Ashoka

Ashoka


EL DIAMANTE DE LEYENDA & reg

El diamante Ashoka original cobró vida hace cientos de años como una impresionante gema D de 41,37 quilates sin defectos. A lo largo de los siglos, este diamante místico e impecable, del que se dice que tiene la capacidad de desterrar el dolor, ha compartido su notable poder y belleza con monarcas, estrellas de cine y capitanes de la industria.

William Goldberg quedó más que simplemente deslumbrado por el diamante Ashoka original. Él se inspiró en eso. Estudió todas sus facetas. La forma elegante y alargada y las esquinas redondeadas con precisión. La forma en que capturó la luz, luego la transformó y la liberó con una energía increíble. En última instancia, sirvió de inspiración para un corte tan único y distintivo que se le concedió su propia patente.

Se necesita una pieza especial de rugosidad para convertirse en un ASHOKA® diamante. Menos del uno por ciento cumple con los estándares más exigentes. El rugoso debe ser más grande y más largo que la mayoría. El corte debe ser preciso y fiel a las cualidades de la piedra. El esmalte debe cumplir con estándares de excelencia incomparables. Cada ASHOKA® El diamante es cortado por uno de los maestros cortadores de William Goldberg, lo que garantiza su calidad, brillo y rareza.

Solo hay un ASHOKA& reg diamante. Presentada por primera vez por William Goldberg en 1999, la Oficina de Patentes y Marcas de los Estados Unidos ha reconocido su carácter distintivo al emitir un registro de marca federal que cubre la configuración de la piedra. Es exclusivo. Es extraordinario. Y no se puede duplicar. El diamante de la leyenda y reg.

Con su corte distintivo y 62 facetas, el ASHOKA® El diamante parece un 30 por ciento más grande que un diamante de talla esmeralda del mismo tamaño en quilates.


Ashoka - Historia

Ashoka también es conocido como Ashoka el Grande, fue un emperador indio de la dinastía Maurya que gobernó casi todo el subcontinente indio desde ca. 269 ​​a.C. al 232 a.C. Ashoka, uno de los más grandes emperadores de la India, reinó sobre la mayor parte de la India actual después de algunas conquistas militares. Su imperio se extendía desde las montañas Hindu Kush en Afganistán hasta el actual Bangladesh y el estado indio de Assam en el este, y tan al sur como el norte de Kerala y Andhra Pradesh. Conquistó el reino llamado Kalinga, que ninguno de sus antepasados ​​había conquistado a partir de Chandragupta Maurya. Su reinado tuvo su sede en Magadha (actual Bihar). Abrazó el budismo después de presenciar las muertes masivas de la guerra de Kalinga, que había librado por un deseo de conquista. Más tarde se dedicó a la propagación del budismo en Asia y estableció monumentos que marcan varios sitios importantes en la vida de Gautama Buda. Ashoka era un devoto de ahimsa (no violencia), amor, verdad, tolerancia y vegetarianismo. Ashoka es recordado en la historia como un administrador filantrópico.

Ashoka nació del emperador Maurya Bindusara y su reina, Dharmā [o Dhammā]. Era nieto de Chandragupta Maurya, fundador de la dinastía Maurya. Le habían dado el conocimiento de entrenamiento militar real. Era un cazador temible y, según una leyenda, mató a un león con solo una vara de madera. Era un luchador muy aventurero y entrenado, que era conocido por sus habilidades con la espada. Debido a su reputación como un guerrero aterrador y un general desalmado, fue enviado a frenar los disturbios en la provincia de Avanti del imperio Maurya. La muerte de Bindusara en el 273 a. C. llevó a una guerra por la sucesión. Según Divyavandana, Bindusara quería que su hijo Sushim lo sucediera, pero Ashoka fue apoyado por su padre y los ministros # 8217. Un ministro llamado Radhagupta parece haber jugado un papel importante. Ashoka logró convertirse en rey al deshacerse del heredero legítimo al trono, engañándolo para que entrara en un pozo lleno de brasas. El Dipavansa y el Mahavansa se refieren a Ashoka que mató a 99 de sus hermanos, dejando solo a uno, llamado Tissa, aunque no hay pruebas claras sobre este incidente.

La coronación ocurrió en el 269 a. C. La primera parte del reinado de Ashoka fue bastante sanguinario, se convirtió en un seguidor de las enseñanzas de Buda después de su conquista de Kalinga en la costa este de la India en los estados actuales de Orissa y la costa norte de Andhra Pradesh. Kalinga era un estado que se enorgullecía de su soberanía y democracia. Con su democracia parlamentaria monárquica, fue una gran excepción en la antigua Bharata, donde existía el concepto de Rajdharma. Rajdharma significa el deber de los gobernantes, que estaba intrínsecamente entrelazado con el concepto de valentía y Kshatriya dharma. La guerra de Kalinga ocurrió ocho años después de su coronación. A partir de su decimotercera inscripción, llegamos a saber que la batalla fue masiva y provocó la muerte de más de 100.000 soldados y muchos civiles que se levantaron en defensa, más de 150.000 fueron deportados. Cuando caminaba por los terrenos de Kalinga después de su conquista, regocijándose por su victoria, se sintió conmovido por la cantidad de cuerpos esparcidos allí y los lamentos de los parientes y parientes de los muertos. ars después de su sucesión al trono. Según cuenta la leyenda, un día después de que terminó la guerra, Ashoka se aventuró a vagar por la ciudad y todo lo que pudo ver fueron casas quemadas y cadáveres esparcidos. La brutalidad de la conquista lo llevó a adoptar el budismo, y usó su posición para propagar la religión relativamente nueva a nuevas alturas, hasta la antigua Roma y Egipto. Hizo del budismo su religión estatal alrededor del 260 a. C., y lo propagó y predicó dentro de su dominio y en todo el mundo desde aproximadamente el 250 a. C. Sin duda, al emperador Ashoka se le debe atribuir el primer intento serio de desarrollar una política budista.

Es aclamado por la construcción de hospitales para animales y la renovación de las principales carreteras de la India. Después de esta transformación, Ashoka llegó a ser conocido como Dhammashoka (sánscrito), que significa Ashoka, el seguidor del Dharma. Ashoka definió los principios fundamentales del dharma (dhamma) como la no violencia, la tolerancia de todas las sectas y opiniones, la obediencia a los padres, el respeto por los brahmanes y otros maestros y sacerdotes religiosos, la liberalidad hacia los amigos, el trato humano de los sirvientes y la generosidad hacia todos. Estos principios sugieren una ética general de comportamiento a la que ningún grupo social o religioso podría oponerse.

Ashoka gobernó durante unos cuarenta años. Después de su muerte, la dinastía Maurya duró solo cincuenta años más. Ashoka tuvo muchas esposas e hijos, pero muchos de sus nombres se pierden en el tiempo. Mahindra y Sanghamitra eran gemelos nacidos de su primera esposa, Devi, en la ciudad de Ujjain. Les había confiado la tarea de hacer que la religión de su estado, el budismo, fuera más popular en el mundo conocido y desconocido. Mahindra y Sanghamitra fueron a Sri Lanka y convirtieron al rey, la reina y su gente al budismo. Naturalmente, no se ocupaban de los asuntos estatales después de él.

El reinado de Ashoka Maurya podría haber desaparecido fácilmente en la historia a medida que pasaban las edades y habría dejado un registro de sus juicios. El testimonio de este sabio rey fue descubierto en forma de pilares y cantos rodados magníficamente esculpidos con una variedad de acciones y enseñanzas que deseaba publicar grabadas en la piedra. Lo que Ashoka dejó fue el primer idioma escrito en la India desde la antigua ciudad de Harappa. El idioma utilizado para la inscripción fue la forma hablada entonces actual llamada Prakrit. En el año 185 a.C., unos cincuenta años después de la muerte de Ashoka, el último gobernante de Maurya, Brhadrata, fue asesinado por el comandante en jefe de las fuerzas armadas de Maurya, Pusyamitra Sunga, mientras ocupaba la Guardia de Honor de su país. efectivo. Pusyamitra Sunga fundó la dinastía Sunga (185 a. C.-78 a. C.) y gobernó solo una parte fragmentada del Imperio Maurya. Muchos de los territorios del noroeste del Imperio Maurya (actual Afganistán y el norte de Pakistán) se convirtieron en el Reino Indo-Griego.


Ashoka & # 8211 Único gobernante en la historia mundial que renunció a la guerra después de la victoria

Ashoka, uno de los poderosos reyes de la historia de la India antigua, es bien conocido por sus logros en la administración, las políticas religiosas, el orden social y la difusión de sus ideas a través de edictos de pilares. Mencionó en uno de sus edictos de pilares que plantó árboles junto a caminos y pozos para el bienestar de los animales y los humanos. Gobernó el reino fundado por su abuelo Chandragupta Maurya y sucedió a su padre Bindusara de la dinastía Maurya.

Casi toda la India, Pakistán y Afganistán actuales están bajo su mando antes de ascender al trono. Según los textos budistas, Ashoka mató a sus 99 hermanos para ascender al trono. Historiadores llamados Ashoka el grande porque fue el único rey en la historia mundial que abandonó las guerras después de una victoria y por su Dhamma (Dharma).

los Guerra de Kalinga (261 a.C.) fue la primera guerra librada por Ashoka después de su ascensión y finalmente se convirtió en el último después de ver las bajas. Peleó esta guerra para traer paz y poder a su reino. Inscribió en una de sus inscripciones que más de 1,00,000 personas murieron, 1,50,000 fueron hechas prisioneras y muchas se fueron volando. El derramamiento de sangre cambió el corazón del vencedor de una crueldad despiadada a una piedad ejemplar. Luego abrazó el budismo y envió misioneros a muchos países extranjeros como Sri Lanka, Birmania y Asia Central.

En lugar de la conquista física, practicó la conquista cultural (Dhammaghosha (latido del dhamma) en lugar de Bherighosha (tambores de guerra)). Algunas fuentes dicen que Ashoka fue ayudado por Upagupta como maestro espiritual. Ashoka pidió a todos sus súbditos que siguieran su dharma y enseñó a la gente a vivir y dejar vivir. Incluso nombró a Dhamma Mahamatras para propagar el dharma entre varios grupos sociales, incluidas las mujeres.

Ashoka siguió la paz hasta el punto de que incluso prohibió los sacrificios de animales, ya que conducían a la violencia, la indisciplina y la superstición. Esto no significa que sea contrario a los hindúes, siguió una tolerancia religiosa notable al dar a sus súbditos la libertad de elegir su religión e incluso concedió concesiones a los anti-budistas. El objetivo principal de Ashoka es traer orden social a su reino y para eso prohibió las funciones sociales homosexuales en las que la gente se entregaba a juergas.

Sin embargo, a diferencia de cualquiera de sus predecesores o sucesores, es el único rey de la India que siguió una política de paz, no violencia y conquista cultural. En el siglo XIV a. C., un gobernante egipcio siguió una política pacífica, pero Ashoka no lo conocía. Conocemos toda esta información por los edictos dictados por él en muchas partes de la India.

La inscripción del pilar de Sarnath de la que el Emblema nacional de la India fue adoptado fue erigido por Ashoka alrededor del 250 a. C. Aunque poseía suficientes recursos y mantenía un gran ejército, no libró ninguna guerra después de la conquista de Kalinga. Desde este punto de vista, Ashoka está muy por delante de su edad y generación.


Kaurawaki & # 8211 Ashoka & # 8217s segunda esposa

Kaurawaki es la segunda esposa del emperador Ashok y la única esposa cuyo nombre figura en los edictos de Ashoka. A Kaurawaki se le atribuye haber inspirado a Ashoka a convertirse en budista. Kaurawaki era hija de un pescador en Orissa / Kalinga. Algunos dicen que Ashoka se enamoró y se casó con ella. Otros dicen que Kauwaraki era una princesa tribal de Kalinga y defendió a Kalinga después de que la mayoría de los soldados murieran en la guerra. Fue capturada por el ejército de Ashoka y Ashoka se enamoró de su valentía y luego se casó con ella y la convirtió en su esposa. Esto es según las leyendas de Orissa donde se encontraba el imperio de Kalinga.

La segunda historia de su matrimonio con ella es que Ashoka fue exiliado una vez del imperio Maurya por el padre Bindusara ante la insistencia del príncipe Sushim. Otra historia dice que fue tan cruel con algunos rebeldes de Magadh que Bindusara se vio obligado a exiliarlo. Dicen que Sushima estaba tan celoso de que Ashoka frenara la revuelta de Ujjain sin mucha sangre derramada que instigó a Bindusara contra Ashoka. La gente de Magadh solía llamarlo Chand Ashoka.

Kaurawaki era la madre de Tivala. Tivala fue el tercer hijo de Ashoka y el segundo hijo después de Mahendra. Desde que Mahendra se convirtió en monje bhudista, Tivala fue considerado sucesor de Ashoka. Pero murió antes que Ashoka. El príncipe Tivala sirvió como virrey de Takshashila o Taxila durante mucho tiempo.

Los edictos de Ashoka establecen claramente que Kaurawaki tiene un papel importante en el cambio de la cruel Ashoka. Ashoka inició una serie de medidas de bienestar para la gente del imperio Maurya siguiendo el consejo de Kaurawaki. Kaurawaki luego se convirtió al Bhuddismo y luego se convirtió en sanyasin en su vida. A Kaurawaki se le atribuyen muchas donaciones religiosas y de otro tipo en edictos. Incluso su hijo Tivala (o Tivara) se menciona en los edictos.

Ahora todo el mundo sabe que, después de la guerra de Kalinga, Ashoka se convirtió al budismo. Después de la guerra de Kaliga, Kaurawaki fue capturado y se convirtió en su esposa. Ashoka también se acercó al budismo y cambió su estilo de vida. Ahora no se sabe ni se registra cómo murió Kaurawaki. Algunos dicen que murió en la guerra de Kalinga debido a que Ashoka cambió. 3 lakh soldados y muchos ciudadanos más murieron en la guerra de Kalinga. El color del río en Kalinga se volvió rojo durante mucho tiempo. Ahora eso también es posible, ya que después de casarse con Kaurawaki, Ashoka volvió a pataliputra, Magadh. No la llevó a Magadh y la dejó atrás y ella le dio un hijo, Tivala. Otros dicen que se convirtió en sanyasini después de la guerra de Kalinga y murió más tarde.

La guerra de Kalinga fue tan brutal que Devi, que era budista, dejó Ashoka y se negó a verlo cuando fue a encontrarse con ella. Eso sorprendió mucho a Ashoka y se transformó en un hombre mejor. Otra historia dice que Ashoka se fue de gira a Kalinga después de la guerra y vio tantos cadáveres y ríos en color rojo y todos los edificios quemados que sacudió su conciencia. Cualquiera que sea la verdadera razón por la que Ashoka cambió después de la guerra de Kalinga. Kaurawaki se convirtió en bhuddista y más tarde en sanyasini, dejó el palacio y se fue al bosque. Ashoka se convirtió al budismo bajo la guía de los sacerdotes Radhaswami y Manjushri. Así pasando de Chand Ashoka a Ashoka el grande. La guerra de Kalinga también fue una tragedia personal para Ashoka, ya que Devi y Kauwaraki lo abandonaron después de esta guerra. No se da en ningún libro si Devi y Kauwarawki lo perdonaron y lo aceptaron. Cualquiera sea la verdadera razón, pero sus dos esposas lo dejaron y la brutalidad de la guerra cambiaron a Ashoka.


Dunne está deslumbrado

Un artículo controvertido * escrito por Dominick Dunne, que apareció en Feria de la vanidad en octubre de 1988, detalló el encuentro del periodista con el Ashoka Diamond. Sentado a la mesa de John Loring, vicepresidente senior de Tiffany & amp Co., el escritor quedó deslumbrado por la piedra brillante en el dedo de la esposa del Sr. Polo, Rosa.

En ese momento, el Sr. Polo era un legendario asesor de inversiones en arte y joyería. Su importante inversión en opciones sobre acciones de Sotheby's salvó a la empresa de la ruina a principios de los años 80, y sus otras inversiones en la escena artística internacional llevaron al éxito de muchos artistas y marchantes.


Ashoka, el emperador indio budista

India tiene una rica historia de realeza. A lo largo de los siglos, ha visto varias dinastías encabezadas por poderosos reyes y reinas. Podría decirse que uno de los reyes más prolíficos fue el rey Ashoka, emperador de la dinastía Maurya del 268 al 232 a. C.

Capturando bellamente el lugar de Ashoka en la historia, en 'The Outline of History', el historiador HG Wells escribe "En la historia del mundo ha habido miles de reyes y emperadores que se llamaron a sí mismos" sus altezas "," sus majestades "," sus exaltados majestades ”, y así sucesivamente. Brillaron por un breve momento y desaparecieron con la misma rapidez. Pero Ashoka brilla y brilla intensamente como una estrella brillante, incluso hasta el día de hoy.

El rey Ashoka se ganó su lugar brillante en la historia debido al enorme cambio en su perspectiva después de la Guerra de Kalinga, cuando se convirtió en un devoto budista. Sus creencias crearon un reino pacífico y próspero con un gobernante verdaderamente comprometido con el bienestar de cada individuo en el reino.

Edicto bilingüe (griego y arameo) del siglo III a.C. por el rey budista indio Ashoka

Los primeros años de Ashoka

Los primeros años de Ashoka no predijeron de ninguna manera el ilustre gobernante en el que se convertiría. Nació en 304 a. C. del rey Maurya, Bindusara y la reina Devi Dharma, hija de un sacerdote brahmán. Cuando era niño, Ashoka rápidamente llamó la atención sobre sí mismo gracias a sus habilidades como soldado y erudito.

En la edad adulta temprana, el rey Bindusara lo nombró gobernador de Avanti y lo envió a una campaña militar para luchar contra un levantamiento en la provincia de Takshashila, que rápidamente reprimió. Celoso e inseguro de sus continuos éxitos, sus hermanos y medio hermano convencieron al rey de que enviara a Ashoka al exilio.

Después de un levantamiento violento en la provincia de Ujjain, Ashoka fue llamado a salir del exilio y enviado para sofocar la rebelión, su destreza militar le aseguró que saliera victorioso rápidamente. El levantamiento de Ujjain también fue importante para el viaje religioso de Ashoka, ya que después de haber sufrido heridas en la batalla, fue tratado por monjes y monjas budistas e introducido en la forma de vida y pensamiento budistas.

Tomando el trono

Después de la muerte del rey Bindusura, el medio hermano de Ashoka, Sushima, lo sucedió. Sin embargo, su ineficacia llevó a Ashoka a tomar el poder en el 272 a. C., después de asesinar a todos sus hermanos, excepto a Vithashoka, su hermano menor. Según algunos textos, mató a Sushima empujándolo hacia un pozo de carbón en llamas, un acto violento que quizás fue un presagio de los primeros años de gobierno de Ashoka.

Ashoka el feroz

Ashoka ha sido descrito en la literatura como cruel, de mal genio y violento. Fue nombrado "Chandaashoka", que se traduce como "Ashoka el Feroz" o "Ashoka el Terrible".

Según algunas leyendas, encargó el diseño del "Infierno de Ashoka", una cámara de tortura, escondida dentro de un hermoso palacio, llena de sádicos instrumentos de tortura, incluidas tinas de cobre hirviendo para verter sobre los prisioneros.

Ashoka también expandió las fronteras del Reino de Maurya desde el actual Afganistán hasta Assam y Baluchistán, aparentemente sin verse afectado por el rastro de destrucción que dejó atrás.

Ruinas de Maurya de la sala con pilares en Kumrahar sitio de Pataliputra ASIEC 1912-13

La guerra de Kalinga

Kalinga estaba ubicada en la actual Orissa y tenía varios puertos grandes, una gran armada y una población de artesanos calificados, lo que la hacía extremadamente atractiva para los maurianos. Sin embargo, el primer esfuerzo de Maurya para invadirlo, dirigido por Chandragupta Maurya, el abuelo de Ashoka, había fracasado. Ashoka estaba decidido a convertir este fracaso en victoria y anexarlo a su reino.

Atacó Kalinga en 261 a. C. Su fuerza militar y sus habilidades armamentísticas prevalecieron una vez más y ganó Kalinga. Según la literatura budista y los propios edictos de Ashoka, mientras inspeccionaba el campo de batalla, estaba horrorizado por el derramamiento de sangre. El edicto de rocas - Número 13, que es una fuente principal de la regla de Ashoka, establece:

“Ciento cincuenta mil fueron deportados, cien mil fueron asesinados y muchos más murieron (por otras causas. Después de que los Kalingas fueron conquistados, los Amados-de-los-Dioses llegaron a sentir una fuerte inclinación hacia el Dharma, un amor por el Dharma y por la instrucción en el Dharma. Ahora Amado-de-los-Dioses o Priyadasi, siente un profundo remordimiento por haber conquistado los Kalingas ".

Incluso después de regresar a Pataliputra, las imágenes de la muerte en el campo de batalla de Kalinga lo perseguían. Sufrió una crisis de fe y fue en este punto que Ashoka se comprometió a no volver a hacer la guerra nunca más. En cambio, se decidió a vivir su vida y gobernar su reino consciente de los principios del budismo, enfocándose en dharma-vijaya (una victoria a través de la religión) y ahimsa (no violencia). De Chandrashoka, Ashoka se transformó en Dhammashoka, Ashoka el Piadoso.

Mapa del Imperio Maurya

Ashoka el piadoso

Durante el resto de su mandato, Ashoka, en palabras de HG Wells, "brilló intensamente como una estrella brillante". En 260 a. C., hizo del budismo la religión del estado y enmarcó sus políticas en torno a los diez principios del budismo que propagaban la bondad, la no violencia, la paciencia, la honestidad, la vida sencilla y, sobre todo, un compromiso con la paz y la armonía. También requería que sus súbditos amaran a todos, fueran tolerantes, evitaran el egoísmo y estuvieran libres de odio de cualquier tipo.

Basado en estos principios, el rey Ashoka creó 14 edictos como reglas que sus súbditos debían seguir. Estos edictos se inscribieron en pilares de roca o losas de piedra que se colocaron alrededor de su reino. Fomentaron la tolerancia para todas las religiones, el compromiso de ayudar a los necesitados, la atención médica para todos los sujetos y el respeto por todos los vivos.

Por encima de todo, el Dhamma, el término colectivo dado a las reglas de vida de Ashoka, tenía que ser venerado y nada podría ser mejor que regalar el Dhamma a otros. Fomentó el vegetarianismo como parte de ahimsa. Se prohibió la matanza y el sacrificio de animales. Ashoka lo hizo accesible a sus súbditos en todo momento y se les animó a presentarle peticiones en asuntos administrativos que requirieran reparación. Los monjes tenían que recorrer el reino una vez cada cinco años para difundir el Dhamma de Ashoka. Envió misioneros, incluida su propia hija, Sanghmitra, y su hijo, Mahendra, a través de su imperio y al extranjero para enseñar el concepto de Dhamma.

Los proyectos de asistencia social de Ashoka lo hicieron querer por su pueblo y le valieron un lugar como uno de los gobernantes más benevolentes de la historia. Construyó varios hospitales, pozos y jardines para el cultivo de hierbas medicinales en todo su reino e hizo provisiones para la educación de las mujeres y para el bienestar de las tribus.

Además, como parte de sus esfuerzos activos para mejorar su reino, estableció un exitoso sistema político y civil que dividió su reino en provincias y nombró oficiales administrativos y judiciales que fueron pasados ​​por alto por el Rey. Introdujo reformas legales y creó departamentos de finanzas, impuestos, agricultura, comercio y comercio. Para retener y fortalecer su control político, empleó espías y reporteros para mantenerlo informado sobre asuntos tácticos.

Pilar de Sanchi Ashoka con edicto de cisma en 1913

Legado

Ashoka falleció en 232 a. C., después de gobernar su imperio durante unos cuarenta años. Después de su muerte, la dinastía Maurya continuó prosperando solo durante cincuenta años más, después de lo cual se desintegró debido a invasiones externas y revueltas internas, conflictos de castas y la dominación de los brahmanes.

Sin embargo, Ashoka ha dejado un inmenso legado. Los budistas lo alaban por destacar una forma de llevar los principios budistas al poder estatal y allanar el camino hacia una vida mejor para todos los sujetos. Incluso hoy en día, el legado de los misioneros proselitistas de Ashoka se ve en países tan lejanos como Camboya y Tailandia.

Durante su gobierno, erigió varias estupas en todo el reino que, junto con sus edictos, son importantes fuentes históricas. Una de sus estupas, la Gran Estupa Sanchi, ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNECSO.

Quizás el símbolo más importante del éxito de Ashoka que se ha llevado adelante hoy es el Pilar de Ashoka en Sarnath. Representa a cuatro leones parados espalda con espalda en un círculo. Hoy, se ha adoptado como un emblema de la India moderna, de una manera que garantiza que los logros y el legado de Ashoka siempre permanezcan en el subconsciente colectivo del mundo.

Un boletín semanal para aficionados a la historia como tú. Una vez por semana. Solo cosas geniales.


Materiales de estudio de historia de Ashoka Maurya

Ashoka era el hijo de Bindusara. Se le considera uno de los más grandes gobernantes de todos los tiempos. Fue el primer gobernante que intentó mantener un contacto directo con sus súbditos. Gobernó durante casi 40 años. La mayor parte de la información sobre la vida de Ashoka se puede obtener de los 50 edictos que colocó en toda la India. El más importante de estos edictos es el Edicto de Roca XIII (257-256 a. C.). Ofrece relato de los ocho años de la Guerra de Kalinga. La destrucción y el dolor que presenció en la guerra transformaron a Ashoka de un guerrero a un gobernante amante de la paz. Comenzó a propagar el budismo. El impacto de la conquista moral de Ashoka se puede ver no solo en la India, sino también en los imperios lejanos como Siria, Egipto, Macedonia y Epiro. Significativamente, se ha hecho referencia a Ashoka con los nombres de Devanumpriya o Priyadarshini a lo largo de los edictos.

Edicto I del pilar de Ashoka & # 8217

El emperador Priyadarshini dice: "Ordené que se grabara este edicto sobre el Dharma 26 años después de mi coronación. Es difícil alcanzar la felicidad, ya sea en este mundo o en el próximo, con un intenso amor por el Dharma, un intenso autoexamen, una intensa obediencia, un intenso miedo al mal y un intenso entusiasmo. Sin embargo, como resultado de mi instrucción, la consideración por el Dharma y el amor por el Dharma han aumentado día a día y seguirán aumentando. Mi funcionario de todos los rangos alto, bajo e intermedio actúa de acuerdo con los preceptos de mi instrucción, y con su ejemplo e influencia son capaces de llamar a su deber a personas volubles. Los funcionarios de los distritos fronterizos hacen cumplir mis mandatos judiciales de la misma manera. Porque estas son sus reglas: gobernar de acuerdo con el Dharma, administrar justicia de acuerdo con el Dharma, promover la felicidad de la gente de acuerdo con el Dharma y protegerlos de acuerdo con el Dharma.

Ashoka como gobernante

Ashoka fue uno de los gobernantes más ilustres de la India. Las inscripciones de Ashoka talladas en rocas y pilares de piedra consumen el segundo conjunto de registros históricos fechados. Algunas de las inscripciones afirman que a raíz de la destrucción resultante de la guerra contra el poderoso reino de Kalinga (Orissa), Ashoka renunció al derramamiento de sangre y comenzó a seguir una política de no violencia o Ahimsa. Su sentido de tolerancia por las diferentes creencias religiosas reflejaba las realidades del pluralismo regional de la India, aunque personalmente seguía el budismo. Los primeros textos budistas afirman que convocó un consejo budista en su capital, realizó visitas periódicas dentro de su reino y envió embajadores misioneros budistas a Sri Lanka. El noroeste de la India conservaba muchos elementos culturales persas, lo que podría explicar las inscripciones rupestres de Ashoka; tales inscripciones se asociaban comúnmente con los gobernantes persas. Las inscripciones griegas y arameas de Ashoka descubiertas en Kandhar en Afganistán también pueden revelar su inclinación a mantener contactos con personas fuera de la India.

Extensión del Imperio

El Imperio de Ashoka cubría todo el territorio desde Hindukush hasta Bengala y se extendía por Afganistán, Baluchistán y toda la India, con la excepción de una pequeña zona en el extremo sur. También se incluyeron Cachemira y los valles de Nepal. Fue el imperio indio más grande y Ashoka fue el primer rey indio que gobernó casi toda la India.

La guerra de Kalinga

Esta fue una guerra importante durante el gobierno de Ashoka, que cambió su actitud hacia la vida. En 265 a. C., Ashoka invadió Kalinga (Orissa) y la ocupó después de una destrucción generalizada y un derramamiento de sangre. Kalinga era un imperio importante ya que controlaba las rutas terrestres y marítimas hacia el sur de la India. Esto llevó a Ashoka a convertirse en un seguidor del budismo. Su mayor preocupación por la religión y el énfasis en la no violencia llevaron al debilitamiento de su administración, lo que condujo lentamente al declive del Imperio Maurya.

Ashoka & # 8217s Política del Dhamma

La naturaleza diversa del vasto imperio bajo Ashoka estuvo expuesta a tensiones sociales y conflictos sectarios. Ashoka ideó la política del dhamma, que luego se hizo famosa, ya que promovió una relación armoniosa entre los diversos elementos del imperio. La supuesta esencia del dhamma parece ser la génesis de la gran idea de Ashoka. La palabra dhamma es una ortografía prakrit del dharma más familiar, un concepto difícil de traducir pero imbuido de connotaciones positivas e idealizadas tanto en la literatura védica ortodoxa como en las doctrinas heterodoxas de los budistas. Jain y Ajivikas. Invocar un orden natural dentro del cual todas las formas de creación tenían su lugar y su función, era algo a lo que nadie, ya fuera brahaminista o budista, emperador o esclavo, podía razonablemente oponerse.

El Dhamma tenía la tolerancia, como base para lograr una vida amorosa por la paz dentro de la familia y la sociedad. Se prohibieron las reuniones y festivales religiosos y culturales, se permitieron las funciones dirigidas. Dhamma también enfatizó la no violencia. Ashoka prohibió la observancia de rituales y ceremonias inútiles para reducir la influencia de sacerdotes y líderes religiosos. Él definió el código del deber basado en ideas prácticas como daya (misericordia), Dana (caridad), sathya (veracidad), namrata (gentileza) y souche (pureza). Estos códigos entraron en la política interna y también en las relaciones internacionales. Ashoka no intentó ninguna justificación filosófica del dhamma, ni fue dado a racionalizarlo. No era un sistema de creencias ni una ideología desarrollada, solo un conjunto de exhortaciones conductuales. Pero, debido a que el comportamiento y la conducta eran de una importancia tan determinante, cualquier intento de alterarlos era realmente revolucionario. Ashoka, por lo tanto, necesitaba una buena razón para introducir el dhamma y tal vez debería buscarse en la necesidad de promover una sociedad más unida y uniforme. Ashoka & # 8217s Empire se dividió en provincias, con un virrey en cada provincia. Estableció dharamsalas, hospitales y sarais en todo su reino. Se designaron Dharma Mahapatras para predicar a la gente. El budismo se difundió durante su reinado como religión estatal y las inscripciones de los principios budistas se grabaron en las rocas. Organizó una red de misioneros para predicar la doctrina, tanto en su reino como más allá. Ashoka envió misioneros a Ceilán, Birmania y otras regiones del sudeste asiático, en particular Tailandia, para difundir la doctrina del budismo.

Sucesores de Ashoka

Después de la muerte de Ashoka en 232 a. C., el imperio se desintegró gradualmente, aunque las causas exactas no están claras. Se produjo un período de lucha por la sucesión entre los herederos de Ashoka, los príncipes del sur se separaron, el imperio y las potencias extranjeras invadidas. El imperio se contrajo con el valle del Ganges en el norte de la India. El último rey del Imperio Maurya fue Brihadratha, quien fue asesinado por su Senapati, Pushyamitra Sunga, en 184 a. C. Había seis reyes que gobernaron entre Ashoka y Brihadratha. Solamente Dasratha, El sucesor inmediato de Ashoka fue de cierta importancia.

La dinastía Maurya

Chandragupta Maurya (320-300 aC)

Dasaratha Kunala (232-226 aC)

Idiomas y escrituras de Ashoka e inscripciones # 8217s

Las primeras inscripciones descifradas en el subcontinente son los edictos emitidos por Mauryan Ashoka, inscritos en superficies rocosas y pilares, desde el siglo III a. C. La escritura anterior del tercer milenio antes de Cristo, la escritura Harappa, asociada con la civilización del valle del Indo, generalmente se cree que es pictográfica y se encuentra en sellos, amuletos y, ocasionalmente, como grafitis en vasijas. Sin embargo, como estas pictografías deben ser descifradas, los edictos de Ashoka son escrituras históricamente disponibles para su estudio.

Edicto del pilar de Delhi-Topra

Así dijo Su Sagrado y Gracioso Majestad el rey: En los caminos altos, hice plantar árboles de baniano para dar sombra al ganado y a los hombres. Hice que se plantaran huertos de mangos y que se cavaran pozos a intervalos de dos millas, se construyeron casas de descanso, se establecieron muchas estaciones de riego aquí y allá, para la comodidad del ganado y los hombres. Ligero consuelo, de hecho, es este. La gente se ha hecho feliz a través de varios tipos de instalaciones para la comodidad de los reyes anteriores, así como yo. But this was done by me so that people might strictly follow the path laid down by Dharma.

Eight Groups of Ashoka’s Edicts/ Inscriptions

Ashoka’s edicts/inscriptions may be arranged in eight groups chronological order:

  1. Two minor rock edicts (258-257 BC)
  2. Babru edicts (257 BC)
  3. Fourteen rock edicts (257-256 BC)
  4. Kalinga inscriptions (256 BC)
  5. Barabar rock edicts in caves near Gaya (250 BC)
  6. Tarai’s two minor pillar edicts (249 BC)
  7. Seven pillar edicts (243 BC)
  8. Four minor pillar edicts (232 BC)

Ashoka as an Administrator

A devout Buddhist, Ashok did not neglect public works or administration. Although he retained capital punishment for extreme offences, he devised a system of appeals to give every chance for a revised judgement that might replace execution with a fine. He reformed the tax system so that each region and village could appeal for relief when harvests and commerce had declined, reorganised bureaucracy and devised a new class of officials, the mahamatras, literally meaning great in measure’. They were established to monitor the operations of the government. Some were assigned to look after the welfare of the Sangha, and they even travelled outside the realm to do so. Others saw to the well-being of other religious sects. They reported directly to Ashoka, who took interest in the details of his empire. Ashoka established rest-houses, dug wells, planted trees and founded hospitals along major roads. He promulgated rules for the protection of cows, forbade animal sacrifices and abolished hunting for sport. He replaced the royal hunt with the royal pilgrimage and visited Bodh Gaya and many other sacred sites.

The inscriptions mark the transition from the oral tradition to literacy, though the date of this transition remains uncertain. The scripts used for engraving the edicts are all phonetic and. therefore, mark u departure from the earlier pictographic script. Some scholars maintain that the Mauryas invented a script to facilitate administration and enable faster communication with distant places and frontier zones. But the invention of scripts is more often associated with the trading communities. The invention must have proceeded the reign of Ashoka because he used it extensively and presumably there were people who could read the edicts, though he did insist that his officers read them out to his subjects. The inscriptions were generally located in places likely to attract people.

Ashoka’s inscriptions use three different languages and four scripts. The most important and the largest in number are composed in Prakrit, but Ashoka also had a few inscribed in Greek and Aramaic. The scripts used for the Prakrit inscriptions were Brahmi and Kharoshthi, and for the others, Greek and Aramaic. The Greek and Aramaic inscriptions are all close together near Kabul and Kandhar in Afghanistan. The script and language were in use before the reign of Ashoka as Greek and Aramaic speaking people had settled in this region. The province of Gandhara (present day Peshawar and its vicinity) was part of the Iranian Achaemenid Empire in the sixth century BC and, therefore, would have used Aramaic. It was included in the Mauryan Empire in the fourth century along with the adjoining territories in Afghanistan which were ceded by thief Hellenistic King Seleucus Nicator—Alexanders successor in Iran—to the Mauryan king Chandragupta at the conclusion of a campaign hence, the presence of the Greek speaking people. One Ashokan inscription is bilingual (Greek and Aramaic) and suggests that bilingualism in these languages was common in these parts.

The importance of the Greek and Aramaic inscriptions, apart from their locations, also lies in their providing translations of some of the significant terms used in the Prakrit inscriptions, the readings of which have been controversial. For example, the Prakrit term dhumma is the same as the Sanskrit dharma and has no exact equivalent in English. It has been variously rendered as piety, virtue, sacred duty or even as the dharnma taught by Buddha. It is translated as eusebeia the Greek inscriptions, suggesting a more general use because there is no reference to Buddha in the Greek and Aramaic versions.

The more important inscriptions, much larger in number and inscribed in various parts of the subcontinent, were composed in Prakrit and engraved in two different scripts− Brahmi and Kharoshthi, Inscriptions in Kharoshthi are all clustered in the north west, again suggestive of being read locally. Kharoshthi derives from Aramaic and is written from right to left. The letters, although conforming to the Prakrit alphabet, recall many Aramaic forms. Initially limited to the vicinity of Peshawar, in the post-Mauryan period, Kharoshthi travelled further a field and especially into central Asia.

The script with the maximum usage and historical potential was Brahmi, which was to become the standard script of the subcontinent in post-Maurynn times, although undergoing the usual evolution of a widely used script.It was written from left to right, consisted of carefully formed letters and was relatively easy to read. There has been a continuing debate as to its origin. Some support a source that permitted admixtures of letters from the Greek, or the Phoenician or Semitic .scripts, and others argue in favour of an independent process of inventing letters in India. The resemblances of some letters to neighbouring scripts cannot be denied and it was probably an efficient working out as well as borrowing of forms, appropriate and accessible to those needing a script.

The extensive use of Prakrit in the subcontinent did not rigidly follow the original composition. The edicts were issued by the king from the capital or the royal camp, but were adapted to some forms of local usage when actually engraved. The language and the script had a pliancy that could reflect, to a small degree, variations, influenced by local linguistic inflections. Certain sounds, such as ‘l’ or ‘r’ were interchanged, occasional spelling mistakes occurred as also slippages in cither fitting a word into a space or inadvertently leaving out a letter, and there were minor variations in words or the use of a term that was more familiar locally. Inscriptions were composed by rulers and officials at the court, but the actual engraving was done by professional engravers, who were of low rank and whose literacy level may have been barely adequate. A group of Ashokan inscriptions from Karnataka in southern India carry the briefest of statements at the end of the royal edict, naming the engraver us Capada. Interestingly, this little statement is in Kharoshthi whereas the rest of the edict is in Brahmi. It is unclear whether the engraver was brought from the north-west or whether he was demonstrating his knowledge of more than one script. The edicts inscribed on rock surfaces in Karnataka were many, for it was a gold-bearing area that appears to have been worked by the Mauryan state. Curiously, this was a Dravidian-speaking area with no prior script, yet the edicts arc all composed in Prakrit—(at this time a North Indian Indo-Aryan language)—and engraved in Brahmi. Officers were expected to read out the edicts and translate them to the local population. No attempt was made to render the, edicts in the local language as was done in the north-west with Greek and Aramaic, perhaps because there was no local script. In the political assessment of the region, it was probably less important than the north-west, being an area of clans and chtefdoms rather than states and kingdoms. The intention may have been to make literacy a statement of power in an oral society and this is perhaps how the inscriptions were also viewed. This is also suggested by the earliest use of a script for engraving inscriptions in Tamil—the most widely used Dravidian language in South India. The script used was art adaptation from the Mauryan Brahmi script and current in the second century BC.

The edicts inscribed on rock surfaces are addressed to various categories of people—a few to Buddhist monks in various monasteries, some addressed specifically to the officers of the state and the majority addressed to the people at large. Those of the first category are concerned with matters relating to Buddhist practice and monastic procedures. The remaining two categories relate to the welfare of his subjects, through what Ashoka perceived as better administration and even more so through a deliberate cultivation of social responsibility. The latter was deeply influenced by Buddhist ethics, but was not merely a call his subjects to follow the teachings of Buddha. Although personally a Buddhist, Ashoka was well aware of his role as a statesman ruling a multicultural empire.

The various categories of rock engraved edieTs were issued in the earlier part of his reign. Towards the latter part, a special collection of edicts was scribed on pillars. Addressed to his subjects, he recapitulated his contribution to their welfare and further advised them oWhical behaviour. These pillar edicts, as they have been called, were engraved with finesse and care on specially cut, polished sandstone pillars and are located ip various paits’of the Ganges Valley. These make a dramatist contrasty to the more rough-hewn rock surfaces of the earlier inscriptions and show a distinct improvement in the handling of the script.

The tone of the Ashokan edicts is conversational and could have been ah attempting to link the oral tradition to literacy, and to ‘speak tothe subjects. This was again an unusual perception of me use of a script by a king who was attempting to establish an unusual relationship with his subjects.

Ashoka as Dharmaraja

Whether Ashoka was transformed all at once, or whether the impact of his conquest affected him over time, it had two radical consequences. Spiritually, he became a follower of the Buddha dharma, the teachings of Buddha. Politically, he renounced war and conquest as acceptable methods for preserving the empire and sought to replace them with the inculcation of Dharma. He synthesised these: two commitments in a three-fold devotion to dharmapalana, dharmakarma and dharmanushishi (protection) of Dharma, action according to Dharma and instruction, in Dharma). Rather than follow in the footsteps of his grandfather and renounce the world, his undbtsanoing of Dharma held him responsible for tho welfare of all his subject, and he translated thiis general duty into an attempt to to exemplify dharmarajya, tho rule of Dharma. Long after his his specific policies and works were forgotten, Buddhist tradition revered him as the first and ideal Dharmaraja- the Buddhist counterpart of the Hindu

idea of the Chakravartin and bestowed upon him the name of Dharmashaka.

Remembering Ashoka

Ashoka’s Empire soon passed out of memory. However, the ideal he upheld as Arya-putr (prince) and Dharma-putra (son of Dharma) increased in lustre with each passing epoch. Cenerations which chould not recollect the Mauryans, not poit out the boundries of their realm, nor even read the edicts, nonthless remembered the great king, ‘beloved of gods’, who taught Dharma and lived what he espoused who had set the standard ogainsl which subsequent rulers were measuredand often found wanting, and who had promulgated a simple yet fundamental doctrine of tolerance and civility based upon respect for the splitual aspirations at all people to adhere to the Dharma, they recalled that there had been a minor golden age and know that it was possible for human beings to experience a golden age again.

Dharamarajya andAshoka

Dharmaraja, as Ashoka understood it, permitted him to be devoted to Buddha’s teaching, but to revere and support the Sangha, it required him as a monarch to nature and support all religious traditions in his realm. To this end, he inscribed edicts throughout the empire, exhorting the people to practise Dharma, but kept the explict content of that concept sufficiency universal to include Hindu, Jain, Ajivaka and ether interpretations of it. Although he gave land, food and money to the Buddhist Sangha, he similarly supported other spiritual traditions. Thus, the Pillar Edicts mention gifts to the Sangha and the Cave ascriptions deed sites to the Ajivakas. Legend maintains that a third Buddhist council was convened in his reign and that he laboured intensely to preserve the unity of the Sangha—an effort that ultimatety failed—but the edicts speak only of purifying the order. Scholars tend to believe that no third council took place, or rat Ashoka had little to do with if, but the absence of detailed testimony in the edicts may only show that he saw no value in recounting publicly his role in the inner affairs of the Sangha.

Whatsapp Grupo Haga clic aquí

Telegrama Canal Haga clic aquí

Join Us on FB : English – Examsdaily Twitter – Examsdaily


Ashoka life and biography

Ashoka (304 BC – 232 BC), popularly known as Ashoka the Great, was an Indian emperor of the Maurya Dynasty who ruled almost all of the Indian subcontinent from 269 BC to 232 BC. One of India's greatest emperors, Ashoka reigned over most of present-day India after a number of military conquests. His empire stretched from present-day Pakistan, Afghanistan in the west, to the present-day Bangladesh and the Indian state of Assam in the east, and as far south as northern Kerala and Andhra. He conquered the kingdom named Kalinga, which no one in his dynasty had conquered starting from Chandragupta Maurya. His reign was headquartered in Magadha (present-day Bihar, India). He embraced Buddhism from the prevalent Vedic tradition after witnessing the mass deaths of the war of Kalinga, which he himself had waged out of a desire for conquest. He was later dedicated to the propagation of Buddhism across Asia and established monuments marking several significant sites in the life of Gautama Buddha. Ashoka was a devotee of ahimsa (nonviolence), love, truth, tolerance and vegetarianism. Ashoka is remembered in history as a philanthropic administrator. In the history of India Ashoka is referred to as Samraat Chakravartin Ashoka- the Emperor of Emperors Ashoka.


His greatest achievements were spreading Buddhism throughout his empire and beyond. He set up an ideal government for his people and conquered many lands, expanding his kingdom. The knowledge of Ashoka’s early reign is limited because little information was found. His edicts and inscriptions allowed us to understand his reign and empire, and have an insight into the events that took place during this remarkableperiod of history. Eight years after he took his throne, Ashoka’s powerful armies attacked and conquered Kalinga (present day Orissa). Although he had conquered many other places, this violent war was thelast war he ever fought and a turning point of his career. He was disgusted by the extreme deaths of numerous civilians, especially the Brahmans.

All these misfortunes brought Ashoka to turn into a religious ruler compared to a military ruler. As he turned to Buddhism, he emphasized dharma (law of piety) and ahimsa (nonviolence). He realized he could not spread Buddhism all by himself and therefore appointed officers to help promote the teachings. These officers were called Dhamma Mahamattas or “Officers of Righteousness”" They were in charge of providing welfare and happiness among the servants and masters. Preventing wrongful doings and ensuring special consideration was also their duty.

Emphasizing his role as king, he paid close attention to welfare, the building of roads and rest houses, planting medicinal trees, and setting up healing centers. In order to pursue ahimsa, Ashoka gave up his favorite hobby of hunting and forbade the killing of animals, spreading vegetarianism throughout India. Furthermore, his soldiers were taught the golden rule- to behave to others the way you want them to behave to you, which is the basic law of life. In the nineteenth century, a large number of edicts written in Brahmi script carved on rocks and stone pillars were discovered in India, proving the existence of Ashoka.


Archaeological Sources

Ashokan Edicts

Ashokan Edicts in the form of Rock Edicts, Pillar Edicts and Cave Inscriptions are found at different places in Indian Sub-continent. These edicts were deciphered by James Princep in 1837 AD. The majority of the edicts are mainly Ashoka’s proclamations to the public while few of them describes Ashoka’s acceptance of Buddhism.

Material Remains

Material remains such as NBPW (Northern Black Polished Ware), silver and copper punch-marked coins throws light on Maurya period.

A short description of Ashokan Edicts and its location

Ashokan Edicts and Inscriptions What it depicts? Its Location
14 Major Rock Edicts Principles of Dhamma Kalsi(Dehradun, Uttarakhand, Manshera(Hazara, Pakistan), Junagadh(Girnar, Gujarat), Jaugada( Ganjam, Orissa), Dhauli (Puri, Orissa), Yerragudi(Kurnul, Andhra Pradesh), Shahbajgarhi(Peshawar, Pakistan)
2 Kalinga Rock Edicts New System of administration post Kalinga war Dauli or Tosali(Puri, Odissa), Jaugada(Ganjam, Odissa)
Minor Rock Edicts Personal History of Ashoka and his Dhamma’s summary Brahmagiri(Karnataka), Rupanath(Madhya Pradesh, Siddhpur(Karnataka), Maski(Andhra Pradesh)
Bhabru-Bairat Rock Edicts Ashoka‘s getting converted to Buddhism Bhabru-Biarat (Rajasthan)
Pillar Edicts
7 Pillar Edicts Appendix to rock edicts Allahabad, Rampurva(Bihar)
4 Minor Pillar Edicts Signs of Ashoka’s fanaticism to Dhamma Sanchi(MP), Sarnath, Allahabad
2 Tarai Pillar Edicts Ashoks’s respects for Buddhism Lumbini( Nepal)
Cave Edicts
3 Barabar Cave Edicts Ashoka’s toleration Barabar Hills

14 Rock Edicts of Ashoka and their content

Edict 1: Prohibits animal sacrifices
Edict 2: Depicts measures of social welfare
Edict 3: Respect for Brahmanas.
Edict 4: Respect to elders.
Edict 5: Appointment of Dhamma Mahamatras and their duties
Edict 6: Orders to Dhamma Mahamatras
Edict 7: Need for Tolerance among all religious sects
Edict 8: Dhamma- yatras
Edict 9: Discarding of meaningless ceremonies and rituals
Edict 10: Use of Dhamma instead of war for conquest
Edict 11: Explaining Dhamma-policy
Edict 12: Appeal to all religious sects for tolerance.
Edict 13: Kalinga war
Edict 14: Inspiring people to spend religious life


Ver el vídeo: Biography of Ashoka the Great Part -1 - कखयत समरट स बदध भकष क एक अनख दसतन