego se doctoró y enseñó.

Mi estómago dio un vuelco cuando leí sobre el juicio y su condena. Karenga fue declarada culpable de violencia contra mujeres negras. ¿Cómo pudo ser el inventor de Kwanzaa esa persona? ¿Qué significaba la celebración que había abrazado? ¿Por qué nadie habló de su historia? Y no pude evitar preguntarme si la historia de Karenga se elidió porque la viabilidad de Kwanzaa se consideraba más importante que la seguridad de las mujeres negras.

El descubrimiento se sintió como una pérdida personal y una pérdida para la cultura negra. Y me dejó con un dilema: abrazar a Kwanzaa o no. En cierto modo, es similar al dilema que enfrentan quienes admiran el trabajo de artistas que han sido acusados ​​de agresión o acoso sexual en la era #MeToo: ¿Debemos seguir admirando el trabajo de una persona que ha hecho cosas desmedidas?

El año pasado, no celebré Kwanzaa.

Pero este año, volveré a encender las velas todas las noches a partir del 26 de diciembre. El creador de Kwanzaa puede tener un lado oscuro, pero la festividad en sí es un faro. Mi anhelo por él es una señal de que cumple sus objetivos y les recuerda a los afroamericanos sus conexiones cruciales entre ellos.

Los eventos recientes requieren ese recordatorio. En los dos años desde que descubrí la historia de Karenga, Estados Unidos ha sido sometido a Charlottesville por el injusto asesinato de Botham Shem Jean, el hombre negro en Dallas asesinado a tiros simplemente porque había abierto la puerta de su apartamento a un oficial de policía fuera de servicio. y tantos otros crímenes contra los afroamericanos. Existe evidencia inagotable de que las vidas de los negros no importan lo suficiente para la sociedad en general. Eso hace que el mensaje de conexión y apoyo de Kwanzaa dentro de la comunidad negra sea más urgente.

Decidí que odiar los crímenes de Karenga no significaba abandonar el bien que logró. La petición de la Organización de los Estados Unidos de 1960 para cursos de Estudios Negros en colegios y universidades estadounidenses es una de las razones por las que existían esas clases para que yo las tomara en la universidad. Su énfasis en Ujamaa, la economía cooperativa (el cuarto principio de Kwanzaa), es la razón por la que "compro negro" siempre que sea posible.

Kwanzaa hace un llamado a los afroamericanos para que se vean y se animen unos a otros, algo que necesitamos particularmente en este momento. Nos lleva a las alturas de nuestra humanidad, pidiéndonos que nos imaginemos a nosotros mismos y a nuestras comunidades de una manera que la cultura blanca estadounidense no puede ni quiere. Necesitamos reconocer la historia completa de Karenga, pero no debe empañar el valor y la belleza de la festividad que promueve la acción colectiva por el bien colectivo.

Chanté Griffin es una escritora que vive en Los Ángeles. Gorjeo: @yougochante

Siga la sección de Opinión en Twitter @latimesopinion y Facebook.


¿Conoce la verdadera historia de Kwanzaa? He aquí de qué se trata

Si estuvo viendo TheBlaze TV la semana pasada, probablemente vio la satírica "Kwanzaa Edition" de Glenn Beck de "Jeopardy". La premisa general del programa de juegos era recordar que la mayoría de la gente sabe poco o nada sobre la fiesta africana. Si bien la Navidad y Hanukkah son más populares, la celebración, que tiene solo décadas, es ampliamente desconocida por la mayoría de los estadounidenses.

A diferencia de las observancias cristianas y judías, Kwanzaa no es de naturaleza religiosa, aunque muchos asumen incorrectamente que lo es. Un sitio web oficial de la celebración la describe como "una fiesta afroamericana y panafricana celebrada por millones de personas en la comunidad africana mundial".

Crédito de la foto: AP

Por lo tanto, Kwanzaa (que es una palabra que proviene de la frase en swahili "matunda ya Kwanza", que significa "primeros frutos") es una festividad que se basa en la etnia, apuntando a una lente muy diferente a través de la cual la tradición recién acuñada puede sera visto.

Mientras que la Navidad se centra en Jesús, la figura central de la religión cristiana, Hanukkah conmemora la nueva dedicación del Segundo Templo en Jerusalén durante el siglo II a. C. Pero Kwanzaa, por el contrario, celebra un pueblo. Como una festividad que tiene una base étnica y no religiosa, es posible que los cristianos y las personas de otras tradiciones religiosas sigan participando en la celebración de la cultura.

Crédito de la foto: Getty Images

Cada año, desde el 26 de diciembre hasta el 1 de enero, una pequeña porción de afroamericanos, descendientes de África que residen fuera del continente y africanos observan la festividad. El enfoque general, como señala Patheos, está en "comunidad, familia y cultura". Teniendo en cuenta su raíz en la fase de "primeros frutos", Kwanzaa se desarrolla en torno a las fiestas de la cosecha que eran comunes en la antigua África.

Como señala Patheos, las festividades se centran en "Siete principios. Estos incluyen:" unidad, autodeterminación, trabajo y responsabilidad colectivos, economía cooperativa, propósito, creatividad y fe ", todos elementos destinados a unir a las personas en la herencia africana. El medio también explica algunas de las tradiciones que se llevan a cabo para conmemorar Kwanzaa:

Como parte de la celebración, los miembros de la familia decoran una mesa con símbolos especiales. Suelen comenzar con un mantel africano, que cubren con una estera tejida y un candelabro con siete velas. Estas velas representan los Siete Principios y son de color negro, rojo y verde. La única vela negra simboliza al pueblo africano, las tres velas rojas su lucha y las tres velas verdes sus esperanzas para el futuro. Cada día de Kwanzaa, se enciende una vela.

Además de estos objetos, los observadores también decoran la mesa con mazorcas de maíz, una taza (para servir una libación en honor a los antepasados), libros sobre la vida africana y objetos de arte africanos. Muchas familias se han esforzado por mantener a Kwanzaa simple y centrada en los valores internos, además del comercialismo y las actividades agitadas que a menudo acompañan a la Navidad.

Al igual que las celebraciones antiguas a las que se inspira, la festividad actual dura siete días (observando un principio cada día). Si bien refleja tradiciones pasadas, Kwanzaa es un fenómeno moderno. Fundada por la Dra. Maulana Karenga, profesora y directora del Departamento de Estudios Africanos de la Universidad Estatal de California en Long Beach, se originó en 1966, durante el movimiento de derechos civiles en Estados Unidos.

Mira a Karenga explicar Kwanzaa y sus principios centrales en detalle:

A pesar de la relativa novedad de la festividad, Karenga ha señalado que tiene sus raíces en las tradiciones que preceden a la Navidad y Hanukkah. Citando el hecho de que los festivales antiguos antes mencionados se celebraban y se celebran a menudo a finales de diciembre y en enero, el profesor defiende su elección de situar Kwanzaa en su marco de tiempo actual.

"El modelo de Kwanzaa es más antiguo que Navidad y Hanukkah y, por lo tanto, no toma prestado de ellos ni busca imitarlos de la manera", dijo a Beliefnet en una entrevista pasada sobre este tema. "Y tiene poco sentido atribuir la fecha de celebración de Kwanzaa a conceptos erróneos sobre su reemplazo de Navidad o Hanukkah cuando simplemente sigue una temporada preestablecida para las celebraciones africanas de los primeros frutos que preceden tanto a Hanukkah como a Navidad".

En la misma entrevista, Karenga enfatizó la unidad y describió la fundación de Kwanzaa en un contexto de la década de 1960, al mismo tiempo que conectaba su significado con la importancia de la cultura antigua y africana:

"Of all the good which came out of the Black Freedom Movement, both its Civil Rights and Black Power phases, Kwanzaa stands as a unique heritage and cultural institution. It is this institution as a definitive and enduring carrier of culture which has kept the 60's struggles and achievements as a living tradition.

But it also brings forth the whole of African history and culture as a valuable, ancient and enduring model of human excellence and achievement and uses this culture as a rich resource for addressing modern moral and social issues. It is in celebrating Kwanzaa and practicing its Nguzo Saba, the Seven Principles, that our families and community are reaffirmed and reinforced and our lives enriched and expanded."

While Karenga claims that 28 million people celebrate Kwanzaa across the globe, there are no definitive estimates, especially considering that those who partake are spread throughout the world. In 2010, researcher and professor Keith Mayes, author of the book "Kwanzaa: Black Power and the Making of the African-American Holiday Tradition," said that the holiday has leveled off in its support, as the black power movement has simmered.

"It just no longer shows up in some of the places that it did 30 to 40 years ago. You still have people who actually celebrate it," Mayes said in an interview with Philly.com. "You have third generations of Kwanzaa celebrants. but Kwanzaa no longer has its movement which brought it forth, which is the black power movement. That movement has waned."

Watch Mayes describe the holiday, below:

Mayes' added that conservative estimates claim that only one to two million Americans celebrate the holiday. If Karenga's own assessment is true -- that 28 million people observe Kwanzaa -- then that means that the vast majority of people taking part reside outside of the U.S., with only a small proportion of African Americans observing the cultural holiday.

TheBlaze reached out to Karenga's office and e-mailed questions surrounding the founder's faith and his response to critics who have a negative view of the holiday's founding. Despite being told by a secretary that answers would be sent back, we have not yet received responses.

If you're interested in learning more information about the celebration, which is related to an ethnic "struggle to achieve social justice and build a better world," you can go to the official Kwanzaa web site. In a special FAQ section, Karenga answers a plethora of questions and criticisms, clarifying the meaning behind the festivities.

As has been noted in the comments, Karenga was convicted of felony assault charges in 1971 after he was accused of torturing two women. He did serve time behind bars, but reports differ on whether he spent four or five years in prison.


Kwanzaa (1966- )

Kwanzaa is an annual African American celebration of history, pride, and culture. It is observed between December 26 and January 1 of each year. The celebration was created in 1966 by Maulana Karenga, in the wake of the 1965 Watts Rebellion and based on African harvest festival traditions and the Swahili language. Karenga was a major figure in the Black Power Movement of the 1960s, and his goal in creating celebration was to give black people an alternative to the highly commercialized Christmas holiday and provide an opportunity to instill pride, create a sense of identity, purpose, and direction for people of African ancestry. In his 1997 book Kwanzaa: A Celebration of Family, Community, and Culture, he clarified earlier misconceptions stating that “Kwanzaa was not created to give people an alternative to their own religion or religious holidays, but in addition to them.” The clarification was felt necessary so as to not offend or alienate practicing Christians or people of other religious faiths.

Kwanzaa derives from the Swahili phrase “Matunda ya kwanza,” which means “first fruits.” He also borrowed from the first fruit festivals held in Southern Africa in December and January, in conjunction with the southern solstice. The celebration based on seven principles called Nguzo Saba, with one celebrated each of the seven days:

  1. Umoja (Unity) – To strive for and to maintain unity in the family community, nation, and race.
  2. Kujichagulia (Self Determination) – To define and name ourselves as well as to create and speak for ourselves.
  3. Ujima (Collective Work and Responsibility) – To build and maintain our community together, and make our brothers and sisters problems our own and to solve them together.
  4. Ujamaa (Cooperative Economics) – To build and maintain our own stores, shops, and other businesses and to profit from them together.
  5. Nia (Purpose) – To make our collective vocation the building and developing of our community in order to preserve our culture and restore our people to their traditional greatness.
  6. Kuumba (Creativity) – To always do as much as we can, in the way we can, in order to leave our community more beautiful and beneficial than we inherited it.
  7. Imani (Faith) – To believe with all our hearts in our people, our parents, our teachers, our leaders, and the righteousness and victory of our struggle.

Families who celebrate Kwanzaa normally decorate their homes with objects of African art, and colorful kente cloth and display fresh fruits. During Kwanzaa celebrations, libations may be shared through a community cup and also poured in remembrance of ancestors. Often a drum circle is formed, there is a reading of the African pledge and the Principles of Blackness, a candle lighting ritual and finally, a feast of faith. The greeting for each day is Habari Gani, the Swahili for “How are you?”. A communal feast called Karamu is usually held on the 6th day of Kwanzaa.


The Founder's Welcome

As an African American and Pan-African holiday celebrated by millions throughout the world African community, Kwanzaa brings a cultural message which speaks to the best of what it means to be African and human in the fullest sense. Given the profound significance Kwanzaa has for African Americans and indeed, the world African community, it is imperative that an authoritative source and site be made available to give an accurate and expansive account of its origins, concepts, values, symbols and practice.

The Founder's Welcome

As an African American and Pan-African holiday celebrated by millions throughout the world African community, Kwanzaa brings a cultural message which speaks to the best of what it means to be African and human in the fullest sense. Given the profound significance Kwanzaa has for African Americans and indeed, the world African community, it is imperative that an authoritative source and site be made available to give an accurate and expansive account of its origins, concepts, values, symbols and practice.

Moreover, given the continued rapid growth of Kwanzaa and the parallel expanded discussion of it and related issues, an authoritative source which aids in both framing and informing the discussion is likewise of the greatest importance. Therefore, the central interest of this website is to provide information which reveals and reaffirms the integrity, beauty and expansive meaning of the holiday and thus aids in our approaching it with the depth of thought, dignity, and sense of specialness it deserves.

The holiday, then will of necessity, be engaged as an ancient and living cultural tradition which reflects the best of African thought and practice in its reaffirmation of the dignity of the human person in community and culture, the well-being of family and community, the integrity of the environment and our kinship with it, and the rich resource and meaning of a people's culture. It is within this understanding, then, that the Organization Us, the founding organization of Kwanzaa and the authoritative keeper of the tradition, has established and maintains this website.

During the holiday, families and communities organize activities around the Nguzo Saba (The Seven Principles): Umoja (Unity), Kujichagulia (Self-Determination), Ujima (Collective Work and Responsibility), Ujamaa (Cooperative Economics), Nia (Purpose), Kuumba (Creativity) and lmani (Faith). Participants also celebrate with feasts (karamu), music, dance, poetry, narratives and end the holiday with a day dedicated to reflection and recommitment to The Seven Principles and other central cultural values.


Kwanzaa: History and Traditions

For the last post in our series about holiday histories and traditions—take a peek at our previous posts on Hanukkah and Christmas —we bring you Kwanzaa. Fairly new to the lineup of December holidays, it wasn’t until 1966 that Dr. Maulana Karenga, an African Studies professor, activist, and author established Kwanzaa. Dr. Karenga created Kwanzaa to bring African-Americans back together as a community, and “give [them] an opportunity to celebrate themselves and history.” (more)

Every year, Kwanzaa is celebrated from December 26 th to January 1 st .

So, let’s chat and chew about Kwanzaa’s history, main principles, and symbols.

THE HISTORY

The name Kwanzaa comes from the phrase matunda ya kwanza, or “first fruits” in Swahili. (more) Most Kwanzaa celebrations include songs and dances, African drums, stories and poetry, and a large traditional meal. Similar to the lighting of the Jewish menorah, during Kwanzaa, one of the seven candles is placed in the Kinara (candleholder) every day, and then that day’s principle is discussed.

The candles range is color—there is one black, three green, and three red candles. The first candle lit is the black one, which is followed by alternating green and red candles depending on the day’s principle.

THE MAIN PRINCIPLES

Kwanzaa focuses on seven core principles, which are referred to in Swahili as the Nguzo Saba. Listed in order of observance, The History Channel explains the principles and their meanings as:

  • Unity/ Umoja – To strive for and maintain unity in the family, community, nation, and race.
  • Self-determination/ Kujichagulia – To define, name, create for, and speak for ourselves.
  • Collective work and responsibility / Ujima– To build and maintain our community together and make our brother’s and sister’s problems our problems and to solve them together.
  • Cooperative Economics/ Ujamma – To build and maintain our own stores, shops, and other businesses and to profit from them together.
  • Objetivo/ Nia – To make our collective vocation the building and developing of our community in order to restore our people to their traditional greatness.
  • Creativity / Kuumba – To do always as much as we can, in the way we can, in order to leave our community more beautiful and beneficial than we inherited it.
  • Fe/ Imani – To believe with all our heart in our people, our parents, our teachers, our leaders, and the righteousness and victory of our struggle.

THE MAIN SYMBOLS

In addition to a main principle, each day of Kwanzaa is also represented by a symbol. See below for a look at each symbol. Click here for a more in-depth explanation of each symbol’s meaning.

Although Hanukkah, Christmas and Kwanzaa are different, each holiday has the power to bring friends, family, and tradition together under one roof. As this year’s Chrismahanukwanzaka season officially wraps up, on behalf of everyone at Compass Rose Benefits Group, we wish you a very Happy and Healthy New Year!


History of Kwanzaa

Kwanzaa, is an African-American celebration of cultural reaffirmation, is one of the fastest-growing holidays in the history of the world. It took root 30 years ago, when graduate student Maulana Karenga, disturbed by the 1965 riots in Los Angeles' Watts area, decided that African-Americans needed an annual event to celebrate their differences rather than the melting pot.
Not a religious holiday, Kwanzaa is, rather, a seven-day celebration that begins on Dec. 26 and continues through Jan. 1.

Kwanzaa is a spiritual, festive and joyous celebration of the oneness and goodness of life, which claims no ties with any religion. It has definite principles, practices and symbols which are geared to the social and spiritual needs of African-Americans. The reinforcing gestures are designed to strengthen our collective self-concept as a people, honor our past, critically evaluate our present and commit ourselves to a fuller, more productive future.

Kwanzaa, which means "first fruits of the harvest" in the African language Kiswahili, has gained tremendous acceptance. Since its founding in 1966 by Dr. Maulana Karenga, Kwanzaa has come to be observed by more than15 million people worldwide, as reported by the New York Times. Celebrated from December 26th to January 1st, it is based on Nguzo Saba (seven guiding principles), one for each day of the observance:


Umoja (OO-MO-JAH) Unity stresses the importance of togetherness for the family and the community, which is reflected in the African saying, "I am We," or "I am because We are."

Kujichagulia (KOO-GEE-CHA-GOO-LEE-YAH) Self-Determination requires that we define our common interests and make decisions that are in the best interest of our family and community.

Ujima (OO-GEE-MAH) Collective Work and Responsibility reminds us of our obligation to the past, present and future, and that we have a role to play in the community, society, and world.

Ujamaa (OO-JAH-MAH) Cooperative economics emphasizes our collective economic strength and encourages us to meet common needs through mutual support.

Nia (NEE-YAH) Purpose encourages us to look within ourselves and to set personal goals that are beneficial to the community.

Kuumba (KOO-OOM-BAH) Creativity makes use of our creative energies to build and maintain a strong and vibrant community.

Imani (EE-MAH-NEE) Faith focuses on honoring the best of our traditions, draws upon the best in ourselves, and helps us strive for a higher level of life for humankind, by affirming our self-worth and confidence in our ability to succeed and triumph in righteous struggle.


Publius Forum

Each year, with the onset of Christmas, we are treated to another gauzy, fluff piece about how great Kwanzaa is by yet another PC spewing columnist. This year, among many others, we find aggrandizement such as that in The Record from New Jersey with, “Kwanzaa sheds light on pride, heritage Celebration of African-American culture spreads,” and the Huffintgon Post with its titled, “Kwanzaa Detroit 2011: Events Celebrate Holiday’s 7 Values .” We even find such helpful sites as TeacherPlanet.com’s, “Kwanzaa Resources for Teachers.” Yes, the world is filled with celebratory lionization of Kwanzaa.

Several years ago, the Houston Chronicle got in the act with a piece by Leslie Casimir titled “Learning about Kwanzaa from the holiday’s creator.” This one, though, was a bit off the usual track of the how-great-is-Kwanzaa theme because this particular piece celebrated the inventor of the faux holiday, Maulana Karenga, himself. So, instead of merely celebrating this manufactured holiday Casimir amazingly made a hero of the rapist, race monger and violent thug who created it! To Casimir, Kwanzaa creator “Maulana Karenga” was a hero.

Casimir waxed all a’glow about how wonderful Karenga was and her column found a gullible parent who, with kid in tow, went to see the man at a local community center.

Thomasine Johnson needed to get the record straight about Kwanzaa, a cultural holiday steeped in African traditions that celebrates family, ethnic pride and community.

With her 11-year-old grandson in tow, the Missouri City interior designer on Saturday brought her video camera to S.H.A.P.E. community center to hear from Father Kwanzaa ” Maulana Karenga ” in the flesh.”

But just like the manufactured holiday he invented out of whole cloth, this “Maulana Karenga” is also a false front created out of fluff and nonsense. As it happens this supposedly great man’s real name is not really “Maulana Karenga,” but is instead Ronald McKinley Everett, AKA Maulana Ron Karenga. We’ll soon see that subterfuge, reinvention and smoke-and-mirrors are “Karenga’s” stock in trade.

Casimir gave us her version of the history of this “holiday.” It has only a short history, at that.

Created in 1966 by Karenga, a professor of black studies at California State University at Long Beach, Kwanzaa was born out of the black freedom movement of the 1960s, when the Watts riots rocked Los Angeles. It starts the day after Christmas and ends on the first day of the new year.

I love how Casimir employed the euphemism “black freedom movement” for the group that Ronald McKinley Everett “Karenga” belonged to when he created Kwanzaa. In the 60s, “Karenga” was in an organization called US (as in “us” — blacks — against “them” — whites), a black power militant group that he founded, one that frequently clashed in violence with police and even other black power groups. Members of his group even killed two Black Panthers in 1969.

Sounds like they really cared about “freedom,” eh? And what a role model for the kiddies. Yes, kindly professor Maulana Karenga. What a great guy.

Casimir seemed not to understand why people would doubt this man, though.

Still, many people don’t know much about Kwanzaa or the elusive Karenga, who shuns giving interviews to the mainstream press.

Well, it’s not surprising that he doesn’t want to give too many interviews what with his disgusting record as a violent felon and sexual criminal and all. You see, Karenga has a long criminal record. A look at his real history finds that in 1971 Everett served time in jail for assault. By then Everett had changed his name to Maulana Ron Karenga and began to affect a pseudo African costume and act the part of a native African — even though he had been born in the USA.

It wasn’t mere assault Karenga was convicted of, either. It was the sexual assault and torture that he perpetrated against some of his own female followers. The L.A. Times then reported that he placed a hot soldering iron in one woman’s mouth and used a vise to crush another’s toe, of all things.

As writer Lynn Woolley wrote of Professor “Karenga”:

And so this is Kwanzaa. The militant past of the creator is now ignored in favor of the so-called seven principles of Nguza Saba ” principles such as unity, family and self-determination that could have come from Bill Bennett’s “Book of Virtues.” The word “Kwanzaa” is Swahili, meaning something like “fresh fruits of harvest.”

No one remembers the part about “re-Africanization” or the sevenfold path of blackness that Dr. Karenga once espoused. Hardly anyone remembers the shootings, the beatings, the tortures and the prison terms that were once the center of his life. It’s just not PC to bring that sort of stuff up now that Kwanzaa is commercialized and making big bucks.

But, Casimir offers us Karenga’s prattle anyway, treating it as the advice of a sage:

“As part of the black freedom movement, we were using this to return to our history and culture,” Karenga said.

He spoke to a crowd of about 100 people ” young and old ” at the Third Ward community center, headed by Deloyd Parker, an avid promoter of Kwanzaa’s Afrocentric traditions and beliefs.

“We have to wake up that history, we have to remember ourselves in a more expansive way,” Karenga said. “To liberate ourselves as ghetto dwellers.”

In a day when the black middle class numbers in the millions and when more whites than blacks voted for a black man for president, for “Karenga” to claim that blacks are still relegated to the “ghettos” smacks of race baiting and trying to “keep hope alive” so that he can continue to cause hatred between whites and blacks.

Sadly each year the Old Media is all too happy to assist him in that “holiday” endeavor.

But maybe not everyone if fooled by the faux holiday created by a criminal? This year, for instance, Kalamazoo, Michigan decided to dispense with its public Kwanzaa celebration. In fact, few cities worry over much about this so-called holiday.

Even some African Americans are not fooled into accepting Kwanzaa. As Jenice Armstrong from Philadelphia wrote in 2010, the “truth is that Kwanzaa has never caught on with the majority of black Americans.”

Of course if it weren’t for an Old Media establishment that had given this Karenga’s criminality a wholesale whitewashing, this faux holiday could never have gained the little traction it got in the first place. Put it this way, imagine if famed Ku Klux Klan member David Duke had created a holiday. Do you think the Old Media would have happily sold his creation to a misinformed public without mentioning Duke’s personal history? Not a change, and rightfully so.


Ver el vídeo: THE HIDDEN HISTORY OF CHRISTMAS